HACIA UNA CIUDAD RELACIONAL INTRODUCCIÓN En un artículo en el diario El País del pasado 14 de Mayo de 2011, Manuel Gausa reclamaba

una Ciudad Reactivada. Concretamente el título del artículo Hacia una Barcelona Reactivada, buscaba una nueva actitud ante el modelo de ciudad Barcelonés, profundamente agotado en su propio ciclo de éxito. La habitual brillantez de Gausa daba en una clave aparentemente léxico/estética para replicar la falta de ideas que parecía detectarse entre los actores habituales de la ciudad. Tal clave consistía en activar el prefijo “re” a una serie de verbosproclamas que permitirían ver la ciudad de Barcelona y por extensión cualquier ciudad plural y de tamaño intermedio en el mundo, con otra mirada, con otra visión, con otra actitud. Si bien hay había algo de genérico en el recetario Gausiano, cualquier entendedor de la ciudad condal comprendía que aquello a lo que se aludía, lo que estaba siendo re-posicionado formaba parte del imaginario común barcelonés más añejo. Ese fue un texto realmente glocal, local y global a la vez, local por referirse al caso concreto de Barcelona, global por que la reflexión es común a tantas otras ciudades. Más concretamente Gausa clamaba por concitar una actitud revitalizadora capaz de crear un urbanismo más empático y creativo. Estas actitudes re- se resumían en el reciclaje urbano, la renaturalización central, la revitalización económica y social, la reconexión urbana y territorial y el research urbano. El texto de Gausa concluía con una proclama final: hoy la ciudad debe proyectarse internacionalmente como un entorno innovador y emprendedor, productivo y creativo; un entorno inductor capaz de generar auténticos referentes para una nueva sociedad del ocio y del conocimiento: de la interacción positiva (con el medio, con la sociedad, con la cultura y la tecnología) y de una nueva convivencia sensible más sostenible. Sin entrar en una reflexión general sobre la oportunidad del artículo, en un contexto de elecciones municipales en ese momento, ni la posibilidad que inducía el texto de provocar una discusión local de ámbito mayor en forma de respuesta, o de contrapropuesta, cosa que hasta la fecha no ha ocurrido, parece interesante destacar el éxito del prefijo re- para definir la realidad contemporánea. Podría pensarse que hay un cierto relato posible, una trama que la reflexión sobre la ciudad concita, que se escribe con el prefijo re- o en todo caso, que dicho prefijo es capaz de enlazar las actitudes más adecuadas para encarar el devenir de la ciudad futura. En realidad el prefijo re-, reciclar, revitalizar, reconectar, renaturalizar, significa asumir el pasado -o una porción del mismo- y volver a dar un impulso capaz de situar el presente en otra dimensión, en algo a veces totalmente nuevo. La idea de reciclar por ejemplo significa transformar una realidad inservible, de forma que tras una metamorfosis de su naturaleza profunda, se la pueda impulsar hacia un nuevo ciclo, dotarla de algo substancial y volver a convertirla en algo útil; es decir se aprovecha lo pasado en pos de una lógica futura transformada. Baste notar que hasta no hace mucho, las grandes transformaciones urbanas venían precedidas de la aniquilación de lo anterior, de un cierto impulso de destrucción necesario antes de proceder a la revivificación, al surgimiento de lo nuevo. Sin duda hay muchos prefijos re- posibles, es más, el mismo Gausa me confesaba el hecho de que para el artículo disponía de cómo mínimo 5 re- más, pero el formato periodístico no le permitió extenderse lo suficiente. DE LO RELACIONAL EN LA CIUDAD Unos años antes al artículo de Gausa ya había aparecido otro prefijo re-, la idea de lo relacional de la mano de Nicolas Bourriaud. Estética 1 Relacional, es un ensayo donde se precisa el sistema de ideas y de funcionamiento de un nuevo paradigma artístico destinado a interactuar en la esfera de las relaciones sociales, dando respuesta a una cierta obsesión del arte contemporáneo por lo interactivo, es decir por la capacidad de activar una relación entre varios actores a partir del catalizador de la obra misma. En esencia Bourriaud retoma el pensamiento de Félix Guattari, desarrollado cuando apenas despegaba la sociedad de redes, quien tuvo la lucidez de rechazar la figura del autor en favor de la recuperación de lo colectivo. Guattari no creyó que fuera posible aislar el inconsciente en el lenguaje, sino que había que remitirlo a todo el campo social, económico y sobretodo político. Me atrevería a decir que también al campo cultural y al campo tecnológico para completar las cinco esferas de la realidad. En otras palabras, ante la objetivación de los comportamientos sociales de la modernidad, y por tanto la posibilidad de controlar y 2 manipular estos, la idea de la estética relacional retoma un cierto Situacionismo estético fundado en la subjetivación de parámetros sociales básicos y una cierta lógica autoorganizativa alejada de la idea de equilibrio. Más aún, la aparentemente inocua estética relacional, emparenta la idea de comportamiento -relacional- con las ciencias de la complejidad enunciadas en los años 60 y principios de los 70 para abrir un panorama, no por enormemente complejo, menos apasionante. En la digresión de Bourriaud se hace patente desde el principio el uso de una palabra que empieza por re-, si bien en esta ocasión no juega el rol de ser un prefijo, sino que las letras re- están ligadas de manera substancial al significado del concepto. A nadie se le escapa por otro lado que relacional viene de relación, de interacción, en definitiva de intercambio.

