You are on page 1of 17

Ecuaciones diferenciales.

Profesor Bogart Méndez
1/17

Capítulo 1


Ecuaciones diferenciales
de primer orden


¿Qué es una ecuación diferencial?
Una ecuación diferencial (ED) es una ecuación que contiene derivadas de alguna función
desconocida. Al resolver la ED se encuentra esta función, la cual generalmente representa un
modelo matemático de algún fenómeno físico. Por ejemplo, si se necesita conocer la posición de
un objeto en caída libre para cualquier tiempo t, respecto del suelo, es posible plantear una
ecuación diferencial o modelo matemático mediante la segunda ley de Newton. Considere la
figura siguiente:

W = mg
m
F = kv
+
W = mg
m
F = kv
+


(a) (b)

Figura 1. (a) Objeto en caída libre. (b) Diagrama de cuerpo libre del objeto

En la figura 1(a) se muestra una persona arrojando un objeto desde la cima de un edificio de
altura h
0
. Luego, en la figura 1(b) se presenta el diagrama de cuerpo libre del objeto arrojado. En
el diagrama se muestran las fuerzas actuantes en la masa, m, del objeto: la fuerza ejercida por el
campo gravitacional sobre la masa del objeto (su peso), W, y se muestra también la fuerza de
fricción, F, que ejerce el aire al rozar con el contorno del objeto. Esta fuerza puede modelarse
como proporcional a la velocidad de caída del objeto, ya que a mayor velocidad, mayor será la
fuerza de rozamiento, mientras que si el objeto está en reposo, esta fuerza valdrá cero.

h
0

h(t) = 0
Ecuaciones diferenciales. Profesor Bogart Méndez
2/17
Haciendo un equilibrio dinámico de fuerzas mediante la segunda ley de Newton tenemos lo
siguiente:
ma F =



Considerando la dirección positiva hacia abajo (fig. 1a) y despreciando la fricción del aire
tenemos:
ma mg =

De la mecánica sabemos que la aceleración es la razón de cambio de la velocidad respecto del
tiempo, o en términos de desplazamiento, la segunda derivada de la posición respecto del
tiempo. Entonces:

2
2
dt
h d
m mg =
Rescribiendo la ecuación anterior:

g
dt
h d
=
2
2
(1)

La expresión 1 es una ecuación diferencial (ya que es una expresión que contiene derivadas),
cuya función desconocida es la posición del objeto, h, que depende del tiempo t. En este caso se
trata de una ecuación diferencial muy sencilla, por lo que para encontrar a la función h basta con
realizar una doble integración:

1
) ( C gt gdt t h
dt
d
+ = =



( )
∫ ∫ ∫
+ = + = dt C tdt g dt C gt t h
1 1
) (

2 1
2
2
1
) ( C t C gt t h + + = ∴ (2)

La función (2) es un modelo matemático que describe la posición, h, del objeto en cualquier
tiempo t. Hay que recordar que este modelo matemático no considera la fricción del aire con el
objeto en caída libre. Si deseamos obtener un modelo que sí considere esta fuerza, será necesario
plantear una nueva ecuación diferencial a partir de la segunda ley de Newton. Haciendo
sumatoria de fuerzas de nuevo:

ma kv mg = −

Escribiendo la velocidad y la aceleración del objeto en términos de derivadas:

2
2
dt
h d
m
dt
dh
k mg = −
Ecuaciones diferenciales. Profesor Bogart Méndez
3/17
Rescribiendo la ecuación anterior:

mg
dt
dh
k
dt
h d
m = +
2
2
(3)

La expresión (3) también es una ecuación diferencial, que a diferencia de (1), involucra tanto la
primera como la segunda derivada de la función buscada. La expresión (3) no es tan sencilla de
resolver como en el caso de (1), ya que se requiere aplicar métodos de solución que aún no
conocemos. La solución de (3) es

2 1
) ( C e C t
k
mg
t h
t
m
k
+ + =

(4)

La función (4) es un modelo matemático que describe la posición, h, del objeto en cualquier
tiempo t considerando la fricción con el aire.

Es interesante observar que la posición de un objeto en caída libre a lo largo del tiempo, es
independiente de su masa cuando se desprecia la fuerza de fricción del aire, mientras que por el
contrario, cuando se considera esta fuerza, la masa del objeto influye en su posición.

Como hemos visto, una ecuación diferencial puede utilizarse para modelar fenómenos de la
naturaleza. En general podemos decir que cuando un fenómeno físico involucra la razón de
cambio de una variable respecto de otra, aparece una ED.

Ecuación diferencial ordinaria
Cuando una ED involucra derivadas ordinarias de una o más variables dependientes con respecto
de una sola variable independiente, se llama ecuación diferencial ordinaria (EDO). Por ejemplo,

) cos(
2
2
θ
θ θ
= + + u
d
du
d
u d
y v u
d
dv
d
du
+ = + 2
ϖ ϖ


son ecuaciones diferenciales ordinarias, donde observamos que la segunda contiene más de una
variable dependiente (u y v) pero sólo una independiente (ω). De igual manera, las ecuaciones
diferenciales (1) y (3) que resolvimos anteriormente, son ecuaciones diferenciales ordinarias,
donde la variable independiente en ambos casos es el tiempo.

Además del problema de caída libre, existe gran cantidad de modelos matemáticos que utilizan
ecuaciones diferenciales para resolver problemas físicos. Por ejemplo, en ingeniería civil la
deflexión, y(x), de una viga (ver figura 2) de material uniforme con módulo de elasticidad E y
sección transversal con momento de inercia I, con una carga uniformemente distribuida, w
0
,
puede calcularse al resolver la ecuación diferencial ordinaria:

0
4
4
w
dx
y d
EI =


Ecuaciones diferenciales. Profesor Bogart Méndez
4/17
0
w0
y( L/2)
x = 0
x


Figura 2. Viga de sección transversal constante con carga uniformemente distribuida


=
m1
m2
k2
k1

Figura 3. Modelo de masas concentradas para el análisis de la respuesta dinámica de un edificio
sujeto a un sismo en su base

Otro ejemplo del uso de una ecuación diferencial ordinaria para resolver un problema físico, es el
del análisis de la respuesta dinámica de un edificio. El problema se simplifica al modelar el
edificio como un sistema de masas concentradas acopladas con resortes que representan la rigidez
del edificio. Para el caso de la figura 3, el análisis dinámico se realiza mediante dos ecuaciones
diferenciales ordinarias acopladas (sistema de ecuaciones diferenciales), una para cada piso del
edificio (masas concentradas). En notación matricial, las ecuaciones diferenciales que gobiernan
el problema se escriben como

{ { 3 2 1 4 4 3 4 4 2 1 43 42 1
Q
y
K y M
t Q
t Q
y
y
k k
k k k
y
y
m
m
(
¸
(

¸

=
(
¸
(

¸

(
¸
(

¸


− +
+
(
¸
(

¸

(
¸
(

¸

′ ′
) (
) (
0
0
2
1
2
1
2 2
2 2 1
' '
2
' '
1
2
1


Donde [M] es la matriz de masas del modelo, [K]la matriz de rigideces, [Q]el vector de cargas
aplicadas en cada masa (piso del edificio) y los vectores [y], [y”] contienen las funciones
desconocidas y sus correspondientes segundas derivadas, respectivamente. En este caso la
solución de estas ecuaciones diferenciales ordinarias describe el desplazamiento de cada piso del
edificio bajo la acción del sismo aplicado en su base.

El modelo de masa – resorte utilizado para el edificio, es muy común en la ingeniería. Otro
ejemplo del uso de este modelo sería el que se presenta en la figura 4, donde se tiene un
automóvil representado con una masa con resorte y amortiguador.

