Libro Dos, Bella

LIBRO DOS: Bella Si es demasiado bueno para ser cierto, probablemente no lo es.

Cuando las cosas llegan muy fáciles sospechamos, deben ponerse algo complicadas antes de que las creamos reales? Nos educan en la creencia de que el curso del verdadero amor jamás corre suavemente, siempre tienen que haber obstáculos en el segundo acto antes de que puedas vivir por siempre feliz en el tercero? Pero qué pasa cuando los obstáculos no están ahí? Significa esto que falta algo? Necesitamos el drama para hacer que una relación funcione? Carrie Bradshaw Sex & the City, tercera temporada, capitulo siete.

El Calendario Érase una vez un pájaro, adornado con un par de alas perfectas, y plumas relucientes, coloridas y maravillosas. En fin, un animal hecho para volar libre e independiente, para alegrar a quien lo observase. Un día, una mujer lo vio y se enamoro de él. Se quedo mirando su vuelo con la boca abierta de admiración, con el corazón latiéndole más de prisa, con los ojos brillantes de emoción. Lo invito a volar con ella, y los dos viajaron por el cielo en completa armonía. Ella admiraba, veneraba, adoraba al pájaro. Pero entonces pensó: ³Tal vez quiera conocer algunas montañas distantes´. Y la mujer tuvo miedo. Miedo de no volver a sentir nunca más aquello con otro pájaro. Y sintió envidia, envidad de la capacidad de volar del pájaro. Y se sintió sola. Y pensó ³Voy a poner una trampa. La próxima vez que el pájaro venga, no volverá a marcharse´. El pájaro que también estaba enamorado, volvió al día siguiente, cayó en la trampa y fue encerrado en la jaula. Todos los días ella miraba al pájaro. Allí estaba el objeto de su pasión, y se lo enseñaba a sus amigas, que comentaban: ³eres una persona que lo tiene todo´. Sin embargo, empezó a producirse una extraña transformación: como tenía al pájaro, y ya no tenía que conquistarlo, fue perdiendo el interés. El pájaro sin poder volar ni expresar el sentido de su vida, se fue consumiendo, perdiendo el brillo, se puso feo, y ella ya no le prestaba atención, excepto para alimentarlo y limpiar la jaula.

Un buen día, el pájaro murió. Ella se puso muy triste, y no dejaba de pensar en él. Pero no recordaba la jaula, recordaba solo el día que lo había visto por primera vez, volando contento entre las nubes. Si profundizase en sí misma, descubriría que aquello que la emocionaba tanto del pájaro era su libertad, la energía de las alas en movimiento, no su cuerpo físico. Sin el pájaro su vida también perdió sentido y la muerte vino a llamar a su puerta. ³porque has venido?´ pregunto a la muerte. ³Para que puedas volar de nuevo con él por el cielo´. Respondió la muerte. ³Si lo hubieses dejado partir y volver siempre, lo admirarías y lo amarías todavía más, sin embargo, ahora necesitas de mi para poder encontrarlo de nuevo.´ Que patética. Acaso la transformación había aflorado en mi un nuevo talento escondido en algún rincón de mi renovada mente? Nuevamente sentí que me ocultaban algo. Hasta Renesmee me miraba y sonreía mientras tocaba el rostro de Rosalie que también sonreía y asentaba con la cabeza. Qué tramaban esta vez? Revisé cajones, escruté documentos, no había tarjetas que pagar, ni recibos vencidos, ni siquiera me había olvidado de lavarme los dientes, hasta que vi el calendario que me regaló Emmett por navidad. Cuñadita-me había dicho burlonamente- éste calendario es para tus primeros diez años ±soltó una carcajada- un momento! No es lo para lo que estas pensando, sino que después de ese tiempo, ya te dará igual que sea el año uno o el tres mil. Curiosamente él y Rose se habían tomado el trabajo de colocarle símbolos de colores fosforescentes a cada fecha especial en todos esos años. Cumpleaños de Carlisle, el de Esme, el de Alice, Jasper, Rosalie, Emmett, Renesmee, Edward, Charlie, Reneé, Phil, Billy, Jacob, y hasta habían incluido el cumpleaños de Mike Newton y el de Angela Weber. Pero lo que más me impresionó no fue eso, sino el cuadro que se encontraba bajó todas esas fechas, un cuadro especial hecho por Carlisle, donde ³predecía´ el crecimiento de Renesmee hasta sus siete años, es decir, el crecimiento físico en paralelo con el crecimiento cronológico, tomando en cuenta que en un año se había convertido en una niña de cuatro años bien plantados«así no me sorprendería dentro de un par de años la pubertad, ni mucho menos la conversación madre-hija de los quince« mejor aún no pienso en

eso. Busqué con curiosidad el mes en el que estábamos y lo descubrí. Todo un año ya había pasado desde mi matrimonio con Edward, desde aquella hermosa tarde cuando me convertí en la nueva señora Cullen, bueno en Bella Cullen, eso de señora aún no me convence, aunque tenga una bella hija y un apuesto marido, no« solo había permitido que me llamasen así en ocasiones especiales, cuando salía y ningún vendedor creía que Nessie era mi hija, soy su madre ± había aclarado- la señora Cullen. Si todos estaban cuchicheando a mis espaldas era quizá porque Edward estaba preparando algo, y por lo visto no era algo pequeño. Alice no me quiso decir nada, nada de nada, me hizo acordar mucho sobre el destino secreto de mi luna de miel« vertiginosos recuerdos inundaron mi mente, volveríamos a la Isla Esme para una verdadera luna de miel? Me sorprendí cuando unos días antes Edward me pidió que deje a Renesmee con Rose, que necesitaba hablar conmigo. -Y, no podemos llevarla con nosotros? -Esta vez no, - subimos al auto mientras la pequeña y todos y cada uno de los miembros de mi familia nos despedían sonriendo desde las amplias ventanas de la casa- no te preocupes, ya hablé con Rosalie, ella se encargará de todo, además sabes que no está sola, Esme y Alice la ayudarán si necesita algo. -Acaso no es ésta solo una salida para conversar? -No querida, no es solo una salida, es un paseo. -Un paseo? -Sí, - sonrió- un paseo de unos días, vamos camino al aeropuerto. -Pero si ni siquiera he empaca«. Un momento« por eso Alice y tú«. Oh por todos los santos! Hacia donde me llevas esta vez Edward? ± Pensé rápidamente mientras él evaluaba mi rostro- o es que acaso nos vamos de segunda luna de miel nuevamente a Brasil?- daba saltitos en el auto de la emoción. - Fue mi primera opción, pero no, no vamos a ese continente.

- No me asustes Edward, solo Dios sabe qué me habría preparado Alice esta vez, y ya estaba convenciéndola de que me deje elegir mi propia ropa. - No te diré nada Bella, por eso es una ³sorpresa´ ±puso los ojos en blanco- y deja de morderte el labio inferior, me asusta que te lo puedas arrancar. Pensé primero en Volterra, no podía ser, malos recuerdos, luego en Denali« imposible, dijo ³otro´ continente, además sabe de mi antipatía por Tanya. Tokio? Hará frío en estas épocas? Me tendrá un regalo preparado por allí? Acaso me enseñará la Isla ³Bella´? Sonreí para mí misma, él me abrazo mientras emprendíamos el viaje. Hicimos trasbordo en el aeropuerto de Madrid. Entonces éste sería el continente, pero« en qué país? Ya el sueño no me venció esta vez, pude ver las miles de luces de la ciudad que nos acogía: París, la ciudad luz. Edward supo que lo había adivinado cuando vio la gran sonrisa que se dibujó en mi rostro. Siempre había querido conocer París, me parecía tan romántica en mi niñez, guardé el secreto deseo de llegar algún día acompañada de mi príncipe azul, bueno, en mi caso mi príncipe blanco, de ojos dorados, de sonrisa perfecta, de perfectas formas« a pesar del año de casados mi mente se revolvía en un vórtice de sensaciones y recuerdos que tenían como centro a la persona maravillosa que tenía al lado. Nos hospedamos en un pent-house del último piso de un hotel cinco estrellas muy elegante. Tenía ideas nada inocentes sobre lo que podíamos hacer en esas horas antes de que pueda amanecer. -París es mucho más hermosa de noche, -me dijo melancólico mientras me miraba sorprendido- así que no apresures el momento« aún tenemos tiempo. Me levanté rápidamente de la cama y repetí su última frase para mí, aún hay tiempo, días, años, siglos, no valía apresurarse. Comencé a desempacar las casi diez maletas de piel que Alice había empacado. A veces me sentía como si no hubiera tenido muñecas de pequeña y aprovechaba para vestirme a su gusto de la forma en que quisiera, recordé que quizá no lo había pasado bien en su vida humana y decidí no protestar, bueno, no en frente de ella. Casi cuatro maletas tenían vestidos glamorosos, de colores realmente hermosos, unos ceñidos, otros vaporosos, otros con algo de brillo, me encantaron.

Una maleta estaba llena con encaje pequeño, de color negro. No me sorprendí que Alice haya rebuscado en la mente de Edward para saber qué color y que modelos eran sus preferidos. - No lo puedo creer! Yo solamente había empacado dos maletas y resulta que esta«.eh« querida? Has hablado últimamente con Alice? -Sobre? Que recuerde no, qué pasa todo bien? -Cuando estuvo de compras, solamente me dijo que estaba preparando tus maletas, pero en ningún momento mencionó que compraría cosas para mí. - Creo que al llegar a casa debemos buscar una especie de C.C.A, imagino que debe existir, ya se está pasando« -C.C.A? -Compradores« -me acerqué para darle un vistazo a su maleta ± compulsivos anónimos« pero por lo visto, -revoloteé entre la seda fina- ésta vez, también quería a un Ken en su casa de juguetes. Le agradecería de alguna forma cuando llegue a casa, Alice también había comprado abundantes interiores de seda para Edward. De colores fuertes que contrastarían hermosamente con su pálida y suave piel. Encontré un bóxer negro, con finas rayas blancas alrededor« éste será mi favorito. Continué con mis maletas, y me sorprendí de encontrar las tres últimas vacías. Rebusqué por todos los compartimientos internos, nada, cierres, bolsas, nada. Hasta que en la última maleta doblada cuidadosamente había una nota con mi nombre. ³Bella, He visto« Ya, no lo he visto, no aún, pero sé que me traerás vestidos inimaginables de París. La semana de la moda estará por acabar cuando llegues, tráeme también catálogos y todo lo que encuentres« recuerda que París es una de las capitales más importantes de la moda« y lléname aunque sea dos maletas de ropa trendy, si tienes dudas, consulta con Edward, creo que él tiene una mejor idea de mis gustos al vestir. Ah! No te olvides los souvenirs, Esme quiere un adorno nuevo para colocar sobre

la mesa de visitas, sabes que a Carlisle lo contentas con un libro de cocina o de medicina, a Rose con cualquier chuchería que incluya alguna piedra preciosa antigua, a Emmett con lo que encuentres, a Jazz con algo de Jazz, y como estoy escribiendo esta nota con Nessie, me pidió que no olvides de traerle ropa y más ropa, parece que ha heredado el buen gusto de su tía« menos mal. Tómate tu tiempo« Alice.´ -Cariño, nos espera trabajo. -Lo sospechaba, pero tenemos tiempo«cuando te canses de París me avisas y así vamos de compras antes de partir. -Y si no me quiero ir? -Como te dije, tiempo es lo que nos sobra« Nos olvidamos del tiempo y del lugar y como tiempo era lo que teníamos, decidimos dejar esa noche para que la ciudad luz se convierta en la ciudad del amor. Caminamos cogidos de las manos por toda la ciudad. La torre Eiffel y su juego de luces fue lo que me impactó más. El aire congelado de la cima de la torre y la vista panorámica de toda esa bella ciudad me hizo sentir una estrella de cine, y muchos turistas lo creyeron así, porque no paraban de sacarnos fotos, las miradas iban de Edward hacia mí con algo de envidia, a veces con celos o muchas veces con deseo, por uno o por otro, aunque yo me siguiera sintiendo una más del montón, casi siempre olvidaba que ya no era más la chica torpe y simplona, sino una versión mejorada y coordinada de lo que antaño era. Eso sí, sujetaba fuertemente del brazo a mi apuesto esposo, les pegaba una mirada de basilisco a las parisinas que no disimulaban al mirarlo y comentar entre ellos. Edward simplemente reía, le parecía graciosa mi reacción siempre a la defensiva. Conocí el monumento que le mandó hacer Napoleón a María Luisa, el Grand Louvre, varios museos, en sí la ciudad es hermosa, era como regresar al pasado, a la edad media, y entendí porqué a Edward le encantaba tanto esta ciudad. Me gané buenas reprimendas de los guías turísticos, pues me quedaba petrificada y el grupo no avanzaba cuando escuchaba hablar francés a Edward, no entendía ni pío de lo que intentaba decir, pero es una lengua tan sensual«. Podría haber dicho, ³ya no te quiero lárgate de mi vida´ pero aún así se vería sexy

pronunciándolo« -Bella, creo que ya es momento de partir, como dicen por allí, de lo bueno, poco. - Si me prometes traerme el próximo año nuevamente, me voy sin chistar. - Tal vez, hagamos un viaje familiar con Nessie para que también conozca esta bella ciudad. El próximo año será otro lugar, otra sorpresa. Ahora tenemos que ir a casa, nos están esperando, tengo que presentarte a la nueva integrante de la familia Cullen. El proximo capitulo: Una Cullen más Una Cullen más Todo el viaje de regreso me devané los sesos intentando concebir la idea. Acaso alguno había flaqueado en nuestro empeño de mantenernos libres del tormento de beber sangre humana? Tal vez Jasper no habría soportado y había decidido atacar a alguien? Pero como así formaría parte de nuestra familia? Ya no estamos completos? Nessie aun es una niña, y no creo que« además Edward dijo ³la´, es decir, es una chica. O acaso existen más Cullen en algún lado del mundo que comparta nuestra naturaleza vegetariana? Por más que le daba vueltas al asunto no le encontraba ni pies ni cabeza. Cuando en la noche llegamos a la casa todos estaban elegantemente vestidos, mi pequeña tenía un enorme lazo rosa sobre sus rizos chocolates, hice un recuento de los presentes, no había nadie nuevo. Me sorprendió ver a Charlie y a Sue, a Reneé y a Phil y hasta habían invitado a Billy Black, que extraño« Jake seguía con su tiempo fuera, así que dudé que estuviera por aquí. Todo estaba primorosamente arreglado, globos plateados de helio cercaban las cuatro paredes de la sala de estar, una mesa bien decorada con bocaditos y un pequeño pastel cuadrado con la frase ³bienvenida´ estaba en el centro de la mesa. Flores blancas, lazos platas, todo con el suave toque de Alice, sin duda. -Qué están esperando? ± Alice se acercó presurosa en un traje negro ceñido- ella ya esta por llegar, -se notaba algo molesta- que su vuelo se haya atrasado no significa que retrasen toda la programación de ésta noche, así que suban, en la habitación de Edward todo ya está preparado. - De qué va todo esto eh? ± pregunté presurosa a Edward mientras subíamos lentamente por las escaleras para no escandalizar a mi padre. - Es solo una fiesta, Bella, cariño« ya sabes cómo se pone Alice cuando organiza

algo. -puso los ojos en blanco pero se le escapó una sonrisita cómplice- ni me mires, yo no sé nada. Colgados sobre un perchero, estaba un smoking negro del mismo estilo del que usó mi padre y Edward el día de mi boda. A su lado, un vestido corto negro también, en forma de campana, con un cinto plata atravesándolo, dejando dos tiritas para amarrarlo por delante, nuevamente me sentí una muñeca de la infancia de Alice. Tomé de la mano a mi esposo quien me miraba con la sonrisa torcida que tanto me gusta y lentamente me hizo bajar una por una las escaleras hacia la reunión, percibí una canción conocida sonando de fondo, Paul Potts tocaba el piano a lo lejos, you raise me up, y porqué Rose no estaba tocando? A mitad de la escalera me esperaban Charlie y Reneé, pegados uno al lado de cada baranda. Edward soltó mi mano y me vio sorprendida, pero con un gesto me indicó que continuara bajando la escalera. Cuando llegue a la altura de mis padres, cada uno me tomó de una mano, Charlie algo apenado, y Reneé sollozando, pero ambos con la sonrisa en los labios me condujeron hacia el centro de la sala de estar, fue allí donde comprendí que la nueva Cullen, la invitada de honor, era yo. Mi nueva familia había formado un círculo donde al medio se encontraba Edward y Renesmee esperándome con los brazos abiertos, los tomé de las manos y los abracé. Miré a mi alrededor y las sonrisas de cada uno me llenaban por completo. Luego sin esperarlo, cerraron el círculo alrededor nuestro y nos estrechamos en un fuerte abrazo que solo se deshizo después de que Alice hizo sonidos con la garganta, imaginando que ya deberíamos continuar con el programa. Edward y Nessie me dejaron sola y se colocaron detrás de mí, cogidos de las manos de los demás Cullen, me hicieron recordar a esos jugadores de futbol que se paran frente a un arco a la espera de un penal. Tenía a Carlisle frente a mí, el ángel rubio me miraba con una ternura infinita, siempre me hacía sentir como si yo fuera una hija más, pero en ese momento me sentía más parte de esa familia que nunca. - Hija, -se escucharon unos sonidos atrás, Charlie se sentía celoso cada vez que Carlisle me llamaba de ese modo- perdón, Bella, te preguntaras sobre que gira toda esta celebración y porqué es que se realiza, pues bien, es una tradición en nuestra familia, darle la bienvenida oficial a la nueva integrante en su primer año de« en tu caso, en tu primer aniversario de bodas, aunque ya te considerábamos desde antes parte de nuestra familia, pues la tradición es una costumbre que consideramos que perdure con el tiempo. Yo sonreía mientras miraba uno a uno emocionada. Formar parte de ésta familia,

ser una Cullen más, cuánto tiempo lo había deseado, y ahora que ya era una realidad me era casi imposible creer tanta felicidad. -Como te habrás dado cuenta, nuestra familia tiene un Escudo, dentro de él hay un puma, que es un animal que representa la perseverancia, la fijación en un objetivo y el anhelo de conseguirlo, encima del puma se encuentra una mano, que significa la fidelidad, la confianza, la calidez y la unión eterna de nuestra familia, simbolizando los lazos fraternos, el eterno apoyo de contar uno con otro por siempre. Nessie se acercó lentamente con una caja mediana de terciopelo a Carlisle y éste a su vez me pidió que me acercara a él. Sentí un ligero temblor en las piernas, cuando sentí que todo el mundo estaba pendiente de lo que estaba pasando, ser el centro de la atención, eso no me gustaba. Carlisle abrió lentamente la caja, mostrándome el contenido poco a poco. Un bello relicario de oro macizo se veía dentro, el escudo de la familia Cullen brillaba frente a mis ojos. Incliné mi cabeza y Carlisle deslizó la fina joya por mi cuello. Alice comenzó a aplaudir y todos la imitaron. Tomé entre mis manos el símbolo de mi unión, de mi perpetua alianza a la familia que me acogió con los brazos abiertos desde la primera vez que me conoció. Abrí lentamente el relicario y dentro había una foto de Edward y Nessie junto a mí, recordé el momento en el que Alice nos la tomó, para el álbum de este mes, dijo, no me había cuadrado entonces tanto empeño por vernos bien en esa foto. El resto de la velada corrió lentamente, como en una película imposible en algun momento, mis padres completamente felices a su modo convivían sin ningún problema con mi nueva familia, Reneé acariciaba con cariño el vientre abultado de la nueva esposa de Charlie, Sue, no me había percatado del tono melancólico en su mirada, mientras le preguntaba cuanto tiempo le faltaba para alumbrar. -Edward, me preocupa Reneé« -lo llevé hacía un rincón, mientras le preguntaba preocupada- no la había visto así desde que su último cachorro falleció. -Hay decisiones que nos marcan de por vida cariño ±me acariciaba los cabellos mientras me hablaba cariñosamente- tu madre se arrepiente de haberlo hecho, una medida apresurada tiene ahora sus consecuencias« -Consecuencias? De qué hablas Ed? -Tu madre se sometió a un método anticonceptivo definitivo, al mes que tú naciste, pero ahora más que nunca es cuando desearía tener un hijo con Phil, pero lastimosamente no hay marcha atrás. -Ah. Mi hija me miraba alegre, y a la vez comprendí que algo la inquietaba, sonreía mientras hablaba con Reneé, bromeaban sobre su nuevo tío, que ella sería mayor que él incluso cuando se lleven solamente un par de años de diferencia, hasta que se chocó con mi mirada y se me acercó lentamente. -Mamá, que bello medallón ± mi hija tocaba con admiración el relicario que posaba

sobre mi pecho, mientras la tenía en brazos- es realmente hermoso« -Nessie«-jugueteaba con un bucle de su largo cabello mientras le hablaba- estas bien? Te está molestando algo hija? Te noto extraña« Dudó un momento pensativa, parecía que se esforzaba por encontrar las palabras adecuadas para expresarme su preocupación. -Mami, yo también soy una Cullen? -Claro hija,-no entendía sus motivos, era algo extraña su vacilación - ni lo dudes. -Entonces« cuando me tocará recibir el Escudo de la familia? Nota: Éste es el relicario de Bella, una gran cortesía de Adri Carrillo el haber creado tan bella joya y mi profundo agradecimiento por ayudarme a encontrar la joya ideal para Nessie y para Bella, el credito total por la idea y el diseño, para ella.

El siguiente capitulo: Corazonada... cuando una madre, aunque ya no tenga corazon que lata, presiente cosas que estan proximas a pasar.... Corazonada Nunca había dejado sin respuesta ninguna de las preguntas de mi hija. Desde mi transformación, toda mi mente corría mucho más rápido que antes, las dudas se resolvían incluso antes de que las preguntara, Edward me ayudaba muchas veces con eso. -Te parece si consultamos en el abuelito«-se escuchó un fuerte quejido al fondo del salón- digo, consultamos con Carlisle sobre cómo va todo esto de la tradición? La reunión de mi bienvenida había acabado temprano, Sue se sentía cansada por el trajín del día, era comprensible, su estado de gestación estaba bastante avanzado y conozco de los pesares de una embarazada al caminar, peor aún en su caso, ya que tenía que vérselas con los quehaceres diarios y con un par de hijos adolescentes. Reneé se quedaría unos días más en Forks, aprovecharían las vacaciones adelantadas que había pedido Phil en la liga de beisbol de la escuela secundaria donde enseñaba en Jacksonville, quería disfrutar un poco más de su nieta ya que no la veía tan a menudo , por eso habían arrendado una casa en las afueras de

Forks, lejos de la casa de Charlie y un poco más cerca de mi casa. Extrañamente Phil se llevó de maravilla inmediatamente con Emmett, eso me quitaba un peso menos de encima, ya que pensé que se quejaría del frío y la constante lluvia que contrastaba fuertemente con el caluroso clima de Florida, pero por el contrario se dejó seducir por un cómodo sillón, el televisor de pantalla plana gigante de nuestra sala de estar, un compañero de hurras en los partidos, y beisbol todas las horas que quisiera. Lo que sí me hacía reír eran las veces en que Charlie también se quedaba, y no sabía si sentarse al lado de Phil o cotorrear con nosotras en la cocina, el gesto que tenía cada vez que llegaba y traspasaba la puerta era digno de fotografiarse y colocarse en un mural. Más casi siempre se rendía y entre los tres hacían de las suyas mirando el beisbol. Era curioso que los cuatro abuelos hubieran establecido reglas de cómo llamarlos a cada uno. Charlie y Esme se inflaban de orgullo cuando Nessie los llamaba abuelitos, atendían inmediatamente al llamado de su nieta, necesitase lo que necesitase, ellos eran felices de que los llamen así. Caso contrario eran Carlisle y Reneé, habían decidido que Nessie los tutee sin ningún problema, aún estamos jóvenes para ser abuelos, si o no Carlisle?, Reneé cuando no con sus ocurrencias. -Abu«digo, Carlisle, estaba hablando con mamá sobre todo esto de las formalidades en la familia, y quería saber para cuándo se ha programado mi ceremonia de bienvenida?-al parecer quería una fecha exacta, y si le daba también la hora, sería feliz, en estas cosas Nessie era sumamente incisiva. -Mi niña«-la tomó en sus brazos y la sentó en una de sus piernas, mientras le acariciaba el cabello lentamente- tú eres una Cullen desde el día en que tus padres te concibieron, no necesitas de ninguna ceremonia para formar parte de ésta familia.- Muchas veces dudé si con el tiempo Carlisle también había adquirido algo del don de Jasper, porque cuando hablaba, lo hacía con tanta ternura y determinación que nunca se le podría contradecir, por el contrario, destilaba tanta sinceridad y compasión que lo que inspiraba siempre era respeto. -Sí Carlisle, lo sé, todo eso de la genética y de la concepción lo conozco de buena tinta, mi tío Emm se encargó de explicármelo hace poco ±mi pequeña hablaba como quien conoce de la vida, como toda una mujer« pero que Emmett qué? Nuevamente sentí que me estaban robando momentos con mi hija, esa conversación la tuve que tener yo con ella, pero pensé que faltaría más tiempo, nuevamente equivocada- pero, al ser mi madre una Swan, y además al ser la única de mi naturaleza dentro de ésta familia, creo que merezco una ceremonia de incorporación« mejor dicho una ceremonia de presentación, o algo así.- Cuantas conclusiones había sacado Renesmee en tan poco tiempo, es decir, quería tener

el Escudo Cullen, pero además tenía que distinguírsele de alguna otra forma por su condición y por ser fruto de la unión de una familia con otra. Mi gallardo suegro me miró con un gesto de confusión y orgullo, como si hubiese esperado que Nessie le contestara exactamente como lo hizo. En un momento, todos aparecieron como por arte de magia, sentados cómodamente sobre los sillones del salón principal. -Creo, -dijo Rosalie cariñosamente- que Nessie tiene razón, ella debería tener una ceremonia, se merece una joya con el Escudo de nuestra familia, todos la tenemos y ella no puede ser la excepción. -Debería ser algo que ella pueda tener, pero no perder« es que aún es tan pequeña«-Esme era de aquellas que creía que su nieta sería su niña eternamente, aún tuviera los diecisiete como tope, para ella siempre sería una bebé. -Estoy de acuerdo, pero ± Jasper siempre era muy conciso en sus opiniones, pero a la vez, en muy pocas palabras expresaba todo- deberíamos agregarle algo al escudo, algo que pueda diferenciarla y a la vez unirla a nosotros. Alice nos escuchaba con una mano sobre los labios y el gesto perdido en algún lugar. Seguramente estaría tanteando mi futuro o el de Edward para conocer mejor cual sería el desenlace de ésta discusión. El gesto en su cara era gracioso, molesto y a la vez intrigado, todos conocíamos muy bien que Alice se sentía frustrada cuando no podía ver algo, y Nessie era su constante migraña cada vez que intentaba escanear lo que pasaría. -Estaba pensando en usar uno de los zafiros de una de las peinetas de boda de Bella ±A Edward siempre le habían gustado esas piedras, tenían mucho más valor sentimental que económico, pues habían pertenecido a la madre de Charlie desde hace bastante tiempo, a mí tampoco me parecía mala la idea- pero también todo dependerá de qué joya llevara Nessie. Todos se quedaron mirando a Carlisle, al parecer, era el diseñador de joyas de la familia, había ideado la hermosa pulsera de Esme, la elegante gargantilla de Alice, el bello medallón de Rose, los brazaletes de los Jasper, Emmett y Edward, mi relicario y su exquisito anillo. Pero, al parecer no tenía ni la más mínima idea de que joya podría llevar Nessie porque angustiosamente le pego una mirada a Alice quien seguía con el dedo pegado a los labios, cuchicheando para ella misma. Se hizo un largo silencio mientras todos no apartábamos la mirada de Alice.

Cuando sus ojos comenzaron a brillar y desapareció la molestia de su gesto, esbozo una enorme sonrisa y comenzó a hablar emocionadamente. -La ceremonia se realizará cuando ella cumpla los dieciséis años de edad« bueno de edad cronológica, dentro de la fiesta de sus ³dulces dieciséis´. La joya será un broche, que tendrá como diferencia el zafiro de la familia Swan y un diamante de la familia Masen, que serán tallados hasta formar un corazón de dos colores, unidos a pesar de sus diferencias ± después puso cara de maestra que le repite por enésima vez la clase a un alumno- porque ya saben representará el amor, la unión, la fuerza y todo eso, además que Nessie poseerá algo de las dos familias humanas que hicieron que sus padres pudieran existir. Nessie corrió rápidamente para abrazar a Alice, al parecer estaba feliz con los vaticinios que hacía su tía sobre su futuro. Luego de deshacer su abrazo se puso frente a todos y nos agradeció por todo lo que estaban haciendo para que ella fuera feliz, después fue hacia Edward quien la levantó en brazos, y sonriendo le dijo: No te preocupes amor, el tiempo pasa rápido, aún más para ti, no apresures las cosas, vive cada momento, vale disfrutar cada segundo de esta vida. Me quedé observándolos con adoración cuando de pronto sentí una fuerte opresión en el pecho« el sentimiento de angustia que había tenido antes de partir a París, regresó como una daga atravesando mi frío corazón, mi primera reacción fue mirar a Alice. Ella estaba igualmente petrificada, con la mirada perdida totalmente, más pálida de lo normal. Edward intercambiaba las miradas de Alice a mí, no sabía a quién socorrer, pero al parecer sabía de qué se trataba porque pidió a Rose que llevase a dormir a Nessie a su habitación en la Casa principal, esto no se veía bien. -Edward qué está pasando? ± sería algo grave, lo presentía, aunque mi corazón había dejado de latir, el instinto de madre lo tendría aunque fuese una roca al lado del río. Él me pidió un poco más de tiempo señalándome con sus manos, mientras no se desprendía de la mirada de Alice quien de vez en cuando asentía preocupada a las supuestas preguntas mentales que Edward le hacía. -Tenemos que estar preparados, -comenzó Edward completamente enojado mientras con un puño golpeaba fuertemente la pared, que retumbó- se nos vienen tiempos difíciles. -Qué quieres decir Edward?-Carlisle fue el primero que reaccionó, parecía que a mí me habían clavado al asiento, sabía de que trataba todo eso aunque no hayan

dicho nada.- acaso son los Vulturis? -No Carlisle, es sobre Nahuel« regresará dentro de muy poco ±Alice estaba preocupada por cada palabra que pronunciaba- según pude ver, Nessie sí se va con él. -Pero cuando será eso? No te has fijado en el lugar? O en que aspecto tendrá Nessie? ±Esme le reclamaba como si tuviera la culpa de lo que había visto. Luego Carlisle la abrazó en afán de tranquilizarla. -Te recuerdo Esme que no puedo ver a Nessie, porque está en continuo cambio, y con Nahuel me pasa algo similar, su camino lo veo, pero borroso, que ya haya alcanzado la total madurez, no quita que haya tenido la naturaleza variante en un comienzo, eso me la pone aun mas difícil ± Alice se sujetaba la cabeza como si le pesara una tonelada, Jasper se le acercó y comenzó a darle masajes en la nuca mientras nos miraba con reproche. -A mi hija nadie se la lleva, cuando ya sea adulta y sepa lo que le conviene podrá hacer lo que crea conveniente, pero por ahora, no dejaré que ningún atrevido se la lleve así como así.- Ardía en furia, bueno, literalmente, Nahuel tendría que pasar sobre mi cadáver despellejado y calcinado antes de llevarse a mi hija de mi lado. -Quiere pelea, habrá pelea ±Emmett se levanto y empezó a restregarse las manos- por fin nuevamente algo de acción« -todos lo miramos con reproche- y si es por Ness todo vale a que sí? -Ustedes se olvidan de algo«-mientras caminaba de un lado a otro pensativamente, Rose mencionó algo que me heló totalmente- y si ella es la que se quiere ir? Viejas costumbres - Pero si aun es una niña! Como va a decidir sobre algo tan importante! No podemos dejarla! No se la llevará!- si Esme hubiese podido llorar, lo estaría haciendo y en gran escala. Edward me mantenía abrazada mientras pensábamos en las palabras de Rose, si ella se quisiera ir, no dudo que lo haría, no dudo que no escucharía razones. Por qué la genética había decidido que mi hija heredara justamente esa parte de mi naturaleza? La eterna noria de la vida me ponía frente a frente en una situación en la que yo era Charlie y Nessie era yo. El karma« tendría que recibir mi cuota de sufrimiento, de angustia, por todo lo que hice pasar a mi pobre padre en tan solo tres años. Ahora me enfrentaba directamente a una hija, a una mini-bella.

-Un momento, si nos adelantamos? ±fue lo único que se me ocurrió en esos momentos- Si buscamos a Nahuel y le pedimos que reflexione? Que espere un poco, solo un poco más, nos daría oportunidad para escapar, para buscar otro lugar, y echar raíces, - uní cabos y sin pensarlo mucho, caí en cuenta de algoademás tendremos que mudarnos hacia otro lugar tarde o temprano, Nessie va a tener que estudiar pronto, y será imposible que pueda hacerlo en Forks, habrían muchas excusas que dar, muchas dudas a la vista, el parecido entre ella y nosotros será difícil de explicar« así que aprovechemos ese detalle para adelantar nuestra partida. -Llegado el momento sabremos qué hacer. -Edward rompió el silencio mientras pensativo nos miraba uno por uno- Por ahora, mantengámonos alertas, esta situación se dará pronto, pero no será mañana ni pasado, no hay que perder de vista a Nessie, ella ahora es lo más importante. -Y qué tal si?... -No Bella, ningún aviso a ningún licántropo -pareció molestarse mientras recordaba nuestra última discusión con Jacob- ni se lo menciones, no lo prevengas, ni nada, yo no quiero saber nada de ese perro, mi hija está bien como esta, no lo quiero nuevamente en su vida. Como era posible de que Edward aún pensara que mi mejor amigo era un ³perro´, cuando Jake había sacrificado tanto por nuestra familia, había cuidado determinadamente de Nessie, y estoy segura que si hubiese podido inmolarse por nosotros lo habría hecho« me pareció mezquino de su parte, si Jake ahora estaba lejos de nuestra familia no era por tonterías, sino que se tomaba un tiempo, el que creo se merece. -Rose, puedes darle un vistazo a Nessie mientras duerme? -Ella asintió con la cabeza, pero tenía el gesto contrariado- Mañana temprano paso a recogerla, que descanse tranquila, ha tenido un día pesado, - evitaba mirar a Edward, no sé porqué sentí un dolor punzante en el lugar donde debería estar mi corazon ± Carlisle, Esme, hasta más tarde« -Me esperas?- Edward parecía un poco ansioso, al parecer no precavió mi reacción. -Necesito estar sola, - le respondí cortante- si deseas quédate, por la mañana hablamos.

Me sentía furiosa, no solo por lo que Alice había visto llegar, sino por algún extraño motivo que no entendía, mi enojo había alcanzado a Edward, quien me miraba atónito sin saber qué hacer. Todos lo miraban como diciéndole ³y ahora que hiciste?´ o ³haz algo antes que se vaya´, pero no espere a que reaccionara, simplemente subí rápidamente a nuestra habitación en la casa principal, tome mis maletas y salí corriendo hacia mi cabaña. Cruce como un vendaval a pesar de mi largo vestido y tacones, ya había aprendido a manejarlos y a hacerlos llegar intactos a pesar de la velocidad. Tiré las maletas sobre los sillones y observé el paisaje desde la ventana, quizá esperando verlo llegar en cualquier momento y exigirle que se vaya. Pero qué era lo que me pasaba? porqué me sentía mal? molesta, inquieta, como si hubiera algo que debía recordar, algo que tenía que hacer pero no hice, un cabo que atar, algo que no cuadraba, algo que no iba bien. Y porqué todo este malestar, alcanzaba a Edward? Porqué tenía que descargar con él mi inquietud? Conté doscientas respiraciones dando vueltas en el pequeño salón, mirando de vez en cuando hacia la ventana, esperando quizá secretamente que él llegara, pero no lo hizo. Mientras estaba sumida en mis pensamientos, intentando encontrar el motivo, saber cuál era el punto exacto en el que me había comenzado a sentir incomoda, inquieta, analizando cada punto, buscando cada porqué, entendí lo que pasaba« por primera vez en mi vida, tenía una relación en la que absolutamente nada estaba mal. Bueno, la única relación que había tenido era con Edward, podría contar lo que tuve con Jacob, pero no lo podría definirlo exactamente como una relación. Y dentro de ella todo había ido siempre de color rojo hormiga, con discusiones, tentaciones, problemas, inquietudes, partidas, despedidas, conflictos, y mucho pero mucho drama, donde por varias temporadas ninguno de los dos fue feliz, pero después de cada episodio conseguíamos estar felices no por mucho tiempo pero si el necesario para disfrutarlo como si fuera el ultimo. Pero ahora, todo era perfecto, él era perfecto, no habían terceros inmiscuyéndose, no existen problemas ni dudas, no hay ningún pacto que cumplir, no hay deseos que acabar, todo ya está hecho, todo ya está consumado. Hasta la intimidad, que pensé en un momento duraría mucho más tiempo que el que se tomaron Emmett y Rose, ya me estaba pareciendo monótono, como si tanta belleza no fuera suficiente. Se siente raro, me acostumbré a la cacería, al escapar siempre, al esperar que

pase algo malo para poder superarlo y ser feliz, pero esto es tan sencillo de vivir, tan practico. Edward se comporta como yo siempre soñé que lo haría, tan detallista, tan amable, tan cariñoso, tan amoroso, que me parece imposible que pueda existir alguien tan perfecto. Y yo, me estoy comportando como se supone que no debería comportarme, como una niña tonta que ya se aburrió de ver la misma película rosa que acaba con un final feliz. Si bien es cierto de que mi mente vampírica esta mucho más adelantada que mi mente humana, no puedo dejar de pensar entre el deseo y la razón. Desear tener algo, desear vivir con alguien, desear tener una vida feliz, contrasta con lo que la cabeza pueda concluir, que tanta felicidad no es tan cierta, que tanta perfección puede cansar. Es una creencia muy común que las mujeres tendemos a usar más el hemisferio izquierdo del cerebro, que es el más emotivo, y los hombres el derecho que es el más lógico, pero es en realidad tan estereotipado? En asuntos del corazón existe una batalla entre lo que sabemos y lo que sentimos, y que es lo que haces cuando te encuentras en una situación que brinca del lado izquierdo al derecho? Cuando se trata de una relación, es más inteligente seguir al corazón o a la cabeza? Estaba tan sumida en mis pensamientos mientras observaba el amanecer desde la ventana de mi habitación en el segundo piso de mi cabaña, que no me di cuenta que alguien estaba sentado sobre uno de los muebles. Pero no era quien esperaba. - Ya terminaste de filosofar sobre la inmortalidad del cangrejo? Alice estaba con las piernas cruzadas, y una mezcla de irritación e impaciencia en la cara, mirándome mientras deslizaba mi mente nuevamente hacia el presente, como se dice, poniendo nuevamente los pies sobre la tierra. - Alice« que haces aquí? Y Edward? Crisis treintañera Esperaba encontrar a Edward sentado, esperando, como siempre, pero ésta vez no me creía que la que viniera a mi encuentro fuera Alice. -Preferí que se quede en casa, - se levantó y se apoyó sobre la puerta con los

brazos cruzados aún molesta- ya sabía lo que se venía, aunque muchas veces se me hace difícil, tu destino sigue siendo tan cambiante, tus decisiones son tan volubles, que pensé que todo esto acabaría con tu transformación, que equivocada estaba«- se masajeaba las sienes en afán tranquilizador, pero seguía molesta. -Qué era exactamente lo que sabías que vendría? -Por favor Bella! Todas hemos pasado por esto ± movía las manos frente de mi cara como quien quiere despertarme de un sueño- la crisis de los treinta, así lo llamábamos, así se lo advertimos a Rosalie, Esme y yo ya lo habíamos pasado antes que ella ± pensativa puso uno de sus pequeños dedos sobre sus labioscreímos que aún estábamos a tiempo antes de que a ustedes les suceda, pero como siempre no proveímos las jugadas de tu mente, siempre haciéndonos malas pasadas. -Crisis de los treinta? Qué clase de crisis? no entiendo. -Sucedía ± me hizo sentar sobre la cama mientras caminaba a mi alrededor hablándome pausadamente, se le notaba un poco más tranquila -que a los treinta años aproximadamente de vivir felices por siempre chalalán chalalán y todo eso, comienzas a sentir que lo que tienes no es suficiente, que te falta algo, es decir y a grandes rasgos, que te aburres de que tu historia, tu cuento de hadas, haya concluido con el famoso ³comieron perdices´, aunque en nuestro caso sería ³vivieron felices bebiendo sangre´ ±sonrío- Esme y Rose estuvieron convencidas de que se trataba sobre la falta de niños, lo que supone todo un cambio y una transformación para una pareja establecida, yo pensaba que quizá se debía a que demasiada miel es empalagosa, tú sabes, demasiada calma por demasiado tiempo. Entonces por ejemplo, Esme, cada treinta años se enrola como voluntaria en el hospital donde trabaje Carlisle en ese momento, y se dedica al cuidado y recolección de fondos para los niños de la sección de quemaduras, los que padecen de VIH, los que tienen algún mal congénito, y así ocupa su mente en otras cosas que le causan satisfacción y le llenen ese vacío. En el caso de Rose, se toma unas vacaciones sola, elige el lugar más recóndito del mundo, se informa sobre su clima, sobre la cultura local y todo eso, y se embarca muchas veces en auto, así tiene más tiempo para estar sola y entretenerse en el camino. En mi caso, es algo distinto ±bajó la mirada y me pareció avergonzada- Jazz y yo« esto«viajamos juntos, - no me pareció nada raro, no entendía el porqué de

su bochorno- y representamos distintos papeles, en distintos lugares ±abrí la boca en afán de preguntarle porque tanta vuelta sobre algo tan sencillo, pero se me adelantó- unas veces él es un agente secreto y yo una desvalida viuda que busca consuelo, en otras ocasiones soy una forastera que no conoce el camino por donde va y él se convierte en mi guía, y así, interpretamos nuestros papeles con tal empeño que nos preparamos meses con guiones y todo ± puso los ojos en blanco y mostró una sonrisa pícara- Nosotras ya habíamos discutido sobre esto, pensamos que con Renesmee la dichosa crisis te sobrevendría después, pero ya ves ± hizo un gesto despreocupado con las manos- te ha pasado ahora, veintinueve años antes« Es decir que todo esto funcionaba así, que no era la única que había pasado por esta situación, que en mi nueva familia, hasta tenía nombre y todo eso, agradecí en el alma que la que haya venido para explicarme todo haya sido Alice, hubiera sido súper difícil para Edward explicármelo, y para mi entenderlo viniendo de él, ahora todo me queda más claro. - Así que.. debo de buscar en qué entretenerme ahora que me dio la ³crisis´ ± no podía aguantar la risa, Alice lo hacía ver como una especie de menopausia o algo por el estilo a mi no me cuadraba que con diecinueve años y un esposo atractivo me pueda estar pasando, justamente a mi- creo que lo consultaré con Edward, será lo más conveniente, a ver si así también se relaja un poco« - mi mente voló entre viajes interminables, caminos por recorrer en auto« hasta me vi vestida de negro llorando y Edward consolándome« volví a reír. Se sentó a mi lado y me palmeaba la espalda fraternalmente, cuando de pronto, se escucharon unos ligeros golpes en la puerta. Al abrir y encontrar a Jasper me sucedieron tres cosas al mismo tiempo, preocupación al ver su rostro desencajado, irritación porque no haya sido Edward quien tocaba, y una paz embriagadora, que hizo que olvidara todo el galope de sensaciones que experimenté hablando con Alice, algo malo estaba pasando, y Jasper estaba usando su don en su mayor extensión, esto no me gustaba para nada. -Bella, acaban de llamar por teléfono, fue Seth. -Que ha pasado Jasper? ± mi preocupación se batía a duelo con la dulce paz que venía directamente de Jasper, mientras Alice corrió a abrazarme y a intercambiar con él esas miradas que hablaban - acaso ha sido el niño? Ya nació? Sue está bien?

-Te parece si mejor lo hablamos en la casa? Nos están esperando. No terminó de gesticular la última frase y ya me encontraba de camino corriendo hacia la Casa principal. Edward y Nessie me esperaban en la puerta principal, bien arrreglados y con una profunda tristeza en sus ojos. -Qué ha pasado Edward? Dímelo de una vez! No puedo con la angustia! -Es Sue cariño, la están sometiendo a una segunda operación y bueno« -Cómo? Qué«? Así «? Ah?!!! -Sue amaneció con algo de sangrado y Charlie la llevaba al hospital rápidamente cuando un conductor despistado y al parecer ebrio les dio el encuentro y el coche dio varias vueltas de campana y« -Por Dios Edward! Ya deja el suspenso! Que le ha pasado a mi padre! - Esta gravemente herido, - hizo una pausa mientras me cogía de los brazos ± esta en coma. Cuestión fraternal Todo se había puesto blanco, miraba donde mirara todo estaba vacío sin sentido. Tenía los ojos abiertos pero no podía entender porque no distinguía nada, no era consciente donde me encontraba, qué me había pasado, solo me quedó pensar que sería un mal sueño, hasta que recordé que no podía dormir, y por tanto no podía soñar. Distinguí un efluvio distinto al de mi familia, y me reincorporé a duras penas. -Cielo« ya te sientes mejor? -Qué me ha pasado Edward? -Al parecer te desmayaste, pero como eso es imposible dada nuestra naturaleza, probablemente has perdido la conciencia por unos instantes.

-Entonces, quieres decir que realmente mi padre ± sentí un sollozo saliéndome del

pecho, pero sin ninguna lagrima asomándose por mis ojos, era una sensación bastante extraña- está gravemente herido? es cierto? -Sí Bella«aún no tenemos noticias sobre su recuperación. -Y qué estamos esperando? Llévame de una buena vez con Charlie! - No te preocupes, Carlisle ya salió hacia el hospital con Esme y Nessie, - me quise levantar del sillón y me dio vueltas la cabeza- es mejor que esperemos un momento a que estés completamente recuperada, además Bella, tenemos visita. Seth estaba sentado frente a mi frotándose las manos con desesperación y con los ojos rojos inflamados, como quien ha estado llorando por bastante tiempo, quien pensaría que en algún momento me emparentaría con uno de mis licántropos favoritos? Seth era como el hermano menor que nunca había tenido, se había convertido en una especie de Jacob, siempre a nuestro lado. Me olvidé de mi malestar y fui corriendo a abrazarlo, ahora su dolor también era el mío, nuestros padres estaban muy delicados y era hora de actuar como una verdadera familia. - Bella, - comenzó a llorar con desesperación, por un momento envidié poder hacer lo mismo y desahogar esta desesperación de alguna manera- no sé qué hacer« no sé qué hacer« -No te preocupes Seth, todo saldrá bien,- tenía que creérmelo yo misma primero, para poder tranquilizarlo- Verás como nuestros padres se recuperan y pronto tendremos al bebé y a ellos con nosotros, todo pasara y pronto estaremos sentados felices riéndonos de todo esto« -Hay un problema más Bella« es Leah. - Imagino que debe estar en el hospital esperando noticias sobre Sue, es lo mínimo que podría«. - Acaso no te lo contaron? No me digas que no sabías lo de Leah. -Contarme? De qué? Lo último que supe de ella fue que estaba trabajando en la preparatoria de la Reserva, pero de allí, no supe nada mas, cada vez que iba a visitar a Charlie, me decían que estaba descansando, o que estaba ocupada revisando cosas en su habitación, es cierto, no la veo desde hace mucho. - No pensé que Charlie fuera tan ³discreto´, bien, mi hermana está embarazada, comenzó nuevamente a llorar desconsoladamente, nuevamente lo abracé- y ella

fue quien recibió la llamada desde el hospital, dándole la noticia del accidente« se desplomó apenas lo escuchó, no entendí que pasaba, ni supe que hacer, solamente avisé al papá del bebé que vino rápidamente y nos llevó al hospital, donde nos han dicho que puede tener un parto prematuro, y es que el bebé ni siquiera tiene siete meses« - volvió a llorar mas desconsoladamente- y la impresión fue muy fuerte, y están luchando por mantener con vida al bebé, por mantenerlo más tiempo dentro del vientre para que acabe su desarrollo, pero temen por la vida de mi hermana«. Ay Bella! Me siento tan solo« si mi padre estuviera vivo« si todo esto no hubiese pasado« -Sabes que cuentas conmigo Seth, y toda la familia Cullen también es tu familia, lo sabes muy bien, no tienes necesidad de sentirte solo, nunca lo estarás -le acaricie el cabello tranquilizándolo pero no podía dejar de sentirme impresionada del embarazo de mi hermana política, de qué forma tan intrincada se forma el destino, Leah y yo sumidas en una relación tan similar, luchando por la vida de nuestros hijos, y pensar en los motivos de mi padre para ocultarlo« mi padre« -No perdamos más tiempo Seth, - le dirigí una mirada a Edward- nos vamos rápidamente para el hospital, aquí no hacemos nada, vamos a ver en qué podemos ayudar allá, todo saldrá bien« todo saldrá bien« -Alice y yo nos quedamos a la espera de cualquier noticia cuñada, - Jasper precavido prefirió quedarse, y menos mal que se adelanto, porque no encontraba la forma de decírselo sin que lo tomara de mala manera- nos llamas apenas tengas novedades. -Fuerza Bella, - Alice me abrazó fuertemente- ahora tienes que darle fortaleza a ese hermano pequeño tuyo, a tu hija y a tu hermanita querida ± lo dijo de modo sarcástico pero me sacó una sonrisa- demuestra la fortaleza Cullen hermana, verás que todo saldrá bien, además Carlisle está a cargo de todo, no hay de qué preocuparse. -Si Nessie quiere venir nosotros aquí la cuidaremos, - Rosalie apareció con el rostro desencajado de la mano con Emmett- me das una llamada y pasamos a recogerla, no te preocupes por ella. -Muchas gracias chicos, en momentos como estos una realmente sabe quienes realmente nos quieren, y no esperaba menos de ustedes, gracias realmente gracias.-cogí de la mano a Seth y salimos rápidamente hacia el cobertizo, Edward ya nos esperaba con el volvo encendido.Edward manejaba apresurado como siempre, mientras yo estaba mantenía abrazado a Seth en el asiento trasero acariciándole el cabello intentando tranquilizarlo.

-Pero Leah ha llevado un embarazo tranquilo? Como así sucedió todo esto Seth? Porqué no confiaron en mi, qué podría haber dicho? Sé que ella y yo nunca hemos llevado una relación pues... muy buena« pero una cosa es nosotras y otra muy distinta es un hijo, es todo un mundo nuevo, y mira como es el destino, que ahora ella está pasando lo mismo que yo pasé con Renesmee, luchando por una vida, intentando culminar un embarazo, con problemas y todo« y a todo esto, el padre del bebé? Lo conozco? ±tenía un ligero presentimiento, pensé que el único lobo al que había estado ligada Leah era Jacob, y no creo, lo dudo, que él pueda«-Mi hermana se imprimó con un chico de la Reserva, hace poco menos de un año, él es muy buena persona, y además muy atento con ella. Su carácter cambió bastante desde que comenzó a salir con Dominic, por eso en casa todos lo adorábamos, porque mi hermana al fin parecía que había encontrado lo que tanto buscaba. Apenas se enteró de que estaba embarazada, fue a casa a pedir su mano en matrimonio, se hizo la ceremonia, y todo, pero Leah prefirío quedarse en casa durante el embarazo de mamá para poder ayudarla con los quehaceres y todo eso, y pospuso la fecha de su boda hasta un año, esperando que él acabe la preparatoria« porque es algo menor que ella«pero su gestación fue empeorando a raíz de que sus futuros suegros llegaron de Inglaterra y se opusieron por completo a la relación con su hijo, porque al parecer se lo quería llevar de regreso con ellos a Londres para que siga una carrera y todo eso, según me comento mi hermana, su familia es de alcurnia y casi desterraron a Dominic por preferir quedarse en la Reserva y establecerse con Leah, y eso les afecto a los dos de diferentes maneras. Pero a pesar de todo esto, Dominic se ha mantenido siempre pendiente de todo lo referente a su prometida y a su pequeño, por eso mamá lo quiere, dice que es un buen hombre. Al llegar al hospital, tomé de la mano a Seth mientras que Edward se nos adelantó para buscar a Carlisle. Nos fuimos al modulo de informes para preguntar en que habitación se encontraba mi padre, Sue y Leah, cuando de pronto me tocan el hombro derecho. -Jacob? Nueva vida Enfundado en una chaqueta de cuero negro, con unos ocho centímetros más alto, y con una taza de café en sus manos, mi mejor amigo estaba parado frente a mí, acompañándome en estos momentos, olvidó todo y decidió acompañarme justamente ahora, cuando más lo necesito.

-Bella, tienes noticias de Charlie? -Jake! ± abrí mis brazos para abrazarlo y él dio un paso hacia atrás, tenía una mueca extraña en la cara, tenía arqueadas las cejas hasta llegar a juntarlas, y un profundo resentimiento en los ojos, no había olvidado lo que había pasado aquella noche, cuando no lo apoyé, cuando Edward decidió por los dos, cuando no puse resistencia a que se fuera de nuestras vidas, lo entendí- no, recién estamos llegando y« -Señora Cullen, buenos días ±apareció por detrás de Jake, su novia Patrice Lepore, con su cabello rubio platinado ondeando en el aire como si caminara en cámara lenta, pero qué demonios estaba haciendo ella aquí? No le bastaba con enterarse de las nuevas por teléfono? Tenía que presentarse para recordarme cuanto era lo que la detestaba? -Cuanto lo siento± me dio una mano y me puso encima la otra mano en afán de comprensión, como zafarme de esta incómoda situación? Ser diplomática, qué mas queda?- estoy segura de que todo saldrá bien, no hay de qué preocuparse. ± tomó de la mano a Jake y se acercó para que le dé un beso en la coronilla, como la detesto. -No creo que no haya de qué preocuparse Patrice, como ya te pedí una vez deja de llamarme señora Cullen, soy simplemente Bella, - comenzaba a alterarme, pero respiré profundamente« la diplomacia« la diplomacia« - gracias por acompañarnos en estos momentos. -Seth! No te había visto! Cuanto lo siento! ± Corrió y abrazó a mi pequeño hermano, lo que me sorprendió aun mas fue que él, le correspondiera al abrazo y le plantara un beso en cada mejilla- te llevaré con Domi, justamente quería consultarte un par de cosas. Lo tomó de la mano y se lo llevo hacía uno de los pasadizos del hospital, juro que no entendí nada. Al parecer, Jake se percató de esto, se acercó me palmeó el hombro y sonrió. -Bella, aunque ahora seas una ³friki´ se puede saber todo lo que piensas con solo mirarte, - me tomó del brazo y me condujo hasta unos ascensores- te llevaré donde esta Charlie, según lo que nos dijo el doctor muelitas, - sonrió- al parecer es algo que puede superar. -Ah bueno« y hmm«que pinta en todo esto tu noviecita de catalogo eh? no entiendo qué hace aquí. Volvió a mostrar esa mirada que no me gustaba para nada, esa en la que presumo

le molesta algo, o esta incomodo con la situación, me soltó del brazo mientras esperábamos que baje uno de los ascensores y comenzó a frotarse el puente de la nariz, mientras respiraba más profundamente. -Veras Bella, al parecer nadie te ha puesto al corriente, -levantó una ceja y prosiguió- Patrice es hermana de Dominic, el padre del bebé que está esperando Leah, y eso la faculta completamente a estar presente en este lugar, acompañando a su hermano, no crees? Será que nadie me dice las cosas tal y como deben decirlas? Es quizá acaso que ya todos presumen que yo sé todo? O que se han vuelto de un momento a otro demasiado reservados que no me pueden decir simplemente que la rubia es la casi cuñada de mi hermana política? Que en algún momento ella y yo seremos familia, que quizás nos reunamos los domingos en casa de mi padre con el bebe de Leah, el de Sue, y el de«ella«??? Mi cabeza pareció reventar, solamente la idea me produjo arcadas, no soporto que mi mejor amigo haya cambiado tanto, y mucho menos me hacia la idea de que se quede con esta chica sin saber casi nada de la vida, no, no me parece. De un día para otro, me había hecho de una familia tan numerosa y abarcar tantos aspectos de cada uno de mis nuevos parientes me resultaba agobiante, como si ya no tuviera suficiente. -Oh! No lo sabía Jake, es decir ± hice una mueca burlona- que en algún momento, seremos familia? -Pff!! No comiences Bella« -sonrió mientras se enredaba los cabellos de modo maníaco- aun estamos comenzando, no hay nada dicho. Justo cuando sonó el timbre del ascensor, unas manos me cogieron por la cintura antes de dar los dos pasos para entrar al elevador, escuché un bajo rugido proveniente del pecho que me retenía. -Bella, cielo, -las palabras le brotaban de los labios de modo frío, molesto- te tengo noticias - no apartaba los ojos fieros fijos en Jacob ± Carlisle tiene nuevas para todos. -Edward, justamente la estaba llevando para ver a Charlie y después bajar para ver a « -No tienes de qué preocuparte Jacob, -no relajaba la expresión molesta- yo llevo a

mi esposa. -Jake! ±la rubia molestia apareció de la nada corriendo, llamaba a mi amigo pero tenía los ojos fijos en Edward ± no sabía que estabas tan bien acompaña« -Patrice, vamos a la habitación de Leah ±casi la sacó a jalones y ella con la mano saludó coquetamente a mi esposo mientras se iba, lo apreté mas fuerte a mi lado y Edward puso los ojos en blanco y me correspondió el abrazo ± donde nos corresponde. -No soporto a esa tipa, que se habrá creído! ± rezondraba a Edward mientras subíamos por el ascensor- acaso no le basta con tener cautivo a Jake? Que también quiere seducirte? Es el colmo! Él rió bajito, moviendo la cabeza de un lado al otro mientras me besaba tiernamente en los labios. -Bella, ahora hay cosas más importantes en qué pensar, recuerdas? Charlie? ± en ese momento recordé lo que Edward me decía cuando yo aún era humana, que los de nuestra naturaleza se distraían con facilidad, no habían palabras más ciertas, ahora. -Cierto, pero además necesito hablar contigo de otra cosa muy distinta, esperemos que pase todo esto y lo veremos, espero que las cosas vayan bien, y se solucione todo esto pronto. -Tenemos toda la eternidad Bella, no lo olvides. Se formó en su rostro esa sonrisa torcida que aún me quita el aliento, justamente cuando el timbre del ascensor nos indicaba que habíamos llegado a nuestro destino. -Bella, oh Bella cariño« - Esme corrió a abrazarme, curiosamente es lo que menos esperaría en estos momentos, soy de conservar la calma, mantenerme tranquila para darle fuerza a los demás, eso era lo mío, los años de práctica al lado de Reneé me dieron esa facultad- hemos esperando tanto y aun no reacciona« no lo hace« - mi pobre suegra colocaba sus manos sobre sus ojos, se los restregaba y no salía ni un gota de lagrima lo que imagino la pondría de peor humor. Mi pequeña apareció de la nada, no tenía los ojos rojos, ni mucho menos ningún

signo de preocupación se asomaba por su cara. A pesar de ser la única en la familia que podía llorar, no lo hacía, se mantenía serena, calmada, salvo la pequeña línea que se arrugaba entre sus cejas, ella estaba tranquila. -Mami, Carlisle quería hablar contigo, - señaló a su abuelo mientras con el otro brazo tomaba a Esme por la cintura- la tía Rose me acaba de llamar al móvil diciéndome que ya llego a recogernos, será mejor que me lleve a mi nona, quiero que descanse un poco, - tomó mis manos con una de sus manitos libres y me dijosabes que todo saldrá bien, sabes que abuelito se pondrá mejor, no hay de qué preocuparse. ± Se empino, me dio un beso en la mejilla y se despidió. Al momento que veía como mi hija caminaba por el pasadizo con Esme del brazo, sorprendida por la entereza de mi pequeña en situaciones difíciles, procesando en cuanto le ayudaría esto en su vida futura, apareció corriendo por el mismo pasadizo, el pequeño Seth, se me adelantó y llegó al lugar donde estaba Edward y Carlisle, fui tras de él mientras agitado decía: -Nació! Nació! Él y mamá están bien! ±sus ojos estaban llorosos pero claramente no de tristeza, la alegría lo llenaba por completo, rebosando por sus ojos, por su sonrisa, por sus palabras- nació Louis Harry Swan, nuestro hermano Bella, nuestro hermano. Efecto dominó Todo un nuevo porvenir se dibujaba en mi mente, la idea de tener un hermano de verdad, es decir un hijo de mi padre y su nueva esposa, era una emoción que bordeaba el éxtasis. Al fin mi padre cumpliría su sueño dorado, el de poder tener un varoncito al que enseñarle a jugar beisbol, ver deportes todo el día en la tele y hasta llevarlo a pescar« que feliz se pondría« - .. Y tiene tres kilos setecientos, según el pediatra está saludable, y no necesitó de incubadora cuando nació ± Seth continuaba relatando la historia del nacimiento de Louis« Louis? -Y a quien se lo ocurrió el nombre, Seth? ± pregunté curiosa. -A mamá siempre le gustó ese nombre, y Charlie decidió desde el momento en que se enteró de que sería hombrecito que también se llamaría Harry, en honor a papá«Mamá se encuentra en sala de recuperaciones, y estará por lo menos un par de semanas en observación por la cesárea y la operación a la rodilla que le hicieron por el accidente, aun esta enyesada.

- Louis y Sue están bajo supervisión, así que estaré tranquila por ese lado, ahora ± miré a Carlisle con preocupación mientras Edward me abrazaba con cariño- puedo ver a Charlie, Carlisle? -Sería preferible que por ahora no Bella, - mi suegro vio de reojo a Edward quien asintió levemente con la cabeza- está muy malherido, y sé que no quisiera que lo veas así. -Carlisle, es mi padre! Tengo derecho a verlo ±me solté del abrazo de Edward y lo encaré- esté como esté necesito verlo, sentir que estará bien, que me escuche y sepa que estoy con él. -Disculpen, - Seth estaba sumergido en la conversación pero de un momento a otro al parecer recordó algo- creo que el bebé necesitará algunas cosas, así que voy a preguntar sobre las cosas que le puedan faltar« -Te acompaño Seth« -Pero Edward«!! ± lo llamé antes que se vaya con Seth y le dije muy bajito, pero luego entendí que sería en vano ya que Seth y Carlisle podrían escucharme asi hablara en susurros- imagino que Jake podrá« -Bella, cielo, recuerdas que Charlie esta en esa habitación, aún en coma, y hay necesidades que cubrir ± me arqueó una ceja como queriendo hacerme entender algo- acompaño a Seth y regreso ± me dio un beso en la frente y salió con Seth hacia los ascensores. -Siéntate un momento Bella, quisiera informarte sobre lo que le ha sucedido a Charlie.- Carlisle me hizo sentar en solamente tocándome un hombro. - Cuando Charlie estaba camino al hospital con Sue de copiloto, un auto se le atravesó por la intersección izquierda de la avenida Principal, y lo choco lateralmente. Todo el golpe recayó sobre tu padre, quien no tenía puesto el cinturón de seguridad, y salió disparado por la ventana delantera del auto y su cabeza dio de lleno en el asfalto, e inmediatamente perdió la conciencia. Sue corrió mejor suerte, ella sí tenía puesto el cinturón de seguridad y solamente se lastimo la rodilla cuando iba a caerle el timón sobre el vientre, y ella se movió protegiendo a su bebé y el golpe le dio de lleno en la pierna izquierda. Curiosamente el conductor del otro auto resultó ileso, pero los colegas de tu padre no lo han dejado ni respirar, como se merece. Charlie llegó al hospital con un cuadro de traumatismo encéfalo craneano grave, que le ha provocado el estado en el que se encuentra ahora, pero no hay que temer, las tomografías y

resonancias magnéticas a las que fue sometido, indican que su masa cerebral se encuentra intacta, al parecer tiene la cabeza dura ± rió suavemente- y la conmoción del golpe lo mantendrá en ese cuadro de cuatro a cinco días, que es lo normal. Ahora, quizá te provoque un shock el verlo, y es que tiene varios cortes en la cara, brazos y pecho, provocados por los vidrios que se rompieron al salir despedido de su asiento. Como medico te puedo decir que su pronóstico es favorable. En mi mente visualicé cada movimiento del auto de Charlie, hasta me imaginé al sujeto despiadado que había arriesgado la vida de mi progenitor, de su esposa y hasta del bebé, de esa manera, solamente por manejar ebrio, comencé a irritarme pero nuevamente recordé a mi padre, era momento de verlo. -Voy a entrar en su habitación Carlisle, - me levanté del asiento y ya tenía una mano sobre la perilla de la puerta- gracias por ponerme al tanto sobre el estado de mi padre. El ardor en mi garganta ya había pasado a un cuarto plano respecto a mis padres, así que fue fácil controlarlo cuando ingresé en su habitación. Me arrodillé a su lado y tomé su mano envuelta en gasa y esparadrapo, el bip bip de la maquina que tenia conectada a su corazón sonaba normalmente, y su rostro seguía igual de pálido que de costumbre, pero el verlo tan tranquilo, sin moverse me hizo recordar el estado en el que estaba, besé su mano y comencé a contarle sobre las buenas nuevas, de Louis, de Sue, de él, luego entendí lo que Edward había intentado decirme. -Papá, mientras esté en este mundo, te prometo que a Louis no le faltará nada, yo velaré por él, no tienes por qué preocuparte, pronto saldrás de aquí, lo tendrás en tus brazos, y por fin tendrás con quien ir a pescar y divertirte, ahora, voy a ver si ya todo está bajo control, te quiero papá. Le di un beso en la frente, y salí de la habitación, habrían muchas cosas que hacer, pero antes de ver a mi hermano necesitaba hacer algo antes que nada. -Edward, regresaste, creo que es hora de« Mi marido estaba sentado claramente incomodo al lado de Patrice, la novia de Jake que no paraba de hablarle coquetamente, Jake cruzado de brazos lo miraba como si lo odiara a morir, y al otro lado de la fila de asientos estaba Leah con un ligero rubor en su rostro, haciendo figuras delicadamente sobre su abultado vientre mientras miraba con adoración a quien me imagino era Dominic, el padre de su

bebé. Me sorprendió la rápida recuperación de Leah, si había estado mal ni se notaba, estaba rebosante de salud y el amor le brotaba por todos lados, entonces fue que recordé que ella también era una mujer lobo, y recobrarse solamente le tomaría unas cuantas horas, entonces comprendí su mejoría. Mientras intercambiaba sonrisas con mi hermana política, giré mi rostro hacía esa estúpida rubia y le di una mirada de basilisco, al mirar de reojo a mi lado me topé con mi imagen reflejada en la de Jacob, los dos con los brazos cruzados y mirando con rabia hacia el mismo objetivo, no me quedó otra cosa que sonreír. Edward se levantó al ver mi sonrisa, me tomó de la cintura y me dio un beso tierno en los labios. Sentí como dos pares de ojos trataban de atravesarme con la mirada, mientras abrazaba a mi esposo. Sujeta aún de su cintura me dirigí hacía Leah. -No sabía nada de tu embarazo, y no entiendo porqué la falta de confianza, pero me alegro bastante de que te hayas recuperado rápidamente, al parecer el bebé también se encuentra bien o me equivoco? -Gracias Bella- se levantó a duras penas- la bebé ±aclaró- está bien, me aplicaron varias inyecciones para que puedan fortalecerse sus pulmones y su corazón, aunque sabes, no es necesario, ella ya es fuertecita... pero que falta de educación! ± se palmeo delicadamente la frente- Bella, te presento a Dominic, mi prometido y futuro papá de Patrice, nuestra hija. -Encantado de conocerte ±me extendió la mano derecha para saludarme como corresponde- Bella, verdad? ± Inmediatamente retrocedió como si hubiera percibido algo desagradable ± un gusto. - El placer es mío casi cuñado ± sonreí forzadamente- me han hablado muy bien de ti. Ya habrá oportunidad para poder celebrar e intercambiar ideas Dominic, por ahora ± tomé de la mano a Edward- tenemos que retirarnos. Casi lleve a jalones a Edward quien con una sonrisa un poco confundida se despedía con una mano del prometido de Leah, no lo había presentado como se debe, pero ya habría oportunidad más adelante. -A qué viene tanto apuro Bella? Qué está pasando? - Si quiero ver a Louis y estar a su lado tal y como se lo prometí a Charlie, tengo que prepararme lo suficiente, no quiero correr ningún riesgo.

-Es solo un recién nacido cielo, no creo que lo hagas mal. -No es eso Edward« mi hermano es humano, tenemos que ir a cazar. Codicia Temprano en la mañana cuando Edward y yo regresamos después de nuestra expedición de caza, nos sorprendimos al ver sentado a Carlisle en las escaleras del porche de la casa, con una expresión preocupante en su rostro, mirándose entrelazar las manos de un modo poco usual en él« pero qué hacía Carlisle aún en casa cuando ya debería estar de camino al hospital? Tal vez le haya sucedido algo a Charlie? no se podía haber alterado su estado, no creo, solamente había pasado una noche. Entonces qué le preocupaba a Carlisle tanto para esperar por nosotros al parecer por buena parte de la noche? -Carlisle, todo en orden? ±si le hubiese pasado algo a Charlie, Edward me lo hubiese dicho antes de llegar a casa, pero como el regreso fue tan tranquilo, dudé mucho que el tema principal de la preocupación de mi suegro haya sido él. -Eso parece Bella, son solo algunas noticias preocupantes,- Edward y él se miraban en esas conversaciones silenciosas donde sin mediar palabra, se transmitían la información de uno a otro lado- los esperaba porque pensé que irían a su casa, ya que allí se encuentra Rose velando el sueño de Nessie, pero ya que están aquí, será mejor que pasemos, urge que hablemos antes de que Nessie pueda despertar. Nos dirigimos silenciosamente hacia la sala de estar, miraba de reojo a Edward, que mantenía la mandíbula tensa y las aletas de la nariz moviéndose rápidamente, algo estaba pasando y al parecer también involucraba a mi hija. -Donde esta? No puede ser cierto« -Sobre la mesa de la esquina hijo, parece algo común por fuera, pero no te dejes engañar. Edward tomó un sobre en sus manos, era de color dorado mate, pudo haber pasado por una invitación para una boda común y corriente, pero al voltearlo se podía ver una mancha de color rojo oscuro que lo había lacrado de algún modo, para no ser abierto antes de tiempo. Era sangre humana, se podía percibir el olor de alguna manera, porque al parecer la habían sobrecalentado para poder sellar el documento que Edward tenía entre las manos, de pronto, comencé a temblar, entendí la procedencia de la correspondencia, no lo podía creer, ellos nuevamente.

Lo primero que se me paso por la mente fue preguntarme si habíamos hecho algo que les hiciera recordarnos, no había nada lo suficientemente fuerte para alterarlos. Después pensé en Renesmee, si Carlisle no había querido que ella esté presente, entonces todo esto de algún modo la involucraría«pero de qué forma? Para qué? Qué querían los Vulturis con mi hija? -Recuerdo que cierta vez habían discutido sobre algunas posibilidades de reunir a grupos grandes y comprobar si se podía convivir pacíficamente con ellos, - Carlisle mantenía un dedo frente a sus labios mientras al parecer rebuscaba en su memoria, sus cejas estaban tan juntas que por un momento se vieron como una gruesa línea parda - lo que no entiendo es porque hacen eso, Edward, fue en el siglo XV cuando, hasta pensaron en incluir a humanos comunes para tenerlos como conejillos de indias, y para qué justamente ahora, han retomado esa idea tan poco ortodoxa, en estos tiempos ya no es posible montar algo así y pasar desapercibidos. -Sí, recuerdo que alguna vez me comentaste algo sobre esto Carlisle, pero porqué la invitación va dirigida a Nessie? si ella aún no podría ir, y estoy seguro de que Aro sabe perfectamente que nosotros no la dejaremos partir, es una locura! -Me podrían explicar de qué están hablando? Qué se supone que debe pasar, pasara o pasó con esa dichosa carta? Y qué demonios quieren los Vulturis con Renesmee? -Tranquilízate Bella, aún no la quieren, - Carlisle intentaba apaciguarme, pero cómo lo iba a conseguir si ya solamente la palabra me alteraba por completo- aún faltan algunos años« espero« -Alguien dijo Aro? ± Alice apareció como un vendaval cargado de fragantes flores (la verdad, no podía distinguir bien los aromas, eran de varios tipos y todas se confundían en un aroma perfecto). -Alguien dijo Vulturis?- Jasper apareció de pronto y tomó de la cintura de forma protectora a Alice, pero por sus ojos por poco y sale fuego, al parecer aún no les había perdonado las intenciones que tuvieron con Alice para querer retenerla a pesar de su negativa. -Alguien dijo Nessie? ± Esme apareció como un rayo bajando de las escaleras desde su habitación, tocándose el lugar donde debería estar su corazón y aferrándose a Carlisle.

- Alguien hizo algo mal nuevamente? ± Emmett vino desde el bosque corriendo e inmediatamente puso los ojos sobre Edward, y al percatarse de la tensión entre nosotros, agregó- es que me pareció escuchar que levantaban la voz« -Bien familia, hemos recibido nuevas desde Volterra, -sentí como todos se tensaban y se miraban de reojo unos a otros, pero Carlisle con el tono de voz que lo caracteriza, y manteniendo fija su mirada en Jasper, continuo a la vez que empezamos a sentir una extraña tranquilidad emanando de Jasper, todos giramos a verlo, hundió los hombros y continuo mirando a Carlisle- Ésta mañana ha llegado un mensajero que dijo llamarse Salvatore, quien me entregó el sobre que tiene Edward en sus manos, a nombre de Aro, Marco y Cayo, con sus saludos más cordiales, y se despidió mencionando que ´abro comillas´ en el tiempo que corresponda, esperan tener la oportunidad de volver a estrechar su mano ±la míay así evitar algún malentendido ´cierro comillas´. Como ven, la amenaza se distingue en cada palabra.- Carlisle miro fijamente a Edward, mientras nuevamente retorcía sus manos de modo extraño. - El sobre contiene una invitación,-Edward rió sarcásticamente y bajito- los Vulturis han decidido crear una especie de escuela, algo parecido a una de institución de enseñanza para vampiros ± todos lo miramos con sorpresa, Emmett rompió el silencio soltando una carcajada. -Pero que no se les ocurrirá a esos decrépitos para intentar imponer su voluntad!Su sonrisa era distinta, una mezcla de enojo, antipatía y sorpresa ± acaso ya no les basta con toda esa gente que los acompaña? -Creo que ese es uno de los motivos Emm ± Jasper se acercó mientras apoyaba la mano derecha sobre su hombro- imagino que quieren ³reclutar´ una nueva tropa, o rastrear las posibilidades de encontrar personas con dones que les pueden ser útiles, no se me ocurre otro motivo. - Imagino que nos han invitado a todos, - luego bajó la mirada y volvió a reír sarcásticamente- aunque sospecho que a los simplones no nos querrían en esa escuela? Digo« creo que solo es para gente con ³potencial´« - La misiva va dirigida a Renesmee,- Edward estaba tan sobrecogido por el mensaje de los Vulturis que no se percató de lo que Emmett quiso decir, ni tuvo el tino para poder corregirlo- solamente a ella. Sentí unos brazos que me sujetaban, mis piernas se volvían de gelatina, pensé en desplomarme, pero Esme me abrazó cariñosamente contra su pecho, mientras

sollozaba sin lágrimas. El lugar donde debería estar mi corazón, parecía un bloque de hielo derritiéndose poco a poco, por segunda vez desde que me convertí en vampiro, sentí frío. Ellos la querían, en su última visita quedaron extasiados de su don, sorprendidos por su belleza« si bien es cierto que ella conoce de muchas cosas, y aunque por fuera solamente aparente tener cuatro años, con solo un año de nacida, es tan o más inteligente que una persona graduada de cualquier universidad, pero es muy pequeña aún, ella no podría ir justamente ahora, y sola! Al colocar solamente su nombre en la carta, tácitamente nos estaban excluyendo, al parecer no querían vernos involucrados o que podamos influir en las decisiones que pueda tomar Renesmee en un futuro« -Edward, qué es lo que exactamente dice esa carta? Acaso la quieren ahora? O es que solo es una invitación abierta? -tendría que albergar alguna esperanza, algún punto de quiebre en su petición, tendría que existir algo para que no vaya, algo que nos dé tiempo para pensar que hacer. - Será mejor que la lea« ³Preciada Señorita Cullen: Tengo el deleite de informarle de que dispone de una plaza en el proyecto instructivo creado exclusivamente para seres con cualidades especiales como Usted. Nuestra ambición es proveer una preparación acorde a ésta generación, impartiendo una educación magistralmente idónea para el correcto desenvolvimiento en la sociedad actual, así como también poder fortalecer las raíces de nuestra naturaleza. Por lo que solamente necesitará de dos requisitos para poder pertenecer a nuestra Institución: 1.- Haber alcanzado la edad de madurez. 2.- Dirigirse hasta Italia con un mes de anticipación, para de su inscripción.

los preparativos

Las clases se desarrollarán en Volterra, no precisará de uniformes, ni de horarios, ni de tutores, ni de ningún deposito para su sustento, el único objetivo de la Institución es proporcionar una adecuada capacitación para el correcto desenvolvimiento de nuestras jóvenes promesas, en todos los ámbitos que la sociedad actual requiere.

Precisamos de su presencia únicamente treinta días calendario para que pueda asistir a las clases que se dictaran de acuerdo a las cualidades que determine su perfil. Después del tiempo previsto, y a modo de graduación, realizaremos una recepción, donde sin duda alguna tendrá una invitación a formar parte de nuestra familia.

Anhelamos con deleite su presencia, ARO, MARCO, CAYO´

El proximo capitulo: Dios las cria, ellas se juntan. Todo lo que hace una tia por complacer a su sobrina y en el camino encontrar sorpresas que ni ella misma pudo presagiar. Intro al capitulo de hoy bueno, para relajarnos un poco con esto de los Vulturis he hecho una especie de "break" que espero les guste... el porque de la "emocion" de Alice tambien espero que les guste mas adelante... bueno.. creo que como a muchas nos ha pasado alguna vez, un poco de venganza siempre es buena... ñaka ñaka..!!!! jojo!!

Dios las cría, y ellas se juntan Era la típica técnica de Aro, intentar engañar a las personas con amenazas ocultas dichas con palabras rebuscadas que delicadamente dicen cosas muy intimidantes. Después que Edward acabó de leer la carta, la casa parecía un museo de estatuas, toda mi familia se quedó inmóvil en su sitio, solamente se escuchó la brisa que emitían los pies de Rosalie al correr con Renesmee en brazos camino a la casa principal. -Bella, Edward, - estábamos paralizados mirando la carta enviada por los Vulturis, quizá preguntándonos lo mismo, tal vez intentando encontrar una solución a esta nueva amenaza , ideando formas de salvar a nuestra hija, cuando la voz de Carlisle nos hizo volver a la realidad- será mejor que se tranquilicen, Nessie estará

aquí dentro de poco, y no queremos preocuparla. ± luego se dirigió a Emmett, mientras intentaba recomponerme e intentar aparentar serenidad, mientras Edward me abrazaba por la cintura componiendo una rara sonrisa en sus labiosEmmett, te llevas a Rose y le comentas lo que está sucediendo, Alice, guarda la carta, en la noche, después que Nessie se duerma, discutimos como vamos a proceder respecto a eso, y Jasper, por favor«- nos señaló con sus ojos a todos y nuevamente sentimos una tranquilidad que nos hizo relajarnos un poco. .-.-.-.-.-.-.- Nuevamente se están demorando«. Mejor deberíamos ir ³solos´« - Otra vez quejándote, ya te dije Edward, encontrar el traje perfecto no es fácil, peor aun si vamos a salir, además- Alice sonrío orgullosamente- Nessie quiso elegir un traje que combine con el mío, al menos alguien aprecia mi buen gusto por la ropa. Edward puso los ojos en blanco a la vez que Renesmee se repantigaba en su ventanilla para darle un beso en la mejilla. Carlisle y Esme partieron hacia el Hospital para vigilar la recuperación de Charlie, les pedí encarecidamente que me mantuvieran comunicada cada media hora sobre la salud de mi padre y la de Louis. Jasper se había quedado en casa, expectante ante cualquier comunicación de los Vulturis o de quien sea, Emmett y Rose había decidido estar« esto« solos y habían hecho un corto viaje con la excusa de cazar, y Alice, Renesmee, Edward y yo nos dirigíamos hacia Port Ángeles para comprar algunas cosas para Louis. En un principio iría sola, pero en seguida Edward se ofreció a acompañarme con la excusa de que necesitaba ³aparentar´ debilidad y por tanto necesitaría a un hombre a mi lado para hacer el trabajo pesado de cargar algunas cosas hasta el coche« simple excusa o el afán sobre protector nuevamente en acción? Me inclino por lo segundo, era algo que podría soportar. Cuando le pedimos a Alice que se quedara con Renesmee, ya que Rose saldría con Emmett y no podría hacerlo, simplemente se negó, nos pidió cinco minutos para hablar con Renesmee, (tiempo en exceso que al parecer usó para arreglarse) y ahora nos acompañan las dos, para guiarme (esa fue la palabra que uso Alice) a escoger un bonito ajuar para mi pequeño hermano. Renesmee quiso que Louis tuviera una cuna parecida a la de ella, aunque las cunas de hierro forjado son difíciles de encontrar, vimos una de bronce, que Alice aprobó en el acto. Mientras Edward y yo pagábamos, Alice y Renesmee se

paseaban por la enorme tienda tal cual si estuvieran en Disneyworld, intercambiando gestos de sorpresa al ver camas de diversos colores, materiales, y precios, aunque claro, era lo último en que se fijaban. -Al parecer su hermanita ha quedado encantada con esa preciosa cama de pabellón de dos plazas, con tul incorporado y con unos finos diseños enchapados en oro de veinticuatro quilates, - la vendedora miraba extasiada como Renesmee señalaba la cama y sonreía junto a Alice- es un pedido que tenemos que enviar a Washington pero« no tendríamos problema alguno al ofrecérselos« claro está con un porcentaje de interés, debido a que es una cama única en su especie« -No estamos interesados, gracias- Edward echó un vistazo a la vendedora mientras firmaba el cheque y ésta se tambaleo en su sitio deslumbrada. - Yo sí lo estoy, - al parecer Alice aprovechó que la vendedora aún estaba encandilada con la mirada de Edward, para acercarse un poco más rápido de lo normal. Sonrió mostrando sus perlados dientes y la señora quedó otra vez deslumbrada- nos podría decir las cualidades de esa preciosa cama?- la tomó del hombro para guiarla hacia donde estaba Renesmee observando con detenimiento cada detalle de esa cama. -Edward, Renesmee ya no es una bebé, y su cuna, al parecer ya no le gusta, generalmente los niños cambian hacia la cama a los tres años, y aunque ella aun ni cumpla el año, tiene ya cuatro o más físicamente, creo que Alice tiene razón, deberíamos comprarle esa cama. - No te puedo objetar esa lógica cariño,- Edward acariciaba delicadamente mi rostro desde el pómulo hasta la barbilla, emitiendo delicadas descargas de energía por sus dedos, pero tenía la mirada algo contrariada- pero no es bueno que podamos complacer cada capricho de Nessie, se va a malacostumbrar, y además tendremos dos problemas si nos llevamos precisamente esa cama« no cabría en su pequeño cuarto de la cabaña, y Alice está pensando en que Nessie se mude a la casa Principal ± me miró de reojo tratando de precaver mi reacción- en la que era mi habitación« y hasta esta ideando diseñar de cero toda el mobiliario para ella. En el momento en que mi familia decidió rehacer la cabaña que nos regalaron por mi cumpleaños, no tomaron en cuenta que Renesmee existiría. Un pequeño lugar para dos era lo ideal en esos momentos, pero« ahora nos estaba quedando chica... no sé porqué se me vino a la memoria la casa que alguna vez Edward me comentó había comprado en Darmouth.

Dejamos que ellas continuaran por su cuenta haciendo las compras que necesitaran, pues negarle algo a Alice sería simplemente imposible. Edward y yo, abarcamos todo lo que pudimos recordar que necesitara un bebé, creo que compramos ropa suficiente para él hasta que cumpla un año. Pasamos por utensilios, mantas, pañales, biberones, coches, corralitos, y todo, absolutamente todo lo que pudimos comprar para Louis. Camino al auto, reparamos en una tienda exclusivamente para niñas, recordé que mi hermano no sería el único bebé que tendría mi nueva familia, así que pedimos que nos preparen una canasta muy grande con todo tipo de accesorios y ropa para la hija de Leah. Mientras observábamos como colocaban todas las cosas que habíamos comprado en una pequeña camioneta de mudanza (y es que las cosas sobrepasaron las que podrían caber en el Jeep de Emmett) llevé a Edward al viejo restaurante que alguna vez nos acogió hace ya tanto tiempo, él se sorprendió que aún recordara el lugar y antes de que me ponerme algún ³pero´, ya había llamado al móvil de Alice ³anda, sigue jugando con Edward, Nessie y yo tenemos para un buen rato«´. Lo que me olvidé de decirle fue que si seguían a ese ritmo la camioneta también nos quedaría corta. Pedimos un par de cocas, al parecer la mesera aun se acordaba de Edward porque inmediatamente se le pusieron los ojos como platos cuando vio que le señalaba lo que quería en el menú, poniendo un énfasis especial en mostrarle mi bello anillo de matrimonio y después sujetando la mano de Edward y mostrándole ingenuamente la alianza que brillaba en su mano ante sus ojos desorbitados. - Bella, cielo de qué va todo esto? ± Edward me miraba con cierto recelo mientras sonreía para mí misma- Una pequeña deuda que quedó pendiente«. ± sonreí mientras miraba a la mesera de lejos ± ni te preguntaré que está pensando, me lo imagino perfectamente. Él puso los ojos en blanco y comprendió que eso no era todo lo que yo quería en ese lugar, me apretó la mano cariñosamente y bajó la mirada. - Edward, recuerdas que teníamos una conversación pendiente?, bien ± quiso interrumpirme pero le pedí que me deje comentarle lo que tenía en mente y que después podría decir todo lo que quisiera- lo he estado pensando bastante, y ya sabes« somos afortunados de tener todo cuanto necesitamos, y que nuestra hija

esté sana, creciendo, y contando con el cariño de toda la familia. Pero también hay personas que no tienen esas mismas posibilidades ± cruzó un pensamiento molesto por su rostro, quiso mencionar algo pero nuevamente le pedí silencio- no, no tiene que ver con licántropos« no por ahora« pero sí tiene que ver con una joven. He estado navegando en internet, y la verdad que hay muchas personas que fueron abandonadas por sus padres, y con un tiempo límite para permanecer en los hogares donde se encuentran, y no sé« estaba pensando que quizás«. Podríamos amparar a una de esas jóvenes, para que pueda seguir una carrera universitaria y lograr algo en la vida, ya sabes visitarla de vez en cuando y ponerle un tutor que nos pueda informar de sus progresos, no veo forma más provechosa de utilizar todo el dinero que tenemos a disposición, y una vez que ya esté encaminada poder buscar otra persona y también ayudarla, ya sabes, para entretenernos con otras cosas y a la vez recompensar a la vida por tanta felicidad. - Bella« - mantenía la mirada baja, pensé que mi idea no le agradaría lo suficiente, pero levanto lentamente su rostro y se dibujó una de esas sonrisas torcidas que tanto me gustan, me tomó de la otra mano y continuo- me encanta! Es genial! Estoy totalmente de acuerdo« no te niego que por un momento me imaginé en viajes o interpretando algún papel, pero esto es tan« tan tuyo cielo, me parece estupendo, comenzaremos lo más pronto posible, dejemos solucionadas algunas cosas y buscaremos a nuestra ahijada ± sonrió y luego juntó sus cejas mientras sonreía para sí mismo- pero conociéndote« imagino que ya tendrás a alguien« -Exacto. Es una joven de Florida, Reneé me comentó sobre ella y pues estuve« De pronto Renesmee se me acercó corriendo, me dio un abrazo fuerte mientras lanzaba un beso volado a Edward. -Mami, la tía Alice ha encontrado algo« no sabes! Que es tan lindo!! Y tiene« -Detente allí pequeña o te dejo sin herencia! Renesmee hizo como si cerrase su boca con candado y tirara la llave, un gesto que le hacía parecerse bastante a Jacob, Alice apareció tras de ella con el cabello algo despeinado y con un brillo exaltado en los ojos. -Ya las cosas están listas en el camión« -No era camioneta?

-Ya no, no entraban las cosas de Nessie en ese aparatucho, nos vamos?... Hay noticias en casa. Encrucijada de sentimientos Renesmee no llegó ni a mitad del camino, cuando intentó poner su manita en la cara de Alice para contarle algo en ese idioma especial de ella, se la apartó mirándola fijamente mientras señalaba con la cabeza a Edward quien solamente movía la cabeza de un lado al otro sonriendo quedamente mientras manejaba. -Ya te dije Nessie« ni lo pienses« tenemos que practicar bastante para que tu ³papi´ no se meta en tu cabeza más adelante« imagínate! Todos los problemas que te ahorrarías!, claro ahora no lo entiendes pero espera a que comiences a frecuentar a otras personas, o peor aún, cuando encuentres a ese ³alguien´ especial« pequeña, tienes que estar más tiempo con tu tía más querida«. -Pero como quieres que pase más tiempo con Rosalie? Si ella la tiene casi más que nosotros«. Nuestras risas llenaron el jeep, mientras Alice hacia un puchero con los brazos cruzados mirándonos uno por uno con resentimiento, cuando de pronto la delicada voz de Renesmee nos hizo volver a la realidad. - Mi tía Rose es una y tú eres otra, tía Ali, así como el tío Emm o el tío Jazz, el cariño es distinto como distinta es cada persona, pero eso no implica que no exista« yo te quiero tía, a tu modo y al mío« aunquemi corazón tenga una pieza faltante, puedo sentir cariño, puedo querer« aunque sé que eso también puede ser malo, porque querer mucho también duele« Sentí un sollozo y de pronto un lento borboteo de lágrimas, no quise voltear a verla porque sabía que me rompería en pedazos, Alice acunó en sus brazos a Renesmee mientras miraba por el espejo retrovisor a Edward, quien formó una mueca de disgusto en su cara mientras sujetaba fuertemente el timón del auto, temí que lo arrancará de un momento a otro, luego me miró de reojo, podía saber el porqué de su molestia, incluso sin escucharlo. Jacob no había desaparecido del corazón de mi hija, ella lo extrañaba, yo lo extrañaba, el cariño que desde pequeña le había tenido no había desaparecido en ningún momento, más bien, al parecer había crecido al no tenerlo a su lado, de pronto tuve un Dejavú« ella estaba sufriendo« -Se los dije, no la subestimen« ella lo extraña, creo que deberían pensar ya en

algo que pueda entretenerla, quizá esa Escuela... - Lo discutiremos en casa, como ya se quedó dormida no quisiera despertarla, ha tenido un día pesado, ya estamos llegando. -Encárgate del chofer del camión, llevo a Renesmee a tu habitación a que descanse y nos encontramos en la sala principal, no demores. Acomodé a Renesmee en mis brazos, la abracé fuertemente mientras secaba las últimas lágrimas de su rostro, caminé despacio para no despertarla, viéndola como dormía plácidamente en mis brazos, quise apoyar su manita en mi cara y ver en qué estaría soñando, pero Alice tiene algo de razón, es tiempo de dejarle algo de privacidad, tendremos que acostumbrarnos más temprano que tarde. Apenas crucé la puerta principal con Alice a mis espaldas, todos aparecieron de la nada ubicándose en sus lugares en el salón de estar, Alice les hizo una mueca con el dedo pidiendo silencio y señalando a Renesmee. La dejé en la enorme cama que había en la habitación de Edward, la arrope y baje lo más rápido que pude. - Solucionado, no te preocupes, - Edward vio la pregunta en mis ojos y sin más la contesto mientras me tomaba de la cintura y me daba un tierno beso en el cuellohan dejado la furgoneta en el patio trasero y más tarde Emm y Jazz me ayudarán a desempacar. -Ahora, - Carlisle se colocó en el centro de la habitación y se dirigió a mi- tengo buenas nuevas, Charlie reaccionó y mañana le doy el alta,- se formó una sonrisa en sus labios mientras observaba mi reacción- al enterarse del nacimiento de Louis se quiso levantar de la cama, pero aún tendrá que descansar unas semanas, así que Mark tendrá más tiempo para fungir de comisario suplente, se le notó preocupado, pero por lo que Alice nos comentó no tiene motivo para eso, así que mañana temprano ella y Esme van a encargarse de la modificación de la que era tu habitación en casa de tu padre, para este nuevo bebé, y así darles la bienvenida que les corresponde« - Darles? Quieres decir que«? -Sí, Bella, Sue también ha tenido una rápida recuperación, ya sabes, en estos casos el factor psicológico influye mucho, y mañana salen de alta los tres, así que habrán muchas cosas que hacer también tomando en cuenta el estado de Leah, quien no se dará abasto cuidando a su mamá, a Charlie y también de su

embarazo« su cuñada, creo que la novia de Jake se ha ofrecido a colaborar con los quehaceres de la casa después de sus clases, así que por eso no hay que preocuparse« -Esa estúpida rubia no tiene nada, nada que hacer en casa de mi padre, -di un respingo como si alguien me hubiera incrustado una aguja en la espalda, como era posible tanto descaro- yo soy su hija, a mi me corresponde atenderlos, y por último contratamos a alguien que se encargue de los quehaceres y punto, no quiero tener que agradecerle favores a nadie. - Apoyo totalmente a Bella- Rosalie se colocó a mi lado y puso su mano delicadamente sobre mi brazo- ahora somos una familia bastante grande, para qué necesitar terceros? - Ya« ya! Tanto afán por esa chica me enferma ±Alice se colocaba entre Rose y yo y nos tomó por los hombros fuertemente- no sé de que se preocupan, es solo una chica más, claro, aparte de ser hija de la luna, ser rubia, y ser la mimada novia de un ex mejor amigo« no hay absolutamente nada de qué preocuparse. Edward y Emmett carcajearon a mandíbula plena, mirándonos como si fuésemos unas niñitas que envidian el juguete nuevo de la escuela, luego cada uno se acercó a nuestros lados y nos abrazaron por la cintura en afán tranquilizador. Emmett se ganó un codazo en la panza y Edward una mirada resentida, volvieron a reírse. - Y bien Alice, creo que tenemos trabajo por hacer querida, - a Esme nunca le había gustado dejar las cosas para después, así que quiso comenzar con la evacuación del camión lo más pronto posible- Jasper, Emmett, comencemos a bajar las cosas, les parece? Se está haciendo tarde« -Un momento Esme ± Edward interrumpió la lenta fila india que seguía a Esme arrastrando los pies camino a la cochera- necesito que estén todos presentes, quisiera su opinión sobre algo que vengo cavilando desde la mañana. - Tú dirás hijo, que sucede? ± Volvieron a colocarse en su ubicación habitual en la sala principal, cada uno cual imán al lado de su otra mitad. - Estaba pensando en Nessie, hoy pasó algo que me desubicó completamente. ± Edward mostraba esa expresión atormentada, un atisbo de lo que había sucedido cuando yo estaba embarazada- Me parece que la tenemos muy encerrada, no frecuenta sino a nosotros y a algunos familiares maternos, ella necesita tratar con

otras personas, relacionarse socialmente, intentar hacer amistad con otra gente, tal vez deberíamos visitar a Tanya, o pensar en visitar a Zafrina o Senna, aunque la idea de acercarla a Nahuel no me gusta para nada, -movió la cabeza de un lado a otro como queriendo sacarse una mala idea de la cabeza- hasta he creído conveniente que pueda frecuentar humanos, personas comunes y corrientes que puedan tratarla de igual a igual, aunque sería muy peligroso que vaya a una escuela de la ciudad, todos nos conocen y sería muy sospechoso el rápido desarrollo de Nessie, algo que no solo se podría explicar con la excusa que ya planteamos de que es mi sobrina, se parece demasiado a Bella y la verdad, no quiero exponerla a comentarios, ni mucho menos exponer a toda la familia. Así que pensé que podríamos mudarnos a Darmouth, de paso que comenzamos con los estudios de Bella y iniciamos una nueva vida desde cero allá. - Me había percatado de eso hijo ± Carlisle se acercó a Edward tomándolo por el hombro afectuosamente- nosotros hemos tenido una vida humana antes de recluirnos en este secreto eterno, en cambio ella, casi casi acaba de nacer, su única conexión con la ³realidad´ era Jake, y si quizás hablásemos con él, y llegar a un acuerdo« - Ni se te ocurra Carlisle, a ese perro lo quiero lo más lejos posible de mi hija, o es que no les bas« Esme« eso es peor«. - De lo que tratamos aquí es de encontrar una forma en la que Nessie pueda distraerse e interactuar con otras personas, además Edward es solo una idea, si ella fuera a estudiar a la reserva quileute, estaría protegida, además, tenemos a un familiar licántropo recuerdan? Seth podría acompañarla, además las manadas ya conocen sobre ella, y no le harían daño alguno, conoces de la empatía de Nessie con los hombres lobo, podría ser una opción« -Ni lo sueñes« -bufó Rose. -No apoyaré eso«- gruño Jasper. - Recuerden que Seth es casi mi hermano, confío plenamente en él - miré sus rostros con inquietud mientras planteaba mi opinión- estar un tiempo en la Reserva sé que le haría bien, yo podría acompañarla« ya saben, por el Acuerdo que tomaron los ancianos quileutes después de mi transformación, puedo entrar y salir de La Push cuando quiera. En una época a mi me hizo bien alejarme un poco, imagino que Renesmee encontrará la forma de también sentirse« - Ni pensarlo Bella, la Reserva es un lugar al que todos no podemos acceder, -

sentenció Edward sin pensárselo- y me aterra la idea de no poder acercarme lo suficiente cuando Nessie me necesite. - Y que hay de esa Escuela de los viejos decrépitos esos? - Emmett rezongó el nombre como si fuese una mala palabra- además todos los que vayan serán como nosotros, e imagino que los achacosos han encontrado a más de uno que comparta la naturaleza de Nessie, así no tendría que ocultar nada, ni preocuparnos por el ³qué dirán´, eso sí, la acompañaremos, el paquete sale completo, no por partes. Todos nos quedamos mirándonos, la idea era atractiva, relacionarse con gente de nuestra naturaleza, sin temor de poder mostrarse tal y como es, pero el viajar a Italia se me antojaba demasiado peligroso, para Edward, para Alice, para Renesmee, para mí, instintivamente me giré para ver a Alice, tenía la mirada tensa entrecruzándose con la de Edward, no podía ser nada sobre Renesmee, no podía verla, entonces qué era?

El siguiente capitulo: Poniendo orden, como cuando un padre se da cuenta de las cosas que no pudo percibir antes y quiere aclararlas como sea. Poniendo orden Esa es la ventaja de tener a un pariente doctor. Los trámites de tres altas hubieran demorado más de media mañana, aunque claro, aun si Carlisle no hubiera sido doctor, alguno de mis cuñados o quizá yo misma nos las hubiésemos ingeniado para ofrecer una ³ayuda´ al que esté a cargo en esos momentos. Desde el día de mi boda, nunca había visto llorar a mi padre, bueno, no tanto y sin importarle que se encuentre media familia política frente a él. Las lágrimas copiosas se sumaron a sus sonrisas al abrazar al pequeño Louis, y más aún al encontrarse con Sue« el amor adulto, siempre hace que uno se pueda sonrojar e intentar mirar hacia otro lado, pero claro, yo solo mire hacia otro lado. Me preocupaba la fragilidad que mostraba Sue y Charlie, los dos saliendo del Hospital en silla de ruedas, con algunos kilos menos, y con una tonalidad más pálida en sus rostros, contrastando con la vitalidad y robustez de mi pequeño hermano, Louis parecía un bebé de cinco meses, cuando apenas tenía unos días de nacido, no quise asumir todavía nada, pero« no había existido antes algún bebé humano, que haya nacido rodeado de casi ocho vampiros y medio? (por Renesmee). El gen transformador se podía asomar por nuestra sola presencia? Y

no contaba la edad del receptor? Tenía a Rosalie pegada a mis espaldas mirando con ternura a Louis« no me había percatado pero el cabello ondulado, la robustez y los hoyuelos de sus mejillas« ya entendía el porqué del afán de Rose, tenía una especie de confusión en su rostro, porque cada vez que se acercaba al bebé arrugaba la nariz como si mi pequeño hermano tuviera los pañales sucios desde que nació, pero de lejos lo miraba con« ambición? Al salir la comitiva de casi doce personas, me percate de algo, los autos no eran suficientes para todos, y se me había olvidado el asiento para el bebé, pero al abrirse la puerta de la entrada, oh sorpresa! Una van con Edward en el asiento del conductor nos esperaba« a veces creo que puede leer mis pensamientos sin necesidad de meterse dentro de mi cabeza. La íbamos a necesitar alguna vez, Nessie, Louis, la hija de Leah, su prometido, Sue, Charlie« de pronto vislumbre a toda la familia en un típico paseo dominical. Leah había preparado todo un recibimiento para Sue, Charlie y Louis, fruta fresca para ellos, la mamila del bebé lista con la fórmula prescrita en el Hospital, torres y torres de sándwiches por toda la mesa y un enorme cartel de bienvenidos sobre ella. Sue se levantó sobre sus muletas y abrazo fuertemente a su hija derramándose lágrimas por sus grandes ojos negros, bien sujeto de la cintura de Leah estaba el pequeño Dominic sacando pecho, Sue también lo abrazó mientras reía y movía la cabeza de un lado a otro. Pero, a qué tantos sándwiches si nosotros no comemos eso?«la puerta sonó fuertemente en respuesta a mi pregunta no pronunciada. Entró Quil sosteniendo en brazos a Claire quien tenía un pequeño ramo de coloridas pequeñas flores en sus manitas, Embry ingresando tímidamente con sus ademanes toscos que le hacían parecerse bastante a Jake empujando la silla de Billy Black quien sostenía un ramo gigantesco de flores silvestres que tapaba por completo su reluciente rostro, Paul del brazo de Rachel quien orgullosa mostraba un anillo de compromiso en su dedo corazón derecho, Jared cogido tímidamente de la mano de Kim, y detrás de ellos el enorme Sam empujado literalmente hacia dentro por Emily, quien mostraba una enorme sonrisa pero grandes ojeras y un rastro de preocupación en su rostro, Sam se veía« incómodo? -Están teniendo desafíos reproductivos, por más que lo intentan, Emily no puede quedar embarazada, y Sam tiene algo de celos de Leah, porque se ve tan saludable y tan embarazada- Edward me explicó en un susurro la situación de aquella pareja, la diferencia entre su relación antes del matrimonio y la de después, había cambiado tanto que me sentí agradecida que la mía con Edward

haya fluido tan quietamente como las cálidas aguas del mar. -Gracias por venir muchachos - Charlie intentó levantarse de la silla pero se mareo y corrí un poco más rápido de lo normal antes de que caiga, menos mal que no se dio cuenta, lo tomé de la cintura y lo volví a sentar- va a ser difícil acostumbrarme a esta cosa« y mi nieta? Y Esme? Y mi pequeña hija política? Esta celebración no es la misma sin ellas« por donde están? - Haciendo unas cosas en el segundo piso Charlie, ya están por bajar. -Pero chicos, pasen! Pónganse cómodos, sírvanse« Al parecer la maternidad había cambiado bastante a Leah, se había vuelto más cariñosa, más amable, mucho más atenta, pero claro, no todo el crédito se lo llevaba la maternidad, sino también Dominic. En ésta pareja en particular se veía reflejado lo que claramente era la imprimación, una comunión entre dos personas que realmente se aman (a pesar de todo). Mientras Leah llenaba de mimos a Louis, y Seth le colocaba una pulsera que había hecho con guijarros rojos y negros ³para que no lo asusten´, Dominic fungía de mesero, repartiendo sándwiches por aquí y por allá, con la sonrisa a flor de piel, él sí que me caía bien, era tan diferente que su hermana y por cierto, por donde andaba« mi hija estaría en la estancia de un momento a otro y no permitiría que« ni imaginarme lo que pasaría si volviera a ver a Jake y encima tan mal acompañado« Emmett, Rose, y Jasper estaban ayudando en el segundo piso a Esme, Alice y Renesmee, con los últimos arreglos, Edward y yo estábamos sentados en el sillón mediano intentando estar atentos a la conversación de Billy, Sue y Charlie, la realidad era que teníamos un oído aquí y otro en el segundo piso, a veces los movimientos bruscos y los rápidos sonidos de un lado a otro podrían alertar a mi padre de que no se estaba haciendo las cosas de una forma humanamente normal. De pronto, como si tuvieran mantequilla bajo sus pies, Esme, Alice, y Renesmee bajaron por la escalera en una danza coordinada, que Emmett imitaba detrás de ellas. -Abuelito, Sue, les tenemos una sorpresa! De pronto todos nos miramos, vampiros, lobos, humanos, como haríamos subir a Sue y a Charlie si los dos estaban en silla de ruedas?

-Emmett y yo lo ayudaremos a subir Jefe Swan, - Edward inmediatamente dibujó su sonrisa más convincente, pues sabía que mi padre se negaría a ser tratado como un enfermo- e imagino que« -Exacto, Paul y yo ayudaremos a subir a Sue, no te preocupes que será« -Nada de eso! Yo ayudaré a subir a mi suegra, - Dominic se adelantó a Sam e intentó levantar en peso a Sue - puedo hacerlo solo« pero bueno alguien me podría ayudar« La que era mi oscura y sosa habitación, se convirtió literalmente en un zoológico celeste pastel, leones dibujados por aquí, muchos lobos sonriendo por aca, y curiosamente unos pequeños murciélagos dorados decoraban cada esquina, con gestos burlones que se parecían mucho al rostro de Emmett. -Oh por Dios! - Sue fue la primera que se levantó de la silla con las muletas, claro, resguardada por Dominic para prevenir cualquier accidente- que preciosidad de habitación! Han pensado en todo! Por alla los pañales, sus muebles, los adornos, la ropa« un momento, necesitaba un armario tan grande? - sonrió mirando a Alice-Ni me mires Sue, las compras para Louis las hicieron Edward y Bella, nosotras solo nos encargamos de la bella decoración« -Oh! Bella! - su intención fue abrazarme, pero lo único que pudo hacer es darme un cariñoso beso en la mejilla y un apretón de manos a Edward, aún nos tenía algo de recelo, su comportamiento había cambiado desde que se casó con mi padre, pero aún se sentía recelosa -gracias por preocuparte por estos detalles yo ni me había puesto a pensar en donde dormiría« que bella cuna! Toda forjada en bronce y esas caídas de tul« que bonita! -Esa si fue idea de Renesmee, quiso que su tio tuviera una cuna muy parecida a la de ella. Charlie se quedó con la boca abierta sin pronunciar palabra mirando cada detalle del cuarto de Louis, mientras lo tenía en sus brazos arrullándolo, luego parece que se percató de algo y se sobresaltó, Edward me apretó a su lado, parece que estaba conteniendo una sonrisa. -Abuelito, voy al carro de papá, me olvidé de algo que traje para Lui, - Renesmee le dio un beso en la frente a Charlie y otro en la mejilla de Louis y salió lentamente,

intentando pausarse delante de otras personas como se lo habíamos explicado en casa. -Bueno, aprovechando que estamos todos reunidos y que la bebé - Charlie le hecho una mirada a la puerta y otra a mí, sabía que no me gustaba que llamaran bebé a mi hija, que ya tenía aspecto de una niña de seis años, pero bueno como él una vez me dijo ³ella siempre será mi bebé como tu mi Bells´ . quería preguntarles«unas cosas. El aspecto de Charlie, personalmente me causaba gracia, arrullando al pequeño Louis mientras intentaba ponerse serio frente a todos, bajando la mirada de vez en cuando para asegurarse que esté bien, esos cambios en su rostro, de papá derretido por su hijo, a ³Jefe Swan´, harían reír a cualquiera. - Dominic, ya que tu hija esta por nacer, dime, cuando es que vendrán tus padres para hacer todos los preparativos para la boda? Sé que no soy quien para preguntarte, pero he visto crecer a esta muchacha y la considero como una hija más, a ella y a Seth, Harry me pidió que cuide de ellos cuando les falte, así que quiero noticias entre hoy y mañana, de acuerdo? Esa no era una pregunta, era una exigencia, una advertencia, yo ya conocía a Charlie y en esas cosas él era así, pegado a lo que debía ser, se tomaba su papel de Sheriff muy en serio, imponiendo siempre la ley.

-Edward, Bella, hasta cuando piensan que Nessie estará recluida en la Casa Cullen?, no creen que ya es hora de que vayan buscando donde estudiará esa chica? no me gusta para nada que esté perdiendo clases, ella tiene que socializar, tener amigos, ya saben« ser una niña común y corriente. Al parecer Charlie había tenido tiempo suficiente para pensar en todo esto cuando estuvo en el Hospital, las preguntas no se respondían, eran exigencias de mi padre, intentando que todo se pueda desarrollar dentro de lo normal, dentro de ³lo que debe ser´. -No es que sea de mi incumbencia Rosalie, Emmett, Alice y Jasper, pero al vivir mi nieta con ustedes, me veo en la obligación de preocuparme por su situación « que yo sepa no he recibido ninguna invitación para ninguna ceremonia, de ninguno de ustedes, pensé que con el tiempo se las arreglarían para que puedan formalizar sus ³uniones´, pero como comprenderán, no quisiera que Nessie tuviera un mal precedente en cuanto a las relaciones de pareja, ella debe entender el

proceso natural de las cosas, las etapas que deben concluir en un altar, ya saben« -Justamente de eso quería hablarles -Alice había estado escuchando expectante a Charlie, cosa distinta con lo que pasaba entre Emmett y Rose que lo miraba con los brazos cruzados, y hasta por un momento vi que Rose ponía ese gesto suyo de ³cállate o te callo´ pero no, no dijeron nada, más Alice y Jasper estaban tomados de las manos mientras Charlie había estado hablando- Estan invitados este sábado a nuestra casa, celebraremos una fiesta en honor a nuestro compromiso! Sí! Jasper me pidió que« De pronto escuchamos un grito ensordecedor proveniente de afuera, todos, excepto Charlie , Sue y Billy volteamos a ver de dónde provenía tal sonido. - Bueno creo que es hora de irnos - Esme le dio una mirada a Sue, y al parecer ella entendió rápidamente que tenía que entretener a Charlie- creo que ustedes y el pequeño Louis deberían descansar. Todos se despidieron lo más humanamente rápido que se pudo y bajamos rápidamente hacia el Porche. La imagen me heló por completo. Patrice lloraba mirando hacía el bosque, unas ropas rotas estaban en el piso y el peluche por el que había bajado Renesmee estaba tirado en el piso al lado de la van de Edward. -Pero qué demonios ha pasado? Donde esta mi hija? Qué le has hecho? - me acercaba a la novia de Jake mostrando los colmillos, si esta tipa había osado hacerle algo a mi pequeña, yo no tendría reparos en romperle la garganta.

El siguiente capitulo: Animadversion, cuando pasan cosas que nadie pensaba que algun dia pasarian... Animadversión -Se« se« se fueron« de pronto«. -Alice?... Edward?... - Carlisle se dirigió hacia los dos como queriendo saber qué es lo que había pasado en ese momento. -No, no veo nada, absolutamente nada, salvo que pronto habrá una lluvia muy fuerte« - Mi única referencia es esta chica pero ni ella ni sus pensamientos están

tranquilos, y no puedo visuali«. Alguien puede por Dios intentar calmarla???!!!! No habían pasado ni diez minutos desde que Emily le trajo un vaso con agua a la tal Patrice, mientras me desesperaba más y más por saber que había pasado, mirando con angustia hacia el bosque sujetando con fuerza mi relicario, nunca había sucedido esto, Renesmee nunca se había separado de nosotros, no por tanto tiempo, y podría presumir que Jake también estaba metido en este embrollo. -Jake y yo vinimos con unos regalos para Louis, -tartamudeando la estúpida rubia comenzó a hablar- cuando de pronto se separó de mi y fue corriendo hacia esa van, yo corrí tras de él y lo abracé por la cintura mientras él intentaba hablar con una pequeña niña que traía los ojos llenos de lágrimas mientras lo miraba y estrujaba fuertemente ese peluche que tenía en las manos. De pronto soltó un fuerte grito y luego de la nada apareció un joven que no había visto antes, la abrazó fuertemente y se la llevó en brazos corriendo hacia el bosque« Jake entró en fase y« No acabó de mencionar la última frase y todos salimos corriendo hacia los arboles, nos pisaban los talones los lobos que olfateaban el aire que venía desde el sur. La imposibilidad de que Alice vea algo solo que sugería una cosa, no era un humano, ni un vampiro, ni un hombre lobo« la adivinanza solo me dirigía hacia un nombre, pero solo mencionarlo sería darlo por cierto y eso era lo peor en lo que ahora podría pensar. El vacío que alguna vez sentí en el pecho cuando Edward se fue de mi lado, no fue nada comparado con lo que sentía en ese momento, aparte del vacío en mi corazón, sentía que era una especie de carcasa sin nada dentro, no podía ni respirar, ni llorar, me sentía impotente, no poder expresar de ninguna manera todo el dolor, la incomprensión, la rabia« más que arrebatarme a alguien que amaba, me arrancaban de mi lado a una parte de mi ser, alguien que era mío y de Edward. Solo corría y corría, no respiraba, no quería pensar, en mi mente solamente estaba el objetivo de encontrar sea como sea a Renesmee. Estábamos cubriendo el mayor campo posible, éramos ocho vampiros y seis lobos corriendo como locos, intentando encontrar el mínimo rastro de Renesmee, de Jacob, de ese joven. De pronto uno de los lobos, imagino que Sam por el color de su pelaje oscuro, se detuvo en seco mientras miraba a Edward quien de un momento a otro se detuvo y se inmovilizo, me paralicé a su lado mientras observaba sus rostro frio como el mármol, intentando descifrar que significaban esas miradas entre él y Sam, cuando de pronto Alice soltó un grito y se aferró a Jasper al saber lo que estaba pasando por la mente de Edward, Esme me cogió por los hombros al sentir mi desesperación, lo peor fue cuando vi un gran lobo color rojizo caminar lentamente hacia nosotros, con la cabeza gacha y mirando con angustia a Edward, quien solamente negaba y miraba hacia el cielo con los puños cerrados fuertemente. -Alguno de ustedes podría decirnos qué demonios está pasando!?- al parecer yo

no era la única intentando descifrar toda esa conversación psíquica, Emmett tanto como todos nosotros nos estábamos desesperando al no entender de qué iba todo eso- Porqué nos hemos detenido? Sigamos peinando el bosque, sé que podremos encontrarla« estamos perdiendo tiempo« Edward!! -Se la ha llevado, una pequeña avioneta los esperaba en el claro más apartado, Renesmee ni siquiera volteo a ver si veníamos a buscarla, simplemente siguió corriendo por donde la guiaba ese« ese« -al parecer Edward intentó controlarse, más la furia le salían como lenguas de fuego por los ojos- ese tipo, ella subió como si no le sorprendiera que estuviera esa avioneta esperándolos, se acurrucó a su abrazo y no tuvo el menor reparo en« marcharse. - Pero quien se ha atrevido a llevársela?!! Además no puede!! - Según lo que he visto en la mente de Jacob, al parecer es Nahuel« algo cambiado pero estoy muy seguro de que era él« - Ella es menor de edad no se la puede llevar así por así..!! - Llamemos a los aeropuertos! demos aviso a la policía! Tenemos que hacer algo!!! -Qué le avisemos a Charlie? Imposible, vamos al aeropuerto, allí fácilmente podrán rastrear al planeador ese« El gran lobo bermejo y otro pequeño de color arena, empezaron a aullar al cielo con dolor, unos aullidos que rompían el corazón de cualquiera. Hasta ahora no podía procesar cuán rápido se había dado todo esto, parecía todo tan« planificado? -Renesmee estuvo muy atenta al correo últimamente«.quizás todo esto no fue por pura casualidad« -Nada podremos hacer aquí, los esperamos en casa, debemos actuar sobre seguro. .--..-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-No quise decirles porque me pareció una tontería pero, hace poco tuve una visión sobre J.Jenks, no lo entendí mucho, solamente lo vi con papeles y caminando nervioso, no me pareció para nada algo fuera de lo común. Alice al parecer estaba haciendo recuento mental de todas las cosas en las que había estado atenta últimamente, la mención de J.Jenks no nos trajo ninguna novedad ni relación pero era demasiado extraño que ahora lo mencione, justo ahora.

-Ahora también estuve recordando que« cuando se quedó Nahuel en casa después de la visita de los Volturis, estuvo atento a todas las conversaciones que teníamos, quizá le llamó la atención las cosas que mencionaste sobre J, quizá unió cabos, quizá« -Tal vez fue a buscarlo por unos papeles« -Acaso se llevó legalmente a Nessie« Alice se quedó de pronto con la mirada al vacio, mientras que Edward la miraba con los ojos como platos. - Jorge Chávez«Juscelino Kubitschek? Qué crees que significa todo eso«? Jasper corrió rápidamente a la computadora que tuvo más cerca buscó rápidamente esos dos nombres en google, y se giró lentamente con la mirada bastante fría. - El primer significado no tiene ninguna relación - dijo rápidamente- lo segundo tiene mucho más sentido« son dos aeropuertos internacionales, el primero en Lima, el segundo en Brasilia. - Un momento, eso lo veo más claro Alice«. Pero tú crees que sea posible que ellas« - Ya déjense de tonterías! Podrían decirnos qué demonios está pasando? - Alice ha visto a Zafrina y a Kachiri esperando por alguien en un lugar bastante amplio y vacio, imaginamos que podría ser el Aeropuerto Internacional Juscelino Kubitschek, en Brasilia, la capital de Brasil. -Oh« - de pronto giré y no vi a nadie más a que a Edward y a Alice mirándose fijamente- donde se han ido todos«.que están pensan« De pronto apareció Esme haciéndome señas rápidas con las manos. -Bella, que esperas para empacar? Ya partimos a Sudamérica, esto no se puede quedar así. Aclaración: Quizá no logre explicarlo en los capitulos que siguen, pero el grito que pegó Nessie es el poder de Escudo de Bella, pero al reves, es decir, al gritar ella se autoprotege de lo que puede sentir en un momento determinado, en este caso al ver a Jacob nuevamente siente tal dolor que lo exterioriza de ese modo, y logra proteger sus sentimientos como una placa repelente, por eso fue que Jacob sintio un dolor muy fuerte cuando le "reboto" lo que Nessie sentia en ese momento... ah! el grito no puede ser oido por humanos.

Claro - Oscuro -Tranquilízate Bella, mientras más lo piensas más lento va« Jasper« El tiempo pasaba lentamente, como si la aguja del segundero corriera a cámara lenta, caminaba de un lado a otro mirando intermitentemente el enorme reloj de la sala principal, no apenas vi a Jasper, concentré toda mi ira e impotencia mientras seguía caminando (intentando que nadie se dé cuenta) y así esquivé la potencia de su calma. Jasper le dio una rápida mirada a Alice y entre los dos negaron con la cabeza mirando hacia el lugar donde yo estaba. Edward y Carlisle se concentraron en la coordinación de horarios y vuelos, buscando en internet sobre los pronósticos del tiempo en Lima, Brasilia, Río Branco y Loreto, lugares que teníamos como referente a la posible ubicación de los vampiros amazónicos, de acuerdo a lo que Jasper les explicaba haber encontrado en su viaje del año pasado en búsqueda del que hoy fugitivo. Esme cotejaba mapas (*) y hacia anotaciones desde otro de los escritorios de la amplia sala de Estar, Emmett estaba entusiasmado hojeando una gran enciclopedia de animales, quizá averiguando sobre la variedad de alimentos que nos ofrecía el Amazonas. Rose estaba sentada con los brazos cruzados mirándolo de mala gana, y Alice apoyaba su cabeza sobre las piernas de Jasper visiblemente molesta. Nuestro principal temor era la potencia con que desplegaba sus rayos el astro rey justamente en esa parte del planeta. Teníamos que planificar cuidadosamente nuestra salida del aeropuerto de Washington para poder llegar de noche a Brasil. Era Abril y el clima de Lima nos ayudaría como puente para llegar a nuestro destino, generalmente esa ciudad estaba cubierta por densas nubes grises que le hacían parecerse en algo a Forks, clima templado con casi nada de brillo solar, perfecto. Permaneceríamos en Lima un día, hasta que por la noche nos embarcáramos hacia Brasilia. Sería la primera vez que viajaría con toda mi familia, bueno« con casi toda, llamé por teléfono a Charlie para avisarle que nos iríamos de vacaciones por unos días a Sudamérica, no hizo muchas preguntas, al contrario se mostraba bastante agradecido, ya que por la mañana le enviamos una empleada muy bien recomendada para que se encargue del cuidado de Louis y una joven para los

quehaceres de la casa. Edward le dio una llamada a Sam para que pudiera mantener vigilada la casa de Charlie y Sue y que de paso le comentara la verdad de lo que había pasado. Yo había ido por la noche a la casa de Jake, para explicarle el motivo de nuestra ausencia, aunque Carlisle y Edward me habían prohibido decirle el destino de nuestro viaje, yo quise mantenerlo al tanto, total! Él también era parte de mi familia. Lastimosamente no lo encontré, y tuve que dejar con Billy una nota con la tarjeta platino que le había sacado hace algunos días, confiada que eso lo ayudaría de un modo u otro. A pesar de que el vacío aun me traspasaba como un rompecabezas con una pieza faltante, me llegué a sentir un poco tranquila, dejé que Edward me consolara, las opciones que de encontremos a Renesmee entre los ocho eran de lo más alentadoras, además Alice había tenido unas rápidas visiones en las que Zafrina estaba protegiendo a Renesmee de cualquier cosa que pudiera hacerle daño, incluso de Nahuel. Nos embarcamos por la tarde hacia el aeropuerto de Washington, en lenta caminata nos dirigimos hacia el avión mientras que algunos turistas nos miraban con desconcierto mientras nos tomaban fotos, quizá creían que éramos estrellas de cine o algo así, uno hasta se atrevió a pedirle un autógrafo a Rosalie, pero ella cortésmente se negó mientras reía y se aferraba al brazo de Emmett. Llegamos a medianoche a Lima, Carlisle divisó unas luces altas a lo lejos y suavemente le comentó a Esme: ³mira querida, por allá esta Machu Picchu´. Un atento joven que casualmente los escucho, les aclaró en un inglés algo masticado que ese no era Machu Picchu, sino unos cerros donde vivían personas, y que Machu Picchu se encontraba muchísimo más lejos de la capital. A pesar de que era muy tarde se repitió la escena de Washington, nos tomaban fotos, algunas chicas hasta lanzaron grititos al ver a Edward, muchos caballeros sacaban sus celulares y les tomaban fotos a Rose, a Alice y« a mi? Me uní a las sonrisas de Rose, todo esto era de lo más halagador (e inesperado). El aire se parecía mucho al de Florida, demasiado cargado de humedad para mí gusto. Alice, Carlisle y Esme salieron a dar una vuelta por la ciudad, tendríamos que esperar hasta tarde para embarcarnos a Brasil, y así llegar de noche y evitar el potente sol de esa ciudad. Edward y yo nos quedamos en nuestra habitación del lujoso hotel que nos acogía, no estaba de ánimos para hacer algo de turismo, por ahora, no. Para seguir con las apariencias de personas normales que van de vacaciones, nos

alojamos en un hotel apenas llegamos a Brasilia, salimos en parejas con ligeras mochilas al hombro, a ³peinar´ todo el territorio que ya habíamos trazado, tendríamos que hacerlo lo más rápido posible, aprovechar al máximo la oscuridad de la noche. Edward y Alice iban por delante, ambos tenían una idea del lugar donde podrían estar alojándose Zafrina, Senna, Kachiri, Nahuel y Renesmee« la idea hizo que se me revolviera el estomago, no podría imaginarme como mi pequeña había llegado hasta aquí, qué fue lo que pasó por su cabeza? Como fue que Nahuel logró convencerla? Tenía una idea sobre lo que enfrentaría respecto al clima de Brasil, pero el lugar de por sí me sobrepasó. Miles de tonalidades de verde se mostraban enmarañados en perfectos diseños complicados de ramas y hojas, de los que casi todos prendían frutos de distintos colores y formas. Los rayos del sol se filtraban de formas multicolores sobre todo, y sobre todos nosotros también, mientras seguía la rápida marcha detrás de Esme, maravillándome con todo lo que veía, un resplandor particular llamó mi atención desde el lado este de la enorme selva. Me solté de la mano de Esme y comencé a correr por donde aún se veía un ligero destello, me dejé llevar por algún motivo, quizá mi instinto maternal, que me guiaba por donde debía de ir, de pronto me detuve en seco y giré lentamente hacia algo que me llamaba la atención desde lo más alto de un cedro. Una jovencita de unos once años me miraba mientras sujetaba una manzana con una mano y con la otra jugaba con un mechón de su cabello dorado que le caía graciosamente hasta casi la altura del ombligo, tenía puesta una especie de corona hecha de hermosas y pequeñas flores que combinaban entre sí de una manera particular, el brillo de su piel era tenue pero hermoso, estaba descalza, y cubierta solo con una especie de taparrabos hecho de cuero que se anudaba a un lado de su cintura, el mismo modelo se repetía en el pecho, cubierto escuetamente con el mismo material, pero esta vez, las agujetas se encontraba en la parte delantera, seguí el curso de su rostro y me atrajo lo familiar de sus mejillas, rosáceamente coloradas, luego me fijé en sus ojos, un momento« tenían un tono chocolate«y rojizo, levantó el rostro y me miró fijamente. -Hola, mamá.

(*)En el libro Amanecer, Bella describe algún pasatiempo o interés particular de Esme de la siguiente manera: ³Le estuve dando vueltas durante unos segundos

antes de salir de la estancia en dirección al dormitorio de Carlisle y Esme. Como de costumbre, el escritorio de Esme estaba abarrotado de planos y guías, todo apilado en cuidadosos y altos montones´ Decepción Algo había pasado y definitivamente no sabía que había sido. La única persona que podía saberlo era Edward y aun no se había percatado de mi ausencia del grupo de búsqueda. Bueno, no pasaría mucho para que aparezca así que tuve que acaparar todo el espacio en mi cabeza para desmenuzar todo esto. Renesmee hace menos de cinco días tenía la apariencia de una niña de cuatro años, el cabello en ondas hasta la altura del pecho, y esperaba tenerla del tamaño de una jovencita aún dentro de un par de años, todos estos cambios, todo este rápido aceleramiento, solamente lo había visto una vez, cuando era aún una bebé, ya después de que cumplió seis meses su crecimiento fue con pausas más largas, pero todo esto era demasiado acelerado, demasiado. -Renesmee? Como si lo hubiese gritado en vez de susurrado como realmente lo hice, aparecieron en segundos a mi lado Edward, sus hermanos, Carlisle y Esme, mirando hacia todos lados del bosque, hasta que se toparon con la dirección de mi mirada y lanzaron un unísono ³oh´ que rápidamente hizo eco al chocar con los demás arboles. Como si fuera una fuerza extraña que también lo convocaba, con un movimiento de hojas y ramas apareció el que se supone era Nahuel, lo recordaba con el cabello largo sujeto en una coleta, con gestos algo toscos para lo joven que parecía, pero ahora llevaba el cabello corto, muy corto que me hacía recordar a Jacob después de transformarse, lo que acentuaba su piel morena y brillante, y ya de por sí su belleza sobrenatural. Tenía un taparrabos del mismo material que el de mi hija, y una serie de cuentas de colores colgadas de su cuello, en sus manos traía lo que parecía ser un coco (*) que combinaba un olor a oxido y sal con el típico aroma tropical del fruto, mi primera reacción fue mirar a Edward. Emmett y Jasper lo sujetaban, cada uno de un brazo, parecía poseso, con la mirada fija en Nahuel y los puños fuertemente cerrados y con una mirada casi demoniaca que parecía echar fuego por los ojos, al parecer había llegado a mi misma conclusión.

Renesmee recibió de buena gana el coco que Nahuel le ofrecía, él le dio un beso en la mejilla y se acomodó en otra rama del enorme cedro mientras no apartaba su mirada, fija casi obsesiva de ella. -Sería mejor que hablemos,- Carlisle cortó la distancia y procuró la tranquilidad del grupo fijando nuevamente la vista en Jasper mientras extendía sus brazos como queriendo separar una pared invisible, inmediatamente sentimos una corriente de tranquilidad emanando del compañero de Alice- Nahuel« donde están Kachiri, Zafrina y Senna? Tenemos que reunirnos para hablar sobre« esto. -Creo que no hay nada de qué hablar - mencionó Nahuel mientras se encogía de hombros- que yo sepa nadie está aquí contra su voluntad. -Yo te mostraré sobre qué es lo que tenemos que hablar, -Emmett soltó a Edward y frotó sus puños mientras se acercaba amenazante al cedro- qué es lo que crees? Que todo esto se quedará así no más? Baja! - le ordenó furioso- baja si no quieres que te baje! -Pequeño niño indígena« -Rosalie se interpuso entre Emmett y el enorme árbol, hablando bajito pero de una manera amenazante que se parecía bastante en el modo de hablar de Aro - quien demonios te has creído para arrebatarnos de ese modo a Nessie? Ella aún es« bueno ya no es tan«pero aún así, no olvides que ella tiene una familia que la respalda, apoya y quiere, y si te vas a poner en ese plan no tendría ningún problema en romperte la garganta ahora mismo. -Basta« - murmuró Edward- Nessie fue la que decidió venir aquí, Nahuel simplemente colaboró con todos los medios para traerla. -me pareció ver en sus ojos disolverse toda su furia cuando se dirigió a Renesmee suplicante- hija, acaso es que no piensas en nosotros? Si tú me lo hubieses pedido, yo te hubiese traído en el momento que quisieras, no entiendo porque tu repentina decisión, acaso no sabes por todo lo que hemos pasado tu madre y yo? - se escuchó un aclare de varias gargantas atrás de nosotros - y también tus tíos y tus abuelos? -de pronto entrecerró los ojos mirando fijamente a su pequeña hermana- pero todo esto es tu culpa Alice! yo ya sabía que eso de enseñarle a ocultarme sus pensamientos no iba a ser nada bueno, si tú no le hubieras metido esa idea« ella« ella..!! -Igual hubiera encontrado la manera de fugarse. Es que acaso no lo entienden? cuando Alice hablaba de ese modo, aparentaba fácilmente los ciento cinco años que tenía- es el destino! El mismo destino que hizo que Bella se cruzara contigo, el mismo que hizo que ella le diera tantos y tantos dolores de cabeza a Charlie por

tu causa, el mismo destino que les pasa ahora la factura con una mini-Bella, que les dará tantos o más dolores de cabeza de lo que imaginan, al parecer, el destino no distingue entre humanos y vampiros. No podía pronunciar palabra alguna, pareciera que hubieran clavado mis pies en el suelo, había llegado a la conclusión de que me tocaría pasar por todo esto algún día, eso siempre me decía mi abuela Marie³la vida es un eterno retorno de lo mismo´, no se me ocurría forma de persuadir a mi hija a que regresara con nosotros a casa, mucho menos el que dejara a Nahuel a pesar de que todos creíamos que era malo para ella, ni siquiera sabía cómo hacerla entender que la sangre humana no era una opción sino una prohibición en todo el sentido de la palabra, dentro de nuestra dieta, dentro de nuestro mundo. Solamente la miraba, debatiéndome internamente sobre que palabras usar, como hacer y decir cosas que no la hagan actuar de forma distinta a la que quisiera, por lo general las adolescentes tendían a eso, a hacer justamente lo que se les dice que no hagan, por ello, no tenía ni la más remota idea de que decir ni hacer con Renesmee. Mientras jugaba con su coco, bebiendo lentamente del contenido que le había proporcionado Nahuel, noté como el rostro de Jasper se desfiguraba viendo a Renesmee, mientras Alice lo tenía sujeto fuertemente de uno de sus brazos, mirándolo muy preocupada. -Creo que esta debe ser una conversación un poco más privada,- Carlisle se dirigía a una parte de nuestra familia de modo paternal y tranquilizante como él solo lo sabía hacer- Emmett, Rosalie« que les parece si llevan a Alice y a Jasper de caza? Imagino la enorme variedad que nos ofrece el Amazonas, tú ya lo debes saber por demás, cierto Emmett? - el aludido sacudió la cabeza asintiendo a la pregunta de Carlisle- tómense su tiempo y« Alice, puedes llevarlos allidespués que terminen? Nos encontramos con ustedes espero que pronto« Rose, espero que se comporten, ni ella ni Jasper aún la conocen, ya habrá oportunidad más adelante para que ustedes« bueno, vayan hijos, nos vemos más tarde. Ellos desaparecieron en cuestión de segundos, y de pronto Nahuel bajó del cedro tomando de la mano delicadamente a Renesmee para ayudarla a bajar. -Ese enorme tío tuyo sí que da miedo Nessie« -Sí lo sé, pero no te preocupes, sé que nunca te haría daño, solo esta, un poco molesto, pero ya se le pasará. -Ahora sí, me puedes explicar Nahuel, - Carlisle cruzó los brazos mirando

cautelosamente al joven- como es posible que una niña de cuatro años de edad física se haya desarrollado tan rápidamente hasta convertirse en una adolescente de casi once años? De acuerdo al control que le iba haciendo, esto debió de suceder dentro de unos cuantos años y no justamente ahora« - Al conocer a mis hermanas e intercambiar algo de información, descubrí que las mujeres se desarrollan mucho más rápido tomando únicamente sangre humana, y Nessie no puso objeción alguna cuando le di algo de la sangre de un excursionista que encontré perdido en el río, ella me confesó que había tomado sangre humana cuando era bebé, y que era mucho más deliciosa que comer algo solido o tal vez tomar sangre animal, es por eso que cada noche le traigo un poco de sangre que pueda encontrar por allí, eso sí, ella no quiere saber de quién es ni mucho menos quiere ver como obtengo nuestro alimento, y es por eso que se ha desarrollado tan rápidamente, solo por eso. Aunque también le he ofrecido frutas y preparados que yo generalmente uso como alimento, o también lo que Kachiri guisa, pero no, se ha negado definitivamente a querer si quiera probarlos, aunque le he explicado que es una alternativa mucho mejor, ella me sigue pidiendo que le traiga sangre humana, y« no puedo negársela, no puedo. -Renesmee« - pude pronunciar su nombre temblorosamente, necesitaba hacerlo, decirle algo- Esto es lo que realmente quieres, hija? No has pensado acaso en las vidas humanas que se han tenido que sacrificar solo para alimentarte? Es que acaso no te ha quedado nada de lo que te hemos enseñado? Ella dejó el coco vacío en manos de Nahuel y lentamente se dirigió a mí, caminando como si fuera sobre nubes a pesar de que estaba descalza, una forma de caminar muy similar a los pasos danzarines de Alice, puso sus manos sobre mi rostro e inmediatamente me vi sumergida en sus recuerdos.

(*) En el Amazonas abundan cantidades de frutos tropicales que fácilmente pueden ser tomados en cualquier momento, claro, siempre y cuando estén ya maduros, y los cocos se pueden encontrar en las playas y/o islas tropicales que dan hacía el mar, Nahuel se había estado preparando con antelación a la visita de Renesmee, fue por eso que consiguió abundantes cocos en caso ella deseara comerlos, beberlos o usarlos como una especie de envase. Proximo Capitulo: Resignación. Cuando toda una familia se ve regida por las riendas de un pequeño motor.

Resignación

Un multicolor despliegue de sensaciones me invadió rápidamente cuando sentí las primeras remembranzas de Renesmee, al parecer había perfeccionado su don al mostrarme solamente lo que ella quería que viera, además estaba al tanto de que cualquier cosa que me muestre, Edward también lo estaría viendo a través de su mente, es por eso quizá que fue mucho más cuidadosa cuando puso sus manitas sobre mi rostro. El control que hacia semanalmente Carlisle del crecimiento de Renesmee, nos preparaba para su desarrollo externo, mas nadie pudo prevenirnos sobre la fuerza de sus sentimientos, la potencia de su amor. Sus emociones estuvieron siempre muy dentro de ella, expandiéndose mucho más rápido que su cuerpo, experimentando algo más fuerte de lo que nosotros pensábamos respecto a Jake. Tal vez Edward interpretaba todo esto de forma distinta, quizá los demás pensaban que Renesmee veía a Jake como un hermano, o un compañero de juegos, pero yo sí podía entender lo que le estaba pasando, claramente. Ella se había sentido traicionada cuando Jacob se alejó y consiguió a alguien tan rápidamente, creyó que sería su Jacob a quien viera al despertar y al acostarse todos los días. El que la acompañara siempre, el que nunca se separaría de ella. No pensé que le había dolido tanto esa separación. Se sintió incomoda cuando me percate de eso y le clave la mirada con algo de tristeza, ese sentimiento lo conocía y no sabía cómo explicarle que yo también había amado al hombre que ella ahora amaba. Me había parecido extraño que de vez en cuando Renesmee nos pidiera cazar por su cuenta, nos turnábamos para echarla de menos después de pasado un tiempo, pero ninguno la acompañaba, Carlisle nos había recomendado darle su espacio, y aunque Edward y yo nos debatíamos preocupados viendo por la ventana de vez en cuando, decidimos dejarla sola. Ella venía muchas veces algo pensativa, otras muy contenta. Ahora entendía por qué. Una tarde mientras cazaba con nosotros, percibió unos ojos café que la miraban desde el alto de un árbol, su corazón se removió al pensar que eran los ojos de Jacob, pero después de ver su larga cabellera y lo diferente de sus rasgos, se dio

cuenta de que no era así. Las cazas en solitario la hicieron encontrar más seguido a este joven, luego intercambiar palabras con él, después hacer planes, y todo desencadenó en este absurdo viaje« bueno, absurdo para nosotros, pero para ella era una escapatoria, una forma de intentar olvidar, de buscar en alguien lo que sentía había perdido. Nahuel había jugado muy bien sus cartas, intentó llenar cada espacio del vacío que sentía Renesmee por la pérdida de Jake, e incluso quiso imitar su aspecto al cortarse el cabello y al usar pantaloncillos en lugar del taparrabos que ahora usaba. Entre los dos idearon cada parte de este plan de fuga, aunque Renesmee fuera la más entusiasta por irse, usarían como excusa la invitación que le había hecho Zafrina (*) antes de partir, hasta el contacto con J.Jenks había formado parte de todo esto, Alice estaba en lo cierto en lo que respecta a los papeles. Usaron al sudoroso hombre para prevenir alguna intervención en el viaje, claro, usando el apellido Cullen, Nahuel había contratado a alguien que tuviera un aspecto parecido a Emmett, el único de los hermanos a los que J. no conocía, y lo había hecho pasar por el padre de Renesmee y así no tener problemas en el viaje que hicieron hasta Sudamérica. No me sorprendió el ver en un fugaz recuerdo, que Renesmee se esforzó por no mostrar, como era ella la que financiaba toda esta locura, lo que no pude ver es de donde sacaba el dinero para todo este trajín, aunque sí me lo podía imaginar. Había un sentimiento de cariño que se desprendía de cada mirada que había guardado Renesmee en su memoria, pude sentir como ella no sabía manejar todas las emociones que Nahuel desbordaba en sus palabras, en sus miradas y en cada delicado gesto hacia ella« no sé porque me recordó el sentimiento de culpa que yo había experimentado al pasar por lo mismo con Jacob. La historia de amor entre los Montesco y los Capuleto había pasado a otra generación, Paris nuevamente aparecía como el consuelo perfecto ante la partida de Romeo, acaso esta vez Julieta sí sería feliz a su lado? O esperaría eternamente a su amado, arrebatado no por la muerte, sino por una fuerza muy parecida? Lentamente, deslizó sus manos de mi rostro y los dejó caer a ambos lados de su cuerpo, haciendo un leve gesto con sus hombros, tal como lo hacía Jake cuando algo no le importaba. Mi mente se turbó inmediatamente, mi lado de madre me decía claramente lo que debía hacer, alejar inmediatamente a mi hija de un peligroso affaire, mi lado de amiga comprendía claramente lo que le estaba pasando ya que yo también lo había pasado, y entendía que pasar un tiempo alejada de todo sería lo ideal, y mi lado culpable se hizo una pregunta: acaso

debería confesar lo que alguna vez había pasado entre Jacob y yo? Como lo diría? ³Hija, yo amé al hombre que ahora tú amas´ o ³Renesmee« Jake besa muy bien´ esto se parecería a un culebrón de los buenos«claro, ahora de ciencia ficción. Edward me tomó de la cintura al ver mi rostro afligido, intentó decir algo pero se le quedaron las palabras en la boca. Me miraba como intentando encontrar que decir, o quizá intentando de que yo diga algo? No, definitivamente no, yo que iba decirle? Porqué todos me están mirando? No, no diré nada. Mejor miro a Carlisle« él siempre tiene palabras en estos casos« -Nessie, hija -Carlisle reaccionó casi inmediatamente y le habló con el cariño indescriptible que le tiene desde que era una bebé- ¿te quieres quedar aquí? -Sí« -¿Cuánto? -No lo sé« -Te propongo algo, quédate. ±Edward, Esme, Nahuel y yo nos quedamos mirando a Carlisle, totalmente pasmados - Aprovechemos nuestro viaje a estas hermosas tierras, y hagamos que valga la pena. Pero hay una condición. ±señaló con un dedo como queriendo advertir algo, y luego habló muy pausadamente ± Te quedarás con nosotros, solamente vendrás unas cuantas horas hacia«³este´ lugar y claro que« - La Floresta. ±aclaró Nahuel. -Como decía, vendrás a La Floresta un par de horas al día, y por supuesto acompañada por lo mínimo de un miembro de nuestra familia, que te supervisará y te llevará nuevamente hacía nuestro hogar. Esme, Renesmee, Nahuel y yo nos miramos como intentando descifrar las palabras de Carlisle. Es que acaso habían comprado una casa justamente previendo todo esto, o se refería al hotel donde nos habíamos hospedado? Edward sabía la respuesta y cerró los labios fuertemente como queriendo reprimir una sonrisa. -Tenemos cosas por hacer. Imagino que Alice y los demás ya nos están esperando, así que si no es molestia, mañana desearía hablar con Kachiri, Senna

y Zafrina, te podrías encargar de reunirlas aquí, en La Floresta, a eso de las tres de la tarde, Nahuel? -No veo ningún problema en eso, estarán aquí a esa hora.- Nahuel miraba a Renesmee con tristeza y al parecer se debatía por preguntar algo- Acaso se irán muy lejos? -No mucho, estaremos a casi dos horas de aquí, en la Isla Esme.

(*)Las reencontradas amazonas también se habían mostrado impacientes por regresar a su entorno lleno de vegetación, pues se les hacía muy difícil vivir lejos de sus amadas selvas, aunque fueran más reacias a marcharse que el resto de los huéspedes. ²Debes traer a la niña de visita ²había insistido Zafrina². Prométemelo, jovencita. Nessie había presionado su mano, apoyada en mi nuca, incorporándose a la súplica. ²Por supuesto, Zafrina ²convine. ²Seremos grandes amigas, Nessie ²aseguró la indómita mujer antes de partir en compañía de sus hermanas. Amanecer, pg. 431 Y ahora, ¿qué?

-Papá! « papá?...Tía Rose?... Tía«?...Carlisle?... Nona (*)?... -Bella, parece que Nessie se despertó temprano« -Es el clima Edward,- respondí mientras me zafaba molesta de los brazos de mi marido para levantarme - seguro no la deja dormir tanto calor« y tampoco a nosotros«

-No te preocupes cielo, -En dos segundos Edward se enfundo en unos pantalones caquis y se iba poniendo la camisa mientras caminaba a la puerta- vístete, yo la voy atendiendo. Regresar a la Isla Esme había sido una experiencia descomunal. Por una parte ver con nuevos ojos cada detalle que no había distinguido desde mi perspectiva humana cuando llegué por primera vez en mi luna de miel, me fascinaba, poder observar cada mínimo detalle, y recrear en mi mente cada momento que pasé desde hace poco más de un año« increíble! Como toda mi vida dio un tremendo giro en menos de cuatrocientos días y algo. La primera vez vine sola, ahora con toda una familia, esposo, hija«inmortalidad, el paquete completo. Estuvo claro que la decisión de Carlisle de venir a la Isla Esme, fue precipitada, pues claro« Alice nos la hubiera hecho saber antes de venir a Sudamérica, y además habría aprovechado para ir de compras y traer cuanto biquini pudiera. Lo que no había prevenido Carlisle, era que la casa solo tenía tres habitaciones, la blanca, la azul y la de invitados, que era más pequeña incluso que la azul. Nosotros éramos nueve y no habría problemas porque no dormíamos, bueno« dormir del verbo cierra tus ojitos y hasta mañana, no, salvo Renesmee, pero ya había visto mucho apapacho entre Alice y Jasper, al llegar a la Isla, y ni hablar de Rose y Emmett. Así que Carlisle le pidió a Edward que le hiciera conocer un poco de la Isla a Renesmee y así poder hacer un tiempo para hablar con nosotros. - Tengo que aclararles un par de cosas antes de comenzar nuestra, espero, corta estadía en la Isla Esme. Éste no es un viaje de placer ± lanzó una fulminante mirada a Rose quien se apretujaba sin vergüenza al fuerte abrazo de Emmettestamos aquí por Nessie« les queda claro? Mantengan algo de cordura por ella, aún es pequeña y no quisiera que conociera cosas que aún no le corresponden saber. Bien, Esme y yo nos instalaremos en la habitación blanca, Jasper y Alice en la azul (**)« -De ninguna manera!- Alice movia la cabeza negando incluso antes de que Carlisle terminara su oración- Esta toda estropeada! A la cabecera de la cama le falta un gran trozo! Además no podría« mi mente de pronto se llena de recuerdos que no me corresponden« guaj! -Nadie me había mencionado nada sobre un cabecero roto«Bella? -Edward y yo nos ubicaremos en esa habitación, - me miraba los zapatos, para evitar la mirada acusadora de Esme, si pudiera sonrojarme, no tendría duda que ésta sería el preciso momento para hacerlo- no te preocupes Esme, compraremos

un nuevo cabecero incluso antes de partir.- Emmett no pudo evitar reírse, mejor dicho carcajearse, tanto así que por más que quiso calmarse no pudo y tuvo que salir de la sala. -Si no te molesta Carlisle, Jasper y yo estaremos en el extremo sur de la Isla, recuerdo haber visualizado a una parejita observando el crepúsculo desde una cueva rocosa de por allí, ya por la mañana regresamos, no tendremos ningún problema con eso. -Bien entonces, Nessie se quedará en el cuarto de invitados« y Rose? - Emmett y yo estuvimos dando una vuelta por el extremo norte de la isla y, nos acomodaremos por allí, no te preocupes. .-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-. Todo había ido bien en la noche, después de ayudar a Renesmee a acomodarse en el cuarto de invitados, Edward cerró la puerta, y como un relámpago me llevó a la habitación azul en brazos. -Ahora te toca a ti romper algo del cabecero de la cama.- Me había dicho mientras dibujaba suaves figuras en mi espalda que iban bajando poco a poco - total! Tendremos que comprar una nueva cama antes de partir« Renesmee se había levantado con hambre, y dada nuestra inesperada visita a la Isla, el equipo de limpieza no había implementado la cocina con algo de comida. Que recuerde tampoco habían animales circulando por allí, como para que ella misma se pueda alimentar, todo esto aunado a que al parecer, había sido una noche bastante movida no solo para Edward y para mí, sino también para los demás, la tenía de mal humor. -Mamá« buenos días, parece que se te pegaron las sabanas« - Algo así, dormiste bien? -Casi nada, hacía demasiado calor y había tanta bulla por todas partes!! Parecía que había animalitos siendo torturados allá afuera, y aquí« pues« mucho ruido. - Ah« y Edward? -Sintió que llegaba una lancha y fue a ver quiénes venían« mamá tengo

hambre« crees que en esa pequeña selva haya aunque sea un coco? Estaba por revisar la refrigeradora, cuando de pronto apareció Edward con dos personas extrañamente cubiertas de pies a cabeza. -Ta« tán! Sombrero de playa, vestido de playa hasta los tobillos, medias color carne, bueno«el color que más se parece a nuestra piel, sandalias, y anteojos de sol para todos!... ah! Y por supuesto suficientes biquinis para todas! Y, para ti querida, ropa un poco más decente, y también algo de calzado« -Tía« gracias« y« esto« trajiste algo de comida? -Por quien me tomas? Claro que sí! Traje hartas cajas de huevos, tocino y pan. Menos mal que después de nuestra última visita por Brasil, Jasper se propuso aprender portugués y eso nos ha ayudado bastante« -Papá« puedes«? - Claro bebé« yo te preparo algo. -Ah, pasamos por el hotel donde nos habíamos hospedado al llegar y recogí nuestras cosas y Bella, la recepcionista me entregó esto, dice que llegó por la noche y está dirigido para ti. Alice me entregó despreocupadamente un sobre blanco que tenía mi nombre en letras delicadamente escritas, como no me hizo ninguno de sus gestos de intriga cuando ya sabe de qué se trata, me sobresalté y lentamente me escabullí de la estancia hacia el exterior, con la tonta excusa de que iba a tomar un poco de aire. Alice se quedó con Esme viendo todo lo que habían traído desde tierra firme, junto a Rose que reapareció toda despeinada y con ramas entre los cabellos, justo antes de que yo saliera por la puerta principal. Edward estaba entretenido cocinando para Renesmee, pero bien sabía que no me perdería de vista desde las enormes ventanas que daban al mar. El viento tibio de la playa agitaba mi cabello mientras me acercaba a la orilla para sentarme sobre la arena que se suponía estaba caliente, abrí el sobre blanco y dentro estaba una carta con bastantes sellos y estampillas sobre él.

Para: Bella Swan

De: Billy Black

(*)Vale recordar que en el capítulo 3 del Libro de Bella, comenté la forma en que los abuelitos de Renesmee querían ser llamados: ³Era curioso que los cuatro abuelos hubieran establecido reglas de cómo llamarlos a cada uno. Charlie y Esme se inflaban de orgullo cuando Nessie los llamaba abuelitos, atendían inmediatamente al llamado de su nieta, necesitase lo que necesitase, ellos eran felices de que los llamen así. Caso contrario eran Carlisle y Reneé, habían decidido que Nessie los tutee sin ningún problema, ³aún estamos jóvenes para ser abuelos, sí o no Carlisle?´, Reneé cuando no con sus ocurrencias.´ Y a eso es que Renesmee llama a Esme ³nona´, suena mejor que abuela (creo ¿?) (**) Tengo una duda respecto a las dimensiones de la casa de la Isla Esme. Meyer menciona que Edward iba prendiendo luces a su paso, y encendió la última luz y maravilla! Era la habitación blanca. Pero más adelante cuando supuestamente Edward distraía a Bella con todo lo que la Isla ofrecía, Meyer menciona lo siguiente: ³Estaba demasiado cansada para resistir la tentación de subir con rapidez a la cama blandita.´ Habla de un segundo piso? Pues en ningún momento menciona más habitaciones que la azul, y la blanca, y la de invitados que inventé, porque si fuera así este capítulo sobre la distribución de habitaciones sería distinto a como quedo. De Isla a Isla -Querida«- guardé rápidamente el sobre que tenía en mis manos y al parecer no pude ocultar mi sorpresa al ver el destinatario de la carta, pues Edward lo notó rápidamente- ya estamos listos para ir a la Floresta, Carlisle y yo estamos acompañando a Nessie esta vez, nos acompañas? -Creo que esta vez me quedaré, todo este cambio rápido me ha afectado un poco, me siento demasiado cansada« espero no te importe hija« - Para nada mami, además con papá y Carlisle« no creo que demore mucho« Renesmee se me acercó, me dio un tierno beso en la frente y se fue. Edward me guiño el ojo mientras subía a la lancha junto con Carlisle y los seguí mientras se perdían en el horizonte.

Bella,

Jake me escribió desde Londres y dentro también había una carta para ti. Sam me contó todo lo que había pasado con la niña, pero no fui capaz de contárselo. Charlie y todos estamos bien por acá, sin novedades, dale a Alice las gracias por mandarle la dirección del hotel a Sue.

Saludos,

B. Black. Lentamente abrí lo que supuse era la carta que mencionaba Billy, la verdad era que temía abrirla, quizá me adjuntaba fotos de su matrimonio, o tal vez de él y su estúpida novia abrazados señalando la enorme panza de la rubia, o tal vez una copia de alguna ecografía, no sé« tantas cosas se me pasaron por la cabeza que, dudé mucho en abrir el pequeño paquete. Saludos y Novedades!

Como estas querida y extrañada amiga mía? Sé que bien, no creo que Edward permita que algo malo te pase, así que ni me preocupo por ese lado. Tengo tantas cosas que contarte! Te estuve llamando para agradecerte por la tarjeta que le dejaste a Billy, pero nadie contesta el teléfono de tu casa, así que imagino que lo habrás cambiado o habrás tomado unas pequeñas vacaciones, por eso fue que tuve que escribirte.

La noticia del millón es que Patrice no está embarazada! Todo fue producto de su sugestión, cuando apenas llegue a casa de sus padres, (por cierto los Lepore son una familia bastante conocida por aquí) fui y di la cara como todo hombre debe hacer, ella se puso a llorar y a besarme y abrazarme, pues no me lo pensé y lo que le dije lo interpretó como si le pidiera matrimonio cuando en ningún momento mencioné esa palabra (aquí es donde toco madera) así que le exigí acompañarla a lo que sería su primer control de embarazo, ella me decía que era muy pronto,

que estaría muy chiquito para verse en una ecografía, pero como te imaginarás la lleve a rastras, y oh! Milagro! La señorita Lepore seguiría con su apellido medio francés por mucho más tiempo que el que creía, y claro conmigo lo bastante lejos para no zambullirme en sus tonterías.

Termine con esa parte de mi vida tan rápido como apareció, como quien revienta un grano, sentí clarito cuando sonó un ³plop!´ dentro de mi cabeza al cantarle todas sus verdades una por una y la dejé en la puerta de su lujosa casa llorando.

Pero verás, no he desaprovechado el tiempo, ese famoso tiempo que te pedí, ese famoso tiempo que me vengo tomando, me instalé en un pequeño departamento en Dover (esto queda cerca a Londres y también cerca al English channel, o sea cerca a la playa) y a que no sabes? Mandé mi solicitud a la Cambridge University, y justo hoy me ha llegado la carta de aceptación!! Al parecer el dinero Cullen como garantía te abre cualquier tipo de puerta universitaria«Comienzo en setiembre!! Y no te imaginas lo feliz que estoy. Y hablando de eso, voy guardando los vouchers de los que voy gastando para sumarlos todos al final y devolverte hasta el último centavo« te conté que estoy trabajando? Bueno no es el trabajo soñado, pero estoy atendiendo la caja de un Mc Donnalds que me queda a dos pasos de donde estoy viviendo ahora, y también ya abrí una cuenta de ahorros, aunque sea poco, será un gran alivio para poder pagarte aunque sea poco a poco todo lo que vas haciendo por mí.

Y« como está la familia? Llegaron a encontrar a Nessie?

Eso me ha tenido como loco, porque ninguno de ustedes se dignó a contarme absolutamente nada, pero ya no tendré por qué preocuparme.

Te conté que estoy viajando a Forks en esta semana?

Allá te veo.

Saluda de mi parte a toda la familia muelitas« ja ja!

Jake.

PD: Allí te mando mi dirección y mi teléfono para que me llames apenas recibas esta carta. Entendiendo la ley de Murphy (*) Tenía solo dos opciones: llamar a Jake inmediatamente, o esperarlo en Forks y hacer de cuenta que nunca recibí su carta. Ahora no podía pensar solamente en mí, esa era la parte difícil de ser mamá. Conocía de los sentimientos de Renesmee para con Jake, sabía de los sentimientos de Jake para con mi hija, pero« que había de mis sentimientos hacia Jake? Alguna vez se podría dejar de amar a alguien que significó tanto en tu vida? Acaso los sentimientos eran como hojas que quedan escritas en el alma y que se pueden borrar fácilmente con un corrector? No lo creo. Qué tal si no decía nada y Renesmee se quedará aquí con Nahuel? Sería una opción distinta, algo que me permitiría mantener a Jake a mi lado, como un respaldo en caso de problemas. Al parecer Nahuel la quería, y sus clases eran mucho más compatibles, eran más parecidos en muchos más sentidos de los que eran Jake y Renesmee. Tal vez ella decida quedarse aquí en Brasil y mantenerse al lado de Nahuel, eso podría tornarse interesante, pero no dejo de pensar que toda esa ³simpatía´ de Nahuel por mi hija es simplemente una careta, como si no fuera lo que aparenta ser, como si todo fuera tan solo por compromiso, por ³quedar bien´. No podría permitirme arriesgar a Renesmee de ese modo, tampoco podría decirle que no, en caso se quiera quedar, ella haría lo contrario, al igual que yo lo hubiese hecho. Me sorprendió escuchar una vieja canción de Frank Sinatra a todo volumen viniendo desde la casa, a lo lejos. Mientras me acercaba divisé a Esme limpiando las amplias ventanas con un raro gesto en su semblante. En ese momento lo entendí. Si tenía que hablar con alguien tenía que ser con Esme. Quien más podría ³entenderme´ como madre, bueno dentro de este enredo de híbridos, lobos y vampiros, solamente ella. - No sabía que ahora formabas parte del equipo de limpieza, Esme ± bromee un poco mientras intentaba encontrar el control remoto para bajar el volumen de la música, pero ella volteo y me plantó una mirada que nunca le había visto. - Ni se te ocurra bajarle a la música Bella, - tomó de mi muñeca fuertemente y tiró el control remoto hacia un pared haciéndola trizas rápidamente.- Acaso no te molesta el ruido? Acaso no escuchas todo ese escándalo?

-Lo escucho Esme por eso mismo intentaba bajarlo« Ella me tomó por los hombros y empezó a sacudirme mientras mantenía esa mirada violenta que nunca le había visto. -Es que no ES-CU-CHAS! Afiné mi oído para tratar de entenderla, y le di la razón. Toda clase de jadeos, gritos y crujir de cosas ±al parecer de muebles- provenían de alguna parte de la casa. Por Dios! Reconocí lo que parecía la voz de Emmett, y los gritos claro« de Rose? - Me van a destrozar la casa, Bella!! Me la van a destrozar! -Están en«? -Mi habitación Bella! En la blanca!! Se escabulleron mientras estaba guisando algo para cuando Nessie regrese, lo único que pude escuchar fue que aprovecharían ahora que ella no estaba, y que si tú y Edward habían roto un cabecero, yo les permitiría hacerlo con alguna otra parte de la casa, pero esto ya es el colmo Bella! El colmo! No veo la hora que Carlisle llegue« Ah! era por eso que Esme había construido casas para Rose y Emmett... de verdad que no pensé que el sexo podría ser tan« ruidoso? Diría yo, exageradamente ruidoso, tomando en cuenta nuestros afilados sentidos. -Tienes que tranquilizarte Esme, - la tomé de una mano y la dirigí hacia la puerta con todo el cuidado posible- podríamos dar una vuelta a la Isla, como que tomas algo de aire y esperamos que se tranquilicen un poco las cosas por acá« -Tampoco podemos salir Bella! ± Mi siempre pausada y serena suegra explotó nuevamente- Alice y Jasper salieron mucho antes que estos dos, y no sé en qué parte de la Isla estarán pero no quisiera averiguarlo! Es por eso que le dije a Carlisle que la idea de la Isla y de estar lejos de todo era solamente en que venga una pareja por vez! Así simplemente no se puede vivir! O lo que sea que nosotros hagamos! Nos dirigíamos al muelle, al parecer a Esme le sentaba bien la brisa marina, inhalaba profundamente mientras recorríamos descalzas en la arena. Caminaba mirando mis pies mientras me debatía por decirle a Esme sobre mis dudas y problemas, la carta de Jake me quemaba en el bolsillo del pantalón. -Esme, qué harías si en algún momento« quisieras el mismo« vestido que Rose o Alice deseara? ±rodé mis ojos intentando parecer casual. -Bien, - sonrió mirando al horizonte, mientras el sol le arrancaba brillos dorados a

su cabello castaño- ellas siempre son primero.- Me tomó de un hombro, y me miró con una ternura infinita, de esas que hace que te hacen lagrimear los ojos, aunque bueno« yo no podía, pero ya me entienden- A veces ver la felicidad de un hijo, es mucho más satisfactorio que la alegría de una misma. Suspiré mientras asentía con la cabeza, a lo lejos escuché el motor de una lancha acercándose. -Al fin! Ya van llegando«!! ± Esme comenzó a tronar sus dedos como si fuera a querer golpear a alguien, luego pasó de lo molesta a lo incómoda«- La bebé está en camino y este par que no se calla!!! ± Salió como un rayo hacia dentro de la casa. Miré al horizonte y me cruce con los ojos de Edward que me hicieron hormiguear la piel. Me podía permitir verlo desde tan lejos, total! Mi visión mejorada me lo permitía. Él dibujó una de sus sonrisas torcidas mientras su camisa celeste luchaba contra el viento intentando sacársela. Mi hija es primero ± pensé ± ella solo busca un consuelo en Nahuel, no lo ama. Enterré dentro de un pequeño baúl todas mis inseguridades y dudas, lo cerré bajo llave y lo mandé por detrás de mi corazón, dejé que el aire salino me aliviara un poco, puse mi mejor cara y fui al muelle a recibir a Renesmee y a Edward« y también a Carlisle. Me olía que este experimento de acompañar a Renesmee no fue buena idea, ella se notaba visiblemente molesta, cruzada de brazos mirando fastidiada a Edward todo el camino mientras se dirigían a la casa. Edward me dio un fuerte abrazo y me besó la frente tiernamente. Quizás mi mirada lo alarmaba un poco, pero intenté que no se diera cuenta, aunque ya ven, no se me da bien mentir. Al parecer percibió lo que estaba pasando dentro de la casa, que comenzó a reír sin parar mientras caminaba. Me senté al lado de Renesmee mientras acariciaba su cabello intentando calmarla. No sabía que decirle, no quería que tome a mal lo que podría comentarle. Si le decía algo sobre la carta, ahora, no sé« creo que aún no es el tiempo para« Se escuchó un sonido entre los arbustos de fuera de la casa y Edward se puso tenso de pronto mirando por la ventana principal hacia el horizonte. Por una ventana del costado apareció Alice con los ojos como platos, y el cabello y la poca ropa que llevaba, como nido de avestruz, lleno de ramitas y hojas secas. Le plantó la mirada a Edward mientras él asentía sin verla. De pronto escuchamos el sonido de un motor. - Justo en el momento!- Salió Emmett de la habitación blanca, despeinado y lleno

de arañones en el pecho, mientras intentaba ponerse una camisa al vuelo ± el equipo de limpieza! Genial! -No son ellos ± dijo sombríamente Edward. - Entonces? Le dieron a Nahuel y a su aquelarre la dirección de la Isla? -Acaso estás loco? ± dijo Alice mientras se apartaba las ramitas del cabello y se acercaba a la puerta de la casa, intentando arreglarse algo la ropa. -Es él ± dijo amargamente Edward- y como siempre tan imprudente, no viene solo. -Podrían dejar de hablar en charadas por favor? -Es Jacob Black, y viene con Charlie Swan. (*)La Ley de Murphy especifica que cuando algo sale mal, aun puede salir peor, o algo asi) Punto débil Todos tenían razón pero no queríamos entenderlo. Edward y yo, llegamos a la misma conclusión que todos, era decisión de Renesmee. La importancia de tamaña prueba nos hacía creer que nuestra niña aún era una bebé, tal vez no entendía cuando Charlie me trataba así, y es que con Reneé la mamá era yo, así que tomaríamos las riendas de esto sí o sí, total! Somos sus padres y necesitamos poner orden en esta situación. Recuerdo que habíamos discutido sobre qué tipo de crianza daríamos a Renesmee, decidimos que fuera libre en la medida que sus decisiones sean correctas, pero« después del viajecito que nos trajo hasta aquí, ya no sabemos que esperar. -Quieran o no, el vínculo que existe entre Nessie y yo los ayudaría mucho más que ese poder tuyo Edward, definitivamente no podré alejarme de ella, siempre estará en mi mente, siempre tendré que sentirla... ± se quedó mirando el infinito por la ventana, parecía perdido en algún recuerdo que incomodó a Edward que le planto una furiosa mirada, Jake solo rió, negó con la cabeza y siguió riendo, mientras Edward temblaba de rabia a mi lado, a veces temía que explotara y se convirtiera en un puma, así como Jake lo hacía como en lobo, y ver una pelea de animales salvajes en plena Isla« ya! Basta!...- así que quieran, o no quieran, siempre pero siempre, pero siempre siempre siempre estaré con ella, sencillo.- Y nuevamente la sonrisa, un tanto burlona. -Tienes que recordar que es aún una niña que ha tenido un desarrollo un poco«

-Nada de niña, Carlisle, por lo menos considérame adolescente« niña fui cuando nací, ahora ya no. -Mira Renesmee, aquí no se hace lo que tú, tus hormonas o tu descocada razón te diga, aquí muy a tu pesar se hace lo que tu madre y yo decidimos, así que anda olvidando esa manía de llevarnos la contra en todo, que a partir de este momento estas privada de cualquier tipo de comunicación ³a solas´ con alguna persona que no sea parte de la familia« eso incluye la ³comunicación´ extrasensorial... sabes muy bien de que te hablo así que« - Al parecer Edward se percató del tono de voz inapropiado que estaba usando, e inesperadamente se derrumbó al piso con las manos en la cara« ya estando a la altura de Renesmee, quien se encontraba sentada de brazos y piernas cruzadas tal como Alice lo hacía cuando estaba molesta, la miró fijamente a los ojos y comenzó a decirle- No quiero que me veas como un ogro hija, tienes que entender que esto lo hacemos porque te amamos, porque nos importas realmente, porque eres parte de nuestras vidas ahora, e imaginas que difícil para mí es lidiar todos los días con cada pensamiento loco tuyo? sabes cómo es contenerme para no sacudirte con cada idea loca de fuga o rebeldía? Es algo horrible! No creo que exista... no, estoy seguro de que no existe padre sobre el mundo que deteste más el saber cada detalle que pasa por la cabeza de su hija, hay momentos en los que desearía no tener este ³don´, pero ya ves que no se puede« mira, respetaré tus pensamientos, intentaré mantenerme alejado de ellos todo lo que pueda, pero colabora pequeña« ayúdame.. No es nada fácil. Si mi padre me hubiera hablado alguna vez así, pues« verlo desde afuera es distinto, súper distinto, por los ojos dorados de Edward se desbordaba el amor más puro que alguna vez he visto, el de un padre por su hija, no es que Charlie no me quiera« solo que tal y como yo, pues no somos muy expresivos.., yo solo con un ³nos vamos´ ya hubiera estado contenta, pero para discursos, para eso está él« menos mal. Solamente atiné a tomar del hombro a Edward, en señal, creo yo de apoyo, otra vez me quede sin palabras, las dos personas que amaba más en todo el universo estaban allí, que más podría agregar? Que era lo que tenía que decir? No había nada más... que« - Pues la familia tendrá nuevamente una mascota, mira que querías llevarte unos canarios« ahora te llevas un perro a casa, ves hijita! Las mascotas cuando las adiestras adecuadamente entienden« habrá que mantener al canino limpio porque« uf! Aún tiene olor de callejón«

Todos rieron de mi tonta ocurrencia, Jake me abrazó fuertemente, por Dios, cada vez tenía más músculos o me parece? Y cada vez está más caliente, que diferencia« una mano dura como el mármol pero a la vez ligera me tomó de la cintura y me separó bruscamente de mi retornado mejor amigo. No podría hacer nada, esto al parecer nunca acabará. La mezcla de olores se concentró rápidamente en la habitación, Esme estaba cocinando, Carlisle la miraba enamorado desde la barra frente a la cocina. Al parecer esta Isla no solo me trae recuerdos a mí. Charlie y Jacob devoraron la lasaña con tanta rapidez, que me hizo acordar a aquellos tiempos cuando todos se olvidaban que yo era humana y tenía que comer. -Mañana regresamos, intentemos empacar todo, y regresar pronto al continente, ya coordine todo para llegar con tiempo suficiente al aeropuerto de Washington, estaremos tan pronto que ni cuenta nos daremos. -Está bien, justamente pensaba en que Charlie no puede dejar mucho tiempo sola a Sue, imagino q se estará volviendo loca, además con la bebé de Leah.. Imagino que esa casa debe ser una locura! -Para nada, Dominic es un santo! Se encarga de las tres, y también de Louis, claro que Seth ayuda pero prefiere salir con Collin y todos esos chicos que se van desarrollando rápidamente« bueno, sobre eso« quería saber« solo una pregunta, solo una y limítense por favor a contestarla y no profundicen sobre eso, quieren?... Como es que ³brillan´ aquí y de día, y en Forks ni un rayito de luz se asomó por ustedes? Es algo que sucede aquí solamente? Las miradas pasaron de uno a otro, intentando descifrar que y quien tendría que contestar esa pregunta, al final todos acabaron mirándome, pero es que acaso no acaban de entender que no soy buena para las palabras ni para mentir!, Jake me vio, rió despreocupadamente nuevamente y comenzó. - Charlie, ellos son bichitos luminosos en el sol, en el pleno sol, como aquí, pero en Forks como todo es oscuro y nublado, pues no pueden, por eso es que se establecieron allí, es algo que tiene que ver con un tratamiento anti edad que se hacen en un mar lejano en Europa oriental, por eso ves que todos son y se mantienen jóvenes a pesar de los años, pero ellos tienen su ³truquito´ que solamente pueden compartir entre ellos, y así. -Ah. Bueno, em« me prestan su móvil? Voy a avisar a Sue que regresamos mañana.

La idea de Alice de usar unas túnicas musulmanas como trajes para poder llegar desapercibidas hasta el avión, fue genial, pasamos inadvertidas por completo, aunque claro, el aspecto emo con frio que tenían los chicos no fue nada asentador, vestidos de negro hasta el cuello y con un sombrero negro que les hacía sombra el rostro, pues creo que no le va bien a nadie.. Los únicos normales eran Jake y Charlie« como siempre. Tenía bien sujeta de la mano a Renesmee que miraba con nostalgia por las ventanas del aeropuerto mientras esperábamos la llamada de nuestro vuelo. De pronto escuchamos unos gritos no tan lejanos, esa voz... esas voces! No puede ser! Que hace Nahuel aquí? Jake y él se debatían discutiendo en voz alta llamando la atención de muchas de las personas que pasaban por allí, Edward fue a calmarlos y tiró de Nahuel hacia un lado. -Qué demonios haces aquí? Como fue que nos encontraste? Que es lo que quieres? -Tan amable como siempre, Señor Cullen« estuve esperando en el muelle por el que siempre se desembarcan, y los vi con maletas y vestidos extrañamente, así que los seguí. -Pero... para qué? -Es que acaso no me van a dejar despedirme de Nessie? No se me está permitido aunque sea el honor de decirle adiós? Edward tal como lo prometió, dejó ir a Nahuel tras Renesmee, se la llevó a un lado y la tomo de las manos. -Lo siento de veras« yo pensé avisarte... pero ya ves... -No sientas nada, déjalos nuevamente, vamos, afuera tengo un auto esperándonos, no habrá problemas ya sé cómo despistarlos, esta vez nadie nos encontrara. -Lo lamento Nahuel, yo« me quiero ir, veras« Pero Nahuel no la dejó terminar, precipitadamente la tomó de los brazos y le plantó un beso en los labios, Renesmee se resistía haciéndose hacia atrás, cuando en un desdibujo vi que Edward y Jacob se ponían entre los dos.

-Maldita sanguijuela acaso no te basta con habértela llevado una vez? Que es lo que quieres? Ya lárgate, ella regresa« olvídate de ella, pequeño desgraciado« Carlisle y Jasper sujetaban a Nahuel porque quería irse sobre Jacob, la furia le saltaba por los ojos. -Quizás no entiendas perro.. Pero ella es mía. Y hagas lo que hagas, tú o cualquiera de ellos, ella estará conmigo, no será hoy ni mañana, pero sí muy pronto«

Pd: me olvide comentarles que es la RAV, y ademas comentarles del proyecto de Noe y mio, pero ya sera en el prox post, estoy contra el tiempo ahorita, pero mañana se los cuento.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful