OK GABY

La Talacha Por Francisco Cuéllar Cardona Ojo, mucho ojo

¿Usted le cree a Josefina Vázquez Mota cuando dice que siendo presidenta va a cuidar a su familia, así como ha cuidado a la suya?. ¿Confía en Enrique Peña Nieto, cuando

asegura que el PRI como gobierno dejará de ser corrupto y autoritario?. ¿O piensa que tiene razón Andrés Manuel López Obrador cuando dice que los mexicanos se equivocaron con

Felipe Calderón hace seis años, y que es tiempo de reparar el daño ocasionado a los mexicanos?. ¿A quién le vamos a creer esta vez?, ¿quién es el menos peor de estas tres figuras políticas que

están por iniciar la lucha por al presidencia?. En estos últimos 6 años, todos los mexicanos han padecido la inseguridad y la violencia de una manera terrible. La

inseguridad se volvió un problema que ningún gobierno de los tres niveles ha podido solucionar. Felipe Calderón, con todo el Ejército en las calles, no ha podido darle tranquilidad y seguridad a los

mexicanos. Hoy, la sociedad mexicana y tamaulipeca está molesta y lastimada. No cree en nadie, no confía en nadie y su esperanza de que esto cambie pronto, se ha perdido. Los

discursos oficiales contrastan con la realidad. Hoy se ha perdido lo más preciado que tiene el ser humano: la libertad. Las carreteras son intransitables y las calles se han

convertido en campo de batalla en donde la sociedad civil, lamentablemente, es la que está siendo víctima de la violencia. Hoy todos salen de sus hogares y no saben si van a regresar. Hoy se vive

con miedo. La vida nocturna en las ciudades se terminó, las inversiones se han ido y son miles los comercios que han tenido que cerrar sus puertas, acrecentándose el

desempleo y la falta de oportunidades. En México y en Tamaulipas no hay una familia que no haya sido víctima del terror. Todos de una forma directa o indirecta han sido alcanzados por la

delincuencia. Así, es imposible vivir. Por eso, ahora que están por salir los aspirantes a la presidencia a las calles del país a pedir el voto, es necesario revisar y analizar quién puede

sacarnos de este mundo de horror. Estamos por presenciar en los medios de comunicación un gigantesco catálogo de recetas y medios para todos nuestros males.

Josefina Vázquez Mota representa, aunque lo niegue, a Felipe Calderón y a todo un gobierno panista que durante 12 años, le robó a un país su paz. Enrique Peña Nieto y su partido en los

estados donde es gobierno, cunde la frivolidad, la corrupción y las prácticas antidemocráticas. Andrés Manuel López Obrador, sigue siendo una incógnita: un día manda al

diablo a las instituciones y otro día nos ofrece una república amorosa, en donde hay odios, miedos y desesperanza. En medio de esta aquelarre mediático, los mexicanos deben

analizar a quién le van a dar su voto. Equivocarse otros seis años sería imperdonable. Este país no aguanta más. El México Bronco, el país del hambre, la nación del miedo, la república que

aguanta todo, puede despertar de una forma virulenta que puede traer consecuencias más graves de las que hoy estamos padeciendo. Hay que tener cuidado desde ahora:

Josefina, dicen es peor que Elba Esther Gordillo. Dicen que por algo no se pueden ver ni en pintura. Cuentan que Vázquez Mota, siendo secretaria de Educación, lo dijo ante maestros: "a

esta arpía la desapareceré cuando yo gobierne este país". Atrás de esa cara bonita de Enrique Peña Nieto, hay un ser humano que abriga rencores y sueños imperiales

que extrañan el pasado. De Andrés Manuel, afirman que hay bondad en su corazón, pero una jauría de vivales afilan las uñas a su alrededor. Son tiempos de abrir

los ojos y escudriñar bien a estos "próceres de la democracia" que hoy envueltos en oropel vienen a vender ilusiones a un país lastimado y sumido en el miedo. Como aquel anuncio de

televisión, no nos queda advertir desde ahora: Ojo, mucho ojo. cuellar_fco@hotmail. com twitter: Paco_cuellarC