UNI VERSI DAD NACI ONAL

AUTÓNOMA DE MÉXI CO






I NSTI TUTO DE GEOFÍ SI CA
POSGRADO EN CI ENCI AS DE LA TI ERRA
“ MODELO DE FLUJO DEL ACUÍ FERO DE
SAN LUI S POTOSÍ , SLP”
T E S I S
QUE PARA OBTENER EL TÍ TULO DE:
MAESTRA EN CI ENCI AS DE LA TI ERRA


P R E S E N T A
I NGRI D ALEJANDRA KOHN LEDESMA
DI RECTORA DE TESI S:
DRA. ELSA LETI CI A FLORES MÁRQUEZ


MÉXI CO D. F. 2009










2





AGRADECIMIENTOS

A mis padres y a mi hermana, les agradezco todo el cariño y apoyo que me han dado
siempre, pero sobretodo durante toda mi maestría. Gracias a ellos me ha sido más fácil
enfrentar los problemas y salir adelante. También le agradezco a Raúl Martínez Ray todo
su amor, apoyo y paciencia durante todo este tiempo.

Quiero agradecer muy especialmente a mi asesora la Dra. E. Leticia Flores Márquez, en
primera por aceptar ser mi tutora, por siempre darme consejos y apoyo, por preocuparse
por mi bienestar, por la infinita paciencia que me tuvo durante toda la realización de esta
tesis, por todas sus sugerencias y correcciones, por permitirme colaborar con ella en sus
proyectos y haberme dado becas que me ayudaron mucho para poder terminar esta tesis.
Espero seguir trabajando tan agradablemente con ella como hasta ahora, durante mucho
tiempo.

Agradezco a mi sinodal el Dr. Oscar Escolero Fuentes por todos los acertados consejos y
correcciones que me dio para esta tesis, así como su disposición para contestar y analizar
mis dudas en todo momento. También le agradezco que me haya dado la oportunidad de
colaborar con él en su proyecto externo en la caleta de Xel-ha y darme una beca, la cual
me fue de mucha utilidad para poder continuar con esta tesis.

A mi sinodal, la Dra. Claudia Arango Galván, le agradezco todas sus acertadas y prontas
correcciones, las cuales me permitieron, entre otras cosas, mejorar la calidad del análisis
de resultados y las conclusiones de mi tesis.

A mi sinodal, el Dr. Gabriel Jiménez Suárez, le agradezco haber tenido la paciencia para
explicarme y aclarar mis múltiples dudas, así como haberme proporcionado sugerencias
para mejorar desde el estilo de escritura hasta el análisis de los resultados finales.

Quiero agradecerle a mi sinodal, la Dra. Eloísa Domínguez Mariani, todas las
correcciones, sugerencias y consejos que me dio para esta tesis, gracias a las cuales,
varias secciones de mi tesis quedaron mucho mejor explicadas.

A la Mtra. Sandra Edda Martínez quiero agradecerle toda la información que me
proporcionó, sin la cual esta tesis no hubiera sido posible. Le agradezco al Dr. Antonio
Cardona Benavides haberme proporcionado información sobre el acuífero de SLP y
haberme sacado de varias dudas. Al Ing. Juan Márquez Cruz le agradezco haberme
ayudado con la búsqueda de la topografía de SLP y con la conversión de archivos.

Le agradezco al Instituto de Geofísica de la UNAM, haberme aceptado como alumna de
maestría y haberme permitido tener un lugar para estudiar dentro de sus instalaciones. Al
CONACYT (Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología) le agradezco haberme dado una
beca de maestría durante dos años, la cual me sirvió para poder concluir con el estudio de
las materias del posgrado. Le agradezco al Programa de Apoyo a Proyectos de
Investigación e Innovación Tecnológica (PAPIIT (DGAPA)), haberme proporcionado
una beca dentro del proyecto IN-112906, del cual mi tutora fue responsable.
3





ÍNDICE


INTRODUCCIÓN
 Problemática del acuífero de San Luis Potosí……………..……………………..11
 Objetivo de la Tesis………………………………………………….…………..12
 Justificación de la Tesis…………………………………………….……………12

CAPÍTULO 1. ÁREA DE ESTUDIO
 1.1 Descripción del área de estudio…………………………………….………..13
1.1.1 Localización………………………………………………….……….13
1.1.2 Zona de veda…………………………………………………..………14
1.1.3 Hidrografía………………………………………………….………...15
1.1.4 Clima………………………………………………………….………16
1.1.5 Usos del suelo y vegetación………………………………….……….16
1.1.6 Población, vivienda y servicios……………………………….………17
1.1.7 Demanda de agua…………………………………………….……….18

 1.2 Geología de San Luis Potosí…………………………………………………20
1.2.1 Geología de la Provincia Fisiográfica de la Mesa Central…….……....20
1.2.1.1 Estratigrafía de la Mesa Central……………………….……...21
1.2.1.1.1 Mesozoico………………………………………….21
1.2.1.1.2 Cenozoico………………………………………….22
1.2.1.2 Fallas mayores que limitan la Mesa Central………………….24
1.2.1.2.1 La falla del Bajío……………………………….……..24
1.2.1.2.2 Sistema de fallas Taxco-San Miguel de Allende……..24
1.2.1.2.3 Sistema de fallas San Luis-Tepehuanes………………26
1.2.1.2.4 Graben de Aguascalientes…………………………….27
1.2.1.3 Sistema de fallas en el interior de la Mesa Central…………...27
1.2.2 Geología del Valle de San Luis Potosí……………………...………...28
1.2.3 Sistema de fallas en el Valle de San Luis Potosí…………...…………37

CAPÍTULO 2. HIDROGEOLOGÍA
 2.1 Revisión de estudios hidrogeológicos anteriores………………...…………..39

 2.2 Potenciometría histórica del acuífero de San Luis Potosí…………...……….43
2.2.1 Información potenciométrica disponible……………………..………..43
2.2.2 Potenciometría histórica del acuífero somero de San Luis Potosí…......45
2.2.2.1 Sistema de flujo del acuífero somero…………………..………47
2.2.3 Potenciometría histórica del acuífero profundo de San Luis Potosí...…48
2.2.3.1 Curvas de profundidad al nivel estático en 1995 y 2005……....50
2.2.3.2 Curvas de elevación al nivel estático en 1995 y 2005………....52
2.2.3.3 Dirección de flujo del agua subterránea……………………..…54

 2.3 Descripción conceptual del acuífero de San Luis Potosí…………….………56
2.3.1 Introducción……………………………………………………..……..56
4
2.3.2 El acuífero de San Luis Potosí…………………………………..……..56
2.3.3 Tipo de material…………………………………….……………..…...56
2.3.4 Respuesta hidráulica………………………………………………..….57
2.3.5 Corrección por temperatura………………………………………..…..57
2.3.6 Conductividad hidráulica…………………………………………..…..59
2.3.7 Transmisividad……………………………………………………..…..59
2.3.8 Velocidad de flujo…………………………………………………..….60
2.3.9 Consolidación en el acuífero de San Luis Potosí………………..……..60
2.3.10 Sistemas de flujo………………………………………………..…….61
2.3.11 Calidad del agua subterránea……………………………………..…..63
2.3.12 Presencia del F
-
…………………………………………………..…...65
2.3.13 Geotermómetros…………………………………………………..…..65

 2.4 Balance hidrológico de agua subterránea……………………………..……..67
2.4.1 Balance hidrológico de la cuenca de San Luis Potosí…………..…….67
2.4.2 Recarga…………………………………………………………..……67
2.4.3 Descarga………………………………………………………..……..68
2.4.4 Cambio de almacenamiento……………………………………..……69

CAPÍTULO 3. MODELO DE FLUJO
 3.0 Introducción………………………………………………………………….72

 3.1 Acerca de Visual Modflow 3.1…………………………………………...….72
3.1.1 Modelo matemático en Visual Modflow (Ecuaciones de flujo)…...…..73
3.1.2 Discretización espacial y temporal………………………………...…..74
3.1.3 Ecuación de diferencias finitas……………………………………...…75
3.1.4 Condiciones iniciales y de frontera para la solución de las
ecuaciones de flujo……………………………………………………..78

 3.2 Geometría y parámetros del modelo de flujo………………………………...81
3.2.1 Geometría del modelo………………………………………………….81
3.2.2 Parámetros hidrogeológicos……………………………………………83
3.2.3 Condiciones de frontera………………………………………………..84
3.2.4 Pozos de extracción…………………..………………………………...84

 3.3 Modelo de flujo en estado estacionario………………...……………………86

 3.4 Modelo de flujo en estado transitorio………………………………………..87
3.4.1 Modelo de flujo transitorio para el año 1995…………………………..88
3.4.2 Modelo de flujo transitorio para el año 2005…………………………..91
3.4.3 Modelo de flujo transitorio para el año 2015…………………………..92

 3.5 Calibración del modelo para los años 1995 y 2005………………………….94

 3.6 Escenarios de explotación del acuífero………………………………………96
3.6.1 Modelos predictivos…………………….………………………........96
5
3.6.2 Modelos de remediación……………………………………………102
3.6.2.1 Disminución de la extracción……………………………….102
3.6.2.2 Reubicación de pozos………………………………………104


 CONCLUSIONES……………………………………………………………...107
 ANEXO (Tablas 2.3 y 2.4)……………………………………………………..109
 BIBLIOGRAFÍA…………………………………………………………….....113






































6
ÍNDICE DE FIGURAS

Figura 1.1 Localización del valle de San Luis Potosí, de la ciudad de SLP y de la zona
de estudio (área dentro del cuadro) que abarca esta tesis en coordenadas
UTM………………………………………………………………………….13
Figura 1.2 Municipios existentes dentro del área de influencia del acuífero San Luis
Potosí……………....……………………………………………………...…14
Figura 1.3 Zonas de veda para la extracción de agua subterránea por región
hidrológico-administrativa 2006……………………..………………….…...15
Figura 1.4 Población total y tasa de crecimiento media anual 1950-2005………………18
Figura 1.5 Ubicación de la ciudad de SLP dentro de la Provincia Fisiográfica de la
Mesa Central…………………………………………………………………20
Figura 1.6 Modelo de elevación digital de la República Mexicana indicando la
ubicación de la Mesa Central. FVTM: Faja Volcánica Transmexicana.
La línea punteada indica la división entre la parte sur y norte de la Mesa
Central……………………………………………………………….....……..21
Figura 1.7 Mapa que muestra la localización de las estructuras mayores de la Mesa
Central. GT: graben de Tepehuanes, GR: graben de Rodeo, LS: laguna
de Santiaguillo, GRCH-O: graben Río Chico-Otinapa, GA: graben
de Aguascalientes, FVH: falla Villa Hidalgo, FBV: falla Buena Vista,
FO:falla El Obraje, FVA: falla Villa de Arriaga, FLP: falla Los Pájaros,
GC:graben El Cuarenta, FB: falla del Bajío, GS: graben de La Sauceda,
GB:graben de Bledos, GVR: graben Villa de Reyes, GVA: graben Villa
de Arista, GE: graben de Enramadas, DQ: depresión de La Quemada,
SSM:sierra San Miguelito, SG: sierra de Guanajuato, SC: sierra de
Catorce, SS: sierra de Salinas, RC: Real de Catorce, G: Guanajuato, SLP:
San Luis Potosí, SMR: Santa María del Río, SLDP: San Luis de la Paz,
ND: Nombre de Dios, SMA: San Miguel de Allende,
Q: Querétaro…………………………………………………………....……..26
Figura 1.8 Columna estratigráfica del área de estudio……………………………..…….28
Figura 1.9 Distribución de los afloramientos de rocas en la zona de estudio y
localización de las diez secciones geológicas transversales…………………29
Figura 1.10 Mapa de localización de la Ciudad de San Luis Potosí y poblados
aledaños……………………………………………………………………...30
Figura 1.11a Estratos de las secciones geológicas transversales………………...….…..36
Figura 1.11b Estratos de las secciones geológicas transversales………………...……...37
Figura 2.1 Ubicación de pozos con información histórica de niveles estáticos………….45
Figura 2.2 Profundidad al nivel freático del acuífero somero para el 2004……………...46
Figura 2.3 Elevación al nivel freático y dirección de flujo subterráneo del acuífero
somero de SLP……………………………………………………………….47
Figura 2.4 Sistema de flujo del acuífero somero de la ciudad de San Luis Potosí………48
Figura 2.5 Distribución de los niveles potenciométricos del acuífero profundo para
el año 1977……………………………………….…..………………….……49
Figura 2.6 Distribución de los niveles potenciométricos del acuífero profundo para
el año 1984……………………………………….…..……………….………49
Figura 2.7 Distribución de los niveles potenciométricos del acuífero profundo para
7
el año 1992…………………………………….…..………………….………49
Figura 2.8 Distribución de los niveles potenciométricos del acuífero profundo para
el año 1994…………………………………….…..………………….………49
Figura 2.9 Distribución de los niveles potenciométricos del acuífero profundo para
el año 1996……………………………………….…………..……….………49
Figura 2.10 Distribución de los niveles potenciométricos del acuífero profundo para
el año 1998…………………………………….…..………………….………49
Figura 2.11 Distribución de los niveles potenciométricos del acuífero profundo para
el año 1999…………………………………….…..………………….………50
Figura 2.12 Distribución de los niveles potenciométricos del acuífero profundo para
el año 2001…………………………………….…..………………….………50
Figura 2.13 Distribución de los niveles potenciométricos del acuífero profundo para
el año 2003…………………………………….…..………………….………50
Figura 2.14 Curvas de profundidad al nivel estático en 1995……………………....……51
Figura 2.15 Curvas de profundidad al nivel estático en 2005………………...……….…52
Figura 2.16 Curvas de elevación del nivel estático para el año 1995…………….…...…53
Figura 2.17 Curvas de elevación del nivel estático para el año 2005………...……….…54
Figura 2.18 Dirección de flujo de agua subterránea para el año 2005…………….……..55
Figura 2.19 Disposición de materiales geológicos del subsuelo de la cuenca de San
Luis Potosí……………………………………………...…………………...57
Figura 2.20 Distribución horizontal de la temperatura del agua subterránea en el
acuífero profundo medida a la descarga de pozos……………………..……58
Figura 2.21 Relación Li
+
:temperatura para el agua subterránea del acuífero profundo....62
Figura 2.22 Sistemas de flujo en la cuenca de San Luis Potosí y su relación con la
geología………………...…………………………………….……………...63
Figura 3.1 Esquema de discretización del acuífero……………………………………...74
Figura 3.2 Sistema de bloque centrado (las estrellas representan los nodos)……………75
Figura 3.3 Topografía del área modelada………………………………………………..81
Figura 3.4 Mallado del área modelada…………………………………………………..82
Figura 3.5 Corte transversal del modelo mostrando las capas que lo constituyen………83
Figura 3.6 Modelo de flujo en estado estacionario………………………………………86
Figura 3.7 Localización de los pozos de extracción y de observación del modelo de
flujo…………………………………………………………………………..88
Figura 3.8 Configuración de la superficie potenciométrica generada por el modelo
para el año 1995……………………………………………………………...89
Figura 3.9 Configuración de la superficie potenciométrica generada por el modelo
para el año 2005……………………………………………………………...91
Figura 3.10 Configuración de la superficie potenciométrica generada por el modelo
para el año 2015……………………………………………………………...92
Figura 3.11 Relación entre la carga hidráulica observada y la calculada por el
modelo para el año 1995…………………………………………………….94
Figura 3.12 Relación entre la carga hidráulica observada y la calculada por el
modelo para el año 2005…………………………………………………….95
Figura 3.13 Superficie potenciométrica para el año 2015 con un volumen de
extracción extra por pozo de 383 m
3
/día y una tasa de crecimiento
poblacional del 0.4% anual………………………………………………….98
8
Figura 3.14 Superficie potenciométrica para el año 2015 con un volumen de
extracción extra por pozo de 574 m
3
/día y una tasa de crecimiento
poblacional del 0.6% anual………………………………………………….99
Figura 3.15 Superficie potenciométrica para el año 2015 con un volumen de
extracción extra por pozo de 765 m
3
/día y una tasa de crecimiento
poblacional del 0.8% anual………………………………………………...100
Figura 3.16 Superficie potenciométrica para el año 2015 con un volumen de
extracción extra por pozo de 957 m
3
/día y una tasa de crecimiento
poblacional del 1.0% anual………………………………………………...101
Figura 3.17 Superficie potenciométrica para el año 2015 con un 30% menos de
volumen de extracción en los pozos 19 al 33 y una tasa de crecimiento
poblacional del 1.0% anual………………………………………………...103
Figura 3.18 Superficie potenciométrica para el año 2015 con 4 nuevos pozos que
extraen el volumen del 30% que se redujo en el modelo de disminución.
La tasa de crecimiento poblacional es del 1.0%...........................................105






























9
10
ÍNDICE DE TABLAS

Tabla 1.1 Principales cultivos de riego sembrados dentro de los límites de la poligonal
del acuífero de SLP………………………………………….………..…...…..17
Tabla 1.2 Población total de los municipios localizados dentro del área de estudio…….17
Tabla 1.3 Volumen concesionado para usos consuntivos para el estado de San Luis
Potosí 2006…………………….…………………….…………………...…..18
Tabla 1.4 Volumen de suministro de agua para la conurbación de San Luis Potosí,
Soledad de Graciano Sánchez y Cerro de San Pedro 2001-2003…………….19
Tabla 2.1 Estudios hidrogeológicos anteriores…………………….…………………….39
Tabla 2.2 Resumen de mediciones potenciométricas por año, dentro del acuífero
profundo de San Luis Potosí…………………………….…………………….44
Tabla 2.3 Pozos con datos de profundidad al nivel estático del acuífero profundo
de San Luis Potosí durante el periodo 1995-2005……...….….………...........109
Tabla 2.4 Datos del muestreo de las norias del acuífero somero de San Luis
Potosí……………………………………………….…………….………….111
Tabla 2.5 Concentraciones promedio de diversos elementos y compuestos en
las aguas subterráneas de la cuenca de SLP (en mg/l)……….……..…………65
Tabla 2.6 Balance de agua subterránea del acuífero de SLP……………….……………69
Tabla 2.7 Relación del balance hidrogeológico en el valle de SLP……………..……….70
Tabla 3.1 Capas que conforman el modelo de flujo……………………………………..82
Tabla 3.2 Parámetros hidrogeológicos por capa del modelo…………………………….83
Tabla 3.3 Total de población en 2005 y en 2015 en los municipios de Cerro de San
Pedro, Mexquitic de Carmona, San Luis Potosí y Soledad de Graciano
Sánchez, por tasa de crecimiento poblacional anual…………………………..97
Tabla 3.4 Extracción adicional por pozo por cada tasa de crecimiento poblacional….…97




















INTRODUCCIÓN


Problemática del acuífero de San Luis Potosí


En muchas regiones semiáridas de México, el agua subterránea es la principal fuente de
agua potable, para riego agrícola y usos industriales. La ciudad de San Luis Potosí se
localiza en una de estas zonas. Su clima es templado con verano cálido semiárido según
la clasificación mundial de climas debida a Köppen (1936), la temperatura media anual es
de 17.6 °C, la precipitación media anual es de 378.7 mm, donde la época normal de
lluvias comprende los meses de junio a septiembre, período en el que se presenta el 65%
de la precipitación anual. El mes de máxima lluvia es julio en tanto que el mes de menor
pluviosidad es febrero.

Este tipo de clima en San Luis Potosí provoca que los recursos hídricos sean escasos en
buena parte del año debido a las pocas lluvias y a la alta evaporación potencial media
anual (1990 mm), y aunado a lo anterior, la zona de estudio no cuenta actualmente con
fuentes superficiales (ríos) para abastecimiento de agua potable.

Otro problema de la zona de estudio es que el riego agrícola se realiza con agua de
desecho sin previo tratamiento, lo cual produce el deterioro de la calidad del agua
subterránea somera, limitando los recursos de agua para consumo humano.

Por otro lado, en el acuífero de San Luis Potosí, los efectos naturales de interacción agua-
material geológico ocasionan elevadas concentraciones de flúor disuelto en el agua
subterránea termal de hasta de 3.8 mg/l, siendo que el valor máximo aceptado por la
norma de agua para consumo humano (NOM-127-SSA1-1994) es de 1.5 mg/l. La
explotación intensiva del agua subterránea, la cual provoca un descenso progresivo de los
niveles de agua, sólo empeora el problema pues se han tenido que perforar pozos más
profundos que intersecan el medio termal, los cuales extraen agua con niveles elevados
de flúor, que no es apta para consumo humano.

Otro problema de este acuífero, es que la ciudad de San Luis Potosí es una de las
conurbaciones del país que tienen una tasa media de crecimiento anual de la población
con un índice alto (0.8% del 2000 al 2005), por lo que cada vez la demanda de agua
subterránea es mayor.

La combinación de todos los factores arriba mencionados crea los problemas de escasez,
mala calidad y creciente abatimiento de los niveles del agua subterránea en el acuífero de
San Luis Potosí.





11
12
Objetivo de la Tesis


Proporcionar alternativas de extracción que produzcan menor desequilibrio del acuífero
de San Luis Potosí, con base en un modelo de flujo transitorio que integre la información
geológica y geofísica del acuífero.


Justificación de la Tesis


Presentar un modelo confiable que simule el comportamiento del acuífero ante
situaciones de trabajo reales, para que los organismos responsables de la administración
del agua en la ciudad de San Luis Potosí, tomen decisiones adecuadas en cuanto a:

 Planear la administración del sistema acuífero bajo un marco de extracción
sustentable.
 Orientar el uso del agua que se encuentra disponible, de una forma eficiente.
 Ubicar la perforación de nuevos pozos de extracción.
 Determinar los caudales máximos de extracción sin provocar un abatimiento
excesivo del agua subterránea del acuífero.
 Planear un manejo apropiado y eficiente del agua subterránea junto con los planes
de manejo del agua subterránea urbana.
























CAPÍTULO 1


1.1 Descripción del área de estudio

1.1.1 Localización

La cuenca hidrológica de San Luis Potosí se localiza en la porción suroeste del estado del
mismo nombre, en ella se ubica la capital del estado de San Luis Potosí, dentro de la
Provincia Fisiográfica Mesa Central Mexicana, situada entre las dos grandes sierras
Mexicanas: la Madre Oriental y la Madre Occidental. Es una cuenca endorreica
superficial cerrada con una superficie aproximada de 1980 km
2
. El valle de San Luis
Potosí tiene una altitud aproximada de 1850 m sobre el nivel medio del mar (m.s.n.m.) y
se localiza en la parte sureste de la entidad, entre los 22° 00' y 22° 23' de latitud norte, y
entre los meridianos 100° 42' y 101° 05' de longitud oeste (INEGI, 2000). El valle de SLP
limita hacia el oeste con la sierra de San Miguelito, hacia el oriente con la sierra de San
Pedro, y con una serie de cerros aislados tanto por el noroeste como al suroeste. La
localización del valle de San Luis Potosí, de la ciudad de SLP y de la zona de estudio que
abarca esta tesis, se presentan en la Figura 1.1 en coordenadas UTM.



Figura 1.1 Localización del valle de San Luis Potosí, de la ciudad de SLP y de la zona de estudio (área
dentro del cuadro) que abarca esta tesis en coordenadas UTM, (Google Maps, 2009).

13
De acuerdo a INEGI (2000), geopolíticamente, el acuífero de SLP comprende en su
totalidad los municipios de Soledad de Graciano Sánchez (SGS) y Cerro San Pedro y
parcialmente los municipios de San Luis Potosí y Mexquitic de Carmona (Figura 1.2).



Figura 1.2 Municipios existentes dentro del área de influencia del acuífero San Luis Potosí
(INEGI, 2000).


1.1.2 Zona de Veda

La Republica Mexicana ha sido dividida por la CNA en 653 acuíferos, de los cuales 104
están sobreexplotados. A partir de la década de los setenta, ha venido aumentado el
número de acuíferos sobreexplotados de 32 en 1975 a 104 en el 2006.

Para revertir el descenso del nivel del agua subterránea y aumentar el volumen de agua
almacenada en los acuíferos sobreexplotados el gobierno federal ha determinado zonas de
veda que prohíben o restringen las extracciones de agua en las zonas en que se ubican
acuíferos sobreexplotados. Se tienen 145 zonas de veda (CONAGUA, 2007).

14
Mediante decreto presidencial publicado en el Diario Oficial de la Federación, de fecha
30 de Junio de 1961, se declaró Zona de Veda para parte del valle de San Luis Potosí.
Posteriormente, el 18 de Octubre de 1962, se vedó la porción complementaria de los
valles de San Luis Potosí y Villa de Reyes, con este decreto se cubrió prácticamente toda
el área de explotación de ambos valles. Finalmente, el 3 de diciembre de 1985, se vedó,
también mediante publicación en el Diario Oficial de la Federación, las porciones
faltantes de los municipios de San Luis Potosí y Villa de Reyes, con lo que quedó
cubierta, incluso, la zona de recarga de estos acuíferos. Dichas vedas, restringieron el
alumbramiento de aguas del subsuelo para cualquier uso, excepto para fines doméstico y
abrevadero (CNA, 2002).

En la Figura 1.3 se muestran las zonas de México que tienen algún tipo de veda, así como
las zonas de libre alumbramiento. La zona de estudio se encuentra dentro de la región
hidrológico-administrativa VII.


Figura 1.3 Zonas de veda para la extracción de agua subterránea por región hidrológico-administrativa
2006 (CONAGUA, 2007).


1.1.3 Hidrografía

El área de estudio comprende la cuenca endorreica de San Luis Potosí, que forma parte
de la Región Hidrológica No. 37 “El Salado”. La conurbación de San Luis Potosí y
Soledad de Graciano Sánchez se ubica al centro de esta cuenca hidrológica. En esta zona
existen actualmente cuatro presas de almacenamiento de aguas superficiales, dos de ellas
consideradas de mayor importancia ya que sus aguas son utilizadas como fuente de
abastecimiento de agua potable de la conurbación de la ciudad de San Luis Potosí; estas
15
presas son las de “San José y “El Peaje”, con una capacidad útil de 5.1 Mm
3
y 6.7 Mm
3
,
respectivamente (Tecnología ASSUL, 2005).

Las corrientes superficiales son intermitentes y de escaso desarrollo, pues al llegar a la
unidad de planicie el escurrimiento se infiltra en los materiales granulares que conforman
la porción superior del acuífero; destaca el río Santiago que es el principal colector de la
cuenca, por la magnitud de los escurrimientos le siguen en importancia los ríos Españita,
Paisanos y La Parada (COTAS, 2003). Como la planicie está ahora ocupada por la ciudad
de SLP, los ríos son conducidos ya que se encuentran entubados.


1.1.4 Clima

La temperatura media anual, tomada de la estación climatológica San Luis Potosí en el
período de 1979 a 2001 es de 17.6°C y la precipitación media anual en el Valle varía
desde 353.0 hasta 403.7 mm, habiéndose reportado en la estación El Peaje una
precipitación anual en el año mas seco de 259.3 mm y en el año más lluviosos 631.1 mm
y en la estación San Luis Potosí una precipitación del año más seco de 168.7 mm y en el
año más lluviosos 528.1 mm, presentándose la mayor altura de lluvia en las partes altas
del Valle, específicamente en las Sierras de San Miguelito y de Álvarez (INTERPAS,
2005).

El mes más caluroso es mayo, a partir del cual la temperatura desciende gradualmente
hasta diciembre y enero, meses en que se presentan las temperaturas más bajas, para
después volver a ascender durante los meses siguientes.

La temporada de lluvias se declara formalmente en el mes de mayo, las precipitaciones
mayores ocurren en los meses de junio y septiembre, mientras que la temporada de estiaje
tiene lugar entre los meses de octubre a abril.

La evaporación potencial media anual varía desde 1,950 mm en la parte oriental del valle,
hasta 2,250 mm a los pies de la sierra San Miguelito, o sea un promedio del orden de
1,990 mm para todo el valle de San Luis Potosí (Sabinfosistem, 2005).


1.1.5 Usos del suelo y vegetación

En cuanto a la vegetación y uso de los suelos, en la porción central del valle de San Luis
Potosí predomina el cultivo de nopaleras, también se aprecia algo de agricultura de
temporal, cultivándose maíz principalmente, y pequeñas áreas donde se practica la
agricultura de riego donde se cultivan maíz y frijol, gracias sobre todo a la disponibilidad
de aguas residuales, y por último algo de pastizal inducido. En el resto del área
predomina todavía la vegetación natural, así, al occidente de la sierra San Miguelito, se
aprecian remanentes de bosques de pino y encino, así como pastizal natural y chaparral;
hacia las sierras del oriente predomina matorral, matorral desértico, algo de matorral
espinoso y chaparral (Ariel Consultores, 1996).

16
Según datos de la SAGARPA, el 62.8% de la superficie agrícola de riego del año 2002 se
concentró dentro del municipio de San Luis Potosí (4380 ha), el restante 37.2% de la
superficie agrícola de riego fue sembrada en los municipios de Soledad de Graciano
Sánchez y Mexquitic de Carmona (Sabinfosistem, 2005). Los cultivos principales de
riego que se siembran en el área de estudio se presentan en la Tabla 1.1.


Cultivos Superficie sembrada de riego
(Ha)
Café cereza
te rojo (jitom
2820
1560 Toma ate)
Avena forrajera en verde
Tabla 1.1 Princip s dentro de los límites poligonal del acuífero de SLP
(Sabinfosistem, 2005).
os del II Conteo de Población y Vivienda 2005,
otosí un total de 2 millones 410 mil 414 personas,
Maíz grano 1400
600
600 Chile seco
ales cultivos de riego sembrado de la


1.1.6 Población, vivienda y servicios

De acuerdo con los resultados definitiv
esidían en todo el estado de San Luis P r
de las cuales 51.6% eran mujeres y 48.4% eran hombres. La población total de los
municipios que se encuentran dentro del área de estudio que nos ocupa, se aprecia en la
Tabla 1.2.


Municipio Población total
San Luis Potosí 730,950
Soledad de Graciano Sánchez 226,803
Mexquitic de Carmona
Cerro de San Pedro
Tabla 1.2 Población t pios localizados dentro estudio (INEGI, 2005).


En el período 2000 a 2005 la tasa iento anual de la población fue de
0.8%, mientras que en el quinquenio anterior fue de 1.0 por ciento (Figura 1.4).

48,484
3,278
del área de otal de los munici
media de crecim
17

Figura 1.4 Población total y tasa media de crecimiento anual 1950-2005 (INEGI, 2005).


El estado de San Luis Potosí tenía al 17 de octubre de 2005, un total de 2 millones 410
mil 414 residentes habituales, que representan el 2.3% de los 103.3 millones que
conforman la población de la República Mexicana, con lo que ocupa el lugar 17 a nivel
nacional.

El proceso de envejecimiento de la población continúa en la entidad, la población de 60
años y más se incrementó de 186 mil 868 en 2000 a 221 mil 334 en 2005.

El estado de San Luis Potosí muestra un perfil predominantemente urbano; el 42.2% de
su población reside en localidades de 100 mil y más habitantes, 8.0% en asentamientos de
15 mil a menos de 100 mil personas, 12.4% en las de 2,500 a menos de 15 mil habitantes
y el 37.4% de su población reside en localidades de menos de 2,500 habitantes.

La disponibilidad de servicios en las viviendas se ha incrementado en los últimos cinco
años. El porcentaje de viviendas que disponen de energía eléctrica pasó de 88.5 a 93.9%;
las que tienen acceso a agua potable por medio de la red pública, de 76.1 a 82.0% y las
que disponen de drenaje conectado a la red pública del 52.8 al 58.3% (INEGI, 2005).


1.1.7 Demanda de agua

Los volúmenes concesionados para todo el estado de San Luis Potosí, se describen en la
Tabla 1.3.


Volumen total
concesionado
Mm
3

Agrícola
Mm
3

Abastecimiento
público
Mm
3

Industria Termoeléctricas
autoabastecida sin
termoeléctricas
Mm
3

Mm
3

1310.5 1060.4 168.6 40.5 41
Tabla 1.3 Volumen concesionado para usos consuntivos en el estado de SLP, 2006 (CONAGUA, 2007).
18
E 1 os edio d table
conurbación de Cerro de San Pedro is Poto aciano ez, de
acuerdo a informació dística pr onada por INTERAPAS, fueron de 82.9 Mm
3

anuales, con registro en el año 2003 de 90.7 Mm
3
; con este volumen de suministro resulta
una dotación global prom itante/día, en el año citado, para una
población de 1,095,498 habitantes; población calculada con base en el número de
c
n los años 200 a 2003, l volúmenes prom
, San Lu
e agua po
sí y Soledad de Gr
suministrada a la
Sánch
n esta oporci
edio de 226.95 litros/hab
ontratos del tipo doméstico registrados al 31 de diciembre del 2003 en el padrón de
usuarios del Organismo INTERAPAS multiplicado por el índice de hacinamiento
reportado en el XII Censo de Población y Vivienda de INEGI del año 2000.


VOLUMEN DE AGUA (Mm
3
)
Año Fuentes Subterráneas Fuentes Superficiales Total
2001 75,545,120 935,539 76,480,659
2002 76,994,843 4,724,784 81,719,627
2003 84,363,259 6,391,872 90,755,131
Tabla 1.4 Volumen de suministro de agua para la conurbación de San Luis Potosí, Soledad de Graciano
Sánchez y Cerro de San Pedro 2001-2003 (Tecnología ASSUL, 2005).


El agu captad blaci SL iante la
operación de 120 fuentes; 119 de ellas son pozos profundos y una fuente superficial
consistente en un sistem as de E l Potosino, que derivan
sus ag la presa de ecnología ASSUL

D
agua de sumini % restante de
orrientes superficiales.
a es a y suministrada a la po ón de la conurbación de P med
a formado por las pres
San José (T
l Peaje y E
, 2005). uas en
e acuerdo a la información proporcionada por INTERAPAS, durante el año 2004 el
stro proviene en un 92.6% de acuíferos subterráneos y el 7.4
c



















19
1.2 Geología de San Luis Potosí

.2.1 Geología de la Provincia Fisiográfica de la Mesa Central
e describe a continuación de manera general, la geología y el sistema de fallas que
omponen la Provincia Fisiográfica de la Mesa Central. La Figura 1.5 muestra la
bicación de la ciudad de SLP dentro de la Mesa Central.
1

S
c
u



Figura 1.5 Ubicación de la ciudad de SLP dentro de la Provincia Fisiográfica de la Mesa Central,
(Nieto-Samaniego et al., 2005)


La Mesa Central de México (MC) fue reconocida como provincia fisiográfica por Raisz
(1959). Es una planicie elevada que se localiza en la parte central de la República
Mexicana, más de la mitad de su superficie tiene una altitud superior a 2,000 msnm y las
elevaciones topográficas en su interior son moderadas, la mayoría forman desniveles
inferiores a los 600 m. Se encuentra limitada al norte y oriente por la Sierra Madre
Orie or
la depresión conocida como El B
n la MC se pueden reconocer dos regiones debido a su diferencia de altitud. La región
tales rellenas de sedimentos aluviales
lacustres, algunas de ellas endorreicas. Esa región tiene las cotas más bajas y los
ntal (SMOr), hacia el occidente por la Sierra Madre Occidental (SMOc) y al sur p
ajío (Figura 1.6).

E
sur, donde se localizan las cotas más elevadas, se encuentra por encima de los 2,000
msnm con excepción del valle de Aguascalientes. La región sur es montañosa, cubierta
en su mayor parte por rocas volcánicas cenozoicas (Nieto-Samaniego et al., 1999),
muestra un estado de erosión mucho más activo que la región norte, con desniveles más
pronunciados y los rasgos estructurales, principalmente fallas normales, se observan
erosionados. En contraste, la región norte, que tiene un área mayor, muestra un estado de
erosión menos activo con grandes cuencas continen
y
desniveles topográficos menores, la parte más septentrional tiene una altitud menor a
2,000 msnm.

20

Figura 1.6 Modelo de elevación digital de la República Mexicana indicando la ubicación de la Mesa
Central. FVTM: Faja Volcánica Transmexicana. La línea punteada indica la división entre la parte sur y
norte de la Mesa Central (Nieto-Samaniego et al., 2005).


1.2.1.1 Estratigrafía de la Mesa Central

1.2

Triásico
entro de la MC han sido registrados afloramientos de rocas del Triásico superior, cuya
dad fue establecida por su contenido fósil, en la sierra de Salinas, en Charcas en S.L.P.,
. Las rocas triásicas consisten principalmente
e secuencias de arenisca y lutita.
urásico
o de rocas más antiguo de edad Jurásica registra una etapa en la cual la Mesa
ior la constituye principalmente limolita calcárea que
resenta estratos de pedernal.

.1.1.1 Mesozoico
D
e
en Zacatecas Zac. y en la Sierra de Catorce
d

J
El conjunt
Central estuvo emergida, está constituido de rocas continentales, conglomerado y
arenisca con rocas volcánicas intercaladas. El segundo conjunto litológico de edad
Jurásica está formado por rocas marinas calcáreas, cuya parte inferior está compuesta de
caliza, mientras que la parte super
p

21
Cretácico
El advenimiento de un ambiente de sedimentación marina iniciado en el Jurásico tardío
se manifiesta en la MC y sus alrededores en tres ambientes marinos claramente
distinguibles:

1. En el borde oriental de la MC se depositaron sedimentos de la Plataforma Valles-
San Luis Potosí (PVSLP), formando un depósito de espesores superiores a 4,000
m (Carrillo-Bravo, 1971). Ese depósito inició su formación en el Jurásico Tardío
re estratos rojos continentales, y se extiende en el Cretácico con los
l occidente de la PVSLP y ocupando casi la totalidad de la MC se localiza
un paquete muy grueso de sedimentos marinos, depositados en mar abierto y
lutita
calcárea, culminando hacia la cima en rocas clásticas, principalmente arenisca con
o, 1997, Martínez-Reyes, 1992). Es muy notable que el límite
entre la Plataforma Valles-San Luis Potosí y la Cuenca Mesozoica del Centro de
os sedimentos continentales afloran en zonas extensas en la parte norte y noroeste de la
C y en localidades aisladas en el centro, sur y este. Consisten principalmente de
sob
sedimentos de la PVSLP, que consisten de evaporitas y mayormente caliza.

2. Hacia e
aguas profundas, en lo que se ha denominado Cuenca Mesozoica del Centro de
México (Carrillo-Bravo, 1971). El registro estratigráfico indica una subsidencia
rápida, con una acumulación superior a 6,000 m de sedimentos, que inicia con el
depósito de la caliza de plataforma del Jurásico Superior sobre estratos rojos y
rocas volcánicas continentales. Hacia el Cretácico, pasa a caliza arcillosa y a
numerosos clastos de rocas volcánicas (Formación Caracol), que marcan la
regresión marina que puso fin a las condiciones marinas en la MC hacia el
Cretácico Tardío.

3. En el occidente de la Cuenca Mesozoica del Centro de México y localizándose en
el margen occidental y sur de la MC, aparece una secuencia volcano sedimentaria
marina, formada por un apilamiento grueso de basalto, derrames, y cuerpos
intrusivos de diabasa, que se encuentran intercalados con capas de toba, pizarra,
pedernal y radiolarita. El componente sedimentario más importante consiste
principalmente en lutita, arenisca y algunas calizas (Ranson et al., 1982; Centeno-
García y Silva-Rom
México coincide con el límite oriental de la MC y con la traza del sistema de
fallas Taxco-San Miguel de Allende (Alaniz-Álvarez et al., 2002). Por otra parte,
el límite entre de la Cuenca Mesozoica del Centro de México y la secuencia
volcano sedimentaria mesozoica, sigue burdamente la mayor parte del borde
occidental de la Mesa Central y el sistema de fallas San Luis–Tepehuanes el cual
se describe más adelante.


1.2.1.1.2 Cenozoico

Encima de las rocas mesozoicas se encuentran rocas continentales, sedimentarias y
volcánicas que marcan el cambio del medio marino a uno continental, el cual perdurará
en la MC hasta el presente. Dentro del registro estratigráfico se identifica lo siguiente:

L
M
22
conglomerado y arenisca, que presentan también, aunque no en todos los afloramientos,
cas volcánicas intercaladas; en algunos lugares contienen material piroclástico. Los
n
uanajuato, Gto., en donde existe uno de sus afloramientos mejor estudiados (Edwards,
tosí y Salinas de Hidalgo. La discordancia marca
n cambio en la composición de los magmas, ya que se pasa del volcanismo eocénico que
lcanismo efusivo: derrames y domos,
onteniendo algunas rocas piroclásticas intercaladas. Los domos y derrames forman
ro
espesores de esta unidad son muy variables pasando de decenas a cientos de metros en
distancias cortas, lo que evidencia su depósito en una superficie con relieve topográfico
abrupto, al parecer asociado al desarrollo de fosas tectónicas como fue documentado e
G
1955; Aranda-Gómez y McDowell, 1998). Otras localidades donde ha sido documentada
esta unidad son: León, Gto. (Martínez-Reyes, 1992), Zacatecas, Zac. (Edwards, 1955),
Fresnillo, Zac. y Sombrerete, Zac. (Albinson, 1988), en distintas localidades del estado de
San Luis Potosí (Labarthe-Hernández et al., 1982), en los alrededores de Durango, Dgo.
(Córdoba, 1988), en la región de Rodeo, Dgo. (Aguirre-Díaz y McDowell, 1991) y en
Peñón Blanco, Dgo. (Roldán-Quintana, 1968). Yaciendo sobre el conglomerado del
Paleoceno-Eoceno aparecen rocas volcánicas. Las localidades donde han sido
documentadas son: Guanajuato, Aguascalientes, Zacatecas, Fresnillo, San Luis Potosí
(Nieto-Samaniego at al., 1996), Sombrerete-Colorada (Albinson, 1988), Durango
(Swanson et al., 1978), Nazas, y se extienden fuera de la MC hacia el norte (Aguirre-Díaz
y McDowell, 1991) y hacia el sur (Morán-Zenteno, et al., 2000), formando un cinturón
volcánico discontinuo en el occidente de México cuyas edades abarca del Paleoceno
tardío al Eoceno (Ferrari et al., 2005).

Entre las rocas del Eoceno medio y las rocas del Oligoceno se aprecia una discordancia
angular que ha sido documentada en la región localizada entre Zacatecas, Fresnillo y
Sombrerete, en el estado de Zacatecas (Albinson, 1988). En la Sierra de Guanajuato su
presencia se hace evidente por la posición estratigráfica de la cubierta volcánica
oligocénica, la cual comúnmente cubre directamente a las rocas sedimentarias del Eoceno
inferior, o a las rocas mesozoicas. Esta posición también se observa comúnmente en la
región comprendida entre San Luis Po
u
presenta ambas composiciones, andesíticas y riolíticas, a un volcanismo
preponderantemente riolítico en el Oligoceno.

Las rocas volcánicas constituyen el conjunto litológico más distintivo de las partes
meridional y occidental de la MC. En la parte meridional de la MC es donde se cuenta
con mejor información cartográfica y estratigráfica, teniéndose ya establecida la
litoestratigrafía de este conjunto de rocas (Labarthe-Hernández et al., 1982, Nieto-
Samaniego et al., 1996). Está conformado casi exclusivamente por rocas volcánicas de
composición riolítica, con variaciones composicionales a latita y dacita. La parte inferior
está formada mayormente de rocas de vo
c
complejos volcánicos muy grandes que constituyen los núcleos de las sierras más
elevadas de la parte sur de la MC, formando apilamientos con espesores que superan los
400 m, por ejemplo en la Sierra de San Miguelito, la Sierra de Guanajuato, la sierra de
Codornices, o la sierra de San Felipe. Los fechamientos que se tienen de las riolitas en la
parte sur de la MC indican que se emplazaron hacia la parte superior del Oligoceno
temprano entre 32 y 29 Ma (Nieto-Samaniego et al., 1996).

23
Dentro de la porción sur de la MC, en el estado de San Luis Potosí, Labarthe-Henández et
al. (1982) establecen una unidad litoestratigráfica denominada Basalto Cabras cuya edad
desconocen, pero la asignaron al Oligoceno tardío por yacer sobre ignimbritas fechadas
en 27 Ma. Sin embargo, un fechamiento en andesitas que afloran en la parte NE del
estado de San Luis Potosí, y que presumiblemente corresponden al Basalto Cabras, fue
reportado por Nieto-Samaniego et al., (1999), obteniendo una edad K-Ar en plagioclasas
de 13.2 ± 0.6 Ma. Se han reconocido rocas volcánicas de edad Plioceno-Cuaternario en el
entro de la MC, afloran principalmente en pequeños conjuntos volcánicos en el estado
Celaya hasta Irapuato en el estado
e Guanajuato, donde la zona de falla tiene dirección este-oeste (Figura 1.7). En el
loque levantado se aprecian dos grupos de fallas con direcciones NW-SE y ENE a NE,
sector una forma aserrada al borde
orte de El Bajío, que es una planicie de relleno aluvial de escala regional. El segundo
jío forma el escarpe suroeste de la Sierra de Guanajuato,
endo ésta el bloque levantado de la falla, tiene 80 km de largo y se extiende desde
arte septentrional del sistema de
llas Taxco-San Miguel de Allende (SFTSMA) (Alaniz-Álvarez et al., 2002, Alaniz-
lvarez y Nieto-Samaniego, 2005). Este sistema de fallas coincide también con el límite
osí, localizada al este, y la
uenca Mesozoica del Centro de México, localizada al oeste. Dentro de la MC el rasgo
c
de San Luis Potosí (Labarthe-Hernández et al., 1982).


1.2.1.2 Fallas mayores que limitan la Mesa Central

1.2.1.2.1 La falla del Bajío

El límite sur de la Mesa Central lo constituye una falla normal que muestra dos
segmentos mayores, el más oriental se extiende desde
d
b
en conjunto ambos grupos de estructuras le dan en ese
n
segmento de la falla del Ba
si
Irapuato hasta León, ambos en el estado de Guanajuato.


1.2.1.2.2 Sistema de fallas Taxco-San Miguel de Allende

El límite oriental de la Mesa Central lo constituye un sistema de fallas normales de
dirección norte-sur que se extiende desde San Miguel de Allende y Querétaro hasta más
al norte de la Sierra de Catorce, formando el límite entre la Mesa Central y la Sierra
Madre Oriental. Estas fallas corresponden también a la p
fa
Á
paleogeográfico, entre la Plataforma Valles-San Luis Pot
C
morfológico del SFTSMA se observa segmentado por varios lineamientos noroeste-
sureste, algunos de los cuales han sido documentados como sistemas de fallas, los
mayores de ellos son el sistema de fallas San Luis-Tepehuanes y la falla del Bajío (Figura
1.7). Las fallas que forman el SFTSMA han sido reconocidas en las siguientes
localidades:

 En la Sierra de Catorce (Barboza-Gudiño et al., 2004), donde se reconocen fallas
de dirección norte-sur que se localizan en el costado oeste de la Sierra de Catorce
y buzan hacia el oeste. Al oriente de la Sierra de Catorce hay una falla normal,
con el bloque oriental caído, que regionalmente se localiza sobre el lineamiento
24
del margen occidental de la Plataforma Valles-San Luis Potosí (Barboza-Gudiño
et al., 2004).

 Graben de Villa de Arista (continuación norte del graben de Villa de Reyes). Se
de San Miguel de Allende y Querétaro han sido mejor estudiadas
estas fallas, en ambos casos se trata de grupos de fallas normales, paralelas, con
trata de una serie de fallas normales bastante erosionadas que forman un graben
con relleno fluvial (Moreira-Rivera et al., 1998). En la ciudad de San Luis Potosí
el desplazamiento vertical del graben es de 500 m (Tristán-González, 1986) y las
fallas estuvieron activas durante el Oligoceno (Nieto-Samaniego et al., 1997).

 En la región
dirección de alargamiento este-oeste. En San Miguel de Allende se documentó
que la zona de falla principal tiene un rechazo vertical de 450 m y dos fases de
actividad ocurridas entre el Oligoceno y el Mioceno medio; en Querétaro las
fallas tienen rechazos verticales cercanos a 100 m y edades de actividad del
Mioceno tardío (Alaniz-Alvarez et al., 2001).


25

Figura 1.7 Mapa que muestra la localización de las estructuras mayores de la Mesa Central. GT: graben de
Tepehuanes, GR: graben de Rodeo, LS: laguna de Santiaguillo, GRCH-O: graben Río Chico-Otinapa, GA:
graben de Aguascalientes, FVH: falla Villa Hidalgo, FBV: falla Buena Vista, FO: falla El Obraje, FVA:
falla Villa de Arriaga, FLP: falla Los Pájaros, GC: graben El Cuarenta, FB: falla del Bajío, GS: graben de
La Sauceda, GB: graben de Bledos, GVR: graben Villa de Reyes, GVA: graben Villa de Arista, GE: graben
de Enramadas, DQ: depresión de La Quemada, SSM: sierra San Miguelito, SG: sierra de Guanajuato, SC:
sierra de Catorce, SS: sierra de Salinas, RC: Real de Catorce, G: Guanajuato, SLP: San Luis Potosí, SMR:
Santa María del Río, SLDP: San Luis de la Paz, ND: Nombre de Dios, SMA: San Miguel de Allende, Q:
Querétaro. (Nieto-Samaniego et al., 2005).


1.2.1.2.3 Sistema de fallas San Luis-Tepehuanes

Este sistema de fallas se observa en imágenes de satélite y modelos digitales de elevación
como un gran lineamiento de dirección noroeste-sureste que se extiende desde San Luis
de la Paz, Gto., hasta Tepehuanes, Dgo. Su traza coincide burdamente con el límite de los
afloramientos de rocas volcánicas cenozoicas pertenecientes a la Sierra Madre
Occidental, con los afloramientos de las secuencias volcano sedimentarias mesozoicas y
26
con el límite norte de los grábenes de la Sierra Madre Occidental (Figura 1.7). En el
sistema de fallas San Luis-Tepehuanes (FSLT) podemos reconocer dos segmentos:

Su porción oriental se extiende de San Luis de la Paz hasta Salinas de Hidalgo y
constituye el límite de las regiones meridional y septentrional de la Mesa Central.
Inmediatamente al occidente del graben de Villa de Reyes, en la Sierra de San Miguelito
(Figura 1.7), este sistema de fallas ha sido exhaustivamente estudiado (Labarthe-
Hernández y Jiménez-López, 1992, 1993, 1994; Nieto-Samaniego et al., 1997; Xu et al.,
2004), allí está formado por numerosas fallas de rumbos que varían de N60°W a N20°W
y echados de 45° a 75° al suroeste, formando un arreglo tipo dominó en las capas de
rocas volcánicas oligocénicas. Esa deformación produjo una extensión de 0.2 (20%) con
dirección noreste-suroeste, perpendicular al rumbo de las fallas (Xu et al., 2004).


1.2.1.2.4 Graben de Aguascalientes

Este sistema de fallas limita al occidente el sector sur de la MC separándola de la Sierra
Madre Occidental (Figura 1.7), consiste de un graben asimétrico (semigraben) cuya falla
principal está ubicada al occidente. Esa falla se extiende con dirección norte-sur por 150
km, desde los Altos de Jalisco hasta su intersección con el FSLT, cerca de Zacatecas. El
desplazamiento de la falla mayor en Aguascalientes es de aproximadamente 900 m, fue
obtenido por el desnivel de 400 m entre las rocas volcánicas que afloran en el bloque
levantado (occidental) y el nivel del valle, más el espesor de 500 m de los sedimentos que
rellenan ese valle, dicho espesor fue estimado a partir del registro de un pozo profundo
para agua (Jiménez-Nava, 1993).


1.2.1.3 Sistemas de fallas en el interior de la Mesa Central

Dentro de la Mesa Central hay numerosas fallas de edad Cenozoica que en muchos casos
limitan con cuencas continentales rellenas de sedimentos fluviales y lacustres. Estas
estructuras se pueden reconocer principalmente en el sector meridional de la MC, donde
afectan a rocas de edad oligocénica, y se reconocen fallas de dirección norte-sur, este-
oeste, noreste-suroeste y noroeste-sureste, lo que le imprime a la región una
configuración estructural compleja (Figura 1.7); de ellas las más importantes son: el
graben de Villa de Reyes de dirección NNE-SSW, con cerca de 100 km de longitud y
rechazos verticales que alcanzan los 500 m (Tristán-González, 1986). El graben de La
Sauceda de dirección ENE, longitud de 25 km y rechazo vertical que alcanza los 400 m
(Nieto-Samaniego, 1992). El graben El Cuarenta, de dirección N-S, de 40 km de longitud
y rechazo vertical que alcanza 1,000 m (Quintero-Legorreta, 1992).

Las fallas normales norte-sur más importantes son: El Obraje, Villa Hidalgo, Los Pájaros,
Buenavista, Villa de Arriaga, y las estructuras noroeste más importantes son los grábenes
de Bledos y Enramadas, así como la depresión de La Quemada (Figura 1.7).


27
1.2.2 Geología del Valle de San Luis Potosí

Se describe la geología del valle de SLP, de la superficie hasta el basamento. Esta
información ha sido registrada a partir de los estudios de Martínez y Cuellar (1979),
Labarthe et al. (1982), Cardona (1990, 2007), y Castillo (2003). En la Figura 1.8 se
muestra la columna estratigráfica del área de estudio.



Figura 1.8 Columna estratigráfica del área de estudio (Arzate et al., 2006).


En la Figura 1.9 se muestra en planta, la distribución de los afloramientos de rocas en la
zona de estudio, los cuales han sido registrados mediante estudios de campo de Pérez
(1967), Labarthe y Tristán (1978), Labarthe et al. (1982), Flores (1990), Labarthe y
Jiménez (1993, 1994), UASLP (1999), Castillo Cruz (2003) y Cardona (2007).

28

Figura 1.9 Distribución de los afloramientos de rocas en la zona de estudio y localización de las diez
secciones geológicas transversales (Cardona, 2007).


Material aluvial y conglomerado (Q)

El material aluvial está constituido por gravas, limos y arcillas que rellenan toda la parte
central del área que forma el Valle de San Luis Potosí. El espesor varía entre los 60 y 350
m, según la columna litoestratigráfica de pozos profundos ubicados en diferentes lugares
del valle. Se le asigna una edad de Cuaternario reciente.