Ecuaciones diferenciales. Profesor Bogart Méndez
5/17
=

Figura 4. Modelo de un automóvil transitando sobre un puente deformado

La figura 4 muestra que el automóvil recorre un puente que ha sufrido deformación
y se necesita calcular el comportamiento del auto para evaluar su desempeño. Para
esto se plantea nuevamente una ecuación diferencial ordinaria cuya solución
representará el desplazamiento vertical del automóvil:

) (t U kU U C U m
g
& & & & &
= + +

En esta ecuación la función desconocida es U(t), y los puntos sobre la letra U
indican el diferenciación respecto de la variable independiente t. Esta notación de
los órdenes de derivación se utiliza comúnmente en mecánica para indicar
derivación respecto del tiempo.

Los problemas expuestos hasta ahora para el planteamiento de una ecuación
diferencial han sido todos dentro de la mecánica. Sin embargo, las ecuaciones
diferenciales pueden surgir de una infinidad de problemas físicos. Por ejemplo, en
el análisis de circuitos eléctricos, como el de la figura 5, surgen ecuaciones
diferenciales cuya solución representa la variación de la corriente en el circuito en
el tiempo.

L
E(t)

Figura 5. Circuito eléctrico con inductancia L y resistencia R

La ecuación diferencial que gobierna el problema de la figura 5 es

Ecuaciones diferenciales. Profesor Bogart Méndez
6/17
) (t E Ri
dt
di
L = +

donde L representa la inductancia y R la resistencia del circuito eléctrico, y E(t) es
la corriente de entrada al mismo.

Ecuación diferencial parcial
Cuando una ecuación diferencial contiene derivadas parciales de una o más variables
dependientes de dos o más variables independientes se llaman ecuaciones diferenciales parciales
(EDP). Por ejemplo, las ecuaciones siguientes son ecuaciones diferenciales parciales.

t
u
x
u
c


=


2
2
y 0
2
2
2
2
=


+


y
u
x
u


Orden de una ecuación diferencial
Las derivadas que aparecen en una ecuación diferencial, ya sea EDO o EDP, pueden ser de
distintos órdenes. La derivada de mayor orden presente en una ED indica el orden de ésta. Es
decir, si en una ED el mayor orden de sus derivadas es dos, entonces el orden de la ED es
dos. Por ejemplo, la ecuación

0
2
2
= + + kx
dx
dy
a
dx
y d
(3)

es de segundo orden ya que el mayor orden de sus derivadas es dos.

Grado de una ecuación diferencial
Las derivadas de mayor orden en una ED pueden estar afectadas por algún exponente. El
exponente que afecte a la derivada de mayor orden en una ED indica el grado de ésta. Por
ejemplo, la ecuación (3) es una EDO (ya que contiene solamente derivadas ordinarias con
respecto a una sola variable independiente, x, en este caso) de segundo orden (porque la derivada
de mayor orden en la ecuación es dos) y de primer grado porque el exponente que afecta a la
derivada de mayor orden en la ecuación es uno. Si este exponente fuera diferente de uno, como
en el caso de la ecuación (4), entonces el grado de la ecuación cambia:

0
2
2
2
= + +
|
|
.
|

\
|
kx
dx
dy
a
dx
y d
(4)

Así, la ecuación (4) es una ecuación diferencial ordinaria de segundo orden y de segundo grado.

Forma general y normal de una ecuación diferencial ordinaria
Una ecuación diferencial ordinaria de orden n puede expresarse en la forma general

Ecuaciones diferenciales. Profesor Bogart Méndez
7/17
0 ,..., , , =
|
|
.
|

\
|
n
n
dx
y d
dx
dy
y x F (5)

donde F es una función de la variable independiente x, la variable dependiente y y las derivadas
de y hasta el orden n; es decir, F es una función de n+2 variables: x, y, dy/dx,..., d
n
y/dx
n
. Se asume
que x está dentro de un intervalo I que puede ser cualquiera de los intervalos usuales (a,b), [a,b],
[a,b), y así sucesivamente.

Cuando se despeja la derivada superior de una EDO que está en la forma general (5), en términos
de las n+1 variables restantes, la ecuación diferencial

|
|
.
|

\
|
=


1
1
,..., , ,
n
n
n
n
dx
y d
dx
dy
y x f
dx
y d
(6)

donde f es una función continua de valores reales, se denomina forma normal de (4). Por ejemplo,
la forma normal de la ecuación (3) de segundo grado es

kx
dx
dy
a
dx
y d
− − =
2
2


Ecuaciones diferenciales ordinarias lineales y no lineales
La forma de una EDO lineal es la siguiente:

) ( ) ( ) ( . . . ) ( ) (
0 1 1
1
1
x g y x a
dx
dy
x a
dx
y d
x a
dx
y d
x a
n
n
n n
n
n
= + + + +



(7)

Las tres propiedades características de una EDO lineal son las siguientes:
• La variable dependiente y y todas sus derivadas
n
n
dx
y d
dx
y d
dx
dy
, . . . , ,
2
2
son de primer grado
• Los coeficientes
n
a a a , . . . ,
1 0
, dependen sólo de la variable independiente x o son constantes
• El término g(x) depende sólo de la variable independiente x o es constante

Una ecuación diferencial ordinaria no lineal es simplemente una que no es lineal, es decir, una
que no cumple con la forma (7) y las tres condiciones mencionadas.

Si en la ecuación (7), g(x) = 0, entonces se dice que la ecuación lineal es homogénea, de lo
contrario, la ecuación es no homogénea.

Por otro lado, si los coeficientes
n
a a a , . . . ,
1 0
, en la ecuación (7), son constantes, se dice que la
ecuación lineal es de coeficientes constantes, mientras que si alguno de éstos es función de x,
entonces se dice que la ecuación lineal es de coeficientes variables. En la figura 1 se resumen las
clasificaciones de las ecuaciones diferenciales tratadas hasta ahora.

Ecuaciones diferenciales. Profesor Bogart Méndez
8/17
Ecuaciones
diferenciales
Ordinarias
Parciales
Lineales
No lineales
Homogéneas
No homogéneas
De coeficientes constantes
De coeficientes variables
Lineales
No lineales
Homogéneas
No homogéneas
De coeficientes constantes
De coeficientes variables


Figura 1. Clasificación de las ecuaciones diferenciales

1.2 Solución de la ecuación diferencial: general, particular y singular

Solución de una ecuación diferencial ordinaria
Una solución de una EDO de orden n, es una función φ(x) definida en un intervalo I con al
menos n derivadas continuas en I que al sustituirla en la ecuación diferencial la reduce a una
identidad. Por ejemplo, la función (8), definida para todo ) , ( ∞ −∞ ∈ x , es la solución de la
ecuación diferencial (9).

C x x f y + = =
2
) ( (8)

x
dx
dy
2 = (9)

Para que (8) sea una solución de (9), ésta debe tener al menos una derivada continua en el
intervalo ) , ( ∞ −∞ (ya que la ecuación diferencial es de primer orden). Derivando (8) tenemos,

x C
dx
d
x
dx
d
C x
dx
d
y 2 ) ( '
2 2
= + = + = (10)

La ecuación (10) es la derivada de (8), la cual, según se observa, está definida en el intervalo
) , ( ∞ −∞ . Ahora, sustituyendo (10) en (9):

x x
dx
dy
2 2 = = (11)

Puesto que la ecuación (11) es válida para todo ) , ( ∞ −∞ ∈ x , la función C x x f y + = =
2
) ( es una
solución de (9) en el intervalo ) , ( ∞ −∞ .

