Nombre: Alfonso

Aula: 3.5

Apellidos: Sanz Muñoz

Grupo: 16

Lengua y Literatura y su Didáctica
PortFolio Docente

Universidad Camilo José Cela 2º Especialidad en Lengua inglesa

Índice
Página

1 ¿QUIÉN SOY? ………………………………………….3 - 4 2 ¿A dónde voy?..........................................................4 - 5 3 ¿Dónde estoy?...........................................................5 - 7 4 Experiencias de aprendizaje con alumnos…………7- 9 5 Experiencias de aprendizaje con profesores…..10 - 12 6 Actuaciones para mejorar mi aprendizaje como profesor…………………………………………………13 - 14 7. Materiales para compartir………………………..14 - 19 8. Mi bibliowebcineteca…………………………………20

2

1 ¿QUIÉN SOY? Perfil profesional. Historial y
motivación ¿por qué quiero ser profesor?

Me llamo Alfonso y no soy profesor en ejercicio. La única experiencia docente que he tenido, ha sido la adquirida durante mi periodo de prácticas. Las primeras prácticas, tuvieron una duración muy corta y estuvieron caracterizadas por la “casi nula” interacción con los alumnos, tan sólo duraron dos semanas y me derivaron a una clase de Educación Infantil. Realmente me lo pasé muy bien y aprendí muchísimo, pero al no tener experiencia a la hora de desenvolverme como docente y la corta edad de los alumnos, me hicieron desmotivarme un poco, mi especialidad era la Educación Física y pensé que sería en este terreno donde desarrollaría las prácticas. Las segundas prácticas, volvieron a meterme dentro “el gusanillo” de querer enseñar. Fueron un poco más largas y tuve la oportunidad de aprender el arte de la docencia en distintas materias. Mi tutora, era profesora de Conocimiento del Medio, pero casi todas las clases, salía al patio o al gimnasio con otro profesor de Educación Física. Comencé a dar mis propias clases y a sentir la emoción al prepararlas en mi casa, intenté dar el máximo de mí. A los niños les encantó y mi tutora acabó encantada conmigo, me ofreció repetir las prácticas al año siguiente, pero prefería cambiar de colegio para aprender más y adquirir experiencia. El último año fue el definitivo para saber que realmente quiero ser profesor, duraron un mes y medio, quizás demasiado cortas, pero sabía que esto era lo mío. Todas las horas fueron en mi especialidad, el colegio era maravilloso, me trataron genial y lo mejor de todo, mi tutor tuvo plena confianza en mí desde el principio, dejándome dar casi todas las clases, corrigiéndome y enseñándome en todas ellas.

3

Aprendí mucho más que en las dos anteriores, gracias a que tuve la oportunidad de dar clase a distintos cursos. Preparaba las clases adaptándolas a las diferentes características de los alumnos, en algunas clases tenía alumnos con discapacidades físicas. Buscaba información para poder adaptar todas las actividades y que las realizasen con éxito. Muchos de los recursos utilizados por mi tutor de prácticas, aparecen reflejados en el libro “Metodologías de enseñanza y aprendizaje para el desarrollo de competencias. Orientaciones al profesorado universitario ante el espacio Europeo de Educación Superior.” Se desligaba por completo de la típica lección magistral, e intentaba innovar en todas sus clases, lo cierto es que lo conseguía, todos los alumnos prestaban atención y no se despistaban demasiado. Tengo un sueño que se repite, quiero ser profesor, me gustaría llegar a un colegio y poder transmitir las nuevas ideas que los docentes nóveles tenemos, parece que estas ideas no terminan de cuajar dentro de la enseñanza, ¿por qué no cambia esto?. Pienso que es por la comodidad de los profesores y lo difícil que es hoy en día llegar a serlo. Mientras tanto la educación sigue estancada y el rendimiento académico cada vez es peor. Espero que todo cambie pronto, los alumnos son el futuro del país, sin una buena educación, no progresaremos nunca.

2 ¿A dónde voy? ¿Cuál es mi filosofía
docente? ¿Cómo creo que se aprende de manera más eficaz? ¿Qué valores considero fundamentales?