Los conglomerados se encuentran distribuidos en pequeños lomeríos cubiertos en algunas
partes por delgadas capas de caliche, depositados en el flanco occidental de la sierra de
Álvarez, frente a los derrames y tobas terciarias, cubriendo un área aproximada de 8 km
2
,
principalmente entre los poblados de Santo Domingo y Panalillo (Figura 1.10).

29
El esqueleto de estos conglomerados está formado de caliza, pedernal y rocas ígneas
extrusivas, todos ellos cementados por carbonato de calcio, haciéndose más fuerte esta
consolidación hasta la cima.

De acuerdo con su clasificación se les puede considerar como conglomerados de gravas
de composición mixta. Esto hace suponer que su origen se debe a una erosión rápida de
las sierras cercanas, sin intemperismo prolongado y depositado por corrientes de aguas
turbulentas de diferentes etapas, ya que se puede observar gradación en los cortes hechos
para extraer grava. Sobreyacen discordantemente a las rocas sedimentarias cretácicas y a
los derrames y tobas terciarias. Se les ha asignado una edad del Cuaternario (Pleistoceno)
por su posición estratigráfica.



Figura 1.10 Mapa de localización de la Ciudad de San Luis Potosí y poblados aledaños,
(Google Maps, 2009).


Riolita Panalillo (Trp y Tap)

Consiste de dos estratos: el estrato superior (Trp) y el inferior (Tap). En su mayor parte
aflora a 14 km al oriente de la ciudad de San Luis Potosí a 0.5 km al poniente del poblado
30
de Panalillo. Los afloramientos dentro del área de estudio son muy aislados, siendo la
parte más importante, al poniente del poblado de Panalillo (Figura 1.10).

El estrato inferior consiste de una toba de color crema a ligeramente rojiza, estratificada
con capas de 5-30 cm. El estrato superior consiste de dos unidades, una ignimbrita de
color rojizo café claro a rosa claro y el estrato superior es una ignimbrita de color gris
rosáceo, café o gris con 10-15% de cristales de cuarzo, sanidino de 1-4 mm y algunas
plagioclasas en una matriz desvitrificada. La parte inferior del estrato superior presenta
un sistema de juntas horizontales y la ignimbrita formando mesetas planas. El espesor de
la riolita Panalillo en el área de estudio es de 20-50 m. Esta unidad sobreyace
discordantemente a la formaciones Indidura y Cenicera y a la latita Portezuelo. En
general no se encuentra cubierta por otras rocas en el área de estudio. La edad asignada a
esta unidad es de la época del Oligoceno.


Ignimbrita Cantera (Tic)

Aflora en una amplia zona de la parte oriental de la sierra de San Miguelito, al poniente
de los poblados Arroyos y Terreros (Figura 1.10). Se trata de una roca de color rosa con
15% de cristales de 2 a 4 mm de cuarzo, ortoclasa y sandino, en una matriz cristalina con
algo de vidrio. Se observaron bastantes fragmentos de pómez.

En campo se pueden distinguir tres estratos concordantes entre sí. El inferior está
parcialmente soldado, observándose los fragmentos pumíticos poco deformados. El
medio consiste de una toba depositada por el aire de aproximadamente 3 a 20 m de
espesor, arenosa, con fragmentos de pómez, algunos líticos y cristales de cuarzo; bien
estratificada. Los fragmentos más gruesos son de 5 mm y los más finos de hasta 1 a 2
mm, teniendo algunos horizontes de grano muy fino. Es de color crema e intemperiza en
ocasiones en un color rojizo. El estrato superior se caracteriza por una estructura
columnar, por estar más soldado, con fragmentos de pómez.

En su cima y base presenta un horizonte con un 5% de cristales de 2 a 4 mm de sandino,
cuarzo y ortoclasa en una matriz vítrea. Cubre concordantemente a la riolita San
Miguelito y a la toba lítica. El espesor de esta unidad incluyendo su base es alrededor de
350 m. La edad que se le asigna es el Oligoceno.


Riolita San Miguelito (Tsm)

Aflora en una extensa área de la sierra de San Miguelito. Se trata de una roca de color
gris claro, de textura fluidal, con 20% de cristales de 2 a 4 mm de sandino y cuarzo en
una matriz fina.

Es notable en esta roca la fluidez que presenta, llegando a tener una serie de pliegues de
flujo, tratándose por lo tanto de un derrame localizado aproximadamente al suroeste, en
la parte central de la sierra de San Miguelito. Las márgenes del derrame consisten de un
31
material brechoso, de espesor variable, de color gris claro, con la riolita presentando
menos cristales, con matriz muy silicificada.

Sobreyace concordantemente a la latita y subyace concordantemente a la ignimbrita
cantera. Esta unidad sólo se ha identificado en el subsuelo en un pozo ubicado al noroeste
de la cuenca de San Luis Potosí, con un espesor aproximado de 212 m sin cortar su base.
La edad que se le asigna a esta unidad es el Oligoceno.


Latita Portezuelo (Tlp)

Aflora en una amplia zona al oriente de la zona de estudio y en pequeñas áreas en la parte
baja de la sierra de San Miguelito. Se trata de una roca de color café grisáceo, con 10%
de cristales de 2 a 6 mm de pagioclasa y un poco de cuarzo en una matriz fina. Es
frecuente encontrarle hematita diseminada y en vetillas, posterior a los feldespatos. En
campo, en algunos lugares se le observó textura fluidal. Intemperiza en forma
característica, haciéndose arenosa y de color grisáceo, con manchas café amarillentas,
debidas a la oxidación de la hematita.

Esta unidad es un derrame que cubrió una extensa área y su cima llega aproximadamente
a la cota de 2150 m. no se observaron fuentes y parece tratarse de derrames por fisuras.
Casi al norte de monte Calera (Figura 1.10), sobreyace discordantemente a la Formación
Indidura y forma por lo tanto la base de la serie volcánica en esa zona. Subyace
concordantemente a la ignimbrita Cantera. Con el derrame San Miguelito, al que
subyace, su contacto es también concordante. Esta formación constituye la unidad más
común subyaciendo al relleno de la fosa tectónica, su espesor aproximado promedio que
se detecta en los pozos que la atravesaron totalmente es de aproximadamente 425 m. La
edad que se le asigna es el Oligoceno.


Ignimbrita Santa María (Tis)

La ignimbrita Santa María tiene su afloramiento en los cerros inmediatamente al norte de
la ciudad de San María del Río, en donde se encuentra bien expuesta. En el área de
estudio aflora sobre todo en el cerro de Chiquihuitillo, al sur del municipio de cerro de
San Pedro (Figura 1.10); cerro Santo Niño, cerro del Frente al sureste del área de estudio,
así como en el cerro Los Metaleros.

Esta unidad se identifica por ser una roca color gris rosáceo con 30-40% de cristales de
cuarzo y sanidino de 2-5 mm. Contiene magnetita alterada generalmente a hematita como
mineral accesorio en la matriz desvitrificada y en cuya parte superior del flujo presenta
una estructura columnar muy notable. Su espesor en el área de estudio, en las cercanías
del cerro de San Pedro es de 30 m, aunque Labarthe et al. (1982) le dan un espesor de 60
m en el arroyo de la Cenicera. Sobreyace discordantemente a la formación Cenicera y a la
andesita Casita Blanca, subyace a la latita Portezuelo y a la riolita Panalillo. La edad que
se le asigna a esta unidad es el Oligoceno.
32
Formación Casita Blanca (Tcb)

La andesita Casita Blanca tiene su afloramiento en las inmediaciones de la ranchería de
Casita Blanca. Aflora de manera irregular en el área de estudio en forma de ventanas
siendo su presencia más notable en el cerro los Metaleros y cerro el Picacho, los cuales se
encuentran situados al noreste del área.

Consiste en una roca de color gris oscuro verdoso, con 5% de cristales de 1-2 mm de
biotita y de 3% de plagioclasa de 1-2 mm. En la matriz contiene cuarzo y
ferromagnesianos alterados a óxidos de hierro. Su espesor en el área de estudio es de 20 a
30 m. En el cerro de los Metaleros se le asigna un espesor de 64 m y al norte de San
Martín de Abajo, un espesor de 120 m. La andesita Casita Blanca sobreyace
discordantemente a las formaciones Indidura y Cenicera, subyace a la latita Portezuelo; al
miembro superior de la riolita Panalillo y a la ignimbrita Santa María. La edad asignada a
esta unidad es el Eoceno.


Formación Cenicera (Tc)

Depositados discordantemente sobre los sedimentos cretácicos marinos y subyaciendo
también discordantemente a las rocas volcánicas terciarias, aparece en los flancos
occidental y oriental del cerro Chiquihuitillo, una secuencia de brechas, conglomerados,
areniscas poco consolidadas, arcillas y algunas intercalaciones de toba riolítica blanca.
Presentan una variación lateral fuerte, pasando en unos cuantos cientos de metros, de
brechas a arena fina.

La brecha que aflora en la mina de fosforita de La Luz, consiste de fragmentos angulosos
de caliza, de 40 cm, mal consolidada, con cementante arcilloso rojizo. Hacia el flanco
occidental del cerro Chiquihuitillo, los clásticos continentales consisten de lentes y
horizontes delgados de conglomerado, mal consolidado, con fragmentos de 2 a 8 cm de
lutitas y areniscas, intercalados con areniscas calcáreas blancas, pobremente consolidadas
y arcillas de color rosa a crema.

En el flanco oriental del cerro de Chiquihuitillo, aparecen también las areniscas blancas
pobremente consolidadas intercaladas con una toba lítica bien estratificada, depositada en
agua, con fragmentos de 1 a 10 cm de material pumítico gris con cristales de biotita, en
matriz arenosa. También interestratificada con los sedimentos arenosos, aparece un
conglomerado rojizo con fragmentos de 2 a 25 cm de caliza, en matriz arenosa, mal
clasificado y consolidado, con cementante calcáreo. Estos sedimentos parecen haberse
depositado en algunos cuerpos de agua que cubrían esa parte de área. El espesor de esta
unidad en el área de estudio es de 20 a 100 m. La edad que se le asigna es el Paleoceno-
Eoceno.




33
Formación Cárdenas (Kcd)

Esta formación aflora sólo en el flanco nororiental de la sierra de Álvarez, sobreyaciendo
concordantemente al miembro superior de la formación Soyatal. Litológicamente consiste
en una secuencia de lutitas, de color gris verdoso que intemperizan en amarillo ocre,
interestratificadas con capas delgadas de calcarenitas de color café amarillento.

La formación Cárdenas puede considerarse un depósito de aguas poco profundas,
proviniendo los sedimentos de zonas levantadas por movimientos tectónicos. Se le asigna
una edad del Cretácico superior.


Formación Soyatal (Kss)

Esta formación dentro del área de estudio se encuentra formada por dos unidades
litológicas fácilmente distinguibles:

Unidad inferior-consiste de calizas arcillosas carbonosas y limolitas de color gris oscuro a
negro, en estratificación de delgada a media, con algunas intercalaciones de lutitas con
frecuentes vetillas de calcita.
Unidad superior-consiste de una alternancia de lutitas de color gris verdoso, que
intemperizan en amarillo ocre, con calizas arcillosas y calcarenitas de color gris oscuro a
negro.

Sobreyacen concordantemente a la formación Cuesta del Cura y subyace en contacto
transicional a la formación Cárdenas. Debido a que se halla intensamente plegada, es
difícil medir su espesor. Su edad está dada por su posición estratigráfica asignándole el
Cretácico superior (Turoniano).


Formación Indidura (Ksi)

Aflora al nororiente del área de estudio sobre todo al poniente de Jesús María y Monte de
Caldera (Figura 1.10). Esta formación está constituida por calizas arcillosas de color gris
claro, en estratos de espesor delgado, intercaladas con lutitas calcáreas de color gris claro
que intemperizan en color violáceo y rojizo. Se encuentra fuertemente plegada lo cual
dificulta medir su espesor.

Estratigráficamente esta formación sobreyace en el área concordantemente y ligeramente
transicional a la formación Cuesta del Cura, y subyace discordantemente a pequeños
remanentes de tobas riolíticas del terciario. Se correlaciona con la formación Soyatal, que
aflora en la parte oriental del área de estudio. La edad que se le asigna es el Cretácico
superior (Turoniano).



34
Formación Cuesta del Cura (Kcc)

Esta formación consiste de calizas negras finamente laminares, de grano muy fino a fino,
de color gris claro a gris oscuro, con estratificación delgada y ondulada; interestratificada
con bandas de pedernal negro a gris castaño. En ocasiones presenta delgadas capas de
caliza arcillosa y lutitas calcáreas con coloraciones violáceas y rojizas por intemperismo.
Su espesor es difícil de medir por presentar toda la unidad un sinnúmero de pliegues, sin
embargo se le estima un espesor no menor a 200 m.

Estratigráficamente, esta formación Sobreyace en el área a la formación La Peña y
subyace a la formación Indidura. Por su posición estratigráfica la edad que se le asigna es
el Cretácico (Albiano).


Formación La Peña (Kip)

Esta formación consiste de calizas de color gris claro a gris amarillento muy compactas,
con incrustaciones esporádicas de pequeños nódulos de hematita, el espesor de sus
estratos varía entre 20 y 50 cm, encontrándoseles hasta de 1 m; por lo general presentan
nódulos y capas de pedernal negro a castaño. Estas calizas se encuentran
interestratificadas con delgadas capas de lutitas calcáreas compactas que intemperizan en
color amarillento y rojizo de 1 a 5 cm de espesor. En algunos lugares, la caliza se
presenta muy arcillosa, de color violáceo alternándose con delgadas capas de lutitas del
mismo color. Estas características pueden observarse al oeste del poblado Cerro de San
Pedro (Figura 1.10).

Su espesor en el área no se conoce por no aflorar su base además de estar muy plegada,
sin embargo se le estiman 225 m. En el área se encuentra cubierta concordantemente por
la formación Cuesta del Cura; por su posición estratigráfica se le asigna una edad de
Cretácico inferior (Aptiano).








En las Figuras 1.11a y 1.11b se muestra la configuración del espesor del material granular
de la fosa tectónica. Esta información se divide en diez secciones geológicas
transversales registradas por Cardona (2007). La localización de estas secciones se
muestra en la Figura 1.9.


35

Figura 1.11a Estratos de las secciones geológicas transversales (Cardona, 2007).



36

Figura 1.11b Estratos de las secciones geológicas transversales (Cardona, 2007).


1.2.3 Sistema de fallas en el Valle de San Luis Potosí

Labarthe et al., (1982) y Tristán (1986) consideran que paralelamente a la formación de la
fosa tectónica (donde está asentado el valle de SLP), comenzó el proceso de
sedimentación clástica continental (relleno de la fosa). El hundimiento se produjo a lo
largo de fallas normales con un alto ángulo de buzamiento, donde varios bloques
experimentaron descensos relativos que aumentan hacia la zona central de lo que
actualmente constituye el Valle de San Luis Potosí. En este tipo de estructuras los
desplazamientos generalmente ocurren a lo largo de una compleja serie de fragmentos de
falla interconectados, de tal modo que el bloque que experimenta el mayor descenso
relativo ocupa sólo una pequeña parte del valle actual.

37
38
Desde el punto de vista geológico, es de esperar que relacionada con la distribución de
los bloques desplazados por las fallas normales en el subsuelo del valle, se presente una
variación horizontal en el tamaño de los sedimentos clásticos que rellenan la fosa. En los
alrededores de las elevaciones que rodean al valle de San Luis Potosí predominarán
sedimentos angulosos de granulometría correspondiente con gravas y arenas, mientras
que en la región que coincide con los bloques más hundidos (zona de playa) deberán
existir sedimentos de grano más fino con abundante material arcilloso.

A lo largo de la historia geológica de la fosa tectónica que abarca más de 20 Ma,
seguramente se produjeron movimientos diferenciales en las fallas normales que la
limitan, por lo que la zona de playa se desplazó lateralmente alejándose del bloque que
experimentó el mayor levantamiento relativo en un determinado periodo de tiempo
geológico. De la misma manera, las cuñas de material grueso adyacente también
modificaron su ubicación dentro de la cuenca; estas condiciones originaron que en el
subsuelo, la geometría tridimensional de la región con material fino (acuitardo) sea
variable y por lo tanto difícil de determinar con exactitud.

La configuración presentada en las Figuras 1.11a y 1.11b delimita claramente la fosa
tectónica y además establece la presencia de una región más hundida en la zona central
de la zona de interés; el límite norte de esa región más hundida corresponde con una falla
normal de orientación noreste establecida a partir de la interpretación de imágenes de
satélite (Carrillo, 1992), los límites laterales (oriente y poniente) se relacionan con las
fallas normales que delimitan la fosa tectónica de Villa de Reyes. Al norte de la cuenca
de SLP, en la zona de Peñasco (Figura 1.10), se localiza otra depresión con una
orientación preferencial noroeste-sureste y profundidad al piso rocoso en su zona más
hundida de más de 300 m, ocupando una superficie aproximada de 90 km
2
.
Aproximadamente a mitad de la depresión se presenta un alto estructural que la divide
formando una estructura tectónica de tipo fosa-pilar-fosa.

Otras fallas en la zona de estudio se localizan en: el frente oeste de la sierra de San Pedro
la cual es de tipo longitudinal, una falla de rumbo casi este-oeste que pasa por Divisadero
y la Morena (Figura 1.10), un sistema de fallas N60°E y N30°W que afectan a los
sedimentos cretácicos en cerro de San Pedro y a las rocas volcánicas terciarias de Cuesta
de Campa y cerro de Chiquihuitillo, las fallas marginales del graben de Villa de Reyes, el
fracturamiento de la latita Portezuelo (Tlp) que es muy notable al oriente y suroriente de
Villa de Zaragoza (Figura 1.10) predominando las de rumbo N40°E y N50°W, y en la
sierra de San Miguelito donde las rocas volcánicas presentan fracturamiento en diversas
direcciones predominando el rumbo N40°W.









CAPÍTULO 2


2.1 Revisión de estudios hidrogeológicos anteriores

Se han llevado a cabo muchos estudios con respecto al acuífero de San Luis Potosí, desde
hace varias décadas, por lo que el conocimiento que se tiene del acuífero, ha mejorado
debido a que se conocen con mayor precisión sus características. Algunos de estos
estudios pueden ser consultados mediante las siguientes referencias localizadas en la
bibliografía de esta tesis: Gálvez (1925), Stretta y Del Arenal (1960), Medina (1967 y
1974), Hidrotec (1971), Consultores (1977), Martínez y Cuellar (1979), Villalobos
(1980), Azomurrutia (1983), Tyssa (1984), Lugo (1984), Martínez (1986 y 1997),
UASLP (1987), IGF (1988 y 1992), Cardona (1990), CNA (1992), Carrillo (1992),
Geoingeniería Internacional (1996), entre otros.

En la Tabla 2.1, se presentan sólo los estudios hidrogeológicos del acuífero de San Luis
Potosí que se estudiaron y analizaron para utilizarse como base para el desarrollo de esta
tesis. En la tabla se incluyen a manera de resumen, los objetivos y resultados que tuvo
cada estudio. Estos estudios me fueron proporcionados por investigadores de los
Institutos de Geología y Geofísica de la UNAM, y por investigadores del Instituto de
Geología de la UASLP.


Tabla 2.1 Estudios hidrogeológicos anteriores.

Título Autor y año Objetivos y resultados
Correlación de
superficie y subsuelo
de la cuenca
geohidrológica de
San Luis Potosí,
S.L.P.
Martínez y
Cuellar (1979)
Correlacionar la geología superficial con la del subsuelo para
determinar espesor y actitud del acuífero libre y el control
geológico del acuífero confinado.
Los autores concluyen que existen dos tipos de acuíferos: uno
freático o libre que se encuentra en material aluvial, tiene un
gasto de 20 a 30 l/s, se recarga se corrientes que bajan de la
sierra de San Miguelito y de la sierra que limita al oriente la
región. El otro de tipo confinado que también se recarga de las
sierras circundantes. Existe un manto confinado termal a una
profundidad que varía entre 200 a 350 m, controlado
lateralmente por un graben regional de rumbo casi norte-sur que
dio lugar a una cuenca alargada que se prolongó desde el sur de
Jaral de Berrios, pasando por Villa de Reyes, La Pila, Villa de
Pozos, Valle de San Luis, Peñasco y Bocas, S.L.P.,
encontrándose confinado verticalmente por un derrame lávico
riolítico denominado “Panalillo”.
Estudio de
simulación
hidrodinámica y
diseño óptimo de las
redes de observación
de los acuíferos de
Calera, San Luis
Potosí y Toluca
Ariel
Consultores
(1996)
Elaboración de un modelo tridimensional de simulación del
comportamiento de los acuíferos regionales, y al mismo tiempo
de predicción ante cualquier demanda. Diseño de una red
óptima de pozos de observación piezométrica que reduzca su
número pero con un mínimo de varianza en el error. Conocer la
disponibilidad del agua subterránea, determinar la magnitud de
las componentes de la ecuación de balance del agua subterránea
y explicar los mecanismos que controlan la dinámica del agua
subterránea.
Concluyen que las unidades litológicas en el valle de San Luis
Potosí pueden clasificarse como acuíferas y acuífugas. El
acuífero establecido en medio poroso está representado por los
depósitos aluviales, mientras los constituidos en medio
fracturado están representados por vulcanitas antiguas.
Los resultados de las pruebas de bombeo certifican el
funcionamiento de acuíferos confinados, semiconfinados y
libres con drenaje diferido. Con base en los volúmenes de
extracción, indican que el uso público-urbano es el de mayor
importancia con 78.33 Mm
3
/año (71 %), sigue el sector
agrícola con 20.81 (19 %), industrial con 6.02 (5 %) y servicios
con 4.94 Mm
3
/año (4%). Los restantes usos apenas
representan el 1 % del volumen total bombeado del subsuelo.
Las profundidades actuales del nivel estático alcanzan los 140
m como máximo, localizadas en el área de la ciudad de SLP,
siendo la media en el valle de unos 125 m. Según la
configuración actual de las elevaciones del nivel estático, el
flujo subterráneo es convergente hacia el área ocupada por la
ciudad capital del estado; el flujo proveniente del norte
representa una inversión del rumbo original, de sur a norte.
Utilización del
régimen de operación
y conocimiento de las
condiciones
hidrogeológicas para
controlar las
concentraciones de
fluoruro en el agua
subterránea: Cuenca
de San Luis Potosí,
México
Carrillo et al.
(1999)
Discutir la contaminación natural del agua subterránea profunda
asociada con un sistema de flujo regional, que se extrae en la
región de la ciudad de San Luis Potosí.
Los autores concluyen que los resultados de esta investigación
sugieren que, controlando la temperatura del agua a la descarga
en algunos de los pozos y manteniéndola entre 28-30º C, la
concentración de F en agua de mezcla obtenida sería de ≈1.5
mg/l. Este es un valor muy cercano al máximo permisible por la
mayoría de los estándares de calidad del agua. Los controles de
solubilidad con relación a minerales como la fluorita y calcita
también pueden utilizarse para reducir la concentración de F en
el agua subterránea, sobre todo cuando la construcción, diseño
y operación se utiliza para regular las condiciones de flujo del
agua subterránea a la zona de extracción de los pozos.
Manejo integrado y
sostenible del agua
en la región centro de
San Luis Potosí.

CNA (2004) El objetivo del proyecto es asegurar los recursos hídricos
necesarios para el desarrollo socioeconómico a corto, medio y
largo plazos de la Región Centro, impulsando al Estado de San
Luis Potosí hacia un nuevo dinamismo industrial y de servicios.
El proyecto pretende mejorar la calidad de vida de la población
actual y futura, revirtiendo el proceso de deterioro acelerado de
los recursos y utilizar el agua con mayor eficiencia
socioeconómica y sustentabilidad ambiental. Iniciar una nueva
política de manejo pragmático, integrado y sostenible del agua.
Disminuir gradualmente la dependencia del abastecimiento de
los pozos del casco urbano y aliviar así el deterioro ambiental,
hasta restaurar la estabilidad en toda la zona urbana.
A partir de los estudios realizados por los autores para lograr los
objetivos del proyecto, concluyen que la unidad acuífera
profunda consiste en un estrato de composición mixta, cuya
parte superior es formada por material aluvial con un espesor
medio de 200 m; y su porción más profunda es constituida por
rocas ígneas (tobas arenosas riolíticas y latitas) que presentan
una topografía sepultada muy compleja; la base de este acuífero
es formada también por rocas ígneas impermeables. Se observa
que la profundidad de niveles estáticos es dependiente en forma
40





directa de la magnitud de la explotación local, de acuerdo con
los reportes de la Comisión Nacional del Agua, en 2003 se
encontraban entre 100 y 160 m de profundidad (existe un dato
puntual en el pozo Jacarandas de 180 m). Los niveles más
someros se registraron en los bordes oriental del valle y en la
parte norte de la mancha urbana, zonas que presentan la menor
densidad de pozos y constituyen áreas con un menor volumen
de extracción. El abatimiento registrado en el nivel estático para
el período 1971-2001 varía en el rango de 20 a 50 m. En la zona
urbana el abatimiento medio anual llega a los 1.67 m, mientras
que en la periferia alcanza valores de 0.67 m por año.
Estudio de
diagnóstico y
planeación integral
de Interapas.

Tecnología
ASSUL (2005)
Determinar del Organismo los indicadores técnicos y
financieros que sirvan de base para analizar la eficiencia
operacional del INTERAPAS (Organismo intermunicipal
metropolitano de agua potable, alcantarillado, saneamiento y
servicios conexos, de los municipios de Cerro de San Pedro, San
Luis Potosí y Soledad de Graciano Sánchez), su condición
financiera y capacidad institucional así como el potencial que
tiene para extender e incrementar la cobertura y calidad del los
servicios prestados.
La empresa concluye que el sistema de planeación de
INTERAPAS está limitado a corto plazo. La información de que
se dispone está dispersa y carente de sistematización. El
crecimiento en el padrón de usuarios supera las tasas de
crecimiento poblacional, lo que haría suponer que la cobertura
del servicio ha ido en aumento. Sin embargo, ese registro no
brinda la certeza necesaria para llegar a conclusiones confiables
de cobertura del servicio.
Identificación de la
contaminación difusa
en el acuífero somero
de la ciudad de San
Luis Potosí.
Martínez
Banda (2005)
Determinar la dirección del flujo subterráneo en el acuífero
somero, con la finalidad de identificar las zonas hacia donde se
puede dispersar la contaminación del subsuelo. Caracterizar la
composición química del agua subterránea del acuífero somero
de la ciudad de San Luis Potosí. Identificar y clasificar las
fuentes de contaminación difusa al agua subterránea en la región
de interés. Evaluar las regiones afectadas por la contaminación
difusa, estableciendo los contaminantes con mayor presencia en
el agua subterránea.
El autor concluye que en la zona conurbana San Luis Potosí-
Soledad de Graciano Sánchez, el agua subterránea del sistema
de flujo local manifiesta una serie de problemas de calidad que
incluyen parámetros inorgánicos, orgánicos y de
microorganismos. Los problemas más serios incluyen elevada
salinidad y altas concentraciones de contaminantes como el
NO
3
, coliformes y elementos traza (Mn, Cd, Al, Y, Pb, As, U,
entre otros), características que limitan en forma determinante la
utilización de este recurso hídrico para consumo humano.
Determinó que las principales fuentes de contaminación que
afectan al agua subterránea del acuífero somero de la ciudad de
SLP según la clasificación por categorías establecida por la
Oficina de Evaluación Tecnológica de los Estados Unidos de
América, son las siguientes: i) categoría IV “Fuentes que
descargan sustancias como una consecuencia de otras
actividades lucrativas” y son las siguientes: i) la irrigación de
cultivos utilizando agua subterránea y aguas residuales, ii)
aplicación de pesticidas, iii) aplicación de fertilizantes, iv)
residuos de granjas, v) escurrimiento urbano y en menores
41





proporciones vi) la precolación de contaminantes atmosféricos;
y ii) la categoría VI “Fuentes naturales cuya descarga es
incrementada por la actividad humana” teniendo como
principal operación i) la interacción entre agua subterránea y
agua superficial; además fueron identificadas otras operaciones
de menor impacto como lagunas de oxidación y tiraderos de
residuos sólidos.
Actualización
hidrogeológica de los
acuíferos de Ceballos
y Oriente Aguanaval
Estado de Durango,
Villa de Arista y San
Luis Potosí Estado de
SLP.
Sabinfosistem
(2005)
Llevar a cabo la actualización hidrogeológica del acuífero de
SLP.
Los autores corroboran la infiltración desde el acuífero somero
hacia el profundo. Mencionan que el acuífero profundo, con
más de 70 m de profundidad, es semiconfinado en la periferia
del valle y confinado en la parte central. Que el acuífero
profundo en las calizas, a más de 400 m de profundidad, no se
encuentra explotado, que el acuífero somero es libre y tiene
hasta 200 m de espesor en la parte central de la cuenca y está
limitado por un paquete arcilloso. Indican que la dirección de
flujo subterráneo actual, es radial con dirección hacia la ciudad
de SLP. Que no existen salidas por flujo subterráneo horizontal
hacia otros acuíferos, que el mayor abatimiento se registra en la
ciudad de SLP y la zona industrial. Mencionan una extracción
de 136.6 Hm
3
/año, un abatimiento promedio anual de 1.06
m/año en el periodo de 1995-2006. Que la mayor parte de la
recarga natural proviene de la sierra de San Miguelito y la sierra
Madre Oriental.
Hidrogeoquímica de
sistemas de flujo
regional, intermedio
y local resultado del
marco geológico en
la Mesa Central:
reacciones, procesos
y contaminación.
Cardona
(2007)
Describir la estratigrafía y geología estructural del acuífero de
SLP, para identificar los sistemas de flujo de agua subterránea y
analizar el deterioro de la calidad del agua extraída con relación
al Flúor.
El autor explica que la extracción no controlada del acuífero
profundo ha ocasionado deterioro de la calidad del agua
subterránea en diversas zonas del acuífero, ya que ha inducido
flujo regional (rico en F) a las zonas de producción de los pozos
utilizados para abastecimiento poblacional. Que la extracción de
agua subterránea se ha incrementado de 0.55 m
3
/s en 1962 a 3.8
m
3
/s en 2003. Indica que el acuífero somero está contaminado
con agua residual y agua de las fugas del drenaje. Que la
extracción del acuífero somero es limitada y se estima en no
más de 5 Hm
3
/año, por lo que el flujo de agua no ha sido
modificado por la extracción, sin embargo, la recarga inducida
por retorno de riego, debe ser cuando menos, igual al volumen
extraído. Indica que el acuitardo está constituido por arenas
finas.











42





2.2 Potenciometría histórica del acuífero de San Luis Potosí

Se han efectuado varias mediciones del nivel potenciométrico del sistema acuífero de
San Luís Potosí por diferentes autores, pero las mediciones utilizadas para esta tesis,
fueron las realizadas por Martínez Banda (2005) para el acuífero somero, por Cardona en
el año de 1990 para el acuífero profundo, y por la empresa Sabinfosistem (2005) quien
además de hacer una recopilación de niveles potenciométricos del periodo de 1995 a
2005 para el acuífero profundo, realizó mediciones en campo en 2005.


2.2.1 Información potenciométrica disponible

La información disponible que utilizaron la empresa y los autores arriba mencionados
(además de sus propias mediciones en campo), para establecer los niveles
potenciométricos del acuífero de SLP, se enumera como sigue:

 Potenciometría histórica del acuífero de SLP proporcionada por la Gerencia
Estatal de San Luis Potosí. Dicha información contempla datos potenciométricos
desde 1962 hasta el 2003.
 Base de datos del REPDA en la cual existen registrados hasta el año 2003, 1273
aprovechamientos, de los cuales 785 son norias con profundidades menores a 50
m que se encuentran explotando el acuífero somero; los restantes 488 (pozos con
profundidades de más de 50 metros), extraen agua del acuífero profundo. En
1995, 698 aprovechamientos se encontraban activos de los cuales 389 eran pozos
profundos y 309 eran norias. Para el año 2003, no se tiene conocimiento del
numero de aprovechamientos activos e inactivos por no figurar en el REPDA
dicho concepto.
 Censo de aprovechamientos para el acuífero de San Luis Potosí, realizado en
1988 por el Instituto Mexicano de Tecnología del Agua, como parte de los
trabajos del “Estudio Geohidrológico del Valle de San Luis Potosí y Villa de
Reyes”.
 Información del censo de aprovechamientos de agua subterránea del acuífero
profundo de San Luis Potosí, del año 1984, realizado por la empresa Tecnología y
Sistemas S.A. como parte de los trabajos encomendados en el “Estudio
Geohidrológico de Evaluación del Valle de San Luis Potosí”.




En la Tabla 2.2 se presenta un resumen de las mediciones de niveles estáticos realizadas
en los diferentes años y que aparecen en el registro potenciométrico histórico del acuífero
profundo de San Luis Potosí.



43





Tabla 2.2 Resumen de mediciones potenciométricas por año, dentro del acuífero
profundo de San Luis Potosí.
Año con registro
potenciométrico
Número de mediciones
de nivel estático
1962 1
1971 5
1972 7
1973 4
1974 5
1975 4
1975 13
1983 1
1984 9
1985 3
1986 10
1987 11
1988 1
1990 5
1991 2
1992 23
1993 2
1994 9
1995 62
1996 45
1997 19
1998 73
1999 68
2001 53
2003 46
2005 75


De la información potenciométrica histórica recopilada y del análisis de los datos de
profundidades de niveles estáticos de los 153 pozos piloto (medidos en septiembre de
2005) de que consta la red potenciométrica del acuífero profundo de San Luis Potosí, se
presenta la Tabla 2.3 (ver ANEXO), la cual corresponde al periodo de 1995 al 2005.

En la Figura 2.1, se muestra la ubicación de los 153 pozos que extraen agua del acuífero
profundo y en los cuales hicieron mediciones de la profundidad del nivel estático.


44





ÊÚ
ÊÚ ÊÚ
ÊÚ
ÊÚ
ÊÚ
#
#
#
#
#
##
#
#
# #
# # # #
#
#
#
#
#
#
#
#
#
#
#
#
#
#
#
#
#
#
#
#
#
#
#
#
#
#
#
#
#
##
#
#
#
#
#
#
#
#
#
#
#
#
#
##
#
#
#
#
#
#
#
#
#
#
#
#
#
#
# #
#
# # #
#
#
#
#
#
#
#
#
# #
#
#
#
#
#
#
#
#
#
#
##
#
#
# #
#
##
#
#
#
#
#
#
#
#
#
#
#
#
#
#
#
#
#
#
#
#
#
#
#
#
#
#
Ahualulco
Villa Hidalgo
Vill a De Zar ag
San Luis Potosi
001
002
004
005
008
012 013
020
027
039 040
041042 044 051
052
057
058
067
077
079
093
094
095
102
122
126
127
130
133
135
137
138
156
171
189
246
247
248
251
252
254
257
260
261 262
263
273
279
308
310
313
319
320
327
329
332
338
341
346 347
350
352
353
357
358
360
361
362
363
367
369
373
374
375
381 386
388
389 391 394
398
399
402
403
406
409
411
413
414
416
425
429
430
433
438
439
439
446
448
451
464
467
469
470
472 474
478
624 635
644
662
696
724
726
826
828
861
862
865
866
867
873
877
878
881
886
912
913
924
925
926
933
934
935
936
Escalerillas
Pila, La
Laguna De Santa Rita
Soledad de Graciano
Sánchez
Municipios
Ahualulco
Armadillo de los Infante
Cerro de San Pedro
Mexquitic de Carmona
San Luis Potosi
Soledad de Graciano Sanchez
Vil la de Reyes
Vil la Hidalgo
Zaragoza
ÊÚ
Localidades principales
Límite del acuífero
Vías de comunicación
# Pozos de observación
N

Figura 2.1 Ubicación de pozos con información histórica de niveles estáticos
(CNA, Gerencia Estatal en San Luis Potosí, 2005).


2.2.2 Potenciometría histórica del acuífero somero de San Luis Potosí

La profundidad al nivel freático, obtenida a partir de los datos hidrogeológicos recabados
en campo por Martínez Banda (2005), está claramente definida por la topografía del
lugar. En estos datos se identifican diferencias de profundidades del nivel estático
relativamente contrastantes, ya que podemos encontrar valores desde los 0.3 m de
profundidad hacia la parte de la sierra de San Miguelito, y profundidades mayores a los
20 m hacia el valle, en localidades como Los Gómez (Figura 2.2).

45






Figura 2.2 Profundidad al nivel freático del acuífero somero para el 2004 (Martínez Banda, 2005).


En la Tabla 2.4 (ver ANEXO) se presentan los datos del muestreo de las norias. Esta
información fue utilizada en la determinación de la elevación al nivel freático y su
configuración. En la Figura 2.3 se presenta la configuración de igual elevación del nivel
freático, además de la dirección de flujo. Considerando los datos y la configuración de
cargas hidráulicas obtenidas, se define la dirección de flujo del acuífero somero, en el
cual se considera que el flujo del agua subterránea es controlado principalmente por la
disposición de las unidades litológicas agrupadas en los medios granular y fracturado,
además de las fuerzas gravitacionales y por consiguiente la topografía del terreno. Lo
anterior permite establecer la zona de recarga en las laderas de la Sierra San Miguelito,
donde se han identificado las mayores cargas hidráulicas. La dirección de flujo se
establece desde esta parte mencionada en dirección a las partes topográficamente mas
bajas del valle, en este caso identificadas en la zona oriental. En esa región, que
representa la zona de descarga, el agua subterránea se incorpora al acuífero profundo, ya
que las condiciones geológicas condicionan la presencia de materiales gruesos de pie de
monte que permiten un flujo relativamente rápido hacia el acuífero profundo.
46






Figura 2.3 Elevación al nivel freático y dirección de flujo subterráneo del acuífero somero de SLP
(Martínez Banda, 2005).


2.2.2.1 Sistema de flujo del acuífero somero

La información potenciométrica de esta zona no es suficiente como para permitir la
definición tridimensional del sistema de flujo local. En este caso, para definir el sistema
de flujo es necesario utilizar la topografía y la geología de la región. Es importante
recordar que las fuerzas que condicionan el movimiento del agua subterránea, en este
sistema, son resultado de las fuerzas gravitacionales y la litología del subsuelo, y con
base en ello se establece el sistema de flujo local como se muestra en la Figura 2.4. Hay
que recordar también que el acuífero somero está contenido principalmente en el material
aluvial y de relleno de la fosa tectónica, aunque también forma parte de éste la roca
fracturada en la zona de recarga, y tiene un espesor que se estima de 100 m
aproximadamente.


47






Figura 2.4 Sistema de flujo del acuífero somero de la ciudad de San Luis Potosí (Martínez Banda, 2005).


2.2.3 Potenciometría histórica del acuífero profundo del San Luis Potosí

La extracción de agua subterránea del acuífero profundo comenzó en la década de los
cuarentas. La información hidrogeológica disponible para ese tiempo es escasa y de mala
calidad. Las elevaciones del nivel del agua en pozos para el año de 1972 se estima que
disminuyeron a un ritmo de 0.9 m por año en promedio, mientras que para 1990 el ritmo
de abatimiento del nivel del agua en los pozos resultó de 1.3 m por año. La extracción de
agua subterránea del acuífero profundo se incrementó en un 330% (desde 0.78 m
3
/s a 2.6
m
3
/s) para el periodo 1972 a 1990. Cabe mencionar que las mediciones de niveles
estáticos para los años 1972, 1986, 1987 y 1997 son escasas, pero muestran un nivel
estático medio de 1760, 1744, 1746 y 1730 msnm respectivamente.

En las Figuras 2.5 a 2.13 se muestra la potenciometría histórica del acuífero profundo
para los años 1977, 1984, 1992, 1994, 1996, 1998, 1999, 2001 y 2003. Las
configuraciones para los años 1995 y 2005 se tratarán más adelante con mayor detalle,
pues es a partir de ellas de donde se tomará la potenciometría base para realizar el modelo
de flujo y calibrarlo, debido a que en estos dos años es cuando hay registrado un mayor
número de mediciones de niveles estáticos.
48





290000 295000 300000 305000 310000 315000
2435000
2440000
2445000
2450000
2455000
2460000
2465000
2470000

Figura 2.5 Distribución de los niveles
potenciométricos del acuífero profundo para el
año 1977. Las cruces representan los pozos.

290000 295000 300000 305000 310000 315000
2435000
2440000
2445000
2450000
2455000
2460000
2465000
2470000

Figura 2.6 Distribución de los niveles
potenciométricos del acuífero profundo para el
año 1984. Las cruces representan los pozos.
290000 295000 300000 305000 310000 315000
2435000
2440000
2445000
2450000
2455000
2460000
2465000
2470000

Figura 2.7 Distribución de los niveles
potenciométricos del acuífero profundo para el
año 1992. Las cruces representan los pozos.
2435000
2440000
2445000
2450000
2455000
2460000
2465000
2470000
290000 295000 300000 305000 310000 3 15000
Figura 2.8 Distribución de los niveles
potenciométricos del acuífero profundo para el
año 1994. Las cruces representan los pozos.


290000 295000 300000 305000 310000 315000
2435000
2440000
2445000
2450000
2455000
2460000
2465000
2470000

Figura 2.9 Distribución de los niveles
potenciométricos del acuífero profundo para el
año 1996. Las cruces representan los pozos.
290000 295000 300000 305000 310000 315000
2435000
2440000
2445000
2450000
2455000
2460000
2465000
2470000

Figura 2.10 Distribución de los niveles
potenciométricos del acuífero profundo para el
año 1998. Las cruces representan los pozos.
49






290000 295000 300000 305000 310000 315000
2435000
2440000
2445000
2450000
2455000
2460000
2465000
2470000

Figura 2.11 Distribución de los niveles
potenciométricos del acuífero profundo para el
año 1999. Las cruces representan los pozos.

290000 295000 300000 305000 310000 315000
2435000
2440000
2445000
2450000
2455000
2460000
2465000
2470000

Figura 2.12 Distribución de los niveles
potenciométricos del acuífero profundo para el
año 2001. Las cruces representan los pozos.
290000 295000 300000 305000 310000 315000
2435000
2440000
2445000
2450000
2455000
2460000
2465000
2470000

Figura 2.13 Distribución de los niveles
potenciométricos del acuífero profundo para el
año 2003. Las cruces representan los pozos.
50







2.2.3.1 Curvas de profundidad al nivel estático en 1995 y 2005

Las curvas de profundidad al nivel estático que se presentan en la Figura 2.14 fueron
generadas en el programa Surfer a partir de las mediciones de profundidad al nivel
estático recopiladas por la empresa Sabinfosistem (2005), de 68 aprovechamientos de
agua subterránea en el año de 1995. Las mayores profundidades se ubican a 3 km al
noroeste del centro de la ciudad de San Luis Potosí. Cabe resaltar que la profundidad
máxima registrada al nivel estático para este año fue de 160 m. Para este año la superficie
total que representaban las profundidades mayores a 150 m al nivel estático, era de 23.4
km
2
.
290000 295000 300000 305000 310000 315000
2435000
2440000
2445000
2450000
2455000
2460000
2465000
2470000
SLP
SGS
Zona Industrial

Figura 2.14 Curvas de profundidad al nivel estático en 1995.


Las curvas de profundidad al nivel estático que se presentan en la Figura 2.15 fueron
generadas también en Surfer a partir de las mediciones de profundidad al nivel estático
realizadas en campo por la empresa Sabinfosistem (2005), en 68 aprovechamientos de
51





agua subterránea. En la figura se observa que el nivel estático más somero es de 80 m, y
el más profundo de 180 m.

Por otro lado, el área que representan las profundidades al nivel estático mayores a 150 m
pasaron de 23.4 km
2
en 1995 a 70 km
2
en 2005. Este crecimiento ocurre básicamente en
toda la zona urbana de San Luis Potosí, así como en la zona industrial.


290000 295000 300000 305000 310000 315000
2435000
2440000
2445000
2450000
2455000
2460000
2465000
2470000
SLP
SGS
Zona Industrial

Figura 2.15 Curvas de profundidad al nivel estático en 2005.


2.2.3.2 Curvas de elevación al nivel estático en 1995 y 2005

Para calcular la elevación del nivel estático se restó a la elevación del brocal, la
profundidad al nivel estático. Los datos de elevación del nivel estático fueron procesados
en Surfer para obtener las curvas de igual elevación del nivel estático tanto para el año
1995 (Figura 2.16) como para el 2005 (Figura 2.17).

52





Al comparar las configuraciones de los años 1995 y 2005, se observa un incremento en el
área de elevaciones menores a 1720 msnm, en donde el área para 1995 era de 88.6 km
2
y
para el 2005 es de 274.2 km
2
.

290000 295000 300000 305000 310000 315000
2435000
2440000
2445000
2450000
2455000
2460000
2465000
2470000
SLP
SGS
Zona Industrial

Figura 2.16 Curvas de elevación del nivel estático para el año 1995.




53





290000 295000 300000 305000 310000 315000
2435000
2440000
2445000
2450000
2455000
2460000
2465000
2470000
SLP
Zona Industrial
SGS

Figura 2.17 Curvas de elevación del nivel estático para el año 2005.


2.2.3.3 Dirección de flujo del agua subterránea

Procesando las mediciones potenciométricas realizadas en 2005 en toda el área de
estudio, se puede inferir la dirección del flujo del agua subterránea. En el estudio de
Sabinfosistem (2005), se indican diversas direcciones de flujo, sin embargo las curvas de
la Figura 2.17 nos permiten inferir que el flujo es preferencialmente concéntrico, es decir,
de las serranías hacia el centro del valle en donde se localiza la ciudad de San Luis Potosí
(Figura 2.18), y es en esta zona también donde el abatimiento es mayor y continua
incrementándose.
54






Figura 2.18 Dirección del flujo de agua subterránea para el año 2005.


















55





2.3 Descripción conceptual del acuífero de San Luis Potosí

2.3.1 Introducción

Se presenta a continuación una descripción general del sistema acuífero de San Luis
Potosí en donde se incluyen: las unidades hidrogeológicas que lo conforman, su
funcionamiento hidrodinámico, los sistemas de flujo de la cuenca de SLP, la composición
hidrogeoquímica y la calidad del agua subterránea.


2.3.2 El acuífero de SLP

Desde el punto de vista de la hidrología subterránea, la cuenca superficial de San Luis
Potosí está incluida en la Sierra Madre Occidental, y esta última es resultado de una serie
de eyecciones de lavas, ignimbritas y tobas de composición félsica durante el Terciario.
Debido a efectos estructurales distensivos, se formaron sistemas de fracturas y fallas
normales que afectaron regionalmente esas unidades volcánicas. Los lineamientos
estructurales regionales detectados en imágenes de satélite y corroborados con trabajos de
campo, indican la disposición de fosas (y pilares tectónicos) donde se ha identificado
material de relleno (gravas, arenas, arcillas y piroclastos), en ocasiones con más de 500 m
de espesor. En consecuencia, los materiales volcánicos fracturados de la cuenca y el
relleno de la fosa tectónica en su conjunto, constituyen una unidad hidrogeológica
continua, anisótropa y heterogénea.

En lo particular, la cuenca de SLP se localiza en el extremo suroriental de la Sierra Madre
Occidental y está constituida por una fosa tectónica que se rellenó con material
piroclástico y sedimentos en un máximo del orden de 500 m. Esta cuenca cubre unos
1950 km
2
; la mayor parte se encuentra en dicho acuífero y carece de corrientes
superficiales perennes, por lo que el agua subterránea cubre el 95% de los 2600 l/s
considerados necesarios para la ciudad (Carrillo y Cardona, 2003).


2.3.3 Tipo de material

Con base en la descripción geológica anterior, la parte del acuífero que subyace la cuenca
de SLP, está constituida por dos tipos de material: uno granular y otro fracturado. El
primero está formado por material de origen volcánico (tobas) y sedimentario que incluye
una lente de material fino y compacto que está compuesto en volumen, mayormente por
cuarzo y Sanidino, y un máximo de 10% de arcilla. Esta lente de material fino se
encuentra a unos 80 m de profundidad a partir del suelo y tiene un espesor que varía
entre 70 y 100 m; se localiza hacia el centro de la parte topográficamente más baja,
excepto en las zonas de pie de monte, y abarca unos 250 km
2
de superficie. Su
distribución fue definida por Carrillo y Cardona (2003) con base en registros litológicos y
correlaciones apoyadas en la interpretación de registros eléctricos verticales realizados
utilizando un dispositivo tetraelectródico tipo Schlumberger. Las características
geoeléctricas de la lente de material fino se relacionaron con valores de resistividad
56





eléctrica del orden de 6-15 Ω-m. El material granular sobreyace en diversos escalones
formados por unidades de las rocas volcánicas terciarias, fracturadas como se observa en
la Figura 2.19. Los valores de resistividad eléctrica de las rocas volcánicas fracturadas
son del orden de 25-100 Ω-m, mientras que en regiones alejadas de las principales
estructuras de callamiento se incrementan a más de 100 Ω-m, situación que ratifica su
comportamiento hidrogeológico en el subsuelo.


Figura 2.19 Disposición de materiales geológicos del subsuelo de la cuenca de San Luis Potosí
(Carrillo y Cardona, 2003).


2.3.4 Respuesta hidráulica

Desde el punto de vista de respuesta hidrológica, los diferentes medios geológicos
identificados funcionan como: poroso (material granular), fracturado (rocas volcánicas) y
doble porosidad (tobas). En su conjunto constituyen un acuífero en su mayor parte de tipo
libre heterogéneo, ya que incluye varios tipos de litología tanto en el sentido vertical
como en el horizontal, por lo que sus características hidráulicas son variables. La relación
de la elevación de la base del material granular fino con respecto a la posición del nivel
piezométrico en algunas partes del acuífero profundo condiciona que el primero se
comporte como un cuerpo que confina el flujo de agua subterránea en el segundo.


2.3.5 Corrección por temperatura

En el caso de las aguas subterráneas que circulan en la cuencas de San Luis Potosí, en
particular las del acuífero profundo, la salinidad varía relativamente poco en relación con
57





un plano vertical, por lo que no se considera necesario efectuar correcciones, ya que el
contenido de sólidos totales disueltos varía de 180 a 350 mg/l. Sin embargo, otro aspecto
que se debe considerar, es la temperatura del agua que se encuentra circulando en la parte
inferior del acuífero, agua que es obtenida en un número importante de pozos que captan
el material fracturado del acuífero profundo. En la Figura 2.20 se presenta la distribución
horizontal de la temperatura del agua subterránea medida a la descarga del pozo.


Figura 2.20 Distribución horizontal de la temperatura del agua subterránea en el acuífero profundo medida
a la descarga de pozos (Carrillo y Cardona, 2003).


Como se determina en la sección de hidrogeoquímica, con base en geotermómetros, se ha
estimado una temperatura mínima de 75 °C para el agua subterránea, cuya temperatura a
la descarga del pozo es de 34-36 °C; esta temperatura contrasta con la medida en el agua
que circula por el material granular que es de ≈ 25 °C. La temperatura del agua fría (25
°C) y la que circula a profundidad (con más de 75 °C) implica un contraste de densidades
58





de 0.9970 g•cm
-3
y de 0.9765 g•cm
-3
, respectivamente. La diferencia de 50 °C es
significativa aunada al espesor del acuífero considerado, o la altura de la carga hidráulica
hasta la base del acuífero; de este modo, la corrección para una columna de agua caliente
de 1500 m es del orden de 30 m.


2.3.6 Conductividad hidráulica

Los valores mayores de conductividad hidráulica en la cuenca de SLP están asociados
con las fallas que originaron las fosas tectónicas, y en especial con zonas de cruce de
sistemas de fracturamiento principal (intersecciones de los sistemas NE-SW y NW-SE)
donde se tienen valores de K de hasta ≈ 3.5 x 10
-4
m/s. Afuera de estas zonas de
fracturamiento los valores se reducen drásticamente, llegando hasta ≈ 2 x 10
-6
m/s. Estos
valores fueron obtenidos por Carrillo y Cardona (2003) mediante el análisis e
interpretación de pruebas de bombeo (abatimiento-tiempo) estándar, por medio de la
aplicación de metodología numérica como la propuesta por Rathod y Rushton, donde se
consideró que no todo el espesor de la unidad acuífera atravesada por el pozo es
productora.

Por otro lado, el medio granular también presenta zonas que permiten buenas condiciones
para el flujo subterráneo, y corresponden predominantemente con materiales gruesos
(arenas y gravas con K = 2.3 x 10
-4
m/s) que normalmente se presentan en las márgenes
de las fosas. En la porción central de la fosa, las partículas de esta unidad acuífera son
normalmente más finas (K = 2 x 10
-5
m/s), presentándose incluso condiciones hidráulicas
de tipo confinado, aunque de distribución restringida. Estas condiciones obedecen a la
distribución de la lente de material fino. Cálculos realizados por Carrillo y Cardona
(2003) con el software MODFLOW indican que se filtran a través de esta lente del orden
de 2 l/s por cada kilómetro cuadrado de su superficie.


2.3.7 Transmisividad

El medio de doble porosidad que existe en el acuífero de SLP, se caracteriza por la
presencia de bloques de tobas; cuando aportan agua a un pozo de extracción, inicialmente
el agua fluye de las fracturas que separan los bloques y, después, de aquella almacenada
en los poros de los bloques.

Las fisuras de las lavas contribuyen a los pozos con la mayor parte de la producción de
agua, pues la porosidad es reducida (de 6%). Los espacios intergranulares de las tobas
contribuyen mayormente con su porosidad de 18 a 37% al volumen de la producción; sin
embargo, esta porosidad afecta inversamente la velocidad del agua subterránea, por lo
que el flujo en ésta contribuye muy poco al rendimiento específico de los pozos. La
circulación de agua subterránea se realiza principalmente en los sistemas de fracturas de
las rocas volcánicas; por lo tanto, en la mayoría de la cuenca el movimiento de agua es en
términos efectivos en esta parte del acuífero.

59





2.3.8 Velocidad de flujo

Los efectos del marco geológico son definitivos sobre el control de la velocidad (V) y de
la forma de desplazamiento del agua subterránea. En especial, existen dos conceptos
básicos que deben considerarse: la velocidad y recorrido natural del flujo y la velocidad
producida bajo influencia de la extracción por obras, preferentemente pozos.

