Sociología-UNIDAD 5.Jon ELSTER. TUERCAS Y TORNILLOS.

2011
UNIDAD 5.

Jon ELSTER. TUERCAS Y TORNILLOS.

2. DESEOS Y OPORTUNIDADES.
La unidad elemental d la vida es la acción humana individual. Explicar las instituciones y el cambio social es demostrar d qué manera surgen como resultado d la acción y la interacción d los individuos (individualismo metodológico). Una manera simple d explicar una acción es verla como el producto final d dos operaciones sucesivas d filtración. Filtros: 1) restricciones físicas, eco, legales y psicológicas q enfrenta el individuo. Las acciones coherentes con esas restricciones forman su conjunto d oportunidad; 2) mecanismo q determina qué acción q está dentro del conjunto d oportunidad será realizada realmente. Los principales mecanismos son la elección racional y las normas sociales. En esta perspectiva las acciones son explicadas por las oportunidades y los deseos, por lo q la gente puede hacer y por lo q desea hacer. Buena parte d las ciencias sociales consiste en variaciones interminablemente elaboradas sobre el tema d las oportunidades y los deseos. Podemos observar q no siempre es necesario apelar a oportunidades y preferencias, a veces, las restricciones son tan rigurosas q no queda espacio para la operación del segundo filtro. Ricos y pobres tienen por igual la oportunidad d dormir bajo los puentes, pero los pobres pueden no tener ninguna otro oportunidad. Los estudiosos no concuerdan acerca d la importancia relativa d las preferencias y las oportunidades al explicar la conducta. Algunos economistas sostienen q toda la gente tiene en esencia las mismas preferencias y deseos: solo difieren las oportunidades. Sostienen q la elección casi no importa porq toda variación en la conducta debe explicarse por las variaciones en las oportunidades. La mayoría d los científicos sociales creen q la gente difiere en sus deseos tanto como en sus oportunidades y esta opinión m parece correcta. Las oportunidades son más básicas q los deseos en un aspecto: son más fáciles d observar. Otra razón por la cual las oportunidades pueden parecer más fundamentales q los deseos tiene q ver con la posibilidad d influir en la conducta. Suele ser más fácil cambiar las circunstancias y las oportunidades d la gente q su manera d pensar. Hasta acá he argumentado como si deseos y oportunidades se dieran con independencia unos d otros y puedan variar con independencia unos d otras. Ahora paso a casos en q ambos están influidos por un tercer factor y luego a casos en q puedan influirse mutuamente en forma directa (véase fig. II. 1).

DESEOS. CAUSA COMUN OPORTINIDADES DESEOS OPORTUNIDADES DESEOS OPORTUNIDADES

ACCION (A)

ACCION (B)

ACCION (C).

