You are on page 1of 3

de la Asamblea de Cataluña nos hizo sufrir bastante ya que la policía se enteró; in ¿ ~ cluso fuimos a consultar a 4, un abogado, por

si era nece sario defenderse. ti: En este punto también quiero hacer hincapié en su actividad como escritor, co 61 mo ser pensante no sólo en rl; relación a sí mismo, sino ‘4 también en relación al hecho artístico, a la creatividad, al papel de la ciencia en la so ciedad... La lista de sus pu blicaciones, sólo o en colabo ración con Joan Brossa, es larga- ¿Qué le mueve a escri bir? ¿Cómo fue su colabora ción con el poeta? T: Hay una parte de mis LEspeiit Catalá, por Antoni Tipies, 1971. escritos más polémica —la que se publicó en La Vanguardia y en Ii: Otros intereses suyos le llevan al Serra d’Qr— donde pretendía expresar mundo del pensamiento científico y al una opinión distinta de algunos críti del pensamiento oriental. En breve cos, entre ellos Alexandre Cirici, ya que tiempo se leerá en la Universidad de sus escritos eran muy parciales. Mi in- Barcelona una tesis doctoral que trata tención era mostrar a los artistas jóve• de la influencia del pensamiento oriennes que había otras posibilidades. Fue- tal en su obra. Estoy pensando, entre ron artículos que me dieron mucho tra- otras, en El gran nus (1982), Celebració bajo e incluso molestaron a algunos. de la me? (1989)0 L’hora del te (1993). Más de una vez, Cirici se había enfada- Y pienso también en el maravilloso Esdo conmigo, aunque luego se le pasa- pacio de Reflexión. creado en la Univerba. Era para salir al paso de algunas sidad Pompeu Fabra. ¿Qué supuso paideas que circulaban por Barcelona. ra usted ese encargo? Hay pocos artículos en los que hable T: Se trata de procesos. El interés de mi propio trabajo, más bien son es- por la caligrafía china proviene de que critos sobre temas culturales y artísti- es un paralelo a la pintura abstracta, cos en general. Una excepción es Me- pero en todo ello hay también un susmona personal Tuve mucho interés en trato filosófico. ¿Por qué nos gusta la estudiar el fenómeno de las vanguar- pintura china? Porque tiene esa cosa dias y del Arte moderno en general. orgánica que profundiza en el conociHay todo un sustrato de conocimiento miento más intenso de lo que es la reay de ciencia. Hay muchos que creen lidad; no es la realidad superficial del que los artistas modernos sólo quieren arte occidental, sino una realidad más romper con el pasado, y yo creo que es profunda. al revés. En el Arte moderno es imporIi: ¿Y la sala de reflexión? tante su interés por otros artes. A prinT: Es una consecuencia de las incipios del siglo XX fue importantísima vestigaciones que mi mujer y yo íbala influencia del Arte africano y de los mos haciendo en casa. Teresa ha partiprimitivos. Mi generación tuvo influen- cipado mucho y ha ido reuniendo una cia sobre todo del Arte oriental, espe- biblioteca muy interesante, que tene cialmente de la caligrafía china, que no mos en casa y que tal vez algún día doera considerada como arte. Mi interés naremos a la Fundación, pero que de por el Arte oriental se refleja en los Es- momento está aquí. Nos dimos cuenta tatutos de la Fundación Tápies y en la de que hay muchas religiones y sabibiblioteca, que es una de las más com- durías, por decirlo de una manera gepletas en ese campo en Barcelona. neral, que tenían unos métodos para

~~Me he podido equivocar mucho, pero siempre he tratado de ser un artista sincero~~

provocar esos saltos, esos cambios, esa transforma ción de la conciencia de la vida cotidiana y llevarla a un estado de reflexión más pro fundo, que no quiere decir llevarlo más allá a cosas ex trañas... Poder llegar a ver la realidad de una manera más auténtica. En cada cuadro que hago estoy experimen tando, como el señor que trabaja en un laboratorio, para descubrir nuevas for mas que me provoquen un choque mental y me hagan ver una realidad diferente. En la sala de reflexión de la Pompeu Fabra quería rom per la perspectiva renacen tista, que nos da una falsa idea de la realidad, al igual que el claroscuro de la pintura tradi cional crea unos espacios vacíos. Hoy en día, sabemos que este vacío es un lleno. Entre usted y yo hay una serie de rayos, de conexiones, que lo unen todo. Ii: La inauguración de la Fundación Tápies, en 1990, ¿qué ha significado para usted en lo personal y en lo creativo? T: Pronto hará diez años de su inau guración. Estoy contento, ya que pusi mos un equipo joven y creo que lo estamos haciendo bastante bien. IJ: Cincuenta años de artista han tenido como resultado no sólo una pro ducción extraordinaria a nivel numéri co, sino también, dada su personali dad, en cuanto al trabajo en campos diversos: dibujo, pintura, grabado, sen grafías, obras de técnica mixta, en• samblajes, escultura... Otra de sus ac tividades es la de escritor, analizando no sólo su yo sino también su mundo a diversos niveles. ¿Qué balance hace hoy de todo ello? T: Lo primero que se me ocurre es la palabra coherencia. Creo que he sido bastante coherente. A veces, la gente dice: “Tápies se repite con las cru ces y ciertos signos”, pero es que todo ello tiene un sentido y se ha de analizar y entenderlo. Soy un artista que me he podido equivocar mucho, como tanta gente, pero creo que soy un artista que ha tenido la sinceridad de ser auténti co, y perdone la inmodestia.