You are on page 1of 11

EVOLUCIÓN CRONÍSTICA DE LA GENEALOGÍA DEL CID

José Luis Montiel Domínguez

La Historia Roderici (en adelante HRod) contiene los primeros datos conocidos sobre la genealogía de Rodrigo Díaz de Vivar1. El árbol genealógico paterno del Cid se describe comenzando por el séptimo grado de parentesco en el famoso juez de Castilla, Laín Calvo («Flaynus Caluus»), sin mencionar a las mujeres excepto a la bisabuela del Cid, doña Eylo. Más desinformado está el autor de la HRod con respecto a la rama materna, pues no menciona el nombre de la madre del Cid, aunque sí el de la abuela materna («domna Teresia»), y el del abuelo Rodrigo Álvarez, y su famoso hermano, Nuño Álvarez, tenente de Amaya y otras posesiones: Stirpis ergo eius origo hec ese uidetur: Flaynus autem Caluus multos genuit filios, de eorum numero fuit Fredinandus Flaynet et Bermudus Flaynet. < Fredinandus autem Flaynet genuit Flaynum Fredenandez >, Bermudus autem Flaynet genuit Rodericum Bermudez. Flaynus autem Fernandez genuit Nunnum Flaynet, Rodericus autem Vermudez genuit Fredinandum Roderici, Fredinandus autem Roderici genuit Petrum Fredinandez et unam filiam nomine Eylo. Nunnus autem Flaynez accepit istam Eylo in uxorem et genuit ex ea Flaynum Nunez. Flaynus autem < Nunez > genuit Didacum Flaynez. Didacus autem Flaynez genuit Rodericum Didaci Campidoctum ex filia Roderici Albari, qui fuit frater Nunni Albari, qui tenuit castrum Amaye et plurimas alias regionum prouintias. Rodericus autem Aluarez tenuit castrum Lune et prouintias de Monte Moggon et Muratellum et Cellorigo et Corel et multas uillas in planitia. Uxor autem eius fuit domna Teresia, soror Nunnioni Flaynez de Relias2.
1

Véase ahora los últimos trabajos de MONTANER FRUTOS, Alberto, «La construcción biográfica de la Historia Roderici: datos, fuentes, actitudes», Edad Media: revista de historia, 12 (2011), pp. 159-191, y MONTANER FRUTOS, Alberto, «La Historia Roderici y el archivo cidiano: cuestiones filológicas, diplomáticas, jurídicas e historiográficas», elegal history review, 12 (2011), donde se desdice de sus anteriores puntos de vista, y admite con algunas prevenciones críticas la utilización de un archivo cidiano, no muy extenso, en la Historia Roderici. 2 Falque Rey, Emma, ed., «Historia Roderici vel Gesta Roderici Campidocti», en Chronica Hispana saeculi XII, Turnhout: Brepols, 1990, p. 47-48.

Uno de los manuscritos (nº 106) de la Catedral de Pamplona contiene un «linage de Rodric Diaz el Cambiador que dizian mio Zid el Campeador» donde figura la misma relación de ancestros que traduce de la HRod, aunque nos dice previamente que del linaje de Nuño Rasuera vino el Emperador, lo cual ya es un indicio claro de la existencia al tiempo de su redacción de la leyenda de los jueces de Castilla. Suprime el comentario de la HRod sobre la prole de Layn Calvo («multos genuit filios») y deduce el origen asturiano del abuelo materno del Cid sin mentar a su hermano: [..] como ueni dreytamente del linage de Lain Calbo, qui fu conpaynero de Nueno Rasuera e foron amos iudices de Castela. Del linage de Nuenno Rasuera uino el emperador. Del linage de Layn Calbo uino meu Zit el Campiador. Laim Calbo ouo II fijos. Ferrant Layniz ouo fijo a Lain Ferlandez. Bermunt Lainiz ouo fijo a Rrodric Bermundez et Rodric Bermundez ouo fijo a Ferrant Rodriguez. Ferrant Rodrigueç ouo fijo a Pedro Ferrandiç et una fija que ouo nopnne don Elo. Numno Layniz priso muier a don Elo et ouo en eylla Layn Muniz. Lain Munez ouo fijo a Diac Laynez, el padre de Rodric Diaz el Cambiador. Diac Laynez priso muier fija de Roic Alberez de Sturias et fo muyt bon ombre et ouo en eylla a Rodric Diaç3. El «linage de Rodric Diaz» se distingue de la HRod por añadir más adelante un apartado sobre ilustres descendientes cidianos. Señala el matrimonio con doña Jimena, hija del conde Diego de Asturias y «nieta» del rey D. Alfonso V. Luego menciona a sus tres hijos: Diego Ruiz, que muere en la batalla de Consuegra; doña Cristina, que se casa con el infante don Ramiro de Navarra; y doña María, que se casa con el conde de Barcelona. Le interesa particularmente la rama de descendientes navarros, pues como sabemos el «linage» es redactado allí. El infante don Ramiro y doña Cristina tienen al rey García Ramírez, y este con doña Magelina al rey don Sancho: Est mon Çid ouo muier dona Xemena, nieta del Rey don Alfonso, fija del conpte (don Diago) d’Asturias, e ouo en eylla un fijo et dos fijas. El fijo ouo nompne Diago Royz e mataron lo moros en Consuegra. Estas II fijas la una ouo nompne dona Cristiana, la otra dona Maria. Caso dona Cristiana con el ifant don Romiro. Caso dona Maria con el conpte de Barçalona. El ifant don
3

