You are on page 1of 5

ENERGIA EOLICA

Cómo se produce y obtiene


La energía del viento está relacionada con el
movimiento de las masas de aire que se desplazan
de áreas de alta presión atmosférica hacia áreas
adyacentes de baja presión, con velocidades
proporcionales al gradiente de presión.
Los vientos son generados a causa del calentamiento
no uniforme de la superficie terrestre por parte de la
radiación solar, entre el 1 y 2% de la energía
proveniente del sol se convierte en viento. De día,
las masas de aire sobre los océanos, los mares y los
lagos se mantienen frías con relación a las áreas
vecinas situadas sobre las masas continentales.
Los continentes absorben una menor cantidad de luz
solar, por lo tanto el aire que se encuentra sobre la
tierra se expande, y se hace por lo tanto más liviana
y se eleva. El aire más frío y más pesado que
proviene de los mares, océanos y grandes lagos se
pone en movimiento para ocupar el lugar dejado por
el aire caliente.
La energía del viento es utilizada mediante el uso de
máquinas eólicas (o aeromotores) capaces de
transformar la energía eólica en energía mecánica de
rotación utilizable, ya sea para accionar
directamente las máquinas operatrices, como para la
producción de energía eléctrica. En este último caso,
el sistema de conversión, (que comprende un
generador eléctrico con sus sistemas de control y de
conexión a la red) es conocido como aerogenerador.
En la actualidad se utiliza, sobre todo, para mover
aerogeneradores. En estos la energía eólica mueve
una hélice y mediante un sistema mecánico se hace
girar el rotor de un generador, normalmente un
alternador, que produce energía eléctrica. Para que
su instalación resulte rentable, suelen agruparse en
concentraciones denominadas parques eólicos.

La primera
utilización de la
capacidad
energética del viento
la constituye la
navegación a vela.
En ella, la fuerza del
viento se utiliza para
impulsar un barco.
Barcos con velas
aparecían ya en los grabados egipcios más antiguos
(3000 a.C.).
Los egipcios, los fenicios y más tarde los romanos tenían
que utilizar también los remos para contrarrestar una
característica esencial de la energía eólica, su
discontinuidad. Efectivamente, el viento cambia de
intensidad y de dirección de manera impredecible, por lo
que había que utilizar los remos en los periodos de calma o
cuando no soplaba en la dirección deseada. Hoy, cuando se
utilizan molinos para generar electricidad, se usan los
acumuladores para producir electricidad durante un tiempo
cuando el viento no sopla.
Otra característica de la energía producida por el viento es
su infinita disponibilidad en función lineal a la superficie
expuesta a su incidencia. En los barcos, a mayor superficie
bélica mayor velocidad. En los parques eólicos, cuantos
más molinos haya, más potencia en bornes de la central. En
los veleros, el aumento de superficie bélica tiene
limitaciones mecánicas (se rompe el mástil o vuelca el
barco).
En los parques eólicos las únicas limitaciones al aumento
del número de molinos son las urbanísticas.
Ventajas de la energía eólica
• Es un tipo de energía renovable ya que tiene su

origen en procesos atmosféricos debidos a la


energía que llega a la Tierra procedente del Sol.
• Es una energía limpia ya que no produce emisiones

atmosféricas ni residuos contaminantes.


• No requiere una combustión que produzca dióxido

de carbono (CO2), por lo que no contribuye al


incremento del efecto invernadero ni al cambio
climático.
• Puede instalarse en espacios no aptos para otros

fines, por ejemplo en zonas desérticas, próximas a


la costa, en laderas áridas y muy empinadas para
ser cultivables.
• Puede convivir con otros usos del suelo, por
ejemplo prados para uso ganadero o cultivos bajos
como trigo, maíz, patatas, remolacha, etc.
• Crea un elevado número de puestos de trabajo en

las plantas de ensamblaje y las zonas de


instalación.
• Su instalación es rápida, entre 6 meses y un año.

• Su inclusión en un sistema ínter ligado permite,

cuando las condiciones del viento son adecuadas,


ahorrar combustible en las centrales térmicas y/o
agua en los embalses de las centrales
hidroeléctricas.
• Su utilización combinada con otros tipos de
energía, habitualmente la solar, permite la
autoalimentación de viviendas, terminando así con
la necesidad de conectarse a redes de suministro,
pudiendo lograrse autonomías superiores a las 82
horas, sin alimentación desde ninguno de los 2
sistemas.
• Posibilidad de construir parques eólicos en el mar,

donde el viento es más fuerte, más constante y el


impacto social es menor, aunque aumentan los
costes de instalación y mantenimiento. Los parques
offshore son una realidad en los países del norte de
Europa, donde la generación eólica empieza a ser
un factor bastante importante.

Desventajas de la energia eolica:


• El aire al ser un fluido de pequeño peso específico,
implica fabricar máquinas grandes y en
consecuencia caras. Su altura puede igualar a la de
un edificio de diez o más plantas, en tanto que la
envergadura total de sus aspas alcanza la veintena
de metros, lo cual encarece su producción
• la energía eólica produce un impacto visual
inevitable, ya que por sus características precisa
unos emplazamientos que normalmente resultan
ser los que más evidencian la presencia de las
máquinas (cerros, colinas, litoral). En este sentido,
la implantación de la energía eólica a gran escala,
puede producir una alteración clara sobre el
paisaje, que deberá ser evaluada en función de la
situación previa existente en cada localización.
• Impacto visual: su instalación genera una alta
modificación del paisaje
• -Impacto sobre la avifauna: principalmente por el
choque de las aves contra las palas, efectos
desconocidos sobre modificación de los
comportamientos habituales de migración y
anidación.
• -Impacto sonoro: el roce de las palas con el aire
produce un ruido constante, la casa mas cercana
deberá estar al menos a 200 m. (43dB(A))

AEROGENERADORES
La generación de electricidad es hoy en día el
principal uso que se le da a la energía eólica. Los
aerogeneradores o generadores eólicos hacen girar
el eje de un generador eléctrico a partir de la
energía del viento, mediante una palas.

Los aerogeneradores pueden ser para consumo


propio o conectarse a la red eléctrica general.

Durante las crisis del petróleo de los años 70 se


comenzó a investigar seriamente el aprovechamiento
de la energía del viento. En los últimos años ha
conocido un importante desarrollo, y en la actualidad
representa el 33% de la energía producida por
fuentes renovables.