Ecuaciones diferenciales. Profesor Bogart Méndez
9/17
Solución general de una ecuación diferencial
Al observar la ecuación (8), la cual hemos comprobado que es solución de la ecuación
diferencial (9) de primer orden, notamos que tiene una sola constante de integración C. Ahora,
considere la ecuación (12) quien es la solución de (13) en el intervalo ) , ( ∞ −∞ .

) sin( cos ) (
2 1
x C x C x f y + = = (12)

0 ' ' = +y y (13)

En este caso observamos que (12) tiene dos constantes de integración C
1
y C
2
, que coinciden
[al igual que en el caso anterior con las ecuaciones (8) y (9)] con el orden de la ecuación
diferencial (13). A este tipo de soluciones que contienen constantes de integración en un número
igual al orden de la ecuación diferencial se les llama solución general de la ecuación diferencial.

Solución particular de una ecuación diferencial
Cuando se asignan valores particulares a las constantes de integración de una solución general de
una ED, se obtienen soluciones a las que se les llama soluciones particulares de la ecuación
diferencial. En la práctica estas soluciones particulares se obtienen de la solución general por
condiciones dadas del problema, que la solución particular ha de satisfacer.

Ejemplo. Obtener una solución particular de (13) tal que

1 ) 0 ( ' , 2 ) 0 ( − = = = = x y x y (14)

Solución. Como conocemos la solución general de (13), dada por (12), el procedimiento a seguir
será obtener y’ a partir de la solución general y luego evaluar y y y’ en x = 0 para obtener el valor
de C
1
y C
2
de forma que cumplan con (14).

Derivando (12):

) cos( ) sin( '
2 1
x C x C y + − = (15)

Evaluando (15) en x = 0

1 ) 0 cos( ) 0 sin( 1 ) 0 ( '
2 2 2 1
− = ⇒ = + − = − = = C C C C x f

Una vez conocido el valor de C
2
, evaluamos la condición y(x = 0) = 2 en (12)

2 ) 0 )( 1 ( ) 1 ( ) 0 sin( ) 0 cos( 2 ) 0 (
1 1 1 2 1
= ⇒ = − + = + = = = C C C C C x f

Sustituyendo C
1
y C
2
en la solución general [ecuación (12)] obtenemos la solución particular
deseada:

) sin( cos 2 x x y − = (16)

Ecuaciones diferenciales. Profesor Bogart Méndez
10/17
Puesto que la ecuación (16) se cumple para todo ) , ( ∞ −∞ ∈ x , se trata de una solución particular
(dado que C
1
y C
2
tienen valores particulares) de (13) en el intervalo ) , ( ∞ −∞ .

Si se grafican múltiples soluciones particulares de (12), se obtienen curvas como las que se
muestran en la figura 2.

x
y
C1 = 1
C
2
=0
C
2
=2
C
2
=3
C
2
=1
x
y
C2 = 1
C
1
=0
C
1
=1
C
1
=2
C
1
=3

Figura 2. Algunas soluciones de la ecuación (12)

x
y
C
V(0,C)

Figura 3. Algunas soluciones de la ecuación (9)

Es claro que se puede obtener un número infinito de soluciones particulares de (12) al asignar
valores a las constantes C
1
y C
2
. Al grupo de todas las soluciones de una ecuación diferencial,
expresadas en forma general por la solución general de la ED, se le llama familia de
soluciones. Así, las soluciones de la ecuación (12) mostradas en la figura 2, son una familia
biparamétrica de soluciones de (12). Se le llama biparamétrica porque cada curva queda definida
por dos parámetros C
1
y C
2
en este caso. En el caso de la familia de soluciones de la ecuación (9),
representadas por su solución general (8), se trata de una familia de soluciones
monoparamétricas, ya que cada curva está definida por una constante. En ese caso se trata de una
familia de parábolas de eje paralelo al eje y que abren hacia arriba y cuyo vértice se encuentra
sobre el eje y en el punto (0, C) (ver figura 3).

Solución singular de una ecuación diferencial
Este tipo de solución es una solución particular que no es miembro de una familia de soluciones
de la ecuación, es decir, es una solución que no se puede obtener al asignar un valor a alguno de
los parámetros de la familia de soluciones. En otras palabras, es una solución “extra”. Por
ejemplo, es posible demostrar que la solución general de la ecuación diferencial (17) es la
ecuación (18):
C x y + =
2
Ecuaciones diferenciales. Profesor Bogart Méndez
11/17

2 / 1
xy
dx
dy
= (17)
2
2
4
1
|
.
|

\
|
+ = c x y (18)

Sin embargo, la solución trivial y = 0 también es una solución de (17), pero esta solución no
puede obtenerse de la familia de soluciones dada por (18), ya que no hay ningún valor de c que
produzca y = 0.

Soluciones explícitas e implícitas de ecuaciones diferenciales
Las soluciones de una ED, tanto generales como particulares, pueden expresarse de forma
explícita o implícita. Una solución explícita de una ED es una función φ(x) tal que al sustituirla
por y en (5), satisface la ecuación para todo x en el intervalo I.

Ejemplo. Muestre que
1 2
) (

− = x x x φ es una solución explícita de

0
2
2 2
2
= − φ
φ
x dx
d
(19)

Solución. Se obtendrán φ’(x) y φ’’(x) y se sustituirán en (19) para resolver el problema.

Calculando φ’(x) y φ’’(x):

2
2

+ = x x
dx

(20)

3
2
2
2 2

− = x
dx
d φ
(21)

Las ecuaciones (20) y (21) están definidas para todo 0 ≠ x . Sustituyendo (21) en (19) obtenemos:

( ) ( ) ( ) ( ) 0 2 2 2 2
2
2 2
3 3 1 2
2
3
= − − − = − − −
− − − −
x x x x
x
x

Puesto que esta igualdad es válida para todo 0 ≠ x , la función
1 2
) (

− = x x x f es una solución
explícita de (19) en el intervalo ) , 0 ( ) 0 , ( −∞ −∞ ó .

En el caso de las soluciones implícitas, se dice que una relación G(x,y) = 0 es una solución
implícita de (5) en el intervalo I, si define una o más soluciones explícitas en I.

Ejemplo. Muestre que la solución particular (22) es una solución implícita de (23)

Ecuaciones diferenciales. Profesor Bogart Méndez
12/17
0 4
2
= − x y (22)

0 1
2
= −
|
.
|

\
|
dx
dy
x (23)

Solución. Se resolverá la ecuación (22) para x y se obtendrá y’ para sustituirla en (23).

Resolviendo (22) para x tenemos

x x y 2 4 ± = ± =

Al resolver (22) en términos de x obtenemos dos resultados: x y 2 = y x y 2 − = . De acuerdo
con la definición de solución implícita, ambos resultados tendrían que ser una solución explícita
de (23), por lo que procedemos a averiguar si lo son.

Derivando x y 2 =
x
x
dx
dy 1
2
1
2
2 / 1
=
|
.
|

\
|
=



Sustituyendo este valor de y’ en (23) obtenemos:

0 0 0 1 1
1
2
= ⇒ = − = − |
.
|

\
|

x
x
x
x

Esto demuestra que x y 2 = es una solución explícita de (23). Ahora probamos la solución
x y 2 − = :

x
x
dx
dy 1
2
1
2
2 / 1

=
|
.
|

\
|
− =



Sustituyendo en (23):

0 0 0 1 1
1
2
= ⇒ = − = − |
.
|

\
| −

x
x
x
x

Esto prueba que x y 2 − = es también una solución explícita de (23). Entonces, la relación
0 4
2
= − x y es una solución implícita de (23) ya que da origen a dos soluciones explícitas
de (23).

Ecuaciones diferenciales. Profesor Bogart Méndez
13/17
1.3 Problema de valor inicial
En ocasiones se plantean modelos matemáticos de un problema que debe satisfacer ciertas
condiciones, como por ejemplo el caso de un cuerpo en caída libre tratado anteriormente que
debe cumplir con una velocidad y un desplazamiento iniciales. La solución de este modelo
matemático (o ecuación diferencial) da como resultado una solución general con dos constantes
de integración (ecuación 2) que define la posición del objeto como función del tiempo. Para
obtener una solución particular del problema, como por ejemplo una función de desplazamiento
que describa la posición del objeto cuando se deja caer desde un edificio de 10 m de altura, es
necesario conocer las condiciones iniciales a las que se sujetará el problema. En este caso se trata
de una velocidad inicial 0 (ya que se deja caer desde el reposo) y de una altura inicial de 10 m de
altura (altura del edificio). Matemáticamente, esto se escribe como sigue:

Resolver g
dt
h d
− =
2
2


Sujeta a 0 ) 0 ( ' = h velocidad en t
0
, i.e., velocidad inicial v
0

10 ) 0 ( = h posición en t
0
, i.e., posición inicial h
0


Un problema de este tipo se llama problema de valores iniciales (PVI). En forma general se
escribe

Resolver
|
|
.
|

\
|
=


1
1
,..., , ,
n
n
n
n
dx
y d
dx
dy
y x f
dx
y d
(24)
Sujeta a
1 0
) 1 (
1 0 0 0
) ( ,..., ) ( ' , ) (


= = =
n
n
y x y y x y y x y

Los valores de y(x) y sus primeras n-1 derivadas en un solo punto x
0
: y
0
, y
1
, . . . , y
n-1
se llaman
condiciones iniciales. Estos valores son constantes reales especificadas arbitrariamente.

El problema expresado en (24) se llama problema de valores iniciales de n-ésimo orden. De
forma particular, un problema de valores iniciales sujeto a una y dos condiciones iniciales (como
en el caso del cuerpo en caída libre), se llaman problemas de valores iniciales de primer y
segundo orden, respectivamente.

Interpretación geométrica de un problema de valores iniciales
Para la interpretación geométrica considere un problema de valores iniciales de primer orden:

Resolver ( ) y x f
dx
dy
, = , sujeta a y(x
0
) = y
0
(25)

En este caso se busca una solución y(x) de la ecuación y’(x) = f(x,y) en el intervalo I que contiene
a x
0
, de modo que su gráfica, y(x), pase por el punto especificado por las condiciones iniciales:
(x
0
, y
0
) (ver figura 4a).

Ahora, en el caso de un problema de valores iniciales de segundo orden (como el modelo de
caída libre)
Ecuaciones diferenciales. Profesor Bogart Méndez
14/17

Resolver
|
.
|

\
|
=
dx
dy
y x f
dx
y d
, ,
2
2
, sujeta a y(x
0
) = y
0
, y’(x
0
) = y
1
(26)

se busca una solución y(x) de la ecuación y’’(x) = f(x,y,y’) en el intervalo I que contiene a x
0
, que
además de que y(x) pase por el punto (x
0
, y
0
), tenga una pendiente y
1
en ese punto (ver figura 4b).

(x0, y0)
I
x
y y
x
I
(x0, y0)
m = y1
Soluciones
de la ED
Soluciones
de la ED


(a) (b)
Figura 4. Interpretación geométrica de un PVI de primer (a) y segundo (b) orden

El nombre de condiciones iniciales de los valores y
0
, y
1
, . . . , y
n-1
proviene de sistemas físicos
donde la variable independiente es el tiempo t y y(t
0
) = y
0
y y’(t
0
) = y
1
representan la posición y
la velocidad, respectivamente, de un objeto en algún tiempo inicial t
0
, como en el caso del
modelo de caída libre.

El procedimiento para resolver un problema de valores iniciales como (24), implica encontrar una
familia de soluciones n paramétrica (solución general de la ecuación general de orden n) de la
ecuación diferencial en cuestión y luego usar las n condiciones iniciales en x
0
para determinar las
n constantes en la familia. La solución particular así obtenida se define en algún intervalo I que
contenga al punto inicial x
0
.

Ejemplo. Determinar el problema de valor inicial siguiente:

0 ' ' = +y y sujeta a 1 ) 0 ( ' , 2 ) 0 ( − = = = = x y x y

Este ejemplo se resolvió en la sección de soluciones particulares de una ecuación diferencial.
Cuando se habla de resolver un problema de valores iniciales lo que eso significa es encontrar
una solución particular que cumpla con las condiciones dadas. Así, el problema del ejemplo se
resuelve como sigue:

En la sección de soluciones particulares se demostró que la ecuación
Ecuaciones diferenciales. Profesor Bogart Méndez
15/17

) sin( cos ) (
2 1
x C x C x f y + = =

es la solución general de 0 ' ' = +y y . Por lo tanto, hay que encontrar y’ para poder evaluar la
condición inicial y’(0) = -1.

) cos( ) sin( '
2 1
x C x C y + − =

Evaluando y’(0): 1 ) 0 cos( ) 0 sin( 1 ) 0 ( '
2 2 2 1
− = ⇒ = + − = − = = C C C C x f

Una vez conocido el valor de C
2
, evaluamos la condición y(x = 0) = 2:

2 ) 0 )( 1 ( ) 1 ( ) 0 sin( ) 0 cos( 2 ) 0 (
1 1 1 2 1
= ⇒ = − + = + = = = C C C C C x f

Sustituyendo C
1
y C
2
en la solución general obtenemos la solución particular deseada:

) sin( cos 2 x x y − =

Problemas de valores en la frontera
A diferencia de un problema de valores iniciales en donde la función incógnita y sus n-1
derivadas se evalúan en el mismo punto,
1 0
) 1 (
1 0 0 0
) ( ,..., ) ( ' , ) (


= = =
n
n
y x y y x y y x y , las
condiciones que la solución de una ecuación diferencial debe satisfacer en un problema de
valores en la frontera, se obtienen en más de un punto:
1 1
) 1 (
1 1 0 0
) ( ,..., ) ( ' , ) (
− −

= = =
n n
n
y x y y x y y x y . Por ejemplo, es posible demostrar que la ecuación
diferencial (27) representa la variación del momento flexionante M en una viga con carga
distribuida w, donde x es la distancia a lo largo de la viga.


− = dx x w
dx
dM
) ( (27)

Las condiciones límite (valores en la frontera) relacionadas con la ecuación (27) dependen de
cómo estén apoyados los extremos de la viga. Por ejemplo, una viga en voladizo (figura 5a) está
empotrada en un extremo y libre en el otro, mientras que una viga simplemente apoyada (figura
5b) tiene un apoyo simple en cada extremo. En este caso las fronteras del problema son los
extremos de la viga, y el valor que el momento flexionante (momento interno que se desarrolla en
la viga) puede tomar en estos puntos depende de la condición de apoyo. Así, una viga en voladizo
tendrá un momento flexionante cero en el extremo libre y diferente de cero en el extremo
empotrado, mientras que una viga simplemente apoyada tendrá una condición de frontera de
momento flexionante cero en ambos extremos.