Martin, Georges, Les juges de Castille. Mentalités et discours historique dans l’Espagne médiévale, Paris: Klincksieck, 1992, p. 48-51. Regularizo la puntuación y el uso de mayúsculas para nombres propios.

Romiro ouo en su muier la fija de meo Zit al Rey don Garcia de Nauarra que dixieron Garcia Remiriz. El Rey don Garçia ouo en su muier la reyna Margerina el Rey don Sancho de Nauarra, a qui Dios de uida e hondra4. Así pues, la importancia histórica del Cid no solo reside en su propia figura heroica y modélica para la historiografía erudita y popular, sino también en representar un prestigioso ancestro para las casas reales peninsulares, como nos recuerda al final el autor de su Poema (v. 3724). El linaje del Cid se propaga de la casa real de Navarra a la de Castilla mediante casamientos entre sus herederos, y posteriormente alcanza al resto de las casas reales peninsulares. Hemos visto anteriormente en el «linage» navarro un apunte sobre Nuño Rasuera, el otro juez mítico de Castilla junto a Layn Calvo. La irrupción de esta leyenda en la historiografía peninsular permite la introducción de nuevos datos genealógicos en el frondoso árbol cidiano. La Traducción gallego-portuguesa después de justificar la inclusión del linaje cidiano por ser héroe de la reconquista y merecer tratamiento especial, nos cuenta que al morir Don Pelayo, «o Mõntesino», Castilla quedó «sen rey», y fueron nombrados dos alcaldes o jueces míticos: Nuño Rasuera y Layn Calvo. Del primero viene el Emperador, y del segundo Rodrigo Díaz de Vivar: En este tēpo se levantou Rodrigo de Bivar. Et era mãçebo muyto esforçado en armas et en boos costumes et pagavãse delle as gentes por que se parava bē a defender a terra dos cristãos dos mouros que a conqueriã. Et por ende queremos que sabades de qual linagē vem ou de quaes omes deçende, por que tēemos d’ir pela sua estoria adeante. Sabede que, quando finou el rey dõ Pelayo, o Mõtesino, ficou o reyno de Castella sen rey. Et fezerõ y alcalldes; o hũu ouve nume Munho Resuera et o outro Laym Calvo. Et de Munho Resuera ven o Enperador. Et de Layn Calvo ven este Rodrigo de Bivar. (ms. A, fol. 91v)5 Resulta evidente el origen castellano de la leyenda y su intención de equiparar el linaje del Cid con el del emperador Alfonso VII, ya que ambos descienden de dos alcaldes ciudadanos y además
4

Ibid., p. 65. La traducción castellana de h. 1220 del Liber Regum añade aquí una nota actualizadora: «Este Rey D. Sancho tomó por mugier la filla del Emperador d’Espana, et ovo della fillo al Rey D. Sancho, que agora es Rey de Navarra». Véase Cintra, Luís F. Lindley, ed., Crónica Geral de Espanha de 1344, Lisboa: Academia Portuguesa da História, 1951-1990, 4 vols., p. CDXXXII. 5 Apud Cintra, op. cit., p. CDXXXII.

