EDUCERE, ARTÍCULOS ARBITRADOS ‡ ISSN: 1316-4910 ‡ AÑO 8, Nº 25, ABRIL - MAYO - JUNIO, 2004 ‡ 181-186 181 DIGNORA

BOADA Y JOSÉ ESCALONA CIEDUC@ULA.VE UNIVERSIDAD DE LOS ANDES ESCUELA DE EDUCACIÓN El origen de la Educación Ambiental en Venezuela se considera como una aportación de los movimientos conservacionistas, dentro de los cuales participaron y siguen participando muchos docentes sensibilizados por la realidad ambiental del país y del globo. Esta tradición se ha visto reflejada en el sistema educativo y sus programas, pudiendo ser percibida en forma explícita o implícita en la mayor parte de los currículos de todos los niveles. Para el nivel de educación inicial (preescolar) su inclusión se hizo desde 1986 con un programa particular, aun cuando, en forma sutil, ha estado presente en los programas pedagógicos propios de este nivel como son la guía práctica y diseño curricular. Palabras clave: Enseñanza, educación, ambiente, currículo, pedagogía y preescolar. Abstract ENVIRONMENTAL PEDAGOGY IN VENEZUELA AND INITIAL EDUCATION Fecha de recepción: 20-03-03 Fecha de aceptación: 17-06-03 PEDAGOGÍA AMBIENTAL EN VENEZUELA Y EDUCACIÓN INICIAL DIGNORA 182 BOADA Y JOSÉ ESCALONA: PEDAGOGÍA AMBIENTAL EN VENEZUELA Y EDUCACIÓN INICIAL hArtículos Introducción acia 1930, con la creación de la Sociedad Venezolana de Ciencias Naturales, comenzó a crecer espontáneamente el movimiento conservacionista venezolano, cuyo objetivo era despertar conciencia sobre la importancia de proteger los recursos naturales mediante la participación social. Tiempo después, el término Educación Ambiental [EA] fue acuñado para definir aquel enfoque socio-naturalista que se abría paso en los sistemas educativos, cuyos primeros antecedentes contemporáneos fueron acuñados en el ³estudio dentro de la naturaleza´ y la ³educación para la conservación´ como mecanismos de la ³educación fuera del aula´ (Pineda, 1993). Todos estos enfoques aparecieron, solapadamente, en los programas escolares desde el siglo XIX y continúan existiendo con sus múltiples imperfecciones, enfoques y derivaciones, quizás, con tres problemas fundamentales: la formación docente, la falta de continuidad

y la persistencia de la no transversalidad en algunos niveles (Mayora, 2002). La EA ha sido enfocada como un proceso integrador, vivencial y vehículo potencial para el desarrollo del currículo, especialmente en educación inicial, expresión, que a los efectos de este escrito, usaremos indistintamente del término educación preescolar, ya que lo consideramos indisolutorios, aunque susceptibles de ser aclarados. Conviene así, comentar que la elucidación del término educación inicial no es tarea fácil, pues requiere acudir a otros conceptos relacionados, como el de infancia, los cuales se prestan a diversas interpretaciones desde cada contexto, y reseñar esa pugna no es el objetivo de este artículo, por lo que solamente brindaremos una visión panorámica del asunto. Precisamente, al hacer referencia a la educación inicial resulta complejo establecer una diferenciación concreta entre ésta y expresiones cercanas como educación preescolar, educación primera o educación infantil. No obstante, en los últimos años todos estos términos se han visto ampliados y entretejidos respecto a épocas previas, en las que mayoritariamente se utilizaba la expresión educación preescolar para definir programas formales llevados a cabo en ambientes escolares y orientados a niñas y niños de edades cercanas al ingreso en la escuela básica (Myers, 2000). Por ello, resulta conveniente delimitar que actualmente la educación inicial es aquel período educativo destinado a niñas y niños en los primeros años de su vida y que se produce fuera del ámbito familiar; conducente a tener en cuenta las diversas modalidades educativas que de ese concepto se desprendan, aclarando que, en algunos casos, se especifica como el nivel anterior a la educación básica, mientras que mayormente se integra con ésta para cubrir todo el período previo de escolaridad obligatoria (Gálvez, 2000). Simplificando, se puede decir que la educación inicial se diferencia en dos tipos principales, en función de su finalidad, y de la edad de niñas y niños que atiende. Así, se considera un primer período, que incluye niñas y niños desde el nacimiento hasta los 4 años, en el que las labores prestadas asumen sobre toda una función social de asistencia; y un segundo período, de mayor interés para nosotros, a los efectos de este artículo, que acoge a los niños a partir de los 4 y hasta los 5 o 6 años. Sin duda, el preescolar, principalmente por su estructura física y la tradición, suele ser considerado erróneamente el primer nivel del sistema educativo, dado que tiene una organización de actividades y contenidos, un régimen de funcionamiento de los centros e, incluso, un horario que lo mimetizan con la escuela básica. Por supuesto, dicha concepción y

diferenciación se hace en función definitoria de cada programa, lo que no significa que en ambos casos no se compartan orientaciones y funciones comunes. Así pues, recordamos que en el marco de las reformas educativas que actualmente adelanta el Ministerio de Educación, Cultura y Deportes el nivel de educación preescolar amplia su radio de acción, actualizando sus concepciones pedagógicas y redimensionando las metodologías de trabajo, pasando a llamarse nivel de educación inicial con las connotaciones que ello produzca (Sánchez, 2003). En todo caso, el enfoque de la EA y de educación inicial, desde su origen, ha sido el de ³aprender haciendo´, lo que requiere la incorporación de aprendizajes en el ambiente mismo, exigiendo una educación realista, holística, integrada, multi e interdisciplinaria. Justamente, dos pioneros de esta forma de educar en Venezuela fueron Simón Rodríguez y Andrés Bello. Este enfoque respeta los derechos de niñas, niños, adultos y todo ser vivo, conduciéndolos a ocupar un lugar en los sistemas de valores ambientales de la humanidad (Cordero y otros, 1997). Estas concepciones despertaron una visión renovadora de quienes creen que la educación infantil es más que la preparación para la vida, es un aspecto significativo de la vida misma. La corriente conservacionista En Venezuela la enseñanza conservacionista supera ampliamente los tres cuartos de siglo, siendo vista, tanto como un proceso para el cambio, como un paradigma de pensamiento que presenta una propuesta de acción para que se adopten posturas críticas y participativas sobre la utilización de los recursos; suponiendo, igualmente, una redimensión en la metodología educativa de cualquier nivel y modalidad, donde se disminuya el espurio interés por la fallecida esencia de los textos y en su lugar se incluya el valor que, para niñas y niños, tiene el contacto con los fenómenos naturales y el acervo cultural (Morantes, 1940). Por tal razón, en la educación inicial, se hace necesario un proceso educativo que descanse sobre la base de un aprendizaje en función de experiencias y contacto directo con la realidad de la historia nacida en la vida popular, del trabajo en equipos y con procedimientos fundamentados en la planificación, acción, observación y reflexión (Cordero y otros, 1997). Así, se puede decir que esta corriente educativa refleja los valores expuestos por las sociedades en términos de intereses, conductas y centra su atención en la calidad del ambiente natural (Freites, 1996). De este modo, la educación conservacionista, busca formar un educador infantil con nuevas concepciones sobre la vida, es decir, que incorpore y defienda los valores morales y los derechos de cada especie

más bien. la del nivel inicial. dentro de un ambiente sentido como propio para establecer una relación empática. la determinación de estrategias ambientalistas adecuadas y factibles para su desarrollo en nuestro contexto. Tales estilos pueden orientarse por: Diversidad de actividades: se deben adoptar diversos estilos de enseñanza dependiendo del grupo de niñas y niños. Así planteado. actitudes y valores. el conocimiento infantil estaría abierto a cuestionamientos y actualizaciones constantes dentro de una panorámica ambiental dinámica donde se propone que los enfoques multi e interdisciplinario deben estar presentes como metodología básica para abordar el contenido ambiental y trabajando sobre temas integradores. de sus necesidades e intereses. Esta es una propuesta hacia la formación docente en el marco del desarrollo sustentable. educativo. entendiéndose como un proyecto para el desarrollo del pensamiento. favoreciendo la dinámica de las estructuras del saber infantil. Dicho de otra forma. en otras palabras. 1993). en la medida que los conocimientos ambientales estén sujetos a indagaciones (Cuevas. no significa un cambio puntual en el trabajo escolar. debe tomar en cuenta estilos de enseñanza que faciliten el desarrollo de habilidades. con el propósito de ubicar a los niños frente a sus propias realidades ambientales (Pineda. debe basarse en problemas ambientales y educativos de nuestro entorno. bajo una concepción sistémica del entorno. especialmente. Creemos firmemente. en el marco de la educación inicial. 1995). Puede decirse. el respeto por otros puntos de vista. en los cuales se estudien y analicen las causas sociales y naturales desde lo local a lo global con una progresión de continuidad.sobre el planeta. que se orienta a comprender la complejidad de interacciones entre el ambiente natural y las actividades económicas. sino. Educación y realidad ambiental La EA venezolana. que el problema actual no es el cuestionamiento del valor de la educación inicial. 1982). sino una transformación sostenible del sistema educativo en el tiempo. que pasa por fortalecer los . la metodología de la EA. de los objetivos que se persigan y de la región que se habite. basándose en la motivación hacia la cooperación. sociales y políticas humanas como condición necesaria para el mejoramiento de la calidad de vida (Bellorín. económico y social justifican sobradamente la atención a este nivel de la enseñanza. Los argumentos de carácter psicológico. la discusión de ideas y el desarrollo de habilidades de comunicación. que de las diferentes funciones que la educación inicial puede cumplir en el desarrollo sostenible de la sociedad venezolana se deriva un reconocimiento cada vez mayor de su importancia.

