http://www.tube8.

com/teen/young-spanish-taboo-with-elder-step-brother-athome/1590361/

...es cierto...
yolanda
Accesos: 42.184 Valoración media: Tiempo estimado de lectura: [ 11 min. ]

- +

Yo me quedé parado frente a ella, observando ese cuerpo menudo convertido ya en cuerpo de mujer

Es cierto… Últimamente las cosas no marchaban bien en mi vida…seis meses atrás mi mujer me había abandonado, dos meses después me despedían en el trabajo y yo estaba desesperado y a cargo de una adolescente que me tomaba por el pito de un sereno!. Me cabreé cuando llegó dos horas después de lo que le había ordenado. Entró en casa como si nada…ni me miró para disculparse. No podía consentir que me ignorara..!. -“eh, tú!!!…..de donde vienes a estas horas?….te dije a las 10 y son las 12”. Mi tono -es cierto- no era amable, pero eso era lo de menos..Fue esa mirada de desprecio lo que realmente me cabreó…después hizo un gesto de arrogancia y giró para dirigirse a su habitación mientras me desafiaba con un : -vuelvo a salir….; no me esperes despierto que no sé a qué hora llegaré”. -“ah no bonita!!!! De eso nada.. Tu no sales a estas horas!!!”Además- dije no muy convencido del efecto a causar- estas castigada! llegas tarde!”. Por respuesta recibí un portazo casi en las narices. Es cierto… me enfurecí aún más…..mi hija se estaba desmadrando y yo perdía el control y su respeto; tenía que tomar medidas. Abrí la puerta con furia dispuesto a darle, si hiciese falta, un par de azotes bien dados. No esperaba encontrarla en ropa interior, pero tampoco era la primera vez que me la encontraba así. -“qué haces? estas tonto? –Gritaba ella – acaso no sabes llamar?.. Yo me quedé parado frente a ella, observando ese cuerpo menudo convertido ya en cuerpo de mujer.

A sus dieciséis tenía unas curvas perfectas. Sus verdes ojos destellaban ira a raudales, su hermosa boca estaba desencajada…y me pareció el ser más hermoso de la tierra. -“que te largues!!!!.....déjame en paz, voy a vestirme y me largo!.” -De eso nada –le contestaba yo masticando cada palabra – tu te quedas en casa, te he dicho que estás castigada!!! Recuerdo que agarró una camiseta que yo le arranqué de las manos. Por mis cojones iba a salir hoy!!!!..... Se acercó a mí con intención de golpearme con sus puños, pero la sujeté con fuerza y la empujé hasta la cama…se quedó algo desconcertada y yo aproveché para coger un pañuelo para el cuello que tenía a mano……agarré sus muñecas y la até al cabecero de la cama no sin esfuerzo mientras ella se retorcía. -“suéltame, cabronazo!!!!.......suéltame, hijo de puta!!!. Tuve que quitarme la chaqueta al comenzar a sudar por el afán de mantenerla bien sujeta. Ella sacudía sus piernas con intención de darme golpes…....escupía veneno por la boca……amenazaba con denunciarme a la asistencia social…y yo lo único que pretendía era calmarla. -“estate tranquila, niña!!!......serénate y te soltaré”……- pero ella no atendía a razones… Yo…no sé como puedo justificar todo lo demás… Es cierto… Quería apaciguarla y comencé a acariciar sus cabellos aun que ella sacudía su cabeza para no ser tocada, así que me senté sobre sus pies para sujetar sus piernas y evitar que me diera coces. Sin darme cuenta estaba acariciando sus muslos. Ella seguía diciendo improperios, maldiciéndome a gritos, pero yo ya no escuchaba…!hacía tanto que no tocaba la piel de una mujer!.....era tan suave……tan tersa, tan fina…. Como por iniciativa propia, mis manos se introducían por la parte interior e iban ascendiendo milímetro a milímetro.. Sentí cierta presión en mi entrepierna, una sensación casi olvidada ya… Bajo la telita blanca de algodón de su braga se adivinaba el vello que cubría su conejito. Sentí necesidad de devorarlo pero me contuve y mi mano siguió hasta su vientre liso y firme;

pasé la palma de mi mano cuan ancha por el…para terminar descansando en su pequeño pecho. Como tomando la medida exacta mi mano se adaptaba a el y lo acariciaba, sintiendo el pequeño pezón endurecido bajo el sostén. Entonces me dí cuenta de que ya no se oían grito y la miré a los ojos. Pude ver la expresión de terror y desconcierto en ellos, pero mi excitación era tan grande que ya no podía controlarme. -“papá….papa! que coño haces!?..... –creo que atinó a preguntar…pero yo estaba fascinado con sus pechos, pequeños y duros..Seguramente vírgenes aún de cualquier boca… No pude contener mis ganas de saborearlos, con el dedo corazón le subí la tela que los cubría, dejando al descubierto dos hermosas manzanas verdes; me incliné hasta ellos y me los llevé a los labios. Succioné con hambre de hembra y la boca quedó inundada de un dulzor inigualable. Estuve jugando con ambos pezones un rato, paseando mi lengua por ellos, mordiéndolos ligeramente hasta conseguir aumentar un poco más su tamaño. Realmente eran unos pezones preciosos, grandes y rosados, una delicia para la vista y el paladar… La niña ya no se retorcía, no peleaba…… Se mantenía callada y quieta y pude adivinar que su respiración se agitaba por momentos. No me atreví a mirarla de nuevo, solo quería disfrutar de ese delgado cuerpo pues hacía ya mucho tiempo que no sentía el calor de un cuerpo junto al mío. Es cierto… Pasé mis dedos por su rajita y me pareció escuchar un leve gemido… Mi polla estaba a punto de reventar, pero no me atrevía a ir más allá del simple toqueteo. -“no tengas miedo, mi vida…no voy a hacerte nada, de verdad….solo déjame tocarte”. Y ella se dejaba…….vaya si se dejaba!!! Cada vez que yo acercaba mis dedos, ella por inercia arqueaba la espalda y subía la pelvis… Despacito la despojé de la braga… Su coñito me pareció un tesoro divino……..prieto, cerrado…me sorprendió que lo tuviera tan bien cuidado, semi depilado y coqueto. Me deslicé hacia abajo, quedando mi cabeza a su altura……

Temí ese momento…...…... Dios. . por lo que me despojé de mis prendas.con ese conejito inexperto mirándome de frente………. y entonces escuché la palabra mágica: -“fóllame. –“el desvirgue ha de ser un momento muy especial…podemos…”. Papá…fóllame de una puta vez”. -“ahhhhhh…. Ella al principio cerró las piernas. No me costó encontrarlo y comencé a lamerlo.que olor más rico tienes. Aproveché para meterle un dedo y observar su reacción. Con la yema del dedo corazón comencé a masajearle el clítoris mientras le introducía el de la otra mano en su chochito. joder….pa. pero ahora de placer.. con ese precioso trasero presionando mi pelvis……. suplicando en mi interior que no cambiara de idea. papá…aún soy virgen y se que al principio duele un poco”. Lo decía abriendo sus piernas y golpeando mi boca con su conejito precioso. -“estas segura. Entraba y salía de el. mi niña…de que es eso lo que quieres?” – quise cerciorarme.to…….. Ella asintió con la cabeza. –Me decía jadeante – es. no menor que la mía. hija”. Gemía y se retorcía. y yo aproveché para buscar su botoncito endureciendo mi lengua y siguiendo la rajita. Abrió desmesuradamente las piernas. después saltó sobre mí a horcajadas.ufffffffff…era un delirio.” – le decía yo apesadumbrado.podría tratarse de una de sus argucias para salir corriendo. Observé cauto como se frotaba las muñecas.…. sus ojos me confirmaban su calentura. y tumbándome a su lado deshice el nudo del pañuelo para que pudiera tener movilidad.-“hummm………….con ese cuerpo de piel lechosa y lisa ofreciéndoseme. pero igualmente acrecentaba mi excitación. con esos pechos blancos desafiando a la gravedad . entregándome su coño para ser follado. -“cariño…no tenemos por qué hacerlo….pa. Tenerla sentada encima. Me asusté ante la idea de desvirgar a mi propia hija.noo estaaaaa aaahhhhhhh bii…… ennnnahhhhhhhhhhhh!. No me dejó continuar. -“vamos a ir despacito. era increíble lo prieta que estaba…..

La ayudaba en su vaivén impulsándola y clavándola… -“ohhhh…papi……que sensación tan buena…. Cuando tenia dentro la mitad de mi polla se mantuvo quieta lo que me pareció un como mi glande hacía tope con algo resistente. alzó un tantito el culo y fue clavándoselo a poquito. Yo agarraba sus tetas y pellizcaba sus pezones para agrandarlos y ella parecía disfrutar de lo lindo.. papa?”.” -“lo hago bien. parecía una experta. mi amor.que rico…. Es cierto….qué cerrado……. Dios! que prieto estaba…..no papá……. -“tú si que me pones. sentí el conejito..peor ella fue quien me lo prohibió: -“no….no sabes qué necesidad tenía de follar a una mujer y tu te has convertido en la más hermosa. comencé a acariciarle nuevamente acertando a llegar al clítoris.”.qué húmedo!!! Yo tenía tanta hambre de hembra que le hubiera clavado toda de un solo golpe.aahhhhhhhhhhh. Agarró mi cipote. -“oooooooohhhhhhhh……. Ella mantenía los ojos entornados y yo no perdía detalle de cada una de sus reacciones. muy despacio al con mas brío después.no puedes sacarla ahora…me corroooooooooo………quiero toda tu leche dentro de mi….ahhhhh……duele pero está rico………ahhhhhhhhhhh”. después comenzó a subir y bajar muy. – gemía yo adivinando una res……….. – Decía la muy puta – esto es la gloria”..Preguntaba ella -te siento tan dentro……” -“si…hi……ja………. polla hasta principio... Para ser la primera vez. -“hummmmmm……... y Quise sacar mi polla de su interior.qué caliente me has puesto…ummm.… siglo.siiiiiiiiiiiii” . lo que acrecentó su ardor y siguió introduciéndose la llegar a tenerla toda dentro. ….silenció mi boca con la suya mientras se balanceaba en mi polla. pero temí hacerle daño y tuve paciencia para que ella marcara el ritmo.ahhhhhhhhhhhh………voy a correrme mi vida!!” buena corrida – no…pa. Yo agarraba sus caderas obligándola a bajar al máximo para clavarle la verga. Frotaba su conejo en mi tronco..ahhhhhh……..

eso es muy caro para tu tia. y me ha dicho que ya ella verá lo que te regala.868 Valoración media: Tiempo estimado de lectura: [ 7 min. y mi tia es una adorable señora de nombre Puri. donde mi tia me quiso regalar un buen cumpleaños para que nunca se me olvidara.el que? mama: . con unos buenos senos y un culo apetecible para su edad.+ En esta nueva historia os cuento la realidad que me ocurrió en una fecha cerca de mi cumpleaños. yo: . en aquel momento tenia 16 años. Leerlo.. pero.he hablado con tu tia. No debió suceder nunca. yo: .Es cierto……. Era un viernes cuando mi madre me dice. mi madre se encargó de eso y la disposición fue.. De compras con mi tia.. al entrar la tarde se presenta mi tia en su coche para llevarme de compras. ] .vale.. con el pelo castaño tirando para rubio. me parece bien. Llegamos a un acuerdo……yo le doy un respiro y más libertad. No llegue a hablar con ella. mama: .. a partir de ahora vais a leer un relato que os despertará muchos deseos que tengáis en vuestro pensamiento ahora mismo. bueno ya la conoceis un poco del relato anterior.pues nose. y después de esa llegaron muchas otras. Bueno todo comienza en la visperas de mi cumpleaños. El sabado se proponia igual que todos los sabados. Fue una inconsciencia de principio a fin. Yo.tu tia me ha preguntado una cosa yo: . mama: ... pero sucedió. y ella a cambio me regala sus noches. dormir y irte un poco de fiesta por ahí.. segun ella tenia que .me ha preguntado que vas a querer de regalo para tu cumpleaños. ya era un adolescente y estaba casi casi desarrollado del todo.. yo soy un chico normal. ami me gustaria un ordenador nuevo y en condiciones. bueno habla despues con ella por telefono. mama: . Bueno. que os va a gustar seguro. me caracterizo en esta pagina con el nombre de Worthy para no relevar mi nombre verdadero. josanlavo Accesos: 65.

. luego dando una vuelta por el centro comercial vimos una tienda que a ella le surgia de agrado y entramos en ella.. me gustan mas tus tetas que las de mi anterior novia. Yo: que vas hacer? Tia: me voy a probar este conjunto de sujetador y bragas haber que tal me quedan. Yo: que vá.ir a cambiar unos objetos y aprovechó la ocasión para llevarme de compras.. entramos en un probador bastante grande. buscamos ropa para mí pero mientras buscabamos para mí también encontrabamos ropa para ella. luego me desabroché el pantalón y me lo baje dejando ver mis calzones y el bulto que suele haber siempre ya que los llevos algo ajustados... Yo en cambio estaba en calzoncillos se me notaba el bulto que tenia en la entrepiernas. bueno pues en ese cabian 4 o 5 personas mínimo. (ropa. (mmm. Tia: ves? Yo: hombre. quitandome la camiseta que llevaba ya que hacia bastante buen tiempo por aquellas fechas. te entiendo... aunque ella los aparenta muy bien tal como está. Tia: ahora me las vas a ver mejor capullin. farmacias. me quedé con el torso desnudo y ella miraba un poco fijamente hacia mi. Tia: jajaja ya. mujer. dejando ver sus hermosas tetas. Mi tia miraba cada vez mas fijamente hacia mis partes pero todo llevaba una corriente aceptable... Tia: anda ya!!! lo que pasa esque tu tienes el ojo que todo lo vé bonito. mientras yo me probababa los pantalones ella se desvestia para también probarse la ropa que le agradaba. pero te gustan las tetas de una vieja como yo? Yo: tia. Se sacó el vestido.. Llegamos a una gran centro comercial donde hay muchas tiendas de todo clase de complementos.. esque te conservas tela de bien. ya que en los centros comerciales suele ser pequeños o algo ajustados para uno. me empezé a calentar bastante) se colocó el vestido bien y me pregunto: Tia: te gusta el vestio? Yo: hombre pues si. herbolarios. Luego se sacó el vestido para dejar caer el sujetador al suelo. se probó un vestido que le quedaba bien pero le molestaba el sujetador para verse mejor. Tia: aora te tienes que probar el bañador eh? . Se quedo en sujetador y bragas.. Empezé a probarme yo la ropa. calzado... Cuando elegimos la ropa... luego se bajo las bragitas dejando ver su hermoso y depilado chochito.. Le gustaba la ropa de colo que le hiciese con unos kilos de menos para aparentar mejor los años que tenia.. pero me gusta mas.) nosotros fuimos antes a cambiar el objeto que ella llevaba.

.. que? jaja Yo: pues pequeña. ella se quedó perpleja mirandolo.. Yo: que va.. Yo: pero tia.. Yo: si??? Tia: si.. (con la voz un poco entrecortada) Ella siguió a los suyo probandose todo tipo de cosas desnuda como dios nos trajo al mundo hasta que llego aquel momento... que yo despues no vengo más.... ufff.. Yo: pufff.. esque.. Tia: pero si somos tia y sobrino! tu me has visto a mi y no ha pasado nada..ro. pero darte la vuelta. que contentas se van a poner las niñas cuando vean eso.. Yo: pero si la tengo muy chica. Recogí el bañador de la percha y me puse a colocarmelo. jaja. Tia: para que? Yo: para que. Tia: "Worthy" quitate los calzoncillos que te tienes que probar el bañador...... asi que si yo te veo a ti ahora tampoco pasará nada.. se nota bastante. Tia: pero. si... Tia: que te pasa? Yo: pues.. Con un suave intento dejé caer mis calzones hacia el suelo dejando ver mi pene en toda erección.. si.. si ya. Tia: jajaja pero que dices? si mas quisieran muchos o muchisimos de tener semejante cosa. si es. Tia: haber bajate los calzones....Yo: claa. me lo subi hasta un poco mas de la .. vale. lo único que puede pasar es que me alegre un poco la vista jajaja. pero bueno hijo no nos vamos a ir de aqui sin probarte eso. si es.. Yo: voy... Tia: am.. pero.. Tia: es.... hijo si..

de eso es dueño tu y lo tienes que controlar tu. no podia subirlo mas.. hay otras cosas que no estan bien y se hacen y no es bueno para la salud. esque me duele un poco. Yo: joe. ... Yo: ya pero. Mi tia se puso de rodillas y cogio mi pene erecto como una palmera! empezó a masturbarme como nadie...... Tia: vaya con el niñito!!! como está! jaja Yo: pufff....rodilla para arriba pero... Por el espejos se veia toda su parte trasera y parte de su raja y eso me estaba poniendo otra vez como un toro.. y se notaba que estaba un poco mojada por el chochito.. que no eres tonto... tanto te pongo? Yo: no lo ves? Tia: joder con la vieja esta no? que te esta poniendo toda la tarde burro jajaja Yo: joder digo yo. si estas desdeando de lo que estas pensando ahora.. ella se dió cuenta de lo que me empezó a ocurrir de nuevo.. tenia los pezones duros y de puntas... entonces. Tia: haber anda. estaba erecto!!! tenia una ereccion que el bañador no me entraba.. que parece que voy a rebentar jaja Tia: anda tonto.. Tia: otra vez? esto es increible. que sangre tienes hijo.. pero eso. Tia: ya hijo. en ella ví que estaba un poco.. en cambio esto es lo mejor. Yo: que estoy pensando ahora? Tia: tu lo sabes muy bien. Tia: que te pasa? Yo: no ves? Tia: si ya... Yo: hombre pues. Tia: jajaja pero eso no está bien..... no duré mucho pues estaba muy erecto en ese momento.. Yo: ya pero esque no se baja lleva así un buen rato y me duele un poco la verdad. suave pero placentero.

pero ella también lo estaba deseando.... dime a mi.. y decias tu que la tenias chica? pues que se te quede así porque follar.. gatita mia....!!! AAAHHHHHHHHHHHHHHHH ME VAS HACER QUE ME CORRA!!! OHHHH SIIIII MMMMMMMMMM.. ella se sento encima mia e introdujo mi pene en su raja... jaja ... jaja cualquiera que nos vea ahora se va a dar cuenta... Tia: que polvazo niño...... luego cuando terminamos lo reconozió...... Tia: Bueno esto en principio lo tenemos que repetir porque ha sido espectacular. follas mejor que un tigre. AHHHHH MMMMM.. OHH. que mira como estoy encharcada de sudor y de otras cosas. Empezó a cabalgarme y a gemir. Yo: Eso es seguro.... AHH.. Tia: Ay! mi tigretón!!! ahora quiero que seas mio durante un buen tiempo eh? por lo menos hasta que sigas soltero..... Me tiró un poco hacia atrás y me senté tal como caí.... OOOHH... Tia: esperate y nos corremos los dos a la vez. Yo: Si tia.... Mientras nos vestiamos y arrecojiamos aquella zona un poco me daba palmadas en el culo o algun que otro abrazo por atras... Yo: de verdad? Tia: pufff. HHOOOOO. AHHHHHHHHHHHHHHHHHH YO ME VENGO TAMBIEEEN YAAAA AAAAHH AHHH ESPERATEE HIJO MIOO ESPERATEE A QUE ME VENGAA... OHHHHH.. parecia que no... entró rapido pues estaba muy mojado... QUE BIEN JODER. OHH.. HOOOO SI SIII SIIIIII AAAHHH AHHH SIGUE MI NIÑO SIGUEEEEE. UFFF. CABROOONN!!! JODER ME HAS DESTROZADOO TODAA!!! AAHHH. Tia: MMMM. Yo: vale ufff.. ella seguió en lo suyo y gimiendo cada vez más. anda sientate ahí y deja que tu tia haga de lo suyo..... haber lo que dice el niño después... OHHHHH!!! Yo: AHHHH ME VOY A CORRER YA CREO. gemir muy fuerte! yo no sé si se enteró alguien que habia en la tienda pues yo estaba disfrutando tanto que no me daba tiempo a pensar en otras cosas. JODER COMO FOLLAS TIA. AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH!!!! !! AAAAHHHHH!! AHHHH!! SII SII OHH.. OHHHHHHHHHHHH. Yo: NO AGUANTOO MAASS AAAHHHHHHHH AHHHHHH! DEJAME CORRERME DENTRO PORFA TIA.... AHHHHHH AHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH!! SII SII.... pero ahora tenemos que arrecoger esto y limpiarlo un poco e irnos rápido.Tia: jajaja vaya con el niñito.. Yo: No creo es ya casi la hora de cierre y hay poca gente.

Era un viernes. mi nombre es Paula. incluso algunas personas me han llegado a preguntar si son operados. tengo el pelo negro. Me gusta estar en forma y cuidarme en todos los sentidos por lo que cuido mi alimentación y voy al gimnasio.com/teen/young-spanish-taboo-with-elder-step-brother-athome/1590361/ El jefe de mi padre paulitawapa Accesos: 40. iba a cumplir tres años con mi novio.. mi padre normalmente solo trabaja por las mañanas.Tia: pero que buenorro estás cabroncete. Al llegar allí me senté en el recibidor a esperar que saliese mi padre. http://www. Rubén. utilizo una 90 aunque da la sensación de que son mas grandes debido a que no soy muy corpulenta.tube8. después le sigue mi vientre totalmente liso aunque sin los abdominales marcados y adornado con un piercing en mi ombliguito..089 Valoración media: Tiempo estimado de lectura: [ 26 min. soy morena. En resumen. Todo empezó a principios de Agosto.65. largo y liso. Dejamos todo un poco arrecojido y limpio y nos marchamos sin comprar nada. la historia continuará. me considero una chica guapa y sexy. Llevaba cinco minutos esperando hasta que apareció por allí el jefe de mi padre.com) . Rubén me conoce desde hace 10 años. Había quedado con el cuando terminase su jornada laboral para que me llevase a buscar un regalo a un centro comercial.. Soy una chica de 17 años que vive con su padre en una ciudad. para terminar llegamos a mis pechos. Mido 1. EL JEFE DE MI PADRE Hola. lo que hace que parezca una niña buena. quizás esté mal que yo lo diga pero siempre he levantado pasiones.. Mi padre es abogado y fui a recogerlo al bufete de abogados para el que trabaja. ya que mi regalo ya me lo había dado en ese momento. los tengo muy firmes y levantados. que es el . Mi cuerpo empieza por unas piernas largas y estilizadas que acaban en un culo perfectamente moldeado y acorde con mi tamaño.. ojos grandes de un color marrón oscuro. ] (paulitawapa@live.. dentadura perfecta y los rasgos de mi cara son redondeados. ya habíamos reservado en un restaurante para comer pero a falta de una semana yo todavía no había encontrado el regalo perfecto.+ La historia de como el jefe de mi padre cambia mi vida en poco mas de un día. Espero que os haya gustado a todos y a todas y muchas gracias por haberlo leido.

tiene la cara muy gruesa con los rasgos muy marcados entre los que destaca una nariz bastante grande y tiene unas entradas en el pelo bastante pronunciadas. era enorme. Desde que me conoce siempre ha sido muy simpático y atento conmigo. tenía una gran mesa con un ordenador y documentos. ¿quieres esperarlo en mi despacho? Me llevó a su despacho y me dejó allí mientras el iría a hacer sus cosas. Nunca había entrado en su despacho. es que quiero que sea algo especial _entiendo. todavía no lo se. que tengo que ir al centro comercial –respondí molesta por tener que esperar _¿a que tienes que ir? –me preguntó _tengo que comprarle un regalo a Sergio que es nuestro aniversario _¡que bien! ¡felicidades! ¿y que le vas a comprar? _ese es el problema. Digamos que no es guapo. _acabo de hablar con tu padre. _Hola Paulita. Me senté a ver la tele y en media hora Rubén regresó.80. estoy esperando a papá que me va llevar al centro comercial _¿no te dijo nada? Es que le acaba de salir una reunión de última hora con unos de sus clientes _no me dijo nada _pues aun va tardar una o dos horitas. también tenía como un pequeño saloncito con un sofá en forma de L orientado hacia una televisión grande y en el medio una mesita. porque el ya me ha visto en actitudes muy sexys . ¿Qué haces por aquí? –me preguntó al verme _Hola. me dice que tardará un horita _joder. ¿y no te has hecho una idea de que puede ser? _no –respondí poniendo carita triste _¿quieres que te diga un regalo muy bonito para una ocasión como esta? _por favor.tiempo que lleva mi padre trabajando para el. me salvarías la vida _un video sexy _jajaja. le sobran unos quilitos aunque no parece que sean de grasa. ¿pero que dices? _de verdad. mide alrededor de 1. eso está muy bien _no tiene sentido. Rubén tiene 38 años.

después montamos bien el vídeo Me senté en el sofá y Rubén se puso enfrente de mí grabándome con la cámara. ya tenía la cámara encendida –me dijo mientras se daba la vuelta como si ya supiese que iba aceptar ser grabada _ ¿que se supone que tengo que hacer? –pregunté _tu hazme caso. primero siéntate en el sofá y mándale un mensaje a tu novio. soy rico ¡jajaja! –dijo con la cámara de video en la mano _ ¡jajaja! ¿No pretenderás grabarme? _ ¿y porque no? _no se. no pasa nada si alguna parte queda mal. me ha cogido esto de sorpresa _lo que yo decía. este regalo es como darle un trocito de ti que podrá tener para siempre y simboliza la confianza que depositas en el _no se. no lo veo _aunque claro. yo si _no se. es raro ¿no? _a cualquier persona que le pidas que te grabe en actitud sexy le parecerá raro pero no cualquier persona tiene una buena cámara. mándale un mensaje . _tengo de todo. eres muy niña para este regalo –me dijo mientras se volvía a devolver la cámara al armario Me acababa de poner de los nervios llamándome niña otra vez pero a su vez había conseguido provocarme._pero no es lo mismo. supongo que todavía eres muy niña para hacer una cosa así Siempre me había caído muy bien el jefe de mi padre pero no me había gustado su actitud. lo haría pero no tengo una cámara de video para hacerlo _no pasa nada yo tengo Eso me lo dijo a la vez que se dirigía al armaría que había detrás de su mesa y cogía una cámara de video. _pues mira. _grábame –le ordené _perfecto. _empieza. que me llamen niña es una de las cosas que mas me sacan de mis casillas y cuando me sacan de mis casillas me vuelvo muy desafiante.

se dirigió a su ordenador y puso una música muy lenta. solo fue un tonteo _¿donde ocurrió? _en un pabellón deportivo _¿con quien? _mi novio entrena a un equipo de niños pequeños y fue con el padre de uno de esos niños. ¡feliz aniversario! ¡te quiero! –dije dirigiéndome a la cámara Rubén se levantó. con otro chico _ ¿le eres infiel? _nunca le he sido infiel. la verdad es que bailo muy bien. me tocaba mucho al hablar y… _no abras lo ojos y sigue –me ordenó Rubén . estos tres años han sido perfectos y maravillosos. Pero Rubén parecía no pensar lo mismo._Hola cariño. _ahora baila un poquito –me dijo con tono autoritario Yo me levanté del sofá y empecé a moverme al ritmo de la música. lo estoy haciendo –dije con los ojos cerrados _ ¿cuando ocurrió? _hace dos meses _ ¿con tu novio? _no. _ ¿esa es tu concepción de un baile para un video sexy? –me dijo con tono borde _pues todo el mundo dice que bailo genial _siéntate otra vez y cierra los ojos –me dijo mientras yo hacía caso a sus órdenes _¿y ahora que? _ahora quiero que recuerdes la situación más morbosa que te haya ocurrido _si. te quiero. durante uno de los partidos _¿como ocurrió? _el se mostraba muy cariñoso conmigo. a día de hoy mi vida es perfecta y es perfecta gracias a que tu estás en ella.