En efecto, en la cuenca de SLP el flujo de agua subterránea en el material granular es
relativamente más lento (V = 0.017 m/día) y con dirección preferentemente horizontal,
excepto en las zonas de pie de monte donde se genera entrada de agua. El material de
doble porosidad presenta velocidades de flujo subterráneo incluso mayores (V = 0.13
m/día), aunque se estima que debido al limitado número de pruebas disponibles, estos
valores son de representatividad local. En lo que corresponde a las lavas fracturadas, el
flujo presenta velocidades sensiblemente mayores (V = 0.28 m/día), y el movimiento
natural es preponderantemente horizontal, pero vertical en las zonas de producción.


2.3.9 Consolidación en el acuífero de SLP

En el caso de la cuenca de SLP, no se han realizado investigaciones sobre las diversas
propiedades de la capa del material confinante presente en el subsuelo. Esto es debido en
parte a que en general no se ha presentado una respuesta de consolidación del suelo que
pueda considerarse resultado de la extracción de agua subterránea. La respuesta particular
a la extracción de no consolidación del material arcilloso en la cuenca de SLP se estima
que es debida a que está compuesta de material esencialmente granular con un coeficiente
de compresibilidad mínimo. En efecto, Cardona (2003) realizó el análisis de este material
y encontró que, desde el punto de vista mineralógico, está compuesto en volumen
principalmente por granos de cuarzo y Sanidino, y un máximo de 10% de arcilla. Otra
razón que se considera fundamental en la insignificante respuesta observada de
consolidación del suelo es que la mayor parte del agua subterránea extraída está siendo
aportada por la porción fisurada del acuífero y no por el almacenamiento de dicho
material arcilloso de la parte granular del acuífero profundo.

Evidentemente, el material arcilloso no es homogéneo e isótropo, por lo que su respuesta
a la extracción variará de lugar en lugar dependiendo de efectos locales en la
granulometría y de la fuente de aporte de agua subterránea. Sin embargo, en términos
amplios, en San Luis Potosí la respuesta expuesta del sistema hidrogeológico compuesto
por la lente de material fino y el acuífero corresponde con la evidencia hidrogeológica
observada en campo.







60





2.3.10 Sistemas de flujo

Se ha establecido que la cuenca de SLP se aloja en la porción central del país y que queda
incluida al sureste de la denominada Provincia Fisiográfica de la Sierra Madre
Occidental, hacia el extremo donde limita con la Mesa Central.

La información piezométrica disponible para la cuenca de SLP no es suficiente como
para permitir la definición tridimensional de los sistemas de flujo en una región. Más aun,
en ocasiones los patrones naturales de flujo están muy distorsionados localmente por la
extracción concentrada de agua subterránea por medio de los pozos. En este caso, para
definir los sistemas de flujo es necesario utilizar herramientas adicionales como
topografía, geología del subsuelo, hidrogeoquímica y análisis de manifestaciones
superficiales de ausencia o presencia de agua subterránea. Es importante recordar que las
fuerzas que condicionan el movimiento del agua subterránea son resultado de fuerzas
gravitacionales, de temperatura y capilares.

Cuando se considera que el flujo de agua subterránea es controlado por fuerzas
gravitacionales únicamente, la topografía del terreno permite suponer, en primera
instancia, que debido a la fuerza de la gravedad terrestre, la dirección del flujo
subterráneo se dirige de las partes topográficamente altas (zonas de recarga) a las partes
topográficamente bajas (zonas de descarga). De acuerdo con la jerarquía de los sistemas
de flujo, el de tipo regional es el que se inicia en los terrenos de mayor altitud y termina
en la región de menor altitud. Es importante señalar que, de acuerdo con Tóth, los
patrones de flujo subterráneo están controlados por la configuración del nivel freático y
por la distribución de las conductividades hidráulicas del medio geológico. El flujo
subterráneo también está en función de la topografía y el clima de la región.

En terrenos montañosos compuestos por rocas fracturadas como las que afloran en la
cuenca de SLP, la configuración del nivel freático depende de la distribución espacial de
la conductividad hidráulica y de la recarga, además de que un relieve pronunciado
favorece la circulación profunda de agua subterránea. En la cuenca de SLP, la totalidad
de los pozos se encuentran ubicados en la planicie, por lo que no es posible conocer la
configuración del nivel freático en las sierras; la información disponible únicamente
permite establecer que las elevaciones topográficas compuestas por rocas volcánicas
fracturadas potencialmente pueden constituir zonas de recarga de parte del agua
subterránea que se extrae en la planicie.

El conocimiento de la calidad del agua subterránea y su distribución espacial es
importante desde el punto de vista de agua asequible para el abastecimiento, y por la
información que puede rendir acerca de la dirección y dimensiones de los patrones de
flujo subterráneo. A medida que el agua subterránea se mueve en la zona saturada, de
acuerdo con el patrón de flujo subterráneo desde las zonas de recarga hasta las zonas de
descarga, generalmente incrementa su contenido de sólidos totales disueltos, esto es,
incrementa su salinidad. Está bien establecido que en áreas de recarga existen menores
cantidades de sólidos disueltos que en agua más profunda del mismo sistema, y ésta a su
61





vez, posee menor cantidad de sólidos totales disueltos que el agua subterránea en las
zonas de descarga.

El análisis conjunto de la temperatura y la concentración de Li
+
(Figura 2.21) confirma
que el “agua termal” puede asociarse con un sistema de flujo regional que ha circulado
por rocas volcánicas riolíticas fracturadas. El Li
+
es un elemento de tan alta movilidad
geoquímica que al principio del ciclo hidrológico las rocas ígneas tienden a liberarlo,
además indica la interacción agua-roca. De este modo, las variaciones en la concentración
de Li
+
en el agua subterránea indicarán trayectorias de flujo (tiempo relativo de
residencia) y litologías diferentes. Así, en el caso de las aguas de SLP, el agua fría tiene
bajas concentraciones de Li
+
y se asocia con la porción del acuífero correspondiente al
material granular de relleno. La componente termal presenta los mayores valores de Li
+
,
lo que sugiere que ha viajado una distancia mucho mayor (vertical y horizontalmente)
que la componente de agua fría.


Figura 2.21 Relación Li
+
: temperatura para el agua subterránea del acuífero profundo
(Carrillo y Cardona, 2003).


El estudio de las características físicas y químicas del agua subterránea de la cuenca de
SLP sugiere que existe un sistema de flujo regional, que circula preferentemente por las
rocas volcánicas fracturadas que afloran en la parte alta, y relativamente plana, ubicada al
occidente de la Sierra de San Miguelito, aunque esto no implica que la conductividad
hidráulica de dichas unidades geológicas sea similar a la de otras unidades en el subsuelo
de la planicie, pues como se ha visto, esta propiedad es resultado de un comportamiento
estructural particular. De acuerdo con los elementos traza presentes y su concentración en
el agua subterránea, se estima que el sistema de flujo regional definido se inicia en una
zona más allá de la cuenca hidrológica superficial, mientras que la componente de agua
fría se origina de recarga natural en las estribaciones de la sierra dentro de la cuenca. En
particular se observa que no existen zonas de descarga de las aguas que se infiltran en la
62





cuenca de SLP. Una descripción de los diferentes sistemas de flujo identificados en la
cuenca de San Luis Potosí y su control geológico se presenta en la Figura 2.22.



Figura 2.22 Sistemas de flujo en la cuenca de San Luis Potosí y su relación con la geología
(Carrillo y Cardona, 2003).


2.3.11 Calidad del agua subterránea

La cuenca de SLP presenta condiciones muy interesantes, ya que convergen dos
conceptos que limitan los volúmenes de agua asequible desde el punto de vista de su
calidad para utilizarse para consumo humano: 1) efectos antropogénicos, y 2) efectos
naturales de interacción agua-material geológico. El primer caso está marcado por el
manejo inadecuado del agua residual generada por la población, y más recientemente por
la industria, manejo que se caracteriza por su desalojo de la ciudad a través de canales sin
revestir y su posterior utilización para riego, por lo que la presencia de contaminantes en
el agua subterránea del acuífero somero ha sido identificada consistentemente por
evaluaciones realizadas desde principios de la década de 1960. Desde el punto de vista de
63





inorgánicos en las aguas subterráneas de ese acuífero, se han detectado elevadas
concentraciones de NO
3
-
, Cl
-
, HCO
3
-
y Fe
total
que indican la entrada de aguas residuales;
por otro lado esta invasión se ratifica con la identificación de coliformes totales y fecales.
Evidentemente la lente de material fino que delimita el acuífero somero regula el paso del
agua que satura a este último, permitiendo un flujo que está condicionado por las
propiedades hidrogeológicas del acuífero superior, las de la lente y las de la parte
involucrada del acuífero profundo. En condiciones naturales previas a la explotación de
agua subterránea, la cantidad de flujo de agua que pasaba del acuífero somero al
profundo era por dos vías: a través de la lente de material fino y otra lateral, donde el
agua se derrama en la región donde termina la lente. Con la perforación de pozos
profundos se creó una vía adicional, ya que, de 1960 a 1980 (cuando menos), muchos
eran construidos con ademe ranurado desde 60-80 m hasta la profundidad total (150-300
m); el nivel de agua en estos pozos se encuentra a más de 50 m de profundidad, por lo
que al agua del acuífero somero entra al pozo por el ademe ranurado y cae hacia el
acuífero profundo. Muchos de esos pozos actualmente están fuera de operación pero no
han sido sellados en forma adecuada, por lo que el ingreso de agua contaminada del
acuífero somero hacia el profundo es continuo.

Se han realizado algunos cálculos para tratar de determinar la cantidad de agua
subterránea que pasa desde el acuífero somero por el cuerpo de la lente de material fino.
Como se detalló previamente, Carrillo y Cardona utilizaron una aproximación hidráulica,
con la cual determinaron que el caudal de aporte lateral es del orden de 40 l/s para todo el
perímetro de la lente de material fino.

En la cuenca de San Luis Potosí los efectos naturales de interacción agua-material
geológico ocasionan elevadas concentraciones de F
-
disuelto en el agua subterránea
termal (hasta de 3.8 mg/l), mayores al límite permisible establecido en la NOM-127-
SSA1-1994, que en México señala los límites máximos permisibles en el agua destinada
para consumo humano. Se ha detectado que la fuente de F
-
se encuentra en las rocas
volcánicas fracturadas, por lo que durante el movimiento del agua subterránea a través de
las fracturas interacciona con su parte vítrea y el F
-
pasa rápidamente a la solución. Sin
embargo, el agua termal cuya temperatura a la descarga es mayor de 35 °C, con
excepción del F
-
, es de muy buena calidad, tiene baja salinidad (STD < 300 mg/l) y
mínimo contenido de elementos traza (As, B, Pb, Cr), cuya ingesta podría ocasionar
daños a la salud dependiendo de la dosis.

A continuación se presenta la Tabla 2.5 donde se incluyen la composición química
promedio del agua termal y del agua fría del acuífero profundo, y la composición del
agua fría del acuífero somero.






64





Tabla 2.5 Concentraciones promedio de diversos elementos y compuestos en las aguas
subterráneas de la cuenca de SLP (en mg/l) (Carrillo y Cardona, 2003).
HCO
3
Cl SO
4
NO
3
Na K Ca Mg
Acuífero
profundo
mg/l mg/l mg/l mg/l mg/l mg/l mg/l mg/l
Agua
termal
155 13.5 18.8 4.6 53.2 5.1 19.2 1.29
Agua fría 99 10.5 4.7 6 14.6 9.9 21.1 1.99
Mezcla 138 11.4 13.8 4.1 32.6 10.2 25.1 1.94
Acuífero
somero

Agua fría 212 85.4 84.8 29.2 50 23.8 87.1 13.06
Temperatura pH E.C. TDS SiO2 F Li B
Acuífero
profundo
°C μmhos/cm mg/l mg/l mg/l mg/l mg/l
Agua
termal
36.3 7.2 402 272 59 3.1 0.19 0.174
Agua fría 25.1 6.95 203 217 92 0.35 0.01 0.032
Mezcla 28.4 7.15 330 233 83 1 0.06 0.161
Acuífero
somero

Agua fría 21 6.22 820 609 70 0.37 0.01 0.093


2.3.12 Presencia del F
-

El agua subterránea de los sistemas de flujo regional del valle de SLP, normalmente
contiene una salinidad relativamente más elevada y mayor concentración de elementos
traza, entre los cuales el F
-
representa un peligro para la salud pública de la población de
la ciudad de SLP, ya que normalmente se encuentra en valores mayores al máximo
aceptado (1.5 mg/l) en la NOM-127-SSA1-1994. Evidencias geoquímicas señalan que el
agua subterránea termal (regional) está saturada con relación a la fluorita, mineral que
controla los valores de F
-
disuelto; esto es, para las condiciones de presión, temperatura y
pH presentes en el agua, ésta no disolverá F
-
adicional, o si esas condiciones cambian
podrá precipitarse F
-
. Lo anterior no tiene como objetivo definir el concepto de índices de
saturación, sin embargo, es importante apuntar que este índice marca el riesgo de que se
precipiten minerales al cambiar las condiciones físicas del agua al entrar al pozo (por
cambios de presión, temperatura, pH).


2.3.13 Geotermómetros

En el acuífero profundo en la cuenca de SLP, la temperatura del agua se puede relacionar
directamente con la litología atravesada por el pozo. Las temperaturas máximas a la
descarga se correlacionan con pozos en zonas de admisión en rocas fracturadas, mientras
que las menores temperaturas se asocian con pozos emplazados preferentemente en
65





material granular (Figura 2.22). Como es de esperar, este control geológico se refleja
además en la química de elementos mayores y menores. La temperatura que alcanza el
agua subterránea en su recorrido a profundidad generalmente no coincide con la
registrada a la descarga de los pozos en superficie. El enfriamiento del agua en su ascenso
se debe a efectos adiabáticos, mezcla con agua somera más fría, o una combinación de
estos procesos. La geotermometría química es una herramienta que se utiliza en la
exploración geotérmica para investigar, en forma indirecta, la temperatura del agua
subterránea a profundidad.

Cálculos desarrollados con base en geotermómetros por Carrillo y Cardona (2003),
encontraron que la temperatura del agua termal en la trayectoria más profunda del
sistema de flujo es del orden de 75-90 °C. Sin embargo, debido a que los geotermómetros
no están calibrados para sistemas de baja salinidad, probablemente una temperatura de
equilibrio del orden de 75 °C, representa adecuadamente las condiciones en la parte más
profunda del sistema. Con estos datos se espera que el sistema de flujo de agua
subterránea asociado al agua “termal”, alcance una profundidad entre 2.5 y 2.1 km, lo que
es congruente con el espesor total definido para la secuencia volcánica del Terciario.





























66





2.4 Balance hidrológico de agua subterránea

2.4.1 Balance hidrológico de la cuenca de San Luis Potosí

Para obtener el balance de agua subterránea se aplicó la ecuación general de balance de
acuerdo a la ley de la conservación de la masa:

Entradas (E) – Salidas (S) = Cambio de almacenamiento

Donde el volumen de entradas queda representado por la recarga total, las salidas por la
descarga total, y la diferencia es el cambio de volumen almacenado en una unidad
hidrogeológica.


2.4.2 Recarga

La recarga total del acuífero se obtuvo utilizando la siguiente expresión:

R
T
= P + S
V
+ S
H
+ F + R
R
Donde:
R
T
= Recarga total
P = Precipitación
S
V
= Flujo subterráneo vertical
S
H
= Flujo subterráneo horizontal
F = Fugas en las redes urbanas
R
R
= Retorno de riego.

La recarga o entrada total del acuífero se estima en promedio en 115.14 Hm
3
/año,
constituida por la recarga natural y la inducida. La recarga natural está constituida por el
volumen de infiltración de la precipitación en el valle, con un valor de 22.38 Hm
3
/año, la
cual es captada en su mayoría por el acuífero somero; por la infiltración vertical que
existe desde el acuífero somero hacia el profundo (flujo subterráneo vertical), con un
valor aproximado de 34.93 Hm
3
/año, y por flujo subterráneo horizontal con 22.9
Hm
3
/año, proveniente de las infiltraciones en las sierras circundantes y que ingresan tanto
a la parte somera como a la parte profunda. La recarga inducida se constituye de las fugas
en las redes urbanas con un valor de 27.24 Hm
3
/año y por el retorno de riego agrícola,
con un valor estimado de 7.69 Hm
3
/año.

El valor del volumen de infiltración por precipitación se calculó a partir de los datos de
precipitación medidos por Sabinfosistem en 2005 (378.7 mm/año), el coeficiente de
infiltración correspondiente al tipo de material del que está constituido el acuífero
somero, el cual es del 7% (Tapiador, 2000) y el área total del valle de SLP incluida en el
modelo de flujo (844.4 km
2
).


67





El valor de la recarga por flujo subterráneo horizontal, se obtuvo con los valores de
precipitación y coeficientes de infiltración ya mencionados, y el área total de recarga de
las sierras (863.9 km
2
) utilizada en el modelo de flujo de esta tesis. Cabe mencionar que
como la recarga horizontal, es el agua que se introduce al valle por toda el área saturada
lateral, se está considerando una profundidad de 1,100 m (profundidad del modelo de
flujo) la cual corresponde a todo el acuífero (somero y profundo).

Las fugas en las redes urbanas fueron calculadas por Martínez (2009), tomando en cuenta
el área que abarca la zona urbana de SLP, el total de agua potable que se distribuye a
través de las redes durante un año (2003 en este caso), los defectos en las tuberías, la
conductividad específica del suelo que se encuentra inmediatamente en contacto con la
tubería y el gradiente hidráulico.

El retorno de riego agrícola se calculó con el volumen total de agua residual empleada
para riego (70 Hm
3
/año), el total de agua extraída desde los pozos para riego (39.8
Hm
3
/año) y el coeficiente de infiltración ya mencionado (CNA, 2004).


2.4.3 Descarga

La descarga total del acuífero se calculó por medio de la siguiente expresión:

D
T
= D
N
+ EVT + B

Donde:
D
T
= Descarga total
D
N
= Descarga natural
EVT = Evapotranspiración real (Fórmula de Coutagne)
B = Bombeo o extracción

Las salidas del sistema acuífero (153.6 Hm
3
/año) están integradas por las descargas
naturales más las descargas artificiales por efecto del bombeo en los pozos. Considerando
que el flujo subterráneo es de manera concéntrica hacia la parte central del valle, se
estima que la única descarga natural que persiste es la debida a la evapotranspiración de
los niveles someros la cual es del orden de 26.85 Hm
3
/año. Esta evapotranspiración real
se obtuvo a partir de la fórmula de Coutagne, la cual tiene la siguiente expresión:

2
ETR P P    con
1
0.8 0.14T
 



Donde:
P = Precipitación media anual (m/año)
T = Temperatura media anual (°C)

68





La extracción total de agua subterránea en pozos de bombeo se ha calculado en 153.6
Hm
3
/año, realizando la suma de la extracción hecha para cada tipo de uso según valores
de CNA (2004).


2.4.4 Cambio de almacenamiento

Este cambio se calculó restando las salidas a las entradas del sistema, con lo cual se
obtuvo un valor de -100.24 Hm
3
/año, lo cual representa el 124.9% del total de la recarga
(incluyendo la natural y la inducida) del acuífero.

A manera de resumen, la Tabla 2.6 contiene el balance de agua subterránea del área del
acuífero de San Luis Potosí que abarca el modelo de flujo de esta tesis.


Tabla 2.6 Balance de agua subterránea del acuífero de SLP.
ÁREAS
Área total del acuífero 1808.3 Km
2

Área total de las sierras 963.9 Km
2

Área total del valle 844.4 Km
2

Área total de recarga de las sierras 863.9 Km
2

Área total de recarga del valle 844.4 Km
2

Área del acuitardo 331.03 Km
2

Área de cultivos varios 80.2 Km
2

Área urbana (Cd. de SLP) 120 Km
2

RECARGA
Natural
Por precipitación 22.38 Hm
3
/año
Por flujo subterráneo horizontal (desde las
sierras)
22.9 Hm
3
/año
Inducida
Fugas en redes urbanas 27.24 Hm
3
/año
Retorno de riego 7.69 Hm
3
/año

Recarga total 80.21 Hm
3
/año

DESCARGA
Descarga natural 0 Hm
3
/año
Evapotranspiración real (Coutagne) 26.85 Hm
3
/año
Extracción (todos los usos) 153.6 Hm
3
/año

Descarga total 180.45 Hm
3
/año

Cambio de
almacenamiento
Entradas – Salidas -100.24 Hm
3
/año
69





A manera de comparación, se muestra la Tabla 2.7 con el balance de agua subterránea
realizado por la empresa Ariel Consultores en el año de 1995 para el acuífero de SLP:


Tabla 2.7 Relación del balance hidrogeológico en el valle de SLP.
Fecha Jun-95

Área Km
2
1,150
Coeficiente I
1
0.05 Lluvia
mm/año 361.0
I
2
0.35 Publico urbano más industrial
Mm
3
/año 84.3
I
3
0.20 Agrícola más otros
Mm
3
/año 26.2
Lluvia Mm
3
/año 20.8
Público U. Mm
3
/año 16.2
Recarga
Vertical
Agrícola Mm
3
/año 5.2
Lateral Mm
3
/año 20.0


Entradas
TOTAL Mm
3
/año 62.2
Bombeo Mm
3
/año 110.5
Evaporación Mm
3
/año 0.0
Lateral Mm
3
/año 8.0

Salidas
TOTAL Mm
3
/año 118.5
Almacenamiento Mm
3
/año -56.3
S 0.05
Volumen drenado Mm
3
/año -1,150


Los coeficientes I
1
, I
2
e I
3
que aparecen en la tabla anterior, corresponden a la infiltración
por lluvia, a la infiltración de agua de uso urbano e industrial y a la infiltración de agua
de uso agrícola respectivamente, todos calculados por Ariel Consultores (1996) y todas
consideradas como infiltraciones verticales.

Comparando ambos balances (Tablas 2.8 y 2.9), puede verse que el valor que más ha
aumentado desde el año de 1995, es el volumen de extracción, lo cual era de esperarse
con el continuo crecimiento de la demanda de agua en la ciudad de SLP por la expansión
de la misma. Los valores calculados para las recargas por precipitación, por flujo
subterráneo horizontal desde las sierras y retornos de riego, continúan sin cambios
significativos desde 1995 como también se observa en las tablas.

Cabe también mencionar que en su balance, la empresa Ariel Consultores, considera
nulas las salidas por evapotranspiración pues explican que: “no se considera a la
evapotranspiración como un factor importante en el valle de SLP, dada la profundidad del
nivel estático”.

70





71





Es importante también hacer notar que el valor que la empresa mencionada asignó en su
balance a la recarga por fugas en las redes urbanas, es significativamente menor al
utilizado en esta tesis, calculado por Martínez (2009). Una explicación a esta diferencia
de valores es que actualmente, se cuenta con mejores herramientas computacionales para
obtener este tipo de cálculos de fugas en tuberías, que en 1995.









































CAPÍTULO 3


3.0 Introducción

En este capítulo se analizan las características del software comercial Visual Modflow
(McDonald y Harbaugh, 1988) versión 3.1, el cual se utilizó para resolver el modelo
numérico de flujo del sistema acuífero del valle de San luís Potosí. Se analizan las
ecuaciones de flujo de agua y las condiciones iníciales y de frontera necesarias para su
solución numérica. Se analiza el método numérico que utiliza el Visual Modflow para
resolver las ecuaciones diferenciales parciales.


3.1 Acerca de Visual Modflow 3.1

Visual Modflow (MODular three-dimensional finite-difference ground-water FLOW
model) es un programa computacional que permite modelar un sistema acuífero en tres
dimensiones. El método numérico que utiliza Modflow para resolver la ecuación de flujo
uniforme o transitorio es un bloque centrado en diferencias finitas, el modelo utiliza
métodos iterativos para obtener la solución del sistema de ecuaciones. Su interfase se
divide en tres módulos separados: Input Module, Run Module y Output Module,
asociados a las opciones de ingreso de parámetros, de correr el programa y de desplegar
los resultados de simulación.

El Input Module permite el ingreso de información para la construcción del modelo. Se
representa el área de interés en un arreglo de celdas rectangulares horizontales (filas y
columnas) y estratos verticales (capas), pudiendo ajustar las dimensiones de filas y
columnas. A cada celda, en las distintas capas, se le puede definir como activa o inactiva
(permeable o impermeable), asignar valores de propiedades de flujo y/o transporte,
valores y tipos de condiciones de borde (río, dren, carga constante, carga general, recarga,
evapotranspiración y barreras horizontales de flujo) y condiciones iniciales (superficie
piezométrica inicial, concentraciones iniciales). Considera también el ingreso de pozos de
extracción, inyección y observación, y el cálculo de balances en zonas definidas por el
usuario. La discretización temporal se realiza en “períodos de stress” los que a su vez se
dividen en “pasos de tiempo” definidos según una progresión geométrica.

El Run Module permite escoger entre distintas estimaciones de carga inicial, definir el
número de pasos de tiempo dentro de un período de stress y su razón geométrica
(multiplicador de paso de tiempo), elegir entre distintos métodos numéricos de resolución
y ajustar los criterios de cálculo y convergencia, definir tipos de estrato (confinado, no
confinado) y distintas condiciones de anisotropía.

El Output Module permite la visualización de los resultados de simulación como series
de tiempo de la carga calculada y curvas de nivel equipotenciales y de la superficie
freática (altitud y/o profundidad) para distintos períodos de stress. Entrega la serie de
72
balances hídricos en los sectores predefinidos (Zone Budget) y dispone de distintas
herramientas para controlar la calibración manual del modelo.

El programa posee una estructura modular, que consiste en un programa principal y una
serie de subrutinas, independientes entre sí, llamadas módulos. Estos módulos están
agrupados en paquetes (Packages) asociados a una componente específica de la
hidrogeología del sistema o al algoritmo de solución con que se resolverá el sistema de
ecuaciones que describe el sistema modelado.


3.1.1 Modelo matemático en Visual Modflow (Ecuaciones de flujo)

El flujo tridimensional de agua subterránea en un medio poroso saturado, considerando el
agua con densidad constante se representa por medio de la siguiente ecuación en
derivadas parciales:

x y z
h h h
K K K
s
h
S
x x y y z z
| | c c c c c c c | | | |
+ + =
| | |
c c c c c c
\ . \ .
\ .
t c
........................ (1)

En donde:
h = carga hidráulica
K = conductividad hidráulica en sus tres componentes ( , , ) Kx Ky Kz
Ss = coeficiente de almacenamiento específico
t = tiempo
x,y,z, = coordenadas cartesianas

Si se considera un medio poroso homogéneo e isotrópico con respecto a la conductividad
hidráulica la ecuación es:

2 2 2
2 2 2
s
S h h h h
x y z K
c c c c
+ + =
c c c ct
…………………….. (2)

Denominada la ecuación de Laplace de tipo elíptico de segundo orden.

Ecuación de flujo transitorio de agua subterránea en una unidad hidrogeológica confinada
considerando el medio poroso saturado y la densidad del agua constante:

x y z s
h h h
K K K q
s
h
S
x x y y z z
| | c c c c c c c | | | |
+ + ÷ =
| | |
c c c c c c
\ . \ .
\ .
t c
………………(3)

Donde
s
q = es el volumen por unidad de tiempo (L
3
T
-1
) en que el agua es añadida por
fuentes o extraída por sumideros por unidad de volumen de acuífero.

73
Si el medio poroso es homogéneo e isotrópico con respecto a la conductividad hidráulica,
la ecuación se expresa de la siguiente forma:

2 2 2
2 2 2
s
S h h h h
x y z K
c c c c
+ + =
c c c ct
…………….. (4)
La ecuación anterior es conocida en hidrogeología como ecuación de difusión.

Cuando la ecuación de flujo subterráneo considera fuentes y sumideros tiene la siguiente
forma:
x y z s
h h h
K K K q
s
h
S
x x y y z z
| | c c c c c c c | | | |
+ + ÷ =
| | |
c c c c c c
\ . \ .
\ .
t c
…………. (5)

Excepto en sistemas muy simples, obtener soluciones analíticas de las ecuaciones (1) a
(5) es raramente posible, por lo cual se utilizan distintos métodos numéricos para obtener
esas aproximaciones. Una de esas aproximaciones es el método de diferencias finitas,
donde el sistema continuo descrito por la ecuación (1) es reemplazado por un conjunto
finito de puntos discretos en el espacio y el tiempo, y las derivadas parciales son
reemplazadas por términos calculados de la diferencia en valores de carga de esos puntos.
El proceso lleva a sistemas simultáneos de ecuaciones lineales; su solución entrega
valores de carga en puntos y tiempos específicos. Estos valores constituyen una
aproximación a la distribución continua de cargas hidráulicas variando en el tiempo que
entregaría una solución analítica de la ecuación diferencial parcial de flujo.


3.1.2 Discretización espacial y temporal

El sistema acuífero real es representado por medio de un arreglo de bloques llamados
celdas, cuyas ubicaciones se describen en términos de renglones, columnas y capas
(Figura 3.1).


1
2
3
4
5
1 2 3 4 5 6 7 8 9
1
2
3
4
5
Renglones (i)
Columnas (j)
Capas (K)
A x
}
}
}
A y
A z


Figura 3.1 Esquema de discretización del acuífero.
74
Dentro de cada celda hay un punto llamado “nodo” en el cual se calcula la carga (h).
Existen dos convenciones para definir la configuración de celdas respecto a la ubicación
de los nodos; estas son las formulaciones de “bloque centrado” y de “punto centrado”,
pero Visual Modflow utiliza la primera de estas formulaciones (Figura 3.2).



Figura 3.2 Sistema de bloque centrado (las estrellas representan los nodos).


El tiempo es discretizado en “periodos de stress” definidos por el usuario, los que a la vez
se subdividen en “pasos de tiempo” de longitud creciente, definidos según una progresión
geométrica en la que el usuario también define el “factor multiplicador”.


3.1.3 Ecuación de diferencias finitas

El método de diferencias finitas consiste en una aproximación de derivadas parciales por
expresiones algebraicas envolviendo los valores de la variable dependiente en un limitado
número de puntos seleccionados.

Como resultado de la aproximación, la ecuación diferencial parcial que representa el
problema es reemplazada por un número finito de ecuaciones algebraicas, escritas en
términos de los valores de la variable dependiente en puntos seleccionados. El valor de
los puntos seleccionados se convierten en las incógnitas, en vez de la distribución
espacial continua de la variable dependiente.

La ecuación de flujo de agua subterránea en la forma de diferencias finitas se obtiene al
aplicar la ecuación de continuidad en una celda. Considerando que la densidad del agua
se mantiene constante, se obtiene la ecuación (6) la cual es análoga a la ecuación (1):

t
i
h
Q SS V
t
A
c
= A
A
¿
……………(6)

Donde:
i
Q =Tasas de flujo entrando y/o saliendo de la celda [L
3
T
-1
]
75
SS =Almacenamiento específico en la fórmula de diferencias finitas equivalente a Ss
definido en la ecuación (1)
V A = Volumen de la celda [L
3
]
h A = Variación de la carga en un intervalo de tiempo t A [L]

En el caso de flujo entrando en la celda en la dirección de la fila, desde la celda
, éste se expresa según muestran las ecuaciones (7) y (8):
, , i j k
, 1, i j k ÷

, 1, , ,
, 1/ 2, , 1/ 2,
1/ 2
i j k i j k
i j k i j k i k
j
h h
q KR c v
r
÷
÷ ÷
÷
÷
= A A
A
………….. (7)

, 1/ 2, , 1/ 2, , 1, , ,
(
i j k i j k i j k i j k
q CR h h
÷ ÷ ÷
= ) ÷ ………………(8)

, 1/ 2, , 1/ 2,
1/ 2
i k
i j k i j k
j
c v
CR KR
r
÷ ÷
÷
A A
=
A
……………………. (9)

Donde:
, , i j k
h = Carga hidráulica en el nodo [L] , , i j k
, 1/ 2, i j k
q
÷
= Descarga volumétrica entre las caras e , , i j k , 1, i j k ÷ [L
3
T
-1
]
, 1/ 2, i j k
KR
÷
= Permeabilidad en la dirección de la fila entre los nodos e [LT
-1
] , , i j k , 1, i j k ÷
i k
c v A A = Área de la cara de la celda normal a la dirección de flujo [L
2
]
1/ 2 j
r
÷
A = Distancia entre los nodos e , , i j k , 1, i j k ÷ [L]
, 1/ 2, i j k
CR
÷
= Conductancia en la fila y el estrato entre los nodos i k , 1, i j k ÷ e [L] , , i j k

Ecuaciones similares a (8) pueden obtenerse para representar el flujo entre la celda
y sus vecinas restantes:
, , i j k

, 1/ 2, , 1/ 2, , 1, , ,
(
i j k i j k i j k i j k
q CR h h
+ + +
= ) ÷
) ÷
) ÷
) ÷
) ÷
……….. (10)

1/ 2, , 1/ 2, , 1, , , ,
(
i j k i j k i j k i j k
q CC h h
÷ ÷ ÷
= …….…. (11)

1/ 2, , 1/ 2, , 1, , , ,
(
i j k i j k i j k i j k
q CC h h
+ + +
= …….…. (12)

, , 1/ 2 , , 1/ 2 , , 1 , ,
(
i j k i j k i j k i j k
q CV h h
÷ ÷ ÷
= ….……. (13)

, , 1/ 2 , , 1/ 2 , , 1 , ,
(
i j k i j k i j k i j k
q CV h h
+ + +
= …….…. (14)

Los términos de las ecuaciones (10) a (14) tienen definiciones análogas a los términos
definidos para la ecuación (8). Los términos y corresponden a las conductancias CV CC
76
en la dirección vertical y de las columnas, respectivamente, entre las celdas que indican
sus subíndices.

Los flujos entrando o saliendo de la celda debido a procesos externos, tales como la
acción de ríos, drenes, áreas de recarga, evapotranspiración o pozos de bombeo o
inyección, requieren de términos adicionales. Estos flujos pueden ser dependientes o
independientes de la carga en la celda que recibe el flujo. El flujo desde el exterior del
acuífero puede ser representado por la ecuación (15):

, , , , , , , , , i j k n i j k n i j k n
a p q = + …………(15)

Donde:
, , , i j k n
a = Flujo desde la n-ésima fuente externa a la celda [L
3
T
-1
] , , i j k
, , , i j k n
p y = Constantes [L
2
T
-1
] y [L
3
T
-1
] respectivamente
, , , i j k n
q

Si la fuente fuese un pozo de bombeo o inyección, el flujo externo se asume
independiente de la carga (h) en la celda, entonces:

, , , , , , i j k n i j k n
a q = ………….. (16)

Considerando todas las fuentes externas, se tiene:

, , , , , , , , , , , , ,
1 1
n n
i j k i j k n i j k n i j k i j k n
n n
QS a p h q
= =
= = +
¿ ¿ ¿
………(17)
, , , , , , , , i j k i j k i j k i j k
QS p h Q = + …………. (18)

Tomando en cuenta todos los flujos de entrada entre la celda y sus seis vecinas
(ecuaciones 8, 10 y 14) así como los flujos desde fuentes (o sumideros) externos
(ecuación 18), la ecuación (6) puede escribirse según muestra la ecuación (19):
, , i j k

, ,
, 1/ 2, , 1/ 2, 1/ 2, , 1/ 2, , , , 1/ 2 , , 1/ 2 , ,
i j k
i j k i j k i j k i j k i j k i j k i j k j i k
h
q q q q q q QS SS r c
t
÷ + ÷ + ÷ +
A
+ + + + + + = A A
A
v A
……………….. (19)

La aproximación en diferencias finitas para la derivada de la carga se define según
muestra la ecuación (20):

1
, , , , , ,
1
m m
i j k i j k i j k
m m
h h h
t t t
÷
÷
A ÷
=
A ÷
……………(20)

Donde:
, ,
m
i j k
h =Carga hidráulica evaluada en el tiempo en el que se está realizando el cálculo
m
t
77
1
, ,
m
i j k
h
÷
=Carga hidráulica ya calculada o conocida (condición inicial) en el tiempo
1 m
t
÷

anterior a
m
t

Considerando todo lo expuesto anteriormente es posible detallar más la ecuación (19)
según muestra la ecuación (21):

, , 1/ 2 , , 1 1/ 2, , 1, , , 1/ 2, , 1, , , 1/ 2 1/ 2, ,
, 1/ 2, , 1/ 2, 1/ 2, , , , 1/ 2 , , , , , 1/ 2, , 1,
1/ 2, , 1, ,
(
)
m m m
i j k i j k i j k i j k i j k i j k i j k i j k
m m
i j k i j k i j k i j k i j k i j k i j k i j k
m
i j k i j k i
CV h CC h CR h CV CC
CR CR CC CV HCOF h CR h
CC h CV
÷ ÷ ÷ ÷ ÷ ÷ ÷ ÷
÷ + + + +
+ +
+ + + ÷ ÷
÷ ÷ ÷ ÷ + +
+ +
, , 1/ 2 , , 1 , ,
..................(21)
m
j k i j k i j k
h RHS
+ +
=
+



Donde:
, ,
, , , ,
1
1
.....................(22)
i j k
i j k i j k
m m
SC
HCOF P
t t
÷
= ÷
÷


1
, , , ,
, , , ,
1
1
...............(23)
m
i j k i j k
i j k i j k
m m
SC h
RHS Q
t t
÷
÷
= ÷ ÷
÷


, , , ,
1 .......................(24)
i j k i j k j i k
SC SS r c v = A A A

La ecuación (21) constituye un sistema de ecuaciones simultáneas que puede ser escrito
en forma matricial (ecuación 25):

| | { } { }...............(25) M h q = 

Conocidas las condiciones de frontera, la distribución de cargas iniciales, los parámetros
hidráulicos y las cargas externas sobre el acuífero, es posible predecir las distribuciones
de carga en tiempos sucesivos (simulación en régimen transitorio). Una ecuación de la
forma de (25) puede ser definida para cada celda definida activa, en cada paso de tiempo
de la simulación. Para el primer paso de tiempo, las condiciones iniciales de carga
corresponden al término pudiendo calcularse las cargas para la celda y
sus vecinas. Las cargas calculadas corresponderán a las cargas iniciales en el siguiente
paso de tiempo.
, ,
m
i j k
h
m
h , , i j k


3.1.4 Condiciones iniciales y de frontera para la solución de las ecuaciones de flujo

Las ecuaciones diferenciales parciales definidas en un dominio espacio-tiempo R tienen
un número infinito de soluciones. Para obtener una solución particular es necesario
agregar condiciones iniciales y condiciones de frontera. Si las soluciones existen serán
únicas para una ecuación dada.

78
Condiciones iniciales:
Para determinar la solución particular de una ecuación diferencial se deben especificar los
valores de la función incógnita para algún tiempo inicial en el dominio
0
t R o en su
frontera R c . En la ecuación de flujo la función incógnita representa la carga hidráulica.
El valor de la carga hidráulica en el interior del dominio o en su frontera es un valor
medido en campo.


Condiciones de frontera:
Un dominio R puede intercambiar con su entorno, a través de su frontera R c (o de un
segmento de ésta), masa, energía y momento. La frontera puede ser parcial o totalmente
cerrada a cualquier intercambio. Las condiciones de frontera expresan matemáticamente
la relación del dominio R con su entorno, y deben obtenerse interpretando las condiciones
físicas del área estudiada.


Las condiciones de frontera se clasifican matemáticamente en tres tipos:


1) Condición de frontera tipo Dirichlet:
Esta condición establece que el nivel del agua subterránea sea el especificado a lo largo
de la frontera. En este caso ésta se prescribe a priori y ya no es una incógnita. Visto de
otro modo, si nuestra ecuación de flujo debe ser satisfecha en todos los puntos dentro del
dominio R del acuífero, entonces en la frontera de R el nivel del agua h, debe satisfacer la
condición:
1
: S h f = ………. (26)

Donde S
1
y S
2
(ecuación 27) son partes complementarias de la frontera, las cuales juntas
forman la frontera total de la región R.


2) Condición de frontera tipo Neumann:
En este tipo de condición, se prefijan los valores de la derivada normal de la función
sobre la frontera. Si esta condición es aplicada a un nodo de una frontera impermeable, el
nivel es una incógnita y la ecuación para ese nodo debe reflejar la condición de no flujo
en la frontera. Esto quiere decir que debe satisfacer la condición:

2
:
n
h
S Q T
n
0
c
= ÷ =
c
………. (27)

Donde: n es la dirección normal externa de la frontera y es el índice volumétrico de
salida [L
3
/T].
n
Q



79
3) Condición de frontera tipo Cauchy:
Este tipo de condición es una generalización de las condiciones de frontera de Dirichlet y
de Neumann, debido a que las lleva implícitas. Esto quiere decir que para las ecuaciones
diferenciales parciales, la condición de Cauchy impone valores específicos a la solución
de una ecuación diferencial que se toma en una frontera del dominio y en la derivada
normal a la frontera. Este tipo de condición también se conoce como condición de
frontera mixta porque relaciona las cargas de la frontera con el flujo.







































80
3.2 Geometría y parámetros del modelo de flujo

3.2.1 Geometría del modelo

El área y la topografía a modelar, fueron tomadas de las imágenes digitales que
proporciona INEGI en su página de Internet. El área del modelo tiene 40.5 km de largo
por 44.5 km de ancho y se delimitó a partir de las coordenadas UTM siguientes:
2,434,250 a 2,474,750 (eje y) y de 281,750 a 326,250 (eje x). En la Figura 3.3 se muestra
la topografía del área que abarca el modelo.

Figura 3.3 Topografía del área modelada.


El área modelada tiene un total de 1,802.3 km
2
y sobre ésta, se hizo un mallado de 90
columnas y 82 renglones, lo cual da un total de 7,380 celdas por capa. Como el modelo
tiene 7 capas, consta entonces de 51,660 celdas en total, donde cada celda mide 500 m de
largo por 500 m de ancho aproximadamente. Se tomaron ese número de columnas y
renglones (90 y 82 respectivamente) para que el número de celdas no fuera demasiado
grande y por lo tanto, el tiempo de procesamiento, tampoco lo fuera.

En la Figura 3.4 se muestra la malla creada sobre el área del modelo donde la zona en
color verde, representa las celdas inactivas correspondientes a las sierras que rodean la
planicie del valle de San Luis Potosí. Estas celdas inactivas representan las zonas que el
81
programa no toma en cuenta al momento de correr el modelo y resolver las ecuaciones de
flujo. La zona en color blanco representa las celdas activas del modelo.


San Luis Potosí
Zona Industrial

Figura 3.4 Mallado del área modelada. La línea azul es el contorno de la ciudad de SLP y al sureste la zona
industrial.


Las 7 capas que conforman el modelo y sus espesores, se dividieron de acuerdo con la
litología de la zona (basada en Cardona, 2007), como se muestra en la Tabla 3.1. El
programa asignó colores diferentes a cada capa conforme a su litología como se ilustra en
el corte transversal del modelo en la Figura 3.5.


Tabla 3.1 Capas que conforman el modelo de flujo.
Capa Litología Espesor (m) Color
1 (Q) Grava, arena, limo y
arcilla
50 Verde oscuro
2 Acuitardo: arcilla y arena
fina
50 Verde claro
3 (Q) Grava, arena, limo y
arcilla
140 Verde oscuro
4 (Trp, Tap) Toba e
ignimbrita
210 Rojo
5 (Tlp) Toba e ignimbrita 340 Morado
82
Capa Litología Espesor (m) Color
6 (Tc) Arenisca, arcilla y
toba
130 Ocre
7 (Ksi) Caliza y arcilla 180 Gris


Figura 3.5 Corte transversal del modelo mostrando las capas que lo constituyen.


3.2.2 Parámetros hidrogeológicos

La conductividad hidráulica, el almacenamiento específico, el rendimiento específico y la
porosidad total, fueron obtenidos de la literatura (Domenico y Schwartz, 1990), (Sanders,
1998) y (Walton, 1989), y de estudios previos como Sabinfosistem (2005), Flores-
Márquez (2006) y Cardona (2007), para cada tipo de material existente en cada capa.
Estos valores se ajustaron mediante el proceso de calibración del modelo. En la Tabla 3.2
se muestran los valores de estos parámetros asignados al modelo:


Tabla 3.2 Parámetros hidrogeológicos por capa del modelo.
Capa (K
x
)
Conductividad
hidráulica (m/d)
(K
z
)
Conductividad
hidráulica
(m/d)
(Ss)
Almacenamiento
específico (m
-1
)

(Sy) (Tot-Por)
Rendimiento Porosidad
específico total (%)

2x10
-5
0.085 0.278
-5
1 3 3
2 0.154 0.154 8x10 0.113 0.33
3 3 3 2x10
-5
0.085 0.278
4 6.328 12 7x10
-5
0.107 0.217
5 0.68 6 9x10
-5
0.136 0.193
6 0.362 0.362 6x10
-5
0.113 0.218
7 1x10
-5
1x10
-5
7x10
-5
0.049 0.278
83
3.2.3 Condiciones de frontera
Las 3 fronter ificiales pero
corresponden a las zonas de recarga naturales del acuífero de acuerdo a su
funcionam lóg era e o s
dos sierras (San Miguelito y Álvarez) inme pués lda s,
con el fin de representar la recarga de ambas sierras. La frontera Norte se asignó en las
celd as de todo el prime renglón de a del modelo, representando el
intercambio de flujo de agua que iste entre el l área que abarca el m la
parte del acuífero que continúa hacia el norte. No se asignó ninguna frontera al sur del
modelo debido a que según el IGF (1988) y Cardona (2007), existe un cierre estructural
entre las cuencas subterráneas de Villa de Reyes y SLP a la altura del poblado La Pila,
localizado al sur del modelo (ver Figura 1.2).

La conductancia asignada a cada frontera corres la cond d hidr del
material en esa zona y al área que ocupa. Las 3 f a son de ti mann con lo que
se asume un flujo constante perpendicular a las p el área m .
on respecto a la recarga del modelo, se asignó un valor de 1x10
-5
m/d (3.08 Hm
3
/año) a
se en los estudios de González-Medrano
entro del área correspondiente al modelo.

as asignadas al modelo (Este, Oeste y Norte), son art
iento hidrogeo ico. Las front s Este y Oeste s
diatamente des
asignaron a l
de las ce
largo de la
s inactiva
as activ r
ex
la mall
final de odelo y
ponde a
ronter s
uctivida
po Neu
áulica
aredes d odelada

C
un área de 844 km
2
correspondientes al área total del valle. Este valor fue ajustado en el
proceso de calibración y es menor al valor presentado en el balance hidrogeológico
(22.38 Hm
3
/año). Esta diferencia de valores se debe a que lo obtenido en el balance, es un
cálculo aislado, y el valor asignado en el modelo es más representativo, porque es
calculado tomando en cuenta todo el conjunto de valores y variables que conforman el
modelo. Además, el valor de recarga asignado es consistente con valores de recarga por
precipitación, obtenidos en estudios como los de CNA (2002) y Tecnología Assul (2005).

Para la evapotranspiración se asignó un valor de 0.918x10
-3
m/d y una profundidad de
extinción de 5 m ambos ajustados en el proceso de calibración. El valor de
evapotranspiración es el mismo que el calculado en el balance hidrológico. La
rofundidad de extinción se definió con ba p
(2003) y SEMARNAT (2009).


.2.4 Pozos de extracción 3

En el acuífero de San Luis Potosí se tienen registrados 1273 pozos (según REPDA,
2003), dentro de los municipios de Cerro de San Pedro, Mexquitic de Carmona, San Luis
Potosí, Soledad de Graciano Sánchez y Zaragoza; sin que se sepa con precisión su
ubicación, profundidad, altura de brocal, y si están en funcionamiento o no. De estos
1273 aprovechamientos registrados, 785 pozos explotan el acuífero somero y 488
explotan el acuífero profundo (Sabinfosistem, 2005), sin embargo, sólo se tiene la
ubicación, profundidad y altura de brocal de 110 pozos (entre someros y profundos)
d

84
De estos 110 pozos, sólo 48 tenían mediciones potenciométricas históricas suficientes,
por lo que con base en este criterio, se les eligió para ser asignados al modelo. Estos 48
pozos extraen el volumen total concesionado a los aprovechamientos registrados en el
EPDA (Registro Público de Derechos de Agua) del 2003, que se encuentran dentro de
s municipios arriba mencionados y dentro del área del modelo. Cada uno de estos pozos
n su ubicación real y mediante el proceso de calibración, se
justó el volumen de extracción total.
R
lo
se situó aproximadamente e
a







































85
3.3 Modelo de flujo en estado estacionario

s indispensable llevar a cabo primero una simulación en estado estacionario para
btener la condición inicial del acuífero sin extracción de agua, y posteriormente hacer
na simulación en estado transitorio. Por lo tanto, se efectuó una simulación en estado
stacionario para un tiempo de 3650 días. Los valores de los parámetros hidrogeológicos
las condiciones de frontera con los que se realizó esta simulación y que fueron
troducidos en el programa Visual Modflow, son los mismos utilizados para la
mulación en estado transitorio (ver capítulo 3.2), pero sin pozos de extracción. La
onfiguración del estado inicial del acuífero se muestra en la Figura 3.6.
E
o
u
e
y
in
si
c


San Luis Potosí
Zona Industrial

Figura 3.6 Modelo de flujo en estado estacionario. La línea amarilla es el contorno de la ciudad de SLP y
al sureste la zona industrial.


La zona en color gris, muestra las zonas con celdas inactivas (no participan en el modelo
de flujo), y las zonas en color ocre muestran celdas que representan zonas donde no
86
existe flujo de agua a través de ellas. Las curvas equipotenciales muestran la carga
hidráulica del acuífero en su condición inicial sin extracción de agua. Los vectores
indican la dirección del flujo subterráneo, que en este caso, ocurre de sur a norte y desde
todo el flanco izquierdo hacia el norte; esto es debido a: 1) que la topografía se encuentra
más elevada en el sur y a lo largo del flanco izquierdo, y desciende hacia el norte, 2) que
la mayor parte de la recarga proviene de la Sierra de San Miguelito (parte izquierda), por
lo que puede observarse como los vectores de dirección salen del flanco izquierdo y se
dirigen hacia el norte.

Con base en los estudios de Cardona (2007), se considera que el modelo en estado
estacionario es correcto al reproducir esta red de flujo subterránea local.


3.4 Modelo de flujo en estado transitorio

El objetivo de una simulación transitoria es mostrar la evolución de la carga hidráulica
del acuífero a través de tiempos sucesivos, bajo un régimen de extracción de agua
subterránea, dada una distribución inicial de carga, condiciones de frontera y parámetros
hidráulicos. Los resultados del modelo de flujo en estado estacionario se introdujeron en
el modelo en estado transitorio.

En el acuífero de San Luis Potosí se tienen registrados más de 1273 pozos, según el
REPDA del 2003, sin embargo sólo se tiene información de 110 pozos que se encuentran
dentro del área del modelo, de los cuales, sólo 48 fueron asignados al modelo transitorio
por lo ya explicado en la sección 3.2.4. En las zonas en las que existe un mayor número
de pozos, corresponde un mayor número de pozos en el modelo. También se asignaron 29
pozos de observación que servirán para realizar la calibración del modelo.

L
equivalente al total de pozos
Márquez et al., 2006). En la Figura 3.7 se muestra la localización de los pozos de
xtracción y los de observación.
a validez del modelo con un menor número de pozos pero con un gasto de extracción
existentes en el acuífero, ha sido probada en (Flores-

e


87

Figura 3.7 Localización de los pozos de extracción y de observación del modelo de flujo.


Los puntos rojos indican los pozos de extracción y los puntos verdes los de observación.
Encima de cada pozo se encuentra su nombre asignado en el modelo.


3.4.1 Modelo de flujo transitorio para el año 1995

Se ejecutó el modelo para el año 1995, año en el que se tiene un mayor registro de los
niveles potenciométricos (ver Figura 2.8 del capítulo 2 la cual muestra la superficie
potenciométrica en 1995, según mediciones del nivel estático de los pozos para ese año).

Cabe mencionar que el año en el cual se inicia la simulación del acuífero en estado
transitorio es 1995 y que las superficies potenciométricas de niveles estáticos para los
años 1995 y 2005, difieren de las superficies potenciométricas generadas por el modelo
para estos mismos años. Esto se debe a que al realizar la recopilación de los niveles
estáticos medidos desde el año 1972 (ver capítulo 2 de potenciometría histórica), las
88
mediciones no son del todo congruentes, es decir, los valores del nivel estático en una
misma zona tienen valores muy diferentes y no hay una continuidad en la toma de
mediciones, ya que durante algunos años hay datos para ciertos pozos y durante otros
años, hay datos de otros pozos distintos. Otro problema con la información, es que es
muy difícil conocer el verdadero gasto de extracción de los pozos, y esto repercute al
momento de asignar la extracción de los pozos en el modelo, ya que es necesario
establecer una extracción mayor en todos los pozos, para que el modelo reproduzca
aproximadamente, las superficies potenciométricas generadas con los datos de campo.

La Figura 3.8 muestra la superficie potenciométrica generada por el modelo
correspondiente al año de 1995.


SGS
Cerro de San Pedro
Sierra de Álvarez
San Luis Potosí
Zona Industrial
Sierra San Miguelito

Figura 3.8 Configuración de la superficie potenciométrica generada por el modelo para el año 1995. La
línea amarilla es el contorno de la ciudad de SLP, la zona industrial y SGS.


89
En la figura 3.8 se observa que el mayor abatimiento para el año de 1995, lo registra la
equipotencial de 1710 msnm que se localiza en la ciudad de San Luis Potosí, y alrededor
de esta equipotencial hay tres equipotenciales concéntricas indicando que el mayor
volumen de extracción se obtiene de esta zona y por consiguiente genera también el
mayor abatimiento.

