EL CONTROL DE ESFÍNTERES EN NUESTROS MENORES

QUÉ ES EL CONTROL DE ESFÍNTERES Los niños empiezan a controlar las ganas de hacer pipí y caca entre el segundo y el tercer año de vida. Es una conquista natural que se alcanza poco a poco, según el grado madurativo y que forma parte de su autonomía global. Son adquisiciones paulatinas, lentas, que llevan tiempo. Él niño nos indicará el momento en que está preparado; y es muy importante que tengamos paciencia. ALGUNAS SEÑALES DE MADURACIÓN EN NUESTROS MENORES Puede caminar sin ayuda de nadie y la capacidad de jugar sólo al menos cinco minutos. El niño/a comienza a mostrar interés por las prácticas de higiene de los adultos. Cuando nos acompaña al baño comienza a darse cuenta de las diferencias anatómicas. Entonces empezará a jugar con sus genitales asociándolos a la palabra –pipí-.

Boletín informativo para las familias
El pañal permanece seco durante al menos dos horas. Esto nos indica que ya tiene más control neuromuscular para retener durante más tiempo el pipí. Nos muestra las ganas de hacer pis cuando cruza las piernas, cuando se agarra el pañal, etc. Señala si se ha hecho pipí o caca. Cuando muestre cierta autonomía en bajarse y subirse la ropa. Es capaz de esperar su turno. cual quedamos excluidos. Es un espacio de poder, donde son ellos quienes deciden y les causa placer estrenar esta capacidad de hacerlo por sí mismos. Nos cambia radicalmente de lugar: aquí no podemos ordenar, ni forzar, ni apurar las cosas. Por ello, la actitud del adulto debe ser serena y transmitir la sensación de que confía en la capacidad de logro del niño. Para ello, hay que valorar y reforzar positivamente el esfuerzo que realice el menor.

Una actitud intolerante por parte del adulto puede llegar a ser contraproducente y LA ACTITUD DE LOS PADRES ANTE LA RETIRADA DEL PAÑAL provocar una reacción negativa o rebelde ante los hábitos y rutinas que se les pretende La actitud de los padres es de vital enseñar. Ante este tipo de comportamientos importancia en esta etapa del desarrollo de debemos: nuestros niños. La adquisición del control de Fomentar su autoestima expresándoles lo esfínteres de nuestros hijos, nos enfrenta con mayor que son cuando van al baño; muchas cosas que quizás nos cuesta ver: el además de hacerles partícipes del placer de los niños al poder decidir casi por momento, tirando de la cadena, etc. primera vez, si retienen su pis o su caca, y Premiarles con un elogio, palmada, etc., hacerlo donde y cuando lo desean; la cuando muestren comportamientos delimitación de una zona de autonomía, de la adecuados.

No enfadarnos cuando en determinado momento de hagan pis encima. Esto hará que el niño/a se sienta mal y retrase la consecución del control de esfínteres. Si nuestro niño manifiesta preocupación, animarles en todo momento. Pero si protesta enérgicamente, es preferible no insistir. Esa resistencia puede significar que aún no está preparado. En caso de que utilizase el hacerse pipí encima como llamada de atención, debemos cambiarlo sin hacer comentario alguno, mostrándonos firmes y serios pero no enfadados. Pero, si esta actitud se prolonga, debéis comenzar a aplicar algún tipo de refuerzo negativo, como quitarle su juguete favorito, y no ceder hasta que cambie su actitud.

El verano es la mejor época para dejar el pañal porque toman más líquidos lo que propicia que aumente el número de veces que los niños tienen que ir al baño. También, las altas temperaturas pueden ser buenas aliadas: si hay algún escape, resulta más fácil cambiarles porque llevan poca ropa. Y además, tenemos más tiempo libre para observarles y ayudarles. En el caso de los niños, procura que hagan pis sentados en lugar de hacerlo de pie. Así les resultará más fácil relajarse aprovechar para hacer la caca al mismo tiempo. Aprovecha el momento de cambiar el pañal sucio para enseñarle dónde debe hacerlo la próxima vez. De la misma manera, podemos pedirle que nos acompañe a tirar su pañal.

COORDINACIÓN ESCUELA-FAMILIA ALGUNOS CONSEJOS
Para que el menor logre controlar los esfínteres, hemos de seguir las mismas pautas tanto en casa como en la escuela. Por ello os aconsejamos algunas pautas y rutinas a seguir: Compra un orinal de atractivos colores o dibujos que le guste y llame su atención.

Boletín elaborado con la colaboración de Isabel García. Psicóloga. Escuela de Padres y Madres

Recuerda: Para un adecuado desarrollo de hábitos de higiene personal y autonomía, es importante mostrar confianza en nuestros niños y niñas.
Escuela Infantil Garabatos C/ Andorra s/n. Lebrija (Sevilla) 41740. Tlf: 95 597 52 15 Fax: 95 597 37 62 email: 41018665.edu@juntadeandalucia.es