REPUBLICA BOLIVARIANA VENEZUELA MINISTERIO DE EDUCACION SUPERIOR UNIVERSIDAD DE CARABOBO FACULTAD DE ODONTOLOGIA ANATOMIA PATOLOGICA

Patologías del aparato Genito-urinario

Integrante:

Stephanie Talavera CI: 21.214.943 Organos genitales externos: Es la porción de aparato genital limitada por los surcos genitocrurales, el monte de Venus y el ano, y en profundidad se extiende hasta el diafragma pelviano accesorio. Comprenden: el monte de Venus, la vulva y el perineo ginecológico. Monte de Venus: Zona situada por delante de la sínfisis pubiana cubierta por pelos, cuyos límites forman los de la región. Los límites de la región del monte de Venus son: hacia arriba, el surco suprapúbico; a los lados, los pliegues inguinales, y hacia abajo se prolonga hasta los labios mayores sin demarcación. Vulva: Es una hendidura mediana cuando la mujer aproxima los muslos; está más o menos entreabierta cuando la mujer separa los muslos. Está formada por: Labios mayores, Labios menores Clítoris, Vestíbulo y sus anexos Himen Vestíbulo y anexos: Vestíbulo: zona navicular que se presenta al separar las ninfas (labios menores) y que tiene una cara posterior o profunda, 2 caras laterales y 2 comisuras. En el vestíbulo desembocan: a) la vagina b) la uretra y glándulas parauretrales de Skene c) glándulas de Huguier o pequeñas glándulas vestibularesd) glándulas de Bartholin o vestibulares mayores.

Perineo: El perineo ginecológico es la pequeña región de 3 o 4 cm comprendida entre la horquilla vulvar y el ano. Constituye la base de la formación conjuntivomuscular cuneiforme (por eso se llama cuña perineal) situada entre la vagina y el recto. Compuesto por: los músculos esfínter estriado del ano, isquiocavernoso, bulbocavernoso, transverso superficial del perineo y la extremidad posterior de los manojos puborrectales del elevador del ano.

Órganos genitales internos Comprende vagina, útero, trompas y ovarios.

1-Vagina 2-Cuello del útero 3-Útero 4-Trompas de Falópio 5-Ovario 6-Fimbrias

Vagina: Organo de la cópula. Es un conducto virtual en condiciones normales que pone en comunicación el útero con la vulva. Por ella salen las secreciones normales y patológicas del útero y el feto y sus anexos durante el parto. Es un tubo aplastado en sentido anteroposterior, excepto en su porción superior que rodea al hocico de tenca Esta orientada hacia arriba y hacia atrás; tiene 7 a 8 cm de longitud; la pared posterior es más larga que la anterior y su ancho es de 2,5 a 3 cm. La superficie interna es rugosa, por la presencia de pliegues longitudinales y transversales, formados por cúmulos de tejido elástico que permite al órgano su gran extensibilidad. Las saliencias longitudinales forman un espesamiento en la línea media de ambas caras, que se denominan columnas rugosas anterior y posterior; las transversales nacen de estos espesamientos principales y se pierden hacia los bordes. La columna rugosa anterior termina en su porción superior, bifurcándose y constituyendo 2 lados de un triángulo equilátero, cuya base forma un repliegue transversal de la mucosa, situado a casi 2,5-3 cm por debajo del orificio externo del cuello. Este triángulo, denominado de Pawlick, tiene valor clínico y quirúrgico, porque es la proyección vaginal del trígono vesical de Lieteaud. La cara anterior de la vagina esta en relación, de abajo a arriba, con la uretra y la vejiga; la cara post. Con las zonas perineal, rectal y peritoneal. La extremidad superior de la vagina al insertarse en el tercio inferior del cuello uterino forma una bóveda o cúpula, en la que se distinguen 4 porciones llamadas fórnices

