NOTAS DE LA ECONOMÍA ARGENTINA.

CENTRO DE ESTUDIOS PARA EL DESARROLLO ARGENTINO.

AGOSTO 2008

05

Índice.
En esta edición La economía argentina en la encrucijada: ¿de la política macroeconómica a la estrategia nacional de desarrollo? La inflación, sus causas y los debates en torno a una política anti-inflacionaria El complejo automotriz argentino: las terminales a la promoción y el desarrollo industrial al descenso

03 04 13 22

Presentación. Este nuevo número de Notas de la economía argentina, el N° 5, busca contribuir a la comprensión de las transformaciones económicas recientes y las perspectivas que enfrenta la economía argentina. Su elaboración ha sido especialmente ardua. La ausencia de estadísticas oficiales confiables sobre la trayectoria de varias de las principales variables macroeconómicas ha convertido al análisis en una tarea más difícil y a veces incierta. A esta altura no sólo la estimación del índice de precios al consumidor realizada por el INDEC se encuentra groseramente manipulada sino que, en cadena, otras estadísticas oficiales también han perdido credibilidad. El resultado es sombrío: hoy no es posible conocer con precisión el recorrido del poder adquisitivo del salario en los últimos 18 meses, la evolución de la pobreza, el tipo de cambio real o los precios relativos. Si bien cada vez más consultoras realizan relevamientos propios o elaboran índices de precios alternativos, lo cierto es que ninguna institución privada tiene los recursos ni el personal ni la experiencia para replicar la cobertura del INDEC. Los índices privados, además, responden también a los intereses particulares de quienes los calculan (y financian). La injustificable ausencia de datos fiables no sólo complica la tarea de los analistas, lo que sería un mal menor. Esta falencia perjudica especialmente a los trabajadores, que han perdido toda referencia cierta para encarar sus negociaciones, y a los propios responsables de la política económica, que navegan a la deriva. Este informe se elaboró, además, a lo largo del conflicto desatado con posterioridad al anuncio del esquema de retenciones móviles a las exportaciones el pasado 11 de marzo. En anteriores publicaciones del CENDA hemos presentado nuestra perspectiva sobre las retenciones móviles y hemos destacado su papel anti-inflacionario, distributivo y promotor de la diversificación productiva, tanto en el agro como en la industria.* Aún así, es claro que ninguna medida es suficiente o siquiera defendible por sí misma o, dicho de otro modo: toda medida analizada de manera aislada es por definición parcial e incompleta. Es más, la discusión en los groseros términos “retenciones sí, retenciones no” conduce, en realidad, a una trampa. Para defender un cambio en las alícuotas de las retenciones, así como para cuestionarlo, es necesario comprender cómo actúan dentro de un marco más amplio: para qué se usa ese excedente, cuál es el destino de los recursos y qué lugar cumplen en la estrategia de desarrollo nacional. Sin tal política integral de desarrollo, por más que se encuentren virtudes a un instrumento en especial, su resultado necesariamente se desdibuja. Si bien las consecuencias económicas de la extensa disputa por la renta agraria entre el gobierno y “el campo” son todavía difíciles de establecer con precisión, es indudable que el conflicto contribuyó notablemente a cambiar la percepción sobre el vigoroso proceso de crecimiento económico iniciado a mediados de 2002, despertando fuertes dudas sobre su sustentabilidad. Los factores coyunturales disparados por la disputa se entremezclaron con las pro* Ver, por ejemplo, el Documento de Trabajo Nº 3 de CENDA, “Renta agraria y ganancias extraordinarias en Argentina” (2006) y los artículos publicados en Le Monde Diplomatique, Nº 107 (mayo 2008), así como otras publicaciones referidas al tema también disponibles en www.cenda.org.ar.

Notas de la economía argentina | Edición 05 | Agosto 2008 | CENDA

PÁG.01

pias limitaciones del patrón de crecimiento generando un cocktail difícil de desentrañar. En este marco, el presente número de Notas de la economía argentina se involucra con tres temas de indudable relevancia para comprender la situación económica actual y sus perspectivas. En el primer trabajo, examinamos la evolución económica reciente con el fin de comprender si el repentino giro al pesimismo cuenta o no con bases reales de sustentación. Se parte de un análisis de la actual coyuntura macroeconómica hasta concluir que la ausencia de una estrategia de desarrollo integral es el verdadero talón de Aquiles del esquema económico actual. Por ello, proponemos avanzar desde un esquema centrado en la política macroeconómica (esencialmente en la política de “dólar caro”) a otro basado en una verdadera estrategia nacional, la que se considera la única salida sustentable –y progresiva- de la actual encrucijada. El segundo artículo se sumerge de lleno en la principal preocupación económica del presente: la inflación. Se expone una caracterización general sobre el origen y los determinantes del sostenido incremento reciente de los precios y se presentan distintas consideraciones sobre cuáles son los instrumentos más adecuados para contener y revertir el proceso en marcha. El tercer trabajo se involucra con uno de los sectores industriales más relevantes del país: el complejo automotriz. Se estudia la trayectoria del sector desde el año 2002 a la actualidad y se analizan su desempeño y sus perspectivas. Nos interesa especialmente evaluar las consecuencias en materia de producción, empleo, comercio exterior y desarrollo tecnológico del régimen especial de protección vigente en el sector. Este examen resulta fundamental para conocer si el modelo de política industrial implementado en la actualidad es positivo, o no, para el objetivo de reindustrialización de la Argentina.

Staff.
El Centro de Estudios para el Desarrollo Argentino (CENDA) es un centro de estudios económicos y sociales constituido por un grupo de jóvenes investigadores con formación en economía política. El CENDA se propone contribuir al desarrollo de la sociedad argentina a través de la producción académica crítica e independiente, integrando la discusión teórica con el análisis de la economía nacional. Consejo de redacción: Nicolás Arceo, Carlos Bianco, Nicolás Bonofiglio, Pablo Ceriani, Augusto Costa, Miguel Giudicatti, Mariana González, Axel Kicillof, Cecilia Nahón (coordinadora) y Javier Rodríguez. ISSN 1850-4779 Correo electrónico: cenda@cenda.org.ar Dirección: Tucumán 1452, 1º piso Of. 2, Ciudad de Buenos Aires. Sitio web: www.cenda.org.ar

Notas de la economía argentina | Edición 05 | Agosto 2008 | CENDA

PÁG.02

el proceso de reactivación económica en el marco de una economía con mercados fuertemente concentrados y/o los desacoples temporarios entre la creciente demanda y la capacidad de expansión de la oferta en sectores clave. Hoy. Para ello. Pasó de ser catalogada como una economía en vigoroso proceso de expansión a ser percibida como una economía que se acerca peligrosamente al precipicio. Esta nota examina con detenimiento la dinámica de la nueva inflación. argumentos que históricamente se han utilizado como justificación para las políticas de protección hacia al sector. Las tradicionales recetas ortodoxas centradas en una política fiscal y monetaria contractiva tampoco son las respuestas apropiadas para superar el problema. también. En estas circunstancias. se indaga acerca de las perspectivas del complejo automotriz local en el marco de las transformaciones sectoriales registradas a nivel global y. Se examina por qué. 02| La inflación. sector que ha liderado el crecimiento de la industria manufacturera a lo largo de las últimas décadas. La vigencia de un régimen especial de protección sectorial desde el año 1991 ha sido determinante en la expansión de la producción. acosada por desequilibrios de todo tipo y comandada por un equipo de gobierno incapaz de abordarlos con eficacia. precipitadas por los efectos de las cambiantes condiciones mundiales. debieran conformar una verdadera política industrial automotriz. los costos asociados a la implementación de dicho régimen lejos están de haber sido gratuitos en términos económicos y sociales. plantean un cono de sombra sobre los efectos que ha tenido el régimen especial tras casi dos décadas de aplicación.del actual patrón de crecimiento. más que nunca. teniendo en cuenta la naturaleza de la inflación en el país. de divisas y de derrames tecnológicos hacia el conjunto de la industria manufacturera. aquella generada a partir de 2005. Las principales causas de esta nueva inflación son –dependiendo de las características de los distintos bienes y mercados. en este escenario. Este proceso se ha intensificado recientemente a partir del abastecimiento creciente del mercado local con vehículos de origen extranjero y gracias a las flamantes medidas adoptadas por la Secretaría de Industria que eliminan los requerimientos mínimos de insumos locales. sus causas y los debates en torno a una política anti-inflacionaria. es fundamental concebir una política anti-inflacionaria coherente y articulada a través de medidas que ataquen sus principales causas. Se explica cómo las propias tendencias internas producidas por el crecimiento económico acelerado. es necesaria una intervención decidida del Estado que articule a los diversos sectores en pos de la reindustrialización de la economía argentina en el mediano plazo.el crecimiento de los precios internacionales de los productos transables. la creciente participación de insumos externos en la producción automotriz -que han redundado en un persistente y elevado déficit en la balanza comercial sectorial-. que presenta características particulares que la diferencian de otros procesos de aumentos generalizados de precios de la historia del país. Por el contrario. No obstante. En efecto. Los aumentos de precios se encuentran hoy en el podio de las preocupaciones argentinas. Esta nota examina la evolución económica reciente con el fin de comprender si este repentino giro al pesimismo cuenta o no con bases reales de sustentación.En esta edición. desde nuestra perspectiva. se concluye en este trabajo que. El examen concluye que la ausencia de una estrategia de desarrollo integral es el verdadero talón de Aquiles del esquema económico actual. La presente edición de Notas ofrece análisis y reflexiones sobre tres cuestiones clave para comprender la situación económica actual: 01| La economía argentina en la encrucijada: ¿de la política macroeconómica a la estrategia nacional de desarrollo? En menos de un trimestre. la “sensación térmica” de la economía argentina dio un giro asombroso. 03| El complejo automotriz argentino: las terminales a la promoción y el desarrollo industrial al descenso. reencauzar o directamente abandonar el programa económico. las respuestas del gobierno a la fecha se han probado ineficaces para controlar las presiones inflacionarias y limitar el fenómeno. el presente artículo concluye que los elevados precios de los automóviles en el mercado local. en el ámbito regional y se delinean los principios que. Frente a este panorama. conjuntamente con los magros resultados en términos de generación de empleo. Notas de la economía argentina | Edición 05 | Agosto 2008 | CENDA PÁG. acabaron por poner en máxima tensión al régimen macroeconómico.03 . El presente trabajo analiza la evolución del complejo automotriz. diversos intereses sectoriales abogan por la necesidad de retocar. se exponen los condicionantes estructurales -y los límites.

los productos exportados por la economía argentina (fundamentalmente commodities y algunos derivados) tuvieron un fuerte aumento de su demanda y de su precio a escala planetaria. el gobierno y sus voceros destacan los sólidos fundamentos del esquema vigente: los superávit gemelos. Ni Mr. Pasó de ser catalogada como una economía en vigoroso proceso de expansión. la inversión creció sostenidamente desde 2002 y. En un inicio. Los analistas más críticos del esquema económico sostienen que. la elevada tasa de inversión. Para más precisiones. obtuvieron importantes 1. Esta nota se propone examinar la evolución reciente de la economía argentina para comprender si este repentino giro al pesimismo cuenta o no con bases reales de sustentación. junio 2007. año en que alcanzó su menor nivel promedio desde 1990 (1. con un proceso inflacionario en ciernes-. Notas de la economía argentina. se recuperaban la inversión.La economía argentina en la encrucijada: ¿de política macroeconómica a la ¿de la política 01| La economía argentina en lala encrucijada:estrategia nacional de desarrollo? macroeconómica a la estrategia nacional de desarrollo? En menos de un trimestre. Nos interesa en particular realizar un aporte a la identificación de las causas económicas que llevaron al gobierno a su actual situación de debilidad política. La tasa anual acumulativa de expansión del sector productor de bienes fue de 10. el consumo. Las virtudes del esquema económico de “dólar caro” En la actual coyuntura. que lideraron el ciclo de crecimiento. El resto de los países latinoamericanos. tanto de productos agrarios como industriales. 1. Como responsables. No obstante. una vez más. La dinámica inversa predominó durante la Convertibilidad. así como los intereses sectoriales que laten detrás de la actual coyuntura. en CENDA. no está de más recordar que a mediados del año 2002 se abrió paso la etapa de más formidable crecimiento de la economía argentina en casi un siglo. hay elementos de carácter macroeconómico que ponen en serio riesgo la sustentabilidad del actual ciclo de crecimiento. a medida que el crecimiento se consolidaba y. con elevado ahorro interno.3 Este nuevo esquema de precios relativos generó un marcado sesgo en el aparato productivo. el aumento de los salarios y la amenaza latente de una espiral inflacionaria. más allá del extenso conflicto con el sector agropecuario. 3. Para más detalle. en un contexto de alto desempleo que impedía la recomposición del salario nominal. presentamos una evaluación de las posibles salidas que se presentan ante la actual encrucijada. capaz de crear empleo.2% y del sector productor de servicios fue de 7. Este abaratamiento relativo de la fuerza de trabajo fue una pieza medular en la conformación del nuevo patrón de crecimiento: permitió una rápida y formidable recomposición de la rentabilidad empresaria -especialmente en los sectores transables-. En efecto. Si bien en un primer momento el producto creció facilitado por la existencia de una elevada capacidad ociosa (el nivel de utilización medio de la industria en 2002 era del 48%. sesgados y cerrados. si bien aún mantienen un nivel de tipo de cambio por encima del vigente en la década del noventa (a excepción de México). junio 2007. más bien. INDEC). la explicación basada en el inevitable rebote fue cayendo en el descrédito. La política de “dólar caro” ha sido la madre de todo el esquema económico. según el INDEC. 2. la producción industrial y las exportaciones (Cuadro N° 1). la sostenida caída del desempleo y la mejora de los indicadores sociales.3% anual) (Reserva Federal). Finalmente. situación que sólo podría revertirse con un mayor ajuste. hoy se encuentra en el 70%). el salario real se contrajo más de 30% en 2002. Indagaremos los condicionantes estructurales –y los límites. a ser percibida como una economía que se acerca peligrosamente al precipicio. Magoo se animaría a tanto. Se acumulan desde entonces casi seis años consecutivos de incremento del PIB a una tasa cercana al 8%. Los dos pilares del nuevo patrón económico se exhibieron entonces con claridad: condiciones externas favorables y una política cambiaria decidida. experimentaron en los últimos años un sostenido proceso de apreciación de sus monedas. cuentas fiscales y externas sanas y una situación macroeconómica sólida y previsible –aunque. acosada por desequilibrios económicos de todo tipo y comandada por un equipo de gobierno incapaz de abordarlos con eficacia. los oscurecen. La tasa de rendimiento anual de los bonos del Tesoro de EE. sino que el esquema cambiario fue un elemento clave para explicar el presente ciclo de crecimiento. En estas páginas nos apartaremos deliberadamente de esta línea de fuego para adentrarnos en el análisis del ADN del esquema macroeconómico.2% anual). los extraordinarios logros de los primeros años post-devaluación y niegan la existencia de fenómenos tan visibles como la aceleración de la inflación. lo que a su vez motorizó la producción y la inversión.3% anual) y durante la fase 2002-2007 (3. el nivel récord de reservas. ya que impulsó especialmente a los sectores productores de bienes transables. y poco ayudan a la verdadera comprensión de los acontecimientos.4% del PIB. con él. quitándole apoyo al programa. 2 Como resultado de la devaluación y del aumento de los precios internos que la siguió de inmediato. ver el artículo “La economía local en perspectiva latinoamericana: rasgos distintivos del crecimiento argentino” en CENDA. Los segundos celebran.del actual patrón de crecimiento.2% entre 2002 y 2007 (Dirección Nacional de Cuentas Nacionales. la “sensación térmica” de la economía argentina dio un giro asombroso. señalan a los sospechosos de siempre: el descontrol del gasto público. como siempre. la excesiva emisión monetaria. se desplomó en 2002 y nuevamente en 2003. agitan el fantasma de la crisis inminente y el colapso asegurado. en 2007 representaba 23. el dinamismo industrial. Notas de la economía argentina | Edición 05 | Agosto 2008 | CENDA PÁG. Una novedad es que buena parte de los economistas que inicialmente defendieron la salida devaluadora hoy también han cambiado su caracterización. La vigencia de tasas de interés internacionales sustancialmente más bajas que las de la década del noventa1 y su reflejo en menores tasas a nivel local –a veces incluso negativas en términos reales-. N° 3. convirtiéndose en una tendencia que incluso diferenció a la Argentina del resto de los países de la región. Es revelador comparar el promedio de esta tasa durante la Convertibilidad (5. Pero no sólo el viento de cola que soplaba desde la economía mundial favoreció a la Argentina. el nivel más elevado de los últimos veintiséis años. estimularon también las inversiones productivas en el país. N° 3.04 . eso sí.4 Las firmas exportadoras. Notas de la economía argentina. parecen gobernados antes que nada por la lógica política de la confrontación del oficialismo con una resucitada oposición. ver el artículo “La demanda de inversión en la actual etapa económica”. este crecimiento fue caracterizado por no pocos expertos como un mero “rebote” natural luego de la larga recesión y la profunda crisis que terminó con la Convertibilidad. 4.UU. Tales diagnósticos. Pero no son las percepciones lo que aquí nos interesa explorar. Desde la otra trinchera. Los primeros.