1 2

BOURRIAUD Nicolas, Estética Relacional, Adriana Hidalgo Editora, Buenos Aires, 2006 Podría llegarse a decir que el gran proyecto de la globalización ha consistido precisamente en desarrollar un sistema capaz de configurar la trazabilidad de los comportamientos sociales objetivos con la finalidad de controlarlos y manipularlos

Massachusetts: The MIT Press. 3 En clara referencia a la emergencia de una lógica relacional desde la que pensar la arquitectura y la ciudad. Por último está la co-residencia. puede hablarse con propiedad de una ciudad relacional y por tanto un urbanismo relacional. el núcleo original de relaciones co-sanguineas y/o más contemporáneamente emocionales y que tantos modelos alternativos está suscitando actualmente. en la ciudad cabe tanto un devenir en forma de partido de futbol. de pequeño formato. En la base de la idea de la estética relacional de Bourriaud está la idea de intervinientes. la descendencia. más que hacedores. A la vez. pp. sino que con brillantez. La pertinencia de mezclar la idea de ciudad y las lógicas de lo relacional es tan básica como que en términos antropológicos está totalmente admitido que hay tres modelos básicos de relación estructural. 117128. si algo ocurre de interesante en el planeta. fundada en el intercambio. 2000 a partir de la conferencia impartida en París en 1999 . como lo es la ciudad.y la manera en cómo es posible crear una obra completa de arte. posiciona la producción contemporánea del arte en el magma de una sociedad red donde la obra se construye narrativamente a medida que más y más individuos intervienen en ella y codifican algún tipo de significado que se suma a otros anteriores. o como decía Manuel Vicent la raza humana es eminentemente una raza urbana. en todo caso. una especie de urbanismo-re. según los cánones. repetitivas y domésticas. la ciudad también acoge un acontecer personal como puede ser un primer beso en un banco de una apartada plazoleta urbana. y este modelo de relación estructural se fundamenta en la polis. como lo son ciudad y relación. la transcendencia y la co-residencia.Bourriaud se remite al ámbito del arte contemporáneo y no solamente de manera acertada. prácticas históricas y prácticas arquitectónicas. Dicho de otra forma. pequeño. publicado primero en la revista Any en el número llamado Anymore por Cynthia C. No creo que sea necesario remitirse a las innumerables estadísticas que simplemente dibujan una realidad prácticamente urbana en todas sus facetas posibles. 2009. Fundación Caja de Arquitectos. formando gracias a la tensión superficial del agua –aquí podríamos decir la tensión relacional. aunque sea a costa de dar un paso atrás en el tiempo. Los artículos del Any. a partir de una inteligencia común. es decir algo no programado. en este caso artística. Es decir. de maneras de relacionarse realmente fundamentales. Mientras que podríamos considerar que el devenir conlleva una lógica relacional ligada a un ámbito de relaciones programadas. Barcelona. es decir en la relación entre como mínimo dos intervinientes. ¿podríamos ampliar el foco y pensar que hay algo mucho más poderoso. 3 Este texto de Ignasi de Solà-Morales es una de las joyas de la teoría de la arquitectura capaz de colocar en su sitio el discurso de la arquitectura contemporánea en apenas 12 páginas. de nuestra habilidad para detectar el máximo número de flujos relacionados que se entrecrucen en un evento. se funda en los credos metafísicos y las iglesias. y por lo que parece excepcional. Es evidente que aquí no vamos a tratar los dos primeros. es decir. para que quede claro. colmatándolo todo. DE SOLÀ-MORALES. con la voluntad manifiesta de intervenir en el proceso y por tanto de influir en el resultado. se configuran varios modelos de relación que podríamos diferenciar entre el devenir y el acontecer. la trascendencia. -individuos que realizan una acción. el acontecer podría estar referido a las relaciones cíclicas o los acontecimientos no programados. en términos relacionales? ¿Es decir. En el ámbito de la polis. es decir en la ciudad. es decir un espacio de relaciones extenso. La idea de lo relacional se sitúa en la encrucijada entre prácticas teóricas. es decir en la voluntad inmanente de ser humano por trascender su propia naturaleza. extensas – ya sean en el tiempo o en la cantidad de individuos que acoge-. De momento la lógica de lo relacional emerge entre la estructura compleja de la ciudad como el agua que se cuela por los intersticios de un suelo arenoso. Davidson. En pocas palabras. agua y suelo son la mismo. La descendencia se instaura en la familia. uno diría que por supuesto que sí. programado algunas veces único -o eso intentan hacernos creer-. única y excepcional.un engrudo indiscernible. Avancemos un poco más. complejo e interesante. Es de esta forma que la idea de autoría se diluye en el ámbito de una muti-intervención. pero ¿en qué términos? LAS 5 ESFERAS DE LA CIUDAD RELACIONAL Hablar de ciudad es hablar de absolutamente todo. Ignasi de Solà-Morales ya escribe en 1999: por lo menos desde Foucault sabemos que las cosas no son más que el cruce de sus relaciones y que el conocimiento al que podemos acceder dependerá. y todo indica que en el futuro la tendencia es a seguir creciendo. e incluso de una arquitectura relacional? Sin mediar otra intervención que la intuición. posible e incluso como consecuencia lógica de una sociedad que funciona enteramente en red en el arte contemporáneo. Si aceptamos esta idea como viable. repetitivo -o al menos a eso aspira uno cuando se encuentra en tal situación-. El segundo modelo. Ignasi. todo es urbano. y doméstico -aunque no por ello falto de grandeza en lo personal-. la posibilidad que ese algo se dé en un contexto urbano es simplemente abrumador ya a día de hoy.

En primer lugar nos encontramos con una de las esferas más evidentes de la ciudad la esfera política. LÍMITES DE LA RELACIONALIDAD Para seguir avanzando en los argumentos de la ciudad relacional. por lo menos. en cada ciudad relacional. Es decir. No es así porque estamos hablando en definitiva de modelos de relación entre individuos. el desarrollo de habilidades propias capaces de convocar una relación jerarquizada. diferente. la agrupación de diferentes esferas constituye una espuma que en este caso sería la ciudad en sí misma. y aun a riesgo de que estos límites deban ser más tarde transformados. En segundo lugar y necesariamente ligada a la anterior la esfera social. Siendo esto así. la jerarquía de los documentos que 4 decidiremos utilizar y la narración que acabaremos escribiendo. hay una dimensión en que la ciudad relacional influye poderosamente pero que siempre quedará vetada para la reflexión y que solamente es imaginable a partir de conjeturas: esta dimensión cerrada a lo relacional es la dimensión privada. y esta no-ciudad coincide como un guante a una mano con la dimensión privada de cada individuo. tanto en tamaño como en capacidad de influencia sobre el comportamiento del ser humano-. En este sentido y en el sentido que la ciudad puede también ser definida como una agrupación de intereses económicos la lógica relacional también se desarrolla en una esfera económica. incluso en el apartado supuesto de grandes cosas. p. cit. proviene de Paul Veyne y su conocido Comment on écrit l'histoire de 1971 5 Op. una serie de espacios todavía genéricos pero que tienen en común un fuerte acento en el campo que adjetiva cada esfera. ¿Cuál es el espacio propio de la no ciudad en la ciudad?. Del producto de todo lo anterior. como no vamos a creer que la ciudad es el territorio propio de lo relacional por excelencia. tal como Gilles Deleuze le espetaba a Michel Foucault en una entrevista publicada en el número 49 de la revista L’Arc. las cosas. La siguiente esfera remite a una cierta razón marxista de base que si bien no está precisamente de moda en la actualidad. hay una lógica anti-urbana. también presente en el mencionado texto de Ignasi de Solà-Morales. Lo relacional no solamente es necesario sino que es suficiente para la construcción de la dimensión privada de un individuo pero es excluyente de la idea de relacional en términos urbanos. Es por ello que enseguida podemos empezar a hablar de una esfera cultural en el ámbito de lo relacional urbano. El espacio doméstico de lo privado se conforma como aquel 4 Esta última idea. En este sentido la naturaleza de la ciudad y la arquitectura se escribe a partir de operaciones que dependen de nuestra propia intención. sea habitual o esporádico. un homenaje a la raíz lingüística de la idea de polis. Por último. -podríamos tranquilamente incluir la ciudad y la arquitectura en el término cosa. Se podría pensar que la idea de ciudad relacional abarca todo el conjunto físico de lo que denominamos ciudad pero eso no es así. deberíamos hablar del espacio nuclear de la vivienda como la forma urbana que no da entrada a la ciudad relacional. son relaciones. no para uno mismo. hacer reverberar microhistorias. componer recortes a través de fisuras no exploradas. Para ordenar por consiguiente esta compleja caja de herramientas que supone la idea de ciudad relacional se han ordenado aquí por lo que se ha venido en llamar esferas.Es decir. una no-ciudad. cuando en realidad siempre se tiene la sospecha de si no son la misma cosa. ¿Cuál es el reino de lo relacional dentro de la ciudad? Como punto de partida. los habitantes y/o usuarios de esta ciudad relacional. sea este habitante o simplemente usuario de una ciudad. inductivamente. o dicho al revés. Para clarificar de partida los límites del terreno sobre el que reflexionamos.125 . todavía mantiene una vigencia aplastante a saber: toda relación social esconde una relación económica. conlleva necesariamente la aparición de una tecnología propia. de la intriga que guía nuestras pesquisas. La ciudad es relación social o no es nada. no siempre clara y definida. donde se desarrolla esta condición de relacionalidad. en plena concurrencia abierta con otros relatos de signo opuesto o. cabría ahora mencionar brevemente ciertas características donde se da. capaces de generar beneficios de esa relación y codificando significados propios y ajenos a otras maneras de relacionarse. No tiene nada que ver con el significante. pretende acometer recorridos transversales. Es preciso que sirva. pero siempre determinante en la naturaleza de cada individuo. DE SOLÀ-MORALES. entre individuos libres. siempre vamos a encontrar una dimensión privada y una dimensión pública del individuo en cuestión. La idea. Según las intrigas. En todo caso esta idea debería funcionar exactamente como una caja de herramientas. pues aún no puede llamarse teoría. se puede entender que hay una manera propia de operar en lo relacional. Por cada ciudadano que seamos capaces de identificar. En definitiva si la historia de la ciudad se escribe por una determinada concentración en un núcleo de relaciones al que se concede el 5 privilegio de la atención. que funcione y que funcione para otros. se organizarán nuestros instrumentos. de herramientas y aparejos encuadrados en una esfera tecnológica de la ciudad relacional. en 1972. No hace falta decir que en la estela de la famosa imagen creada por Peter Sloterdijk. de la ciudad relacional. y una manera de retomar el pulso tantas veces perdido entre ciudad y política. pero no menos importante. y todos sabemos que hay una división.

DE SOLÀ-MORALES. estas se formatean entre individuos conocidos. aparece en un instante. sino todo lo contrario va a aumentar en extensión e intensidad. y formado por individuos libres que tienen como proyecto la fusión en una. la ilusión de una unidad perdida que debe ser recobrada del lado del sujeto o del lado de la sociedad. es decir vacíos urbanos programados con usos específicos y predeterminados. es totalmente falso. de sus respectivas dimensiones privadas. constituirían ya sean estos espacios llenos. 6 queda rota. aunque parezca evidente. pues simplemente ha adquirido otra naturaleza. La unidad familiar. agranda exponencialmente el factor de desarrollo relacional. el espacio por antonomasia donde se desarrolla esa dimensión privada es el espacio doméstico. como texto inicial. sino como constatación de que todo lo que podemos decir que se da consistentemente. y eso. Tafuri y tanto otros. el despacho de un abogado. entre lo que metafóricamente podríamos llamar. Por ello la ciudad relacional debe ser soporte de innumerables acciones de las que pueden destacarse las siguientes: ESFERA POLÍTICA Reclamar el lugar regional que se corresponde con la dimensión relacional La dimensión relacional de una ciudad suele abarcar mucho más territorio que el que estrictamente. Debord. Ya que el hecho urbano/relacional no va a cambiar. dejándonos con la sensación de que ha desaparecido. etc. y a veces de altísima intensidad. es decir las fachadas de los edificios residenciales. ciertos espacios especiales que por su significación llevan a pactos entre desconocidos para fusionar sus esferas privadas de forma momentánea y/o parcial como un quirófano. múltiples espacios y múltiples tiempos.. idealmente entre individuos que libremente han decidido fusionar ambas esferas privadas en una sola e individuos en estado de formación e información de esa compleja esfera privada. algo que sabemos ya. es necesario que se desarrolle el instrumental adecuado para que una ciudad o un grupo de ciudades pueda atribuirse la capacidad política y por tanto legislativa y ejecutiva 6 Op. sino que se desarrollan a partir de construcciones reflexivas que se mueven y se transforman con habilidad para llegar a gestionar la realidad de manera cuanto menos digna. sanitarios y tanto otros. de liquido a solido. y la negatividad radical nietzcheana-anticapitalista propia de Benjamin. estarían en la base de la cosificación de lo relacional. espacios públicos. En este sentido. es decir de transformarse en lo múltiple. sino amparada por el uso social. como punto de arranque para entender el hecho urbano. como en el caso de hijos que forman parte de esa fusión de la dimensión privada. sino que esa lógica la ejercemos entre iguales. múltiples interacciones. nosotros mismos. supone en gran medida una amortización del pensamiento dualista. Igualmente la ciudad relacional estructura una lógica donde los principios no están pre-establecidos. o vacíos. también deben darse múltiples propuestas para acercarnos a una ciudad red. edificios de pública concurrencia. múltiples naturalezas. la lógica arquitectónica y la esencia de la idea de lo relacional. De una manera rotunda la dualidad entre el nihilismo positivo de una cierta concepción esencialista de la ciudad y la arquitectura. En este sentido todos aquellos espacio de representación de una relación entre individuos iguales y en principio desconocidos entre sí. sino. la expresión física de la ciudad relacional. en la superficie del tiempo. hoteleros. la interacción entre diferentes nodos. basada en las relaciones y capaz de religar no solamente intelectualmente. la ciudad relacional desarrolla toda una estratagema estética sobre lo superficial y lo aparente.. e incluso la delgada interface entre el espacio propio de la dimensión privada y la dimensión pública. Lefebvre. Pensar la ciudad relacional es pensar lo múltiple. Traducido a la jerga de los arquitectos. y en todo caso muy lejos del maniqueísmo entre el bien y el mal. se transforma en otra cosa. Jameson. Es decir. un alberge. es decir entre ciudades. donde todo es susceptible de pasar de solido a gas. Todo lo demás. para entrar-. se estructura desde su apariencia e inmediatamente después. todos estos espacio forman parte de esa no-ciudad dentro de la ciudad relacional. es el lugar donde consideramos que si bien se dan relaciones.137 . sea esta formación la que se entiende en términos no solamente legales. emocionalmente al individuo con su entorno urbano próximo. p. cit. pero también la habitación de un hotel. hay que constatar que desgraciadamente la mayoría de las ciudades intermedias no tienen reconocidos legalmente los límites sobre los que realmente tienen influencia y eso menoscaba la capacidad de crear políticas activas y sobre todo eficientes. El hogar. de gas a líquido.lugar en que no es que no tengamos una lógica relacional. etc. si pensamos en términos de red. forman parte de la dimensión pública de los individuos y por tanto de la ciudad relacional. le es propio en términos legales. sino legalmente. En definitiva. Además. queda superada por un punto de partida de lo múltiple como primera situación. más allá del fenómeno urbano específico de la ciudad entendido de forma aislada. PROPUESTAS PARA LA CIUDAD RELACIONAL En el magma que es la ciudad relacional. Esta dualidad quebrada y reemplazada por una recreación en lo múltiple acarrea necesariamente una reflexión sobre una realidad de la que somos parte integrante y por tanto participes de los acontecimientos y la emisión de singularidades. aquel para el cual hay que pedir permiso –no solamente por educación. no tanto en contraposición a lo profundo y lo esencial. lo que es.

Todos sabemos que la ciudad es mucho más que eso. La agilidad con la que los agentes urbanos principales. Howard. tanto en intensidad intelectual. La antaño llamada sociedad civil. deben perfeccionar constantemente sus mecanismos de intermediación entre sus intereses y la realidad se vuelve fundamental en la ciudad relacional. en una ciudad relacional se debería promover el desarrollo de movimientos participativos estructurados por temáticas. España y Gran Bretaña. se expresa mediante la tecnología de contacto y acceso que significa hoy un internet contextual. Basic Books. también una ciudad intersubjetiva donde la intuición o lo que de otra forma se llama la inteligencia emocional. Contaminar con acciones intuitivas Hay que dejar que otras formas de la inteligencia tomen la iniciativa. Para ello es básico dimensionar el caudal de los movimientos sociales emergentes. Promover la constitución viral de movimientos participativos focalizados Inmersos en una sociedad red. laboratorios de ideas para la discusión entre iguales y promover la cultura del emprendedor de forma efectiva. y por ello es necesario dar con la forma de codificar los diferentes microclimas sociales que constantemente se dan en el seno de una ciudad y determinar consensuadamente su importancia. concentrado normalmente. dejando a un lado localismos y/o rencillas vecinales. en las capas más jóvenes de la sociedad.sobre unos límites que suelen ir más allá de su realidad municipal. Es necesario no solamente parametrizar estos nuevos grupos sociales sino que además es básico ofrecer la posibilidad de que maduren y reviertan en la sociedad. Definir metodologías de barbecho productivo 7 7 GARDNER. su fuerza. ESFERA ECONÓMICA Perfeccionar mecanismos propios de los agentes urbanos En cualquier entorno urbano hay ámbitos relativamente desligados de la condición física de la ciudad y otros estrechamente vinculados con el devenir de lo urbano. ESFERA SOCIAL Sedimentar nichos sociales específicos en la ciudad El desarrollo de nuevos grupos sociales suelen perder la vitalidad a medida que maduran debido a la fuga de talento hacia otras inquietudes más reconocidas por la sociedad. dándoles el tiempo y el espacio necesarios para que sedimenten. con el fin de evitar el exceso de participación sin fines concretos y la consiguiente pérdida de energías. para ser realmente efectivos deben contar con los mecanismos más apropiados para su desarrollo debido a la alta incidencia que sobre la condición de ciudad van a tener. es inútil conducir los grupos sociales emergentes a través de los canales asociativos tradicionales. Todos hemos experimentado el hecho de que la razón ha dado argumentos a la intuición. como se ha visto recientemente en Egipto. puntal político de una sociedad estructurada. 1993 . Un plan de planes debería ser una de esas herramientas para la gestión de lo público. Nueva York. pero no exclusivamente. Reglamentar es necesario pero a la vez es básico flexibilizar constantemente reglas de comportamiento que en su aplicación demuestran su obsolescencia. como en cantidad aglutinadora. Según el Dr. como desde su capacidad de intercambio con otros microclimas sociales que permiten el refuerzo mutuo. Diagramatizar surcos de pensamiento innovador y cruzar iniciativas colaborativas La agilidad para el desarrollo de ideas innovadoras de una ciudad relacional debe corresponderse con su capacidad para registrar esas ideas y hacerlas crecer en un entorno colaborativo. promoviendo un anquilosamiento fulminante de lo que en un principio eran iniciativas o movimientos innovadores. tanto públicos como privados. Túnez. La ciudad relacional debería poder traducir los espacios virtuales de discusión en espacios reales de participación y ser capaz de estar presente tanto en las ágoras virtuales como en las reales. Multiple Intelligences. tanto desde un punto de vista meramente productivo. o incluso su potencia para hacer una ciudad evolutiva. La falta de infraestructuras para la relación o simplemente el hecho de no dejar sedimentar nuevos nichos sociales en infraestructuras existentes diluye y frustra una extraordinaria cantidad de energía y talento. Estos últimos. Si una ciudad fuera capaz de hacer aflorar la intuición de sus ciudadanos se produciría una autentica explosión de creatividad. Dimensionar la capacidad (el caudal) de microclimas sociales en desarrollo Solemos referirnos al conjunto de ciudadanos como una masa homogénea de individuos que tienen en común solamente el espacio físico donde viven. La ciudad relacional es ante todo. En lugar de intentar contraprogramar un modelo de comportamiento capaz de organizarse de manera difusa. Howard Gardner hay 8 tipos de inteligencia diferentes y habitualmente solamente somos capaces de operar con la inteligencia analítica. Estos espacios de evolución del talento son fundamentales para la supervivencia de las ciudades en un futuro mucho más próximo de lo que suele pensarse. tiene que poder expresarse y aglutinar nuevas formas de conocimiento. de forma mucho más rápida abierta y efectiva. La ciudad debe ser capaz de desarrollar infraestructuras de colaboración y desarrollo de talento con la forma de una red de espacios multidisciplinares para crear ecosistemas económicos.

sino un privilegio que la ciudad relacional debe cuidar con esmero y entre muchas otras actitudes. es decir la interconexión entre millones de objetos cotidianos. Digamos que se sitúan en los márgenes de la cultural oficial. Sin embargo solemos confundir lo tradicional con lo inmóvil. El espacio físico que ocupa la ciudad ya nos es un derecho. respuestas sociales poco visibles a determinados aspectos de la cultura. Cultivar ecosistemas exuberantes La recreación en un punto de múltiples modelos de relación diferentes. Estos sustratos culturales codifican nuevas relaciones entre ciudadanos.De la misma manera que la ciudad relacional debe estar atenta a los sectores productivos emergentes y con capacidad de dinamizar económicamente un futuro próximo. coexistiendo pacíficamente. más que por una voluntaria pertenencia a un mundo underground. para que ese tejido productivo se reinvente o se renueve de forma que en un futuro sea capaz de asumir los retos de la ciudad relacional. dar respuestas ágiles a lógicas innovadoras debería formar parte de su protocolo de actuación. La supuesta marginalidad de estas sub-marcas viene dada por el hecho de que se mueven en los márgenes de lo entendido como cultural. Es por ello que la bifurcación de ciertos marcos culturales. Hablar de estos movimientos es hablar de las señas de identidad propia. explicables y comprensibles. da como resultado la aparición de un ecosistema de relaciones. normalmente a una velocidad mucho mayor que la prevista. La internet de las cosas. No se trata tanto de eliminar como de dar un tiempo. sino que mediante tecnologías de mapeo tendríamos un esquema exacto del comportamiento relacional de las cosas y las personas en tiempo real. o que se han vuelto obsoletos. sino hacerlos explícitos. provocaría la estabilización de una gruesa cultural de base. Hacer inteligibles ciertas sub-marcas (tendencias) urbanas En toda ciudad plural coexisten múltiples sub-marcas culturales. Es por ello que una ciudad relacional debe poder aplicar una cierta metodología para disminuir drásticamente la actividad de aquellas áreas económicas improductivas o dañinas para el desarrollo de otras áreas emergentes y más estratégicas. es decir se podría decir que las cosas hablan entre ellas. y en una segunda fase de dispositivos que permitirían la interacción de cosas con cosas. en algunos casos han evolucionado hacia una masiva respuesta ciudadana y han visto revitalizados sus procedimientos y su aceptación social. pero también es cierto que las tradiciones que no han caído en un folclorismo inamovible. Una ciudad relacional debe no solamente dar cabida a estos movimientos culturales emergentes. La tecnología permite ya mapear. fluidez y pertinencia de las interacciones entre las personas y su espacio circundante. la ciudad relacional debe ser capaz de fomentar de forma expeditiva el microclima económico para que las actividades con alta capacidad evolutiva y por tanto que están en condiciones de estructurar un alto valor añadido a su actividad desde el punto de vista urbano. En muchos casos la proliferación de movimientos. de nuevo va a revolucionar la lógica de los comportamientos sociales más básicos. también debe ser capaz de transformar otros sectores productivos que muestran síntomas de fatiga. un barbecho. especialmente entre jóvenes. tengan el éxito y el apoyo necesario. De estos estudios hay que sacar las conclusiones necesarias para en el futuro . Hacer expeditivos los nichos con alta capacidad evolutiva De forma opuesta a lo mencionado anteriormente. no solamente permitiría eliminar stocks y hacer desaparecer los robos. Sin embargo en pocas ciudades está resuelto el problema de dar cabida a las escenas emergentes de sub-marcas culturales que operan en los márgenes de la oficialidad. Hay que entender que las ciudades que no tengan la agilidad suficiente para el desarrollo de microeconomías de la innovación perderán múltiples oportunidades para el desarrollo de una economía relacional. que modelan nuevas maneras de relacionarse con la ciudad y por tanto nuevas lecturas del hecho urbano. unos hacia una preservación de las esencias y otros hacia una evolución de sus señas de identidad enriquecen los múltiples aspectos de lo cultural y activan la capacidad de crear interrelaciones. registrar y estudiar detenidamente la riqueza. Es cierto que una dosis de tradición significa una recreación artificial de actos y conductas de otros tiempos. ESFERA TECNOLÓGICA Desarrollar tecnologías de mapeo y formalización punto a punto de los flujos urbanos La inminente internet de las cosas. es hablar de los aspectos más avanzados de la ciudad. movimientos marginales. Si dilaciones y sin esperas. lo que permitiría formalizar mejor aquellos espacios en la ciudad donde se han detectado modelos de relación específicos. Un uso inteligente de los grandes escenarios culturales a la vez que la transformación de aparentes no lugares culturales en micro escenas. En cualquier ciudad plural las infraestructuras que dan cabida a la cultura más masiva suelen estar cubiertas. la cultura emergente de la ciudad. grupos y sub-grupos hace ininteligible la escena cultural de base. ESFERA CULTURAL Prodigar la bifurcación de marcos culturales Las tradiciones son marcos culturales que permiten vehicular la aspiración de los individuos a construir un cierto sentido de pertenencia. que funcionaría como sustrato nutritivo de expresiones culturales más maduras. probablemente futura expresión cultural de sectores más amplios. Transformar hyper escenarios conocidos en micro escenas emergentes Toda expresión cultural necesita de infraestructuras para su desarrollo. El concepto es muy simple y consiste en dotar a todos los objetos imaginables de dispositivos de localización en una primera fase.

es decir una definición precisa del positivo. algo entendido como absoluto en tanto que sigue siendo. lo edificios. la plaza y la avenida se relacionan. En línea con la primera idea. es una pre-condición para un compromiso político. es decir su adaptación al cuerpo social que conforman el conjunto de ciudadanos. desde su condición autónoma. Esta idea tan atractiva como áspera se fundamenta en la convicción de que la forma de la arquitectura tiene como finalidad última la acción de separar y de ser separada. solamente se habla de trabajadores productivos o eficientes. pesados y mayoritariamente infranqueables. lo que cosifica. de todo aquello en definitiva que quedaría en blanco al hacer el schwarz plan al que nos referíamos antes. estas ideas de Pier Vittorio Aureli. 9 Op. Hasta ahora no se habla de ciudades productivas o eficientes. será brought into presence. los patios interiores de manzana. Podría decirse que en la ciudad relacional lo esencialmente constitutivo del proyecto urbano es el espacio urbano de carácter público o no. en tanto que pueden servir para marcar ciertos acentos en la idea prácticamente opuesta a esta inicial. espacio privado pero también publico/privado..poder diseñar mejores espacios urbanos. ya sean edificios de oficinas. el negativo. los pasajes. por la forma como la calle. en la ciudad relacional se hablará de lo vacío. de objetos macizos. Una arquitectura capaz de marcar los límites e imponer sus lógicas a la ciudad desde sí misma. El archipiélago describe por tanto una condición donde las partes están separadas y a la vez unidas por el sustrato común de su yuxtaposición. Es decir. la idea de urbanización tiene que ver con una dimensión histórica instigada por el capitalismo a base de proyectos de ciudad ejemplares que en realidad funcionan como representaciones –más o menos bienintencionadas. mejores ciudades relacionales. ni su gobernabilidad. En pocas palabras es importante separar lo que la ciudad realmente es. se trata de aprovechar la pequeñas mejoras que constantemente se realizan en una ciudad para mejorar su ergonomía. Las partes que conforman este archipiélago están en constante relación. los parques. refleja meramente la práctica capacidad de construir alguna cosa. La posibilidad de perfeccionar un modelo urbano es viable si podemos estructurar una interface legible del grado de perfectibilidad de los diseños urbanos aplicados y esta interface solamente puede ser provista de plataformas que cruzan datos prefijados que configuran una gráfica de su uso en el tiempo. sus masas de aire. Esta forma de lo construido se entiende como algo resolutivo por sí mismo. iglesias o torres de apartamentos. unidas por el mar que las envuelve y las delimita. p XIII . La idea de partes separadas se relaciona con la idea de archipiélago como forma estructurante de la ciudad. Esto es cierto en gran medida pero deberíamos primero aclarar que es espacio urbano en primer lugar.forman parte también del código genético de la ciudad relacional. que supone la ciudad relacional. AURELI. ni su organización extensiva. pero también de los descampados. Mientras la idea de ciudad viene definida política y formalmente por la arquitectura. cit. las calles. lo que dota de sentido a lo construido. el positivo de la ciudad y una forma 8 de entender lo vacío. Es interesante contextualizar dentro de esta reflexión. llevada hacia lo presencial y hecha realidad. una de las reflexiones contemporáneas más interesantes viene a proponer que una concisión formal bien definida de la arquitectura. La idea es cultivar plazas. Por otro lado también puede servir la diferencia entre la idea de proyecto y la idea de diseño. por un lado existe la manera más tradicional de leer la ciudad como una yuxtaposición regulada. en definitiva lo que adquiere valor por si mismo. y después ver que categorías – espacio público. En buena medida la idea de ciudad relacional es la opuesta a la idea de arquitectura absoluta de Aureli. de la mera representación de la misma. unas con otras. 8 Un schawarz plan consiste en dibujar a una escala relativamente grande todo aquello que constituye un sólido en la ciudad. En la primera reflexión el vacío es el negativo. Con esta técnica se consigue que toda la trama urbana de vacíos urbanos se pueda visualizar de forma inmediata. de las plazas. y estos actúan a su vez como límites a lo urbanizado. mejores edificios públicos. etc. Sembrar plataformas cruzadas de tiempos/datos Con la tecnología necesaria es incluso posible plantearse la idea de sembrar plataformas de tiempos y datos que permitan obtener una idea clara de la eficiencia de una ciudad. capaz de sobrevivir incluso sin su soporte fundamental. No se trata de re-formalizar la ciudad. La oposición más evidente es que mientras Aureli habla de lo construido como constitutivo esencial de la ciudad. En definitiva la arquitectura estructura un entorno para la ciudad mediante el despliegue estratégico de formas arquitectónicas específicas que actúan como marcos. la excrecencia entre los objetos urbanos. el schwarz plan. En la segunda reflexión lo habitualmente vacío es lo fundamental. una especie de management de lo construido. En particular la diferencia esencial que establece entre el concepto de ciudad y el concepto de urbanización. etc. calles o edificios que permitan una mayor fluidez natural de las relaciones entre ciudadanos y hacer crecer ecosistemas de relaciones que aporten riqueza semántica al hecho urbano. La ciudad tiene muchos aspectos que permiten una mejora substancial de la manera en cómo se usa y qué tipo de servicios es capaz de dar la forma más dinámica y acertada posible. intencionada si acaso. La ciudad es una composición de partes separadas.. Diseño. hay una forma de leer lo construido.de lo que debería ser una ciudad. mientras que la idea de proyecto indica la estrategia mediante la cual una cosa será 9 producida. De otro lado podemos leer la ciudad como una interacción estructurada por sus vacíos. revelando así la esencia de su forma política en el conjunto de lo que denominamos ciudad. social y cultural con la ciudad. HACIA UNA CIUDAD RELACIONAL De todo lo dicho hasta ahora cabe imaginar que hay dos maneras básicas de entender la ciudad. el agujero. si bien habría puntos de encuentro en los extremos.

1985. enseguida surgen consideraciones del ámbito del derecho. plano. la imbricación entre espacios privados apoyados por plazas o parques públicos o al revés. es decir. y por tanto podría parecer que la constitución del espacio urbano proviene de una interpretación de la legalidad. La ciudad relacional quiere volver a colocar al ciudadano en el centro de interés de la ciudad y aprovechar esta re-focalización para invitarlo a ir un poco más allá de su relación automatizada con la ciudad. San Francisco. El desarrollo desaforado del capitalismo consumista de las últimas décadas parece haber desplazado del foco principal al sujeto por antonomasia de la ciudad. la ecuación completa es que en el espacio urbano se desarrolla una triangulo relacional entre los otros individuos. La idea de dar un paso más allá entre la dicotomía clásica entre espacio público y espacio privado. a ciudadanos y una vez convocados provocar múltiples relaciones entre ellos en el marco del espacio y el tiempo urbanos. espacios públicos que son apoyados y subrayados por espacios privados. pero también es cierto que aquellos espacio híbridos entre públicos y privados son en la ciudad relacional. para definir adecuadamente las pieles de los edificios. que tiene por vocación principal la de convocar individuos. así como espacios de aproximación de los público a lo privado o viceversa. Solamente de esta manera. La infinidad de combinaciones y la apertura de categorías de lo urbano se vuelve enorme en la ciudad relacional. cuantificación y la fusiona. Me refiero al uso de espacios como las cubiertas de los edificios. p. La idea de cosificación proviene del concepto que acuñó Lukács en Historia y Consciencia de Clase de 1923 en el cual utiliza la categoría weberiana de racionalidad. no en cuanto a la propiedad o a las restricciones legales. algunos de los cuales los podría conocer y otros no. 19 . la definición consensuada entre agentes urbanos. En definitiva el ser urbano debe ayudar al desarrollo de una cierta cosificación del espacio urbano. ni que sea puntualmente o esporádicamente. vendría a tener un perfil eminentemente sociológico en tanto que es aquel espacio donde libremente. su mantenimiento e imputan los costes de construcción. sin obstáculos y con algunos elementos del mobiliario urbano como referencia para delimitar una portería o los límites del terreno de juego y evidentemente uno mismo como jugador o espectador. 2011. en el que este acceso puede ser objeto de restricción legal. Principalmente. 17 Idem p. en general. la configuración espacial del espacio urbano en cuestión y uno mismo. Me refiero a las calles de las ciudad. en que se registra un 10 intercambio generalizado y constante de información y se vertebra por la movilidad. sus lugares de acomodo públicos. En definitiva la ciudad relacional se basa en la lógica de un espacio. acoger. por otro lado. Ya viene siendo hora que la categoría de espacio público de uso privado o el espacio privado de uso público. tengan un papel relevante en la construcción de la ciudad.El espacio urbano.17 12 LOFLAND. sino más bien en cuanto al uso que el ciudadano puede provocar. Es bien cierto que es estatus legal de cada espacio en la ciudad es uno de los objetos de discusión importantes en tanto que codifican la propiedad de ese espacio y por tanto sus responsabilidades. Nada más lejos para referirnos a la ciudad relacional. abstracción. el ciudadano. individuos que no se conocen -en la mayoría de las ocasiones-. El espacio público debe ser distinguido del espacio privado. grandes superficies urbanas totalmente sin uso público y poco privado. el espacio urbano. atendiendo a una legalidad más compleja y sofisticada. o la posibilidad de crear calles de acceso público en espacios privados que permitan una mayor permeabilidad de los manzanas y los bloques urbanos. Una de las ideas fundamentales de la ciudad relacional es reorientar el objetivo último de la idea de ciudad a los individuos. la urbana. p. Para los partidos de futbol improvisados de la infancia eran necesarios una serie de individuos. Otra definición esta vez de Lyn Lofland todavía más clara y explícita vendría a definir el espacio urbano como espacio de acceso del público –espacio público. Es decir se reconocen como iguales y establecen algún tipo de relación entre ellos o entre ellos y los objetos urbanos que los rodean. es una de las propuestas de valor de la ciudad relacional. Madrid. al que como primera intuición relacionamos con lo vacío en una ciudad. espacio especialmente interesantes. se relacionan. todas las personas tienen acceso legal. University of California Press. Los libros de la catarata. sus parques. daremos pie a la aparición de una ciudad más rica en relaciones.como aquellas áreas de una ciudad a las que . Hacerle ver las infinitas posibilidades de desarrollar su faceta humana y urbana haciendo un uso más intensivo de la ciudad y sobre todo haciendo hincapié en un uso más emocional de la misma. las plantas bajas de ciertos edificios residenciales vallados y auto-encarcelados. Es más. Lyn. Me refiero también a los edificios públicos o las zonas públicas de edificios 12 privados. promotores y representantes del poder público. A World of Strangers: Order and Action in Urban Public Space. para aquellas que se producen entre individuos que coinciden físicamente y de paso en lugares de tránsito y que han de llevar a cabo una serie de 11 acomodos y ajustes mutuos para adaptarse a la asociación efímera que establecen. Por tanto el espacio urbano es un espacio-tiempo diferenciado para un tipo especial de reunión humana. con las categorías marxistas de trabajo abstracto y 10 11 DELGADO. Manuel. como remarca Delgado a partir del libro de Erving Goffman Behavior in Public Places: Notes on the Social Organization of Gatherings de 1963. Es interesante subrayar que en el momento en que acotamos el espacio urbano como espacio público. El espacio público como ideología. el espacio público también podría ser definido como espacio de y para las relaciones en público. espacios y acontecimientos. una transformación de lo vacío en cosa emocional y tangible a través de un uso pleno y consciente. un espacio más o menos grande. más que de una forma propia basada en la tradición de la arquitectura o el diseño urbano. Una especie de autojustificación por si misma parecía ser el motor de muchas operaciones urbanas donde el montaje financiero y las expectativas de beneficio. disfrazadas de los argumentos más sofisticados que puedan imaginarse daban patente de corso a algunas operaciones de dudosa calidad urbana. es decir técnicos.

La ciudad relacional debe procurar hacer de los individuos agentes y actores vivos en desarrollo de la misma. de las relaciones sociales y de la cultura. Lukács demuestra los alcances de la enajenación. la ciudad relacional debe ser capaz de generar mejores ciudadano. emocionalmente implicados y capaces de usar la ciudad en beneficio intelectual y sentimental propio. La categoría lukacsiana de cosificación extiende el análisis de la alienación y el fetichismo de la mercancía de Marx al ámbito de la subjetividad humana. En definitiva la ciudad relacional es el magma que todo lo envuelve. unos espacios con la capacidad de puntuar y apuntalar grandes relatos colectivos y minúsculas historias personales. Con el término cosificación. que se encuentra en las relaciones de producción propias del capitalismo. Por último la ciudad relacional debe poder delimitar unas escenografías urbanas. es decir los objetos urbanos deben tener la capacidad de promover una reacción positiva. lógicamente con luces y sombras. No hace falta decir que el diseño de lo urbano debe convocar constantemente una idea de confort basada en la interacción individuo/información. en narración personal y colectiva de una realidad común. como no puede ser de otra manera. y esa cosificación no debería consistir en una alienación subyugante en el sentido Marxista. Esta fusión de categorías acaba definiendo la cosificación en el sentido estricto del término como convertir en cosa algo que no lo es. Para conseguir ciertos objetivos expuestos hasta ahora la ciudad relacional debe estar diseñada desde la lógica empática. MIQUEL LACASTA DR. Es más. sino todo lo contrario en una transformación en cosa emocional. la ciudad relacional debe cosificar el espacio urbano en beneficio del sujeto que lo utiliza con intensidad. que estructura en múltiples capas la subjetividad de lo urbano. Más ampliamente el concepto de cosificación parte del análisis marxista de las raíces económicas de la alienación. individuo/naturaleza e individuo/individuo. Es decir. amable.de valor de cambio. ARQUITECTO . Ésta no se restringe al proceso de producción de mercancías. que también se traduce como reificación. suave. que atrapa y modela el comportamiento de la urbanidad.