Creo que la manera más eficaz de aprender, es cuando eres partícipe de tu propio aprendizaje, cuando partiendo de una situación-problema, buscamos la solución, equivocándonos y aprendiendo de los errores.

4

Lo fácil para un profesor es abrir el libro y leer el tema, lo difícil es lograr un ambiente en el que se proponga una situación-problema y que los niños sientan la necesidad de encontrar la solución. Cada profesor es distinto y cada clase es un mundo, pero tengo ideas maravillosas para intentar ser un buen docente. No quiero basarme en reglas fijas, creo que cada clase necesita unas determinadas normas. Me gustaría que mis alumnos viniesen encantados a clase, que tuviesen ganas de aprender conmigo y sobre todo, que me recordasen como un buen profesor, alguien que les hizo sentir algo más que el resto. Si tuviese la oportunidad de ser docente, desarrollaría las clases de forma muy dinámica, donde los alumnos pudiesen elegir parte del tema, con la finalidad de que se involucrasen aún más y estuviesen más motivados. Creo que la función docente puede llegar mucho más lejos de lo que está en la actualidad, solamente necesitamos un cambio en la mentalidad del profesor. Debemos ir a clase con ganas de comernos el mundo y que nuestros alumnos sientan la necesidad de aprender, que no lo vean como algo aburrido, sino como algo maravilloso que les pueda abrir muchas puertas en un futuro. Me gustaría poder aplicar todo esto en la especialidad de Educación Física, es realmente donde me siento más cómodo, pero me gusta tanto este oficio, que si fuese en otra especialidad, me acostumbraría rápidamente y me sentiría igual de bien, intentando adaptarme lo antes posible. Solamente quiero que este sueño tan bonito se pueda cumplir en un futuro, desde luego, pondré todos los medios que pueda para conseguirlo. Pienso que en esta vida, si deseas algo con fuerza, y pones los medios y el esfuerzo necesario, se puede conseguir todo lo que uno se proponga.

5

3 ¿Dónde estoy? ¿Qué características tiene el
proyecto en el que estoy actualmente trabajando?

Ahora mismo me encuentro en una situación que me resulta un poco contradictoria. He estado trabajando en un almacén de Decathlon con turnos rotativos de mañana, tarde y noche, pero el mes pasado, cumplió mi contrato y no me renovaron, supongo que la mala situación económica del país afecta a todos los sectores, lo malo es, que ésta era mi única fuente de ingresos. Mientras trabajaba, me preparaba las oposiciones para la especialidad de Educación Física en los ratos libres que encontraba, pero las pocas plazas disponibles tan sólo 24, me hicieron echarme atrás. El año pasado, me enteré de la posibilidad de realizar la segunda especialidad en Lengua Inglesa y sin dudarlo fui a echar la instancia lo antes posible. Creo que ésta es mi oportunidad para poder desempeñar esta profesión, hay muchos colegios que son bilingües o piden esta especialidad. El único problema está en que mis conocimientos de inglés son muy limitados y tengo claro que no puedo ser un buen profesor de una materia que no domino, esto me está creando inseguridad y desconfianza. Por otro lado, pienso que estoy mejorando y continuando mi formación como docente, intentando adaptarme a lo que demanda la sociedad actual: el bilingüismo. Ésta es la única salida que me queda, nunca me ha gustado la asignatura de Inglés, pero en los tiempos que corren es necesaria, me costará bastante más que al resto de mis compañeros, pero es un reto que debo superar. Me siento un poco agobiado por la presión que sufro, mis padres me prestaron el dinero para sacarme esta nueva especialidad, con mi sueldo no me llegaba, y no me gustaría defraudarles, tendré que poner todo el entusiasmo del mundo para conseguir este objetivo y poder encontrar un trabajo algo mejor.

6

Realmente no voy a aprender inglés como para dar una clase fluida, el día de mañana, mi intención es terminar esta nueva especialidad e irme a Inglaterra a trabajar y aprender el idioma. Será una experiencia única y pienso que me hará madurar como persona, pero aún más como docente.