074 8. de dólares corrientes Mill.5% 10.9% 12. aunque se ha erosionado parcialmente. Nº 13 (CENDA. el gobierno nacional logró encolumnar detrás de sí tanto a los representantes de los sectores económicos más concentrados –industriales y.838 53.930 11.9% 2. las industrias sustitutivas y los asalariados acerca de las virtudes y conveniencias del esquema económico basado en un “dólar caro”.0% 29.646 2005 9.825 34.879 10. Notas de la economía argentina | Edición 05 | Agosto 2008 | CENDA PÁG.827 15. en 2007 rondaba aún los 12. ** El valor del año 2007 corresponde al primer trimestre por la ausencia posterior de datos oficiales.5 Otro correlato de este proceso.358 12. 7.7 3. El desplome inicial del salario real -y su abaratamiento en términos internacionales.8% 32. La construcción fue otro impulsor clave del auge.5% 99. También el saldo del sector público reflejó la nueva situación de abundancia: luego de décadas de escasez.479 7. el resultado fiscal se revirtió lográndose un superávit tanto primario como financiero (Cuadro N° 1). los salarios reales iniciaron un ciclo de recuperación. lo que se reflejó en la acelerada incorporación de trabajadores al proceso productivo (evidenciado en la creación de más de tres millones de puestos de trabajo). A su vez.934 12. la industria en su conjunto creció al 10.7% 15.2% 12. la novedad fue el (re)nacimiento de cierta industria sustitutiva que prácticamente había desaparecido durante los noventa y que logró desplazar al menos parcialmente a las encarecidas importaciones. la inversión. el salario (en menor medida).6 3. Si bien creció fuertemente la producción de los sectores industriales tradicionales.8% 70.439 18. este período de elevado crecimiento de todas las variables económicas y de mejora de cada uno de los indicadores sociales no puede sino considerarse la “etapa rosa” del esquema económico basado en un tipo de cambio alto.9% 40.5% 9.2 3.133 13.4% 54. el consumo y las exportaciones. en menor medida. de dólares corrientes Porcentaje sobre PEA Octubre 2001 = 100 Porcentaje del PIB Porcentaje del PIB Stock a diciembre 2002 -10. primavera 2007) para mayores precisiones acerca de la evolución del mercado de trabajo durante la gestión del presidente Kirchner. En el año 2006 la masa salarial era un 76% superior a la vigente en 2002. también agropecuarios.La economía argentina en la encrucijada: ¿de la política macroeconómica a la estrategia nacional de desarrollo? ganancias de competitividad-precio que les permitieron expandir sus colocaciones en el mercado mundial. de dólares corrientes Mill.1%). 6.5% 1.611 14.7 En pocas palabras.2 2.119 2004 9.7% 1.485 2003 8. destacándose como la actividad económica de más expansión entre 2002 y 2007 (a una tasa anual acumulativa de 22. Cuadro N° 1: Indicadores seleccionados de la economía argentina. aunque de una forma más extensiva (creación de empleo) que intensiva (incremento de los salarios reales).como a la naciente industria sustitutiva y al grueso de la clase trabajadora. pero tan sólo 18% mayor a la correspondiente al año 2001 (Cuenta de Generación del Ingreso.entre las firmas exportadoras.207 41. 2002-2007 Indicador PIB (en precios constantes) Inflación Inversión Bruta Interna Fija Exportaciones de bienes y servicios Importaciones de bienes y servicios Balance comercial * Desocupación (cuarto trimestre) Salario real (cuarto trimestre) ** Resultado fiscal primario Resultado fiscal financiero Reservas internacionales Variación anual Variación dic.717 17.1% 34.5% 76.5% 14. INDEC). Condiciones y Perspectivas. Se sugiere remitirse al informe laboral El trabajo en la Argentina. De este modo. los trabajadores. la economía argentina inició un sendero de rápido crecimiento que permitió la expansión conjunta del producto. EPH-INDEC y BCRA.2% 1. De esta manera. La masa de salarios creció sustancialmente desde 2002.146 13.429 15.3% 0.1% 77. el piso de la crisis.7% ¿? 24. potenciado por la vigencia de precios internacionales favorables. sobre cuyas espaldas recayó principalmente el esfuerzo del crecimiento en los primeros años post-devaluación. el empleo.3% 21. tanto industriales como agrarias. luego de haber tocado fondo en el primer trimestre de 2002. Visto desde el presente.500 millones de dólares (Cuadro N° 1).3% 65.864 27. a medida que la desocupación se contraía.077 2006 8.8 3. Porcentaje del PIB Mill. el tipo de cambio se convirtió en una verdadera barrera cambiaria de protección externa que favoreció a las empresas de orientación mercado-internista.también favoreció el sesgo trabajo-intensivo del patrón de crecimiento.7% -1.0% 6.8% 3. Más allá de las abundantes críticas que se hicieron escuchar desde el nacimiento mismo de este esquema –provenientes en su mayoría de economistas de las filas de la ortodoxia y de algunos representantes de una desvalida oposición-.8% 23.1% 19.1% 85. a dic.6% 19. 6 No obstante.5% 46. 5.2% 39. Esta extraordinaria bonanza permitió engendrar un consenso –una verdadera coalición.4% anual entre 2002 y 2007.946 11. Fuente: elaboración propia sobre la base de Secretaría de Hacienda (Ministerio de Economía). recibieron gradualmente una parte de los frutos de la expansión económica.6 0.7% 96.8% 28. al encarecer las importaciones.05 .037 2007 8. fue la aparición de un novedoso superávit comercial que.176 *Incluye el saldo total de bienes y servicios.1% 46. ubicándose por encima del promedio de la economía.

ha experimentado globalmente -no así para la mayoría de las grandes firmas. previos a la devaluación. que mantienen en vilo a la economía global. Las variaciones están calculadas para los precios anuales promedio de cada producto en dólares constantes según surge de la información publicada por el Fondo Monetario Internacional.una tendencia descendente desde los valores extraordinarios que alcanzó en los años 2003 y 2004. El efecto combinado de estas tendencias comenzó a acotar la expansión de la rentabilidad. el incremento mundial del precio de los alimentos y de las materias primas tiende a contagiarse a los precios internos a través de la llamada “agflación”10 o “inflación importada”. Por otra parte. Al mismo tiempo. acabaron por poner en máxima tensión al régimen macroeconómico.La economía argentina en la encrucijada: ¿de la política macroeconómica a la estrategia nacional de desarrollo? 2. Así. en este mismo informe. que si bien mantiene niveles superiores a los vigentes en la década del noventa.8 La rápida expansión generó un desacople entre oferta y demanda. En el frente externo. fortaleció a la economía nacional. En contraste. Por ejemplo. especialmente en algunos sectores que presentan acentuados cuellos de botella (sobresale el sector energético). el maíz y la soja. se volvió claramente insuficiente. luego de cumplir su propósito. 10. 1999-2008* En dólares constantes (marzo 2008) por tonelada 600 Trigo 500 Maiz Soja 496 400 313 352 267 234 210 166 159 124 175 124 141 134 199 142 418 340 264 300 259 256 245 216 273 224 176 200 196 141 180 116 137 100 0 1999 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 2008 (IT) * El valor de 2008 corresponde al promedio del primer trimestre. la receta económica de un solo ingrediente. que refiere al fenómeno inflacionario a nivel mundial que se ha producido como consecuencia del aumento de los precios de los principales cultivos. entre 2007 y el primer trimestre de 2008 –tan sólo 15 meses. al borde de ingresar en una nueva crisis –no sólo financiera. Fuente: Elaboración propia en base a Fondo Monetario Internacional y Bureau of Labor Statistics. En primer lugar. el sustancial aumento de la demanda acumulado durante cinco años de expansión. comenzó a presionar sobre los precios de los productos producidos localmente. esta bonanza ha tenido costos crecientes. que produce y apropia más riqueza a través de sus ventas externas. ocasionando el aumento de precios. a comprar cada vez más divisas recurriendo al endeudamiento y a la emisión. Por un lado. Exportar más presiona hacia la apreciación del peso y exige por tanto crecientes esfuerzos para sostener el régimen cambiario. ya que genera mayores presiones sobre el esquema económico. aun para quienes se acostumbraron a pensar en ella como la panacea. que estaban prácticamente congeladas en términos nominales desde 2002. Notas de la economía argentina | Edición 05 | Agosto 2008 | CENDA PÁG. el dólar caro. la del maíz 24% y la de la soja 9%. lo que reduce Gráfico N° 1: Precio internacional del trigo. este incremento de los precios mundiales ha sido un arma de doble filo. la presión de los proveedores de servicios públicos privatizados en un marco de crecimiento se tradujo en sucesivos aumentos de las tarifas de energía y transporte. 9 Son alzas de una envergadura histórica. por otro lado. El régimen macroeconómico en la encrucijada A comienzos de 2007 la etapa de crecimiento sin fuertes conflictos pareció haber tocado su límite. sus causas y los debates en torno a una política antiinflacionaria”.esos mismos precios aumentaron 93%. Se sugiere ver el artículo “La inflación. lo que alimentó el boom de demanda de productos de consumo. para un análisis detenido de las causas y las herramientas de combate a la inflación en la actualidad. 8.de proporciones. y precipitadas por los efectos de las cambiantes condiciones mundiales. pese al aumento de las inversiones. Las propias tendencias internas producidas por el crecimiento económico acelerado. la nota distintiva ha sido la vertiginosa aceleración de las alzas internacionales de precios de los productos de exportación de la Argentina en los últimos dos años (Gráfico N° 1). la reducción del desempleo dio lugar a incrementos sostenidos de los salarios nominales (y reales) desde el año 2003. Para la economía argentina. respectivamente. para sostener el tipo de cambio. En términos internos.06 . Sin embargo. entre 2003 y 2006 el precio internacional de la tonelada de trigo se incrementó 39%. El término “agflación” es un acrónimo entre los términos de la lengua inglesa “ag”(riculture) e (in)”flation” acuñado por los economistas de Merril Lynch Richard Bernstein y José Rasco en un informe publicado el 27 de abril de 2007 (“Global Agriculture & Agflation”). 9. la abundante entrada de dólares en concepto de exportaciones obligó al gobierno. Al mismo tiempo. El salario real promedio alcanzó a inicios de 2007 los niveles de 2001. 63% y 102%.

en la medida en que con una demanda agregada en relativa expansión -y expectativas inflacionarias en ascenso.0 0. política que se ha defendido por su presunto carácter “prudencial”.07 . pero que en la práctica implicó un techo para el uso de esa riqueza respondiendo a las urgentes necesidades de la población. contribuyeron a producir un “efecto tenaza” que comenzó a ahorcar al esquema macroeconómico. La intervención del INDEC. por una parte.compensar la pérdida de competitividad cambiaria a través de nuevas devaluaciones nominales en el mercado de divisas. ha engendrado una verdadera política de austeridad fiscal (cuyo mejor reflejo es el elevado superávit público). Era un camino que el gobierno tenía disponible hasta hace poco tiempo y que. como los controles de precios.5 1. 12. alimentando a su vez el fenómeno inflacionario. Para peor.12 En cambio. En rigor. las retenciones a las exportaciones. La sistemática adquisición de dólares condujo a la acumulación de reservas internacionales. frente a las alzas de precios. hay un hecho irrefutable: la combinación de un tipo de cambio nominal prácticamente fijo y precios en ascenso ha acentuado la apreciación real del peso. incluso aquella que sólo aspira a sostener los valores anteriores. las autoridades económicas tampoco han logrado –ni buscado. Gráfico N° 2: Trayectoria del tipo de cambio real multilateral y respecto al dólar (estimación oficial).13 Más allá de toda especulación. el gobierno ha intervenido permanentemente en el mercado cambiario. la ventaja de ser un país productor de alimentos es que las políticas encaminadas a sostener los precios internos bajos no requieren subsidios a las importaciones sino control de los precios de los productores cuando vuelcan su producción al mercado local. a medida que la economía crece.podría implicar un traslado inmediato del mayor valor de la divisa a los precios internos. De este modo. Y la principal amenaza para el régimen vigente se dirigió precisamente a su columna vertebral: el tipo de cambio. la persistente adquisición de dólares lo ha forzado a implementar diversas políticas de esterilización encaminadas a contener la expansión de la base monetaria (esencialmente la colocación de bonos Lebac y Nobac). Tanto el Banco Central como el propio Tesoro han sido activos demandantes de divisas en los últimos años manteniendo el tipo de cambio alrededor de los tres pesos por dólar y logrando así resistir la tendencia a la apreciación nominal del peso. la contención salarial y la restricción monetaria. La inflación acumulada alcanzó al 91. el gobierno debía garantizar dos condiciones: sostener la paridad nominal y contener los precios internos (dados los precios internacionales). entre otras). Para mantener el nivel competitivo de la paridad cambiaria en términos reales.reconocimiento por parte del gobierno de las dificultades para domar los precios internos. se va haciendo cada vez mayor. por otra. Si bien se ensayó un “paquete de medidas” con fines explícita o implícitamente anti-inflacionarios (donde pueden incluirse medidas heterodoxas y ortodoxas.3% entre diciembre de 2001 y diciembre de 2006. la dinámica de las variables internas y el cambio en las condiciones externas. esta medida no luce hoy como la más adecuada. 13. En este punto. Notas de la economía argentina | Edición 05 | Agosto 2008 | CENDA PÁG. por acción u omisión. lo que agudiza las presiones alcistas sobre el nivel de precios.0 2. el costo de la polí- tica cambiaria. la necesidad de contar con pesos para adquirir divisas ha forzado la represión del gasto público en un contexto de recaudación fiscal creciente o. conjuntamente.5%) pero existe consenso entre los especialistas respecto de que en 2007 y 2008 la inflación anual se ubicaría entre el 20% y el 30%. Con el fin de mantener el tipo de cambio nominal. En el caso del Banco Central. Si bien esta política ha sido relativamente efectiva (incluso para frenar la reciente corrida contra la moneda local). por su parte. el éxito no ha sido mucho en el terreno de los precios internos. Las dificultades recientes para sostener ambas medidas explica. los resultados han sido pobres e insuficientes.La economía argentina en la encrucijada: ¿de la política macroeconómica a la estrategia nacional de desarrollo? los salarios reales y eleva los costos de producción. 1999-2008 En números índice (2001=1) 3. el aumento del precio de los combustibles a escala global tiene también un notorio efecto interno. en parte.5 2. En el caso del Tesoro. y retenciones a las exportaciones. ya que la energía entra como insumo para todas las producciones. es un claro -aunque inconfesado. 11. también es cierto que.0 TCR respecto al dólar TCR Multilateral 1.5 Ene-99 Abr-99 Jul-99 Oct-99 Ene-00 Abr-00 Jul-00 Oct-00 Ene-01 Abr-01 Jul-01 Oct-01 Ene-02 Abr-02 Jul-02 Oct-02 Ene-03 Abr-03 Jul-03 Oct-03 Ene-04 Abr-04 Jul-04 Oct-04 Ene-05 Abr-05 Jul-05 Oct-05 Ene-06 Abr-06 Jul-06 Oct-06 Ene-07 Abr-07 Jul-07 Oct-07 Ene-08 Abr-08 Fuente: elaboración propia sobre la base de Secretaría de Política Económica (Ministerio de Economía y Producción). Desde enero 2007 no existe una estimación oficial confiable sobre la evolución del IPC (según el INDEC la inflación en 2007 alcanzó al 8.11 Finalmente. en otros términos. con sus correspondientes costos financieros. Los aumentos de precios internacionales generaron que no pocos países comenzaran a experimentar hambrunas y revueltas. no escogió. la aceleración de los precios domésticos. en donde la capacidad del gobierno para frenar las presiones alcistas fue significativamente inferior.

En la industria exportadora (altamente concentrada) estas tendencias también se reflejaron en una contracción relativa de su rentabilidad y de su competitividad externa. si esta estimación se hiciera con un índice de precios internos más realista su resultado no sería tan favorable pero. no sólo el salario real sino también el empleo podría verse afectado. De hecho. aún en esta situación. Este giro explica parte de la pérdida de apoyo que el gobierno nacional ha experimentado en el último semestre.15 Basta considerar que esta fracción industrial era capaz de competir internacionalmente incluso durante la Convertibilidad.3% a 41.16 Los trabajadores resultan ser. aunque sea imposible cuantificarlo con precisión. pero basta mencionar que incluso la estimación oficial (que considera un IPC notoriamente subvaluado) refleja esta tendencia bajista (Gráfico N° 2).al observar la evolución del índice de tipo de cambio real multilateral que elabora el Banco Central (con el IPC-INDEC). lo cierto es que la inflación ha erosionado parcialmente tanto la “competitividad” cambiaria de la economía argentina como las condiciones de vida de la población. Brasil y la Unión Europea explicaron conjuntamente un 61% de las importaciones y un 46% de las ventas externas (Ministerio de Economía y Producción). la apreciación es más aguda cuando se emplea una estimación más realista de la evolución de los precios internos. se encuentran jaqueados por dos vías: el empeoramiento de las condiciones de vida (que amenaza con reducir el apoyo de los trabajadores) y la pérdida de protección cambiaria (que ha erosionado el soporte de los sectores sustitutivos –pequeños y medianos empresarios-. alcanzando en este último año al 42. Pero.buscando erigirse como vocero de todos los argentinos.UU. 15. frenando la caída de la tasa de desempleo. De hecho. Para un mayor desarrollo de este aspecto se sugiere ver el artículo “7 preguntas clave sobre retenciones”. esta menor protección cambiaria se ha traducido en un retorno. las condiciones de producción -y venta. la situación mundial también le jugó al esquema actual una buena pasada. con ella. el incremento acelerado de los precios internos deterioró la base de sustento del gobierno. De este modo.08 . aun bajo la aplicación de las retenciones.son tan convenientes que el margen bruto por hectárea de los cuatro principales cultivos no sólo no ha disminuido sino que se ubica actualmente por encima del margen de las últimas cuatro campañas y de los valores correspondientes a la década del noventa. más aún. 16. y el consiguiente apoyo casi unánime al programa del gobierno. Notas de la economía argentina | Edición 05 | Agosto 2008 | CENDA PÁG. en particular con el euro y el yuan chino. Luego de acrecentar su poder adquisitivo y. Analicemos sus efectos en cada sector. gradual pero firme. sin más depreciación nominal. entre 2007 y 2008 prácticamente no tuvo aumento. Peor aún.7% de la población. pero también el de los grandes grupos industriales y del sector agropecuario). Hasta 2006. En este punto. diciembre 2007). la depreciación del dólar lo matizó -como se refleja en el mismo gráfico.14 De este modo. Notas de la economía argentina. N° 4. de los límites para su crecimiento. 14. sin necesidad de realizar esfuerzos mayores para modificar el tipo de cambio con el dólar. mayo 2008. su margen de ganancia sigue siendo sumamente atractivo (superior al vigente en la década del noventa) y no pone en riesgo su capacidad exportadora.La economía argentina en la encrucijada: ¿de la política macroeconómica a la estrategia nacional de desarrollo? En definitiva. refleja una trayectoria más alentadora que la del tipo de cambio bilateral con EE. la evidencia disponible sugiere que en 2007 esta tendencia. su participación en la riqueza nacional durante cinco años consecutivos (aunque partiendo del piso histórico de 2002). una pérdida equivalente de rentabilidad y “competitividad”. ésta sólo representó un 15% de las importaciones y un 10% de las exportaciones. a escala mundial esta divisa sufría una aguda y sostenida depreciación con respecto a otras monedas. es decir. Fue en este escenario de mayor debilidad que el sector agropecuario logró instalar su furioso reclamo sectorial -contrario al interés tanto de la industria como de la clase trabajadora. La ausencia de un indicador confiable de la evolución de los precios internos hace imposible establecer con exactitud la magnitud de tal apreciación real. En el informe anterior se desarrolló un exhaustivo estudio sobre la evolución de la rentabilidad empresaria en 2002-2007 (“La trayectoria de las ganancias después de la devaluación: la “caja negra” del crecimiento argentino”. De todos modos. Si bien la aceleración de la inflación en 2007 y 2008 cambió este panorama.ingresa en una fase de amesetamiento.0% (EPH-INDEC). ha comenzado a debilitarse. mientras que China. el peso seguía sin embargo depreciándose en términos reales. De hecho. de la competencia importada y. pero también con el real brasileño. Para la naciente industria sustitutiva. el tipo de cambio real de la Argentina respecto de los Estados Unidos se ha contraído considerablemente durante 2007 y 2008. los dos logros medulares del patrón de crecimiento. las tarifas y los precios internos implicó un incremento de los costos en pesos y –con el tipo de cambio casi fijo. cuando la sobrevaluación cambiaria iba en detrimento de la producción de bienes transables. o de contracción. en la medida en que existe una estructura económica heterogénea a nivel sectorial e. De todas formas. al menos. Su base de sustento. incluso. Desde luego. las estadísticas disponibles indican que la tasa de empleo se ha estancado desde fines de 2006: mientras que entre el primer trimestre de 2003 y de 2007 ésta creció desde 36. su rentabilidad alcanza aún niveles extraordinariamente elevados debido a la conjunción de una situación estructural favorable (las condiciones agroecológicas del país) y los niveles récord de los precios internacionales.también en dólares. la época dulce del esquema de dólar caro. Mientras el tipo de cambio nominal se mantenía más o menos fijo en su relación con el dólar. En 2007. se estancó. al interior del sector industrial. si la industria –especialmente la sustitutiva. tanto la competitividad de las exportaciones argentinas como la protección ante la entrada de importaciones mejoraban en relación a los productos de estos mercados. Una situación ligeramente distinta es la que experimentan los sectores exportadores de bienes agropecuarios. CENDA. aún así. la capacidad de compra de sus ingresos se verá reducida. aquella coalición que nutrió su legitimidad y que catapultó a Cristina Fernández a la Presidencia de la Nación. Edición Nº 107. el sector que más definidamente se ha enfrentado con el programa económico: el mantenimiento del tipo de cambio nominal implica que sus ingresos en pesos se mantienen. la importancia del intercambio comercial con esos países es significativamente mayor que con la zona del NAFTA dependiente del dólar. En pocas palabras. los principales damnificados de la actual coyuntura: en tanto el incremento de los precios se eleve por encima del crecimiento del salario nominal. finalmente. Desde luego. Le Monde Diplomatique. A medida que crecen los precios internos. el crecimiento de los salarios nominales. mientras algunos de sus costos se elevan al ritmo de la inflación local. El impacto de este deterioro relativo ha sido diferenciado al interior del entramado productivo.

