La modernidad liquida y las relaciones personales Cuando entramos en el terreno de las relaciones personales (amor, relaciones de pareja, compromisos

, derechos y deberes reconocidos mutuamente) estamos metiendo el dedo en lo mas profundo de la yaga que encara el ser humano contemporáneo, nos enfrentamos a un mundo desconocido, donde el afecto en su mas pura esencia, es objeto de desconcierto, el humano corriente lo desea y le teme, es una multiplicidad de paradigmas auto-instaurados que le atraen, aunque nuestro prototipo de hombre sea ya un hombre sin ataduras, de relaciones “sin compromisos”1 codiciamos la estabilidad de las relaciones y les tememos al mismo tiempo. El verdadero dilema al cual nos enfrentamos es la fragilidad de los vínculos humanos, en especial los afectivos y todo lo que estos nos proporcionan. La duración de estos esta determinada por una lógica de costo-beneficio, una lógica sacada de las normas instauradas por un sistema en el cual el verdadero amor, resulta inútil y contraproducente; muchos de los valores necesarios para entender, crear y mantener el amor (humildad, fe, valentía, disciplina… etc.) Están perdidos en una cultura en la que dichas cualidades no solo resultan extrañas, si no que también resultan dañinas para el orden de poder económico, “el hombre no sabe que hacer para obtener las relaciones que desea, y lo que todavía es peor, no sabe que tipo de relaciones desea”2. Es entonces cuando se hace necesaria una definición concreta del amor, Bauman nos demuestra que “amar significa estar decidido a compartir y mezclar dos biografías, cada una con una diferente carga de experiencias y recuerdos de su propia singladura (…) significa un acuerdo cara al futuro y, por tanto, cara a ese gran desconocido, haciéndonos dependientes de otra persona dotada con una libertad parecida para elegir, y con voluntad de mantener dicha elección, por lo tanto, de otra persona llena de sorpresas, imprevisible” 3 es decir que nuestras ansias de amar solo podrían culminarse con una disposición
1 2

De BAUMAN, Zygmunt, IDENTIDAD Pág. 133 Párrafo 3 - Losada 2005 De BAUMAN, Zygmunt, IDENTIDAD Pág. 134 Párrafo 1 - Losada 2005 De BAUMAN, Zygmunt, IDENTIDAD Pág. 135 Párrafo 1 - Losada 2005

3

1

Observer Magazine – 15 de diciembre de 2002 Pág. sólido y estable. 43. Adquirimos objetos para darnos satisfacción. el del uso de los objetos. siendo causa de ansiedad el conocimiento de 4 BAUMAN. se pierde bajo la incertidumbre e inseguridad de el amor liquido. Ahondando en el problema fundamental que acarrean las relaciones personales podemos observar “el estilo consumista” el cual despierta un nuevo paradigma. cuando la satisfacción que provenía de estos objetos cesa (comúnmente por el desgaste. proceso creativo que debe estar plagado de riesgos. pero ¿podríamos hablar de un amor comercial también?. la columnista Bárbara Ellen de la revista Observer Magazine plantea la ruptura de una relación como un acontecimiento normal ya que las relaciones que alguna ves fueron codiciadas como un escape a lo trascendente y eterno se han convertido en relaciones mortales. con unas expectativas de vida mucho menores que la de los seres humanos que las formaron solo para volverlas a romper. siendo esta la manera en la cual se desempeña la moda comercial propiamente dicha. se a cambiado esa clásica y romántica idea de un “amor eterno” y también del amor como elección de una pareja única y exclusiva. Zygmunt. no hay motivo para seguir conservándolo. Es aquí donde el terreno de confianza que cimentaba el amor clásico. de modo tal que lo cambiamos y empezamos un nuevo ciclo que termina de la misma forma que el anterior. por un proceso de liberación individual.directa y autentica de respaldar al otro sin que su propia libertad se vea en peligro. por un amor confluente de varios elementos. pues nunca hay certeza de donde va a parar. Ellen. AMOR LIQUIDO – ACERCA DE LA FRAGILIDAD DE LOS VINCULOS HUMANOS – Fondo de la cultura económica 2005 5 BARBARA. amar no precisamente para lo bello sino para engendrar y dar luz en la belleza. sino en contribuir para que dichas cosas se hagan realidad siendo el amor un “proceso creativo”4. 2 . Es decir que la duración de las relaciones solo existe en la medida que satisfaga a ambos miembros de la pareja. la monotonía de uso y a la gran cantidad de substitutos que pueden reemplazar dicho objeto). es decir que el amor no encuentra su propio eje en las cosas fabricadas de antemano. “objetos o parejas… ¿importa algo? Todos sirven para lo mismo: satisfacernos”5.