4 Experiencias de aprendizaje con alumnos. Proyecto, objetivos, metodología,
sistema de evaluación, resultados, mejoras introducidas, innovación y cambios, comentarios…

Como he mencionado antes, mi experiencia con los alumnos es muy limitada, si sumásemos todo el periodo de prácticas, apenas llegaría a los tres meses interactuando con ellos, pero he tenido muy buenas experiencias en este corto espacio de tiempo. Durante el primer año de prácticas en Educación Infantil, pude observar que los niños desde que son pequeños, ya tienen una capacidad de aprender impresionante. La profesora, cada mañana trataba de estimularles enseñándoles fotos de cuadros y esculturas importantes. Los niños las habían memorizado y conocían su nombre, fue algo increíble no me lo podía creer, como un niño de tan sólo tres años era capaz de conocer y diferenciar tantas cosas, me di cuenta que la capacidad de aprender del ser humano es impresionante. El objetivo principal que mi tutora pretendía con esta actividad, era desarrollar la creatividad y la memoria de los alumnos, así como introducir aspectos básicos de la cultura. Otra experiencia que valoré mucho, en estas cortas dos semanas, fue el cariño que trasmiten estos niños tan pequeños, prácticamente la profesora era como una segunda madre. Cuando me fui, todos los niños me regalaron un dibujo, pensé que estas cosas nunca me

7

ocurrirían, pero me fue muy difícil olvidarme de aquellos alumnos, incluso pensé en cambiarme de especialidad por la de Educación Infantil. Todo esto cambió durante el transcurso de mis segundas prácticas, en ellas me di cuenta de muchas cosas. Mi tutora era una profesora modelo, parecía que todo lo hacía bien y me servía de referencia como un buen modelo a seguir, pero cuando pasaba por otras clases, la sensación era distinta. En clase de Matemáticas, la profesora no ponía nada de su parte por ayudar a algunos de sus alumnos, los llamados “problemáticos”. Estos eran de etnia gitana y la profesora desesperada, los ponía en la última fila de la clase, sin hacerles ningún caso. En un principio me mantuve al margen, solamente estaba de prácticas y no me parecía bien corregir a la profesora en estos aspectos. Pero mi oportunidad llegó, la profesora estuvo de baja una semana y me permitieron ser el profesor de aquellos niños hasta encontrar un sustituto. Lo primero que hice, fue sentarlos en las primeras filas, permitía que participasen en la clase, y pude observar que estos niños tenían las mismas ganas de aprender que el resto de los alumnos, el problema es que los habían aislado y su retraso en la materia, se debía principalmente por esta razón. Al finalizar la última clase, me quedé con ellos y les pregunté la razón de su mal comportamiento, sin dejar dar clase y molestando a sus compañeros. Ellos se excusaban en su situación familiar, su padre estaba en la cárcel y parecía que seguían su modelo de actuación, lo veían como algo normal. Tras una larga conversación, intenté convencerles de que ese no era el camino correcto y que si querían cambiar su situación actual, debían formarse y comportarse en el aula. No puede saber si mi consejo sirvió para algo o simplemente lo olvidaron en cuanto crucé la puerta, mi periodo de prácticas terminó ese mismo día. En el último año observé algunos casos extraordinarios, los que más me llamaron la atención fueron los alumnos con necesidades educativas especiales. La motivación en ellos es impresionante, sólo necesitan un buen profesor que los estimule. En el aula, teníamos una alumna con déficit de visión y me encantaba adaptar actividades para ella, buscaba en todas partes. Es muy fácil que estos alumnos aprendan al mismo nivel que el resto, solamente