o fondos de sacos vaginales: anterior, posterior y laterales. El fórnix posterior es el + profundo y corresponde al segmento medio de una delgada capa de tejido celular; la cara posterior, con el fondo de saco de Douglas y el recto. Por los bordes laterales está en relación con la arteria uterina y los plexos venosos que la acompañan, también con la parte terminal del uréter. Estos diferentes órganos transcurren juntos para dirigirse en busca del cuello uterino. Al llegar a una distancia de 20-30mm de ‚éste, se separan. Los plexos venosos se dirigen hacia adelante del cuello y hacia sus lados. La arteria uterina se remonta hacia arriba (describiendo el cayado de la uterina) y alcanza el borde cervical. El uréter se dirige hacia adentro, abajo y adelante, para ir a abrirse en el fondo de la vejiga. Durante su trayecto, cruza el borde lateral del cuello a la altura del orificio interno, luego se aplica sobre el fondo de saco anterolateral de la vagina, después abandona ésta a la altura del orificio cervical externo, deja el cuello atrás, gana el fondo de saco vaginal anterior y penetra en la pared vesical. La porción del cuello situada por debajo de la inserción vaginal y que es la que se ve cuando se coloca el espéculo, se denomina hocico de tenca o segmento intravaginal. El segmento intravaginal del cuello es de forma cónica, esta dirigido hacia el fondo del saco vaginal posterior, y en su vértice presenta el orificio externo del cuello. La consistencia del hocico de tenca es elasticorresistente; su color es rosa pálido y luciente. El orificio cervical externo es la desembocadura de un conducto que recorre el cuello en toda su extensión y que se denomina conducto cervical. Tiene casi 3 cm de largo y termina hacia arriba en el orificio interno El orificio cervical interno es menester separar el anatómico del histológico (entre ambos existe una zona de 5 a 8 mm de alto que se denomina istmo uterino). El orificio interno anatómico (límite superior del istmo) tiene numerosos puntos de referencia: donde la cavidad del útero se hace canalicular; donde penetran en la musculatura las primeras ramas transversales de la arteria uterina y donde adhiere al útero el peritoneo que tapiza su cara anterior el orificio interno histológico (límite inferior del istmo) está situado en el punto en el cual el epitelio endocervical sustituye a epitelio del istmo, de tipo endometrial. El conducto cervical pta. en sus caras anterior y posterior una pequeña saliencia longitudinal, a la que convergen otros relieves oblicuos, que constituyen el denominado " árbol de la vida". En el cuerpo del útero se consideran 3 capas, que de adentro hacia afuera son: a) la capa mucosa o endometrio b) la capa muscular o miometrio c) la capa peritoneal o perimetrio

Trompas: Las trompas de Falopio u oviducto son 2 conductos que parten de ambos cuernos uterinos, siguen la aleta superior del ligamento ancho, se dirigen transversalmente a las paredes laterales de la pelvis y terminan en las proximidades del ovario. En la fecundación permiten la ascensión de los espermatozoides y conducen el óvulo o el huevo a la cavidad uterina. Su oclusión produce esterilidad. Tienen 10 a 12 cm de largo y los sigs. segmentos: a) una porción incluida en la pared uterina (intraparietal o intersticial), que es la parte + estrecha del órgano. b) el istmo de 3 o4 cm de largo. c) la ampolla, que es la porción + amplia y larga (7-8 cm), que se abre en la cavidad abdominal por 1 orificio circundado por una corona de fimbrias (pabellón), la mayor parte de los cuales constituye la fimbria ovárica, que se fija al ligamento tubo ovárico y vincula la trompa con el ovario. Utero: Situado en la excavación pelviana, el útero, víscera hueca, impar y mediana, es el órgano destinado a albergar y proteger al huevo y luego al feto. Tiene forma de pera achatada. Un estrechamiento circular, situado por debajo de la mitad del órgano, denominado istmo, divide al órgano en 2 porciones: el cuerpo y el cuello, que son fisiológica y patológicamente distintos. La unión de los ejes del cuerpo y cuello, forma 1 ángulo abierto hacia adelante y abajo, de entre 70º y 110º. El cuerpo uterino, de forma triangular, tiene 2 caras y 3 bordes. La cara anteroinferior descansa sobre la cara posterior de la vejiga, con la que forma el fondo de saco vesicouterino, que es virtual cuando el útero mantiene su posición normal en anteversoflexión. La cara posterosuperior se relaciona con las asas del intestino delgado y soporta la presión intra-abdominal. El borde anterosuperior o fondo es convexo en los 2 sentidos y su reunión con los bordes laterales constituye los cuernos uterinos, en donde se implantan los ligamentos redondos, las trompas y los ligamentos utero ováricos. Los bordes laterales se relacionan c' la porción ascendente de la arteria uterina y a su nivel las 2 hojas serosas que forman el ligamento ancho, se separan p' tapizar las caras uterinas anterior y posterior. La cavidad uterina es virtual, de forma triangular. En cada uno de sus ángulos presenta un pequeño orificio que corresponde a la desembocadura de las trompas (orificios uterinos de las trompas); el orificio inferior se continúa con el conducto cervical. El cuello uterino mide 3 cm en tanto que el cuerpo mide 4 cm. Se presenta como un cilindro dividido en dos porciones desiguales por la inserción de la vagina. La porción situada por encima de la vagina (supravaginal) tiene de 15 a 20 mm de longitud y se encuentra en el espacio pelviperitoneal. La cara anterior se relaciona con el bajo fondo vesical.