De manera que. La actual encrucijada en clave estructural La política de piloto automático basada en una sola medida está dando signos de agotamiento. abogan por la necesidad de retocar. las retenciones. con una dinámica sumamente diferente. China y Brasil. no es raro que las empresas dedicadas a la exportación primaria. Notas de la economía argentina | Edición 05 | Agosto 2008 | CENDA PÁG. Es por eso que las retenciones ofrecen un primer beneficio para el actual esquema: al retirar una porción de los dólares que ingresan al país se reducen las presiones (a la baja) sobre el tipo de cambio nominal. que Martínez de Hoz sintetizó en 1977 con su célebre frase: “Construiremos un país para 15 millones de habitantes”.implica que exista una tendencia inherente hacia la apreciación de la moneda (una variedad aguda de la llamada “enfermedad holandesa”) por el continuo ingreso de la riqueza extraordinaria que obtiene el sector agrario. sino el más efectivo instrumento económico disponible para atacar de cuajo al fantasma que amenaza hoy a la economía argentina: la tendencia a la apreciación real. De ahí que un resultado necesario (aún si fuera no deseado) de este esquema sea la acumulación de reservas internacionales. a la vez que elevó la carga fiscal necesaria para mantener el régimen económico vigente mediante subsidios e intervención cambiaria. de la frontera tecnológica. Tampoco es raro que el gobierno haya apostado tan fuerte a profundizar la vigencia de este instrumento: la continuidad del esquema actual de política económica depende crucialmente de la posibilidad de sostener. desde hace un año y medio parece haberse registrado una fatídica colisión entre las tendencias internas y las condiciones externas. por tanto. estilizadamente. entre otros). No es raro que el agro se oponga al incremento de retenciones. el nivel de los derechos de exportación.adolece de severas dificultades para competir a escala internacional. que desde diciembre de 2002 a diciembre de 2007 se apreciaron en términos nominales respecto del dólar un 51% y un 23% respectivamente. que dispone.La economía argentina en la encrucijada: ¿de la política macroeconómica a la estrategia nacional de desarrollo? 3. de una elevadísima productividad que le permite colocar su producción en el mercado mundial con costos relativos bajos (y. Las campanas tocaron a rebato por el tipo de cambio competitivo. En este contexto.17 Frente a este panorama.por el ingreso de flujos de capitales financieros (como sucedió en el país en la década del noventa). como ocurre en buena parte de la región. Esta elevada productividad no se debe a la abultada inversión en el agro -por más valiosa que sea. en el actual esquema. protección de la competencia de los productos importados y de abrir la posibilidad de colocar productos industriales en el mercado mundial.de una paridad cambiaria más elevada. si la tendencia a la apreciación no es acompañada por medidas específicas de protección. el problema por el que atraviesa la economía argentina tiene causas tan profundas como antiguas. la tendencia a la apreciación cambiaria no surge solamente de la presencia de un sector primario fuerte sino que puede ser generada -o agudizada. se destaca el sector agropecuario. La fertilidad del suelo argentino lo convierte en un sector “por naturaleza” competitivo. que se registra no sólo en Argentina sino en todos los países con elevado superávit comercial (como India. dividida en dos sectores. capaz de brindar. que se atesore-. ya que se encuentra lejos. ¿Qué hacer? La puja por “retocar” el esquema económico Como se dijo. El incremento de los precios internos y el alza de los precios mundiales de las commodities generó un enfrentamiento -más o menos explícitoentre los intereses de los sectores industriales y los del sector agropecuario. la existencia de renta diferencial a nivel mundial en la producción agropecuaria. ya que las monedas de todos los países especializados fundamentalmente en la exportación de productos primarios están sometidas a una tendencia apreciadora. dejado en manos del libre mercado. A partir de la identificación del papel protagónico que desempeñan las retenciones en el actual esquema económico. Pero hay un segundo aspecto en que los derechos de exportación se convierten en una pieza clave: cuando las retenciones se aplican sobre productos alimenticios o combustibles tienen como contrapartida la reducción de los costos internos. Para sostener a la industria se requiere –en ausencia de otras medidas impositivas o arancelarias. cuyas características son muy distintas. comenzaron a alzarse voces que. la mayor parte de la industria local -aunque no toda. Basta con observar el desempeño del real brasileño o del peso uruguayo. Desde luego. el aparente “desmadre” de los últimos meses se torna más comprensible. Esto implica que el funcionamiento de la economía. Se trata de una medida anti-inflacionaria que apunta al nudo de la cuestión: separar la evolución de los precios internos de los internacionales. que consumirían una parte significativa del salario real y de la rentabilidad empresaria. muy lejos. efectos nocivos sobre las posibilidades de crecimiento del sector industrial. en especial la agropecuaria. está conformado por la industria (especialmente aquella más compleja que no se basa en la escasa elaboración de productos primarios). a condición de que la recaudación no se gaste en la economía doméstica -es decir. en franco proceso de expansión. A pesar de la sorpresa que parece haber provocado en los analistas.que la estructura de producción de bienes de la economía argentina. 4. En rigor. Por ello. más que un impuesto distorsivo. conduce casi inexorablemente hacia una especialización productiva basada principalmente en la producción y exportación de productos primarios de bajo valor agregado: una economía agroexportadora. así como sus variopintos 17. este no es un problema exclusivamente argentino. al menos de manera transitoria. al menos desde su etapa de industrialización trunca está. Por un lado. Sin retenciones habría una doble presión hacia la apreciación.sino principalmente a la existencia de renta diferencial de la tierra. por la mayor abundancia de divisas y por los aumentos de precios. por las condiciones agroecológicas de la región pampeana (donde se concentra más del 85% de la producción nacional de cereales y oleaginosas). desde diferentes frentes. a su vez. e incrementar. No es ningún secreto -excepto para la economía ortodoxa y sus modelos de crecimiento basados en un solo bien. rentabilidades sustancialmente elevadas). Esta tendencia hacia la apreciación tiene. Frente a este panorama. reencauzar o directamente abandonar el programa económico. Esta heterogeneidad estructural de la economía nacional –concretamente. la industria termina necesariamente languideciendo. Como ocurre en la mayoría de los países periféricos. y más aún luego del largo proceso de desindustrialización experimentado por la Argentina. en un contexto de libre movilidad internacional de capitales. La tendencia a la apreciación del peso pone en riesgo el conjunto del esquema económico. las retenciones a las exportaciones no son un capricho ni una medida meramente fiscalista del gobierno. El otro sector. deben entenderse como un instrumento correctivo: contribuyen a mantener el tipo de cambio y reducen los precios internos de los alimentos. en beneficio de los productores agrarios.09 .

Desde estos sectores se demanda. sino la simple aritmética de la rentabilidad empresaria. si bien pudieron servir transitoriamente para contener algunos aumentos. Es por eso que algunos representantes del sector se inclinan por defender un programa de apreciación de la moneda. lo que en un contexto inflacionario implica planchar las remuneraciones en sus niveles reales actuales. A esta altura. Esta fragmentación no es una cuestión meramente técnica ni un problema institucional. siempre y cuando también se reduzcan (o directamente eliminen) las retenciones. Aunque no se atrevan a plantearlo directamente. en cabeza del secretario de Comercio Interior. los diversos componentes que debieran conformar una política económica integral se encuentran así fragmentados en múltiples dependencias de distinto nivel jerárquico que obran con notoria independencia entre sí. la política agropecuaria.ha impuesto un freno obligado al crecimiento de la economía nacional. esta cuestión ha quedado fuera de la agenda. más temprano que tarde. Así y todo.50 (en ausencia de retenciones). Antes de que se desatara el conflicto con el sector agroexportador. la política cambiaria y monetaria. Para peor.18 5. aun cuando la “clase empresarial” argentina parece poco proclive a dejarse controlar por el Estado. tanto exportadores como sustitutivos. En este caso. es un fiel reflejo de la falta de articulación de la política económica donde. energía y transporte) y de estímulos al crédito y a ciertas actividades productivas. La política de obra pública y del sector de infraestructura se encuentra en manos del ministro de Planificación Federal. presenta el proceso de crecimiento argentino y que hoy amenazan con detenerlo. La “profundización” del esquema considera cambios en cuatro variables que afectan la rentabilidad: el tipo de cambio nominal. se plantean retoques al esquema con el fin de avanzar en su profundización. a la fecha. por ejemplo. Se utiliza la filosofía del libre mercado para argumentar que la injerencia estatal genera distorsiones en los precios relativos y se aboga por el final de toda intervención. Hacia una estrategia nacional de desarrollo No es difícil identificar los resultados de las alternativas en pugna.el mantenimiento de una cuantiosa política de subsidios a los insumos (como combustibles. Comercio y de la Pequeña y Mediana Empresa. planteado dentro de una estrategia general de desarrollo. inevitablemente. Así se desperdicia un instrumento de intervención estatal que. a las intervenciones no muy hábiles.cuya demanda está atada al crecimiento del poder de compra de los trabajadores. algunos representantes de la industria recomendaban depreciar aún más el peso en términos nominales. para ellos lo mismo daría que el precio del dólar cayera hasta $1. la política industrial. “moderar” los incrementos salariales. En general. en su perplejidad. Esta es la verdadera oportunidad que la economía argentina podría 18. y en el presente marco internacional. Este último punto es el único que.19 Este esquema no sólo se ha hecho cada vez más difícil de sostener políticamente sino que. Primero. El único sector empresarial que podría oponerse a este reclamo es aquel que produce bienes industriales salariales –la mayor parte de los nacientes sectores sustitutivos. entre tanto desacuerdo. implica un programa más severo de ajuste fiscal y una política monetaria más restrictiva. un programa apreciador. que ha sido vaciado de toda capacidad para coordinar al conjunto de la política económica. ha sido incapaz de guiar a la economía argentina en el salto desde un proceso de mera expansión a un proceso de transformación estructural basado en una firme reindustrialización. en las dependencias de la Secretaría de Industria. bajo el discurso de reducir las retenciones y dejar las cosas en libertad. Detrás de esta petición no se esconde ninguna sofisticada teoría. en los comandos del Banco Central. la mera continuidad del programa económico parece absolutamente incapaz de escapar de la tendencia apreciadora -y desindustrializadora. el de mayor visibilidad. Este mecanismo por sí sólo no está en condiciones de resolver las numerosas dificultades y desafíos que necesariamente. La evidencia del último año y medio confirma esta presunción. La opción apreciadora. en la práctica. las retenciones funcionan. como un tipo de cambio diferencial: si se elevaran. No es cierto que toda política de control de precios deba llevarse adelante de manera aparentemente arbitraria y casi caricaturesca. es a este conjunto de medidas al que se hace referencia implícitamente con el eufemismo de “enfriar la economía”. las organizaciones empresarias no mostraron fisuras en este renglón de sus reclamos. también. También desde los cuarteles ideológicos de la industria exportadora y sustitutiva se alzaron voces exigiendo un “reajuste” en el sencillo programa del dólar caro. implica más tarde o más temprano agudizar la especialización agroexportadora de la economía argentina. Se trata de aproximarse nuevamente a la situación de los años noventa. cuál es el papel específico del Ministro de Economía. no queda claro. parciales e inefectivas de las oficinas a cargo. Inversión Pública y Servicios. sólo atina a recurrir al remedio de la contracción. Pesca y Alimentos. Tampoco en el pedido de control de la emisión y el gasto fiscal. más allá de la columna vertebral del esquema (el tipo de cambio alto). el resto de sus componentes quedaron librados al juego resultante de las fuerzas de mercado o. se pide bajo la mesa -aunque se cuestiona públicamente. además. no atacan la raíz del problema inflacionario. no es difícil ver que esa ausencia de intervención pública que reclaman. en la Secretaría de Agricultura. luego de la larga etapa previa de treinta años de destrucción del aparato productivo. Es que el dólar caro beneficia a los exportadores primarios siempre que el costo de mantenerlo no caiga principalmente sobre “sus” espaldas a través de las retenciones. quizás.aún favorece. al 50%. es claro que el programa económico basado en una sola medida heterodoxa ya ha rendido todos sus frutos.que ha marcado a fuego la suerte de la economía argentina en el último cuarto del siglo XX. Por el contrario. Además. en un contexto de precios mundiales récord es. los subsidios y los salarios. El caso de la política de precios es. No nos explayamos más aquí acerca de la recomendación de algunos técnicos sobre la necesidad de “enfriar” la economía ya que. en este marco. La falta de integralidad del programa económico se hace evidente al pasar revista a la organización funcional del supuesto “equipo económico”. la política de precios. la ausencia de una estrategia de desarrollo económico integral es el talón de Aquiles del actual esquema. y finalmente. en sus términos. la inflación.La economía argentina en la encrucijada: ¿de la política macroeconómica a la estrategia nacional de desarrollo? socios hayan roto su coalición con el gobierno e incluso se diferencien de los sectores industriales. La idea de enfriar la economía a través de restricciones al crédito o vía la reducción del gasto público equivoca el diagnóstico y. Desde la Secretaría de Comercio se llevan adelante controles de precios que. en algunos casos. para favorecer la rentabilidad. Ganadería. podría tener mayor sentido y utilidad en el corto plazo. a los que el esquema -con matices. 19. Comenzaron a exigir también una política anti-inflacionaria más activa y decidida que. ante todo. Si bien la economía argentina no marcha hacia la hiperinflación ni hacia una maxidevaluación -las dos catástrofes clásicas del ciclo argentino-. Por su parte. De este modo. en la medida en que el propio conflicto agropecuario –con su consiguiente aceleración de los precios internos. Notas de la economía argentina | Edición 05 | Agosto 2008 | CENDA PÁG. Aunque el gobierno insista en lo contrario. parecería conducir a un resultado similar.10 . Lo sorprendente es que la otra alternativa. aquella que plantea profundizar el actual esquema. el tipo de cambio. unifica a todos los sectores empresariales.

la instrumentación de un plan de desarrollo se vuelve crucial. Una estrategia nacional de desarrollo conlleva una ampliación sustancial del alcance de las políticas estatales.20 Un verdadero avance del país en el largo plazo sólo puede basarse en un decidido proceso de modernización y complejización creciente de la trama industrial. la reindustrialización de la Argentina debe ser el eje central de esta estrategia de desarrollo. la Argentina debe revertir un proceso de desindustrialización y atraso relativo que ya lleva varias décadas. el empleo y los trabajadores: la elaboración e implementación de una estrategia nacional de desarrollo. pero no lo sustituye. Se plantean objetivos en términos de innovaciones. En la búsqueda conciente del desarrollo económico es fundamental la selección. el potencial de generar una estructura productiva más sofisticada que facilite. al no tener la capacidad de generar empleo en importantes proporciones. por tanto. Por ello. también lo es para los grandes conglomerados industriales. como proponen tanto la vía de la apreciación como la de la devaluación. La asignación de recursos que realiza el mercado no es eficiente (sólo lo sería en un supuesto mundo libre de “imperfecciones” de mercado). justamente aquellos que a todas luces más lo necesitan por la complejidad que enfrentan en su camino hacia el desarrollo. Estados Unidos). Brasil. No menos importantes son los efectos que los distintos esquemas productivos en pugna tendrían sobre la distribución del ingreso. ya que este salto no se logra con políticas aisladas ni. Esta es una tarea que sólo el Estado puede organizar. Es un hecho reconocido que las posibilidades de incrementar la productividad a lo largo del tiempo son sistemáticamente más altas en la industria manufacturera que en los servicios y las actividades primarias. que luego son trasladadas al resto de las actividades económicas. también hoy planifican buena parte de sus economías. diciembre 2007. en manos del libre mercado. la producción industrial. a favor de la producción. El mantenimiento de un tipo de cambio competitivo resulta. El esquema agroexportador. El artículo “¿Y dónde está el piloto? El crecimiento de la industria sin política industrial” publicado en Notas de la economía argentina. sino con mayor y más lúcida participación estatal en el proceso económico. en especial para un país atrasado. del plan de desarrollo. con el fin de organizar las distintas etapas de producción y de ventas y su localización a lo largo y a lo ancho del planeta. por esta vía. tiende a orientarse hacia la especialización en la producción de alimentos. un proceso de desarrollo económico sustentable en el largo plazo. transporte. y así está siendo también en los países que en la actualidad exhiben resultados duraderos en sus senderos de desarrollo. La política macroeconómica es un componente infaltable de esta estrategia y debe estar al servicio de un plan de desarrollo. en general. La experiencia internacional demuestra que las naciones que se industrializaron lo han hecho sobre la base de una fuerte intervención del gobierno en la economía. Así ha sido en los países que se desarrollaron en una etapa temprana (Inglaterra. productos de escasa elaboración. no impulsa el desarrollo de industrias de gran escala en las que existan costos decrecientes (que son las que constituyen una gran oportunidad para el crecimiento) y tampoco asegura una distribución equitativa de los frutos del crecimiento. de modo de aprovechar las oportunidades existentes en las cadenas globales de valor. este macroprecio no debe ser el único instrumento. tampoco. corrección de disparidades en la distribución regional de las actividades y efectos sobre la distribución del ingreso. Se hace necesario reconstruir y modernizar la infraestructura básica (energía. materias primas y. Solamente la acción estatal es capaz de articular las múltiples necesidades del proceso de crecimiento de manera integral y atendiendo al mediano plazo.La economía argentina en la encrucijada: ¿de la política macroeconómica a la estrategia nacional de desarrollo? estar perdiéndose. N° 4. por ejemplo. demuestra que el desarrollo económico sostenido se asocia fundamentalmente con el crecimiento de la industria y la diversificación de la matriz productiva y exportadora. en términos macroeconómicos. insustituible. a través de sus vínculos con otros sectores. contribuye más a la creación de puestos de trabajo. la industria tiene mayores posibilidades de inducir el desarrollo tecnológico. La consistencia macroeconómica es un requisito para el desarrollo. ni siquiera el medular. Aun los teóricos de la economía neoclásica reconocen que la acción del libre mercado no es capaz por sí misma de garantizar. Singapur).11 . El desarrollo industrial tiene. La generación de puestos de trabajo a un ritmo elevado es fundamental para garantizar una distribución más igualitaria. salud y educación) e incentivar el crecimiento de aquellos sectores industriales que muestren las mayores potencialidades. ya que es en las cadenas globales de valor industriales donde se originan mayormente las innovaciones. incluso la de aquellos que mantienen una alta incidencia en la producción mundial de productos agropecuarios. promoción y seguimiento de sectores 20. comunicaciones. Por ello. cuando es necesario construir una senda de crecimiento de largo plazo que haga eje en el aumento de la productividad y la competitividad genuina de la economía nacional. Más allá del apretado crecimiento de los últimos años. aun cuando prediquen las bondades del libre mercado para los países atrasados. Las razones son varias. Los países desarrollados. un incentivo para promover la industrialización pero.la política macroeconómica parecía ser suficiente. De manera que a los únicos que parece que no les corresponde planificar es a los países periféricos. por su parte. en la actualidad es imperioso trascender la etapa del crecimiento basado exclusivamente en la intervención macroeconómica y considerar una tercera salida alternativa de la encrucijada actual. Notas de la economía argentina | Edición 05 | Agosto 2008 | CENDA PÁG. a diferencia del esquema actual. Taiwán. desarrollo de capacidades tecnológicas. Es claro que las posibilidades de desarrollo del país no son independientes de su patrón productivo. dejando el desarrollo argentino en manos del laissez faire. en que –de manera engañosa. de modo tal que la contribución de la industria al crecimiento es. Irlanda. Y no sólo la planificación es una actividad central a nivel nacional. Por ello. Se acabó la etapa “fácil” del crecimiento. ya sea propio o adaptado. La historia de los países desarrollados. muestra los límites que ha tenido la expansión de la industria de los últimos años y argumenta a favor de la necesidad de una intervención más activa e integral del Estado para el desarrollo industrial. la sustentabilidad del crecimiento económico. En cambio. como la agro-industria). Pero. resulta en sí mismo un patrón excluyente (aun considerando las actividades vinculadas. No es un secreto que la planificación estratégica es clave para las grandes empresas con presencia global. Además. España e India. De esta encrucijada no se sale con menos intervención del Estado. pero no su garantía. Más de un centenar de países cuentan hoy. entre otros). fue también así en las economías de reciente industrialización (Corea. ¿qué es lo que hay planificar? Ya se ha dicho que la economía argentina. a su vez. con agencias de inversión que buscan identificar sectores de alto potencial para jerarquizarlos en su proceso de crecimiento económico y delinean estrategias de desarrollo a nivel nacional (Chile.