1

Sociología-UNIDAD 5.Jon ELSTER. TUERCAS Y TORNILLOS. 2011
ACCION (A): Se rastrean deseos y oportunidades hasta una causa común. Según Tocqueville la esclavitud no solo impide q los hombres blancos hagan fortuna sino q incluso los desvía del deseo d hacer fortuna. Hay un dicha q dice q la necesidad es la madre d la invención, los historiadores a menudo dan por descontado q las penurias son la madre d las revueltas y d otras formas d acción colectiva. Ninguna d estas afirmaciones es válida. Lo cierto es q cuando la gente está en malas condiciones es alta su motivación para innovar o para rebelarse. Pero su capacidad u oportunidad para hacerlo es la más baja cuando se encuentra en circunstancias difíciles. La innovación requiere d recursos, tiempo, inversiones costosas con un rendimiento demorado e incierto y esto es exactamente lo q no pueden permitirse las firmas q están al borde d la bancarrota. Como la innovación real y la participación real dependen tanto d los deseos como d las oportunidades y dado q éstos varían en direcciones opuestas en circunstancias d penurias, no podemos señalar a priori qué nivel d penuria tiene más probabilidades d favorecer el efecto en cuestión. Marx sostenía q la civilización surgió d las zonas templadas porq solo en ellas la necesidad d progreso se encontraba con las oportunidades para el progreso. Donde la naturaleza es demasiado prodiga no hay necesidad y donde es demasiado escasa no hay oportunidades. ACCION (B): ¿la gente puede terminar deseando más d lo q puede obtener? Oportunidades y deseos conjuntamente son las causas próximas de la acción pero a una distancia mayor solo importan las oportunidades, ya q ellas tbn modelan a los deseos. El mecanismo de las uvas verdes asegura q no haya ninguna opción fuera del conjunto d oportunidad q se prefiere a la opción más preferida dentro d él, pero esto no hace q alguna opción factible particular sea la más preferida. ACCION (C): a veces el conjunto de oportunidades es modelado deliberadamente por los deseos d una persona. La gente halla q es d su interés reducir el conjunto d opciones d q dispone. Dos razones por las cuales la gente puede mostrar esa conducta auto limitadora: Primero está la debilidad d la voluntad. Puedo decidir no ir a la fiesta d la oficina si temo q hare algo tonto. Luego está la interacción estratégica: uno puede mejorar sus resultados eliminando ciertas opciones del conjunto d oportunidad. Para comprenderlo consideremos un juego entre dos jugadores. I y II (figII.2): I 3; 3 4; 2 II 1; 1

Es I el q se mueve primero. Él puede concluir el juego moviéndose a la izquierda: ambos tienen la recompensa d 3, o moverse a la derecha, casa en q II tiene el movimiento siguiente. En este caso II puede asegurarse 2 para sí y 4 moviéndose para la izquierda mientras q si se mueve hacia la derecha ambos obtienen 1. Es obvio q si II es racional se moverá a la izquierda .tbn si I es racional y sabe q puede estar seguro d la racionalidad d II se moverá a la derecha. Pero el resultado 4; 2 no es lo q II preferirá. Él preferirá q I se mueva a la izquierda. Un modo en q II puede lograr este objetivo es eliminar su opción d ir a la izquierda en la segunda etapa. Hay algo incongruente en la explicación d una acción en razón d oportunidades y deseos. Las oportunidades son objetivas y externas a una persona. Los deseos son subjetivos e internos. Lo q explica la acción son los deseos d las personas junto con sus creencias acerca d las oportunidades. Las creencias pueden ser erradas, la persona puede no tener conciencia d ciertas oportunidades y no elegir el mejor medio disponible para realizar sus deseos. Por el contrario, si erróneamente cree q ciertas opciones no factibles son factibles la acción puede tener resultados desastrosos.