El segundo lugar en abatimiento lo ocupan la zona industrial y la zona de SGS (registrado
por la equipotencial con valor de 1735 msnm), resultado que es de esperarse ya que la
ona industrial tiene una gran densidad de pozos por la demanda de agua que requiere, y
extraen agua para este fin.
l menor abatimiento lo registra la equipotencial con valor de 1745 msnm ubicada a todo
lo largo del lado izquierdo del modelo, correspondiente a la sierra de San Miguelito. Esto
se debe a la menor densidad de pozos que hay en esa área en comparación con los que
hay en la ciudad o en la zona industrial, pero sobretodo porque es el área de mayor
recarga de toda la zona; incluso los vectores, a lo largo de todo el lado izquierdo del
modelo, nos indican que esta zona es en donde el modelo tiene asignada la mayor parte
de la recarga. Esto último corresponde con la realidad pues la mayor recarga del acuífero
de San Luis Potosí, proviene de la sierra de San Miguelito y en menor medida, proviene
del lado Este que corresponde a la sierra de Álvarez y al municipio de Cerro de San
Pedro.






















z
en SGS además del agua requerida para la población, es una zona agrícola en donde
existen varios pozos y norias que

E


90
3.4.2 Modelo de flujo transitorio para el año 2005



Sierra de Álvarez
S
Cerro de San Pedro
SGS
an Luis Potosí
Zona Industrial
Sierra San Miguelito

Figura 3.9 Configuración de la superficie potenciométrica generada por el modelo para el año 2005. La
línea amarilla es el contorno de la ciudad de SLP, la zona industrial y SGS.
n la Figura 3.9 se observa que el mayor abatimiento (equipotencial con valor de 1705
snm) para el año 2005, sigue estando en la zona de la ciudad de SLP, y en comparación
on el año 1995, tuvo un aumento de 5 metros. La equipotencial de 1730 dejó su forma
oncéntrica para abarcar un área mayor con dirección hacia SGS y Cerro de San Pedro.
a equipotencial de 1735 también abarca un área mayor que en 1995, y la zona de menor
batimiento continúa siendo a lo largo del flanco derecho del modelo y no presenta
ambio en su valor.



E
m
c
c
L
a
c

91
Cabe mencionar que la simulación correspondiente al año 2005, se hizo con la finalidad
nto de calibrar el modelo, como de comprobar que el modelo reproduce
proximadamente y en el tiempo correcto, la configuración potenciométrica del 2005
igura 2.9), el cual es el último año en el que se tienen datos de niveles estáticos del
acuífero.


3.4.3 Modelo de flujo transitorio para el año 2015



ta
a
(F
San Luis Potosí
Zona Industrial
Cerro de San Pedro
Sierra de Álvarez
Sierra San Miguelito
SGS
mismo volumen de extracción que para las dos simulaciones
nteriores, se hizo esta simulación para el año 2015 (Figura 3.10) con el fin de mostrar
una posible evolución que podría tener el acuífero dentro de 7 años, si se continúa con la

Figura 3.10 Configuración de la superficie potenciométrica generada por el modelo para el año 2015. La
línea amarilla es el contorno de la ciudad de SLP, la zona industrial y SGS.


Continuando con el
a
92
misma extracción. Esta figura muestra que el mayor abatimiento (ver equipotencial con
valor de 1705 msnm) sigue dándose en la ciudad de SLP, pero que no tuvo un incremento
con respecto al año 2005. Sin embargo, las equipotenciales de 1730 y 1735, siguen
aumentando su área de forma considerable, lo cual sólo creará en un futuro cercano, la
necesidad de perforar pozos más profundos en áreas cada vez mayores. La zona de menor
batimiento (donde se encuentra la equipotencial con valor de 1745) no presenta
ambios.
































a
c







93

3.5 Calibración del modelo para los años 1995 y 2005

La calibración es un proceso por el cual los parámetros hidrogeológicos introducidos en
el modelo se ajustan hasta lograr que las variables dependientes calculadas por el modelo,
sean lo más aproximadas a las variables dependientes medidas en campo.

La expresión estadística que utiliza el programa Visual Modflow para evaluar la
iferencia entre los resultados teóricos y los experimentales es: d

1
2
2
1
1
( )
N
i i
i
RMS cal obs
N
=
(
(
(
¸ ¸
= = ÷
¿


Donde:
= Raíz cuadrada media de los errores residuales. RMS
N = Número total de observaciones.
= Valores calculados de las variables dependientes del modelo.
= Valores observados en campo de las variables dependientes.
a calibración del modelo del flujo transitorio se realizó con 29 pozos de observación
igura 3.7) repartidos en toda el área para los años de 1995 y 2005. A continuación se
resentan las figuras 3.11 y 3.12 correspondientes a las gráficas de calibración para los
ños mencionados.
c
i
al
o
i
bs

L
(F
p
a



94
Figura 3.11 Relación entre la carga hidráulica observada y la calculada por el modelo para el año 1995.

Figura 3.12 Relación entre la carga hidráulica observada y la calculada por el modelo para el año 2005.


Las gráficas de calibración anteriores muestran que el error aproximado del modelo
ansitorio, es de un 9%, lo cual es aceptable ya que se trata de un acuífero en explotación
intensiva constante.



















tr
95
3

Se simularon dos escenarios de explotación del acuífero de SLP. A la primer simulación
se le dio el nombre de modelos predictivos, los cuales tienen por objetivo pronosticar el
comportamiento del acuífero variando el valor del caudal de extracción en función de
cuatro posibles tasas de crecimiento de la población hasta el año 2015.

A la segunda simulación se le nombró modelos de remediación, y tiene por objetivo
pronosticar el comportamiento del acuífero hasta el año 2015 bajo dos medidas de
remediación:

1) disminuyendo el caudal de extracción
2) reubicando pozos de extracción

En esta sección se analizan los resultados obtenidos en las seis simulaciones mencionadas
arriba.


3.6.1 Modelos predictivos

Para realizar la simulación de estos modelos, primeramente se determinó el número
probable de habitantes que habrá en el año 2015 aplicando cuatro tasas de crecimiento

e crecimiento porque, según INEGI (2005), la tasa de crecimiento poblacional anual que
d de tener un rango de tasas de crecimiento que sean factibles para el
015. Hay que mencionar que estas cuatro tasas de crecimiento se aplicaron a la
oblación que había en el 2005 en los cua o municipios que abarca (o que abarca en
odelo, los cuales son: Cerro de San Pedro, Mexquitic de Carmona,
an Luis Potosí y Soledad de Graciano Sánchez. La Tabla 3.3 muestra la población
xistente en el 2005 en los cuatro municipios mencionados, y la población que habrá en
l 2015 para cada tasa de crecimiento.
demás del crecimiento de la población, también hay un aumento en el número de
dustrias en la zona que abarca el modelo, sobretodo en la zona industrial al sureste de la
iudad de SLP. Sin embargo, según el Organismo operador del agua de SLP
NTERAPAS, 2005), el volumen de agua que se destina para uso industrial, es
proximadamente de 9.8 Hm
3
/año, lo cual representa sólo el 7.8% del volumen total de
gua que se extrae del acuífero, el mayor porcentaje (67.2%) se destina al uso público
rbano. Por esta razón, no se asignó un volumen extra de extracción debido al
recimiento industrial, en los modelos predictivos.
.6 Escenarios de explotación del acuífero

poblacional anual distintas que son 1.0, 0.8, 0.6 y 0.4%. Se escogieron estas cuatro tasas
d
hubo en todo el estado de San Luis Potosí entre el censo del año 2000 y el del 2005, fue
de 0.8% (ver capítulo 1 en población, vivienda y servicios), por lo tanto se escogió una
tasa mayor a ese porcentaje (1.0%), una tasa igual (0.8%), y dos tasas menores (0.6 y
.4%) con la finalida 0
2
p tr
parte) el área del m
S
e
e

A
in
c
(I
a
a
u
c

96
Tabla 3.3 Total de población en 2005 y en 2015 en los municipios de Cerro de San
Pedro, Mexquitic de Carmona, San Luis Potosí y SGS por tasa de crecimiento
poblacional anual.
Población en
2005 (hab)
Población
para 2015
(hab) con tasa
del 1.0%
Población
para 2015
(hab) con tasa
del 0.8%
Población
para 2015
(hab) con tasa
Población
para 2015
(hab) con tasa
del 0.6% del 0.4%
on base en el número de habitantes para las cuatro tasas en el año 2015 y asignando un
r habitante (Tecnología ASSUL, 2005), se
ón que deberá bombear cada pozo para satisfacer
s nuevas demandas de agua en el 2015. La Tabla 3.4 muestra la cantidad adicional de
nal, para satisfacer la demanda de agua por el aumento de habitantes.
nal por pozo por cada tasa de crecimiento poblacional.
1,011,520 1,213,824 1,173,363 1,132,902 1,092,442


C
consumo de agua de 226.95 litros por día po
obtuvo el volumen adicional de extracci
la
m
3
/día que extraerá cada uno de los 48 pozos, dependiendo de cada tasa de crecimiento
poblacio


Tabla 3.4 Extracción adicio
Tasa de crecimiento poblacional Extracción adicional por pozo (m
3
/día)
0.4% 383
0.6% 574
0.8% 765
1.0% 957


Una vez asignado el volumen extra de extracción en cada uno de los 48 pozos, se
simularon los cuatro modelos predictivos, cada uno con una de las cuatro tasas de
crecimiento. La Figura 3.13 muestra las equipotenciales generadas por el modelo para
una tasa de crecimiento poblacional del 0.4% anual.



97
San Luis Potosí
Zona Industrial
Sierra San Miguelito
erra de Ál Si varez
Cerro de San Pedro
SGS

spondiente también al año 2015, se
bserva que el mayor abatimiento es de igual magnitud en ambas figuras (equipotencial
on valor de 1705 msnm) y se registra en la ciudad de SLP, sin embargo, aunque en el
odelo de la Figura 3.13, se aplicó la menor tasa de crecimiento (0.4%), la equipotencial
de 1730 aumenta su área hacia el lado Este, englobando los pozos 7, 8 y 9. El resto de las
equipotenciales no sufren cambios.

La Figura 3.14 muestra las equipotenciales generadas por el modelo para una tasa de
crecimiento poblacional del 0.6% anual.


Figura 3.13 Superficie potenciométrica para el año 2015 con un volumen de extracción extra por pozo de
383 m
3
/día y una tasa de crecimiento poblacional del 0.4% anual. La línea amarilla igual que en figura 3.8.


Comparando la Figura 3.13 con la Figura 3.10 corre
o
c
m
98
San Luis Potosí
Zona Industrial
Sierra San Miguelito
Cerro de San Pedro
Sierra de Álvarez
SGS

Figura 3.14 Superficie potenciométrica para el año 2015 con un volumen de extracción extra por pozo de
574 m
3
/día y una tasa de crecimiento poblacional del 0.6% anual. La línea amarilla igual que en figura 3.8.

tenciales generadas por el modelo para una tasa de
recimiento poblacional del 0.8% anual.


Comparando las Figuras 3.10, 3.13 y 3.14, se observa que la equipotencial que tiene un
cambio significativo es la que tiene un valor de 1730 m.s.n.m., pues en la Figura 3.14 esta
equipotencial sigue aumentando su área y engloba ahora también al pozo 35 y continúa
expandiéndose en dirección a Cerro de San Pedro.

La Figura 3.15 muestra las equipo
c

99
SGS
Cerro de San Pedro
Sierra de Álvarez
San Luis Potosí
Zona Industrial
Sierra San Miguelito

Figura 3.15 Superficie potenciométrica para el año 2015 con un volumen de extracción extra por pozo de
765 m
3
/día y una tasa de crecimiento poblacional del 0.8% anual. La línea amarilla es el contorno de la
ciudad de SLP y la zona industrial. SGS: Soledad de Graciano Sánchez.

lo cual se manifiesta en que la
quipotencial con un valor de 1730 m.s.n.m., encierra un área más grande y ya ha
que abarca los pozos 39 y 42 localizados en la
ona industrial.

La Figura 3.16 muestra las equipotenciales generadas por el modelo para una tasa de
crecimiento poblacional del 1.0% anual.



Observando la Figura 3.15 la cual ilustra la simulación a la que se le aplicó una tasa de
crecimiento poblacional igual a la registrada en el censo del 2005 (0.8%), puede verse
que el abatimiento del nivel del agua aumenta
e
alcanzado el municipio de Cerro de San Pedro. También es más notoria ahora la
equipotencial cerrada de 1730 m.s.n.m.,
z
100
San Luis Potosí
Zona Industrial
Sierra San Miguelito
Cerro de San Pedro
Sierra de Álvarez
SGS

Figura 3.16 Superficie potenciométrica para el año 2015 con un volumen de extracción extra por pozo de
57 m
3
/día y una tasa de crecimiento poblacional del 1.0 % anual. La línea amarilla igual que en figura 3.8.

9

a Figura 3.16 muestra la superficie potenciométrica correspondiente a la mayor tasa de
resultados que nos muestran los cuatro modelos de predicción, puede
erse que a pesar de que las tasas de crecimiento poblacional asignadas a los modelos,
ella a más pozos cada vez. Además los vectores
e dirección de flujo que se encuentran dentro de la equipotencial mencionada y que
tienen dirección contraria a Cerro de San P , muestran que con cada aumento en el
volumen de extracción, los vectores de flujo van formando una franja cada vez más
L
crecimiento elegida (1.0%) para simular los modelos de predicción. Puede observarse en
esta figura que la equipotencial de 1730, aunque ha aumentado su área con respecto a la
Figura 3.15, la diferencia en expansión es la menor registrada en los cuatro modelos de
predicción. Sin embargo, la equipotencial de 1730 que rodea a los pozos 39 y 42
ubicados en la zona industrial, casi duplicó el área que abarca.

Analizando los
v
aunque factibles, son conservadoras, la equipotencial de 1730 siempre aumenta su área de
forma significativa, abarcando dentro de
d
edro
101
ancha, en dirección de la zona de mayor abatimiento dentro de la ciudad. Esto indica que
la extracción en la ciudad es tal, que está provocando que el flujo de agua proveniente de
Cerro de San Pedro, siga irremediablemente una línea recta en dirección a la ciudad, pues
debido al gradiente, el agua va a fluir hacia donde haya un mayor desnivel.


3.6.2 Modelos de remediación

Se simularon dos modelos de remediación para el año 2015 con la finalidad de
proporcionar escenarios alternativos de explotación del acuífero. Al primer modelo se le
nombró de disminución, ya que se redujo un 30% (78,120 m
3
/día) la extracción de los
pozos en la zona de mayor abatimiento de la ciudad (pozos 19 al 33). Al segundo modelo
se le nombró de reubicación, pues se le asignaron 4 pozos nuevos localizados a un
costado de la sierra de San Miguelito, los cuales extraen el mismo volumen que se redujo
en el modelo de disminución.


3.6.2.1 Disminución de la extracción

Este modelo de disminución de la extracción tiene el propósito de mostrar el efecto que
tendría sobre el acuífero, una reducción en el bombeo de los pozos ubicados en la zona de
mayor densidad de los mismos, dentro de la ciudad de SLP.

Para esta simulación de remediación, se tomó como base el modelo con la tasa de
crecimiento poblacional del 1.0% anual y se redujo la extracción de los pozos 19 al 33 en
un 30%, dejando el volumen de extracción del resto de los pozos sin cambios. Se utilizó a
propósito el modelo con la tasa de crecimiento más alta entre las elegidas para los
modelos de predicción, con el fin de pronosticar la respuesta del acuífero para un mayor
v

a Figura 3.17 muestra la superficie potenciométrica generada por el modelo para el año
olumen de extracción representativo para un incremento de la población mayor al
registrado en el año 2005.

L
2015 con una disminución del 30% de la extracción de los pozos 19 al 33.
102
Cerro de San Pedro
Sierra de Álvarez
SGS
San Luis Potosí
Zona Industrial
Sierra San Miguelito

Figura 3.17 Superficie potenciométrica para el año 2015 con un 30% menos de volumen de extracción en
los pozos 19 al 33 y una tasa de crecimiento poblacional del 1.0 % anual. La línea amarilla igual que en
figura 3.8.
De la Figura 3.17 puede observarse que al haber disminuido la extracción en un 30% en
los pozos 19 al 33, la equipotencial de 1730 reduce su área a más de la mitad al
compararla con la Figura 3.16 correspondiente al modelo de predicción con la tasa de
crecimiento del 1.0%. La equipotencial de 1725 también reduce su área
aproximadamente a la mitad. Incluso las áreas de las dos equipotenciales mencionadas,
son menores comparadas con la Figura 3.10, en la cual aun no se había asignado el
crecimiento poblacional y por consiguiente no se había asignado una extracción mayor.
También se presenta una reducción del área comprendida por la equipotencial cerrada de
1730 que engloba a los pozos 39 y 42.

Por otro lado, la zona de mayor abatimiento (equipotencial con valor de 1705 msnm) que
se registraba en el modelo con tasa de crecimiento del 1.0% (de hecho este mismo
abatimiento se registró en todos los modelos de predicción), muestra una recuperación de


103
10 metros, pues ahora esa misma equipotencial tiene un valor de 1715 msnm. Esta
recuperación de 10 metros en el abatimiento es aun más significativa si se toma en cuenta
que el tiempo transcurrido para que se diera este cambio, es de sólo 7 años, y que durante
el periodo de 1995 al 2005, el abatimiento en esta misma zona aumentó 20 metros (ver
capítulo 2 de potenciometría histórica), es decir, 2 metros por año. Lo que lleva a suponer
que disminuyendo un 30% la extracción de esta zona, el acuífero podría recuperar
parcialmente el abatimiento provocado desde el año de 1995. Visto de otra manera, con
una reducción del 30% de la extracción de la zona en cuestión, el acuífero podría ir
recuperando su nivel estático a razón de 1.43 m/año.


3.6.2.2 Reubicación de pozos

Este modelo de reubicación de pozos tiene la finalidad de mostrar la repercusión sobre el
acuífero, que tendría la asignación de nuevos pozos de bombeo que sustituyan parte de la
extracción que tiene lugar en la zona con mayor densidad de pozos dentro de la ciudad de
SLP.

En este modelo se asignaron cuatro nuevos pozos de extracción llamados R1, R2, R3 y
R4, ubicados en el flanco izquierdo del modelo, a un costado de la sierra San Miguelito,
rodeando el contorno de la ciudad de SLP. Los 4 pozos extraen de manera equitativa, el
30% del volumen de extracción que se redujo en los pozos del 19 al 33. Como base se
utilizó de nuevo el modelo con una tasa de crecimiento poblacional del 1.0% anual.

La Figura 3.18 muestra la superficie potenciométrica para el 2015, con la asignación de
los cuatro nuevos pozos de extracción.


104
Sierra de Álvarez
Cerro de San Pedro
SGS
San Luis Potosí
Zona Industrial
Sierra San Miguelito

Figura 3.18 Superficie potenciométrica para el año 2015 con 4 nuevos pozos que extraen el volumen del
30% que se redujo en el modelo de disminución. La tasa de crecimiento poblacional es del 1.0%. La línea
amarilla igual que en figura 3.8.


La Figura 3.18 muestra que si se le compara con la anterior (3.17), correspondiente a la
disminución de extracción, ya no presenta cambios en el área de las equipotenciales de
1730 (donde están los pozos 39 y 42), ni en la de 1725.

La equipotencial de 1745, en donde se encuentran los cuatro nuevos pozos (R1, R2, R3 y
R4), presenta ligeras desviaciones en las zonas donde se ubican estos últimos, pero no
cambia su valor. Esto se debe a que los nuevos pozos se encuentran en la zona de mayor
recarga del acuífero, la sierra de San Miguelito, por lo que su extracción no lo afecta con
la misma magnitud que la extracción en los pozos más alejados a dicha zona.

Estos resultados muestran que si se disminuye la extracción en un 30% de los pozos de
la zona de mayor abatimiento, trasladándola a los cuatro pozos propuestos (R1, R2, R3 y
R4), el abatimiento en la ciudad se disminuye y no se provoca mayor abatimiento al ya
105
106
existente. Este resultado permite que se siga extrayendo la cantidad de agua necesaria
incluso para una población con tasa de crecimiento del 1.0% anual (tasa mayor a la
registrada en el último censo del 2005), sin provocar un mayor desequilibrio en el
acuífero. Esta es una opción viable de remediación parcial del abatimiento del acuífero
sin necesidad de reducir el volumen de agua que requiere la población.







CONCLUSIONES


El modelo de flujo del acuífero creado en el programa Visual Modflow a partir de la
integración de la información geofísica e hidrogeológica obtenida de los estudios previos,
reproduce con un error del 9% la evolución de los niveles potenciométricos del sistema
acuífero durante los últimos 10 años (1995-2005), y permite pronosticar su
comportamiento hasta el año 2015, aplicándole distintos caudales de extracción y
asignándole nuevos pozos de bombeo.

El modelo del acuífero es muy sensible a las localizaciones de los pozos de extracción; lo
cual puede observarse en cualquiera de las Figuras desde la 3.13 hasta la 3.18, puesto que
las líneas equipotenciales son desviadas fácilmente por el efecto de los pozos de bombeo.
Durante la evolución del acuífero desde el año 1995 hasta 2005, el modelo da como
resultado un abatimiento de 20 metros en ese periodo, por lo tanto, el abatimiento
promedio anual es de 2 metros en la zona donde se encuentran la ciudad de San Luis
Potosí y la zona industrial.

Los posibles escenarios para el año 2015 con las distintas extracciones acordes al
crecimiento poblacional, indican que aunque no aumenta el abatimiento en la zona de la
ciudad de SLP ni en la zona industrial, el área correspondiente a la equipotencial de 1730
msnm, prácticamente duplica su área al asignar una tasa de crecimiento poblacional anual
de 1% con respecto a la tasa del 0.4%. Es precisamente esta equipotencial la que engloba
a la ciudad de SLP y que se va extendiendo hacia el este.

De continuar con el régimen de extracción de los últimos 10 años, para el 2015, aunque
no aumentara el abatimiento en la ciudad de SLP y su zona industrial, sí serán mucho
mayores las áreas en donde el nivel del agua continuará en descenso, lo cual también
provocará que muchos pozos dejen de extraer agua, terminando su vida útil, y que se
requiera perforar pozos más profundos y cada vez más alejados de la zona urbana.

Con respecto a los escenarios de remediación, se observa que si se disminuye un 30% la
extracción de los pozos que se encuentran en la zona de mayor abatimiento en la ciudad,
el abatimiento se reduce considerablemente (10 metros menos) en un periodo de 7 años,
lo cual representa una recuperación del nivel del agua a razón de 1.43 metros por año.

Si se asignan 4 pozos nuevos en la zona de la equipotencial de 1745 msnm (pegados a la
sierra de San Miguelito), que extraigan el mismo 30% del volumen que se les redujo a los
pozos de la ciudad, el abatimiento permanece en el mismo valor (Figura 3.18), sin sufrir
ningún cambio. Estos nuevos pozos permiten seguir extrayendo la misma cantidad de
agua que demanda la población, sin crear un mayor desequilibrio al acuífero.

Debido a lo anterior es necesario disminuir la extracción de los pozos ubicados en la
ciudad de San Luis Potosí y la zona industrial, para propiciar una recuperación del
acuífero en esas zonas y perforar nuevos pozos de extracción en las zonas de recarga del
acuífero o lo más cercano a ellas, para abastecer la ciudad y la zona industrial.
107
108
Es necesario también tratar toda el agua residual que vaya a ser usada para el riego
agrícola, con la finalidad de no seguir contaminando el acuífero superior, propiciar la
recuperación del mismo, para que el agua contenida en él pueda ser nuevamente utilizada
en el suministro de agua potable para la ciudad. Asimismo, deben aumentarse las zonas
de áreas verdes en la ciudad, con la finalidad de que la precipitación que se filtre a través
de ellas recargue el acuífero, además, realizar estudios hidrogeológicos en los años
subsecuentes, que sean más completos y detallados, sobre la calidad del agua tanto del
acuífero somero como del profundo, así como un monitoreo constante de niveles
potenciométricos de todos los pozos y norias existentes.

Los resultados obtenidos con el modelo de flujo del acuífero, en especial los resultados
de los escenarios de remediación, muestran que el modelo puede contribuir de manera
significativa en la gestión adecuada del agua subterránea del valle de SLP, y permitir a
los organismos responsables de la administración del recurso, planear la explotación del
acuífero bajo un marco sostenible y orientar el uso del agua de una forma eficiente.


ANEXO



Tabla 2.3 Pozos con datos de profundidad al nivel estático del acuífero profundo de San
Luis Potosí durante el periodo 1995-2005.
No. 1995 1996 1997 1998 1999 2001 2003 2005 Longitud Latitud Cota
brocal
001 153 153 152.9 -100.98291667 22.1535667 1868.2
004 128.1 168 -101.01627778 22.1560000 1878.4
005 112.1 -101.03743333 22.1495167 1920.5
008 96.2 109.1 126.4 116.3 -101.01855556 22.1453333 1895.2
012 140 146.9 150 150.1 151.6 154 -100.97425000 22.1385333 1870.3
013 153.3 157 -100.97133333 22.1390556 1870.3
020 138 144.9 -100.93572222 22.1106667 1850
027 147 143.3 148.5 145.8 -100.98890000 22.1981000 1872.4
039 153.7 143.5 145.9 145.6 -101.00552778 22.1681667 1870
040 165.8 162.3 192.6 -100.99451667 22.1677500 1867.4
041 170 -100.99330556 22.1738333 1870.4
042 154 154.4 173.2 160.6 -100.98730556 22.1727778 1866
044 183.6 189 190.6 171.3 171.3 172 -101.00458333 22.1722500 1888.4
051 147.1 147.2 149.2 -101.02330556 22.1721667 1899.3
052 144.9 151 158.4 -101.01991667 22.1665000 1897.2
057 126 126 -100.94711111 22.1385556 1859.2
058 139.8 -100.93810000 22.1378333 1852
065 171 -100.94780556 22.1453056 1851
067 127 135.2 -100.94798333 22.1540667 1855.4
077 126.71 -100.92444444 22.1196111 1851.4
081 202.5 -100.94822222 22.1345278 1863
091 189.4 -100.97413889 22.1787222 1859
093 143.5 143.7 -100.97263889 22.1871389 1859.5
094 143 151.1 -100.97308333 22.1298611 1875.3
095 140.5 -100.95052778 22.1475000 1862.3
102 134.7 134.1 135.3 141 143.5 152.9 -100.95430556 22.1706389 1854.7
122 124.9 -100.91966667 22.1503333 1847
126 139.5 -100.93791667 22.1236389 1854
127 136.4 137.8 136.8 141.1 142.7 144.8 -100.95036111 22.1265556 1864.3
130 155.4 219.2 -100.94805556 22.1718056 1851
133 125.4 125.4 127.6 128.2 131 134.9 137 140.9 -100.93102778 22.1159167 1850.5
135 88.8 99.4 134 -101.03225000 22.1520000 1885
137 134.7 140 -100.98238889 22.2026389 1868.4
138 109.8 -100.88391667 22.1861944 1842
156 106 113.7 119.9 -100.89416667 22.1971111 1841
161 173.7 -100.97536111 22.1738056 1837
171 110.4 109.1 109.9 112.2 113.5 119.6 120.9 120.4 -100.91936111 22.2089722 1842.5
189 105.2 116.3 65.9 110 -100.92588889 22.1805556 1846
225 25.3 -100.91927778 22.2081667 1848
246 95.2 97.5 98.3 99.4 102.6 -100.86625000 22.2463056 1833.5
245 41.7 -100.86761111 22.2395000 1840
247 101 100.1 101.3 100.3 104.2 -100.86169444 22.2399167 1833.2
248 95.2 98.9 100.2 84.6 -100.85277778 22.2363056 1836.6
251 97.7 98 100.4 74.5 105 106.5 -100.85472222 22.2158333 1835.3
252 80 75.5 43.6 -100.86144444 22.2335556 1835
254 99.7 96.1 98.6 97.3 -100.85916667 22.2301667 1834.6
257 160.1 158.9 158.9 -100.96958333 22.1637222 1859.5
260 154 131 -100.89800000 22.1106111 1865.3
261 161 161 -100.97830556 22.1670000 1865
262 156.8 156.8

-100.97625000 22.1668056 1860.4
263 153.9 160.2 162.9 168 -100.97200000 22.1586389 1863
273 113.7 113.7 113.4 114.7 122.1 -100.85413889 22.1904444 1849.4
279 111.3 114.2 116.7 122.2 -100.89638889 22.1401667 1845.4

109

No. 1995 1996 1997 1998 1999 2001 2003 2005 Longitud Latitud Cota
brocal
299 131 -100.84558333 22.1485278 1849.8
307 125.1 -100.85716667 22.1501944 1850
308 113.5 114.2 115 115.5 -100.85852778 22.1530000 1849.9
309 115.7 -100.85883333 22.1386389 1846
310 112.9 -100.85858333 22.1321389 1846
313 111.6 112.8 113.5 114.2 115.8 119.5 120.2 -100.84630556 22.1415556 1849.5
317 109.3 -100.83530556 22.1297500 1873
319 113.6 114 114.4 114.6 115.8 -100.83494444 22.1095000 1851.5
320 40.9 -100.83358333 22.1155278 1849
327 116.3 118.6 122 128.5 -100.87338889 22.0976111 1854.5
329 108.2 108.8 117.8 121.2 -100.85555556 22.1022778 1848.1
332 124.7 132.3 -100.86825000 22.0898889 1855
338 129.6 129.6 129 132.3 140.9 -100.86991667 22.0420000 1867.1
341 120.3 -100.86002778 22.0251944 1854
346 117.6 119.9 119.5 118.2 122.1 128.9 -100.83069444 22.0359722 1849.6
347 127.8 126.7 -100.83030556 22.0387778 1850
350 119.7 120.1 121.3 124.5 137.7 -100.86213889 22.0972778 1853.4
352 127.9 -100.86402778 22.0918056 1849.4
353 126.7 -100.85708333 22.0893333 1855.4
357 119.1 124.6 -100.85588889 22.0953889 1848.4
358 116 119.7 111.9 112.8 117.5 121.5 -100.85463889 22.0993333 1848.5
360 104 104.8 106.2 108 110.2 -100.84569444 22.0920000 1847.5
361 102.5 105.7 106 110.5 108.3 110.3 -100.86047222 22.1201111 1841.4
362 153.9 153.3 160.7 -100.97788889 22.1563611 1864.7
363 153.2 -100.96580556 22.1667222 1850
367 76.6 77 77.3 75.6 83 85.9 -100.99175000 22.3458333 1823.5
369 81.1 81.5 82.5 82.8 85.2 87.3 -100.99247222 22.3345833 1828.9
373 80.5 -101.00350000 22.3490278 1825
374 73.6 75.1 75.8 80.8 81.5 -101.00483333 22.3561667 1823.6
375 72.3 73.5 74.8 76.8 79.8 80.4 -101.00430556 22.3626944 1820.6
381 83.5 87.3 88 91.5 93.9 -100.95769444 22.3230833 1826.4
386 88.2 93.3 94.1 95.7 -100.96719444 22.3226389 1830
388 121 -100.96055556 22.2837778 1838
389 92.5 93.3 97.5 96.1 -100.97113889 22.3016944 1835.5
391 95.5 109.1 105.6 109.7 -100.98500000 22.2998889 1838.5
392 105.9 -100.98155556 22.3066944 1836
394 87 83.7 88.3 82.5 88.1 99.6 -100.97280556 22.3070556 1838
398 91.8 103.1 71.1 -100.99916667 22.3075278 1836.4
399 91 96.4 -100.99252778 22.3005556 1847
402 106.1 -101.05055556 22.2837500 1925
404 49.4 -100.89166667 22.2673056 1832
405 21.7 -100.89777778 22.2315556 1848
406 82.4 83.2 84 94.3 87.7 86.9 74.9 -100.89716667 22.2670000 1833.3
407 70.1 -100.92019444 22.2296667 1840
409 100.6 102.3 104.3 105.5 108.8 116.8 -100.91661111 22.2373056 1839
411 96.5 96.8 98.3 97 99.1 104.4 105.5 -100.92066667 22.2428333 1837.2
413 95 -100.91547222 22.2505833 1837.4
414 99.6 98.2 -100.91300000 22.2555833 1836
416 98.7 101 102.6 -100.94900000 22.2541944 1841.5
425 127.7 132 135.1 146 -100.98847222 22.2132778 1866.5
429 122.3 122.8 126

-101.00127778 22.2554167 1861.2
430 108.8 109.7 122.4 119.7 126 -100.95200000 22.2115833 1871.7
433 137.6 140.1 138.9 143 146.7 -100.88291667 22.0649444 1870.9
438 159.9 140.6 150.9 -100.96383333 22.1677500 1858.2
439 137 -100.88988889 22.0942500 1864.3
439 135.1 135.3 136.5 134.8 143.6 -100.89638889 22.0851667 1864.3
446 118.3 118.5 121.5 125.1 131.1 141.3 -100.91669444 22.1226667 1846.2
448 127 134.8 -100.91358333 22.1199444 1847
451 118.5 119.1 121.7 123.1 126.4 128.2 134.5 -100.89658333 22.1026667 1849.8
464 120 121.7 123.3 126 131.7 140 -100.91763889 22.0996667 1849.9


110
No. 1995 1996 1997 1998 1999 2001 2003 2005 Longitud Latitud Cota
brocal
467 132.3 -100.91513889 22.0989167 1850
469 116.1 119.7 123.6 124.6 128.1 129.8 136.3 -100.91950000 22.1130833 1848.2
470 134.6 -100.91727778 22.1090833 1860.5
472 23 127.2 134.6 -100.91366667 22.1168889 1847.4
474 124 127.8 135.3 135.4 141.5 -100.92633333 22.1173889 1849.6
478 147.2 154.3 -100.94988889 22.1302778 1863
624 148 -100.96847222 22.1737778 1860
635 151.4 -100.96705556 22.1749167 1856
644 111.3 147.7 -100.95758333 22.1488333 1861
662 136.4 136.3 135.1 137.2 144.1 149.9 -101.02102778 22.2088056 1904.4
696 147.9 148 147.5 148 147.3 147.7 147.8 -100.84291667 22.3032778 1837.3
724 130.6 138.1 141.4 -100.82527778 22.1335833 1865
726 149.8 148.8 148.9 144.8 -100.97888889 22.1512778 1865
826 91.5 130.8 130.1 132 119.4 -100.87458333 22.0332778 1871.9
828 57.7 56 -100.87594444 22.0878889 1860.4
861 131.7 132.4 -101.03952778 22.1353333 1960
862 151.3 -101.01127778 22.1945556 1902
865 153.1 -100.83759722 22.1867250 1881.9
866 142.2 140 165.5 -100.99997222 22.1159444 1920.4
867 133.8 132 -101.02327778 22.1294444 1922
870 203.3 -101.01969444 22.1681389 1894
873 125.4 -100.84669444 22.0428889 1857.5
877 62.3 -100.84372222 22.0961667 1846
880 110.3 116.9 -100.84688889 22.1091944 1849
881 171 -101.02313889 22.1928056 1917
886 153.4 156.9 -100.88347222 22.0382222 1879
912 140.5 145.5 -100.87261111 22.0520000 1868
913 163.4 164.5 -100.89038889 22.0406111 1889
924 178.5 -101.03666667 22.1267222 1962
925 149.8 -101.02108333 22.2580833 0.00
926

168.4 -101.04738889 22.1067778 2090
Fuente: Base de datos del registro histórico potenciométrico del acuífero profundo de SLP, proporcionada por la
Gerencia Estatal de la CNA en San Luis Potosí. Contiene además las mediciones realizadas por Sabinfosistem en
septiembre de 2005.




Tabla 2.4 Datos del muestreo de las norias del acuífero somero de San Luis Potosí.
No.
muestra
Clave
CNA
X Y Profundidad
total (m)
N.E. (m) N.D. (m) Elevación
brocal
(msnm)
Elevación
N.F.
(msnm)
1 809 299981 2444316 4.6 1.92 1904 1902.08
2 810 300372 2444643 5.5 4.5 1887 1882.5
3 621 296738 2446539 7 5.23 1850 1844.77
4 775 287271 2452359 9 6.29 1970
5 780 284440 2451080 4.5 2.32 2040
6 713 288918 2453840 10 7.87 1940 1932.13
7 289506 2454098 9 7.92 1932
8 654 291326 2454237 17.65 8.7 1903 1894.3
9 833 293930 2452465 3.85 3.76 1873 1869.24
10 293359 2455029 12 6.1 1887 1880.9
11 295695 2455033 6.8 5.65 1867 1861.35
12 430 298691 2457191 18.85 9.89 1852 1842.11
13 421 300071 2457619 18.35 14.95 1848
14 618 296574 2446312 9.9 8.55 1900 1891.45


111
112

No.
muestra
Clave
CNA
X Y Profundidad
total (m)
N.E. (m) N.D. (m) Elevación
brocal
(msnm)
Elevación
N.F.
(msnm)
15 756 295298 2452210 10.85 4.34 1866 1861.66
16 297954 2445069 3.5 3 1925 1922
17 295487 2446041 4.75 1.79 1925 1923.21
18 296125 2445941 4 1.5 1910 1908.5
19 298229 2444645 1990
20 430 303046 2441441 8.26 4.9 1908 1903.1
21 305970 2444148 8.82 8.07 1858 1849.93
22 306193 2444218 7.05 4.95 1857
23 690 305659 2445037 7.8 5.77 1853 1847.23
24 306796 2442067 1861
25 680 305989 2443609 9.5 8.8 1859 1850.2
26 302789 2438270 2.67 0.3 1935 1934.7
27 311 303913 2432031 3.3 2 1886 1884
28 304118 2433880 4 3.1 1890 1886.9
29 341 307333 2438056 9.9 8.7 1863 1854.3
30 307964 2439719 2.6 1857 1854.4
31 286 306011 2451917 35.72 24.78 1842 1817.22
32 894 305661 2451621 33.3 22.58 1842 1819.42
33 305778 2444838 8.5 7.67 1864 1856.33
34 306366 2446022 5 3.5 1850 1846.5
35 848 305669 2444416 22.42 20.7 1856 1835.3
36 305998 2443460 15.22 7.22 1861 1853.78
37 892 306301 2451003 40.7 24.04 1843
38 486 305344 2453322 29.53 24.82 1841
39 290 305594 2452567 34.76 27.02 1841
40 277 306479 2453727 24.1 13.82 1841 1827.18
41 275 306146 2453424 28.15 24 1841
42 629 305987 2453584 27 21.7 1841 1819.3
43 150 306071 2456346 30.67 26.63 1839
44 148 305540 2455847 31.65 28.45 1840 1811.55
45 305789 2454140 29.75 28.4 1841
46 305718 2447342 1843
47 691 305450 2444826 6.19 1854 1847.81
48 307329 2448670 1842
49 582 301193 2452784 14.65 8.4 1848 1839.6
50 300621 2452484 12.08 6.76 1849 1842.24
51 283 305962 2451356 29 24.5 1842 1817.5
52 572 299125 2452797 12.68 6.33 1852
53 568 299541 2452740 15.4 6.24 1851 1844.76
54 300948 2452560 14.45 9.37 1848 1838.63
55 627 296635 2453349 9.6 3.84 1861 1857.16
56 298605 2454648 13.6 8.93 1853 1844.07
57 303571 2457464 28.74 16.37 1841
58 761 302801 2460058 29.5 25.74 1837
59 301824 2456820 15.72 13.06 1844 1830.94
60 301091 2456257 11.2 9.23 1847 1837.77
61 288201 2450666 1960
62

297498 2444337

1950




BIBLIOGRAFÍA


 Aguirre-Díaz, G. J., McDowell, F., 1991, The volcanic section at Nazas, Durango,
Mexico, the possibility of widespread Eocene volcanism in the Sierra Madre
Occidental: Journal of Geophysical Research, 96, 13373-13388.
 Alaniz-Álvarez, S. A., Nieto-Samaniego, Á. F., Reyes-Zaragoza, M. A., Orozco-
Esquivel, M. T., Ojeda-García, Á. C., Vasallo-Morales, L. F., 2001, Estratigrafía
y deformación de la región San Miguel de Allende-Querétaro: Revista Mexicana
de Ciencias Geológicas, 18, 129-148.
 Alaniz-Álvarez, S. A., Nieto-Samaniego, Á. F., Orozco-Esquivel, M. T., Vasallo-
Morales, L. F., Xu, S. S., 2002, El sistema de Fallas Taxco-San Miguel de
Allende: implicaciones en la deformación post-Eocénica del centro de México:
Boletín de la Sociedad Geológica Mexicana, 55(1), 12-29.
 Alaniz-Álvarez, S. A., Nieto-Samaniego, Á. F., 2005, El sistema de fallas Taxco-
San Miguel de Allende y la Faja Volcánica Transmexicana, dos fronteras
tectónicas del centro de México activas durante el Cenozoico: Boletín de la
Sociedad Geológica Mexicana, 57(1), 65-82.
 Albinson, T., 1988, Geologic reconstruction of paleosurfaces in the Sombrerete,
Colorada, and Fresnillo district, Zacatecas state, Mexico: Economic Geology, 83,
1647-1667.
 Amozurrutia A., 1983. Estudios hidrogeoquímicos de la Cuenca de San Luis
Potosí y evolución piezométrica de la misma en los últimos 10 años. Trabajo
recepcional para obtener el título de Ingeniero Geólogo, Facultad de Ingeniería,
UASLP.
 Aranda-Gómez, J. J., McDowell, F., 1998, Paleogene extension in the southern
Basin and Range province of Mexico: syndepositional tilting of Eocene red beds
and Oligocene volcanic rocks in the Guanajuato Mining District: International
Geology Review, 40, 116-134.
 Ariel Consultores S.A., 1996. Estudio de simulación hidrodinámica y diseño
óptimo de las redes de observación de los acuíferos de Calera, San Luis Potosí y
Toluca. Contrato No. GAS-012-PRO-96 para la Comisión Nacional del Agua
(CNA).
 Arzate Jorge F., Barboza Rafael, López Rubén, Pacheco Jesús, Mata José Luis,
Del-Rosal Antonio, Peña Ienisei y Olivares Carlos, 2006. Estudio geológico-
geofísico para la evaluación de los hundimientos y agrietamientos en el área
metropolitana San Luis Potosí-Soledad de Graciano Sánchez. Participantes:
UNAM y UASLP.
 Barboza-Gudiño, J. R., Hoppe, M., Gómez-Anguiano, M., Martínez-Macías, P.
R., 2004, Aportaciones para la interpretación estratigráfica y estructural de la
porción noroccidental de la Sierra de Catorce, San Luis Potosí, México: Revista
Mexicana de Ciencias Geológicas, 21, 299-319.
 Cardona B.A., 1990. Caracterización físico-química y origen de los sólidos
disueltos en el agua del valle de San Luis Potosí: su relación con el sistema de
flujo. M.Sc. Tesis, Facultad de Ingeniería Civil, UA de Nuevo León, México, 97p.
113
 Cardona B.A., 2007. Hidrogeoquímica de sistemas de flujo regional, intermedio y
local resultado del marco geológico en la Mesa Central: reacciones, procesos y
contaminación. Tesis de doctorado, Instituto de Geofísica, UNAM.
 Carrillo-Bravo, J., 1971, La plataforma de Valles-San Luis Potosí: Boletín de la
Asociación Mexicana de Geólogos Petroleros, 23, 110 p.
 Carrillo-Rivera, J.J., 1992, The hydrogeology of the San Luis Potosí Área,
México. Ph.D. Thesis, University of London, U.K., 203 p.
 Carrillo-Rivera J.J., Cardona A.y Edmunds W.M., 1999. Utilización del régimen
de operación y conocimiento de las condiciones hidrogeológicas para controlar las
concentraciones de fluoruro en el agua subterránea: Cuenca de San Luis Potosí,
México. Journal of Hydrogeology V.261 pp.24-47.
 Carrillo-Rivera J.J., Cardona A., 2003. Agua Subterránea, Capítulo 14: Entorno
hidrogeológico de San Luis Potosí, Editorial Limusa.
 Castillo-Cruz A., 2003. Modelo hidrogeológico conceptual de la zona de San Luis
Potosí-Villa de Reyes y su relación con la química del agua subterránea. Trabajo
de Tesis de Licenciatura, Ingeniero Geólogo, Facultad de Ingeniería UASLP,
109p.
 Centeno-García, E., Silva-Romo, G., 1997, Petrogenesis and tectonic evolution of
central Mexico during Triassic-Jurassic time: Revista Mexicana de Ciencias
Geológicas, 14, 244-260.
 CNA, 2002. (Comisión Nacional del Agua). Determinación de la disponibilidad
de agua en el acuífero San Luis Potosí, Estado de San Luis Potosí. Gerencia de
aguas subterráneas.
 CNA, 2004. (Comisión Nacional del Agua). Manejo integrado y sostenible del
agua en la región centro de San Luis Potosí. Informe No. 190. Estudio coordinado
por la Organización Meteorológica Mundial (OMM) y el Programa de
Modernización del Manejo del Agua (PROMMA).
 CONAGUA, 2007 (Comisión Nacional del Agua). Estadísticas del agua en
México. Edición 2007.
 Consultores S.A., 1977. Estudio geohidrológico de evaluación y censo en los
estados de San Luis Potosí y Zacatecas. Primera Parte. Zona de San Luis Potosí.
Contrato No. EIGZA-77-16G. para la Subdirección de Geohidrología y de Zonas
Áridas, SARH.
 COTAS, 2003. (Comité técnico de aguas subterráneas del acuífero de San Luis
Potosí). Proyecto: “Plan de manejo del acuífero de San Luis Potosí”. Grupo de
planeación del proyecto. Ing. Ricardo Gómez Valle, Presidente del COTAS.
 Domenico P.A., Schwartz F.W., 1990. Physical and chemical hydrogeology. John
Wiley and Sons, 502 pp.
 Edwards, J. D., 1955, Studies of some early Tertiary red conglomerates of Central
Mexico: U. S. Geological Survey, Professional Paper, 264-H, 183 p.
 Ferrari, L., Valencia-Moreno, M., Bryan, S., 2005, Magmatismo y tectónica en la
Sierra Madre Occidental y su relación con la evolución de la margen occidental
de Norteamérica: Boletín de la Sociedad Geológica Mexicana, 57(3), 343-378.
 Flores-Márquez E.L., Jiménez Suárez G., Martínez Serrano R.G., Chávez R.E.,
Silva Pérez D., 2006. Study of geothermal water intrusion due to groundwater
114
 Flores S., Alcalá A. Hernández M., 1990. Características geohidrológicas en el
área de la Central Termoeléctrica de San Luis Potosí. Comisión Federal de
Electricidad (CFE), Subdirección de construcción, Gerencia de Ingeniería Civil,
109p.
 Gálvez Vicente, 1925. Informe preliminar acerca de las aguas subterráneas de la
parte del valle de San Luis Potosí, comprendida entre la ciudad de este mismo
nombre y Jaral de Berrios. Folleto de divulgación No. 12 del Instituto Geológico
de México.
 Geoingeniería Internacional S.A. de C.V., 1996. Estudio hidrogeológico de la
contaminación del agua subterránea en la zona industrial de San Luis Potosí,
S.L.P. Informe de avance. Para la Subgerencia de Evaluación y Modelación
Hidrogeológica. GAS. CNA.
 González-Medrano Francisco, 2003. Las comunidades vegetales de México.
Estudio realizado para la SEMARNAT y el Instituto de Ecología.
 Hidrotec S.A., 1971. Informe preliminar del estudio geohidrológico de la zona de
San Luis Potosí. Contrato No. EI-71-36 para la Dirección de Aguas Subterráneas.
SARH.
 Hidrotec S.A., 1973, Estudio geohidrológico de las cuencas de San Luis Potosí y
Villa de Reyes, S.L.P., 144 p.
 IGF, 1988 (Instituto de Geofísica) UNAM. Estudio geofísico geohidrológico del
valle de San Luis Potosí. Versión preliminar.
 IGF, 1992 (Instituto de Geofísica) UNAM. Sección de Aguas Subterráneas.
Modelación matemática del acuífero del valle de San Luis, para definir políticas
de explotación, para abastecimiento de agua a la ciudad de San Luis Potosí, SLP.
Contrato No. CC-88-318-D, para la Subdirección General de Infraestructura
Hidráulica Urbana e Industrial de la CNA.
 INEGI, 2000. (Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática). Marco
geoestadístico.
 INEGI, 2005. (Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática).
Resultados definitivos del II conteo de población y vivienda 2005 para el estado
de San Luis Potosí. Comunicado No. 110/06.
 INTERAPAS, 2005 (Sistema intermunicipal metropolitano de agua potable,
alcantarillado y saneamiento de SLP). Sistema integral para la recarga del
acuífero de la zona sureste de la Ciudad de San Luis Potosí, S.L.P.
 Jiménez-Nava, F. J., 1993, Aportes a la estratigrafía de Aguascalientes mediante
la exploración geohidrológica a profundidad, en Simposio sobre la geología del
Centro de México, resúmenes y guía de excursión: Universidad de Guanajuato,
Facultad de Minas, Metalurgia y Geología, Extensión Minera, 1, 93.
 Labarthe H.G. y Tristán G.M., 1978. Cartografía geológica hoja: “San Luis
Potosí”. Folleto técnico No. 59. Instituto de Geología y Metalurgia. UASLP, 41p.
 Labarthe H.G., Tristán G.M., y Aranda G.J., 1982. Revisión estratigráfica del
Cenozoico en la parte central del estado de San Luis Potosí. Folleto técnico No.
85. Instituto de Geología y Metalurgia. UASLP, 208p.
115
 Labarthe-Hernández, G., Jiménez-López, L. S., 1992, Características físicas y
estructura de lavas e ignimbritas riolíticas en la Sierra de San Miguelito, S. L. P.:
Universidad Autónoma de San Luis Potosí, Instituto Geología, Folleto Técnico,
114, 31 p., 4 láminas.
 Labarthe H.G., Jiménez-López L.S., 1993. Geología del Domo Cerro Grande,
sierra de San Miguelito, SLP. Folleto técnico No. 117. Instituto de Geología y
Metalurgia. UASLP, 22p. 1 mapa.
 Labarthe H.G., Jiménez-López L.S., 1994. Geología de la porción sureste de la
sierra de San Miguelito, SLP. Folleto técnico No. 120. Instituto de Geología y
Metalurgia. UASLP, 34p. 2 mapas.
 Lugo-Velasco M., 1984. Análisis geohidrológico de la zona termal de la Cuenca
de San Luis Potosí. Trabajo recepcional para obtener el título de Ingeniero
Geólogo, Facultad de Ingeniería, UASLP.
 Martínez-Banda L.F., 2005. Identificación de la contaminación difusa en el
acuífero somero de la ciudad de San Luis Potosí. Tesis de Licenciatura, Facultad
de Ingeniería, UASLP. 111p.
 Martínez-Reyes, J., 1992, Mapa geológico de la Sierra de Guanajuato con
resumen de la geología de la Sierra de Guanajuato: Universidad Nacional
Autónoma de México, Instituto de Geología, Cartas Geológicas y Mineras, 8, 1
mapa con resumen de la geología.
 Martínez-Ruíz V.J. y Cuellar G., 1979. Correlación de superficie y subsuelo de la
Cuenca geohidrológica de San Luis Potosí, S.L.P. Instituto de Geología y
Metalurgia de la UASLP. Folleto técnico No. 65, 25p.
 Martínez V.J., 1986. Condiciones geohidrogeológicas actuales del valle de San
Luis Potosí. UASLP, Instituto de Geología y Metalurgia. Folleto técnico No. 105,
25p.
 Martínez-Ruíz, 1997. Actualización del marco geológico del subsuelo del valle de
San Luis Potosí. Folleto técnico No. 123, 7p. Instituto de Geología y Metalurgia,
UASLP.
 Martínez Sandra E., 2009. Gestión integrada del agua urbana: Aplicación del
modelo UVQ al área metropolitana de San Luis Potosí. Tesis de Doctorado,
Instituto de Geología, UNAM.
 McDonald, M.G. and A.W. Harbaugh, 1988. A modular three-dimensional
finite-difference ground-water flow model, Techniques of Water-Resources
Investigations, Book 6, Chapter A1, U.S. Geological Survey, Denver, Colorado.
 Medina J.F., 1967. Un método de investigación geohidrológica par alas zonas
áridas. UASLP, Instituto de Geología y Metalurgia. Folleto técnico No. 13, 21p.
 Medina J.F., 1974. Una solución al problema del agua en San Luis Potosí.
UASLP, Instituto de Geología y Metalurgia. Folleto técnico No. 41, 13p.
 Morán-Zenteno, D. J., Martiny, B., Tolson, G., Solis-Pichardo, G., Alba-Aldave,
L., Hernández-Bernal, M. S., Macías-Romo, C., Martínez-Serrano, R., Schaaf, P.,
Silva-Romo, G., 2000, Geocronología y características geoquímicas de las rocas
magmáticas terciarias de la Sierra Madre del Sur: Boletín de la Sociedad
Geológica Mexicana, 53, 27-58.
 Moreira-Rivera, F., Flores-Aguillón, G., Martínez-Rodríguez, L., Palacios-García,
R., Chiapa-García, R., Olvera-Campos, A., Pérez-Benavidez, A., González-
116
 Nieto-Samaniego, Á. F., 1992, Fallamiento y estratigrafía cenozoicos en la
porción sudoriental de la Sierra de Guanajuato: universidad Nacional Autónoma
de México, Revista del Instituto de Geología, 9, 146-155.
 Nieto-Samaniego A.F., Macías Romo M.C., Alaníz Álvarez S.A., 1996. Nuevas
edades isotópicas de la cubierta volcánica cenozoica de la parte meridional de la
Mesa Central, México. Revista Mexicana de Ciencias Geológicas 13p, 117-122.
 Nieto-Samaniego, Á. F., Alaniz-lvarez, S. A., Labarthe-Hernández, G., 1997, La
deformación cenozoica poslaramídica en la parte meridional de la Mesa Central,
México: Revista Mexicana de Ciencias Geológicas, 14, 13-25.
 Nieto-Samaniego, Á. F., Ferrari, L., Alaniz-Álvarez, S. A., Labarthe-Hernández,
G., Rosas-Elguera, J., 1999, Variation of Cenozoic extension and volcanism
across the southern Sierra Madre Occidental volcanic province, Mexico:
Geological Society of America Bulletin, 111, 347-363.
 Nieto-Samaniego, L., Alaniz-Álvarez, S. A. y Camprubí-Cano, A., 2005. La Mesa
Central: estratigrafía, estructura y evolución tectónica cenozoica. Boletín de la
Sociedad Geológica Mexicana, Volumen Conmemorativo del Centenario. Temas
selectos de la Geología Mexicana. Tomo LVII, Núm.3, 2005, P. 285-318.
 Pérez-Ibargüengoitia J.M., 1967. Estudio geológico del área de San Felipe en el
estado de Guanajuato. Facultad de Ingeniería, Tesis profesional, Ingeniero
Geólogo, UNAM, 71p.
 Quintero-Legorreta, O., 1992, Geología de la región de Comanja, estados de
Guanajuato y Jalisco: Universidad Nacional Autónoma de México, Revista del
Instituto de Geología, 10, 6-25.
 Raisz, E., 1959, Landforms of Mexico, scale ca. 1:3 000 000: Cambridge,
Massachussetts, U. S. Office of Naval Research, Geography Branch, 1 mapa.
 Ranson, W. A., Fernández, L. A., Simmons, W. B., Enciso-de la Vega, S., 1982,
Petrology of the metamorphic rocks of Zacatecas, Mexico: Boletín de la Sociedad
Geológica Mexicana, 41, 37-59.
 Roldán-Quintana, J., 1968, Estudio geológico de reconocimiento de la región de
Peñón Blanco, estado de Durango: Boletín de la Sociedad Geológica Mexicana,
31, 79-105.
 Sabinfosistem S.A. de C.V. 2005. Actualización hidrogeológica de los acuíferos
de Ceballos y Oriente Aguanaval Estado de Durango, Villa de Arista y San Luis
Potosí Estado de SLP. Contrato No. SGT-GRCCN-05-008-RF-I3 para la CNA.
Coordinación a cargo de la Subdirección General Técnica a través de la Gerencia
Regional Cuencas Centrales del Norte (GRCCN).
 Sanders L., 1998. A manual of field hydrogeology. Prentice Hall, 381 pp.
 SEMARNAT, 2009. (Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales).
Estudios sobre la vegetación de las zonas áridas y semiáridas de México
(matorral, mezquite, gobernadora, lechuguilla, nopal y palma china).
 Stretta E.S.P. y Del Arenal R., 1960. Estudio para el abastecimiento de agua
potable para la ciudad de San Luis Potosí. Sección de Hidrología del Instituto de
Ciencia Aplicada para el Ayuntamiento de San Luis Potosí.
117
118
 Swanson, E. R., Keizer, R. P., Lyons, J. I., Clabaugh, S. E., 1978, Tertiary
volcanism and caldera development near Durango City, Sierra Madre Occidental,
Mexico: Geological Society of America Bulletin, 89, 1000-1012.
 Tapiador Francisco J., 2000. Metodología de cálculo de la escorrentía potencial
mediante teledetección. Departamento de Geografía, Universidad de Alcalá,
España.
 Tecnología ASSUL S.A. de C.V., 2005. Estudio de diagnóstico y planeación
integral de Interapas (Organismo intermunicipal metropolitano de agua potable,
alcantarillado, saneamiento y servicios conexos, de los municipios de Cerro de
San Pedro, San Luis Potosí y Soledad de Graciano Sánchez).
 Tristán-González, M., 1986, Estratigrafía y tectónica del graben de Villa de Reyes
en los estados de San Luis Potosí y Guanajuato, México: Universidad Autónoma
de San Luis Potosí, Instituto de Geología, Folleto Técnico, 107, 91 p.
 Tyssa, 1984 (Tecnología y Sistemas S.A.). Ampliación del estudio geohidrológico
de evaluación en el valle de San Luis Potosí, para el abastecimiento de agua en
bloque para la ciudad de San Luis Potosí. Contrato CC-83-305-D Tomos I y II.
Para la Dirección General de Captaciones y Conducciones de Agua SARH
(Secretaría de Agricultura y Recursos Hidráulicos). Informe interno.
 UASLP, 1987 (Universidad Autónoma de San Luis Potosí). Facultad de
Ingeniería. Estudio geohidrológico del valle de San Luis Potosí. Reporte técnico
interno 156p.
 Villalobos C., 1980. Agua potable y aguas de desecho en el futuro de la ciudad de
San Luis Potosí y áreas circunvecinas. UASLP, Instituto de Geología y
Metalurgia. Folleto técnico No. 70, 29p.
 Walton W.C., 1989. Groundwater dumping tests: design and analysis. Lewis
Publishers.
 Xu, S. S., Nieto-Samaniego, Á.F., Alaniz-Álvarez, S. A., 2004, Vertical shear
mechanism of faulting and estimation of strain in the Sierra de San Miguelito,
Mesa Central, Mexico: Geological Acta, 2, 189-201.

