N° 657

Miércoles, 8 de febrero de 2012 Mariano Rajoy en el Congreso de los Diputados

Un Gobierno que actúa sin vacilaciones es más responsable y fiable
El presidente Mariano Rajoy ha explicado en el Congreso, a iniciativa propia, las conclusiones tras el Consejo Europeo celebrado el pasado 30 de enero. España ha recuperado la confianza y credibilidad de Europa, fundamental para recuperar las inversiones y la sostenibilidad: El punto de partida no podía ser peor, pero las rápidas y responsables reformas emprendidas por el Gobierno de Mariano Rajoy están en el buen camino del crecimiento económico y de la creación de empleo. El proceso de reformas del Gobierno para corregir el fracaso de las políticas socialistas será continuado, en la línea de la sostenibilidad de las finanzas públicas, la competitividad y flexibilidad del mercado laboral y el saneamiento del sector financiero. Estas reformas son fundamentales para recuperar la liquidez y el consecuente flujo del crédito entre pymes y familias que generará crecimiento económico y creación de empleo. Con la desastrosa herencia del Gobierno socialista, España tiene que hacer un mayor esfuerzo para alcanzar la consolidación fiscal, pero con el Gobierno de Mariano Rajoy hemos demostrado en Europa que estamos a la altura. Con las reformas emprendidas por el Gobierno de Mariano Rajoy, España se ha puesto a la cabeza del compromiso de consolidación fiscal: Las reformas acordadas en la UE son las mismas que el Gobierno ya ha puesto en marcha en España con la ley orgánica de Estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera, la reforma financiera y la reforma laboral. España ha sido pionera en el impulso de la estabilidad presupuestaria y en imponer sanciones a aquellas comunidades, en este caso, que no cumplan con los compromisos de disciplina presupuestaria y garantizar liquidez a aquellas que sí cumplen con sus obligaciones. Estas medidas están ahora recogidas a nivel europeo en el llamado Pacto Fiscal europeo y en el tratado por el que se establece el mecanismo europeo de estabilidad, respectivamente. Con esta inmejorable “tarjeta de visita”, Mariano Rajoy ha podido enviar un mensaje claro a nuestros socios en la UE para que España recupere una posición de liderazgo y obtenga instrumentos de financiación. Las preocupaciones de la Unión Europea y España son las mismas: la liquidez de familias y pymes, el paro y los jóvenes: Para favorecer la creación de puestos de trabajo, el objetivo de Europa y del Gobierno es facilitar el crédito y garantizar liquidez a las pymes, la base de nuestro tejido empresarial. En esta línea, es necesario un mercado de trabajo único, flexible e innovador que favorezca el empleo y libere de cargas a pymes y autónomos. Con estas medidas podremos afrontar la elevada tasa de paro juvenil y la dramática situación de muchas familias que se encuentran sin ingresos. España y Europa están comprometidos en las mismas tareas por lo que Mariano Rajoy ha recalcado que “Europa no nos exige nada que no tuviéramos que hacer por nosotros mismos”.