de Castilla. Por eso el Livro das linhagens, que examinaremos a continuación, nos dice que el Cid fue el más honrado de los hidalgos de España que rey no fuese. Reverbera en este comentario la intención, expuesta en la Crónica de Castilla, de contradecir al bando de Carrión por su desprecio al linaje cidiano en las cortes de Toledo: «E demás que el Cid es más honrado home e tan acavado cual nunca hovo otro tal en el linaje»6. El rey Alfonso lo defiende en la CrCast de forma entusiasta exponiendo la descendencia paterna de Layn Calvo, uno de los jueces de Castilla, y su descendencia materna de Teresa Núñez, nieta de Alfonso V de León. Volviendo ahora a la Traducción gallego-portuguesa, Layn Calvo casa con Teresa Núñez, hija de Nuño Rasuera, y tienen cuatro hijos: Fernán Laynez, de donde vienen los de Vizcaya; Layn Laynez, de donde proceden los de Mendoza; Roy Laynez, de donde vienen los de Castro; y Diego Laynez, de donde viene el Cid. Esta versión simplificada (y deformada) de la genealogía se halla también en las Mocedades junto a los apuntes sobre las casas nobiliarias de los Haro, Mendoza y Castro, que parecían reclamar igualmente un origen esclarecido: Et direyvos por qual razõ Layn Calvo casou cõ dona Tareyja Nunez, filla de Munho Resuera, et ouvo en ela quatro fillos. Et a hũu, disserõ Fernã Lanes, et deste vēe os de Biscaya. Et ao outro, Layn Laynes, de que vēe os de Mendoça. Et ao outro, Roy Laynes, de que vēe os de Castro. Et ao mellor, disserõ Diego Laynes, de que vē Rodrigo de Bivar. (ms. A, fol. 91v) Sin embargo, estos nuevos apuntes nobiliarios sumados a la vieja genealogía de HRod pueden leerse completos y en forma más perfecta en el Livro das linhagens. El Livro cita a Nuño Belchides, padre de Nuño Rasuera, del que dice D. Pedro de Barcelos que proceden los reyes de Castilla, como lo había demostrado en el título IVº, párrafo Iº de su obra. Asimismo toma de la Crónica de Castilla el dato sobre los cuatro hijos de Layn Calvo y Teresa Núñez, hija de Nuño Rasuera, pero cita solo a tres excluyendo a Diego Laynez: Fernán Laynez, del que vinieron los de Mendoza; Vermudo Laynez, del que vinieron los de Vizcaya; Layn Laynez, del que vinieron los de Castro, pero luego vuelve a decir que los de Castro salieron de Alvar «Fernández» Minaya. El cambio del patronímico es usual en los textos que conocen una leyenda sobre Fernán (de ahí el patronímico
6

Viña Liste, José María, ed., Mio Cid Campeador. Cantar de Mio Cid. Mocedades de Rodrigo. Crónica del famoso caballero Cid Ruy Díez Campeador, Madrid: Fundación José Antonio Castro, 2006, p. 567.