2

AGRADECIMIENTOS A mis padres y a mi hermana, les agradezco todo el cariño y apoyo que me han dado siempre, pero sobretodo durante toda mi maestría. Gracias a ellos me ha sido más fácil enfrentar los problemas y salir adelante. También le agradezco a Raúl Martínez Ray todo su amor, apoyo y paciencia durante todo este tiempo. Quiero agradecer muy especialmente a mi asesora la Dra. E. Leticia Flores Márquez, en primera por aceptar ser mi tutora, por siempre darme consejos y apoyo, por preocuparse por mi bienestar, por la infinita paciencia que me tuvo durante toda la realización de esta tesis, por todas sus sugerencias y correcciones, por permitirme colaborar con ella en sus proyectos y haberme dado becas que me ayudaron mucho para poder terminar esta tesis. Espero seguir trabajando tan agradablemente con ella como hasta ahora, durante mucho tiempo. Agradezco a mi sinodal el Dr. Oscar Escolero Fuentes por todos los acertados consejos y correcciones que me dio para esta tesis, así como su disposición para contestar y analizar mis dudas en todo momento. También le agradezco que me haya dado la oportunidad de colaborar con él en su proyecto externo en la caleta de Xel-ha y darme una beca, la cual me fue de mucha utilidad para poder continuar con esta tesis. A mi sinodal, la Dra. Claudia Arango Galván, le agradezco todas sus acertadas y prontas correcciones, las cuales me permitieron, entre otras cosas, mejorar la calidad del análisis de resultados y las conclusiones de mi tesis. A mi sinodal, el Dr. Gabriel Jiménez Suárez, le agradezco haber tenido la paciencia para explicarme y aclarar mis múltiples dudas, así como haberme proporcionado sugerencias para mejorar desde el estilo de escritura hasta el análisis de los resultados finales. Quiero agradecerle a mi sinodal, la Dra. Eloísa Domínguez Mariani, todas las correcciones, sugerencias y consejos que me dio para esta tesis, gracias a las cuales, varias secciones de mi tesis quedaron mucho mejor explicadas. A la Mtra. Sandra Edda Martínez quiero agradecerle toda la información que me proporcionó, sin la cual esta tesis no hubiera sido posible. Le agradezco al Dr. Antonio Cardona Benavides haberme proporcionado información sobre el acuífero de SLP y haberme sacado de varias dudas. Al Ing. Juan Márquez Cruz le agradezco haberme ayudado con la búsqueda de la topografía de SLP y con la conversión de archivos. Le agradezco al Instituto de Geofísica de la UNAM, haberme aceptado como alumna de maestría y haberme permitido tener un lugar para estudiar dentro de sus instalaciones. Al CONACYT (Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología) le agradezco haberme dado una beca de maestría durante dos años, la cual me sirvió para poder concluir con el estudio de las materias del posgrado. Le agradezco al Programa de Apoyo a Proyectos de Investigación e Innovación Tecnológica (PAPIIT (DGAPA)), haberme proporcionado una beca dentro del proyecto IN-112906, del cual mi tutora fue responsable.

3

ÍNDICE

INTRODUCCIÓN  Problemática del acuífero de San Luis Potosí……………..……………………..11  Objetivo de la Tesis………………………………………………….…………..12  Justificación de la Tesis…………………………………………….……………12 CAPÍTULO 1. ÁREA DE ESTUDIO  1.1 Descripción del área de estudio…………………………………….………..13 1.1.1 Localización………………………………………………….……….13 1.1.2 Zona de veda…………………………………………………..………14 1.1.3 Hidrografía………………………………………………….………...15 1.1.4 Clima………………………………………………………….………16 1.1.5 Usos del suelo y vegetación………………………………….……….16 1.1.6 Población, vivienda y servicios……………………………….………17 1.1.7 Demanda de agua…………………………………………….……….18  1.2 Geología de San Luis Potosí…………………………………………………20 1.2.1 Geología de la Provincia Fisiográfica de la Mesa Central…….……....20 1.2.1.1 Estratigrafía de la Mesa Central……………………….……...21 1.2.1.1.1 Mesozoico………………………………………….21 1.2.1.1.2 Cenozoico………………………………………….22 1.2.1.2 Fallas mayores que limitan la Mesa Central………………….24 1.2.1.2.1 La falla del Bajío……………………………….……..24 1.2.1.2.2 Sistema de fallas Taxco-San Miguel de Allende……..24 1.2.1.2.3 Sistema de fallas San Luis-Tepehuanes………………26 1.2.1.2.4 Graben de Aguascalientes…………………………….27 1.2.1.3 Sistema de fallas en el interior de la Mesa Central…………...27 1.2.2 Geología del Valle de San Luis Potosí……………………...………...28 1.2.3 Sistema de fallas en el Valle de San Luis Potosí…………...…………37

CAPÍTULO 2. HIDROGEOLOGÍA  2.1 Revisión de estudios hidrogeológicos anteriores………………...…………..39  2.2 Potenciometría histórica del acuífero de San Luis Potosí…………...……….43 2.2.1 Información potenciométrica disponible……………………..………..43 2.2.2 Potenciometría histórica del acuífero somero de San Luis Potosí…......45 2.2.2.1 Sistema de flujo del acuífero somero…………………..………47 2.2.3 Potenciometría histórica del acuífero profundo de San Luis Potosí...…48 2.2.3.1 Curvas de profundidad al nivel estático en 1995 y 2005……....50 2.2.3.2 Curvas de elevación al nivel estático en 1995 y 2005………....52 2.2.3.3 Dirección de flujo del agua subterránea……………………..…54 2.3 Descripción conceptual del acuífero de San Luis Potosí…………….………56 2.3.1 Introducción……………………………………………………..……..56

4

2.3.2 El acuífero de San Luis Potosí…………………………………..……..56 2.3.3 Tipo de material…………………………………….……………..…...56 2.3.4 Respuesta hidráulica………………………………………………..….57 2.3.5 Corrección por temperatura………………………………………..…..57 2.3.6 Conductividad hidráulica…………………………………………..…..59 2.3.7 Transmisividad……………………………………………………..…..59 2.3.8 Velocidad de flujo…………………………………………………..….60 2.3.9 Consolidación en el acuífero de San Luis Potosí………………..……..60 2.3.10 Sistemas de flujo………………………………………………..…….61 2.3.11 Calidad del agua subterránea……………………………………..…..63 2.3.12 Presencia del F-…………………………………………………..…...65 2.3.13 Geotermómetros…………………………………………………..…..65  2.4 Balance hidrológico de agua subterránea……………………………..……..67 2.4.1 Balance hidrológico de la cuenca de San Luis Potosí…………..…….67 2.4.2 Recarga…………………………………………………………..……67 2.4.3 Descarga………………………………………………………..……..68 2.4.4 Cambio de almacenamiento……………………………………..……69

CAPÍTULO 3. MODELO DE FLUJO  3.0 Introducción………………………………………………………………….72  3.1 Acerca de Visual Modflow 3.1…………………………………………...….72 3.1.1 Modelo matemático en Visual Modflow (Ecuaciones de flujo)…...…..73 3.1.2 Discretización espacial y temporal………………………………...…..74 3.1.3 Ecuación de diferencias finitas……………………………………...…75 3.1.4 Condiciones iniciales y de frontera para la solución de las ecuaciones de flujo……………………………………………………..78 3.2 Geometría y parámetros del modelo de flujo………………………………...81 3.2.1 Geometría del modelo………………………………………………….81 3.2.2 Parámetros hidrogeológicos……………………………………………83 3.2.3 Condiciones de frontera………………………………………………..84 3.2.4 Pozos de extracción…………………..………………………………...84 3.3 Modelo de flujo en estado estacionario………………...……………………86 3.4 Modelo de flujo en estado transitorio………………………………………..87 3.4.1 Modelo de flujo transitorio para el año 1995…………………………..88 3.4.2 Modelo de flujo transitorio para el año 2005…………………………..91 3.4.3 Modelo de flujo transitorio para el año 2015…………………………..92 3.5 Calibración del modelo para los años 1995 y 2005………………………….94 3.6 Escenarios de explotación del acuífero………………………………………96 3.6.1 Modelos predictivos…………………….………………………........96

 

 

5

3.6.2

Modelos de remediación……………………………………………102 3.6.2.1 Disminución de la extracción……………………………….102 3.6.2.2 Reubicación de pozos………………………………………104

  

CONCLUSIONES……………………………………………………………...107 ANEXO (Tablas 2.3 y 2.4)……………………………………………………..109 BIBLIOGRAFÍA…………………………………………………………….....113

6

30 Figura 1.. GT: graben de Tepehuanes.………49 Figura 2....….4 Sistema de flujo del acuífero somero de la ciudad de San Luis Potosí………48 Figura 2. SLP: San Luis Potosí. LS: laguna de Santiaguillo. SS: sierra de Salinas.37 Figura 2..……. SSM:sierra San Miguelito. FB: falla del Bajío.2 Municipios existentes dentro del área de influencia del acuífero San Luis Potosí…………….11a Estratos de las secciones geológicas transversales……………….9 Distribución de los afloramientos de rocas en la zona de estudio y localización de las diez secciones geológicas transversales…………………29 Figura 1. FLP: falla Los Pájaros. FVTM: Faja Volcánica Transmexicana.36 Figura 1...…14 Figura 1.……………………………………………………. RC: Real de Catorce..3 Zonas de veda para la extracción de agua subterránea por región hidrológico-administrativa 2006……………………. SMA: San Miguel de Allende..……49 Figura 2.26 Figura 1.7 Mapa que muestra la localización de las estructuras mayores de la Mesa Central.5 Distribución de los niveles potenciométricos del acuífero profundo para el año 1977………………………………………..3 Elevación al nivel freático y dirección de flujo subterráneo del acuífero somero de SLP……………………………………………………………….. G: Guanajuato. GVR: graben Villa de Reyes..1 Ubicación de pozos con información histórica de niveles estáticos………….…………………. GR: graben de Rodeo...6 Modelo de elevación digital de la República Mexicana indicando la ubicación de la Mesa Central..6 Distribución de los niveles potenciométricos del acuífero profundo para el año 1984………………………………………. FO:falla El Obraje.13 Figura 1. SMR: Santa María del Río. SC: sierra de Catorce.8 Columna estratigráfica del área de estudio…………………………….. SG: sierra de Guanajuato.….7 Distribución de los niveles potenciométricos del acuífero profundo para 7 ..…….4 Población total y tasa de crecimiento media anual 1950-2005………………18 Figura 1..47 Figura 2. GB:graben de Bledos. de la ciudad de SLP y de la zona de estudio (área dentro del cuadro) que abarca esta tesis en coordenadas UTM…………………………………………………………………………..……...………………….. GRCH-O: graben Río Chico-Otinapa.1 Localización del valle de San Luis Potosí...15 Figura 1.ÍNDICE DE FIGURAS Figura 1.. FVH: falla Villa Hidalgo. GE: graben de Enramadas.46 Figura 2. GS: graben de La Sauceda.5 Ubicación de la ciudad de SLP dentro de la Provincia Fisiográfica de la Mesa Central…………………………………………………………………20 Figura 1.28 Figura 1. La línea punteada indica la división entre la parte sur y norte de la Mesa Central………………………………………………………………. FBV: falla Buena Vista.……………….45 Figura 2. DQ: depresión de La Quemada. GC:graben El Cuarenta. Q: Querétaro………………………………………………………….…. ND: Nombre de Dios...……. SLDP: San Luis de la Paz. GVA: graben Villa de Arista.10 Mapa de localización de la Ciudad de San Luis Potosí y poblados aledaños…………………………………………………………………….…. FVA: falla Villa de Arriaga..21 Figura 1..11b Estratos de las secciones geológicas transversales……………….2 Profundidad al nivel freático del acuífero somero para el 2004…………….…. GA: graben de Aguascalientes...

13 Distribución de los niveles potenciométricos del acuífero profundo para el año 2003…………………………………….………………….………..…..….11 Relación entre la carga hidráulica observada y la calculada por el modelo para el año 1995…………………………………………………….81 Figura 3..18 Dirección de flujo de agua subterránea para el año 2005……………..8 Distribución de los niveles potenciométricos del acuífero profundo para el año 1994…………………………………….89 Figura 3.………………….………………….95 Figura 3.....15 Curvas de profundidad al nivel estático en 2005……………….………50 Figura 2....………49 Figura 2.22 Sistemas de flujo en la cuenca de San Luis Potosí y su relación con la geología……………….…….11 Distribución de los niveles potenciométricos del acuífero profundo para el año 1999…………………………………….………50 Figura 2...16 Curvas de elevación del nivel estático para el año 1995…………….….63 Figura 3.el año 1992…………………………………….9 Distribución de los niveles potenciométricos del acuífero profundo para el año 1996……………………………………….62 Figura 2....………..……51 Figura 2.………...………………….19 Disposición de materiales geológicos del subsuelo de la cuenca de San Luis Potosí…………………………………………….…………………......9 Configuración de la superficie potenciométrica generada por el modelo para el año 2005…………………………………………………………….91 Figura 3.………….…………………………………….88 Figura 3.98 8 .82 Figura 3.………49 Figura 2.10 Configuración de la superficie potenciométrica generada por el modelo para el año 2015…………………………………………………………….…………….4 Mallado del área modelada…………………………………………………..14 Curvas de profundidad al nivel estático en 1995…………………….17 Curvas de elevación del nivel estático para el año 2005……….13 Superficie potenciométrica para el año 2015 con un volumen de extracción extra por pozo de 383 m3/día y una tasa de crecimiento poblacional del 0.………49 Figura 2.…..12 Distribución de los niveles potenciométricos del acuífero profundo para el año 2001…………………………………….20 Distribución horizontal de la temperatura del agua subterránea en el acuífero profundo medida a la descarga de pozos…………………….55 Figura 2.……58 Figura 2.8 Configuración de la superficie potenciométrica generada por el modelo para el año 1995……………………………………………………………..12 Relación entre la carga hidráulica observada y la calculada por el modelo para el año 2005……………………………………………………...…..1 Esquema de discretización del acuífero…………………………………….………50 Figura 2.4% anual………………………………………………….3 Topografía del área modelada……………………………………………….74 Figura 3.7 Localización de los pozos de extracción y de observación del modelo de flujo…………………………………………………………………………..…52 Figura 2....….….…………………..10 Distribución de los niveles potenciométricos del acuífero profundo para el año 1998…………………………………….94 Figura 3.5 Corte transversal del modelo mostrando las capas que lo constituyen………83 Figura 3..…54 Figura 2.57 Figura 2.………49 Figura 2.…53 Figura 2.6 Modelo de flujo en estado estacionario………………………………………86 Figura 3.21 Relación Li+:temperatura para el agua subterránea del acuífero profundo..…………………..92 Figura 3.2 Sistema de bloque centrado (las estrellas representan los nodos)……………75 Figura 3...

....103 Figura 3..0%.18 Superficie potenciométrica para el año 2015 con 4 nuevos pozos que extraen el volumen del 30% que se redujo en el modelo de disminución..Figura 3.....17 Superficie potenciométrica para el año 2015 con un 30% menos de volumen de extracción en los pozos 19 al 33 y una tasa de crecimiento poblacional del 1.....0% anual……………………………………………….15 Superficie potenciométrica para el año 2015 con un volumen de extracción extra por pozo de 765 m3/día y una tasa de crecimiento poblacional del 0.....6% anual………………………………………………….....16 Superficie potenciométrica para el año 2015 con un volumen de extracción extra por pozo de 957 m3/día y una tasa de crecimiento poblacional del 1..8% anual……………………………………………….14 Superficie potenciométrica para el año 2015 con un volumen de extracción extra por pozo de 574 m3/día y una tasa de crecimiento poblacional del 0..101 Figura 3...............0% anual……………………………………………….....100 Figura 3...99 Figura 3.105 9 ... La tasa de crecimiento poblacional es del 1...

…….......…………65 Tabla 2...……………69 Tabla 2.3 Total de población en 2005 y en 2015 en los municipios de Cerro de San Pedro.18 Tabla 1.83 Tabla 3..1 Principales cultivos de riego sembrados dentro de los límites de la poligonal del acuífero de SLP………………………………………….111 Tabla 2.17 Tabla 1...5 Concentraciones promedio de diversos elementos y compuestos en las aguas subterráneas de la cuenca de SLP (en mg/l)……….…97 10 .4 Datos del muestreo de las norias del acuífero somero de San Luis Potosí……………………………………………….70 Tabla 3.2 Parámetros hidrogeológicos por capa del modelo…………………………….…………………….….6 Balance de agua subterránea del acuífero de SLP……………….….…..….1 Capas que conforman el modelo de flujo……………………………………. Soledad de Graciano Sánchez y Cerro de San Pedro 2001-2003……………..82 Tabla 3.2 Resumen de mediciones potenciométricas por año.……….109 Tabla 2...44 Tabla 2.. San Luis Potosí y Soledad de Graciano Sánchez. dentro del acuífero profundo de San Luis Potosí……………………………..2 Población total de los municipios localizados dentro del área de estudio…….ÍNDICE DE TABLAS Tabla 1..4 Volumen de suministro de agua para la conurbación de San Luis Potosí..3 Pozos con datos de profundidad al nivel estático del acuífero profundo de San Luis Potosí durante el periodo 1995-2005…….4 Extracción adicional por pozo por cada tasa de crecimiento poblacional….39 Tabla 2. Mexquitic de Carmona.….17 Tabla 1. por tasa de crecimiento poblacional anual………………………….……….97 Tabla 3..1 Estudios hidrogeológicos anteriores……………………...…………………….19 Tabla 2.…………………….………………….……….7 Relación del balance hidrogeológico en el valle de SLP…………….…………….3 Volumen concesionado para usos consuntivos para el estado de San Luis Potosí 2006…………………….…………..

la cual provoca un descenso progresivo de los niveles de agua. los cuales extraen agua con niveles elevados de flúor. es que la ciudad de San Luis Potosí es una de las conurbaciones del país que tienen una tasa media de crecimiento anual de la población con un índice alto (0. período en el que se presenta el 65% de la precipitación anual. la precipitación media anual es de 378. Su clima es templado con verano cálido semiárido según la clasificación mundial de climas debida a Köppen (1936).7 mm. Otro problema de la zona de estudio es que el riego agrícola se realiza con agua de desecho sin previo tratamiento. La combinación de todos los factores arriba mencionados crea los problemas de escasez.6 °C. La explotación intensiva del agua subterránea. por lo que cada vez la demanda de agua subterránea es mayor.INTRODUCCIÓN Problemática del acuífero de San Luis Potosí En muchas regiones semiáridas de México. el agua subterránea es la principal fuente de agua potable. los efectos naturales de interacción aguamaterial geológico ocasionan elevadas concentraciones de flúor disuelto en el agua subterránea termal de hasta de 3. y aunado a lo anterior. que no es apta para consumo humano. 11 . la zona de estudio no cuenta actualmente con fuentes superficiales (ríos) para abastecimiento de agua potable. El mes de máxima lluvia es julio en tanto que el mes de menor pluviosidad es febrero.5 mg/l. Por otro lado. en el acuífero de San Luis Potosí. sólo empeora el problema pues se han tenido que perforar pozos más profundos que intersecan el medio termal. Otro problema de este acuífero. La ciudad de San Luis Potosí se localiza en una de estas zonas. mala calidad y creciente abatimiento de los niveles del agua subterránea en el acuífero de San Luis Potosí. para riego agrícola y usos industriales. donde la época normal de lluvias comprende los meses de junio a septiembre. Este tipo de clima en San Luis Potosí provoca que los recursos hídricos sean escasos en buena parte del año debido a las pocas lluvias y a la alta evaporación potencial media anual (1990 mm). lo cual produce el deterioro de la calidad del agua subterránea somera.8 mg/l. la temperatura media anual es de 17.8% del 2000 al 2005). limitando los recursos de agua para consumo humano. siendo que el valor máximo aceptado por la norma de agua para consumo humano (NOM-127-SSA1-1994) es de 1.

Objetivo de la Tesis Proporcionar alternativas de extracción que produzcan menor desequilibrio del acuífero de San Luis Potosí. de una forma eficiente. Justificación de la Tesis Presentar un modelo confiable que simule el comportamiento del acuífero ante situaciones de trabajo reales. Determinar los caudales máximos de extracción sin provocar un abatimiento excesivo del agua subterránea del acuífero. con base en un modelo de flujo transitorio que integre la información geológica y geofísica del acuífero. para que los organismos responsables de la administración del agua en la ciudad de San Luis Potosí. Orientar el uso del agua que se encuentra disponible. Ubicar la perforación de nuevos pozos de extracción. Planear un manejo apropiado y eficiente del agua subterránea junto con los planes de manejo del agua subterránea urbana. tomen decisiones adecuadas en cuanto a:      Planear la administración del sistema acuífero bajo un marco de extracción sustentable. 12 .

entre los 22° 00' y 22° 23' de latitud norte. 13 . situada entre las dos grandes sierras Mexicanas: la Madre Oriental y la Madre Occidental. se presentan en la Figura 1. La localización del valle de San Luis Potosí.) y se localiza en la parte sureste de la entidad. dentro de la Provincia Fisiográfica Mesa Central Mexicana. y con una serie de cerros aislados tanto por el noroeste como al suroeste.CAPÍTULO 1 1. 2009).1 Descripción del área de estudio 1. hacia el oriente con la sierra de San Pedro. Figura 1. en ella se ubica la capital del estado de San Luis Potosí.s. y entre los meridianos 100° 42' y 101° 05' de longitud oeste (INEGI. (Google Maps. de la ciudad de SLP y de la zona de estudio que abarca esta tesis. Es una cuenca endorreica superficial cerrada con una superficie aproximada de 1980 km2.1 Localización La cuenca hidrológica de San Luis Potosí se localiza en la porción suroeste del estado del mismo nombre.1.n. 2000). El valle de San Luis Potosí tiene una altitud aproximada de 1850 m sobre el nivel medio del mar (m.m.1 Localización del valle de San Luis Potosí.1 en coordenadas UTM. de la ciudad de SLP y de la zona de estudio (área dentro del cuadro) que abarca esta tesis en coordenadas UTM. El valle de SLP limita hacia el oeste con la sierra de San Miguelito.

2 Municipios existentes dentro del área de influencia del acuífero San Luis Potosí (INEGI.2). ha venido aumentado el número de acuíferos sobreexplotados de 32 en 1975 a 104 en el 2006. Para revertir el descenso del nivel del agua subterránea y aumentar el volumen de agua almacenada en los acuíferos sobreexplotados el gobierno federal ha determinado zonas de veda que prohíben o restringen las extracciones de agua en las zonas en que se ubican acuíferos sobreexplotados. de los cuales 104 están sobreexplotados. 1. geopolíticamente. A partir de la década de los setenta.De acuerdo a INEGI (2000).1. 2000). 14 .2 Zona de Veda La Republica Mexicana ha sido dividida por la CNA en 653 acuíferos. 2007). Se tienen 145 zonas de veda (CONAGUA. el acuífero de SLP comprende en su totalidad los municipios de Soledad de Graciano Sánchez (SGS) y Cerro San Pedro y parcialmente los municipios de San Luis Potosí y Mexquitic de Carmona (Figura 1. Figura 1.

En esta zona existen actualmente cuatro presas de almacenamiento de aguas superficiales. estas 15 . se vedó. Dichas vedas. En la Figura 1. 1. que forma parte de la Región Hidrológica No. Figura 1.Mediante decreto presidencial publicado en el Diario Oficial de la Federación.3 Hidrografía El área de estudio comprende la cuenca endorreica de San Luis Potosí. Finalmente. 2007).3 Zonas de veda para la extracción de agua subterránea por región hidrológico-administrativa 2006 (CONAGUA. dos de ellas consideradas de mayor importancia ya que sus aguas son utilizadas como fuente de abastecimiento de agua potable de la conurbación de la ciudad de San Luis Potosí. restringieron el alumbramiento de aguas del subsuelo para cualquier uso. 37 “El Salado”. la zona de recarga de estos acuíferos.3 se muestran las zonas de México que tienen algún tipo de veda. el 18 de Octubre de 1962. Posteriormente. La conurbación de San Luis Potosí y Soledad de Graciano Sánchez se ubica al centro de esta cuenca hidrológica. con este decreto se cubrió prácticamente toda el área de explotación de ambos valles. 2002). con lo que quedó cubierta. de fecha 30 de Junio de 1961. se declaró Zona de Veda para parte del valle de San Luis Potosí. las porciones faltantes de los municipios de San Luis Potosí y Villa de Reyes.1. así como las zonas de libre alumbramiento. incluso. excepto para fines doméstico y abrevadero (CNA. La zona de estudio se encuentra dentro de la región hidrológico-administrativa VII. también mediante publicación en el Diario Oficial de la Federación. se vedó la porción complementaria de los valles de San Luis Potosí y Villa de Reyes. el 3 de diciembre de 1985.

meses en que se presentan las temperaturas más bajas. Las corrientes superficiales son intermitentes y de escaso desarrollo. para después volver a ascender durante los meses siguientes. y pequeñas áreas donde se practica la agricultura de riego donde se cultivan maíz y frijol. se aprecian remanentes de bosques de pino y encino.1 Mm3 y 6. La evaporación potencial media anual varía desde 1. o sea un promedio del orden de 1.950 mm en la parte oriental del valle. a partir del cual la temperatura desciende gradualmente hasta diciembre y enero. El mes más caluroso es mayo. tomada de la estación climatológica San Luis Potosí en el período de 1979 a 2001 es de 17.990 mm para todo el valle de San Luis Potosí (Sabinfosistem. específicamente en las Sierras de San Miguelito y de Álvarez (INTERPAS. con una capacidad útil de 5.1 mm. 1996). las precipitaciones mayores ocurren en los meses de junio y septiembre. 1.7 Mm3. La temporada de lluvias se declara formalmente en el mes de mayo. respectivamente (Tecnología ASSUL. cultivándose maíz principalmente. los ríos son conducidos ya que se encuentran entubados.0 hasta 403. matorral desértico.5 Usos del suelo y vegetación En cuanto a la vegetación y uso de los suelos. 16 . pues al llegar a la unidad de planicie el escurrimiento se infiltra en los materiales granulares que conforman la porción superior del acuífero. mientras que la temporada de estiaje tiene lugar entre los meses de octubre a abril.1. también se aprecia algo de agricultura de temporal.4 Clima La temperatura media anual.7 mm y en el año más lluviosos 528. y por último algo de pastizal inducido.6°C y la precipitación media anual en el Valle varía desde 353. En el resto del área predomina todavía la vegetación natural.7 mm. presentándose la mayor altura de lluvia en las partes altas del Valle. en la porción central del valle de San Luis Potosí predomina el cultivo de nopaleras. Como la planicie está ahora ocupada por la ciudad de SLP. hasta 2. 1. así. hacia las sierras del oriente predomina matorral. algo de matorral espinoso y chaparral (Ariel Consultores. habiéndose reportado en la estación El Peaje una precipitación anual en el año mas seco de 259. así como pastizal natural y chaparral. por la magnitud de los escurrimientos le siguen en importancia los ríos Españita.250 mm a los pies de la sierra San Miguelito. 2005).1.3 mm y en el año más lluviosos 631. 2005). al occidente de la sierra San Miguelito. gracias sobre todo a la disponibilidad de aguas residuales. 2003).1 mm y en la estación San Luis Potosí una precipitación del año más seco de 168.presas son las de “San José y “El Peaje”. 2005). Paisanos y La Parada (COTAS. destaca el río Santiago que es el principal colector de la cuenca.

residían en todo el estado de San Luis Potosí un total de 2 millones 410 mil 414 personas.2. Los cultivos principales de riego que se siembran en el área de estudio se presentan en la Tabla 1.6 Población. 1.484 3. 2005).2 Población total de los municipios localizados dentro del área de estudio (INEGI.2% de la superficie agrícola de riego fue sembrada en los municipios de Soledad de Graciano Sánchez y Mexquitic de Carmona (Sabinfosistem. 2005). el restante 37.1 Principales cultivos de riego sembrados dentro de los límites de la poligonal del acuífero de SLP (Sabinfosistem.8% de la superficie agrícola de riego del año 2002 se concentró dentro del municipio de San Luis Potosí (4380 ha). En el período 2000 a 2005 la tasa media de crecimiento anual de la población fue de 0.6% eran mujeres y 48. de las cuales 51. 2005).278 Tabla 1. Cultivos Café cereza Tomate rojo (jitomate) Maíz grano Avena forrajera en verde Chile seco Superficie sembrada de riego (Ha) 2820 1560 1400 600 600 Tabla 1.8%. el 62.Según datos de la SAGARPA. mientras que en el quinquenio anterior fue de 1.1. La población total de los municipios que se encuentran dentro del área de estudio que nos ocupa. 17 .4% eran hombres.0 por ciento (Figura 1. Municipio San Luis Potosí Soledad de Graciano Sánchez Mexquitic de Carmona Cerro de San Pedro Población total 730.4). se aprecia en la Tabla 1.803 48.1. vivienda y servicios De acuerdo con los resultados definitivos del II Conteo de Población y Vivienda 2005.950 226.

2007).0% y las que disponen de drenaje conectado a la red pública del 52. 18 .5 a 93. 2005).7 Demanda de agua Los volúmenes concesionados para todo el estado de San Luis Potosí. El porcentaje de viviendas que disponen de energía eléctrica pasó de 88.3.1 a 82. 12.2% de su población reside en localidades de 100 mil y más habitantes.5 1060. 2005).500 habitantes. La disponibilidad de servicios en las viviendas se ha incrementado en los últimos cinco años. se describen en la Tabla 1. El estado de San Luis Potosí tenía al 17 de octubre de 2005. las que tienen acceso a agua potable por medio de la red pública.5 41 Tabla 1.3 millones que conforman la población de la República Mexicana. de 76.6 40. 8.4 168. 1.3% de los 103. con lo que ocupa el lugar 17 a nivel nacional.500 a menos de 15 mil habitantes y el 37.4% en las de 2.4% de su población reside en localidades de menos de 2. El estado de San Luis Potosí muestra un perfil predominantemente urbano.9%. el 42.8 al 58.3 Volumen concesionado para usos consuntivos en el estado de SLP.4 Población total y tasa media de crecimiento anual 1950-2005 (INEGI. Volumen total concesionado Mm3 Agrícola Mm3 Abastecimiento público Mm3 Industria autoabastecida sin termoeléctricas Mm3 Termoeléctricas Mm3 1310. un total de 2 millones 410 mil 414 residentes habituales. la población de 60 años y más se incrementó de 186 mil 868 en 2000 a 221 mil 334 en 2005.1.0% en asentamientos de 15 mil a menos de 100 mil personas. 2006 (CONAGUA. El proceso de envejecimiento de la población continúa en la entidad. que representan el 2.Figura 1.3% (INEGI.

259 6.719.6% de acuíferos subterráneos y el 7.545.480. población calculada con base en el número de contratos del tipo doméstico registrados al 31 de diciembre del 2003 en el padrón de usuarios del Organismo INTERAPAS multiplicado por el índice de hacinamiento reportado en el XII Censo de Población y Vivienda de INEGI del año 2000. Soledad de Graciano Sánchez y Cerro de San Pedro 2001-2003 (Tecnología ASSUL.724. De acuerdo a la información proporcionada por INTERAPAS. en el año citado. con este volumen de suministro resulta una dotación global promedio de 226.95 litros/habitante/día. 2005).4 Volumen de suministro de agua para la conurbación de San Luis Potosí. los volúmenes promedio de agua potable suministrada a la conurbación de Cerro de San Pedro.4% restante de corrientes superficiales.994.539 76.872 90.En los años 2001 a 2003.755.498 habitantes.843 4. que derivan sus aguas en la presa de San José (Tecnología ASSUL. El agua es captada y suministrada a la población de la conurbación de SLP mediante la operación de 120 fuentes.7 Mm3.659 2002 76.627 2003 84. San Luis Potosí y Soledad de Graciano Sánchez.391. 119 de ellas son pozos profundos y una fuente superficial consistente en un sistema formado por las presas de El Peaje y El Potosino. de acuerdo a información estadística proporcionada por INTERAPAS.131 Tabla 1.784 81.095. 2005). para una población de 1.9 Mm3 anuales. 19 . durante el año 2004 el agua de suministro proviene en un 92.363. fueron de 82. con registro en el año 2003 de 90. VOLUMEN DE AGUA (Mm3) Año Fuentes Subterráneas Fuentes Superficiales Total 2001 75.120 935.

principalmente fallas normales..6). 20 .000 msnm con excepción del valle de Aguascalientes. cubierta en su mayor parte por rocas volcánicas cenozoicas (Nieto-Samaniego et al. En la MC se pueden reconocer dos regiones debido a su diferencia de altitud. la geología y el sistema de fallas que componen la Provincia Fisiográfica de la Mesa Central. más de la mitad de su superficie tiene una altitud superior a 2. Es una planicie elevada que se localiza en la parte central de la República Mexicana. La Figura 1. Esa región tiene las cotas más bajas y los desniveles topográficos menores. La región sur.2 Geología de San Luis Potosí 1. Figura 1. 1999). se encuentra por encima de los 2. algunas de ellas endorreicas.. (Nieto-Samaniego et al.1 Geología de la Provincia Fisiográfica de la Mesa Central Se describe a continuación de manera general. donde se localizan las cotas más elevadas. con desniveles más pronunciados y los rasgos estructurales.000 msnm y las elevaciones topográficas en su interior son moderadas.2.1.5 Ubicación de la ciudad de SLP dentro de la Provincia Fisiográfica de la Mesa Central.000 msnm. se observan erosionados. que tiene un área mayor. 2005) La Mesa Central de México (MC) fue reconocida como provincia fisiográfica por Raisz (1959). la mayoría forman desniveles inferiores a los 600 m. En contraste. la parte más septentrional tiene una altitud menor a 2.5 muestra la ubicación de la ciudad de SLP dentro de la Mesa Central. Se encuentra limitada al norte y oriente por la Sierra Madre Oriental (SMOr). hacia el occidente por la Sierra Madre Occidental (SMOc) y al sur por la depresión conocida como El Bajío (Figura 1. muestra un estado de erosión menos activo con grandes cuencas continentales rellenas de sedimentos aluviales y lacustres. La región sur es montañosa. muestra un estado de erosión mucho más activo que la región norte. la región norte.

2005).1.2. mientras que la parte superior la constituye principalmente limolita calcárea que presenta estratos de pedernal. conglomerado y arenisca con rocas volcánicas intercaladas. Jurásico El conjunto de rocas más antiguo de edad Jurásica registra una etapa en la cual la Mesa Central estuvo emergida.L.. está constituido de rocas continentales.6 Modelo de elevación digital de la República Mexicana indicando la ubicación de la Mesa Central. cuya edad fue establecida por su contenido fósil.2. en Charcas en S. cuya parte inferior está compuesta de caliza.1 Estratigrafía de la Mesa Central 1. 1.. 21 .1. en Zacatecas Zac.1.1 Mesozoico Triásico Dentro de la MC han sido registrados afloramientos de rocas del Triásico superior. y en la Sierra de Catorce. La línea punteada indica la división entre la parte sur y norte de la Mesa Central (Nieto-Samaniego et al. FVTM: Faja Volcánica Transmexicana. Las rocas triásicas consisten principalmente de secuencias de arenisca y lutita.P.Figura 1. El segundo conjunto litológico de edad Jurásica está formado por rocas marinas calcáreas. en la sierra de Salinas.

el cual perdurará en la MC hasta el presente. y cuerpos intrusivos de diabasa. Consisten principalmente de 22 . Dentro del registro estratigráfico se identifica lo siguiente: Los sedimentos continentales afloran en zonas extensas en la parte norte y noroeste de la MC y en localidades aisladas en el centro. En el occidente de la Cuenca Mesozoica del Centro de México y localizándose en el margen occidental y sur de la MC. Martínez-Reyes.000 m de sedimentos. sigue burdamente la mayor parte del borde occidental de la Mesa Central y el sistema de fallas San Luis–Tepehuanes el cual se describe más adelante. sedimentarias y volcánicas que marcan el cambio del medio marino a uno continental. y se extiende en el Cretácico con los sedimentos de la PVSLP. 1. el límite entre de la Cuenca Mesozoica del Centro de México y la secuencia volcano sedimentaria mesozoica. El registro estratigráfico indica una subsidencia rápida. pasa a caliza arcillosa y a lutita calcárea.. culminando hacia la cima en rocas clásticas. Es muy notable que el límite entre la Plataforma Valles-San Luis Potosí y la Cuenca Mesozoica del Centro de México coincide con el límite oriental de la MC y con la traza del sistema de fallas Taxco-San Miguel de Allende (Alaniz-Álvarez et al. aparece una secuencia volcano sedimentaria marina. 2002). CentenoGarcía y Silva-Romo. 3. en lo que se ha denominado Cuenca Mesozoica del Centro de México (Carrillo-Bravo. 2. Hacia el Cretácico.1. depositados en mar abierto y aguas profundas. sur y este. Ese depósito inició su formación en el Jurásico Tardío sobre estratos rojos continentales. 1997. En el borde oriental de la MC se depositaron sedimentos de la Plataforma VallesSan Luis Potosí (PVSLP). 1982.2 Cenozoico Encima de las rocas mesozoicas se encuentran rocas continentales. que inicia con el depósito de la caliza de plataforma del Jurásico Superior sobre estratos rojos y rocas volcánicas continentales. pizarra. 1992). pedernal y radiolarita. 1971). Hacia el occidente de la PVSLP y ocupando casi la totalidad de la MC se localiza un paquete muy grueso de sedimentos marinos. que se encuentran intercalados con capas de toba. principalmente arenisca con numerosos clastos de rocas volcánicas (Formación Caracol). que marcan la regresión marina que puso fin a las condiciones marinas en la MC hacia el Cretácico Tardío. arenisca y algunas calizas (Ranson et al. con una acumulación superior a 6.. formada por un apilamiento grueso de basalto. El componente sedimentario más importante consiste principalmente en lutita.1.000 m (Carrillo-Bravo.Cretácico El advenimiento de un ambiente de sedimentación marina iniciado en el Jurásico tardío se manifiesta en la MC y sus alrededores en tres ambientes marinos claramente distinguibles: 1. derrames.2. formando un depósito de espesores superiores a 4. que consisten de evaporitas y mayormente caliza. 1971). Por otra parte.

. Dgo. ya que se pasa del volcanismo eocénico que presenta ambas composiciones. Dgo. Zac. con variaciones composicionales a latita y dacita. Dgo. lo que evidencia su depósito en una superficie con relieve topográfico abrupto. La parte inferior está formada mayormente de rocas de volcanismo efusivo: derrames y domos. Zac. la sierra de Codornices. (Martínez-Reyes. Nazas. San Luis Potosí (Nieto-Samaniego at al. (Albinson. en algunos lugares contienen material piroclástico. 1998). 2005). la cual comúnmente cubre directamente a las rocas sedimentarias del Eoceno inferior.. 1988). (Roldán-Quintana. Los espesores de esta unidad son muy variables pasando de decenas a cientos de metros en distancias cortas. Esta posición también se observa comúnmente en la región comprendida entre San Luis Potosí y Salinas de Hidalgo. 1992). En la parte meridional de la MC es donde se cuenta con mejor información cartográfica y estratigráfica. Zacatecas. Está conformado casi exclusivamente por rocas volcánicas de composición riolítica.. en los alrededores de Durango. La discordancia marca un cambio en la composición de los magmas. Entre las rocas del Eoceno medio y las rocas del Oligoceno se aprecia una discordancia angular que ha sido documentada en la región localizada entre Zacatecas. 1996). en distintas localidades del estado de San Luis Potosí (Labarthe-Hernández et al. Durango (Swanson et al. y Sombrerete. Fresnillo y Sombrerete. Zac. 1955). Fresnillo. Los fechamientos que se tienen de las riolitas en la parte sur de la MC indican que se emplazaron hacia la parte superior del Oligoceno temprano entre 32 y 29 Ma (Nieto-Samaniego et al. que presentan también. Sombrerete-Colorada (Albinson. Zacatecas. o a las rocas mesozoicas. Aguascalientes. en la región de Rodeo. o la sierra de San Felipe.. Yaciendo sobre el conglomerado del Paleoceno-Eoceno aparecen rocas volcánicas. 1988). al parecer asociado al desarrollo de fosas tectónicas como fue documentado en Guanajuato. (Aguirre-Díaz y McDowell. 1988). NietoSamaniego et al. 1978). la Sierra de Guanajuato. Las rocas volcánicas constituyen el conjunto litológico más distintivo de las partes meridional y occidental de la MC. rocas volcánicas intercaladas. formando un cinturón volcánico discontinuo en el occidente de México cuyas edades abarca del Paleoceno tardío al Eoceno (Ferrari et al. teniéndose ya establecida la litoestratigrafía de este conjunto de rocas (Labarthe-Hernández et al. Las localidades donde han sido documentadas son: Guanajuato. 23 . 1988). y se extienden fuera de la MC hacia el norte (Aguirre-Díaz y McDowell. 1996). 1982). 2000). 1982. por ejemplo en la Sierra de San Miguelito. (Edwards.conglomerado y arenisca. 1991) y en Peñón Blanco. (Córdoba. Gto. en donde existe uno de sus afloramientos mejor estudiados (Edwards. Aranda-Gómez y McDowell. Los domos y derrames forman complejos volcánicos muy grandes que constituyen los núcleos de las sierras más elevadas de la parte sur de la MC. 1955.. conteniendo algunas rocas piroclásticas intercaladas. a un volcanismo preponderantemente riolítico en el Oligoceno.. en el estado de Zacatecas (Albinson.. En la Sierra de Guanajuato su presencia se hace evidente por la posición estratigráfica de la cubierta volcánica oligocénica. 1996). andesíticas y riolíticas. aunque no en todos los afloramientos. Otras localidades donde ha sido documentada esta unidad son: León. Fresnillo. formando apilamientos con espesores que superan los 400 m.. 1968). Gto.. et al. 1991) y hacia el sur (Morán-Zenteno.

2. El segundo segmento de la falla del Bajío forma el escarpe suroeste de la Sierra de Guanajuato. Se han reconocido rocas volcánicas de edad Plioceno-Cuaternario en el centro de la MC.2 ± 0. 2004). AlanizÁlvarez y Nieto-Samaniego. en conjunto ambos grupos de estructuras le dan en ese sector una forma aserrada al borde norte de El Bajío. en el estado de San Luis Potosí. que es una planicie de relleno aluvial de escala regional.2.2.6 Ma. que regionalmente se localiza sobre el lineamiento 24 . ambos en el estado de Guanajuato. tiene 80 km de largo y se extiende desde Irapuato hasta León. En el bloque levantado se aprecian dos grupos de fallas con direcciones NW-SE y ENE a NE. 1982). con el bloque oriental caído.2. siendo ésta el bloque levantado de la falla. obteniendo una edad K-Ar en plagioclasas de 13.2 Sistema de fallas Taxco-San Miguel de Allende El límite oriental de la Mesa Central lo constituye un sistema de fallas normales de dirección norte-sur que se extiende desde San Miguel de Allende y Querétaro hasta más al norte de la Sierra de Catorce.. 1. donde la zona de falla tiene dirección este-oeste (Figura 1. y que presumiblemente corresponden al Basalto Cabras. pero la asignaron al Oligoceno tardío por yacer sobre ignimbritas fechadas en 27 Ma. fue reportado por Nieto-Samaniego et al. Labarthe-Henández et al.2 Fallas mayores que limitan la Mesa Central 1.Dentro de la porción sur de la MC. localizada al este. 1.7). Al oriente de la Sierra de Catorce hay una falla normal.1. Estas fallas corresponden también a la parte septentrional del sistema de fallas Taxco-San Miguel de Allende (SFTSMA) (Alaniz-Álvarez et al. los mayores de ellos son el sistema de fallas San Luis-Tepehuanes y la falla del Bajío (Figura 1. donde se reconocen fallas de dirección norte-sur que se localizan en el costado oeste de la Sierra de Catorce y buzan hacia el oeste. Sin embargo... (1982) establecen una unidad litoestratigráfica denominada Basalto Cabras cuya edad desconocen. algunos de los cuales han sido documentados como sistemas de fallas. un fechamiento en andesitas que afloran en la parte NE del estado de San Luis Potosí.1 La falla del Bajío El límite sur de la Mesa Central lo constituye una falla normal que muestra dos segmentos mayores. 2002.1. 2005). Dentro de la MC el rasgo morfológico del SFTSMA se observa segmentado por varios lineamientos noroestesureste. entre la Plataforma Valles-San Luis Potosí. Este sistema de fallas coincide también con el límite paleogeográfico. y la Cuenca Mesozoica del Centro de México.7). el más oriental se extiende desde Celaya hasta Irapuato en el estado de Guanajuato. formando el límite entre la Mesa Central y la Sierra Madre Oriental. localizada al oeste. Las fallas que forman el SFTSMA han sido reconocidas en las siguientes localidades:  En la Sierra de Catorce (Barboza-Gudiño et al. afloran principalmente en pequeños conjuntos volcánicos en el estado de San Luis Potosí (Labarthe-Hernández et al. (1999).1.2..

en ambos casos se trata de grupos de fallas normales...  25 . Se trata de una serie de fallas normales bastante erosionadas que forman un graben con relleno fluvial (Moreira-Rivera et al. 1986) y las fallas estuvieron activas durante el Oligoceno (Nieto-Samaniego et al. En la ciudad de San Luis Potosí el desplazamiento vertical del graben es de 500 m (Tristán-González. en Querétaro las fallas tienen rechazos verticales cercanos a 100 m y edades de actividad del Mioceno tardío (Alaniz-Alvarez et al. paralelas. En San Miguel de Allende se documentó que la zona de falla principal tiene un rechazo vertical de 450 m y dos fases de actividad ocurridas entre el Oligoceno y el Mioceno medio. con dirección de alargamiento este-oeste.del margen occidental de la Plataforma Valles-San Luis Potosí (Barboza-Gudiño et al. En la región de San Miguel de Allende y Querétaro han sido mejor estudiadas estas fallas..  Graben de Villa de Arista (continuación norte del graben de Villa de Reyes). 2004). 1998).. 2001). 1997).

GT: graben de Tepehuanes. DQ: depresión de La Quemada. con los afloramientos de las secuencias volcano sedimentarias mesozoicas y 26 . GS: graben de La Sauceda. SLDP: San Luis de la Paz.2. ND: Nombre de Dios. (Nieto-Samaniego et al. 2005). RC: Real de Catorce.. FLP: falla Los Pájaros. FVH: falla Villa Hidalgo. GVR: graben Villa de Reyes. Gto.1. FVA: falla Villa de Arriaga. GR: graben de Rodeo. Su traza coincide burdamente con el límite de los afloramientos de rocas volcánicas cenozoicas pertenecientes a la Sierra Madre Occidental. SLP: San Luis Potosí. GVA: graben Villa de Arista. SG: sierra de Guanajuato. GC: graben El Cuarenta. GE: graben de Enramadas. Q: Querétaro. SMA: San Miguel de Allende. Dgo. FBV: falla Buena Vista. LS: laguna de Santiaguillo.2. FO: falla El Obraje. G: Guanajuato. GA: graben de Aguascalientes. SSM: sierra San Miguelito.3 Sistema de fallas San Luis-Tepehuanes Este sistema de fallas se observa en imágenes de satélite y modelos digitales de elevación como un gran lineamiento de dirección noroeste-sureste que se extiende desde San Luis de la Paz..Figura 1.7 Mapa que muestra la localización de las estructuras mayores de la Mesa Central. 1. SMR: Santa María del Río. hasta Tepehuanes. FB: falla del Bajío. SS: sierra de Salinas. GB: graben de Bledos. GRCH-O: graben Río Chico-Otinapa. SC: sierra de Catorce.

de 40 km de longitud y rechazo vertical que alcanza 1. Esa falla se extiende con dirección norte-sur por 150 km. y se reconocen fallas de dirección norte-sur. perpendicular al rumbo de las fallas (Xu et al.1. Estas estructuras se pueden reconocer principalmente en el sector meridional de la MC. 1986). 1997. 1992). lo que le imprime a la región una configuración estructural compleja (Figura 1. allí está formado por numerosas fallas de rumbos que varían de N60°W a N20°W y echados de 45° a 75° al suroeste.. Xu et al. donde afectan a rocas de edad oligocénica. con cerca de 100 km de longitud y rechazos verticales que alcanzan los 500 m (Tristán-González. Esa deformación produjo una extensión de 0.con el límite norte de los grábenes de la Sierra Madre Occidental (Figura 1. 1993). esteoeste. así como la depresión de La Quemada (Figura 1. Los Pájaros. El graben de La Sauceda de dirección ENE.2. en la Sierra de San Miguelito (Figura 1. Villa Hidalgo.000 m (Quintero-Legorreta. 1.2. 1993. desde los Altos de Jalisco hasta su intersección con el FSLT. este sistema de fallas ha sido exhaustivamente estudiado (LabartheHernández y Jiménez-López.7).4 Graben de Aguascalientes Este sistema de fallas limita al occidente el sector sur de la MC separándola de la Sierra Madre Occidental (Figura 1.2.1. de ellas las más importantes son: el graben de Villa de Reyes de dirección NNE-SSW. 27 .7). fue obtenido por el desnivel de 400 m entre las rocas volcánicas que afloran en el bloque levantado (occidental) y el nivel del valle. dicho espesor fue estimado a partir del registro de un pozo profundo para agua (Jiménez-Nava.7). Inmediatamente al occidente del graben de Villa de Reyes. formando un arreglo tipo dominó en las capas de rocas volcánicas oligocénicas. y las estructuras noroeste más importantes son los grábenes de Bledos y Enramadas. 1994. 2004). En el sistema de fallas San Luis-Tepehuanes (FSLT) podemos reconocer dos segmentos: Su porción oriental se extiende de San Luis de la Paz hasta Salinas de Hidalgo y constituye el límite de las regiones meridional y septentrional de la Mesa Central.7). 2004).3 Sistemas de fallas en el interior de la Mesa Central Dentro de la Mesa Central hay numerosas fallas de edad Cenozoica que en muchos casos limitan con cuencas continentales rellenas de sedimentos fluviales y lacustres. noreste-suroeste y noroeste-sureste. longitud de 25 km y rechazo vertical que alcanza los 400 m (Nieto-Samaniego. El desplazamiento de la falla mayor en Aguascalientes es de aproximadamente 900 m.7). 1. Buenavista. 1992). de dirección N-S.2 (20%) con dirección noreste-suroeste. cerca de Zacatecas. El graben El Cuarenta. Villa de Arriaga. Las fallas normales norte-sur más importantes son: El Obraje.. 1992. Nieto-Samaniego et al. más el espesor de 500 m de los sedimentos que rellenan ese valle.. consiste de un graben asimétrico (semigraben) cuya falla principal está ubicada al occidente.