8

hay que dejarlos ser uno más dentro del grupo de clase, es algo muy importante que me enseñó mi tutor en estas prácticas. La niña tenía unas ganas inmensas de jugar y aprender, pero no veía bien la pelota. Buscando en la red, encontré una adaptación que me pareció muy adecuada para esta situación. Introduje un cascabel dentro de una pelota con agujeros de color rojo intenso, para que pudiese saber la distancia de la pelota y la distinguiese del suelo azul del gimnasio y se puso a jugar como una más. A mí esta situación me llenó de entusiasmo, por un momento me sentí como un verdadero profesor, había ayudado a aquella niña de una forma tan sencilla, es algo que no olvidaré nunca. En cuanto a los sistemas de evaluación empleados por mi tutor de prácticas, se basaban en aspectos muy sencillos, al finalizar cada unidad didáctica, los examinaba de unas determinadas pruebas en relación al tema trabajado en dicha unidad. Consistía en una evaluación progresiva, cada cierto tiempo volvía a hacer las mismas pruebas y valoraba la progresión de los alumnos, pero nunca suspendía a nadie. Me comentaba que su intención era motivar a todos los alumnos, algunos de ellos tenían malos resultados en otras asignaturas y mi tutor no quería hundirlos más. Todas estas experiencias, afianzaron la razón por la que elegí estudiar esta profesión, es algo que no se puede explicar con palabras, hay que vivirlo para darse cuenta. Las prácticas es el momento idóneo para experimentarlo, y dividirlas en tres periodos, me pareció una idea estupenda, así los alumnos que no sepan si les gusta esta profesión, se darán cuenta en el primer año de carrera y no en el último, pudiendo así replantearse su futuro.

9

5 Experiencias de aprendizaje con profesores. Proyectos, objetivos, metodología,
sistema de evaluación, resultados, mejoras introducidas, innovación y cambios, comentarios

Es de nuevo en las prácticas donde he podido experimentar algunas experiencias con docentes. Durante el primer año, todas las actuaciones que observé por parte de la profesora fueron excelentes, siempre estaba pendiente de sus alumnos y creo que tenía mucho mérito por la corta edad de los mismos. Se despistaban con rapidez y ella siempre estaba encima de todos ellos, pienso que era una buena profesora. En el segundo año, mi tutora me enseñó mucho, era una buena docente, comenzaba la clase haciendo un repaso del día anterior, hacía participar a todos los alumnos por igual, sentaba al llamado “alumno brillante”, con otro alumno que fuese peor en la materia para que no se descolgase del resto, y una cosa que me llamó mucho la atención, fue su posición dinámica en la clase, se paseaba por todo el aula, de esta manera, no permitía que los alumnos perdieran la concentración. Utilizaba mucho el aprendizaje por descubrimiento, los alumnos debían ser más autónomos y encontrar ellos las soluciones a los problemas planteados. En cuanto a los sistemas de evaluación empleados, realizaba un examen cada mes, con lo dado hasta el momento. Al terminar de corregir los exámenes, los alumnos que tuviesen menos de un cinco, tenían la oportunidad de aprobar, en ese mismo momento. La profesora explicaba cada fallo a sus alumnos, de forma individual y planteaba un ejercicio similar, si el alumno lo había comprendido y lo realizaba correctamente, aprobaba el examen. En mi opinión es una buena metodología, pero no en todas las clases se puede realizar, las circunstancias eran idóneas para un aprendizaje individualizado, era una clase con menos de quince alumnos.

10

Esta profesora, me recordó a un profesor de historia que tuve en bachillerato, que fue en mi opinión, de los pocos docentes que no se sientan en su mesa, sacan el libro, lo leen y te hacen un examen, él intentaba que te gustase su asignatura, era dinámico, en muchas ocasiones demasiado exigente, pero echando la vista atrás, es uno de los docentes con los que he aprendido de verdad, podría recordar con facilidad el contenido de su asignatura y lo que es más importante, es de los pocos profesores de los que me acuerdo y admiro, pienso que es un buen modelo a seguir. El tercer año, fue sin duda en el que más participé. Mi tutor estaba pendiente de mí en todo momento, era un profesor joven, terminó la carrera tan sólo un año antes que yo y sus ideas eran innovadoras respecto a los otros maestros de Educación Física. Me enseñó a comportarme dentro del aula como un verdadero docente y observé el trabajo que hay detrás de cada clase, la preparación de las unidades didácticas, programaciones, búsquedas de información etc. Si me remonto al pasado, en concreto a mi etapa de estudiante, me encuentro que hay profesores que han perdido el interés por dar clase, te evalúan de un libro que ellos mismos simplemente leen, no se mueven de sus mesas, no motivan a los alumnos, ¿cuándo va a cambiar esto?, quizás sea ésta una de las razones por la que el modelo de enseñanza español esté a la cola de los grandes países. En mi opinión, la palabra fracaso escolar no debería referirse a los alumnos, sino a la incompetencia de algunos docentes que no han sabido transmitir a sus alumnos los conocimientos necesarios y las ganas por aprender. Por lo contrario, hay una gran cantidad de profesores, muchos de ellos muy jóvenes, que de verdad se implican con su trabajo, utilizan técnicas y metodologías muy innovadoras y se preocupan por que sus alumnos aprendan. Si algún día llegase a ser profesor, tendría como modelo a seguir a estos docentes, intentado eliminar de una vez por todas la idea de los llamados profesores “comodones”, que por miedo a salir de su propia rutina, no se adaptan a las nuevas metodologías y técnicas existentes.