respecto del resultado que se obtendría bajo la solución de libre mercado. y otros menos favorecidos. Por ello. una estrategia de desarrollo nacional involucra la intervención del Estado en la transferencia de rentas al interior de la economía. más que técnico.La economía argentina en la encrucijada: ¿de la política macroeconómica a la estrategia nacional de desarrollo? productores que presenten elevadas potencialidades de crecimiento. también. dadas las características locales y las perspectivas a nivel mundial. En pocas palabras. pero imposible de soslayar si se pretende un cambio sostenible en el desarrollo presente y futuro de la Argentina. es político. el desarrollo de la industria es para los trabajadores una cuestión de vida o muerte. capaz de disciplinar y articular a todos los sectores en pugna. y no menos conflictivo. Colocar a la industria en el centro del proceso de desarrollo económico no implica negar la necesidad de potenciar también el crecimiento del sector agropecuario en el país. Para avanzar en esta estrategia resulta indispensable multiplicar la producción agropecuaria aprovechando las ventajas naturales del territorio nacional y. la elaboración e implementación de una estrategia nacional de desarrollo es un proceso inherentemente complejo. En pocas palabras. como tampoco sorprende que ciertos sectores se resistan a la intervención estatal. Y es una cuestión eminentemente política porque en una economía periférica en donde opera una tendencia estructural hacia la primarización. tomadas de acuerdo con una visión de conjunto abocada a la construcción de mediano y largo plazo. Esto implica que habrá sectores favorecidos. FIN Notas de la economía argentina | Edición 05 | Agosto 2008 | CENDA PÁG. mediante una intervención del Estado más global y decidida. reasignar parte de la renta agropecuaria extraordinaria hacia el desarrollo de infraestructura y el sostenimiento de la actividad industrial. subordinando los intereses de cada uno a una estrategia colectiva. el desafío.12 . La estrategia del Estado debe asegurar que las decisiones económicas sean eficientes y mutuamente consistentes. No es un secreto. Se trata de articular a los diversos sectores.

causas los debatesdebates políticatorno a una política antisus sus causas y y los en torno a una en anti-inflacionaria inflacionaria El país se encuentra atravesando un proceso inflacionario de significativa magnitud. Sin embargo.8%).mantener constante su poder adquisitivo. también. Las razones para este giro son fácilmente perceptibles: el crecimiento de los precios tiene consecuencias gravosas sobre los sectores de menores ingresos de la población. la falta de confiabilidad de las mediciones oficiales nacionales impide continuar el análisis tomando al IPC como referencia. PÁG. el debate gira acerca de cuáles son los instrumentos más adecuados para contener. No obstante. por lo cual se lo toma aquí como un indicador útil para mostrar la verdadera tendencia de la inflación durante el último año. respectivamente de 6. Pero. y delineamos cuales son. en su mayoría pertenecientes a la canasta básica. los requisitos de una estrategia anti-inflacionaria en la Argentina. otoño de 2008. analizamos también la lógica de las políticas anti-inflacionarias aplicadas en los últimos cinco años. la trayectoria alcista se revirtió rápidamente. Esta circunstancia hizo suponer al gobierno nacional que. el proceso en marcha. Simultáneamente. 12. La variación del IPC elaborado por la provincia de Mendoza ha guardado una fuerte correlación con la variación del IPC GBA hasta el año 2007. Uno de los puntos que genera mayor controversia es la caracterización respecto del origen y los determinantes del sostenido incremento reciente de los precios. 1 Adicionalmente. y revertir. por lo tanto. El Gráfico N° 1 presenta la evolución de la inflación en la presente década. en esos años. En este recorrido. N° 14. más en general. Para un análisis de las consecuencias del alza de precios sobre el esquema macroeconómico actual se sugiere ver el artículo “La economía argentina en la encrucijada: ¿de la política macroeconómica a la estrategia nacional de desarrollo?”. diciembre) 45% 40% 35% 30% 25% 20% 15% 10% 5% 0% -5% 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 IPC Nacional INDEC IPC Mendoza Fuente: INDEC y DEIE Mendoza. véase Las condiciones del trabajo en Argentina. 3. tomando para el 2007 la estimación realizada para la provincia de Mendoza. Entendemos que contar con un diagnóstico adecuado sobre las causas específicas de la inflación actual es un punto de partida ineludible para el diseño de los instrumentos más efectivos para contener los aumentos de precios. Este índice provincial refleja más fidedignamente la inflación del total del país que el elaborado por el INDEC para el año 2007. A partir de 2007.1%. Para los años 2005 a 2007 se ha incorporado el índice de variación de precios elaborado por la Dirección de Estadísticas e Investigaciones Económicas de la provincia de Mendoza (DEIE Mendoza). muestran un significativo incremento de la inflación durante 2007. en 2004 y 2005 se observó un nuevo aumento del nivel general de precios. 1. una vez superados los efectos de la devaluación y concluido el primer reacomodamiento de precios relativos. la inflación erosiona las ventajas de competitividad que brinda una moneda local depreciada y ataca. incrementos aún mayores en los precios de venta de algunos productos. En este artículo nos involucramos de lleno con estas discusiones.2 Sin embargo. las diversas estimaciones públicas provinciales. 2001-2007 En porcentaje (diciembre vs.13 Notas de la economía argentina | Edición 05 | Agosto 2008 | CENDA .3% y 9. que se redujo levemente en 2006 (la inflación fue. así como las privadas. en este mismo Informe. el pilar del actual esquema de crecimiento económico. En este escenario. La naturaleza de la inflación en la Argentina en la post-devaluación Inmediatamente después de la fuerte devaluación de la moneda local que tuvo lugar en el año 2002 se disparó un vertiginoso proceso de crecimiento de los precios que se expresó en una tasa de inflación del 41% entre los meses de diciembre de 2001 y 2002. 1. Ello ha vuelto a colocar a la inflación en el centro del debate económico. una síntesis de la manipulación de las estadísticas públicas llevada adelante por el INDEC.inflación. CENDA. más allá de lo que pretenden mostrar las estadísticas oficiales. las medidas de fuerza realizadas por las entidades del sector agropecuario (en el marco del conflicto por la aplicación de retenciones móviles) han generado diversos problemas de abastecimiento y. Sobre los cambios arbitrarios en el IPC y. el fenómeno se encontraba controlado. con un Índice de Precios al Consumidor (IPC) que en 2003 alcanzó una variación de apenas el 3. así como su efectividad. Las consecuencias de los problemas de abastecimiento sobre la trayectoria de mediano plazo de los precios es todavía difícil de discernir.La 02| La inflación. los picos alcanzados en el valor de venta de ciertos productos le han dado al problema de la inflación una visibilidad y unas consecuencias incluso más pronunciadas. No obstante. el debate sobre las causas de la inflación y las medidas necesarias para enfrentarla se ha vigorizado tanto en el ámbito político como académico. que se encuentran generalizadamente impedidos de incrementar sostenidamente sus ingresos nominales de forma de -al menos.7% anual. con ellos. 2. desde nuestro punto de vista.3 Gráfico N° 1: Inflación anual en Argentina.

Gráfico N° 2: Precio mayorista local de productos primarios alimenticios seleccionados. La devaluación de la moneda local permite que la porción que se exporta incremente su precio expresado en moneda local en forma inmediata.un incremento sustancial. En esta clase de artículos. el proceso de convergencia fue más lento.14 . de aquella que reapareció con fuerza a partir de 2005. Si éste no es inmediato. El ajuste de precios internos de otros productos (diferenciados) es más lento. La salida de la Convertibilidad y el reacomodamiento de precios relativos El primer determinante del impulso inflacionario en la Argentina en la inmediata post-devaluación fue precisamente la salida de la regla cambiaria establecida por la Ley de Convertibilidad ($1=US$1). donde la posibilidad de expandir las exportaciones en un breve lapso es alta (desde ya. estas commodities habían alcanzado ya en 2002 el nivel de precios que mantendrían en los años posteriores. el precio interno se ajusta en dólares a los vigentes en los mercados internacionales. menor el tiempo que tarda el precio en el mercado doméstico en alinearse con el precio internacional. el precio interno se ajusta al internacional de forma casi automática.y aquellos desregulados. base 1993 = 100 300 Cereales y oleaginosas Frutas Ganado vacuno y leche 250 200 150 100 50 2001 2002 2003 2004 2005 Fuente: Elaboración propia sobre la base de INDEC.La inflación. pero hacia 2003 y principios de 2004 el ajuste ya se había dado de manera completa o mayoritaria. por consiguiente. Notas de la economía argentina | Edición 05 | Agosto 2008 | CENDA PÁG. Esta medida permitió que los precios internacionales en dólares no se tradujeran directamente a los precios locales. En cuanto a los productos no transables –típicamente servicios-. también permitieron la caída del valor vigente en el mercado local de estos productos. sino que resultaran abaratados en una proporción similar a las alícuotas aplicadas en cada caso. en el Gráfico N° 2 es posible apreciar el rápido ajuste del precio interno de los cereales y oleaginosas después de la devaluación. Poco tiempo después de la devaluación. debe hablarse de dos tipos diferentes de inflación. que tuvo como efecto directo un incremento del precio en moneda local de los productos transables.4 Como se observa. En rigor. en detrimento de las ventas en el mercado local). en las denominadas commodities. 2001-2005 En números índice. En el caso de la carne y las frutas.y para las exportaciones de hidrocarburos. en marzo de 2002. la situación resultó distinta. Así. resulta claro que los precios no se incrementaron inicialmente por la limitación de la demanda. el estudio del fenómeno inflacionario en la Argentina exige reconocer las importantes diferencias que existen entre la naturaleza del alza de los precios que se originó en forma casi inmediatamente posterior a la devaluación. En este sentido. el precio interno tarda un lapso mayor en ajustarse. sus causas y los debates en torno a una política anti-inflacionaria Ahora bien. dado que en el contexto de fuerte recesión reinante y alicaída demanda interna los precios no sufrieron –en un primer momento. sólo comenzaron a hacerlo cuando la reactivación 4. Por ello. En estos últimos. se implementaron o incrementaron los derechos de exportación para los productos agropecuarios –con mayores alícuotas para los de origen pampeano. Pero aquella parte que se vende en el mercado local sólo puede ajustar su precio en la medida en que la menor demanda interna pueda ser compensada por el incremento de las exportaciones. La velocidad del reacomodamiento depende de la posibilidad de colocar la producción en el mercado internacional: cuanto mayor es la capacidad de incrementar las exportaciones de un determinado producto. para realizar un correcto análisis es necesario establecer una distinción entre aquellos servicios regulados por el Estado mediante algún tipo de contrato de concesión –o alguna otra forma en que se convino un precio. las retenciones actuaron disminuyendo el precio de referencia internacional y. A modo de ejemplo.

La nueva inflación: la dinámica de los precios desde 2005 A partir de 2005 es posible identificar una nueva inflación. DEIE Mendoza. los precios de la indumentaria. Nivel General Alimentos Nuevamente. En principio.morigerar la contracción de la demanda. donde el aumento de precios no es una consecuencia directa de la devaluación. Fuente: 2002-2006. dificultándose en consecuencia su persistencia. los precios de los alimentos crecieron por encima del nivel general. aunque sí está vinculado –como mostraremos. lo que representó un quiebre dentro del proceso inflacionario originado por la devaluación (Gráfico Nº 3). creciendo por encima del nivel medio. incrementando el ingreso por unidad vendida. En el período que va desde inicios de 2005 hasta enero de 2007. dada la mayor participación de los alimentos en su canasta de consumo.6 Mostramos hasta aquí la dinámica de diversos precios desde la devaluación. 2002-2007 En porcentaje 70% 60% 50% 40% 30% 20% 10% 0% 2002 2003 2004 2005 2006 2006 M 2007 M Observación: La letra M denota que se trata del índice de precios de la provincia de Mendoza. nivel general y alimentos. generalizadamente. para avanzar en el diagnóstico debemos identificar cuáles son las principales fuentes de los aumentos y. hacia 2003 (aún cuando los precios de algunos alimentos todavía se encontraban en un proceso de convergencia a los precios de referencia internacional en dólares). 2006-2007. al de los servicios.a los cambios de los precios relativos originados en la salida de la Convertibilidad y a las velocidades de ajuste de dichos precios.para sostener un mismo nivel de subsidio por unidad transada la masa de transferencias debe mantener un ritmo creciente.5 Gráfico Nº 3: Variación del índice de precios al consumidor. Sin embargo. por ejemplo. En el Gráfico Nº 3 la evolución del nivel general de precios y del precio de los alimentos hasta 2006 ha sido elaborada a partir de los datos del INDEC. donde se evidencia el peso de los subsidios otorgados para contener los aumentos. En la otra punta de la tabla de incrementos de precios se encuentran los servicios de transporte y comunicaciones. debido a que Este tipo de subsidios. ante una caída tan drástica del poder adquisitivo de la población. en particular. Este asimétrico incremento de los distintos niveles de precios implica que i) la inflación afecta más a los sectores de menores ingresos. ya que les permitió -al menos en parte. la educación y la vivienda (estos dos últimos rubros.La inflación. El problema de esta política de subsidios es que -en un contexto de auge económico. Las diversas estimaciones privadas para 2007 y 2008 también muestran. El aumento de la masa de subsidios implicados en el sostenimiento de ciertos precios lleva a la necesidad de reexaminar las transferencias con el objetivo de disminuirlas sin afectar el poder adquisitivo de los sectores de menores ingresos. que el incremento del precio de los alimentos se dio por encima del nivel general. el rubro alimentos no es el único que ha crecido por sobre el promedio general a partir de 2005. Ahora bien. ha tenido para las empresas un resultado claramente favorable. 5. ii) el aumento de precios ya no puede adjudicarse en su totalidad a la devaluación de 2002. sus causas y los debates en torno a una política anti-inflacionaria económica empezó a cobrar fuerza. 6. También lo hacen numerosos no transables. en cambio. Para los años 2006 y 2007 se han incluido los valores de la base de datos de la DEIE Mendoza. la situación ha sido distinta. Notas de la economía argentina | Edición 05 | Agosto 2008 | CENDA PÁG. la devaluación afectó de manera directa al precio de los alimentos y no. llegando a revertirse en 2004. con fuerte componente no transable) también presentaron una gran variación.15 . la diferencia entre la variación del índice de precios de los alimentos y el nivel general se había hecho mucho más pequeña. ya que el Estado ideó una política específica con el fin de contener los precios: las firmas comenzaron a percibir subsidios públicos para mantener sus tarifas previas o –en todo caso. INDEC. Ello puede agravarse si ante incrementos en los costos se decide ampliar el subsidio por unidad. En el caso de los servicios regulados.reducir los ajustes tarifarios. si diversas causas se encuentran operando con distinta intensidad en cada grupo de productos. a partir de 2005. Este hecho se había dado notoriamente en el año 2002. la nueva inflación tiene como característica fundamental un aumento en el precio de los alimentos que vuelve a ser mayor que el nivel general de precios. A ello nos abocamos en la próxima sección. Ahora bien.

7%.la política no resultó sostenible en el tiempo. El precio del trigo FOB puerto de Buenos Aires creció un 89% en pesos.9% 18. El principal determinante es. Las causas de este proceso no resultan demasiado misteriosas. concentración de mercado y crecimiento de precios No todos los incrementos fuertes en los precios que se dieron en el período 2005–2007 se corresponden de manera tan directa con el aumento de los precios internacionales. debido al aumento de la capacidad de compra de la población. Sin embargo.0% -10.8% 8. el aumento del precio de la carne al consumidor estuviera contenido. Principales fuentes de la inflación actual en el país Productos transables e inflación importada: los precios internacionales y su efecto en el mercado interno Los alimentos constituyen el rubro más destacado de la categoría de productos transables dentro de la canasta de consumo.9% -9.3% 30. en estos casos se trata fundamentalmente de una inflación importada como consecuencia del vertiginoso crecimiento de los precios internacionales y del correspondiente ajuste de los precios locales. En rigor.9% 3. En este sentido. junio de 2006. recuperaron la tendencia alcista. la soja un 47% y el girasol un 39% entre 2005 y 2007.9% 23.2% 26. Para un análisis detallado sobre la evolución del precio de la carne. lo que equivale a una variación superior en un 30% a la que tuvo el nivel general de precios mayoristas. Un efecto similar ocurre con las harinas. Ello dio por resultado que.9% -0.7% 10. Aquí. sus causas y los debates en torno a una política anti-inflacionaria 2. En el período 2005-2007 (febrero) crecieron más de un 50%. véase “El misterio del precio de la carne en la post-convertibilidad”.4% 11. pues. Notas de la economía argentina | Edición 05 | Agosto 2008 | CENDA PÁG.La inflación. lo que a su vez devino en un incremento adicional de los precios internos.5% Diferencia con nivel general 13. como los de salud.7 En este caso. neto de los cambios en las alícuotas de retenciones. a partir de 2005 los precios de estos productos volvieron a mostrar un importante incremento. durante el año 2006. el incremento de precios tiene su origen en el sostenido crecimiento de la demanda. la medida involucraba una limitación de la producción a futuro y -ante la ausencia de un plan ganadero que implicara un incremento sustancial de la producción. N° 1. un servicio no transable por excelencia que muestra similitudes con otros servicios. luego de tres años de relativa estabilidad. Ahora bien. como medida anti-inflacionaria. sobresale el caso de la educación. es decir.7% 21. Es decir. tal como comenzó a observarse a partir de 2007 con nuevos incrementos en sus precios. el maíz un 88%. CENDA. Cuadro N° 1: Variación de los precios mayoristas del rubro alimentos y nivel general.0% 50. el incremento internacional de los precios de referencia.5% 6. un 11% más que el nivel general (Cuadro N° 1). 2005-2007 (febrero) En porcentaje Código del rubro Rubro / Rama IPIM Nivel general 1 A 111 113 121 15 1511 152 1531 1542 1553 Primarios Productos agropecuarios Cereales y oleaginosas Frutas Ganado vacuno y leche Alimentos y bebidas Productos cárnicos Productos lácteos Harinas Azúcar Cervezas Var 2005-2007 19.0% -10. En este rubro. que para el año 2005 ya habían absorbido por completo los efectos de la devaluación sobre su precio local. el gobierno ensayó. que en el mismo período aumentaron 30. en Notas de la economía argentina. una suspensión de las exportaciones y posteriormente la fijación de determinados límites físicos a las ventas al exterior. Algunos rubros se destacan por la contundencia de esta tendencia: es el caso del alza del precio mayorista de los cereales y oleaginosas.2% 63.7% 9. En el caso del precio de la carne ocurre otro tanto.8% 33. El Cuadro N° 1 permite apreciar que varios rubros vinculados estrechamente a las exportaciones (cereales y oleaginosas. aún en un contexto de precios en ascenso.1% 1.7% Fuente: Elaboración propia sobre la base de INDEC. si bien con algunas diferencias. la posibilidad de incrementar el 7. frutas y harinas). al aumento en el precio de exportación se agregó que el mayor nivel de ventas externas generó una escasez relativa del producto a nivel local. En el Gráfico N° 2 se mostró el ajuste prácticamente automático que tuvieron tras la devaluación los precios mayoristas de una clase sumamente representativa de las commodities: los cereales y las oleaginosas.4% 30.4% 44.16 . Bienes y servicios no transables: reactivación económica.

