Oración del Catequista

Padre del amor y de la gracia, porque amas a todos los pueblos, tú pronunciaste tu Palabra, la cual se hizo hombre para nuestra salvación. Te pido que tu Palabra me transforme para que el mensaje de tu Hijo, nuestro Señor, resuene en todo lo que enseño. Permíteme guiar los corazones de aquellos a quienes enseño de tal manera que puedan profundizar aun más en tu senda que lleva a la verdad y la salvación. Ilumíname para que pueda ayudarlos a conocerte, amarte y servirte. Te ruego que, con la ayuda del Espíritu Santo, se conviertan en personas que escuchen tu Palabra y la cumplan, de manera que ayuden a transformar el mundo para que este siga el camino de vida al que nos ha llamado tu Hijo, quien vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos. Amén.
Copyright © 2009, United States Conference of Catholic Bishops, Washington, D.C. Reservados todos los derechos. Se autoriza la reproducción de esta obra, sin adaptaciones, para uso no comercial.

Oración del Catequista
Padre del amor y de la gracia, porque amas a todos los pueblos, tú pronunciaste tu Palabra, la cual se hizo hombre para nuestra salvación. Te pido que tu Palabra me transforme para que el mensaje de tu Hijo, nuestro Señor, resuene en todo lo que enseño. Permíteme guiar los corazones de aquellos a quienes enseño de tal manera que puedan profundizar aun más en tu senda que lleva a la verdad y la salvación. Ilumíname para que pueda ayudarlos a conocerte, amarte y servirte. Te ruego que, con la ayuda del Espíritu Santo, se conviertan en personas que escuchen tu Palabra y la cumplan, de manera que ayuden a transformar el mundo para que este siga el camino de vida al que nos ha llamado tu Hijo, quien vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos. Amén.
Copyright © 2009, United States Conference of Catholic Bishops, Washington, D.C. Reservados todos los derechos. Se autoriza la reproducción de esta obra, sin adaptaciones, para uso no comercial.

Oración del Catequista
Padre del amor y de la gracia, porque amas a todos los pueblos, tú pronunciaste tu Palabra, la cual se hizo hombre para nuestra salvación. Te pido que tu Palabra me transforme para que el mensaje de tu Hijo, nuestro Señor, resuene en todo lo que enseño. Permíteme guiar los corazones de aquellos a quienes enseño de tal manera que puedan profundizar aun más en tu senda que lleva a la verdad y la salvación. Ilumíname para que pueda ayudarlos a conocerte, amarte y servirte. Te ruego que, con la ayuda del Espíritu Santo, se conviertan en personas que escuchen tu Palabra y la cumplan, de manera que ayuden a transformar el mundo para que este siga el camino de vida al que nos ha llamado tu Hijo, quien vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos. Amén.
Copyright © 2009, United States Conference of Catholic Bishops, Washington, D.C. Reservados todos los derechos. Se autoriza la reproducción de esta obra, sin adaptaciones, para uso no comercial.

Oración del Catequista
Padre del amor y de la gracia, porque amas a todos los pueblos, tú pronunciaste tu Palabra, la cual se hizo hombre para nuestra salvación. Te pido que tu Palabra me transforme para que el mensaje de tu Hijo, nuestro Señor, resuene en todo lo que enseño. Permíteme guiar los corazones de aquellos a quienes enseño de tal manera que puedan profundizar aun más en tu senda que lleva a la verdad y la salvación. Ilumíname para que pueda ayudarlos a conocerte, amarte y servirte. Te ruego que, con la ayuda del Espíritu Santo, se conviertan en personas que escuchen tu Palabra y la cumplan, de manera que ayuden a transformar el mundo para que este siga el camino de vida al que nos ha llamado tu Hijo, quien vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos. Amén.
Copyright © 2009, United States Conference of Catholic Bishops, Washington, D.C. Reservados todos los derechos. Se autoriza la reproducción de esta obra, sin adaptaciones, para uso no comercial.