Flores (1990). Castillo Cruz (2003) y Cardona (2007). Labarthe et al. los cuales han sido registrados mediante estudios de campo de Pérez (1967). y Castillo (2003). Labarthe y Jiménez (1993.1. Labarthe y Tristán (1978).9 se muestra en planta.8 Columna estratigráfica del área de estudio (Arzate et al. (1982). UASLP (1999). Figura 1. 2006). 28 .. Cardona (1990. Esta información ha sido registrada a partir de los estudios de Martínez y Cuellar (1979). Labarthe et al.8 se muestra la columna estratigráfica del área de estudio. En la Figura 1. la distribución de los afloramientos de rocas en la zona de estudio. (1982). 2007). 1994).2 Geología del Valle de San Luis Potosí Se describe la geología del valle de SLP. de la superficie hasta el basamento. En la Figura 1.2.

9 Distribución de los afloramientos de rocas en la zona de estudio y localización de las diez secciones geológicas transversales (Cardona. frente a los derrames y tobas terciarias. Material aluvial y conglomerado (Q) El material aluvial está constituido por gravas. principalmente entre los poblados de Santo Domingo y Panalillo (Figura 1. 2007).Figura 1. 29 . Se le asigna una edad de Cuaternario reciente.10). Los conglomerados se encuentran distribuidos en pequeños lomeríos cubiertos en algunas partes por delgadas capas de caliche. limos y arcillas que rellenan toda la parte central del área que forma el Valle de San Luis Potosí. depositados en el flanco occidental de la sierra de Álvarez. El espesor varía entre los 60 y 350 m. cubriendo un área aproximada de 8 km2. según la columna litoestratigráfica de pozos profundos ubicados en diferentes lugares del valle.

Sobreyacen discordantemente a las rocas sedimentarias cretácicas y a los derrames y tobas terciarias. todos ellos cementados por carbonato de calcio. ya que se puede observar gradación en los cortes hechos para extraer grava. pedernal y rocas ígneas extrusivas.El esqueleto de estos conglomerados está formado de caliza. 2009). sin intemperismo prolongado y depositado por corrientes de aguas turbulentas de diferentes etapas.10 Mapa de localización de la Ciudad de San Luis Potosí y poblados aledaños. Esto hace suponer que su origen se debe a una erosión rápida de las sierras cercanas. (Google Maps. Se les ha asignado una edad del Cuaternario (Pleistoceno) por su posición estratigráfica. haciéndose más fuerte esta consolidación hasta la cima. En su mayor parte aflora a 14 km al oriente de la ciudad de San Luis Potosí a 0. De acuerdo con su clasificación se les puede considerar como conglomerados de gravas de composición mixta.5 km al poniente del poblado 30 . Riolita Panalillo (Trp y Tap) Consiste de dos estratos: el estrato superior (Trp) y el inferior (Tap). Figura 1.

una ignimbrita de color rojizo café claro a rosa claro y el estrato superior es una ignimbrita de color gris rosáceo. En general no se encuentra cubierta por otras rocas en el área de estudio. Los fragmentos más gruesos son de 5 mm y los más finos de hasta 1 a 2 mm.de Panalillo. La parte inferior del estrato superior presenta un sistema de juntas horizontales y la ignimbrita formando mesetas planas.10). Cubre concordantemente a la riolita San Miguelito y a la toba lítica. La edad asignada a esta unidad es de la época del Oligoceno. El inferior está parcialmente soldado. observándose los fragmentos pumíticos poco deformados. Ignimbrita Cantera (Tic) Aflora en una amplia zona de la parte oriental de la sierra de San Miguelito. bien estratificada. en una matriz cristalina con algo de vidrio. por estar más soldado. Es de color crema e intemperiza en ocasiones en un color rojizo. llegando a tener una serie de pliegues de flujo. El estrato superior se caracteriza por una estructura columnar. Los afloramientos dentro del área de estudio son muy aislados. de textura fluidal. El medio consiste de una toba depositada por el aire de aproximadamente 3 a 20 m de espesor. tratándose por lo tanto de un derrame localizado aproximadamente al suroeste. café o gris con 10-15% de cristales de cuarzo. en la parte central de la sierra de San Miguelito. al poniente del poblado de Panalillo (Figura 1. con fragmentos de pómez. El espesor de la riolita Panalillo en el área de estudio es de 20-50 m. estratificada con capas de 5-30 cm. El estrato superior consiste de dos unidades. Se trata de una roca de color gris claro. sanidino de 1-4 mm y algunas plagioclasas en una matriz desvitrificada. Se trata de una roca de color rosa con 15% de cristales de 2 a 4 mm de cuarzo. En su cima y base presenta un horizonte con un 5% de cristales de 2 a 4 mm de sandino. arenosa. Es notable en esta roca la fluidez que presenta.10). La edad que se le asigna es el Oligoceno. Las márgenes del derrame consisten de un 31 . Riolita San Miguelito (Tsm) Aflora en una extensa área de la sierra de San Miguelito. Se observaron bastantes fragmentos de pómez. algunos líticos y cristales de cuarzo. teniendo algunos horizontes de grano muy fino. con fragmentos de pómez. En campo se pueden distinguir tres estratos concordantes entre sí. con 20% de cristales de 2 a 4 mm de sandino y cuarzo en una matriz fina. ortoclasa y sandino. Esta unidad sobreyace discordantemente a la formaciones Indidura y Cenicera y a la latita Portezuelo. El espesor de esta unidad incluyendo su base es alrededor de 350 m. al poniente de los poblados Arroyos y Terreros (Figura 1. El estrato inferior consiste de una toba de color crema a ligeramente rojiza. siendo la parte más importante. cuarzo y ortoclasa en una matriz vítrea.

En campo. Intemperiza en forma característica. Es frecuente encontrarle hematita diseminada y en vetillas. con un espesor aproximado de 212 m sin cortar su base. con matriz muy silicificada. La edad que se le asigna a esta unidad es el Oligoceno. Sobreyace concordantemente a la latita y subyace concordantemente a la ignimbrita cantera. su contacto es también concordante. Esta unidad es un derrame que cubrió una extensa área y su cima llega aproximadamente a la cota de 2150 m. subyace a la latita Portezuelo y a la riolita Panalillo. Contiene magnetita alterada generalmente a hematita como mineral accesorio en la matriz desvitrificada y en cuya parte superior del flujo presenta una estructura columnar muy notable. cerro del Frente al sureste del área de estudio. al sur del municipio de cerro de San Pedro (Figura 1.10). así como en el cerro Los Metaleros. (1982) le dan un espesor de 60 m en el arroyo de la Cenicera. en las cercanías del cerro de San Pedro es de 30 m. en algunos lugares se le observó textura fluidal. Se trata de una roca de color café grisáceo. Esta formación constituye la unidad más común subyaciendo al relleno de la fosa tectónica. cerro Santo Niño. Esta unidad sólo se ha identificado en el subsuelo en un pozo ubicado al noroeste de la cuenca de San Luis Potosí. de color gris claro. 32 . debidas a la oxidación de la hematita. Latita Portezuelo (Tlp) Aflora en una amplia zona al oriente de la zona de estudio y en pequeñas áreas en la parte baja de la sierra de San Miguelito. Sobreyace discordantemente a la formación Cenicera y a la andesita Casita Blanca. Ignimbrita Santa María (Tis) La ignimbrita Santa María tiene su afloramiento en los cerros inmediatamente al norte de la ciudad de San María del Río. posterior a los feldespatos. Su espesor en el área de estudio. Con el derrame San Miguelito. La edad que se le asigna es el Oligoceno. con manchas café amarillentas. no se observaron fuentes y parece tratarse de derrames por fisuras. sobreyace discordantemente a la Formación Indidura y forma por lo tanto la base de la serie volcánica en esa zona. Esta unidad se identifica por ser una roca color gris rosáceo con 30-40% de cristales de cuarzo y sanidino de 2-5 mm. su espesor aproximado promedio que se detecta en los pozos que la atravesaron totalmente es de aproximadamente 425 m. en donde se encuentra bien expuesta. Subyace concordantemente a la ignimbrita Cantera.material brechoso. En el área de estudio aflora sobre todo en el cerro de Chiquihuitillo. de espesor variable. Casi al norte de monte Calera (Figura 1. con la riolita presentando menos cristales. al que subyace. con 10% de cristales de 2 a 6 mm de pagioclasa y un poco de cuarzo en una matriz fina.10). La edad que se le asigna a esta unidad es el Oligoceno. haciéndose arenosa y de color grisáceo. aunque Labarthe et al.

con fragmentos de 2 a 8 cm de lutitas y areniscas. Hacia el flanco occidental del cerro Chiquihuitillo. Presentan una variación lateral fuerte. pobremente consolidadas y arcillas de color rosa a crema. en matriz arenosa. La edad que se le asigna es el PaleocenoEoceno. Estos sedimentos parecen haberse depositado en algunos cuerpos de agua que cubrían esa parte de área. con cementante calcáreo. pasando en unos cuantos cientos de metros. una secuencia de brechas. de brechas a arena fina. arcillas y algunas intercalaciones de toba riolítica blanca. mal consolidada. mal consolidado. La edad asignada a esta unidad es el Eoceno. conglomerados. aparece en los flancos occidental y oriental del cerro Chiquihuitillo. La brecha que aflora en la mina de fosforita de La Luz. subyace a la latita Portezuelo. aparece un conglomerado rojizo con fragmentos de 2 a 25 cm de caliza. El espesor de esta unidad en el área de estudio es de 20 a 100 m. con cementante arcilloso rojizo.Formación Casita Blanca (Tcb) La andesita Casita Blanca tiene su afloramiento en las inmediaciones de la ranchería de Casita Blanca. en matriz arenosa. 33 . Consiste en una roca de color gris oscuro verdoso. Formación Cenicera (Tc) Depositados discordantemente sobre los sedimentos cretácicos marinos y subyaciendo también discordantemente a las rocas volcánicas terciarias. En la matriz contiene cuarzo y ferromagnesianos alterados a óxidos de hierro. con fragmentos de 1 a 10 cm de material pumítico gris con cristales de biotita. En el flanco oriental del cerro de Chiquihuitillo. consiste de fragmentos angulosos de caliza. un espesor de 120 m. aparecen también las areniscas blancas pobremente consolidadas intercaladas con una toba lítica bien estratificada. La andesita Casita Blanca sobreyace discordantemente a las formaciones Indidura y Cenicera. mal clasificado y consolidado. Aflora de manera irregular en el área de estudio en forma de ventanas siendo su presencia más notable en el cerro los Metaleros y cerro el Picacho. depositada en agua. los clásticos continentales consisten de lentes y horizontes delgados de conglomerado. También interestratificada con los sedimentos arenosos. Su espesor en el área de estudio es de 20 a 30 m. En el cerro de los Metaleros se le asigna un espesor de 64 m y al norte de San Martín de Abajo. de 40 cm. areniscas poco consolidadas. intercalados con areniscas calcáreas blancas. los cuales se encuentran situados al noreste del área. con 5% de cristales de 1-2 mm de biotita y de 3% de plagioclasa de 1-2 mm. al miembro superior de la riolita Panalillo y a la ignimbrita Santa María.

Su edad está dada por su posición estratigráfica asignándole el Cretácico superior (Turoniano). con algunas intercalaciones de lutitas con frecuentes vetillas de calcita. que intemperizan en amarillo ocre. interestratificadas con capas delgadas de calcarenitas de color café amarillento. sobreyaciendo concordantemente al miembro superior de la formación Soyatal. La edad que se le asigna es el Cretácico superior (Turoniano). es difícil medir su espesor. Formación Indidura (Ksi) Aflora al nororiente del área de estudio sobre todo al poniente de Jesús María y Monte de Caldera (Figura 1. Sobreyacen concordantemente a la formación Cuesta del Cura y subyace en contacto transicional a la formación Cárdenas. con calizas arcillosas y calcarenitas de color gris oscuro a negro.Formación Cárdenas (Kcd) Esta formación aflora sólo en el flanco nororiental de la sierra de Álvarez. proviniendo los sedimentos de zonas levantadas por movimientos tectónicos. Formación Soyatal (Kss) Esta formación dentro del área de estudio se encuentra formada por dos unidades litológicas fácilmente distinguibles: Unidad inferior-consiste de calizas arcillosas carbonosas y limolitas de color gris oscuro a negro. Se le asigna una edad del Cretácico superior. de color gris verdoso que intemperizan en amarillo ocre. Debido a que se halla intensamente plegada. intercaladas con lutitas calcáreas de color gris claro que intemperizan en color violáceo y rojizo. Se encuentra fuertemente plegada lo cual dificulta medir su espesor. Litológicamente consiste en una secuencia de lutitas. Esta formación está constituida por calizas arcillosas de color gris claro. que aflora en la parte oriental del área de estudio. Estratigráficamente esta formación sobreyace en el área concordantemente y ligeramente transicional a la formación Cuesta del Cura. La formación Cárdenas puede considerarse un depósito de aguas poco profundas. Se correlaciona con la formación Soyatal. y subyace discordantemente a pequeños remanentes de tobas riolíticas del terciario. Unidad superior-consiste de una alternancia de lutitas de color gris verdoso.10). en estratos de espesor delgado. 34 . en estratificación de delgada a media.

11b se muestra la configuración del espesor del material granular de la fosa tectónica. La localización de estas secciones se muestra en la Figura 1.Formación Cuesta del Cura (Kcc) Esta formación consiste de calizas negras finamente laminares. Estratigráficamente. En las Figuras 1. por lo general presentan nódulos y capas de pedernal negro a castaño. Estas características pueden observarse al oeste del poblado Cerro de San Pedro (Figura 1. por su posición estratigráfica se le asigna una edad de Cretácico inferior (Aptiano). la caliza se presenta muy arcillosa. con incrustaciones esporádicas de pequeños nódulos de hematita. esta formación Sobreyace en el área a la formación La Peña y subyace a la formación Indidura. Por su posición estratigráfica la edad que se le asigna es el Cretácico (Albiano). de grano muy fino a fino. Estas calizas se encuentran interestratificadas con delgadas capas de lutitas calcáreas compactas que intemperizan en color amarillento y rojizo de 1 a 5 cm de espesor. En algunos lugares. sin embargo se le estima un espesor no menor a 200 m.9. En el área se encuentra cubierta concordantemente por la formación Cuesta del Cura. Su espesor en el área no se conoce por no aflorar su base además de estar muy plegada. de color violáceo alternándose con delgadas capas de lutitas del mismo color. Su espesor es difícil de medir por presentar toda la unidad un sinnúmero de pliegues. Formación La Peña (Kip) Esta formación consiste de calizas de color gris claro a gris amarillento muy compactas. encontrándoseles hasta de 1 m.10). 35 . con estratificación delgada y ondulada. de color gris claro a gris oscuro. interestratificada con bandas de pedernal negro a gris castaño.11a y 1. el espesor de sus estratos varía entre 20 y 50 cm. Esta información se divide en diez secciones geológicas transversales registradas por Cardona (2007). sin embargo se le estiman 225 m. En ocasiones presenta delgadas capas de caliza arcillosa y lutitas calcáreas con coloraciones violáceas y rojizas por intemperismo.

Figura 1. 36 .11a Estratos de las secciones geológicas transversales (Cardona. 2007).

(1982) y Tristán (1986) consideran que paralelamente a la formación de la fosa tectónica (donde está asentado el valle de SLP). comenzó el proceso de sedimentación clástica continental (relleno de la fosa). de tal modo que el bloque que experimenta el mayor descenso relativo ocupa sólo una pequeña parte del valle actual. En este tipo de estructuras los desplazamientos generalmente ocurren a lo largo de una compleja serie de fragmentos de falla interconectados. donde varios bloques experimentaron descensos relativos que aumentan hacia la zona central de lo que actualmente constituye el Valle de San Luis Potosí. 37 . 2007).. 1.11b Estratos de las secciones geológicas transversales (Cardona.3 Sistema de fallas en el Valle de San Luis Potosí Labarthe et al.Figura 1. El hundimiento se produjo a lo largo de fallas normales con un alto ángulo de buzamiento.2.

se localiza otra depresión con una orientación preferencial noroeste-sureste y profundidad al piso rocoso en su zona más hundida de más de 300 m. 1992). el límite norte de esa región más hundida corresponde con una falla normal de orientación noreste establecida a partir de la interpretación de imágenes de satélite (Carrillo. ocupando una superficie aproximada de 90 km2. los límites laterales (oriente y poniente) se relacionan con las fallas normales que delimitan la fosa tectónica de Villa de Reyes. Otras fallas en la zona de estudio se localizan en: el frente oeste de la sierra de San Pedro la cual es de tipo longitudinal.Desde el punto de vista geológico. una falla de rumbo casi este-oeste que pasa por Divisadero y la Morena (Figura 1. y en la sierra de San Miguelito donde las rocas volcánicas presentan fracturamiento en diversas direcciones predominando el rumbo N40°W. Aproximadamente a mitad de la depresión se presenta un alto estructural que la divide formando una estructura tectónica de tipo fosa-pilar-fosa.10). A lo largo de la historia geológica de la fosa tectónica que abarca más de 20 Ma. en la zona de Peñasco (Figura 1. el fracturamiento de la latita Portezuelo (Tlp) que es muy notable al oriente y suroriente de Villa de Zaragoza (Figura 1. un sistema de fallas N60°E y N30°W que afectan a los sedimentos cretácicos en cerro de San Pedro y a las rocas volcánicas terciarias de Cuesta de Campa y cerro de Chiquihuitillo. En los alrededores de las elevaciones que rodean al valle de San Luis Potosí predominarán sedimentos angulosos de granulometría correspondiente con gravas y arenas. estas condiciones originaron que en el subsuelo. es de esperar que relacionada con la distribución de los bloques desplazados por las fallas normales en el subsuelo del valle. seguramente se produjeron movimientos diferenciales en las fallas normales que la limitan. La configuración presentada en las Figuras 1. 38 . las cuñas de material grueso adyacente también modificaron su ubicación dentro de la cuenca. las fallas marginales del graben de Villa de Reyes.11b delimita claramente la fosa tectónica y además establece la presencia de una región más hundida en la zona central de la zona de interés. se presente una variación horizontal en el tamaño de los sedimentos clásticos que rellenan la fosa.11a y 1.10). Al norte de la cuenca de SLP. mientras que en la región que coincide con los bloques más hundidos (zona de playa) deberán existir sedimentos de grano más fino con abundante material arcilloso. la geometría tridimensional de la región con material fino (acuitardo) sea variable y por lo tanto difícil de determinar con exactitud. De la misma manera.10) predominando las de rumbo N40°E y N50°W. por lo que la zona de playa se desplazó lateralmente alejándose del bloque que experimentó el mayor levantamiento relativo en un determinado periodo de tiempo geológico.

En la Tabla 2. S. San Luis Potosí y Toluca Ariel Consultores (1996) . y al mismo tiempo de predicción ante cualquier demanda. La Pila. se presentan sólo los estudios hidrogeológicos del acuífero de San Luis Potosí que se estudiaron y analizaron para utilizarse como base para el desarrollo de esta tesis. Tabla 2.1 Revisión de estudios hidrogeológicos anteriores Se han llevado a cabo muchos estudios con respecto al acuífero de San Luis Potosí. UASLP (1987). Peñasco y Bocas. Algunos de estos estudios pueden ser consultados mediante las siguientes referencias localizadas en la bibliografía de esta tesis: Gálvez (1925). Azomurrutia (1983). CNA (1992). ha mejorado debido a que se conocen con mayor precisión sus características. Existe un manto confinado termal a una profundidad que varía entre 200 a 350 m. Elaboración de un modelo tridimensional de simulación del comportamiento de los acuíferos regionales.CAPÍTULO 2 2. Tyssa (1984). Medina (1967 y 1974). Conocer la disponibilidad del agua subterránea. Estos estudios me fueron proporcionados por investigadores de los Institutos de Geología y Geofísica de la UNAM. Villa de Pozos. En la tabla se incluyen a manera de resumen. por lo que el conocimiento que se tiene del acuífero. pasando por Villa de Reyes. Cardona (1990). El otro de tipo confinado que también se recarga de las sierras circundantes. encontrándose confinado verticalmente por un derrame lávico riolítico denominado “Panalillo”. Lugo (1984). los objetivos y resultados que tuvo cada estudio. Los autores concluyen que existen dos tipos de acuíferos: uno freático o libre que se encuentra en material aluvial. Diseño de una red óptima de pozos de observación piezométrica que reduzca su número pero con un mínimo de varianza en el error.1 Estudios hidrogeológicos anteriores. Stretta y Del Arenal (1960). Hidrotec (1971). se recarga se corrientes que bajan de la sierra de San Miguelito y de la sierra que limita al oriente la región. Título Correlación de superficie y subsuelo de la cuenca geohidrológica de San Luis Potosí. controlado lateralmente por un graben regional de rumbo casi norte-sur que dio lugar a una cuenca alargada que se prolongó desde el sur de Jaral de Berrios. Valle de San Luis. tiene un gasto de 20 a 30 l/s. entre otros. desde hace varias décadas. Carrillo (1992).P.L. S.P. Autor y año Martínez y Cuellar (1979) Objetivos y resultados Correlacionar la geología superficial con la del subsuelo para determinar espesor y actitud del acuífero libre y el control geológico del acuífero confinado. IGF (1988 y 1992). determinar la magnitud de las componentes de la ecuación de balance del agua subterránea y explicar los mecanismos que controlan la dinámica del agua Estudio de simulación hidrodinámica y diseño óptimo de las redes de observación de los acuíferos de Calera..L. y por investigadores del Instituto de Geología de la UASLP.1. Consultores (1977). Geoingeniería Internacional (1996). Martínez y Cuellar (1979). Martínez (1986 y 1997). Villalobos (1980).

sigue el sector agrícola con 20. CNA (2004) subterránea. A partir de los estudios realizados por los autores para lograr los objetivos del proyecto. Los controles de solubilidad con relación a minerales como la fluorita y calcita también pueden utilizarse para reducir la concentración de F en el agua subterránea. México Carrillo et al. Discutir la contaminación natural del agua subterránea profunda asociada con un sistema de flujo regional. concluyen que la unidad acuífera profunda consiste en un estrato de composición mixta. Las profundidades actuales del nivel estático alcanzan los 140 m como máximo.94 Mm3/año (4%). revirtiendo el proceso de deterioro acelerado de los recursos y utilizar el agua con mayor eficiencia socioeconómica y sustentabilidad ambiental. Los autores concluyen que los resultados de esta investigación sugieren que. Según la configuración actual de las elevaciones del nivel estático.33 Mm3/año (71 %). indican que el uso público-urbano es el de mayor importancia con 78. hasta restaurar la estabilidad en toda la zona urbana. diseño y operación se utiliza para regular las condiciones de flujo del agua subterránea a la zona de extracción de los pozos. medio y largo plazos de la Región Centro. Los resultados de las pruebas de bombeo certifican el funcionamiento de acuíferos confinados. El proyecto pretende mejorar la calidad de vida de la población actual y futura. el flujo subterráneo es convergente hacia el área ocupada por la ciudad capital del estado. impulsando al Estado de San Luis Potosí hacia un nuevo dinamismo industrial y de servicios. Disminuir gradualmente la dependencia del abastecimiento de los pozos del casco urbano y aliviar así el deterioro ambiental. Se observa que la profundidad de niveles estáticos es dependiente en forma 40 .5 mg/l. de sur a norte.02 (5 %) y servicios Los restantes usos apenas con 4. Iniciar una nueva política de manejo pragmático.Utilización del régimen de operación y conocimiento de las condiciones hidrogeológicas para controlar las concentraciones de fluoruro en el agua subterránea: Cuenca de San Luis Potosí. el flujo proveniente del norte representa una inversión del rumbo original. siendo la media en el valle de unos 125 m. El objetivo del proyecto es asegurar los recursos hídricos necesarios para el desarrollo socioeconómico a corto. integrado y sostenible del agua. semiconfinados y libres con drenaje diferido. Concluyen que las unidades litológicas en el valle de San Luis Potosí pueden clasificarse como acuíferas y acuífugas. representan el 1 % del volumen total bombeado del subsuelo. sobre todo cuando la construcción. Con base en los volúmenes de extracción. que se extrae en la región de la ciudad de San Luis Potosí. cuya parte superior es formada por material aluvial con un espesor medio de 200 m. y su porción más profunda es constituida por rocas ígneas (tobas arenosas riolíticas y latitas) que presentan una topografía sepultada muy compleja. industrial con 6. Este es un valor muy cercano al máximo permisible por la mayoría de los estándares de calidad del agua. El acuífero establecido en medio poroso está representado por los depósitos aluviales. localizadas en el área de la ciudad de SLP. (1999) Manejo integrado y sostenible del agua en la región centro de San Luis Potosí. mientras los constituidos en medio fracturado están representados por vulcanitas antiguas. controlando la temperatura del agua a la descarga en algunos de los pozos y manteniéndola entre 28-30º C. la concentración de F en agua de mezcla obtenida sería de ≈1.81 (19 %). la base de este acuífero es formada también por rocas ígneas impermeables.

La empresa concluye que el sistema de planeación de INTERAPAS está limitado a corto plazo. Determinó que las principales fuentes de contaminación que afectan al agua subterránea del acuífero somero de la ciudad de SLP según la clasificación por categorías establecida por la Oficina de Evaluación Tecnológica de los Estados Unidos de América. Determinar del Organismo los indicadores técnicos y financieros que sirvan de base para analizar la eficiencia operacional del INTERAPAS (Organismo intermunicipal metropolitano de agua potable. Cd. entre otros). v) escurrimiento urbano y en menores 41 . mientras que en la periferia alcanza valores de 0. lo que haría suponer que la cobertura del servicio ha ido en aumento. iii) aplicación de fertilizantes. Sin embargo. el agua subterránea del sistema de flujo local manifiesta una serie de problemas de calidad que incluyen parámetros inorgánicos. coliformes y elementos traza (Mn.Estudio de diagnóstico y planeación integral de Interapas. Caracterizar la composición química del agua subterránea del acuífero somero de la ciudad de San Luis Potosí. ese registro no brinda la certeza necesaria para llegar a conclusiones confiables de cobertura del servicio. alcantarillado. zonas que presentan la menor densidad de pozos y constituyen áreas con un menor volumen de extracción. saneamiento y servicios conexos. El autor concluye que en la zona conurbana San Luis PotosíSoledad de Graciano Sánchez. con la finalidad de identificar las zonas hacia donde se puede dispersar la contaminación del subsuelo. San Luis Potosí y Soledad de Graciano Sánchez). ii) aplicación de pesticidas. Determinar la dirección del flujo subterráneo en el acuífero somero. su condición financiera y capacidad institucional así como el potencial que tiene para extender e incrementar la cobertura y calidad del los servicios prestados. de acuerdo con los reportes de la Comisión Nacional del Agua. U. orgánicos y de microorganismos. En la zona urbana el abatimiento medio anual llega a los 1. Tecnología ASSUL (2005) Identificación de la contaminación difusa en el acuífero somero de la ciudad de San Luis Potosí. As. Evaluar las regiones afectadas por la contaminación difusa.67 m. Martínez Banda (2005) directa de la magnitud de la explotación local. Los niveles más someros se registraron en los bordes oriental del valle y en la parte norte de la mancha urbana. Pb. de los municipios de Cerro de San Pedro. características que limitan en forma determinante la utilización de este recurso hídrico para consumo humano. Los problemas más serios incluyen elevada salinidad y altas concentraciones de contaminantes como el NO3. El crecimiento en el padrón de usuarios supera las tasas de crecimiento poblacional. Al. en 2003 se encontraban entre 100 y 160 m de profundidad (existe un dato puntual en el pozo Jacarandas de 180 m). Y. son las siguientes: i) categoría IV “Fuentes que descargan sustancias como una consecuencia de otras actividades lucrativas” y son las siguientes: i) la irrigación de cultivos utilizando agua subterránea y aguas residuales. Identificar y clasificar las fuentes de contaminación difusa al agua subterránea en la región de interés. El abatimiento registrado en el nivel estático para el período 1971-2001 varía en el rango de 20 a 50 m. La información de que se dispone está dispersa y carente de sistematización.67 m por año. iv) residuos de granjas. estableciendo los contaminantes con mayor presencia en el agua subterránea.

Los autores corroboran la infiltración desde el acuífero somero hacia el profundo. El autor explica que la extracción no controlada del acuífero profundo ha ocasionado deterioro de la calidad del agua subterránea en diversas zonas del acuífero. Mencionan una extracción de 136. no se encuentra explotado. Que la extracción de agua subterránea se ha incrementado de 0. igual al volumen extraído. a más de 400 m de profundidad. Indican que la dirección de flujo subterráneo actual.Actualización hidrogeológica de los acuíferos de Ceballos y Oriente Aguanaval Estado de Durango. Cardona (2007) proporciones vi) la precolación de contaminantes atmosféricos. Describir la estratigrafía y geología estructural del acuífero de SLP.6 Hm3/año. y ii) la categoría VI “Fuentes naturales cuya descarga es incrementada por la actividad humana” teniendo como principal operación i) la interacción entre agua subterránea y agua superficial. Que la extracción del acuífero somero es limitada y se estima en no más de 5 Hm3/año. para identificar los sistemas de flujo de agua subterránea y analizar el deterioro de la calidad del agua extraída con relación al Flúor. debe ser cuando menos.06 m/año en el periodo de 1995-2006. que el mayor abatimiento se registra en la ciudad de SLP y la zona industrial. sin embargo. Que el acuífero profundo en las calizas.55 m3/s en 1962 a 3. Que no existen salidas por flujo subterráneo horizontal hacia otros acuíferos. Indica que el acuífero somero está contaminado con agua residual y agua de las fugas del drenaje. Llevar a cabo la actualización hidrogeológica del acuífero de SLP. Sabinfosistem (2005) Hidrogeoquímica de sistemas de flujo regional. 42 . además fueron identificadas otras operaciones de menor impacto como lagunas de oxidación y tiraderos de residuos sólidos. procesos y contaminación. es radial con dirección hacia la ciudad de SLP.8 m3/s en 2003. Que la mayor parte de la recarga natural proviene de la sierra de San Miguelito y la sierra Madre Oriental. ya que ha inducido flujo regional (rico en F) a las zonas de producción de los pozos utilizados para abastecimiento poblacional. Mencionan que el acuífero profundo. intermedio y local resultado del marco geológico en la Mesa Central: reacciones. la recarga inducida por retorno de riego. es semiconfinado en la periferia del valle y confinado en la parte central. que el acuífero somero es libre y tiene hasta 200 m de espesor en la parte central de la cuenca y está limitado por un paquete arcilloso. un abatimiento promedio anual de 1. por lo que el flujo de agua no ha sido modificado por la extracción. Indica que el acuitardo está constituido por arenas finas. con más de 70 m de profundidad. Villa de Arista y San Luis Potosí Estado de SLP.

de los cuales 785 son norias con profundidades menores a 50 m que se encuentran explotando el acuífero somero.A. 43 .2. y por la empresa Sabinfosistem (2005) quien además de hacer una recopilación de niveles potenciométricos del periodo de 1995 a 2005 para el acuífero profundo. Base de datos del REPDA en la cual existen registrados hasta el año 2003. 1273 aprovechamientos. realizó mediciones en campo en 2005.   En la Tabla 2. realizado por la empresa Tecnología y Sistemas S. Dicha información contempla datos potenciométricos desde 1962 hasta el 2003. Información del censo de aprovechamientos de agua subterránea del acuífero profundo de San Luis Potosí. como parte de los trabajos encomendados en el “Estudio Geohidrológico de Evaluación del Valle de San Luis Potosí”. realizado en 1988 por el Instituto Mexicano de Tecnología del Agua.2 se presenta un resumen de las mediciones de niveles estáticos realizadas en los diferentes años y que aparecen en el registro potenciométrico histórico del acuífero profundo de San Luis Potosí. para establecer los niveles potenciométricos del acuífero de SLP. 698 aprovechamientos se encontraban activos de los cuales 389 eran pozos profundos y 309 eran norias. se enumera como sigue:   Potenciometría histórica del acuífero de SLP proporcionada por la Gerencia Estatal de San Luis Potosí.1 Información potenciométrica disponible La información disponible que utilizaron la empresa y los autores arriba mencionados (además de sus propias mediciones en campo). no se tiene conocimiento del numero de aprovechamientos activos e inactivos por no figurar en el REPDA dicho concepto. 2. como parte de los trabajos del “Estudio Geohidrológico del Valle de San Luis Potosí y Villa de Reyes”. pero las mediciones utilizadas para esta tesis. del año 1984. por Cardona en el año de 1990 para el acuífero profundo. los restantes 488 (pozos con profundidades de más de 50 metros). extraen agua del acuífero profundo. Para el año 2003.2 Potenciometría histórica del acuífero de San Luis Potosí Se han efectuado varias mediciones del nivel potenciométrico del sistema acuífero de San Luís Potosí por diferentes autores. Censo de aprovechamientos para el acuífero de San Luis Potosí. En 1995. fueron las realizadas por Martínez Banda (2005) para el acuífero somero.2.

44 .Tabla 2. dentro del acuífero profundo de San Luis Potosí.2 Resumen de mediciones potenciométricas por año. se muestra la ubicación de los 153 pozos que extraen agua del acuífero profundo y en los cuales hicieron mediciones de la profundidad del nivel estático. En la Figura 2. se presenta la Tabla 2. la cual corresponde al periodo de 1995 al 2005.3 (ver ANEXO).1. Año con registro Número de mediciones potenciométrico de nivel estático 1962 1 1971 5 1972 7 1973 4 1974 5 1975 4 1975 13 1983 1 1984 9 1985 3 1986 10 1987 11 1988 1 1990 5 1991 2 1992 23 1993 2 1994 9 1995 62 1996 45 1997 19 1998 73 1999 68 2001 53 2003 46 2005 75 De la información potenciométrica histórica recopilada y del análisis de los datos de profundidades de niveles estáticos de los 153 pozos piloto (medidos en septiembre de 2005) de que consta la red potenciométrica del acuífero profundo de San Luis Potosí.

en localidades como Los Gómez (Figura 2. 2005). 2.3 m de profundidad hacia la parte de la sierra de San Miguelito.Pozos de observación Vías de comunicación Límite del acuífero Ahualulco Ú Ê Localidades principales Municipios Ahualulco Armadillo de los Infante Cerro de San Pedro Mexquitic de Carmona San Luis Potosi Soledad de Graciano Sanchez Villa de Reyes Villa Hidalgo Zaragoza # # 402 Villa Hidalgo N # 375 # 374 # 373 # 367 # 369 # 386381 # # 398 394 # # 391 # 389 # 399 # 388 # 406 # 925 # 429 # 416 # 414 # 413 # 411 # 409 # 403 # 696 # 246 # 247 # 248 # 251 # 252 # 254 425 # # # 662 934 936 # 933 # # 137 # 027 # 881# 862 # 093 # 430 # 171 # 156 Soledad de Graciano # 138 189 # 273 Ú # Ê Sánc hez # 865 # 635 # #0 # 051 # 044 04142 # 624 # # 130 # 052 # 039 040 # 261 #363 102 # # 262 438 # # 257 # 263 # 004 # 362 ## 002 # 135 001 # 726 # # 067 # 005 644 # 095 # 008 Ú Ê # 122 # 935 # 279 # 308 # 313 # 310 # 724 # 861 ## 013 012 # 094 # 866 # 057 # 058 # 924# 867 Ú Ê Es calerillas# 926 # 478 # 127 # 126 # 446 # 077 # 448 133 # # 474# 472 # 020 # 469 # 470 # 260 # 451 ##464 467 # 079 # # 439 # 361 Laguna D e Santa Rita # 320 # 319 # 329 # # 327 350 # 878 # # 358 877 # 357 439 # # 352 # # 828332 353 360 # Ú Ê San Luis Potosi # 433 # 912 # 913 # # 338 886 # 826 Pila. La # # 873 # 347 # 346 Ú Ê Ú Ê Vill a De Zar ag 341 Figura 2. En estos datos se identifican diferencias de profundidades del nivel estático relativamente contrastantes. ya que podemos encontrar valores desde los 0. está claramente definida por la topografía del lugar. 45 .2. Gerencia Estatal en San Luis Potosí. y profundidades mayores a los 20 m hacia el valle.2).1 Ubicación de pozos con información histórica de niveles estáticos (CNA. obtenida a partir de los datos hidrogeológicos recabados en campo por Martínez Banda (2005).2 Potenciometría histórica del acuífero somero de San Luis Potosí La profundidad al nivel freático.

Figura 2. en el cual se considera que el flujo del agua subterránea es controlado principalmente por la disposición de las unidades litológicas agrupadas en los medios granular y fracturado. 2005). ya que las condiciones geológicas condicionan la presencia de materiales gruesos de pie de monte que permiten un flujo relativamente rápido hacia el acuífero profundo. además de la dirección de flujo. en este caso identificadas en la zona oriental. donde se han identificado las mayores cargas hidráulicas.3 se presenta la configuración de igual elevación del nivel freático. En la Tabla 2. además de las fuerzas gravitacionales y por consiguiente la topografía del terreno.4 (ver ANEXO) se presentan los datos del muestreo de las norias. En esa región. 46 . que representa la zona de descarga. Lo anterior permite establecer la zona de recarga en las laderas de la Sierra San Miguelito. En la Figura 2. Considerando los datos y la configuración de cargas hidráulicas obtenidas. La dirección de flujo se establece desde esta parte mencionada en dirección a las partes topográficamente mas bajas del valle. Esta información fue utilizada en la determinación de la elevación al nivel freático y su configuración. el agua subterránea se incorpora al acuífero profundo.2 Profundidad al nivel freático del acuífero somero para el 2004 (Martínez Banda. se define la dirección de flujo del acuífero somero.

y tiene un espesor que se estima de 100 m aproximadamente. Hay que recordar también que el acuífero somero está contenido principalmente en el material aluvial y de relleno de la fosa tectónica. en este sistema. 2. En este caso. 2005).Figura 2.4. son resultado de las fuerzas gravitacionales y la litología del subsuelo. 47 . Es importante recordar que las fuerzas que condicionan el movimiento del agua subterránea.2.2.1 Sistema de flujo del acuífero somero La información potenciométrica de esta zona no es suficiente como para permitir la definición tridimensional del sistema de flujo local.3 Elevación al nivel freático y dirección de flujo subterráneo del acuífero somero de SLP (Martínez Banda. aunque también forma parte de éste la roca fracturada en la zona de recarga. y con base en ello se establece el sistema de flujo local como se muestra en la Figura 2. para definir el sistema de flujo es necesario utilizar la topografía y la geología de la región.

4 Sistema de flujo del acuífero somero de la ciudad de San Luis Potosí (Martínez Banda. La extracción de agua subterránea del acuífero profundo se incrementó en un 330% (desde 0. Las configuraciones para los años 1995 y 2005 se tratarán más adelante con mayor detalle.2. 1999. 1986. Cabe mencionar que las mediciones de niveles estáticos para los años 1972. 1998. 1744.Figura 2. 2. 2005). 1994. 48 .5 a 2. 1984.13 se muestra la potenciometría histórica del acuífero profundo para los años 1977.3 Potenciometría histórica del acuífero profundo del San Luis Potosí La extracción de agua subterránea del acuífero profundo comenzó en la década de los cuarentas. 1987 y 1997 son escasas.9 m por año en promedio. 1746 y 1730 msnm respectivamente.6 m3/s) para el periodo 1972 a 1990. pero muestran un nivel estático medio de 1760.3 m por año. pues es a partir de ellas de donde se tomará la potenciometría base para realizar el modelo de flujo y calibrarlo. debido a que en estos dos años es cuando hay registrado un mayor número de mediciones de niveles estáticos. 2001 y 2003. Las elevaciones del nivel del agua en pozos para el año de 1972 se estima que disminuyeron a un ritmo de 0.78 m3/s a 2. La información hidrogeológica disponible para ese tiempo es escasa y de mala calidad. 1996. En las Figuras 2. mientras que para 1990 el ritmo de abatimiento del nivel del agua en los pozos resultó de 1. 1992.

Figura 2. 2470000 2470000 2465000 2465000 2460000 2460000 2455000 2455000 2450000 2450000 2445000 2445000 2440000 2440000 2435000 2435000 290000 295000 300000 305000 310000 315000 290000 295000 300000 305000 310000 315000 Figura 2.8 Distribución de los niveles potenciométricos del acuífero profundo para el año 1994. Las cruces representan los pozos. 49 . Las cruces representan los pozos.2470000 2470000 2465000 2465000 2460000 2460000 2455000 2455000 2450000 2450000 2445000 2445000 2440000 2440000 2435000 290000 295000 300000 305000 310000 315000 2435000 290000 295000 300000 305000 310000 315000 Figura 2. Las cruces representan los pozos.6 Distribución de los niveles potenciométricos del acuífero profundo para el año 1984. Las cruces representan los pozos. Figura 2. 2470000 2470000 2465000 2465000 2460000 2460000 2455000 2455000 2450000 2450000 2445000 2445000 2440000 2440000 2435000 290000 295000 300000 305000 310000 315000 2435000 290000 295000 300000 305000 310000 315000 Figura 2.5 Distribución de los niveles potenciométricos del acuífero profundo para el año 1977. Figura 2.10 Distribución de los niveles potenciométricos del acuífero profundo para el año 1998. Las cruces representan los pozos.9 Distribución de los niveles potenciométricos del acuífero profundo para el año 1996.7 Distribución de los niveles potenciométricos del acuífero profundo para el año 1992. Las cruces representan los pozos.

11 Distribución de los niveles potenciométricos del acuífero profundo para el año 1999.12 Distribución de los niveles potenciométricos del acuífero profundo para el año 2001.2470000 2470000 2465000 2465000 2460000 2460000 2455000 2455000 2450000 2450000 2445000 2445000 2440000 2440000 2435000 290000 295000 300000 305000 310000 315000 2435000 290000 295000 300000 305000 310000 315000 Figura 2. Las cruces representan los pozos. 50 . Figura 2. Las cruces representan los pozos.13 Distribución de los niveles potenciométricos del acuífero profundo para el año 2003. Las cruces representan los pozos. 2470000 2465000 2460000 2455000 2450000 2445000 2440000 2435000 290000 295000 300000 305000 310000 315000 Figura 2.

2.2.3.1 Curvas de profundidad al nivel estático en 1995 y 2005 Las curvas de profundidad al nivel estático que se presentan en la Figura 2.14 fueron generadas en el programa Surfer a partir de las mediciones de profundidad al nivel estático recopiladas por la empresa Sabinfosistem (2005), de 68 aprovechamientos de agua subterránea en el año de 1995. Las mayores profundidades se ubican a 3 km al noroeste del centro de la ciudad de San Luis Potosí. Cabe resaltar que la profundidad máxima registrada al nivel estático para este año fue de 160 m. Para este año la superficie total que representaban las profundidades mayores a 150 m al nivel estático, era de 23.4 km2.

2470000

2465000

2460000

SGS
2455000

2450000

SLP

2445000

Zona Industrial
2440000

2435000 290000 295000 300000 305000 310000 315000

Figura 2.14 Curvas de profundidad al nivel estático en 1995.

Las curvas de profundidad al nivel estático que se presentan en la Figura 2.15 fueron generadas también en Surfer a partir de las mediciones de profundidad al nivel estático realizadas en campo por la empresa Sabinfosistem (2005), en 68 aprovechamientos de
51

agua subterránea. En la figura se observa que el nivel estático más somero es de 80 m, y el más profundo de 180 m. Por otro lado, el área que representan las profundidades al nivel estático mayores a 150 m pasaron de 23.4 km2 en 1995 a 70 km2 en 2005. Este crecimiento ocurre básicamente en toda la zona urbana de San Luis Potosí, así como en la zona industrial.

2470000

2465000

2460000

SGS
2455000

2450000

SLP

2445000

Zona Industrial
2440000

2435000 290000 295000 300000 305000 310000 315000

Figura 2.15 Curvas de profundidad al nivel estático en 2005.

2.2.3.2 Curvas de elevación al nivel estático en 1995 y 2005 Para calcular la elevación del nivel estático se restó a la elevación del brocal, la profundidad al nivel estático. Los datos de elevación del nivel estático fueron procesados en Surfer para obtener las curvas de igual elevación del nivel estático tanto para el año 1995 (Figura 2.16) como para el 2005 (Figura 2.17).

52

Al comparar las configuraciones de los años 1995 y 2005, se observa un incremento en el área de elevaciones menores a 1720 msnm, en donde el área para 1995 era de 88.6 km2 y para el 2005 es de 274.2 km2.

2470000

2465000

2460000

SGS

2455000

2450000

SLP

2445000

Zona Industrial

2440000

2435000 290000 295000 300000 305000 310000 315000

Figura 2.16 Curvas de elevación del nivel estático para el año 1995.

53

se puede inferir la dirección del flujo del agua subterránea.2. En el estudio de Sabinfosistem (2005).18). se indican diversas direcciones de flujo.17 nos permiten inferir que el flujo es preferencialmente concéntrico. es decir. de las serranías hacia el centro del valle en donde se localiza la ciudad de San Luis Potosí (Figura 2.2470000 2465000 2460000 SGS 2455000 2450000 SLP 2445000 Zona Industrial 2440000 2435000 290000 295000 300000 305000 310000 315000 Figura 2.17 Curvas de elevación del nivel estático para el año 2005. 54 .3 Dirección de flujo del agua subterránea Procesando las mediciones potenciométricas realizadas en 2005 en toda el área de estudio.3. sin embargo las curvas de la Figura 2. y es en esta zona también donde el abatimiento es mayor y continua incrementándose. 2.

18 Dirección del flujo de agua subterránea para el año 2005.Figura 2. 55 .

ignimbritas y tobas de composición félsica durante el Terciario. los sistemas de flujo de la cuenca de SLP. indican la disposición de fosas (y pilares tectónicos) donde se ha identificado material de relleno (gravas. y esta última es resultado de una serie de eyecciones de lavas. Esta cuenca cubre unos 1950 km2. arcillas y piroclastos).2. anisótropa y heterogénea. excepto en las zonas de pie de monte. Los lineamientos estructurales regionales detectados en imágenes de satélite y corroborados con trabajos de campo. la composición hidrogeoquímica y la calidad del agua subterránea. la cuenca de SLP se localiza en el extremo suroriental de la Sierra Madre Occidental y está constituida por una fosa tectónica que se rellenó con material piroclástico y sedimentos en un máximo del orden de 500 m. y un máximo de 10% de arcilla. constituyen una unidad hidrogeológica continua. la parte del acuífero que subyace la cuenca de SLP. Las características geoeléctricas de la lente de material fino se relacionaron con valores de resistividad 56 . En lo particular. mayormente por cuarzo y Sanidino. arenas. su funcionamiento hidrodinámico. por lo que el agua subterránea cubre el 95% de los 2600 l/s considerados necesarios para la ciudad (Carrillo y Cardona.2 El acuífero de SLP Desde el punto de vista de la hidrología subterránea. los materiales volcánicos fracturados de la cuenca y el relleno de la fosa tectónica en su conjunto. Debido a efectos estructurales distensivos.3. está constituida por dos tipos de material: uno granular y otro fracturado. la mayor parte se encuentra en dicho acuífero y carece de corrientes superficiales perennes. Su distribución fue definida por Carrillo y Cardona (2003) con base en registros litológicos y correlaciones apoyadas en la interpretación de registros eléctricos verticales realizados utilizando un dispositivo tetraelectródico tipo Schlumberger. se localiza hacia el centro de la parte topográficamente más baja. la cuenca superficial de San Luis Potosí está incluida en la Sierra Madre Occidental. se formaron sistemas de fracturas y fallas normales que afectaron regionalmente esas unidades volcánicas.3. Esta lente de material fino se encuentra a unos 80 m de profundidad a partir del suelo y tiene un espesor que varía entre 70 y 100 m. 2. y abarca unos 250 km2 de superficie. El primero está formado por material de origen volcánico (tobas) y sedimentario que incluye una lente de material fino y compacto que está compuesto en volumen. en ocasiones con más de 500 m de espesor. En consecuencia.3 Descripción conceptual del acuífero de San Luis Potosí 2.3 Tipo de material Con base en la descripción geológica anterior.3.1 Introducción Se presenta a continuación una descripción general del sistema acuífero de San Luis Potosí en donde se incluyen: las unidades hidrogeológicas que lo conforman. 2003). 2.

por lo que sus características hidráulicas son variables. situación que ratifica su comportamiento hidrogeológico en el subsuelo. En su conjunto constituyen un acuífero en su mayor parte de tipo libre heterogéneo. ya que incluye varios tipos de litología tanto en el sentido vertical como en el horizontal. Figura 2. mientras que en regiones alejadas de las principales estructuras de callamiento se incrementan a más de 100 Ω-m.19.3. fracturadas como se observa en la Figura 2.3. la salinidad varía relativamente poco en relación con 57 . La relación de la elevación de la base del material granular fino con respecto a la posición del nivel piezométrico en algunas partes del acuífero profundo condiciona que el primero se comporte como un cuerpo que confina el flujo de agua subterránea en el segundo. fracturado (rocas volcánicas) y doble porosidad (tobas). en particular las del acuífero profundo. Los valores de resistividad eléctrica de las rocas volcánicas fracturadas son del orden de 25-100 Ω-m. 2003).5 Corrección por temperatura En el caso de las aguas subterráneas que circulan en la cuencas de San Luis Potosí. 2. los diferentes medios geológicos identificados funcionan como: poroso (material granular).19 Disposición de materiales geológicos del subsuelo de la cuenca de San Luis Potosí (Carrillo y Cardona.eléctrica del orden de 6-15 Ω-m. El material granular sobreyace en diversos escalones formados por unidades de las rocas volcánicas terciarias. 2.4 Respuesta hidráulica Desde el punto de vista de respuesta hidrológica.

esta temperatura contrasta con la medida en el agua que circula por el material granular que es de ≈ 25 °C. Como se determina en la sección de hidrogeoquímica. por lo que no se considera necesario efectuar correcciones. Sin embargo. cuya temperatura a la descarga del pozo es de 34-36 °C. En la Figura 2. ya que el contenido de sólidos totales disueltos varía de 180 a 350 mg/l. La temperatura del agua fría (25 °C) y la que circula a profundidad (con más de 75 °C) implica un contraste de densidades 58 . se ha estimado una temperatura mínima de 75 °C para el agua subterránea. agua que es obtenida en un número importante de pozos que captan el material fracturado del acuífero profundo. con base en geotermómetros. Figura 2. otro aspecto que se debe considerar. es la temperatura del agua que se encuentra circulando en la parte inferior del acuífero.20 se presenta la distribución horizontal de la temperatura del agua subterránea medida a la descarga del pozo.20 Distribución horizontal de la temperatura del agua subterránea en el acuífero profundo medida a la descarga de pozos (Carrillo y Cardona. 2003).un plano vertical.

y corresponden predominantemente con materiales gruesos (arenas y gravas con K = 2. Afuera de estas zonas de fracturamiento los valores se reducen drásticamente. por lo tanto. Los espacios intergranulares de las tobas contribuyen mayormente con su porosidad de 18 a 37% al volumen de la producción. esta porosidad afecta inversamente la velocidad del agua subterránea. por medio de la aplicación de metodología numérica como la propuesta por Rathod y Rushton. las partículas de esta unidad acuífera son normalmente más finas (K = 2 x 10-5 m/s). cuando aportan agua a un pozo de extracción.7 Transmisividad El medio de doble porosidad que existe en el acuífero de SLP. el medio granular también presenta zonas que permiten buenas condiciones para el flujo subterráneo. pues la porosidad es reducida (de 6%).9765 g•cm-3.5 x 10-4 m/s. sin embargo. La diferencia de 50 °C es significativa aunada al espesor del acuífero considerado.3. Estos valores fueron obtenidos por Carrillo y Cardona (2003) mediante el análisis e interpretación de pruebas de bombeo (abatimiento-tiempo) estándar.9970 g•cm-3 y de 0. presentándose incluso condiciones hidráulicas de tipo confinado. Cálculos realizados por Carrillo y Cardona (2003) con el software MODFLOW indican que se filtran a través de esta lente del orden de 2 l/s por cada kilómetro cuadrado de su superficie. aunque de distribución restringida. 2. respectivamente. donde se consideró que no todo el espesor de la unidad acuífera atravesada por el pozo es productora. por lo que el flujo en ésta contribuye muy poco al rendimiento específico de los pozos.6 Conductividad hidráulica Los valores mayores de conductividad hidráulica en la cuenca de SLP están asociados con las fallas que originaron las fosas tectónicas. la corrección para una columna de agua caliente de 1500 m es del orden de 30 m.de 0. En la porción central de la fosa. llegando hasta ≈ 2 x 10-6 m/s. 2. o la altura de la carga hidráulica hasta la base del acuífero. en la mayoría de la cuenca el movimiento de agua es en términos efectivos en esta parte del acuífero.3 x 10-4 m/s) que normalmente se presentan en las márgenes de las fosas. después. y en especial con zonas de cruce de sistemas de fracturamiento principal (intersecciones de los sistemas NE-SW y NW-SE) donde se tienen valores de K de hasta ≈ 3.3. La circulación de agua subterránea se realiza principalmente en los sistemas de fracturas de las rocas volcánicas. de aquella almacenada en los poros de los bloques. Por otro lado. 59 . de este modo. inicialmente el agua fluye de las fracturas que separan los bloques y. Las fisuras de las lavas contribuyen a los pozos con la mayor parte de la producción de agua. Estas condiciones obedecen a la distribución de la lente de material fino. se caracteriza por la presencia de bloques de tobas.