Muchos docentes creen que las diferencias en los estilos de enseñanza de las distintas áreas de trabajo impiden el estudio integral del ambiente. Los programas y el sistema educativo Los programas de la EA tienen que ver con diversas disciplinas o. por los demás y por el ambiente. existía solapadamente desde hacia mucho tiempo±.principios de solidaridad. artesanos. organizando encuentros entre la comunidad y la institución escolar a fin de fortalecer todos los vínculos sociales en una comunidad integralmente organizada. la interpretación y evaluación de información ambiental. bajo un estilo de enseñanza que implica niñas y niños involucrados en su propio aprendizaje. pueden nacer de los manuales ni guías de trabajo orientadas a los maestros. es tan importante la visión del Estado en su función docente y la participación de las comunidades en el proceso educativo. Así. el cuestionamiento. (Bellorín. luego de la inclusión de esta actividad educativa en el VI Plan de la Nación como labor destinada a modificar actitudes y valores en el camino de lograr una conducta positiva de la sociedad venezolana hacia el medio (MARNR. Tales concepciones comenzaron a cambiar a mediados de la década de los 80. explorar diferentes puntos de vista. lo cual aumenta su propia motivación y les ayuda a tomar responsabilidad por sus acciones. con áreas de trabajo planteadas en su currículo. Solución de problemas: la participación le permite a niños y niñas desarrollar la capacidad de diálogo como modo de aclarar sus propias opiniones. organizando y planificando su trabajo. Por ello. 1986). 1996). respetar las ajenas. amor y responsabilidad por sí mismos. siendo fuente inagotable de conocimientos. la indagación fenomenológica. 1996. Rebolledo y Ovalles. mecánicos. se medran en el seno mismo de la formación inicial y continua de la red docente. bomberos. además. teniendo como centro de interés las relaciones transversales que se establecen a través de los diferentes bloques de contenidos y actividades. mediante la experiencia directa. Estas diferencias suelen reflejar los métodos de cada docente con relación a la manera de desarrollar la comprensión y las habilidades cognitivas en niñas y niños. que los estilos. permite sentar las bases para el desarrollo de actividades concretas hacia el ambiente. para nada. Nuestra experiencia dice. Interrelación comunitaria: se debe incorporar a padres y representantes. cuerpos de seguridad. etc. partiendo de que el trabajo realizado debe estar organizado para motivar el análisis. la incorporación formal de la EA en nuestro sistema educativo ±insistimos. se llevó definitivamente a cabo a . en el caso de la educación inicial..

1991). tomando en cuenta el proceso de descentralización. 2001). siendo considerado no sólo el local de trabajo y los recursos didácticos. actualizado entre 1995 y 1996 y actualmente se encuentra en aplicación. evidenciándose una marcada ausencia de programación integrada entre los docentes y la falta de incorporación de estrategias metodológicas basadas en la acción y el análisis de los contenidos ambientales (González. 1991). desarrollen su sentido crítico. por lo que se comenzó un nuevo proceso interministerial de capacitación docente. no olvida a la comunidad. Por otro lado. a la cual incorpora . el lugar donde interactúan elementos naturales y sociales (MARNR. la evaluación tuvo como propósito conocer los vacíos existentes y fundamentar una nueva propuesta para la inserción de la EA en las áreas de trabajo correspondientes a este nivel educativo. aunque es de hacer notar que lamentablemente es poco conocido (Boada y otros. niñas y niños. para elaborar propuestas nacionales contentivas de fundamentos de áreas. Con todo esto. que sustituyera la de 1986. Para el caso específico del nivel preescolar. sino también. de igual forma.través de programas pilotos en la región central en el año 1986 como resultado de una evaluación llevada a cabo por el Ministerio de Educación y MARNR. por medio de la acción. adquieran habilidades y destrezas. El programa ambiental para preescolar está organizado sobre cuatro objetivos básicos con los cuales se pretende realizar acciones que permitan un armonioso desarrollo de niñas y niños al interactuar con su ambiente inmediato. disfruten plenamente su ambiente. Esto originó una importante necesidad de formación docente en el enfoque ambiental. Estos objetivos persiguen que. Este programa fue iniciado en 1991. en la que se apreció la ausencia de una descripción metodológica que abordara el enfoque ambiental en los manuales de orientación y planificación docente. conozcan suambiente. objetivos y bloques de contenidos a fin de orientar al diseño de± ³Programas Regionales´ dirigidos a una institución escolar educativo venezolano. han sido consideradas reconociendo los principios biopsicológicos que caracterizan el desarrollo evolutivo del niño en su permanente interacción con su ambiente. el Ministerio de Educación realizó otra revisión curricular a finales de los 80. y que fue traducida finalmente en la validación del segundo ³Programa de Educación Ambiental para el Nivel de Preescolar´ (MARNR. protegiéndolo y conservándolo. al cual se unieron posteriormente el CENAMEC. el programa incorpora a la familia por considerar que en el hogar están las bases de la formación del niño. Las orientaciones contenidas en el programa. las Direcciones Regionales Educativas y las Universidades. 1996).

atendiendo a la denominación Área Ambiental y Turismo. entre otras cosas. los sociales. En el caso especial del estado Mérida resulta importante mencionar el diseño de un Programa de Estudio para el Área Ambiente y Turismo en la Primera Etapa de Educación Básica. fundamentada en la estructura del Estado venezolano. en la propia Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. Ambiente integral. El programa constituye un aliento importantepara los futuros diseños en el Nivel Preescolar o Inicial regional y su organización pretende. e incluyendo las manifestaciones culturales. teniendo como énfasis el desarrollo de las estructuras cognitivas y psicomotoras propias de la evolución humana. convenios interministeriales.partiendo de sugerencias puntuales de interacción con el preescolar. decretos. científicas y actividades de mantenimiento en la comunidad.´conducente a una evolución plena de la personalidad en el logro de un futuro adulto participativo. el cual es concebido como la posibilidad de integrar la conciencia ciudadana con una concepción global del ambiente. la cual forma parte de los principales componentes curriculares de este nivel y contiene un conjunto de experiencias básicas de aprendizajes. tomando en cuenta las necesidades e intereses de niñas y niños en función de su desarrollo psicoevolutivo y del ambiente en que se . La creación e implementación de este programa en educación inicial se sustenta en principios como:´Desarrollo integral. en documentos como las Leyes Orgánicas de Educación y Ambiente. estructurándola en cuatro bloques de contenidos: Ambiente. ahora. Normativa Legal. compartiendo proyectos comunitarios. Espacio geográfico. Para esto. experiencias artísticas. tomando todos los elementos componentes del ámbito natural. entendiendo éste como un sistema complejo de interrelaciones en el que el ser humano cumple un papel trascendente (Álvarez y otros. pretendiendo ayudar a niñas y niños con sus conocimientos y destrezas. en el que la relación familiacomunidad-escuela es vista como un proceso interactivo que evita la fragmentación del aprendizaje infantil. Currículo actual en preescolar y nuevos enfoques Una de las herramientas utilizadas por el docente en el desarrollo de la EA para este nivel es la ³Guía Práctica de Actividades para Niños Preescolares´. ordenanzas y. que el niño de la escuela básica conozca y comprenda la ³Dinámica del Ambiente´ y sus relaciones con la ³Actividad turística´. se hizo necesario adaptar y contextualizar el programa a los actuales requerimientos estructurales del ³Curricular Básico Nacional´. 1998). interiorizando el ambiente como el resultado de los fenómenos naturales y las acciones humanas. Tiempo Histórico y Turismo.

participación en la transformación de materiales de desecho en materiales de trabajo y en creaciones artísticas e. debe soslayar la tradicional concepción parcelada para integrarse como Dimensión Ambiental dentro y fuera del local de trabajo escolar. desde la infancia. un área no es suficiente y su existencia es solo una orientación para el trabajo y no una norma a ser vista como camisa de fuerza. en éste se parte de un concepto fundamental en el que niñas y niños puedan autovalorarse. en el nuevo enfoque del proceso educativo. no obstante. con los materiales y con la comunidad. existe un área destinada a promover las bases de una actitud conservacionista a través de la interacción con animales. 1998). facilitándoles procesos de aprendizajes y sentando las bases de lo que posteriormente contribuirá al desarrollo de posibles actitudes sociales y científicas en el orden conservacionista (Ministerio de Educación. es necesario entender que la EA. La educación inicial debe ser vista como el pilar donde se apoya el resto de los niveles educativos cuyos éxitos son los que garantizan el desarrollo sostenible del país. en su trabajo diario. Otro eje orientador que el docente utiliza en pro de la conciencia ambientalista es el ³Diseño Curricular de Preescolar´. iniciando así. plantas y minerales. los cuales realizan funciones de facilitadores del aprendizaje (Ruiz y Sánchez. Es así como. permitiendo al docente aprovechar la curiosidad e interés nato de niñas y niños. niños y niñas interactúan con el ambiente por medio de la realización de actividades como: paseos. Este nivel es clave en el . con una alta autoestima. y si ella fracasa. que la educación inicial debe ser fundamentalmente ambientalista. la inclusión de una concepción ambiental integral (Ministerio de Educación. incorporando también. cuidado de seres vivos. de niñas y niños con el docente. visitas y excursiones. Por ello. Aquí. exploración y descubrimiento de fenómenos naturales y procesos vitales a través de la interacción compleja y variada entre niños. se busca desarrollar la sensibilidad hacia la conservación del ambiente por razón de la observación. 1992). cabe destacar que en todas las áreas deben promoverse las concepciones ambientalistas. igualmente. No cabe duda. debido a que. un cuerpo de sugerencias dirigidas a los docentes y adultos que rodean al niño. en este nivel.desenvuelven. mediante la comprensión de la importancia que estos tienen para la humanidad. brindando a los infantes oportunidades de tener experiencias directas que les permitan integrarse constructivamente a su ambiente. el sistema corre un gran riesgo. Así. en la exploración del mundo fuera del local formal de trabajo. 1994).

ula. posiblemente.saber. En este trabajo se analiza el contenido del libro de texto de Ciencias Naturales de quinto grado de primaria y realizamos . ofreciendo al docente oportunidades brillantes para facilitar eficazmente el proceso de aprendizaje infantil en el camino de lograr el desarrollo de habilidades cognitivas. una conveniente orientación. socioemocionales y de lenguaje. debido a que en los primeros años de vida del niño es cuando se establecen las bases de la personalidad y la inteligencia. Las primeras experiencias son decisivas y cualquier tipo de inapropiada intervención tendrá su impacto negativo. a que no logramos tener conciencia y actitud de respeto hacia la naturaleza. Así pues. México / jcruz@ecosur. México / adcastro@ecosur. el desarrollo de habilidades de pensamiento.proceso de formación del ser humano. destrezas y la autoformación de un código de comportamiento concerniente a la calidad de vida. psicomotoras.pdf Educar con ética y valores ambientales para conservar la naturaleza Adriana de Cas tro Cuéllar El Colegio de la Frontera Sur. por el contrario. así como también. y. como defensores de la paz y como constructores de un presente que será futuro. permitirá una formación más duradera que deberá ser reforzada en el transcurso de la vida. advertida como dimensión integral.mx Jorge Luis Cruz Burguete El Colegio de la Frontera Sur. La EA. las relaciones sociales y la problemática ambiental con sus causas y efectos. debe comenzar desde el nivel inicial dado que en niñas y niños debe inspirarse su deber como protectores activos del medio que les rodea.mx Lorena Ruiz-Montoya Resumen: Pese a los esfuerzos por conservar los recursos naturales no se ha podido frenar el deterioro ambiental. debido. La enseñanza de valores ambientales desde la infancia es una forma de generar cambios de visión y de apreciación de la naturaleza.ve/bitstream/123456789/19873/2/articulo6 . http://www. la EA presentada con visión transversal en el currículo de educación inicial involucra la capacitación holística del niño.

1 Este trabajo fue financiado por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt). contaminación de mares y ríos y el agotamiento de los recursos pesqueros (Demo et al. 1997).. es ineficiente para promover valores ambientales en los niños como el respeto a la flora y fauna. y el manejo responsable del agua y desechos. sinembargo. actitudes. Aunque es ampliamente conocido que la extinción de los seres vivos es un proceso nat u ral. Desde las últimas décadas estos fenómenos han adquirido gran importancia en las agen das de todas las naciones y organismos internacionales. efecto invernadero. 2006). Palabras clave: educación ambiental. coincidiendo en que es imperativo tomar conciencia de esta problemática ambiental (Kinne. Contexto sociopolítico y económico ac tual de la conservación biológica1 La cri sis ambiental del presente se caracteriza por la aparición de fenómenos de escala mundial como el cambio climático. Para alcanzar esta conciencia ecológica es importante que los gobiernos lo cales se involucren. Chiapas... y por el Posgrado . Pese a los esfuerzos de conservación no se han logrado disminuir los problemas ambientales. en la actualidad está ocurriendo a una tasa inusual. deforestación y desertificación. y verificar si el niño expresa dichos valores. las características particulares y la identidad cultural de la región (Agnieszka et al. incluyendo la humana (Kinne. El contenido del programa oficial y sus ejecuciones aportan información valiosa sobre la problemática ambiental. a través de la beca de posgrado otorgada a ACC (Registro 193810). conciencia. como consecuencia de las actividades de los seres humanos (Stu art et al. tanto por parte de estudiosos como de ciudadanos. y los programas de educación básica estén definidos con base en las prioridades.observaciones sobre la conducta de alumnos de este grado en dos escuelas de San Cristóbal de las Casas. Stu art et al. 1999. incluyendo las de los científicos. aparición de plagas por ciertas prácticas agropecuarias. Mejía. por ello este tema ha adquirido relevancia. conductas. Tillman. 2005). valores. 1997. 2000). agotamiento de las aguas subterráneas. quienes advierten que el deterioro ambiental pone en riesgo la supervivencia de innumerables especies. adelgazamiento de la capa de ozono y pérdida de biodiversidad. 2000. 2000). en múltiples especies. Se les entrevistó y pidió que respondieran un cuestionario para identificar si los contenidos del libro de texto ofrecen una enseñanza de valores éticos-ambientales. y otros más focalizados como degradación de tierras..

cambiar nuestra actitud y generar un pensamiento distinto en la humanidad. 1997. cultura e ideología. el cual se encuentra en el Informe Brundtland (1988). destaca la visión del desarrollo sostenible. las calles. a las escuelas primarias públicas participantes de la ciudad de San Cristóbal de las Casas. la fascinación por la diversidad . así como al Sistema Bibliotecario de ECOSUR. donde se incluye una crisis ecológica con efectos a escala planetaria. por todas las facilidades otorgadas. 2001. la benevolencia de plantas y animales. Mejía. Sin embargo. 1997. religión. Foladori. 2003. Novo. y a todas las niñas y niños involucrados que colaboraron para la realización del trabajo de campo. para enfrentar el grave deterioro ambiental mundial (Kinne. Leff. 2006). Agradecemos a las supervisiones escolares de la Secretaría de Educación Pública (SEP). es inevitable agregar nuevos temas de de bate. Gracias al Duncan Golicher por sus comentarios y sugerencias a una versión previa. que se propone como objetivo básico disminuir el impacto ambiental negativo y promover el bienestar del ser humano. Chiapas. reconociendo una conciencia de especie con una identidad más allá de la raza. clase económica-so cial. el respeto a la vida en cualquiera de sus manifestaciones. pueden mencionarse el reconocimiento más pro fun do de la codependencia con la naturaleza. 1997. a la Secretaría Estatal de Chiapas. Toledo. Sosa.de ECOSUR a través del Programa de Apoyo de Tesis de Maestría (PATM). En el Quinto Programa de Acción Medioambiental de la Comisión Económica Europea (CEE) se retoma el concepto de desarrollo sostenible. han venido surgiendo algunas perspectivas teóricas que pretenden influir en las acciones de todos los gobiernos. Reyes. la admiración por la generosidad de la Tierra. nacionalidad. 2000a. particularmente a Nancy Zamora por su valioso apoyo por la búsqueda de información. 2002. que debería hacernos repensar y reflexionar críticamente. 1995). 1997. Así. y se le de fine como el que satisface las necesidades de la generación presente sin comprometer las capacidades de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades (Bermejo. los parques y escuelas no se puede dejar de preguntar: ¿Qué hacer para tomar conciencia del respeto que merece la naturaleza? ¿Cómo fomentar valores que fueron parte de antiguas civilizaciones donde prevalecía el respeto y admiración a los elementos naturales? En tre otros. Ética y valores en la educación Al observar los mercados. Rozzi. como la presencia de una ³crisis en la civilización´.

su cultura (Turner et al. está ubicado en un sitio y entorno ambiental determinado. Además. este conocimiento ecológico tradicional. 2001. se fortaleció con el establecimiento de la propiedad privada que privilegia el interés in di vid ual por sobre el interés colectivo. s/a). La actitud de lais sez-faire (dejar hacer lo que se quiera) está basada en la concepción de que hay recursos naturales ilimitados para servir a los seres humanos. Hay evidencias de que varios pueblos indígenas tienen interés en conocer las causas del deterioro ambiental y las consecuencias que ponen en riesgo su manera de vivir y. a su vez. 2007).. por lo cual esta manera . La ética ambiental presenta distintos matices filosóficos respecto al modo de relacionarse con la naturaleza. 2001). 2001). 2002). se destacó una conclusión contundente: es imprescindible impulsar la ética y los valores humanos como justicia. se trata de mantener las especies biológicas. y al mismo tiempo impulsar procesos o mecanismos que satisfagan las necesidades de los humanos (Kinne. du rante el foro llevado a cabo en Lyon. solidaridad. en consecuencia. el cual ha prevalecido ampliamente hasta fines del siglo XIX (Rozzi. 2001). En el año 2002. podría amortiguar algunos efectos negativos del proceso de globalización (Shaileshkumar y Gardner. algunos en franca contraposición. 1997). y transmitido a través de la socialización (Chantita y Leimer.. Esta concepción sobre el uso ilimitado de la naturaleza trajo como consecuencia una explotación irracional de los recursos naturales generando un rápido y extenso deterioro ambiental. 2007. lo cual demuestra la existencia de más de una ³ética´ que rige a todos por igual. por definición. protección al ambiente. Shepardson et al. y procura el bienestar de ambas. esta ética plantea que la crisis ambiental demanda un cuestionamiento acerca de los modos en que habitamos y conocemos el mundo (Rozzi.ecológica y la humildad ante la majestuosidad de los paisajes y recursos naturales. igualdad. La noción que los nativos poseen de los recursos ecológicos de su entorno son parte de un conocimiento ecológico implícito ubicado dentro de un contexto cul tural y fa mil iar. Di a logues Pour la Terre. La ética ambiental concierne a las sociedades humanas condicionando su relación con la naturaleza e impacto sobre la misma. Turner et al. tolerancia. Francia ³Globalisation Sus tain able De vel op ment: Is Eth ics the Miss ing Link?´ (Earth Di a logues. Se difundió con los conquistadores y colonos europeos. paz y derechos humanos. y. asimismo. y. Para solucionar la cri sis ambiental.. por ende.

el problema consiste en el insuficiente número de per so nas que viven de acuerdo con principios éticos (Kinne.. La ética ambiental se basa en elementos como el respeto y solidaridad. 2001). un depósito de recursos al servicio del hom bre con un valor utilitario desde fines del siglo XIX. Finalmente. Turner et al. 2007).. 2005. 1997. pues integra el bienestar so cial con la conservación de la diversidad biológica y cultural. 2006). el valor está centrado en el beneficio de los seres humanos. 2001. 1997. concibiendo a la Tierra como un espacio vi tal que hemos de compartir con responsabilidad para conservarla (Kinne. reemplazada por otros enfoques. la naturaleza es vista como una producción buena para el consumo. sino en términos de ³ser .. 2001. 1998)... por eso se privilegia a las especies biológicas y se excluye al ser humano de muchas áreas naturales (Rozzi. Rozzi. 2001. quien invita a establecer una nueva forma de relación con la naturaleza: en lugar de ver al planeta como un bien que nos pertenece.. Kostas et al. Kostas et al. 2003.de tomar lo que se quiere sin restricción alguna fue. pues más que requerirse una ética nueva. Mejía. 2001). 1997. 2001. Shepardson et al. 2007. cabe mencionar el enfoque ecosocial o biocultural. Turner et al.. Esa ética fue cobrando fuerza desde mediados del siglo XX con la ética de la Tierra formulada por Aldo Leopold (1949). aparentemente. La ética biocéntrica plantea que la biodiversidad tiene un valor intrínseco. la perspectiva ecocéntrica estima que los seres humanos son considerados como componentes de los ecosistemas y otorga un valor moral a las especies que constituyen las comunidades biológicas. Turner et al. Shepardson et al. 2003. 2001. En cambio. La visión antropocéntrica trata sobre el manejo racional de los recursos naturales por un mayor número de per so nas du rante el máximo tiempo posible. incluyendo al homo sapiens. Fernández-Manzanal et al. En esta discusión también es importante recordar a filósofos como Passmore. Agnieszka et al. Reflexionar sobre esta ética implica pensar el problema no en términos de ³hom bre-naturaleza´.. 1997. se debería pensar en la Tierra como una comunidad a la que pertenecemos (Kinne. 2007). Esta visión puede observarse parcialmente en lo que el Informe Bruntland (1988) señala como noción de desarrollo sustentable (Kinne. Turner et al. Rozzi. 2001. Es una perspectiva muy parecida a la que los nativos del continente americano han tenido por miles de años y todavía está arraigada a su cultura (Rozzi. Frankena y Shrader-Frechette. 2007. quienes reflexionaron sobre un punto primordial. Callicot.. Por lo tanto. Fernández-Manzanal et al...

así como suscitar y desarrollar en el niño un cierto número de estados físicos. 2000. desde las orientaciones científicas y tecnológicas. 2007). Revisar y analizar los contenidos. Kostas et al. Fernández-Manzanal et al. Para expresar y sostener valores que generen nuevas actitudes de los seres humanos para con la naturaleza. Fernández-Manzanal et al. 1993. 1997. 2000. lo cual supone examinar nuestra jerarquía de preferencias. La institución educativa es reconocida como formadora de valores en la sociedad y.. 2006. Sirmo et al.humano en la naturaleza´. 2007). creencias mo rales y comportamientos (Hart. Sirmo et al. Los contenidos y formas de abordar la educación tienen inevitablemente un conjunto de principios éticos característicos (Fernández. convicciones. 2000. crítico. La ética ambiental y la conciencia ecológica inician cuando los seres humanos nos reconocemos como especie. Ap ple en González. como las mercadotécnicas. Shepardson et al. si él mismo es producto de un modelo educativo? Jean Piaget afirmó que la ética no puede enseñarse como una asignatura más. económicas y socioculturales. sino que debe abordarse desde cualquiera de las áreas del conocimiento que se instruye. incluyendo las morales (Kinne.. al igual que la familia. 2007.. 2006.. Mejía. Savater. y se esperaría que se respaldara con las actitudes de los mae stros y su relación con los alumnos (Savater. 2007). Sin embargo.. es preciso que . Con esta perspectiva ética hay que revisar la dirección y sentido de las actividades humanas. 2000). 2005. habría que preguntarse: ¿hasta dónde el maestro puede asumir una actitud crítica. De acuerdo con lo an te rior. Fernández-Manzanal et al. Sosa. formando parte de la naturaleza.. ante todo. 2003. intelectuales y mo rales que le exigen tanto la sociedad como el medio ambiente específico al que está especialmente destinado (Durkheim en Savater.. 2003. y reflexionamos que nuestras acciones tienen un efecto sobre otras especies (Kinne. 1997. 1998). 1978. Kostas et al.. conocimientos y opiniones que recibe en su entorno académico y so cial (Savater. incide en la reproducción o transformación de actitudes. Quien pretenda ser educador deberá ser. sino que las propias referencias y actitudes personales de los mae stros son determinantes en este proceso educativo. Kinne. 2006). 1997. Agnieszka et al. Quienes nos dedicamos a la educación nos preguntamos: ¿Para qué se educa? Educamos para satisfacer una demanda que responde a estereotipos personales y sociales que se desean legar a futuras generaciones. se de duce que no sólo incumbe a los niños el aprendizaje de la ética. 1997)..

1997). 2001. Políticas de educación ambiental internacionales y su influencia en México En 1948 la UNESCO analiza el contenido de los temas ambientales en el ámbito escolar. 1996). 1997. En los países nórdicos el tema del ambiente se enfoca tanto en los aspectos físicos como sociales. se le conciba puramente como un depósito de ³recursos naturales´. culturales. Desafortunadamente este conocimiento se va perdiendo. Desde fina les de los sesenta estas experiencias inician con un fuerte tinte conservacionista. Leff. Agnieszka et al.. En México.cada per sona: 1) sea solidaria con el planeta. s/a). privilegiar los derechos colectivos ante los derechos privados. 1997. 2000b. y se recomienda que el estudio del medio empiece en el entorno inmediato (González. Turner et al. 2001. Shaileshkumar y Gardner. donde se . 2005.. campesinas y urbanas. Suecia. En el análisis ético ambiental es imperativo reconocer el sa ver ancestral en la relación y aprovechamiento del ambiente.. Del mismo modo. y 3) considere el sentido del ser an tes que el valor de tener (Kinne. 2) vea el bien común fundado en la gestión colectiva de los bienes comunes de la humanidad. Esto significa que además del ser humano existen miles de especiesdel reino vegetal o animal que viven. esto es. las políticas nacionales retoman los propósitos de la educación ambiental de la Conferencia de las Naciones Unidas celebrada en Estocolmo. comparten y dependen de la naturaleza para su permanencia en el tiempo (Kinne. económicos. Escandinavia y Francia son pioneros de este movimiento. en 1972. lo cual significa que la memoria colectiva se erosiona inexorablemente por ignorancia o desprecio (Reyes. 2003). Mejía. que intenta coordinar las actividades. pues los seres humanos no somos los únicos consumidores de recursos ni podemos tener una visión exclusivamente utilitaria de otros seres vivos (Kinne. es ilustrativo difundir las actitudes positivas hacia el medio ambiente de las sociedades indígenas. Este movimiento dio origen a organismos institucionales como el Coun cil for En vi ron mental Education en el Reino Unido. El Reino Unido. 2006). Agnieszka et al. No es posible que cuando nos referimos a la ³naturaleza´. Mejía. 2006). 2005. ya que puede favorecer el bienestar social y la conservación de la diversidad biológica y cultural (Rozzi. impulsado por la creciente conciencia del deterioro ambiental. las innovaciones fueron viajes de campo y otras actividades que propiciaban el contacto con la naturaleza.

adquieren los conocimientos. celebrado en Munich. se hace un balance importante de muchas experiencias y logros de estas naciones. URSS en 1977. La Declaración de Dublín y el Consejo de Ministros de Educación de la Comunidad Europea en 1992 recomiendan una perspectiva interdisciplinaria y vincular a los centros de enseñanza con la comunidad lo cal. actitudes y valores (Rico. González. individual y colectivamente. se desarrollaron en el país proyectos orientados a fortalecer los aspectos ambientales dentro de la currícula oficial (González. Durante esta década. la voluntad que les permitirá actuar. las competencias.enfatiza a la educación como base de la política ambiental. que establecieron pautas de acción y prioridades para el fu turo. En su Tratado de Educación Ambiental para las Sociedades Sustentables y Responsables afirma que la educación ambiental: Es un proceso de aprendizaje permanente basado en el respeto a todas las formas de vida [«] tal educación afirma valores y acciones que contribuyen a la transformación humana y social y a la preservación ecológica. la cual concibe a la educación ambiental como: Un proceso permanente en el que los individuos y la colectividad toman conciencia de su entorno. 1996: 27). El Simposio Internacional de Educación Ambiental. la diversidad y particularidades de su región (González. México. se publica en Frank furt la Carta Europea sobre el Medio Ambiente y Salud. la experiencia. Ese mismo año en la Reunión de Río y el Global Fo rum nuevamente se resalta adoptar nuevas actitudes y comportamientos ambientales colectivos e individuales. que incluye asuntos de política gen eral y acción ciudadana. En 1989. 1996). 1992). Canadá y Australia estener un enfoque demasiado centrado en la conservación de la naturaleza (green environment). En los últimos años. en esta última se redunda en la participación. y la Conferencia Internacional de Moscú en 1987 derivaron en la propuesta para la década de 1990. 1992: 9). y los Postulados de Tbilisi. una de las características que la educación ambiental ha adquirido en Europa. Georgia. en el Congreso Iberoamericano de Educación Ambiental celebrado en la ciudad de Guadalajara. Ella estimula la formación de sociedades socialmente justas y ecológicamente equilibradas. donde . los valores. en gen eral. A finales de 1992. 1993. en Rico. para resolver los problemas actuales y futuros del medio ambiente (Congreso Internacional de Moscú. 1996). Estados Unidos. que conserven en tre sí una relación de interdependencia y diversidad (González.

2007).. Kostas et al... 2007.se aprecia la división que se establece en tre la ecología y la dimensión sociocultural. Vijaya et al. FernándezManzanal et al. 2006. Sirmo et al. fascinación. 2005. Aivazidis et al. La literatura sugiere una correlación de moderada a fuerte entre el conocimiento ambiental y las actitudes de los alumnos que participan en programas de educación ambiental por un lapso de varias semanas. 2003.. hasta ofrecer nuestras reverencias por la naturaleza. 2006. es ineludible tener benevolencia. 2006. González y da Silveira. 2007. Shepardson et al. Sirmo et al. Strain. esta educación debe ir más allá de la información teórica. ¿por qué no?. 1978..... Chantita y Leimer. 1996. Kostas et al. La sociedad debe tener información suficiente para entender el problema y al mismo tiempo colaborar con los profesionales en la aplicación de las soluciones. es necesario impulsar cambios de actitud y promover en el alumno la toma de conciencia (Hart.. Esta información detallada sobre la ecología podría contribuir a una posible solución de la problemática ambiental. Agnieska et al. ³entender el problema implica adquirir conocimientos no sólo de incendios sino de ecología [«] y potenciar el conocimiento de la naturaleza desde un punto de vista más realista y no tan idílico´ (Galán et al. 2003. 2007. Un objetivo de la educación ambiental es transmitir conocimientos. Múltiples investigaciones apuntan que si estos programas educativos son dirigidos desde una edad temprana favorecen el incremento de actitudes positivas y. en su conducta hacia el medio (Hart. el desarrollo de la educación ambiental será posible si se consigue un pro fun do cambio en el sistema educativo oficial que ³replantee desde los fines hasta los contenidos y la metodología de sus enseñanzas. sin embargo. Aivazidis et al. Fernández-Manzanal et al.. Sin em bargo. interacción creadora que redefina el tipo de per sona que . González. 1997). Shepardson et al.. capacitar y fomentar acciones ciudadanas para proteger el ambiente. y que es necesario respetar la flora y la fauna. particularmente lo cal (Agnieszka et al. 1997. humildad y.. 1978. 2005).. No basta con admirarla. 2008). 2003:1). 2006. 2007... 2003. 1997. Para este fin existen valores que deberían enseñarse como: reconocer que somos parte y codependemos de la naturaleza (Kinne. Esta perspectiva está influyendo en México y dificulta que la educación ambiental tenga un enfoque articulado con las problemáticas económicas y patrones socioculturales lo cales. por lo tanto. Galán et al.

En San Cristóbal hay un promedio de 127 escuelas primarias federales y estatales (Sirmo et al. generación de desechos sólidos y orgánicos en cantidades preocupantes. editados por la Secretaría de Educación Pública. Después de recorrer el área urbana y observar que se repiten los patrones educativos en gen eral. además se entrevistó a los niños y se les pidió que contestaran preguntas que permitieran revelar los valores éticos ambientales que les han sido inculcados dentro y fuera de la escuela. se tomó la decisión de seleccionar dos escuelas públicas. 2003. 1997).queremos formar y los escenarios futuros que deseamos a la humanidad´ (González. 2006).. y sin previsión de su manejo. Metodología Delimitación del universo de estudio El presente trabajo se desarrolló en la ciudad de San Cristóbal de las Casas. Escabecera municipal y presta servicios sobre todo de turismo en la región de Los Al tos. 2006). una estatal y otra fed eral como muestra de los procesos de enseñanza-aprendizaje lo cales y representativas del sistema educativo de la entidad.. Los problemas ecológicos que se presentan en esta ciudad son los mismos que se observan en la mayoría de las ciudades mexicanas: escasez y contaminación del agua. 1997. Posteriormente se eligieron dos escuelas primarias de San Cristóbal de las Casas. En la presente investigación buscamos re sponder la pregunta: ¿qué tan efectiva ha sido la educación ambiental en el ámbito de la educación elemental formal en el fomento de valores ambientales? Para responderla se analizó y se hizo una categorización y clasificación de los valores y contenidos en el libro de texto de Ciencias Naturales de quinto grado de primaria. Sirmo et al. 1996: 14). lo cual sugiere una falta de conciencia ecológica o ética de la ciudadanía en general. Kostas et al. Además. y de las actividades de enseñanza propuestas en la guía del maestro. una de carácter estatal y otra fed eral.. debido a la relevancia que tiene la presencia indígena y por su tradición en la etapa colonial. entre otros (Chanona. por eso la información que se recabó en dichas escuelas a través de encuestas y entrevistas permite contestar la pregunta de investigación: ¿qué tan efectiva ha sido la . En cada una se observó el comportamiento de uno de los grupos de quinto grado (González y da Silveira. pérdida continua de áreas boscosas o naturales. una de las más importantes del estado de Chiapas. los conflictos sociales y religiosos del estado han traído como consecuencia una fuerte tendencia al crecimiento poblacional en San Cristóbal. crecimiento de los asentamientos urbanos desordenados.

.educación ambiental en el ámbito de la educación elemental formal en el fomento de valores ambientales? Las dos escuelas están ubicadas en barrios distantes del centro de la ciudad.. 1997. que. Consistió en prestar atención a la clase de Ciencias Naturales. del agua. se observó el espacio so cial y el medio ambiente que rodea a la escuela y a los actores que en ella se desenvuelven. Sirmo et al. contenidos. Estos datos ayudaron a tener información para inferir la visión o los valores éticos ambientales que los niños expresan en un ambiente derelativa libertad. Galán et al. alumnos. para que con esos materiales se evaluaran las contradicciones básicas que pudieran existir entre el discurso. relativamente cerca una de otra e imparten clases en el turno matutino. Chantita y Leimer. Se entrevistó a todos los alumnos de forma individual y privada. Se eligió trabajar con estudiantes de 11 años en promedio que cursan en quinto año. Es un entorno donde interactúan cotidianamente profesores. Otra aproximación al conocimiento y valores éticos ambientales de los niños fue a través de entrevistas semiestructuradas. Las preguntas estuvieron diseñadas para conocer lo que entienden y opinan respecto al deterioro ambiental del planeta y su localidad. metodologías de la educación ambiental y las reflexiones en torno a las actitudes o conductas de ellos mismos en su interacción. los planes y programas educativos y las actitudes infantiles. 2007. y poseen un bagaje de información como fruto de los grados escolares anteriormente cursados. Kostas et al. con el fin de conocer sus . 2003. les proporcionará las bases para continuar su educación secundaria.. Una entrevista sim i lar se diseñó especialmente para los docentes.. 3) Entrevistas. En términos generales. 2001). a su vez. La observación se realizó a lo largo de ocho semanas y se registró en un diario de campo. 2) Observación en el espacio escolar abierto. para reconocer el énfasis que se pone en la educación ambiental. tratando de generar un ambiente cordial para incrementar la confiabilidad de la información recabada (Vela. pa dres de familia. 2003. Los medios fueron: 1) Observación en aula. las áreas verdes y los mensajes sobre el cuidado ambiental a los que están expuestos los alumnos. 2006). porque en este nivel educativo sus capacidades cognoscitivas están en plena formación (Vijaya et al. En este espacio se examinó el comportamiento relativo al manejo de desechos. vendedores y visitantes. Se establecieron tres medios de obtención de información sobre lo que se aborda en la educación ambiental y las actitudes que se forman en la escuela.

críticas a los contenidos y metodología educativa. 1983. así como el libro de texto de Ciencias Naturales del alumno.puntos de vista sobre la educación formal en el estado de Chiapas. la mayoría se entretiene con los videojuegos. 2003). del cual se identificaron las palabras más recurrentes en los textos. Resultados y discusión Las percepciones y actitudes de valores éticos ambientales de la población estudiantil se obtuvieron de 72 niños y niñas. 33 de la escuela fed eral ³Sección VII´ y 39 de la estatal ³Vicente Guerrero´. bar rio y otros lugares que frecuentan (Fra ser. 58% nació en parajes (áreas rurales) de Los Al tos de Chiapas. Sirmo et al. González y Da Silveira. Se aplicó una encuesta cerrada a los infantes participantes para verificar sus conocimientos y opiniones sobre la educación ambiental que se aborda en la escuela.. casa. Kostas et al. y distinguir en torno a la transmisión de valores reflejados en la escuela. 1997). 1997. fed eral y estatal. saber las preferencias de animales. expresaron preferencias recreativas y de entretenimiento similares. Los estudiantes ven en promedio de tres a cinco horas la televisión y sintonizan mayormente las caricaturas y telenovelas. 2007) y Grecia (Sirmo et al. 1983. tzoltzil o tzeltal (o ambas lenguas).. para conocer en los programas escolares cuáles son los tópicos más importantes que se inculcan a la niñez (Fra ser. Este fenómeno es común en otros países como Uruguay (González y da Silveira. También fue interesante observar que más de la mitad de la población estudiantil habla... 2006). Los estudiantes de las escuelas. La escuela estatal presenta un revelador escenario en cuanto al origen de los estudiantes. puede fortalecer o diluir el discurso que se ofrece en el ámbito escolar. Fuentes documentales (libro de texto y guía del mae stro) Se analizó la guía del mae stro con sus secciones y metodologías. cuantificándose las ocasiones que se nombran. inquietudes. como lo demuestran algunos testimonios. Aunque varios practican deportes. Asimilan la información que reciben de los medios de comunicación como un consejo o recomendación para su comportamiento. además. 2006). Estados Unidos de Norteamérica (Shepardson et al. y algunos en sitios rurales ubicados cerca de la ciudad. dependiendo de la veracidad de las referencias de los medios. Es . La mayoría de los estudiantes encuestados de la escuela fed eral nacieron en San Cristóbal de las Casas. y la pertinencia de fomentar una educación ecológica con una perspectiva ética y de valores al interior de sus instituciones) Encuestas. además del español.

por ejemplo. 2007: 2)´. varias personas indicaron el uso frecuente de insecticidas en el hogar para erradicar fauna nociva como cu ca ra chas. la televisión o más recientemente en internet (González y da Silveira. la televisión difunde enfáticamente sucesos ecológicos mundiales. Otra fuente de datos primordiales es la propia familia (Strain. 2003. 1997. En este estudio hubo varios comentarios que sugieren que la percepción de la naturaleza de los niños inicia con lo que los pa dres les inculcan. en lugar de subrayar explicaciones precisas de conceptos y procesos ambientales (González y da Silveira. 1997. 2006. Sirmo et al. Los principales temas ambientales.. 2008)... De hecho ³la composición dentro del hogar tiene significativas implicaciones en la transmisión de los conocimientos y valores en los niños (Chantita et al. La televisión también influye contundentemente en los hábitos de consumo fa mil iar. 2007). 2006.. mascotas u otras especies silvestres. libros. . 2007). Strain. 2008). pero casi la mitad observa también la naturaleza frecuentemente por medios visuales como las revistas. pero puede excluir la generación de conciencia sobre problemáticas ambientales lo cales (Sirmo et al.. intelectuales y mo rales (Durkheim en Savater. Shepardson et al. En cuantiosas ocasiones. 1997). moscas y moscos. muchas veces ajenos a su entorno nat u ral y so cial inmediato.. Sin em bargo. omisiones e información engañosa. Sirmo et al. 2006. los niños aún tienen acceso a paisajes naturales. o en todo caso relacionados con las ciencias biológicas que el libro de 5º grado de primaria aborda.. que tienen peso en el conocimiento de los alumnos. y generan en los in fan tes determinados estados físicos. Independientemente de su origen étnico y estrato socioeconómico. Shepardson et al. Por lo gen eral. Turner et al. 2006. 2005. Hay una tendencia por mirar programas infantiles.. básicamente de origen extranjero que proyectan costumbres e ideas distintas a nuestras manifestaciones culturales.conocida la fuerte influencia que tiene la televisión. 2000). en algunas circunstancias lo aprendido puede ir encontra de una visión de respeto a la naturaleza. Agnieska et al. y hasta en la imagen de los problemas ambientales. son orientados principalmente a desarrollar una cultura para la prevención de enfermedades.. no obstante el inminente riesgo para la salud fa miliar. estos mensajes televisivos tienen errores. sobre todo como fuente significativa de información en tre la población con menor nivel educativo (González y da Silveira. Aivazidis et al. en par tic u lar la alimentación o el uso de insecticidas.

comprensión. 1997). En contraste. en alusión al Informe Brundtland (1988). Se mencionan con mayor frecuencia valores como amor y responsabilidad. plantas. incluso visitas a sitios como apoyo a la enseñanza del entorno natural. valores para la convivencia en tre humanos. en tre otros). Los textos se refieren a las especies más bien en términos utilitarios y de sus beneficios al ser humano. como el esquema para el manejo de los desechos: reducir. palabras y expresiones que generan reflexión o valores ambientales hacia otros seres vivos como tráfico ilegal de animales. participación en campañas (reforestación. 2003). Los 10 conceptos relacionados con la biología que se repiten mayormente a lo largo del libro son: células (79). No se detectaron valores ambientales como el respeto a otras especies o seres vivos. reutilizar y reciclar. 2003). no lastimar la flora y fauna. bacterias (22) y seres vivos (22). aún así hubo pocas referencias a los valores éticos ambientales (por ejemplo.. solidaridad y equidad en tre los hom bres y las mujeres. suelo y agua. . Llama la atención la cifra que alcanzó la palabra contaminación que incluye la del aire. playas. El desarrollo de una percepción utilitaria de los recursos naturales no favorece un cambio de actitud que se refleje en una conducta consistente con los esfuerzos de conservación de la diversidad biológica lo cal. Esta visión utilitaria que se inculca a los niños a través de libros oficiales no es exclusiva de México. El libro propone diversas estrategias didácticas. contaminación (55). comunidad ur bana o ciudad (30). es decir. flora o especies vegetales (33). resultados similares se encontraron en un estudio realizado en los libros de texto de escuelas primarias en Grecia (Kostas et al. cultivo (26).estudiar el cuerpo humano e inculcar hábitos y actitudes para mantener la salud. y descuido del humano.. apenas se mencionan. organismo (39). re gional o global (Kinne. y no se generan instrumentos para estimar el grado de apropiación de éstos (Kostas et al. tolerancia y aceptación de los demás. la palabra responsabilidad se lee únicamente en dos ocasiones. ecosistemas (43). se plantean medidas preventivas y correctivas. ayudar a deducir cuál es nuestra función en un ecosistema). Estos valores no son tratados con profundidad. No se abordan valores como el respeto a los seres vivientes ni tampoco se reconoce que nuestras actividades individuales y de grupo ocasionan problemas ambientales (Kinne. limpieza de ríos. 1997). respeto. los relativos al respeto de las ideas de los demás y el cuidado del cuerpo. y no sólo a la especie humana. resaltan fundamentalmente lo tecnológico. animales o fauna (28). veda.

Strain. que por favor así como en otros estados. así lo están matando los seres humanos. También el venado. Kostas et al. estas habilidades podrían se incorporadas en los métodos o técnicas de enseñanza de algunos temas y valores ambientales. González y da Silveira. Vijaya et al. que no los maten. Opiniones del alumnado y mae stros sobre el libro de texto Los docentes y el alumnado. 2008). 1997. plantas. pide mayor información según el contexto sociocultural en que vive. la vida ma rina. Sin esos contenidos no es posible esperar que los niños aprendan. son bien bo ni tos y los empiezan a matar para comerlos. dibujar. 2006. jugar. Kostas et al. 2006. cuerpo humano. Hablar más sobre la fauna en extinción. 2003. Galán et al. 2007.. de cada lugar. coincidieron en la predilección de temas que en orden decreciente fueron: animales. Patricio. agregar así que no mataran los animalitos. hasta los conejitos.El libro de Ciencias Naturales de 5º grado asume la visión del informe Brundtland (1988). experimentar. puntual y relevante respecto al entorno ambiental inmediato del niño (Kinne. 1997. que tiene un enfoque utilitario sobre la naturaleza y resta importancia para exponer. Aunque prácticamente no hay objeción con la información del libro. Sin esta información difícilmente los niños tendrán elementos para conocer. los bosques y ríos son sugerencias recurrentes. para nosotros lo más importante es el estado de Chiapas.. Tanto docentes como alumnos sugieren tener más horas de clase. tampoco hace énfasis en la necesidad de exponer información ecológica realista. Agnieszka et al. Sin duda. energía y problemas ambientales. cuando haya hijitos dejarlos en la montaña ³Que me enseñe más de nuestro estado. y demanda: Que [se] averiguaran más cosas. 2003. de ambas escuelas. reflexionar y profundizar sobre cuestiones concernientes a la ética ambiental y la responsabilidad de la humanidad en acciones como la contaminación.. escribir e investigar.. 1996.. Agnieska et al.. derivadas del proceso de enseñanza escolarizada en los estudiantes de quinto grado de primaria (González.. 1997. por ejemplo. en el plantel fed eral se expresó que es insuficiente.. Este resultado muestra el interés de los estudiantes por conocer cuestiones ecológicas específicas. 2005). y si lo agarraron. que hablen de las . Sirmo et al. Otros resaltaron actividades que les divierten como leer. en especial de lo que acontece en Chiapas. Chantita. las ardillas. Aivazidis et al. trabajar en equipo y hacer maquetas. 2003. 2005. apoyo y explicaciones. explicar y difundir valores ambientales como el respeto o la cooperación. atención. respeten y generen cambios de actitud y conductas favorables hacia la naturaleza.

los docentes expresan que por la falta de bibliotecas adecuadas y escaso tiempo para los temas. El maestro de la ³Vicente Guerrero´ exclama: De hecho. verlo de fuera! La clase se empieza a partir de los conocimientos previos del alumno tomando en cuenta su entorno social. Yo parto de hacer comentarios cómo era ayer y cómo piensan que será mañana cuando sean adultos. 50. Para motivar y crear conciencia en los alumnos sobre el cuidado de la naturaleza. y se preocupan por los asuntos personales de los estudiantes reflejados en su conducta y aprovechamiento. no obstante en ambos hay un genuino interés por tener un clima de respeto e igualdad en sus grupos.plantas y árboles´ Además. El profesor de la ³Sección VII´ explica: Siempre he procurado como un punto de partida ubicarme en el espacio y el tiempo. se da una conexión que permite esta toma de conciencia. 2006). y cuando logran el impacto.. e incluso la escasa formación y capacitación sobre temas ambientales.. Ambos toman como referencias las características del entorno natural para dar su cátedra. Universidad Autónoma del . 2006.. uso apropiado del agua y visitas a espacios verdes con fines educativos. perdiendo de vista otras interpretaciones que remitan a un análisis más profundo de las causas sociales. se ven obligados consultar textos superficiales y técnicos. Hay diferencias entre escuelas en los años de experiencia profesional de los docentes. 2007). Shepardson et al. Fernández-Manzanal et al. políticas y culturales que han provocado el desequilibrio ecológico (Reyes. poder identificarlas y comparar un ecosistema natural donde todas las personas tienen acceso con un área protegida. 2007. 2003. Los profesores estuvieron de acuerdo en que el prin ci pal reto educativo que afrontan es el de estimular al alumno asociando los contenidos a su propio entorno lo cal para que lo aprendido forme parte de su vida cotidiana y le sea significativo (Kostas et al. ¡ése es el arranque de una clase. Coincidieron en que las tres horas destinadas oficialmente a la asignatura de Ciencias Naturales son insuficientes. escribe los comentarios en el pizarrón. 2009.. Aivazidis et al.. así como la extensión de las lecciones. lo relacionan con el texto y vamos viendo qué tanto coincidimos« Las actividades que promueven los docentes para despertar la conciencia en el grupo y la familia se orientan a campañas de limpieza y separación de desechos. los docentes conversan sobre la problemática ambiental para que puedan correlacionarla con su cultura. 2006. 2003. Sirmo et al. promoción de plantas. núm. según ellos. que conozcan zonas de reserva. Sirmo et al. Revista de Ciencias Sociales. Los maestros recomiendan Convergencia..

. Otra cuestión de relevancia fue la belleza y la estética inherente a la naturaleza. Jorge Luis Cruz Burguete y Lorena Ruiz-Montoya. y un mínimo porcentaje aprecia la naturaleza por televisión. Sin embargo. 1997.. 2003. Un sugerencia sim i lar se ha observado en otros estudios (Galán et al. conocer y valorar las experiencias propias o ajenas para impartir las ciencias naturales (Vijaya et al. 1996. Si tienen poco entendimiento de los conceptos o tienen dificultades para distinguir en tre las causas y consecuencias de diversos asuntos ambientales. Percepciones y actitudes de los estudiantes La naturaleza El 100% de los estudiantes está de acuerdo en que es importante conservar la naturaleza. 1978. es urgente que las políticas educativas estén atentas ante esta falta de formación e información en educación ambiental de la que adolecen los maestros.. Aceptan que es necesario recibir apoyo con per sonal entrenado que signifique un respaldo y no una carga adicional de trabajo. 2006. Educar con ética y valores ambientales para conservar la naturaleza .. González. hay un escaso conocimiento respecto a la existencia y funciones de las Áreas Naturales Adriana de Cas tro Cuéllar. Strain. probablemente este desconocimiento se reflejará en su cátedra (Kostas et al. Sirmo et al. A pesar del gusto por estar cerca de la naturaleza. Apoyar la educación ambiental con capacitación. 2008). 1997. Vijaya et al. las cuales redundarían favorablemente. 2003. 2007. Kostas et al. Fernández-Manzanal et al. a su vez. no sólo es tarea y responsabilidad del profesor en el aula. y la mayoría dijo que lo era por el oxígeno que proporciona (Figura 1 B).. Shepardson et al. 2007). Sirmo et al. en el aprendizaje de sus alumnos (Hart. se ha comprobado que cuando el mae stro se involucra y apropia de determinado proyecto. Además. Fernández-Manzanal et al.. Hubo quienes establecen el vínculo a través de lecturas. 2007.. En segundo lugar. 70% de los niños tiene contacto con la naturaleza en espacios abiertos y acostumbra ir al cam po en compañía de familiares y amistades. 2006. podrían fomentarse el compromiso. 1997). congresos e intercambios permitiría al profesorado. 2003. que bien podría ser ambiental. 2007). González y da Silveira. en primer lugar.Estado de México reducir las lecciones y retomar las salidas de cam po para instruir conocimiento y generar conciencia ecológica en los estudiantes. actitudes y acciones positivas en ellos. reconocen que la manera en que han sido educados será transferida a su alumnado.. seminarios... el cual es decisivo en los seres vivos. FernándezManzanal et al..

afirmaron que los problemas lo cales son idénticos a los globales. Montebello. tales como la basura. lagos y el mar. como es lógico. porque no se nombra en el libro de texto y la difusión de la existencia de esta área es relativamente escasa. por humo de vehículos. sus amigos le dijeron que fuera a pasear y todos fueron. 80% desconoce el tema. pero pocos la retienen. por ejemplo. No hay que dejar pasar cazadores. Si no estuviera protegida estuvieran talando. Según los niños. pero pocos tienen oportunidad de visitarlas. los pinos y también animales como el jag uar. Las visitas a estos lugares dependen. Este resultado sugiere que los niños reciben la información. tala de árboles. haraganería e imitación de malas costumbres son factores determinantes. dicen haber visto a otras per so nas arrojar basura en cualquier lugar. Sin em bargo. en el Ojo de Agua había uno tirado. la ignorancia. trabajan de maestros en una escuela rural indígena. fábricas e incendios forestales. Sólo tres alumnos mencionaron una reserva nat u ral lo cal en San Cristóbal de las Casas llamada ³Moxviquil´.cazando animales. La mayoría tuvo problemas para reconocer problemáticas ambientales globales. el Cañón del Sumidero. ya están desapareciendo. vayan y no lleven resorte. falta de educación. Algunos alumnos mencionaron a La Selva Lacandona en Mon tes Azules. Algunos reconocen también posibles consecuencias locales de un manejo inapropiado de la basura. olieron que apestaba y nomás lo jalaron en el río´ (13/tzo/esp/est). pero se les dificulta conectar esta información con su entorno inmediato. el pavón. fogatas. y son menos los que reflexionan o cuestionan dichos datos. Otro problema citado frecuentemente a nivel global y lo cal fue la contaminación del aire. por eso están protegiendo esas áreas [«] visiten las áreas naturales protegidas. Adán corrobora lo aprendido y relata de quién fue la idea de ir a Mon tes Azules: De mi papá. de la decisión y motivación fa mil iar. ri fles y que no hagan fogatas porque pueden provocar un incendio forestal (11/tzo/tze/fed). Rancho Nuevo y las Cascadas de Misol-Ha. Reconocieron que la generación de basura es el problema principal que afecta a San Cristóbal y al mundo. Josué narra a su manera: ³Se tapan los drenajes cuando empieza a llover y vienen las moscas y hay oliendo animales muertos como los caballos. el mono araña. dato interesante. Los menores hacen referencia a los problemas ambientales mencionados en el libro.Protegidas del estado. la contaminación del agua como ríos. . Ya están a punto de desaparecer los árboles como los cedros. sobre todo. la capa de ozono y el derretimiento de los polos.

el que los alumnos han asimilado en un sistema de enseñanza escolarizado limitado. por lo menos. Fernández-Manzanal et al... Sin embargo. estudiado en los programas escolares (Sirmo et al. 2003. 2006. ¿cómo se les puede pedir que aprecien y respeten un paisaje o áreas protegidas por el estado? Es in dis pens able que el sistema educativo reajuste el enfoque o visión de la forma en la que se aproxima y transmite el conocimiento del ambiente.. Kinne. 1997. 1997. 1997). 2007). Agnieska et al... Los que no tienen acceso a los paisajes naturales se conforman con la influencia de los medios de información escritos y electrónicos. es necesario que estos textos se expongan con ejemplos lo cales para que los niños tengan una apreciación definida de su ambiente y les resulte un conocimiento significativo como individuo (Galán et al. Éstos se mencionan reiteradamente en el libro y son también mostrados con frecuencia en los medios. 2005. ante la falta de información sobre la biodiversidad local. González. Sirmo et al. o adviertan la parte estética y la belleza propia de la naturaleza. Además.. a excepción de los referentes a la basura y el agua.1997. Sirmo et al. pero también buscan estar en estrecho contacto con ella en el cam po. y da Silveira. para lograr un cambio de actitud hacia la naturaleza es necesario que reconozcan y asuman su responsabilidad como generadores de problemas ambientales. 2006. 1996. 2007).. 1997. sin duda. En términos gen er a les los alumnos reconocen la problemática ambiental plan e taria.Los niños argumentan a fa vor de cuidar la naturaleza por razones biológicas. Savater. 2006). cambios que deben redundar directamente en una relación respetuosa y armónica con la naturaleza (Kinne.. y es a través de ellos que se impactan los valores ambientales en los niños (Sosa. 2003). Se advierte que la mayoría no tiene conciencia de que sus acciones cotidianas pueden tener efectos en el equilibrio ambiental. Vijaya et al. De no inculcarse estos valores ambientales es casi imposible que los pequeños reconozcan otro criterio que no sea el utilitario (Kinne. No obstante.. pero a veces ignoran o minimizan los sucesos ambientales de la ciudad. 1997. manejo y conservación de recursos naturales. aun cuando ellos mismos . El criterio biológico para conservar la naturaleza que plantea el libro de texto es. Kostas et al. desde nuestra perspectiva. 1997. 2006). Shepardson et al. y éste es un juicio que comparte la totalidad del alumnado. 2000. de este tema generando conciencia ecológica (Aivazidis et al. lo cual permite a los niños tener al alcance esta información y apropiarse más fácilmente. González.. González. y da Silveira.

en las tareas escolares. en su mayoría.. Strain. Estas referencias tal vez se hayan manifestado en la forma de apreciar las mascotas y el uso de las resorteras para dañar a los animales silvestres o domésticos (lagartijas. En la ³Vicente Guerrero´ (estatal). Fauna Cerca de 60% del alumnado prefiere ver la fauna en libertad. venado. Este aprendizaje puede deberse a que en los contenidos del libro casi siempre se habla más sobre la fauna que de la flora. sin em bargo. tucán. pero nadie mencionó artrópodos o animales marinos. donde casi 50% señala que usa resorteras para dañar animales por diversión. el resto en cautiverio como zoológicos y sólo unos pocos gustan de ver a los animales en circos. Nombraron con mayor frecuencia a los mamíferos. . en los niños de las escuelas consideradas en el presente estudio. carteles y periódicos murales se documenta al jag uar. guacamaya. dibujos. transmite sus propios principios y prejuicios. aunque también se confundieron con animales de otros continentes. como el trato o miedo a los animales (Tadesco en Savater. Strain et al. s/a). la fauna ma rina fue prácticamente ignorada. de origen indígena y usan menos las resorteras. Los pequeños están al tanto de la fauna chiapaneca en peligro de extinción. En gen eral tienen un aceptable conocimiento de la fauna lo cal. Los niños de la estatal son. 2007. loros y rapaces. aves y rep tiles. quet zal. Jorge Luis Cruz Burguete y Lorena Ruiz-Montoya. no obstante. 2008.ratifican estar Adriana de Cas tro Cuéllar. Educar con ética y valores ambientales para conservar la naturaleza en estrecho contacto con ella. Resaltaron otros animales exóticos. Varios atribuyen a sus progenitores. 35% aceptó que liquidan ventajosamente a las aves. mono araña. 2000. La fa milia influye en la formación de la personalidad de los hijos.. Shaileshkumar y Gardner. 1A). ta pir. Shaileshkumar y Gardner. Lo opuesto ocurre en la escuela ³Sección VII´. gatos.. Fernández-Manzanal et al. amarrados o encerrados (Fig. s/a). 2007. como se constató en las entrevistas y encuestas. 92% está a fa vor del respeto y 87% lo está en la escuela ³Sección VII´ (fed eral). en esta última 13% reconoció el hábito de pegarle a las mascotas cuando éstas no obedecen. perros. Chantita et al. 2007. hermanos y otros parientes sus actitudes de respeto o destrucción hacia otros seres vivos. Las referencias familiares y socioculturales son los primeros referentes para cualquier tipo de valor ético y de comportamiento en gen eral (Chantita. 2008. aves). dado el interés infantil por los animales y el contacto directo con la naturaleza.

pero que estén sembradas. Respecto al criterio biológico. Hubo quienes reconocieron sólo atributos estéticos y ornamentales. es notorio el desconocimiento de la flora nativa. dando mayor valor a lo ecológico que a lo alimentario (Fig. adornar podría ser con dibujos. En los hogares. leña y carbón. afirmaron que las plantas proporcionan oxígeno para que puedan vivir y crecer los humanos. y no hay que contaminar más el agua´ (11/esp/fed). tal vez adornaría la casa pero no con arbolitos de Navidad (10/esp/tzo/tze/fed). mi familia. 1B). en segundo lugar.Convergencia. no que las corten y las vayan a poner en otra parte porque eso causaría que las plantas se marchitarían o el pasto se secaría (11/esp/fed). s/a). El contacto con la naturaleza a través Adriana de Cas tro . núm. Universidad Autónoma del Estado de México Flora La mitad de los alumnos de ambas escuelas consideró que los árboles proporcionan oxígeno y. 70% de los alumnos dispone de un jardín por gusto aludiendo a argumentos estéticos y coincidió en la belleza de las casas con plantas. 2009. 2007). Es interesante que el agrado por las flores les permitiera recordar con facilidad las especies que acostumbran sembrar en sus jardines. poner letreros. 2007. Shaileshkumar y Gardner. Su percepción sobre la flora parece coincidir con las costumbres propias de estas etnias (Chantita y Leimer. Manifestaron la exigencia de pedir permiso u obedecer a las autoridades competentes o dueños de los predios para la extracción. no quiere tener arbolitos de Navidad. denunciar y aplicar sanciones a taladores que no cumplen sus obligaciones forestales. entonces pues mi mamá. La mayoría afirmó que derribar árboles ocasiona deterioro ambiental en el aire o el agua. 50. Yesenia acepta que ³a veces se necesita el dinero para hacer muebles. y otros el valor utilitario del bosque (mencionaron que por dinero se tala o saca leña). porque no le gusta que corten los árboles. Ixchel señala nuevamente el peso de la familia: Yo quisiera un arbolito pero que no sea de verdad. San dra sugiere que en lugar de talar: Sea como sea uno quiere adornar su casa pero no cortando las plantas. con cuadros pintados o poniendo plantas. y en caso de hacerlo. Por ello prefieren adquirir plantas ornamentales en viveros o en tiendas autorizadas. Revista de Ciencias Sociales. se deben sembrar más. Si bien demostraron saber los nombres de las cultivadas. En la entrevista. Este conocimiento indudablemente proviene del contexto fa mil iar (Chantita y Leimer. pero también la naturaleza necesita los árboles y el agua. Opinaron que no deben extraerse árboles del bosque para su comercialización. Mi mamá no le gusta comprar arbolitos en Navidad.

mejor agarro una bolsita y ahí meto la basura y cuando llegamos donde vamos a ir.4% recomienda el uso de basureros. donde haya un basurero ahí tiro esa basura.Cuéllar. Manejo de desechos Destaca sobremanera entre los alumnos el planteamiento unánime de la basura como el problema principal que afecta a la ciudad. Quizá la modificación esencial que debe hacerse en este tema en los instrumentos de educación escolar es tener como objetivo generar conciencia en los niños (Galán. Educar con ética y valores ambientales para conservar la naturaleza. De prácticas de campo o visitas a áreas naturales protegidas puede cubrir el vacío de información sobre flora nativa y de su función como nichos ecológicos de otros seres vivos. 2005. Otros opinaron que con más depósitos o aprovechando el servicio del camión recolector desaparece la basura. 2007).. y observaron que las bolsas de plástico están regadas por doquier generando desechos inorgánicos. tíralo ahí en el campito. 1C). 2006. ahí tíralo. Tal es la dependencia a estos depósitos que en ausencia de ellos Martín aceptó: ³No sabríamos dónde ponerla. la escuela estatal ³Vicente Guerrero´ mostró una tendencia distinta. cuando voy comiendo una sabrita o un refresco. El 60% de los estudiantes de la escuela fed eral ³Sección VII´ piensa que es mejor separar los desechos en orgánicos e inorgánicos. y mi mamá dijo: . 2003. la tiraríamos´ (11/tzo/esp/est). me dio las gracias por haberle dicho´ (11/esp/fed). y sólo algunos repararon en los animales muertos tirados en las calles de la ciudad y en ríos. 56. Los alumnos sugirieron colocar suficientes depósitos en la calle y. [«] mi papá un día me dijo: mira. Fue frecuente escuchar en los niños expresiones empleadas en los medios de información como la televisión y campañas publicitarias como: ³Hay que poner la basura en su lugar´ o ³Mantener limpia la ciudad´ (González y da Silveira.. como refiere Wal ter: ³Estaba yo en el parque con mis papás y vimos a una se ñora tirar su basura en el árbol que había. Shepardson et al. entonces le dije: no lo voy a tirar ahí. en caso de encontrarse llenos. Llamó la atención que hablar con el prójimo o actuar con el ejemplo son otras opciones. 1997. Mejía. Sirmo et al. buscar otros. Solamente tres estudiantes piensan que la clave está en no generarla (Fig. le dije que no tirara su basura y la pusiera en el bote. Agnieska et al. 2006). no sólo de los problemas que se derivan de la basura. Prácticamente 100% de los niños admitió comer con frecuencia frituras o ³comida chatarra´ en su domicilio y la escuela. sino cómo evitar producirla. Anaís lo acepta: Cuando voy en el carro yo no tiro. y el problema también.. Jorge Luis Cruz Burguete y Lorena Ruiz-Montoya.

1997). Estas sugerencias son importantes y varias son adquiridas a través de los medios de comunicación. letreros. Cómo crees que lo va a tirar ahí la niña. 2003. porque la consideran in dis pens able (90% de los niños). Shepardson et al. Varios pequeños reconocen que carecen del vi tal líquido.Convergencia.... sancionar o actuar con el ejemplo. 2007). Galán et al. irremediablemente. 1997. 2007. 1997. folletos. pues aunque muchos se fijan en que la palanca de descargue suba nuevamente para no desperdiciar el agua. Vijaya et al. 1997. 1996. Vijaya et al. En cuanto al agua po ta ble. Manejo del agua Los niños afirmaron que su fa milia solventa económicamente el servicio del agua en sus casas y aseguran cerrar bien las llaves de los lava bos. cambia el patrón de respuesta. se acabará el agua apta para el consumo humano y para la vida ma rina por la contaminación de los mantos acuíferos con cloro o petróleo. el reto es asumirlas y conducirse en consecuencia (González y da Silveira.. 2005. 2009. Plantearon la posibilidad de que. Promocionar la conciencia ecológica en tre los niños y cualquier ciudadano es factor determinante para el éxito de las acciones relacionadas con la protección del ambiente. Respecto al excusado. 50. Cualquier programa de conservación de la biodiversidad debe asegurar un sentido de pertenencia y participación activa de los niños y la comunidad (Kinne. Yo le dije: ¡cómo voy a tirar ahí porque está limpio y voy a contaminar ese sitio! (10/esp/fed). 1978. además de saciar la sed y dar energía. 2003. 2006.. Universidad Autónoma del Estado de México. González. Agnieszka et al. Las sugerencias incluyen medidas de ahorro du rante el aseo per sonal y bucal. Fernández-Manzanal et al.También debe fomentarse que los maestros de primaria se involucren en el desarrollo e innovaciones de programas educativos relacionados con los Adriana de Castro Cuéllar. 2007). 30% no la revisa.. González y da Silveira. ir a la radio y recriminar a quien la tira. Todos se convencieron de que es relevante instruir. Sirmo et al.. de modo que llegue a reflejarse en un ahorro evidente del agua y en verdaderas acciones ecológicas.. Jorge Luis . Revista de Ciencias Sociales. Kostas et al. 1997. esto promoverá cambios en su actitud hacia la naturaleza (Hart. aún así dicen que llegan a jugar con globos de agua o se olvidan de cerrar bien las llaves.. juzga que es beneficiosa para la vida y la salud. más de 90% evita derrocharla. Chantita et al. núm. afianzando así una actitud responsable y fomentando la enseñanza de valores ambientales como la responsabilidad en ellos mismos y los demás.

2006). y además influyen algunos factores que podrían ser investigados simultáneamente con los que intervienen en el ambiente escolar (Aivazidis et al.. en un futuro. 1997). Educar con ética y valores ambientales para conservar la naturaleza. como la contaminación (de agua y suelo). lo cual puede ir en con tra de la visión de conservación y manejo racional de los recursos naturales. proponer y realizar acciones de aprovechamiento y conservación de los recursos naturales con una perspectiva de ética ambiental y generación de conciencia ecológica. reverencia hacia la naturaleza. El efecto del conocimiento ambiental escolar sobre las actitudes y conductas en los niños no es directo. El niño recibe información biológica gen eral que asimila en mayor o menor medida. Conclusiones El estudio muestra que a los alumnos de quinto año de educación básica se les inculcan valores éticos ambientales limitados. independientemente de la . por qué no. La educación ambiental está circunscrita al conocimiento de problemas globales. Hubo escasos indicios de que durante la educación escolar se les fomentaran valores éticos como el respeto hacia la naturaleza y la conciencia individual de ser generador de problemas ambientales. hace falta que los programas de enseñanza consideren ejemplos o situaciones lo cales que el menor conozca. puede mencionarse la influencia de las campañas ambientales municipales y a través de medios masivos de comunicación. Sin em bargo. 1996). De esta manera lo aprendido le resultará más significativo y. deforestación y uso racional del agua. Finalmente. Un componente más podría ser conocer lo que el adulto o el ciudadano en gen eral percibe como problema ambiental (Shepardson et al. En gen eral.Cruz Burguete y Lorena Ruiz-Montoya.. Aspectos de la naturaleza (Vijaya et al. en consecuencia.. el niño tiene dificultades para reconocer o aterrizar la información que recibe de su entorno inmediato. en tre otros. 1997). Hace falta trabajo que recupere experiencias en educación ambiental exitosas para valorar su uso generalizado en los libros de textos oficiales (González. la visión que prevalece es la utilitaria. respeto y. es importante hacer notar la necesidad de fomentar en los niños amor. no obstante. Fue no ta ble la influencia de la familia y de los medios de información en la manera en que el niño aprecia y percibe la naturaleza. 2007) y cómo esa visión se relaciona con la de los niños (González y Silveira. podrá reflexionar y tomar conciencia de su entorno. para que junto con el conocimiento biológico recibido sean capaces de.

Universidad Autónoma del Estado de México. se les debe prestar atención y educarles en una convivencia respetuosa y responsable con su ambiente desde la infancia. núm. Así. en consecuencia. en el futuro esto se reflejará en la forma en que la humanidad haga uso del recurso natural aún existente. 50.pdf . 2009.uaemex. Revista de Ciencias Sociales.mx/rev50/pdf/14-AdrianadeCastroLISTO. que los niños de hoy serán los adultos de mañana. http://convergencia.profesión que lleguen a tener. Es in dispensable asumir en los programas de educación básica Convergencia.