3
2

Sociología-UNIDAD 5.Jon ELSTER. TUERCAS Y TORNILLOS. 2011

ELECCION RACIONAL.
Cuando enfrenta varios cursos d acción la gente suele hacer lo q cree q es probable q tenga el mejor resultado general. La elección racional es instrumental: está guiada por el resultado d la acción, las acciones son evaluadas y elegidas para otro fin. A veces parece carecer de sentido la distinción entre medios y fin. Si cuando se m ofrece elegir entre una naranja y una manzana tomo la naranja, no es por ningún resultado q deseo producir. No es como si se tomara la naranja para crear cierta sensación en mi paladar. La tomo porq prefiero una naranja a una manzana. Preguntándole al individuo u observando su conducta podemos descubrir cómo categoriza las opciones. Una persona puede preferir tres naranjas a cuatro manzanas pero elegir cinco manzanas sobre tres naranjas. Esas comparaciones se denominan ordenamiento de preferencia de la persona, empleando una treta matemática se puede convertir el ordenamiento d preferencia en una función d utilidad, q es un modo d asignar números a opciones d modo q las opciones más preferidas reciban números más altos. La preocupación por los resultados puede ser contraproducente, algunas formas d acción son decididamente irracionales. El insomnio, la impotencia y la tartamudez empeoran si se trata d hacer algo para remediarlos. Es más probable q desaparezcan si se deja d pensar en ellos. La elección racional se ocupa d hallar el mejor medio para fines dados. Es un modo d adaptarse d manera óptima a las circunstancias. Debemos observar q la elección racional no es un mecanismo infalible ya q la persona racional puede elegir solo lo q cree q es el mejor medio: no solo es humano errar, tbn puede ser racional hacerlo si todas las pruebas señalan en la dirección errada. El proceso puede ser racional y no obstante no alcanzar la verdad. La verdad es una relación entre una creencia u aquello sobre lo cual es la verdad. Es probable q una decisión sea mejor cuantas más pruebas reunimos y cuanto más las consideramos si las otras son iguales, los costos d la consideración pueden exceder los beneficios. Los casos d disputa por la tenencia d un hijo proporcionan una buena ilustración. En la actualidad esos casos se deciden según los mejores intereses del hijo , este principio requiere prolongadas y afinadas comparaciones entre los padres para decidir cuál es el más adecuado. Al final se elige un gran daño emocional para el hijo. Actuar racionalmente es hacer lo mejor posible por uno mismo. Cuando actúan dos o más individuos racionales pueden hacer mucho más mal a sí mismos d cuanto hubieran podido hacer esto se puede ver en la teoría del juego o la teoría d las decisiones interdependientes q explica la interacción humana. Los principios básicos d la teoría del juego están ilustrados en la figura II.2 (ver hoja anterior): hay dos o más jugadores. Cada uno d ellos tiene la opción entre dos o más estrategias, cada conjunto d opciones genera un conjunto de recompensas. La recompensa d cada jugador depende d las opciones d todos los otros, no solo d su propia decisión. Sus opciones son interdependientes porq c/u debe tomar su decisión sobre la base d su previsión d lo q hará(n) el(los) otro(s). *EL AUTOR EXPLICA ESTO CON OTRO EJEMPLO Q ES EL DILEMA DEL PRISIONERO NO M PARECE IMPORTANTE PERO POR LAS DUDAS ESTA EN LA PAG 37.

4 CUANDO FRACASA LA RACIONALIDAD.
La teoría d la elección racional trata d explicar la conducta humana. Para lograr ese fin en cualquier caso debe proceder en dos pasos: el primer paso es determinar qué hará una persona racional en las circunstancias. El segundo paso es verificar si es eso lo q hizo realmente la persona. La teoría puede fracasar en cualquiera d los dos pasos. Primero puede no dar predicciones determinadas. Segundo, la gente puede no conformarse según sus predicciones, puede comportarse irracionalmente. 3

Sociología-UNIDAD 5.Jon ELSTER. TUERCAS Y TORNILLOS. 2011
Permítaseme resumir el argumento principal del capítulo 3 (como no señor!). Para q sea racional una acción debe ser el resultado final de tres decisiones óptimas: 1. Debe ser el mejor medio para realizar el deseo d una persona dadas sus creencias. 2. Esas creencias en sí mismas deben ser optimas dada la prueba q dispone la persona, finalmente 3. La persona debe reunir una cantidad óptima d pruebas, ni demasiadas ni muy pocas. Este proceso puede visualizarse en la figura IV.1: ACCION