9. De esta forma. El caso de las cuotas que cobran los establecimientos escolares de gestión privada ha suscitado cierta discusión con respecto al por qué de su incremento. el prolongado conflicto con las entidades del sector agropecuario ha agravado el proceso inflacionario. CENDA. una fuente adicional de presiones inflacionarias. reconocer que la política de sostener un tipo de cambio elevado (en un nivel que permita una mayor competitividad de la industria) engendra presiones inflacionarias que. más allá del nivel al que se encontrara en forma previa. algunos de los cuales se discuten brevemente a continuación.17 .La inflación. En última instancia. adicionalmente. nuevas instalaciones. N° 2. 3. Como elemento adicional que ha contribuido al aumento generalizado del nivel de precios. con un crecimiento de M2 por debajo del crecimiento del PIB nominal desde el tercer trimestre del 2006 8. máxime ante la situación particular de dicho mercado: clientes que tienen un alto costo ante la eventualidad de un cambio de institución.9 En primer lugar. probablemente. En el plano empírico. la demanda agregada experimentó un crecimiento que en algunos sectores superó el ritmo de expansión de la oferta. Al momento de escribir este artículo. En tal situación. en el caso de la Argentina post-devaluación. como vimos. Si bien la capacidad productiva y la oferta de bienes y servicios también han crecido con dinamismo. En estos casos. Esta situación permite incrementar el precio local independientemente de los costos en los que se incurra para proveer el servicio. En este contexto. es frecuente escuchar posiciones que. un marcado deterioro del servicio que presta el Estado –expresado en una escasa inversión en infraestructura. amén de la presencia de estructuras de mercado fuertemente concentradas. hacen particular hincapié en los mecanismos de esterilización del ingreso neto de divisas al país generado por el superávit externo. como determinantes de la inflación actual se encuentran operando básicamente tres factores: i) la posibilidad de obtener ganancias extraordinarias en mercados con escasa competencia y con recuperación de la demanda. existen tres componentes diferentes que tienden a generar presiones inflacionarias sobre distintos tipos de productos. el incremento del poder adquisitivo de sus clientes les permite aumentar la tarifa. ii) el incremento de los precios internacionales. pero su conjunción genera la noción de un aumento generalizado de precios con causas presuntamente únicas. al analizarse el comportamiento del sistema financiero en Argentina. es mucho más directa: los precios aumentan porque la paridad cambiaria establece un precio máximo local para algunas producciones que resulta muy superior al preexistente.de diversos productos (entre los cuales se destacan los alimentos en general y el combustible). aparecen luego presiones inflacionarias motorizadas por la recuperación del poder adquisitivo de los consumidores en un contexto de estructuras oligopólicas en diversos mercados. pese a partirse de una situación donde existía una importante capacidad ociosa. dando lugar a un proceso aún más generalizado.8 Ante el fuerte cambio en los precios relativos suscitado originalmente por la devaluación. iii) la existencia de “cuellos de botella” en sectores clave de la economía. A ellos se ha agregado un cuarto componente –de carácter más transitorio-. existe adicionalmente la tendencia a remarcar precios ante un cambio en las perspectivas futuras. Esto no implica negar que el problema inflacionario cobra relevancia a partir de la vigencia de un esquema de moneda local depreciada y. no es posible soslayar que en el debate económico sobre el tema se enfatizan también otros elementos como determinantes de la inflación actual. los cuales se transmiten de diversa forma al mercado local. si bien es de presumir que sus efectos no se retrotraigan por completo ante la normalización de la situación. sus causas y los debates en torno a una política anti-inflacionaria precio de venta de estos servicios reposa no sólo sobre el mayor poder adquisitivo de los consumidores. provocada por las medidas tomadas por el sector agropecuario en el contexto del conflicto por las retenciones constituyó. por cuanto implica hacer depender la inflación de la tasa de interés. La situación de desabastecimiento –parcial o total. Esta explicación posee severas falencias tanto en su aspecto práctico. en este sentido. El debate en torno al aumento de los precios en la Argentina actual En líneas generales. sino también sobre una estructura de mercado muy poco competitiva y. falta de nuevos competidores y un apreciable deterioro de la acción del Estado como proveedor de educación. una parte importante de la discusión ha girado en torno a la posibilidad y/o capacidad del BCRA de absorber los pesos volcados al mercado como consecuencia de la compra permanente de dólares a la que se ve forzado para mantener la paridad cambiaria. especialmente. en algunos sectores que presentan acentuados “cuellos de botella”. Para una discusión teórica más detenida de otras posiciones acerca del origen de la inflación se recomienda el artículo “El retorno de la inflación a la Argentina: un problema de salarios y ganancias”. el actual proceso inflacionario no posee una relación indirecta con el nivel de tipo de cambio –como supondría el planteo acerca de la esterilizaciónsino que. Por ello. el incremento de precios puede dar lugar a la aparición de ganancias extraordinarias considerablemente mayores a las vigentes en otras ramas de la economía. el cual ha generado presiones inflacionarias en el conjunto de la economía y. Hasta aquí nuestro diagnóstico. como teórico. septiembre de 2006 Notas de la economía argentina | Edición 05 | Agosto 2008 | CENDA PÁG. Desestimando los efectos directos del tipo de cambio sobre los precios locales. dicho desacople ha provocado un incremento extra en el nivel de precios de ciertos productos. en lo inmediato. debe señalarse que los datos muestran que la política monetaria ha sido más bien prudencial. en dicha preocupación radica la idea de que la facultad de impedir que se inunde de pesos el mercado local es la clave para contener la evolución de los precios. en uno de sus componentes. En efecto. sino mirando el precio máximo que pueden cobrar sin perder (demasiados) clientes. no resulta todavía posible analizar los efectos de mediano plazo del incremento de precios provocado por este componente. aumentos en la demanda en un escenario de mercados concentrados crean las condiciones para que se dé una suba de precios que posibilita que quienes ofrecen dichos servicios o productos incrementen su tasa de ganancia. debe señalarse también el sustancial aumento de la demanda acumulado durante cinco años de expan- sión. proponiendo el mantenimiento de un tipo de cambio real competitivo. se debe considerar que estas instituciones maximizan su rentabilidad no tanto respondiendo directamente a sus variaciones de costos. Así. no lo ha hecho a igual ritmo que la demanda agregada. desaparecerían ante una revaluación de la moneda. en Notas de la economía argentina. generándose así un desacople intertemporal entre ambas variables en determinados sectores o segmentos productivos. Los propietarios de los establecimientos suelen señalar al incremento salarial como la causa por la cual aumentan la cuota que pagan los alumnos. ciertos autores atribuyen a la política monetaria sostenida por el Banco Central la responsabilidad principal sobre el actual proceso inflacionario. Ahora bien. etcétera. De esta manera. Sin embargo. Sin embargo. que se corresponde con el desabastecimiento originado a partir del conflicto con las entidades del sector agropecuario. Finalmente. al menos en el corto plazo.

los consumidores no podían conocer. ganando protagonismo un área del gobierno que se encontraba virtualmente en desuso: la Secretaría de Comercio. asegurándose la fijación de techos en los incrementos de las remuneraciones regidas por los convenios colectivos de trabajo. el mismo crezca a un mayor ritmo que el PIB. sus causas y los debates en torno a una política anti-inflacionaria hasta el presente.10 Así. Fueron especialmente importantes en la etapa de industrialización. abandonando la situación inicial donde la banda de variación era considerablemente amplia.5%. ante la persistencia del problema. por ejemplo. de hecho. En los noventa fueron muy bajas (3. estipulándose un esquema de estabilidad de precios hasta finales de ese año. de tocador. en segundo lugar.a un cambio en la política pública. Por el contrario. en marzo de 2006. procurando evitar una “espiral de precios y salarios”. Algunos otros autores refieren a la política monetaria como la responsable de la inflación. siendo para el caso del grano de soja de 23. entre el 2005 y enero de 2007. las retenciones fueron reimplantadas o incrementadas en marzo de 2002 durante la presidencia de Eduardo Duhalde. debe decirse que esta posición.La inflación. en febrero de 2006 se firmaron por primera vez acuerdos con los supermercados para mantener fijo el precio de más de 220 productos alimenticios. durante prácticamente toda la historia económica argentina. En base a dichos datos no habría razón para sostener que ha existido una política monetaria expansiva. Al año siguiente. se produjo un nuevo cambio en la estrategia oficial con la difusión por parte del gobierno de una lista de 351 productos que fueron englobados en un acuerdo con los supermercadistas. a través de la ampliación del régimen de retenciones a las exportaciones. No hay justificación que pueda mostrar que en plena crisis (que tuvo un componente financiero importante) la proporción del crédito con respecto al producto haya sido la más deseable. Otro instrumento de la estrategia gubernamental para contener la inflación fueron los derechos de exportación.11 En abril de ese mismo año se estableció una alícuota considerablemente general del 20% para los productos agrícolas pampeanos. otras explicaciones tienden a hacer depender la inflación de un presunto excesivo incremento del gasto o del sostenido aumento de los salarios. Con respecto al gasto.a la carne vacuna. en la recuperación. Estos acuerdos de precios tenían la particularidad de que no involucraban la difusión de ningún precio concreto. Aquí debe decirse que es cierto que el crédito ha crecido en forma importante. es lógico suponer que luego. ese mayor crecimiento es una señal de la recuperación del sistema financiero. tanto vinculados al ámbito empresarial (Cámaras) como laboral (Sindicatos) y. De esta manera. En esta argumentación afirman que el crédito ha crecido demasiado. de hecho. como parte de los mecanismos de control de precios. y durante la década de 1980. estos precios podían incluso variar. ante el rebrote inflacionario el gobierno de Kirchner aplicó una serie de medidas tendientes a controlar el incremento de los precios. En efecto. podría implicar a futuro mayores márgenes y en consecuencia mayores precios. que comenzó a desechar los acuerdos de precios sectoriales para negociar directamente con los grandes fabricantes y la cadena comercial. Este instrumento se aplicó. dejando abierta la posibilidad de que se incrementaran los precios si se confirmaba la suba de costos. El primer antecedente relevante en materia de acuerdos y controles de precios se remonta a marzo de 2004 y alcanzó –sin demasiado éxito. la inflación actual no se encuentra motorizada por un incremento de los costos. para los cuales se fijó una banda de precios mínimos y máximos que debían respetarse hasta finales del año. a cargo de Guillermo Moreno. bajos diversos esquemas y alícuotas. el gobierno participó activamente en las negociaciones salariales llevadas a cabo por los representantes de las principales organizaciones de los trabajadores. 11. que tendieron a convertirse en un único valor. dándose a publicidad los precios acordados. es entendible que el crédito crezca más que M2 y. el cumplimiento de lo acordado. Entre ese momento y enero de 2007 dicha alícuota no se modificó a pesar de la marcada tendencia alcista de los precios internacionales (y su evolución diferencial por producto). que ganó numerosos adeptos cuando el Estado tenía déficit presupuestario (y debía licuar dicho déficit por medio del impuesto inflacionario) carece en la actualidad de un sustento firme. Pasando revista a la política anti-inflacionaria del kirchnerismo Antes de avanzar en la exposición.es insostenible por cuanto asumiría como óptima la relación vigente en 2002 entre el crédito y el producto. ante la súbita y drástica merma del crédito. Simultáneamente. aunque también estaban sujetos a revisión cada dos meses. A partir de esa fecha se firmaron otros acuerdos. bebidas y útiles escolares. entre cadenas de supermercados. Por ello. sino impulsada por la posibilidad de incrementar los precios en el actual contexto expansivo. En una primera fase. lo que acotó el efecto de los derechos de exportación como medida antiinflacionaria. Asimismo. Tan sólo un mes después. entre 1945 y 1977. pero sólo por medio de la mayor demanda que posibilita el incremento del poder adquisitivo. la falta de capacidad de control de lo pactado por parte del aparato estatal llevó –al cabo de casi dos años. Sin embargo. cobrado por la Aduana de Buenos Aires desde la independencia y extendido durante la fase agroexportadora (1862-1888. toda vez que el superávit fiscal primario actúa como un aliciente importante en la contención de la inflación. PÁG. implicó la sobrevaluación cambiaria. y por tanto constatar. los diversos productos agropecuarios (principalmente agrícolas) presentaron alzas significativas de 10. pero ello es lógico y esperable tras la gravísima crisis de 2001 y el consecuente piso en que se ubicó el crédito durante 2002.18 Notas de la economía argentina | Edición 05 | Agosto 2008 | CENDA . por la apropiación de excedente agropecuario que. se comenzaron a suscribir compromisos con empresas. Por último. 4. Pretender que el crédito sólo crezca en la misma proporción que el PIB – y aplicar para ello una política sumamente restrictiva con respecto a M2. es relevante caracterizar y evaluar los instrumentos implementados en el último quinquenio en materia anti-inflacionaria. 1890-1905 y 1918-25). Esta política presenta ciertos dilemas en el mediano plazo ya que puede tener un efecto concentrador (de la producción y/o las ventas) al propagandizar que sólo las grandes empresas tienen los precios abaratados. fundamentalmente mediante la rúbrica de acuerdos con representantes de diferentes sectores económicos. sino de una señal de la recuperación económica. En este sentido. y que ello es lo que estaría provocando la inflación. No se trata éste de un fenómeno en sí mismo inflacionario. lo cual se agregaba a la falta de capacidad del Estado para hacerlo. el aumento de salarios sí puede incidir en la evolución de precios. Luego de haber sido ampliamente utilizados en diversas experiencias previas a lo largo de la historia económica argentina. Desde ya. Quienes adjudican a los aumentos salariales el incremento de la inflación. Podría considerarse como “el primer impuesto argentino”. analizando para ello ya no M2 sino el crédito disponible. aunque con la posibilidad de revisar bimestralmente la estructura de costos de cada sector. El objetivo era consensuar con los sindicatos pautas de aumentos salariales “moderadas y prudentes”. sino que solamente se explicitaba que determinados productos tenían un precio “acordado con el gobierno”. Sin embargo. responsable de la inflación. la estrategia oficial apuntó a negociar con diversos sectores.5% para los productores de grano de soja). exponen que unos y otros crecen al unísono. De darse este proceso.

incrementándolo. sino por ejemplo a desabastecer el mercado con el objetivo de exportar un volumen mayor. Para ciertos productos. el maíz incrementó su precio un 42. Para el trigo y el maíz se tomaron precios “Golfo de México”. las cifras oficiales respecto de la dinámica inflacionaria perdieron progresivamente credibilidad. la visibilidad de dicho precio es lo que actúa como garantía de cierto cumplimiento del acuerdo. finalmente.12 Pese a que el grueso del aumento de precios se dio entre 2005 y fines de 2006. respectivamente). Por ello. dispuso la intervención del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) y. 1999-2008 En números índice 1999 = 100 1400 1200 1000 800 600 400 200 Precio del petróleo Precio de la nafta y lubricantes IPC Indice nafta Shell 1999 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 * Dada la poca confiabilidad que presentan los guarismos oficiales correspondientes al precio minorista de la nafta y los lubricantes para 2007 y 2008. fue contener las expectativas inflacionarias de los agentes económicos y los reclamos salariales de los trabajadores disfrazando la real magnitud del fenómeno. la decisión política del kirchnerismo fue barrer la basura bajo la alfombra y ocultar una realidad que amenazaba con poner en riesgo tanto las bases del modelo económico como la hegemonía política del oficialismo. hasta el punto de hallarse completamente desvirtuadas en la actualidad. En noviembre de ese mismo año.7% entre julio de 2005 y julio de 2006. en general. precios al consumidor nivel general y precios de la nafta Shell. Muchos incrementaron fuertemente sus precios (en dólares) en períodos relativamente cortos. hacia la baja. Por otra parte. Por ello.5% alcanzando un nivel de 35%. Así. Gráfico N° 4: Precio internacional del petróleo en moneda local. la retención al grano se incrementó un 7. en este gráfico se presentan datos de elaboración propia. que. 12. en este mercado no sorprende encontrar un tira y afloje casi permanente entre las empresas y el Estado. 13. aparecen otros incentivos.4% entre agosto y noviembre de 2006. quedando estable durante prácticamente todo el año (con niveles de 27. sus causas y los debates en torno a una política anti-inflacionaria precios.presentaban un alcance sumamente limitado.19 . Este es el caso de determinados combustibles. Aún así. para poder obtener un mayor ingreso de las exportaciones. la soja aumentó un 39.13 Cabe reconocer no obstante que éste es un caso especial. El Gráfico Nº 4 permite apreciar que el precio de la nafta en el mercado local varió considerablemente menos que el precio internacional del petróleo descontada la retención. El 11 de marzo último. Este mecanismo puede aplicarse en el mercado de naftas. no sorprende encontrar una fuerte reducción en su cantidad. La política del gobierno consistió en negociar un precio relativamente más bajo para el mercado interno. complementándose la política de retenciones con los acuerdos de precios internos. mientras que la soja refiere al precio “Chicago”.La inflación. dentro de una tendencia alcista más general. el arroz aumentó en los mercados internacionales un 39. INDEC y CENDA. con un comportamiento maximizador de ganancias. bajo ciertas estructuras relativas de precios y costos. ya no a incrementar el precio local.5% y 24% para el caso del aceite y los subproductos de soja. Notas de la economía argentina | Edición 05 | Agosto 2008 | CENDA May-08 PÁG. o bien han sumado adicionales al precio para mantener un determinado nivel de ganancia. El conflicto con las entidades agropecuarias ha agudizado este problema de manera notable cuando el corte de rutas ha tenido fuerza. las empresas están siempre dispuestas a romper el acuerdo referido al precio interno. las dos principales medidas anti-inflacionarias utilizadas por las administraciones de Néstor Kirchner y Cristina Fernández se emplearon de forma conjunta. insistimos. Sin embargo. si se mantiene constante la alícuota del impuesto y el gobierno no observa el rompimiento del acuerdo referido al precio interno. a cambio de no incrementar las retenciones. mientras que se retocaron ligeramente otras tasas pero. En este contexto donde parte del menor costo de la nafta se debe a una menor ganancia de las estaciones de servicio. En enero de 2007 la alícuota del derecho a exportación de la soja se incrementó un 4%. por lo cual su control es relativamente sencillo.1% entre enero de 2004 y enero de 2005. Tanto en el petróleo como en las naftas una parte de la producción se exporta y otra se destina a un mercado local sumamente concentrado (con pocos productores y también pocos productos). Junto con la intervención del INDEC se produjeron algunos cambios relevantes en la política anti-inflacionaria. el entonces Ministro de Economía Martín Lousteau anunció el polémico nuevo esquema de retenciones móviles. El efecto deseado. medida que desencadenó un extenso conflicto con el agro que fue uno de los principales motivos de la salida de su mentor del gobierno –y de la aceleración de la inflación como resultado del desabastecimiento-. En este contexto. porque resulta relativamente sencillo controlar su precio interno. Desde entonces. la manipulación del IPC. Puede apreciarse que este indicador guarda considerable similitud con el índice de precios minorista de las naftas y lubricantes para el período 1999–2006. De esta forma. Fuente: Elaboración propia en base a EIA. en el marco de un significativo proceso de concentración de las actividades de comercialización. Se ha elaborado un índice de precios de la nafta Shell basado en la evolución del precio en la Ciudad de Buenos Aires para la nafta súper. el principal indicador de la evolución de la tasa de inflación. presumiblemente. en dicho período solamente se incrementó la alícuota correspondiente a la exportación de carne. a comienzos de 2007 la inflación ya se había convertido en una cuestión central en la agenda de problemas del gobierno. el trigo lo hizo en un 40. a las empresas del sector les convino aceptar vender localmente más barato. A tal fin. con respecto a si hay o no desabastecimiento y en quién radica la responsabilidad. justificándose por ello su utilización para el período 2007-2008. que tiene su razón en la estructura particular del mercado en cuestión. aunque las medidas implementadas para controlarla hasta entonces se mostraban ineficaces o –en el mejor de los casos. concretamente. Así.5% su cotización entre noviembre de 2006 y febrero de 2007. y. las empresas petroleras han buscado cargar una parte importante del menor precio interno en los estacioneros. o bien han visto reducido su margen de comercialización.

Comparando la evolución del precio de la nafta con el precio internacional del petróleo. En los casos de los servicios públicos concesionados. Aquí se ha considerado el caso de la carne vacuna magra. Sin embargo. ha existido una política de prohibición o limitación física de las exportaciones (por ejemplo de carne vacuna). pese a que discursivamente el problema fue sistemáticamente negado desde las esferas gubernamentales. el menor precio obtenido por el ganado puede llevar al abandono de la actividad y su sustitución en el mismo predio por otra producción (típicamente soja). Adicionalmente. la gestión económica kirchnerista desarrolló políticas anti-inflacionarias activas. Sin embargo. dicha comparación es parcial si no se contempla también el cambio en los precios mundiales que se dieron en tales productos. se aplicaron retenciones. INDEC y Mercado de Liniers. en la experiencia argentina reciente no ha existido un único instrumento anti-inflacionario sino un cóctel de medidas que. Pero el problema de la falta de resultados no se encuentra enteramente en las medidas implementadas en sí 14. En rigor. Las principales medidas del gobierno tendientes a reducir la inflación han sido el control y/o acuerdo de precios y las retenciones. se observa que por cada incremento de 1% en el precio internacional del petróleo (expresado en pesos). o bien directamente éstos. En el caso de la carne vacuna existen en el nivel mundial mercados diferenciados con precios distintos.14 5. en un mercado de mayor complejidad que el de las naftas. que por lo tanto evolucionan de distinta manera. aunque a una tasa menor respecto de otros productos del agro –como la soja. determinó que el incremento en sus precios fuera considerablemente mayor al que tuvo el combustible.difieren sustancialmente de la producción petrolera.La inflación. Fuente: Elaboración propia en base a CENDA. En el caso de la ganadería. Las limitaciones de las acciones realizadas por el Estado para abordar la contención del precio local de la carne. dependiendo de las características específicas de cada mercado en cuestión. la complementación de las retenciones con controles de precios.y el petróleo. carne vacuna e IPC. Notas de la economía argentina | Edición 05 | Agosto 2008 | CENDA PÁG. muestran un diverso grado de efectividad.15 En definitiva. En el caso de la carne ese valor es sustancialmente mayor: por cada aumento del 1% en el precio internacional de la carne vacuna (expresado en pesos).915%. en numerosas ocasiones se ha negociado. se incluye también la fijación de una pauta máxima de ajuste salarial acordada en el marco de la firma de determinados convenios de trabajo con gremios que funcionaron como “orientadores” de las acciones del resto. no ha arrojado resultados demasiado alentadores. Otros indicadores dan valores similares. Dentro de los controles de precios. como está a la vista. 1999-2008 En números índice 1999 = 100 450 400 350 300 250 200 150 100 50 0 1999 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 2008* Indice nafta Shell IPC Precio en mercado de Liniers * 2008: corresponde a abril. el precio en el mercado local creció 0. las políticas del gobierno incluyeron una serie considerablemente diferente de medidas. el precio local de la nafta aumentó 0. en los hechos. para los mercados de Oceanía (Fuente MECON). que podría considerarse como una medida anti-inflacionaria adicional.20 . Como última herramienta pueden mencionarse también los subsidios otorgados a diversas producciones y servicios para que no incrementen sus precios o tarifas. Algunas consideraciones acerca de los requisitos de una estrategia anti-inflacionaria Recapitulando. Con anterioridad se habían aplicado suspensiones de las exportaciones.148% considerando todo el período 2001-2007. sus causas y los debates en torno a una política anti-inflacionaria En el caso de la carne vacuna. Gráfico N°5: Precio de la nafta. 15. El Gráfico N° 5 permite apreciar que el precio de la carne en el mercado de Liniers se incrementó muy por encima del precio de la nafta en el mercado local. luego cupos y luego un mecanismo de precios acordados de algunos cortes. una menor suba de las tarifas a cambio de aceptar menores niveles de inversión o de no aplicar multas por los incumplimientos en los que habían incurrido los concesionarios. ciertas características de la producción ganadera –y agropecuaria en general. Por un lado.

ante todo. la necesidad de incrementar la oferta es sin duda un elemento necesario en una política anti-inflacionaria. políticas de esta índole están destinadas de antemano al fracaso. los controles de precios en mercados fuertemente concentrados también deberían ser mantenidos (aunque de modos y en condiciones sumamente diferentes a las actuales). que debe orientarse fundamentalmente a mitigar los efectos sobre los precios internos de fenómenos de una naturaleza completamente distinta a otros procesos inflacionarios de la historia argentina. En conclusión. la cebada y la avena. inconexas. Costa Rica y Colombia. Por lo tanto.es sumamente efectivo. el Estado debe asumir de forma enérgica un proceso de mejora y expansión de la oferta educativa. en la medida en que la ausencia de competencia y disciplina del mercado lleva a la obtención de ganancias extraordinarias a expensas de la capacidad adquisitiva de los consumidores. la composición de la canasta de bienes que se utiliza para la construcción de dicho indicador. 2008). ante el fuerte incremento del precio internacional de los alimentos. Esto se pone de manifiesto ante la presencia de diversos “cuellos de botella” en industrias estratégicas y.16 En igual sentido. en sectores de infraestructura. Pero aumentando las tasas de interés. el verdadero problema en materia de lucha contra la inflación es establecer un sistema eficiente y abarcativo de medidas que ataquen las principales causas del fenómeno. 17. entre otros. en el actual contexto.La inflación. las circunstancias de la economía mundial imponen un enorme desafío a la política anti-inflacionaria. En realidad. Concretamente. la diferencia en la variación en el índice general de precios entre distintos países depende de varios factores. Pero. incrementó los derechos de exportación del trigo del 10 al 40% (FAO. en primer lugar. Recientemente. avellanas. FIN 16. entre los que se incluye. que en los países en desarrollo es mayor porque sus economías dependen de esos sectores. especialmente. la diferencia en la variación general de precios puede estar dada por el grado de éxito que tiene cada país en aislar los precios internos de la evolución de los precios internacionales. Algunos ejemplos destacados son Turquía. India. Es habitual que desde el campo de la teoría neoclásica se sostenga que frente al problema inflacionario se debe aplicar siempre la misma receta: una política fiscal y monetaria contractiva. Por último. Indonesia. La Federación Rusa. bananas. más allá de que en la actual coyuntura la posibilidad de profundizar su utilización se encuentra cuestionada. café. la existencia de una brecha entre el precio internacional y el precio local debería ser un objetivo fundamental de esa política. se trata de un país exportador o importador neto de alimentos. e implantó también derechos de exportación para la soja. es fundamental concebir una política anti-inflacionaria coherente y articulada. no se solucionaría el problema. Dado que se trata de un fenómeno que tiene un fuerte componente importado. episodios de desabastecimiento y transferencias arbitrarias de recursos a distintas industrias a través de un sistema cada vez más complejo y sobredimensionado de subsidios. carbón. En trabajos anteriores hemos remarcado el papel que debe jugar el Estado como promotor y orientador de la inversión tanto pública como privada. este argumento carece de relevancia cuando se comparan países con estructuras productivas y patrones de especialización sustancialmente diferentes. sino que guarda una estrecha relación con las características específicas de la producción y la comercialización de commodities en cada país. La producción de estadísticas confiables por parte del Estado es un primer paso imprescindible para la evaluación de la realidad del fenómeno y para el diseño de cualquier política en ese sentido. el arroz y el maíz. los precios continúan en franco crecimiento y los sectores de la población de menores recursos sufren una constante pérdida de poder adquisitivo y de calidad de vida. Teniendo en cuenta la naturaleza de la inflación argentina.21 . y dado el importante incremento en el precio de servicios como la educación privada. por ejemplo. las retenciones constituyen un instrumento que –bien aplicado. Hay una inflación importada que existiría de todos formas” (El Cronista Comercial. Notas de la economía argentina | Edición 05 | Agosto 2008 | CENDA PÁG. Más allá de las limitaciones de las políticas implementadas hasta el momento. Así. Asimismo. un gran número adicional de países adoptaron medidas tendientes a desacoplar los precios locales de los precios internacionales. los instrumentos más efectivos son distintos si. Esta política interpela al Estado con respecto a cuál debe ser el rol a asumir. Tailandia. Casi cincuenta economías en el mundo aplican impuestos específicos a las exportaciones de arroz. la particular naturaleza de la actual inflación en el país implica descartar las tradicionales recetas ortodoxas. Mientras tanto. la existencia de un nivel de superávit del sector público que no registra antecedentes en la historia argentina es de por sí una manifestación de una política fiscal restrictiva. por su parte. Sudáfrica. más allá de este aspecto sobre la construcción del índice. Algunos autores muestran que la inflación en Argentina ha sido superior a la de otros países de modo de argumentar que se debe a razones estrictamente internas. poco creíbles e ineficientes de las políticas aplicadas. con la consiguiente construcción de nuevos establecimientos e incremento de la calidad del servicio. aún cuando sus resultados son de mediano plazo. que trajeron como consecuencias negativas más notorias las protestas y el lock out del sector agropecuario. 16/06/2008). Este proceso no depende de medidas únicas adoptadas. sus causas y los debates en torno a una política anti-inflacionaria mismas sino. por ejemplo. Es en vistas de esto que el premio Nobel Joseph Stiglitz ha señalado recientemente que: “los altos precios internacionales de los alimentos y la energía generan inflación a nivel mundial. maderas y diamantes en bruto. A tal fin. En los hechos. Ello incluye la acción combinada del Estado en varios frentes.17 Sin embargo. toda vez que entre los factores que impulsan la inflación local se destaca especialmente la inflación internacional. Malasia. aceites. en China el 1º de enero de 2008 el gobierno estableció derechos de exportación del 20% para el trigo. Las retenciones a las exportaciones son un instrumento admitido por la Organización Mundial del Comercio (OMC) y utilizado por un tercio de sus naciones miembro. entre otros. que deben ser rápidamente superados (ello incluye la producción energética y la infraestructura en transporte). en las características desarticuladas. No obstante.

no resulta sorprendente que uno de los sectores que lideró el crecimiento de la industria manufacturera en los últimos años haya sido el automotriz. tras casi treinta años de desmantelamiento de la estructura productiva. En una primera etapa. en tanto los sectores manufactureros orientados al mercado externo mostraron. Particularmente se alteraron aspectos que afectaron negativamente al sector autopartista local. Desde entonces. En efecto. En efecto. Notas de la economía argentina. ya que las piezas importadas desde Brasil pasaron a considerarse locales siempre que fueran compensadas con exportaciones.1%. Un giro en este patrón tuvo lugar en el año 2006. Se analizan las estrategias recientes en la cadena global de valor automotriz y las limitaciones y oportunidades que brinda el MERCOSUR para la producción doméstica. a diferencia de la década del noventa. en el ámbito regional. tanto de manera directa como indirecta. Un segundo eje del artículo indaga acerca de las perspectivas del complejo automotriz local en el marco de las transformaciones sectoriales registradas a nivel global y. 1. En aquella oportunidad. Asimismo. Como resultado. obligatoriedad de incorporar autopartes de fabricantes independientes y restricciones al comercio exterior. se supone que la producción local tiende a sustituir las importaciones de autos y. el ahorro de divisas y el desarrollo tecnológico. Se trata de un complejo productivo medular en la estructura fabril local y. mientras que aquellas que destinan más del 35% de su producción a los mercados externos crecieron en idéntico período un 31. pero también por el reducido nivel que había alcanzado la producción en estos sectores como consecuencia del proceso de apertura y sobrevaluación cambiaria previo.4% anual superando la expansión registrada en la inmensa mayoría de las ramas industriales. Este comportamiento deja en evidencia los límites a los que se enfrenta el actual patrón de crecimiento y como la política industrial basada en el tipo de cambio resulta insuficiente como medida de fomento. además. a expandir su exportación. Regulación y desempeño del complejo automotriz argentino La configuración actual del sector automotriz es el resultado de una extensa serie de políticas implementadas con el fin de promover su crecimiento.5% entre 2002 y 2005. mientras que el conjunto de la industria manufacturera crecía sólo al 0. en el año 1996 se sancionó el Régimen Autopartista (Decreto N° 33). en la medida de lo posible. esta expansión fue liderada por los sectores sustitutivos de importaciones. para poder así acceder a aranceles diferenciales. haciendo caso omiso de las normas de la Organización Mundial de Comercio (OMC). Se discute en particular si los argumentos esgrimidos en torno a la necesidad de subsidiar al complejo automotriz justifican –o no.1 En este contexto. en los años recientes fueron los sectores tradicionales de la industria manufacturera quienes han vuelto a liderar la expansión. al analizar la evolución de las distintas ramas que componen el sector manufacturero se observa que aquellas que destinan la mayor parte de su producción al mercado interno registraron un crecimiento del 63. Este comportamiento diferencial hacia dentro del sector manufacturero se explica por la extraordinaria recuperación de los sectores sustitutivos ante la devaluación de la moneda. a tres objetivos: la generación de empleo. en la postConvertibilidad este complejo incrementó su producción al 21. el complejo es habitualmente caracterizado como un importante demandante de fuerza de trabajo. diciembre 2007. en cuyo seno las importaciones debían ser compensadas con exportaciones o con inversiones. comercio exterior y desarrollo tecnológico del régimen especial de protección vigente en el sector. en términos de comercio exterior. Frente a este nuevo escenario. en mayor o menor medida. empleo. 1.677). En tanto. Finalmente. se protegió a las terminales del sector de la competencia externa al establecerse una suerte de reserva de mercado mediante diversos instrumentos: cupos de importación. estudiar las consecuencias en materia de producción. el crecimiento de las ramas de orientación mercado internista se fue desdibujando ante la paulatina apreciación del tipo de cambio y la elevación de los salarios reales. en virtud del cual estos fabricantes también fueron beneficiados con aranceles preferenciales siempre que mantuvieran un flujo de comercio compensado. por lo cual derramaría en el entramado productivo local. Los motivos que llevaron a otorgar distintos tipos de incentivos a este sector han estado vinculados. Tres cuestiones nos interesan especialmente. el cual se expandió incluso durante la vigencia del régimen de Convertibilidad. a diferencia de lo acontecido durante la primera fase de la post-Convertibilidad. Las regulaciones vigentes en la actualidad tienen como antecedente el régimen automotriz establecido en el año 1991 (Decreto N° 2. debieran conforman una verdadera política industrial automotriz. se asume que el relativamente alto contenido tecnológico involucrado en la producción automotriz requiere de un esfuerzo innovador que no sólo involucra a las terminales sino también a sus proveedores. Para un estudio del conjunto de la política industrial en la fase 2002-2007 se sugiere revisar el artículo “¿Y dónde está el piloto? El crecimiento de la industria sin política industrial” publicado en CENDA.0% anual acumulativo durante la Convertibilidad. se evalúa la política estatal dirigida al sector y se delinean los principios que. el régimen sufrió ligeras modificaciones. La evidencia es contundente: el valor bruto de producción en el complejo automotriz creció al 3. En el año 1994. una menor tasa de crecimiento relativo. también. N° 4. desde nuestra perspectiva.El complejo 03| El complejo automotriz argentino:argentino: promoción y el desarrollo industrialpromoción y el automotriz las terminales a la las terminales a la al descenso desarrollo industrial al descenso El patrón de crecimiento adoptado tras el colapso del régimen de Convertibilidad ha permitido una extraordinaria recuperación de la producción manufacturera.3% anual. todo lo cual debiera reflejarse en un menor requerimiento de divisas. Notas de la economía argentina | Edición 05 | Agosto 2008 | CENDA PÁG. En el presente artículo se caracteriza la trayectoria del sector automotriz desde el año 2002 a la actualidad y se analizan su desempeño y sus perspectivas. como resultado de la negociación sectorial en el ámbito del MERCOSUR. límites al contenido de piezas importadas.22 .el costo implícito en dicho régimen para el conjunto de la economía argentina. prácticamente el único sector industrial amparado por la política estatal a través de un régimen de protección especial. Por último. Por una parte.

el comportamiento fuertemente deficitario registrado en el balance comercial sectorial.95 hasta junio del año 2008. más favorable para Argentina (se mantiene en 1. Como fomento al sector autopartista. un nivel que supera el récord previo de 450 mil unidades registrado en 1998. se limitó el contenido máximo importado para un grupo determinado de vehículos.El complejo automotriz argentino: las terminales a la promoción y el desarrollo industrial al descenso A fines de la década del noventa. 1993-2006 En millones de dólares corrientes 1. existen manifiestas intenciones de prorrogar el régimen de incentivo a las compras de autopartes locales. Por último. hasta el momento.700 millones de dólares en 2002 a más de 5. que vence este año y que. En efecto. A la vez.23 . Al acercarse la fecha de liberalización del comercio intra-zona. entra en vigencia un cronograma de convergencia para liberar el comercio del MERCOSUR en el año 2013.60). y se agudiza a medida que se incrementa el volumen de producción. en los últimos años persiste. A cambio. se ha avanzado en materia de innovación tecnológica y organizacional? ¿Se ha alcanzado el objetivo de generación de empleo? A continuación se analizan uno a uno estos aspectos con el fin de evaluar la contribución de conjunto de la expansión reciente del sector automotriz. alcanzando los parámetros de 2. los últimos cinco años han evidenciado un comportamiento fuertemente dinámico de las firmas del sector.000 750 500 En millones de dólares 250 0 -250 -500 -750 -1. dicha expansión no se tradujo en una mejora en el saldo comercial del sector. Para ello.95 mientras que para Brasil se eleva a 2. Este régimen fue instaurado un año antes de la entrada en vigencia del nuevo acuerdo y otorga reintegros por la compra de piezas locales a las terminales con plataformas nuevas. cuanto más alto sea el valor del flex más abierto está el comercio externo a las importaciones. los automóviles debían cumplir un requisito de contenido regional del 60% (que para los nuevos modelos era menor en los primeros años). La nueva propuesta establece un flex asimétrico.000 -1. A la vez. pero retrotrayendo el flex a valores inferiores a los del año 2002. A la vez. permitiendo que nuestro país incremente proporcio- nalmente más sus exportaciones por cada dólar de importaciones. se ha multiplicado la generación de divisas. Sin embargo. En materia de producción de automóviles. Así.10 para 2006 y de 1. merece la pena preguntarse si su desempeño se ha dado en un marco de crecimiento consistente con los objetivos declamados para justificar la protección vigente. en el año 2006. tanto en lo referido al comercio externo como intra-zona. Respecto al primero.750 Saldo Terminales Saldo Autopartes 2004 2005 2006 Fuente: elaboración propia en base a datos de CEP-INDEC. produciéndose en 2007 más de 550 mil unidades. un nivel sensiblemente inferior al que estaba vigente antes de la negociación (en el año 2005 era de 2. con metas de exigencias crecientes.000 millones de dólares en el 2007. se estableció un comercio bilateral administrado a través de un coeficiente llamado flex. el acuerdo fue nuevamente reformulado. cuyo impacto negativo sobre el sector autopartista intentó ser morigerado con el Régimen de Incentivo a la Competitividad de las Autopartes Locales. se eliminaron los requisitos de contenido local mínimo. Gráfico N° 1: Saldo comercial del complejo automotriz argentino. que determina cuantas importaciones pueden ingresar con arancel de 0% por cada dólar exportado. 2. Por el contrario. se determinó la suba de los aranceles a los niveles máximos consolidados en la OMC para la mayoría de los vehículos y también se incrementaron los de las autopartes (a excepción de aquellas no producidas localmente). excluyendo así al sector autopartista de una protección particular. Teniendo en cuenta el esquema especial vigente para el sector automotriz. De esta manera. Nuevamente no se determinaron requisitos de contenido local mínimo. desde la devaluación de la moneda se registró un significativo incremento en las exportaciones del complejo automotriz que pasó de exportar 1.50).250 -1. a la empresa Toyota). Notas de la economía argentina | Edición 05 | Agosto 2008 | CENDA PÁG.2 En concreto. en junio de 2006 se acordó mantener el intercambio bilateral compensado. se proponía un cronograma con valores crecientes del hasta llegar. a un régimen de libre comercio. siempre que se cumplan ciertas condiciones de desempeño -aún no especificadas-. En cuanto a las exportaciones los datos referidos a este último lustro también han sido de los más destacados en la historia de la industria automotriz local. no se pusieron plazos para liberar el comercio y se estableció que la continuidad del régimen se establecería al vencer este acuerdo. ha sido usufructuado por unas pocas terminales (recientemente se oficializó el primer reintegro. ¿Se expandió la producción.500 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 -1. el gobierno argentino alentó una nueva negociación del acuerdo.

