You are on page 1of 2

AESPECIAL CONSULTORÍA Y AUDITORÍA

LA FACTURACIÓN DE LAS AUDITORAS QUE OPERAN EN ESPAÑA CRECIÓ UN 0,6% EN 2010, HASTA LOS 900 MILLONES

CUENTAS CADA VEZ MÁS CLARAS
FRENTE AL ESTANCAMIENTO PROVOCADO POR LA DESAPARICIÓN DE MILES DE EMPRESAS, EL SECTOR APUESTA POR LA REVISIÓN INTEGRADA, UN MODELO QUE INTENTA DAR RESPUESTA A LA DEMANDA DE INFORMACIÓN FINANCIERA, SOCIAL Y MEDIOAMBIENTAL
El contexto económico demanda un modelo de auditoría que, junto a la situación de las cuentas de las empresas, tenga en cuenta otros aspectos que aporten confianza a los mercados y a las propias compañías. Y aunque el sector aún está analizando el modo en que debe articularse toda esa información, existe un consenso en que el resultado debe pasar por lo que ha venido en llamarse la revisión integrada (integrated reporting, en inglés), porque “la auditoría evoluciona junto con los mercados”, explica Hilario Albarracín, socio responsable de Auditoría de KPMG en España. La revisión integrada incluye la evaluación de una serie de aspectos

PARA MEJORAR LA TRANSPARENCIA DE LAS EMPRESAS, LOS PROFESIONALES ABOGAN POR INCLUIR EN LOS INFORMES DE AUDITORÍA ASPECTOS COMO LA INFORMACIÓN SOBRE RIESGOS O LA RETRIBUCIÓN DE LOS GESTORES
que analizan la forma en que las compañías dan respuesta a las “necesidades sociales y medioambientales que han surgido durante los últimos años”, señala Rafael Cámara, presidente del Instituto de Censores Jurados de Cuentas de España (Icjce). Entre estas cuestiones aparecen las memorias de sostenibilidad, el buen gobierno corporativo, la prevención del fraude, la información sobre riesgos, la seguridad informática, la retribución de los administradores o la responsabilidad social corporativa (RSC). “La revisión integrada analiza los riesgos que afectan a un negocio y cómo

afronta una empresa dichos riesgos”, añade Javier Lapastora, socio responsable de Auditoría de PwC, que apunta que el objetivo de este modelo es “aportar servicios de valor añadido a los clientes y cumplir la función social del auditor, que se basa en generar transparencia y confianza”. Para llevar a cabo estas nuevas funciones, los profesionales del sector cuentan con el aval de su profundo conocimiento del funcionamiento de las empresas, a las que ya asesoran desde hace años en asuntos como las reestructuraciones financieras, la administración de los concursos de acreedores o las estrategias de internacionalización. En este sentido, el presidente de Ernst & Young, José Miguel Andrés, explica que la revisión integrada supone un enorme reto para el sector, “que tiene que reeducarse, formarse y cambiar el origen de sus profesionales, que ya no son sólo contables”. Efectivamente, cada vez hay una mayor demanda de auditores especializados, sobre todo por parte de las compañías cotizadas que operan en mercados altamente regulados, como el financiero, el de las telecomunicaciones o el energético. Precisamente en este último ámbito desarrolla su actividad Abengoa, “una de las pocas compañías españolas que ya ha hecho

VI ACTUALIDADECONÓMICA [MARZO 2012]

AESPECIAL CONSULTORÍA Y AUDITORÍA

algunos pinitos en la elaboración de informes integrados”, explica Lapastora. No obstante, añade el socio de PwC, “lo normal es que sean los propios mercados de capitales los que empiecen a exigir este tipo de informaciones”. En este sentido, los cambios en la forma de ejercer la auditoría no sólo están respondiendo al deseo del propio sector de adaptarse a los nuevos tiempos. También son el resultado de

un cambio en la demanda de las empresas, cada vez más preocupadas por cuidar su imagen y comportarse de forma correcta. “Buena parte de los escándalos empresariales que se han producido en los últimos años han sido el resultado del mal gobierno corporativo”, señala Cámara. En este ámbito, resulta esencial que los consejos de administración atiendan a criterios proporcionados por audito-

AYUNTAMIENTOS DE MÁS DE 5.000 HABITANTES, A EXAMEN
Atendiendo al programa con el que el PP concurrió a las elecciones, entre las intenciones del Gobierno está la de obligar a los ayuntamientos de más de 5.000 habitantes a auditarse para elevar la transparencia, una cualidad “imprescindible en las instituciones que gestionan y administran los recursos de os ciudadanos”, según Hilario Albarracín, socio responsable de Auditoría de KPMG en España. Durante el último Congreso Nacional de Auditores, organizado el pasado noviembre por el Instituto de Censores Jurados de Cuentas de España (Icjce), se recordó que solo un 11% de los ayuntamientos cumple la normativa, mientras que un 22% no rinde cuentas a nadie y un 64% lo hace con, al menos, 24 meses de retraso respecto al plazo legal. Por este motivo, el presidente de dicho organismo, Rafael Cámara, entiende que la medida “no solo mejoraría la transparencia, sino que evitaría tentaciones dudodas y aumentaría la tranquilidad de los ciudadanos respecto a la utilización de los recursos públicos”. Comparte esta opinión José Miguel Andrés, presidente de Ernst & Young en España, quien considera “lógico” que se exijan cuentas auditadas a los consistorios pues, al fin y al cabo, “tienen que hacer frente a las demandas de información financiera que les exigen los bancos que les están prestando dinero”. Además, esta medida ayudaría a que las “entidades locales no se desviaran del déficit previsto”, añade Javier Lapastora, socio responsable de Auditoría de PwC. Obviamente, la medida también supondría una importante inyección económica para las 41 firmas de auditoría que operan actualmente en España, de entre 30 y 70 millones de euros anuales según el Icjce.

res externos e independientes, “para que los inversores tengan claro que la información que reciben está sustentada en firmes y sólidos fundamentos”, apunta el presidente del Icjce. En la misma línea, Hilario Albarracín añade que las auditorías voluntarias aumentan en “periodos de alta incertidumbre” como el actual, porque para las empresas resulta crucial tener las cuentas auditadas “en caso de solicitar financiación, realizar operaciones en el exterior o abrir mercados”. Pese a todo, el incremento de las auditorías voluntarias no ha impedido el estancamiento de la facturación del sector como consecuencia de las miles de empresas que se han visto abocadas al cierre. Así, la facturación por los servicios de auditoría de las firmas que operan en España apenas creció un 0,6% en 2010, hasta los 900

UNO DE LOS CAMPOS EN LOS QUE EL NEGOCIO CUENTA CON MAYORES POSIBILIDADES DE CRECIMIENTO ES EL DE LAS PEQUEÑAS Y MEDIANAS EMPRESAS, CADA VEZ MÁS ACOSTUMBRADAS A AUDITAR SUS CUENTAS
millones de euros, aunque se vio compensada por el aumento de los ingresos por los servicios de consultoría y asesoría legal y tributaria, de un 4,6% y un 2,8%, respectivamente. En este sentido, uno de los campos en los que el sector cuenta con mayores posibilidades de crecimiento es el de las pequeñas y medianas empresas, cada vez más acostumbradas a someter sus cuentas al examen público.

8 ACTUALIDADECONÓMICA [MARZO 2012]