la publicidad. y luego como todo lo demás”6 cabe destacar que los atributos de un productor son las de la adquisición y retención de hábitos. IDENTIDAD Pág. pues “si a nuestros ancestros se los formo ante todo como productores. Y es muy cierto que tener siempre la salida fácil se hace un obstáculo para la consolidación y realización del amor. y por ende. y que cuando nos comprometemos “de lleno” estamos cerrando la puerta a otras propuestas románticas que pudiesen satisfacer mas y mejor. es decir su utilidad es nula. esta relación crecerá y decrecerá. que sea susceptible a ser abandonado mucho antes de alcanzar el clímax amoroso. es decir. Un factor a tener en cuenta es el tipo de formación que han tenido las ultimas generaciones de humanos. y que tal como la relación dio inicio con un “permiso para quedarse” tiene que finalizar con la decisión de irse. el periódico y demás medios de comunicación. nunca sea llevado a cabo debido a que uno considera que no hay motivo alguno para pagar tan alto precio. atributos que se vuelven los vicios mas notables de un consumidor. es decir que el modelo ideal de relación. la moda. lealtad a las costumbres establecidas y estabilidad de sus necesidades básicas y no tan básicas. Observando un poco este fenómeno de expertos (especialmente los de relaciones amorosas de pareja) podemos observar como se alaban los que tienen relaciones distanciadas como aquellos que fueron capaces de estallar la sofocante burbuja de la pareja. no debo molestarme en pagarlo. es aquel en el que el compromiso no tiene sentido a largo plazo pues como otras inversiones. lo mejor 6 De BAUMAN. recetas estudiadas y probadas en el laboratorio. pues la formación de este comienza con las avalanchas televisivas. 141 Párrafo 2 . la vida de los famosos que marcan la tendencia del momento y concluyen en los artículos de “expertos” en relaciones que vociferan. así que si deseamos relacionarnos. esto hace que el tipo de esfuerzo necesario para lograrlo no sea finalizado. atributos que sin lugar a dudas pertenecen a una época en la cual la solides imperaba en la cultura del momento. para resolver los problemas mas “vitales”. o peor aun.Losada 2005 3 .que el otro puede aburrirse antes que yo. Zygmunt. a nosotros se nos a formado como consumidores.

las seguimos necesitando por el bien de nuestra personalidad y de la lógica de nuestro propio ser. pero nunca había tenido una naturaleza tan volátil e indisciplinada como en el moderno mundo liquido. el pensamiento a largo plazo y las obligaciones que tendremos mas adelante. el mundo líquido de los ánimos fluidos y de amenazas invisibles. y aunque las relaciones actuales estén plagadas de peligros. necesita sentirse identificado con sus vivencias. el paradigma del amor liquido. y necesita poder referirse a sus relaciones para definirse. o mas bien fuese la rendición de nuestro espíritu 4 . que nos ayuda a encontrar una respuesta hacia nuestra identidad personal y comunal se referirá siempre hacia nuestras decisiones (las que tomamos con nuestro libre albedrío) y hacia nuestras relaciones. por lo tanto el presente. tan bien es cierto. Es verdad que el futuro siempre ha sido incierto. se produce una rabiosa búsqueda de soluciones que no acaban de ser más que soluciones a medias y nos volvemos a enfrentar con el paradigma inicial. jamás esta ni jamás estará unido al futuro. este es un mundo donde la falta de compromiso es el arma y la estrategia de una lucha de poder. pero más que eso.es mantener las distancias. que ese mismo temor saca lo mejor de nosotros mismos. Si bien es cierto que el temor al futuro nos hace enfrentarnos contra la peor época para amar. puede que den la imagen de ser un paso insensato de una vida inestable. asumiendo que dichos vínculos permanecerán estables a través del tiempo y el espacio. pero lo único que nos da forma humana. no solo amorosas. Es lógico que las relaciones a largo plazo nos parezcan contraproducentes. El humano contemporáneo necesita relaciones de pareja. pues en la vida hay pocas cuestiones que pudiesen ser predecibles sin riesgo de equivocación. Pareciera entonces que la cantidad de relaciones que mantengamos fuese la salvación a este paradigma. y no existe nada que nos permita visualizar lo que vendrá. manteniendo todas las puertas abiertas a todas horas. asumiendo que podremos definirnos precisamente en esos vínculos. sin hacer ni exigir compromisos. Sin lugar a dudas tendremos que contestar quienes somos basados en nuestra conexión y nuestros vínculos con otra gente. sino personales.

tenemos la libertad para romper con nuestras raíces. para romper con una relación. con un modo de vida. ya que no podemos confiar en la calidad. Para concluir este ensayo.Losada 2005 5 . es la de detenernos. siendo el consuelo que todas las relaciones son quebradizas de usar y tirar. “si patinas sobre una capa muy fina de hielo. 148 Párrafo 1 . multiplicar y amontonar relaciones de modo tal que nos haga sentir que el terreno es menos escarpado y difícil.dinámico y también de aquel proceso creativo llamado amor. pues “sustituimos las pocas relaciones profundas con una masa de contactos escasos y superficiales”7. pero hay que tener en cuenta. Zygmunt. tenemos la libertad para pasar a otra cosa. que la opción que no somos libres de elegir. IDENTIDAD Pág. lo mejor será buscar consuelo en la cantidad y de esta manera. hay que tener en cuenta que. tu salvación esta en la velocidad” Ralph Waldo Emerson 7 De BAUMAN. Nuestro propio miedo y los esquemas de vida consumistas nos han empujado a una existencia superficial en la mas dura de las épocas.