nunca había visto una polla meando._pues cuando llego un momento que me sentí un poco incómoda. no pasaba nada porque yo iría al baño de chicas y el al de chicos. Entonces el me dijo que le había visto la polla y que el también quería ver algo de mi. eso de que uno se pone al lado del otro y intenta mirarle el pene para comparar. lo agarré de la mano y nos encerramos en uno de los retretes. me agarró de mi cabeza y hizo que me agachase y se acabó corriendo en mi cara y mi pelo. como acosada así que le dije que me iba al baño pero era una excusa para escaparme _¿y entonces que pasó? _el me dijo que me acompañaba. _no pares. Entonces le dije que quería recrear esa situación haciendo yo de señor que quería verle el pene. _¿y que pasó allí? _el se sentó en la taza. Pero justo acababa de sacarme mi top y desabrocharme mi sujetador cuando el se levantó y empezó a morrearse conmigo pero ya empezó a correrse en mi falda. creo que me estaba excitando por ver hasta donde podía llegar _¿y cuando te diste cuenta de eso? _cuando fui yo la que empecé a tontear _¿que hiciste? _primero empecé a decirle tonterías porque me hacia gracia lo de los baños de los chicos. _¿y no quiso mas? . yo ni me lo pensé. el se masturbaba y yo disfrutaba viéndolo excitarse mientras yo bailaba y me empezaba a desnudar. _¿que hacía el? _el se masturbaba mientras me miraba _¿y aquello fue a mas? _no. lo estás haciendo genial _pues no podía vérselo porque soy muy bajita comparada con un hombre pero ya tenía curiosidad y me acerqué. pero cuando pasamos por el baño de chicos y yo iba seguir mi camino al baño de las chicas el me dijo que el baño de las chicas estaba estropeado y sin pensar que me podía estar mintiendo entré en el baño de chicos _¿por que crees que hiciste eso? _creo que realmente no me sentía incómoda. tenía la polla fuera porque no le había dado tiempo a que se la guardase y yo empecé a bailar sensualmente… En ese momento yo estaba empezando a humedecerme recordando aquel día mientras Rubén no dejaba de grabarme y parecía que tenía controlada aquella situación.

tócate un poquito el cuerpo Yo accedía a todo lo que me decía Rubén. al ritmo de la música. Rubén no dejaba de darme alguna que otra instrucción mientras gravaba y tampoco dejaba de decirme lo bien que me movía. Al terminar yo estaba un poquito cansada. _y ahora desnúdate. uno de mis puntos fuertes bailando son mis movimientos de cadera y empecé a aprovecharlos al máximo sin dejar en ningún momento de recorrer con mis manos desde mis pechos hasta mis muslos como quien está vendiendo un producto. y sigue así de sexy Sin levantarme del sofá. Cuando la canción estaba llegando a su fin. En ese momento empecé a llorar y aquel señor me llamó puta y se fue _¿tu novio no se enteró? _fue raro porque pensé que se iba enterar porque yo apestaba a semen pero no se enteró _¿te excitó todo aquello? _muchísimo _¿y te ha puesto recordarlo? _si _pues abre los ojos y hazme un baile sexy Notaba como mis braguitas estaban húmedas de recordar aquella historia pero eso no era un impedimento para grabarle un video de infarto a mi novia. Luego saqué pecho y con mi mano izquierda empecé a sobarme la teta derecha. y parándome en la zona de mis pechos para masajearlos de . así que senté en el sofá otra vez. me gustaba. como si fuera una vulgar ramera. me sentía sexy y deseosa de grabarle este video a mi novio. a manosearla mucho. Rubén se acercó a mi con la cámara. Así estuve durante unos segundos hasta que empecé a levantarme el top hasta la altura de mis pechos dejando ver mi fino vientre. me estaba exhibiendo. sensualmente._yo creo que el quería mas pero yo empecé a sentirme mal y sucia. _muy bien Paulita. primero me grabó todo el cuerpo empezando por los pies hasta llegar a mi cara y parándose unos segundos en el escote que llevaba. El ritmo de la música era mas alto. Empecé moviendo mis caderas poquito a poco. por una lado me arrepentía de lo que estaba haciendo por mi novio y por otro me arrepentía de que me tratase así. yo empecé a tocarme el vientre sin dejar de mirar la cámara y poniendo carita de niña salida. Empecé a tocarme mi cuerpo. Me levanté y empecé a bailar. yo me acerqué a una de las paredes de aquel despacho y allí apoyé mis manos sobre esa pared poniendo mi culo en pompa y terminando el baile con unos movimientos muy sexy de cadera.

seguro que no te gusta si hago esto En ese momento con mi boca le di una sola chupada a la polla de Rubén que ni siquiera emitió un simple gemido. En ese momento también me subí el sujetador por encima de mis pechos dejando al sujetador y el top por encima de mis tetas. ahora enséñale a la cámara lo que guardas ahí Yo no mediaba palabra. jugaba con ellos. Me estaba poniendo muy cachonda. Como yo estaba sentada. yo ahora estaba de rodillas y apoyé mi cabeza sobre el respaldo del sofá a unos tres centímetros de su polla. Rubén me hacía un plano como desde arriba. los movía. toqueteaba con mis pezones. los tocaba. _no no –le dije pensando que quería que le hiciese algo _no te confundas. _seguro que si ahora hago acerco más mi boca a tu polla la apartas ¿no? _prueba _tu sabrás. Durante unos segundos jugué a manosear las partes desnudas de mi cuerpo hasta que ya me desabroché el sujetador y me lo saqué totalmente al igual que mi top. me tumbé a lo largo del sofá con mi cabeza justo en la esquina del mismo y seguí disfrutando de mis pechos. me limité a subirme mas mi top negro hasta la altura de mi cuello dejando ver el gran escote que se formaba en mi sujetador negro. dices que no crees que yo pueda satisfacerte. Y dando por fin el primer plano de mis considerables pechos. Me estaba poniendo muy cachonda. Al notarla sobre mi hombro yo me reincorporé en el sofá.nuevo. odiaba esa prepotencia que tiene hacia mí y no me gustaba porque realmente creía que no era cierto lo que decía. _¿y te gusta si hago esto? . liberaba su polla y a la apoyó sobre mi hombro. Estuve un tiempo jugando con mis pechos. Sus provocaciones hacían un efecto raro sobre mí. no creo que una niña como tu pueda satisfacerme solo quería estar mas cómodo Otra vez me infravalora. Al rato Rubén se había colocado por detrás mía y grababa desde arriba como yo tumbada en el sofá seguía jugando con mi cuerpo pero de repente escuché como bajaba el pantalón. _muy bien. Ahora el se colocó por detrás del sofá y apoyó su polla sobre el respaldo que quedaba justo a la altura de la misma. Yo volvía a jugar con mis pechos mientras que Rubén se movía y gravaba otros primeros planos de mi y de mi escote.

no dejándome sacar la polla de su boca y la tubo presionada muchísimo tiempo en el que yo apenas respiraba. _Parece que te gusta –le dije yo mientras hipnotizada no dejaba de mirar aquel pollón Rubén no dijo nada solo empezó a hacer unos movimientos de cadera adelante y atrás como simulando follar. Nos quedamos mirando fijamente el uno a los ojos del otro hasta que Rubén puso su mano en mi nuca y acercó mi cabeza a su polla. _muy bien Paula. los únicos sonidos que salían de mi boca eran los de mis labios envolviendo aquella crecida polla de unos22 centímetrosy del sonido de mi lengua jugando con su polla mientras se desplazaba dentro de mi boquita. así que abrí la boca y el empezó a follármela a un ritmo mas alto del que yo había invertido en el principio de mi felación. Yo me coloqué a su derecha.Le dije esta vez mientras su polla se perdía íntegramente en mi boca pero solo durante unos segundos. Al principio solo metía la mitad de su polla pero a medida que aumentaba el ritmo la iba metiendo mas al fondo hasta que por momentos yo casi no podía ni respirar y parte de mi saliva se me escapaba de la boca. eso sí. Mis chupadas eran lentas y profundas. Por fin Rubén ya empezaba gemir. _no olvides de mirar a la cámara ¡¡ohhhh!! Que bien –me dijo en medio de mi mamada Yo le hice caso y seguí chupándosela mirando a la cámara. . Estuvo así un buen rato en el que yo no dejaba de ponerme mas cachonda. su polla llegaba hasta mi esófago y había crecido tantísimo que algunas de las veces me daban arcadas pero eso no me detenía. dejó a cámara sobre la mesa y se sentó en el sofá. Para terminar Rubén en una de mis profundas chupadas me presionó la cabeza con fuerza. Yo iba muy rápido e intentaba que cada una de las chupadas que daba llegaran al final de su polla. la cámara enfocándonos a nosotros. En ese momento yo abrí la boca y empecé a chupársela mientras el no soltaba la cámara. quería volver a tenerla enterita dentro de mi boca. En un momento Rubén sacó la polla de mi boca. Volvió a agarrarme la cabeza y la llevó hasta el principio de su polla y con su otra mano empezó a mover su polla golpeándome con ella en mis labios. _Parece que te gusta –dije yo dejándosela de chupar Sin contestarme llevó mi cabeza otra vez a su polla y yo seguí chupando. Cuando por fin soltó mi cabeza empecé a chuparle la polla como nunca antes lo había hecho. sus gemido eran cada vez mas intensos. sigue así Yo no decía nada. Al cabo de un minuto Rubén dejó de follarme la boca. Yo entendí rápidamente sus intenciones. por mucho que lo negase disfrutaba de lo lindo.

_SIII OHHHH DIOSSSS –eran los gemidos que salían de mi boca _menudo video va ver tu novio –me decía Rubén con tono de broma Tras un buen rato follando bruscamente. Yo me coloqué sobre su polla dándole la espalda a Rubén pero dándole la cara a la cámara. yo sentía algo de dolor debido a que la tenía muy grande pero por suerte Rubén no me estaba follando de manera brusca. Me coloqué a cuatro patas dejando mi culo pompa saliendo por fuera del sofá y el atacó por ahí. Hecho esto. así que no me corté en decírselo. me sacó de encima suyo como si fuese una muñeca y agarrando mi pelo me puso mi cara sobre su polla y con la otra mano empezó masturbarse violentamente hasta que chorretones de semen salieron de su polla entrando en mi boca. casi me corro. Me saqué mis vaqueros y mis braguitas. _¡Rubén dame mas! Más rápido y más fuerte por favor _resultó ser que al final la monjita era un zorrita Rubén sacó su polla de mi coño y se volvió a sentar sobre el sofá invitándome a que ahora yo me pusiese encima del. _¡dios! ¡que bien! Me gusta siii –decía yo _me ha gustado mucho como me la has chupado Paulita. Coloqué su polla en la entrada de mi coño y yo misma la fui introduciendo dentro. _¿sabes que putita? _dime _antes me la chupaste muy bien. Colocó su polla en la entrada de mi coño y empezó a metérmela suavemente. por eso ahora tienes este premio Aquello cada vez me dolía menos y yo quería que fuese mas rápido. me follaba con una intensidad que yo desconocía que existía y me extraña que alguno de mis gemidos no se estuviese escuchando fuera de aquel despacho. Rubén cogió la cámara para seguir grabándome. .Cuando la soltó… _quítate el resto de la ropa Rubén se levantó y empezó a quitarse la ropa mientras yo también me quitaba la mía y no perdía ojo a lo que tenía entre las piernas. por eso te estaba follando suavemente pero ahora verás Dicho esto Rubén empezó a llevar un ritmo endiablado.

hoy vamos a cenar con mi jefe. Rubén se me quedó mirando. _ahora trágatelo Así lo hice y tras tragarlo enseñé mi boca a la cámara para que viese que no quedaban restos de semen en mi boca. su esposa y su hijo. y aparte mira lo que te he comprado para que te pongas esta noche –dijo dándome una bolsa _gracias _ve a cambiarte que nos vamos ya. Al día siguiente me desperté tarde y después de comer me fui a hablar con mi novio. ya no quería ir a comprar nada. No me parecía lo más adecuado pero estaba divina. . _¿donde has estado cariño? ¿has estado con tu novio?. lo único que tenía en mi cabeza era lo puta que había sido con mi novio y que se lo tenía que contar._abre la boca. apura Fui a cambiarme a mi cuarto. Aquella noche apenas dormí. enséñame mi semen Yo mirando a la cámara abrí la boca y con mi lengua le enseñaba su semen. Le conté lo que había ocurrido y me dejó. creo que me va proponer un ascenso _me alegro mucho papá. ¡ERA EL PEOR DÍA DE MI VIDA! Estuve toda la tarde paseando por la ciudad hasta que ya se hizo tarde y regresé a casa. Una vez que acabé de arreglarme nos fuimos. lo siento.me pregunta mi cuando llego a casa _Si papá _pues te he llamado un montón de veces. no me sentía con fuerza. pero yo no quiero ir _tienes que venir cariño. Después de esto Rubén se reincorporó y empezó a vestirse. _Tranquila. Llegamos al restaurante donde nos esperaban el jefe de mi padre. voy a borrar el video –dijo cogiendo su cámara _Gracias –respondí yo cabizbaja Tras salir de aquel despacho me fui directamente para casa. Me había comprado una faldita blanca muy corta y con vuelo y una camisa blanca ajustada de manga corta. Yo empecé a pensar en mi novio y empecé a sentirme mal. no me podía creer lo que mi padre me había comprado para ponerme en una cena con su jefe. Estaba muy triste y quería estar sola.

tiene 19 años. _¿Has visto a mi esposa? –me pregunta _no –respondo nerviosa _la estoy buscando y no la encuentro. Cuando me fijé en ellos… ¡no me lo podía creer! Mi padre estaba sentado en uno de los sillones. sus pantalones estaban en el suelo y encima de el estaba la señora de Rubén. Aunque el vestido de Elisa no me permitía verlo. al principio estábamos bailando juntos hasta que un chico se acercó a bailar conmigo y perdí a Borja de vista. Borja y yo estábamos continuamente callados. mide 1.70. tiene 42 años.Anteriormente ya os he explicado como es Rubén. Rubén nos llevó a una de las mejores discotecas de la ciudad con todos los gastos a su cuenta. es moreno. parece una actriz porno. Esa noche vestía de traje negro. Durante una hora estuve bailando con diversos chicos hasta que ya me cansé y decidí ir al fondo de la discoteca donde había unos sillones para descansar. No me podía creer lo que estaba viendo. tiene una larga melena rubia con extensiones. de cuerpo es muy despampanante con un gran culo y nos pechos operados de la talla 100. es muy guapa pero se nota que está muy operada. Yo estaba allí sola descansando cuando me fijé que a mi derecha a unos diez metros había una pareja haciendo cositas raras. ahora os voy explicar como son el resto de protagonistas. no es precisamente un top model. no está gordo pero tiene su barriguita. Llevaba puesto un vestidito rojo en el que se entreveía su precioso cuerpo. Me escapé de aquella zona rápidamente pero por el camino me encontré a Rubén. Y la esposa de Rubén se llama Elisa. ojos verdes. Borja llevaba una camisa negra muy bonita con unos vaqueros y unos zapatos negros. mi padre es divorciado así que puede acostarse con quien quiera pero no con la esposa de su jefe. su carrera podía terminar ahí. se notaba que mi padre se la estaba follando. cuando acabamos de cenar pensé que nos iríamos para casa pero me equivocaba. Su cuerpo es el de una persona de su edad. ojos verdes. Yo me sentía muy incómoda en la misma mesa que Rubén. tiene 42 años. solo se hablaba del tema del ascenso de mi padre así que Elisa. labios muy gruesos. voy a mirar por allí –me dice señalando justo la zona en la que su esposa follaba con mi padre Hay un refrán que dice que las situaciones desesperadas requieren medidas desesperadas. camisa blanca y corbata roja. La cena fue muy aburrida. pelo algo largo y rizado.80. El hijo de Rubén se llama Borja. mide 1. Mi padre se llama Emilio. se le nota mucho la edad. Borja y yo nos escapamos tan pronto como pudimos del grupo para ir hacer cosas de gente joven. Así que no me quedó más remedio que… _¿no te apetece bailar antes un poco conmigo? –le dije a Rubén mientras echaba mis manos . bastante guapo la verdad aunque de cuerpo es demasiado delgado para mi gusto. tiene canas y los ojos marrones.

alrededor de su cuello con el objetivo de que no encontrase a su esposa con mi padre _claro –me dice agarrándome de la cintura Lo llevé al medio de la pista de baile pero solo conseguí entretenerlo dos canciones. _Paula. _¿ahora te quedas no? –le pregunté con mis bragas en la mano No respondió. _creo que voy a buscar a mi mujer Paulita _¡NO! Quédate otra canción por favor –le decía yo mientras le agarraba una de sus manos y la posaba en mi culo _¿sabes como me quedaría Paulita? _¿como? –pregunté yo dispuesta a hacer lo que fuera por mi padre _si te quitas las bragas –me dice el muy cabrón al oído En este momento no me quedaba mas remedio que cumplir todo lo que el me exigiera. Ahora Elisa chupaba dos pollas a la vez. tengo un reservado arriba. En este momento yo no podía negarme. Lo que yo no me esperaba era lo que me iba encontrar dentro del reservado. el hijo de Rubén no había heredado el pollón de su padre pero mi padre si que tenía una polla larga y sobre todo gruesa de la cual a mi me costaba quitarle ojo. mis rodillas me fallaban. el placer era intenso. era por mi. Nada mas y nada menos que a mi padre totalmente desnudo masturbándose mientras miraba como Elisa. que estaba de rodillas en el suelo. ya no era por mi padre. . era un reservado totalmente independiente. El muy cabrón tenía los dedos muy gruesos y durante dos canciones bailando no paró de follarme con sus dedos. así que yo ahora ya estaba mas que encendida. de vez en cuando hacían un amago de flaqueza pero la cabeza de Rubén evitaba que me cayese. Mientras me comía el coño también me introducía sus gruesos dedos. SELA CHUPABAASU HIJO. simplemente empezó a bailar otra vez conmigo. me había quedado de piedra pero pronto empecé a espabilar cuando la cabeza de Rubén se perdió debajo de mi falda y empezó a comerme el coño. nadie podía ver lo que había dentro pero desde dentro si se podía ver lo que había fuera. esta vez mas pegado que antes hasta que metió su mano por dentro de mi faldita. deseo probar esa polla otra vez –dije yo totalmente sincera ahora Nos dirigimos a ese reservado. ¿quieres venirte? –me pregunta Rubén _si. así que metí mis manos por dentro de mi faldita y saqué mis bragas en medio de la pista mientras se llegaba escuchar algún que otro silbido. Mientras tanto Elisa se la seguía chupando a su hijo y mi padre dejó de mirar para unirse a aquella fiesta. Yo no sabía que era lo que estaba pasando.

ven aquí. Pero hubo sorpresa… _¡¡OHHGG!! ¡¡OHHGGG!! Me corrooooo –gritó Borja ya empezándose a correr Una cantidad considerable de semen salió despedida hacia mi cara y mi vestido dejándome muy sucia.Después de un tiempo en aquellas posiciones. no era muy grande. Empecé a chuparle la polla. cosa que en parte me gusta para chuparla debido a que la hace muy manejable y así podría hacerle maravillas con mi lengua. Los gemidos de Elisa eran enormes tras las violentas investidas de mi padre. yo quiero que me follen –le dije yo que necesitaba una polla dentro de mi _aquí tu haces lo que se te diga –me dijo a al vez que me obligaba a agacharme y me metía su polla en mi boca No os voy a engañar. _fóllame por favor –le rogué con voz de puta _no quiero cría –dijo metiéndome uno de sus dedos en mi boca Otra vez me llama cría ¡QUE RABIA! _hijo. yo casi no podía mantenerme de pié. _¡que rápido has sido hijo! –le dijo Rubén a Borja _es que la chupa de vicio –dijo Borja haciéndome que me sintiese halagada Rubén se acercó otra vez a mi dejando a mi padre follándose a su esposa y empezó a besarme. vas a flipar como la chupa esta puta –le dice Rubén a su hijo Borja se va de donde está su madre y se acerca a mí. _¿vamos a otro lado a seguir con la fiesta? –me dijo _a donde quieras. Yo se la chupaba muy rápido. llegando hasta el fondo como a mí me gusta. En la otra parte del reservado ahora estaba Elisa a cuatro patas mientras mi padre estaba detrás de ella reventándoles el coño y mientras ella tenía delante a su marido al cual se la estaba chupando. pero necesito que alguien me folle . _chúpamela –me ordena _no. me encantaba que me tratasen así. Rubén salió de debajo de mi falda. Lo que yo quería era que disfrutase mucho para que me la clavase lo antes posible. y a mi sin saber porque aquello no dejaba de excitarme.

Como buenamente pude aparté su calzoncillo y saqué su polla que rápidamente la escondí debajo de mi falda. no quiero que te quedes con ese mal sabor de boca _¿y que vas hacer? –seguía yo tonteando _es una pena que Rubén se haya ido y no tengamos el reservado _bueno. me voy –me dice Rubén _¿a donde? –pregunto yo desesperada _para casa. Mi padre había metido su polla dentro de mi coñito en el medio de la discoteca y debido a nuestras posiciones no nos importaba. ¿tu conoces a alguien que si quiera? –dije yo tonteando sabiendo lo que iba llegar _eres mi hijita. hay mas sitios _¿como cuales? _aquí mismo –dije yo caliente perdida Desde mi posición. _parece que nadie quiere follarte cariño _no papi. Había bastante gente y yo estaba con mi vestido lleno de semen. _desde aquí no entra muy bien Yo arqueé un poco mi espalda y abrí mis piernas para que eso entrase mejor. Una canción entera estuvo haciéndome eso hasta que allí llegaron su mujer y su hijo. Yo lo conseguí. mi familia quiere irse _¿y me vas a dejar así? _adiós Paula –me dice mientras se va con su familia No me podía creer lo que había pasado pero de repente… _hola cariño –escucho a mi padre llegando por detrás y agarrándome de la cintura _hola papi –respondo yo sin darme la vuelta Mi padre se pega a mí por detrás encajando su polla en mi culo. _bueno.Rubén y yo salimos del reservado y nos fuimos otra vez a la pista de baile. lo único que queríamos era disfrutar. La polla de mi padre era muy . Al momento de llegar Rubén metió otra vez su mano bajo mi falda y empezó follarme fuertemente con dos dedos. estiré la mano y bajé la cremallera del pantalón de mi padre. el cual empiezo a moverlo.

Al llegar a casa mi padre fue directamente conmigo al salón. En el cuarto de mi padre estaban Rubén y su hijo y su mujer chupándole las pollas a ambos. era la primera vez que se corrían dentro de mi. te quieroOOOOOOOOo Mucha gente se fue de allí al escuchar que éramos padre e hija. mi padre y yo abandonamos la discoteca y regresamos para casa. me dolía mucho pero el placer que me estaba haciendo sentir era mucho mayor. lo cual me encantó. les dejo mi e-mail algo paulitawapa@live. Lo que apareció allí fue el video que me había grabado Rubén. _cariño. yo no sabía que allí había una sorpresa. mi padre era más agresivo. Muchas de las persona que había allí nos habían echo un círculo y veían como mi padre me follaba. me voy a correr –anunció mi padre _OHHHFF.com (no acepto a nadie en el MSN) por si desean decirme . Todas las personas de nuestro alrededor ya se habían dado cuenta de que estábamos follando. Tras eso.gruesa. encendió la tele y pulsó play en el DVD. _¿te gusta mi amor? ¿te gusta como te folla papi? _me encanta si. Durante el camino de vuelta a casa no nos dirigimos la palabra. pero la mayoría se quedaron mirándonos. pues córrete dentro SIIIIIII En cuestión de segundos sentí como la corrida de mi padre recorría en interior de mi cuerpo adolescente. sus investidas eran tremendamente fuertes y ahora empezaba a agarrarme del pelo. era concretamente la escena en la que yo se la chupaba. _quiero que me la chupes así hija –me dijo metiéndome mano en el culo _me muero de ganas de hacerlo _pues vamos para mi habitación Subimos las escaleras y nos dirigimos para su habitación. _era hora de que llegaseis –dijo Rubén Al final resultaba ser ¡EL MEJOR DÍA DE MI VIDA! FIN Espero que les haya gustado. A medida que estaba siendo follada.

Nuestro hijo tiene ya 23 años. ni afectiva ni sexual (eso lo sé de lavar su ropa interior). Mi hijo suele salir con sus amigos. pues según dijo. Para mi sorpresa y la de mi hijo mi marido dijo tenía que trabajar ese viernes por la noche y que era imposible acudir. ¿qué más da? me dije. De trabajo no se le puede hablar porque dice que si trabajara no rendiría en los estudios y la verdad. total ¿dónde está el problema?. El viernes. como sus notas son muy buenas. le miré con los ojos entrecerrados como estudiando su proposición y partiéndonos de risa acepté. Vamos. a pesar de la diferencia de edad. ya que vivimos en un piso grande.+ No pude resistirme a mi deseo de mujer y probé el elixir Somos una familia tan normal como cualquier otra. y es cierto. mi hijo me propuso tomar una copa antes de regresar a casa. mi hijo. mi hijo Rafael y yo fuimos ver el estreno de la comedia y lo cierto es que lo pasamos francamente bien. que hago una vida de lo más corriente./. Durante la cena mi hijo y yo comentamos animadamente la obra. y si nos apetecía. ] . tanto su padre como yo no insistimos en lo de “trabajar para sus gastos”. podíamos ir a cenar después. mi marido tiene que trabajar por las noches. Mi marido y yo llevamos casados muchos años y nunca hemos tenido problemas que hicieran peligrar nuestro matrimonio. Bebimos y reímos recordando algunos pasajes.También les dejo mi dirección de facebook: Paula Escritora Relatos Elixir de Juventud jaypaka Accesos: 53. Una tarde. Nos gusta considerarnos unos padres comprensivos. Salimos del restaurante y caminamos hacia el local. que yo sepa no tenía ninguna carencia. Salimos del teatro y fuimos a cenar a un restaurante cercano al aparcamiento donde había dejado estacionado el coche. no demasiado tolerantes y nuestra relación es buena. llegó a casa con un par de entradas para el teatro que alguien le había regalado en la universidad. Entre resignada y molesta le eché en cara a mi marido que nunca tuviera tiempo para salir conmigo y para mi sorpresa sugirió que ya que él no podía ir que me acompañara nuestro hijo. Bueno. Nos reímos un montón y disfrutamos mucho con el trabajo de los actores. yo me dedico a cuidar de la familia y de la casa que no es poco. me agarré del brazo de mi hijo observando su satisfacción al ver cómo nos miraba la gente. Estudia en la universidad de la ciudad y vive con nosotros. antes de contestar. Me gusta salir no voy a negarlo y la verdad es que mi marido para esto es un poco “soso”. Acabada la cena. Él es una buena persona y creo que soy su complemento ideal. En parte los padres somos los culpables de estas situaciones... . Mi marido es encargado en una fabrica y como su sueldo es bastante más que suficiente. con intención de dárnoslas para que saliéramos mi marido y yo a divertirnos. . hacía tiempo que no nos veía hacerlo. pero al ver la cara que tenía mi hijo no me parecía tan buena idea. En ocasiones. bien es verdad que el pobre mío no protestó pero su cara lo decía todo.645 Valoración media: Tiempo estimado de lectura: [ 44 min. y es que hoy en día podíamos pasar por una pareja más.

como si le hubiera adivinado sus inconfesables pensamientos. debería haberlo detenido en ese momento. Mientras observaba en silencio aquel lugar. Casi me rio al ver como mi pobre hijo sufría tratando de evitar que yo notara su miembro creciendo y . mis mejillas enrojecieron pero no retrocedí porque la sensación era muy placentera. de nuestros cuerpos pero lo suficiente para que extrañas sensaciones. como si bailara mentalmente. Un delicioso calor invadió mi vientre descendiendo hasta mi sexo que empezó a lubricar. al amparo de la cual. las descrucé despacio y volví a cruzarlas procurando que se me viera más muslo ya comprobaría los resultados más adelante. ¡Qué hermoso era! A su edad era un muchacho atractivo que vestía con gusto y tenía un cuerpo atlético que seguro haría las delicias de cualquier mujer. Lentamente nos dejamos llevar por la música y también muy despacio continuó aquel roce suave. ― ¿En qué piensas? -Le dije. Tenía que haber parado ahí. Por culpa de eso por mi mente cruzó el deseo fugaz de que me hubiera acariciado las piernas. ― ¿Quieres que bailemos? No le di tiempo a responder. Pues a pesar de todo eso me sentí halagada de que a mis cincuenta y un años todavía pudiera captar la mirada de un hombre. Cerré los ojos y me moví despacio. parecía tarea imposible pero al final conseguimos encontrar un rincón junto a una pequeña pista de baile. Cerré los ojos embriagándome con esos aromas de hombre. Me tenía tomada por la cintura. le miré y él pareció sorprendido. lo sé. Si mi hijo quería mirarme las piernas ¿por qué no?. sentí un ligero escalofrío. pensé cuanto me gustaría ser yo la chica de al lado cuya respiración acelerada no podía evitar escuchar. una pareja a nuestra derecha se entregaba a un frenético juego de besos y tocamientos ignorando cuanto había a su alrededor salvo ellos mismos. la sombra de la mesa se lo impedía. dejándome llevar de manera imaginaria por el ritmo que marcaba la música. Seguí moviéndome al ritmo lento de aquella música balanceando mi cintura. si encima era un joven. Mis cabellos le acariciaban a la altura del mentón. De repente. estaba sentada con mis piernas cruzadas y como mucho me vería un poco los muslos. Yo no dejaba de mirar hacia la pista de baile en la que dos o tres parejas restregaban sus cuerpos al ritmo lento de una balada. Él también me miró. su erección fue instantánea y bastante perceptible. El agradable calor del principio dio paso rápidamente al ardor. el sexto sentido que tenemos las mujeres me alertó de que mi hijo me observaba detenidamente. yo había puesto mis manos sobre sus hombros de forma que mis antebrazos impedían que nuestros pechos entraran en contacto. Le sonreí con una sonrisa de aprobación dándole a entender que estaba a gusto en aquel sitio. ― En nada. me dejé llevar por ese estado pegando más mi vientre contra su entrepierna. la falda que llevaba me llegaba un poco por encima de las rodillas. percibí su perfume y el olor de su cuerpo. -respondió sonriendo. por un momento me olvidé de todo. pero no pude. mínimo. aunque fuese mi hijo mejor. muy agradables se apoderaran de mí. pero es que era tan delicioso lo que sentía que decidí continuar un poquito más. Me puse un poco nerviosa al comprender que me estaba excitando de verdad. hasta de quiénes éramos y recordé mis tiempos de juventud. lo reconozco. Le tomé de la mano y me puse de pie al tiempo que tiraba de él. De repente. Mi cuerpo. no obstante sí que noté su sexo contra mi vientre. No me preocupaba porque no creo que pudiera ver nada. además. cuando mi marido me abraza su barriga prominente nos impide un contacto semejante. Nos abrazamos suavemente en el centro de la pista y empezamos a movernos al ritmo de la música. aletargado por los años de monotonía sexual parecía tener ganas de revivir de nuevo. Así que. En un momento dado. Eso me excitó momentáneamente y sin pensar miré a mi hijo.El lugar al que me llevó mi hijo estaba llenito de gente. donde tomar tranquilamente un par de whiskies iluminados por una luz tenue y acompañados por una música suave.

Al oír eso tomé conciencia del riesgo y actué con la típica seriedad de madre. De mi boca escapó un leve suspiro y me estremecí de pies a cabeza. no más. desde luego de su padre no. Eran más de las dos de la madrugada cuando salimos a la calle. Hacía frío. Rafael bajó su mano hasta mi nalga. Ese contacto duró dos escasos minutos como mucho. –dije poniéndome seria. sin pasarse. ― ¡Bah! -contestó restándole importancia. Tomemos un taxi y mañana regresas por el coche. además me explicó que lo de los taxis estaba justificado dado lo severas que estaban siendo las autoridades con los controles de alcoholemia. Si nos paran en algún control. ― ¡De ninguna manera! Tú así no conduces y yo tampoco. su potencia y sobre todo el tamaño de su virilidad ¡Dios mío!. ante eso. Él se agachó un poco para que su entrepierna encajara en mi ingle. es mejor eso que arriesgarse a que nos paren. . solo lo justo para hacerme sentir su vigor. en lo maravilloso que sería ser joven de nuevo y poder gozar con un hombre como mi hijo ¡Mi hijo!. tanto tráfico y sobre todo tanto taxi. mi cuerpo respondió con un pequeño estremecimiento. Le miré y le dije sonriente: ― Ya está. con lo que hemos bebido seguro que daremos positivo los dos. El ardor y la excitación de minutos antes se esfumaron como por encanto. ¡vamos a sentarnos! Me miró a los ojos unos segundos. Rafa me recordó que era normal que la gente saliera de noche y más siendo viernes. enseguida sus dos manos abarcaron mis nalgas acariciando todo mi culo. Mantuvimos una conversación intrascendente mientras apurábamos nuestras copas. en cambio yo le miraba el bulto de los pantalones con disimulo. Aún sabiendo que obraba mal. no podía dejar de pensar en lo que acababa de sentir momentos antes. Seguro que mi hijo sintió mis duros pezones porque subió las manos un poco sobre mi espalda y me atrajo hacia sí restregándome ahora su erección suavemente. De camino al aparcamiento volví a cogerme a su brazo y fuimos conversando sobre temas diversos. pero no dijo nada. ¿cómo podía siquiera imaginarme esas cosas por dios? Me sentí mal. como movida por un resorte.es un tostón tener que volver mañana a por el coche y pagar dos taxis. Él parecía un tanto ausente mirando principalmente a la pista de baile. Después de adivinar el tipo de braguitas que llevaba metió una mano por debajo de mi falda acariciándome el culo directamente. pero eran tan deliciosos que casi me hacen perder la cabeza pero al final me sentí incomoda. ¿de quién había heredado ese paquete mi hijo?. Poco acostumbrada a salir de noche me sorprendió ver tanta actividad a aquellas horas. Sin pensármelo decidí no prolongar más la situación. ¿pero en qué estaba pensando?. me siguió mansamente hasta sentarnos de nuevo.endureciéndose. No quiero ni pensar como se pondría tu padre. Mis pezones se irguieron un poco más y me dejé ir por la excitación porque era maravilloso sentir sus dedos ardientes palpando la carne de mi trasero. Puse mis manos sobre su cuello y le acaricié la nuca abrazándole de manera que mi pecho presionó sobre el suyo. ― Es verdad. se lo consentí. pero al notar sus dedos buscando mi vulva por encima de las bragas me separé de repente. inconscientemente me pegué más. Rafael me apretó la nalga con decisión y al comprobar que yo no me oponía me apretó la otra con más dulzura. lo que había sucedido dentro del local parecía olvidado ya.

― Un café. no creo que a estas horas entrar en un sitio de esos sea la mejor opción.a dos calles de aquí hay un hostal de dos estrellas en donde podemos esperar a que se te pase el cabreo ¿Satisfecha? No contesté. –repliqué. preguntándome si aquel era el sitio que había decidido para que dejáramos pasar el tiempo en vez de buscar uno adecuado. Le miré seria. también podemos ir a un hotel de esos que están junto a las gasolineras. Continuamos andando. ― Mamá. ― ¿Qué quieres tomar? –me preguntó. ― De acuerdo -consintió de mala gana. En ese momento no fui capaz de adivinar que me traicionaba el subconsciente. -me dijo en un tono conciliador. le mire y seguí caminando. ― No te pongas así -me dijo. ― Que se piensen lo que quieran Rafa.― ¿Y entonces qué hacemos? –contestó. pero entre eso y la mirada que le lancé dejé bien a las claras que el insulto no iba a arreglar las cosas. He dicho que así no conduces y no hay más que hablar. No me gusta que nadie me lleve la contraria teniendo yo la razón y mi hijo tiene la fea costumbre en ocasiones de mostrarse demasiado arrogante.vamos a buscar un sitio donde discutir y de paso nos calentamos un poco. pagó y salimos. Me pasó un brazo por el hombro y me besó en la mejilla. Se tomó el coñac de un trago. Pidió un café para mí. no muy fuerte. al final entramos en un bar. –contesté manteniéndome en mis trece. Mi hijo nunca me había faltado al respeto. La verdad es que hacía un poco de frío. pasando de largo algunos edificios en los que se anunciaban pensiones cuyos portales eran oscuros y siniestros. en el centro solo tenemos hoteles caros o pensiones y francamente. o eso o buscamos un taxi para ir a casa. ― ¿Me quieres decir que estás haciendo? -Le pregunté mosqueada. ― Espera mujer. creo que son muy económicos. No dije nada.¿Nos sentamos en el coche y esperamos un par de horas o tres? ― Bueno –dije haciendo una pausa para pensar-. te recuerdo que las gasolineras esas que dices están a las afueras. un coñac para él y un periódico. se podrían pensar cualquier cosa menos la realidad. No hizo falta . Hojeó el diario como buscando no se qué y luego llamó por teléfono varias veces hasta que me pareció que confirmaba algo. Estaba cabreada. espera un momento. yo le rechacé enfurecida al tiempo que no pude reprimir explotar: ― ¡Eres un imbécil! ― ¡Y tú una gilipollas! –Respondió mosqueado por mi rechazo. -respondí sin ocultar mi mal humor. Le di un tortazo.

Al verle allí tumbado en la cama con las piernas ligeramente separadas me centré en su entrepierna donde destacaba el bulto de su miembro. como siempre. pero era deseo la que más. ― Perdona mamá no quería ofenderte. Aunque seguía mosqueada con él mi mirada recorrió despacio sus largas y fuertes piernas casi carentes de vello hasta detenerme en el bulto de su pene. ― ¡Está bien! -dijo incorporándose. su falta de cuidado por haberse acostado vestido y me enfurecí más aún al tropezar con sus zapatos abandonados de cualquier manera en medio del paso hacia la cama. viendo que le llegaba casi a la cinturilla del calzoncillo traté de imaginar cómo sería de verdad lo que ocultaba la prenda. Unas gruesas cortinas tapaban los amplios ventanales que daban al exterior impidiendo que desde fuera pudiera verse lo que allí solía suceder. Sentí muchas cosas. Después de subir dos pisos en un viejo ascensor que sonaba como una carraca entramos en ella. un tercero regulaba la intensidad de la iluminación y finalmente había otro para regular el aire acondicionado y la calefacción. Pero eso era imposible. uno era para el volumen de la música de ambiente. puso las prendas con cuidado sobre una silla y volvió hacia la cama bajo mi mirada de reprobación.que dijera nada. Me quedé parada de repente ¿por qué tenía que pensar eso?. Aquel lugar era un picadero. ― ¿Por qué has apagado la luz? -repuse. los pantalones y la camisa. el otro actuaba sobre el televisor situado en la pared frontal. Sin mediar palabra fui al baño. casi fantasmal. Algunas personas nos miraron con curiosidad seguro que pensaban que éramos una pareja más discutiendo antes o después de echar un polvo. Deseé que aquel joven no fuera mi hijo para poder abalanzarme sobre él. Me avergoncé inmediatamente por ser capaz de mirar así a mi propio hijo y me enfurecí por el calor ardiente que de nuevo nacía en mi vientre produciéndome un sofoco. Mi hijo apagó la luz y descorrió las cortinas. me dio asco el muy cerdo. Habló un momento con un conserje y aunque no podía oír lo que hablaban. El resplandor proveniente de la calle iluminó la habitación quedando la estancia con un ambiente de lo más intimo. manipular los mandos situados sobre el cabezal de la enorme cama que ocupaba gran parte de la estancia. Era espaciosa y estaba limpia. donde resaltaba el calzoncillo blanco casi resplandeciente en la oscuridad. sacudí la cabeza rechazando aquel pensamiento inmediatamente y continué caminando. La claridad que entraba en la habitación confería a su cuerpo un tono grisáceo. no me molesté ni en mirarle. lamiéndose los labios. a continuación se quitó los zapatos y se tumbó en la cama. Al poco mi hijo regresó donde yo esperaba con mi cara de cabreo portando las llaves de la habitación. Retiró los zapatos que me estorbaban y acto seguido se quitó la chaqueta. el tío no dejaba de mirarme de manera rara. Al parecer. . Le reproché. ― ¿Satisfecha? –preguntó. Llegamos al dichoso hostal en apenas cinco minutos y sin hablar. abrazarle y restregarme contra su joven cuerpo para sentir de nuevo el vigor de su virilidad. Me pidió que esperara en el vestíbulo y se dirigió al pequeño mostrador de la recepción para registrarse y de paso recoger la llave de la habitación. Le oí curiosear en la nevera. Quien allí estaba no era otro que el descuidado de mi hijo Rafael. Nunca había estado en un lugar así. –dijo. Salí del baño.

pensé que comprobaba si tenía los pechos duros pero no. Pasados unos minutos mi resistencia cedió por el cansancio. que no sea cierto!. ¡qué asco! Lo que más me . ¡déjame en paz! ― Te he dicho que ¡enciendas la luz! -grité enfadada y sin saber el por qué de aquella reacción mía. Sin darme tiempo a reaccionar se puso a horcajadas sobre mí y me agarró por las muñecas poniéndolas por encima de mi cabeza inmovilizándome contra el colchón. Me soltó un momento una de las muñecas y moví el brazo golpeándole en la cara con la mano abierta. imploré. ¡quítate de encima desgraciado o chillo! -le grité asustada mientras trataba en vano de liberarme. ¡esto no puede estar pasando! De golpe. interpreté el brillo de sus ojos y lo vi todo con claridad. moví la cabeza desesperadamente para poder respirar. terriblemente excitada. Estaba frente a mí y yo le miraba con ira. Mi hijo me miraba con curiosidad. pero me fue imposible dado que él es mucho más fuerte. Primero sentí que su mano acariciaba mi piel. La almohada me ahogaba. contra mi voluntad me noté excitada. Paré unos segundos para tomar aliento y en ese mismo momento noté perfectamente la presión del bulto de su pene. retorciéndome a la vez que hacía fuerza con los brazos. Traté de liberarme inmediatamente. ¡Por Dios. Una vez que me desabrochó la blusa metió la mano bajo la prenda. Me los pellizcó con delicadeza consiguiendo que se me pusieran duros al instante. Se levantó rápidamente. Se inclinó como si quisiera besarme en la boca pero aparté la cara bruscamente. No me lo devolvió como me temía sino que me puso la almohada sobre la cara para amortiguar mis voces sujetándola con los codos y volvió a agarrarme las muñecas con más fuerza. ― Mira mamá ya está bien. El tortazo sonó como un trueno en plena tormenta. Nada de lo que sucedía tenía sentido para mí y sin embargo ahí estaba ese maldito sofoco produciéndome un placentero cosquilleo en mi entrepierna. –contestó de mala gana. caí de espaldas sobre la cama tan sorprendida que no dije ni pio. La luz del exterior iluminó mi sujetador negro en el que mis pechos subiendo y bajando. es más íntimo. lo que sus dedos buscaban eran mis pezones. me puso las manos en mis hombros y me empujó con fuerza hacia atrás. Más que como una broma me lo tomé como una ofensa. Por un momento. ― ¡Suéltame por dios! –exclamé con la cabeza ladeada-. entonces le fue fácil sujetarme las muñecas con una sola mano mientras que con la otra se puso a desabotonarme la blusa despacio. Me besó tiernamente en la frente y en los parpados de ambos ojos pero sus ojos emitían un extraño brillo que no supe interpretar. hasta el punto de que mi sexo comenzó a lubricar otra vez y sentí miedo al no estar segura de cómo iba a reaccionar. Me asusté negándome a aceptar aquello: ¿mi propio hijo iba a forzarme?.― Está mejor así. parecían a punto de explotar debido al ritmo de mi respiración forzada por los desesperados movimientos que hacía por liberarme. ― ¿Qué haces? -dije con voz entrecortada por el cansancio del esfuerzo por liberarme¡Suéltame! –le ordené. apretando con suavidad. Me entraron nauseas. ― ¡Enciéndela ahora mismo! -le ordené sofocada. Tenía los cabellos revueltos sobre la cara y forcejeaba tratando de soltarme. gracias a eso conseguí liberar los ojos y la nariz por la que inspiraba y espiraba ruidosamente.

a consecuencia de eso me puse a llorar bajo la almohada. ― Rafa ¡vale ya! Suéltame por favor.horrorizó fue darme cuenta de que mi voluntad se empezaba a debilitar con las caricias que recibía de mi hijo. –le pedí. Rafa se dio cuenta pero no se conmovió. ni como madre. entonces dejó de apretar y me soltó los brazos. algo irracional se apoderaba de mí logrando que disminuyera la intensidad de mis esfuerzos. Acabé abandonándome y me limité a contemplar el festín que se estaba dando con mis tetas. cada vez con más fuerza haciéndome daño. El cansancio empezaba a hacer mella en mí debilitado cuerpo y encima. las yemas de sus dedos rozaban el vello de mi pubis. sino como una mujer que estaba gozando. Contrariamente a lo que pensaba enloquecí de placer. me hizo tanto daño que grité de dolor. Dándome cuenta de la situación intenté de nuevo hinchar el abdomen pero ya era demasiado tarde. No me quedó más remedio que permanecer inmóvil. –murmuró en voz baja. Sin soltarme el pecho me puso la otra mano sobre el otro y mientras lo acariciaba con suavidad chupó dulcemente el pezón sobre el que se había ensañado notando que me palpitaba en su cálida boca. Ahí sí que sentí miedo. No tuve más remedio que quedarme inmóvil y tomar aire. es que al gritar solté todo el aire y mi abdomen se encogió. Aquella situación era tan surrealista que por un momento pensé en abandonarme. en dejarme llevar para que todo terminara rápidamente. sin dejar de resistirme. había llegado a mi pubis pero no podrá bajar más me dije. Él estaba en una posición difícil ya que montado sobre mí y con una sola mano no podía ni quitarme la falda ni subirla. Tenía que resistirme a lo que me estaba pasando. . Sucedieron dos cosas: una. ya que ni siquiera podía mover las piernas aprisionadas bajo su peso. Traté de incorporarme pero de nuevo me inmovilizó y apretó con fuerza mi dolorido pezón. la otra. ¡Vale!. ― No se te ocurra tocarme ¡cabrón! –le chillé pero como la almohada me tapaba la boca. es que el grito sonó tan apagado que era imposible que alguien lo oyera. que mi hijo no podía hacerme esto y me encontré con que contrariamente a lo imaginado en situaciones como ésta yo sentía muchas cosas. Esta vez no me moví. Me agarró con fuerza un pecho y me miró antes de lanzarse sobre mí como un hambriento. moviendo el cuerpo de un lado a otro lo que podía dadas las circunstancias. No podía aceptar aquello así que me concentré en mantener las piernas muy apretadas. pero la contradicción en mi mente era aún muy fuerte. Cuando intentó meter la mano bajo la falda hinché de aire el abdomen todo lo que pude para detenerle y grité pidiendo socorro. Había comprendido lo que pretendía. jugó con él en su boca chupándolo como si fuera la más deliciosa de las golosinas y lo succionó como si quisiera sacarme leche de nuevo. ¿cómo podía excitarme lo que me estaba pasando?. Quise imaginar que aquello no estaba sucediendo. mi grito quedó amortiguado. ― No. Mientras él se cebaba otra vez con mis pezones. Viendo que no podía alcanzar su objetivo mi hijo volvió de nuevo sobre mi pechos. aguantando las ganas que tenía de gemir. Me quedé quieta otra vez y me volvió a soltar. no voy a soltarte. pero un momento después seguí resistiéndome. De pronto. me subió el sujetador dejando mis pechos libres e indefensos. Después de deleitarse un buen rato con mis pezones. Lamió y mordisqueó el pezón. parándose alguna que otra en mi ombligo haciéndome sentir deliciosos calambres en esa zona. además. Tomó un pezón entre sus dedos y lo apretó. Apretando primero uno y luego otro. Rafa deslizó la lengua por mi estomago hasta la cintura de la falda varias veces. no conseguía mover el cuerpo de mi hijo ni un milímetro el cual seguía lamiendo y mamando mis pezones como un desesperado. no como una víctima de una violación.

medio tapada por la almohada percibí claramente como la polla de mi hijo se abría paso a través de mis labios vaginales y con gran facilidad se coló en mis entrañas. lo supe al notar algo duro y caliente sobre mi pubis y vientre. iba a suceder!. Retiró un poco hacia abajo las bragas y sentí su proximidad. estaba encharcada de excitación. El muy desgraciado no tuvo que esperar mucho. haciéndome sentir una agradable sensación desconocida hasta entonces. Introdujo la mano bajo las bragas y acarició lentamente el vello de mi pubis mirándome fijamente. . me separó las piernas y se abalanzó sobre mí para impedir que las volviera a cerrar. Fue imposible que me resistiera. concentraba toda mi fuerza en la lucha titánica que se estaba librando en mi mente. tan querido y tan desconocido a la vez. logró con sus caricias que yo separar un poco las piernas cediendo a sus pretensiones. que mientras duró me relajé para concentrarme únicamente en sentir el tacto de su miembro y sus testículos sobre mis muslos preguntándome cómo la tendría el hombre que me iba a poseer. De repente me cogió de los tobillos y los empujó hacia arriba con fuerza. a mi mente le daba igual de quien se trataba e intenté incorporarme para verle la polla. como si temiera romperlas y finalmente me las quitó dejándome solo con las bragas negras a merced de sus manos impacientes. ¿Por qué lo hacía? No encontré la respuesta. al mismo tiempo. Cuando sacó la mano de mi entrepierna casi estuve a punto de suplicarle que me tocara un poco más. Me apartó las bragas a un lado encajándolas entre mis nalgas y sentí que me restregaba la punta de su pene contra mi coño. Empecé sentir sus caricias.Una vez saciado su apetito en mis doloridos pechos me desmontó y viendo que no me movía me bajó la cremallera de la falda y tiró de ella hacia abajo hasta quitármela por los pies. allí. Yo no me movía. varias veces. deseaba con vehemencia sus caricias en mi palpitante sexo. recorriéndolo de abajo a arriba. De repente. –dijo sonriendo. Al colocarse otra vez sobre mí ya se había quitado los calzoncillos. — Ya es tarde mamá. En ese instante perdí los papeles. no seas tonta. Me quedé quieta. pensé horrorizada y al mismo tiempo ¡qué gusto sentía!. El dolor que sentía en las corvas me hizo flexionar la rodillas. también volvió a acariciarme el sexo pero por encima de la delicada tela de las bragas mientras yo mordía la almohada sin poder reprimir los jadeos placenteros que me provocaba. pasó la lengua por la cinturilla de las braguitas y subió lamiendo hasta el ombligo. A pesar de la almohada le hablé a mi hijo. En ese momento pude haberme movido pero para entonces la excitación era tan grande que preferí quedarme quieta siendo consciente de lo que pasaría después. mi temperatura aumentó muchísimo. entonces me volví loca de placer. ¡Dios mío. recorriéndola de abajo a arriba hasta encontrar mi inflamado clítoris. Rafa movió las caderas frotando su duro pene contra mí. Como he dicho. Entonces. entre mi deseo de entrega y mi conciencia que me pedía mantener las piernas cerradas. en tu vida has sentido lo que vas a sentir conmigo. Noté su aliento cálido sobre mi vientre. Él me miró con curiosidad cómo le pedía que no siguiera. primero las rodillas. mantenía las piernas fuertemente apretadas. Nuevamente retrocedió hacia mis pies y lo que hizo me sorprendió mucho. el muy cerdo se adueñó de mi sexo. tan placentera. Me estremecí cuando sus manos abarcaron uno de mis muslos bajándome las medias con suavidad. de fuera hacia dentro y de dentro hacia fuera todo con mucha delicadeza. Sentí una descarga eléctrica cuando un dedo me rozó alrededor de los labios mayores y otra más fuerte cuando sus dedos empezaron a dividir mi vulva en dos. Yo mantenía apretados los muslos todo lo que podía más que nada por los nervios. ¡me lo iba a hacer!. En medio de aquella vorágine me empeñaba en no aceptar aquel placer que inexorablemente se apoderaba de mí rápidamente y para distraer mi mente me pregunté qué le estaría pasando por la cabeza a aquel muchacho. pero él me lo impidió empujándome suavemente la cabeza contra el colchón. Volvió a masajearme las piernas un ratito. luego los muslos.

casi seguidamente le llegó a él el clímax. Continué diciendo barbaridades hasta que me corrí de manera irrefrenable en medio de una explosión de increíbles sensaciones que de repente parecieron iluminar aquel lugar. Era un buen muchacho y a pesar de todo el horror de su acto me había hecho vibrar como nunca. los zapatos y sin mirarle me fui al baño donde rompí a llorar amargamente tapándome la cara con la toalla para que no me oyera. Me quedé quieta. sentía mis paredes vaginales contraerse en respuesta al estimulo. empujaba mis caderas buscando su polla. mátame de gusto”. Cogí mi ropa. Las nauseas me amenazaban tan ferozmente que noté el vómito en mi garganta pero aguanté. Seguro de que no chillaría. Más tarde. Él me tapó la cara con la almohada sin apretar y se quedó quieto por el momento “a lo mejor se arrepiente” me dije. ¡Mi hijo me había violado!. Yo que jamás he sentido cuando se corría mi marido a no ser por sus bufidos. porque no solo sentía las poderosas convulsiones de su polla al correrse sino que también notaba perfectamente su leche caliente regándome las entrañas. si encima lo había disfrutado como nunca imaginé. Me levanté de la cama sollozando. Puse mis manos sobre su pecho y le acaricié los pezones sin dejar de moverme cada vez a ritmo más frenético gimiendo ya sin disimular: “vamos hijoputa métemela hasta el fondo”. Yo no podía hacer nada por detener esta locura. seguramente mucho peor que yo. sólo de placer. cuando su pene comenzaba a perder consistencia se retiró y quedó recostado a mi lado respirando con fuerza. Seguro que por su mente pasaban a gran velocidad escenas horribles. Sólo entonces recuperé la conciencia y empecé a darme cuenta de lo que acababa de suceder. pretendiendo eliminar todo lo que . él sonriendo pasó sus manos bajo mis muslos y me agarró las nalgas tirando de ellas hacia arriba al tiempo que no paraba de moverse rítmicamente incrustándome su miembro hasta el fondo. Conociéndole. pero al notar que el semen me escurría muslos abajo me volvieron las arcadas y vomité dos veces. extenuada y sudorosa. con todo la atrocidad que ello significaba. “qué gorda la tienes”. Durante unos minutos mi coño acompañó las convulsiones de su polla. minutos después. es verdad que ni siquiera lo intenté. Durante un rato repitió la misma operación: embestir con delicadeza una y otra vez para torturarme. apresada. Me metí bajo la ducha y traté de serenarme bajo el cálido chorro de agua. enseguida empezó a moverse. Me sentía así me dije. “así cabrón. Empujaba tan fuerte que movía todo mi cuerpo hacia arriba al tiempo que notaba sus testículos contra el esfínter de mi culo. Primero me moví tímidamente buscando acompasarme a sus movimientos aunque sin dejar de apretar mi vagina ¡cómo estaba disfrutando!. mi pelvis oscilaba de arriba a abajo tratando de acoplarse al ritmo que me imponía para no perderme la más mínima sensación de placer. Ahora mi hijo a quien tanto amo lo estaba pasando mal. aunque pienso que fue más de deseo que otra cosa. Se me escapó un grito mezcla de horror y deseo. mía. El grosor de esa polla era mayor del acostumbrado. Le miré a la cara un momento. el cabrón hacia eso aposta porque sabía que me estaba matando de placer. Tras reponerme me enjaboné el sexo y me lo froté con la esponja con fuerza. Pasados varios minutos la mente se me aclaró. Así que. Todo lo que sentí no puedo describirlo fácilmente. Primero lentamente hacia atrás. Al girar la cabeza y mirarle vi que también se le habían pasado los efectos del clímax y le noté apesadumbrado.Tenía razón el muy cabrón. con la cabeza vuelta hacia un lado sin poder reprimir los gemidos del placer que estaba experimentando. porque en el fondo yo había provocado aquello. Se me contrajo la vagina y sentí un gran placer al notarla allí. poco a poco empecé a dejarme llevar. ¿cómo no iba a ser yo la culpable?. sacándome casi toda la polla para después hundirse en mis entrañas profundamente. mi hijo retiró la almohada de mi cara. Inspiré profundamente como si quisiera tragarme todo el aire de la habitación. Sí. y peores presagios. Y mientras mi hijo se vaciaba dentro de mi coño jadeando roncamente tuve otro orgasmo tan potente que no pude reprimir un estremecedor grito de placer que él amortiguó tapándome la boca con su mano. de repente creí volverme loca. Mi aspecto debía ser horrible. Yo cerré los ojos disfrutando del gozo que empezaba a esfumarse lentamente hasta desaparecer. pero es que ni mi mente ni mi cuerpo entendían de parentescos. pero no. seguro que era consciente de la enorme barbaridad que acababa de cometer.

Cuando me harté de escucharle le ordené callar. Se puso de pie. Había sucedido de verdad. fui hasta mi bolso y saqué la cajetilla de tabaco encendiéndome un cigarrillo para aclarar mis ideas. Jamás me ha ocurrido una cosa así con una mujer. y a pesar de todo eso. el pene de mi hijo era más gordo que el de su padre y bastante más largo. ― Verás cuando se entere tu padre. ― Llora cobarde. . te lo suplico. a mi lado y empezó a decir perdóname mamá como una letanía. no imaginas cómo me arrepiento de lo que ha pasado. me levanté. Te juro que desearía morirme ahora mismo. Me senté en la cama y di un suspiro prolongado. salí del baño envuelta en una toalla que me cubría del pecho a los pies. Juro que no sabía que los hombres pudieran tener eso así de grande. el pobre tenía una expresión tan abatida que solo me inspiró ternura.no sé qué me ha pasado. Cuando bailábamos me excité. Eres tan hermosa y tu cuerpo tan deseable que… Te pido perdón. -dije murmurando en voz baja t aspiré una calada del cigarro. ― Mamá perdóname por favor. ― ¿Arrepentido?. la que te va a armar. Al rato. ― Lo siento mamá perdóname -dijo él llorando. Me quedé en pie frente a la cama mirándole mientras él permanecía en ella a medio incorporar. Ya no había vuelta atrás. Al pasar por mi lado sí que me fijé en su pene. Unos tres minutos más tarde salió de la ducha envuelto también en una toalla grande y que a pesar de su grosor no lograba disimular el bulto de su pene. A través del silencio le oí llorar. –le amenacé disfrutando de su congoja. lava tu culpa si puedes. ― ¿Rafa qué has hecho? –le pregunté y seguidamente le solté un bofetada con todas mis fuerzas. –me contestó sollozando. No quedaba ni un solo vestigio de su potencia.¡Vamos levanta de ahí y ve a ducharte! -le ordené con energía. ― Morirte –musité. Haré lo que me pidas pero por favor olvida esto mamá. –contestó verdaderamente arrepentido. No se me fueron los ojos a su sexo como creía. yo te quiero y por nada del mundo quisiera alejarme de ti y de papá. Me mordí el labio inferior mientras le miraba el culo camino del baño. por favor perdóname y si no puedes no se lo digas a papá. ― ¡Nunca debió suceder!.había sucedido. Se sentó a los pies de la cama. Dejé que Rafael permaneciera bajo la ducha unos minutos pues tenía que serenarme antes de verle de nuevo. ― Me has violado ¿te das cuenta? –le dije bruscamente. lanzándole una mirada gélida. ¡y una mierda cerdo! –le grité enfurecida. Me fui directa hacia las cortinas y las cerré dejando por un momento aquel espacio en total penumbra antes de encender la luz del techo que nos cegó un instante. su capullo se había escondido como un cobarde dentro de la piel del prepucio. pero es que de repente me he excitado de tal forma que no pude contenerme.

ellos y sobretodo el deseo mandan en mí. Al oír aquello me abalancé sobre él. Además te veo tan infeliz como mujer. tú no eres quien para inmiscuirte. ― ¡Eso es mentira! . no he podido evitarlo. Soy culpable de haberte follado pero no de violarte. Le abofeteé la cara dos veces pero el se cubrió con los brazos y al final las manos me dolieron de tanto chocar en ellos. Cansada me senté a su lado.he podido comprobar cómo aceptabas mi contacto y después mis roces. Luego. soy tu madre. ― ¿Por qué Rafa? ― Porque me gustas mamá ― Eso es imposible. le agarré por los pelos y se los estiré. te saco 28 años que son demasiados ¿cómo vas a fijarte en una vieja como yo? ― No lo sé. –dijo mirándome con ojos suplicantes. mírame a los ojos y di que me equivoco –le miré como él quería pero tampoco pude decir nada porque en el fondo tenía razón en todo lo que me decía. nadie más tiene derecho a meterse en nuestros asuntos íntimos. pero no pude negarlo. ― Porque has disfrutado como nunca en tu vida. nuestra familia se irá a la mierda. –dijo mirándome a los ojos.esta noche en la sala de baile –prosiguió. ― Pero ¿cómo puedes decir esas cosas? No me conoces y no sabes nada de nada. –murmuró resignado. ― Pégame todo lo que quieras y desahógate estás en tu derecho. si me equivoco niégalo. o un simple roce y cuando os vais a la cama tú pones cara de ir al matadero. son cosas entre tu padre y yo. ― ¿Infeliz yo? ― Sí. ― Pero cómo puedes ser tan cínico. me mandan los sentimientos. te gustaba. y si no. ― ¿Tú que sabrás? ― Cuando estás con papá nunca os dais un beso.― Si se lo dices. solo sé que me atraes mucho y que llevo tiempo deseándote. no puedes verme como a una mujer. ― Sexualmente no eres feliz con papá. ― Tienes razón pero yo no mando en mis sentimientos. ― Eso haberlo pensado antes ¡cerdo! –acompañando el insulto le crucé la cara de una bofetada. al llegar a esta habitación y después de obligarme a quitarme la ropa para que no se arrugara me he dado cuenta de cómo me comías con los ojos. no lo niegues. ― Aunque fuera verdad eso que dices.

Apoyé la rodilla izquierda sobre la cama. ― Te miraba sí. –me dijo. ― ¿Qué me asusta? ¡vete a la mierda!. es la verdad y lo sabes. Me quedé muda mirando la hermosura de su miembro. sólo pudo encogerse. Rafael se levantó de improviso. –le dije sintiendo que empezaba a mojarme de nuevo. mis ojos estaban pendientes de su polla que daba saltos hacia arriba al estar excitada. ― Puede que así haya sido. –me retó. No me salían las palabras. mi hijo se abrió la toalla mostrándome su polla completamente erecta.― Osea que miento cuando digo que no parabas de mirarme el paquete cuando estaba tumbado en calzoncillos sobre la cama. lo que pasa es que te asusta reconocerlo. –dijo con una sonrisa cínica que me cabreó. ¿hasta dónde llegará tu cinismo Rafael? Mientras le decía todo eso. –traté de excusarme. me violas y ahora parece que me has hecho un favor. ― No lo soy. Mi movimiento había sido tan rápido que le pillé desprevenido. la toalla se abrió con la caída y mi cuerpo desnudo quedó expuesto. chúpame la polla. al mismo tiempo le estiraba del pene pensando que así le hacía daño. Él volvió a subirse a horcajadas encima de mí. no te pega. . Como respuesta. me agarró por los hombros y de nuevo me empujó sobre la cama. ― ¿Y cómo lo hacía listo? ― Como si trataras de adivinar el tamaño de mi polla. pues notaba cómo su polla engordaba y crecía en mi mano. — Entonces pídeme que me quite de encima. sino. Le golpeé con los puños en el pecho ordenándole que se quitara de encima. me quedé tan cortada que ni siquiera me atreví a mirar. — Si quieres que me baje pídemelo. ― No seas engreído Rafael. pero me equivocaba. metí la mano por dentro del albornoz y le agarré el pene con fuerza. ― Una madre orgullosa no le mira el paquete a su hijo como lo hacías tú. ― ¡esto es el colmo!. ― Al principio tendrías miedo pero después se te ha pasado y has gozado más que nunca en tu vida. lo que me asusta es lo que me has hecho pasar. — ¿Pero tú te crees que un hijo puede violar a su madre y encima decirle a la cara que le ha hecho un favor porque no está satisfecha con su marido?. pero como una madre orgullosa. eso sí da miedo. — Ni dormida pienso hacer eso. –dije poniéndome de pie frente a él.

me matas de gusto. La piel se me erizaba y el sexo se me humedecía proporcionándome mucho placer. Apenas me miró unos segundos porque enseguida tomó mi pecho dolorido y ligeramente amoratado para acariciarlo y besarlo pidiendo perdón por el daño infligido. tragando saliva sin dejar de acariciarle los huevos para hacer que su excitación creciera. abre la boca de una vez y chúpamela. Y su excitación creció ¡Madre mía cómo se le puso la polla!. –atiné a decir entre jadeos. por el abdomen. Él jadeó cuando se lo lamí pero enseguida me quejé por la incómoda postura. Finalmente me abrazó pegando su cuerpo al mío y danzamos como en la pista de baile pero con música imaginaria. metió la cabeza hasta llegar con su lengua a mi vulva encharcada rozándome el clítoris con la punta. Besé la zona. nunca había visto una tan grande ni tan gorda. Estuvo un ratito entretenido con mi culo. se puso de pie y me hizo arrodillarme arrimando mi cara a su polla. me separó más las piernas y en la misma postura en que estaba. Un rato después me sujetó la cabeza y sumisamente dejé que me arrastrara entre sus muslos hasta llegar con mi lengua al esfínter de su culo.— Sé que lo deseas mamá. Me parecía una cochinada que me oliera el esfínter del culo. la lamí y al doblarse él también por la cintura me entró tal calentón que agarrada a sus caderas le metí la lengua todo lo que pude en el ano. Por primera vez mi hijo me veía completamente desnuda. aún así tuve temblores de la excitación que me invadía. Me besó en la boca. Entonces enloquecí de placer y me entregué a la lujuria. le rocé la lengua con la mía tímidamente y enseguida consentí que nuestras lenguas se entregaran a un baile frenético. Me la acerqué a la boca y comencé a lamerla. besando y lamiendo toda la piel hasta arrodillarse. me lamió los labios y descendió por el pecho. Esa orden me dejó cortada. Me agarró la cabeza con ambas manos y me besó en la boca. Rafa me separaba de ella a veces y me arrimaba sus testículos para que les dedicara el mismo trato. transportándome a un mundo de placeres desconocidos para mí hasta entonces. Le lamí los huevos un poco y me metí su pene por completo en la boca aguantando las arcadas cuando traspasaba mi campanilla. pensaba que a lo mejor le salía más leche si le hacía eso. no sé. Y no me equivocaba. –me ordenó. pero cuando me lo besó gemí de gusto. Chupé y succioné con gran avidez. Nos miramos. De pronto sentí que me doblaba por la cintura y separaba mis nalgas para descubrir el tesoro que ocultaban. Le follé el culo a mi hijo con mi lengua gozando lo indecible al escuchar . Su polla de nuevo estaba dura. le miraba la polla que me señalaba desafiante sin saber qué hacer y al final me dejé ir. entonces me giró hasta darle la espalda y empezó a besar y lamer mi zona lumbar por lo que tuve estremecimientos. Lo más sublime vino cuando noté su lengua lamiendo la zona primero y más tarde metiéndose la punta en mi ano. erguida majestuosamente y dispuesta a dar mucho placer. luego me miró de pies a cabeza sin pararse si quiera dos segundos en un mismo sitio. mi hijo va a descubrir todos mis rincones íntimos”. Impulsada por la excitación le agarré la polla con una mano calibrando todo su grosor y longitud. Descendió muy despacio hasta mis nalgas y mi cuerpo se llenó de descargas eléctricas y escalofríos y me dije “Dios mío. de esa forma le abrí las nalgas y yo también tuve libre acceso al tesoro que guardaban. Aguanté esa tortura todo lo que pude y cuando la excitación dejó paso a la desesperación. Saboreé y me bebí su saliva y él la mía. yo no podía parar de gemir. No me importó ya que había logrado lo que deseaba. Rafa se aproximó más a mi cara. Mi hijo se frotaba conmigo haciéndome sentir su dura polla en mi vulva. Me la metí en la boca poniéndome a chupar y chupar con deleite. más tarde. con cortos lengüetazos. Poco después me tomó la cabeza con cuidado y acariciando mi mentón con dulzura hizo que me levantara con total sumisión. Ahora en sus ojos solo había deseo y no lo detuve. chúpame el culo todo lo que quieras. Ya no me parecía eso un acto tan guarro. ― Así cariño. El deseo creciente que sentía me llevó a darle pequeños mordiscos en el pene y en el escroto. entonces él se giró dándome la espalda.

Yo le apretaba con mis manos su cabeza llevada por un frenesí que me cegaba. Más tarde. ― ¡Oh dios mío qué gusto!. Quedé tan agotada que era incapaz de moverme. el se agachó un poco y metió su polla entre mis muslos rozándome la vulva otra vez. Me iba a correr de nuevo y por los estremecimientos continuados que tenía él también lo notó. Soy romántica por naturaleza y por la experiencia que tengo sé que después de hacer el amor con aquella intensidad inevitablemente los sentimientos .sus jadeos Más tarde. me apreté contra él al tiempo que me movía para que sus dedos fueran más allá. me gustaba pero resultaba algo molesto. estremecimientos y suspiros de satisfacción. le lamí aquella magnifica polla temblorosa aún por las convulsiones de la que manaban borbotones de lefa hasta que quedé exhausta. Me pasó la mano por el coño húmedo ya por los flujos que estaba segregando. abrió los labios con sus manos y jugó con la protuberancia de mi uretra abriéndola con los dedos hasta que noté que escapaban algunas gotas de pis que se mezclaban con mis jugos. Yo misma le cogí por la cabeza pegándole la boca contra mi sexo para que su lengua pudiera saborear el jugo que manaba de mi vagina. Me puso el dedo húmedo en el ano y lo traté de succionar. solo quería sentir y dar placer. Nos acoplamos enseguida y devorando nuestros sexos mutuamente nos dejamos llevar. ― ¡Méteme la polla hijo. Sentí pasear la polla caliente y lubricada por el canal de las nalgas mientras me esforzaba en separar las piernas ofreciéndole mi ano virgen. Se apresuró a colocarse encima de mí. Noté que me besaba el culo y como después deslizaba los brazos por encima de la espalda y me tomaba las tetas por debajo. no se conformó con contemplarlo. Yo gemía de gusto a medida que su polla se hundía dentro de mí. No comprendí lo que pretendía hasta que comenzó a penetrarme la vagina por detrás. No pude aguantar más y empecé a correrme. Aquella monta se prolongó en el tiempo hasta que me corrí en medio de fuertes gemidos. me estoy corriendo!. Sentir nuestros cuerpos desnudos y su sabor era una sensación indescriptible. Se incorporó y regresó enseguida con dos refrescos. Me besó en el cuello. hizo que me incorporara y nos abrazamos. yo nunca había follado por ahí. esta vez no me iba a oponer. ¡sigue así hijo. primero en el coño y luego en la boca! Así lo hizo. tras ponerme a cuatro patas sobre el lecho supe que me la iba meter por detrás. si ahora estaba dispuesta era porque estaba entregada como nunca lo había estado a un hombre. él también disfrutó de lo lindo. me tumbó de espaldas sobre la cama y se lanzó otra vez a lamer mi coño chorreante y mi ano. de manera que pudiera disfrutar de su polla en mi boca en el momento cumbre. ¡qué placer! –gemí mientras él se bebía a lametazos mis jugos. y a juzgar por los chorros de lefa con que mi hijo me llenó la boca. Mi hijo se deleitó unos segundos mirándome el chocho. recorrió la raja con sus dedos. Saboreé su espeso néctar fresco y joven y me lo tragué. Esta vez permanecimos abrazados un rato largo sin decirnos nada. Me dio de beber y yo a él. acarició de nuevo mis pechos e hizo que me recostara en la cama con las piernas bien abiertas. Mientras me comía el coño yo lo disfrutaba haciendo que él fuera consciente de ello. Nos besamos y permanecimos abrazados entre caricias. Siguió insistiendo con el dedo. el silencio era total y solo se oían nuestras respiraciones. Las sensaciones y sentimientos que se agolpaban en mi cerebro eran tan grandes que temí que me estallara la cabeza. en los hombros. Rafael me giró. Pero mi desesperada excitación me obligaba a pedir más y más. una vez y otra y muchas más mientras yo me iba volviendo loca. Estábamos sudorosos. Jamás me he corrido como en aquella ocasión.

no he follado con nadie más que con mi marido y ahora con mi hijo. Fue entonces cuando se detuvo resollando como un caballo. ― Rafa cariño no me apetece más. –le dije. –le dije riendo. Le acaricie la cara sintiendo que su polla menguaba dentro de mí. en aquel desenfreno todavía estaba duro y minutos después volvió a reanudar el polvo. — No te preocupes mamá –contestó. haciéndome temblar de placer hasta que nos corrimos. Desde aquella vez. ― ¿De acuerdo? –insistió él. ― Vale de acuerdo. Efectivamente ya me tenía. Me besó y acarició todo el cuerpo. él tampoco aguantaba más. tú déjame a mí. me clavó los dedos en las nalgas con fuerza y sin sacármela del coño continuó embistiéndome con un vigor que ni siquiera su padre tuvo a su misma edad. –contesté riéndome. creo que ya he tenido suficiente. Los dos nos partimos de risa. Me lamió los pezones haciéndome enloquecer y como yo no paraba de gemir de gusto. Después del clímax nos besamos apasionadamente. Jamás he sentido algo así con mi marido. –me propuso. yo te follo otra vez y si no sientes nada lo dejo pero si veo que te animas tendrás que dejarte follar hasta que yo quiera. ya no soy una jovencita cariño. me poseyó nuevamente. Es lo mismo que me sucedió con su padre cuando lo hice con él por primera vez. ― Hagamos una cosa. No estaba dispuesto a soltarme.me llevan a enamorarme de la persona que me ha poseído. Rafael me apoyó contra la pared. con las piernas enroscadas en su cintura y él sujetándome por el culo temía que podía resbalar y caerme en cualquier momento. bajo el agua que caía incesante mi hijo dijo que me iba a echar otro polvo. al salirse.Ahora eres mía y no te voy a dejar escapar. — Rafa por Dios me voy a caer. Volvimos a la ducha de la mano y nos pusimos bajo el agua tibia enjabonándonos el uno al otro. pero gracias a Dios no se detuvo y eso me permitió alcanzar un maravilloso y placentero orgasmo. ― No digas eso mamá. ya era suya. con fuerza. con tu padre me corro una vez y me siento muy feliz. estoy agotada. Entonces me dio un fuerte empujón enterrándome su polla profundamente y casi un segundo después noté las convulsiones de su corrida y su lefa caliente regando las profundidades de mi vagina. ― Escucha Rafa de verdad. Yo quería bajarme. –contesté convencida de su fracaso. ― Tú estás loco. ¡Dios! Qué sensación más placentera y maravillosa era notar cómo me bombeaba su lefa ardiente en mis entrañas. pues al estar en vilo con mi espalda apoyada en la pared. no sé si a mi hijo le ocurría lo que a mí. Creí que después de eso acabaría todo pero no conocía a mi hijo. noté su meada caliente contra mi culo. copulamos hasta que de nuevo volvimos a corrernos. acariciándonos sin parar ya que ahora conocíamos todos los recovecos de nuestros cuerpos. las mujeres os recuperáis antes que los hombres. Me encontraba tan agotada que le supliqué que parara. . Allí. –me dijo. –dijo muy seguro de lo que tenía que hacer. observando como de mi coño salían los orines que no pude reprimir por más tiempo.

— Anda vamos a la cama un poco, necesito descansar. –le dije. Le agarré el pene con una mano y tirando de él le conduje hasta la cama. No acostamos, yo acurrucada en su regazo y él abrazándome. No hablamos, sólo besos, caricias y roces hasta que nos dormimos. Eran casi las siete de la mañana cuando salimos en dirección al aparcamiento. Íbamos cogidos de la mano y seguro que mi cara reflejaba una indescriptible satisfacción. Montamos en nuestro coche y al ir a arrancar el motor mi hijo se inclinó sobre mí besándome en la boca. Protesté un poco diciéndole que se nos iba a hacer tarde pero acepté sus cálidos y deliciosos besos, al sentir su mano metiéndose por dentro de mi blusa di un respingo y separamos las bocas. Nos miramos a la cara unos instantes y yo misma conduje la mano de mi hijo directamente a mi coño libre de las braguitas y su cara a mis pechos también libres porque no me había puesto ropa interior al vestirme, mientras Rafa se daba el lote conmigo me asombré al darme cuenta que había metido mi mano dentro de la bragueta y jugaba con la polla de mi hijo. Estuvimos un rato tocándonos y finalmente partimos hacia nuestra casa. Llegamos a casa cuarenta minutos más tarde, mi marido aún no había regresado del trabajo, mejor, así evitábamos incomodas explicaciones. Subimos a mi habitación y delante de mi hijo me desnudé y me por pijama una camiseta fina que me tapaba hasta medio muslo, nada más. Aunque estábamos cansados, decidimos esperar a que llegara su padre preparando el desayuno y dar la impresión de que acabábamos de levantarnos. Mientras yo preparaba café Rafael fue a comprar la prensa y algo de bollería para cuando llegara su padre. Mi marido llegó cansado como siempre que tenía turno de noche, pero se animó enseguida al ver que le esperábamos, que yo estaba de muy buen humor y mucho mas solícita que lo que en mí era habitual por las mañanas. Nos preguntó por la función que habíamos visto, por la cena y por la hora en que habíamos regresado. Le mentimos un poco y él se alegró de que lo hubiéramos pasado bien. Desde la cocina oí a mi marido preguntar a nuestro hijo qué había probado la noche anterior, Rafael le contestó mirándome de reojo que era una nueva bebida: Elixir de juventud. Mi marido riendo la broma le recomendó a su hijo que me llevara más a menudo por ahí y bebiera más elixir de ese, si con ello conseguía que estuviera tan simpática y agradable como aquella mañana. Rafa se apresuró a responder que siempre que yo quisiera estaría dispuesto y me lanzó un guiño que su padre no notó. Yo me limité a añadir con desgana que de acuerdo, pero que las posibilidades económicas de nuestro hijo eran bastante exiguas a lo que mi marido contestó mirándome: -Eso podemos arreglarlo ¿no? -¡Y tanto! -Respondí yo encantada. -Todos reímos felices. Le doy a mi marido una pastilla para dormir, lo hago siempre que tiene turno de noche para que descanse y nada le perturbe el sueño, confieso que esta vez también le había disuelto otra más en el café. Diez minutos más tarde, mi marido se despidió de nosotros visiblemente cansado y con síntomas de sueño. Veinte minutos después ambos subimos a la habitación para comprobar que mi marido dormía profundamente. Le murmure bajito a Rafa que su padre estaba fuera de combate. Como él estaba detrás de mí, me abrazó y comenzó a acariciarme, le sugerí que fuéramos a su habitación pero él insistió en meterme mano allí mismo, delante de su padre dormido, al

principio me negué pero el morbo y la excitación me pudieron. Me hizo caminar unos pasos hasta ponerme casi delante de la cara de mi marido. Rafa me separó las piernas, me separó la pierna y empezó a tocarme el coño, luego a frotarme el clítoris. Me hallaba angustiada por si mi marido abría los ojos de repente y se encontraba semejante escena pero también estaba cachonda perdida, Rafael no quería que me corriera así que dejó de meterme mano pero me hizo arrodillarme y delante de mi marido que dormía a escasos centímetros se la tuve que chupar hasta ponérsela dura. De pronto mi marido dio un ronquido fuerte, nos asustamos y salimos de la habitación cerrando la puerta asustados. Nos paramos en la cocina riendo. Mi hijo me abrazó y me besó en los labios, yo le devolví el beso. — Ha sido una locura lo que hemos hecho. –le recriminé. — Sí pero ¿te ha excitado? — Muchísimo. –contesté mordiéndole el labio inferior. Rafael me aupó en vilo sentándome en la encimera. — ¿Y ahora qué pretendes chico malo? –le pregunté divertida. — Echarte un polvo de antología. –dijo bajándome los pantalones cortos hasta quitármelos. — Por Dios hijo, no me digas que todavía tienes ganas, no me lo puedo creer. No me contestó. Me abrazó contra él y me enterró su polla profundamente, solté un largo gemido de gusto y segundos después follábamos como salvajes. En un momento dado le dije que me iba a dejar el coño en carne viva, Rafa me miró y se rió, a continuación me la sacó del coño y de un empujón me la metió por el culo con suma facilidad. Di un gritito por la sorpresa pero enseguida comencé a gemir bajo sus embestidas. — ¡Qué bien follas hijo!, me matas de gusto. –jadeaba en su cuello. Él no dijo nada, seguía embistiendo sin prisas, metiéndola y sacándola casi entera para enterrármela de golpe de nuevo. A punto de alcanzar el clímax me desaté la melena como se suele decir y le dije cosas que si no es por ese momento me hubiera avergonzado. — ¡Vamos hijo puta!, ¡dame por culo con fuerza que me corro!, ¡así cabrón, clávamela hasta los huevos! –le murmuraba. — ¡Toma polla zorra! –me decía él embistiendo como un toro. Así hasta que finalmente nos corrimos como bestias. Media hora después y terriblemente cansada me encerré con mi hijo en su habitación, dejé que me desnudara y luego le desnudé yo a él poniéndole cachondo a posta con mis caricias y mamadas. Lógicamente mi hijo me volvió a follar y más tarde, entre abrazos, besos y caricias nos quedamos también dormidos. Teníamos cinco horas para descansar pues había puesto la alarma en mi teléfono móvil para que me despertara. Como con mi hijo a mediodía ya que mi marido lo hace en la fabrica. Después de comer nos apetece follar y Rafa quiere hacerlo en mi cama, le dije que no me apetecía hacerlo donde dormía con su padre pero él me aclaró que yo era suya a hora y tenía derecho a follarme donde

quisiera y cuando quisiera. Cuando le oigo decir eso me mojo una barbaridad y no soy capaz de llevarle la contraria, me dejo llevar mansamente hasta la cama de matrimonio y allí copulamos hasta caer agotados. Tres semanas después, Mi marido me comentó que el viernes tenía otro turno de noche. Se lo dije a Rafa y éste ideó el plan: en el cine estrenaban una película que me gustaba. Fuimos al cine y nada más terminar la película nos dirigimos a casa sin cenar, allí nos abrazamos y nos desnudamos mutuamente. En el sofá del salón mi hijo me hizo el amor con potencia y al terminar, me ayudó a preparar algo de cenar sin dejar de acariciarme. Más tarde, me poseyó tres veces en la misma cama donde su padre duerme haciéndome reventar de placer y felicidad. Dos años después mi pobre marido sufrió un infarto mientras dormía y murió. De aquello han pasado ya unos años. En la actualidad, mi hijo tiene un excelente trabajo y una buena posición económica que junto con mi pensión de viuda nos permite vivir muy holgados. Hemos hecho varios viajes paradisiacos y nos hemos amado en sitios maravillosos. Rafael y yo somos pareja oficial y madre e hijo cuando nos conviene de cara a la sociedad y nuestro amor no ha hecho mas que aumentar.

Recuerdos de una gatita incestuosa
Traviesa
Accesos: 46.817 Valoración media: Tiempo estimado de lectura: [ 4 min. ]

- +

Me encantaba cuando mi hermano sobaba su verga entre mis nalgas, cuando nadie nos veía, eran minutos cargados de lujuria que aprovecharíamos en nuestros momentos a solas.

Recuerdos de una Gatita incestuosa Esta es una remembranza de amor y sexo entre mi amiga Pamela y su hermanito tan lleno de cariño, un beso de Angie: Quien me inició en el incesto fue mi hermano mayor, tenía más o menos 17 años de edad y el tenía 30. Cuando estábamos a solas me tocaba el culo, me lo sobaba bien, a veces me sobaba su verga en mis nalgas; me divertía mucho cuando lo hacía. Éramos cómplices en los manoseos tan llenos de excitación, una pareja en enamoramiento. Cuando nuestros padres salían, cruzamos miradas y sonrisas. Quería sentirme mimada y querida, nos sentábamos en el mueble de la sala y veíamos una película excitante de alto contenido erótico. Deliciosos momentos que aprovechaba para meter sus manos entre mis piernas, acariciándolas suavemente, poniéndome caliente que le tocaba la verga por encima de su pantalón, apretándole la punta de su verga con mi mano izquierda mientras mi otra mano acariciaba la suya que estaba entre mis piernas con sus deditos tratando de meterse en mi coño húmedo. Luego metía su mano dentro de mi polo de abajo hacia arriba hasta encontrarse con la tirita del sostén, que me la subía para tener contacto con mis pechos que me los sobaba a placer, haciendo circulitos en mis aureolas y frotar mis pezones con la yema de sus dedos. En este estado de excitación, le abría su pantalón, metía mi mano dentro de su ropa interior y sacaba su verga para frotársela por el tronco de arriba hacia abajo en una suave y lenta masturbada, le acariciaba las bolas, con la palma de mi mano sobaba la punta de su verga y un sube y baja por el tronco que hacía que me apretara más los pechos, cuando estaba por derramar su lechita me ponía en cuatro con mis manos y mis piernas en el piso apoyadas en las

Mi cuerpo quedó debajo del suyo y mientras me acariciaba mis cabellos largos y negros. me bajó el calzón y me la sobó en mi coñito caliente. Me dejó toda la cara llena de leche y lo que cayó cerca de mis labios. cuando dormía. Me las ingeniaba para ocultar mi hinchadito coño. uniendo nuestros labios mientras hablábamos para continuar haciéndolo.rodillas con mis nalgas apuntando hacia su verga para recibir su lechita. sentí como un líquido calientito ingresaba a mi cuerpo. Allí la recibía sosteniendo su verga con sus manos regándome el culo y con su mano derramaba la cremita por todas mis nalgas mientras con una de mis manos me tocaba el coño y metía un dedo tocándome mi clítoris para darme más placer. yo le acariciaba su espalda dándonos tiernos besos. sintiendo como entraba y salía su verga en mi coño. creo que hasta se masturbaba con su verga entre mis nalgas. levanté la mirada hacia él y él me miraba fijamente y con nuestras miradas nos decíamos como disfrutábamos de aquel momento. delante de la presencia de los demás. nos quitamos toda la ropa. la puso en la entrada de mi coño. Recuerdos de una Gatita incestuosa (2) . empezó a moverse suave y lentamente. con sus manos me empezó acariciar las nalgas. mi hermano me acariciaba las nalgas. En los minutos finales. Nos quedamos inmóviles. cercanos a nuestro clímax sexual continuó moviéndose de manera acelerada con sus manos sujetando mi cuerpo. de tener sexo todos los días e incluso varias veces al día. me ayudó a ponerme mi calzoncito y mi sostén. desvirgado por mi hermano. le dije que me lo metiera de una buena vez. sus ojos demostraban cuánto me deseaba. de rato en rato me sobaba el coño y yo su verga. a mi coño desde su rica verga. y me frotó la verga por todo mi cuerpo. Poco a poco iba sintiendo como su verga me penetraba el coño hasta que se detuvo cuando la tenía toda dentro de mí. me bajaba mi calzoncito y se sobaba la verga en mi culo. me hizo tocársela y se dio gusto manoseándome por todos lados. Luego de unos breves minutos. Para culminar tan grato momento me arrodillé ante él. Mi cuello descansaba en su brazo para estar muy juntos cerca del otro. Pasaron muchos meses así. lo sabía porque sus movimientos a veces me despertaban. siempre con la verga en mi boca. algunas veces me atrevía a tocársela y acariciar sus nalgas y sus piernas mientras me lo hacía. Fue una relación tan rica que duró más de un año. cuando lo hacía me hablaba al oído para que me tranquilizara y me quedara quieta. Teniendo mi coño húmedo y él su verga dura. siempre nos dábamos maña para que nuestros padres no nos sorprendan y disfrutar del sexo como lo deseábamos. principalmente por el coño y por el culo. Estábamos desnudos en la cama. como no usar ropas apretadas como shorts de licra. mi hermano posó sus dos manos en mi cabeza y sosteniéndome de los cabellos me hacía un segundo hacia atrás y otro hacia adelante. los pechos. como me gustaba lo dejaba hacer. de los demás. mi hermano me acariciaba las nalgas y yo las suyas mientras nuestras lenguas se buscaban para juntarse en deseosos besos. mi placer se intensificaba con sus embestidas. Siempre me dejaba con ganas de más. Al salir del baño nos fuimos a su cuarto. tomé su verga entre mis manos y empecé a meter en mi boca la punta de su verga. aprovechando nuestro momento a solas. sino algo holgado. un día se atrevió a más y se la sacó y me la enseñó toda. Ese día nos fuimos a su cama. poco a poco me iba introduciendo en mi boca su verga para después hacerme un poco hacia atrás quedando mis labios en la punta de su verga sin sacármela del todo para volvérmela a meter. y disfrutó de mi cuerpo virgen y yo de su deliciosa verga. Me decía que tenía un culo precioso. Después de estos grandes momentos. nos fuimos al baño para refrescarnos. mirándonos a los ojos. me había acostumbrado a que en ciertas noches se masturbara con su verga en mi culo. yo su trasero y su espalda y así con nuestros cuerpos pegados recibíamos el agua de la ducha mientras nuestros labios se unían en deliciosos besos. Después de este rico y gran sexo. Para ayudarme un poco. se subió en mí. los míos también combinado con algo de dolor por la penetración. mis quejidos aumentaban su placer. lo lamí como un delicioso manjar. allí nos acariciamos más. nos dábamos besitos cortos. una deliciosa sensación. Siempre que podía se metía en mi cama. seguido de unos pequeños azotes en las nalgas. se acercó a mí. terminamos de vestirnos para esperar a nuestros padres y guardar las apariencias del caso.

hijos de la esposa de mi hermano. tenía toda mi boca llena de verga. subí delicadamente quedando mis piernas entre su cuerpo. acariciaba mi espalda y me la besaba sintiendo la humedad de sus labios y su lengua con el agua mientras su verga frotaba mis nalgas. Ahora tenía las dos vergas dentro de mí. hacerlo con dos hermanos. Siempre y como todas las tardes vienen a visitarme. Sentir como sus dedos penetraban. los hijos de la esposa de mi hermano Héctor. Y sentir luego como sus dedos se metían entre mis nalgas mientras su lengua recorría la entrada de mi coño y mi clítoris. apoyada por las rodillas y hasta los pies en la cama cogiendo su verga y dirigiéndola a la entrada de mi coño. De inmediato su hermano subió en mí y suavemente fue metiendo la cabeza de su verga en mi culo. Así de calientes y de excitados nos fuimos al dormitorio. Después me bajé de la cama y me puse de pie para sentir las lenguas de mis sobrinos que metían ávidamente sus lenguas en mi culo y en mi coño. deseando sobremanera tener mis propios hijos pero mi ritmo de vida no me lo permite aún. Maxi se subió en la cama con su verga grande y dura. jalándome hacia él. cerca de casa de mis padres. Ellos cuentan ahora con 17 y 18 años de edad. Maxi se subió en la cama y sentí como iba entrando en mi boca ese rico pedazo de verga. que metía su cabeza dentro de mi boca y hasta más de la mitad de su verga. He dejado de ser una nena para convertirme en una mujer independiente. pegando mis pechos al suyo ofreciéndole mis labios en apasionado beso mientras su verga me penetraba hasta poder sentir sus bolas golpeándome con toda su verga dentro de mí.pero en estos jueguitos empecé a desearlos más y más y cumplir una de mis fantasías sexuales. encariñándome con ellos. Recuerdos de una Gatita incestuosa (2) Siguiendo con las confesiones de la gatita Pamela: Ahora mis recuerdos son más vívidos. sosteniendo mis nalgas entre sus dos manos y luego tomándome de las caderas me penetró toda. recibiendo el agua mientras sus vegas rozaban mis nalgas y mi coño. Estuvimos así largos minutos.+ Me gustaba jugar a la mamá con mis sobrinos. Me puse al medio de la cama con mis nalgas al filo de ella y las piernas abiertas en el piso de la habitación. suave y muy fuerte al final sintiendo que nuestros cuerpos explotaban de placer. ] . el inicio de lo que pasaría. Con Maxi el mayor nos comíamos la boca dándonos besos lujuriosos donde nuestras lenguas jugueteaban y nuestras salivas se mezclaban con el discurrir del agua. Recuerdo los días cuando mis sobrinos. sentir como Martín me empujaba desde mis nalgas y como Maxi me sostenía desde las piernas. Maxi el mayor y Martín el menor. tengo 27 años. que acariciaba las bolas con placer. apretadita. despacio y sin prisa. visitaban mi departamento. departamento propio. Una entrada formal. Me movía en la verga de Maxi de atrás hacia adelante y Martín me tenía sujeta de las caderas moviéndose de atrás hacia adelante a mi ritmo. nos encaminamos al baño para refrescarnos y empezar a calentarnos. En este delicioso toqueteo sentí como las puntas de sus vergas se introducían en mi coño y en mi culo. desde que disfrutaba de tardes y noches deliciosas entre mi hermano Héctor y yo. yo en medio de los dos. luego a puerta cerrada. Martín el menor.Traviesa Accesos: 21.920 Valoración media: Tiempo estimado de lectura: [ 4 min. dedicada al negocio de prendas de vestir con los conocimientos de marketing. han transcurrido casi diez años. se ha incentivado el amor y el deseo entre nosotros. que su lengua hurgue cerca de mi clítoris para sentir después como la punta de su lengua empuja hacia atrás y luego lo jala hacia adelante para darle grandes lamidas y severos masajes que me ponían a mil. . cogiéndome ambos de mis caderas. Jugaba con ellos a ser su madre sustituta. Los tres desnudos ahí. Martincito se había arrodillado en el piso cerca de la cama a milímetros de mi coño. en una suave y no tan profunda penetración que me encendían y me hacían desear más esas vergas de esos dos hermanos maravillosos. porque él tenía que salir con su esposa a unos compromisos y me los encargaba a mi cuidado.

En este momento de la culminación de esta gran tarde de sexo. no le imponían el mismo ritmo de modo que sus dedos entraban a mi coño a velocidades diferentes. Tomo su mano con la . sus dedos seguían moviéndose en mi coño. el padrastro de mis sobrinos. Luego de este buen sexo. Otra vez me puse en cuatro en la cama. al darle la espalda a mi sobrino. El que me cogía por detrás me empujaba fuerte haciendo ruidos en cada contacto de su cuerpo a mis nalgas. Ya en la cocina. Al poco tiempo de ello. Sucedió que en ese momento llaman a mi puerta y como me dirigía hacia la cocina. mis sobrinos estaban despidiéndose de mí. fue en mi ayuda por los refrescos. de muchos halagos y yo los consentía a más no poder. mi sobrino menor. en un acto reflejo miro hacia la puerta y veo una figura que mi sobrino no se había percatado.Y lo mejor de ello es que pude comprobar que mi padre también me deseaba. con mis manos recorría mis pechos de su espesa leche. me mete la mano dentro de mi faldita para cogerme las nalgas. Martín. hasta que por fin se dio tan deseado encuentro entre mi hermano qua hace mucho tiempo no lo hacíamos. Vestía un polo oscuro y ancho. así fueron turnándose mientras yo permanecía en esa posición esperando a mis dos amantes. de dos deliciosas vergas. sería su hermano Maxi o su padrastro. Es así que recuerdo estos sucesos cargados de pasión y deseo. Y tal vez se dé el momento de tener un hijo en este gran ambiente de amor y deseo.967 Valoración media: Tiempo estimado de lectura: [ 10 min. pude notar que al abrir la figura de mi hermano. Es así. Disfrutando durante muchos minutos.+ Disfrutaba de estar mucho con mis sobrinos. que al ingresar y luego de los breves saludos se sentó en el mueble de la sala. sus lenguas masajeaban mis pezones y luego sus labios me los empezaban a morder. entraban y salían un dedo de cada una de sus manos en mi coño. viviendo todos en una misma casa en un gran círculo de incesto. tenía en mi mente la esposa de mi hermano. Recuerdos de una gatita incestuosa (3) Los fines de semana me la pasaba bien con mis sobrinos cariñosos. hasta sentir después que se salían de mi para mamar las dos vergas a la vez y poder sentir sus ricas leches como bañaban mis pechos. nuestra relación de tres era sexualmente deliciosa. acostada en medio de los dos. me llenaban de muchos mimos. sin ropita interior. nos echamos a descansar ahí mismo con mi boca impregnada de leche. ellos frotaban sus vergas cerca de mi boca. ] . de cómo sería sentir el calor de su coño en mi boca mientras descansaba con mis dos amantes y tal vez rememorar juntos con mi hermano de esos maravillosos años cuando él me hizo conocer las delicias del sexo. que me excito y me mojo de imaginar todas las locuras que hice algunos meses atrás… Recuerdos de una gatita incestuosa (3) Traviesa Accesos: 11. mi hermano. más que la anterior. nos encontrábamos en la sala de mi casa. Después de breves minutos. me dirigía hacia la cocina de mi casa para preparar unos refrescos y animar el momento. después de una intensa mañana ente mis sobrinos y yo. que en una de estas tardes del sábado. el otro se puso de pie en la cama me ofrecía su verga para darle una buena mamada. una faldita que llegaba hasta la mitad de mis muslos y debajo de todo ello nada. ahogándome con sus fláccidas vergas. mis jóvenes amantes se pusieron de costado a mi lado jugando con su lengua en cada uno de mis pezones y uno de sus dedos se metía en mi coño.hasta que se salieron dentro de mí y apuntaron con su verga a mi cara para recibir en mi bocas las dos leches fraternas mientras sus manos acariciaban mis pechos. uno de mis sobrinos me cogió por detrás y me penetró el coño.

donde descansan los pies. Minutos después salí de mi cuarto con dirección a la sala. me puse al filo del mueble. Luego de este momento me encaminé hacia mi cuarto. Luego de esto puse mis nalgas al filo de la cama en el mismo lugar. pero no fue así. sentí un sobresalto y una excitación de saber que mi hermano me estaba cogiendo un vez más como antes. nos abrazábamos fuerte para que el agua nos bañara a los dos juntos. con mi mano izquierda le apretaba sus nalgas y me lo metí en la boca desde la cabecita de su verga. me arrodillé cerca de su verga. por lo que desde mi habitación del dormitorio pude escuchar el ruido al cerrar la puerta y correrse los cerrojos para que nadie pudiera entrar sin ser invitado. sintiendo el agua caer sobre nuestros cuerpos. en la cocina quedamos mi hermano y yo. cruzamos miradas y unas sonrisas cómplices se dibujaron en nuestros rostros. sintiendo su verga dentro de culo. Desnudos los dos. Luego de esta sesión masturbadora nos quitamos la ropa ahí mismo. me metió la mano para seguir masturbándome con sus dedos y yo le sacaba la verga para frotársela por el tronco desde arriba hacia abajo en repetidas veces masturbándolo para que se le ponga dura como a mí me gusta. escuché las despedidas de mis sobrinos y la de mi hermano de ellos. me senté en el mueble grande de dicha sala. Con la piel húmeda nos dirigimos a mi habitación. mi hermano metió uno de sus dedos dentro de mi coño y me empezó a masturbar. tratando de obtener respuestas cargadas de lujuria y desenfreno sexual. agitados por el gran deseo sexual que se despertó en nosotros y por la culminación del mismo. mi hermano se sostenía la verga con una mano y empezaba a introducirme la punta de su verga en mi culo. me preguntaba sobre las demasiadas muestras de amistad y cariño entre mis sobrinos y yo. allí al filo de la cama en la parte inferior al medio. quería que me tuviera así el resto del día. Después de esta intensa sesión de mucho sexo. posando su lengua en la entrada de mi coño y sus dedos jugueteaban en mi clítoris. hasta que me la sacó. me quedé inmóvil. metiendo y sacando su dedo dentro de mi coño. mi hermano ahora estaba debajo de mi. alcancé a escuchar que se quedaría unos minutos más para conversar conmigo. Mientras me penetraba. moviendo mi cabeza en la . al tiempo que le digo que se calme porque ya habrán otros muchos momentos. sintiendo como mi coño besaba su verga mientras nuestras bocas trataban de darse más placer uniendo nuestros labios. me puse de rodillas cerca de su verga esperando mientras él con su mano derecha se masturbaba los últimos segundos para recibir en mi boca su rica leche y bañarme con ella hasta mis pechos y esparcirla como una deliciosa crema. Mientras más preguntaba y más cerca estaba de mi lado. yo cerraba mis ojos y me dejaba hacer. con mis manos trataba de abrirme un poco más las nalgas para que mi ano quedara expuesto. cuando nos quedamos solos. en la sala. Estuvimos así durante muchos minutos. apretándolas con mucha firmeza como queriéndonos pegar más. mis sobrinos supusieron creo yo. en la parte alta. que iba a ponerme más cómoda de ropas. tratando de dar tiempo a mi sobrino de apartarse un poco de mi. me estaba excitando ahí mismo. se hizo un poco hacia atrás me la sacaba hasta la mitad y luego empujaba hacia adelante golpeándome las nalgas con sus muslos y sus bolas haciéndome gemir de placer. mi hermano me acariciaba las nalgas con suavidad y delicadeza. en ese momento mi hermano ingresa a la cocina y se hace como el que no se da cuenta de la escena mirando hacia otro lado. esta deliciosa comida de coño me hacía delirar de gusto. de rato en rato bajábamos las manos y nos tocábamos las nalgas. se la cogí con mi mano derecha. de pie en ese mismo lugar. Al estar más cerca de mí. mamando golosamente. cuando me entró la cabecita de su verga. Para salir del momento excitante le dije a mi sobrino que llevara a la sala la fuente con los vasos para servir los refrescos. Solo duró unos minutos. en el lugar donde descansan los brazos quedando mi cara apoyada en la mitad del mueble. hasta que sentí que su piel golpeaba mis nalgas y una sensación de mucho placer al sentir toda la verga de mi hermano dentro de mí. después salimos y serví las bebidas. junto a mi hermano. llevamos nuestras ropas hasta mi cuarto para darnos luego un baño relajante los dos juntos. dejando caer el resto de mi cuerpo mientras los pies descansaban en el piso de la habitación con las piernas ligeramente abiertas.mía y la quito de mis nalgas. pero vino lo mejor. Mi casa no es muy grande. nos enjugábamos con ella. nuestras lenguas para volver a encender este deseo prohibido entre nosotros. metió su mano dentro de mi faldita y pudo comprobar que no llevaba ropa interior. con sus dos manos me tomó de las caderas. nos acariciábamos como dos grandes amantes.

Levanté los brazos hasta cubrirme la cabeza mientras se me levantaba el polo dejando gran parte de mis nalgas al descubierto. vestía un polo largo y muy ancho que me cubría hasta debajo de la mitad de mis muslos. cuando despertaba sobresaltada en las noches y encontraba a mi padre cerca vigilándome el sueño. Al salir mi hermano del baño y estar en mi cuarto para vestirse e ir a su casa con su esposa. Cuando nos quedamos solos me acariciaba las piernas muy despacio por la parte de mis muslos mientras de reojo miraba como mi padre no perdía vista. Me quita el cubrecama que cubría mi cuerpo. Al salir de mi se dirigió al baño para limpiarse su olor a sexo y su esposa no vaya a descubrir lo que había pasado en ese momento entre nosotros. respondiendo su beso con las caricias en su espalda. quedando mis piernas levantadas y mi cuerpo descansando en el resto del mueble. con el cabello suelo y largo. tomando su cabeza con mis manos acariciando sus cabellos enredándolos entre mis dedos suplicándole más y más. fingiendo que me dormía. Trajeron muchas botellas de licor para amenizar la fiesta según mi hermano. me . el deseo sexual se percibía en el aire. bajé mis piernas de sus hombros y las puse en el piso. en la noche supuestamente dormida. después siento unos ruidos extraños al pie de mi cama y unos quejidos casi silenciosos. conversando ambos de cosas de los programas de televisión sin sentido. cuando en las mañanas venía a despertarme con demasiado cariño y amor. me tomó por el cuello y nos dimos un gran beso como agradeciéndonos por la tarde espléndida que nos estábamos dando. Y como cuando una tarde me dormí cansada mientras mi papi se encontraba trabajando. Sin importar el resto se echó en mí. Se apartó de mi. él se pegó a mí. le conté a estos sucesos con nuestros padre cuando niña. hasta ahí siempre me gustaba. entró mi padre a mi cuarto y me hice la dormida para que no me regañe poniéndome boca abajo. llegó mi hermano y mi padre a casa. pero no podía dormir porque no tenía sueño. luego bajé la otra y me encaminé hacia la cocina a beberme una copa de los tragos que habían traído. echada en el mismo. que regresaría en algo más que una hora. la cual no pude ver por estar inmóvil y hacerme la dormida?. debajo de él nada de ropa interior. Al día siguiente no muy temprano. estuvimos conversando tratando de darle forma a esta débil mentira de la fiesta. todavía traía consigo la hipocresía de la sociedad. me baja el calzoncito dejando todas mis nalguitas expuestas. imaginando que me penetra y me hace suya mientras frota su verga con sus manos. pasé mis piernas por encima del filo del mueble. me baja mi pijama hasta las rodillas. Mi padre para disimular tomó el control del televisor pero no se movió de su lugar. luego de un rato mi hermano se excusa por tener que salir y comprar unas cosas faltantes. al poco tiempo me la sacó.cama de lado a lado queriendo que esto no terminara nunca. negro muy lacio. a lo que él sonrió prometiéndome traerlo con engaños al día siguiente como planear una fiesta sorpresa para la esposa de mi hermano. Minutos interminables de placer. me las acaricia con suavidad y luego con uno de sus dedos me recorre la raja del culo. por lo que me di vuelta. ahora una mujer con deseos prohibidos. esto hizo que el polo se subiera un poco y se me notara una pequeñísima parte de mi coño. y. pude notar como a mi padre se le encendió la mirada. con una mano me apretaba los pechos y con la otra sujetaba mis piernas. Me quedé en la cama pensando en todas las situaciones que me acontecieron siendo una nenita. ¿cuántas veces mi padre se habrá masturbado tocándome y mirándome las nalgas y el coño. pues lo había hecho por la tarde. para que no me pille. En un momento bajé una pierna del mueble dejando al descubierto gran parte de mi coño. al tiempo que me decía que por respeto a mi hermano me cubriera con algo más de ropa. Poco después me puse de costado dándole la espalda desde el otro mueble. se hacía un poco hacia atrás para sacarla un poco y luego empujaba hacia adelante penetrándome toda. El resto de la tarde y la noche me la pasé imaginando muchas cosas para comprobar que tanto deseaba mi padre el cuerpo de su nena. golpeó su verga en mi vientre y me lo inundó de deliciosa y calientita leche. quizás admirando mis nalgas. levantó mis piernas hasta la altura de sus hombros apuntó su verga hasta la entrada de mi lubricado coño y en menos de un segundo tenía el coño lleno de verga. Como no podía ver nada de lo que hacía mi padre tuve que cambiar de postura y darme vuelta. sintiendo como sus muslos mojados por la humedad del agua y de la sudoración golpeaban mis nalgas haciendo ruidos extraños entre la penetración y el golpeteo de nuestros cuerpos. Se sentaron en el mueble grande de la sala y yo me senté al frente cruzada de piernas en actitud algo provocadora sin que se me note mucho.

pero su bulto en el pantalón era evidente. Después de esta insinuación de mi padre seguíamos bebiendo pero ahora le acariciaba su verga por encima del pantalón descaradamente. pude admirar la verga de mi padre más detenidamente. En ese momento me levanté con la intención de traer otra botella y seguir con mi padre bebiendo otra botella. Como está la cuñadita!!! relatostos Accesos: 50. Minutos después llaman a la puerta. Luego de un rato. Sin duda un fin de semana cargado de sexo y sensaciones prohibidas pero era nuestro deseo y lo queríamos así. me eché en ellos y pude probar esa rica verga que sólo veía en sueños. Al tenerlo cerca de mí. En esta situación nos encontró mi padre cuando regresó del baño. bajé la cremallera de su pantalón para ver por primera vez esa verga que se masturbaba a mi lado cuando era una nena. Camino al baño llamé por el hilo del teléfono a mi hermano para que regrese a casa pues la escena se estaba poniendo muy caliente y excitante y todo prometía un buen sexo. Al regresar de nuevo donde mi padre esta vez no perdió tiempo y su mano fue directo a mi coño para acariciarlo y penetrarlo con sus dedos mientras bebíamos pero ahora con menos frecuencia. Me levantó el polo hasta mis pechos quedando desnuda desde mis pechos hasta a bajo. En este estado de provocación me estaba excitando más de lo normal. En un momento más me levanté para acercar más las copas y mi padre no desaprovechó la oportunidad para acariciarme las nalgas por encima del polo. ya no había falsas hipocresías. mi padre sólo se limitaba a observarme pudiendo notar su excitación por el bulto entre sus piernas. mientras lo hacía el se guardaba su verga dentro de su pantalón a mi vista y paciencia. lejos de alejarse. tanto mi padre como yo. esto provocó que derramara su copa en su camisa y se ahogara un tanto con la copa de licor. entonces tímidamente metió su mano debajo de mi polo y me tocó el coño mirándome a los ojos. sonreí. le aflojé su pantalón. mi padre se dirigió al baño. no hice más que levantarme el polo tomando una esquina en cada mano y agitarla en mi cara como echándome un poco de aire por el calor del ambiente. el coño que había estado tocando estaba siendo cogido por su hijo.403 Valoración media: (relatostos@hotmail. yo regresé la mirada a él y le sonreí y me volví a sentar junto a él. los pies. puse los cojines de los muebles en el piso.com) . se la saqué y empecé a masturbarlo mientras mi hermano me seguía penetrando duro. se bajó los pantalones hasta la altura de sus tobillos. era como tentar a un nene. Mientras que con una mano levantaba mi copa para beber con la otra me acariciaba el coño subiéndome el polo hasta que seme pudiera ver cuando me tocaba. Al beber mi padre. Al levantarme y abrir la puerta. la sacaba y la volvía a meter. tiempo que aprovechamos para que mi hermano me de unas buenas acariciadas a mi coño y yo a su verga. Me puso al filo del mueble como el día anterior pero esta vez boca arriba para penetrarme el coño. creo que seguiré un poco más viviendo sola. le quité su pantalón. él aprovechó para meterme el dedo y yo di un sobresalto. me levanté y me dirigí hacia el baño. así que me arrodillé ante él y le di unos buenos lametones a su verga y para no quedarme con las ganas. se puso de mil colores. sin duda que la escena lo excitó. Me senté junto a mi padre y juntos terminamos de beber la botella de licor que se me estaba subiendo a la cabeza muy rápido. sorprendida por la osadía de mi padre.llevé la botella hasta la sala para beber con mi padre.+ . mi padre apartó la mano de mí. sentada en el mueble de rato en rato entreabría las piernas para mostrar mi coño mientras levantaba la copa para beber. le acaricié su verga por encima de su pantalón. Ahora estoy considerando la posibilidad de vivir con mis padres pero me agrada mi independencia. se fue acercando. tomar su copa y levantarla. después de todo no la paso tan mal. La situación era muy evidente. quien no perdió tiempo. me cogió las piernas con sus dos manos. me penetró rápidamente. se la saqué y se la acaricié suave y torpemente. que delicioso era hacerlo. con un rostro d admiración absoluta. mi hermano se salió de mí. me levantó el polo dejando al descubierto mis nalgas y dándome un azote de aquellos que marcó su mano en mis nalgas ante la atenta mirada de nuestro padre. Luego de un rato de estar ahora los tres juntos. Creo. era mi hermano. sin temor a equivocarme que ambos hicimos realidad nuestras fantasías.

Además me puso mucho mas el pensar que el agua que oía en el baño de al lado era la ducha que se estaba dando Susi. con unas bonitas piernas. del año anterior. pasamos 3 semanas seguidas en el pueblo. pues yo llevaba una pijamita fijo. pero me había dado cuenta de lo buena que estaba mi cuñada. con un pelo liso por los hombros. siempre cuando estamos. No sé si me pilló más de una vez mirándola. que hasta pensé por un momento que no llevaba nada debajo. Además de marcar sus pezones firmes en todo momento. Antes la verdad solo me fijaba en mi chica. Siempre había sido así. y nunca me había percatado del espectáculo que allí había. Se le marcaban a la perfección su culote. pues allí tenía un pijamita de pantalón cortito súper ajustado. hizo que esa mañana fuera espectacular para mí. Volviendo a Susi. Mi chica tiene una hermana dos años menor y un hermano 4 años menor. Berta y yo llevamos saliendo más de 7 años y casi 3 viviendo juntos en la ciudad. y me hice una tremenda paja recordando las visiones que había tenido esa mañana. debajo de los brazos. nos levantamos por la mañana y bajamos al comedor a desayunar. y una camiseta. figura atlética y creo que buen culito. y hasta mitad de mañana no nos subimos a cambiarnos. y mi mente volaba pensando que se estaría haciendo un dedo en la ducha.Tiempo estimado de lectura: [ 10 min. como por el lateral. Allí. Fue en un desayudo como cualquier otro cuando empecé a fijarme en mi cuñada Susi. como no tenemos casa propia. En su casa. COMO ESTÁ LA CUÑADITA!! De costumbre. Su culito va acorde con su cuerpo. y supongo que por eso no me había percatado de tal cosa. dejando ver perfectamente el lateral de sus senos según la posición que adoptara. que hozo incluso que mi chica me tocara en la puerta para saber si estaba bien. Los muslos eran perfectos y firmes. Antes se ponía esos camisones pero le llegaban casi hasta la rodilla. Además era un camisón de tirantes. que me pone de lo mas burro. como se me “removiera” mi varonía se notaba enseguida. Incluso a veces según la postura me deleitaba con algún “camel toe” que me ponía a cien. Tremendo orgasmo que tuve. Ella jugaba conmigo alguna mañana que otra. que aunque ancho. dejando salir por mi boca un ronroneo algo excesivo. que apenas le tapaba los cachetes de su culo. pero de cuerpo no era tan delgadita. ] De como mi cuñada me puso a cien y ocurrio lo suguiente. y se reía cuando veía como me cruzaba de piernas. Lo bueno era que alguna de esas mañanas acabamos en el desván. hasta que le vi el hilo oscuro que se metía entre sus piernas. esa mañana en cuestión llevaba un tipo camisoncito. ojos claros. con un ombligo precioso. Yo pues me considero del montón. No sé si porque nunca lo había habido. etc. Esa mañana tras el espectáculo me subí a ducharme. dejando ver el principio del canalillo de sus enormes pechos. Aprecié que tenía unas piernas maravillosas. Ella por supuesto siempre lo hacía a propósito para ver mi reacción. Somos dos jóvenes normales. o sus braguitas o su tanga. No sé si por la excitación o porque. Sinceramente nunca había prestado atención a mi cuñadita hasta hace unos meses. En el verano pasado. a hurtadillas metiéndonos mano y follando con el morbo de saber que más abajo estaba el resto de familia. tetas de manzanita bien puestas y una cintura que es una envidia. más corto de lo normal. vivimos en casa de sus padres esos días. era más “maciza”. Aquello y el poder ver en ciertos momentos su culo totalmente al aire. Ella tiene 25 años y yo 27. y dejaba una holgura espectacular tanto por delante. pero la cantidad de leche que saqué por mi polla fue exagerada. ducharnos. . ella muy guapa y de figura bonita. los fines de semana y los festivos los pasamos mi pareja y yo en un pueblecito. si porque yo estaba más salido que nunca o por que las actitudes habían cambiado. o eso me dice mi chica. De cara no era más guapa que mi chica.

Estaba que reventaba. la mampara era traslucida. volviéndola a subir mientras de decía que se iba a secar el pelo. Le vi perfectamente todo su culo e incluso sus labios vaginales. En ese momento oí como alguien entró en el baño. un culo espectacular y unas curvas de escándalo. Cuando pasé me llamó desde su cama y me dijo que entrara. aunque de todas formas se seguía notando. En mi baño hay una ducha pero al contrario que en el que usaban ellas. Ahí estábamos los dos. que estoy buscando una toalla más pequeña para la cabeza”. Entonces y como me moría de ganas de verla mientras yo mantenía agarrada mi polla. A lo que tras un segundo de silencio contestaron. soy Susi. Me podías traer una toalla del otro baño que la que hay aquí la has dejado muy mojada. y agachada para poder coger la toalla que buscaba. Estaba totalmente desnuda. intente separarla un poco del marco y como en su baño hay una bañera con una mampara transparente pude ver como se enjabonaba. Cogí la toalla seca. En la suya estaba ella con la toalla enrollada en la cabeza y en sujetador y tanga sentada en la cama. Como solo giro la cabeza supongo que no se dio cuenta del tremendo bulto que tenia bajo mis pantalones de pijama. Jugué por unos minuto con el agua en mi polla dura. Ella seguía con los brazos sobre sus pechos. mi cuñada se estaba duchando con la puerta sin cerrar. soy Alberto. no sé si porque oyó algo dijo: -Berta. y solo se veían las formas. Lo cual hizo que se disparara toda mi imaginación y mis ganas de verla totalmente desnuda. Increíble. Estaba de espaldas. todo perfectamente depilado.dijo. Bueno. mientras me daba las gracias de forma algo cortada. Le dije separándome un poco de la puerta. Además ya me la había colocado de forma que no se notara mucho.Hay que decir que los baños de casa de mis suegros no tienen pestillo. Ella se quedó un poco a cuadros. y dándose la vuelta me dijo que si. Me miró a los ojos y bajó la vista durante un momento. me puse mi bóxer y salí hacia mi habitación. En ese momento. Berta?”. En ese momento le dije mientras apenas sacaba la cabeza por las puertas de la mampara: -¿La has encontrado cuñadita? Ella se levantó de súbito. con sus pechos firmes y con los pezones en punta. abrí ligeramente la mampara que era de dos puertas correderas y dejando abierta unos centímetros la vi con las toalla que yo le había llevado enrollada al cuerpo. Salí del baño con una sonrisa en mis labios y me dispuse a ducharme yo. Entré dentro del baño con todo el morro y se la deje sobre el bidet que estaba al lado de la bañera. Pregunté en voz alta: “Eres tú. Si te acercabas mucho es cuando se podía ver mejor las cosas. y la llevaba en la mano. -Ahh!. pues la había asustado por lo visto. mientras me recreaba con lo visto minutos atrás. en ropa interior mientras entraba en sui . “No. de espaldas. por lo que en cualquier momento se puede entrar. -No soy Berta. Oí como estaban abriendo el armarito de las toallas. y girando la cabeza me vio ya dentro del baño. Dos días después. abrí la puerta y le dije: -Te la dejo sobre el bidet. Me acerqué a la puerta. cuando estaba en la planta de arriba. Me había empalmado en dos segundos. tapándole justo las tetas y el culo. pues si me la puedes traer me la tiras dentro del baño. ¿eres tú?. Lo cual aun da más morbo al tema. Pude verle su hermoso culo en toda su magnitud. Acabé la ducha.

-Chica. tenía un tamaño considerable. has tenido un poco de morro entrando en el baño cuando estaba totalmente desnuda. mientras ella se libraba de mi mano y se lo abrochaba con las dos manos en su espalda. Suerte tendrán los chicos de tu pandilla…. no es justo. Yo me hice el valiente para ver hasta donde llegaba todo esto. Pero yo solo me duchaba. Le dije: -Dime. Estaba ahora mismo a un palmo de la cara de Susi y creciendo. Uno no es de piedra. Tienes un cuerpazo de escándalo.. . -Oye Alberto. -Ya. Ella lo miró en toda su extensión y con un “puedo” sin dejar tiempo a contestar lo cogió con una mano y sacó el glande al aire. Y yo. que no nos vamos a asustar de nada. -Joder cuñado. –Me acerqué y la cogí de la mano y la puse de pie. -Que dices Susi. solo hay que verte. Tu me has visto todo y ahora quiero que seas tu quien me enseñe tu polla. pero como llevaba la toalla por delante pensé que no se me veía nada. claro. Ella se rió por la situación y se sentó de una en la cama y me dijo. -Oye no. -¿Tu crees que estoy tan buena? A ver. ¿No sería por mí? Yo no pude evitar ponerme rojo. dejando apreciar sus dos bultos majestuosos. Me has visto ya todo. estabas totalmente empalmado. que morro que tienes. En ese momento noté como se me removía mi polla. Si te veo desnuda en la ducha y luego te veo todo el potorro depiladito frente a mí cuando te acachaste a por la toalla. y tu. Ella se encanó a reír y me dijo. no sé si sabrás que estás muy buena. que te puedo ver? – Mientras me separaba la toalla que tenia y dejaba al descubierto mi hinchazón. mientras me acercaba a ella y me bajaba los canzoncillos dejando al aire mi aparato. no? -Tú me habías pedido una toalla. -Vamos a ver. Empate. no por nada. tú también has entrado en mi baño cuando yo estaba en pelotas también. Además. por lo que puede ver. En ese momento comprobé que el sujetador no se lo había abrochado todavía y se le separó del cuerpo dejando ver sus hermosos y grandes pezones. te lo digo de cuñada a cuñado. y tiré la toalla a la cama. Me puse a reír. Aquello hizo que terminara de empalmarse mi polla y se pusiera mirando al cielo mientras palpitaba en su mano. mientras le daba una vuelta sobre ella misma. Y le contesté con todo el morro.habitación. que sin estar del todo crecido. Susi. que quieres que haga. -Vamos hombre. que somos mayorcitos. Además. pues no sabía que decir. Yo me retiré hacia atrás.

Era increíble. se la metió en la boca hasta que le tocó la campanilla. haciendo un sube baja con la cabeza y succionando de tal forma que pensé que a ese ritmo antes del minuto me habría corrido. Ella también lo notó y se puso el glande en su boca. Solo deseaba que se la metiera en su boca. Me cogió el culo con sus dos manos. Yo ya estaba ido de mí. Cuando terminé de correrme. Todo esto mientras le pasa el dedo pulgar por la punta del glande y con la otra mano se chupaba los dedos gordo. mientras me estaba masajeando mi polla. Empecé a sacar chorretones de semen a cual más grande y con más fuerza. pidiendo a gritos con el gesto que le chupara su sexo. Yo no pude más que desabrocharle el sujetador y manosearle las tetas y sus pezones duros y empitonados. Mientras me dedicaba al clítoris. Casi sin dejar pasar 10 segundos le vino un tercer orgasmo. Espero que os haya metido en la piel de los . y mira que he visto pollas en mi vida. El clítoris tenía un tamaño descomunal. y se metía mi polla hasta la garganta como una actriz porno experimentada. Me metía sus labios mayores en la boca. Estaba gordito y fuera de su capuchón. Mientras le venía su segundo orgasmo casi seguido. con su cara a medio palmo de mi polla. notando como me venía una oleada de placer de inmediato. que al estar hipersensible. índice y corazón y me hacia un masaje en el mismo glande que me hizo ver las estrellas. mientras ella con la voz entrecortada me decía: “Joder cuñado. Dame otro orgasmo así y me follarás de por vida”. como te lo estas currando. Estuve echando semen por la polla un minuto largo. Esta historia es totalmente ficticia…. No está nada mal. Como si lo supiera. con lo que supuse que fue un “squirt”. Me tumbó en su cama y de un ágil movimiento se puso en 69. Se movía y emitía unos sonidos increíbles. ella siguió chupándome el glande. El olor de los fluidos y de nuestro sudor hacia que entráramos en un trance sexual impresionante. viendo sus enormes tetas y sus piernas desnudas con ese tanga de hilo. Tras lo cual me levanté. le metí el dedo corazón bien untado en sus jugos por el ano. Estaba de pie. este con un chorreo de líquidos que me lleno la cara. Nos quedamos en esa postura dos minutos más. Era increíble. -Te gusta o qué? -No es que sea muy grande.-guau Alberto. o no. mientras ella se los tragaba todos con verdadera ansia. rosado y pidiendo que lo chupara. con esos labios carnosos succionando sin parar. Ella se meta si cabe más la polla en la boca. Esa estrechez cálida me hacía llegar a un placer indescriptible. me hizo sentir un placer desmesurado. ella me estaba succionando los huevos mientras con una mano me hacia tremenda paja... Yo estaba jugando con mi lengua en su clítoris y con mi dedo corazón en su ano. por sus gritos ahogados en mi polla y sus movimientos pélvicos incontrolados. Le retiré el hilo del tanga a un lado cuando vi brillar sus labios mayores de flujos estando estos salidos hacia el exterior un par de centímetros. recuperándolos de lo ocurrido. los succionaba y chupaba sin parar. notando lo que debía ser su garganta. mientras se masajeaba con mis dedos desde el clítoris hasta el ano. Nunca le había puesto los cuernos a mi novia y ahora estaba haciéndolo con su hermana. en silencio. Y en casa de sus padres. mientras con la lengua notaba como me tocaba los huevos. succionando sin parar mientras me hacia una paja en el resto de tronco de la polla. le di un beso en la boca y salí de su habitación. pero nunca uno en directo. Se notaba que le encantaba. ya más allá de la segunda falange y el dedo índice de la misma mano y el de la otra mano por el coño. Había visto en fotos porno coños así. Mientras yo le estaba dando otra ración de placer en su sexo ya hinchado cuando le sobrevino otro tremendo orgasmo que acalló metiéndose mi polla entera en su boca. mientras en la planta de abajo estaban todos ellos. pero es súper ancha y el glande es enorme.

yo aprovechaba para estar con mi prima todo lo posible.+ Celia es mi prima. Ella observó mis calzoncillos de spiderman. . eso está mal. pero no tonto.427 Valoración media: Tiempo estimado de lectura: [ 9 min. Le di un par de minutos de observación y le dije: -Venga. Llevaba unas barguitas blancas de algodón muy bonitas. ] .Sin embargo. llevaba uno de esos vestiditos que llevan todas las niñas de 5 o 6 años. por tanto todo lo que ocurrió en aquel entonces fue solamente pura curiosidad de dos niños pequeños. En ese momento noté como mi pene se ponía duro. así que las pocas veces que mis tios venían a visitarnos. Es importante decir que mis tios viven en una ciudad que está a unas 5 horas de viaje en coche. PLACER INFINITO Celia. el caso es que estando sentados ambos en la cama y con las piernas cruzadas yo le podía ver las braguitas. que si os gustan iré compartiendo. y os haya entretenido por unos minutos. creo yo.. . Todo comenzó.¿Y si. Celia. Ya me había pasado mas veces. mi turno.. cuando eramos solamente chiquillos. Celia meditó por unos instantes con la vista puesta en mi entrepierna.Pues tus braguitas-me sinceré yo. Recuerdo estar con ella en la casa de mis abuelos jugando a juegos tontos solos en una de las habitaciones. que así se llama mi prima. Bueno.protagonistas.¿Qué estás mirando? . .. Me puse en pie y me bajé los pantalones de un solo tirón. Tengo un año más que mi prima. Viéndole las braguitas de ese modo mi prima me pilló y me dice: . una chica super sexy y a la que veo muy de vez en cuando pues vive bastante lejos. alex1993 Accesos: 31. Ella se puso en pie y se levantó el vestido.Muy bien. . ésto no ha impedido que ocurriera todo lo que ha ocurrido entre ambos a lo largo de los años.Pues deja de mirarlas.Vale. Tengo otras situaciones con la cuñada. ficticias (o no).yo te enseño mis calzoncillos a cambio. de esos que sus mamas les ponen y piensan "ahi mi princestia". pero tu primero-accedió.?-era pequeño. la prima que todos queremos tener. . de los cuales yo estaba muy orgulloso jeje. puesto que nos llevabamos muy bien.

Al cabo de unos 15 minutos mis abuelos se despidieron y allí nos quedamos nosotros solos. pues se giró hacia mi y me pilló mirándola. no mas de 1cm. pues no era a propósito. Bajé la mirada y me qedué hipnotizando viendo esa barriguita tan apetecible que iba a terminar en sus vaqueros. teníamos una relacción cordial y ninguno parecía recordar aquel acontecimiento. Mi prima venía a visitarnos unas 4 o 5 veces al año. como la veía muy de vez en cuando.Esto me suena. Su cuerpo tambien se iba desarrollando bastante bien. mi prima y yo. Y lo mejor de todo. llevaba una camiseta rosa clarito bastante ajustada y dejando a la vista el ombligo. Es por esto que mi relacción con ella nunca fue realmente estrecha y que más que primos nos considerábamos buenos amigos.mi prima se acordaba perfectamente! . al volver a casa ella solía ser el gran motivo del día para hacerme una maravillosa paja. Yo acababa de cumplir los 17 por aquel entonces. He de confesar que cada vez que la veía. pues realmente notaba los cambios. pues como iba diciendo.pero por aquel entonces no sabía por qué ocurría.¿hoy tambien vamos a terminar en ropa interior? Me dejó de piedra. Noté mi pene crecer debajo de la cabeza de Celia y ella tambien lo notó...-dije yo con miedo.estaban enormes! parecían dos pelotas perfectamente redondas debajo de su camiseta. unas braguitas azul celeste. Ya tenía 16 años por lo que había viajado sin compañia en autobus. Miré sus tetas. Bueno. Yo. pues me di cuenta que era la misma situación más o menos de hacía 10 años. Comimos todos juntos: Mi abuela. Yo hice lo mismo..-me dijo cuando se calmó y mirandome a los ojos me soltó. y un culito perfectamente redondeado. sobre todo por festividades familiares o ese tipo de acontecimientos. ¿queréis venir a dar un paseo con la abuela y conmigo?-preguntó mi abuelo desde la cocina. .¿Qué estás mirando? . . Pasaron los años y. a la vez que excitación.Nooo!-respondimos casi al unísono. sin quererlo se dió una situación muy parecida. Veía como crecía en altura y en belleza. Le salieron un par de pechos la mar de bien formados. "Celia! nos vamos. De lejos escuchamos la voz de mi tío. A ojos vista. mas bien era por la postura que tenía. nunca se volvió a dar una situación similar a aquella. Celia había llegado sola el día anterior.Oye niños. que cada vez que los veía estaban más grandes. No pude evitar admirarla. Por encima de estos sobresalian. Yo sentado normal y mi prima tumbada bocaarriba con la cabeza en mi regazo. mi prima se estaba convirtiéndo en toda una señorita. . Cuando me enteré de que había llegado la llamé y le dije que al día siguiente me pasaría a verla. Después de comer Celia y yo nos fuimos a ver la tele al salón. la verdad.. Legó dicho día y fui a casa de mi abuela sobre la hora de comer. lo que hizo que rompiéramos en carcajadas. .Pues tus braguitas. mi abuelo. Ella me miró sorprendida por mi respuesta y empezó a reírse. pero decidí ver hasta dónde llegaba. venga. ¿dónde estas?" Rapidamente me subí el pantalon y ella salió al encuentro de su padre. pasaron los años y jamás ocurrió nada parecido. Hasta que.

me tenía completamente a su merced.Que boquita mas bonita tienes primita. Me estaba haciendo una paja maravillosa. sin apartar los ojos de mi bultazo. Se puso de pie y me empujó encima del sofa. subía y bajaba por el tronco a un ritmo rapido y constante y de vez en cuando enrollaba el capullo con su palma. Ella obediente acercó sus manos a mi elástico y comenzó a tirar de él para abajo.pero en ese momento me parecieron dos balones perfectos. dejando ante mis ojos los dos pechos mas bonitos que he visto jamás. Mirándola a los ojos me quité el cinturón y de un solo tirón practicamente me arranqué mi pantalon.Bueno. Asintió y. se desabrochó el sujetador. . Sus ojos quedaron clavados en mi boxer. Cuando llegó al glande se paró y comenzó a mover su lengua en círuclos al rededor de este.. Mi ego se puso por las nubes en ese momento jeje . Luego de eso. a mi no me importaría.Te toca. dejándole mi calzoncillo a escasos cm de la cara.¿por qué no la abres y te metes mi pollita dentro? Me miró y confieso que me asusté. Cógela. así que me levanté y la empujé al sofa. pues hoy no solo la vas a ver. lo que me dejó claro que mi primita no era tan inocente como parecía y que ya había tenido otras pollas entre manos.Ahora primita. porque sino ten por seguro que no vas a ver lo que hay denajo de mis boxer.-le ordené. .. ¿Con qué esas teniamos verdad? No pensaba dejarla jugar conmigo de esa manera. Hoy en día se que no eran tan grandes. Ella obediente la agarró con su manita derecha y empezó sin que yo se lo mandara un sube y baja a buen ritmo. Nunca me pareció que tubiera una polla enorme.dandome a entender que si. bajarselo del todo muy lentamente. quitate esa camiseta y mas te vale que tambien desaparezca el sujetador. los papeles habían cambiado sin yo poder evitarlo. -me dijo sin apartar los ojos de mi entrepierna. Con sus ojos fijos en los mios de repente se hundió mi polla hasta . Esto no iba a acabar ahi. anda por los 18 o 19cm. Yo no podía parar de gemir. si bien es cierto que tampoco es pequeña.Quitamelos.¿Entonces porque la miras asi? . Mirándome a los ojos agarró mi polla y le dió un lenguetazo de abajo a arriba.. Se desabrochó el pantalon y se dio la vuelta para después y con ese culito en pompa mirando para mi.Pues la verdad. MM casi me corro en ese momento! Celia se quedó mirándola. Logicamente mi polla estaba super empalmada y se marcaba enterita en el calzoncillo. Se lo quitó y lo tiró al suelo. .¿Nunca habías visto una antes? -ella asintió. Eran redondos y muy bien formados y los pezones tenía un color rosadito muuuuy bonito. En ese momento pude ver que los tenía bien duros. se quitó la camiseta. lo que hizo que mi polla palpitase. . Cuando me di cuenta de que si seguía así me iba a acabar corriendo la mandé parar. me quité la camiseta y me acerqué a ella. Ahora estaba claro que mandaba ella. Mi polla saltó del interior y le golpeo la cara. quedandome yo ahora de pie enfrente de ella. Me miró sonriendo y lentamente se puso en pie.Nunca había visto una tan grande. .

. Dirigí mi capullo hacia su conchita y se la metí de un solo empujon -AHHHHH cabron.. Se tragó todo lo que pudo... sabiendo que algun dia tambien se la metería por ahi. Se acercó despacito a mi y se sentó encima mio. -dijo echándole una mirada lujuriosa a mi falo. . MMM que coñito! lo tenía entero depiladito y sus labio tenía el colorcito rosa de sus pezones.sigue sigue.. Salía un chorro tras otro llenándosela de leche.." tube que susurrarle pues practicamente me corría de nuevo... verdad? Fui incapaz de responderle pues a la vez que me susurraba esto agarró mi polla y se la metió muy lentamente en su interior. Puso sus labios en mi oiso y me susurró: . me corro primo siguee. Agarró sus brraguitas y se las bajó muy sensualmente.¿Te gusta como te folla tu primo eh putita? . ... Poco a poco mi polla se fue hundiendo dentro de ella hasta que su chochito llegó a mis huevos. UUMMMMMMMMM no aguanté mas y me corrí en su boquita.MMMMMMM . restregando su coño contra mi polla.UUUUFFFF me. Me devolvió la sonrrisa y se relamió la corrida que aun le qedaba por la cara. . agarrandola de ese culito tan rico que tenía.No sabía yo que mi primita fuera tan puta.. Por increible que parezca esto hizo que se me pusiera dura de nuevo. . Llegados a este punto la agarré. Se levantó del sofa y se plantó enfrente mio.encanta ahhhhh mmm Sus tetas botaban por debajo de ella y noté como con su mano derecha comenzó a masajearse fuertemente el clítoris. pero ella no paraba.Me voy a correr Celiaaa.mmmmmm.. . no pares. Entonces ella misma comenzó un sube y baja ritmico y lento que me transportó al quinto cielo..-le dije sonriendo.MMM Yo seguí bombeando con fuerza.. pero mucha lechita se escurrió por su barbilla y por el tronco de mi polla. de las mejores que he probado.. Menunda corrida había tenido. Me retorcía de placer mientras ella subía y bajaba engullendose mi polla y dandole lenguetazos a mi glande cada vez que la sacaba de la boca.ohhh..que gusto. "despacio. En ese momento puso sus labios en forma de O y comenzó a hacer círculos en mi glande con su lengua a la vez que con su mano masturbaba furiosamente el tronco.la garganta. la volteé y la puse a 4 patas sobre el sofá.¿Quieres follarte a tu primita.Que leche mas rica tienes. . Estaba claro que la muy puta tampoco era virgen. ufffffffff que placer! Ya no pude seguir mirándola aunque sabía que ella no apartaba sus ojos de mi.Oh siii sii..Parece que mi primito aun no ha tenido bastante.

. Yo me encargué de ventilar el salón y de dejarlo más o menos como estaba. con sandalias y esos calcetines que deben considerar obligatorios para poder pasearse por las costas de España. puede que escriba alguna que otra continuación. canoso. saltando.Mmm ha sido maravilloso primito-miró mi polla. Las piernas me temblaban y tube que sentarme a su lado mientras ella con los ojos cerrados se masajeaba las tetas. alto. a la espera de que mis abuelos volvieran y sabiendo que a partir de ese día mi prima y yo ibamos a compartir muchos momentos como el que acababamos de tener ese dia. Y revoloteando junto a ellos sin fijarse en nada concreto. Gracias por sus comentarios y opiniones. barrigudo." Ella aceleró el ritmo y colocó mi glande a la altura de sus tetas. pero eso ya son otras historias ---------------------------------------Muchas gracias a todos los que lo habeis leido hasta el final.. Alex. en mmi vida he tenido una corrida igual. La primera vez que vi a Jessy apenas reparé en su extraordinaria belleza. con cara de aburrida y con un chupa-chups en la boca casi siempre les acompaña una como ella.Noté su cuerpo temblar debajo mio y estube a punto de correrme yo tambien. pero conseguí controlarme pues no sabia si tomaba la píldora. Espero que os haya gustado y la verdad. Entraba yo en el hotel . Vaya manos que tenía! No taredé ni dos minutos en decirle "me corro celia.¿No te has corrido? Ven. Se lo recordé a ella y me dijo que tenía razón y que iba a ducharse. Me vestí y me senté a ver la tele.583 Valoración media: Tiempo estimado de lectura: [ 44 min. barbudo. Empezó a masturbarme suavemente. Así seguimos un par de minutos. ¡Quiero más! zarrio01 Accesos: 39. huntándose toda mi lechita. correte encima mio. Ella quedó inerte tumbada en el sofa. si veo que tiene buena acogida. Me acerqué a ella y agarró mi polla. Siempre te encuentras con la típica familia nórdica. Si han visitado las costas mediterráneas durante los meses de verano la escena es tan típica como la paella. correteando. en la que no puede faltar el cabeza de familia. MMM que imagen. sin parar de hablar. hasta que de pronto recordé dónde estabamos y que mis abuelos estarían a punto de volver. que a penas roza la cuarentena y un cuerpo menudo de escándalo que hace que el tipo que camina a su lado parezca el abuelo de Heidi. con unas gafas de sol que cubren casi la totalidad del rostro la mamá. la sangría o la siesta. Gracias. en ese momento extayé soltando fuertes chorros de semen sobre ese par de pechos. .UUUUFFF que gozada.+ Un joven es testigo de las correrías incestuosas entre un matrimonio sueco y su hija adolescente.es) . A su lado.. ] (zarrio001@yahoo. Zarrio01 ¡QUIERO MÁS! POR ZARRIO01 Estoy seguro que todos han visto una.

la expectativa de pasar un verano completo en un establecimiento de lujo de la costa catalana debería hacerme gritar de alegría.pensé en voz alta. tampoco había cambiado tanto. La Relaciones Públicas me reconoció al instante. Un par de buenas manzanitas. clavó sus azules ojos en los míos sonriendo y. Siempre he pensado que es un nombre bastante feo para algo tan hermoso. cansado por el viaje y sudando por el calor de los primeros días de Junio que una adolescente pase corriendo junto a ti haciéndote perder el equilibrio hace enfurecer a cualquiera. al contrario de lo que decía mi madre. ante mi mirada absorta. Se limitó a sentarse en uno de los cómodos sillones que pueblan el tremendo hall del Gran Hotel. en pocos meses tendrían el considerable tamaño de las ubres de su madre. Entonces es cuando reparé con mayor detenimiento en ella. no paraba de gritarle y los nerviosos movimientos de la hija intentando reparar el daño no hacían más que hacer que aquellos terrones de azúcar se movieran libremente por debajo del vestido. haciéndome las preguntas de cortesía. Mis escasos conocimientos de sueco. la temporada estival apenas había comenzado y el hotel estaba medio vacío. a mis diecisiete primaveras recién cumplidas. haciendo bien visible la denominada “pata de camello”. me permitieron entender algo acerca de las piernas y de mí. En ella explicaba que no podría verme en algunos días ya que estaba en Barcelona en no se qué convención…. Cargado de maletas. Llevaba puesto uno de esos vestiditos blancos que las chicas utilizan sobre el bañador. El primero en años. cerró las piernas. Estaba a punto de gritarle algo cuando la madre se me adelantó y le espetó algo en un idioma ininteligible para mí. En cualquier otra circunstancia. jugueteando unas flores que adornaban la estancia. alterada. Ya enfilaba hacia el ascensor cuando la hiperactiva Jessy derribó el jarrón y las flores cayeron al suelo. Jessy ni me miró. Pensé que no me extrañaba que estando papá rodeado de tantas y tan bellas mujeres mi madre hubiera llevado durante su matrimonio los cuernos más grandes de todo Pamplona. Marié me invitó a dejar las maletas para que un botones las llevara a mi cuarto. La hija sacó la lengua a su madre. algo ceñidos por arriba y con pequeños volantes en su parte inferior. La madre. La magia del momento se rompió cuando voz de la madre volvió a tronar a través del hall. Afortunadamente para ella. Jessy estaba sentada en el mismo sillón de antes. Hacía un par de años que no aparecía por el establecimiento pero. En un momento de lucidez. Una nena obediente. lo que me hizo ruborizar al instante. Instintivamente se arrodilló para recogerlas dejándome ver a través de su escote. El centro de la minúscula prenda se introducía en su vagina. sus hermosos pechos de adolescente. me entregó una nota manuscrita por papá. Las piernas abiertas dejaban ver un la parte de debajo de un bañador azul cielo que mostraba distraída a todos los clientes del hotel que mirasen para aquel lado. esta tarde debo atender a unos clientes importantes pero mañana hablamos. No obstante al . tal y como le había sugerido a gritos su mami. tengo que reconocer que el divorcio definitivo de mis padres me afectó mucho por aquel tiempo y la perspectiva de no ver a mi novia durante todo el verano tampoco ayudaba a elevarme el ánimo. Absorto en el movimiento estaba cuando algo atrajo mi atención. La postura de la joven era lo que me había llamado la atención. Pues sí que empezamos bien!. No obstante. ni me pidió disculpas ni nada por el estilo.dijo Marié dejándome observar su contoneo de caderas al marchar.pensé. acerté dirigirme de manera definitiva a mi habitación. Instálate en la habitación. Amable como siempre.que dirigía mi padre dispuesto a compartir un verano con él. lamentablemente.

¡No tiene huevos ni de llamar por teléfono!. Créeme cuando te digo que es un tema importante.y le acerqué un billete de 100 euros que voló de entre mis dedos como por arte de magia. Por ese precio puede gritarme todo lo que quiera.¡Sin que él se entere!. tenemos todo el verano para nosotros en cuanto acabe este rollo de convención. minibar y vistas al mar. Perdona tío. No se preocupe.¡Qué cabrón!. cama extra grande.pensé. Cerré la puerta y me dispuse a leer la nota de mala gana..y se alejó por el pasillo más contento que unas castañuelas. XXOO Papá. abriendo el sobre en ese momento. me han dicho y hecho cosas peores… Ni siquiera tengo pasta para darte una propina. esta vez sí. no sé qué mierda de especial tenía esta jodida habitación La verdad es que apenas me había fijado en ella. jakuzzi. sólo una puta llamada para mi cumpleaños. para mis adentros.Las pena con pan son menos…Toma chaval. Me miró extrañado aunque acostumbrado a que los clientes ricos le gritasen a cambio de suculentas propinas.Viejo verde. te lo has ganao. No te preocupes. es que…. con una gigantesca tele de plasma. no pasa nada. es bastante especial. Se rozaba el paquete descaradamente y se relamía de gusto al contemplar lo sucedido. . En ese preciso instante aparecieron ante mí un fajito de billetes verdes… ¡Jodeeer! – se escapó de mi boca..grité. Ni siquiera un buen almuerzo. una puta tarjeta en navidad y cuando por fin puedo verle se va a una puta convención….” . furioso y cansado.Un puto año entero sin venir a verme. ¡Gracias tío! Digooo… Señór. El escote de la ninfa hacía estragos en su malsana imaginación. Situada al final del pasillo. era una de tantas . Espero disfrutes de la habitación. Interrumpió mi discusión frente al espejo la llamada a la puerta de uno de los botones. “Hola “Pedo” (que es como me llama de manera cariñosa). Me entregó otra nota de mi padre.volví a decir en voz alta -Habitación especial.le dije. contigo no va nada. ya te darás cuenta de ello y está lo suficientemente alejada de la mía para que puedas traer la compañía que quieras sin que yo me entere.darme la vuelta. reparé la mirada en un viejo que había observado toda la escena desde lo alto de una de las escaleras del Gran Hotel. creo que el que no se tiene que enterar soy yo de quién entra y sale de su habitación. sé que estarás un poco enfadado conmigo por no recibirte como te mereces. ¡Un año entero!.le dije de malas maneras al pobre chaval que ninguna culpa tenía. Disfruta del dinero y gástatelo todo. una buena siesta ni la magnífica habitación que habían dispuesto para mí hacían que mi ira disminuyera. Estaba cansado.

No me había percatado de que la familia que había visto en el hall estaba sentada en la mesa adyacente. Inconscientemente la mano jugueteaba con un botón de su blusa que abrochaba y desabrochaba lentamente. La madre estaba espectacular con una camiseta sin tirantes y como siempre no paraba de hablar. Tenía tres meses para disfrutar de aquello y por mis narices que lo iba a hacer.El primer día sin mí y ya pasas. sorprendentemente para mí. El padre asentía con la cabeza. Observé que había al menos otras dos personas en el comedor que no disimulaban sus miradas de deseo por ella. El resto de las féminas la miraban de reojo con envidia. Sentado frente a ella pude observarla mejor. joder y joder! Ya no atinaba. Afortunadamente las normas de vestimenta del hotel impedían que aquel rubicundo se armase de las sandalias con los dichosos calcetines pero el cambio tampoco le había favorecido mucho. alterando el volumen de su conversación al ver que sus compañeros de mesa se distraían con las evoluciones de la ninfa.dije en voz alta. Me olvidé de mi padre. Intuí que su cuerpo se separaba de la mente con gran facilidad. No era sabedora de lo extraordinario de su cuerpo ni de lo que éste hacía sentir a los que la rodeaban. En ese preciso instante intuí que ella no era consciente de lo hermosa que era. estaba otra vez fuera de mí cuando vi de nuevo esos ojos azules fijos en los mios.¡Joder. Me fijé en el grupo. Eres un mierda Colgó. Los padres me daban la espalda pero a Jessy la tenía de frente. Al menos yo no veía nada. Me volví a ruborizar. de mi novia. un bikini también azul y unos turgentes pechos adolescentes que se mecían bajo un vestidito blanco.. Era preciosa. era una mujer . Una era. caí en la cuenta de que había olvidado algo importante… ¡Mierda!. En mi mente aparecieron unos ojos azules. Una vez se me pasó el cabreo. de mi madre y del puto novio de mi madre. Jessy ya no estaba entre nosotros. Sí en cuerpo. quería estallar. Le llamé para disculparme pero no me dio oportunidad. No se veía nada extraordinario de su precioso cuerpo. Lo que me faltaba para arreglar el día. ¡Teresa! ¡Ya te vale!. Sin más. Se balanceaba intranquila con la mirada perdida a través de los ventanales. Me di cuenta de que era la segunda vez en el mismo día que aquella cabrona me había hecho sentir vergüenza. Y no sabía exactamente por qué. Estaba ya sentado en la mesa cuando sonó el móvil. -¡De dónde cojones sacarán esas camisas!. De repente me tranquilicé.mi propio pensamiento me hizo sonreír. el bautizado en mi mente como el Viejo Verde que bien a gusto se la hubiese machacado allí mismo y la otra. Me percaté de que cualquier movimiento de la joven en su ir y venir al bufet por entre las mesas atraía las miradas de lujuria de los hombres y de incluso algunas mujeres. ¡Joder!. me animé a bajar al comedor para cenar. unas piernas largas.habitaciones lujosas que tenía el Gran Hotel. Cuando vi quién llamaba.Fue lo primero que me soltó mi novia. no en espíritu. como no. La verdad es que no tenía mucha hambre pero estaba decidido a que el cabrón de papá no me fastidiara las vacaciones.

las tres habitaciones estaban comunicadas. Son distintas costumbres. Estaba cansado. como…. Mi mente ardorosa no dejaba de intentar imaginar qué estaba pasando. Si su madre parecía veinte años . me abalancé de nuevo a otear el horizonte. Y no le di importancia. Oía el caer del agua de la ducha. Hablaba en inglés con unos señores trajeados pero no podía evitar que.me dije. intentando inútilmente disimular el deseo. un bolsito minúsculo a juego. Sé que no era un gran plan. La verdad es que el saber que al otro lado de la pared dormía un ángel como aquel hizo que mis ganas de jugar al solitario creciesen de repente sin necesidad de película alguna. Jessy llevaba puesto también un minivestido negro. pero no tenía el cuerpo para nada más. hacerme un homenaje con el mueble-bar. Relaciones Públicas del hotel. maquillada como…. Cansado y asqueado. semi-transparente y corto. Cuando noté que se habría la puerta de una habitación contigua. Me fijé en que no calzaba tacón sino sandalias planas pero aún así la estatura de ambas hembras era similar. espectacular en su vestido negro muy ceñido. un secador de pelo y después la televisión con algún canal musical con el volumen a todo trapo hasta que unos toques en la habitación de al lado me sacaron del trance. no le hacía falta para resaltar su físico. su vista descansara en el escote de Jessy. Creo que una hora que a mi me pareció un año. En el pasillo había dos mujeres. Creía lógico que Thomas saliese de su habitación con algún atuendo estrafalario para acompañar a su esposa en la salida nocturna. Teresa no me cogía el teléfono así que decidí olvidarme de ella hasta la mañana siguiente. Corrí a la puerta y miré frenéticamente. demasiado a menudo. sencillamente. Dos mujeres de verdad. Lo que vi me dejó embobado y con una erección de caballo. El baño de mi habitación estaba separado del de Jessy por una puerta y había otra puerta que comunicaba mi estancia con la del matrimonio. imaginándomela a ella tomando un baño. ver porno a través de la tele del hotel y jugar al “solitario” hasta dormirme. Era Marié. De no conocerlas anteriormente. Es bien cierto eso que dicen que el maquillaje hace milagros. La cosa no hubiera tenido mas relevancia si no hubiese sido porque tanto madre como padre besaron a la hija en los labios acariciando simultáneamente el culo de su retoño. Después de la cena no me apetecía salir. Apenas cerré la puerta de la habitación. La hembra adulta se mordía el labio inferior con fuerza. En definitiva. Observé como Thomas y Eve despedían con un beso a su hija Jessy que entro por la puerta de la habitación contigua a la mía y se introducían en la suya situada enfrente. Entró en la habitación de su hija y los minutos me parecieron horas de nuevo. su privilegiada situación le permitía admirar el pecho de la joven durante evoluciones con los botones. la verdad es que la primera impresión que tuve es que parecía una puta de lujo. Entonces caí en la cuenta de lo que el cabrón de mi padre quería había querido decir con la historia de la habitación. Estuve mirando fijamente al obstáculo que separaba mi habitación de la de Jessy un buen rato. nadie hubiese dicho que eran madre e hija. Venían a mi mente todas las imágenes relacionadas con la excitante vecinita que había tenido a lo largo de todo el día. Sin duda. con sandalias de tacón. Frente a la puerta de la habitación de su hija esperaba Eve. La situación de la habitación me permitía ver la totalidad del pasillo. Como mucho parecían un par de hermanas veinteañeras.situada en una mesa a un nivel superior a la de los suecos. de corte distinto al de su madre. no tan descarado porque. unas palabras en el pasillo me hicieron cotillear por la mirilla.

vi que cogían un taxi en dirección al centro. Esperé en mi taxi un momento. Eve cuchicheó algo al oído de Jessy que miró fijamente a la puerta dónde yo estaba.dijo en tío que. esperando vanamente que Thomas las siguiese. Creo que adivinaron que el nuevo vecino estaba mirando. Sonrió y se dio la vuelta. De la ninfa adolescente ni rastro. Las mujeres bajaron del coche riendo. Cuando llegué a la calle. ¡Ni pero. en dirección al ascensor. mañana se los pago.empecé a protestar. El gesto pronto se transformó en un magreo en toda regla. Te llevo de vuelta al hotel y me pagas la carrerita y punto. Yo me quedé de piedra. recuerdo que lo que más me llamó la atención en Jessy fue la expresión de su cara. Ni siquiera sabía dónde estaba. Reaccioné tarde. Mi pene se quedó de piedra.grité mientras buscaba inútilmente en mis bolsillos. Pero. Pero Thomas no salía. pero ese es tu problema y no quiero que sea el mío. que se perdió por las calles en dirección al punto de partida. Thomas no salió. Esto es muy sencillo. acariciando durante el trayecto la espalda y trasero de su madre.Oiga.más joven. Soy el hij… ¡Eres el hijo puta que cree que nací ayer! Nos vamos directamente al cuartelillo… ¡Olvidé mi cartera en el hotel! ¿A usted no le ha pasado nunca? Claro que si chaval. eché un vistazo a la hoja de registro para saber algo más de mis vecinos de . me abalancé dentro de otro y le dije al taxista ¡Sigua a ese coche! Si claro . ella parecía mayor. Como en las películas. no quería que me viesen. ni leches! Eso o el cuartelillo. Se había quedado en la habitación durmiendo o leyendo alguna revista y en su lugar por la puerta había salido una hembra sensual. Me vestí lo más rápido que pude y salí corriendo escaleras abajo con la intención de seguirlas. Había cola para entrar pero el cachas de la puerta las introdujo en el interior directamente. Permanecí un minuto mirando. repasando descaradamente con la mirada al par de hembras que caminaban a su lado sin hacerle ni puto caso. Al llegar al hotel. siguiendo una animada charla mientras se dirigían a la puerta del club. vestida para salir de caza nocturna. estaba de lo más espeso. Derrotado me derrumbé en el asiento de atrás del coche. Mañana será otro día. No obstante. El coche que precedía al mío serpenteó por las avenidas y calles del centro hasta pararse en un bar que yo no conocía. sonriendo puso en marcha el vehículo. erótica. Quise salir cuando una voz me devolvió a la triste realidad… Son treinta y dos euros y medio- ¡Joder! ¡Mierda!. Todavía podía alcanzarlas.

¡Y joder con la mami! Tumbado en la cama. mirando a la nada. Evidentemente sus movimientos agradaban al macho que levantó la cabeza mirando al infinito con cara de placer infinito. La nena caminaba detrás mientras otro tipo le comía el cuello. paladeaba algo que estaba o había estado en su boca mientras el tío estrujaba sus tetas sin piedad. Mamá. gritó. ¡Joder con la nena!. con una botella de champán en una mano y los tacones en la otra. Jessy se introdujo en su habitación. dominante de nuevo. La puerta se cerró y yo seguí allí. como si supiera que yo estaba observándolo todo.. mi mente se nublaba por los efectos de la visita al minibar de la habitación y los pensamientos se entremezclaban en mi cabeza. intentando asimilar lo que estaba pasando. Permaneció un instante mirando fijamente donde yo estaba.. Algo aletargado volví a mi puesto de vigía y la visión me despejó de inmediato. Erecto. Lo sé por experiencia. El cabrón del taxista me había cobrado más de sesenta euros y no había conseguido nada. pero esta se paró al llegar frente a mi cuarto. no sin antes girarse hacia la puerta de la habitación dónde se supone dormía plácidamente el padre de la criatura. Esas dos son mucho toro para tan poco torero. El muy hijo puta se había despedido riendo y soltando una frase lapidaria que no sabía cómo tomar: Tranquilo. sesenta y dos años…-mascullé entre dientes. literalmente. A dormir y mañana será otro día.habitación.Eve Marié Larsson… cuarenta y dos…¡Qué asaltacunas eres Tom!…Jessy Larsson… …. Las chicas volvían de la caza.¡Carajo. La mirada de Jessy era totalmente diferente a la que había visto durante el día. Dirigió su mirada de loba en celo hacia esta e introdujo de manera descarada su mano izquierda en el paquete de aquel pavo. Al parecer la orgía ya había comenzado. Sin soltar la presa por el mango. era llevada en volandas entre risas por dos tipos altos y musculosos que no dejaban sus manos quietas bajo el vestido de la sueca. Era dura y viciosa.. observé la escena que se desarrollaba a escasos centímetros de mi cara.. hoy. El negrazo intensificó la succión en la yugular de la lolita que se dejaba hacer. Los tres primeros entraron en la habitación de Jessy. ¡Pasad o empezamos sin vosotros! Jessy y su afortunado acompañante entraron en su estancia. Ya sabía sus nombres. mejor dicho ayer mismo fue su cumpleaños! Mis sospechas acerca de la edad de Jessy se confirmaron. Mi amigo el botones me los había dicho. que ya les conozco. mirando la tele sin verla. majete. Me despertaron a una hora indeterminada de la madrugada unas risas y voces en el pasillo. Jessy tenía la cara manchada con algo blanquecino y el rojo se sus labios considerablemente corrido. . con el pene al aire. Y traían con ella las piezas cobradas. Dirigió las manos de aquel desgraciado hacia sus propios pechos y él la magreó sin ningún reparo. con lo que aumentó todavía más mi extrañeza por su salida nocturna. Thomas Larsson. Mamá.

Sobre todo. estaba llegando al orgasmo mediante la penetración anal… o vaginal… u oral…. el recuerdo de la mirada y los gestos de Jessy en el pasillo me hizo ver que chica hacía mucho tiempo que no tenía nada que conservar. Mi mente trababa de combinar mis pensamientos con lo que había visto y oído. aunque sinceramente no hubiese hecho falta. Hasta ese momento. Hasta el botones del hall se la estaría pelando con semejante orgía. que estábamos en su fiesta.zorra!. cabrón!. gruñidos de mujer con la boca ocupada y más golpes… Y gritos. la mamá se lo montaría con aquellos tres tipos dejando que la ninfa conservase su pureza. Cuando terminó todo me tumbé sobre la cama. La ingenuidad me hizo pensar que.. Al poco tiempo sentí como se habría una puerta de habitación.¡Es su cumpleaños! Ya lo sabemos. Al parecer incluso mami le comía el coño a su princesa… carne de su carne y aun así lo hacía. jefa. gritos. Jessy aguantó el envite sin emitir un sonido de queja. Esperé a oír un grito desgarrador que nunca se produjo. esto va así… nena buena parte tarta… payaso feliz parte culito. pero aquel verano la mayoría de mis convicciones en temas de sexo se vendrían abajo una detrás de otra.. se cerraba.No podía creerlo. Y el papá en la habitación de enfrente. Eve volvía con su amado esposo como si nada hubiese sucedido.prepárate cielo. Pero lo que me hizo eyacular como un caballo contra la puerta fue el grito de Eve… ¡Rómpele el culo a esa cabrona! .se oyó la voz de un macho. puta! Joder zorrón. Era imposible que Thomas no escuchara lo que estaba pasando. Se oía todo. qué sabía yo. Sólo uno por que el otro lo tenía muy ocupado. hubiese dado un brazo por ver a través de la lo que estaba pasando. . Intentaba imaginar la escena. Los gritos y gemidos simultáneos de voces de mujer que podía oír claramente desde mi habitación confirmaron mis sospechas.. se abría otra y se volvía a cerrar.! Yo estaba como loco..o todas al mismo tiempo. creía que el orgasmo anal era un mito. A los tipos cabalgando de manera descontrolada a una dulce mamá y a su angelical hija. Corrí hacia la puerta interior que separaba ambas habitaciones y pegué mi oreja a ella.dijo Eve ¡Lámele el coño y calla. Casi de inmediato. risas. Y eso que estábamos en el ático. los golpes del cabecero contra la pared. ¡qué culo más apretado tienes. Se sentía el crujir de la cama. la respiración fuerte. como mucho. chapoteos.dijo entre gemidos.me pareció entender una voz masculina.A su edad ya me metían de todo por ahí….¡Cómeselo todo a esta hija de puta…! ¡No pares. Las dos participaban con gusto de la fiesta. Sólo al cabo de bastante rato se le escapó un gemido de evidente placer. ¡Cómetela toda…. totalmente embadurnado con mi propio semen.

qué ganas tengo Abre la boca. No creo que sea la primera vez que se lo hacen… Creo que a esta ya le han hecho de todo… Se la metí de golpe por el culo y ni parpadeó… Dejaremos todo perdido… Me la suda… Hagámoslo en el baño… ¡Al jacuzzi con la puta! Joder no os paséis … Que se joda… La chupa que te cagas… ¡Si hasta pagó el taxi con una mamada! Tenemos permiso de la hermana para hacerle de todo….Pero ¿cómo es posible que esa perra deje a su hijita sola con esos animales?. Joder. Por debajo de la puerta de entre los baños se escapaba una rendija de luz. . Y yo.pensé. tío. Tengo una idea… Joder. ¿Hermana?. Mis vecinos estaban muy cerca. aquellos salvajes todavía no habían terminado..dijo uno de los cabrones pasado un rato. pequeña. Y una mierda hermana…Yo creo que es su mad… Yo voy a mearme en su puta boca ahora mismo… Ven aquí. princesa. No te pases. Si a ella le gusta. Tengo ganas de mear. que yo te llevo…. Ya veo por dónde vas. descorazonado. Efectivamente.

- Espérate cabrón. Aparta cabrón. Que sí… ya verás… trae ese puto vaso…que casi no me queda ya… Toma… Ya no puedo más. Medio vaso. Se lo ha tragado todo Y aún se ha quedado sedienta… Pues a mí no me queda nada… Ahora voy yo… . así…. La última gota. que me vas a hacer ganar una pasta…ya verás…pardillo…esto es como quitarle un caramelo a un niño… Joder ¡Qué cabrona! Te lo dije. zorrita. si lo haces a la vez. cariño! ¿Lo estás grabando también? No pierdas detalle.¡Ves como no es la primera vez que lo hace! ¡Trágatelo todo. hay que limpiar la herramienta después de usarla… ¡Más vale que cierres los ojos. abre un poco más…. así…. con la lengua…. Joder que gusto. me salpicarás y me pondrás perdido… Un poco de orden… No aguanto más. no te atragantes! Jessy tosió. Te dije que tuvieses cuidado. puta! Te voy a mear por toda la cara… ¡Uaaaaa…! ¡Qué guarra! Si hasta abre la boca para que te mees dentro… Y se lo traga de verdad… No creo… sólo lo parece. me toca… Hay que dejar que acabe el trabajo. a la salida de su hermana le encantará verlo. verás como la nena se lo bebe todo… No creo… Que te apuestas… Cien euros… Venga zorra. ¡Cuidado.

vale cien puntos…. ¡Y se está metiendo dos dedos por el culo…! ¡Qué hija de puta! Con la pinta de buena que tenía por la tarde en su fiesta y mírala ahora… . siempre que acabo de mear.el que decía” no os paséis…” ahora va a mearla como nosotros… Calla. sí… Venga puerca.- Míralo. Abre más… Sí. un poquito mas…. el remilgado…. No pasa nada. Pues qué puntería. zorrita. no me hagas reír que no atino…. joder… Haz puntería… como en el váter. como si fuesen tus piernas…venga…que de eso sabes mucho… Mierda. No la escupas… Es la costumbre. mas…. Eso es… premio para el caballero… ¡Joder! Es que con la polla dura es difícil apuntar…. escupo. Que voy… Venga… ¡Uaaaaoooo! Mas arriba que eso son las tetas…. Pues tíratela otra vez… Y una mierda. Si le das en el ojo. Se está relamiendo…. ponte en el suelo y abre la boquita…. está toda meada… Joder. a la derecha…. casi le das en todo el ojo…. Sí. ni ha protestado… Si hasta le queda bien… Mírala.

mirándome de nuevo a los ojos. Con este tipo de fiesta de cumpleaños. A través de aquellos preciosos ojos se veía una joven feliz. les habían pagado por ello.me dijo en un perfecto castellano. Sin embargo. Habían pasado una noche inolvidable y encima. Papi. si es que alguna vez se habían enfadado. pero en la otra habitación. Medio adormecido me dije a mi mismo que no podía ser cierto.dijo. Ni que decir tiene que tampoco había nada . dónde esperaba Thomas. dulce e… inocente. Hasta el cabrón de mi padre lo tenía que haberlo oído desde la puta convención.le dijo. ¡Ya!.. el McDonals se forraría. inquieta.se me ocurrió. Decían que esas tías estaban enfermas. Me quedé de nuevo petrificado. Estaba jovial. espera! ¡Espera que voy! Era Jessy que corría sonriente hacia nosotros. ---------------------------------Ya había amanecido cuando me despertaron unos sonidos bastante comunes últimamente en mi vida. alegre. Me parecía increíble que Eve no hubiese tenido bastante ración de sexo con aquellos tres sementales. la ración de sexo era evidente. y que se dedicara a una hora tan temprana de la mañana a exprimir hasta la última gota de semen de Thomas. Anduve por el pasillo hasta la puerta del ascensor. con algo de acento. Volvía ha haber sexo en una de las habitaciones de al lado. Jessy pronunció las dos primeras palabras que oí salir de sus labios. Buenos días. extraordinaria diría yo. ¡Papi. ¡Voy.espero haya tenido una buena noche. Ni rastro de ningún tipo de cansancio ni remordimiento.buenos días… señor. relajada. No he pegado ojo-se me escapó inconscientemente.dijo con una sonrisa Ya estábamos en el interior cuando se oyó una preciosa voz juvenil. -Me dijo. Después de hacerme una paja a su salud. Había visto claramente como aquellos mamones abandonaban la habitación de Jessy entre gritos y risas. se repartían un buen fajo de billetes entre los tres.Entonces. Era evidente que papá sabía lo que la nena y mami habían estado haciendo. dándole de nuevo un beso en los labios. su marido. Caminando a lo largo del pasillo. Dos palabras que jamás olvidaré: ¡Quiero más!. Seguramente Thomas y Eve estaban reconciliándose a base de bien. Que no era normal. vivaz como la había conocido. voy! Ya llegó. Había sido una celebración de cumpleaños bastante especial. De mi interior salió todo el esperma que pueden destilar dos testículos de un chaval de diecisiete años en su enésima corrida de la noche. deshice la maleta y me dispuse a bajar a desayunar. me tomé una ducha fría y rápida. Buenos días. afeité los cuatro pelos que en la barba tenía.

Carlos nos ha hablado mucho de ti… Enseguida se dio cuenta de que su interrupción era de mala educación y se disculpó. Perdona hijo. ¿Quiere? Me dijo con cara de niña buena. soy de Pamplona y mi padre es el gerente del hotel… ¡Así que tú eres el famoso Pedro!. Me volví a ruborizar de inmediato Eeeee…. Papi-dijo mirando a su padre. Trataba de entender cómo era posible que aquella hermosura hubiese albergado la noche anterior el mugriento pene de algún taxista barrigudo y salido. Si no le importa que le atormentes con tus historietas y fantasías.le contestó burlón.me interrumpió Thomas. Ni rastro.dijo atropelladamente. que también es sueco. No podía ni quería. Me llamo Pedro. a poco que uno se fijase.balbuceé. vestida con una blusa holgada que. dejaba al descubierto alguna parte de aquel par de pechitos redondos y duros. Me aclaré la garganta y me dispuse a que el interrogatorio comenzase. Enfrente de mí evolucionaba una adolescente con un cuerpo de escándalo. Le dije que no se preocupara.le cortó Thomas. contemple aquella boquita perfecta. ¡Si! Perdón… por el empujón… en el hall… ¿recuerdas?. algún mechón tapaba una parte de su rostro.¿puede desayunar con nosotros este chico tan simpático? Papi. Mami se llama Eve y… No aburras al invitado con detalles. Este es mi padre Thomas.pero llevo tantos años aquí que parezco catalana. olvidando las formas .me dijo. Extasiado. Aquella puta salida de la noche anterior de día era el ser mas delicado e inocente del mundo. Claro si yo soy sueca lo normal es que Papi sea sueco también. digo… ¿recuerda? Suspiré aliviado. Imposible negarse.. porfa. Llevaba el pelo suelto y de vez en cuando. No podía creer lo que estaba oyendo. eso sí.“Pedo” Pedro. Soplaba divertidamente para quitárselos de la cara… Me llamo Jessy y soy de Suecia. Inocente. Lo cierto es que. Le compensaré.permite que nos cuente algo de él. Tu padre. que no tenía importancia..se me están pegando las costumbres locales.de aquella mujer dura y viciosa que había estado tragando el semen y la orina de tres cabrones apenas cuatro horas antes. Estar cerca de aquella extraordinaria e inquietante criatura. porfa…. . Perdón por lo de ayer. con labios sonrosados y dientes blancos. Una vez sentados en la mesa examiné la figura de Jessy en busca de algún resquicio de la zorra salida que estaba en su interior. Pero de manera totalmente involuntaria y natural. Intenté disimular mi incipiente erección dentro del ascensor cuando la jovencita me sonrío y dijo. era lo que más deseaba en el mundo.

me dejaban sin aliento. ¡Rómpele el culo a esa cabrona! Era evidente. mostró claramente a mí y a su progenitor el estupendo moratón que el cabronazo de la noche anterior le había hecho delante de la puerta de mi habitación. la noche anterior no había sido ni mucho menos la primera vez que la lolita había sido sodomizada.como vivimos todo el año en el hotel.. Sésamo” de Alí Babá. Sin ni siquiera tocarme. Y no sólo eso. No sé si me leyó la mente. Como si quisiera echarme una mano. en lugar de poner el grito en el cielo como habría hecho mi madre. como por otra parte ya sospechaba.. En fin. al dejar descubierto su cuello. Habían venido a mi mente las palabras de Eve la noche anterior…. Sentado. de mi boca salieron una serie de frases inconexas que me hicieron quedar en aquel momento como lo que en realidad soy. que la cosa no va contigo) por haber desvelado mi apelativo familiar. Me corrí como nunca me había corrido. de lo mas rutinario en cualquier circunstancia. Colorado como un tomate. como el día anterior cuando le miraba diminuto bikini azul que emergía de entre sus piernas. Gemí sonoramente sin importar que me oyesen ni Thomas. ni Jessy ni mi puta madre.. Sigue chaval. . Luego bajará a la piscina y te la presentaremos en el almuerzo. Con lo que. Este gesto. Tendrás que disculpar a Eve. Thomas me interrumpió de nuevo. no le dio la más mínima importancia y me indicó alegremente. me adivinó el pensamiento o eran imaginaciones mías debido a la falta de riego sanguíneo pero me miró fijamente a los ojos y por apenas dos segundos apareció de nuevo ante mi la zorra salida sedienta de orina y semen con sus dedos insertados en el culo cuya madre había pagado para que la enculasen unos hijos de la gran puta. dándose cuenta de la situación. Estaba descompuesto. Ya decía mamá que últimamente estaba bastante atontado. Desayunando. Caí en la cuenta de que Jessy se movía inquieta sentada en la silla con un pequeño vaivén casi impredecible. Aquello no bajaría jamás. cuando un gesto de Jessy hizo que mi ya olvidada erección volviese a hacer acto de presencia. imaginando de nuevo la escena. A duras penas pude pasarle a Jessy la fuente con las tortitas. como te decía antes…. Su padre miró el chupón (que es como por aquí lo llamamos) pero. no hubiese tenido mayor efecto en mi de no haber sido porque. Me disponía a continuar no sin antes acordarme de la madre que parió a mi padre (perdón abuela. sigue…. me acababa de dar cuenta de otro detalle. Mi pene estaba a reventar sin ni siquiera tocarlo. Sigue. La verdad es que deseaba que el desayuno acabase pronto. Al recordar la escena del hall. Con semejante erección. Me corrí. dándome una palmada en la espalda que casi me quita el alma. es la mamá de Jessy pero está un poco indispuesta. no podría levantarme de la mesa en todo el día sin que todos los comensales se dieran cuenta. Cuando conocí a Jessy le dolía el culo. Un bobo. Además tenía un serio problema. A Jessy le dolía el trasero. tu padre es como de la familia. ¿No?..me dijo. mi resacosa y limitada inteligencia me brindó una conclusión evidente.. Siguió contándome algo pero yo ya no le hacía el menor caso. Por que almorzarás con nosotros. Como sin duda el cabello suelto le molestaba para desayunar. Sigue. se lo recogió distraídamente el pelo con una goma que llevaba en la muñeca para hacerse un recogido en forma de coleta. Y dijo de nuevo las palabras mágicas… ¡Quiero más! Fue como el “ábrete. Tales pensamientos.

pensé No pasa nada. Pedro está en la habitación de al lado. El zumo me cubrió completamente. Adiós Thomas. por favor. intentando arreglar el desaguisado con una servilleta. volver a Pamplona. En mi huída no entendí lo que Marié desde la recepción intentaba decirme. La ducha fría y yo íbamos a ser buenos amigos durante todo el verano. Tranquila Jessy. Me muero..¡Qué tonta soy!. Reaccioné rápido. Cuando los abrí. De una hamaca se levantó la rubia. proporcionándome de manera “milagrosa” una justificación al desaguisado que había causado la mirada lasciva de una jodida zorra adolescente.y salí atropelladamente del comedor ante la mirada divertida del inefable Viejo Verde Pasé del ascensor. Cabizbajo. Ten cuidado. que no era normal lo que mi cuerpo quería hacerle a un ángel como aquel. No había sabido disimular lo más mínimo. otra vez los dichosos calcetines! Con el calor que hace.Quise morirme de vergüenza. que estaba debajo de una sombrilla degustando una enorme jarra de cerveza. ¡Perdón!. ¡Perdón!. Un diminuto tanga escondía lo menos posible y lentamente .!. Eve! Ven aquí. En cuanto llegué al décimo comprendí que mi lucha era inútil. No podía permitírmelo. subiendo las escaleras corriendo de dos en dos. --------------------------- Cerca del medio día no se me había olvidado mi cita con la familia sueca y comencé a buscarlos. ¡Eve!. Durante los primeros cinco pisos de la subida pensé que debía marcharme. Ven. el hijo de Carlos. no pasa nada. Sólo quería más tortitas. luego nos vemos. voy a cambiarme. ¡Hola Pedrito! Acércate hombre. Pero mira cómo te he puesto. vivaracha se disponía a llenarme el vaso con zumo helado. que te presento a mi mujer. entré a mi habitación y cerré la puerta. Cerré un segundo los ojos intentando restablecerme y pensar una excusa imposible que justificase la mancha en mi pantalón y mi comportamiento. Este es Pedro. ¡La leche. Si me toca. ¡Pero hija…. En el ático reconocí que lo que más deseaba era volver a bajar y verla de nuevo. desbravarme o como se diga. la Jessy de día.pensé mientras me acercaba a una sonriente Thomas. Los encontré en la piscina.dijo Jessy imitando a su padre con otra . Debía huir de aquella criatura desconcertante ante la cual estaba indefenso. ¡Eve. desahogarme. ¡Perdón!. De manera aparentemente casual derribó el contenido del recipiente de manera accidental. La empresa fue fácil. Tenía que desfogarme.dijo mientras se acercaba su manita a mi cuerpo armado con aquella tela. Me levanté como un resorte evitando que aquella preciosidad me tocase. el gerente...exclamó Thomas. levantándose de inmediato. cansado por el esfuerzo y con un intenso aroma a naranja recién exprimida en la entrepierna.

De momento. Jessy. Logré disimular lo mejor posible dadas las circunstancias e intenté mirarla únicamente a la cara. Dios da pan a quien no tiene hambre. ¡Ya empezamos!. mamaba sucias pollas. Ella ni se inmutó. Se podía decir que la disimulaba. De puta madre. Nos dirigimos a nuestras habitaciones para cambiarnos de ropa y quedamos en la puerta del comedor. en la habitación. Es decir.Me había vuelto a olvidar de Teresa. Aunque este no era el caso. La visión de la vestimenta de Jessy todavía me desconcertó más.pensé.se acercó a nosotros. Sus hermosas tetas al aire apuntaban los pezones al cielo. Al igual que me pasó con Marié. Hola Pedro. Bueno. . Ni siquiera había intentado llamarla. Una escena bastante común en las playas españolas. Se notaba que le gustaba mandar. No va a probar el zumo de naranja en todo el verano. El teléfono. déjalo en paz que ya viste lo que pasó la última vez que te acercaste al pobre Pedro. que no resaltaba demasiado su figura. Pensará que paso de ella. Teresa!. Jessy de día todavía no se había acostumbrado a los excesos anales de Jessy de noche. Era la misma persona pero no había nada en común entre las dos versiones de Jessy. y vamos a cambiarnos de ropa. se abría de piernas para que mamá le comiese el coño e incluso bebía la meada de un desconocido hasta la última gota. ¡Tengo hambre! Esta niña es insaciable. en su rostro intuí algo familiar. Es el . mamá e incluso abuela con unas descomunales tetas y barrigudas en un patético top less y a su alrededor.gritó una voz juvenil.pensé. encantada de conocerte. Tu padre nos ha hablado mucho de ti. mientras se colgaba un vestido playero bastante ceñido. ¿Y acaso no es así? Abrí la boca para contestar cuando unas pequeñas manos me taparon los ojos por detrás… -¿Quién soy?. Tanto para el almuerzo como en la cena se exigía pantalón largo para los señores y “vestimenta adecuada” para las mujeres. deliciosas lolitas con finos cuerpos tapadas hasta la barbilla. distraída y recatada. bien pensado. ponte algo encima. Eve se conservaba de vicio. Noté un delicioso cuerpo se pegó a mi espalda como una lapa.dijo Eve. En su rostro las enormes gafas escondían los rastros de los excesos de la noche anterior. Sin importarle lo mas mínimo que todo el personal disfrutase de la visión de sus pechos se acercó a darme la mano y un beso en la mejilla.Jessy. Al acercarse a mí no pude evitar que mi mano sujeta por la suya rozase de manera involuntaria uno de aquellos montículos y pude comprobar claramente la dureza de aquella teta.¿Qué tal está tu madre? ¿Y tu novia? Teresa creo que se llama… ¡Joder. De día aparecía torpe. Todos a almorzar. que nada de comer en ropa de baño. ofrecía su culo sin reparos.regaño Thomas. Miré a Jessy y su bañador bastante recatado. vergonzosa. De noche follaba como una puta. existía una cosa en común entre las dos.

quiero estar más morena. les pedí disculpas ya que tenía que hacer algunas llamadas.dijo Thomas. No podía ser. Abandoné el comedor en busca de mi teléfono móvil. Lo que era una pasada es que fuese él mismo quien se cepillara a la nena a la hora de la siesta. saludé nuevamente a Marié que estaba junto a dos hombres ataviados con turbantes blancos. Difícilmente entendía cómo a un marido no le importaba que su mujer le pusiera los cuernos en la habitación de enfrente. Una vez concluido el ágape. hijo?. Es. Yo iré a la piscina. Había tardado bastantes segundos en darme cuenta de un pequeño detalle. pero no podía atenderme en ese momento.Gran Hotel. La de ella. olvidé algo en mi habitación. Sé que me vio. tanto Eve como Jessy lanzaron una andanada de preguntas a las que yo contestaba lo mejor que podía. La puerta se abrió pero yo no subí. En verdad que seguía muy lento de mente. . La comida fue bastante animada.dijo Eve ¿Más morena? No es posible. sin duda. pero posible. Me dí la vuelta a toda velocidad y corrí desenfrenado hacia mi estancia. Me trataron de manera maravillosa. pero tu mujer es increíble. Caminé por el pasillo con el cuello girado en dirección al ascensor hasta que los perdí de vista y pulsé el botón de llamada.. No daba crédito a lo que estaba pensando. Al entrar en el comedor. Ocupamos una mesa reservada e inmediatamente el camarero nos acercó la carta.la siesta. Si bien era cierto que el papá se iba a echar la siesta y que la nena iba a hacer lo mismo. que de vez en cuando salía en mi ayuda se habrían querido enterar hasta del más insignificante detalle de mi vida. No…. ¡Qué durmáis bien!. no …. Sabían hacerle a un invitado sentirse el centro de la atención y ese es un detalle que gusta.dijo una señora mayor con un sombrero imposible. Pues yo tengo sueño. De no ser por Tom. poco probable. Era posible que se me hubiese caído por algún lado del hotel. Estaba petrificado con el dedo en el botón. no era menos cierto que tanto el papá como la nena se habían metido… en la misma habitación.¿Qué te pasa. Salía de mi habitación en dirección a recepción cuando me crucé con Thomas y Jessy. no te ofendas Thomas. Me parecía imposible que consintiese que varios tíos se tirasen a su hija de manera salvaje. Lo busqué por toda la habitación y no lo encontré. ¿Bajas? No me aclaro con estos chismes… .mentí. Está perfecta Jessy se limitó a bostezar indicando claramente cuál era su preferencia.les dije amablemente ¡Seguro!. querido hijo.me contestó el. vuestro mejor invento. es un tesoro que deberíais patentar y exportar los españoles.

Desde mi posición se divisaba el culo de la ninfa. recogió de nuevo su pelo en una funcional coleta y miró fijamente a la cámara. Lo que veían mis ojos era mejor que cualquier sueño. la va a destrozar… Un pene erecto lo que necesita es una vagina bien lubricada. mirando al techo descansaba Tom. No me conformaba con escuchar detrás de la puerta. sin sacarse un centímetro la verga de su coñito lampiño. fácilmente salvable para un chaval de diecisiete años. Sólo la vida. Mi cabeza no tenía nada que imaginar. de rodillas estaba Jessy también desnuda. Pues claro. Sobre la cama. advertí que el sexo para ella era pura rutina. la mamadora entendió que había que pasar a la siguiente fase. sin prisas ni brusquedades. Eso es lo que tenía entre las piernas Jessy. El centelleo de una espectacular cámara de vídeo situada sobre un trípode indicaba claramente que estaba en posición de grabado. la espalda y la parte de atrás de la rubia cabeza que seguía un movimiento de ascenso y descenso lento pero constante. se colocó encima de su progenitor pero de cara a la cámara y enfrente de la puerta de cristal tras la que yo me asomaba. sexo con amor. que no haya cortinas!. Tom acariciaba la melena de su hija y la acompañaba en su movimiento con delicadeza. fue la propia amazona la que se ensartó el ariete paterno. Me fijé que Thomas tenía un pene acorde con su enorme tamaño. Toma dos: “Rabo de papi en coño de zorrita”. Debía jugármela.me dije mentalmente. ¡Acción!. Asomé la cabeza y comprobé que la función ya había empezado. A Jessy se le veía cómoda con lo que hacía. sin almohada alguna y totalmente desnudo. salido como un mono y con las hormonas a flor de piel. No tenía nada que perder. la terraza. Tranquilamente. con cariño. Después algunos minutos que se me pasaron como un suspiro. Frenético. Creí ver que ella también se estaba masturbando pues una de sus manos se perdía en su entrepierna. Una vez acoplada.Tenía que verlo con mis propios ojos. En definitiva. Lenta pero segura. La melena cubría completamente la cara de la joven. Entre sus piernas abiertas. Las cortinas estaban completamente abiertas. . ¡Eso no le va a caber!. natural. se rueda.supliqué Sin ningún disimulo salté la barrera y agradecí al cielo que por fin mis plegarias fuesen oídas. Admiré por primera vez aquellos pechitos redonditos y sus pezones erectos en todo su esplendor. la acción discurría de manera lenta. ¿cómo no lo pensé antes? Las terrazas de las tres habitaciones estaban separadas por una mampara no muy alta. Entonces nuestras miradas se cruzaron. A diferencia de las pelis porno que solía ver. ¡Por favor. busqué la solución que no encontré la noche anterior.pensé de nuevo. Era imposible no darse cuenta de aquello. Necesitó de algún tiempo y serpenteantes movimientos de cadera para atender aquel falo tal y como se merecía. De vez en cuando. Toma uno: “Zorrita comiendo rabo de papi”. Silencio.

La puta que comía los escupitajos de cualquiera. pero con sus ojos fijos en mí. yo ya había salido de mi escondite y estaba de pié con una mano en el cristal para no caerme desmayado y la otra masturbándome lentamente. En pleno apogeo sexual. Se notaba que tenían toda la experiencia del mundo y estaban. la toma tres no puede ser… . Siguió montando a su padre rítmicamente. El enorme rabo brillante se hendía inmisericorde en la vagina adolescente. La flexibilidad de la joven salida se puso en evidencia en los siguientes minutos. seguro que ya había librado aquella misma batalla muchas veces. sin pestañear. No me lo puedo creer. No solía hacerlo así. Cada vez que ella se insertaba completamente la verga de su progenitor. Podía ver de manera nítida como el tremendo pene salía completamente de su ano y volvía a entrar hasta el fondo. ella me hizo un gesto claro para que me fuera de ahí. Toma tres: “polla de papi en culo de la nena”. Lo cierto es que no estaba seguro de . Sin duda las maniobras digitales de Tom habían abierto el camino pero eso no le quitaba nada de mérito a la chica y a la elasticidad de su esfínter posterior. casi podía sentir como si fuese yo el que estuviera debajo de la chavala. Al sacarlo se distinguió claramente como una mezcla de diferentes jugos caían hasta la cama desde su coñito. De esta manera. La cara de Jessy se empezó a descomponer de puro placer.Ahí estaba de nuevo. Lo era. La puerca que saboreaba el semen de asqueroso taxista frente a mi puerta. La zorra salida que hurgaba en el paquete del cachas. mi mano bajaba por mi pene. pero me había contagiado del ritmo lento y sensual del cabalgar de Jessy. Lo mejor que había visto nunca en materia de sexo. Con la cabeza agachada. Y esta aceptaba el reto con soltura. Eso le había gustado. La muy zorra se la insertó de un golpe. normalmente prefería un movimiento rápido y frenético. Repitió el movimiento tres o cuatro veces y se quedó inmóvil. Toda mi sangre estaba en mi rabo. nunca mejor dicho. muy compenetrados. Thomas la sujetaba de la cintura para que no perdiese el equilibrio. de manera inconsciente. La nena abría todo lo posible para que tanto la cámara como yo no perdiésemos detalle. Sólo con ver el comienzo de la siguiente escena me corrí con toda mi alma y mi lefa se detuvo en el cristal que nos separaba. Sin duda. al parecer no le importaba que mirase pero no quería me viese su papá. Así. Tom gimió sonoramente ante el movimiento seco de la hembra. tal y como lo describieron los hijos de puta de la orgía nocturna. Tom se puso rígido y levantó la cadera con la zorrita encima en un claro síntoma de eyaculación desbocada. Dijo algo entre dientes pero Tom no respondió. La Jessy que suplicaba… ¡Quiero más! Hizo de nuevo acto de presencia. En definitiva. En un momento dado. uno o varios de los dedos buscaban cobijo en el escondite prohibido de la lolita Llegado a ese punto.creo que incluso esto lo dije en alto. Cuando ya no pudo contenerse más. Esplendorosamente viciosa. Aquello fue tremendo. Jessy miró hacia abajo y desenfundó el rabo de su entrepierna. Sucia. si sacar el pene del culo de su hija. una de las manos de él dejó de sujetarla y perdiéndose en el trasero de la ninfa. Me volvió a mirar fijamente esbozando una media sonrisa.

¿Qué pasa. ¡Jessy! Mira.gritó en castellano-Jessy. ven hija mía.que no lo hubiese hecho ya. Sentado en el suelo de la terraza con el pene colgando por la bragueta y el pulso a mil intentaba recuperar el aliento. pero no quise correr el riesgo y salté de nuevo precipitadamente la mampara fronteriza hacia el refugio de mi suite. el cristal está sucio. De vez en cuando. Es una lástima que se haya acabado. sin duda para tomar aire. No importa. ¡Jessy!. Me gusta su sabor. Papi. Papi?. Entre la mampara y la pared había un pequeño hueco que me permitía mirar de manera algo discreta. No me había restablecido aún cuando la puerta de la terraza vecina se abrió y sentí como Thomas salía al balcón. Ni que decir tiene que dejó el vidrio sin una mancha. Thomas seguía desnudo. Mira pequeña. yo lo limpio. Lentamente se arrodilló ante el cristal y recogió con la lengua mi semen derramado.dijo saliendo en pelotas a la terraza. miraba de reojo dónde yo estaba. Y tras una breve pausa volvió a decir: Fin Zarrio01 ¡Quiero más! .