Ecuaciones diferenciales. Profesor Bogart Méndez
16/17


(a) (b)

Figura 5. Viga en voladizo (a) y simplemente apoyada (b)

Ejemplo. Resolver el problema de valores en la frontera siguiente:

Resolver

− = dx x w
dx
dM
) (

con las condiciones de frontera M(x = 0) = 0 y M(x = L) = 0

Para el caso de la viga simplemente apoyada que se muestra en la figura 6.

x
x = 0


Figura 6. Viga simplemente apoyada con carga uniformemente distribuida

Solución. Primero hay que plantear la ecuación diferencial que rige el problema de acuerdo al
caso particular de la carga w aplicada en la viga. Se trata de una carga uniforme, por lo que tiene
valor constante en toda su longitud de la viga, i.e., w(x) = 10. Entonces la ecuación diferencial
que rige el problema es

1
0 1 10 C x dx
dx
dM
+ − = − =

(28)

Al resolver la ecuación diferencial (28) se encuentra la función M(x) que describe el
comportamiento del momento flexionante a lo largo de la viga. En este caso la ecuación se
resuelve fácilmente:
Ecuaciones diferenciales. Profesor Bogart Méndez
17/17
2 1
2
1
1 1
10
2
1
10
10 10
C x C x M
dx C xdx M
dx C xdx dM C x
dx
dM
+ + − =
+ − =
+ − = ⇒ + − =
∫ ∫


2 1
2
5 C x C x M + + − = (29)

La ecuación (29) es la solución general de (28). La función encontrada debe cumplir con las
condiciones de frontera del problema. Por lo tanto, evaluamos las constantes C
1
y C
2
:

Primera condición de frontera: M(x = 0) = 0

0 0 ) 0 ( ) 0 ( 5 ) 0 (
2 2 1
2
= ⇒ = + + − = C C C M

Segunda condición de frontera: M(x = 0) = 0

10 0 2 20 ) 2 (
0 ) 2 ( ) 2 ( 5 ) 2 (
1 1
1
2
= ⇒ = + − =
= + − =
C C M
C M


Entonces, la solución de (27) para el problema en cuestión, i.e., solución particular, es

x x M 10 5
2
+ − = (30)

La ecuación (30) describe la variación del momento flexionante en la viga de la figura 6.

que depende del tiempo t. Profesor Bogart Méndez . h. por lo que para encontrar a la función h basta con realizar una doble integración: d h(t ) = ∫ gdt = gt + C1 dt h(t ) = ∫ ( gt + C1 )dt = g ∫ tdt + C1 ∫ dt ∴ h(t ) = 1 2 gt + C1t + C2 2 (2) La función (2) es un modelo matemático que describe la posición. En este caso se trata de una ecuación diferencial muy sencilla. Entonces: d 2h mg = m 2 dt Rescribiendo la ecuación anterior: d 2h =g dt 2 (1) La expresión 1 es una ecuación diferencial (ya que es una expresión que contiene derivadas). Haciendo sumatoria de fuerzas de nuevo: mg − kv = ma Escribiendo la velocidad y la aceleración del objeto en términos de derivadas: mg − k dh d 2h =m 2 dt dt 2/17 Ecuaciones diferenciales. cuya función desconocida es la posición del objeto. Si deseamos obtener un modelo que sí considere esta fuerza. del objeto en cualquier tiempo t. será necesario plantear una nueva ecuación diferencial a partir de la segunda ley de Newton. o en términos de desplazamiento. h. 1a) y despreciando la fricción del aire tenemos: mg = ma De la mecánica sabemos que la aceleración es la razón de cambio de la velocidad respecto del tiempo. Hay que recordar que este modelo matemático no considera la fricción del aire con el objeto en caída libre. la segunda derivada de la posición respecto del tiempo.Haciendo un equilibrio dinámico de fuerzas mediante la segunda ley de Newton tenemos lo siguiente: ∑ F = ma Considerando la dirección positiva hacia abajo (fig.

d 2 u du du dv + + u = cos(θ ) y + = 2u + v 2 dθ dθ dϖ dϖ son ecuaciones diferenciales ordinarias. en ingeniería civil la deflexión. Profesor Bogart Méndez 3/17 . La solución de (3) es t mg t + C1e m + C2 h(t ) = k −k (4) La función (4) es un modelo matemático que describe la posición. existe gran cantidad de modelos matemáticos que utilizan ecuaciones diferenciales para resolver problemas físicos. Ecuación diferencial ordinaria Cuando una ED involucra derivadas ordinarias de una o más variables dependientes con respecto de una sola variable independiente. puede calcularse al resolver la ecuación diferencial ordinaria: EI d4y = w0 dx 4 Ecuaciones diferenciales. cuando se considera esta fuerza. En general podemos decir que cuando un fenómeno físico involucra la razón de cambio de una variable respecto de otra. Es interesante observar que la posición de un objeto en caída libre a lo largo del tiempo. las ecuaciones diferenciales (1) y (3) que resolvimos anteriormente. Además del problema de caída libre. ya que se requiere aplicar métodos de solución que aún no conocemos. La expresión (3) no es tan sencilla de resolver como en el caso de (1). donde la variable independiente en ambos casos es el tiempo. del objeto en cualquier tiempo t considerando la fricción con el aire. aparece una ED. Por ejemplo.Rescribiendo la ecuación anterior: m d 2h dh +k = mg 2 dt dt (3) La expresión (3) también es una ecuación diferencial. una ecuación diferencial puede utilizarse para modelar fenómenos de la naturaleza. Por ejemplo. es independiente de su masa cuando se desprecia la fuerza de fricción del aire. son ecuaciones diferenciales ordinarias. que a diferencia de (1). se llama ecuación diferencial ordinaria (EDO). Como hemos visto. y(x). h. de una viga (ver figura 2) de material uniforme con módulo de elasticidad E y sección transversal con momento de inercia I. mientras que por el contrario. De igual manera. la masa del objeto influye en su posición. donde observamos que la segunda contiene más de una variable dependiente (u y v) pero sólo una independiente (ω). involucra tanto la primera como la segunda derivada de la función buscada. con una carga uniformemente distribuida. w0.

Viga de sección transversal constante con carga uniformemente distribuida m2 = k2 m1 k1 Figura 3. las ecuaciones diferenciales que gobiernan el problema se escriben como m1 0   y1''  k1 + k 2 − k 2   y1   Q1 (t )   0 m   ''  +  − k    = Q ( ) 2  4 4   y2  14 2 24k 23  y2  12t3  4 1 2 3{ 4 {  2  M y′′ K y Q Donde [M] es la matriz de masas del modelo. respectivamente. [Q]el vector de cargas aplicadas en cada masa (piso del edificio) y los vectores [y].0 x=0 w0 y( L/2) x Figura 2. El modelo de masa – resorte utilizado para el edificio. el análisis dinámico se realiza mediante dos ecuaciones diferenciales ordinarias acopladas (sistema de ecuaciones diferenciales). donde se tiene un automóvil representado con una masa con resorte y amortiguador. Ecuaciones diferenciales. En este caso la solución de estas ecuaciones diferenciales ordinarias describe el desplazamiento de cada piso del edificio bajo la acción del sismo aplicado en su base. [K]la matriz de rigideces. una para cada piso del edificio (masas concentradas). Profesor Bogart Méndez 4/17 . es el del análisis de la respuesta dinámica de un edificio. En notación matricial. [y”] contienen las funciones desconocidas y sus correspondientes segundas derivadas. Modelo de masas concentradas para el análisis de la respuesta dinámica de un edificio sujeto a un sismo en su base Otro ejemplo del uso de una ecuación diferencial ordinaria para resolver un problema físico. Para el caso de la figura 3. El problema se simplifica al modelar el edificio como un sistema de masas concentradas acopladas con resortes que representan la rigidez del edificio. Otro ejemplo del uso de este modelo sería el que se presenta en la figura 4. es muy común en la ingeniería.

Modelo de un automóvil transitando sobre un puente deformado La figura 4 muestra que el automóvil recorre un puente que ha sufrido deformación y se necesita calcular el comportamiento del auto para evaluar su desempeño. y los puntos sobre la letra U indican el diferenciación respecto de la variable independiente t. Por ejemplo. en el análisis de circuitos eléctricos. Profesor Bogart Méndez 5/17 . Para esto se plantea nuevamente una ecuación diferencial ordinaria cuya solución representará el desplazamiento vertical del automóvil: && & && mU + CU + kU = U g (t ) En esta ecuación la función desconocida es U(t). las ecuaciones diferenciales pueden surgir de una infinidad de problemas físicos. como el de la figura 5. Los problemas expuestos hasta ahora para el planteamiento de una ecuación diferencial han sido todos dentro de la mecánica. Circuito eléctrico con inductancia L y resistencia R La ecuación diferencial que gobierna el problema de la figura 5 es Ecuaciones diferenciales.= Figura 4. L E(t) Figura 5. Esta notación de los órdenes de derivación se utiliza comúnmente en mecánica para indicar derivación respecto del tiempo. Sin embargo. surgen ecuaciones diferenciales cuya solución representa la variación de la corriente en el circuito en el tiempo.

Grado de una ecuación diferencial Las derivadas de mayor orden en una ED pueden estar afectadas por algún exponente. Si este exponente fuera diferente de uno. en este caso) de segundo orden (porque la derivada de mayor orden en la ecuación es dos) y de primer grado porque el exponente que afecta a la derivada de mayor orden en la ecuación es uno. si en una ED el mayor orden de sus derivadas es dos. Por ejemplo. la ecuación (3) es una EDO (ya que contiene solamente derivadas ordinarias con respecto a una sola variable independiente. El exponente que afecte a la derivada de mayor orden en una ED indica el grado de ésta. la ecuación d2y dy + a + kx = 0 2 dx dx es de segundo orden ya que el mayor orden de sus derivadas es dos. x. Profesor Bogart Méndez 6/17 . Por ejemplo. las ecuaciones siguientes son ecuaciones diferenciales parciales. la ecuación (4) es una ecuación diferencial ordinaria de segundo orden y de segundo grado. y E(t) es la corriente de entrada al mismo.L di + Ri = E (t ) dt donde L representa la inductancia y R la resistencia del circuito eléctrico. Por ejemplo. Forma general y normal de una ecuación diferencial ordinaria Una ecuación diferencial ordinaria de orden n puede expresarse en la forma general Ecuaciones diferenciales. Ecuación diferencial parcial Cuando una ecuación diferencial contiene derivadas parciales de una o más variables dependientes de dos o más variables independientes se llaman ecuaciones diferenciales parciales (EDP). Es decir. pueden ser de distintos órdenes. como en el caso de la ecuación (4). La derivada de mayor orden presente en una ED indica el orden de ésta. entonces el orden de la ED es dos. entonces el grado de la ecuación cambia: (3) d2y dy  2  + a + kx = 0  dx  dx   2 (4) Así. ∂ 2 u ∂u c 2 = ∂t ∂x y ∂ 2u ∂ 2u + =0 ∂x 2 ∂y 2 Orden de una ecuación diferencial Las derivadas que aparecen en una ecuación diferencial. ya sea EDO o EDP.

. son constantes. la ecuación diferencial  dny dy d n −1 y  = f  x. En la figura 1 se resumen las clasificaciones de las ecuaciones diferenciales tratadas hasta ahora. a1. la forma normal de la ecuación (3) de segundo grado es d2y dy = −a − kx 2 dx dx Ecuaciones diferenciales ordinarias lineales y no lineales La forma de una EDO lineal es la siguiente: an ( x) d n−1 y dy dny + an−1 ( x) n−1 + . Se asume que x está dentro de un intervalo I que puede ser cualquiera de los intervalos usuales (a. . . entonces se dice que la ecuación lineal es homogénea. Si en la ecuación (7). n  = 0  dx dx    (5) donde F es una función de la variable independiente x.. ... . Por ejemplo. dny/dxn... . Cuando se despeja la derivada superior de una EDO que está en la forma general (5). . . [a. la ecuación es no homogénea. si los coeficientes a0 .b]. en términos de las n+1 variables restantes. g(x) = 0. es decir. . entonces se dice que la ecuación lineal es de coeficientes variables. + a1 ( x) + a0 ( x) y = g ( x) n dx dx dx (7) Las tres propiedades características de una EDO lineal son las siguientes: dy d 2 y dny • La variable dependiente y y todas sus derivadas . dy dny F  x. y. 2 . n −1   dx dx n dx    (6) donde f es una función continua de valores reales. . Ecuaciones diferenciales. y.b). a n dependen sólo de la variable independiente x o son constantes • El término g(x) depende sólo de la variable independiente x o es constante Una ecuación diferencial ordinaria no lineal es simplemente una que no es lineal. . de lo contrario.. Por otro lado. se denomina forma normal de (4). Profesor Bogart Méndez 7/17 . . es decir. [a.b). y.. a n en la ecuación (7). F es una función de n+2 variables: x.. . dy/dx. y así sucesivamente.. se dice que la ecuación lineal es de coeficientes constantes. a1. una que no cumple con la forma (7) y las tres condiciones mencionadas. . . la variable dependiente y y las derivadas de y hasta el orden n. n son de primer grado dx dx dx • Los coeficientes a0 .. . mientras que si alguno de éstos es función de x...

2 Solución de la ecuación diferencial: general. es la solución de la ecuación diferencial (9). ésta debe tener al menos una derivada continua en el intervalo (−∞. ∞) . ∞) . la cual. Ecuaciones diferenciales. Clasificación de las ecuaciones diferenciales 1. ∞) (ya que la ecuación diferencial es de primer orden).Ordinarias Lineales Homogéneas No homogéneas De coeficientes constantes No lineales De coeficientes variables Ecuaciones diferenciales Lineales Homogéneas No homogéneas De coeficientes constantes No lineales De coeficientes variables Parciales Figura 1. sustituyendo (10) en (9): dy = 2x = 2x dx (11) Puesto que la ecuación (11) es válida para todo x ∈ (−∞. y' = d 2 d 2 d (x + C) = x + C = 2x dx dx dx (10) La ecuación (10) es la derivada de (8). ∞) . es una función φ(x) definida en un intervalo I con al menos n derivadas continuas en I que al sustituirla en la ecuación diferencial la reduce a una identidad. según se observa. la función y = f ( x) = x 2 + C es una solución de (9) en el intervalo (−∞. la función (8). Profesor Bogart Méndez 8/17 . particular y singular Solución de una ecuación diferencial ordinaria Una solución de una EDO de orden n. y = f ( x) = x 2 + C dy = 2x dx (8) (9) Para que (8) sea una solución de (9). definida para todo x ∈ (−∞. ∞) . Ahora. Por ejemplo. Derivando (8) tenemos. está definida en el intervalo (−∞.

que coinciden [al igual que en el caso anterior con las ecuaciones (8) y (9)] con el orden de la ecuación diferencial (13). Ejemplo. evaluamos la condición y(x = 0) = 2 en (12) f ( x = 0) = 2 = C1 cos(0) + C 2 sin(0) = C1 (1) + (−1)(0) = C1 ⇒ C1 = 2 Sustituyendo C1 y C2 en la solución general [ecuación (12)] obtenemos la solución particular deseada: y = 2 cos x − sin( x) (16) Ecuaciones diferenciales. el procedimiento a seguir será obtener y’ a partir de la solución general y luego evaluar y y y’ en x = 0 para obtener el valor de C1 y C2 de forma que cumplan con (14). considere la ecuación (12) quien es la solución de (13) en el intervalo (−∞. y ' ( x = 0) = −1 (14) Solución. Derivando (12): y ' = −C1 sin( x) + C 2 cos( x) Evaluando (15) en x = 0 f ' ( x = 0) = −1 = −C1 sin(0) + C 2 cos(0) = C 2 ⇒ C 2 = −1 (15) Una vez conocido el valor de C2. Obtener una solución particular de (13) tal que y ( x = 0) = 2. notamos que tiene una sola constante de integración C. ∞) . se obtienen soluciones a las que se les llama soluciones particulares de la ecuación diferencial. A este tipo de soluciones que contienen constantes de integración en un número igual al orden de la ecuación diferencial se les llama solución general de la ecuación diferencial. la cual hemos comprobado que es solución de la ecuación diferencial (9) de primer orden.Solución general de una ecuación diferencial Al observar la ecuación (8). Ahora. En la práctica estas soluciones particulares se obtienen de la solución general por condiciones dadas del problema. Profesor Bogart Méndez 9/17 . y = f ( x) = C1 cos x + C 2 sin( x) (12) (13) y ' '+ y = 0 En este caso observamos que (12) tiene dos constantes de integración C1 y C2. que la solución particular ha de satisfacer. Solución particular de una ecuación diferencial Cuando se asignan valores particulares a las constantes de integración de una solución general de una ED. Como conocemos la solución general de (13). dada por (12).

es una solución “extra”. se trata de una solución particular (dado que C1 y C2 tienen valores particulares) de (13) en el intervalo ( −∞. las soluciones de la ecuación (12) mostradas en la figura 2. es una solución que no se puede obtener al asignar un valor a alguno de los parámetros de la familia de soluciones. expresadas en forma general por la solución general de la ED. Así.C) Figura 3. C1 = 1 y C 2 =3 C 2 =2 C 2 =1 C 2 =0 C2 = 1 y C 1 =3 C 1 =2 C 1 =1 C 1 =0 x x Figura 2. En ese caso se trata de una familia de parábolas de eje paralelo al eje y que abren hacia arriba y cuyo vértice se encuentra sobre el eje y en el punto (0. En otras palabras. Se le llama biparamétrica porque cada curva queda definida por dos parámetros C1 y C2 en este caso. Algunas soluciones de la ecuación (9) Es claro que se puede obtener un número infinito de soluciones particulares de (12) al asignar valores a las constantes C1 y C2. Solución singular de una ecuación diferencial Este tipo de solución es una solución particular que no es miembro de una familia de soluciones de la ecuación. Por ejemplo. representadas por su solución general (8). Si se grafican múltiples soluciones particulares de (12). En el caso de la familia de soluciones de la ecuación (9). se obtienen curvas como las que se muestran en la figura 2. ∞) . se le llama familia de soluciones. Al grupo de todas las soluciones de una ecuación diferencial. son una familia biparamétrica de soluciones de (12). se trata de una familia de soluciones monoparamétricas. ∞) . Profesor Bogart Méndez 10/17 . es posible demostrar que la solución general de la ecuación diferencial (17) es la ecuación (18): Ecuaciones diferenciales.Puesto que la ecuación (16) se cumple para todo x ∈ (−∞. es decir. C) (ver figura 3). ya que cada curva está definida por una constante. Algunas soluciones de la ecuación (12) y y = x2 + C C x V(0.

0) ó (0.−∞) . ya que no hay ningún valor de c que produzca y = 0. Muestre que la solución particular (22) es una solución implícita de (23) Ecuaciones diferenciales. Ejemplo. si define una o más soluciones explícitas en I. Una solución explícita de una ED es una función φ(x) tal que al sustituirla por y en (5). (19) Calculando φ’(x) y φ’’(x): dφ = 2 x + x −2 dx d 2φ = 2 − 2 x −3 2 dx (20) (21) Las ecuaciones (20) y (21) están definidas para todo x ≠ 0 . Ejemplo. se dice que una relación G(x. Soluciones explícitas e implícitas de ecuaciones diferenciales Las soluciones de una ED. Se obtendrán φ’(x) y φ’’(x) y se sustituirán en (19) para resolver el problema.y) = 0 es una solución implícita de (5) en el intervalo I. En el caso de las soluciones implícitas. Muestre que φ ( x) = x 2 − x −1 es una solución explícita de d 2φ 2 − φ =0 dx 2 x 2 Solución. la función f ( x) = x 2 − x −1 es una solución explícita de (19) en el intervalo (−∞. Sustituyendo (21) en (19) obtenemos: (2 − 2 x )− x2 (x −3 2 2 − x −1 = 2 − 2 x −3 − 2 − 2 x −3 = 0 ) ( ) ( ) Puesto que esta igualdad es válida para todo x ≠ 0 . pero esta solución no puede obtenerse de la familia de soluciones dada por (18).dy = xy1 / 2 dx (17) 2 1  y =  x2 + c 4   (18) Sin embargo. satisface la ecuación para todo x en el intervalo I. pueden expresarse de forma explícita o implícita. Profesor Bogart Méndez 11/17 . la solución trivial y = 0 también es una solución de (17). tanto generales como particulares.

Derivando y = 2 x dy 1 1 = 2  x −1 / 2 = dx x 2 Sustituyendo este valor de y’ en (23) obtenemos: x  1  x  −1 = −1 = 0 x  x 2 ⇒ 0=0 Esto demuestra que y = 2 x es una solución explícita de (23). la relación y 2 − 4 x = 0 es una solución implícita de (23) ya que da origen a dos soluciones explícitas de (23).y 2 − 4x = 0 (22) (23)  dy  x  − 1 = 0  dx  Solución. Profesor Bogart Méndez 12/17 . Ecuaciones diferenciales. Entonces. Ahora probamos la solución y = −2 x : −1 dy 1 = −2  x −1 / 2 = dx x 2 Sustituyendo en (23): x  −1  x  −1 = −1 = 0 x  x 2 ⇒ 0=0 Esto prueba que y = −2 x es también una solución explícita de (23). 2 Resolviendo (22) para x tenemos y = ± 4 x = ±2 x Al resolver (22) en términos de x obtenemos dos resultados: y = 2 x y y = −2 x . De acuerdo con la definición de solución implícita. ambos resultados tendrían que ser una solución explícita de (23). por lo que procedemos a averiguar si lo son. Se resolverá la ecuación (22) para x y se obtendrá y’ para sustituirla en (23).

es necesario conocer las condiciones iniciales a las que se sujetará el problema. como por ejemplo el caso de un cuerpo en caída libre tratado anteriormente que debe cumplir con una velocidad y un desplazamiento iniciales. La solución de este modelo matemático (o ecuación diferencial) da como resultado una solución general con dos constantes de integración (ecuación 2) que define la posición del objeto como función del tiempo. i. y(x). y ) . y. en el caso de un problema de valores iniciales de segundo orden (como el modelo de caída libre) Ecuaciones diferenciales.. . posición inicial h0 Un problema de este tipo se llama problema de valores iniciales (PVI).3 Problema de valor inicial En ocasiones se plantean modelos matemáticos de un problema que debe satisfacer ciertas condiciones. Profesor Bogart Méndez 13/17 . En forma general se escribe Resolver Sujeta a  dny dy d n −1 y  = f  x.e.. y ( n−1) ( x0 ) = y n −1 (24) Los valores de y(x) y sus primeras n-1 derivadas en un solo punto x0: y0.. un problema de valores iniciales sujeto a una y dos condiciones iniciales (como en el caso del cuerpo en caída libre). El problema expresado en (24) se llama problema de valores iniciales de n-ésimo orden....1. . sujeta a y(x0) = y0 dx (25) En este caso se busca una solución y(x) de la ecuación y’(x) = f(x. pase por el punto especificado por las condiciones iniciales: (x0. . i. Matemáticamente. se llaman problemas de valores iniciales de primer y segundo orden. .. Estos valores son constantes reales especificadas arbitrariamente.e. y0) (ver figura 4a). y ' ( x0 ) = y1 . Para obtener una solución particular del problema. Ahora. respectivamente. n −1   dx dx n dx    y ( x0 ) = y0 ... como por ejemplo una función de desplazamiento que describa la posición del objeto cuando se deja caer desde un edificio de 10 m de altura. yn-1 se llaman condiciones iniciales. .y) en el intervalo I que contiene a x0. y1. de modo que su gráfica. velocidad inicial v0 posición en t0. En este caso se trata de una velocidad inicial 0 (ya que se deja caer desde el reposo) y de una altura inicial de 10 m de altura (altura del edificio). Interpretación geométrica de un problema de valores iniciales Para la interpretación geométrica considere un problema de valores iniciales de primer orden: Resolver dy = f ( x. esto se escribe como sigue: Resolver Sujeta a d 2h = −g dt 2 h' (0) = 0 h(0) = 10 velocidad en t0. De forma particular..

 . . y’(x0) = y1 2 dx  dx  (26) se busca una solución y(x) de la ecuación y’’(x) = f(x.y’) en el intervalo I que contiene a x0. y ' ( x = 0) = −1 Este ejemplo se resolvió en la sección de soluciones particulares de una ecuación diferencial. y0) (x0. respectivamente. Profesor Bogart Méndez 14/17 . . de un objeto en algún tiempo inicial t0. Así. y1. sujeta a y(x0) = y0. El procedimiento para resolver un problema de valores iniciales como (24). que además de que y(x) pase por el punto (x0. . . implica encontrar una familia de soluciones n paramétrica (solución general de la ecuación general de orden n) de la ecuación diferencial en cuestión y luego usar las n condiciones iniciales en x0 para determinar las n constantes en la familia. yn-1 proviene de sistemas físicos donde la variable independiente es el tiempo t y y(t0) = y0 y y’(t0) = y1 representan la posición y la velocidad. La solución particular así obtenida se define en algún intervalo I que contenga al punto inicial x0. Ejemplo.Resolver dy  d2y  = f  x. y0). Interpretación geométrica de un PVI de primer (a) y segundo (b) orden El nombre de condiciones iniciales de los valores y0. Cuando se habla de resolver un problema de valores iniciales lo que eso significa es encontrar una solución particular que cumpla con las condiciones dadas. tenga una pendiente y1 en ese punto (ver figura 4b). y0) x I I x (a) (b) Figura 4. como en el caso del modelo de caída libre. el problema del ejemplo se resuelve como sigue: En la sección de soluciones particulares se demostró que la ecuación Ecuaciones diferenciales. Soluciones de la ED Soluciones de la ED y y m = y1 (x0. y.y. Determinar el problema de valor inicial siguiente: y ' '+ y = 0 sujeta a y ( x = 0) = 2.

En este caso las fronteras del problema son los extremos de la viga.. una viga en voladizo tendrá un momento flexionante cero en el extremo libre y diferente de cero en el extremo empotrado. una viga en voladizo (figura 5a) está empotrada en un extremo y libre en el otro. y el valor que el momento flexionante (momento interno que se desarrolla en la viga) puede tomar en estos puntos depende de la condición de apoyo.. hay que encontrar y’ para poder evaluar la condición inicial y’(0) = -1.. se obtienen en más de un punto: y ( x0 ) = y0 . Por ejemplo. Por ejemplo.y = f ( x) = C1 cos x + C 2 sin( x) es la solución general de y ' '+ y = 0 . y ' ( x0 ) = y1 . las condiciones que la solución de una ecuación diferencial debe satisfacer en un problema de valores en la frontera. y ( n−1) ( xn−1 ) = yn−1 . Así. mientras que una viga simplemente apoyada (figura 5b) tiene un apoyo simple en cada extremo. Profesor Bogart Méndez 15/17 . y ( n−1) ( x0 ) = y n −1 .. Por lo tanto. y ' = −C1 sin( x) + C 2 cos( x) Evaluando y’(0): f ' ( x = 0) = −1 = −C1 sin(0) + C 2 cos(0) = C 2 ⇒ C 2 = −1 Una vez conocido el valor de C2. y ' ( x1 ) = y1 . Ecuaciones diferenciales.. evaluamos la condición y(x = 0) = 2: f ( x = 0) = 2 = C1 cos(0) + C 2 sin(0) = C1 (1) + (−1)(0) = C1 ⇒ C1 = 2 Sustituyendo C1 y C2 en la solución general obtenemos la solución particular deseada: y = 2 cos x − sin( x) Problemas de valores en la frontera A diferencia de un problema de valores iniciales en donde la función incógnita y sus n-1 derivadas se evalúan en el mismo punto. y ( x0 ) = y0 . dM = − ∫ w( x)dx dx (27) Las condiciones límite (valores en la frontera) relacionadas con la ecuación (27) dependen de cómo estén apoyados los extremos de la viga... mientras que una viga simplemente apoyada tendrá una condición de frontera de momento flexionante cero en ambos extremos.. donde x es la distancia a lo largo de la viga. es posible demostrar que la ecuación diferencial (27) representa la variación del momento flexionante M en una viga con carga distribuida w.

e.. Viga en voladizo (a) y simplemente apoyada (b) Ejemplo. Se trata de una carga uniforme. Primero hay que plantear la ecuación diferencial que rige el problema de acuerdo al caso particular de la carga w aplicada en la viga. En este caso la ecuación se resuelve fácilmente: Ecuaciones diferenciales. por lo que tiene valor constante en toda su longitud de la viga. x=0 x Figura 6. i. Profesor Bogart Méndez 16/17 .(a) (b) Figura 5. Viga simplemente apoyada con carga uniformemente distribuida Solución. Entonces la ecuación diferencial que rige el problema es dM = − ∫ 10dx = −10 x + C1 dx (28) Al resolver la ecuación diferencial (28) se encuentra la función M(x) que describe el comportamiento del momento flexionante a lo largo de la viga. w(x) = 10. Resolver el problema de valores en la frontera siguiente: Resolver dM = − ∫ w( x)dx dx M(x = 0) = 0 y M(x = L) = 0 con las condiciones de frontera Para el caso de la viga simplemente apoyada que se muestra en la figura 6.

e. (30) Ecuaciones diferenciales.dM = −10 x + C1 ⇒ dM = −10 xdx + C1 dx dx M = −10 ∫ xdx + C1 ∫ dx 1 M = − 10 x 2 + C1 x + C 2 2 M = −5 x 2 + C1 x + C 2 (29) La ecuación (29) es la solución general de (28).. i. Por lo tanto. Profesor Bogart Méndez 17/17 . es M = −5 x 2 + 10 x La ecuación (30) describe la variación del momento flexionante en la viga de la figura 6. la solución de (27) para el problema en cuestión. solución particular. La función encontrada debe cumplir con las condiciones de frontera del problema. evaluamos las constantes C1 y C2: Primera condición de frontera: M(x = 0) = 0 M (0) = −5(0) 2 + C1 (0) + C 2 = 0 ⇒ C 2 = 0 Segunda condición de frontera: M(x = 0) = 0 M (2) = −5(2) 2 + C1 (2) = 0 M (2) = −20 + 2C1 = 0 ⇒ C1 = 10 Entonces.