el avance sostenido de la producción automotriz tampoco se ha visto fortalecido con un mayor esfuerzo en términos de cambio tec- nológico y organizacional a partir de la realización de actividades de innovación al interior de las firmas (dentro de las cuales se inscribe la investigación y el desarrollo (I+D)). El complejo automotriz argentino no evidencia estar en sintonía con este conjunto de parámetros internacionales.1% en General Motors. de un 3. Ford Motor destinaba el 4. tanto en terminales como en autopartes el saldo comercial ha sido estructuralmente negativo durante los últimos quince años. los gastos en I+D deben ser. para el sector de autopartes. las evidencias vinculadas a los esfuerzos innovativos del complejo automotriz argentino.45%).5% en Honda Motor (Fuente: National Science Foundation (USA)). el gasto en investigación y desarrollo realizado por las principales empresas automotrices a nivel mundial es mucho más significativo que el efectuado por las mismas en nuestro país. La literatura internacional referida a los esfuerzos en materia de innovación sostiene que.80% 1. Por el contrario.2% en Toyota Motor Company. y maquinaria y equipo tuvieron mayores niveles de participación sobre ese total de empleados (22%. de un 4. con lo que el complejo en su conjunto ha funcionado como un demandante neto de divisas en lugar de convertirse en un sector generador de las mismas (Gráfico N° 1). y a excepción de los años de la crisis. para que los mismos generen cambios sustanciales en el proceso de modernización de productos y procesos.18% 0.45% 1. alimentos y bebidas. Estas evidencias dejan al desnudo el escaso nivel de relevancia de la plaza local en la estrategia innovativa de las corporaciones automotrices internacionales. En efecto. A su vez. 18% y 16%. el sector automotriz –a diferencia de los sectores mencionados. en los años posteriores a la devaluación se logró recomponer tanto el nivel de producción como de exportaciones a un ritmo récord. a desarrollar y lanzar nuevos productos al mercado.24 .4 Cuadro N°1: Comparación del gasto en I+D / ventas del sector automotriz con otros sectores seleccionados a nivel nacional. superiores al 1% del total de facturación y. 2002 y 2004 En porcentajes Sectores industriales argentinos Automotriz Maquinaria y equipo Instrumentos de precisión Industria argentina Economía argentina 2002 0. Pero la información disponible revela que hacia el año 2004 los esfuerzos realizados por la industria automotriz argentina en materia de gastos de I+D en relación con sus ventas fueron muy poco significativos (0.14% 0. Al mismo tiempo. Otros datos disponibles confirman esta tendencia. Por otro lado. directamente.44% Fuente: elaboración propia en base a datos de INDEC y SECYT. Notas de la economía argentina | Edición 05 | Agosto 2008 | CENDA PÁG. la necesidad de proveer a las terminales de los insumos necesarios para la mayor producción de vehículos también ha funcionado como un elemento de peso en la demanda de mayores componentes importados. en el caso de los países emergentes. los empleados del sector automotriz que han participado de este tipo de actividades sólo representaban el 9% del total. sectores industriales tales como petroquímica. resultan muy pobres en materia de desarrollo de nuevos productos y/o procesos y de participación de la fuerza de trabajo local.69% 0.7% de sus ventas a tareas de I+D. especialmente en relación con los efectuados por otros sectores industriales. de un 3. 4.20% 0. En suma. a partir de 2004 se revirtió el superávit comercial de los años de crisis (2001 y 2002) y reapareció un saldo externo negativo.80% 0.3% en Volkswagen y de un 5.El complejo automotriz argentino: las terminales a la promoción y el desarrollo industrial al descenso En el caso de las terminales. lo que explica parte importante del crecimiento reciente del déficit comercial en el sector.1% en el caso de Daimler-Chrysler. Más aún.74% 0. superiores al 1% del PBI. si se comparan los datos del sector automotor vernáculo con los esfuerzos de algunas compañías automotrices internacionales (cuyas filiales también operan en Argentina). en tanto dicha participación era del 4. 3.exhibió una intensidad decreciente en sus esfuerzos innovativos medidos en términos de gastos en I+D. salvo alguna excepción en los años recientes (caso Peugeot-PSA con las adaptaciones locales para Peugeot 307 y Citroën C4).39% 2004 0. En el 2002. No obstante. respectivamente). tales como maquinaria y equipo e instrumentos de precisión (Cuadro N° 1) 3 . como la demanda interna tuvo una reacción más potente. del total de empleados dedicados a realizar actividades de innovación durante 2004 (último año con información). Estas actividades son especialmente relevantes si se aspira a realizar adaptaciones de productos o procesos internamente o. se observa que el gasto en I+D en relación con las ventas del complejo nacional es definitivamente insignificante. como mínimo y más allá de ciertas consideraciones de carácter sectorial. Por ejemplo. Con todo.

5 Durante 1974.62 Fuente: elaboración propia en base a datos ADEFA. como 1981 y 1990. Vale aclarar que este proceso también se verifica dentro del sector automotriz a nivel internacional como consecuencia de la fuerte maquinización de la producción. sin necesidad de incrementar a la par su plantilla laboral. Notas de la economía argentina | Edición 05 | Agosto 2008 | CENDA PÁG. han incorporado trabajadores durante los últimos tres o cuatro años.5 2. En cambio.0 2. el sector de terminales ocupaba unas 57 mil personas e. Si bien a partir del año 2004 se ha logrado revertir la tendencia a la caída de la participación del empleo automotor en el total industrial (tanto en terminales como en autopartes). producción y productividad en la industria automotriz.000 159.5 3. Estos elementos reafirman la característica poco virtuosa del sector automotriz para generar una mayor incorporación de empleo en la actualidad. el proceso de expulsión de fuerza de trabajo sectorial ha cobrado una mayor intensidad relativa en Argentina en virtud de la creciente participación de componentes importados en el proceso productivo.5 1. Otro indicador de la pérdida de importancia del sector automotriz como generador de empleo (directo e indirecto) es el peso relativo del empleo sectorial en relación con el empleo manufacturero (Gráfico N° 2). en particular.312 5.000 286. aún no se ha recuperado el nivel alcanzado en los años previos al comienzo de la recesión de 1998.101 22.62 2002 12. No obstante.0 1.4% entre 2002 y 2006) indica que el sector ha sido capaz de crecer sostenidamente a partir de la devaluación sobre la base de la reorganización del proceso productivo y del aprovechamiento de escalas y equipamiento. Gráfico N° 2: Participación del empleo automotriz en el empleo industrial.152 13.54 1996 23.095 432. en materia de generación de empleo en la industria automotriz. la comparación del escenario actual con las décadas pasadas indican que el sector ha tenido un fuerte proceso de destrucción de puestos de trabajo (Cuadro N° 2).000 172. años seleccionados Variable Total empleo en terminales Producción de autos Productividad física (autos/ocupados) 1974 57. en general.000 313.000 99.28 2006 19. para el año 2006.16 1990 18. como el complejo. que producían 432 mil vehículos al año.0 % de participación 3.0 4.639 5. incluso en años de fuertes turbulencias “macro”.El complejo automotriz argentino: las terminales a la promoción y el desarrollo industrial al descenso Cuadro N°2: Empleo.363 6. Finalmente. el sector llegó a contar con un piso mínimo de 18 mil ocupados.0 Autopartes Terminales Fuente: elaboración propia en base a datos de CEP-INDEC. Detrás de este proceso de contracción del empleo automotriz se encuentran los fuertes cambios ocurridos al interior del esquema de producción (automatización de funciones y reorganización de procesos).0 0. si bien es cierto que tanto el sector de terminales. 5. 1991-2006 En porcentajes 5.02 1981 28. López y Arza (2007) y Ministerio de Trabajo (2006).5 1991 1992 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 0.25 . los datos disponibles indican que el sector cuenta con un plantel total de 19 mil puestos de trabajo.5 4. Esta mejora en la productividad física (70.356 13. la reconfiguración en el número de jugadores en el sector y el intenso proceso de reemplazo de componentes locales por importaciones.

La Argentina aparece entonces como una alternativa más donde las empresas pueden localizar su producción. en el ámbito regional. las primeras se especialicen aún más en las actividades de diseño de productos y. etcétera). Asimismo. realizan determinadas adaptaciones de productos a las condiciones de los mercados locales. lo que evidencia la importancia de lo regional por sobre lo global en el funcionamiento de la cadena global de valor (CGV) automotriz. En el caso de los países periféricos. En promedio. cantidad.6 En los últimos años la industria automotriz ha puesto en práctica tres tipos de estrategias conducentes a mejorar sus niveles de competitividad y que han modificado las formas en que se organiza la cadena de valor alrededor del mundo. de seguridad. permitiendo así la obtención de economías tanto de escala (cantidades) como de gama (calidades). por un lado. en este contexto. al tiempo que implica la concentración en la casa matriz. y iii) los principales proveedores globales aseguran la producción en calidad. tampoco se encuentra asegurada la posibilidad de producir en las localizaciones periféricas los componentes de mayor sofisticación tecnológica (cajas de cambio. Más allá de estas estrategias que. la aparición automática de tales beneficios. tiempos de entrega y precios competitivos en cada uno de los mercados regionales participando de la CGV a través de sus propios procesos de internacionalización productiva “siguiendo” a las terminales. se encuentran ubicadas en los países centrales. las estrategias regionales aparecen como las más eficientes para la producción automotriz en tanto permiten la adaptación a las condiciones locales al tiempo que aseguran cierta estandarización global a partir de la producción en plataformas compartidas y módulos comunes a varios modelos. se localizan en la periferia. ii) las filiales de menor relevancia (periféricas) se encargan de las actividades de producción de subsistemas y componentes poco “críticos” dentro de la CGV. salvo excepciones. de requerimientos de contenido local. julio 2007. para así analizar las alternativas viables para el país de cara al futuro. al tiempo que las filiales de menor relevancia. por el otro. Es por eso que se vuelve relevante considerar las transformaciones que ha sufrido el complejo a nivel global. Brasil ha aparecido como el principal receptor regional de las filiales del complejo automotriz. las oportunidades de aprovechar los beneficios potenciales de poseer una industria automotriz propia. en donde no prima la competencia por precio sino las relaciones de confianza de más largo plazo. La segunda estrategia se relaciona con la posibilidad de reconfigurar automóviles mediante la modificación de los subsistemas que los componen. Red de Investigaciones Económicas del MERCOSUR. en que los segundos incurran en sus propios procesos de transnacionalización siguiendo a las terminales en sus distintas localizaciones alrededor del mundo. Parte sustantiva de esta sección se basa en información obtenida del completo trabajo coordinado recientemente por A. del aseguramiento de la escala en el marco de mercados que preferentemente funcionan a nivel regional y. iv) existen determinados combustibles de uso específico a nivel regional (alconafta. Dentro del MERCOSUR. ii) las economías de escala para la producción automotriz se consiguen usualmente en el mercado regional. se genera un vínculo sumamente estrecho entre los proveedores globales y las terminales. en los últimos años se asiste. en detrimento de los de la periferia. el grueso del valor que se genera en el marco de la CGV permanece o se transfiere hacia los países centrales.5” y del “primer anillo”). término medio. De aquí el interés por analizar las políticas que el país vecino ha aplicado de modo de fomentar su propio complejo automotriz. sobre todo de aquellos relacionados a derrames tecnológicos hacia el resto del aparato productivo. Notas de la economía argentina | Edición 05 | Agosto 2008 | CENDA PÁG. etcétera) son de carácter regional. ni mucho menos. estilizadamente: i) la casa matriz y sus principales filiales se especializan en las actividades más “críticas” y de mayor rentabilidad dentro de la CGV (como lo son el diseño de los productos. La tercer estrategia involucra el aprovisionamiento global por parte de las terminales de los principales subsistemas y componentes automotrices en una serie acotada de proveedores. las automotrices tienden a concentrar sus ventas y su producción en torno a su región de origen. De esta forma. transmisión y habitáculo para el motor) y componentes mecánicos de importancia a escala global. sólo en ciertos casos. el mero hecho de localización de una terminal en un país periférico no asegura. Entre tales oportunidades se cuenta la posibilidad de realizar diseños de automóviles específicos para determinadas regiones o de adaptar vehículos a la idiosincrasia y las especificidades de los mercados emergentes. regional y global. en donde. Sin embargo. de las actividades de diseño.El complejo automotriz argentino: las terminales a la promoción y el desarrollo industrial al descenso 2.26 . 6. y dada la generación y apropiación de valor que implican las actividades que unas y otras realizan. López y titulado “Complementación productiva en la industria automotriz en el MERCOSUR”. Como resultado. hasta el momento. suspensión. en principio. los países periféricos cuyas filiales automotrices se han involucrado en estas actividades más sofisticadas han sido muy pocos. ya que al estar fuertemente sujetos a economías de escala y necesitar de fuerza de trabajo altamente calificada. con miras al mercado local. su producción también suele realizarse en los países centrales. En síntesis. lo que ha redundado en la asignación de mayores responsabilidades a los proveedores de subsistemas (conocidos como proveedores del “anillo 0.5” y del “primer anillo”). GNC. motores y equipos electrónicos). lo que nuevamente impone ciertos condicionantes al desarrollo de estas industrias en la Argentina. en tanto las actividades de mayor sofisticación suelen permanecer en la casa matriz o en las principales filiales de la firma. en ambos casos. No obstante. Las causas de este fenómeno son varias y se resumen en que: i) las terminales se relacionan fuertemente con otros actores (proveedores de autopartes y servicios varios y distribuidores) en las regiones en que producen y venden. No obstante ello. y en sus filiales de mayor relevancia. y v) los niveles de la protección externa se definen. De esta forma. mostrarían una fuerte tendencia a la deslocalización de la producción a nivel global. fundamentalmente. como las terminales y sus principales subsidiarias y las casas matrices y principales filiales de los proveedores globales se encuentran localizadas en los países centrales. biodiesel. para los países periféricos existen ciertas oportunidades de participar en la CGV automotriz bajo actividades de mayor “calidad”. dentro de la CGV automotriz a la (re)configuración de una suerte de división internacional del trabajo interna a la firma (casa matriz y filiales) y a las empresas con las que se relaciona de manera casi directa (proveedores del “anillo 0. del ensamblaje de los automóviles. las actividades de investigación y desarrollo y la comercialización). las que. iii) las distintas regulaciones (ambientales. están determinadas por la localización de las terminales internacionales y de sus proveedores globales y la articulación de empresas autopartistas nacionales a la CGV automotriz. El escenario global y regional: estrategias de la industria automotriz a escala internacional La industria automotriz está dominada por un número relativamente pequeño de firmas transnacionales. se obtienen concomitantemente economías de escala (en el diseño de los vehículos y en la producción de plataformas y componentes principales) y alcance (por la posibilidad de diferenciar productos a partir de cambios menores o “estéticos” sobre el mismo tipo de plataforma y componentes principales). lo que ha resultado en que. La primera de ellas tiene que ver con el uso extendido de plataformas comunes (que comprenden chasis.

Por un lado. además. Dicha reducción de precios se consiguió en virtud de la entrega de incentivos fiscales desde el Estado. Entre las razones de orden regulatorio se destaca. Concomitantemente. por períodos mayores a los diez años). Este proceso dialéctico obedece a dos razones principales. el proceso de crisis en que se vio inmersa la economía argentina a partir de entonces coadyuvó y profundizó el movimiento de producción y firmas hacia el país vecino hasta la devaluación del peso en enero de 2002. Tales beneficios no sólo afectaron la localización de las terminales sino que redujeron significativamente sus costos de operación por períodos superiores a los diez años. el mercado brasileño resultaba más atractivo. En segundo lugar. fijó cupos máximos de importación libre de tarifas desde el MERCOSUR y estableció un régimen de compensación que permitía reducciones de impuestos a la importación a cambio de la exportación de automóviles y autopartes. resultaban violatorios de los acuerdos y condiciones de competencia convenidos en el marco del MERCOSUR. a que ha sido Brasil –por varias razones que se enumeran a continuación. tanto el gobierno federal como los estaduales y municipales articularon diversos esquemas de incentivos para la instalación de empresas del complejo automotor en distintas regiones de Brasil que implicaron generosas transferencias de recursos públicos hacia empresas extranjeras y que. una mayor competitividad en determinados segmentos de la industria.000 3. todo ello de modo de proteger a la industria nacional en el contexto de la crisis mexicana (y regional). Se estima que los beneficios obtenidos por las terminales en virtud del conjunto de los incentivos reseñados han sido de entre 800. incluso antes de la constitución del MERCOSUR. Gráfico N° 3: Producción automotriz comparada entre Argentina y Brasil. lo que implicó fuertes ganancias de competitividad (precio) de las empresas brasileñas frente a las argentinas. Y por otro. iv) la construcción gratuita y la provisión subsidiada de infraestructura y servicios varios (agua. en búsqueda de menores costos relativos de producción.para la realización de las inversiones necesarias.000 1. entre otras). ii) el establecimiento de exenciones impositivas variopintas (en todos los casos. Así. la balanza se inclinó aún más del lado brasileño a partir de la devaluación del real en enero de 1999. caminos de acceso. el cual se constituyó en una violación directa de los principios establecidos en el MERCOSUR).000.el principal beneficiario de la constitución del bloque comercial en términos de aprovechamiento del mercado regional y de las inversiones de las terminales para constituirse en un “jugador” de importancia en el escenario global. la política de reactivación de la demanda automotriz nacional del primer lustro de los años noventa.El complejo automotriz argentino: las terminales a la promoción y el desarrollo industrial al descenso 3. iii) la donación de terrenos (y su preparación) para la instalación de plantas y el usufructo gratuito de oficinas. regulatorias. Asimismo. Brasil: ¿durmiendo con el enemigo o ejemplo de política automotriz agresiva? A partir de la constitución del MERCOSUR. El desempeño diferencial de la industria brasileña se explica por razones de distinta índole: macroeconómicas. telecomunicaciones. energía eléctrica.200.500. tal situación condujo a la relocalización de las actividades productivas de gran parte de las terminales y a la migración de gran parte de las empresas autopartistas hacia el Brasil. y el establecimiento de parámetros de quid-pro-quo a ser cumplidos por las terminales y los autopartistas (metas de empleo. conexiones ferroviarias. Fuente: elaboración propia sobre la base de OICA 7. servicios de capacitación y transporte. los sindicatos. Entre los principales incentivos a la inversión automotriz se destacaron: i) la concesión de transferencias directas por parte de los gobiernos estaduales y de préstamos subsidiados (en términos de tasas de interés y plazos) por parte de instituciones financieras públicas –entre ellas. inversión y salarios). camiones pesados y buses). por ende. Dentro del complejo automotriz.500. consistente en la reducción de los precios de los “autos populares” (segmento de autos pequeños) a partir de la negociación entre el Estado.000. estructurales y empresariales. redes de gas.000 500. Brasil se convirtió tanto en la condición como en el obstáculo para un mayor desarrollo de la industria automotriz en la Argentina. los proveedores y las terminales.27 . y v) la reducción de aranceles a la importación de bienes de capital e insumos productivos (se destaca el caso particular del Régimen Automotriz Especial del Nordeste. En primer lugar. más aún si se considera la mayor densidad de su tejido industrial vis-à-vis la situación en Argentina.000 2.000. la aceptación de menores rentabilidades y el mayor aprovechamiento de la escala por parte de las empresas. el BNDES. Notas de la economía argentina | Edición 05 | Agosto 2008 | CENDA PÁG. hay que destacar el significativo tamaño de su mercado interno –de casi dos millones de vehículos consumidos internamente frente a los menos de quinientos mil en Argentina para el año 2006-. en primer término. terminales portuarias. y aprovechando también los incentivos particulares entregados por el Estado brasileño.000 1.000 0 1999 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 Argentina Brasil * Automóviles de pasajeros y vehículos comerciales (incluye vehículos comerciales livianos. el gobierno brasileño incrementó los aranceles de importación de los automóviles a 70%. 1999-2007* En número de automóviles 3. y desde mitad de la década del noventa.7 Como si fuera poco. a que ha sido en el ámbito del MERCOSUR que las terminales radicadas en la Argentina pudieron lograr desarrollar ciertos procesos de especialización productiva y complementación comercial con Brasil en cuyo marco se pudieron obtener mayores economías de escala y alcance y. Norte y Centro-Oeste de Brasil.000 2.000 y 1. configurándose en esos años la estructura actual del complejo automotriz del MERCOSUR. que ya de por sí enfrentaban fuertes restricciones a la competencia en un ambiente de marcada apertura y liberalización y de sustancial apreciación del peso desde comienzos de la década.000 dólares por puesto de trabajo generado. cloacas.500.

éstos se repartían un mercado interno de menos de 100.0 Autómoviles* Autopartes** Total 1992 1993 1994 2003 2004 2005 2006 1995 1996 1997 1998 1999 2000 2001 2002 * Incluye los grupos 781.500. Límites y costos de la política automotriz actual: una evaluación crítica El complejo automotriz.0 1. Gráfico N° 4: Balanza comercial bilateral Argentina-Brasil para el complejo automotor. En síntesis. A modo de ejemplo.3. Palio y Strada. se alcanzaron volúmenes de fabricación superiores a los existentes en los mejores años de la década pasada. las condiciones macroeconómicas. en buena medida. ello no impide reconocer que Brasil ha sido un ejemplo de política industrial que se refleja en la mayor capacidad de planificación que ha demostrado tener el Estado respecto del argentino para desarrollar articuladamente una industria automotriz de gran escala.El complejo automotriz argentino: las terminales a la promoción y el desarrollo industrial al descenso En suma.28 . lo que impedía el logro de una escala mínima eficiente para la producción del sector. un primer 8. en los últimos años en Brasil se han desarrollado plataformas de modelos diseñados de manera específica para las necesidades de países emergentes y han proliferado las actividades de diseño e I+D en las subsidiarias allí establecidas (Fiat y sus modelos Siena. Como resultado de las mejores condiciones para la producción automotriz en Brasil y de la decisiva aplicación de políticas públicas activas para el sector. a su vez.0 -500.0 -1. 1992-2006 En millones de dólares corrientes 1. junto con otros intensivos en el uso de recursos naturales. por ejemplo. ** Incluye el grupo 784 de la CUCI Rev. si retomamos las preguntas que animan la presente sección encontramos que en ambos casos la respuesta es positiva: Sí. 782 y 783 de la CUCI Rev. regulatorias y estructurales presentadas han redundado en la decisión de las principales transnacionales del ramo –tanto terminales como autopartistas. en la existencia de una balanza comercial bilateral superavitaria para el conjunto del complejo automotor desde 2003 (Gráfico N° 4) y en la realización de actividades más redituables y con mayores externalidades dentro de la CGV automotriz global y regional. Este comportamiento estuvo determinado. Si bien un año después ya funcionaban 21 establecimientos automotrices. Y. la industria automotriz brasileña muestra un desempeño claramente diferencial frente a la Argentina.0 500.000. General Motors en ocasión de la adaptación del Vectra y el desarrollo del Meriva. fue uno de los sectores más dinámicos de la industria manufacturera tanto durante la vigencia del régimen de Convertibilidad como tras su colapso. Ford para el lanzamiento de su modelo Ecosport. más vinculada al resto de su aparato productivo interno y más integrada a la cadena global de valor. posteriormente. en el marco de la constitución del mercado regional.000.000 vehículos al año. como se analizó a lo largo de este trabajo.0 0. por ejemplo. en los mayores niveles de producción de automóviles (Gráfico N° 3).de realizar mayores y mejores inversiones en Brasil en relación con Argentina.3. se han realizado gran cantidad de adaptaciones de los vehículos para la utilización de alconafta y otros combustibles alternativos y en la aplicación de nuevos materiales menos nocivos para el medio ambiente. Argentina ha estado durmiendo con el enemigo desde el punto de vista de que Brasil ha implementado una serie de incentivos y políticas de fomento a la localización de terminales automotrices y autopartistas globales que son incompatibles con lo acordado en el seno del MERCOSUR.0 -2.780 sobre radicación y tratamiento del capital extranjero durante el gobierno de Arturo Frondizi. cuya implementación lejos está de haber sido gratuita en términos sociales. A este último respecto. fue uno de los pocos sectores.500. por la vigencia de un régimen especial de protección. con la aprobación en 1959 de la Ley 14. incluso en los períodos de mayor intervención sobre la economía.0 -1. Si bien la crisis del régimen de Convertibilidad condujo a una aguda reducción de la producción automotriz -que alcanzó mínimos históricos hacia 2002-. que no experimentó un franco retroceso en los años noventa. El Estado argentino históricamente ha tenido grandes problemas en fomentar el desarrollo de una industria automotriz eficiente a nivel internacional. 8 4. Notas de la economía argentina | Edición 05 | Agosto 2008 | CENDA PÁG. Asimismo.000. al tiempo que se ha avanzado en la experimentación en ingeniería de procesos y organización de la producción (como es el caso de la “modularización” de plantas realizada por Fiat y difundida luego a otros países). Este fue el caso. y en consonancia con la recuperación de la demanda doméstica. Volkswagen a partir del diseño de los modelos Suran y Fox). Es más. Fuente: elaboración propia sobre la base de COMTRADE. Esta mejor performance se puede ver.

Con respecto al primero de los ejes mencionados. a pesar del crecimiento relativo del complejo automotriz con respecto a otras ramas industriales.ar. www.10 ii) que. En efecto. Es más.4%. y iii) que. España: Peugeot 206 XS-Line 1. Descontando. www. financiero y de disponibilidad de divisas. Fuente: elaboración propia sobre la base de LABORSTA/OIT. a pesar de que los salarios promedio pagados por la industria automotriz a sus trabajadores en Argentina son significativamente menores al nominarlos en dólares (casi cinco veces menos).9 Cuadro N° 3: Comparación entre Argentina y España de precios de los automóviles. al menos. es decir. se puede arriesgar que la rentabilidad de la industria automotriz en Argentina es visiblemente superior a la vigente en los países desarrollados.4% menos de trabajadores que a comienzos de la década del noventa. Notas de la economía argentina | Edición 05 | Agosto 2008 | CENDA PÁG.054 US$ 47.El complejo automotriz argentino: las terminales a la promoción y el desarrollo industrial al descenso y simple indicador del costo implícito del régimen puede ser estimado a partir de los “perjuicios del consumidor” en términos de precios diferenciales abonados por los compradores en Argentina vis-à-vis los del resto del mundo.4i 75 Cv. En términos del empleo generado por el sector. elaborados a partir de salarios horarios sobre la base de una jornada laboral de 8 horas ejecutada a lo largo de 22 días al mes. Federal Reserve y MECON. Es más. remolques y semirremolques). **** Salarios en 2006 para el conjunto de los trabajadores industriales. se observa que éste no involucra a una parte sustantiva del empleo manufacturero y mucho menos del empleo total. las actividades de adaptación de los nuevos modelos a las condiciones particulares del mercado local son mucho más reducidas. extraer tres tipos de conclusiones. dada la misma diferencia salarial. el sector ha mantenido a lo largo de los últimos quince años un constante déficit externo.3%. si bien la diferencia salarial entre uno y otro mercado no ha sido ponderada respecto de la productividad de los trabajadores automotrices.peugeot.2.es. el precio de los automóviles producidos aquí es virtualmente el mismo que en España. 9.570 5 12 * Para el año 2008.com. que el modelo de auto tomado para la comparación cuenta con mayores prestaciones y mejor equipamiento en España respecto de Argentina. Tal resultado se alcanza al analizar el conjunto de variables involucradas directa o indirectamente con el funcionamiento del régimen. Esta tendencia no se modificó durante la post-Convertibilidad. Una sencilla comparación con España permite apreciar la diferencia de precios y rentabilidades existentes en uno y otro mercado (Cuadro N° 3). las tareas de investigación. En efecto.2i 163 Cv. Argentina: Peugeot 206 X-Line 5 puertas. Un primer vistazo al Cuadro N° 3 permite. difícilmente se pueda argumentar que la industria automotriz argentina haya generado derrames tecnológicos de consideración a lo largo de las últimas dos décadas. Argentina: Peugeot 406 SW SV Sport 2. De acuerdo con lo dicho. el precio de los automóviles no producidos en Argentina es significativamente mayor (un tercio por encima) que en España. proceso que se ha agudizado en los últimos años alcanzando en 2006 los 1.29 . en el 2006 el complejo automotriz representaba sólo el 4. Más allá de este ejemplo particular. 3 (Fabricación de vehículos automotores. aquellas de carácter fiscal. desarrollo y diseño de los nuevos productos están concentradas mayoritariamente en las casas matrices y. A partir de lo expuesto. *** Salarios en 2006 para los trabajadores pertenecientes a la División 34 de la CIIU Rev.peugeot. se deberían reconsiderar los argumentos que históricamente se han utilizado como justificación para las políticas de protección hacia el sector.498 US$ 3. los cuales fueron agrupados en tres grandes ejes: los derrames tecnológicos hacia el resto del tejido manufacturero.3% del empleo manufacturero y menos del 1% del empleo total. 10. salarios en la industria automotriz y salarios de la industria automotriz por automóvil En dólares corrientes Variable Precio automóvil producido en Argentina (Peugeot 206*) Precio automóvil no producido en Argentina (Peugeot 406**) Salario mensual promedio trabajador industria automotriz*** Cantidad de salarios industriales**** por automóvil producido en Argentina (Peugeot 206*) Cantidad de salarios industriales**** por automóvil no producido en Argentina (Peugeot 406**) Argentina US$ 15. Por último. un reciente informe de auditoría y evaluación de los costos y beneficios del Régimen Automotriz para Argentina realizado por la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Buenos Aires a pedido de la Subsecretaría de Industria estima que el resultado neto final del régimen durante sus años de vigencia es claramente negativo. España: Peugeot 406 SW SV Sport 2. a diferencia de los años sesenta y setenta. la generación de empleo y el elevado nivel de divisas requerido para la importación de automotores. elaborados a partir de salarios horarios sobre la base de una jornada laboral de 8 horas ejecutada a lo largo de 22 días al mes. mientras que en el conjunto de la industria manufacturera dicho crecimiento alcanzó el 10. la configuración actual de la producción automotriz a nivel mundial deja poco lugar a la existencia de derrames tecnológicos significativos hacia el conjunto del tejido industrial en una economía periférica como la Argentina. dicho complejo emplea actualmente un 19. ya que si bien este sector lideró el crecimiento de la producción.313 US$ 789 27 85 España US$ 15. también se observa el esfuerzo diferencial que deben hacer los trabajadores industriales argentinos respecto de los españoles (tomados aquí como representantes de la clase obrera del mundo desarrollado) para alcanzar tanto un automóvil de baja gama producido localmente como uno de gama mediana producido en el extranjero. además.375 millones de dólares. La evidencia presentada para la actualidad confirma esta tendencia. Esto último es así como consecuencia de un esquema de protección que no fuerza a las terminales locales a realizar procesos de catching up tecnológico respecto del funcionamiento típico de las terminales localizadas en los países centrales. ** Para el año 2008. a pesar del régimen compensado de importaciones y exportaciones.301 US$ 35. al comparar los niveles de empleo en 2006 con respecto a los registrados en el 2000 se observa que el empleo creció sólo un 7. a saber: i) que.

El achicamiento del sector autopartista. Por otra parte.El complejo automotriz argentino: las terminales a la promoción y el desarrollo industrial al descenso Según surge de los desarrollos precedentes. Parece difícil que este giro lo pueda realizar un gobierno que deja la política industrial en manos de un representante de las terminales automotrices y que. más que a su inserción en las cadenas internacionales de valor a través de un constante incremento en los niveles de productividad. genere mayor valor agregado y expanda el empleo. Hacia una nueva política industrial para el complejo automotriz De acuerdo a lo presentado. la mayor parte de las terminales automotrices localizadas en nuestro país están abocadas a la captación de ganancias extraordinarias producto de los elevados precios de venta y los atractivos costos de producción internos. Es imperioso avanzar con decisión en la elaboración e implementación de una nueva política industrial para el sector. por ende. Es claro que este cambio de raíz de la política automotriz implica tanto un desafío de política exterior como de política industrial de proporciones. el actual régimen de producción automotriz genera elevados costos que no son compensados por el desarrollo de una industria integrada. al menos. a otros mercados emergentes. en cuyo seno el país vecino debería resignar parte de su mercado en aras de un desarrollo regional más equitativo. Para ello.como de externalidades y derrames tecnológicos –dado que el actual funcionamiento de enclave productivo o de “isla de modernidad” que muestran las terminales ha imposibilitado que tales potencialidades derramen hacia el resto del aparato productivo-. ni de ahorro de divisas. De esta forma. el actual régimen no sólo no cumple con los presupuestos para los que fue creado sino que además permite la apropiación de ganancias extraordinarias por parte de las terminales ante los elevados precios de los vehículos en el mercado local. eso sí. la concentración de la producción y la realización de actividades productivas de mayor relevancia dentro de Argentina debería ser acompañada por un mayor porcentaje de integración nacional y por el desarrollo de una masa crítica de autopartistas de modo de que se hagan efectivos los beneficios potenciales de la posesión de una industria automotriz tanto en términos de empleo –en tanto en la actualidad el empleo directo generado por automotrices fuertemente maquinizadas y robotizadas no presenta la magnitud de antaño. los resultados para el caso argentino no parecen ser demasiado alentadores ni en términos de empleo. Es más. eliminó los requerimientos mínimos de insumos locales en la producción sectorial. entre sus primeras medidas. la mayor especialización permitiría que se produzcan localmente un puñado de modelos destinados al mercado interno (ampliado) y mundial (emergente) que generarían un saldo positivo de divisas necesario como para poder complementar la oferta local mediante importaciones a través de acuerdos de comercio compensado. el Estado nacional debería ser capaz de negociar con las empresas transnacionales la localización en Argentina –para la producción de los modelos en los que se especialice el país. especialmente durante la década del noventa. pagan mejores salarios. que en la actualidad se realizan en Brasil o en países de extrazona. Por último. dada la relativa estrechez del mercado regional como para cobijar en Argentina la producción de una gran cantidad de modelos -que. tales como las actividades de diseño e investigación y desarrollo. en el período 2003-2006 el 62% de los vehículos comercializados en nuestro país fue de origen externo.quien oriente el proceso de inversión y reestructuración productiva de la industria automotriz nacional de modo de hacerla eficiente a nivel internacional. si bien no quedan dudas de que el automotriz es un sector importante para el crecimiento de la industria en su conjunto. Ello es la consecuencia directa de la escasa capacidad de planificación y coordinación que ha demostrado el Estado argentino a la hora de desarrollar una industria automotriz nacional competitiva a nivel internacional.de ciertos eslabones de la CGV que utilizan trabajo más calificado –y que. el Estado nacional debería comprometerse mucho más fuertemente en una política de promoción del complejo que permita obtener tanto los beneficios del consumidor (menores precios locales para los automóviles) como del productor (mayores ingresos por ventas en el mercado interno y por exportación). participación visiblemente más elevada que la registrada en el período 1999-2002. En pocas palabras. En este sentido.30 .y que permiten apropiarse de una mayor porción del valor generado por la cadena. por el contrario. debería producirse un nuevo movimiento de concentración del sector en una cantidad menor de plataformas y modelos que sean exportados tanto a la región como. que reduzca los diferenciales de productividad. debe ser el Estado nacional –y no las terminales y autopartistas transnacionales. este proceso se ha intensificado recientemente a partir del abastecimiento creciente del mercado doméstico con vehículos de origen extranjero a precios notoriamente superiores a los registrados en el mercado mundial. Así. Cabe recordar que gran parte de las bondades del complejo se concentran en el sector autopartista. ni de derrames tecnológicos. explica gran parte de este pobre desempeño. Todas estas medidas implican un replanteo en la relación Argentina-Brasil. Llamativamente. que alcanzaba “sólo” al 42%. En este sentido. 5. al tiempo que posibilite la generación de las externalidades típicas de un sector que alguna vez fue la vedette entre las “industrias industrializantes”. se está permitiendo un nuevo proceso de desmantelamiento de la estructura industrial y llevando a nuestro país cada vez más cerca de convertirse en una armaduría pero. FIN Notas de la economía argentina | Edición 05 | Agosto 2008 | CENDA PÁG. con precios internos superiores a los internacionales. Hoy resulta evidente que muchos pierden y pocos ganan con la actual política y configuración del sector en el país. Esto no implica que se deba renunciar a poseer una industria automotriz y de autopartes en un país de tamaño y desarrollo intermedio como Argentina sino que. de modo que su nueva exclusión en el acuerdo es un paso desalentador para el desarrollo manufacturero del país. salvo excepciones se producen bien lejos de la escala de eficiencia mínima-.

ar | www. integrando la discusión teórica con el análisis de la economía nacional.ar Notas de la economía argentina | Edición 05 | Agosto CENTRO DE ESTUDIOS PARA EL DESARROLLO ARGENTINO.org.org.031 . El CENDA se propone contribuir al desarrollo de la sociedad argentina a través de la producción académica crítica e independiente. cenda@cenda.Notas de la economía argentina | 05 | Agosto 2008 El Centro de Estudios para el Desarrollo Argentino (CENDA) es un centro de estudios económicos y sociales constituido por un grupo de jóvenes investigadores con formación en economía política. 2008 | CENDA PÁG.cenda.