11

En la última clase de Lengua y Literatura y su Didáctica, la profesora Olga Casanova, planteó una pregunta muy interesante, que me hizo pensar mucho, ¿seríais capaces de aprobar un examen, de una asignatura que visteis hace tan sólo un año, sin estudiar previamente?. Nunca me había planteado esta cuestión, lo cierto es, que no aprobaría esa asignatura, en la mayoría de los casos, tendría que estudiar unos días antes para poder recordarla. Me parece que está aquí la clave de nuestro sistema educativo actual, si un profesor no sabe transmitir sus conocimientos a los alumnos, éstos lo olvidarán al poco tiempo. Por lo contrario, si un docente se vuelca con su asignatura, proponiendo propuestas creativas, vídeos, excursiones etc. Entonces sus alumnos recordarán el contenido de dicha materia.

6 Actuaciones para mejorar mi aprendizaje como profesor.
En cuanto a la formación recibida durante mi larga etapa como estudiante, aún no he tenido la oportunidad de poder aplicarla a la vida real. No he trabajado nunca como docente, pero creo que daría más importancia a los conocimientos adquiridos durante las prácticas, que a todo lo aprendido en las diferentes asignaturas. Pienso que existe una gran cantidad de información, son muchos los conocimientos adquiridos, pero muy pocas las aplicaciones a la vida real. En relación a lo que vimos en un vídeo en la clase de Lengua y Literatura y su Didáctica, “se aprende, haciendo”, por eso creo que mejoraría mi aprendizaje como profesor, si hubiese estado más tiempo de prácticas y pudiese ver, durante un periodo más largo, como es el día a día en el aula. En Marzo, comienzan mis prácticas en la especialidad de Inglés, tan sólo son 140 horas, pero pienso aprovecharlas al máximo. He tenido la suerte que me admitan en el colegio donde realicé las últimas prácticas, por lo que conozco como es el funcionamiento del centro, pudiendo centrarme así en otros aspectos.
12

Pienso que una buena aportación para todos los docentes, sería la propia experiencia en varios centros educativos, desde los que cuentan con menos recursos, hasta los más modernos y capacitados, de esta manera podremos aplicar mejor las técnicas aprendidas a nuestro centro definitivo. Pero esto es muy complicado, bastante difícil es encontrar un solo centro, como para poder hacer prácticas en distintos. Al margen de los cursos que todos los docentes opositores realizamos, con el único objetivo e interés de obtener puntos para la oposición, y con los que al final lo único que conseguimos es un diploma y ningún conocimiento significativo, creo que la mejor actuación y la primera para completar mi aprendizaje, sería conocer la sociedad en la que voy a desempeñar mi papel como docente y que se encuentra en constante cambio. Con esto quiero decir que hay que conocer los instrumentos para acceder a la información, ya que el principal problema de la educación está en que las transformaciones sociales y tecnológicas se producen con gran rapidez, mientras que el sistema educativo las vive con ritmos mucho más lentos. Por último, espero que esta nueva especialidad, termine por completar mi aprendizaje como docente y me aporte la experiencia suficiente para desempeñar mi futuro trabajo. Solamente espero que la situación en las escuelas cambie cuanto antes y podamos disfrutar de una enseñanza digna y competir con modelos de enseñanza de otros países que ya aplican las nuevas metodologías.