3. en la cuenca de SLP el flujo de agua subterránea en el material granular es relativamente más lento (V = 0. el material arcilloso no es homogéneo e isótropo.2. preferentemente pozos.9 Consolidación en el acuífero de SLP En el caso de la cuenca de SLP. pero vertical en las zonas de producción. por lo que su respuesta a la extracción variará de lugar en lugar dependiendo de efectos locales en la granulometría y de la fuente de aporte de agua subterránea.28 m/día). excepto en las zonas de pie de monte donde se genera entrada de agua. Otra razón que se considera fundamental en la insignificante respuesta observada de consolidación del suelo es que la mayor parte del agua subterránea extraída está siendo aportada por la porción fisurada del acuífero y no por el almacenamiento de dicho material arcilloso de la parte granular del acuífero profundo.017 m/día) y con dirección preferentemente horizontal. en San Luis Potosí la respuesta expuesta del sistema hidrogeológico compuesto por la lente de material fino y el acuífero corresponde con la evidencia hidrogeológica observada en campo. En lo que corresponde a las lavas fracturadas.13 m/día). en términos amplios. En especial. 2. Cardona (2003) realizó el análisis de este material y encontró que. Esto es debido en parte a que en general no se ha presentado una respuesta de consolidación del suelo que pueda considerarse resultado de la extracción de agua subterránea. El material de doble porosidad presenta velocidades de flujo subterráneo incluso mayores (V = 0.8 Velocidad de flujo Los efectos del marco geológico son definitivos sobre el control de la velocidad (V) y de la forma de desplazamiento del agua subterránea.3. y un máximo de 10% de arcilla. 60 . En efecto. Sin embargo. existen dos conceptos básicos que deben considerarse: la velocidad y recorrido natural del flujo y la velocidad producida bajo influencia de la extracción por obras. no se han realizado investigaciones sobre las diversas propiedades de la capa del material confinante presente en el subsuelo. desde el punto de vista mineralógico. estos valores son de representatividad local. el flujo presenta velocidades sensiblemente mayores (V = 0. está compuesto en volumen principalmente por granos de cuarzo y Sanidino. aunque se estima que debido al limitado número de pruebas disponibles. y el movimiento natural es preponderantemente horizontal. Evidentemente. En efecto. La respuesta particular a la extracción de no consolidación del material arcilloso en la cuenca de SLP se estima que es debida a que está compuesta de material esencialmente granular con un coeficiente de compresibilidad mínimo.

En terrenos montañosos compuestos por rocas fracturadas como las que afloran en la cuenca de SLP. por lo que no es posible conocer la configuración del nivel freático en las sierras. Es importante señalar que. que debido a la fuerza de la gravedad terrestre.10 Sistemas de flujo Se ha establecido que la cuenca de SLP se aloja en la porción central del país y que queda incluida al sureste de la denominada Provincia Fisiográfica de la Sierra Madre Occidental. Cuando se considera que el flujo de agua subterránea es controlado por fuerzas gravitacionales únicamente. hacia el extremo donde limita con la Mesa Central. geología del subsuelo. De acuerdo con la jerarquía de los sistemas de flujo. la información disponible únicamente permite establecer que las elevaciones topográficas compuestas por rocas volcánicas fracturadas potencialmente pueden constituir zonas de recarga de parte del agua subterránea que se extrae en la planicie.2. en ocasiones los patrones naturales de flujo están muy distorsionados localmente por la extracción concentrada de agua subterránea por medio de los pozos.3. en primera instancia. La información piezométrica disponible para la cuenca de SLP no es suficiente como para permitir la definición tridimensional de los sistemas de flujo en una región. y por la información que puede rendir acerca de la dirección y dimensiones de los patrones de flujo subterráneo. Está bien establecido que en áreas de recarga existen menores cantidades de sólidos disueltos que en agua más profunda del mismo sistema. En este caso. los patrones de flujo subterráneo están controlados por la configuración del nivel freático y por la distribución de las conductividades hidráulicas del medio geológico. En la cuenca de SLP. hidrogeoquímica y análisis de manifestaciones superficiales de ausencia o presencia de agua subterránea. El flujo subterráneo también está en función de la topografía y el clima de la región. de acuerdo con el patrón de flujo subterráneo desde las zonas de recarga hasta las zonas de descarga. generalmente incrementa su contenido de sólidos totales disueltos. la topografía del terreno permite suponer. Es importante recordar que las fuerzas que condicionan el movimiento del agua subterránea son resultado de fuerzas gravitacionales. la dirección del flujo subterráneo se dirige de las partes topográficamente altas (zonas de recarga) a las partes topográficamente bajas (zonas de descarga). incrementa su salinidad. esto es. además de que un relieve pronunciado favorece la circulación profunda de agua subterránea. para definir los sistemas de flujo es necesario utilizar herramientas adicionales como topografía. la totalidad de los pozos se encuentran ubicados en la planicie. A medida que el agua subterránea se mueve en la zona saturada. el de tipo regional es el que se inicia en los terrenos de mayor altitud y termina en la región de menor altitud. Más aun. y ésta a su 61 . de temperatura y capilares. la configuración del nivel freático depende de la distribución espacial de la conductividad hidráulica y de la recarga. El conocimiento de la calidad del agua subterránea y su distribución espacial es importante desde el punto de vista de agua asequible para el abastecimiento. de acuerdo con Tóth.

mientras que la componente de agua fría se origina de recarga natural en las estribaciones de la sierra dentro de la cuenca. La componente termal presenta los mayores valores de Li+. las variaciones en la concentración de Li+ en el agua subterránea indicarán trayectorias de flujo (tiempo relativo de residencia) y litologías diferentes.21) confirma que el “agua termal” puede asociarse con un sistema de flujo regional que ha circulado por rocas volcánicas riolíticas fracturadas. De acuerdo con los elementos traza presentes y su concentración en el agua subterránea. pues como se ha visto. En particular se observa que no existen zonas de descarga de las aguas que se infiltran en la 62 . además indica la interacción agua-roca. lo que sugiere que ha viajado una distancia mucho mayor (vertical y horizontalmente) que la componente de agua fría. y relativamente plana. De este modo. que circula preferentemente por las rocas volcánicas fracturadas que afloran en la parte alta. 2003). El análisis conjunto de la temperatura y la concentración de Li+ (Figura 2. El estudio de las características físicas y químicas del agua subterránea de la cuenca de SLP sugiere que existe un sistema de flujo regional. en el caso de las aguas de SLP. posee menor cantidad de sólidos totales disueltos que el agua subterránea en las zonas de descarga. se estima que el sistema de flujo regional definido se inicia en una zona más allá de la cuenca hidrológica superficial. ubicada al occidente de la Sierra de San Miguelito.vez. El Li+ es un elemento de tan alta movilidad geoquímica que al principio del ciclo hidrológico las rocas ígneas tienden a liberarlo. el agua fría tiene bajas concentraciones de Li+ y se asocia con la porción del acuífero correspondiente al material granular de relleno.21 Relación Li+: temperatura para el agua subterránea del acuífero profundo (Carrillo y Cardona. Figura 2. esta propiedad es resultado de un comportamiento estructural particular. aunque esto no implica que la conductividad hidráulica de dichas unidades geológicas sea similar a la de otras unidades en el subsuelo de la planicie. Así.

22. Figura 2.3. ya que convergen dos conceptos que limitan los volúmenes de agua asequible desde el punto de vista de su calidad para utilizarse para consumo humano: 1) efectos antropogénicos. y 2) efectos naturales de interacción agua-material geológico. Una descripción de los diferentes sistemas de flujo identificados en la cuenca de San Luis Potosí y su control geológico se presenta en la Figura 2. 2. El primer caso está marcado por el manejo inadecuado del agua residual generada por la población.22 Sistemas de flujo en la cuenca de San Luis Potosí y su relación con la geología (Carrillo y Cardona.11 Calidad del agua subterránea La cuenca de SLP presenta condiciones muy interesantes. 2003). Desde el punto de vista de 63 . por lo que la presencia de contaminantes en el agua subterránea del acuífero somero ha sido identificada consistentemente por evaluaciones realizadas desde principios de la década de 1960. manejo que se caracteriza por su desalojo de la ciudad a través de canales sin revestir y su posterior utilización para riego. y más recientemente por la industria.cuenca de SLP.

disuelto en el agua subterránea termal (hasta de 3.se encuentra en las rocas volcánicas fracturadas. Como se detalló previamente. que en México señala los límites máximos permisibles en el agua destinada para consumo humano. la cantidad de flujo de agua que pasaba del acuífero somero al profundo era por dos vías: a través de la lente de material fino y otra lateral. Con la perforación de pozos profundos se creó una vía adicional. y la composición del agua fría del acuífero somero.pasa rápidamente a la solución. cuya ingesta podría ocasionar daños a la salud dependiendo de la dosis.8 mg/l). Cr). las de la lente y las de la parte involucrada del acuífero profundo. mayores al límite permisible establecido en la NOM-127SSA1-1994. Evidentemente la lente de material fino que delimita el acuífero somero regula el paso del agua que satura a este último.5 donde se incluyen la composición química promedio del agua termal y del agua fría del acuífero profundo. tiene baja salinidad (STD < 300 mg/l) y mínimo contenido de elementos traza (As. B. con la cual determinaron que el caudal de aporte lateral es del orden de 40 l/s para todo el perímetro de la lente de material fino. por lo que al agua del acuífero somero entra al pozo por el ademe ranurado y cae hacia el acuífero profundo. En condiciones naturales previas a la explotación de agua subterránea. ya que. el agua termal cuya temperatura a la descarga es mayor de 35 °C. por lo que el ingreso de agua contaminada del acuífero somero hacia el profundo es continuo. donde el agua se derrama en la región donde termina la lente. con excepción del F-. Se han realizado algunos cálculos para tratar de determinar la cantidad de agua subterránea que pasa desde el acuífero somero por el cuerpo de la lente de material fino. de 1960 a 1980 (cuando menos). permitiendo un flujo que está condicionado por las propiedades hidrogeológicas del acuífero superior.inorgánicos en las aguas subterráneas de ese acuífero. HCO3. se han detectado elevadas concentraciones de NO3-. Muchos de esos pozos actualmente están fuera de operación pero no han sido sellados en forma adecuada. Cl-. A continuación se presenta la Tabla 2. En la cuenca de San Luis Potosí los efectos naturales de interacción agua-material geológico ocasionan elevadas concentraciones de F. es de muy buena calidad. por lo que durante el movimiento del agua subterránea a través de las fracturas interacciona con su parte vítrea y el F. Se ha detectado que la fuente de F. Pb. el nivel de agua en estos pozos se encuentra a más de 50 m de profundidad. Sin embargo. Carrillo y Cardona utilizaron una aproximación hidráulica. 64 . por otro lado esta invasión se ratifica con la identificación de coliformes totales y fecales. muchos eran construidos con ademe ranurado desde 60-80 m hasta la profundidad total (150-300 m).y Fetotal que indican la entrada de aguas residuales.

2 50 23.1 1.disuelto.06 Agua fría Temperatura pH E.1 0.37 0. o si esas condiciones cambian podrá precipitarse F-. HCO3 Cl SO4 NO3 Na K Ca Mg Acuífero mg/l mg/l mg/l mg/l mg/l mg/l mg/l mg/l profundo 155 13. es importante apuntar que este índice marca el riesgo de que se precipiten minerales al cambiar las condiciones físicas del agua al entrar al pozo (por cambios de presión. 2.8 4.representa un peligro para la salud pública de la población de la ciudad de SLP.1 32.01 0.5 Concentraciones promedio de diversos elementos y compuestos en las aguas subterráneas de la cuenca de SLP (en mg/l) (Carrillo y Cardona.5 4.2 25.161 Mezcla Acuífero somero 21 6.174 Agua termal 25.3 7.35 0.1 6.5 mg/l) en la NOM-127-SSA1-1994.01 0. entre los cuales el F.C.8 4. pH).4 7.5 18.2 1. para las condiciones de presión.95 203 217 92 0.13 Geotermómetros En el acuífero profundo en la cuenca de SLP.19 0.06 0. normalmente contiene una salinidad relativamente más elevada y mayor concentración de elementos traza.4 84.1 1. la temperatura del agua se puede relacionar directamente con la litología atravesada por el pozo.12 Presencia del FEl agua subterránea de los sistemas de flujo regional del valle de SLP.8 29.2 402 272 59 3.6 10. 2003). Evidencias geoquímicas señalan que el agua subterránea termal (regional) está saturada con relación a la fluorita.8 87. Lo anterior no tiene como objetivo definir el concepto de índices de saturación. sin embargo.6 9.3.1 13.093 Agua fría 2. ya que normalmente se encuentra en valores mayores al máximo aceptado (1.7 6 14. TDS SiO2 F Li B Acuífero °C μmhos/cm mg/l mg/l mg/l mg/l mg/l profundo 36.adicional. temperatura.1 19.9 21. Las temperaturas máximas a la descarga se correlacionan con pozos en zonas de admisión en rocas fracturadas.4 13.032 Agua fría 28.15 330 233 83 1 0.22 820 609 70 0. mineral que controla los valores de F.2 5.Tabla 2.3. mientras que las menores temperaturas se asocian con pozos emplazados preferentemente en 65 .99 Agua fría 138 11. temperatura y pH presentes en el agua.94 Mezcla Acuífero somero 212 85. ésta no disolverá F. esto es.29 Agua termal 99 10.6 53.

Cálculos desarrollados con base en geotermómetros por Carrillo y Cardona (2003). la temperatura del agua subterránea a profundidad. alcance una profundidad entre 2. La temperatura que alcanza el agua subterránea en su recorrido a profundidad generalmente no coincide con la registrada a la descarga de los pozos en superficie. mezcla con agua somera más fría. lo que es congruente con el espesor total definido para la secuencia volcánica del Terciario. Como es de esperar. Con estos datos se espera que el sistema de flujo de agua subterránea asociado al agua “termal”.1 km. El enfriamiento del agua en su ascenso se debe a efectos adiabáticos.material granular (Figura 2.22). probablemente una temperatura de equilibrio del orden de 75 °C. debido a que los geotermómetros no están calibrados para sistemas de baja salinidad. encontraron que la temperatura del agua termal en la trayectoria más profunda del sistema de flujo es del orden de 75-90 °C. en forma indirecta.5 y 2. La geotermometría química es una herramienta que se utiliza en la exploración geotérmica para investigar. o una combinación de estos procesos. 66 . representa adecuadamente las condiciones en la parte más profunda del sistema. Sin embargo. este control geológico se refleja además en la química de elementos mayores y menores.

y por flujo subterráneo horizontal con 22. 2. La recarga natural está constituida por el volumen de infiltración de la precipitación en el valle. constituida por la recarga natural y la inducida.2.93 Hm3/año. proveniente de las infiltraciones en las sierras circundantes y que ingresan tanto a la parte somera como a la parte profunda. 67 . con un valor de 22.24 Hm3/año y por el retorno de riego agrícola. La recarga inducida se constituye de las fugas en las redes urbanas con un valor de 27.1 Balance hidrológico de la cuenca de San Luis Potosí Para obtener el balance de agua subterránea se aplicó la ecuación general de balance de acuerdo a la ley de la conservación de la masa: Entradas (E) – Salidas (S) = Cambio de almacenamiento Donde el volumen de entradas queda representado por la recarga total. 2000) y el área total del valle de SLP incluida en el modelo de flujo (844. las salidas por la descarga total.4 km2).4 Balance hidrológico de agua subterránea 2.14 Hm3/año.4. con un valor estimado de 7.9 Hm3/año.2 Recarga La recarga total del acuífero se obtuvo utilizando la siguiente expresión: Donde: RT = Recarga total P = Precipitación SV = Flujo subterráneo vertical SH = Flujo subterráneo horizontal F = Fugas en las redes urbanas RR = Retorno de riego.38 Hm3/año.4. por la infiltración vertical que existe desde el acuífero somero hacia el profundo (flujo subterráneo vertical). con un valor aproximado de 34. El valor del volumen de infiltración por precipitación se calculó a partir de los datos de precipitación medidos por Sabinfosistem en 2005 (378.69 Hm3/año. la cual es captada en su mayoría por el acuífero somero.7 mm/año). RT = P + SV + SH + F + RR La recarga o entrada total del acuífero se estima en promedio en 115. y la diferencia es el cambio de volumen almacenado en una unidad hidrogeológica. el cual es del 7% (Tapiador. el coeficiente de infiltración correspondiente al tipo de material del que está constituido el acuífero somero.

4. se estima que la única descarga natural que persiste es la debida a la evapotranspiración de los niveles someros la cual es del orden de 26.9 km2) utilizada en el modelo de flujo de esta tesis. Esta evapotranspiración real se obtuvo a partir de la fórmula de Coutagne. los defectos en las tuberías. se está considerando una profundidad de 1. El retorno de riego agrícola se calculó con el volumen total de agua residual empleada para riego (70 Hm3/año). Las fugas en las redes urbanas fueron calculadas por Martínez (2009). 2.3 Descarga La descarga total del acuífero se calculó por medio de la siguiente expresión: DT = DN + EVT + B Donde: DT = Descarga total DN = Descarga natural EVT = Evapotranspiración real (Fórmula de Coutagne) B = Bombeo o extracción Las salidas del sistema acuífero (153. Cabe mencionar que como la recarga horizontal. es el agua que se introduce al valle por toda el área saturada lateral.El valor de la recarga por flujo subterráneo horizontal.6 Hm3/año) están integradas por las descargas naturales más las descargas artificiales por efecto del bombeo en los pozos.14T Donde: P = Precipitación media anual (m/año) T = Temperatura media anual (°C) 68 .8  0. y el área total de recarga de las sierras (863. tomando en cuenta el área que abarca la zona urbana de SLP.8 Hm3/año) y el coeficiente de infiltración ya mencionado (CNA. el total de agua potable que se distribuye a través de las redes durante un año (2003 en este caso). se obtuvo con los valores de precipitación y coeficientes de infiltración ya mencionados. 2004). la cual tiene la siguiente expresión: ETR  P   P 2 con  1 0. la conductividad específica del suelo que se encuentra inmediatamente en contacto con la tubería y el gradiente hidráulico.100 m (profundidad del modelo de flujo) la cual corresponde a todo el acuífero (somero y profundo). el total de agua extraída desde los pozos para riego (39.85 Hm3/año. Considerando que el flujo subterráneo es de manera concéntrica hacia la parte central del valle.

24 Descarga natural Evapotranspiración real (Coutagne) Extracción (todos los usos) Descarga total Entradas – Salidas Cambio de almacenamiento 69 . lo cual representa el 124. Tabla 2.6 Hm3/año.4.9 27.4 Cambio de almacenamiento Este cambio se calculó restando las salidas a las entradas del sistema. ÁREAS Área total del acuífero Área total de las sierras Área total del valle Área total de recarga de las sierras Área total de recarga del valle Área del acuitardo Área de cultivos varios Área urbana (Cd.9 844.3 963.2 120 22.69 Km2 Km2 Km2 Km2 Km2 Km2 Km2 Km2 Hm3/año Hm3/año Hm3/año Hm3/año Hm3/año Hm3/año Hm3/año Hm3/año Hm3/año Hm3/año Por precipitación Por flujo subterráneo horizontal (desde las sierras) Inducida Fugas en redes urbanas Retorno de riego Recarga total DESCARGA 80.24 7.21 0 26.24 Hm3/año.9 844. 2. realizando la suma de la extracción hecha para cada tipo de uso según valores de CNA (2004).4 863.6 contiene el balance de agua subterránea del área del acuífero de San Luis Potosí que abarca el modelo de flujo de esta tesis.9% del total de la recarga (incluyendo la natural y la inducida) del acuífero.4 331.03 80. de SLP) RECARGA Natural 1808. con lo cual se obtuvo un valor de -100.85 153.6 Balance de agua subterránea del acuífero de SLP.La extracción total de agua subterránea en pozos de bombeo se ha calculado en 153. A manera de resumen.38 22. la Tabla 2.6 180.45 -100.

5 0.7 con el balance de agua subterránea realizado por la empresa Ariel Consultores en el año de 1995 para el acuífero de SLP: Tabla 2.2 20.20 26.7 Relación del balance hidrogeológico en el valle de SLP.2 5. dada la profundidad del nivel estático”. I2 e I3 que aparecen en la tabla anterior.05 361. Comparando ambos balances (Tablas 2. corresponden a la infiltración por lluvia.35 84. por flujo subterráneo horizontal desde las sierras y retornos de riego. 70 . considera nulas las salidas por evapotranspiración pues explican que: “no se considera a la evapotranspiración como un factor importante en el valle de SLP.150 0. puede verse que el valor que más ha aumentado desde el año de 1995. Cabe también mencionar que en su balance. Los valores calculados para las recargas por precipitación.0 0.0 8. Agrícola Lateral TOTAL Bombeo Salidas Evaporación Lateral TOTAL Almacenamiento S Volumen drenado Los coeficientes I1. lo cual era de esperarse con el continuo crecimiento de la demanda de agua en la ciudad de SLP por la expansión de la misma.150 Publico urbano más industrial Agrícola más otros Recarga Vertical Entradas Lluvia Público U.05 -1.0 62.3 0. es el volumen de extracción. todos calculados por Ariel Consultores (1996) y todas consideradas como infiltraciones verticales.2 110.9).0 118.8 16.8 y 2.2 20.5 -56. a la infiltración de agua de uso urbano e industrial y a la infiltración de agua de uso agrícola respectivamente. la empresa Ariel Consultores. continúan sin cambios significativos desde 1995 como también se observa en las tablas. se muestra la Tabla 2.3 0.A manera de comparación. Fecha Jun-95 Lluvia Área Coeficiente Km2 I1 mm/año I2 Mm3/año I3 Mm3/año Mm3/año Mm3/año Mm3/año Mm3/año Mm3/año Mm3/año Mm3/año Mm3/año Mm3/año Mm3/año Mm3/año 1.

es significativamente menor al utilizado en esta tesis. calculado por Martínez (2009). se cuenta con mejores herramientas computacionales para obtener este tipo de cálculos de fugas en tuberías. 71 . que en 1995.Es importante también hacer notar que el valor que la empresa mencionada asignó en su balance a la recarga por fugas en las redes urbanas. Una explicación a esta diferencia de valores es que actualmente.

dren.0 Introducción En este capítulo se analizan las características del software comercial Visual Modflow (McDonald y Harbaugh. Entrega la serie de 72 . El Output Module permite la visualización de los resultados de simulación como series de tiempo de la carga calculada y curvas de nivel equipotenciales y de la superficie freática (altitud y/o profundidad) para distintos períodos de stress. inyección y observación. Se analiza el método numérico que utiliza el Visual Modflow para resolver las ecuaciones diferenciales parciales. definir el número de pasos de tiempo dentro de un período de stress y su razón geométrica (multiplicador de paso de tiempo).1 Acerca de Visual Modflow 3. elegir entre distintos métodos numéricos de resolución y ajustar los criterios de cálculo y convergencia. carga constante. 3. Se representa el área de interés en un arreglo de celdas rectangulares horizontales (filas y columnas) y estratos verticales (capas). A cada celda. Se analizan las ecuaciones de flujo de agua y las condiciones iníciales y de frontera necesarias para su solución numérica. 1988) versión 3. Run Module y Output Module. definir tipos de estrato (confinado. La discretización temporal se realiza en “períodos de stress” los que a su vez se dividen en “pasos de tiempo” definidos según una progresión geométrica. carga general. Su interfase se divide en tres módulos separados: Input Module. se le puede definir como activa o inactiva (permeable o impermeable). no confinado) y distintas condiciones de anisotropía. Considera también el ingreso de pozos de extracción.1 Visual Modflow (MODular three-dimensional finite-difference ground-water FLOW model) es un programa computacional que permite modelar un sistema acuífero en tres dimensiones. valores y tipos de condiciones de borde (río.CAPÍTULO 3 3. el cual se utilizó para resolver el modelo numérico de flujo del sistema acuífero del valle de San luís Potosí. pudiendo ajustar las dimensiones de filas y columnas. evapotranspiración y barreras horizontales de flujo) y condiciones iniciales (superficie piezométrica inicial. asignar valores de propiedades de flujo y/o transporte. El método numérico que utiliza Modflow para resolver la ecuación de flujo uniforme o transitorio es un bloque centrado en diferencias finitas. El Input Module permite el ingreso de información para la construcción del modelo. concentraciones iniciales). el modelo utiliza métodos iterativos para obtener la solución del sistema de ecuaciones. y el cálculo de balances en zonas definidas por el usuario. en las distintas capas. El Run Module permite escoger entre distintas estimaciones de carga inicial.1. asociados a las opciones de ingreso de parámetros. de correr el programa y de desplegar los resultados de simulación. recarga.

..... (2) x 2 y 2 z 2 K t Denominada la ecuación de Laplace de tipo elíptico de segundo orden... 3.... Estos módulos están agrupados en paquetes (Packages) asociados a una componente específica de la hidrogeología del sistema o al algoritmo de solución con que se resolverá el sistema de ecuaciones que describe el sistema modelado. independientes entre sí... Kz ) Ss = coeficiente de almacenamiento específico t = tiempo x. El programa posee una estructura modular.....z. considerando el agua con densidad constante se representa por medio de la siguiente ecuación en derivadas parciales:   h    h    h  h ....y..1.balances hídricos en los sectores predefinidos (Zone Budget) y dispone de distintas herramientas para controlar la calibración manual del modelo. que consiste en un programa principal y una serie de subrutinas.1 Modelo matemático en Visual Modflow (Ecuaciones de flujo) El flujo tridimensional de agua subterránea en un medio poroso saturado. Ky... llamadas módulos. 73 . (1)    Kz  Kx    K y   Ss x  x  y  y  z  z  t En donde: h = carga hidráulica K = conductividad hidráulica en sus tres componentes ( Kx.. Ecuación de flujo transitorio de agua subterránea en una unidad hidrogeológica confinada considerando el medio poroso saturado y la densidad del agua constante:   h    h    h  h ………………(3)  Kx    K y    Kz   qs  S s x  x  y  y  z  z  t Donde qs = es el volumen por unidad de tiempo (L3T-1) en que el agua es añadida por fuentes o extraída por sumideros por unidad de volumen de acuífero.. = coordenadas cartesianas Si se considera un medio poroso homogéneo e isotrópico con respecto a la conductividad hidráulica la ecuación es:  2 h  2 h  2 h S s h    …………………….

por lo cual se utilizan distintos métodos numéricos para obtener esas aproximaciones. (5)  Kx    K y    Kz   qs  S s x  x  y  y  z  z  t Excepto en sistemas muy simples. Estos valores constituyen una aproximación a la distribución continua de cargas hidráulicas variando en el tiempo que entregaría una solución analítica de la ecuación diferencial parcial de flujo. la ecuación se expresa de la siguiente forma:  2 h  2 h  2 h S s h    ……………. Columnas (j) 1 Renglones (i) 1 2 3 4 5 6 7 8 9 2 3 4 5 1 Capas (K) } } 74 z 2 3 4 5 y } x Figura 3. obtener soluciones analíticas de las ecuaciones (1) a (5) es raramente posible. su solución entrega valores de carga en puntos y tiempos específicos. . Cuando la ecuación de flujo subterráneo considera fuentes y sumideros tiene la siguiente forma:   h    h    h  h …………. (4) x 2 y 2 z 2 K t La ecuación anterior es conocida en hidrogeología como ecuación de difusión. cuyas ubicaciones se describen en términos de renglones.. y las derivadas parciales son reemplazadas por términos calculados de la diferencia en valores de carga de esos puntos. El proceso lleva a sistemas simultáneos de ecuaciones lineales.2 Discretización espacial y temporal El sistema acuífero real es representado por medio de un arreglo de bloques llamados celdas. columnas y capas (Figura 3.1). donde el sistema continuo descrito por la ecuación (1) es reemplazado por un conjunto finito de puntos discretos en el espacio y el tiempo.Si el medio poroso es homogéneo e isotrópico con respecto a la conductividad hidráulica.1. 3.1 Esquema de discretización del acuífero. Una de esas aproximaciones es el método de diferencias finitas.

2). Considerando que la densidad del agua se mantiene constante. El valor de los puntos seleccionados se convierten en las incógnitas. El tiempo es discretizado en “periodos de stress” definidos por el usuario. estas son las formulaciones de “bloque centrado” y de “punto centrado”. Como resultado de la aproximación. definidos según una progresión geométrica en la que el usuario también define el “factor multiplicador”. la ecuación diferencial parcial que representa el problema es reemplazada por un número finito de ecuaciones algebraicas. Existen dos convenciones para definir la configuración de celdas respecto a la ubicación de los nodos.2 Sistema de bloque centrado (las estrellas representan los nodos).3 Ecuación de diferencias finitas El método de diferencias finitas consiste en una aproximación de derivadas parciales por expresiones algebraicas envolviendo los valores de la variable dependiente en un limitado número de puntos seleccionados. 3.1. La ecuación de flujo de agua subterránea en la forma de diferencias finitas se obtiene al aplicar la ecuación de continuidad en una celda. se obtiene la ecuación (6) la cual es análoga a la ecuación (1): Q i  SS ht Vc ……………(6) t Donde: Qi  Tasas de flujo entrando y/o saliendo de la celda [L3T-1] 75 .Dentro de cada celda hay un punto llamado “nodo” en el cual se calcula la carga (h). Figura 3. los que a la vez se subdividen en “pasos de tiempo” de longitud creciente. pero Visual Modflow utiliza la primera de estas formulaciones (Figura 3. escritas en términos de los valores de la variable dependiente en puntos seleccionados. en vez de la distribución espacial continua de la variable dependiente.

k [LT-1] ci vk = Área de la cara de la celda normal a la dirección de flujo [L2] rj 1/ 2 = Distancia entre los nodos i.k 1  hi . k . j  1. j .….k = Permeabilidad en la dirección de la fila entre los nodos i. k [L3T-1] KRi . j . k [L] qi . j . k y sus vecinas restantes: qi .k  KRi . (11) qi 1/ 2.k ci vk ……………………. k e i. j .k (hi . k e i. j .k  hi . j 1/ 2. (10) qi 1/ 2. (14) Los términos de las ecuaciones (10) a (14) tienen definiciones análogas a los términos definidos para la ecuación (8). k 1/ 2  CVi . k ) …. desde la celda i. j 1/ 2. j 1/ 2.k = Conductancia en la fila i y el estrato k entre los nodos i. éste se expresa según muestran las ecuaciones (7) y (8): qi .k  CCi 1/ 2. j . j  1. (7) qi . j ..SS  Almacenamiento específico en la fórmula de diferencias finitas equivalente a Ss definido en la ecuación (1) V  Volumen de la celda [L3] h  Variación de la carga en un intervalo de tiempo t [L] En el caso de flujo entrando en la celda i. j 1/ 2.k 1  hi . j 1.k (hi .……. k 1/ 2 (hi . j .k  CRi . (12) qi . j 1/ 2.…. k en la dirección de la fila. Los términos CV y CC corresponden a las conductancias 76 . j . (9) rj 1/ 2 Donde: hi . j .k 1/ 2 (hi .k ) ……….k ci vk hi . k  hi . k 1/ 2  CVi . k  KRi . j .k ) ………………(8) CRi .…. k e i. j . j . (13) qi .k (hi 1. k [L] Ecuaciones similares a (8) pueden obtenerse para representar el flujo entre la celda i. j 1/ 2. j . j . j 1/ 2. j  1. j . k ) ……. j . k = Descarga volumétrica entre las caras i. j 1.k  hi . j . j .k = Carga hidráulica en el nodo i. j  1. j . j . j 1/ 2. j . k [L] CRi . j  1.k  CRi . j 1. j .k (hi 1.. j 1/ 2.k rj 1/ 2 …………. j .k  hi .k  CCi 1/ 2. k  hi . j . k e i. j 1/ 2. j . j . j 1/ 2. k ) ……. k ) …….

n ………….k  qi 1/ 2. entonces: ai . evapotranspiración o pozos de bombeo o inyección. k  qi .n  qi . j . j . j . j . k . k . j . j . k . k  pi . j .k  Qi . se tiene: QSi . (18) Tomando en cuenta todos los flujos de entrada entre la celda i.k …………. requieren de términos adicionales. tales como la acción de ríos. k . 10 y 14) así como los flujos desde fuentes (o sumideros) externos (ecuación 18). (16) Considerando todas las fuentes externas. k   qi . j 1/ 2. k . (19) La aproximación en diferencias finitas para la derivada de la carga se define según muestra la ecuación (20): hi .n ………(17) n 1 n 1 n n QSi . j . j . j . j . j . j . k .k  h m 1i .n …………(15) Donde: ai . k t rj ci vk Donde: h m i . Los flujos entrando o saliendo de la celda debido a procesos externos. j .n = Flujo desde la n-ésima fuente externa a la celda i. drenes.n y qi .k .k hi . j . j . k   ai . j . la ecuación (6) puede escribirse según muestra la ecuación (19): qi . respectivamente. Estos flujos pueden ser dependientes o independientes de la carga en la celda que recibe el flujo.k . n   pi . j .k 1/ 2  qi . k [L3T-1] pi . k  qi 1/ 2.n hi . El flujo desde el exterior del acuífero puede ser representado por la ecuación (15): ai . entre las celdas que indican sus subíndices. j .k tm  tm 1 ……………(20) hi .n  pi . j . j . k  SS ……………….k  qi . áreas de recarga.k =Carga hidráulica evaluada en el tiempo en el que se está realizando el cálculo tm 77 . j . j .. el flujo externo se asume independiente de la carga (h) en la celda.n  qi . k y sus seis vecinas (ecuaciones 8. k .k .en la dirección vertical y de las columnas..n = Constantes [L2T-1] y [L3T-1] respectivamente Si la fuente fuese un pozo de bombeo o inyección. j . k 1/ 2  QSi . j 1/ 2. k t  h m i . j . k . j . j . j . j .

.. j ...k 1/ 2 h m i . k 1/ 2  CCi 1/ 2.. Las cargas calculadas corresponderán a las cargas iniciales en el siguiente paso de tiempo. j . k 1/ 2 h m i ... j ..k h m i . j .k pudiendo calcularse las cargas h m para la celda i... j . j .(25) Conocidas las condiciones de frontera. j .1.. en cada paso de tiempo de la simulación. 78 ..4 Condiciones iniciales y de frontera para la solución de las ecuaciones de flujo Las ecuaciones diferenciales parciales definidas en un dominio espacio-tiempo R tienen un número infinito de soluciones..(21) Donde: HCOFi . j 1/ 2..k  SC1i ...k  SC1i . Si las soluciones existen serán únicas para una ecuación dada... Para obtener una solución particular es necesario agregar condiciones iniciales y condiciones de frontera.. j .(24) La ecuación (21) constituye un sistema de ecuaciones simultáneas que puede ser escrito en forma matricial (ecuación 25):  M h  q ...k 1/ 2  HCOFi .. j ..k 1  CCi 1/ 2.....(22) RHSi . k y sus vecinas.k =Carga hidráulica ya calculada o conocida (condición inicial) en el tiempo tm 1 anterior a tm Considerando todo lo expuesto anteriormente es posible detallar más la ecuación (19) según muestra la ecuación (21): CVi ..k )h mi . j ... k CRi .. j ... j . k  Pi . j ..... 3..k  (CVi .. j 1.k tm  tm 1 . j ....k  CVi . j .... j . j 1/ 2.k  CRi ... j . k  CRi . j . los parámetros hidráulicos y las cargas externas sobre el acuífero. j 1/ 2.. Una ecuación de la forma de (25) puede ser definida para cada celda definida activa. k rj ci vk .....k  CRi ... j ..h m 1i ... k  CVi . k h m i 1. la distribución de cargas iniciales.........k 1  RHSi ... las condiciones iniciales de carga corresponden al término h m i .... j .k CCi 1/ 2... es posible predecir las distribuciones de carga en tiempos sucesivos (simulación en régimen transitorio). j ....k h m i 1.... j ... j . Para el primer paso de tiempo.. j 1/ 2.k  SSi . j 1. k h m i .. j .k  Qi .k tm  tm 1 .. k h m 1i ...k  CCi 1/ 2. j . j . k . j .(23) SC1i ...

(27) n Donde: n es la dirección normal externa de la frontera y Qn es el índice volumétrico de salida [L3/T].Condiciones iniciales: Para determinar la solución particular de una ecuación diferencial se deben especificar los valores de la función incógnita para algún tiempo inicial t0 en el dominio R o en su frontera R . si nuestra ecuación de flujo debe ser satisfecha en todos los puntos dentro del dominio R del acuífero. se prefijan los valores de la derivada normal de la función sobre la frontera. Las condiciones de frontera se clasifican matemáticamente en tres tipos: 1) Condición de frontera tipo Dirichlet: Esta condición establece que el nivel del agua subterránea sea el especificado a lo largo de la frontera. (26) Donde S1 y S2 (ecuación 27) son partes complementarias de la frontera. y deben obtenerse interpretando las condiciones físicas del área estudiada. La frontera puede ser parcial o totalmente cerrada a cualquier intercambio. las cuales juntas forman la frontera total de la región R. a través de su frontera R (o de un segmento de ésta). El valor de la carga hidráulica en el interior del dominio o en su frontera es un valor medido en campo. Visto de otro modo. Si esta condición es aplicada a un nodo de una frontera impermeable. masa. energía y momento. el nivel es una incógnita y la ecuación para ese nodo debe reflejar la condición de no flujo en la frontera. Esto quiere decir que debe satisfacer la condición: S 2 : Qn  T h  0 ………. debe satisfacer la condición: S1 : h  f ………. Condiciones de frontera: Un dominio R puede intercambiar con su entorno. En este caso ésta se prescribe a priori y ya no es una incógnita. Las condiciones de frontera expresan matemáticamente la relación del dominio R con su entorno. En la ecuación de flujo la función incógnita representa la carga hidráulica. entonces en la frontera de R el nivel del agua h. 2) Condición de frontera tipo Neumann: En este tipo de condición. 79 .

3) Condición de frontera tipo Cauchy: Este tipo de condición es una generalización de las condiciones de frontera de Dirichlet y de Neumann. 80 . Este tipo de condición también se conoce como condición de frontera mixta porque relaciona las cargas de la frontera con el flujo. Esto quiere decir que para las ecuaciones diferenciales parciales. debido a que las lleva implícitas. la condición de Cauchy impone valores específicos a la solución de una ecuación diferencial que se toma en una frontera del dominio y en la derivada normal a la frontera.

tampoco lo fuera.5 km de largo por 44.2 Geometría y parámetros del modelo de flujo 3. En la Figura 3. donde cada celda mide 500 m de largo por 500 m de ancho aproximadamente.4 se muestra la malla creada sobre el área del modelo donde la zona en color verde. El área del modelo tiene 40.380 celdas por capa. consta entonces de 51.250 a 2. lo cual da un total de 7. se hizo un mallado de 90 columnas y 82 renglones. representa las celdas inactivas correspondientes a las sierras que rodean la planicie del valle de San Luis Potosí.5 km de ancho y se delimitó a partir de las coordenadas UTM siguientes: 2. En la Figura 3.660 celdas en total. Se tomaron ese número de columnas y renglones (90 y 82 respectivamente) para que el número de celdas no fuera demasiado grande y por lo tanto. Como el modelo tiene 7 capas.474.434. El área modelada tiene un total de 1.750 (eje y) y de 281.3 km2 y sobre ésta.3 se muestra la topografía del área que abarca el modelo.1 Geometría del modelo El área y la topografía a modelar. Estas celdas inactivas representan las zonas que el 81 .250 (eje x).3 Topografía del área modelada. Figura 3. el tiempo de procesamiento.2.750 a 326.802.3. fueron tomadas de las imágenes digitales que proporciona INEGI en su página de Internet.

Tabla 3.4 Mallado del área modelada. 2007). San Luis Potosí Zona Industrial Figura 3. se dividieron de acuerdo con la litología de la zona (basada en Cardona. limo y 50 Verde oscuro arcilla 2 Acuitardo: arcilla y arena 50 Verde claro fina 3 (Q) Grava.programa no toma en cuenta al momento de correr el modelo y resolver las ecuaciones de flujo. La línea azul es el contorno de la ciudad de SLP y al sureste la zona industrial. limo y 140 Verde oscuro arcilla 4 (Trp.1 Capas que conforman el modelo de flujo. como se muestra en la Tabla 3. Las 7 capas que conforman el modelo y sus espesores. Capa Litología Espesor (m) Color 1 (Q) Grava.1. arena. Tap) Toba e 210 Rojo ignimbrita 5 (Tlp) Toba e ignimbrita 340 Morado 82 . arena. El programa asignó colores diferentes a cada capa conforme a su litología como se ilustra en el corte transversal del modelo en la Figura 3.5. La zona en color blanco representa las celdas activas del modelo.

5 Corte transversal del modelo mostrando las capas que lo constituyen.328 0. el rendimiento específico y la porosidad total. Estos valores se ajustaron mediante el proceso de calibración del modelo.218 0.2 Parámetros hidrogeológicos por capa del modelo.362 1x10-5 3 0.278 0.154 3 6.107 0.362 1x10-5 2x10-5 8x10-5 2x10-5 7x10-5 9x10-5 6x10-5 7x10-5 0. 1990).136 0.085 0. 1989).278 0. el almacenamiento específico. FloresMárquez (2006) y Cardona (2007).193 0.33 0.085 0.217 0. 3. 1998) y (Walton.049 0.113 0. y de estudios previos como Sabinfosistem (2005). para cada tipo de material existente en cada capa.2 se muestran los valores de estos parámetros asignados al modelo: Tabla 3.2 Parámetros hidrogeológicos La conductividad hidráulica.2.Capa 6 7 Litología (Tc) Arenisca. En la Tabla 3.68 0. (Sanders. Capa (Kx) Conductividad hidráulica (m/d) (Kz) Conductividad hidráulica (m/d) (Ss) Almacenamiento específico (m-1) (Sy) Rendimiento específico (Tot-Por) Porosidad total (%) 1 2 3 4 5 6 7 3 0.154 3 12 6 0. fueron obtenidos de la literatura (Domenico y Schwartz.278 83 .113 0. arcilla y toba (Ksi) Caliza y arcilla Espesor (m) 130 Color Ocre 180 Gris Figura 3.

2). El valor de evapotranspiración es el mismo que el calculado en el balance hidrológico. sin embargo. 785 pozos explotan el acuífero somero y 488 explotan el acuífero profundo (Sabinfosistem. La frontera Norte se asignó en las celdas activas de todo el primer renglón de la malla del modelo. Este valor fue ajustado en el proceso de calibración y es menor al valor presentado en el balance hidrogeológico (22. sin que se sepa con precisión su ubicación. 3. La conductancia asignada a cada frontera corresponde a la conductividad hidráulica del material en esa zona y al área que ocupa. De estos 1273 aprovechamientos registrados. Esta diferencia de valores se debe a que lo obtenido en el balance.08 Hm3/año) a un área de 844 km2 correspondientes al área total del valle. 84 . 2003).4 Pozos de extracción En el acuífero de San Luis Potosí se tienen registrados 1273 pozos (según REPDA. con el fin de representar la recarga de ambas sierras. porque es calculado tomando en cuenta todo el conjunto de valores y variables que conforman el modelo. son artificiales pero corresponden a las zonas de recarga naturales del acuífero de acuerdo a su funcionamiento hidrogeológico. representando el intercambio de flujo de agua que existe entre el final del área que abarca el modelo y la parte del acuífero que continúa hacia el norte. No se asignó ninguna frontera al sur del modelo debido a que según el IGF (1988) y Cardona (2007). Oeste y Norte). Además.2. sólo se tiene la ubicación. profundidad. Para la evapotranspiración se asignó un valor de 0.38 Hm3/año). localizado al sur del modelo (ver Figura 1. Mexquitic de Carmona. existe un cierre estructural entre las cuencas subterráneas de Villa de Reyes y SLP a la altura del poblado La Pila. 2005). Con respecto a la recarga del modelo.3. Las fronteras Este y Oeste se asignaron a lo largo de las dos sierras (San Miguelito y Álvarez) inmediatamente después de las celdas inactivas.2.3 Condiciones de frontera Las 3 fronteras asignadas al modelo (Este. Las 3 fronteras son de tipo Neumann con lo que se asume un flujo constante perpendicular a las paredes del área modelada. y si están en funcionamiento o no. y el valor asignado en el modelo es más representativo. Soledad de Graciano Sánchez y Zaragoza. altura de brocal. es un cálculo aislado.918x10-3 m/d y una profundidad de extinción de 5 m ambos ajustados en el proceso de calibración. La profundidad de extinción se definió con base en los estudios de González-Medrano (2003) y SEMARNAT (2009). obtenidos en estudios como los de CNA (2002) y Tecnología Assul (2005). el valor de recarga asignado es consistente con valores de recarga por precipitación. San Luis Potosí. se asignó un valor de 1x10-5 m/d (3. dentro de los municipios de Cerro de San Pedro. profundidad y altura de brocal de 110 pozos (entre someros y profundos) dentro del área correspondiente al modelo.

que se encuentran dentro de los municipios arriba mencionados y dentro del área del modelo. se ajustó el volumen de extracción total. por lo que con base en este criterio. 85 . sólo 48 tenían mediciones potenciométricas históricas suficientes. Cada uno de estos pozos se situó aproximadamente en su ubicación real y mediante el proceso de calibración.De estos 110 pozos. Estos 48 pozos extraen el volumen total concesionado a los aprovechamientos registrados en el REPDA (Registro Público de Derechos de Agua) del 2003. se les eligió para ser asignados al modelo.

se efectuó una simulación en estado estacionario para un tiempo de 3650 días. pero sin pozos de extracción. son los mismos utilizados para la simulación en estado transitorio (ver capítulo 3. muestra las zonas con celdas inactivas (no participan en el modelo de flujo). San Luis Potosí Zona Industrial Figura 3.6.2).3. y las zonas en color ocre muestran celdas que representan zonas donde no 86 . La configuración del estado inicial del acuífero se muestra en la Figura 3. La línea amarilla es el contorno de la ciudad de SLP y al sureste la zona industrial.3 Modelo de flujo en estado estacionario Es indispensable llevar a cabo primero una simulación en estado estacionario para obtener la condición inicial del acuífero sin extracción de agua.6 Modelo de flujo en estado estacionario. y posteriormente hacer una simulación en estado transitorio. Los valores de los parámetros hidrogeológicos y las condiciones de frontera con los que se realizó esta simulación y que fueron introducidos en el programa Visual Modflow. Por lo tanto. La zona en color gris.

condiciones de frontera y parámetros hidráulicos. La validez del modelo con un menor número de pozos pero con un gasto de extracción equivalente al total de pozos existentes en el acuífero..4 Modelo de flujo en estado transitorio El objetivo de una simulación transitoria es mostrar la evolución de la carga hidráulica del acuífero a través de tiempos sucesivos. de los cuales. Las curvas equipotenciales muestran la carga hidráulica del acuífero en su condición inicial sin extracción de agua. según el REPDA del 2003. Con base en los estudios de Cardona (2007). dada una distribución inicial de carga. 2006). 3. sólo 48 fueron asignados al modelo transitorio por lo ya explicado en la sección 3. y desciende hacia el norte. por lo que puede observarse como los vectores de dirección salen del flanco izquierdo y se dirigen hacia el norte. ha sido probada en (FloresMárquez et al. 2) que la mayor parte de la recarga proviene de la Sierra de San Miguelito (parte izquierda). se considera que el modelo en estado estacionario es correcto al reproducir esta red de flujo subterránea local.existe flujo de agua a través de ellas. En la Figura 3. que en este caso. bajo un régimen de extracción de agua subterránea. esto es debido a: 1) que la topografía se encuentra más elevada en el sur y a lo largo del flanco izquierdo.4. En el acuífero de San Luis Potosí se tienen registrados más de 1273 pozos. También se asignaron 29 pozos de observación que servirán para realizar la calibración del modelo. En las zonas en las que existe un mayor número de pozos. ocurre de sur a norte y desde todo el flanco izquierdo hacia el norte. 87 . Los vectores indican la dirección del flujo subterráneo. sin embargo sólo se tiene información de 110 pozos que se encuentran dentro del área del modelo. corresponde un mayor número de pozos en el modelo. Los resultados del modelo de flujo en estado estacionario se introdujeron en el modelo en estado transitorio.7 se muestra la localización de los pozos de extracción y los de observación.2.

según mediciones del nivel estático de los pozos para ese año).4.7 Localización de los pozos de extracción y de observación del modelo de flujo. difieren de las superficies potenciométricas generadas por el modelo para estos mismos años. Los puntos rojos indican los pozos de extracción y los puntos verdes los de observación. Esto se debe a que al realizar la recopilación de los niveles estáticos medidos desde el año 1972 (ver capítulo 2 de potenciometría histórica).Figura 3. Cabe mencionar que el año en el cual se inicia la simulación del acuífero en estado transitorio es 1995 y que las superficies potenciométricas de niveles estáticos para los años 1995 y 2005. Encima de cada pozo se encuentra su nombre asignado en el modelo. 3. las 88 . año en el que se tiene un mayor registro de los niveles potenciométricos (ver Figura 2.1 Modelo de flujo transitorio para el año 1995 Se ejecutó el modelo para el año 1995.8 del capítulo 2 la cual muestra la superficie potenciométrica en 1995.

Otro problema con la información. y esto repercute al momento de asignar la extracción de los pozos en el modelo.8 Configuración de la superficie potenciométrica generada por el modelo para el año 1995. es decir. los valores del nivel estático en una misma zona tienen valores muy diferentes y no hay una continuidad en la toma de mediciones. ya que es necesario establecer una extracción mayor en todos los pozos.8 muestra la superficie potenciométrica generada por el modelo correspondiente al año de 1995. ya que durante algunos años hay datos para ciertos pozos y durante otros años. es que es muy difícil conocer el verdadero gasto de extracción de los pozos. 89 . La Figura 3. Sierra de Álvarez SGS Cerro de San Pedro San Luis Potosí Zona Industrial Sierra San Miguelito Figura 3.mediciones no son del todo congruentes. las superficies potenciométricas generadas con los datos de campo. para que el modelo reproduzca aproximadamente. La línea amarilla es el contorno de la ciudad de SLP. la zona industrial y SGS. hay datos de otros pozos distintos.

resultado que es de esperarse ya que la zona industrial tiene una gran densidad de pozos por la demanda de agua que requiere. es una zona agrícola en donde existen varios pozos y norias que extraen agua para este fin. correspondiente a la sierra de San Miguelito. Esto se debe a la menor densidad de pozos que hay en esa área en comparación con los que hay en la ciudad o en la zona industrial. Esto último corresponde con la realidad pues la mayor recarga del acuífero de San Luis Potosí. proviene del lado Este que corresponde a la sierra de Álvarez y al municipio de Cerro de San Pedro. y en SGS además del agua requerida para la población. lo registra la equipotencial de 1710 msnm que se localiza en la ciudad de San Luis Potosí. El segundo lugar en abatimiento lo ocupan la zona industrial y la zona de SGS (registrado por la equipotencial con valor de 1735 msnm). pero sobretodo porque es el área de mayor recarga de toda la zona. y alrededor de esta equipotencial hay tres equipotenciales concéntricas indicando que el mayor volumen de extracción se obtiene de esta zona y por consiguiente genera también el mayor abatimiento. proviene de la sierra de San Miguelito y en menor medida.8 se observa que el mayor abatimiento para el año de 1995.En la figura 3. a lo largo de todo el lado izquierdo del modelo. nos indican que esta zona es en donde el modelo tiene asignada la mayor parte de la recarga. 90 . El menor abatimiento lo registra la equipotencial con valor de 1745 msnm ubicada a todo lo largo del lado izquierdo del modelo. incluso los vectores.

sigue estando en la zona de la ciudad de SLP.9 Configuración de la superficie potenciométrica generada por el modelo para el año 2005. En la Figura 3. 91 .3.4. la zona industrial y SGS. La línea amarilla es el contorno de la ciudad de SLP. y en comparación con el año 1995.9 se observa que el mayor abatimiento (equipotencial con valor de 1705 msnm) para el año 2005.2 Modelo de flujo transitorio para el año 2005 Sierra de Álvarez SGS Cerro de San Pedro San Luis Potosí Zona Industrial Sierra San Miguelito Figura 3. La equipotencial de 1730 dejó su forma concéntrica para abarcar un área mayor con dirección hacia SGS y Cerro de San Pedro. La equipotencial de 1735 también abarca un área mayor que en 1995. tuvo un aumento de 5 metros. y la zona de menor abatimiento continúa siendo a lo largo del flanco derecho del modelo y no presenta cambio en su valor.

la configuración potenciométrica del 2005 (Figura 2. como de comprobar que el modelo reproduce aproximadamente y en el tiempo correcto. el cual es el último año en el que se tienen datos de niveles estáticos del acuífero. la zona industrial y SGS.10) con el fin de mostrar una posible evolución que podría tener el acuífero dentro de 7 años. se hizo esta simulación para el año 2015 (Figura 3.Cabe mencionar que la simulación correspondiente al año 2005.4. La línea amarilla es el contorno de la ciudad de SLP.3 Modelo de flujo transitorio para el año 2015 Sierra de Álvarez SGS Cerro de San Pedro San Luis Potosí Zona Industrial Sierra San Miguelito Figura 3.10 Configuración de la superficie potenciométrica generada por el modelo para el año 2015. 3. si se continúa con la 92 .9). se hizo con la finalidad tanto de calibrar el modelo. Continuando con el mismo volumen de extracción que para las dos simulaciones anteriores.

las equipotenciales de 1730 y 1735. 93 . Esta figura muestra que el mayor abatimiento (ver equipotencial con valor de 1705 msnm) sigue dándose en la ciudad de SLP. lo cual sólo creará en un futuro cercano. siguen aumentando su área de forma considerable. pero que no tuvo un incremento con respecto al año 2005. Sin embargo. La zona de menor abatimiento (donde se encuentra la equipotencial con valor de 1745) no presenta cambios.misma extracción. la necesidad de perforar pozos más profundos en áreas cada vez mayores.

11 y 3. sean lo más aproximadas a las variables dependientes medidas en campo.7) repartidos en toda el área para los años de 1995 y 2005. A continuación se presentan las figuras 3. 94 . obsi = Valores observados en campo de las variables dependientes. cali = Valores calculados de las variables dependientes del modelo.12 correspondientes a las gráficas de calibración para los años mencionados. N = Número total de observaciones. La expresión estadística que utiliza el programa Visual Modflow para evaluar la diferencia entre los resultados teóricos y los experimentales es:   1 N  RMS  1  2 2 (cali  obsi )  i1  N Donde: RMS = Raíz cuadrada media de los errores residuales.5 Calibración del modelo para los años 1995 y 2005 La calibración es un proceso por el cual los parámetros hidrogeológicos introducidos en el modelo se ajustan hasta lograr que las variables dependientes calculadas por el modelo.3. La calibración del modelo del flujo transitorio se realizó con 29 pozos de observación (Figura 3.

Figura 3. Las gráficas de calibración anteriores muestran que el error aproximado del modelo transitorio.11 Relación entre la carga hidráulica observada y la calculada por el modelo para el año 1995. 95 .12 Relación entre la carga hidráulica observada y la calculada por el modelo para el año 2005. lo cual es aceptable ya que se trata de un acuífero en explotación intensiva constante.Figura 3. es de un 9%.

y dos tasas menores (0. los cuales son: Cerro de San Pedro. primeramente se determinó el número probable de habitantes que habrá en el año 2015 aplicando cuatro tasas de crecimiento poblacional anual distintas que son 1. vivienda y servicios).6 y 0. 0. Además del crecimiento de la población. A la segunda simulación se le nombró modelos de remediación.8%).8.2%) se destina al uso público urbano.6 Escenarios de explotación del acuífero Se simularon dos escenarios de explotación del acuífero de SLP.6 y 0. Sin embargo. es aproximadamente de 9. por lo tanto se escogió una tasa mayor a ese porcentaje (1. A la primer simulación se le dio el nombre de modelos predictivos. la tasa de crecimiento poblacional anual que hubo en todo el estado de San Luis Potosí entre el censo del año 2000 y el del 2005. 2005). fue de 0.3.4%) con la finalidad de tener un rango de tasas de crecimiento que sean factibles para el 2015.8 Hm3/año. los cuales tienen por objetivo pronosticar el comportamiento del acuífero variando el valor del caudal de extracción en función de cuatro posibles tasas de crecimiento de la población hasta el año 2015. en los modelos predictivos.0%). Por esta razón. según el Organismo operador del agua de SLP (INTERAPAS. Mexquitic de Carmona. también hay un aumento en el número de industrias en la zona que abarca el modelo. no se asignó un volumen extra de extracción debido al crecimiento industrial. y tiene por objetivo pronosticar el comportamiento del acuífero hasta el año 2015 bajo dos medidas de remediación: 1) disminuyendo el caudal de extracción 2) reubicando pozos de extracción En esta sección se analizan los resultados obtenidos en las seis simulaciones mencionadas arriba. el mayor porcentaje (67. Hay que mencionar que estas cuatro tasas de crecimiento se aplicaron a la población que había en el 2005 en los cuatro municipios que abarca (o que abarca en parte) el área del modelo. según INEGI (2005).6. lo cual representa sólo el 7. una tasa igual (0. 0.8% (ver capítulo 1 en población. 3. y la población que habrá en el 2015 para cada tasa de crecimiento.0. 96 .1 Modelos predictivos Para realizar la simulación de estos modelos.3 muestra la población existente en el 2005 en los cuatro municipios mencionados. Se escogieron estas cuatro tasas de crecimiento porque. San Luis Potosí y Soledad de Graciano Sánchez.4%. el volumen de agua que se destina para uso industrial.8% del volumen total de agua que se extrae del acuífero. La Tabla 3. sobretodo en la zona industrial al sureste de la ciudad de SLP.

Mexquitic de Carmona.4 muestra la cantidad adicional de m3/día que extraerá cada uno de los 48 pozos.8% 765 1. se simularon los cuatro modelos predictivos. La Figura 3.4% 1.8% del 0.4% anual.13 muestra las equipotenciales generadas por el modelo para una tasa de crecimiento poblacional del 0.Tabla 3. 2005).902 1.520 1.132.0% 957 Una vez asignado el volumen extra de extracción en cada uno de los 48 pozos.6% del 0.4 Extracción adicional por pozo por cada tasa de crecimiento poblacional. para satisfacer la demanda de agua por el aumento de habitantes. dependiendo de cada tasa de crecimiento poblacional. Tasa de crecimiento poblacional Extracción adicional por pozo (m3/día) 0. se obtuvo el volumen adicional de extracción que deberá bombear cada pozo para satisfacer las nuevas demandas de agua en el 2015.95 litros por día por habitante (Tecnología ASSUL. Tabla 3. La Tabla 3.824 1.363 1.011.4% 383 0.6% 574 0.0% del 0.213.173.3 Total de población en 2005 y en 2015 en los municipios de Cerro de San Pedro. cada uno con una de las cuatro tasas de crecimiento. 97 . Población en Población Población Población Población 2005 (hab) para 2015 para 2015 para 2015 para 2015 (hab) con tasa (hab) con tasa (hab) con tasa (hab) con tasa del 1.442 Con base en el número de habitantes para las cuatro tasas en el año 2015 y asignando un consumo de agua de 226.092. San Luis Potosí y SGS por tasa de crecimiento poblacional anual.

El resto de las equipotenciales no sufren cambios.13.10 correspondiente también al año 2015.Sierra de Álvarez SGS Cerro de San Pedro San Luis Potosí Zona Industrial Sierra San Miguelito Figura 3. La línea amarilla igual que en figura 3. 98 .13 con la Figura 3.14 muestra las equipotenciales generadas por el modelo para una tasa de crecimiento poblacional del 0. englobando los pozos 7. Comparando la Figura 3. aunque en el modelo de la Figura 3.6% anual. sin embargo.13 Superficie potenciométrica para el año 2015 con un volumen de extracción extra por pozo de 383 m3/día y una tasa de crecimiento poblacional del 0.8.4% anual. la equipotencial de 1730 aumenta su área hacia el lado Este. se aplicó la menor tasa de crecimiento (0. La Figura 3.4%). se observa que el mayor abatimiento es de igual magnitud en ambas figuras (equipotencial con valor de 1705 msnm) y se registra en la ciudad de SLP. 8 y 9.

s.14 Superficie potenciométrica para el año 2015 con un volumen de extracción extra por pozo de 574 m3/día y una tasa de crecimiento poblacional del 0.6% anual.14 esta equipotencial sigue aumentando su área y engloba ahora también al pozo 35 y continúa expandiéndose en dirección a Cerro de San Pedro..n. 3.15 muestra las equipotenciales generadas por el modelo para una tasa de crecimiento poblacional del 0.8.10. 99 .13 y 3. La Figura 3. La línea amarilla igual que en figura 3. Comparando las Figuras 3. se observa que la equipotencial que tiene un cambio significativo es la que tiene un valor de 1730 m.m.8% anual. pues en la Figura 3.Sierra de Álvarez SGS Cerro de San Pedro San Luis Potosí Zona Industrial Sierra San Miguelito Figura 3.14.

La línea amarilla es el contorno de la ciudad de SLP y la zona industrial. La Figura 3.16 muestra las equipotenciales generadas por el modelo para una tasa de crecimiento poblacional del 1.s..0% anual.n.m.8%).n.8% anual.m.Sierra de Álvarez SGS Cerro de San Pedro San Luis Potosí Zona Industrial Sierra San Miguelito Figura 3. También es más notoria ahora la equipotencial cerrada de 1730 m. puede verse que el abatimiento del nivel del agua aumenta lo cual se manifiesta en que la equipotencial con un valor de 1730 m. encierra un área más grande y ya ha alcanzado el municipio de Cerro de San Pedro.15 Superficie potenciométrica para el año 2015 con un volumen de extracción extra por pozo de 765 m3/día y una tasa de crecimiento poblacional del 0. que abarca los pozos 39 y 42 localizados en la zona industrial. Observando la Figura 3. 100 . SGS: Soledad de Graciano Sánchez.s..15 la cual ilustra la simulación a la que se le aplicó una tasa de crecimiento poblacional igual a la registrada en el censo del 2005 (0.

muestran que con cada aumento en el volumen de extracción.0%) para simular los modelos de predicción. la diferencia en expansión es la menor registrada en los cuatro modelos de predicción. casi duplicó el área que abarca. los vectores de flujo van formando una franja cada vez más 101 . son conservadoras. aunque factibles.15. Analizando los resultados que nos muestran los cuatro modelos de predicción. puede verse que a pesar de que las tasas de crecimiento poblacional asignadas a los modelos. Sin embargo. La línea amarilla igual que en figura 3.Sierra de Álvarez SGS Cerro de San Pedro San Luis Potosí Zona Industrial Sierra San Miguelito Figura 3.16 muestra la superficie potenciométrica correspondiente a la mayor tasa de crecimiento elegida (1. aunque ha aumentado su área con respecto a la Figura 3.0 % anual. Puede observarse en esta figura que la equipotencial de 1730.16 Superficie potenciométrica para el año 2015 con un volumen de extracción extra por pozo de 957 m3/día y una tasa de crecimiento poblacional del 1. abarcando dentro de ella a más pozos cada vez. la equipotencial de 1730 que rodea a los pozos 39 y 42 ubicados en la zona industrial.8. La Figura 3. la equipotencial de 1730 siempre aumenta su área de forma significativa. Además los vectores de dirección de flujo que se encuentran dentro de la equipotencial mencionada y que tienen dirección contraria a Cerro de San Pedro.

en dirección de la zona de mayor abatimiento dentro de la ciudad. los cuales extraen el mismo volumen que se redujo en el modelo de disminución. dentro de la ciudad de SLP. 3. que está provocando que el flujo de agua proveniente de Cerro de San Pedro. 102 . Esto indica que la extracción en la ciudad es tal. 3.17 muestra la superficie potenciométrica generada por el modelo para el año 2015 con una disminución del 30% de la extracción de los pozos 19 al 33.6.2. con el fin de pronosticar la respuesta del acuífero para un mayor volumen de extracción representativo para un incremento de la población mayor al registrado en el año 2005. se tomó como base el modelo con la tasa de crecimiento poblacional del 1. ya que se redujo un 30% (78. Al segundo modelo se le nombró de reubicación. pues se le asignaron 4 pozos nuevos localizados a un costado de la sierra de San Miguelito. Al primer modelo se le nombró de disminución.ancha. siga irremediablemente una línea recta en dirección a la ciudad.2 Modelos de remediación Se simularon dos modelos de remediación para el año 2015 con la finalidad de proporcionar escenarios alternativos de explotación del acuífero. una reducción en el bombeo de los pozos ubicados en la zona de mayor densidad de los mismos.6. Para esta simulación de remediación. pues debido al gradiente. La Figura 3.0% anual y se redujo la extracción de los pozos 19 al 33 en un 30%.120 m3/día) la extracción de los pozos en la zona de mayor abatimiento de la ciudad (pozos 19 al 33). el agua va a fluir hacia donde haya un mayor desnivel. Se utilizó a propósito el modelo con la tasa de crecimiento más alta entre las elegidas para los modelos de predicción.1 Disminución de la extracción Este modelo de disminución de la extracción tiene el propósito de mostrar el efecto que tendría sobre el acuífero. dejando el volumen de extracción del resto de los pozos sin cambios.

17 Superficie potenciométrica para el año 2015 con un 30% menos de volumen de extracción en los pozos 19 al 33 y una tasa de crecimiento poblacional del 1. muestra una recuperación de 103 . en la cual aun no se había asignado el crecimiento poblacional y por consiguiente no se había asignado una extracción mayor. son menores comparadas con la Figura 3. La equipotencial de 1725 también reduce su área aproximadamente a la mitad. También se presenta una reducción del área comprendida por la equipotencial cerrada de 1730 que engloba a los pozos 39 y 42. la zona de mayor abatimiento (equipotencial con valor de 1705 msnm) que se registraba en el modelo con tasa de crecimiento del 1.Sierra de Álvarez SGS Cerro de San Pedro San Luis Potosí Zona Industrial Sierra San Miguelito Figura 3.0% (de hecho este mismo abatimiento se registró en todos los modelos de predicción).0 % anual. La línea amarilla igual que en figura 3. Incluso las áreas de las dos equipotenciales mencionadas.8.0%.17 puede observarse que al haber disminuido la extracción en un 30% en los pozos 19 al 33.10.16 correspondiente al modelo de predicción con la tasa de crecimiento del 1. Por otro lado. la equipotencial de 1730 reduce su área a más de la mitad al compararla con la Figura 3. De la Figura 3.

2 Reubicación de pozos Este modelo de reubicación de pozos tiene la finalidad de mostrar la repercusión sobre el acuífero. En este modelo se asignaron cuatro nuevos pozos de extracción llamados R1. ubicados en el flanco izquierdo del modelo.6. el acuífero podría recuperar parcialmente el abatimiento provocado desde el año de 1995.0% anual. 2 metros por año. pues ahora esa misma equipotencial tiene un valor de 1715 msnm.43 m/año. con una reducción del 30% de la extracción de la zona en cuestión. rodeando el contorno de la ciudad de SLP. con la asignación de los cuatro nuevos pozos de extracción. Los 4 pozos extraen de manera equitativa.2. 104 . es de sólo 7 años. el 30% del volumen de extracción que se redujo en los pozos del 19 al 33. R2. el abatimiento en esta misma zona aumentó 20 metros (ver capítulo 2 de potenciometría histórica). Como base se utilizó de nuevo el modelo con una tasa de crecimiento poblacional del 1. Lo que lleva a suponer que disminuyendo un 30% la extracción de esta zona.18 muestra la superficie potenciométrica para el 2015. Esta recuperación de 10 metros en el abatimiento es aun más significativa si se toma en cuenta que el tiempo transcurrido para que se diera este cambio. el acuífero podría ir recuperando su nivel estático a razón de 1. y que durante el periodo de 1995 al 2005. que tendría la asignación de nuevos pozos de bombeo que sustituyan parte de la extracción que tiene lugar en la zona con mayor densidad de pozos dentro de la ciudad de SLP. R3 y R4. a un costado de la sierra San Miguelito.10 metros. Visto de otra manera. La Figura 3. 3. es decir.

Sierra de Álvarez SGS Cerro de San Pedro San Luis Potosí Zona Industrial Sierra San Miguelito Figura 3. ni en la de 1725. R3 y R4). presenta ligeras desviaciones en las zonas donde se ubican estos últimos. el abatimiento en la ciudad se disminuye y no se provoca mayor abatimiento al ya 105 . la sierra de San Miguelito. La equipotencial de 1745.8.18 Superficie potenciométrica para el año 2015 con 4 nuevos pozos que extraen el volumen del 30% que se redujo en el modelo de disminución. La línea amarilla igual que en figura 3. correspondiente a la disminución de extracción.0%. por lo que su extracción no lo afecta con la misma magnitud que la extracción en los pozos más alejados a dicha zona. ya no presenta cambios en el área de las equipotenciales de 1730 (donde están los pozos 39 y 42). R2.18 muestra que si se le compara con la anterior (3. en donde se encuentran los cuatro nuevos pozos (R1.17). Estos resultados muestran que si se disminuye la extracción en un 30% de los pozos de la zona de mayor abatimiento. trasladándola a los cuatro pozos propuestos (R1. La tasa de crecimiento poblacional es del 1. R2. R3 y R4). pero no cambia su valor. Esto se debe a que los nuevos pozos se encuentran en la zona de mayor recarga del acuífero. La Figura 3.

0% anual (tasa mayor a la registrada en el último censo del 2005). sin provocar un mayor desequilibrio en el acuífero. Esta es una opción viable de remediación parcial del abatimiento del acuífero sin necesidad de reducir el volumen de agua que requiere la población. 106 .existente. Este resultado permite que se siga extrayendo la cantidad de agua necesaria incluso para una población con tasa de crecimiento del 1.

107 . para el 2015.CONCLUSIONES El modelo de flujo del acuífero creado en el programa Visual Modflow a partir de la integración de la información geofísica e hidrogeológica obtenida de los estudios previos. el modelo da como resultado un abatimiento de 20 metros en ese periodo. sin crear un mayor desequilibrio al acuífero. indican que aunque no aumenta el abatimiento en la zona de la ciudad de SLP ni en la zona industrial. puesto que las líneas equipotenciales son desviadas fácilmente por el efecto de los pozos de bombeo. el abatimiento permanece en el mismo valor (Figura 3.4%. y que se requiera perforar pozos más profundos y cada vez más alejados de la zona urbana. El modelo del acuífero es muy sensible a las localizaciones de los pozos de extracción. para propiciar una recuperación del acuífero en esas zonas y perforar nuevos pozos de extracción en las zonas de recarga del acuífero o lo más cercano a ellas. aunque no aumentara el abatimiento en la ciudad de SLP y su zona industrial. sin sufrir ningún cambio. Con respecto a los escenarios de remediación.13 hasta la 3. aplicándole distintos caudales de extracción y asignándole nuevos pozos de bombeo. De continuar con el régimen de extracción de los últimos 10 años. reproduce con un error del 9% la evolución de los niveles potenciométricos del sistema acuífero durante los últimos 10 años (1995-2005). Durante la evolución del acuífero desde el año 1995 hasta 2005. y permite pronosticar su comportamiento hasta el año 2015. Si se asignan 4 pozos nuevos en la zona de la equipotencial de 1745 msnm (pegados a la sierra de San Miguelito). prácticamente duplica su área al asignar una tasa de crecimiento poblacional anual de 1% con respecto a la tasa del 0. el área correspondiente a la equipotencial de 1730 msnm. lo cual representa una recuperación del nivel del agua a razón de 1. el abatimiento se reduce considerablemente (10 metros menos) en un periodo de 7 años.43 metros por año. sí serán mucho mayores las áreas en donde el nivel del agua continuará en descenso. por lo tanto. Los posibles escenarios para el año 2015 con las distintas extracciones acordes al crecimiento poblacional. Debido a lo anterior es necesario disminuir la extracción de los pozos ubicados en la ciudad de San Luis Potosí y la zona industrial. lo cual puede observarse en cualquiera de las Figuras desde la 3. Estos nuevos pozos permiten seguir extrayendo la misma cantidad de agua que demanda la población. Es precisamente esta equipotencial la que engloba a la ciudad de SLP y que se va extendiendo hacia el este. el abatimiento promedio anual es de 2 metros en la zona donde se encuentran la ciudad de San Luis Potosí y la zona industrial. lo cual también provocará que muchos pozos dejen de extraer agua. se observa que si se disminuye un 30% la extracción de los pozos que se encuentran en la zona de mayor abatimiento en la ciudad.18). terminando su vida útil.18. para abastecer la ciudad y la zona industrial. que extraigan el mismo 30% del volumen que se les redujo a los pozos de la ciudad.

sobre la calidad del agua tanto del acuífero somero como del profundo.Es necesario también tratar toda el agua residual que vaya a ser usada para el riego agrícola. muestran que el modelo puede contribuir de manera significativa en la gestión adecuada del agua subterránea del valle de SLP. deben aumentarse las zonas de áreas verdes en la ciudad. para que el agua contenida en él pueda ser nuevamente utilizada en el suministro de agua potable para la ciudad. que sean más completos y detallados. planear la explotación del acuífero bajo un marco sostenible y orientar el uso del agua de una forma eficiente. Asimismo. además. con la finalidad de que la precipitación que se filtre a través de ellas recargue el acuífero. y permitir a los organismos responsables de la administración del recurso. así como un monitoreo constante de niveles potenciométricos de todos los pozos y norias existentes. con la finalidad de no seguir contaminando el acuífero superior. realizar estudios hidrogeológicos en los años subsecuentes. propiciar la recuperación del mismo. 108 . en especial los resultados de los escenarios de remediación. Los resultados obtenidos con el modelo de flujo del acuífero.

1236389 22.97308333 -100.7 160.93791667 -100.98890000 -101.6 1835.1378333 22.2 156.4 114.03743333 -101.3 99.85916667 -100.4 1920.4 25.93810000 -100.3 148.91966667 -100.89800000 -100.98238889 -100.2089722 22.9 99.2 1859.9 128. 001 004 005 008 012 013 020 027 039 040 041 042 044 051 052 057 058 065 067 077 081 091 093 094 095 102 122 126 127 130 133 135 137 138 156 161 171 189 225 246 245 247 248 251 252 254 257 260 261 262 263 273 279 1995 1996 1997 153 1998 153 1999 152.01991667 -100.99330556 -100.4 143.92588889 -100.95036111 -100.1 109.4 140 127.2 101 95. No.2158333 22.1586389 22.1706389 22.4 134.2 144.1106111 22.2 1870.7 99.4 1866 1888.5 136.1 147 143.9 170 154 183.5 1840 1833.3 1862.8 154.97263889 -100.8 219.3 156.7 100.2081667 22.1196111 22.91936111 -100.7 153.7 106 110.1904444 22.3 1870.5 1895.1665000 22.6 158.6 2001 2003 2005 Longitud -100.8 128.8 171 96.1861944 22.93102778 -101.2 168 119.3 97.3 158.9 100.1520000 22.1727778 22.7 143 140.4 1851.6 1859.3 1851 1850.94822222 -100.4 105.9 134.5 162.85277778 -100.2 190.3 127 135.1106667 22.7 165.5 65.01627778 -101.5 104.2 97.85472222 -100.7 155.9 113.9 109.9 122.92444444 -100.2 140.1540667 22.2 116.5 1865.00458333 -101.99451667 -100.3 136.1 135.86761111 -100.3 171.3 Pozos con datos de profundidad al nivel estático del acuífero profundo de San Luis Potosí durante el periodo 1995-2005.2335556 22.86169444 -100.1453056 22.2 140 146.2 1836.2 1852 1851 1855.97625000 -100.4 75.1 122.1677500 22.1718056 22.1385556 22.3 100.5 153.1787222 22.85413889 -100.1871389 22.97425000 -100.1385333 22.6 151 145.1401667 Cota brocal 1868.97200000 -100.4 101.1722500 22.4 126 139.7 111.6 105 106.01855556 -100.9 134 113.7 116.9 139.1 98.2 1878.9 154 161 131 161 162.1670000 22.1 143.1738056 22.5 1846 1848 1833.71 202.95052778 -100.1535667 22.94780556 -100.1721667 22.8 119.2 126.1681667 22.89416667 -100.8 141.4 1899.4 168 116.88391667 -100.8 113.1805556 22.97536111 -100.9 145.2 84.5 100.1971111 22.98291667 -101.4 151.94711111 -100.93572222 -100.2399167 22.9 113.1159167 22.9 102.91927778 -100.2 95.9 125.5 124.4 137 144.5 1875.2395000 22.95430556 -100.2 114.2 171.4 142.8 160.9 145.1 134.1637222 22.1345278 22.98730556 -101.4 1863 1849.3 173.86625000 -100.2 88.1 109.1 98 80 96.5 141 151.1 126 147.5 189.1495167 22.6 97.5 1885 1868.6 160.1560000 22.3 113.1 126.3 98.97830556 -100.1390556 22.7 1847 1854 1864.3 1835 1834.97133333 -100.1738333 22.6 137.1668056 22.03225000 -100.2463056 22.86144444 -100.ANEXO Tabla 2.2026389 22.3 1850 1872.94805556 -100.5 43.4 125.94798333 -100.1453333 22.2301667 22.7 109 .6 172 158.3 1897.7 112.1981000 22.4 1870.8 143.4 189 149.4 1842 1841 1837 1842.6 147.00552778 -100.1503333 22.2 74.6 192.4 1863 1859 1859.3 1854.9 173.1 112.97413889 -100.89638889 Latitud 22.5 98.96958333 -100.7 120.3 1865 1860.5 143.6 41.1 150.6 110 120.02330556 -101.3 154 153.1265556 22.4 1870 1867.9 150 109.4 1845.2363056 22.3 138 157 144.1298611 22.8 131 152.1475000 22.7 134.

4 1864.3561667 22.7 74.99916667 -100.4 1848.86991667 -100.00127778 -100.2 110.0359722 22.1 128.4 1855.2 1864.5 75.00350000 -101.6 71.2837500 22.95200000 -100.85858333 -100.5 83.4 94.85852778 -100.5 140 110 .3 82.3 118.3005556 22.9 1825 1823.1 127.3230833 22.91661111 -100.2132778 22.3 1840 1839 1837.7 140.1667222 22.5 1847.3345833 22.3 118.3 80.7 92.8 137.7 112.6 1826.83069444 -100.6 159.86213889 -100.2555833 22.0251944 22.1530000 22.5 120.0976111 22.3 75.5 109.91669444 -100.3226389 22.3075278 22.1199444 22.92066667 -100.4 138.6 81.1415556 22.8 1850 1849.98500000 -100.3 134.85555556 -100.5 1848.85716667 -100.4 1836 1841.2 132.9 116.5 129.85588889 -100.3 108.1 1855 1867.1 118.85708333 -100.9 112.5 119.1 117.7 132.89638889 -100.1677500 22.5 119.0893333 22.No.96719444 -100.1 105.2 114.1485278 22.91358333 -100.99252778 -101.2 1847 1849.5 110.4 1849.2 131.7 122.7 123.7 129 119.8 105.6 137 131.2837778 22.0851667 22.2670000 22.2315556 22.0898889 22.0918056 22.1095000 22.9 135.2 1837.3 160.1297500 22.8 125.5 1873 1851.97280556 -100.96580556 -100.3066944 22.5 1841.7 108.6 88.8 105.3 1846.3 134.2 121.86002778 -100.89166667 -100.7 1870.97788889 -100.2505833 22.1155278 22.7 103.6 113.3458333 22.7 136.8 124.99175000 -100.8 134.4 128.0972778 22.3 88.3 153.3 122.2 115 115.0420000 22.2554167 22.9 95.0649444 22.9 119.6 1820.1 96.96055556 -100.6 108.5 87 91.9 70.5 82.4 100.4 99.7 150.7 104.1 93.5 77 81.9 126.1 73.5 1849 1854.98155556 -100.4 1847 1925 1832 1848 1833.8 91.1 121.05055556 -100.2 83 87.91763889 Latitud 22.5 1861.6 1850 1853.8 115.9 119.6 112.0387778 22.7 143 126 146.3 96.98847222 -101.8 104.89777778 -100.3 120.3 83.7 111.3490278 22.5 1828.99247222 -101.2 129.7 153.1501944 22.5 77.2 80.4 1848.94900000 -100.6 121.3 108.5 109.2541944 22.7 1850 1823.2 1871.5 93.4 49.95769444 -100.5 80.5 1838.8 88 121 96.2673056 22.89716667 -100.6 135.86047222 -100.5 153.2 109.1 91 106.92019444 -100.88291667 -100.2 110.86825000 -100.1226667 22.0993333 22.6 96.9 1846 1846 1849.3 40.1026667 22.8 115.5 121.5 1836 1838 1836.0953889 22.5 111.4 21.6 117.1 1854 1849.5 121.1386389 22.84630556 -100.8 102.1563611 22.9 1858.6 118.5 76.83530556 -100.8 75.2373056 22.3 98.8 114 113.7 127.3 1864.84569444 -100.1 116 104 102.8 120.7 137.9 122 117.1 73.9 126.6 85.0996667 113.8 124.6 135.2 102.5 115.3 118.91547222 -100.00483333 -101.1 126 143.2998889 22.5 95.83494444 -100.1 82.4 1830 1838 1835.8 1849.1022778 22.9 119.1201111 22.1 140.3 83.00430556 -100. 299 307 308 309 310 313 317 319 320 327 329 332 338 341 346 347 350 352 353 357 358 360 361 362 363 367 369 373 374 375 381 386 388 389 391 392 394 398 399 402 404 405 406 407 409 411 413 414 416 425 429 430 433 438 439 439 446 448 451 464 1995 1996 1997 1998 1999 2001 2003 2005 131 125.1 123.96383333 -100.9 146 Cota brocal 1849.7 105.5 121.1 81.3 140.3 94.9 106 76.9 126 109.5 114.5 114.0920000 22.9 99.3 85.6 86.84558333 -100.4 114.89658333 -100.9 128.1 122.3 105.3070556 22.2296667 22.2115833 22.7 141.6 72.0942500 22.7 127.85463889 -100.91300000 -100.5 1866.83030556 -100.3016944 22.9 106.6 119.2 99.5 97 95 101 132 87.2428333 22.1 98.86402778 -100.8 108 108.5 120 122.8 74.8 87.7 124.5 98.83358333 -100.3 82.88988889 -100.3626944 22.8 84 104.8 79.85883333 -100.1321389 22.97113889 -100.8 93.5 119.2 97.6 116.1 127 126.87338889 -100.1 88.1 Longitud -100.

5 154. 467 469 470 472 474 478 624 635 644 662 696 724 726 826 828 861 862 865 866 867 870 873 877 880 881 886 912 913 924 925 926 1995 1996 1997 1998 1999 2001 132.85 18.29 2.9 130.77 430 421 618 299981 300372 296738 287271 284440 288918 289506 291326 293930 293359 295695 298691 300071 296574 2444316 2444643 2446539 2452359 2451080 2453840 2454098 2454237 2452465 2455029 2455033 2457191 2457619 2446312 1.5 Cota brocal 1850 1848.1168889 22.1 57.02108333 -101.3 125.2 2003 2005 Longitud -100.96847222 -100.1067778 116.3 148 148.D.3 148 151.92 4.8 91.8 124 127.4 62.3 110.9 1860.5 140 132 165. Contiene además las mediciones realizadas por Sabinfosistem en septiembre de 2005.95 8.89038889 -101.92633333 -100.13 1894. Tabla 2.89 14.91513889 -100.1 147.8 132 132.5 163.4 147.1749167 22.0520000 22.23 6.32 7.5 1844.3 134.87594444 -101.82527778 -100.9 130.11 1891.91366667 -100.4 1960 1902 1881.5 1847.7 123.6 134.0989167 22.4 178.35 1842.03666667 -101.01969444 -100.02313889 -100.87261111 -100.0961667 22.91950000 -100.1294444 22.4 140.1 148 148.8 130.8 147.1928056 22.97888889 -100.9 147.08 1882.1267222 22.1 119.95758333 -101.87458333 -100.5 1846 1849 1917 1879 1868 1889 1962 0.65 3.00 2090 Fuente: Base de datos del registro histórico potenciométrico del acuífero profundo de SLP.8 135.3 1865 1865 1871.4 136.7 144.91727778 -100.E.1091944 22.3 128.1512778 22.5 203.5 5.35 9.0428889 22.88347222 -100.4 136.2580833 22.1090833 22.2 1860.6 1863 1860 1856 1861 1904.4 151. No.F.1130833 22.3 153.3032778 22.4 116.76 6.2088056 22.No.1867250 22.7 138.1 142.6 141.9 1861.04738889 Latitud 22.0382222 22.02102778 -100.1173889 22.1 127.01127778 -100.4 1922 1894 1857.5 149.5 7 9 4.8 168.7 3.84669444 -100.5 136.6 124.45 111 .6 23 129.4 Datos del muestreo de las norias del acuífero somero de San Luis Potosí.1335833 22.8 135.4 1849.3 147.0406111 22.0332778 22.1737778 22.1945556 22.92 8.3 171 153.8 18.1 5.84291667 -100.1681389 22.1159444 22.9 N.1488333 22. (m) N.24 1880.3 137.99997222 -101.6 5.84372222 -100. (m) Elevación brocal (msnm) 1904 1887 1850 1970 2040 1940 1932 1903 1873 1887 1867 1852 1848 1900 Elevación N.8 141.9 1920. muestra 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 Clave CNA 809 810 621 775 780 713 654 833 X Y Profundidad total (m) 4.2 133.6 149.5 10 9 17.3 144. (msnm) 1902.84688889 -101.9 156.03952778 -101.4 56 149.2 147. proporcionada por la Gerencia Estatal de la CNA en San Luis Potosí.1 119.83759722 -100.9 145.65 9.3 1869.7 111.1302778 22.85 12 6.7 131.2 135.4 147.94988889 -100.96705556 -100.0878889 22.1353333 22.02327778 -101.4 1837.87 7.5 164.55 1932.

6 28.75 N.78 1827. (m) N.3 2 3.45 9.5 6.37 25.67 3.22 40.1 8.82 7.3 1811. (msnm) 1861.5 1903.F.33 1846.58 7. (m) 430 690 680 311 341 286 894 848 892 486 290 277 275 629 150 148 691 582 283 572 568 627 761 295298 297954 295487 296125 298229 303046 305970 306193 305659 306796 305989 302789 303913 304118 307333 307964 306011 305661 305778 306366 305669 305998 306301 305344 305594 306479 306146 305987 306071 305540 305789 305718 305450 307329 301193 300621 305962 299125 299541 300948 296635 298605 303571 302801 301824 301091 288201 297498 2452210 2445069 2446041 2445941 2444645 2441441 2444148 2444218 2445037 2442067 2443609 2438270 2432031 2433880 2438056 2439719 2451917 2451621 2444838 2446022 2444416 2443460 2451003 2453322 2452567 2453727 2453424 2453584 2456346 2455847 2454140 2447342 2444826 2448670 2452784 2452484 2451356 2452797 2452740 2452560 2453349 2454648 2457464 2460058 2456820 2456257 2450666 2444337 4.2 8.02 13.63 28.19 14.04 24.5 1844.4 14.5 4.65 29.No.66 1922 1923.1 1849.24 9.15 27 30.5 5 22.08 29 12.65 12.9 8.3 4 9.D.37 3.42 15.23 1850.6 1842.68 15.42 1856.18 1819.82 24 21.76 1838.4 6.85 3.22 24.21 1908.5 15.33 6.5 4.5 1835.72 11.7 29.95 5.76 24.6 13.67 3.3 8.76 24.75 4 8.07 4.05 7.53 34.16 1844.2 1934.74 13.26 8.63 1857.E.93 1847.3 1854.55 1847.74 29.78 22.9 1854.06 9. muestra 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 51 52 53 54 55 56 57 58 59 60 61 62 Clave CNA 756 X Y Profundidad total (m) 10.77 112 .67 31.9 35.34 3 1.7 1884 1886.72 33.8 0.3 1853.7 7.81 1839.93 16.82 27.6 24.77 8.79 1.7 2.45 28.94 1837.8 9.7 26.5 20.22 1819.07 1830.1 28.4 6.4 1817.84 8.5 2.24 1817.23 Elevación brocal (msnm) 1866 1925 1925 1910 1990 1908 1858 1857 1853 1861 1859 1935 1886 1890 1863 1857 1842 1842 1864 1850 1856 1861 1843 1841 1841 1841 1841 1841 1839 1840 1841 1843 1854 1842 1848 1849 1842 1852 1851 1848 1861 1853 1841 1837 1844 1847 1960 1950 Elevación N.

Gómez-Anguiano. El sistema de fallas TaxcoSan Miguel de Allende y la Faja Volcánica Transmexicana. Mexico: Economic Geology. Durango. Nieto-Samaniego. Aportaciones para la interpretación estratigráfica y estructural de la porción noroccidental de la Sierra de Catorce.. T.. UA de Nuevo León. UASLP. Aranda-Gómez. M. P. 2005. Albinson. 97p. Estudio geológicogeofísico para la evaluación de los hundimientos y agrietamientos en el área metropolitana San Luis Potosí-Soledad de Graciano Sánchez. the possibility of widespread Eocene volcanism in the Sierra Madre Occidental: Journal of Geophysical Research... G. 1996. L.. J. F. 55(1). 18. Amozurrutia A.. Xu.. A. 2006. 2002. 116-134. El sistema de Fallas Taxco-San Miguel de Allende: implicaciones en la deformación post-Eocénica del centro de México: Boletín de la Sociedad Geológica Mexicana... Alaniz-Álvarez. 1988. The volcanic section at Nazas.. 65-82. Vasallo-Morales. Caracterización físico-química y origen de los sólidos disueltos en el agua del valle de San Luis Potosí: su relación con el sistema de flujo. 13373-13388. Mexico.Sc. Trabajo recepcional para obtener el título de Ingeniero Geólogo. Alaniz-Álvarez. J. Peña Ienisei y Olivares Carlos. 1990. Reyes-Zaragoza. Hoppe. Contrato No. Estratigrafía y deformación de la región San Miguel de Allende-Querétaro: Revista Mexicana de Ciencias Geológicas.BIBLIOGRAFÍA            Aguirre-Díaz.. F. F. 299-319.A. Pacheco Jesús. A.. OrozcoEsquivel. Facultad de Ingeniería Civil. 113 . México. F. Á. 40. J. Martínez-Macías. F. M. 1647-1667.. Paleogene extension in the southern Basin and Range province of Mexico: syndepositional tilting of Eocene red beds and Oligocene volcanic rocks in the Guanajuato Mining District: International Geology Review.. T. 57(1).. F. VasalloMorales. San Luis Potosí. GAS-012-PRO-96 para la Comisión Nacional del Agua (CNA). 21. S. M. 1983. Orozco-Esquivel.. 2001. Barboza-Gudiño. Ojeda-García. 1998. Arzate Jorge F. R. Participantes: UNAM y UASLP. México: Revista Mexicana de Ciencias Geológicas.. Á. McDowell. San Luis Potosí y Toluca. 1991. Colorada. A. S. 129-148. Geologic reconstruction of paleosurfaces in the Sombrerete. Á. and Fresnillo district. S.. López Rubén. S. Del-Rosal Antonio.. Estudios hidrogeoquímicos de la Cuenca de San Luis Potosí y evolución piezométrica de la misma en los últimos 10 años. Facultad de Ingeniería. Nieto-Samaniego. 96. M.. Barboza Rafael. Nieto-Samaniego. J. A. Tesis.. T.. C. S.. M. Alaniz-Álvarez. 12-29. Ariel Consultores S. R. Zacatecas state.. M. Cardona B. Á. Estudio de simulación hidrodinámica y diseño óptimo de las redes de observación de los acuíferos de Calera. 2004. McDowell. dos fronteras tectónicas del centro de México activas durante el Cenozoico: Boletín de la Sociedad Geológica Mexicana.. F..A. L. 83. Mata José Luis.

The hydrogeology of the San Luis Potosí Área. para la Subdirección de Geohidrología y de Zonas Áridas. Domenico P. Carrillo-Bravo.K.A.24-47. CNA. U.. Carrillo-Rivera. Carrillo-Rivera J. EIGZA-77-16G. 2006. 23. 109p.261 pp. Ricardo Gómez Valle. Ing. intermedio y local resultado del marco geológico en la Mesa Central: reacciones.E. La plataforma de Valles-San Luis Potosí: Boletín de la Asociación Mexicana de Geólogos Petroleros... Gerencia de aguas subterráneas.. 2004. 1992... Facultad de Ingeniería UASLP. Edición 2007.. Determinación de la disponibilidad de agua en el acuífero San Luis Potosí. Presidente del COTAS.. Zona de San Luis Potosí. Primera Parte. 2007 (Comisión Nacional del Agua).. 343-378.W.J. Studies of some early Tertiary red conglomerates of Central Mexico: U. Bryan.. 203 p. Journal of Hydrogeology V. 110 p.. Estudio coordinado por la Organización Meteorológica Mundial (OMM) y el Programa de Modernización del Manejo del Agua (PROMMA). (Comisión Nacional del Agua). Utilización del régimen de operación y conocimiento de las condiciones hidrogeológicas para controlar las concentraciones de fluoruro en el agua subterránea: Cuenca de San Luis Potosí. D..                Cardona B. Flores-Márquez E. 183 p. J. procesos y contaminación. Ferrari.J... SARH. Contrato No. Magmatismo y tectónica en la Sierra Madre Occidental y su relación con la evolución de la margen occidental de Norteamérica: Boletín de la Sociedad Geológica Mexicana.. John Wiley and Sons. Thesis. (Comisión Nacional del Agua). Manejo integrado y sostenible del agua en la región centro de San Luis Potosí.J. Capítulo 14: Entorno hidrogeológico de San Luis Potosí.A. México. E. Valencia-Moreno. 1971.A.. Martínez Serrano R. Hidrogeoquímica de sistemas de flujo regional. Trabajo de Tesis de Licenciatura. L. Cardona A. J...L. Castillo-Cruz A. 2003. 1990. 2005. G. Chávez R. J. Physical and chemical hydrogeology. CONAGUA. CNA. Study of geothermal water intrusion due to groundwater 114 . 244-260. M. S. 264-H. (Comité técnico de aguas subterráneas del acuífero de San Luis Potosí). 502 pp. Silva Pérez D. Modelo hidrogeológico conceptual de la zona de San Luis Potosí-Villa de Reyes y su relación con la química del agua subterránea. Cardona A. Editorial Limusa. COTAS. Grupo de planeación del proyecto. México. Geological Survey.. Jiménez Suárez G. Professional Paper. Carrillo-Rivera J.M. Silva-Romo. Informe No. S. Edwards. 2002. Agua Subterránea.G.. 1955. 14. Ingeniero Geólogo. 1999. 1977.. University of London. Centeno-García. 2003. Proyecto: “Plan de manejo del acuífero de San Luis Potosí”.y Edmunds W. Ph. Instituto de Geofísica.. Estado de San Luis Potosí.. UNAM. 57(3). 2003. 1997. Estadísticas del agua en México. Schwartz F.D. Estudio geohidrológico de evaluación y censo en los estados de San Luis Potosí y Zacatecas. Consultores S. 2007. Petrogenesis and tectonic evolution of central Mexico during Triassic-Jurassic time: Revista Mexicana de Ciencias Geológicas. 190. Tesis de doctorado.

. S. alcantarillado y saneamiento de SLP). 2005 (Sistema intermunicipal metropolitano de agua potable. 1992 (Instituto de Geofísica) UNAM. para la Subdirección General de Infraestructura Hidráulica Urbana e Industrial de la CNA. IGF. Estudio hidrogeológico de la contaminación del agua subterránea en la zona industrial de San Luis Potosí. Geografía e Informática). Marco geoestadístico. EI-71-36 para la Dirección de Aguas Subterráneas.              Flores S. Geografía e Informática).P. INEGI. J. Labarthe H. González-Medrano Francisco.M. en Simposio sobre la geología del Centro de México.. CNA. S. CC-88-318-D. 1973. Modelación matemática del acuífero del valle de San Luis. INTERAPAS. Sección de Aguas Subterráneas. Instituto de Geología y Metalurgia. 1.L.P.A. Gerencia de Ingeniería Civil. Facultad de Minas. 115 . 41p. Instituto de Geología y Metalurgia.L.J. 144 p. 110/06. Jiménez-Nava.. Aportes a la estratigrafía de Aguascalientes mediante la exploración geohidrológica a profundidad. Folleto de divulgación No. Revisión estratigráfica del Cenozoico en la parte central del estado de San Luis Potosí.. 1982. 1993. Estudio geohidrológico de las cuencas de San Luis Potosí y Villa de Reyes. F. Extensión Minera. Contrato No. (Instituto Nacional de Estadística. 93. 12 del Instituto Geológico de México. Alcalá A. Hidrotec S. UASLP.. 1971. Versión preliminar. 85.. Características geohidrológicas en el área de la Central Termoeléctrica de San Luis Potosí.A. SARH. Hidrotec S.G. Informe preliminar del estudio geohidrológico de la zona de San Luis Potosí.. Para la Subgerencia de Evaluación y Modelación Hidrogeológica. 1925. Geoingeniería Internacional S. Labarthe H. Metalurgia y Geología. Folleto técnico No. Gálvez Vicente.P. de C. INEGI. Cartografía geológica hoja: “San Luis Potosí”.. 59. Las comunidades vegetales de México. IGF. para definir políticas de explotación. 2003. y Tristán G. SLP.. UASLP...L. (Instituto Nacional de Estadística. Contrato No. Tristán G. Estudio realizado para la SEMARNAT y el Instituto de Ecología.A. Folleto técnico No. 2000. Resultados definitivos del II conteo de población y vivienda 2005 para el estado de San Luis Potosí. 109p. 1988 (Instituto de Geofísica) UNAM. resúmenes y guía de excursión: Universidad de Guanajuato.V. 1990. 1996. 208p. GAS. comprendida entre la ciudad de este mismo nombre y Jaral de Berrios. 2005. Sistema integral para la recarga del acuífero de la zona sureste de la Ciudad de San Luis Potosí. y Aranda G.M. Subdirección de construcción. 1978. para abastecimiento de agua a la ciudad de San Luis Potosí. Informe preliminar acerca de las aguas subterráneas de la parte del valle de San Luis Potosí. Comunicado No. Estudio geofísico geohidrológico del valle de San Luis Potosí. S. Informe de avance. Hernández M. Comisión Federal de Electricidad (CFE).G.

G. 1967. UNAM. Chapter A1. 13. Instituto de Geología y Metalurgia. Folleto técnico No. 41. 8. Martínez-Rodríguez. C. Martiny. Folleto técnico No. Hernández-Bernal. Colorado. Martínez-Reyes. UASLP.. y Cuellar G.W.G. L.. Jiménez-López L... Solis-Pichardo.J. Martínez-Serrano. UASLP. Geología de la porción sureste de la sierra de San Miguelito. UASLP..J. M. Morán-Zenteno. B. Actualización del marco geológico del subsuelo del valle de San Luis Potosí. Martínez-Ruíz V. 22p. 1 mapa. Instituto de Geología. Folleto técnico No. Tolson.. 1997.. Un método de investigación geohidrológica par alas zonas áridas. Instituto de Geología y Metalurgia. 2009. 25p. Correlación de superficie y subsuelo de la Cuenca geohidrológica de San Luis Potosí. Folleto técnico No. A.. 114. Harbaugh.. 1974. A.F. U. Características físicas y estructura de lavas e ignimbritas riolíticas en la Sierra de San Miguelito. Moreira-Rivera.. L. 1 mapa con resumen de la geología.S. Cartas Geológicas y Mineras. Labarthe H... R. UASLP. Instituto de Geología y Metalurgia. SLP.. Instituto de Geología y Metalurgia de la UASLP.. S. UASLP. Alba-Aldave. Flores-Aguillón... 1994.. Labarthe H. Gestión integrada del agua urbana: Aplicación del modelo UVQ al área metropolitana de San Luis Potosí.G. 65.. Medina J. 105. Medina J. Chiapa-García. P. Martínez-Ruíz. Folleto técnico No. Instituto de Geología y Metalurgia. UASLP. P. Facultad de Ingeniería..F.. SLP. Geological Survey. Palacios-García. Instituto de Geología y Metalurgia. Martínez Sandra E. Jiménez-López L.... 7p. 21p.. R. Una solución al problema del agua en San Luis Potosí. A modular three-dimensional finite-difference ground-water flow model.. Martínez-Banda L. G. 1992. 1993. Schaaf. 25p..S. G. 53. 1992. R. Folleto técnico No. G. G. Techniques of Water-Resources Investigations.. 117. McDonald. 2000.L.. 13p. Folleto Técnico. Martínez V. Tesis de Doctorado. Folleto técnico No. González116 . 1984. 111p. UASLP.. Mapa geológico de la Sierra de Guanajuato con resumen de la geología de la Sierra de Guanajuato: Universidad Nacional Autónoma de México.. 27-58. Trabajo recepcional para obtener el título de Ingeniero Geólogo. 31 p. Olvera-Campos. Análisis geohidrológico de la zona termal de la Cuenca de San Luis Potosí. and A. 120. Facultad de Ingeniería. Geocronología y características geoquímicas de las rocas magmáticas terciarias de la Sierra Madre del Sur: Boletín de la Sociedad Geológica Mexicana.. L. J. S. Geología del Domo Cerro Grande. D. 1979. Condiciones geohidrogeológicas actuales del valle de San Luis Potosí. J. 2005. Macías-Romo. Book 6.S. S. Instituto de Geología.P. Instituto Geología. Silva-Romo. 34p. Tesis de Licenciatura. Lugo-Velasco M.. Pérez-Benavidez.               Labarthe-Hernández.F. L. 4 láminas. 1986. 2 mapas. S. Instituto de Geología y Metalurgia. 123. Identificación de la contaminación difusa en el acuífero somero de la ciudad de San Luis Potosí. 1988. G.: Universidad Autónoma de San Luis Potosí. Denver. sierra de San Miguelito. UASLP. M. F. Jiménez-López.

347-363. nopal y palma china). 6-25. W. Prentice Hall. F. gobernadora. Ranson. 1997. lechuguilla. 13-25. J. Estudio para el abastecimiento de agua potable para la ciudad de San Luis Potosí. Geography Branch. Núm. 1992. Fernández. estados de Guanajuato y Jalisco: Universidad Nacional Autónoma de México. UNAM. 381 pp. Massachussetts. Nieto-Samaniego.. Simmons. U. F. 2005. (Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales). S. Facultad de Ingeniería. Á. O. S. scale ca. Estudios sobre la vegetación de las zonas áridas y semiáridas de México (matorral. S. La deformación cenozoica poslaramídica en la parte meridional de la Mesa Central. L.S. Nieto-Samaniego. G. A. Alaníz Álvarez S. y Camprubí-Cano. Quintero-Legorreta. de C. Estudio geológico de reconocimiento de la región de Peñón Blanco. Mexico: Boletín de la Sociedad Geológica Mexicana. S. Sanders L. 1982. 41. Alaniz-Álvarez. Alaniz-Álvarez. Contrato No. Tomo LVII.F. G. Sabinfosistem S. 1999. Villa de Arista y San Luis Potosí Estado de SLP.M..A. 1967.3. Landforms of Mexico. Enciso-de la Vega.... Labarthe-Hernández. 1:3 000 000: Cambridge. 1960.. W. 1992.. 117-122. Revista del Instituto de Geología. estado de Durango: Boletín de la Sociedad Geológica Mexicana. A. 146-155. F. Fallamiento y estratigrafía cenozoicos en la porción sudoriental de la Sierra de Guanajuato: universidad Nacional Autónoma de México. E. La Mesa Central: estratigrafía. Nieto-Samaniego..P. Ferrari.. 71p.. Revista del Instituto de Geología. 111. L. Mexico: Geological Society of America Bulletin..              Nieto-Samaniego. 1996.. 37-59. 117 . L. A. Pérez-Ibargüengoitia J. SEMARNAT.. Alaniz-lvarez. 1968. Rosas-Elguera. B. P. Á. Roldán-Quintana. Geología de la región de Comanja. Variation of Cenozoic extension and volcanism across the southern Sierra Madre Occidental volcanic province. A.C.. Petrology of the metamorphic rocks of Zacatecas. Stretta E. 2009. México. Estudio geológico del área de San Felipe en el estado de Guanajuato. A manual of field hydrogeology. 14. Raisz. Labarthe-Hernández. 1959. Coordinación a cargo de la Subdirección General Técnica a través de la Gerencia Regional Cuencas Centrales del Norte (GRCCN). J. A... 1 mapa. Revista Mexicana de Ciencias Geológicas 13p. 10. 285-318. S. 2005. SGT-GRCCN-05-008-RF-I3 para la CNA. 79-105. Tesis profesional. Nuevas edades isotópicas de la cubierta volcánica cenozoica de la parte meridional de la Mesa Central. Office of Naval Research. Volumen Conmemorativo del Centenario. y Del Arenal R. Nieto-Samaniego A. Temas selectos de la Geología Mexicana. Ingeniero Geólogo...V.. 1998. Macías Romo M. 31.. mezquite. A. México: Revista Mexicana de Ciencias Geológicas.. 2005. Á.. estructura y evolución tectónica cenozoica.. Actualización hidrogeológica de los acuíferos de Ceballos y Oriente Aguanaval Estado de Durango.. Sección de Hidrología del Instituto de Ciencia Aplicada para el Ayuntamiento de San Luis Potosí. Boletín de la Sociedad Geológica Mexicana.A. 9.

Agua potable y aguas de desecho en el futuro de la ciudad de San Luis Potosí y áreas circunvecinas. Alaniz-Álvarez. México: Universidad Autónoma de San Luis Potosí. Tristán-González. UASLP. 2005. 1000-1012. España. R. J.         Swanson. 89.. S. 107. R.A. Nieto-Samaniego. Instituto de Geología. de los municipios de Cerro de San Pedro. 70. alcantarillado. Tyssa.. para el abastecimiento de agua en bloque para la ciudad de San Luis Potosí...A. 29p.. Mesa Central. 1989. Groundwater dumping tests: design and analysis. 189-201. Facultad de Ingeniería. Walton W. Instituto de Geología y Metalurgia. Universidad de Alcalá. Departamento de Geografía. Estudio geohidrológico del valle de San Luis Potosí. 1986. Ampliación del estudio geohidrológico de evaluación en el valle de San Luis Potosí. Lyons. Lewis Publishers. E. Clabaugh. S. Xu. Metodología de cálculo de la escorrentía potencial mediante teledetección.). P. Á. saneamiento y servicios conexos. Reporte técnico interno 156p. Estudio de diagnóstico y planeación integral de Interapas (Organismo intermunicipal metropolitano de agua potable. Sierra Madre Occidental. Informe interno. Vertical shear mechanism of faulting and estimation of strain in the Sierra de San Miguelito. Mexico: Geological Acta. San Luis Potosí y Soledad de Graciano Sánchez). Folleto técnico No. 118 . Folleto Técnico. 2004. 1978. S. Tertiary volcanism and caldera development near Durango City. E.F. S. 91 p. Mexico: Geological Society of America Bulletin.C. Tecnología ASSUL S.... Estratigrafía y tectónica del graben de Villa de Reyes en los estados de San Luis Potosí y Guanajuato. M... 2. Contrato CC-83-305-D Tomos I y II. Keizer. Villalobos C. 2000.. de C.V. 1980. UASLP. Tapiador Francisco J. Para la Dirección General de Captaciones y Conducciones de Agua SARH (Secretaría de Agricultura y Recursos Hidráulicos). 1984 (Tecnología y Sistemas S.. A. I. 1987 (Universidad Autónoma de San Luis Potosí).

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful