Nº 3

Enero 2012 Editorial: El recorte no es el camino

www.fsc.ccoo.es/webfscpostal CCOO presenta las 20 primeras propuestas para un cambio en Correos

Nuevo Presidente de Correos… menos política, más gestión y, ¡cuánto antes!
En cualquier contexto, la estabilidad en la gestión es cuestión de viabilidad. En el actual, se trata de una cuestión de supervivencia.
Dos meses después de las elecciones generales y del cambio de Gobierno, y con los ritmos habituales en todos los cambios de legislatura, han ido sucediéndose los nombramientos de responsables ministeriales, Secretarios de Estado y cargos de responsabilidad de las diferentes empresas del sector público. Y en este último ámbito, quedan aún algunas casillas por cumplimentar, como es el caso de Correos. Los últimos, una vez más. El Ministerio de Fomento, y la nueva Ministra Ana Pastor, como ministerio de tutela de los servicios postales, y el de Hacienda y Administraciones Públicas, con Cristóbal Montoro al frente del departamento, como propietario de Correos, han procedido a definir sus respectivos organigramas y, en el caso del primero, a designar nuevos responsables de empresas públicas como AENA, ADIF, RENFE o SEPI (Sociedad Española de Participaciones Industriales) y Patrimonio en el caso de Hacienda. Los perfiles de los nombramientos – que deberán contrastarse debidamente con la efectiva labor al frente de cada uno de ellos- parecen responder a la intención expresada por el Gobierno de elevar la atención sobre la contención del gasto público y potenciar la gestión en un espacio – las infraestructuras públicas- que lo requiere tanto como la necesaria inversión productiva. En este contexto, resultaría preocupante que Correos se situase, una vez más, en el “pelotón de los lentos” entre las prioridades del nuevo Gobierno, porque la primera decisión – designar a un Presidente del Grupo- no puede retrasarse de-

masiado. Y no lo puede hacer porque, con una Dirección paralizada por la sensación de interinidad y sin posibilidad de tomar decisiones, va a ser imposible despegar de una atonía lindante con la parálisis que en el actual contexto es lo último que necesita Correos.

CCOO demanda el nombramiento del nuevo Presidente de Correos para despegar de la parálisis actual y dotar al grupo de estabilidad en la Dirección
La mayor empresa pública del país, la que cuenta con mayor plantilla y la que sustenta y da servicio a la mayor red de atención ciudadana del Estado, ha soportado un desfile de cuatro presidentes en los cuatro últimos años, ha carecido de orientaciones empresariales estratégicas

desde 2006 (último Plan Estratégico) y ha contemplado las consecuencias de situar la política por encima de la gestión. Y en un contexto de recesión como el que se presenta para los dos próximos años, mantener esta situación sería abocar a Correos a una presencia residual en nuestra economía. CCOO ha hecho públicas en reiteradas ocasiones sus propuestas al respecto: una improrrogable estabilidad en la gestión, un proyecto empresarial sólido capaz de poner en marcha un verdadero Plan de Reactivación de la actividad postal y, algo que resulta fundamental, el suficiente respaldo político para llevarlo a cabo. Porque, sin éste último, el próximo Presidente contaría con el escaso margen de iniciativa que han padecido (voluntaria o involuntariamente) los últimos que han pasado por la Presidencia de Correos.

2

EDITORIAL: El recorte no es el camino
Frente a los 242 millones de coste anual del Servicio Postal Universal reconocidos desde 2008, el nuevo Ejecutivo deja al operador público con 17 millones de euros-227 menospara su prestación.
No por previsible resulta menos grave la noticia de que el nuevo Gobierno ya habría decidido asestar un nuevo hachazo de 25 millones de euros a la ya mermada subvención del Servicio Postal Universal (SPU), hachazo que abunda en la misma senda que los realizados desde 2008 (ver gráfico 1). Tijeretazo que no sólo se produce sobre el total de la cantidad de 242 millones de euros reconocida como coste del SPU, sino que además, en tan sólo 5 años, ha pasado de los 68 millones de euros de aportación reales en 2008 a los 17 millones de subvención “prestados de favor” este año. El gráfico ilustra, dramáticamente, la insignificante aportación real en claro contraste con la creciente deuda que el Estado viene contrayendo con Correos, algo que nos llevará inevitablemente a reconsiderar la propia extensión del SPU mermando el derecho de los ciudadanos a unos servicios postales accesibles, asequibles y de calidad. Si a esto se le añade, fruto de la mala gestión y la propia crisis, la caída espectacular de los ingresos de la empresa que ha pasado de los 2.115 millones de euros de 2007 a los previsibles 1.720 millones de 2011, del volumen de tráfico de los 5.406 millones de objetos a los 4.200 millones en ese mismo periodo, y un incremento de los costes de explotación y de personal que ha colocado éstos en casi un 80% del total de facturación de la Sociedad Estatal, es fácil deducir que el recorte no viene más que a poner en cuestión la propia estructura de costes de Correos y, por extensión, su viabilidad. Una sencilla ecuación nos dice que si al recorte de la subvención se le suma una menor facturación – menos ingresos-, y un incremento exponencial de costes, el único crecimiento seguro va a ser el de nuestros problemas. Ante este cuadro lo peor, para CCOO, sería quedarnos anclados sólo en la denuncia o en el lamento improductivo. Por eso, para CCOO no queda otra que, en el marco de un Pacto de Estado por el Correo Público que apueste por su Reactivación, poner la proa de Correos en la dirección de la estimulación y la generación de ingresos y del crecimiento si no queremos vernos abocados a una muerte lenta por inanición. Abrir nuevas vías de negocio – menos dependientes de un producto como la carta que está cayendo en torno al 20% por la pendiente y sin frenos- capaces de aumentar los ingresos principal, aunque no únicamente, en los campos de la paquetería y de los servicios financieros. Tratando de ir más allá del escaso 3% que actualmente obtiene Correos de cuota de mercado en el segmento de paquetería aumentando la presencia – sin excluir para ello la adquisición de empresas del sector- y la capacidad de sumarle a la paquetería regular que en la actualidad realiza Correos una mayor presencia y liderazgo en el negocio de la paquetería exprés de entregas a tiempo preciso, en franjas horarias determinadas y seguimiento on-line.
1000 800 600 400 200 0 2008 2009 2010* 2011*
* El Estado no ha abonado las cuantías del SPU 
Gráfico 1

Coste del SPU

Deuda del  Estado a  Correos  Subvenciones al  SPU

6000 5000 4000 3000 2000 1000 0
2004 2005 2006 2007 2008 2009 2010
Volumen de  envíos  Ingresos Inversiones Resultados  económicos

‐1000
Gráfico 2

De igual modo cabría reconsiderar, en el ámbito de los servicios financieros, el actual acuerdo con Deutsche Bank – del que Correos no obtiene los beneficios deseables, más bien al contrario- apostando por la oferta, previo concierto con grandes entidades bancarias como BBVA, Santander y otras, de servicios financieros de micro-banco a través de la extensa red de que dispone el operador público. No queda otra que abrirse a la diversificación y a la búsqueda de nuevos nichos de mercado, desde una perspectiva nacional e internacional también. Y para ello, será necesario que el Gobierno le permita a Correos disponer de una capacidad de compra e inversión de la que hoy no dispone. No se nos puede exigir ser empresa prestadora de Servicio Público y además competitiva, a la vez que se nos pone la cadena para no llegar a serlo. Parafraseando la canción, “Me matan si soy empresa y si no soy empresa, me matan”. La puerta de la austeridad solo debe ser cruzada si a la vez se abre la puerta de los ingresos. Ya lo hemos dicho alto y claro: austeridad para desmantelamiento no es lo mismo que austeridad para el crecimiento. Esto es la que exige CCOO y ésa es en la que se nos va a encontrar.

