ARTISTAS LATINOAMERICANOS DEL SIGLO XX: LA INVISIBILIDAD EN EL ARTE

Cuando Edward Sullivan publicó su libro basado en la exposición Artistas Latinoamericanos del siglo XX, misma que se realizó por los Quinientos años del Descubrimiento de América , debió encontrar que en él existían una serie infinita de elementos que quedaron oscuros, porque o no los conocía o porque le resultaban incomprensibles e incompletos o simplemente decidió que no eran importantes. Pero seguramente debido a una serie de criticas que muchos “teóricos del arte latinoamericano”, propuso hacer una “segunda parte” de la misma, pero esta vez, recurriendo a escritores, críticos e historiadores de cada país de América Latina, seguramente con la finalidad de que la visión que se de en la nueva versión, sea lo más apegada a la “realidad histórica”. La exposición mencionada, ya desde sus inicios, creo yo, adoleció de muchos errores conceptuales y organizativos. En primer lugar la selección de los lugares donde se la iba a realizar fue hecha con base en criterios económicos, más que de otro tipo, me refiero con esto a que pudieron tomarse en cuenta criterios culturales, políticos, sociales u otros, que podían ser muy válidos, pero como siempre primó lo económico, los seguros, el traslado, la seguridad y cosas semejantes, que impidieron que ésta exposición pueda ser llevada, digo yo, a algún país de América Latina. La selección de los artistas, según dijo en una entrevista dada a Berta Sichel y que fuera publicada en la Revista Art Nexus. el propio Waldo Rasmussen, organizador de la exposición, “se hizo con base en criterios personales y no de otro tipo”, como los méritos artísticos, el reconocimiento internacional, la influencia en el

(aunque seguramente deseaba hacerlo) . no tiene por que dividirse por países y que debe pensarse más bien en tendencias. como se lo hace en otros continentes. desechó toda su “etapa” muralista. resulta muy cuestionable.ámbito cultural de cada país y de otros países. y además que se equilibre la representación de los países con un criterio pluralista y uniforme. Pienso que por obvias razones le resultó difícil eliminar a artistas como Diego Rivera. Rasmussen hace una propuesta cronológica para la exposición. en dónde en realidad a nadie le interesa si Picasso produjo sus obras en Francia o en España. Bolivia y Ecuador. por lo que se le ubica básicamente como cubista. De igual forma elimina a todos los artistas de Perú. y que por lo tanto no debía participar en la exposición. . resulta interesante pensar que en realidad el arte en Latinoamérica. que por ejemplo. de acuerdo al punto de vista de donde se la mire. por no decirlo justo. a los cuales el mismo Rivera había repudiado. Rasmussen considera que Pettorruti nos es muy representativo de Argentina (al parecer los argentinos tienen una opinión contraria). pues según dice. la cual puede verse como un acierto o un error. por ejemplo. tomando solo sus primeros trabajos cubistas. no le parece importante se presencia. Así. mismos que pudieron hacer que la exposición en realidad recoja lo más representativo del arte de cada país.así como quiso hacerlo con todo aquello que tenga visos de nacionalismo y más de socialismoaunque para integrarlo. al menos eso nos dice la Historia oficial. su presencia en la historia del arte latinoamericano y otros semejantes. Y es que en verdad.

está en cuestionamiento. Esto puede dar una idea sobre el interés y respeto que mantenía por el arte latinoamericano. de hecho.Esta visión. pues se plantea que tratar de imponer esta forma de ordenamiento en el arte latinoamericano. menciona en el texto a Hélio Oiticica. como director del MOMA no haya dado la importancia a éste por más de treinta años. artista brasileño. fue ubicada en el corredor del Museo. la obra La jungla de Wifredo Lam se encontraba en el pasillo que da al guardarropa y otras como la de Fernando Szyszlo (quien presentó su protesta). fuera de las galerías. las imágenes que ilustran el texto y las obras de la exposición. es también criticada. sin embargo resulta cuestionable que él. en el hecho de que para esta exposición. cuando su trabajo se podría ubicar en los inicios del conceptualismo. ilustra el texto con una de sus instalaciones. dentro de “El legado del constructivismo”. mismas que habían sido ubicado en lugares inadecuados.norteamericano. En este catálogo existen tres discursos diferentes: el literario. o por lo menos a las obras de los artistas latinoamericanos que permanecen en el Museo. es traer un sentido europeo. como todo. Sullivan en la elaboración del texto del catálogo. . viene desde hace tres décadas. Así por ejemplo. La tropicalia. pidiera la colaboración de Edwuard J. una lluvia de ideas que no llegan a conectarse con la exposición. pero en la exposición no se presenta ninguna obra de Oiticica. su interés por el arte latinoamericano. LAS CONTRADICCIONES Pero el mayor problema consiste a mi entender. Según las declaraciones de Rasmussen. mismo que en éste momento. el cual no termina de ser una serie de apuntes.

Sin embargo. algo que debería ser cuestionado en el propio texto. más importantes que las formas que adoptan”. menciona que una de las constantes permanentes se encuentra en el hecho de que “los temas de las obras artísticas. y abordan el arte desde la etapa de apertura al modernismo. el espacio conque cuentan es muy reducido como para cumplir con una labor tan amplia. si bien es cierto el conceptualismo da mucha importancia a las ideas como fundamento de la obra. pero sin llegar a mencionar el arte de las últimas décadas. es que nunca explica por qué razón seleccionó a estos escritores. Esto es lógico y comprensible. ¿En qué lugar del mundo contemporáneo no suceden procesos semejantes en este momento de la historia. por ello pidió a una serie de autores latinoamericanos que escriban sobre sus propios países.Es un hecho que Sullivan fue consiente de sus errores en el texto. Sullivan aborda el arte contemporáneo latinoamericano. me pregunto. Lo cuestionable de esto. al arte de la llamada posmodernidad. ubicándole en lo que él llama: “La crisis del modernismo”. en tanto y en cuanto. LA CRISIS DEL MODERNISMO En la última parte del catálogo. Muchos de ellos hacen reseñas muy someras de la Historia del Arte de sus respectivos países. sobre qué criterios se podría afirmar semejante ligereza. como para que podamos hacer de ésta una particularidad histórica del arte latinoamericano? Mas aún. . En este capítulo. son a menudo. la mayoría literatos antes que historiadores o críticos de arte. pero también debido a la escasa investigación sobre la historia del arte en los diferentes países de Latinoamérica. seguramente le otorga esta denominación en términos de dar una apertura -no muy clara por cierto-.

Rocío Maldonado (México). Cildo Miereles (Brasil). B. Tunga (Brasil). que aunque no ha estado ausente de las problemáticas de muchos artistas..es cierto que estas se materializan en objetos y cosas que de por sí tienen sentido y significado y que hacen que forma y contenido se encuentren íntimamente ligados Sullivan divide al texto en cinco temas que son: A. Pero el problema fundamental radica en cómo enfoca en problema de la corporeidad. De dos de los artistas ni siquiera menciona su nacionalidad. ha tenido enfoques particulares en lo latinoamericano. pasa a mencionar a los siguientes artistas: Ana Mendieta (Cuba). que nada conoce del arte latinoamericano. Aquí nuevamente habla de Frida Kahlo. y el resto del arte instalación de América Latina queda fuera. Menciona a artistas como José Bedia Valdez (Cuba). subrayo esto pues según explica Sullivan al inicio de su texto. y sin justificar el por qué opta por ésta subdivisión. y Arnaldo Roche (Puerto Rico).Instalaciones. en especial en el tratamiento del cuerpo como espacio político.El cuerpo humano como tema político. éste “tiene como objetivo el informar al público de Europa y Norteamérica. En este básicamente parte de la integración que los creadores logran entre el espectador y la obra. aunque ya la había mencionado en “El surrealismo y lo surreal en el arte latinoamericano”. más de discurso europeo en la realidad latinoamericana. Eugenio Dittborn (Chile). sobre artistas y tendencias”. por ello resulta extraño que se le escapen datos tan importantes como estos.. Julio Galán (Colombia). seguramente para reforzar la idea de Marta Traba de que hay países de áreas cerradas y abiertas y que en los primeros no ocurre nada. . Alfredo Jaar (Chile).

para variar. Jacques Bedel y Daniel Senise. por más artistas que sean. A éste último.Aquí menciona a cinco artistas: Liliana Porter. tampoco explica en por qué los ubica en este segmento. supongo. ni cómo concibe al mismo. y enfoca el problema de género desde el hecho de su visibilidad en el arte. no explica el porque de la temática.. que están haciendo su trabajo en los términos planteados por Sullivan y cuya presencia o ausencia nunca justifica. pues la artista usa bordados y costuras en sus obras. Creo que la división. Guillermo Kuitca (Argentina).El tiempo y los espacios. mas.La Política de Acción. y menciona a tres artistas pero no su nacionalidad.C. Resalta la importancia de que ésta última sea mujer. lo cual sólo nos deja entrever que para este autor. hace evidente la ausencia de infinidad de ellos. D. setentas y ochentas. También sin nacionalidad.. Como se puede ver la selección de los artistas.. ellos son: Victor Grippo. tampoco explica esto. las condiciones . Waltercio Caldas y Leda Catunda. E. puede o no ser representativa.. Luis Cruz Azaceta (Cuba) y Rafael Montañez-Ortiz (New York).La Política de los Objetos. no refleja en sí. por demás arbitraria. éstas son las únicas formas de expresión de las mujeres. Miguel Angel Rojas. lo ubica en el arte latinoamericano por su ascendencia. En este segmento del escrito tampoco justifica ni explica la razón del tema y pasa directamente a mencionar a los siguientes artistas: Juan Sánchez (Puerto Rico). mismos que segregan ala mayor parte de artistas comprometidos en mucho con movimientos sociales y con grupos políticos a lo largo de las décadas de los sesentas. Aquí. pero lo que sí. Con ello también reduce a los artistas latinoamericanos en cuanto a sus participaciones en acción política.

Goldman con respecto a Waldo Rasmussem. A nadie se le debería ocurrir clasificar una exposición por cuadros pintados con óleo. acrílico. me encontré con que éste representó al MOMA en el Centro de Relaciones Internacionales CIR. Estas tendencias tienen además. sino imposible. creo que existen otros que se deben tener en cuenta al concluir el presente análisis: A mi entender existen una serie de intereses “ocultos” en la realización de esta exposición. ceras o pasteles. su catálogo y su posterior corrección. produciendo una serie de sincretismos e hibridaciones. pero precisamente esto hace que los artistas vayan de una tendencia a otra. ¿Por y para qué? ¿Cómo se produce ésta intervención? ¿Qué es lo que se pretende lograr con esto?. ¿Existen intereses más complejos que los que se muestran? ¿Quién debe escribir la . Es decir los parámetros que se usan para esta división resultan inaceptables. tanto entre las tendencias actuales como con el pasado y con lo “foráneo”. que finalmente constituyen medios y no formas. el mismo tenía como objetivo el llevar adelante un abierto intervencionismo de un grupo de empresarios norteamericanos en América Latina. o de usar el cuerpo o el espacio. en el cual ciertamente existe una pluralidad y variedad muy grande. liderado por Nelson Rockefeller y familia. criterios mucho más complejos y conceptuales que el simple hecho de ser o no una instalación. Pero más allá de estos cuestionamientos. como lo advierte el propio Sullivan. Por lo mismo resulta difícil. La pregunta aquí es lógica. Revisando los escritos de Shifra M. mantener el criterio racionalista de ordenarlo todo y tratar de clasificar o encasillar a las obras y los artistas en tendencias cerradas.del arte latinoamericano del siglo XX y menos aún del momento actual.

tanto en lo artístico como en lo teórico. aparentemente se intenta incidir en el espacio cultural de Latinoamérica porque se lo considera “peligroso”. América Latina requiere urgentemente hacer sus propias posturas. Es necesario regresar a la invisibilidad. extraño y exótico para el resto. Es cuestionable también la necesidad que los propios artistas tienen de ser reconocidos. e incluso de investigar. difíciles de contestar. y que sin embargo dejan una sensación de riesgo y poder. pero con un criterio de integración.historia del arte latinoamericano? Cuestiones éstas. pero además y fundamentalmente definirse históricamente ante el momento actual. Juan Francisco Benavides . es decir que “ellos” sean quienes nos digan que valemos. Muchas cosas quedan por hacerse. más aún con las tendencias políticas que estás asumiendo varios países del área. entrar al circuito internacional. quienes somos y que nos hagan distinguirnos del resto del mundo por las diferencias. ahora somos visibles por ese arte “diferente”. sus perspectivas. Antes éramos invisibles porque nadie daba importancia del arte que aquí se ha hecho desde hace siglos. no de inexistencia. no de exotismo. con un criterio de equidad. sus procesos. pues. analizar y entender sus propuestas.