INTRODUCIÖN

Nuestra Congregación de Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús es esencial y eminentemente mariana. Las constituciones reconocen, como verdad histórica, el hecho de que, << desde los comienzos, la congregación venera de modo especial a la Virgen María, 2 Nuestra Madre>>. Este carácter mariano se refleja marcadamente a lo largo de todas las Constituciones. Son mucha y muy densas de contenido las referencias explicitas a la Santísima Virgen. Mas aun, a parte del número fundamental de las Constituciones, en todos los temas importantes, las Constituciones dedican un numero integro a destacar esta dimensión mariana de nuestra vida consagradahospitalaria. Además en otros números hacen referencia a María como por ejemplo, en el numero 18, al hablar de los medios que sostienen la castidad: “Amor filial, imitación e invocación a María”; Nº 39, al hablar del año litúrgico: “veneramos con amor especial a la Virgen María, unida con lazo indisoluble a la obra salvifica de su Hijo”; Nº 87, en la formula de profesión: “… apoyada en la intercesión de Nuestra Señora del Sagrado Corazón de Jesús”.

Nº 8. María en la congregación
Desde los comienzos, la Congregación venera de modo especial a la Virgen María, “nuestra Madre” bajo el titulo de Nuestra Señora del Sagrado Corazón de Jesús. Su intervención fue decisiva en la fundación del Instituto. Ella nos obtiene entrada y permanencia en el Corazón de Hijo para vivir en Él y reproducir en nosotras sus sentimientos; “Reina y Madre de misericordia”, es para nosotras modelo de entrega incondicional al Señor y del amor maternal que necesitamos para cooperar en la obra de la salvación; con Ella como Ella compartimos y aliviamos el dolor de nuestros hermanos enfermos, al mismo tiempo que lo ofrecemos a dios para la salvación del mundo. Nuestra Señora del Sagrado Corazón de Jesús: Es esta la advocación mariana mas cara a nuestro padre fundador. Hasta el punto de que el primer nombre que nos dio como congregación en la Iglesia fue el de Hijas de Nuestra Señora del Sagrado Corazón de Jesús. Y es una advocación de gran sentido teológico. Sugiere el inmenso poder de intercesión que María tiene ante su Hijo, gracias al amor inmenso con que su Hijo la ama. Fundadora de la Congregación: El padre Benito Menni tiene la profunda convicción de que la Santísima Virgen María ha intervenido decisivamente en la fundación de la Congregación. En una de sus cartas él dice : “ ..esta es la voluntad de nuestra amada fundadora la Reina del cielo, pues, por su voluntad, hijas mías, se hizo la fundación y por su encargo os transmito este espíritu”. Entrada y permanencia en el Corazón d Jesús: María nos obtiene la permanencia en el corazón del hijo, para vivir en El, ya que el corazón de Jesús se convierte en nuestro seguro refugio, en nuestra morada habitual, en nuestra atmosfera de vida, es la Virgen quien nos introduce y quien nos hace permanecer y vivir en este refugio, en esta morada y en esta atmosfera vital. Reproducir en nosotros sus sentimientos: El Espíritu Santo sirve de María para hacernos asimilar y reproducir los sentimientos , es decir, los estados de interiores las actitudes vitales y los criterios de Jesús, hasta que lleguemos a pensar , amar y desear en unión con su Divino Corazón y el mismo modo que El.

Nº 14. María, modelo de consagración
María, “nuestra Madre”, elegida del Señor, que se consagro totalmente a la persona y obra de su Hijo cooperando en la salvación de los hombre, es modelo para todos los que se comprometen a seguir a Cristo en la vida religiosa. 1