Ovarios: Son 2 órganos del tamaño y forma aproximado a una almendra. Situados en la aleta posterior del ligamento ancho, a los lados del útero. Su tamaño sufre modificaciones cíclicas, alcanzando su m por. durante la ovulación y cuando existe el cuerpo amarillo en la gestación. En el corte, se distinguen 2 porciones: a) CORTICAL: es blanquecina, constituida por tejido conjuntivo denso, en el cual se alojan los folículos que encierran el plasma germinativo. Se halla revestida por el epitelio ovárico (una capa de celulas cilíndricas, prismáticas, que descansan sobre una lámina conjuntiva que es la albugínea). En el hilio, el epitelio ovárico se continúa sin transición con el endotelio peritoneal a nivel de la línea de FarreWaldeyer, lo que hace que sea el único órgano intraperitoneal propiamente dicho. b) MEDULAR: es rojiza y esta formada por tejido conjuntivo muscular, POR ella discurren los vasos y nervios que han penetrado a través del hilio. En la región + interna de la cortical, se encuentran los folículos primordiales. Las gónadas están ricamente irrigadas y los vasos provienen de la arteria ovárica (rama de la aorta), que llega al órgano a través del ligamento infundíbulo ovárico o pelviano. Después de emitir la tubárica externa, alcanza al ovario y se anastomosa con la rama de la uterina en forma terminal, quedando constituido 1 arco de donde salen numerosas ramas que irrigan al ovario. Fimbrias: Cerca del ovario la trompa de Falopio se expande y forma el "infundíbulo" con forma de un embudo que rodea parcialmente el ovario hacia el centro. En su margen el infundíbulo tiene un grupo de extensiones irregulares y ramificadas. Aunque el infundíbulo generalmente no toca el ovario, una de las mayores extensiones (la fimbria ovárica) se conecta directamente a el.

Aparato Urinario El aparato urinario está constituido por dos riñones, donde se elabora la orina, y unos conductos que la llevan al exterior. Cada riñón está formado por un conjunto de unidades llamadas nefronas o nefrones . La nefrona o nefrón se puede considerar como la unidad funcional del riñón. Una nefrona consta de un corpúsculo renal, que filtra a presión el plasma sanguíneo, y de un túbulo contorneado, de longitud variable, donde se producen la reabsorción y la secreción. • La cápsula renal: capa externa formada por una membrana de tejido conjuntivo fibroso.

• La zona cortical: tiene un aspecto granuloso debido a los corpúsculos de Malpigio. Forma una cubierta continua bajo la cápsula renal con prolongaciones hacia el interior: las columnas renales. • La zona medular: tiene aspecto estriado debido a su división en sectores por las columnas renales. Estos sectores se llaman pirámides renales. • La pelvis renal: zona tubular que recoge la orina. El meato uretral se halla por detrás del clítoris, entre éste y la vagina, y es el orificio de la micción. Su cercanía con la vagina y el trayecto corto de la uretra femenina, favorecen el desarrollo de infecciones urinarias bajas comúnmente llamadas cistitis.

Patologías Quistes foliculares: Es el más común de los quistes de ovario. En condiciones normales, el folículo ovárico es estimulado por las hormonas de la hipófisis FSH y LH y se produce un quiste que mide alrededor de 20–24 mm para la época de ovulación. El folículo se rompe cuando la hipófisis produce cantidades elevadas de LH y libera el óvulo. Si ocurre la ovulación, el quiste formado se rompe, el líquido que estaba dentro cae en la pelvis y se forma el cuerpo amarillo. Si no ocurre el embarazo se atrofia y viene la menstruación.

Cuando existen alteraciones de ovulación, el folículo no se rompe y sigue creciendo por encima de los valores normales de 20–24 mm. Aunque rara vez alcanza los 5 cm, en ocasiones puede alcanzar un tamaño superior a 10 cm. Una vez formado el quiste, puede evolucionar de diversas formas. • Puede ocurrir un sangrado que simule una menstruación y el quiste desaparece espontáneamente.

Puede que no alcance gran tamaño, no se rompe y se va acumulando en el ovario (síndrome de ovarios poliquísticos o lleno de múltiples quistes).

• Puede adquirir gran tamaño y romperse sin producir problemas, aunque en muy raros casos puede haber hemorragia interna que requiere de una cirugía de emergencia.

• Puede adquirir gran tamaño, no romperse y quedar en la pelvis, produciendo dolor, alteraciones de la menstruación y falta de ovulación. Embarazo ectópico: es una complicación del embarazo en la que el óvulo fertilizado o blastocito se desarrolla en los tejidos distintos de la pared uterina,1 ya sea en la trompa de Falopio (lo más frecuente) o en el ovario o en el canal cervical o en la cavidad pélvica o en la abdominal. Cuando el embarazo ocurre en el endometrio del útero se le conoce como embarazo eutópico.2 El embarazo ectópico se produce por un trastorno en la fisiología de la reproducción humana que lleva a la muerte fetal,3 4 y es la principal causa de morbilidad infantil y materna en el primer trimestre del embarazo. El feto produce las enzimas que le permiten implantarse en diversos tipos de tejidos y, por tanto, un embrión implantado en otras partes del útero puede causar gran daño a los tejidos en sus esfuerzos por alcanzar un suministro suficiente de sangre. Un embarazo ectópico es una emergencia médica y, si no se trata adecuadamente, puede poner en peligro la vida de la mujer. En los últimos años, la exactitud del diagnóstico del embarazo ectópico se ha incrementado notablemente por la mejoría de la sensibilidad de la determinación de la fracción beta de la hormona gonadotropina coriónica (β-hCG) y por la introducción de la ecografía transvaginal que permiten un diagnóstico precoz. Aproximadamente la mitad de los embarazos ectópicos se resuelven sin tratamiento. Éstos son los llamados abortos tubáricos. El advenimiento del metotrexato para el tratamiento de un embarazo ectópico ha reducido la necesidad de cirugía, pero una intervención quirúrgica sigue siendo necesaria en los casos en que la trompa de Falopio se ha roto o está en peligro de hacerlo. Esta intervención puede ser laparoscópica o mediante una incisión más grande, conocida como laparotomía Diagnostico: Dado que es difícil detectar cualquier clase de embarazo antes de la sexta semana, si sospechara que está experimentando un embarazo ectópico tempranamente debería someterse a controles periódicos de sus niveles de hCG hasta que llegara a la sexta semana de su embarazo. Si, llegado ese momento, sus niveles de hCG aún no hubieran aumentado tan velozmente como deberían haberlo hecho, se le podría realizar una prueba de ultrasonido para poder determinar sus probabilidades de desarrollar un embarazo ectópico. Tratamiento: Si el embarazo ectópico fuera detectado tempranamente, el tratamiento para tratar un embarazo ectópico sería bastante simple. A la mujer embarazada se le administraría Metotrexato durante las primeras semanas del embarazo. La misma es una droga inyectable que se encargaría de disolver al feto

y de permitir que el organismo lo reabsorbiera. Éste es un procedimiento no invasivo, y reduce la cantidad de cicatrices que podrían llegar a quedar en sus órganos reproductivos. Complicaciones: desmayos, presión interna en el recto, dolor agudo en la parte inferior del abdomen. Leiomiomas uterinos: conocidos comúnmente como fibromas, son tumores nocancerosos bien circunscritos, que se presentan en el miometrio (capa de músculo liso) del útero. Además del músculo liso, los leiomiomas también se componen de la matriz extracelular (es decir, colágeno, proteoglican, fibronectina). Otros nombres para estos tumores incluyen fibromiomas, fibromas, miofibromas, y miomas. El leiomioma es el tumor pélvico sólido más común de las mujeres, causando síntomas en aproximadamente el 25% de las mujeres en edad reproductiva. Pero un exámen patológico cuidadoso del útero revela leiomiomas en más del 80% porque los leiomiomas pueden estar presentes pero no son sintomáticos en muchas mujeres. El útero afectado en promedio tiene seis a siete fibromas. Tipos: Los leiomiomas se clasifican por su localización en el útero. • Los leiomiomas subserosos están situados debajo de la serosa uterina y pueden ser pedunculados (adosados al cuerpo del utero por un tallo estrecho) o sésiles (de base ancha). • Los leiomiomas intramurales se encuentran predominantemente dentro del grosor del miometrio pero pueden distorcionar la cavidad uterina o causar un contorno uterino externo irregular. • Los leiomiomas submucosos están situados debajo de la mucosa uterina (endometrio) y, como los leiomiomas subserosos, pueden ser tanto pedunculados o sésiles. La mayoría (95%) de todos los leiomiomas tienen localizaciones subserosas o intramurales; los leiomiomas submucosos constituyen el 5% restante. Hidronefrosis: Es una hinchazón de un riñón debido a una acumulación o represamiento de orina. Tipos: Hidronefrosis Unilateral y Bilateral. Síntomas:

• Dolor de costado • Masa abdominal • Náuseas y vómitos • Infección urinaria • Fiebre • Micción dolorosa (disuria) • Aumento de la frecuencia urinaria • Aumento de la urgencia urinaria Tratamiento: El tratamiento y pronóstico para la hidronefrosis unilateral depende de lo que esté causando la hinchazón renal. El tratamiento puede abarcar: Un stent ureteral (sonda que permite al uréter drenar a la vejiga) Una sonda de nefrostomía (permite que la orina bloqueada drene a través de la espalda) Antibióticos para infecciones Los pacientes que tienen sólo un riñón, que padecen trastornos que comprometen al sistema inmunitario como diabetes o HIV, o que hayan recibido un trasplante, deben ser tratados oportunamente. Se pueden prescribir antibióticos preventivos para disminuir el riesgo de infecciones urinarias en pacientes que tengan hidronefrosis prolongada. Complicaciones: Si la hidronefrosis se deja sin tratamiento, puede presentarse daño permanente en el riñón afectado. La falla o insuficiencia renal es poco común con la hidronefrosis unilateral, debido a que el otro riñón funciona normalmente. Sin embargo, si el paciente sólo tiene un riñón funcionando, se presentará insuficiencia renal. Tumor de Wilms: es un tipo de cáncer renal poco frecuente que afecta a los niños. Produce un tumor en uno o ambos riñones. La presencia de ciertos padecimientos genéticos o defectos de nacimiento pueden aumentar el riesgo de desarrollar un tumor de Wilms. Los niños que corren este riesgo deben evaluarse cada tres meses hasta que cumplan ocho años.

Síntomas: Los posibles signos de un tumor renal incluyen un bulto en el abdomen y presencia de sangre en la orina. Tratamientos: El tumor suele diagnosticarse y eliminarse con cirugía. la quimioterapia, radioterapia, terapia biológica o una combinación de todas. La terapia biológica o inmunoterapia estimula la capacidad de su propio cuerpo para combatir el cáncer. La mayoría de los niños con tumor de Wilms pueden curarse.