Fernández) Laynez, tío o hermano ilegítimo del Cid7. Hay diferencias en los nombres y en su adjudicación a las casas nobiliarias con respecto a la CrCast, ya que el Livro no puede dejar de mencionar a Vermudo Laynez, que no aparece en CrCast, pero que es uno de los hijos de Layn Calvo según la HRod, a fin de introducir entera la genealogía paterna de HRod: O çide Ruy Diaz foi o mais homrrado fidallgo que ouue em Espanha que rrey nom fosse. E os castellaãos fezerom dous alcaydes, huum ouue nome Nuno Rosoyra e foi filho de Nuno Bechides: e deste Nuno Rosoyra veerom os rreis de Castella, assy como já mostrámos no titullo quarto dos rreys parrafo primo. E outro alcayde ouue nome Alaym Caluo; e este Alaym Caluo foy casado com dona Tareyja Nuniz, filha de Nuno Rosoyra. Alaym Caluo fez em esta dona Tareyja Nuniz sa molher quatro filhos, o primeiro ouue nome Fernam Laindez, e o segumdo ouue nome Vermuii Laindez. De Fernam Laindez veerom os de Mendoça, e de Vermuii Laindez ueerom os de Bizcaya. De Laim Laindez veerom os de Castro. E deste Fernam Laindez e de Uermuu Laindez er deçemdeo o çide Ruy Diaz o bem auenturado, e dom Aluar Fernamdez Menaya, domde sayrom os de Castro assy como veredes8. Luego el Livro das linhagens transcribe la genealogía de HRod añadiéndole algunos pormenores. Los de Vizcaya proceden de Elvira Vermúdez, hija de Vermudo Laynez. Doña Mencía Rodríguez, hija de Rodrigo Vermúdez, casa con Gonzalo Trastamariz de Maya, matrimonio del que vienen buenos hidalgos de Portugal, Castilla y Galicia. Don Pedro de Barcelos nos proporciona la referencia donde amplía esa información (título XXI del rey Ramiro, párrafo IIIº). Fernán Laynez, padre de Alvar Fernández Minaya, era hermano de Diego Laynez, ambos hijos de Layn Núñez9. De ahí que el Cid y Minaya sean primos hermanos, según estas variantes cronísticas. Nos menciona también el nombre de la madre del Cid, otorgándole el mismo que a la mujer de Layn Calvo: Teresa Núñez, hija del conde Nuño Álvarez de Amaya, y también nieta de ganancia del rey de León como su nuera doña Jimena. Pero contradice a la HRod y al Liber Regum en hacerla hija de don Nuño y no de su hermano don Rodrigo, compartiendo con
7

Sobre esta leyenda véase el importante artículo de Armistead, Samuel G., «Dos tradiciones épicas sobre el nacimiento del Cid», Nueva Revista de Filología Hispánica, 36 (1988), pp. 219-248. 8 Apud Cintra, op. cit., p. CDXXXIII. 9 Es posible que se haya producido aquí una confusión, porque se haya hecho remontar la leyenda de los cuatro hijos a Layn Calvo, cuando en realidad lo eran de su tataranieto Layn Núñez, abuelo del Cid.

la Cr1344 la misma identidad y genealogía de la madre del Cid. Pero el texto de la Cr1344 parece anterior, pues no contiene las cláusulas finales del Livro das linhagens que añaden el elogio a su célebre vástago: Fernam Laindez ouue huum filho que ouue nome Laym Fernamdez: e deste Alaym Fernamdez sayo Nuno Laindez, e este Nuno Laindez casou com huuma dona que avia nome dona Elho. Ora tornemos a Vermuu Laindez: deste Vermuu Laindez sayo Rodrigo Vermuiz, e dona Eluira Uermuiz omde veem os de Biscaya. E de Rodrigo Vermuiz sayo Fernam Rodriguez, e dona Meçia Rodriguez que foy casada com Gomçallo Trastamiriz da Maya assy como se mostra no titulo XXI de rrey Ramiro parrafo IIIº. E daqui veem os boos fidallgos de Portugall e outros muitos e de Castella e de Galliza. E de Fernam Rodriguez sayu Pero Fernandez e outra filha que ouue nome dona Elo: e esta dona Elo foi a que casou com Nuno Laindez como ora dissémos. E este Nuno Laindez ouue desta dona Elo huum filho que ouue nome Laim Nuniz. De Laim Nuniz sayo Diego Laindez, padre do çide Ruy Diaz, e Fernam Layndez padre de Dom Aluar Fernandez Menaya. Este Diego Laindez foy casado com dona Tareyja Nuniz, filha do comde dom Nuno Aluarez da Maya e neta del rrey de Leom de gaamça, e fez em ella Ruy Diaz meo çide a que Deus fez muyta mercêe, ca o fez vemçedor em todollos seus feitos. (Livro das linhagens, apud Cintra, p. CDXXXIII) En cuanto a los descendientes, la descripción del Livro se basa en la del «linage» navarro, pero introduce cambios provocados por la difusión de los poemas épicos. Doña Jimena es hija del conde Gómez de Gormaz, como en las Mocedades, y no del conde Diego de Asturias. Ambas obras coinciden en que era nieta «de ganancia» del rey de León. Las hijas reciben los nombres del Cantar: doña Sol (María en el «linage») se casa con el infante heredero de Aragón en lugar del conde de Barcelona; y doña Elvira (Cristina en el «linage») se casa con el rey10 don Ramiro de Navarra. Concluye con un típico comentario para abreviar (remite al título Vº de los reyes de Navarra, párrafo IIº) sacado seguramente de la *Crónica de Cardeña 11 sobre la descendencia regia en España, Francia, Inglaterra y otros reinos
10 11

No infante como en el «linage». Cintra considera que el Livro das linhagens utiliza la Crónica particular del Cid, donde figuran las leyendas y genealogías amañadas en Cardeña: «Este çide Ruy Diaz viueo bem e estes beens que fez som escriptos nas cronicas dos rreys, e el he em parayso» (Livro, p. 25823). La alusión al paraíso es característica del sesgo hagiográfico que muestra la leyenda caradignense, donde el Cid es nimbado por la gracia divina al ser hombre aventurado y vencedor en todos sus hechos.

lejanos, de ese matrimonio navarro. Prescinde de detallar la sucesión navarra como hacía el «linage»: Este Ruy Diaz foy casado com dona Xamena Gomez, filha do comde dom Gomez de Gormaz e neta del rrey de Leom de gaamça, e fez em ella huum filho que ouue nome Diego Rodriguez e mataromno os mouros em Comsogra: e ouue em esta dona Xemena outras duas filhas, huuma ouue nome dona Soll, e a outra ouue nome dona Eluira. E dona Sol casou com o iffante erdeiro d’Aragom, e nom ouue semel: e dona Eluira casou com el rrey dom Ramiro de Nauarra como se mostra no Titulo Vº dos rreys de Nauarra parrafo II, e ouuerom filhos e jeeraçom em tall maneira que quamtos rreys ha oje em Espanha e em Framça e em Imgraterra todos vem dell, e em outros rreynos mais lomge12. Este çide Ruy Diaz viueo bem e estes beens que fez som escriptos nas cronicas dos rreys, e el he em parayso. (Livro das linhagens, apud Cintra, p. CDXXXIII) Finalmente, la Cr1344 coincide con el orden expositivo empleado en el Livro das linhagens, pero no copia sus adiciones ni referencias internas. Esto implica que la Cr1344 puede haber precedido al Livro. Al mencionar a Teresa Núñez, hija de Nuño Rasuera y esposa de Layn Calvo, añade el nombre de su famoso hermano Gonzalo Núñez, padre de Fernán González. Cita los nombres de los cuatro hijos de Layn Calvo, iguales a los del Livro, pero añadiendo el de Diego Laynez como la Traducción gallegoportuguesa, aunque no coincide en asignarles a cada uno la misma estirpe. Según la Cr1344, los de Vizcaya vienen de Fernán Laynez, como en la Traducción, y no de Vermudo Laynez y su hija Elvira, como defiende el Livro das linhagens. En cambio, los de Castro proceden de Layn Laynez, como en el Livro, y no de Roy Laynez como en la Traducción gallego-portuguesa: E fezerom dous juizes […] hũu delles ouve nome Nuno Rassoyra e o outro Alaym Calvo […] E este Nuno Rassoyra foy filho de Nuno Belchidez […] Da linhagem deste Alaī Calvo e de Nuno Rassoira veherom depois os reis de Castella e outros muytos homeens boos, assi como vollo divisaremos adyante. Dom Nuno Rassoyra ouve hũa filha que ouve nome Tareyja Nunez e hũu
12

Bautista supone que D. Pedro de Barcelos se basa en el tratadito genealógico caradignense para afirmar la extensión del linaje cidiano por las casas reales europeas. Creo que es más probable que el influjo se haya producido en sentido contrario. No estaba D. Pedro tan necesitado de información genealógica como los monjes del cenobio burgalés para resaltar la importancia de su héroe.

