Marina Carin Eje: Nuevos medios y activismo político. La acción política en el semiocapitalismo. Texto: “Generación post-alfa.

Patologías semiocapitalismo”. Franco Berardi. e imaginarios en el

Radio Viga: un nuevo espacio para comunicar En el contexto de una facultad tomada por alumnos cansados de reclamar por mejoras edilicias, presupuesto y salarios docentes, surge Radio Viga. Y su nombre no está librado al azar. En la sede de Sociales de la calle Marcelo T. de Alvear, se cayó una viga en uno de los baños mientras una estudiante permanecía en el lugar, sin producir una tragedia, pero sí creando un nuevo espacio desde donde comunicar la situación de crisis que envuelve a la facultad. Haciendo un recorrido por los medios de comunicación más reconocidos del país (noticieros televisivos, radios, diarios) se puede observar la casi nula información acerca del tema: sólo se dan a conocer los problemas ocasionados en el tránsito por los cortes de calles hechos por los estudiantes o los disturbios en alguna manifestación; de la situación política en la que está inmersa la facultad nadie habla. Es así que Radio Viga emerge como nuevo medio, como nuevo espacio comunicacional. Franco Berardi, conocido como “Bifo”, trabaja sobre la relación entre procesos sociales y mutación tecnológica, teniendo en cuenta los efectos de la lógica recombinante del capitalismo sobre las subjetividades e imaginarios sociales. Para explicar esto introduce el concepto de semiocapitalismo, denominando así el modo de producción en el cual la acumulación de capital se hace por medio de una producción y consiguiente acumulación de signos, tomando al signo como bien inmaterial que produce efectos sobre el imaginario social. El capitalismo intenta dominar la producción semiótica, pero los productores de la semiosis crean espacios libres y autónomos a dicho sistema. Ejemplo de ello son las radios comunitarias, los blogs alternativos, las redes sociales que se van creando en la red. Esto es lo que Berardi denomina activismo mediático. Las nuevas formas de activismo están determinadas por las nuevas formas de explotación. El activismo lucha por separarse del capitalismo: lucha por encontrar

autonomía a través de los espacios de mutación cultural (aparición de nuevas tecnologías). El activismo mediático rompe con la idea de comunicación de los años setenta. Ya no se trata de la construcción de mensajes revolucionarios, sino de la construcción del espacio político mismo. Berardi plantea entonces tomar la comunicación no como un instrumento político sino como la acción política misma. Y es aquí donde asume importancia el uso de las nuevas tecnologías y de las nuevas formas de auto organización. Radio Viga es una propuesta comunicacional que nace del conflicto de la facultad, realizada y auto gestionada por alumnos. El escenario de las transmisiones son los pasillos de la facultad o la vereda de la sede aún en construcción de Constitución. En el dial se la puede escuchar por FM 90.1; por la red, a través del blog creado por el edificio único; o bien por el Canal 4. Radio Viga se presenta como medio alternativo, que reconstruye el conflicto desde adentro de la facultad, con la mirada de los que viven día a día la situación en la que está inmersa, consolidándose como independientes del capital financiero: una formación cultural y política en medio de una crisis que no tiene lugar en los medios masivos de comunicación más destacados del país. La producción de este tipo de medios independientes es un fenómeno de auto organización del trabajo semiótico. En estas experiencias comunicacionales lo importante no son los adelantos técnicos en sí sino el proceso de autonomía que están logrando llevar adelante diferentes sectores de la sociedad para dar lugar al nacimiento de nuevos medios, de nuevos espacios de lucha, fuera de lo que el capitalismo impone. Y Radio Viga no parece ser ajena a este proceso.