13

7. Materiales para compartir
1. El primer material para compartir, es el diálogo de las letras b, v y h, que
realizamos el primer día de clase. Es un buen ejercicio para practicar el uso de dichas letras que tantas veces se confunden, por eso me ha parecido una buena aportación a mi PortFolio.

Diálogo
En la lengua española, es muy común confundir la B y la V a la hora de escribir, esto se debe a que el sonido, cuando las pronunciamos es muy similar. Lo mismo ocurre con la letra H que al ser un sonido mudo en muchas ocasiones se cometen faltas ortográficas al no saber donde situarla. Con el fin de aclarar esta situación, vamos a realizar un diálogo utilizando estas tres palabras, la B y la V discutirán sobre su utilización y la H será el mediador.
-

Letra B. Estaba bastante enfadada por mi mal uso al escribir, me estaban tratando como una moribunda, sólo pensaba en lo absurdo de esta obsesión, mientras tú estabas subida en esa butaca. Letra H. Hay muchas letras y es inevitable que haya confusiones a la hora de escribir. Letra V. No seas vivaz y vive la vida, quedaste advertida del mal uso de las letras. Ésta es la verdad de la vida, vayas donde vayas verás que es así. Letra B. Sólo estaba buscando brillar en los textos como antes destacaba y ahora sólo soy un buitre que busca la fama para llenar su buche. Letra H. ¡Que holocausto! No habléis tanto y enterrar el hacha de guerra y no hagáis de un hermoso día como hoy, uno horrible. Ahora debéis curar esa herida con el mejor alcohol, la humildad y la honestidad. Letra V. Es evidente la vergüenza que sientes, tu voz vulgar te delata, ármate de valor y vuelve a creer en tí, si no vas a hacerlo, evapórate y vete por la ventana. Yo se venderme mejor que tú y volveré a envolverme de fama. Letra B. Pareces un burro y un burlón hablando por esa boca, no me gustabas ni pensaba ser blando o bueno contigo, pero daré mi brazo a torcer.

-

-

-

-

-

-

14

-

Letra V. Esta venganza me produce vergüenza, sólo ponía mi vista en la victoria, sin pensar en los valores y lo valiente que has sido. Letra H. Habéis hecho lo correcto, sois verdaderos héroes, habéis dejado una huella en el diccionario y recordarán la habilidad de vuestras hazañas. Letra V. Olvidemos las diferencias y volvamos a ser como en los viejos tiempos. Ven y disfruta de un vaso de vino. Letra B. Parece de bodega. ¿Es bueno?, brindemos. Estaba cansada de esta batalla, no beneficiaba a ninguno.

-

-

-

2. El segundo material que compartiremos, es una comparativa entre el
sistema educativo español y el finlandés uno de los mejores sistemas educativos del mundo. Quizás si imitásemos algunos de estos aspectos, podríamos mejorar nuestro sistema educativo, es una buena comparativa, y me ha parecido un dato importante para añadir a mi PortFolio. La información de esta comparativa se encuentra en esta página web: http://www.fluvium.org/textos/familia/fam201.htm

Fracaso escolar en España: Finlandia, el modelo a imitar En Finlandia, con el mejor sistema educativo del mundo, la piedra angular de la enseñanza es el profesor. Con un buen sueldo, pero también con una excelente formación y motivación para impartir sus conocimientos entre los alumnos. Las fuertes inversiones del Estado, en formación del profesorado y en medios, ayudan a los educadores a realizar su tarea. En las clases finlandesas, a diferencia de las españolas, hay una generalizada ausencia de competitividad. Los alumnos practican la solidaridad con sus compañeros más retrasados en los estudios con absoluta normalidad y los profesores se aseguran de que ningún alumno se quede atrás. En la siguiente tabla se pueden observar algunas de las características que diferencian al sistema educativo finlandés del español.

15

2 estudiantes de 15 años en el sistema educativo finlandés y español

Concepto

Finlandia

España

Curso

9º, el último de la Enseñanza Obligatoria

4º de ESO

Horas de clase

7 horas

7 horas

Horas diarias dedicadas a deberes

Media hora

2 horas

Total horas lectivas desde los 7 hasta los 15 años

6.126 horas

7.731 horas

Idiomas

Sueco, inglés, francés y otro optativo

Lengua natal e inglés o francés como optativa

Ingreso en la Universidad

71 por ciento de los alumnos

50 por ciento de los alumnos

Inversión del Estado en su formación obligatoria

40.866 euros

35.155 euros

Sueldo de los profesores

3.400 euros

1.800 euros

Costes para las familias

Gratuidad, incluso en la escuela privada

Gratuidad de la enseñanza pública, pero no de servicios complementarios, como comedor, material escolar y transporte. Conciertos educativos con centros privados no gratuitos, lo que permite abaratar algunos gastos.

Desde los 7 hasta los 15 años, los estudiantes finlandeses asisten a 1.605 horas lectivas menos que los españoles. Y mientras en Finlandia los deberes en casa les ocupan media hora diaria, en España los alumnos trabajan con tareas escolares alrededor de 2 horas cada día en el hogar. Por otra parte, los chicos finlandeses

16

pueden llegar a estudiar hasta 4 lenguas, mientras que los españoles estudian la lengua propia (en algunas comunidades autónomas son dos) y otra optativa. En Finlandia, la universidad acoge al 71 por ciento de los alumnos y, en España, tan sólo opta a los estudios universitarios el 50 por ciento. Gratuidad absoluta El Estado finlandés invierte en la formación obligatoria de sus estudiantes 40.866 euros, 5.711 más que el español. La gratuidad de la enseñanza obligatoria en el sistema finlandés es absoluta e incluye, no sólo los salarios de los profesores, sino todo tipo de material escolar, desde los libros hasta los lápices. La total financiación alcanza también a los escasos centros privados que existen. Además, todos los estudiantes tienen derecho a una comida caliente que garantice su correcta alimentación y, si el alumno vive a más de 5 kilómetros, el centro garantiza su transporte. Por otra parte, los padres pueden elegir con casi total libertad el colegio de sus hijos, aunque apenas existen diferencias significativas entre los diferentes centros. En España, sin embargo, los padres han de pagar los servicios complementarios en las escuelas públicas, donde la enseñanza es gratuita (comedor, material escolar, transporte, etc.). Y los conciertos educativos establecidos con centros privados no gratuitos permiten a los padres reducir algunos gastos. Inversiones en formación y medios Con el objetivo de mejorar el rendimiento de los alumnos en matemáticas y ciencias, las autoridades educativas finlandesas pusieron en marcha en 1996 un programa que incluía una exhaustiva formación del profesorado y una mejora de la enseñanza, dirigida a conseguir formar a los alumnos de una forma práctica. Para ello, se invirtió mucho dinero en modernizar los laboratorios de los colegios e institutos, adquiriendo ordenadores y programas informáticos más actualizados. El profesor, la piedra angular Pero si algo caracteriza el perfecto funcionamiento del sistema escolar en Finlandia, es el profesor, piedra angular del éxito finlandés en materia educativa. “Se ve enseguida que un profesor está motivado cuando te anima a estudiar y siempre parece feliz. La buena formación técnica y humana de los profesores garantiza unos excelentes resultados. Para dar clases se les exige una titulación universitaria de carácter superior. Ser maestro de Primaria requiere 6 años de carrera universitaria. Además, el hecho diferencial básico con respecto a otros países es que un profesor finlandés debe tener una formación dirigida, no sólo a poseer unos perfectos conocimientos de la materia que imparten, sino también a ser unos expertos en Pedagogía. De hecho, en Finlandia los profesores son considerados como los profesionales más importantes de la sociedad.

17

Más lectura y menos televisión Por lo que respecta a los hábitos de los alumnos, tres de cada cuatro niños finlandeses de 15 años afirman leer todos los días por el mero placer de hacerlo. A diferencia de otros adolescentes europeos, prefieren hojear los periódicos, las revistas, los cómics a las obras de ficción. Además, la televisión y videojuegos no entran en sus hábitos diarios y mucho de su tiempo libre lo pasan con otros amigos discutiendo sobre los deberes. A las nueve de la noche ya están en la cama. Solidaridad vs competitividad Otra de las peculiaridades, casi única en Europa en los tiempos que corren, es la extrema generosidad que caracteriza a los estudiantes finlandeses: Contra competitividad, generosidad. “Si alguna de nosotras no ha tenido tiempo de estudiar suficiente o hay algo que no entiende, las demás se lo explicamos. Cuidamos una de otra... Si algún compañero se siente cansado y no tiene ganas de seguir todos los demás le animamos y tratamos de ayudarle”, dice la misma alumna del estudio. Se trata de una de las claves de la equidad del sistema educativo en Finlandia. Una labor conjunta de padres y profesores que se esmeran por enseñar a sus hijos y alumnos que lo más importante no son los resultados espectaculares, el éxito individual o el agravio comparativo, sino la solidaridad hacia sus compañeros y el éxito colectivo. De hecho, las diferencias en las puntuaciones son muy escasas entre los mejores y los peores alumnos finlandeses. “No dividimos a los alumnos entre los que van mejor y los que necesitan más tiempo. Aquí todo el mundo es igual. No hay repetidores. No dejamos que ninguno se quede atrás. Si se nos presenta un problema con algún estudiante, lo tratamos inmediatamente con los demás profesores, sus padres, el director del colegio y un psicólogo”, confirma una profesora que ha colaborado con el estudio. Alumnos, profesores, padres y administraciones; todos a una para conseguir un sistema educativo que es la envidia de Europa y un buen espejo en el que España debe mirarse con detenimiento.

18

3. El último material que compartiremos, me ha llamado mucho la atención,
muestra como es la situación que viven muchos docentes en otros países, sobre todo en Latino-América. Me parece increíble como en los tiempos que corren un profesor puede vivir semejante situación, mediante constantes amenazas e incluso como veremos en este apartado, llegar a ser asesinado. La página web de donde he obtenido esta información es la siguiente: http://www.periodismopublico.com/Medidas-especialespara-proteger-a

Ante las amenazas presentadas a la rectora de la I.E. Ciudad Latina, Graciela Arias, y debido a la situación de inseguridad que enfrenta la comunidad educativa como el asesinato de un docente hace 15 días, el secretario de Educación de Soacha Ignacio Castellanos Anaya lideró una reunión donde se acordaron medidas urgentes para proteger la vida e integridad de los amenazados. A la reunión, realizada en la Institución educativa de Ciudad Latina, asistieron además el personero delegado para los derechos humanos Dany Leguizamón, el subcomandante de la estación de policía de Compartir, docentes y la rectora Graciela Arias, quien reiteró las amenazas recibidas a través de panfletos y correos de internet. La licenciada, denunció también que las amenazas se extienden a seis rectores más y dijo que la situación ya está en manos de un investigador de la Sijin. "Lo que quiero es que se investigue la procedencia de los mensajes, porque al parecer proceden de una sola persona; en todos los escritos se repiten algunas palabras, por eso tengo una carpeta donde he archivado las amenazas que llegan vía internet", explicó la rectora. Una docente denunció las constantes amenazas a miembros de la comunidad educativa y puso como ejemplo, el caso de un estudiante que en la mañana de hoy se vio obligado, junto con su familia, a abandonar el colegio y su lugar de residencia, debido a amenazas de muerte por parte de una de las pandillas juveniles que hace presencia en la zona. Otra denuncia que se hizo pública en la reunión, fue la presencia directa de estudiantes en los grupos de delincuencia juvenil del barrio, o aquellos alumnos que sirven de informantes a las denominadas pandillas. Incluso algunos dieron nombres propios y apodos de los líderes de las bandas delincuenciales.

19

8. Mi bibliowebcineteca

Las diferentes lecturas, se adjuntarán en carpetas distintas.

20

21