que el mejor culto a Dios es la ofrenda de la propia vida. Libremente asume su vocación en un acto que compromete toda su vida. a comprender que El cuenta con nuestra cooperación para la salvación del mundo. le expresamos nuestro amor filial con el rezo del rosario y otras practicas marianas. esta presente en nuestra comunidad orante e intercede por nosotras.L. modelo de nuestra obediencia María. siempre virgen. a secundar con prontitud. Nos enseña y ayuda a vivir en donación total a Dios y en amor gratuito y personal a los hermanos. es modelo de nuestra virginidad consagrada. confianza y humildad los planes de Dios sobre nosotras. además.G: 56 María no fue un instrumento puramente pasivo en las manos de Dios. a una aceptación única. Nº 26. sino que coopero a la salvación de los hombres con fe y obediencia libres. Vivió en pobreza real y en diligente disponibilidad de sí misma. y que fue bienaventurada por haber creído. modelo de nuestra virginidad María. Nº 46 María modelo de nuestra vida de Fe María. su confianza en el Padre nos ayuda a servirle con amor. totalmente disponible al querer del Padre. sino que abarca toda su vida. que acogió la palabra de Dios meditándola en su corazón. Nº 19. María. acogió su Palabra y la puso en practica. y a renovar la alianza de amor obedeciendo como El. Con su fidelidad nos enseña a descubrir día a día la nuestra. es el mismo que nosotras debemos realizar. El crecimiento de María en la fe. Ella es la primera creyente y la mas perfecta discípula de Cristo: << María ha sido propuesta por la Iglesia a imitación de loa fieles porque Ella se adhirió total y libremente a la voluntad de Dios. Siguiendo la tradición del instituto. La tenemos presente siempre. Como en Cana hoy sigue diciéndonos:<<Haced lo que El os diga>>. es modelo en nuestra vida de fe e intimidad con Dios. como en la iglesia naciente. María. la invocamos. modelo de nuestra pobreza María es la primera entre los humildes y pobres del Señor que confiadamente esperan y reciben de El la salvación. María nos invita a optar con ella por Cristo. Su fidelidad al Sí dado no se limitara a un acto concreto. a través de los acontecimientos concretos de la vida. Ella nos estimula con su ejemplo de fidelidad. Ella. fue inspirada en su acción por la caridad y el espíritu de servicio>>. Nº 34. mediante su Fiat acepta con gozo la voluntad de Dios. Nos enseña. asociándonos a su << Sí >>. 2 . y la honrada bajo la advocación de << Nuestra Señora del sagrado corazón de Jesús>>. María. le hará comprender y aceptar todas las sorpresas que su Hijo le reserva y que le permitirán realizar su vocación de Madre de Dios. imitamos sus virtudes.

de fidelidad. y nos reviste de entrañas de misericordia. Nosotras la acogemos y alabamos con todas las generaciones por haber aceptado la voluntad del Padre y por haber sido la criatura que mejor supo amar a Dios. De su firmeza y perseverancia al pie de la Cruz aprendemos a permanecer hasta el final junto al enfermo. de servicio. María es la que de manera singular y excepcional ha experimentado “como nadie” la misericordia y también de manera excepcional ha hecho posible con los sacrificios de su corazón la propia participación en la revelación de la Misericordia Divina. Por eso esta devoción nos conduce a imitar a María en su don total de ella misma al de Dios.Nº 68 María modelo de Hospitalaria María. 3 . Nos enseña a descubrir las necesidades de los otros. Tal sacrificio esta estrechamente vinculado con la Cruz de su Hijo. Ella nos conduce a la fuente de agua viva que brota del corazón de Cristo. de modo que podamos llevar su amor maternal al hombre que sufre. si quiere ser fiel a su carisma. de acogida. aun cuando no se formulen y a responder eficazmente a ellas. Consagrada enteramente como la sierva del Señor a la persona y a la obra de Jesús. que protege y mira con agrado a nuestra congregación. de ofrecimiento y de perfecta unión con Cristo. a cuyos pies ella se encontraba en el calvario. Acoge a Jesús en su seno y le acompaña hasta la cruz. es la primera hospitalaria. La hospitalaria del Sagrado Corazón. Nuestra Señora del Sagrado Corazón es para nosotras modelo de fe. María se convierte para sí misma y para todos los hombres en causa de salvación. deberá esforzarse por ser un fiel reflejo de << la Primera Hospitalaria: Nuestra Señora del Sagrado Corazón de Jesús>>.