3

Competencia, acceso a la red, dumping laboral… y otros agujeros de la Ley Postal
El cóctel de alto riesgo de la Ley Postal muestra sus efectos: cesión de notificaciones a operadores privados, acceso a la red pública, facilidad de entrada al mercado postal y diferente política de precios aplicada a Correos y al resto de operadores.
A lo largo de las últimas semanas han ido apareciendo en varios medios de comunicación algunas noticias que están poniendo de manifiesto – con el efecto retardado sobre el que ya advirtió CCOO en su día- los agujeros provocados por la Ley Postal Fomento-UGT. Una Ley que, negociada entre pasillos y con el modelo postal como último protagonista y apenas invitado, está dejando ver sus consecuencias y riesgos para el servicio postal público, para el empleo y para la viabilidad empresarial. en la Ley Postal-2010 de ese mismo Gobierno-partido, que permite que cualquier operador se sirva de la red de Correos para los envíos cuyo reparto no sale rentable y que renuncie por tanto a generar una red propia y, por tanto, empleo. La enorme facilidad de entrada en el mercado postal de cualquier operador, está facilitando que los servicios prestados por un operador público (Correos) con empleo estable y derechos laborales, obligado por precios públicos a una política tarifaria que el resto de operadores pueden tumbar a la baja, estén pasando a manos de éstos, capaces de competir únicamente por contar con menos derechos y empleo más precario. En este sentido, resulta paradójico que por un mismo comportamiento- los descuentos facilitados a grandes clientes- Correos esté amenazada por multas millonarias mientras el resto de operadores no sólo no son multados sino que se están haciendo con una parte importante del mercado postal gracias a esos mismos descuentos, y que en el caso de algún flagrante incumplimiento que afecta a la prestación del Servicio Postal Universal las sanciones resulten, por su cuantía, meramente simbólicas. De todo ello podemos concluir que, además de los tremendos agujeros que la Ley Postal-2010 está dejando en los números del operador público, la actual regulación requiere, como ha señalado y exigido CCOO, una inmediata relectura que permita conjugar las reglas del mercado con la prestación del servicio público.

Las notificaciones suponen el 25% de los ingresos totales de Correos
Porque la idea de eliminar de los servicios especiales prestados por Correos las notificaciones y licitaciones con las diferentes Administraciones, que suponen un 25% de los ingresos totales, ha tenido como consecuencia la pérdida de muchas de ellas y la posibilidad de que esta brecha continúe ensanchándose, con consecuencias inmediatas en la cuenta de resultados y, acto seguido, en el empleo. Si sólo se tratara de esto, sería una cuestión de apertura de la competencia (todo hay que decirlo, impuesta sin reparos por el anterior Gobierno con la excusa de una Directiva Postal que se negó a demorar). Pero a ello debemos añadir el acceso a la red pública de Correos por parte de los operadores privados, aprobada por el decretazo de 2006 del Gobierno PSOE y ratificada

CCOO demanda soluciones a la deuda de las Administraciones Públicas con Correos
Según las estimaciones de CCOO, las Administraciones Autonómica y local adeudan a Correos cerca de 200 millones de euros en todo el Estado.
Según las estimaciones realizadas por CCOO, la deuda del conjunto de las Administraciones Autonómica y Local con Correos asciende a 200 millones de euros, con una mora de varios meses en su pago, lo que, unido a la deuda del Estado Central en concepto de subvención del Servicio Postal Universal, que, desde 2008 se estima en casi 900 millones de euros, que nos ha “legado” el anterior Gobierno, pone a las claras la difícil situación que puede dejar a Correos una “deuda pública” que requiere soluciones inmediatas. El Gobierno, a través de su Ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha propuesto recientemente abrir una línea de crédito para las Administraciones a través del Instituto de Crédito Oficial con el objetivo específico de que puedan afrontar el pago adeudado a los proveedores. Es, al menos, una iniciativa a valorar ante un problema que afecta a muchas empresas, entre otras Correos. Y que no puede ocultar, a la vista del enorme agujero de financiación del Servicio Postal Universal, que evidentemente requiere también una rápida solución, que Ayuntamientos y Comunidades Autónomas no son los únicos deudores de Correos.

DESCUENTOS PARA AFILIADOS
Con CCOO visitar Francia tiene descuento
Este año disfrutar del mar, la montaña o el campo francés en cualquier época del año tiene un descuento del 5% al 13%. Información y reservas: Atención en Español. CÓDIGO34(indicar al hacer la reserva) 902180785. Horario de atención de 9.30 a 12.30 h y de 13.30 a 17.30 h. de lunes a viernes.

