Interior rechaza el acercamiento de etarras

Soria da permiso a los sondeos en Canarias

Los crímenes franquistas ya no son 'políticos'

La que debe moverse
es ETA, no el Gobierno

España no tiene que
renunciar a su petróleo

Impostura de Garzón
ante el Supremo

EL MINISTRO del Interior arrancó ayer aplausos a los
diputados en su comparecencia parlamentaria
cuando
replicó al portavoz de Amaiur que es «una inmoralidad»
hablar de presos políticos en referencia a los etarras. Fernández Díazdespejó cualquier duda sobre la política antiterrorista del Gobierno. Sobre los presos dejó claro que
sólo se contemplan medidas individualizadas y que no se
producirá un acercamiento masivo a las cárceles vascas.
Rechaza así la petición del PSE y del PNY. Urkullu, con
la vista puesta ya en las próximas elecciones vascas, reclamó ayer a Rajoy en La Moncloa cambios penitenciarios y el acercamiento de etarras al País Vasco. Pero el
Gobierno hace bien en no cambiar un ápice una política
que se ha demostrado eficaz. Y mejores resultados daría
aún sin el boicot de dirigentes como Eguiguren que ayer
reclamó «el derecho a decidir y una Constitución para
Euskal Herría», El PSE no puede seguir en la esquizofrenia que supone mantenerle como su presidente.

IA POSIBILIDAD real de encontrar petróleo abundante

AL MARGEN ya de cuál sea la sentencia acerca de si
Garzón prevaricó en el caso del franquismo, la vista oral
en el Supremo ha dejado al descubierto su impostura. El
juez estrella cometió ayer la desfachatez de afirmar que
las detenciones y asesinatos cometidos durante la represión de Franco fueron «simples hechos delictívos» que
no tuvieron «carácter político». Garzón pretende sortear
así el problema que en esta causa le crea la Ley de Amnistía, que declara la irresponsabilidad penal de los autores de los delitos de intencionalidad
política que él se
propuso investigar. El intento de Garzón de burlar al Tribunal es patente, por cuanto en el propio auto en el que
declaró su competencia para instruir la causa aludía a la
«desaparición forzada y eliminación ñsicar de personas
«por motivos políticos e ideológicos». ¿Cuándo miente
Garzón, ahora o en su auto de 2006? ¿y cómo explicará a
las víctimas esa pirueta tras presentarse como adalid de
su causa y de la lucha contra el franquismo?

en aguas de Canarias merece al menos que se explore la
zona. Desde 2004 se había paralizado la búsqueda de yacimientos por una falsa condescendencia hacia Marruecos y por las quejas de los cabildos, que alertan de posibles problemas medioambientales.
Sin embargo, a escasos kilómetros,
las autoridades marroquíes ya han
respaldado los sondeos en busca de
crudo. La dependencia energética de
~
España obliga a rastrear todos los recursos, más si cabe en el actual momento de crisis. Por eso, la decisión
del ministro de Industria de no cerrar esa oportunidad a
la economía nacional ha de ser bienvenida. Además, la
condición de canario de José Manuel Sorla ayuda a disipar dudas sobre la viabilidad de las actuaciones que pudieran llevarse a cabo en la región.

LA TRONERA

RICARDO

ANTONIO GALA

~~I11:!,
.. Víctimas

¿.::--=-------

-=--

t
-i.

.- "--..

,~~

':¿_:s--

~;:;-.-"':..

--

..

~:--~:';:;;:..
'%f~..::;'~

..;::-.,.,--"....

---~- --:::-:

~~

---

-- ...
.-:::;....---

~...------_"'-

---rf9:\.
~
RI~1

y verdugos

EN NUES1RO mundo sólo hay tres grupos de personas. Primero, el de los inocentes, que sufren las consecuencias de su
propia inocencia y el de la maldad, consciente o no, de los demás. Segundo, el de los que asesinan en masa, obligados por
las órdenes que convierten sus crimenes en glorias, por guerras sin un claro ni honesto sentido ... Y el grupo de los que,
con el pretexto de gobernar un país o una comunidad humana, o con el pretexto de hacer lo que ellos, engañándose o no,
tienen por su obligación moral, cuando sólo se trata de un
pretexto para enriquecerse o defender aquello que tienen por
ideales: patrias, religiones u otras sublimidades. De los que
juzgan y los que son juzgados, pocos tienen razones para sus
condenas o exaltaciones; aquí lo estamos viendo: Camps,
Garzón ... La mayoría de la humanidad es víctima de una peor: las ambiciones, los héroes, los caudillos, los que se creen
señalados por el dedo de la Historia u obligados por su destino de salvadores de una ideología, de una doctrina, de un
dios o de una patria inventados por ellos mismos o por 07.lS.
Pocos son los valientes que acaban confesando su papel de
criminales. Aunque a veces los anime un tribunal supremo.