Nadir Yazmín Sainz Beltrán

La importancia de la educación sexual Hoy en día, se podría manifestar que las sociedades están pasando por un proceso de apertura de la manifestación y expresión sexual. Con anterioridad muchos temas se hubieran podido considerar tabúes o podrían haber sido desechados, y que actualmente tienen un papel de vital importancia en el desarrollo de la vida dentro de ámbito social. De la misma forma han existido cambios sobre temas como lo es el género, y como se desenvuelven los medios de comunicación que no hondaban en temas sobre sexualidad por aspectos morales. Situándonos en el contexto antes planteado, podemos observar como existen vuelcos radicales en la forma en que comprende la sociedad el hablar de lo sexual, es aquí donde nos interesa profundizar, ya que: sí, las personas perciben y manifiestan su sexualidad de madera más abierta, sí, existe información respecto al tema. Pero dentro de estas dos afirmaciones hay muchísimas variables implicadas, en lo que corresponde a salud pública. Esto nos lleva a preguntarnos ¿Qué es lo que necesita nuestro país para que los jóvenes que se desarrollan en la sociedad actual se encuentres protegidos ante situaciones de índole sexual?, ¿Podríamos tomar la educación sexual como obligación?, ¿Realmente se puede crecer con libertad y autonomía sin olvidar el bienestar físico, psicológico y social? Si buscamos las respuestas a estas preguntas se puede observar ver que la educación en relación con la sexualidad hoy en día es una necesidad y obligación, que sirve de base para influir positivamente en la responsabilidad sexual de los adolescentes y jóvenes. Para impartir educación relacionada con una sexualidad saludable no solo es necesario el contenido que se pretende enseñar sino la forma en que se enseña, y no se trata sólo de relegar esta responsabilidad exclusivamente a las instituciones públicas. Es necesario producir toda una nueva perspectiva que inicie en el núcleo de la familia y que a partir de ahí se movilice los sistemas sociales para crear un cambio prospero. El tema aquí implica que esto se ha tratado de implementar, se han creado programas que pretenden crear una concientización sobre la sexualidad, pero es evidente que hace falta algo, para que estos programas rindan los frutos esperados. Las cifras demuestran, con el número de infectados de VIH que crece año con año no es suficiente la información que se está brindando. Informes de ONUSIDA tan solo en México de 106.7 millones de habitantes en el año 2009 existían 220 mil personas infectadas con VIH, de estas solo el 41% (90, 200 personas) conocen su condición. De la misma forma existe una gran proliferación de muchas otras enfermedades de transmisión sexual. Los embarazos adolescentes no son la excepción, se encuentran en crecimiento, según informes del Consejo Nacional de Población en México, en el 2000, la tasa de fecundidad de mujeres entre 15 y 19 años era de un embarazo por cada 14, lo cual se tradujo en 366 mil nacimientos de madres adolescentes durante ese año.

la Ley para la Protección de los Derechos de Niñas. Es importante ver que nosotros mismos veamos la sexualidad como un tema que se encuentra integrado en nuestras vidas. a decidir cuántos hijos tener y cuándo tenerlos. al contrario tienen una curiosidad de aprender y de la misma forma se encuentran en un periodo donde se pueden estructurar los nuevos conocimientos para integrarlos en sus vidas y sus conductas. . independientemente de su edad. de la misma forma en Reglamento de la Ley General de Población. En nuestro país el desarrollo de los derechos sexuales de adolescentes y jóvenes se ha topado con pared. un mundo donde la socialización del adolescente se encuentra cada vez mas ajeno a la familia y organizaciones como las iglesias o asociaciones en quienes los grupos conservadores han confiado el control de la información impartida a jóvenes y adolescentes. Resulta antidemocrático que no se aplique la ley en torno a este tema. donde se ha prohibido tocar temas de esta índole en salones de clase o en instituciones de salud a adolescentes y jóvenes ya que según ellos la información de índole sexual conducirá a un desenfreno de la moralidad. desde el respeto y la tolerancia. En base a esto podemos observar que el desconocimiento respecto al tema es muy grande. Niños y Adolescentes. tomando en cuenta que nos encontramos en un mundo donde los medios de comunicación llevan la delantera respecto a información de índole sexual (muchas veces errada). empezar a ver a los adolescentes y jóvenes como seres en formación. De la misma forma es importante informarnos para dar la información acertada a otro de una forma adecuada. dejar de temer por vergüenza y pudor. Esto se puede reflejar en lo que está sucediendo actualmente en estados de la Republica. Derribar el muro del silencio en torno al tema para cumplir a nuestros adolescentes y jóvenes. sin evadir temas por vergüenza. tomando en cuenta todos los factores que influyen en esta. la Ley General de Salud. ya que no son ignorantes.Nadir Yazmín Sainz Beltrán Uno de los principales factores que apareció en la encuesta fue el desconocimiento o mal uso de los métodos anticonceptivos. para cumplirnos a nosotros mismos con la obligación. Cambiar el pensamiento respecto a que no conocen de temas como lo son la sexualidad. tienen reglamentos relacionados con la propagación de información relacionada con los derechos relacionados con la salud reproductiva en México. como lo es la jerarquía de la Iglesia católica. y se tomen medidas represivas que son ineficaces en la actualidad. que necesitan apoyo e información en los ámbitos que ellos mismos expresen. La constitución política en su artículo 4 reconoce el derecho de toda persona. respecto a la oposición de los grupos conservadores. así como la percepción de que “a ellos no les va a pasar”. y lo podemos ligar con la educación basada en desinformación sobre aspectos de la sexualidad que son de suma importancia para el bienestar personal en el individuo. la Norma Oficial Mexicana de los Servicios de Planificación Familiar. satisfacción y necesidad del saber. Parte de la solución podría ser.