filho que ouve nome dom Gonçalo Nunez […] Este Alaym Calvo casou com dona Tareyja Nunez, filha de Nuno Rrassoira e ouve della quatro filhos: o primeiro ouve nome Fernam Layndes e o segũdo ouve nome Vermuu Layndez e o terceiro, Layn Layndez e o quarto, Diego Layndez. De Fernam Layndez vēe os de Bizcaya. De Laym Layndez vēe os de Castro. E deste Fernam Layndez e Vermuu Layndez er descendeo o Cide Roy Diaz, assi como veeredes13. (Cr1344, Cintra, p. CDXXXIV). En lo restante la Cr1344 es idéntica al Livro, pero no contiene comentarios sobre Minaya ni sobre Elvira Núñez o Mencía Rodríguez: Fernam Layndez ouve hũu filho que ouve nome Laym Fernandez. E de Laym Fernãdez sayu Nuno Layndez; e este Nuno Laīdez casou com hũa dona que ouve nome dom Ello. Hora tornemos a Vermuu Layndez: e deste Vermuu Layndez sayu Rodrigo Vermuiz; e de Rodrigo Vermuiz sayu Fernã Roiz. E de Fernam Roiz sayu Pero Fernandez e esta filha que ouve nome dom Ello; e esta dom Ello foy a que casou com Nuno Laindez, como hora dissemos. E este Nuno Layndez ouve desta dom Ello hũu filho que ouve nome Laym Nunez. E de Laym Nunez sayu Diego Laindez, que foy padre do Cide Roy Diaz, o bem aventurado. E este Diego Laindez casou com dona Tareyja Nunez, filha do conde dõ Nuno Alvarez d’Amaya e neta del rey de Leom de gaança; e fez ē ella hũu filho que ouve nome Roy Diaz, meu Cide. (ibid.) En cuanto a los descendientes del Cid, la Cr1344 es también semejante al Livro. Pero al tratar de las hijas anticipa el relato resumido del primer matrimonio de ambas con los infantes de Carrión, la deshonra de Corpes y los retos de Carrión conforme al Cantar: E o Cide Roy Diaz foy casado com dona Xemena Gomez, filha do conde dom Gomez de Gormaz, que foy neta del rey dom Afonsso de Leon de gaança. E ouve della hũu filho e duas filhas. E o filho ouve nome Diego Roiz e mataromno os mouros en Consogra. E as filhas, hũa ouve nome dona Elvyra e a outra dona Sol. E estas filhas do Cide Roy Diaz casouhas el rey dom Afomsso de Castella, o que filhou Tolledo, com os iffantes de
13

La segunda redacción de la Cr1344 omite a los Mendoza. Pero la traducción castellana de la 1ª redacción copia la versión del Livro das linhagens y los menciona: « De Ferrant Layndez vienen los de Mendoça, de Vermudo Layndez vienen los de Vizcaya, de Layn Layndez vienen los de Castro » (ms. M, Biblioteca Universidad de Salamanca, 2656).

Carryom, assy como vollo a estorya contara adeante. E os iffantes de Carryom deshonrrarõnas e desempararõnas ennos revoredos de Torpes. E foron retados porem dos cavalleiros do Cide e matarõnos no reto en Carryom, onde eram naturaaes. (Cr1344, Cintra, p. CDXXXIV). Este pasaje merece algunos comentarios. La muerte de los infantes de Carrión en los duelos se deduce del relato de CrCast, al menos la de Diego González, cuya herida es mortal (CrPart, p. 581); también quedan malheridos Fernando González y Suer González. Téngase en cuenta que resulta más fácil admitir desde una perspectiva monacal unos nuevos matrimonios si los esposos están muertos, que si quedan infamados por causa de procedimiento tan primitivo. Después de la muerte de los infantes en aquellos retos, el rey Alfonso las vuelve a casar: a doña Sol, la mayor, con el infante don Rodrigo, heredero de Aragón, y a doña Elvira con el infante de Navarra que luego fue rey: E, depois da morte dos iffantes, casou el rey dom Afonsso de Castella estas filhas do Cide; a mayor, que avya nome dona Sol, cõ o iffante dom Rodrigo, herdeiro de Aragom, e a outra, que ouve nome dona Elvira, foy casada com o iffante herdeyro de Navarra, que depois foy rey. (Cr1344, ibid.) Contradice la Cr1344 a la CrPart al afirmar que doña Sol era la mayor de las dos hermanas («el de Navarra casó con doña Elvira, la mayor», p. 590), y este mismo orden es el que resulta del Livro al mencionarse en primer lugar a doña Sol. Tampoco coinciden ambas crónicas en el nombre del heredero de Aragón, al que la CrPart (p. 590) llama don Sancho, hijo del rey don Pedro. La Cr1344 omite el nombre, que aparecía en el LReg y en el Livro, del heredero navarro (don Ramiro) que casa con doña Elvira-Cristina, aunque toma de la CrCast (CrPart, pp. 590 y 593) la falsa noticia de que el infante don Ramiro de Navarra fue rey después de la muerte de su padre el rey don Sancho en Rueda. Al redactor de la «Crónica de San Pedro» le preocupaba colmar los vacíos de información sobre nombres y relaciones de parentesco que encontraba a cada paso en la tradición cidiana, y para ello no tenía ningún inconveniente en inventarse cualquier patraña verosímil. En lugar del nombre del heredero navarro la Cr1344 menciona el del heredero de Aragón, don Rodrigo, que casa con doña Sol-María14. La causa de este cambio es que el autor de la Cr1344 cree que doña Sol era la hermana mayor, y la cita,
14