El Teularet
Descuento : tarifa especial: 10% Situado en Navalón (Valencia).Tienes a tu disposición alojamientos turísticos, apartamentos, albergue-hostal, zona de camping y restaurante y un encuentro con la naturaleza: granja – escuela, naturaleza, zona multiaventura, campamentos. Teléfono:962 253 024 Email:teularet@pv.ccoo.es

vtfthionville@vtf-vacances.com

4

La negociación colectiva y los acuerdos, una prioridad en general…
Ante los intentos, por parte de la patronal, de los medios afines y del propio Gobierno, de expulsar la negociación colectiva del diálogo social bipartito (empresa/ organizaciones sindicales), CCOO quiere resaltar el valor de la misma para evitar la individualización de las relaciones laborales y proteger el empleo y los derechos de los trabajadores y trabajadoras. de 2009 y 2010, el abono de la paga única, puesta en marcha del calendario laboral con el inicio de la supresión del turno de sábado en las Unidades de Distribución y la mayor parte de servicios rurales... CCOO, aún sabiendo que los Convenios y Acuerdos no son intocables, seguirá trabajando para que, a pesar de la incertidumbre económica, lo acordado siga cumpliéndose. De esta forma trabajaremos para que: Finalicen los procesos iniciados: tienen que publicarse las bolsas de empleo y ponerse en marcha, falta la publicación de méritos de los candidatos a Directores de Oficina y la realización de la prueba para que pueda resolverse el proceso, hay que llevar a cabo el examen de ATC para que se publiquen los méritos provisionales del Concurso Permanente y poder iniciar las adjudicaciones a la mayor brevedad posible, tienen que publicarse en el BOE las convocatorias específicas de promoción interna, y hay que avanzar en la supresión de sábados de oficinas, centros de clasificación, rurales y USES. La otra línea de trabajo es el inicio de las negociaciones de las materias todavía no tocadas como la puesta en marcha del concurso horizontal y vertical de Jefes de Equipo, y el ingreso con plazas en todas las provincias y en el marco del acuerdo establecido entre empresa y organizaciones sindicales con el compromiso de reducir la temporalidad.

Y también en Correos…
En Correos, la negociación colectiva se ha materializado desde hace muchos años en la firma de los diferentes Convenios Colectivos y Acuerdos. Los últimos, III Convenio Colectivo con vigencia hasta diciembre de 2013 y Acuerdo General 2009-2013, firmados el 5 de abril de 2011, cuya defensa, en el contexto de recesión que nos encontramos, es una absoluta prioridad para CCOO

De lo desarrollado hasta la fecha y de lo pendiente …
Nueve meses después de su firma se han desarrollado una parte razonable de las materias acordadas como el pago de tramos con retroactividad a octubre de 2006, pago de atrasos por diferentes conceptos

CCOO presenta el primer bloque de 100 propuestas para un cambio en Correos
“Servicio Postal Universal (SPU), un derecho de ciudadanía” es el primero de los cinco bloques que componen la campaña.
Es la Constitución Española la que reconoce que se podrán reservar al sector público recursos o servicios esenciales. Es la Directiva de Servicios la que excluye a los servicios postales de los que únicamente se realizan por una contrapartida económica y es la Directiva Postal la que establece el papel fundamental que los servicios postales desempeñan en cuanto contribuyen a lograr los objetivos de cohesión social, económica y territorial de la Unión. Poco más se podría añadir en defensa del Servicio Postal Universal sino subrayar la importancia que para CCOO adquiere, en tiempos de recortes, mantener uno de los servicios públicos más relevantes a la hora de evitar la clasificación de los ciudadanos como de primera o segunda según sea la población donde habitan o el poder adquisitivo de que dispongan para acceder a los servicios públicos. De ahí que nuestro primer bloque “Servicio Postal Universal, un derecho de ciudadanía”, compuesto por 20 propuestas vaya dirigido a, una vez definido el derecho de ciudadanía, llenarlo de contenidos tales como su extensión geográfica, los servicios y los productos que debe abarcar así como su periodicidad. Vamos a acompañar las propuestas de un boletín periódico con el título genérico de “Le ponemos cara a las propuestas” y en el que diversas personas vinculadas con los servicios postales opinarán sobre los mismos.

Índice: Servicio Postal Universal (SPU), un derecho de Ciudadanía