Nota sobre los vinos de la zona Colón Un viajero viene desde la provincia de Buenos Aires a Colón por la ruta

14, toma la ruta 135 a la derecha, son 7 kilómetros de diversos verdes y banquinas bien cuidadas. Encuentra una bifurcación... si sigue de largo desemboca en el puente General Artigas que lo lleva a Paysandú, si dobla a la izquierda, accede a la ciudad de Colón. Hasta este punto del camino sus comentarios han sido... - Qué lindo está el sorgo! Qué linda está la soja! Pero en esta bifurcación, en la entrada a la ciudad de Colón, dice... - Qué lindos están... los viñedos?!!!?!!! Son viñedos, sin duda. Son casi 3 hectáreas de las variedades Malbec, Syrah, Cabernet Sauvignon, Tannat, Merlot, Sangiovese y Chardonnay. Y coronando la lomada se divisa la construcción color salmón donde se encuentra la bodega. Para los ancianos más memoriosos de esta ciudad de la zona Colón, los viñedos no son novedad. La actividad viñatera comienza con el mismo desembarco de los primeros inmigrantes suizos, saboyanos y piamonteses, allá por 1857.. Recreamos las palabras escritas por el Profesor Héctor Guionet en su libro "La colonia San José" "Con unas palmadas les habían dicho au revoir a sus montañas y, embarcados durante meses, acunaron la aventura. Desprendiéndose de ellas estos hombres y mujeres abrirían un camino de hazañas en la historia regional y de la Argentina toda: el primer Registro Civil del país funcionando a pleno en Colón, el primer Tiro Federal de Sudamérica: el “Tiro Suizo de la Colonia San José”, la experiencia de la filosofía de Francois Fourier en la campiña entrerriana, una producción de vinos de Entre Ríos que mereció los más altos premios en muestras nacionales e internacionales, la fundación de la primera iglesia evangélica en la provincia autorizada oficialmente, la aventura educativa de un cura soñador, el altruista trabajo comunitario, el desarrollo de la avicultura, las riberas del Uruguay con los colores de un amanecer de mandarinos y naranjales. Pero sobre todo, nos legaron el trabajo como un valor, apuntando a lo perfecto y removiendo dificultades con fe y confianza en el país argentino."

Baste decir que en el año 1906, la superficie que ocupaban los viñedos en la zona Colón, superaba a la de trigo y era casi idéntica a la superficie que ocupaba el maíz sembrado, eran 4.351 cuadras con 362.000 plantas!.

Pero decisiones políticas tomadas allá por el año 1936, durante el gobierno de Agustín P. Justo, entrerriano de Concepción del Uruguay, esa es la paradoja, determinaron que estas actividades legadas por aquellos inmigrantes, llegaran a su fin. Eran más de 30 emprendimientos entre cultivos y bodegas. Por ley se impedía la actividad comercial del vino, favoreciendo a otras economías regionales como la de Cuyo. También se penalizó la comercialización de grapa, uno de los productos elaborados en el Falansterio de Jean Durandó, en Colonia Hughes, a pocos kilómetros de Colón.

Tuvieron que pasar 62 años, en 1998 se dejó sin efecto esa disposición de 1936, y se pudo volver a desarrollar la actividad. Ni lerdo ni perezoso, un descendiente de aquellos 530 inmigrantes, compró esta vieja bodega en el acceso a Colón, construida en 1874 por Joseph Favre. Implantó los viñedos y comenzó la elaboración de este milenario brebaje, reciclando las piletas, adquiriendo barricas, botellas y corchos. A pesar de la falta de diferencia térmica entre el día y la noche en esta zona Colón, y una humedad ambiente más alta de lo recomendable, comenzaron a salir tintos y rosados de buen cuerpo y blancos de agradable aroma y sabor. Semejan el tesón y la determinación que tuvieron aquellos primeros inmigrantes cuando dejaron sus tierras para forjar sus destinos en esta zona. Bodegas Vulliez Sermet es hoy una hermosa realidad. Sus productos ya han sido presentados en sociedad en octubre del año 2006, y lo que es muy importante, ya han ganado dos medallas de plata en un concurso realizado en Mendoza, con más de 400 vinos concursantes. Los ganadores fueron sus varietales Malbec sin paso por roble, y Tannat crianza en roble. Vale mencionar que estos varietales compitieron contra bodegas renombradas como Norton, Chandon, o Bianchi. Quien esto escribe ha degustado su varietal Syrah Reserva en la misma bodega y el Malbec Reserva, y no puede dejar de recomendarlos.

Alberto Irigoitia www.ZonaColon.com Tucumán 254 - Colón - ER