Este nombre no aparece en la traducción castellana de la 1ª redacción (ms. M).

como es habitual en las crónicas precedentes, junto al nombre conocido de su marido antes que a su otra hermana. Pero no hubo cambios en el vínculo tradicional existente entre doña Sol y el reino de Aragón. El rey Alfonso les mudó los nombres a las hijas del Cid por razón de su nueva dignidad y con idea de —suponemos— deshacer el recuerdo del oprobio de Corpes: E, quando as el rey dom Afomsso casou com estes ifantes d’Aragom e de Navarra, mudoulhes os nomes. E a que foy casada com o ifante de Navarra ouve nome dona Cristinha. E a que foy casada con o iffante d’Aragõ ouve nome dona Marya, assy como vollo a estorya contara adyante. E esto como achamos na canonica de Sam Pedro de Cardena, onde jaz enterrado o seu corpo do Cide, assi o posemos aquy […] (Cr1344, ibid.) Esta noticia de la mudanza de los nombres fue urdida exclusivamente por el compilador de la Cr1344 para tratar de armonizar la tradición del Liber Regum con la del Cantar, sin perjuicio de que la tradición épica haya anulado el recuerdo del matrimonio histórico de doña María con el conde de Barcelona que conservaba el Liber Regum. El autor de la Cr1344 cita a la Crónica de San Pedro de Cardeña como fuente de estos datos que ampliará más adelante, pero no encontramos comentario alguno sobre la mudanza de los nombres en la CrPart. Bautista15 cree que la remisión de la Cr1344 a la «Corónica de Sant Pedro» corresponde a un tratado sobre la «Genealogía del Cid Ruy Díaz Campeador» publicado como apéndice de la Crónica particular (CrPart, pp. 631-670) en 1512, aunque considera que la composición de dicho tratado genealógico se remonta a la primera mitad del s. XIV siendo anterior a las obras de Barcelos. Sin embargo, este tratado en nada se diferencia de la Crónica particular del Cid: en él se afirma que Doña Sol, la menor, casa con el infante don Sancho de Aragón, y que Doña Elvira, la mayor, casa con el infante don Ramiro de Navarra (ibid., p. 639). Así pues, la famosa alusión a la «Corónica de Sant Pero» debe explicarse de otra manera que remitiendo al tratado genealógico, pues la Cr1344 no coincide con él ni en la primogenitura de las hermanas 16 ni
15

Francisco BAUTISTA, « Cardeña, Pedro de Barcelos y la Genealogía del Cid », eSpania [En ligne], 11 | juin 2011, mis en ligne le 23 juin 2011, Consulté le 17 septembre 2011. URL : http://e-spania.revues.org/20446 ; DOI : 10.4000/espania.20446. Cintra pensaba que se refería al Liber Regum. 16 Bautista no parece haber estudiado este pormenor del capítulo Vº de la Genealogía, ya que publica en apéndice hasta el capítulo IVº.

tampoco en el comentario a la mudanza de los nombres, ni siquiera en el nombre del heredero de Aragón.