DESEOS

CREENCIAS

PRUEBAS

Aquí los deseos son el único elemento independiente al cual están subordinados todos los otros. Esto no quiere decir q las pasiones tengan el poder d actuar directamente sobre las creencias d uno (en la figura esto está indicado por la flecha quebrada). Según lo ha expresado el historiador Paul Veyne, las creencias surgidas d la pasión sirven mal a la pasión. La noción de deseos racionales carece d sentido. La razón no puede dictar a las pasiones cuales deberían ser sus objetos. Explicare como puede fracasar por indeterminación la teoría d la elección racional. En general hay dos formas d indeterminación racional. Puede haber varias buenas o puede no haber ninguna acción q sea al menos tan buena como todas las otras. Considerare primero la indeterminación d la acción dados los deseos y creencias d uno. Soy trivialmente indiferente entre dos latas idénticas d sopa, deseo una d ellas pero no importa cual. Elegir una u otra surge por accidente. Surgen casos en q no hay ninguna opción óptima para creencias y deseos dados cuando la gente no puede comparar y clasificar todas las opciones. Supongamos q entre las dos opciones x e y no tengo ninguna preferencia. Las decisiones importantes a menudo implican opciones inconmensurables. Por ejemplo la elección entre ir a una escuela d derecho o a una escuela forestal, suponiendo q ambas m atraigan mucho. Si yo hubiese probado ambas por toda una vida habría podido hacer una elección informada entre ellas. Lo q sucede con frecuencia en tales casos es q las condiciones periféricas pasan al centro, tal vez opte por la escuela d derecho porq ello m hará mas fácil visitar a mis padres los fines d semana. En situaciones q son únicas, nuevas y urgentes como librar una batalla o ayudar a la víctima d un accidente, tanto los costos como los beneficios son altamente inciertos. Está el riesgo d actuar demasiado pronto con muy poca información y el riesgo d demorar tanto q es demasiado tarde. Entre estos dos extremos suelen estar la mayoría d las situaciones de elección d la vida cotidiana. Cuando la opción racional es indeterminada algún otro mecanismo debe cubrir el vacío. Puede ser el principio d la satisfacción , d elegir algo q sea bastante bueno. La teoría d la satisfacción resulta insatisfactoria: los seres humanos sienten un fuerte deseo d tener razones para lo q hacen y les resulta duro aceptar la indeterminación. Tienden a eludir los procedimientos d decisión surgidos por la indeterminación, como tomar una decisión arrojando una moneda. En cambio pueden poner su confianza en probabilidades subjetivas ficticias. Estas prácticas representan una creencia irracional en el poder d la racionalidad. La primera misión d una teoría d la elección racional es clara acerca d sus propios límites. La conducta irracional tbn puede derivar en creencias irracionales. Freud explica esto en relación con el principio del placer , la tendencia d la mente a buscar la gratificación inmediata: me siento mejor si creo q las cosas son como deseo q sean aun cuando últimamente me hará mejor creer q son lo q en realidad son. Entonces procedo a reunir pruebas ajustando y actualizando mis creencias a medida q avanzo. Si en algún punto la suma total d las pruebas reunidas hasta ese momento apoyan mi creencia preferida, me detengo. 4

Sociología-UNIDAD 5.Jon ELSTER. TUERCAS Y TORNILLOS. 2011
Un deprimente estudio d la psicología social ha dado por resultado q los individuos q tienen mejor juicio (los q son más capaces d ser guiados por el principio d la realidad antes q por el principio del placer) son personas clínicamente deprimidas. Son más tristes pero más sensatos. Por el contrario los individuos en un estado normal d placer (q no son ni maniáticos ni depresivos) tienden a sobreestimar sus capacidades y creer q otra gente tiene una más alta opinión d ellos d cuanto es el caso. Un grado d irracional expresión d deseo es el precio q pagamos por la motivación para seguir con el asunto d vivir. La formación d creencia tbn puede ir mal sin ningún impulso d las pasiones. En especial al tratar asuntos estadísticos nuestra mente está sometida a ilusiones y falacias cognitivas. Un error común consiste en darles excesiva importancia a la experiencia personal y a los acontecimientos corrientes a expensas d las fuentes impersonales y d acontecimientos pasados. Finalmente, en nuestra vida puede irnos mal debido a q nuestros deseos son irracionales. Si mis deseos se centran mucho en el presente d modo q no realizo una planificación d largo plazo, es probable q sufra a la larga. Este ejemplo sugiere una definición d los deseos racionales: son tales deseos q dada nuestras oportunidades nos hacen tan felices como es posible. Se puede decir q los deseos altamente impulsivos son irracionales porq son contraproducentes. Si cedo hoy a la espontaneidad reduzco el numero d ocasiones del futuro en las q podre comportarme espontáneamente. La espontaneidad es un valor q debe ser protegido mediante preocupaciones no espontaneas por el futuro.

5

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful