You are on page 1of 85

PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES

Dedico este trabajo a Nuestro profesor Víctor García Sandoval, por Que gracias a sus nos ha

Enseñanzas

Inculcado el saber del Derecho penal.

1

PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES

INTRODUCCION

2

PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES

INDICE

DEDICATORIA INDICE CAPITULO I LOS PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES PRINCIPIO DE PLURALIDAD DE INSTANCIA EL DERECHO FUNDAMENTAL DE PLURALIDAD DE INSTANCIAMH

CAPITULO II PRINCIPIO DE PLURALIDAD DE INSTANCIA

3

PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES

CAPITULO I LOS PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES (DEFINICION)

1.- LOS PRINCIPIOS CONTITUCIONALES

4

ello no quiere decir que no sea impugnable. tal como señalamos es una manifestación del derecho a impugnar. sin embargo ello no significa que cualquier tipo de resolución judicial sea recurrible. así por ejemplo el auto que resuelve la reposición es irrecurrible. consecuencias jurídicas derivadas de la comisión de un delito. en la medida que no se está pronunciando respecto a las pretensiones antes indicadas. por cuanto el tema de la instancia plural está referido más bien a que exista un doble grado de pronunciamiento jurisdiccional respecto a las pretensiones que se discuten dentro de un proceso penal (responsabilidad o no de los procesados. ya que se puede hacer uso de acciones de impugnación como el habeas corpus. por ejemplo).PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES CAPITULO II PRINCIPIO DE PLURALIDAD DE INSTANCIA 1. como por ejemplo el auto de abrir investigación judicial (pero aquí hay que precisar que si bien no es recurrible. y que se halla consagrado en el inciso 6° del artículo 139° de la Constitución Política del Estado. mas no así para cualquier petición. porque el legislador no ha establecido recurso alguno para su cuestionamiento. En el actual Código de procedimientos Penales también existen resoluciones que no son recurribles.El principio de instancia plural..PRINCIPIO DE PLURALIDAD DE INSTANCIA. sucediendo lo mismo con relación a la decisión jurisdiccional emitida por el órgano de revisión respecto a la admisibilidad de las pruebas ofrecidas en dicha instancia (Numeral 4° del artículo 421 del Nuevo Código Procesal Penal). del mismo modo podemos citar el auto de 5 . monto de la reparación civil).

precisando Muñoz Neira que dentro de las Reglas Federales de Procedimiento Criminal se ha consagrado el derecho de todo condenado de apelar su condena o la sentencia. en cambio el actor civil sólo podrá recurrir respecto al objeto civil de la misma. establece que tanto el imputado como el Ministerio Público podrán impugnar indistintamente. pero la otra cara de la moneda es que la fiscalía no puede apelar una absolución. En esa línea de pensamiento resulta imprescindible mencionar la posición de Maier. lo que como. el mismo que ha sido aprobado por el Fiscal Superior 1. Sentencia del Tribunal Constitucional recaída en el expediente N° 2005-2006-PHC/TC de fecha 13 de marzo de 2006.PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES sobreseimiento dictado por el Juez luego de haber discrepado del dictamen no acusatorio del Fiscal Provincial. lo que no quiere decir que tal posibilidad no se halle contemplada en la legislación ordinaria. sea esta federal o estatal. por ejemplo con el ordenamiento procesal norteamericano donde la apelación es una posibilidad legal pero no una exigencia constitucional. constituye una evidente asimetría procesal2. incluso la Corte Suprema no incluye necesariamente dentro del concepto de debido proceso a la posibilidad de impugnar una decisión jurisdiccional. el derecho corresponde a cualquiera de ellos. y el artículo 407. de lo que concluye dicho autor que una sentencia absolutoria o condenatoria no recurrida a favor del condenado queda firme. con lo que queda establecido que el doble grado de jurisdicción es un derecho atribuible 1. y conceder un medio impugnatorio a la parte acusadora constituiría una clara 6 . ya que para que una pena se pueda ejecutar requiere de la doble conformidad de la condena. concluye que la posibilidad de impugnar una sentencia judicial debe concebirse como una garantía procesal del condenado quien tiene derecho a que su sentencia sea re examinada por un órgano jurisdiccional superior. quién a partir de una interpretación sistemática del literal h del inciso 2° del artículo 8° de la Convención Americana de Derechos Humanos y el inciso 5° del artículo 14° del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos. sino únicamente del condenado. La opción de nuestro ordenamiento de adoptar un sistema de doble grado de jurisdicción con arreglo al principio de igualdad contrasta. del objeto penal o del objeto civil de la resolución. por ende la impugnación no debe ser concebida como facultad de todos los sujetos procesales. a cualquier sujeto procesal. concluye el mismo autor. El inciso segundo del artículo 404 del Nuevo Código Procesal penal establece que el derecho de impugnación corresponde sólo a quien la ley se lo confiere expresamente. Si la Ley no distingue entre los diversos sujetos procesales. referente al ámbito del recurso.

según el artículo 29 C. llevaría a sostener que la Constitución no consideraría los derechos y principios contenidos en su artículo 139°. ³Para que los derechos se conviertan en fundamentales tienen que incorporarse a una Constitución que se afirme expresamente como norma jurídica y que prevea mecanismos para garantizar su supremacía sobre las demás normas del ordenamiento y en particular sobre la ley («) son las garantías constitucionales las que hacen que la constitución deje de ser un documento exclusivamente político para pasar a ser además una norma jurídica. El proceso penal. de los ³Derechos Fundamentales´. salvo cuando se trata de sentencias condenatorias.-170 3. Fundamentos 2ª Ed. P. Editorial del Puerto SRL. que se incluyen en el artículo 139°. se impuso así la necesidad de establecer ciertos derechos como fundamentales. es nuestra posición que los derechos y principios de la función jurisdiccional. No basta que los derechos sean enumerados sin más por la Constitución.N4. Pag. pues aquel no pertenece al núcleo esencial del debido proceso. BERNAL CUELLAR. Julio B. Tomo I. Orlando. En principio. por imperio del artículo 3° de nuestra Carta Magna y la falta de un tratamiento diferente para los derechos fundamentales o no en relación a las acciones de garantía establecidas en el artículo 200°. una errada interpretación. y demás normas de esta misma índole como derechos fundamentales dado que se ubican en el Título II ³De la Estructura del Estado´ y el Capítulo VIII ³Poder Judicial´. Sin embargo y tal como hemos referido nuestro modelo procesal ha otorgado la posibilidad de impugnación de un fallo judicial a cualquier sujeto procesal de acuerdo a las limitaciones establecidas en el propio Código. deben ser 7 . las cuales siempre podrán ser impugnadas. 705-717 4.P. Colombia. también son ellas las que hacen que los « derechos de las declaraciones» se conviertan en « derechos fundamentales»5. Julio. 2ª Reimp. MUÑOZ NEIRA. 2002.. Eduardo. 2004.PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES violación al principio del ne bis in idem3. Jaime y MONTEALEGRE LYNETT. empero. 169. En igual sentido Bernal y Montealegre señalan que ³Del principio constitucional de la doble instancia no se deriva necesariamente el derecho fundamental de apelar todas las providencias judiciales. Derecho procesal penal. 2. Tomo I. Legis. 2006. 37 2. Fundamentos constitucionales del nuevo sistema acusatorio. la guerra permitió vislumbrar su poca efectividad.De los horrores vividos en la segunda guerra mundial.EL DERECHO FUNDAMENTAL DE PLURALIDAD DE INSTANCIA. MAIER. Buenos Aires. y no en el Capítulo I del Título I. Sistema penal acusatorio de Estados Unidos. 5ª Edición. Universidad Externado de Colombia. se trasmuta de los derechos constitucionales a la idea de los derechos fundamentales.1ª Edición.

Según RUBIO CORREA ³Los principios generales del Derecho son conceptos o proposiciones de naturaleza axiológica o técnica. la Constitución Política del Perú establece la pluralidad de instancia en el numeral 6) de su artículo 138°6 Desarrollando tal norma. Curso de Derecho Constitucional. la forma de operación y el contenido mismo de las normas. 5. 2000. Ediciones Jurídicas y Sociales. salvo disposición legal distinta. máxime cuando las normas procesales son de carácter público e indisponibles para las partes.. Sin embargo. Segundo. ³Artículo 139°. A nivel Constitucional. el artículo X7 del Título Preliminar8 del Código Procesal Civil establece el principio de doble instancia. son un conjunto de normas jurídicas con rango de ley (es decir del mismo valor que las demás leyes. lo que no afecta su vigencia. salvo disposición legal distinta´. para no entrar en conflicto con la Constitución. validez y cumplimiento son imperativas. subconjuntos. la disposición legal distinta solamente podría. ³Artículo X. Pp.Principio de Doble instancia. sería otra norma de rango equivalente la que los modifique sin más trámite que su aprobación de acuerdo a la Constitución. en 8 . y los del proceso civil. PÉREZ ROYO. aumentar el número de instancias dentro de la administración de justicia. en general. («)´ 7. formalmente hablando. es decir.. conjuntos y del propio Derecho como totalidad´8. Además. sino que se encuentran dentro del derecho procesal civil. grupos normativos. nuestra ley procesal habla de doble instancia. esto quiere decir. S. pese a su condición de principios o criterios rectores desde el punto de vista de la teoría de las fuentes del derecho. estas normas del Título Preliminar. que informan la estructura. por lo que su vigencia. vale decir que los principios del derecho.El proceso tiene dos instancias. y su vulneración Por el Poder Público podría ser observada incluso mediante proceso de amparo. 264-265. su vigencia es automática no requiere de ley posterior que desarrolle tales derechos.PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES correctamente considerados como derechos fundamentales cuya preceptividad es inmediata. los principios pueden estar o no contenidos en las normas legislativas. por lo que su presencia no es perceptible sólo a nivel constitucional. en ciertos asuntos.A. se encuentran vigentes hayan sido o no legislados. es decir. dentro de esta rama jurídica se dan principios particulares como el de la doble instancia que se viene comentando..Barcelona: Marcial Pons. suspensión o derogación rigen las reglas comunes del sistema. en particular. Primero deseamos realizar una precisión sobre su calificación como principio. que para su modificación. 6.Son principios y derechos de la función jurisdiccional: («) 6. La pluralidad de la instancia. Madrid. Javier.. decretos legislativos y otras normas equivalentes).

Puede uno cuestionarse la significación del Título Preliminar del Código Procesal Civil dentro de laestructura general del sistema jurídico.´ En RUBIO CORREA. 22. en especial los cuerpos procesales. cada uno de los cuales presupone al anterior y el último el grupo entero. es un equivalente a pedido donde ³Instancia en términos generales es toda solicitud. En el proceso civil rige en principio. Es posible que el proceso civil tenga más de dos instancias.PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES ningún caso podría reducir el número a uno. dictando normas de alcance general y que va más allá del Derecho Privado.. petición o requerimiento («) 9 . Quinta edición. informar sobre normas que conciernen sólo al proceso civil.LA INSTANCIA. Lima: Fondo Editorial de la Pontificia Universidad Católica del Perú. en todo caso no se encuentra una definición unánime como tampoco el momento de su inicio9. Pero antes de determinar si la Casación es una instancia o no. como sucede respecto al Título Preliminar del Código Civil. Entonces el significado del Título Preliminar del Código Procesal Civil es más modesto. o es el medio para satisfacer pretensiones jurídicas. Esa preeminencia debe ser respetada por las demás leyes de la República. la doble instancia. En un primer sentido. nos lleva a concluir en este punto que: En el Perú. El proceso puede ser definido de muchas maneras. recurrimos principalmente a la doctrina argentina para la diferenciación respectiva. con la finalidad de alteraciones que quiten coherencia y equidad al conjunto de normas legisladas. tal como enseña entre nosotros RUBIO CORREA ³En síntesis. 1990. podemos concluir que el Título Preliminar del Código Civil ocupa un lugar preponderante dentro del sistema jurídico como conjunto. 8. cuando exista disposición legal expresa que así lo determine. Marcial. Sobre el procedimiento sí es unánime decir que es el método concreto que utiliza el proceso. Volumen III. Título Preliminar en Biblioteca para Leer el Código Civil. entre las principales. tanto al Derecho público como privado. En la Doctrina hay una doble connotación de lo que es instancia. De ahí se observa que cada cuerpo normativo. No puede decirse. porque en tal hipótesis resultaría vulnerando la garantía constitucional de la instancia plural. o desde una visión garantista el proceso es el sistema o medio de garantías constitucionales para satisfacer y/o eliminar patologías jurídicas. P. 3. Todo lo expuesto. pues. el desarrollo mecánico del mismo y para frasando a MONTERO AROCA no es sino un conjunto de actos concadenados. por expreso mandato constitucional. que se trata de disposiciones que tienen vocación de normar a todo el sistema jurídico.Podría incluso algún despistado estudioso confundir instancia con nociones como proceso y procedimiento. no puede existir un proceso con instancia única. pero si su momento final. cual es la adquisición de una resolución firme que en él se dicte con la autoridad de cosa juzgada. disponen de sus propios Títulos Preliminares. Así puede anticiparse diciéndose que un proceso se desenvuelve en diversas instancias siguiendo determinados procedimientos. debo primero referirme a qué es lo que se entiende por instancia.

Entonces debemos avocarnos sólo al tema de la pendencia y especialmente a conocer desde cuando un proceso se encuentra pendiente. tratándose de una solicitud hecha al Poder Judicial´10. lo que implica un movimiento..PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES 9. también se llama instancia a todo un conjunto de actos que constituyen un procedimiento. por otro lado. Es obvio que tanto la Doctrina como cada legislación en particular. ENRIQUE FALCÓN refiriéndose a la instancia dice: ³Como tal.Teoría de la contestación de la demanda. PALACIO formula su definición en términos muy amplios. Litispendencia es el conjunto de efectos procesales.instancia es la denominación que se da a cada una de las etapas o grados del proceso. evitando que esta duración perjudique al derecho a la tutela judicial efectiva de los litigantes. COUTURE decía ³«. pero se verá los enormes problemas que ello puede originar. según que los realice el juez por iniciativa propia o a requerimiento de alguno de los interesados. Por ello debemos saber desde cuando un proceso se encuentra pendiente. c). que tiene un momento inicial como un momento final.. Se habla. para cada proceso o procedimiento en particular y hasta la resolución que lo concluya´11. es expresa la adhesión a la primera teoría (la de presentación de la demanda)..Teoría de la presentación de la demanda. («) a partir de la promoción del incidente. la promoción de un incidente o la resolución mediante la cual se concede un recurso (ordinario o extraordinario) hasta la notificación del pronunciamiento final hacia el que dichos actos se encaminan´12. y que va desde la promoción del juicio hasta la primera sentencia definitiva. En conclusión en el Perú el proceso se inicia con el emplazamiento efectivo de la demanda al demandado. nos llevará a decidir por la tercera de ellas. entiende por instancia ³el conjunto de actos procesales que se suceden desde la interposición de una demanda (originaria o reconvencional). Pendencia es un estado que se produce en un lapso de tiempo comprendido entre el inicio del proceso jurisdiccional y su final. se dice entonces que los actos procesales se realizan de oficio o a instancia de parte. que se manifiestan durante la pendencia de un proceso con el objetivo de garantizar la eficacia de la futura definición judicial del derecho desde la perspectiva de la duración de dicho proceso.Teoría de la admisión de la demanda. legítimamente previstos a favor de una o ambas partes. o desde la interposición del recurso de apelación hasta la sentencia que sobre él se dicte. Por ejemplo en Perú.. escogerá tal o cual teoría.Teoría del emplazamiento efectivo con la demanda. Debe conocerse desde cuando se inicia un proceso. Al respecto sepostulan cuatro teorías: a). pero en España. en caso de doble instancia. b). Así. Cuidado que decir que un proceso se encuentra pendiente no es lo mismo que identificarlo con el concepto de litispendencia. una interpretación sistemática de nuestro código procesal. debe entenderse el conjunto de actos procesales que suceden a continuación del acto de apertura de la instancia. d). En un segundo sentido. y ese acto de apertura de la instancia a que se refiere pueden ser: ³Así la instancia sucede a partir de la demanda. entonces de 10 . en general. desde la concesión del recurso («) y hasta el momento de conclusión de los actos que engloban el proceso o el procedimiento previsto´.

principalmente en materia de alegaciones y pruebas. Perención de la instancia en el proceso civil. porque el recurso de apelación para ser verdadera instancia debería abrir una nueva ocasión de aportar ante el Tribunal ad que todos o parte de los materiales de la primera instancia más 11 . El Recurso ordinario de apelación en el proceso civil. PALACIO. 446. excepciones. Eduardo. Buenos Aires: Abeledo-Perot.PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES sentencia de primera y segunda instancia. Roberto. sin limitaciones provenientes de lo alegado y probado en la primera instancia. Lino. En aquel mismo texto citado señala describiendo la instancia: ³Cuando comienza el proceso o el procedimiento es cierto que con el decurso del mismo encaminado hacia una resolución el campo entre uno y otro acto es la instancia. En el extremo opuesto del arco de posibles configuraciones se situaría una segunda instancia concebida para la exclusiva revisión del juicio jurídico determinante de la sentencia de primera instancia. actuarse medios probatorios e introducirse nuevas pretensiones. Buenos Aires: Editorial Astrea de Alfredo y Ricardo de Palma. Así se admitiría cambiar el fundamento de la pretensión o. 34 13. Caducidad o perención de instancia.´ 9Ibib. P. ³Puede concebirse ±aunque esta concepción resulte de muy difícil realización ±como un nuevo proceso. P. ³repitiendo´ pruebas. al menos. No hay dudas acerca de la amplitud de posibilidades que pueden darse en primera instancia. 169-170. con la posibilidad de formular alegaciones. LOUTAYF Y RANEA. Así concebida. tercera edición. 11. Derecho Procesal Civil. contradicciones y proponer pruebas como sí de un primer proceso se tratara. por ejemplo. 10. sin duda la instancia es la compleja actividad jurisdiccional que se sitúa entre determinados momentos en el desarrollo del proceso. Fundamentos de Derecho Procesal Civil. 219 citado por MAURINO. 1989. la denominación "segunda instancia" es un tanto convencional. 1991. Buenos Aires: RoqueDepalma Editor. FALCÓN. Luís Alberto. Desde este punto de vista. como el íter procesal que media entre un pedido y el pronunciamiento sobre éste corresponde luego conocer las características de la instancia. Doctrina y Jurisprudencia. Buenos Aires: Editorial Astrea de Alfredo y Ricardo Depalma. Tomo IV. aducir hechos y procurar probarlos sin limitación alguna. pero sin posibilidad de revisar el juicio fáctico´14 Algunos autores definen el concepto de instancia en atención a la posibilidad que en el mismo puedan analizarse hechos. en la denominada segunda instancia. P. 12. de pruebas de primera o segunda instancia´13. Pp. 1989. de jueces de primera o de segunda instancia. Pero si hay confusión respecto al segundo examen. Enrique. con pleno conocimiento por parte del órgano jurisdiccional de hechos y derechos. P. COUTURE. 16. 1958.

Sin embrago. El proceso de declaración. a base fundamentalmente de los materiales de la primera instancia. de aportar algunos otros nuevos (apelación limitada que no origina una verdadera segunda instancia). que no es materia para analizar en el presente. En ella se trata de ver si. pues de lo contrario. con alguna posibilidad. Así en primera instancia se pide al juzgador un pronunciamiento sobre el fondo. de enjuiciamiento civil. Es nuestra posición que la instancia no debe depender de la posibilidad de pronunciarse únicamente u concretamente sobre la pretensión. y entonces si se tratará de una apelación plena (que incluye una segunda instancia) que permitiría incluso el complemento de las pretensiones ya ejercidas o el ejercicio de otras nuevas. En nuestro Código Procesal Civil la apelación asume este último carácter. pero basta la potencialidad de lograrlo. pues la exigencia de un pronunciamiento de fondo es previo cumplimiento de ciertos requisitos. podría esa apertura quedar reducida o una ocasión para criticar la decisión reclamada y examinar el Tribunal únicamente los materiales de la primera instancia. 14. existe la posibilidad de estimar o desestimar la pretensión. Lo dicho lleva a concluir en este punto que: 12 .PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES los nuevos de que el recurrente tal vez disponga (nova reperta). total o parcialmente. justa o injusta. conforme la ley 1/2000 de 7 de enero.A.. es una apelación limitada. lo más grave aún es que se lesione derecho constitucional y fundamental alguno. Andrés y DÍEZ-PICASO GIMÉNEZ. nuevas pruebas. segunda edición. que puede o no darse. 2001. sino que revise el fondo con apertura de contradicción. con ciertas concesiones al llamado ius novorum y sólo para determinados procesos. que en ninguna de ambas instancias se consiga una resolución que se pronuncie sobre el fondo. instancia sólo será cuando el juzgador tenga la posibilidad de pronunciarse sobre la pretensión deducida. empero siempre la segunda instancia entraña la posibilidad de que el tribunal competente confirme o revoque y sustituya. pero y. Por otro lado. más o menos amplia. en primera instancia.Madrid: Editorial Centro de Estudios Ramón Areces S. P. Derecho Procesal Civil. según los sistemas. DE LA OLIVA SANTOS. 448. que ahora se examinan y valoran de nuevo. muy relacionada al anterior punto de vista. la sentencia impugnada es acertada o desacertada. la resolución que puso fin a la primera instancia. en tanto en segunda instancia. excepciones. también puede darse el caso. Ignacio. nuevos hechos. en ningún caso el recurso de casación constituiría una instancia más. Se buscaría ofrecer una respuesta a unas concretas peticiones de tutela jurídica. existe también la posibilidad de revocar o confirmar una resolución que se pronuncia sobre la pretensión. fundado en derecho.

segunda instancia termina con el En este trabajo se va asumir que constituye la instancia un iter procesal que media entre un pedido y el pronunciamiento sobre éste. que se haya establecido una relación jurídica procesal válida. en principio pude tener dos instancias pero por ley expresa puede tener incluso más de dos instancias. se encuentra abolida en materia judicial la instancia única..SENTENCIA DEL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL CON REFERENCIA A ESTE PRINCIPIO. sino con su notificación. aunque no se haya conferido traslado o no haya sido notificada. en consecuencia. 4. la tendencia predominante indica que la instancia finaliza.° 4235-2010-PHC/TC LIMA CESAR AUGUSTO NAKAZAKI SERVIGON A FAVOR DE ALBERTO FUJIMORI FUJIMORI 13 .PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES Las instancias: si bien en teoría puede determinarse la existencia de una instancia única. son los ordenamientos legales los que deben preveer una opción en particular En casi todos los países con un estado de derecho social y democrático. o de dos o más instancias. por lo que la determinación de cuantas instancias se permiten en un sistema procesal queda reducida a las dos siguientes opciones.- EXP. Comienzo de la primera instancia: la primera instancia se abre con la mera presentación de la demanda. o de una primera y de una segunda instancia. resultando irrelevante. aunque el primero lo sea de manera directa o indirecta. Fin de la segunda instancia: la pronunciamiento del Superior jerárquico. N. Se ha visto que en el Perú. cuyo contenido verse sobre hechos y derechos. Inicio de la segunda instancia: la segunda instancia comienza con la concesión del recurso. un proceso civil. no con el dictado de la sentencia. Fin de la primera instancia: aunque constituye una materia opinable.

derivados del proceso penal N. BeaumontCallirgos. integrado por los magistrados Mesía Ramírez. 2) se ordene a la Sala Permanente de la Corte Suprema de Justicia de la República. Calle Hayen. y. Eliana Elder Araujo Sánchez y Teófilo Idrogo Delgado. su fecha 2 de setiembre del 2010. Presidente. 3) que los vocales supremos que resuelvan dichos recursos sean vocales diferentes a los emplazados. que se agrega y el fundamento de voto del magistrado Beaumont Callirgos que también se acompaña. que admita los recursos conforme al procedimiento establecido en el artículo 40º del Código de Procedimientos Penales. de fojas 380.PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES SENTENCIA DEL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL En Lima.º 19-2001-B y N. pronuncia la siguiente sentencia. que declaró improcedente la demanda de autos. Por ello solicita 1) la nulidad de los autos que declararon la no admisión de los recursos de nulidad interpuestos contra los autos de fecha 26 de junio del 2009. don César Augusto Nakazaki Servigón interpone proceso de hábeas corpus a favor de don Alberto Fujimori Fujimori y lo dirige contra la Sala Permanente de la Corte Suprema de Justicia de la República integrada por los vocales Jorge Alfredo Solis Espinoza. el Pleno del Tribunal Constitucional. con el fundamento de voto del magistrado Vergara Gotelli. a los 11 días del mes de agosto de 2011. Isabel Cristina Torres Vega. que a su vez declararon infundadas las recusaciones planteadas en los incidentes N. por vulneración de los derechos a recurrir las resoluciones judiciales y a la libertad individual.º 19-2001-A. ASUNTO Recurso de agravio constitucional interpuesto por don César Augusto Nakazaki Servigón contra la sentencia expedida por la Cuarta Sala Especializada en lo Penal de Procesos con Reos en Cárcel de la Corte Superior de Justicia de Lima.º 192001-C. N. Eto Cruz y Urviola Hani. ANTECEDENTES Con fecha 5 de noviembre del 2009. Vicepresidente. 14 . Vergara Gotelli.º 19-2001-AV seguido contra el favorecido. Álvarez Miranda.

pues si en el proceso principal. A fojas 117 obra la declaración indagatoria de doña Gladys María Vallejo Santamaría. contra los vocales supremos Elvia Barrios Alvarado. Sostiene que para el conocimiento de las recusaciones se recompuso la Primera Sala Penal Transitoria de la Corte Suprema de Justicia de la República. 3) N. se declaró nula la vista de la causa y nulo todo lo actuado ante esa Sala.º 19-2001-AV (Caso Barrios Altos.º 19-2001-³B´. en los que se declaró que la Sala Suprema en aplicación del artículo 150º de la Ley Orgánica del Poder Judicial era incompetente para conocer en grado de revisión los incidentes derivados en procesos penales que en revisión y última instancia se vienen tramitando ante otra Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia de la República.º 19-2001-³A´. Héctor Ponce de Mier. El Procurador Público Adjunto de la Procuraduría del Poder Judicial al contestar la demanda señala que los recursos de nulidad contra las recusaciones desestimadas fueron declaradas inadmisibles porque la recusación de un vocal supremo tiene su propio procedimiento en el que una sala suprema no es segunda instancia de la otra. quien en representación del favorecido se ratifica en todos los 15 . 2) N.PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES El recurrente refiere que en el proceso penal N. contra el vocal supremo Duberlí Apolinar Rodríguez Tineo. Añade el recurrente que para el trámite de la recusación se debió aplicar el artículo 40º del Código de Procedimientos Penales. por lo que el revisar el cumplimiento de estos supuestos sólo corresponde a la justicia ordinaria. Roberto Barandiarán Dempwolf y José Neyra Flores. Las recusaciones fueron declaradas infundadas por autos de fecha 26 de junio del 2009. dos salas supremas actúan como primera y segunda instancia igual correspondería para la resolución de los incidentes de recusación. y. Cantuta y los secuestros de Gustavo Gorriti y Samuel Dyer) seguido contra el favorecido presentó tres incidentes de recusación: 1) N. responde al cumplimiento del justiciable de los supuestos que comprenden los códigos adjetivos de la materia o de la procedibilidad de dichas peticiones dentro del marco legal que fue creado para ello. Añade que la declaración de admisibilidad o inadmisibilidad de recursos y solicitudes. contra los que se interpuso sendos recursos de nulidad. Los referidos recursos de nulidad fueron desestimados mediante autos de fecha 4 de setiembre del 2009. Julia Arellano Serquen. contra el vocal supremo Julio Biaggi Gómez.º 19-2001-³C´. quedando integrada por los vocales Héctor Rojas Maraví. en consecuencia. Jorge Bayardo Calderón Castillo y Sócrates Zevallos Soto.

1. con fecha 7 de junio del 2010. 139 y 292 obran las declaraciones de los vocales emplazados en las que señalan que el Colegiado emplazado no podía conocer los recursos de nulidad planteados en los incidentes de recusación porque este recurso carece de configuración legal por lo que resultaría un exceso y acto de arbitrariedad si se permitiera a un justiciable recurrir de todas y cada una de las resoluciones que se emitan en el interior del proceso. El Cuadragésimo Cuarto Juzgado Penal-Reos en Cárcel de Lima. a su vez. en consecuencia. fojas 116). por lo que no existe afectación de los derechos invocados. A fojas 127. declaró improcedente la demanda al considerar que el hábeas corpus presentado no está dirigido a cuestionar el mandato de detención del favorecido. N. FUNDAMENTOS §1. declararon infundadas las recusaciones planteadas en los incidentes N.º 19-2001-C.º 192001-AV seguido contra Alberto Fujimori Fujimori. se ordene a la Sala Permanente de la Corte Suprema de Justicia de la República que 16 . y por consiguiente. La Cuarta Sala Especializada en lo Penal de Procesos con Reos en Cárcel de la Corte Superior de Justicia de Lima. Delimitación del petitorio. toda vez que un recurso sólo se debe de conceder cuando exista una normativa que lo permita y una instancia que funcionalmente actúe como órgano revisor. inadmisibles los recursos de nulidad interpuestos contra los autos de fecha 26 de junio del 2009. que. sino a exigir que se conceda un recurso de impugnación en el incidente de recusación de vocal supremo que no se encuentra previsto en la Ley Orgánica del Poder Judicial. que declararon nula la vista de la causa y nulo todo lo actuado ante la Sala Permanente de la Corte Suprema de Justicia de la República. confirmó la apelada al considerar que la recusación de un vocal supremo se rige por lo establecido en el artículo 150º de la Ley Orgánica del Poder Judicial.º 19-2001-B y N. 132. derivados del proceso penal N. por lo que las resoluciones que declararon infundadas los incidentes de recusación eran inimpugnables.PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES extremos de su demanda (conforme al decreto de fecha 15 de diciembre del 2009. La demanda tiene por objeto que se declare la nulidad de los autos de fecha 4 de septiembre de 2009.º 192001-A.

inciso 1. en conexión con el derecho a la libertad personal. tomando en consideración prima facie criterios tales como el hecho de si la persona que acusa violación del debido proceso se encuentra o no procesada penalmente (Cfr. especialmente cuando se trata del debido proceso («)´. un grado razonable de vínculo y enlace con ésta´ (Cfr. por parte de cualquier autoridad. RTC 2833-2007-PHC. 2. STC 4750-2007-PHC ±caso en el que sobre el 17 3. si el proceso de hábeas corpus es la vía preestablecida para cuestionar la inconstitucionalidad alegada. establece que el proceso de hábeas corpus ³procede ante el hecho u omisión. el último párrafo del artículo 25º del Código Procesal Constitucional ±el cual prevé. F. estableciendo que aquélla relación de conexidad puede presentarse ante la alegada violación del debido proceso. Desde luego. de la Constitución. dispone que éste ³[t]ambién procede («) en defensa de los derechos constitucionales conexos con la libertad individual. El artículo 200º. funcionario o persona. 6 h. [la pretensión] guarda. J. Corresponde analizar. 5 ±caso en el que el demandante tenía solo la condición de testigo en el proceso penal±. Sobre ello ha incidido el Código Procesal Constitucional. los derechos fundamentales protegidos por el hábeas corpus±. es un asunto que debe ser apreciado en cada caso concreto. empero. que vulnera o amenaza la libertad individual o los derechos constitucionales conexos´. Se alega vulneración del derecho a recurrir las resoluciones judiciales. §2. Anteriormente a la dación del Código Procesal Constitucional. enunciativamente. en primer término. .PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES admita los recursos conforme al procedimiento establecido en el artículo 40º del Código de Procedimientos Penales y que los vocales supremos que resuelvan dichos recursos sean vocales diferentes a los emplazados. la apreciación en torno a la exigencia de conexidad con la libertad individual. J. STC 2663-2003-PHC. F. refiriendo que ³si bien no hace referencia a la privación o restricción en sí de la libertad física o de la locomoción. este Tribunal ya había acogido expresamente esta tesis al aceptar la existencia del denominado ³hábeas corpus conexo´. RTC 2983-2008-PHC ±caso en el que sobre el demandante pesaba tan solo un procedimiento administrativo sancionador±). En concreto. si se encuentra o no privada de su libertad personal como consecuencia de una decisión derivada del proceso penal en el que supuestamente alguna garantía procesal ius fundamental ha sido inobservada (Cfr.). De si existe competencia ratione materiae para conocer el fondo de la controversia en un proceso de hábeas corpus.

en razón de lo previsto en el artículo III del Título Preliminar del Código Procesal Constitucional. 18 . sino tan solo la obligación de la Corte Suprema de. la consecuencia no sería la libertad del condenado Alberto Fujimori Fujimori. 4. conforme a lo previsto en el referido precepto ³cuando en un proceso constitucional se presente una duda razonable respecto de si el proceso debe declararse concluido. en mérito de lo cual. Ello hace dudar de la relación de conexidad que la pretensión guarda con el derecho fundamental a la libertad personal. valorar el fondo de los recursos de nulidad interpuestos contra los autos que declararon infundadas las recusaciones planteadas. entre otras consideraciones. F. En efecto. RTC 57732007-PHC. debe inclinarse por ingresar a valorar el fondo del asunto. el Juez y el Tribunal Constitucional declararán su continuación´. en caso de no existir privación de libertad. En el presente caso. 5. desde esta perspectiva. por lo que no resulta irrazonable sostener. en razón de supuestamente ser violatorios del derecho fundamental a la pluralidad de la instancia. Cantuta y los secuestros de Gustavo Gorriti y Samuel Dyer´). No obstante. Esta situación lleva al Tribunal Constitucional a apreciar una duda razonable en torno a la procedencia o improcedencia de la presente demanda. una relación de conexidad entre la violación a la pluralidad de la instancia alegada y el derecho a la libertad personal del condenado. Así las cosas.º 19-2001 AV (³Caso Barrios Altos.PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES demandante pesaba una sentencia de pena privativa de libertad±. o. si tal privación razonablemente adopta la forma de una amenaza cierta e inminente en razón de la supuesta violación de alguna de las manifestaciones del debido proceso o de la tutela jurisdiccional efectiva (Cfr. 13 ±caso en el que sobre el demandante solo pesaba un mandato de comparecencia simple±). una primera consideración que salta a la vista es que en la eventualidad de que la demanda de hábeas corpus sea estimada. actuando en segunda instancia. indefectiblemente. RTC 5656-2007-PHC ±caso en el que sobre el recurrente solo pesaba una investigación policial en etapa preliminar±). J. los autos cuya declaración de nulidad se solicita. también es verdad que las recusaciones que en esta eventualidad tendrían que valorarse han sido entabladas contra los vocales supremos que declararon no haber nulidad en la sentencia que condena al referido beneficiario a 25 años de pena privativa de libertad. han sido emitidos en el marco de los incidentes de recusación derivados del Proceso Penal N.

J. F. J. 5019-2009-PHC. de la Constitución. 5. reconocido en el artículo 139º. reconocido en el artículo 139º. Así las cosas. se ha producido la violación constitucional al derecho fundamental a la pluralidad de la instancia. En 19 9. por violar el derecho a recurrir las resoluciones judiciales como manifestación del derecho fundamental a la pluralidad de la instancia. F. SSTC 1243-2008-PHC. En definitiva. 4). a la luz de lo expuesto. analizar los alcances constitucionales del derecho que se acusa como violado. F. que participen en un proceso judicial tengan la oportunidad de que lo resuelto por un órgano jurisdiccional sea revisado por un órgano superior de la misma naturaleza. naturales o jurídicas. ante todo. inciso 6. el cual. resulta inconstitucional. el Tribunal Constitucional considera que existe mérito. en uniforme y reiterada jurisprudencia. RRTC 3261-2005-PA. 8. este Colegiado tiene establecido que se trata de un derecho fundamental que ³tiene por objeto garantizar que las personas. J. siempre que se haya hecho uso de los medios impugnatorios pertinentes. 2. F. 5415-2008-PA. son inimpugnables. ratione materiae. derivan los incidentes recusatoriosen los que. J. de la Constitución. según se alega. a su vez. la determinación de si corresponde o no estimar la pretensión. J. requiere. . 2596-2010-PA. es una manifestación implícita del derecho fundamental a la pluralidad de la instancia. conforme al cual los autos emitidos por la propia Corte Suprema que resuelven solicitudes de recusación de magistrados. inciso 6. F.PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES 6. reconocido en el artículo 139º. El derecho fundamental a la pluralidad de la instancia. expedida en un proceso penal del que. que el derecho de acceso a los recursos o a recurrir las resoluciones judiciales. inciso 3. forma parte del derecho fundamental al debido proceso. §3. 51082008-PA. 6. encontrándose vigente y en ejecución una sentencia penal firme limitativa de la libertad personal. F. J. a su vez. F. de la Norma Fundamental (Cfr. El Tribunal Constitucional tiene expuesto. para analizar la cuestión de fondo planteada en el marco de un proceso de hábeas corpus. 51). Con relación al contenido del derecho a la pluralidad de la instancia. y STC 0607-2009-PA. formulados dentro del plazo legal´ (Cfr. 2. J. 3. 7. Lo que concretamente alega el recurrente es que el criterio de la Sala Penal Permanente de la Corte Suprema de la República.

inciso 14. SSTC 5194-2005-PA. F. F. resulta indisponible para el legislador± es necesaria también la acción del órgano legislativo para culminar la delimitación del contenido del derecho. o llanamente medio impugnatorio. 3. J. mediante el cual se posibilita que lo resuelto por un órgano jurisdiccional pueda ser revisado por un órgano jurisdiccional superior´ (Cfr. Dicha delimitación legislativa. recurso de revisión. es uno de configuración legal: ³«el derecho a los medios impugnatorios es un derecho de configuración legal. establecer los requisitos que se debe cumplir para que estos sean admitidos. 3. F. Que el derecho a los medios impugnatorios sea un derecho fundamental de configuración legal. desde luego. J. el derecho a la pluralidad de la instancia guarda también conexión estrecha con el derecho fundamental a la defensa. 11. J. 0962-2007-PA. 10. no significa que la configuración in toto del contenido del derecho fundamental queda librada a la discrecionalidad del legislador. 6036-2009-PA. F.1 El derecho fundamental a la pluralidad de la instancia como derecho de configuración legal. 2596-2010-PA. 4. 4. Desde luego. es un asunto constitucionalmente irrelevante. . 5. Ello. lo importante constitucionalmente es que permita un control eficaz de la resolución judicial primigenia. J. 1243-2008-PHC.PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES esa medida. además de prefigurar el procedimiento que se deba seguir´ (Cfr. Sea que se lo denomine recurso de apelación. inmediatamente este Tribunal ha advertido que el derecho sub exámine. por estar garantizado por la propia Norma Fundamental. cuál sea la denominación del medio jurídicamente previsto para el acceso al órgano de segunda instancia revisora. F. 11. el parámetro de juicio para 20 12. Ahora bien. sino tan solo que ±existiendo un contenido esencial del derecho que. forma. recurso de nulidad. 3. 104902006-PA. F. junto al contenido esencial del derecho concernido. implica que ³corresponde al legislador crearlos. J. 6476-2008-PA. F. reconocido en el artículo 139º. J. J. J. SSTC 5194-2005-PA. también denominado derecho a los medios impugnatorios. J. F. F. 5019-2009-PHC. 2. 7). en la medida de que sea realizada sin violar el contenido esencial del propio derecho u otros derechos o valores constitucionales reconocidos. de la Constitución. 5).

a su vez ±en tanto derecho fundamental de configuración legal±. pues una interpretación en ese sentido sería contraria al principio de fuerza normativa de la Constitución. J. y. éste goza de una amplia reserva legal como instrumento de la formación de la voluntad política en materia social. F. genera. 5019-2009-PHC. entre otras. de manera tal que la voluntad política expresada en la ley debe desenvolverse dentro de las fronteras jurídicas de los derechos. la ley se convierte en un requisito sine qua non para la culminación de la delimitación concreta del contenido directamente atribuible al derecho fundamental. un contenido delimitable por el legislador democrático. F. En tal sentido. Y es que. Sin embargo. en tales supuestos. incluso en aquellos ámbitos ajenos al contenido esencial del derecho. además. F. si así fuese. ello no significa que se traten de derechos µen blanco¶.PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES controlar la validez constitucional de los actos de los poderes públicos o privados. sino que. El hecho de que el derecho a la pluralidad de la instancia ostente un contenido esencial. 5). conforme al cual debe entenderse que es el legislador el llamado a definir la política social del Estado social y democrático de derecho. Este criterio ha sido sostenido antes por el Tribunal Constitucional: ³Los derechos fundamentales cuya configuración requiera de la asistencia de la ley no carecen de un contenido per se inmediatamente exigible a los poderes públicos. 3. J. es decir. 12). en este caso. éste resultaría oponible. dicha capacidad configuradora se encuentra limitada por el contenido esencial de los derechos fundamentales. STC 1417-2005PA. 3. exista o no previsión legal del recurso impugnatorio. expuestos a la discrecional regulación del legislador. J. que el referido derecho ³no implica un derecho del justiciable de recurrir todas y cada una de las resoluciones que se emitan al interior de un proceso´ (Cfr. a saber. lo cual 21 . SSTC 12432008-PHC. una consecuencia inevitable. sería contrario al principio democrático ±artículos 43º y 93º de la Constitución±). no solo resultaría que el legislador carecería de margen de acción en la delimitación del derecho (lo que. 13. Lo único que ello implica es que. principios y valores constitucionales´ (Cfr. 2596-2010-PA. J. Aquí se encuentra de por medio el principio de µlibre configuración de la ley por el legislador¶. Y es que si bien algunos derechos fundamentales pueden tener un carácter jurídico abierto. pues el constituyente ha planteado un grado de certeza interpretativa en su reconocimiento constitucional directo. F.

toda persona tiene derecho. Por lo expuesto. Con tal finalidad. así como del artículo V del Título Preliminar del Código Procesal Constitucional. es decir. de la Convención Americana sobre Derechos Humanos (CADH). 3. y. literal h). JJ. ni sometida a procedimiento distinto de los previamente establecidos´ (artículo 139º. . y a la interpretación que de éstos realizan los tribunales internacionales competentes. En realidad la segunda interrogante ya ha sido abordada por este Tribunal. el artículo 14º. del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (PIDCP). por mandato de la Cuarta Disposición Final de la Constitución. el núcleo mínimo que resulta indisponible para el legislador. desde el propio artículo 139º. el artículo 8º. Es. pues. de la Constitución). ³[t]oda persona declarada culpable de un delito tendrá derecho a que el fallo condenatorio y la pena que se le haya 22 15. inciso 6. establece que ³[d]urante el proceso. 14. 3. inciso 5. F. Sobre el particular. inciso 3. Por su parte. es imperativo acudir a los tratados sobre derechos humanos ratificados por el Estado peruano. es de recibo que este Tribunal determine el contenido esencial. RTC 3261-2005-PA. sin necesidad de que sean más de dos las instancias procesales reguladas (Cfr. como garantía mínima. 16. 26 ± 27). STC 6149-2006-PA.PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES resultaría violatorio del derecho fundamental en virtud del cual ³[n]inguna persona puede ser desviada de la jurisdicción predeterminada por la ley. directamente. por consiguiente. FF. J. Dicha determinación implica responder a la pregunta acerca de qué resoluciones judiciales son las necesariamente impugnables. así como a la pregunta acerca de cuántas veces tales resoluciones son susceptibles de impugnación. Es claro que la instancia plural ²sin perjuicio de lo que más adelante se precise en relación con la incidencia del derecho a la pluralidad de la instancia en las decisiones de órganos jurisdiccionales colegiados no penales² queda satisfecha con la duplicidad de la instancia.2 Delimitación prima facie del contenido esencial del derecho fundamental a la pluralidad de la instancia. de la Constitución. en plena igualdad´. prima facie. inciso 2. ³a recurrir del fallo ante juez o tribunal superior´. proyectado como vinculante. la primera interrogante (¿qué resoluciones judiciales son las necesariamente impugnables?) la que requiere analizarse detenidamente. del derecho a la pluralidad de la instancia.

F. una medida de detención judicial preventiva). Asimismo. siendo subyacente a dicha previsión fundamental. la necesidad de eficacia del recurso exige que el tribunal ante el que se recurra ejerza un control razonablemente amplio de los factores que pudieron determinar la sentencia condenatoria. ³[s]i bien los Estados tienen un margen de apreciación para regular el ejercicio de ese recurso. F. es decir. sin perjuicio de lo cual. 19. 2. 1243-2008-PHC. Al respecto. párrafo 161). Caso Herrera Ulloa vs. 3.h [de la CADH] se refiere a las características mínimas de un recurso que controle la corrección del fallo tanto 23 18. F. en primer término. J. también pertenece al contenido esencial del derecho. el proteger directa y debidamente el derecho fundamental a la libertad personal. Los dispositivos reseñados permiten sostener. tal como ha sostenido este Tribunal. entorpecer o impedir irrazonable y desproporcionadamente su ejercicio´ (Cfr. 5). En palabras de la Corte Interamericana de Derechos Humanos. no pueden establecer restricciones o requisitos que infrinjan la esencia misma del derecho de recurrir del fallo. deben dar resultados o respuestas al fin para el cual fueron concebidos´ (Cfr. la Corte ha establecido que µno basta con la existencia formal de los recursos sino que éstos deben ser eficaces¶. el derecho de toda persona a recurrir las sentencias que le impongan una condena penal. 2596-2010-PA. Aunque éste es un contenido vinculante del derecho que se proyecta desde la propia Constitución. 0962-2007-PA. el tener oportunidad de recurrir toda resolución judicial que imponga directamente a la persona una medida seria de coerción personal (vg. J. J. 17. 5. la Comisión Interamericana del Derechos Humanos. En esta línea. entre otras cosas. de forma tal que el derecho a la valoración plural alcance real virtualidad tanto en un sentido formal como material. Excepciones preliminares. 6036-2009-PA. 3. que pertenece al contenido esencial del derecho fundamental a la pluralidad de la instancia. Fondo. 4.PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES impuesto sean sometidos a un tribunal superior. no cabe que legalmente ³se establezca y aplique condiciones de acceso que tengan el propósito de disuadir. F. debe precisarse que tales condiciones no pueden representar obstáculos irrazonables para el acceso al recurso y para su debida eficacia. F. 5019-2009PHC. J. En ese sentido. . SSTC 51942005-PA. Asimismo. conforme a lo prescrito por la ley´. las condiciones para la procedencia del recurso pueden ser objeto de regulación legal. F. Costa Rica. Reparaciones y Costas. este Tribunal interpreta que. tiene expuesto que ³el artículo 8. J.2. J. Sentencia del 2 de julio de 2004.

Caso 11. que para garantizar el pleno derecho de defensa. a que se refiere la Convención Americana. a diferencia del PIDCP. párrafo 261). siempre que hayan conducido a una equivocada aplicación o a la no aplicación de las mismas´ (Cfr. Es en dicha línea que la Corte Interamericana. al debido proceso que se aplica en materia penal´ (Cfr.97. De otra parte. si bien una interpretación aislada del artículo 14º. 20.PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES material como formal. fiscal o de cualquier otro carácter. la falta de aplicación o errónea interpretación. cuando hayan producido nulidad insanable o provocado indefensión. expresa que ³[d]urante el proceso´ (sin precisar cuál). Reparaciones y Costas. en plena igualdad´. Fondo. según se ha sostenido supra. 24 . del 18 de noviembre de 1997. así como la interpretación de las normas referentes a la valoración de las pruebas. En este sentido. Caso Tribunal Constitucional vs. Informe 55/97. dicho recurso debe incluir una revisión material en relación a la interpretación de las normas procesales que hubieran influido en la decisión de la causa. Sentencia del 31 de enero de 2001. el Tribunal Constitucional aprecia que no es ése un criterio acertado. la CADH no es tan exigua al delimitar los alcances del derecho. CIDH. laboral. Abella y otros vs. como aquéllas que limitan seriamente la libertad personal. ³a recurrir del fallo ante juez o tribunal superior´ (sin aludir a un fallo condenatorio). del PIDCP. como garantía mínima. en general. OEA/Ser/L/V/II. además. en ese tipo de materias el individuo tiene también el derecho. La Comisión considera. con la finalidad de examinar la aplicación indebida. Argentina. el derecho de recurrir el fallo ante un juez o tribunal superior. párrafo 70). ³toda persona tiene derecho. su artículo 8º. por ende.137. Perú. sino también porque. desde un punto de vista formal. él cobija también el derecho de impugnación de otras resoluciones judiciales. el elenco de garantías mínimas establecido en el numeral 2 del mismo precepto se aplica también a esos órdenes y. se ha preocupado en precisar ³que a pesar de que el [artículo 8º de la CADH] no especifica garantías mínimas en materias que conciernen a la determinación de los derechos y obligaciones de orden civil. debe en primer lugar proceder contra toda sentencia de primera instancia. según quedó expuesto. puede llevar a la conclusión de que el contenido esencial del derecho a la pluralidad de la instancia se agota en la posibilidad de recurrir los fallos condenatorios emitidos en los procesos penales. de normas de Derecho que determinen la parte resolutiva de la sentencia. En efecto. inciso 2. No solo porque. inciso 5. literal h).

En el caso peruano. Los Juzgados de Paz Letrados.PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES 21. cual es el acceso. 23. sin pronunciamiento sobre el fondo del asunto. y guardan. resuelve el fondo del litigio planteado. como el artículo 8º. en la ciudad o población de su sede. por vía heterocompositiva. tanto el artículo 14º. 30º y 38º de la LOPJ). inciso 2. en los respectivos distritos judiciales. La Corte Suprema de Justicia de la República. presumidamente. en este orden: ³1. jerárquicamente. mientras que el 26º de la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ) ± Decreto Legislativo N. del PIDCP. inciso 5. a través de presunciones sustentadas en criterios objetivos tales como la mayor jerarquía. Solo la Corte Suprema y las Cortes Superiores son órganos jurisdiccionales colegiados (artículos 29º. 24. Así las cosas. y la presencia de exigencias para el nombramiento más rigurosas en función de la jerarquía del cargo judicial en el que se pretende ser nombrado. de la CADH. 4. distribuye a los órganos judiciales. Las Cortes Superiores de Justicias. esta exigencia guarda relación con una característica del telos del derecho a la pluralidad de instancia. toda vez que éstos son por definición instancias plurales. entendida como la resolución judicial que. si es finalidad del derecho fundamental a la pluralidad de la instancia. en las provincias respectivas. rango o grado del tribunal revisor. los sistemas jurídicos buscan garantizarla. el acceso a una razón experimentada y plural. Dado que en abstracto no es posible garantizar subjetivamente dicha mayor cualificación. y.º 767±. el Tribunal Constitucional considera que el contenido esencial del derecho a la pluralidad de la instancia. . a través del recurso. Los Juzgados Especializados y Mixtos. tiene vocación de poner fin al proceso. cierta cualificación 25 22. A la luz de estos criterios. Ahora bien. señalan que el derecho al recurso debe ejercerse ante un juez o tribunal ³superior´. así como toda resolución judicial que. usualmente. 3. literal h). 5. a una razón más experimentada en comparación con aquélla que emitió la primera resolución. Los Juzgados de Paz´. el artículo 138º de la Constitución. establece que ³[l]a potestad de administrar justicia («) se ejerce por el Poder Judicial a través de sus órganos jerarquizados con arreglo a la Constitución y a las leyes´ (cursiva agregada). A juicio del Tribunal Constitucional. 2. cabe interrogarse si el legislador está obligado a regular un recurso contra las sentencias emitidas por órganos jurisdiccionales colegiados. comprende el derecho a recurrir la sentencia emitida en procesos distintos del penal.

En resumen. es más exigente que el que es reconocido en ordenamientos comparados. pero cuando la Ley la establece. c) La sentencia emitida en un proceso distinto del penal. reconocido en el artículo 139º. pertenece al contenido esencial del derecho fundamental a la pluralidad de la instancia. a resoluciones judiciales que limiten el contenido esencial del derecho fundamental a la libertad personal o de algún otro derecho fundamental. más no a su contenido constitucional esencial o indisponible. de mediano rango. por pertenecer al contenido esencial del derecho. el Tribunal Constitucional español. el derecho de toda persona a un recurso eficaz contra: a) b) La sentencia que le imponga una condena penal. a menos que haya sido emitida por un órgano jurisdiccional colegiado y no limite el contenido esencial de algún derecho fundamental.PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES por ostentar una jerarquía. en criterio reiterado que suele ser compartido por otros tribunales constitucionales de Europa. 26. por ejemplo. pertenece al ámbito de configuración legal del derecho fundamental a la pluralidad de instancia. dicha obligación. es decir. d) La resolución judicial emitida en un proceso distinto del penal. a criterio del Tribunal Constitucional. la existencia de una doble instancia. tempranamente. expresamente refiere que el derecho de acceso a la tutela judicial ³no comprende con carácter general el doble pronunciamiento judicial. No obstante. con vocación de poner fin al proceso. La resolución judicial que le imponga directamente una medida seria de coerción personal. En efecto. en relación con asuntos distintos de éstos. Así. cuando menos. el contenido esencial del derecho a la pluralidad de la instancia. el derecho fundamental se extiende a la misma en los términos y con el alcance previsto 26 . no considera que la doble instancia sea exigible en todo proceso o incidente. A juicio del Tribunal Constitucional. existe inequívocamente con relación a sentencias penales condenatorias y con relación. en general. inciso 6. Acaso sea de recibo resaltar que a la luz de las consideraciones expuestas. a menos que haya sido emitida por un órgano jurisdiccional colegiado y no limite el contenido esencial de algún derecho fundamental. de la Constitución peruana. 25. la determinación de recursos contra resoluciones judiciales emitidas por tribunales colegiados. prima facie y sin perjuicio de ulteriores precisiones jurisprudenciales que pueda ser de recibo realizar. sino solo en el caso de sentencias penales condenatorias.

la Corte Constitucional colombiana. J. Por su parte. J. la delimitación realizada en el F. cada Estado goza de un amplio margen para configurar los procedimientos y para diseñar los mecanismos eficaces de protección de los derechos. deba establecerse una segunda instancia semejante a la que existe para otros juicios penales. a juicio del Tribunal Constitucional. no agota el contenido del derecho fundamental a recurrir las resoluciones judiciales como manifestación del derecho a la pluralidad de instancia. 1). sin que esté ordenado. 27. No obstante.5 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y art.2 del Pacto de San José que han efectuado los órganos internacionales competentes. 29. desde luego.PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES por el Ordenamiento Jurídico. resulta armónica con la interpretación que se ha hecho de los artículos 29 y 31 Carta Política en materia de juzgamiento de los altos funcionarios del Estado. como ha quedado dicho. de 14 de diciembre´ (Cfr. es decir. el contenido indisponible para el legislador del derecho a la pluralidad de la instancia. está conformado por los ámbitos desarrollados en el F. 28. En efecto. Todo ello sin perjuicio de las peculiaridades existentes en materia penal. según la jurisprudencia vigente. 25 supra. ha considerado compatible con su Norma Fundamental y con los tratados internacionales de derechos humanos. tomando en consideración que el artículo 31º de la Constitución de Colombia prevé que ³[t]oda sentencia judicial podrá ser apelada o consultada. F. que en los procesos penales contra los altos funcionarios estatales no se establezca una segunda instancia penal. en el caso del ordenamiento jurídico peruano. 8. salvo las excepciones que consagre la ley´. 14. Tan solo es una delimitación de su contenido esencial. 3. 25 supra.3 La configuración legal del derecho fundamental a la pluralidad de instancia como parámetro de constitucionalidad. Es decir. puestas de relieve en la Sentencia 76/1982. Sentencia C-934/06). J. siempre que éstos se desarrollen ante la Corte Suprema. del contenido que se proyecta como vinculante desde la regulación de la propia 27 . Ahora bien. que en los casos de altos funcionarios aforados se prevea siempre la segunda instancia´ (Cfr. la referida Corte ha sostenido lo siguiente: ³(«) encuentra la Corte que la interpretación del art. en la medida en que de dichos pronunciamientos no se deriva una regla según la cual en los juzgamientos de altos funcionarios con fuero penal ante el órgano de cierre de la jurisdicción penal. como ha quedado dicho. STC español 4/1984.

Se trata de un contenido que. p. En estos casos. A partir de ello. el acceso a un recurso para que una segunda instancia controle la validez de una resolución judicial. constitucionalmente. con prescindencia del tipo de proceso del que emane y del grado o composición del órgano que la emita. Ahora bien. lejos de pretender ser restringido por el legislador. 31. Hesse. reconociendo como perteneciente al contenido del derecho aquel ámbito establecido por el legislador que resulte constitucionalmente relevante. la configuración legal del referido derecho fundamental. Madrid. es evidente que en 28 . y resulte relevante constitucionalmente. con un razonable margen de libertad. en consecuencia. pertenece al contenido del derecho fundamental a la pluralidad de la instancia. traducción de P. Dicha regulación. La configuración legal del derecho fundamental que no afecte su contenido esencial o el de otros derechos fundamentales. De hecho. 32. Escritos de Derecho Constitucional. En consecuencia. 1983. la afectación del derecho de acceso a dicho recurso o medio impugnatorio. en tal medida. constituirá una violación del contenido del derecho fundamental a la pluralidad de la instancia. 30. 57). el legislador ha optado por regular una segunda instancia para la revisión de toda sentencia o resolución judicial que tenga pretensión de poner fin al proceso. acreditada la constitucionalidad de la ley configuradora. éste tiene la obligación de concretizar legalmente. adicionalmente. Cruz Villalón. prima facie. habiéndose reconocido al derecho fundamental a la pluralidad de la instancia como un derecho de configuración legal. inciso 6. §4. regulado por el legislador. en nuestro ordenamiento jurídico.PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES Norma Fundamental y que. el legislador tiene un margen para delimitar. Se trata de un supuesto de aplicación de lo que Konrad Hesse denominaba principio de interpretación de la Constitución de conformidad con la ley» (gesetzes konforme Auslegung der Verfassung) (Cfr. Centro de Estudios Constitucionales. forma también parte del parámetro de constitucionalidad de los actos que sean acusados de violar el derecho fundamental a la pluralidad de la instancia. resulta indisponible para el legislador. Konrad. Derechos fundamentales de configuración legal y lo ³constitucionalmente posible´ como marco de acción válida de los órganos constitucionales. de la Constitución. de conformidad con aquélla. reconocido en el artículo 139º. la jurisdicción constitucional tiene la obligación de interpretar la disposición constitucional que reconoce el derecho a la pluralidad de la instancia.

si entre muchas interpretaciones de la ley. Centro de Estudios Políticos y Constitucionales. tal legislador tiene la calidad de supremo intérprete en el marco (amplio. 519). además. Alexy. 12. que las dudas atinentes a cuál deba ser la interpretación adecuada de la ley. mientras no resulte violado el contenido esencial del derecho fundamental a la pluralidad de la instancia. todas ellas constitucionalmente válidas. con atino que ³lo que está ordenado por la Constitución es constitucionalmente necesario. 2da. al realizar su labor de interpretación. como presupuesto del respeto de los derechos fundamentales. el legislador democrático tiene muchas posibilidades. Es decir. el Tribunal Constitucional tiene la obligación de respetar un libre y razonable margen de apreciación por parte del legislador democrático. desenvueltas en el ámbito de todo aquello que la Constitución permite. mientras el legislador actúe respetando márgenes suficientes de razonabilidad y los criterios vinculantes de este Colegiado. si bien el Tribunal Constitucional es el supremo intérprete de lo constitucionalmente prohibido y de lo constitucionalmente obligatorio. J. lo que está prohibido por la Constitución. Robert. edición. en Teoría de los derechos fundamentales. F. no es algo que este Tribunal pueda imponer si es que de por medio existe ya una posición de la Corte Suprema de Justicia de la República. de configurar su contenido legal de relevancia constitucional. el Tribunal Constitucional tiene el deber de reconocer que. Robert Alexy. la Corte Suprema opta por una. Ello permite sostener que. de modo tal que el equilibrio inherente al Estado Constitucional. la respuesta a tal interrogante es manifiestamente negativa. ³Epilogo a la teoría de los derechos fundamentales´. 2007. en observancia del principio de interpretación constitucional de corrección funcional ±el cual ³exige al juez constitucional que. STC 5854-2005-PA. porque para la Constitución no es necesario ni imposible´ (Cfr. Bernal. . traducción de C. p. literal c)±. se encuentre plenamente garantizado´ (Cfr. no desvirtúe las funciones y competencias que el Constituyente ha asignado a cada uno de los órganos constitucionales. ¿puede este Colegiado obligarle a optar por otra? A juicio de este Tribunal. por cierto) de lo constitucionalmente posible. En este orden de ideas.PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES este ámbito. Pero no solo ello. refiere. Madrid. es constitucionalmente imposible y lo que la Constitución confía a la discrecionalidad del legislador es tan sólo constitucionalmente posible. todas ellas ³constitucionalmente posibles´. pues ello supondría afectar injustificadamente las competencias de 29 34. De lo expuesto resulta. 33. En otras palabras.

ésta última. 56). que ciertamente no le ha confiado el Poder Constituyente´ (Cfr. pues con su ejercicio no solo no se pretende cuestionar una sentencia condenatoria. En todo caso. el Tribunal Constitucional mantiene siempre la competencia última en la definición de cuándo ello se haya o no producido. Tal como se ha referido antes. es su deber también reconocer y respetar las competencias de los otros órganos del Estado en el desarrollo legal y jurisprudencial de la Constitución. las resoluciones que se alegan como recurribles. ha sido regulada por el legislador como una segunda instancia susceptible de incorporarse en el contenido constitucionalmente protegido del derecho a la pluralidad de la instancia. mientras lo hagan sin afectar el contenido de ésta. 36. 35. tal derecho no pertenece al contenido esencial del derecho a la pluralidad de la instancia. F. STC 2730-2006-PA. han sido emitidas por un órgano jurisdiccional colegiado. F. Análisis constitucional del caso concreto. función. 25 supra. 30 37. Este criterio. además. alguna medida que restrinja la libertad personal o alguna resolución que pretenda poner fin a un proceso. si la referida posibilidad de impugnación. el derecho a impugnar los autos emitidos por la Corte Suprema que resuelven solicitudes de recusación de magistrados. no denota una renuncia por parte de este Tribunal a las competencias que la Constitución le ha confiado. Y es bajo este presupuesto que este Tribunal le ha reconocido a la Corte Suprema la condición de ³suprema intérprete de la ley´ (Cfr. ³si el Tribunal Constitucional se juzgase competente para dilucidar tales cuestionamientos. J. pertenece al contenido del derecho fundamental a recurrir las resoluciones judiciales como manifestación del derecho fundamental a la pluralidad de la instancia. en consecuencia. a la luz de lo expuesto en el F. pues manteniéndose como supremo interprete de la Constitución. desde luego. sino que. A juicio del recurrente. pasaría de ser el supremo intérprete de la Constitución a ser el supremo intérprete de la ley. allí donde la Constitución les ha reservado un margen de razonable apreciación. J. Queda por analizar. J. RTC 1949-2010-PA. §5.PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES los otros órganos constitucionales. por imperio de la propia Norma Fundamental. Desde luego. conformado por magistrados que ostentan la máxima jerarquía en el Poder Judicial. 4). .

inciso 2. tienen que interpretarse en el sentido más favorable a fin de facilitar al justiciable el acceso al recurso´ (a fojas 32. que ninguna de las dos razones sostenidas por el recurrente. En segundo lugar. Sin perjuicio de que este Tribunal analizará si el artículo 40º es aplicable para impugnar los autos emitidos por la Corte Suprema que resuelven solicitudes de recusación de magistrados. al ser el derecho a recurrir una garantía procesal constitucional. Si la tesis de la interpretación más favorable fuese aplicada con prescindencia de una determinación previa. las normas que regulan el recurso. este precepto se limita a establecer el plazo para la interposición de la recusación. siendo que. ello. exige concordarla con el artículo 34 inciso 2 que claramente diferencia los plazos para formular recusación contra los miembros de una Sala Superior y de una Sala Suprema. . establece lo siguiente: ³Si la causa se encuentra en la Corte Superior o en la Corte Suprema. la recusación igualmente deberá interponerse hasta tres días hábiles antes de haberse citado a las partes para la celebración de la audiencia o vista de la causa´. por dos razones: En primer lugar la interpretación sistemática de la norma procesal. De otra parte. abona en esta tesis. El recurrente. desde ahora. la negrita es del original). más allá de toda 31 39. En consecuencia. el artículo 34º. si bien es correcto afirmar que las normas tienen que interpretarse en el sentido más favorable a la eficacia del contenido de los derechos fundamentales. siquiera prima facie. y permite interpretar que tanto los jueces superiores como los supremos son recusables.PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES 38. sostiene que resultaba de aplicación el artículo 40º del Código de Procedimiento Penales. cabe enfatizar. justamente. del contenido del derecho. a pesar de reconocer que dicha impugnación no se encuentra expresamente regulada. En efecto. requiere como presupuesto determinar razonablemente cuál es el contenido del concernido derecho. del Código de Procedimientos Penales. por sí misma. ³no es posible interpretar literalmente el artículo 40 para sostener que al referirse a la µSala Superior¶ no se considera al caso de la Sala Suprema. a su juicio. Pero ello no permite concluir en modo alguno (ni siquiera bajo el criterio de la interpretación sistemática traído a colación por el recurrente) que se encuentra legalmente prevista la impugnación de un auto supremo que resuelve una recusación. que establece que ³contra la resolución de la Sala Superior en la que se pronuncia sobre la recusación procede recurso de nulidad´. los derechos podrían aplicarse a situaciones insospechadas. Es en este punto donde se presenta el centro de la discrepancia entre las partes del presente proceso.

sino de grado o jerarquía. según el recurrente. En cualquier caso. en el séptimo considerando de las resoluciones judiciales cuya nulidad se solicita en el presente proceso constitucional. es. y sin perjuicio de lo interesante que pueda resultar en el marco de la teoría general del proceso. los vocales supremos emplazados han sostenido en las resoluciones judiciales que son objeto de impugnación que ³no es posible en vía de hecho establecer procedimientos no previstos legalmente. Lo relevante constitucionalmente en esta causa es si el derecho a impugnar los autos emitidos por la Corte Suprema que resuelven solicitudes de recusación de magistrados ±con prescindencia de la estructuración o clase del proceso 32 41. justamente. cabe precisar [que] bajo el manto de la pluralidad de instancias ²el cual se circunscribe principalmente [a] las decisiones de fondo². pues la aplicación de ésta requiere de una previa determinación prima facie de aquél. supone incurrir en una petición de principio. Verdad es que el recurrente ha concentrado también parte de su alegato argumentando que tratándose de un proceso penal al que resultaban de aplicación las reglas previstas en los artículos 100º de la Constitución y 17º del Código de Procedimientos Penales. no utilizando un criterio funcional. hacía funcionalmente competente a su Sala Penal Permanente para conocer del recurso de nulidad planteado contra la resolución de su Sala Penal Transitoria que declaró infundado el recurso de recusación interpuesto contra determinados jueces supremos. lo que. 40. pretender determinar el contenido de un derecho fundamental bajo el auspicio de la tesis de la interpretación más favorable. Asimismo. en tal proceso penal existía una distribución funcional de competencias en la propia Corte Suprema. como sucede en el caso de recurrir vía recurso de nulidad la decisión que desestima recusaciones contra miembros de la última instancia de fallo de este Poder del Estado. En suma. . Tal determinación.PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES compatibilidad con su contenido constitucionalmente protegido. Por su parte. a su juicio. tal discusión resulta inocua. entre otras cosas. se han juzgado incompetentes para efectuar la revisión. la separación conceptual y práctica entre la competencia funcional y la competencia por el grado de los jueces. en el marco de este proceso constitucional. la que se encuentra en entredicho en este proceso. Ello sería así en contraposición a la tesis de los emplazados que. no es posible crear procedimientos o competencias no preestablecidas por incidentes surgidos dentro de la propia Corte Suprema´ (a fojas 63. 73 y 83).

no se opone al derecho fundamental a la jurisdicción y al procedimiento predeterminados por la ley (artículo 139º. la recién reseñada. de la Constitución). No obstante. de la Constitución). a diferencia de la primera. lo que exige asumir que el derecho se relativiza significativamente (sin que ello suponga poder violar su contenido esencial) cuando la resolución judicial que pretende impugnarse. inciso 5. Resulta meridianamente claro que el ordenamiento jurídico no tiene previsto expresamente ningún recurso para impugnar las resoluciones judiciales de la Corte Suprema que resuelven los recursos de recusación contra magistrados supremos. en el caso de las Salas Supremas no. por el sencillo motivo de que mientras que con relación a las Salas Superiores existe un ³tribunal superior´ (exigencia prevista en el artículo 8º. lo cual exige despejar las dudas con relación a si el legislador. no todo recurso susceptible de aplicarse a las primeras es extensible a las segundas. dentro de sus facultades para culminar la delimitación de contenido constitucional del referido derecho. inciso 2. pues dado que las Salas Superiores y las Salas Supremas ostentan distinta jerarquía en nuestro ordenamiento jurídico. máxime si dicha 33 43. en tanto derechos subjetivos y valores objetivos del sistema jurídico. es emitida por el órgano colegiado supremo de la jurisdicción ordinaria.PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES penal de que se trate± pertenece o no al contenido del derecho fundamental a recurrir las resoluciones judiciales como manifestación del derecho fundamental a la pluralidad de la instancia. de una interpretación que se condice en mayor medida con la finalidad del derecho fundamental a la pluralidad de la instancia. . ni tampoco al derecho fundamental a la duración razonable del proceso (artículo 139º. de la CADH. Siendo ambas interpretaciones constitucionalmente posibles. literal h. no es irrazonable sostener que el criterio analógico permitiría aplicar para estos supuestos el artículo 40º del Código de Procedimientos Penales. y artículo 14º. inciso 3. tampoco es irrazonable sostener que aquí no cabe la aplicación del criterio analógico. Pero no solo ello. además. manifestada en el acceso a una razónexperimentada y plural. 42. además de no versar sobre el fondo del asunto. inciso 2. la ha previsto legislativamente. del PIDCP) al cual recurrir. Se trata. Se trataría de una interpretación constitucionalmente posible. Y aunque ello permitiría sostener que el legislador no ha tenido intención de configurar dicho recurso como perteneciente al contenido protegido del derecho fundamental a la pluralidad de la instancia.

La interpretación a la que se ha aludido en el F. cabe precisar [que] bajo el manto de la pluralidad de instancias ²el cual se circunscribe principalmente [a] las decisiones de fondo². tal como ocurre en el caso de autos. ha optado la Sala Penal Permanente de la Corte Suprema de la República: ³«la recusación de un Juez Supremo tiene su propio procedimiento preestablecido en la Ley Orgánica del Poder Judicial. por cuanto la Corte Suprema es última instancia de fallo. de un proceso penal cuya totalidad de instancias e incidentes son resueltos por la Corte Suprema de Justicia de la República. exista normatividad que lo permita y exista una instancia funcionalmente superior a la que 34 . [P]odría decirse que con la decisión que emita este Colegiado se estaría vulnerando el principio de pluralidad de instancia. ni mucho menos es un órgano jerárquicamente superior con relación a la Primera Sala Penal Transitoria. ello no resultaría certero. no es posible crear procedimientos o competencias no preestablecidas por incidentes surgidos dentro de la propia Corte Suprema. J. se trata de un derecho de configuración legal. En tal sentido es de concluir que la Sala Penal Permanente no viene a ser un órgano jurisdiccional habilitado para conocer del proceso ni de los incidentes derivados de éste. [impugnar una resolución] será posible cuando la impugnación se encuentre expresamente prevista. y que ha estado sometido a un nivel de escrutinio institucional y público sin parangón en la historia de la República. [N]o es posible en vía de hecho establecer procedimientos no previstos legalmente. precedente. Sin embargo. es aquélla por la que. correspondiendo al legislador determinar en qué casos. pues («) el derecho a la pluralidad de instancias no implica el derecho del justiciable de recurrir todas y cada una de las resoluciones que se emitan al interior de un proceso. («). («). a través de una motivación expresa y suficiente. cabe la impugnación. cuya decisión no es susceptible de impugnación. En tal sentido («). Asimismo. («). por lo que carece de competencia (funcional) para conocer en grado del recurso del nulidad del incidente de recusación contra los Jueces Supremos de la Primera Sala Penal Transitoria.PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES resolución judicial deriva. aparte de la resolución que pone fin a la instancia. como sucede en el caso de recurrir vía recurso de nulidad la decisión que desestima recusaciones contra miembros de la última instancia de fallo de este Poder del Estado. («). 44.

celebrado en Milán del 26 de agosto al 6 de septiembre de 1985. En efecto. 72.PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES recurrir. Asimismo. Así. es la tesis acogida por el artículo 41º del Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional. si fuera necesario. 83 y 84). además. el cual al aludir al caso de recusaciones contra vocales de una Sala Suprema. Por lo demás. el artículo 310º del Texto Único Ordenado del Código Procesal Civil. por ello se concluye que la decisión que se pretende recurrir resulta inimpugnable´ (a fojas 62. de suspensión o de separación del cargo [de jueces] estarán sujetas a una revisión independiente. deriva implícitamente del artículo 150º del Texto Único Ordenado de la Ley Orgánica del Poder Judicial. Para completar Sala. 82. 47. 73 y 74. dicho precepto se limita a señalar lo siguiente: ³La recusación o inhibición de un Vocal se tramita y resuelve por los otros miembros de la Sala. ésta. En efecto. dicho precepto reconoce que el derecho a un recurso de revisión no es exigible en materia de recusación cuando la decisión ha sido adoptada por el tribunal supremo del respectivo Estado. 45. . Se trata. aprobado mediante Decreto Supremo N. puede asumirse razonablemente que esta interpretación de la Corte Suprema en el sentido de que contra las resoluciones judiciales supremas que resuelven recusaciones planteadas contra otros magistrados supremos no cabe recurso alguno. no prevé expresamente recurso alguno contra las resoluciones judiciales que las resuelven. de una interpretación que se condice con la manera cómo es regulado el incidente de recusación por otros Códigos adjetivos. Concretamente el referido principio reza así: ³Las decisiones que se adopten en los procedimientos disciplinarios. Dos votos conformes hacen resolución en las Cortes Superiores y tres en la Corte Suprema. Podrá no aplicarse este principio a las decisiones del tribunal supremo («) en los procedimientos de recusación o similares´ (énfasis agregado). implícitamente. al no prever recurso alguno contra la resolución que resuelve los recursos de recusación contra sus magistrados. dispone lo 35 46. Es preciso enfatizar que la interpretación adoptada por la Corte Suprema resulta meridianamente compatible con el Principio 20 de los Principios Básicos Relativos a la Independencia de la Judicatura. adoptados por el Séptimo Congreso de las Naciones Unidas sobre Prevención del Delito y Tratamiento del Delincuente.º 017-93-JUS. y confirmados por la Asamblea General en sus resoluciones 40/32 de 29 de noviembre de 1985 y 40/146 de 13 de diciembre de 1985. 63 y 64. se procede conforme al trámite establecido para la resolución de las causas en discordia´.

los artículos 203º. aprobado mediante Decreto Legislativo N.Trámite cuando el Juez no conviene en la recusación Si el Juez recusado rechaza de plano la recusación o no conviene con ésta. En consecuencia. Producida la inhibición o recusación. a fin de que el superior inmediato decida el incidente dentro del tercer día. Artículo 204. Contra lo decidido no procede ningún recurso. el inhibido o recusado será reemplazado de acuerdo a Ley.. debiéndose llamar a otro Juez sólo en caso de discordia´ (énfasis agregado). establecen lo siguiente: ³Artículo 203. Si las partes no están conformes con la inhibición o aceptación de la recusación.PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES siguiente: ³La recusación se formulará ante el Juez o la Sala que conoce el proceso («).Trámites especiales 1. con conocimiento de las partes. formará incidente y elevará las copias pertinentes en el plazo de un día hábil a la Sala Penal competente. se seguirá el mismo procedimiento prescrito en los artículos anteriores. con citación a las partes. de acuerdo con este precepto. Contra lo resuelto por dicho órgano jurisdiccional no procede ningún recurso.. en lo que ahora resulta pertinente. Cuando se trata de miembros de órganos jurisdiccionales colegiados. Su decisión es inimpugnable. Cuando el Juez recusado («) no acepta la recusación. se procede en la forma descrita en el párrafo anterior. podrán interponer apelación ante el Magistrado de quien se trate. («) El Juez a quien se remite el cuaderno tramitará y resolverá la recusación conforme a lo previsto en el Artículo 754 en lo que corresponda.. 204º y 205º del Código de Justicia Militar Policial.Reemplazo del inhibido o recusado 1. la decisión recaída sobre un recurso de recusación planteado contra un juez o jueces que conforman un órgano jurisdiccional colegiado es inimpugnable. La Sala dictará la resolución que corresponda siguiendo el trámite previsto en el artículo anterior. Interpuesta recusación contra un Juez de órgano jurisdiccional colegiado.º 961. pero corresponderá decidir al mismo órgano colegiado integrándose por otro magistrado. Artículo 205. sin necesidad de integración. En sentido sustancialmente análogo. 2. la recusación será resuelta por los otros integrantes de la Sala. Sin embargo. 36 . emitirá informe motivado y formará cuaderno enviándolo al Juez que corresponda conocer.

PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES

2. Si la recusación es contra todos los integrantes de la Sala, conocerá de la misma el órgano jurisdiccional llamado por la Ley´ (énfasis agregado). En consecuencia, conforme a lo señalado por estos preceptos las resoluciones que resuelven los recursos de recusación y que son emitidas por jueces distintos del recusado ±tal como sucede con las resoluciones judiciales cuestionadas en esta causa± , en todos los casos, son inimpugnables. Idéntica es la fórmula adoptada por los artículos 194º, 195º y 196º del Código Penal Militar Policial, aprobado mediante Decreto Legislativo N.º 1094. Finalmente, cabe tener en cuenta que se trata de una interpretación que se condice plenamente con lo que actualmente dispone el artículo 57º del Nuevo Código Procesal Penal, el cual señala que en caso de recusación a jueces, ³cuando se trata de miembros de órganos jurisdiccionales colegiados («) corresponderá decidir al mismo órgano colegiado integrándose por otro magistrado. Contra lo decidido no procede ningún recurso´. ³Si la recusación es contra todos los integrantes del órgano judicial colegiado, conocerá de la misma el órgano jurisdiccional llamado por la Ley´ (énfasis agregado). 48. Conviene enfatizar que el Tribunal Constitucional no pierde de vista que ninguno de los Códigos adjetivos citados en el F. J. precedente era directamente aplicable en el proceso penal seguido contra el beneficiario de esta acción. La referencia a ellos tiene únicamente por objeto solventar la razonabilidad de la tesis interpretativa por la que han optado los jueces supremos emplazados en esta causa, en el sentido de considerar inimpugnables las resoluciones supremas que resuelven recursos de recusación planteados contra jueces supremos. En definitiva, a la luz de las consideraciones expuestas, dentro del marco de las interpretaciones que el Tribunal Constitucional considera constitucionalmente posibles, aquélla en virtud de la cual las resoluciones judiciales supremas que desestiman un recurso de recusación son inimpugnables, es la que, en este caso, en última instancia, ha sido considerada como más razonable por la Corte Suprema de Justicia de la República, máxima intérprete en dicho marco de posibilidades. Por ende, al no haberse violado el contenido esencial del derecho fundamental a la pluralidad de la instancia, ni tampoco ningún ámbito de este derecho que haya sido configurado por el legislador democrático, las resoluciones judiciales cuya
37

49.

PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES

declaración de nulidad se solicita en este proceso, no resultan violatorias del referido derecho fundamental reconocido en el artículo 139º, inciso 6, de la Constitución. La demanda, en consecuencia, debe ser desestimada. 50. Por último, el demandante ha dejado entrever que se habría vulnerado el derecho a la igualdad en la aplicación de la ley, ya que pese a denegarse en el presente caso la interposición del recurso de nulidad contra la resolución de la Primera Sala Penal Transitoria de la Corte Suprema ±que declaró infundadas las recusaciones interpuestas-, la Sala Penal Permanente de la Corte Suprema habría actuado de manera distinta en casos similares, en los que habría admitido la interposición del recurso de nulidad. Al respecto, tiene dicho este Tribunal en su jurisprudencia que el derecho a la igualdad en la aplicación de la ley exige que un mismo órgano jurisdiccional, al aplicar una ley, o una disposición de una ley, no lo haga de manera diferenciada, o basándose en condiciones personales o sociales de los justiciables. Se prohíbe, así, la expedición por un mismo órgano de resoluciones que puedan considerarse arbitrarias, caprichosas y subjetivas; es decir, que carezcan de justificación que las legitime. Como hemos declarado en la STC 0016-2002-AI/TC ³Ningún particular puede ser discriminado o tratado diferenciadamente por los órganos ±judiciales o administrativos± llamados a aplicar las leyes´ (FJ. 4; RTC 1755-2006-PA/TC, F.J 3; STC 02593-2006-PHC/TC, F.J 5 y 6). Pues bien, a fin de que se genere una violación de este derecho, no solo deba tratarse de un mismo órgano jurisdiccional el que haya expedido las resoluciones y que dicho órgano tenga la misma composición, sino se exige, además, que exista una identidad sustancial entre los supuestos de hecho resueltos por el órgano jurisdiccional. Por ello, debe ofrecerse un tertium comparationis que evidencie tal situación, sin que el órgano jurisdiccional cuestionado expusiera las razones de su apartamiento. En el presente caso, sin embargo, observa el Tribunal que el término de comparación ofrecido por el recurrente para alegar la supuesta infracción del derecho a la igualdad en la aplicación de la ley no es válido, pues no existe identidad sustancial entre aquel y el caso sub litis. En efecto, en el propuesto como término de comparación las recusaciones fueron interpuestas contra diversos miembros de la Sala Penal Especial, por lo que la Sala Penal
38

51.

52.

53.

PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES

Transitoria era competente, vía recurso de nulidad, para conocer del referido medio impugnatorio. En este proceso constitucional se cuestiona que no exista un recurso para interponer frente a la resolución adoptada por la Primera Sala Penal Transitoria de la Corte Suprema, esto es, frente a una decisión expedida por un órgano jurisdiccional que constituye la última instancia. Por lo demás, en términos similares a los expresados antes, el Tribunal considera que la recusación planteada fue revisada por una instancia experimentada y plural, lo que conlleva a deducir que la no existencia de un recurso que cuestione la resolución que resuelve la recusación no vulnera el derecho a la pluralidad de instancia al pertenecer al ámbito de lo ³constitucionalmente posible´ para el legislador. Así debe declararse. Por estos fundamentos, el Tribunal Constitucional, con la autoridad que le confiere la Constitución Política del Perú HA RESUELTO Declarar INFUNDADA la demanda de hábeas corpus. Publíquese y notifíquese.

SS. MESÍA RAMÍREZ ÁLVAREZ MIRANDA VERGARA GOTELLI BEUMONT CALLIRGOS CALLE HAYEN ETO CRUZ URVIOLA HAN

39

PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES

CAPITULO III PRINCIPIO DE PRESUNCION DE INOCENCIA

1. 1.1.

ANTECEDENTES HISTORICOS.Origen del Principio de Presunción de Inocencia:

Si bien podemos encontrar antecedentes del principio de presunción de inocencia en el Derecho Romano1, especialmente influido por el Cristianismo, este se vio invertido por las prácticas inquisitivas de la baja Edad Media. Así, es solo en la Edad Moderna que autores como Hobbes, Montesquieu y Beccaria, por nombrar algunos, reafirman este principio. De esta manera, Beccaria, en su obra capital De los Delitos y de las Penas establece que la presunción de inocencia es un principio necesario, manifestando que: ³un hombre no puede ser llamado reo antes de la sentencia del juez, ni la sociedad puede quitarle la pública protección sino cuando esté decidido que ha violado los pactos bajo los que fue concedida´2. En el siglo XVIII se transforma uno de los postulados fundamentales que presidieron la reforma liberal ante el sistema represivo que imperaba en la época y es precisamente en 1789 que la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano lo sanciona en forma explícita. Como es sabido, la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano constituye un hito dentro del movimiento iluminista que reaccionó a toda una organización político-social totalitaria, que tenía como uno de sus principales instrumentos un modelo de justicia penal represivo, fundado en las pruebas legales y en uso indiscriminado de la tortura como un medio válido para obtener la confesión.3. Según la lógica del sistema inquisitivo prerrevolucionario, el acusado no era considerado un simple sospechoso, más bien se le estimaba culpable, al cual le
40

Por consecuencia. ³De los Delitos y de las Penas´. 309. sin ningún juicio. Madrid. Se hizo necesaria una reestructuración de la justicia penal. 41 . calidad que tiene todo individuo antes de una condena criminal. o al menos en creer que se tiene la seguridad. Buenos Aires.PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES correspondía el deber de destruir las conjeturas de culpabilidad. de la bondad de las leyes criminales depende principalmente la libertad del ciudadano´6. mediante los cuales el rey o sus representantes disponían arbitrariamente de la libertad de súbditos. Uno de los ejemplos más significativos del sistema inquisitivo se halla en la Ordenanza Criminal Francesade 1670. Editorial Del Puerto S. Tomo I. Beccaria.L. esto respondía a que en este modelo de enjuiciamiento se invirtió la máxima actori incumbit probatio lo que trajo como consecuencia natural. Editorial Trota S. medidas cautelares de carácter personal. 1974. no fue suficiente para detener la creciente delincuencia directamente relacionada con el desarrollo productivo generado por la Revolución Industrial. de modo que se puede afirmar junto con este autor que: cuando la inocencia de los ciudadanos no está asegurada. 2da Edición. Fundamentos. Esta seguridad no está nunca más comprometida que en las acusaciones públicas o privadas.A. 3. demostrando su inocencia. 550. Voltaire y Rousseau. Pág. Toda esta discrecionalidad del despotismo. Pág. Así. La crítica certera al Derecho represivo y a todo el sistema político que lo sustentaba. escribe: ³La libertad política consiste en la seguridad. y la creciente migración de la población rural hacia las ciudades. 1995. que usó y abusó de sus ilimitados poderes tanto en lo político como en lo judicial. la forma inquisitiva de enjuiciamiento criminal de la Edad Media. Pág.R. Decidida fue la opción de Montesquieu por la protección de los inocentes sin excepción. Derecho Procesal Argentino. Buenos Aires ± Argentina. Ferrajoli Luigui. fue instrumento eficaz para uno de los postulados de la ideología absolutista.. 1. la máxima era: ³no castigar menos. postulado en que fundamentó el nexo entre libertad y seguridad del ciudadano. utilitario y jusnaturalista´5. que a decir de Juan Bustos Ramírez: ³se caracterizó por ser racionalista. César. Segunda Edición. entre otros. Teoría del Garantismo Penale. pero castigar mejor´. 2. Diritto e ragione. cuyos exponentes más notables fueron Montesquieu..4. incluso después de la comprobación de la insuficiencia de pruebas. tampoco lo está su libertad. vino de la mano del pensamiento iluminista del siglo XVIII. cuál era el poder de castigar entre los atributos personales del soberano unido al poder de prisión extraprocesal. 1996. intelectuales que crearon el ideario reformista de todo un sistema político-social que avasallaba la persona y los derechos del individuo. al respecto Maier Julio. que tuvo su apogeo a mediados de la Edad Moderna.119. Ediciones Jurídicas Europa-América.

Bustos Ramírez Juan. Por otro lado. 1989. clasificando las pruebas legales en perfectas e imperfectas. postuló el juzgamiento por jurados en juicio oral y público. le valió incluso el título de fundador de la ciencia penal moderna. 42 . materiales y procesales. Madrid. Tercera Edición. observó el encarcelamiento preventivo como una pena anticipada y por ello exigió para su procedencia que la ley estableciera suficientes elementos que fundaran una probabilidad satisfactoria sobre la participación del individuo en el delito que se le acusaba. público y oral que asegurara la igualdad entre la acusación y la defensa. apoyó el sistema de íntima convicción en la valoración de la prueba. Editorial Universitaria. Santiago. que sustituía el procedimiento inquisitivo.PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES Por su parte.. 12ª edición. Libro XII. Editorial El Ateneo. marqués de Beccaria. ni la sociedad puede quitarle la pública protección sino cuando esté decidido que ha violado los pactos bajo los que le fue concedida´8. sin duda fue Cesare Bonesana.A. Madrid. por el de un proceso acusatorio. atacó el sistema de prueba legal y estuvo por morigerarlo. Editorial Ariel S. calificó como irracional la tortura. definidas por él como: ³Una orden de castigar sin prueba. Manual de Derecho Penal. su única obra ³De los Delitos y de las Penas´. 1951. 4. tanto material como procesal. tratando el tema de excluir lo arbitrario como medio de precaver los abusos de autoridad. favoreció el juicio por jurados en audiencia oral y pública. Beccaria postuló una reforma total en materia penal y procesal penal. el que alcanzó más notoriedad en el examen de las instituciones penales de su época. 5. El Espíritu de la Leyes. Parte General. Pág. Voltaire. fue de los más críticos del Derecho Penal de su tiempo y a propósito de la Ordenanza Criminal Francesa de 1670. Beccaria es considerado como un bienaventurado mensajero de las ideas de la reforma cuyo mérito fue escribir sobre la necesidad de reestructurar el sistema penal de la época. el utilitarista Jeremías Bentham hizo alusión al estado de inocencia al referirse sobre las cartas selladas. consagrándolo como uno de los postulados esenciales de sus ideas reformistas en el marco de la justicia penal. consecuencia del sistema de prueba legal y abogó por la libertad de defensa. demandó la separación en los recintos carcelarios entre acusados y convictos fundada en que: ³un hombre no puede ser llamado reo antes de la sentencia del juez.234. A su vez en Inglaterra. Finalmente se puede establecer que los pensadores iluministas elevaron el estado de inocencia a un sitial preponderante. Capítulo 2. defendió la asistencia judicial por abogado. Eyzaguirre Jaime. 1992. Montesquieu. un hecho contra el cual no hay ley´7. obra que por la difusión que alcanzó influyó en la modificación de varias legislaciones penales. Historia del Derecho. Pág. 6. 105. Confeso discípulo de Montesquieu.

citado por Raúl Cárdenas Rioseco señala que: ³la presunción de inocencia es un derecho subjetivo público. De los Delitos y de las Penas. calidad del alma que no ha cometido pecado. Bentham Jeremías. con influjo decisivo en el régimen jurídico de la prueba´9. Pág.Luzón Cuesta. 11. Madrid. 2006. de Beccaria. debiendo ser acreditada su pérdida con elementos empíricos y argumentos racionales. 9. Editorial Nacional. procede del latín innocens que significa virtuoso. el primero de ellos. por los órganos que ejerzan la función represiva del Estado. por tanto. que se ha elevado a la categoría de derecho humano fundamental que posee su eficacia en un doble plano: por una parte.. inherente a la persona. 8. cuando un individuo lesione o ponga en peligro los bienes jurídicos que la sociedad ha estimado valiosos dignos de protegerlos con la potestad punitiva de aquel´12. dos vocablos que han sido la causa de la controversia doctrinal respecto de él: así. viene del latín présopmtion derivación de praesumtio-ónis. en el cual el acusado debía comprobar la improcedencia de la imputación de que era objeto´10. resulta absurdo que sea probada por quien goza de ella. en tanto sujeto de derecho. Citado por Ferrajoli Luigui. 23. como expresión concreta ³representa una actitud emocional de repudio al sistema procesal inquisitivo de la Edad Media. puede ser objeto de persecución penal por existir probabilísticamente la posibilidad infinitesimal de ser 43 . Edición. Es necesario señalar que la presunción de inocencia representa una condición inherente a la persona que. 7. Tratados de Legislación Civil y Penal. presunción. 1981. Pág. CONCEPTOS Y SIGNIFICADOS DE LA PRESUNCION DE INOCENCIA. que significa idea anterior a toda experiencia.A. por otro lado. México.PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES 2. la cual es una categoría a priori de la experiencia y que. 412. Editorial Porrúa S. 2da. La significación de la presunción de inocencia. ³La Presunción de Inocencia´. Cárdenas Rioseco Raúl F.. opera en las situaciones extraprocesales y constituye el derecho a recibir la consideración y el trato de no autor o no partícipe en hechos de carácter delictivo o análogos a éstos. el referido derecho opera fundamentalmente en el campo procesal. condición de derecho que se tiene frente al ius puniendi. el segundo vocablo. Algunos juristas perciben al principio de inocencia como un axioma jurídico que establece la calidad jurídica de no culpable penalmente. Los pensadores revolucionarios utilizaron para formular este principio fundamental del nuevo sistema de enjuiciamiento criminal. inocencia. que tiene un fuerte contenido político en orden a garantizar la libertad del acusado frente al interés colectivo de la represión penal.

ya que es el medio 10. Presunción de Inocencia y Prisión Preventiva. acrecentar la probabilidad infinitesimal. Madrid. La Presunción de Inocencia como Garantía Básica del Proceso Penal: La presunción de inocencia es. pues ella deviene de un razonamiento inductivo. NATURALEZA DE LA PRESUNCION DE INOCENCIA. para adquirir la convicción de que la probabilidad infinitesimal que se tenía al inicio del proceso penal se ha incrementado de tal modo que. Santiago 1995. por elementos empíricos se ha transformado en la verdad procesal que se refleja en una sentencia definitiva condenatoria. exigido en un ordenamiento jurídico dado. 1951.2. Es así que siguiendo la doctrina descrita por Miguel Ángel Montañés Pardo13 se tiene lo siguiente: 3. 3. Magalháes Gomes Filho Antonio. Manzini Vizenzo. 1954. por medio de elementos de convicción empíricos.T. Editorial S. la presunción de inocencia constituye. Con lo anteriormente establecido. Editorial Bibliograf.A. 13ª edición.. Desde esta perspectiva. en el que se establecen garantías para el imputado. 11.E. 1981. pues es esta la condición la que goza de mayor grado de certeza. concretamente el proceso penal de corte liberal. 12. como el in dubio pro reo o el onus probando. Barcelona. Editorial Conosur. /Diccionario Etimológico Español e Hispánico. Ediciones Jurídicas Europa-América. 3. Pág. Buenos Aires. consecuencia que únicamente se alcanzaría si y solo si se logra el grado de incertidumbre suficiente. Vox Diccionario Latino Español.1. un límite al legislador frente a la configuración de normas penales que implican una presunción de culpabilidad y conllevan para el acusado la carga de probar su inocencia. que se ha dado para proteger valores que se estiman esenciales. en primer lugar. en el ámbito legislativo. Pág. dado que si los órganos del Estado.- La presunción de inocencia sienta sus bases en postulados que denotan su naturaleza. el concepto fundamental en torno al cual se construye el modelo de proceso penal.PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES culpado de un delito. verdad que aunque relativa. que tiene una persona. encargados de llevar adelante la acción penal y la investigación de ella. de ser culpado de un crimen. es la única que se puede alcanzar y que como miembros de un Estado de Derecho se acepta tácitamente. se debe optar por considerar como verdad procesal la inocencia de aquella. La Presunción de Inocencia como Regla de Tratamiento del Imputado: 44 . Otras. no logran.13. Barcelona. 180. Tratado de Derecho Procesal Penal. se tiene el fundamento de muchas instituciones procesales. Volumen I.

entre tanto. es decir. el Derecho Procesal Penal. 1999. puede considerarse como una regla directamente referida al juicio de 13. 3. en este sentido. conforme el cual habría de partirse de la idea de que el imputado es inocente y. apoyada en la acusación pública o privada. imponiéndose la absolución del inculpado si la culpabilidad no queda suficientemente demostrada. Pamplona. PRINCIPIO DE PRESUNCION DE INOCENCIA. Análisis doctrinal y jurisprudencial´. Es así. ³La Presunción de Inocencia. la presunción de inocencia ³determina la exclusión de la presunción inversa de culpabilidad criminal de cualquier persona durante el desarrollo del proceso. hecho de la sentencia penal. Miguel Ángel. constitucional.PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES La presunción de inocencia también puede entenderse como un postulado directamente referido al tratamiento del imputado durante el proceso penal.- El principio de inocencia es un derecho fundamental para la adecuada práctica del Derecho Penal y su ejecución. Editorial Aranzadi. es decir. conforme a la cual la prueba completa de la culpabilidad del imputado debe ser suministrada por La acusación. por estimarse que no es culpable hasta que así se declare en Sentencia condenatoria. 4. al gozar. en relación a la presencia de hechos subsumibles en el tipo delictivo. Montañés Pardo.3. Pág. La presunción de inocencia. España. La Presunción de Inocencia como Presunción ³Iuris Tantum´: En cuanto presunción ³iuris tantum´. 3. el objetivo de este análisis es el de determinar cuán importante puede resultar en su adecuada aplicación.4. reducir al mínimo las medidas restrictivas de derechos del imputado durante el proceso. hasta que su conducta sea reprochada por la condena penal. 45 . no obstante. La Presunción de Inocencia como Regla de Juicio del Proceso: La principal vertiente del derecho a la presunción de inocencia es su significado como regla probatoria del proceso penal. 38. que aportando pruebas procesales logre su aceptación por el Juez o Tribunal. con incidencia en el ámbito probatorio. de una presunción ³Iuris Tantum´ de ausencia de culpabilidad. que en su aplicación la presunción de inocencia como figura procesal y aun un poco más importante. haciendo responsable al sujeto pasivo del proceso´14. en consecuencia.

43. 1999. 2) Como postulado directamente referido al tratamiento del imputado durante el proceso penal.PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES configura la libertad del sujeto (sin olvidar los derechos fundamentales consagrados en toda Constitución) que le permite ser libre en cuanto por actitudes comprobadas no merezca perder su libertad. Tomando en cuenta que la aplicación del derecho sólo le atañe al Estado. 5. Editorial Aranzadi. Pág. en el que se mira fundamentalmente a establecer garantías para el imputado frente a la actuación punitiva estatal. conforme al cual habría de partirse de la idea de que el inculpado es inocente y. los cuales al verter comentarios acerca de asuntos jurídicos comenten el error de indicar que una persona es culpable.1) Como concepto fundamental en torno al cual se construye todo un modelo de proceso penal. Siguiendo al español Jaime Vegas Torres. es éste quien va a determinar si una persona sigue siendo inocente o no. además de haber sido comprobada según el procedimiento vigente para el juicio. mayoría de los casos es sembrada por los medios de comunicación masivos. España.. se deduce que el imputado estará sujeto a una condena social sin haber sido condenado jurídicamente. Miguel Ángel. en virtud de ello. por lo tanto. como ocurre cuando una persona recibe algún tipo de sanción penal a consecuencia de una conducta adecuada a la tipificación penal. la persona pese a mantener el Status jurídico de inocente sufrirá de la condena popular.. citado por César San Martín Castro15 presenta tres alcances: ³. reducir al mínimo las medidas restrictivas de derechos en el tratamiento del imputado 46 . Pamplona. La calidad de ³ser inocente´ es una figura que sólo le interesa al derecho en su aplicación. la cual en la 14 Montañés Pardo. ³La Presunción de Inocencia. por tanto. Ahora la aplicación de la presunción de inocencia está reconocida plenamente por la normativa boliviana.- La presunción de inocencia constituye para unos un derecho y para otros una garantía. ALCANCES DE LA PRESUNCION DE INOCENCIA. porque es el parecer que ellos tienen y según las conclusiones que ellos sacan. y la previa aclaración surge por la necesidad de explicar que muchas veces la sociedad comete errores aberrantes y por la opinión de la conciencia popular. Análisis doctrinal y jurisprudencial´. en el desarrollo del trabajo se dedicará un punto específico referente a este tema. las cuales no tienen obviamente ningún valor jurídico pero si social en ese entendido. ya que sería una aberración decir que alguien es culpable sin que un juez lo determine.

la prueba completa de la culpabilidad del imputado debe ser suministrada por la acusación. Por su parte. en este procedimiento penal la persona se encuentra protegida por el derecho a la presunción de inocencia y los demás derechos y garantías del 47 . el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos. porque está asegurado y garantizado tanto en la Convención Americana de Derechos Humanos como en el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos. Lima. 67. Los derechos fundamentales adquieren una dimensión procedimental.2 que ³toda persona acusada de un delito tiene derecho a que se presuma su inocencia mientras no se pruebe su culpabilidad conforme a la ley´. Pág. siendo éste ilegítimo e inconstitucional si no se los respeta en su desarrollo o los vulnera en sus conclusiones. LA PRESUNCION DE INOCENCIA COMO UN DERECHO FUNDAMENTAL. El artículo 11. 6. establece en su artículo 14. Por ello. en la medida que todos ellos deben ser respetados en el proceso judicial. a través de la pena.PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES durante el proceso. aprobado por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 16 de diciembre de 1966. dispone que: ³toda persona acusada de un delito tiene derecho a que se presuma su inocencia mientras no se pruebe su culpabilidad.- La presunción de inocencia forma parte del bloque constitucional de derechos. conforme a la cual. San Martín Castro César. produciendo una profunda injerencia en uno de los derechos más preciados de la persona. ³Derecho Procesal Penal´. Editora Jurídica Grijley. la Asamblea General de las Naciones Unidas el 10 de diciembre de 1948. 1999. su libertad personal. ya que en él actúa el poder del Estado en la forma más extrema en la defensa social frente al crimen. 3) Como una regla directamente referida al juicio de hecho de la sentencia penal. con incidencia en el ámbito probatorio. aprobada por 15. imponiéndose la absolución del inculpado si la culpabilidad no queda suficientemente demostrada´.1 de la Declaración Universal de Derechos Humanos. conforme a la ley y en juicio público en el que se hayan asegurado todas las garantías necesarias para su defensa´. lo que debe afirmarse de modo especial en el procedimiento penal. Tomo I.

mientras no exista una sentencia condenatoria que adquiera la calidad de cosa juzgada formal y material. 1 del Código Penal de 1834. En nuestra Ley Fundamental.7 de la Constitución del Ecuador: ³Se presumirá la inocencia de toda persona cuya culpabilidad no se haya declarado mediante sentencia ejecutoriada´. Esto implica que únicamente la sentencia condenatoria firme es el instrumento idóneo capaz de vencer el estado de presunción de inocencia del procesado17. lo que no impide naturalmente que el imputado. determina que: ³Se presume la inocencia del encausado mientras no se pruebe su culpabilidad´. medidas cautelares.1 de la Constitución de Paraguay. Este principio fue introducido a la Constitución Boliviana en la reforma de 1967. que estuvo vigente en Bolivia hasta 1973. el art. instituido generalmente como garantía constitucional en diversos países16. Del estado de presunción de inocencia. 1 definía al delito y establecía la presunción de culpabilidad. toda persona tiene derecho a que sea presumida su inocencia. expresa que toda persona tiene derecho a la libertad y seguridad personales y. 29 de la Constitución de Colombia: ³Toda persona se presume inocente mientras no se la haya judicialmente culpable´. se deriva el hecho de que la carga de la prueba no le corresponde al imputado sino al acusador18. La vigencia del principio determina que un procesado no puede ser considerado ni tratado como culpable. pueda presentar los descargos y los alegatos que crea convenientes a su defensa. 7. sentencia condenatoria. Toda persona es considerada inocente mientras no se haya declarado judicialmente su responsabilidad´.PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES imputado en las diversas etapas del procedimiento (investigación. ³el art. imputación. de los imputados. En toda infracción 48 .24 de la Constitución del Perú. 24. el art. el art. el art. el principio de presunción de inocencia está instituido de manera expresa en el art. derecho al recurso). ³e. hace u omite lo que la ley prohíbe o manda bajo alguna pena.- A lo largo del trabajo se denota que la presunción de inocencia es un postulado básico de todo ordenamiento jurídico procesal. 117. 2. entre ellas. en consecuencia. LA PRESUNCION DE INOCENCIA EN LA CONSTITUCION POLITICA DEL ESTADO. y derogó el art. 16. La lucha contra el crimen y la delincuencia manifiesta su superioridad ética en el Estado Constitucional democrático respecto de otros tipos de Estado por el respeto y garantía efectivo de los derechos fundamentales de todas las personas. señala que en el proceso penal o en cualquier otro del cual pudiera derivarse pena o sanción. El principio está dirigido a conservar el estado de inocencia de la persona durante todo el trámite procesal. 16 de la Constitución de Bolivia.I bajo el siguiente texto: ³Se presume la inocencia del encausado mientras no se pruebe su culpabilidad´. juicio oral. si así lo estima necesario. 16. Así. El art. en los siguientes términos: ³Comete delito el que libre y voluntariamente y con malicia. menos como delincuente.

´ Los pactos internacionales instituyen el principio de presunción de inocencia con un contenido más o menos similar al establecido en la normativa boliviana. 17. dado que la fórmula 49 .. en tanto no recaiga sobre él una sentencia condenatoria ejecutoriada´.. Así el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos establece en su art. el art.PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES libre de la ley. protegiendo al encausado frente a actitudes arbitrarias. en materia penal.. EL ESTADO JURIDICO DE INOCENCIA EN INTERNACIONALES SOBRE DERECHOS HUMANOS.. Este principio constitucional traslada la carga de la prueba al acusador. se entenderá haber voluntad y malicia..la presunción de inocencia acompaña al imputado desde el inicio del proceso hasta que exista contra él sentencia condenatoria pasada en autoridad de cosa juzgada. que podrían dar margen a prejuzgamientos y condenas sin proceso. Acaso esta toma de conciencia se debe a las atrocidades de la guerra cometidas por todos los países que tuvieron participación activa en ella.. La jurisprudencia del Tribunal Constitucional. vale decir que obliga a éste. convenciones que obliguen a los Estados en forma universal.II que ³toda persona acusada de un delito tiene derecho a que se presuma su inocencia mientras no se pruebe su culpabilidad conforme a ley´19. ha establecido que´. en lo pertinente a la presunción de inocencia. las informaciones periodísticas sobre un proceso penal se abstendrá de presentar al imputado como culpable. La SC 11/2000-R precisó que la ³presunción de inocencia se constituye en una garantía del debido proceso. a 14. a probar sus acusaciones dentro del respectivo proceso. que consagran el estado jurídico de inocencia como parte integrante del catálogo de derechos que emanan de la naturaleza humana. 8.LOS TRTADOS A partir del término de la Segunda Guerra Mundial. 116 del Código de Procedimiento Penal garantiza la presunción de inocencia. El desarrollo del precepto constitucional aludido. Es preciso destacar el texto de la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano. las naciones del mundo moderno se han visto en la necesidad de consagrar en textos internacionales los inherentes a la persona humana. estableciendo que ³En el marco de las responsabilidades establecidas por la ley de imprenta. En este punto se hará referencia a todas las normas de los Tratados Internacionales sobre Derechos Humanos. mientras que el infractor no pruebe o no resulte claramente lo contrario´.´ (SC 747/2002-R). 18.

debe ser severamente reprimido por la ley´20. El artículo 9 de esta Declaración. 51. Máximo. idea bastante revolucionaria debido a los poderes ilimitados del Rey para disponer la prisión de sus súbditos. Segunda Edición.PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES empleada ha servido de modelo para su consagración tanto en textos universales como nacionales. la Declaración recoge los principios de legalidad y publicidad junto con exigir el efectivo acceso a la defensa. señala: ³Debiendo presumirse todo hombre inocente mientras no sea declarado culpable. adoptada por la Asamblea Nacional Constituyente de Francia el 26 de agosto de 1789 y aceptada por el Rey Luis XVI el 5 de octubre de 1789. reunida en París y casi por votación unánime. conforme a la ley y en juicio público en el que se hayan asegurado todas las garantías necesarias para su defensa´. este artículo establece que la prisión preventiva debe ser excepcional. Santiago 1987. Editorial Jurídica de Chile. adoptado por la Asamblea General de las Naciones Unidas. Además del reconocimiento del estado de inocencia. En nuestro siglo y después de la cruenta Segunda Guerra Mundial. Por otro lado. postulados todos de un modelo procesal garantista en materia penal. El principio de presunción de inocencia tiene una repercusión muy relevante en el principio general de que la detención preventiva se constituye en una excepción al principio de que el procesado se defienda en libertad. el 16 de diciembre de 1966. Pág. 19. Documentos Básicos. la Asamblea General de Naciones Unidas. proclamó la Declaración Universal de los Derechos del Hombre. en 50 . 20 Extraído de Pacheco Gómez. si se juzga indispensable arrestarlo. poderes que fueron postulados por la ideología absolutista que denotaron el movimiento reformista que culminó con la Revolución y la caída de los gobiernos despóticos. 111´Toda persona acusad de delito tiene derecho a que se presuma su inocencia mientras no se pruebe su culpabilidad. a fines de 1948. Junto con introducir la fórmula del principio al Derecho Positivo. Esta Declaración contiene todos los elementos de un proceso justo en materia criminal y respecto del principio de inocencia señala su art. en el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos. Los Derechos Humanos. todo rigor que no sea necesario para asegurar su persona.

así su No. su fecha 19 de octubre de 2005. integrada por los magistrados García Toma. a los 18 días del mes de enero de 2006. de fojas 71. 9. la Sala Primera del Tribunal Constitucional. ASUNTO Recurso de agravio constitucional interpuesto por don Noni Cadillo López contra la resolución de la Segunda Sala Penal de la Corte Superior de Justicia de Piura.- EXP. pronuncia la siguiente sentencia I. 2 señala ³Toda persona acusada de un delito tiene derecho a que se presuma su inocencia mientras no se pruebe su culpabilidad conforme a ley´. 51 .° 10107-2005-PHC/TC PIURA NONI CADILLO LÓPEZ SENTENCIA DEL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL En Piura. consagrando el estado de inocencia en su No. que declara infundada la demanda de autos.PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES su artículo 14 establece las garantías jurisdiccionales y procesales. N. SENTENCIA DEL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL SOBRE ESTE PRINCIPIO. Alva Orlandini y Landa Arroyo. 2 y detallando los derechos que de él se derivan en su No. 3.

Investigación sumaria de hábeas corpus - - 2. puesto que de la sentencia se desprende que se ha condenado solo a dos personas (por existir un sujeto en calidad de ausente). el Cuarto Juzgado Penal de Piura dispone que se notifique a los vocales demandados a efectos de que presenten sus respectivos descargos. Juan Carlos Checkley Soria. El 20 de setiembre de 2005. al debido proceso. y no a tres.PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES II. Se le ha aplicado la agravante sin que se configuren los requisitos para ello. º Inciso 6. al tipo penal base (artículo 296. del Código Penal).º del Código Penal). Con fecha 19 de setiembre de 2005. a pesar de que se había condenado solo a 52 . lo que implica la vulneración de los derechos fundamentales invocados en el petitorio de su demanda. por afectar sus derechos fundamentales a la libertad personal. a no ser condenado en ausencia y el principio in dubio pro reo. Su solicitud de adecuación del tipo penal fue declarada improcedente por los vocales demandados.º. el recurrente interpone demanda de hábeas corpus contra los vocales de la Primera Sala Penal de la Corte Superior de Justicia de Piura. inciso 6. del Código Penal. La demanda se fundamenta en lo siguiente: El recurrente ha sido procesado y sentenciado por el delito de tráfico ilícito de drogas. en razón de que. Solicita que los emplazados emitan una nueva resolución que adecue el tipo penal agravado en virtud del cual ha sido condenado (artículo 297. sobre la base del tipo penal previsto en el artículo 297. a la presunción de inocencia. Demanda Con fecha 16 de setiembre de 2005. ANTECEDENTES 1. que como mínimo exige la norma para aplicar el tipo penal agravado. Ofelia Mariel Urrego Chuquihuanga y Óscar Wilfredo Álamo Rentería. se recibe el informe de descargo de los vocales de la Primera Sala Penal de la Corte Superior de la Justicia de Piura. quienes señalan que se declaró improcedente la solicitud de adecuación del tipo penal del recurrente.

se había reservado el juzgamiento respecto de un tercero. del Código Penal). con lo cual se configuraría el tipo penal agravado. Resolución de primer grado Con fecha 23 de setiembre de 2005. 3.PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES dos de los procesados. en el sentido de que ³Toda persona acusada de delito tiene derecho a que se presuma su inocencia mientras no se pruebe su culpabilidad. III. al tipo penal base (artículo 296.1 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.. y que. inciso 6. de ser este el caso.)´. El derecho fundamental a la presunción de inocencia 2. De igual modo. la recurrida confirma la apelada considerando que existe una alta probabilidad de que se condene al acusado ausente. el citado derecho es enfocado en el artículo 14.º. (. se estaría configurando la agravante establecida en el artículo 297.º del Código Penal). el Cuarto Juzgado Penal de Piura declara infundada la demanda argumentando que. 4. una vez que sea capturado. el derecho a la presunción de inocencia aparece considerado en el artículo 11. y que la Sala ha determinado la responsabilidad penal de todos los procesados. inclusive del ausente David López Silva o Isaías Aira Vásquez. FUNDAMENTOS Precisión del petitorio de la demanda de hábeas corpus 1. en el proceso penal seguido contra el recurrente. º. En el Sistema Internacional de Protección de los Derechos Humanos. toda vez que en el proceso penal se ha sentenciado a dos de los inculpados. mientras que a uno de ellos se le ha reservado el proceso. La cuestión central a dilucidar en el presente caso es si procede la adecuación del tipo penal por el cual ha sido condenado el recurrente (artículo 297.2 del 53 . se ha respetado su derecho al debido proceso. lo que no vulnera el principio de presunción de inocencia dado que al ausente se le ha reservado el juzgamiento. Resolución de segundo grado Con fecha 19 de octubre de 2005. conforme a la ley y en juicio público en el que se le hayan asegurado todas las garantías necesarias para su defensa. Inciso 6. con lo cual no se vulneran los derechos del accionante.. del Código Penal.

54 . implica que ³(..) la Corte ha afirmado que en el principio de presunción de inocencia subyace el propósito de las garantías judiciales. STC 2915-2004-PHC/TC. 5...º. STC 0618-2005-PHC/TC.) el principio de libre valoración de la prueba en el proceso penal que corresponde actuar a los Jueces y Tribunales.)´.. FF. como corolario del cauce investigatorio llevado a cabo con las garantías inherentes al debido proceso. Se ha señalado en anterior oportunidad (cf. sino también la responsabilidad penal que en él tuvo el acusado y así desvirtuar la presunción´... 21 y 22) que el derecho fundamental a la presunción de inocencia. De igual forma. al afirmar la idea de que una persona es inocente hasta que su culpabilidad es demostrada´ 3. hasta que no se exhiba prueba en contrario.. ³ (. El fundamento del derecho a la presunción de inocencia se halla tanto en el principio-derecho de dignidad humana (³La defensa de la persona humana y el respeto de su dignidad son el fin supremo de la sociedad y del Estado´.JJ. En concordancia con estos instrumentos internacionales de protección de los derechos humanos. el constituyente ha reconocido la presunción de inocencia como un derecho fundamental. se ha dicho (vid. 4. y que la actividad probatoria sea suficiente para generar en el Tribunal la evidencia de la existencia no sólo del hecho punible.PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y el artículo 8. el artículo 2.) a todo procesado se le considera inocente mientras no se pruebe su culpabilidad: vale decir.. hasta que se expida la sentencia definitiva´. quedando el acusado en condición de sospechoso durante toda la tramitación del proceso. inciso 24.2 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos. De esta manera.° de la Constitución). así como en el principio pro hómine. se ha considerado que el derecho a la presunción de inocencia (cf. FJ 22) comprende: ³(. que la sentencia condenatoria se fundamente en auténticos hechos de prueba. en tanto que presunción iuris tántum. artículo 1. de la Constitución establece que ³Toda persona es considerada inocente mientras no se haya declarado judicialmente su responsabilidad´. logre desvirtuarla (. En relación con esta última. En cuanto a su contenido. FJ 12) que ³la presunción de inocencia se mantiene µviva¶ en el proceso penal siempre que no exista una sentencia judicial que. Rige desde el momento en que se imputa a alguien la comisión de un delito. STC 0618-2005-PHC7TC.

8 y 9). inciso 6. el hecho de que el juez penal haya ordenado la reserva del proceso de este último se sustenta en que existen 55 . Por otro lado. al estar ausente el tercer imputado. el derecho fundamental a la presunción de inocencia no es un derecho absoluto sino relativo.PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES 6. sino también una institución objetiva dado que comporta determinados valores inherentes al ordenamiento constitucional. que la presunción de inocencia puede ser desvirtuada o destruida mediante una mínima actividad probatoria. sin que ello signifique su afectación. reservándose el proceso a David López Silva o Isaías Aira Vásquez (ff.. sino por dos. en nuestro ordenamiento. En el caso concreto. Parte de esa relatividad del derecho a la presunción de inocencia se vincula también con que dicho derecho incorpora una presunción iuris tántum y no una presunción absoluta. se admitan determinadas medidas cautelares personales ±como la detención preventiva o detención provisional±. Análisis del caso concreto 8. no puede sostenerse que el delito haya sido cometido por tres personas. tanto el demandante como Jorge Acosta Huamán fueron condenados por la comisión del delito de tráfico ilícito de drogas. como todo derecho fundamental. En el presente caso. del Código Penal al tipo base. se estaría afectando el derecho a la presunción de inocencia de aquella persona que está ausente en el proceso penal. el derecho a la presunción de inocencia tiene un doble carácter.º. A juicio de este Colegiado. No obstante el desarrollo del derecho fundamental a la presunción de inocencia. Tal argumento no es compartido por este Colegiado.. 7. sino una presunción iuris tántum. es pertinente hacer algunas precisiones adicionales a efectos de una cabal comprensión y tutela del derecho en mención. claro está. ³(. que no solamente es un derecho subjetivo. Esto es. toda vez que esta no ha sido sentenciado. Como ya se señaló anteriormente. como lógica consecuencia. de lo contrario. en la medida en que.) porque tales medidas sirven precisamente para esclarecer el hecho reprochado y por ello son imprescindibles para llevar a cabo un procedimiento penal orientado en principios propios de un Estado de derecho´ siempre. De ahí que. el demandante alega que procede la adecuación del tipo penal previsto en el artículo 297. En primer lugar. de lo cual se deriva. el derecho a la presunción de inocencia no comporta una presunción absoluta. tal presunción puede quedar desvirtuada sobre la base de una mínima actividad probatoria. que tales medidas sean dictadas bajo criterios de razonabilidad y proporcionalidad. Por eso mismo. se quiere decir que.

lo que ha ocasionado también su mayor tratamiento en las exposiciones teóricas de los cursos de Derecho penal-parte general. no se advierte la alegada violación de los derechos fundamentales invocados por el demandante. p. LA LEGÍTIMA DEFENSA: CONCEPTO Y FUNDAMENTO.PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES evidencias suficientes que. el Tribunal Constitucional. Sin 56 . cuyos antecedentes se remontan a las épocas más antiguas de la humanidad2. asimismo es recepcionada por todas las legislaciones. cit. Derecho penal. Parte general. 1. toda vez que lo que la Constitución (artículo 139. cit.1. p. GARCÍA TOMA ALVA ORLANDINI LANDA ARROYO CAPITULO IV PRINCIPIO DE LEGITIMA DEFENSA 1. de lo contrario. num. 694. 122. Parte general. EL MISMO. justificarán una condena. con la autoridad que le confiere la Constitución Política del Perú HA RESUELTO Declarar INFUNDADA la demanda. SS. Manual de Derecho penal. 359. incluso en nuestro país goza de consagración constitucional (artículo 2. Publíquese y notifíquese. mas no que sea absuelta.1.. y esto debe quedar claro ya en la propia designación. se le habría absuelto. llegado el momento. Enrique. inciso 12) prohíbe es que una persona sea condenada en ausencia. Prefiere denominarla como defensa necesaria al considerar que dicha expresión toma en cuenta que la defensa solo será legítima si es necesaria. CONCEPTO: La legítima defensa1.º. BACIGALUPO ZAPATER. se ha convertido en la causal de justificación de mayor trascendencia en la praxis judicial. Por estos fundamentos. inciso 23 de la Constitución Política)3. En consecuencia.

19 y ss. Es un derecho reconocido por el Estado a los particulares. p. Este último acto de organización constituye una actio dúplex. Sobre su evolución véase JIMÉNEZ DE ASÚA. ser elevado al nivel de los derechos humanos. ARMAZA GALDOS. pero incorrecta. Buenos Aires: Losada. La legítima defensa. se ha previsto. 19 y ss. Elementos para una teoría general. Existen varias definiciones de esta figura. pp. James. pp. error de comprensión y otros aspectos negativos del delito. por nuestra parte. Legítima defensa. 3ª edic. por el otro. pero también. en particular mediante la carta fundamental. el acto de organización de defensa. incluidos los derechos humanos propiamente dichos. 2ª edic. se desnaturalizaría la legítima defensa y se abrirían las puertas a los excesos que se tratan. 2004. num. puesto que si se admite ±como loa hace el autor citado. 2004.PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES embargo. Alejandro. 612. 102. En: Diálogo con la Jurisprudencia. Para luego indicar que: La legítima defensa como derecho no debería ser elevado a la categoría de los derechos humanos porque esto podría dar lugar a que se le hiciera prevalecer siempre sobre los otros. Lima: Palestra. IV. 57 .que la legítima defensa es un derecho fundamental. pp. no una simple causal de exención de responsabilidad. En contra de su previsión constitucional HURTADO POZO. se hace referencia a esos mismos derechos de la persona recogidos y vigentes en el ordenamiento nacional. 1360. con lo que expresa que la necesidad es un requisito. y especialmente sobre la identidad existente en el ordenamiento jurídico peruano de las expresiones derechos humanos . puesto que como sostienen ZAFFARONI. Luis. T. Ob. véase ampliamente CASTILLO CORDOVA. por nuestra parte podemos conceptualizar a la legítima defensa como la conducta adecuada a derecho dirigida a proteger bienes jurídicos amenazados por una agresión ilícita. y fundamentalmente. partiendo de la premisa que todo derecho fundamental es también un derecho humano positivizado dentro de un ordenamiento jurídico determinado. Sin embargo la postura de este autor no es del todo clara. Toda defensa racional es necesaria. José. incluidos los derechos humanos propiamente dichos. 3. el derecho a la legítima defensa como uno de los derechos fundamentales de la persona. 39 y ss. El derecho a defenderse no debería. 27 y ss. A diferencia de la tradición legislativa germana ±que se refiere a la defensa necesaria (Notwehr)-. Julio. San José: Editorial Jurídica Continental. en la medida que puede verse como una afectación al agresor. tal elemental y tan viejo como la propia condición humana y el instinto de supervivencia («). 2007. añadiríamos) se ha referido siempre a la defensa legítima. así con la expresión derechos humanos se hace alusión a los derechos de la persona reconocidos internacionalmente en los tratados o pactos. pero no toda defensa necesaria es racional . consideramos que se debe preservar la expresión legítima defensa . Tratado de Derecho penal. La legítima defensa justifica la realización de una conducta típica por parte de quien obra en defensa de bienes jurídicos propios o de terceros ante una agresión ilegítima. cit. 2. pp. Esta noción es preferible a las que aluden a todos los elementos de la justificante que gozan de muy poca acogida pues las codificaciones se encargan de hacerlo. Observaciones en torno a la legítima defensa como causal de justificación . Sobre esto.. porque esto podría dar lugar a que se le hiciera prevalecer siempre sobre los otros. («). 2. derechos fundamentales y derechos constitucionales . CASTILLO GONZÁLEZ. se refieren a una misma realidad ontológica. Por un lado. Francisco. Ob. Arequipa: Adrus. pero que en definitiva el límite es jurídico (valorativo) y está dado por la racionalidad: la defensa necesaria es legítima siempre que sea también racional. Esta causa de justificación supone dos actos de organización. de evitar. cit. Eugenio/ALAGIA. 1976.. 523-524. T. la única diferencia que se puede sostener se da solo en el plano formal. Los Derechos constitucionales. Estos últimos son derechos humanos garantizados por el ordenamiento jurídico positivo.. el acto de organización del agresor y. pues en un primer momento señala que: El derecho a la legítima defensa es evidentemente un derecho fundamental del individuo. 2005. 23). Luis.. y que por lo tanto en nada afecta a su consustancial naturaleza. De esta manera. en la Constitución de 1993 (art. Lima: Gaceta Jurídica. También REÁTEGUI SÁNCHEZ. pues. como un acto de defensa de intereses penalmente relevantes4. con razón. (el resaltado es nuestro). debe concluirse que se trata de un derecho humano . p. Decimos que su posición no es clara. cuando señala que: De manera singular. mediante su regulación en el Código penal . y con la expresión derechos fundamentales . Alejandro/SLOKAR. la argentina (y la peruana. sin embargo la mayoría de ellas se caracterizan por no alejarse de lo citado en el Código penal.. inc.

ZAFFARONI. Quintano Ripollés). el impulso o instinto de 4. III. F. Oetker. Maurach). como anota Zaffaroni6. p. la idea de la retribución (A. Bosch. no resulta sencillo. F. pues el derecho no debe ceder ante este último (A. Aspectos esenciales de la legítima defensa. GARCÍA CAVERO. conservación (J. Tratado de Derecho Penal. Schmidt). la falta de protección estatal (A. Jiménez de Asúa). Lecciones de Derecho penal. Incluso. En un sistema de libertades en el que se reconozca al individuo la facultad de 58 . y otros la consideraron simplemente como causa de inimputabilidad5. Graf Zu Dohna). 479. que se trata de una causa de justificación es decir. Sobre ello véase la exposición hecha por LUZÓN PEÑA. F. Parte general. Pacheco).- Si bien en otros tiempos se consideró que.PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES 1. Parte general. 18 y ss. para la que todas las causales se explican a partir del principio de la adecuación del medio al fin (A. 5. 590. cit. el enfrentamiento de derecho e injusto.7.M. 1978. Diego-Manuel. Otras que se basan en un derecho innato y tan antiguo como el hombre (A. o la del fin . hoy nadie niega prácticamente. L. 6. Eugenio Raúl. queda por ver cuál es su fundamento que. Mayer). R. Si bien esta naturaleza de causa de justificación está unánimemente aceptada. del cual surge una doble consecuencia: no solo se acuerda un derecho de defensa individual (autodefensa) sino también de ratificación del ordenamiento jurídico como tal (prevalecimiento o defensa del derecho)9. Graf Zu Dohna. Noll. Löffler. lo que no le hacía surtir otro efecto jurídico que la eliminación de la pena. p.. cit. NATURALEZA Y FUNDAMENTO. inculpabilidad por conflicto de motivaciones (A. particularmente si consideramos que de él se derivan consecuencias para su ámbito y condiciones. Bastante se ha discutido sobre la esencia o fundamento de esta institución: simplificando demasiado. pp. T. etc.2. se conocen teorías que la aglutinan al lado de las demás justificantes a partir de posturas como la de la colisión de intereses (P. Barcelona: J. Uttelbach). Pufendorf). El primero es el aspecto individual de protección de los propios bienes jurídicos. Geyer). el carácter parcialmente penal de la misma (H. que elimina la contrariedad de la conducta típica con el orden jurídico. la legítima defensa fundaba la impunidad en la afirmación de que "la necesidad no conoce ley"'. Percy. podemos señalar posturas que la basan en la perturbación del ánimo que llega a excluir la imputabilidad del autor (S. En la actualidad generalmente es aceptada la idea de que el fundamento de la legítima defensa reside en que el derecho no está en la situación de soportar o ceder ante lo ilícito8.. Von Liszt/E.

EL MISMO. Claus. 12. cit. ARMAZA GALDOS. Ob. El doble fundamento de la legítima defensa . cit. de defender los propios bienes frente a las agresiones externas10. trad. pp. 673. 694.. Derecho penal. num.. Ob. p. p. cit. pp. p. Ob. Ob. Felipe. Parte general. EL MISMO. 8. JESCHECK. num.. Dino Carlos. Ob. Hernán. Aspectos esenciales de la legítima defensa. 7. a evitar la agresión mediante un medio distinto de la defensa. Manual de Derecho penal. p. p. Parte general. p. Parte general. cit.. 1197.. especialice e institucionalice en el Estado. p. p. 45. GARRIDO MONTT... cit. Manual de Derecho penal.. 608. 460. cit. VILLAVICENCIO TERREROS. Juan/HORMAZÁBAL MALARÉE. Solo importa la defensa contra la agresión antijurídica. 428. Enrique. JESCHECK. Cfr. BUSTOS RAMIREZ. ROXIN. 18-92. cit.. Felipe. En: Cuadernos de Política Criminal. Diego-Manuel. 1977. Ob. p. VILLAVICENCIO TERREROS. p. cit. pp. Francisco. Edgardo. racional y proporcionada. Julio. p. Sólo cuando el 59 . Nº 3. en principio la relación valorativa entre el bien jurídico protegido y el lesionado es irrelevante. También JIMÉNEZ DE ASÚA. Véase una exposición detallada de cada una de estas posturas en LUZÓN PEÑA. cit. cit. 535. p. Mario.. Ob. 123. Derecho penal. Ob. Hans.. 130. 347. 10. cit. dos sentidos. En este caso. cit. Hans-Heinrich. HansHeinrich. al menos. Ob. LASCURAÍN SÁNCHEZ. cit.. Es el primero el de que tal defensa sólo parece coherente con un sistema de libertades cuando se produce frente a una extralimitación en el ejercicio de la libertad ajena. El segundo matiz proviene de que la racionalidad colectiva ha conducido a que la defensa justa de los intereses colectivos e individuales se racionalice. p. cit. p. cit. 121. 138-139. BACIGALUPO ZAPATER. DONNA. 13. Hernán. num. cit. CARO CORIA. Derecho penal. 9. 460. pp. cit. Edgardo.. Derecho penal. JESCHECK. Ob. CASTILLO GONZÁLEZ.. 359. 1197. 695. La legítima defensa. cit. Cfr. Hans-Heinrich. pp. p. MIR PUIG. cit. De esto se desprende que al que es atacado antijurídicamente no se le exige que eluda la confrontación en determinados casos12 (el agredido no está obligado. 358. num. p. cit. parece que ha de formar parte de tal autonomía personal la facultad de proteger la propia autonomía. Este derecho individual de defensa debe ser matizado en. Ob. Madrid. 1197. 11. Derecho penal. p. 91. Enrique. cit. num. Ob. Juan/HORMAZÁBAL MALARÉE. En tal sentido se sostiene que el fundamento de la legítima defensa se encuentra en la responsabilidad en la que incurre el agresor que obra sin derecho14. Felipe. Luis. Parte general. p.. p. 535.. BACIGALUPO ZAPATER. BACIGALUPO ZAPATER. 121. cit.. 101-103. cit. Santiago. 695... Cfr. p. de Carlos Fontán Balestra. 123. cit. EL MISMO. 312. 130. Ob. WELZEL. Parte general. 128. 359. Ob. Juan Antonio. Ob. Parte general. 461. huyendo13). 535. 1956. por ejemplo. p. Una defensa de los legítimos bienes e intereses individuales y colectivos no puede recaer en cualquiera o en los titulares de los mismos si quiere ser objetiva. VIILA ESTEIN. DONNA. VILLAVICENCIO TERREROS. Enrique... No parece legitimable como un acto de autonomía la conducta de quien lesiona al policía que registra su domicilio por orden judicial o la de quien embiste con su vehículo al vehículo que le precede y le impide circular más deprisa. Ob. 58 y ss. BUSTOS RAMIREZ. cit. Parte general. p. 101 y ss. y no el menoscabo que como consecuencia haya de soportar el agresor11. Ob. num. Buenos Aires: Roque Depalma Editor. en principio.PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES organizar su vida como lo estime oportuno siempre que no entorpezca una correlativa facultad ajena.

para afirmar la vigencia del derecho en la sociedad. num. parece prudente apoderar al mismo para su justa autodefensa o para la justa defensa ajena15.. Al respecto señala GARCÍA CAVERO. BACIGALUPO ZAPATER. num. sino también el ordenamiento jurídico. 14. Parte general. Ob. 15. El sujeto que se opone y vence una conducta antijurídica ajena ± quien lesiona para evitar la violación . literal a del Código penal). que el agresor configure un mundo distinto y peor al que dibuja el Derecho ± un mundo en el que caben las agresiones sexuales -.PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES Estado no esté. puesto que éste confiere al defensor una especie de poder supraindividual: al ejercer la legítima defensa no sólo defiende sus bienes o los de otro. LASCURAÍN SÁNCHEZ. cit.. 60 . 535. 312. 695. Incluso. 360. inciso 3.. cit. Claus. Juan Antonio. p. el matón de barrio ± saben que se exponen a una defensa agresiva impune de sus víctimas o de terceros16. 16. no puede estimarse un acto autorizado por el principio de que no hay que ceder ante un ataque ilícito. ROXIN. Ob. este principio concede protección individual también en los casos en los que el mal repelido era menor al causado17. Por eso.. La competencia de esta incorrecta organización recae sobre el agresor. Juan Antonio. 17. 313. p. Parte general. Percy. no hay que llevar al extremo el principio de confirmación del derecho. el agredido puede hacer todo lo necesario para protegerse. LASCURAÍN SÁNCHEZ. de manera que a éste se le imputa los deberes de tolerancia de la acción de defensa . pues los potenciales agresores ± el agresor sexual. Derecho penal. Felipe. 623: Se trata concretamente de una organización responsable del agresor que amenaza la esfera de organización del defensor (agresión ilegítima del artículo 20. pero además. porque se carece de otro medio para evitar que sustraiga una fruta del árbol. Ahora bien. cuando no llegue a tiempo para defender al ciudadano. En tal línea la legítima defensa es legítima porque es también un acto de justicia: un acto de defensa del ordenamiento jurídico con efectos de prevención de nuevas rupturas del mismo. 609. La impunidad de la conducta del que se defiende tiene a su vez un importante efecto preventivo de nuevas conductas agresivas. defensa de terceros y a la restricción de la legítima defensa cuando no está orientada a afirmar el Derecho. el ladrón de joyerías. cit. p. de índole supraindividual la legítima defensa está dirigida a la afirmación del Derecho. esto hace que el balance del interés jurídico se incline a su favor.está impidiendo que el Derecho ceda. "El principio de autoprotección impone una necesaria sumisión de la reacción defensiva a una cierta proporción respecto al mal que se avecina. incluso si lesiona un bien más valorable del que estaba puesto en peligro por el agresor"19. El adecuado equilibrio entre la defensa del ordenamiento jurídico y la protección marca el justo rol de esta institución18. Derecho penal económico. así disparar ²por ejemplo² a una persona. VILLAVICENCIO TERREROS. p. cit. cit. p. Enrique. pero esa cierta dosis de proporcionalidad resulta compensada por el mayor margen de desproporción que permite el principio de defensa del derecho. 1197.. Por el segundo aspecto. cit. Ob. Cfr. Ob. p.

LASCURAÍN SÁNCHEZ.. cit. En este punto no consideramos que la agresión ilegítima merezca el mismo tratamiento que la necesidad racional del medio empleado o que la falta de provocación suficiente.. Ob. la necesidad racional del medio empleado y la falta de provocación suficiente de quien hace la defensa. Juan/HORMAZÁBAL MALARÉE. Del mismo parecer ROXIN. 5. pues elimina el equilibrio y limitación entre ellos20. cit. p. situaría a los potenciales agresores en la muy ventajosa situación de poder dañar los bienes ajenos sin el riesgo de una probable defensa agresiva de su titular o de terceros21. p. VELÁSQUEZ VELÁSQUEZ. 313. Como señala Velásquez Velásquez: Confluyen. GARRIDO MONTT... 20. 22.De las consideraciones efectuadas al momento de referirnos a las causas de justificación en general. p. Ob. 128. Un ordenamiento que no justificara en ciertos casos los daños irrogados en legítima defensa sería un ordenamiento peor en al menos dos sentidos: situaría a la víctima de una inminente agresión en la insoportable disyuntiva de padecerla o de padecer una pena por repelerla. 127. cit. Fernando. 1198. p.. de ahí que sea más apropiado denominarlo presupuesto : mientras que el segundo y el tercero son elementos que van a 61 . cit. Hernán. en la legítima defensa una tendencia de carácter social y otra individual. pues. BUSTOS RAMIREZ. Ob. 21.. num. ya que el primero de los elementos objetivos nombrados es aquel que va a habilitar el escenario en el cual se ejercitará la legítima defensa.PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES Entonces estos dos principios deben interactuar conjuntamente pues las diferentes necesidades del prevalecimiento del derecho influyen de distintas formas en la configuración de las facultades de protección. bajo el imperio de la democracia participativa en una sociedad pluralista 22. Ob. Conforme a lo afirmado en las líneas precedentes se puede sostener que los hechos típicos cometidos en legítima defensa no son penalmente ilícitos porque son actos de defensa y porque son actos de justicia. podemos afirmar que la legítima defensa se configura por la presencia de dos grupos de elementos: objetos y subjetivos. Los primeros son la agresión ilegítima. Ob. p. lo que es en el fondo reflejo de una concepción política del Estado que persigue la armonía entre los intereses colectivos y los particulares. Creemos que no es posible tomar a uno solo de estos principios. cit. 19. Gómez Benítez citado por GARRIDO MONTT. VILLAVICENCIO TERREROS. 122. p. cit. GARRIDO MONTT. Mario. 18. Felipe. cit. Claus.. p. 2. Mario.. 128. Ob. REGULACIÓN DE LA LEGÍTIMA DEFENSA EN EL CÓDIGO PENAL. Mario. Ob. p. cit. Juan Antonio. 609. Ob. 536.

Está exento de responsabilidad penal: El que obra en defensa de bienes jurídicos propios o de terceros. En: Actualidad Jurídica.La agresión consiste en un comportamiento humano que pone en peligro o lesiona un legítimo interés ajeno protegido por el ordenamiento jurídico (bien jurídico del 62 . c) Falta de provocación suficiente de parte del que se defiende. 23. la necesidad racional del medio empleado y la falta de provocación suficiente de quien hace la defensa tienen que ser concurrentes según la normativa penal peruana. la intensidad y peligrosidad de la agresión..PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES determinar el ejercicio mismo de la defensa (una vez que la posibilidad de ejercitarla ha sido habilitada). Roger/TORRES COX. T. b) Necesidad racional del medio empleado para impedirla o repelerla. entonces ±como pone de manifiesto Revilla Llaza24. p. 172. la agresión ilegítima. Del mismo parecer YON RUESTA. En lo atinente al elemento subjetivo se considerará la exigencia de conocimiento de la situación de justificación. Agresión. I. 217.1. En: La Constitución comentada. considerándose en su lugar. Lima: Gaceta Jurídica. pero es el Código penal quien se encarga de hacer una previsión pormenorizada de los elementos que deben concurrir para que una conducta pueda ser amparada por esta causa de justificación. 3. 24. así en su artículo 20. Si se ha sostenido que la legítima defensa es una causa de justificación. REVILLA LLAZA. entre otras circunstancias. ELEMENTOS OBJETIVOS DE LA LEGÍTIMA DEFENSA. la forma de proceder del agresor y los medios de que se disponga para la defensa. La Constitución Política reconoce el Derecho de toda persona a la legítima defensa (artículo 2..la exención de la responsabilidad penal a que hace referencia este precepto penal. 2006. siempre que concurran las circunstancias siguientes: a) Agresión ilegítima. Agresión ilegítima: 1. 1ª reimp. T.1.. Derecho a la legítima defensa . inciso 3 regula a la legítima defensa de la siguiente manera: Artículo 20. Percy. Legítima defensa y acciones disvaliosas . 2008. Por otro lado. Lima: Gaceta Jurídica. Daniel. debe entenderse como la exclusión de la antijuricidad de la conducta de quien obra amparado en ella. inciso 23). motivo por el cual es preferible denominarlos requisitos23. 1ª edic. Se excluye para la valoración de este requisito el criterio de proporcionalidad de medios.

cit.. p.. cit. En: Revista Peruana de Doctrina y Jurisprudencia Penales. cit. si no hay otra manera de evitar el ataque a un bien jurídico importante29. cit. Jean Pierre/RAMIREZ. pp. para los intereses legítimos adscritos a una esfera organizativa ajena en orden a posibilitar su desarrollo26. sonambulismo. Ob. cit. p. Ob. p. 180-181. VELÁSQUEZ VELÁSQUEZ. Ob. HURTADO POZO. num.. Claus. Ob. en tal caso el perro es sólo el instrumento del hombre agresor. Derecho penal argentino I. 537... 25. 1200. que podríamos llamar dominante. 525. Cfr. desmayo. cit. pp. cit. Parte general. 458. Percy.. 28. p. p. 611. Ob. p. Lima: Grijley. 29. Julio. María Cecilia. num.. Enrique. gr. cit. Parte general. José Luis.. 2008. Del concepto esbozado se desprende que no califica como agresión el ataque de animales. lo que viene a ser lo mismo. 27. HURTADO POZO. Ob. Julio.. DONNA. 538.. CAPEZ. Ob. Ob. Ob. Ob. 652. sino que. todo aquel comportamiento humano que origina un peligro para una esfera organizativa ajena. ROXIN.. 51-52. Claus. Carlos Shikara. sin embargo -como explica García Cavero-31. cit. Felipe. la situación es distinta cuando un hombre se sirve de un animal para una agresión. cit. Dino Carlos. ARMAZA GALDOS. En este sentido ARMAZA GALDOS. cit. num. 611. 216. Ob. fuerza física. GARCÍA CAVERO. Ob. cit. p. p. etc. p. 1367. José Luis. Y. 52. p. Ob. Felipe. 525. p... Lima. O. Cfr. Ob.. actualizado por Guillermo Fierro. p. 1201.. 360. Claus. sueño. 650. 480. Ob. cit. Derecho penal. Ob. y es que la acción de defensa puede recaer sobre el agresor o sobre los medios de que se sirve. Hans-Heinrich. 130. 2001. Fernando. CASTILLO ALVA.. cit. p. 696. Nº 2. Tampoco hay legítima defensa en los supuestos en los que se echa de menos un comportamiento humano. 461. María Cecilia. en particular. Parte general. al ser un medio del que se vale el agresor. JESCHECK. Sergio/MATUS ACUÑA. Ob. POLITOFF LIFSCHITZ. José. Günther. José. 611.PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES autor de la legítima defesa o de un tercero) 25. le niega a las personas jurídicas la calidad de agresores y autoriza solamente una defensa necesaria ante los actos de sus órganos30. 10ª reimp.. convulsión epiléptica. GARRIDO MONTT. num. CARO CORIA. v. 180. p. 263. cit. VILLAVICENCIO TERREROS. 91. p. Mario.. un sector de la doctrina asume que las personas jurídicas son titulares de una esfera de 63 . sino conforme a un estado de necesidad27. BACIGALUPO ZAPATER.. VÁSQUEZ SHIMAJUKO. y matarlo si es necesario para la defensa estará justificado por legítima defensa exactamente igual que la destrucción de otros medios agresivos28. Parte especial I. Jean Pierre/RAMIREZ. gr.. Edgardo. Sergio/MATUS ACUÑA. ROXIN. cit. 5ª edic. ROXIN. pp. puede ser lesionado. por lo que ante una situación de esta naturaleza no se le puede hacer frente mediante la legítima defensa. WELZEL. Carlos Shikara.. cit. num. 6. 283. CASTILLO ALVA. Derecho penal. cit. Lecciones de Derecho penal. p. Derecho penal. p. VÁSQUEZ SHIMAJUKO. Fernando. Sin embargo. . a un perro contra otra persona. cit.. p. Ob. SOLER. p. cit. azuzando v. estos casos se deben solucionar dentro del estado de necesidad. Las agresiones extrapenales en la legítima defensa . POLITOFF LIFSCHITZ.. Sebastián. JAKOBS. 1367. Buenos Aires: Tipográfica Editora Argentina. Hans. p. cit. Carlos. En este supuesto no es que se considere agresión los movimientos del animal. cit. 447-448. p. FONTÁN BALESTRA.. La doctrina penal. p. cit.. 26. p. 1992. Ob. 674. 215. p. 144. Ob. VILLAVICENCIO TERREROS.

Kely. Parte general. BAIGÚN. Ob. cit. cit. funcionarios o policías). BACIGALUPO ZAPATER. cit. cit. cit. Ob. Enrique. Ob. 1203. 145. cit. 130. Fernando. véase por todos. En: Gaceta Penal & Procesal Penal. Ensayo de un nuevo modelo teórico.. Mario. Derecho penal económico. p. claro que estos ejemplos son excepcionales y que pueden resolverse a través del estado de necesidad ²al igual que en los casos en que el ataque se origina en un animal o un hecho de la naturaleza² si mantenemos en forma estricta la exigencia de que el ataque provenga de un ser humano.. como se ha visto. MUÑOZ CONDE.. como mínimo. 696.. 538. Ob. quien no acepta que una omisión pueda dar lugar a una legítima defensa. cit. Así. 182. sino normativo social. p. Asimismo. El término agresión se debe entender no en sentido natural.PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES organización y. 123-124.. 31. pp. Juan/HORMAZÁBAL MALARÉE. p.. Buenos Aires: Depalma. cit. dejando librados a los alpinistas a su suerte. Francisco/GARCÍA ARÁN. Presupuestos de la legítima defensa en el Código penal peruano . cit. y dentro de esta tanto la propia como la impropia32. cit. p. Claus.. p. si aceptamos la equiparación. David. num. 360. por supuesto que sí existe derecho a la legítima defensa frente a los órganos humanos de la persona jurídica (p. Hernán. cit. CASTILLO ALVA. 1. GARCÍA CAVERO. p. VELÁSQUEZ VELÁSQUEZ. p. Pero aceptada la entidad cualitativamente diferente de la acción institucional. La responsabilidad penal de las personas jurídicas. está presente.. un acto de contaminación realizado en una zona marítima que se encuentra al cuidado de otra empresa. 48. porque las mismas no pueden actuar en el sentido del derecho penal y no son asequibles a la eficacia preventivo general y del prevalecimiento del Derecho.ej. Ob. 611: Tampoco puede considerarse agresoras a las personas jurídicas. madre no da de comer a su hijo por un tiempo prolongado obrará en legítima defensa quien la obligue a alimentarlo mediante violencia o grave amenaza. a no dudarlo. p. BUSTOS RAMIREZ. Derecho penal. cit. y éste trata de irse del lugar. admite la legítima defensa entre personas jurídicas: La agresión parte ²como se estudia en todos los manuales² de un ser humano. una sociedad anónima o el Estado. Ob. el primer requisito de la defensa necesaria. p. 106 y ss.. por tanto. Ob. 297. p. Lima: Gaceta Jurídica. los actos de defensa pueden ejercerse contra toda su organización en la medida de lo necesario. no vemos obstáculo alguno en que la persona jurídica puede ser agresora . JAKOBS. encargada de la depuración de las aguas.2 Ilegitimidad de la agresión: 64 . Por ejemplo si una 30. la calidad de persona jurídica del agresor no modifica el diseño pues. si se contrata a un guía de montaña. Cfr. 367. sino cualquier comportamiento que amenace afectar un interés jurídicamente protegido. José Luis. con lo cual. num. Por otro lado la agresión debe entenderse no solo como una conducta que implique violencia o fuerza. De modo que con este criterio quedan incluidos dentro de agresión tanto la comisión como la omisión. la acción institucional funciona de modo equivalente a la acción humana. de modo que debe catalogarse también como agresión a los efectos de la legítima defensa la conducta del garante que no interrumpe el curso de riesgo que está emplazado a controlar. DONNA. Pero en cambio. pero bien puede suceder que la actividad de ataque sea decidida por una persona jurídica. En contra GARRIDO MONTT. 14. Ob. con serio peligro para sus vidas. Felipe. 7. Mercedes. 626. Edgardo. T. Ob. 2000. cuando actúen antijurídicamente .. 2010. p. Por tanto no se puede actuar en legítima defensa frente a una asociación. SILVESTRONI. p. la conducta de quienes se defienden será de privación de libertad. PÉREZ LÓPEZ.. 467. éstos podrán actuar para evitar el alejamiento. Mariano. ROXIN. VILLAVICENCIO TERREROS. Parte general. p. Günther. Ob. Jorge/SANTILLÁN LÓPEZ. Percy. verbigracia. 32.

administrativo. de modo que no hay legítima defensa en el caso del que está llevando la peor parte y toma un cuchillo y mata al contendor más fuerte o más hábil. 1372. etc. pero sí respecto al ejercicio abusivo del derecho a defenderse. cit. imprudente que crea el riesgo de ser atropellado (resultado negativo) por un conductor respetuoso de las reglas de tránsito (acción lícita). Claus.. p. Claus. MIR PUIG. Ob.. ROXIN. civil. Alejandro/SLOKAR. no fundamenta la legítima defensa si es que no es antijurídico. asimismo. 1371. cit. Ob. Ob. p. cit. Alejandro. Cfr. José. en tal sentido no basta un acto ilícito consistente en la simple violación de un deber contractual y contra el cual el ordenamiento jurídico 65 .. Ob. 527. pp. Derecho penal.. La regla reseñada tiene sus excepciones: si uno de los alborotadores manifiesta en forma en forma reconocible su voluntad de concluir la lucha. p. Francisco/GARCÍA ARÁN. cit. El comportamiento agresivo por más peligroso o lesivo que resulte para los bienes jurídicos. cit.PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES La ilegitimidad de la agresión. num. Mercedes.. v.. 35 Véase ROXIN. etc... p. 615. 10-11. entendida como antijurídica o ilícita33 se determina por cualquier sector del ordenamiento jurídico. 620.. Ob. p. Parte general. Carlos Shikara. cit. 368. Cfr. entonces indispensable que. Por lo que no procederá actuar en legítima defensa frente a un acto típico cometido al amparo de una causa de justificación. esto es. gr. en tal sentido no habrá legítima defensa contra legítima defensa (el ladrón que es repelido por el dueño para evitar que huya con las cosas que sustrae. José. 463. Lo dicho conlleva la imposibilidad de que se configure la legítima defensa en los casos de riña recíproca34.. Resulta. puede invocar esta causal quien se ve sometido a una riña imprevista. Ob. Santiago. cit. Ob. La agresión debe infringir normas jurídicas generales y no meros actos jurídicos de naturaleza privada36.. HURTADO POZO. Eugenio/ALAGIA. ZAFFARONI. VÁSQUEZ SHIMAJUKO. Ob. pp. p. JAKOBS. Günther. la acción sea contraria al ordenamiento jurídico. 34. laboral. El carácter ilícito está dado porque el actuar del agresor como el riesgo creado respecto del bien jurídico no son valiosos. 615. además del posible resultado. cit. MUÑOZ CONDE. p. 658. no puede alegar la legítima defensa si salva su integridad corporal dañando al conductor del vehículo. 433. ya que tampoco está obligado a dejarse atropellar (situación de peligro). no buscada por él. cit. Ob. toda vez que los participantes consienten los posibles daños a su salud y se atacan mutuamente y desproporcionadamente. Fernando. VELÁSQUEZ VELÁSQUEZ. cit. inesperada o fortuita. num. Aquí podemos mencionar el ejemplo propuesto por la doctrina35 del peatón 33. no puede invocar legítima defensa cuando a su vez repele a aquél) estado de necesidad justificante. Sin embargo podría alegar haber obrado en estado de necesidad. la persona interviene para separar. pp. y es atacado por el otro. 527-528. HURTADO POZO.

num. 540. en tanto la legítima defensa actúa contra cualquier interés jurídicamente protegido. por ejemplo.528. José. HURTADO POZO. por ejemplo: sería insatisfactorio negarla frente a un hurto. agresiones de la vida social consideradas socialmente tolerables o que constituyan riesgos permitidos quedan excluidas de la legítima defensa 38. aunque solo constituya falta o. p. HURTADO POZO. Como refiere Hurtado Pozo39: también los comportamientos no culpables perturban el orden jurídico y la legítima defensa debe ser admitida porque su objetivo es. Es cierto que en estas agresiones mensos graves o de bagatela . cit. el acreedor no puede reaccionar haciéndose justicia propia y aleando actuar en legítima defensa de su patrimonio. Ob. Ambos deber recurrir a la vía civil para lograr el reconocimiento o restablecimiento de sus derechos37. el descartar esta perturbación . Lo mismo cabe en el caso del propietario respecto a su inquilino moroso. 183.EXP. 37.. p. Al respecto Villavicencio Terreros asevera que: Esta es una solución político-criminal preferible.PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES ofrece otras vías legales (demanda civil). SENTENCIA DEL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL CON REFERENCIA A ESTE PRINCIPIO. precisamente. Felipe. 1374. José Luis. 38. N° 5514-2005-PA/TC CALLAO 66 .. En la agresión ilegítima se contempla únicamente la presencia de una acción humana antijurídica. cit. los límites de la legítima defensa deben ser más estrictos de manera que. VILLAVICENCIO TERREROS. No se requiere que dicha conducta se subsuma dentro de un tipo penal. cit. 1207. Esto se explica porque mediante la legítima defensa se busca reafirmar el orden jurídico ante el acto ilícito y no solo cuando se trate de un comportamiento culpable. CASTILLO ALVA.. pues. cit. p. José. num.528-529. Tampoco es necesario que dicha conducta antijurídica se encuadre dentro de la culpabilidad. contra el deudor que no paga. 4. frente a quien desea perjudicar a otro agrediendo derechos reconocidos por la ley civil o la ley laboral. p. 36. Ob.. 39. 1373. Así. Ob. num. Ob.

que resuelven. la Sala Primera del Tribunal Constitucional. separar del CITEN y dar de baja de la Marina de Guerra del Perú. de fecha 21 de octubre de 2004. con la asistencia de los señores magistrados Landa Arroyo. interpone acción de amparo contra el Director del Centro de Instrucción Técnica y Entrenamiento Naval de la Marina de Guerra del Perú (CITEN). de fojas 173. a los 13 días del mes de marzo de 2007. 67 . con fecha 4 de noviembre de 2004. que declaró infundada la demanda de autos. alumna del CITEN. y la Resolución Directoral N. hecho que determina la baja del CITEN. argumentando la vulneración de los derechos constitucionales al debido proceso y a la legítima defensa. de fecha 25 de octubre del mismo año.° 0972-2004-MGP/DAP. a su hija.PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES EDRAS BOEL ORIHUELA ROMERO SENTENCIA DEL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL En Lima. por la causal de medida disciplinaria. Ruth Cecilia Orihuela Ticona. debido a que las sanciones por la que posteriormente su hija fue sometida a Consejo de Disciplina fueron impuestas de manera arbitraria con la intención de que incurriera en la acumulación de tres faltas de Clase ³A´. su fecha 19 de abril de 2005. Alva Orlandini y Bardelli Lartirigoyen. con el objeto de que se deje sin efecto la Resolución Directoral N. respectivamente. pronuncia la siguiente sentencia ASUNTO Recurso de agravio constitucional interpuesto por don Edras Boel Orihuela Romero contra la sentencia de la Segunda Sala Civil de la Corte Superior de Justicia del Callao. ANTECEDENTES El demandante.° 0314-2004-MA/DI.

declara infundada la excepción de falta de agotamiento de la vía previa e infundada la demanda. con fecha 14 de enero de 2005. Se alega la violación de los derechos constitucionales al debido proceso y a la legítima defensa de la referida alumna.° 0314. de fecha 12 de octubre de 2004. FUNDAMENTOS 1. debido a que la medida disciplinaria ha sido impuesta por la autoridad administrativa en ejercicio de su facultad sancionadora. La demanda tiene por objeto que se deje sin efecto la Resolución Directoral N. nos encontramos frente al ejercicio del derecho disciplinario sancionador que los institutos de instrucción militar pueden aplicar a sus miembros cuando estos cometan faltas tipificadas como tales en sus 68 .PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES El Procurador Público a cargo de los asuntos judiciales del Ministerio de Defensa relativos a la Marina de Guerra del Perú deduce la excepción de falta de agotamiento de la vía administrativa. que resuelve separar a la alumna Ruth Cecilia Orihuela Ticona de la Escuela Básica de Abastecimiento del CITEN. la alumna fue sometida a un procedimiento regular y que asimismo registra antecedentes de conducta impropia.2004-MA/DI.° 041-04. 2. conforme consta en el Acta de Consejo de Disciplina N. como evadirse de la presencia de un supervisor. habiendo acumulado tres faltas de Clase ³A´ durante un año académico. de fecha 21 de octubre de 2004. por considerar que las resoluciones cuestionadas no afectan el derecho al debido proceso ni el derecho de defensa. En el presente caso. de fecha 25 de octubre de 2004. El Primer Juzgado Especializado en lo Civil del Callao. y la Resolución Directoral N. La recurrida confirma la apelada por los mismos fundamentos.° 0972-2004MGP/DAP. y contesta la demanda señalando que. sostiene que las resoluciones cuestionadas fueron expedidas conforme al Reglamento Interno del CITEN. Por tal motivo. que dispone la baja de la citada alumna de la Marina de Guerra del Perú.

º 002942005-PA/TC. 3.) especial relevancia y. consagrado en el artículo 139. Con relación al derecho a la debida motivación de las resoluciones administrativas. máxime si ha previsto la posibilidad de imponer una sanción tan grave como la expulsión. y donde se encuentren en discusión derechos e intereses suyos. En ese sentido. entre otras cosas. p. que es un derecho de ³(. tenga la oportunidad de contradecir y argumentar en defensa de tales derechos e intereses. y otorgarle un plazo prudencial a efectos de que ±mediante la expresión de los descargos correspondientes± pueda ejercer cabalmente su legítimo derecho de defensa. dicho derecho cuando los titulares de derechos e intereses legítimos se ven imposibilitados de ejercer los medios legales suficientes para su defensa. este Supremo Tribunal ha reiterado. 5. sea esta de orden jurisdiccional o administrativa. el derecho de defensa en el ámbito del procedimiento administrativo de sanción se estatuye como una garantía para la defensa de los derechos que pueden ser afectados con el ejercicio de las potestades sancionatorias de la administración. Así. es una garantía que. de la Constitución. el debido proceso ±y los derechos que lo conforman. inciso 3. el derecho al debido proceso.1 4. garantiza. para cuyo efecto se le debe comunicar. por tanto. si bien tiene su ámbito natural en sede judicial. Al respecto. previamente y por escrito. siempre y cuando se les garantice un debido proceso y se respeten los derechos fundamentales consagrados en la Constitución.. a su vez. tal como lo ha recordado este Tribunal en reiterada jurisprudencia.. Se conculca. en la STC N. En ese sentido. es una 69 . el derecho de defensa y la debida motivación de las resoluciones administrativas± resultan aplicables al interior de la actividad institucional de cualquier persona jurídica. también es aplicable en el ámbito de los procedimientos administrativos sancionatorios. acompañando el correspondiente sustento probatorio. los cargos imputados. que una persona sometida a una investigación.PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES reglamentos internos.ej.

por sí sola. La motivación del acto administrativo es una cuestión clave en el ordenamiento jurídico-administrativo. A ello. presupuesto ineludible de todo Estado de derecho. Consiste en el derecho a la certeza. 6. se debe añadir la estrecha vinculación que existe entre la actividad administrativa y los derechos de las personas. En el presente caso. 7. en la medida en que es una condición impuesta por la Ley 27444. a la alumna Ruth Cecilia Orihuela Ticona (en adelante ³la alumna´) se le imputó el haber cometido faltas graves ±permanecer en una habitación o compartimento en horas indebidas y/o circunstancias inapropiadas con personal de otro sexo (la que. de lo actuado no se evidencia que ³la alumna´ haya sido sometida ante dicho Consejo en los 70 . En esa medida. la falta de fundamento racional suficiente de una actuación administrativa es. a su vez. está directamente vinculada a las faltas de no anotarse un arresto de clase Alfa y de conducta impropia: cambiar el tenor de un arresto de clase Alfa). de autos se advierte que ³la alumna´ fue sometida a Consejo de Disciplina el día 12 de octubre de 2004 por haber cometido las presuntas faltas graves señaladas en el fundamento N. supra. que exista un razonamiento jurídico explícito entre los hechos y las leyes que se aplican. Sin embargo. es decir. y es objeto central de control integral por el juez constitucional de la actividad administrativa y la consiguiente supresión de inmunidad en ese ámbito. así como haber acumulado tres (3) faltas de clase ³A´ durante un año académico o cinco (5) de clase ³A´ durante su permanencia en el CITEN± tipificadas en el Reglamento Interno del CITEN como causal de recomendación para la sanción de separación de dicho centro de estudios y la baja de la Marina de Guerra del Perú por medidas disciplinarias. el Tribunal Constitucional enfatizó que la falta de motivación o su insuficiencia constituye una arbitrariedad e ilegalidad. contraria a las garantías del debido procedimiento administrativo´. el cual supone la garantía de todo administrado de que las sentencias estén motivadas.º 7. Así. Es indiscutible que la exigencia de motivación suficiente de sus actos es una garantía de razonabilidad y no arbitrariedad de la decisión administrativa. Constituye una exigencia o condición impuesta para la vigencia efectiva del principio de legalidad.PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES exigencia ineludible para todo tipo de actos administrativos. Al respecto.

Por otro lado. en el cual no se le prestaron las garantías mínimas propias de un debido procedimiento administrativo sancionador.2004-MA/DI.. pues no consta en su correspondiente Acta. 9.PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES términos señalados en el Reglamento Interno del CITEN [numerales B-412. (énfasis agregado). al igual que el Alumno de 2do. tampoco se advierte que ³la alumna´ fuera interrogada.. de fecha 12 de octubre de 2004.) la Alumna 2do.) la cual de acuerdo a lo estipulado en el Anexo ³B´. de la referida Acta (fojas 45 de autos) se señala que ³mediante el Informe S/N de fecha 07 de octubre de 2004 (. ni aparece su firma en el mencionado documento.) haciendo uso de su derecho de defensa presentaron los informes de descargo de puño y letra reconociendo ante el Consejo de Disciplina la falta disciplinaria cometida (. la Resolución Directoral N. anomalías que acreditan que ³la alumna´ fue sometida a un proceso administrativo irregular. inciso d)]. en el numeral 3. ni que haya tenido la posibilidad de citar pruebas que coadyuven a su defensa.° 0314. 8. ³(... inciso m). es decir. que ³la alumna´ haya sido informada en dicha audiencia de las faltas por las cuales era sometida a Consejo de Disciplina. inciso (22) del Reglamento Interno del Centro de Instrucción Técnica y Entrenamiento Naval (RICITEN ± 13028) se encuentra tipificada como causal de recomendación de separación de las Escuelas Básicas y Baja de la marina de Guerra del Perú por ³Medida Disciplinaria´. que resuelve dar de baja de la Marina de Guerra del Perú a ³la alumna´± se sustenta en la citada Acta de Consejo de Disciplina. Año Aba. inciso f).. obrante a fojas 5 de autos. no se le otorgó un plazo adecuado para que pueda ejercer plenamente su derecho de defensa. obrante a fojas 41 de autos. vulnerándose su derecho de defensa. al expresar que la alumna investigada. tal como lo dispone el inciso h) del citado numeral B-413 del aludido Reglamento. Año Richard Alexander Curi Zevallos. Sin perjuicio de lo antes expuesto. Tampoco se puede dejar de advertir que ³la alumna´ fue notificada que iba a ser sometida a Consejo de Disciplina e informada de la falta grave imputada el mismo día en que fue sometida a Consejo de Disciplina. y B-413. conforme se desprende del Memorándum N. mediante la cual se separa a ³la alumna´ del CITEN por medida disciplinaria ±y que genera la expedición de la Resolución Directoral N. Ruth Cecilia Orihuela Ticona manifiesta que el día 04 de 71 .º 405. Al respecto..° 0972-2004-MGP/DA.

Por estos fundamentos. no apreciándose que reconozca la falta imputada. Sheyla CASTRO Roca con los tenores: ³PERMANECER EN UN UNA HABITACIÓN O COMPARTIMENTO EN HORAS INDEBIDAS Y/O CIRCUNSTANCIAS INAPROPIADAS CON PERSONAL DE OTRO SEXO´ Y ³CAMBIAR EL TENOR DE UN ARRESTO DE CLASE ALFA´. pues aún no se había iniciado el procedimiento administrativo sancionatorio) por los hechos acontecidos el día 4 de octubre de 2004. obrante a fojas 59 de autos. lesionado su derecho fundamental a un debido proceso en sede administrativa. por tanto. En ese sentido. con la autoridad que le confiere la Constitución Política del Perú HA RESUELTO 72 . 10. de una revisión de lo actuado. asimismo. sino un informe mediante el cual ³la alumna´ se excusa ante el Jefe del Departamento de Formación Naval (no ante el Presidente del Consejo Disciplinario. tampoco consta en la referida Acta que haya reconocido ante el Consejo de Disciplina la falta disciplinaria imputada.PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES octubre 2004 fue sancionada por la OM3 Enf. se constata que el mencionado informe. lo cual trae como consecuencia que la mencionada resolución adolezca de una debida motivación. habiendo vulnerado la entidad demandada los derechos de defensa y a la debida motivación de las resoluciones administrativas de la beneficiaria del presente proceso constitucional y. no puede afirmarse que ³la alumna´ investigada haya ejercido su derecho de defensa presentando un informe de descargo de puño y letra. la demanda debe ser estimada. Sin embargo. En consecuencia. carencia que vulnera el derecho de la beneficiaria del presente amparo a una debida motivación de las resoluciones administrativas. pues el referido informe no tiene tal característica. el Tribunal Constitucional. conteniendo dicho documento una mera narración de los hechos. no es un documento de descargo de las faltas imputadas.

Publíquese y notifíquese. de fecha 25 de octubre de 2004.° 0972-2004MGP/DAP. y la Resolución Directoral N. inaplicables a la beneficiaria del presente proceso constitucional la Resolución Directoral N. de fecha 21 de octubre de 2004. en consecuencia.° 314-2004-MA/DI. LANDA ARROYO ALVA ORLANDINI BARDELLI LARTIRIGOYEN 73 . SS.PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES Declarar FUNDADA la demanda.

p. el TC incide en la necesidad que los fallos judiciales establezcan una justificación razonada y no solo una explicación de los argumentos por cuales llega a tomar una decisión en un caso concreto. señala Colomer. citando a NIETO. El arbitrio judicial. ni la aceptación de los mismos 3 COLOMER HERNÁNDEZ. sociológico para llegar a la decisión sino demostrar o poner de manifiesto que las razones por las que se tomó una decisión son aceptables desde la óptica del ordenamiento.154 Tribunal Constitucional Español.3 En el mismo sentido. La autora agradece al doctor Juan Carlos Ruiz por los aportes para la elaboración del artículo. al igual que el TC español o la doctrina citada.  Profesora adjunta en el seminario de Derecho Constitucional en la Pontificia Universidad Católica del Perú. Ignacio. cuestiones que pasaremos a analizar en el siguiente apartado. STC 24/1990. Valencia. La motivación de las sentencias. p. Cit. sus exigencias constitucionales y legales. en el ordenamiento peruano.38 74 . Asimismo debemos señalar que la motivación es un deber de los jueces y un derecho de los justiciables. 2000. el Tribunal Constitucional Español ha señalado que la motivación ³es una exigencia formal de las sentencias. La motivación. es decir el proceso lógico jurídico que conduce a la decisión o fallo´4. Igualmente. 39 2 Es importante hacer una diferencia entre el término ³justificación´ y el término ³explicación´. En ese sentido. el Tribunal Constitucional ha señalado que ³la motivación de una decisión no solo consiste en expresar la norma legal en la que se ampara. Concepto de motivación de las resoluciones judiciales: El concepto de motivación se refiere a la justificación razonada que hacen jurídicamente aceptable a una decisión judicial. Op. Ahora bien. 1 COLOMER HERNÁNDEZ. ³es sinónimo de justificación y por ello la esencia de este concepto se encuentra en que su decisión es conforme a derecho y ha sido adoptada con sujeción a la ley´1 2. Ariel. p. Ignacio.PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES CAPITULO V PRINCIPIO DE MOTIVACION DE RESOLUCIONES JUDICIALES 1. sino fundamentalmente en exponer suficientemente las razones de hecho y el sustento jurídico que justifican la decisión tomada´5. Tirant lo Blanch. A diferencia del primer término. Op. este último se refiere a colocar de manifiesto las razones que explican o informan el porque de el juez ha adoptado una decisión. En Colomer. 2003. p. Cit. agradece la colaboración de Martha Zúñiga. en cuanto deben expresar las razones de hecho y de derecho que las fundamentan. indicar los antecedentes que llevan a su adopción. 38. por eso no pretende convencer a los destinatarios. No basta entonces que se explique cuál ha sido el proceso psicológico. Barcelona.

igualdad y libertad ascienden a la dignidad de principios fundamentales6. Cit.º 03283-2007-PA/TC. 60-71. La obligación de motivar cumple la finalidad de evidenciar que el fallo es una decisión razonada en términos de Derecho y no un simple y arbitrario acto de voluntad de quien está llamado a juzgar. En Colomer. FJ. STC 24/1990. Y es que la debida motivación es una obligación y al mismo tiempo un derecho fundamental de los individuos. Ibidem.PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES 4 Tribunal Constitucional Español. Exp. 71 75 . A manera de ejemplo.absolutismo judicial7. el TC español ha elaborado jurisprudencia en la que establece un reconocimiento simultáneo de estas dos dimensiones y que se nutre de las mismas en igual término. Y es que la debida motivación de las resoluciones se constituye como un punto esencial del Estado Constitucional de Derecho en ambos sentidos. p. p. es decir no podemos distinguir si se ha formulado como un derecho o una obligación. Op. si bien ha sido señalado en un sentido univoco. en la medida que coadyuva a garantizar otros derechos de los justiciables y algunos principios fundamentales de la actividad jurisdiccional. Y es que a diferencia del Antiguo Régimen. La obligación de motivar debidamente La obligación de motivar debidamente como dice Ignacio Colomer. en ejercicio de un rechazable . en la que justicia. ³es un principio constitucional y pilar esencial de la jurisdicción democrática´. N.5 de la Constitución señala que son principios y derechos de la función jurisdiccional ³la motivación de las resoluciones judiciales en todas las instancias («) con mención expresa de la ley y los fundamentos de hecho en que se sustentan´. El postulado constitucional que acabamos de mencionar. en el que los órganos judiciales no estaban llamados a dar cuenta de la interpretación y aplicación del Derecho.en nuestra opinión.38 5 Tribunal Constitucional Peruano. y esta a su vez ha sido garantizada por la necesidad de justificación de las decisiones judiciales´. esto no puede considerarse admisible en una sociedad democrática. la motivación tiene dos aristas en relación a su reconocimiento constitucional. 6. En el ordenamiento peruano el artículo 139. pp.En efecto. así como controlar que la actividad jurisdiccional no sea arbitraria ni abuse del poder.3 2. Reconocimiento constitucional del derecho a la debida motivación. Colomer señala que ³(«) el paso del Antiguo Régimen al diseño liberal ha tenido su vértice en la sumisión del juez a la ley. Al respecto. podemos interpretar que el mismo se ha establecido o debemos entenderlo en los dos sentidos mencionados.

Ello finalmente contribuye a que la sociedad en general tenga confianza en la labor que ejerce el Poder Judicial en la resolución de conflictos. en la medida que por medio dela exigibilidad de que dicha motivación 8.. En efecto. la motivación debe ser justificada de manera lógica.. la motivación de las resoluciones judiciales es una garantía esencial de los justiciables. reglamentarias. Op. en términos concretos la obligación de motivar es una garantía del principio de imparcialidad. Y es que en tanto garantía de la ³no arbitrariedad´. En efecto. p. el TC ha señalado que ³La exigencia de que las decisiones judiciales sean motivadas garantiza que los jueces. expresen la argumentación jurídica que los ha llevado a decidir una controversia. cualquiera que sea la instancia a la que pertenezcan. pero también con la finalidad de facilitar un adecuado ejercicio del derecho de defensa de los justiciables (.del ordenamiento. Cirio. De ahí que la exigencia de motivación. en la medida que garantiza que el juez no determine o solucione un caso por presión o intereses de los poderes externos o de los tribunales superiores del Poder Judicial. Cit. MILLIONE.PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES 7. 16 Ahora bien. como señala Colomer. no sea el mero hecho de redactar formalmente sino que la justificación debe ser racional y lógica como garantía de frente al uso arbitrario del poder´9. Igualmente. permite además constatar la sujeción del juez a la ley y que las resoluciones del juez puedan ser objeto de control en relación a si cumplieron o no con los requisitos y exigencias de la debida motivación8. El derecho a la debida motivación La otra cara de la moneda es la de la debida motivación como derecho. la obligación de motivar se constituye como límite a la arbitrariedad del juez. legales. p. El derecho a obtener una resolución de fondo en la jurisprudencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos y del Tribunal Constitucional Español. En el mismo sentido. asegurando que el ejercicio de la potestad de administrar justicia se haga con sujeción a la ley. la motivación permite constatar que la decisión del juez es dictada conforme a las exigencias normativas -constitucionales. en relación a la sujeción a la ley. 96 76 . COLOMER. en la medida que mediante ella podemos conocer si el juez actuó de manera imparcial frente a las partes durante el proceso. En el mismo sentido.)´10. la motivación es una garantía de independencia judicial.

Tribunal Constitucional Peruano . º 02424-2004-AA/TC 14. Y es que a decir del TC peruano. En efecto. Así. Tribunal Constitucional Peruano. el derecho a la debida motivación se constituye como un límite a la arbitrariedad en la que los jueces puedan incurrir por medio de sus decisiones. FJ. Op. 93 13. antes que de la aplicación del derecho. 97 10. suficiente y congruente. constituirá una decisión arbitraria y. Tribunal Constitucional Español. en consecuencia. 11 15. FJ. Tribunal Constitucional Peruano. Tribunal Constitucional Peruano. COLOMER. si realizamos una interpretación sistemática entre el artículo 139. Exp. será inconstitucional´15. p. tales como las que establecen el juez natural. 5 y el artículo que puede leerse de la siguiente manera. Exp. STC 109/1992. ³toda decisión que carezca de una motivación adecuada. los principios y reglas que lo integran tienen que ver con las formalidades estatuidas. Ibidem. de modo similar al de la obligación de motivar. el derecho de defensa y la motivación («)´13. en otra de las sentencias el TC ha indicado que ³no de los contenidos del derecho al debido proceso es el derecho de obtener de los órganos judiciales una respuesta razonada. en la de carácter formal. comprende el derecho a obtener una resolución debidamente motivada´12. FJ 11. Exp. ³la obligación de motivar las resoluciones. FJ. N° 05401-2006-PA/TC. Cit. Ahora bien. N° 07282008-PHC/TC. N. el procedimiento preestablecido.° 7022-2006-PA/TC. FJ.PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES 9. el TC entiende como arbitrariedad toda resolución que no ha sido motivada debidamente. será arbitraria e injusta en la medida que afecta los derechos de los individuos y por ende inconstitucional en el sentido de vulnerar los derechos consagrados en la carta fundamental´16. fundamento jurídico 3 12. 3. Exp. toda sentencia que sea ³producto del decisionismo. puesta en relación con el derecho al debido proceso. En ese sentido. N. Exp. N° N. el derecho a la motivación de las sentencias se deriva del derecho al debido proceso. motivada y congruente con las pretensiones oportunamente deducidas por las partes en cualquier clase de proceso´14. 11. p. El TC además ha señalado en constante jurisprudencia que ³El debido proceso presenta dos expresiones: la formal y la sustantiva. En efecto. 8. De otro lado. que sus conclusiones sean ajenas a la lógica. 77 .° 8125-2005-PHC/TC. Tribunal Constitucional Peruano. 8125-2005-PHC/TC. Exp.8 sea ³debida´ se puede comprobar que la solución que un juez brinda a un caso cumple con las exigencias de una exégesis racional del ordenamiento y no fruto de la arbitrariedad11.

EXP. 3.SENTENCIA DEL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL CON REFERENCIA A ESTE PRINCIPIO. Exp. N° 0728-2008-PHC/TC.º 03926-2008-PHC/TC HUAURA PERCY ROGER PORRAS SALDARRIAGA SENTENCIA DEL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL En Lima. ANTECEDENTES Con fecha 15 de mayo de 2008. Tribunal Constitucional Peruano. de fojas 328. integrados por los Magistrados Mesía Ramírez. Beaumont Callirgos y Eto Cruz.. a los 13 días del mes de marzo de 2009. FJ 8 y 9. pronuncia la siguiente sentencia ASUNTO El recurso de agravio constitucional interpuesto por don Percy Roger Porras Saldarriaga contra la resolución de la Sala Penal Transitoria de la Corte Superior de Justicia de Huaura. así como contra el Juez del Segundo Juzgado de Investigación Preparatoria de la misma Corte Superior de Justicia. la Sala Primera del Tribunal Constitucional. N. 78 . su fecha 30 de junio de 2008. los señores Vásquez Silva y Caballero García. el recurrente interpone demanda de hábeas corpus la cual dirige contra los Vocales de la Sala Penal Permanente de la Corte Superior de Justicia de Huaura.PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES 16. que resuelve declarar improcedente la demanda de hábeas corpus. señor William Timaná Girio.

siendo confirmada la resolución por la Sala Penal Permanente. no es menos cierto que lo que pretende el demandante en realidad es que se realice un nuevo análisis del material probatorio que sustenta su petición de cese de prisión preventiva. Conforme a lo expuesto en la demanda. la cual fue confirmada por la Sala Penal Permanente de la Corte Superior de Justicia de Huaura. que resolvió confirmar la resolución de primera instancia que declaraba no ha 79 . contra esta resolución interpuso recursoimpugnatorio. Seguido el trámite del proceso penal presentó solicitud de cese de prisión preventiva por considerar que las condiciones por las cuales se le había dictado dicha orden de prisión se habían desvanecido. específicamente Tenencia y comercialización de municiones en agravio del Estado. En primera instancia. pedido que fue declarado no ha lugar por el Juzgado respectivo. a juicio del demandante. En segunda instancia. FUNDAMENTOS Delimitación del petitorio. 1. Dichas resoluciones. la demanda fue declarada improcedente por considerar que si bien se alega vulneración del derecho a la motivación de las resoluciones judiciales. Sostiene que con motivo del proceso penal que se le sigue en su contra por la comisión del delito contra la seguridad pública. es objeto de este proceso constitucional que se deje sin efecto la resolución de fecha 8 de abril de 2008. la sala penal resolvió confirmar la resolución apelada bajo idénticas consideraciones. no han valorado ni tenido en cuenta la actividad probatoria de descargo. se dictó orden de prisión preventiva.PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES por haber afectado sus derechos a la libertad personal y al debido proceso en su vertiente de falta de motivación de las resoluciones judiciales.

A la entrada en vigencia del Código Procesal Constitucional se apreció que una de las principales innovaciones que traía con respecto de su ley antecesora (Ley 23506) fue la posibilidad de interponer procesos constitucionales contra resoluciones judiciales. 4127-2004-HC/TC). 3. 4. a la que añadió un requisito de procedibilidad. categoría jurídica introducida por el propio Código... En tal sentido. el cual estaba constituido por la necesidad de que la resolución objeto de cuestionamiento tenga la calidad de firme. 80 . porque estos ya han sido agotados[«]´ (STC. se ha cumplido con el referido requisito de procedibilidad. Dicha novedad está contenida en el artículo 4º del citado Código.PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES lugar a la solicitud de cese de prisión preventiva formulada por el demandante en el proceso penal que se le seguía por la comisión 435-2007. siempre que estas afectaran a la tutela judicial efectiva. que la resolución que. efectivamente. a juicio del demandante. Sobre el requisito de procedibilidad exigido 2. El propio Tribunal Constitucional ya ha establecido como criterio jurisprudencial que: ³« Una resolución judicial es firme cuando contra ella no sea posible la interposición de recurso impugnatorio alguno. vulnera los derechos fundamentales anteriormente reseñados. esto es. el cual en su segundo párrafo (para el caso del hábeas corpus) ha establecido que: ³. Del escrito de demanda y sus recaudos se puede apreciar que. El hábeas corpus procede cuando una resolución judicial firme vulnera en forma manifiesta la libertad individual y la tutela procesal efectiva«´. tiene la calidad de firme. le está habilitado a este Colegiado emitir pronunciamiento sobre el fondo de la controversia constitucional.

tiene un doble carácter: a) Por un lado. es decir. Sin embargo ello. El debido proceso es entendido como un principio de la jurisdicción que tiene la calidad de ser uno ³continente´. 10490-2006AA/TC). sino que puede ser objeto de regulación y hasta de restricción. como ha señalado en reiterada jurisprudencia este Tribunal. por cuanto informa a todo nuestro sistema jurídico (STC. constituyéndose en uno de los valores fundamentales de nuestro Estado Social y Democrático de derecho. y. es un derecho subjetivo. se erige como un derecho objetivo. b) Por otro lado. parágrafo f) de la Constitución Política del Perú. un derecho ³continente´[«]´ (STC. Por lo que podríamos afirmar que si a una persona se le detiene sin que se encuentre bajo los supuestos anteriormente enunciados. 6. en tal sentido. tal derecho fundamental no tiene la característica de ser un derecho absoluto. tal y conforme se desprende de los previsto en el artículo 2º. el Tribunal Constitucional ha señalado que: ³[«] El derecho al debido proceso. 81 . lo que implica que el Estado garantiza que no se afecte indebidamente tal derecho. diversos derechos fundamentales de orden procesal. en su seno alberga un conjunto de subprincipios o derechos que le dan contenido. comprende. por así decirlo. El derecho fundamental a la libertad. podría reputarse la detención como arbitraria. de modo que se configura. cuando ha señalado que: ³[«] Nadie puede ser detenido sino por mandamiento escrito y motivado del Juez o por la autoridades policiales en caso de flagrante delito [«]´. como lo ha reconocido el Tribunal Constitucional en reiterada jurisprudencia. a su vez.PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES El derecho a la libertad personal como objeto de protección del hábeas corpus 5. 9068-2005-PHC/TC). Un análisis respecto de la motivación de las resoluciones judiciales 7. internamientos o condenas arbitrarias. ya sea con detenciones. inciso 24.

en la de carácter formal. argumento que sirve para concluir que lo que en esencia pretende es que se revisen temas relacionados a la valoración de las pruebas aportadas en el proceso. tales como las que establecen el juez natural. De este modo. resulta un imperativo hacer un análisis de la resolución que a juicio del demandante es vulneradora de la Constitución. el derecho de defensa. En tal sentido. El debido proceso tiene. lo cual cobra mayor preponderancia en la medida en que la resolución cuestionada es portadora de una restricción al normal ejercicio del derecho fundamental a la libertad. la motivación de las resoluciones[«]´ (STC 8817-2005-HC/TC). es necesario. lo cual no está permitido para este Colegiado Constitucional. 9. y ello se debe a que la actividad procesal desplegada en el proceso penal es una actividad especializada. una exigencia del debido proceso es la de motivar las resoluciones judiciales. en realidad a lo que está haciendo referencia es a una incorrecta motivación. a su vez. pues aceptar ello implicaría que el Tribunal Constitucional se convierta en una suprainstancia capaz de revisar el contenido de los fallos judiciales in toto. Como se puede apreciar de los considerandos anteriormente expuestos. en la que se desarrolla 82 . cuando el demandante sostiene que existe una falta de motivación. tal y conforme se puede concluir del escrito de demanda. que se encuentre basada o sustentada en actividades investigatorias o de valoración de pruebas[«]´. pues el realizar dicha actividad implicaría transgredir la propia posición que este Tribunal ya ha señalado respecto del tema. el procedimiento preestablecido. pues eso nos va a permitir decantar la problemática suscitada a partir del presente proceso constitucional.PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES 8. Establecer la distinción entre lo que significa correcta motivación y suficiente motivación. dos expresiones: una formal y otra sustantiva. el Colegiado Constitucional ha señalado que: ³[«] El derecho al debido proceso significa la observancia de los derechos fundamentales esenciales del procesado y de las reglas esenciales exigibles dentro del proceso como instrumento de tutela de los derechos subjetivos. cuando al emitir la sentencia del expediente 1922-2005-PHC/TC ha expresado que ³[«]el proceso constitucional no debe ser utilizado como vía indirecta para revisar una decisión jurisdiccional. lo cual está vedado. los principios y reglas que lo integran tienen que ver con las formalidades estatuidas. 10. Dentro de esta línea de ideas.

a la cual se le está atribuyendo la característica de atentar contra el debido proceso en su vertiente de falta de motivación. de la simple lectura de la resolución que obra de fojas 3 a fojas 5. no siendo así el presente proceso constitucional. pues este está orientado a establecer si existe una afectación a la libertad individual sustentada en la afectación del debido proceso (falta de motivación de las resoluciones judiciales). asegurando que el ejercicio de la potestad de administrar justicia se haga con sujeción a la Constitución´ (STC 1230-2002-PHC/TC). pues ha existido una suficiente fundamentación jurídica. 13. faltando al principio de congruencia. De lo expuesto en el presente fundamento ha de empezar a realizarse el análisis de si la resolución ha vulnerado el derecho a la motivación de las resoluciones judiciales. con lo que se habría cumplido con la exigencia constitucional de motivar las resoluciones judiciales. expresen el proceso mental que los ha llevado a decidir una controversia. En este tipo de casos. la resolución lidia con lo arbitrario.PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES un íter probatorio. con lo que se evidencia que se ha respetado el contenido esencial del derecho que se invoca como vulnerado. respecto a este tema. 12. 11. motivada y congruente con las pretensiones[«]ello garantiza que los jueces. cualquiera que sea la instancia a la que pertenezcan. Así. Uno de los extremos del petitorio es que se declare la nulidad de la resolución de la Sala Penal Permanente de la Corte Superior de Justicia 83 . el Tribunal Constitucional ha establecido que: ³Uno de los contenidos del derecho al debido proceso es el derecho a obtener de los órganos judiciales una respuesta razonada. es decir. dado que se han expuesto una a una las razones por las cuales el Juez llega a la conclusión de no declarar ha lugar el pedido de cese de variación de prisión preventiva solicitada por el hoy recurrente. Una situación diferente se presenta en los casos en los que se pone de manifiesto una insuficiencia en la motivación de las resoluciones judiciales. se aprecia que la misma guarda congruencia respecto de los hechos y lo decidido. casos en los que es imposible apreciar el nexo lógico entre la decisión adoptada y la argumentación que le sirve de fundamento (principio de congruencia de las resoluciones judiciales).

con lo que se negaría afectación alguna al derecho fundamental a la libertad individual. con la autoridad que le confiere la Constitución Política del Perú HA RESUELTO Declarar INFUNDADA la demanda. la misma que. 14. En tal sentido la presente demanda debe ser declarada infundada en mérito a lo establecido a contrario sensu por el artículo 2 del Código Procesal Constitucional. con lo que la demanda debe ser desestimada. Por estos fundamentos. Publíquese y notifíquese. el Tribunal Constitucional. acusa una falta de motivación. de una lectura pormenorizada de dicha resolución se aprecia que la misma tiene una suficiente motivación.PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES de Huaura. MESÍA RAMIREZ BEAUMONT CALLIRGOS ETO CRUZ 84 . sin embargo. SS. según el criterio del demandante.

PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES 85 .