Boletín informativo para las familias

LAS PRIMERAS ENFERMEDADES INFANTILES más comunes I
como en el caso de los recién nacidos y de los bebés, el alimento acaba por volver al esófago y de ahí a la boca, provocando acidez y vómitos o bocanadas de leche. Es aconsejable que el bebé duerma ligeramente incorporado. Puedes ponerle un cojín debajo de su almohada. Si notas que los síntomas siguen y que están perjudicando la salud de tu bebé, consulta con su pediatra Síntomas. El síntoma más común son los para que establezca un diagnóstico. vómitos después de cada toma. Aparte de eso, se puede notar que el bebé llora aparentemente sin motivo y con persistencia, se muestra irritable, tiene dificultad para FIEBRE dormir, tose con frecuencia, da arcadas o se niega a comer. La fiebre es un síntoma que nos indica que algo En consecuencia, el bebé puede no ganar en el organismo del niño peso, su crecimiento se puede estancar, o no está bien. Su sistema puede, en casos más graves, padecer una inmunológico responde inflamación en el esófago, e incluso una ante los gérmenes y la úlcera. fiebre es un mecanismo de defensa que inhibe el Cómo aliviarlo. La mejor forma de suavizar los crecimiento de los síntomas del reflujo es mantener al bebé en gérmenes malignos. En los niños de entre 1 y posición vertical después de su alimentación, 2 años, las infecciones son la causa más evitar moverlo demasiado, y hacerle eructar común, pero también puede tener origen varias veces mientras toma el biberón o le das bacteriano: otitis, algunos tipos de bronquitis, de mamar. infecciones urinarias, etc.

REFLUJO GASTROESOFÁGICO
El reflujo gastroesofágico, también conocido como bocanadas de leche, afecta a los bebés, principalmente después de las tomas, ya sean de leche materna o de biberón. El esófago es un canal muscular, que conduce los alimentos de la boca al estómago. En la parte inferior de ese músculo, está el esfínter que funciona como una válvula que se abre para que el alimento pase al estómago, y se cierra para evitar que el alimento vuelva o ascienda hacia arriba; pero cuando el esfínter no funciona bien, debido a su inmadurez o a su debilidad,

Ante cualquier sospecha de fiebre, cuando el COORDINACIÓN niño esté caliente al tacto o se muestre ESCUELA-FAMILIA incómodo o intranquilo, hay que recurrir al termómetro. La temperatura normal oscila PAUTAS DE ACTUACIÓN PARA EDUCADORES entre los 35’5º y los 37º. Así que se considera Y FAMILIAS que un niño tiene fiebre cuando su temperatura ronda los 38º. En nuestro centro trabajamos para el bienestar de nuestros alumnos y alumnas, y Manera de actuar. Una vez determinado que es por ello que necesitamos de cuanta el niño tiene fiebre, mantén la calma. Es información sea necesaria (prescripción posible que se encuentre en un estado febril médica, tratamiento, protocolo de actuación, sin malestar. En este caso, no requiere etc.). Es importante considerar de igual medicación porque la fiebre en sí misma no manera que si el menor muestra algún supone ningún riesgo. Espera y mantenle síntoma de enfermedad, se quede en casa vigilado. Si la temperatura es superior a 38º, descansando hasta que su recuperación sea además de administrarle un antitérmico total. (paracetamol o ibuprofeno), puedes bañarle o aplicarle paños de agua tibia, nunca con agua fría ya que se produciría un efecto Con la colaboración del Centro de vasoconstrictor y se obtendría el resultado Salud “Nuestra Señora del opuesto.

Castillo” de Lebrija.

Existen algunos métodos tradicionales arraigados para bajar la temperatura, que no son eficaces y pueden ser perjudiciales. No se debe arropar al niño para que “sude la fiebre” y las friegas de alcohol, que resultan útiles para los adultos, pueden tener efectos tóxicos en los niños.

Recuerda: Para un adecuado descanso del menor es aconsejable que se recupere en casa. Además de, la importancia que tiene para un buen desarrollo integral de nuestros niños y niñas, la comunicación y coordinación entre la familia y la escuela.

Escuela Infantil Garabatos C/ Andorra s/n. Lebrija (Sevilla) 41740. Tlf: 95 597 52 15 Fax: 95 597 37 62 email: garabatoseim@gmail.com