You are on page 1of 341

un tonto en tierra de audaces

Poesía de Jorge Rueda Landeros Introducción del Dr. Harvey Ostrovsky

Introducción a la edición francesa

Acababa de desembarcar en el AICM del vuelo 8420 de Air France procedente del CDG. Me senté a tomar unos tequilas con unos amigos mexicanos, dos de ellos del Lycée de Polanco. Para matar el tiempo nos avocamos a criticar a las enemistades eternas, a quienes mis amigos llaman los gringos. También es un pasatiempo francés. Por qué no decirlo: es un pasatiempo universal. Que en suelo mexicano es más seductor, pues este país ha tenido que resistir casi doscientos años de intervenciones. La presente está anclada en otra de las muchas famosas "guerras" norteamericanas, la guerra contra las drogas (pronto inventarán la guerra contra las nubes y gastarán millones en limpiar el cielo de esas manchas blancas que estropean con su irregularidad lanuda el prístino azul). Esta brillante industria mexicana les ha dado a los gringos (quels cons!), les ha fabricado, con ella se han fabricado, otra linda excusa más para meter la mano en el morral. Mis amigos dijeron al verme: es mejor no salir hasta las ocho. Ahora es la hora pico. Merde. Mejor nos tomamos unos reposados. Acepté.

Esta guerra, dijo Jean Phillipe, ha terminado por completo con la soberanía de México. Cierto, agregó Claude Martin, ahora tienden las redes ampliamente. Con la ballena que andan buscando se enredan todo tipo de pececillos. Fíjate. Un colega del departamento tiene un sobrino ...

Claude Martin es físico cuántico. Su trabajo consiste en medir la velocidad de los bosones al estos impactarse contra un muro invisible e ilocalizable de quarks sabor vainilla de Madagascar. Dice Claude Martin que el principio de incertidumbre de Heisenberg no le permite hacer sus medidas con exactitud. Yo digo que es el tequila. Tuvo la oportunidad de trabajar en el CERN hace ocho años. Pero allá hace frío y el tequila es más caro. Se quedó en México. Su colega, quien calcula las trayectorias de los bosones, tiene un sobrino que es poeta. Claude Martin sabe que amo la poesía. Bueno, amo a los poetas. De entre los catorce y los veintiocho años. Y que no estén muy gorditos. Si son rebeldes y posthumanistas, mejor. Salen más baratos que los poetas yuppies, a quienes hay que entretener en clubes caros y luego llevarlos a recibir Reiki. Inmediatamente me intereso en el caso.

El poeta, a quien llamaremos "el artista", es candidato a la silla eléctrica en el estado de Maryland. Con prestigio así, el afortunado se ha dado a la vida de incógnito y movilidad, como gitano apátrida. Curiosa situación barthesiana: en su propia tierra, un

exiliado. No puedo creer, dije por decir lo último que salía de mis labios como palabra volitiva, no como los primeros pasos que diera el diablillo del mezcal, no puedo creer que los gringos estén tan faltos de culpables, o tan sobrados de sed de justicia, que anden por ahí cazando poetas. Es ridículo. Claude Martin sacudió la cabeza. Fue una sacudida enfática, enorme. Tiene una enorme cabeza: han publicado en los periódicos que, según el FBI, pruebas genéticas vinculan a "el artista" con un arma que dio muerte a una persona. Ah, bueno, agregué, eso ya cambia la cosa. Lo dijo el FBI. Pruebas genéticas. No, no. Eso es contundente. El FBI nunca miente. Nunca se equivoca. Las pruebas genéticas son infalibles. Hay una en mil trillones de posibilidades que las pruebas sean erróneas. Jean Phillipe dijo: un grupo de poetas holandeses lo tiene escondido. Parece que empezaron una colecta. En cierta forma, es muy emocionante. Claude Martin sacudió la cabeza por segunda vez. Tuve un poco de miedo: qué fuertes ECMs, para sostener ese peso esférico, para contener esa fuerza centrífuga. Claude Martin: sí, sí. París era una fiesta y todo eso.

Pero si lo pescan se lo fuman

...

Puse

una mano en su hombro. Le di dos palmaditas: si no

pueden agarrar a gente más importante, este "artista" primero se les muere.

La conversación dio varios giros, giros de hipopótamo torpe en producción de Dukas y el tema de "el artista" lo tomamos, lo tiramos, lo recogimos, lo reciclamos, nos sirvió de trípode para un mecanismo anti cualquier cosa pero sobre todo antinorte, anti este mundo aburrido, esta planicie cómoda que nos han vendido como el ideal de la modernidad. Si hubiera bebido menos, tendría más palabras que decir a su favor. Si lo hubiera conocido, con lo perdidamente romántico que soy, me hubiera enamorado, y

entonces sí “el artista” tendría un defensor de tiempo completo, peso completo. Al menos

durante el periodo que dura el amor. Pero las palabras y la especulación amorosa

contaban menos que los euros que saqué. Para la colecta, dije al dárselos a Claude Martin. Me miró con ojos temblorosos, esa agüita cautiva que moría por saltar, tirarse al vacío en sacrificio al amado. Temí que fuera a ponerse efusivo, pero no. Llamó al mesero, pidió un sobre. Metió los billetes en el sobre, escribió: Para El Artista. Resiste. Firma: Luego Claude

Martin me dio el sobre para firmar

...

Firmé:

un coup de dé jamais n'abolira le hasard

Huell Becqk

El año del dragón México, D.F.

Introducción a la edición mexicana

Hablemos primero y en forma breve de biografía. Algunos dirían que Jorge Rueda Landeros (JRL) es un criminal común, buscado por las autoridades internacionales en territorio mexicano. Otros, de formación crítica y ecuménica, dirían que es una víctima más de la progresiva pauperización de los proyectos nacionales, y la muy moderna instauración de un autoritarismo sin fronteras, donde el gulag está en todas partes, según las necesidades psicópatas del Poder. Sea cual fuere el juicio, JRL ya entró en el lugar privilegiado, de poca compañía, donde se vincula la crítica del poeta hacia su sociedad con una verdadera praxis antisocial. Comparte con el poeta medieval François Villon el honor de haber sido sentenciado a muerte. No es costumbre de la jurisprudencia norteamericana contemporánea conmutar la pena capital por el destierro a causa de una hermosa balada pidiendo clemencia. Vivo o muerto, no sabemos dónde está JRL. Como el alcance de la arrogante ley mundial traspasa nuestra frontera, el poeta está desterrado en su propio territorio, y está por ello para cualquier fin práctico, muerto. Nos queda su testimonio de paso por este mundo. Veamos lo que nos dice el artista.

Curiosa, altamente personal, refrescante y contestataria en un mundo donde casi todo está vestido de seda, la poesía de JRL ha sido un esfuerzo continuo que se inscribe dentro del lirismo instantáneo, donde no queda resquicio de pretensión retórica. La suya es una estética híbrida, hija del momento histórico actual, mezcla de ironía y descensos cursis, donde todo se acepta, todo se rechaza, todo se viste con recursos lingüísticos reducidos para evitar la elegancia que separa la palabra cruel, desnuda, vulgar, de su referente igualmente cruel, desnudo y vulgar. Poesía altamente ética, si por ética se entiende un radicalismo a veces estéril, la experiencia poética de el artista muestra la dificultad, ya enfrentada por incontables otros artistas, de una belleza sin mediación. Muestra, de manera casi pornográfica, la imposibilidad del dualismo: somos todo carne, veteada por los ríos químicos de la sangre y los nervios, dirigida por un encéfalo cuyo misterio aún nos rebasa, y que necesita ante todo comida y techo, dos necesidades fundamentales que por todo su esplendor la civilización aún no ha podido asegurar. Por estar consciente de esa falla tectónica, de ese abismo entre la promesa de la civilización y sus exigencias cada vez más perentorias, más salvajes, el poeta no transige con la estéril pretensión de ponerse al servicio de la cultura, y como un anacrónico iconoclasta, intenta representarla con la transparencia de su estrecha y casi predecible retórica cáustica y violenta.

Ese romperse la cabeza contra el muro de contención de nuestra insuficiencia, patente en la intuición de los ángeles, en la mancha de nuestros crímenes, es el masoquista objetivo del poeta JRL. Leyéndole, uno se fastidia, se desespera un poco, y a cada momento de esa confrontación, uno levanta un pequeño espejo frente a sí mismo. En su sintaxis, en su dicción, en eso que por falta de, llamamos estilo, JRL se descalabra evitando los lugares comunes de la belleza autorizada, de la estética que aspira a beber del fideicomiso, a un puesto en la pesada pero generosa administración de las cosas. Esta disyuntiva, tan propia del arte, pero común a todos en nuestra función de ciudadanos, de negarse a la adaptación que exige el contrato social, nos recuerda al imperativo ya discutido por Roberto Bolaño y su evaluación de la literatura latinoamericana contemporánea 1 , tan vacua, tan bien pensada, tan bien escrita, tan falta ya de cualquier objeto punzante que pinche siquiera un globo, tan gorda y capada. Si algo se puede aprender del intento poético de el artista es ese permanecer en el lodo con una navaja sucia y oxidada, pero peleando. Una estética tal vez demasiado romántica a la manera épica, grandiosa, ebria del siglo XX, estética tipo Hemingway, tipo Bukowsky (existe ya una evaluación tácita en el hecho de recurrir a la tradición anglosajona, pues JRL escribió parte de su obra en inglés). Ese feísmo voluntarista tiene algo que enseñarnos en un mundo que pretende ser Steve Jobs, mármol pulido, metal ondulante de Frank Ghery, olas de varilla y cables de Calatrava, todo un espectáculo que piensa sencillamente dejar atrás la desaceleración, la ecología de los rezagados, el equilibrio climático, los cinco mil millones, novecientos mil idiotas que votan y aplauden mientras los llevan al cadalso de la catástrofe ecológica. Sin duda se pierden valores de tipo literario cuando se plantea el asunto poético como un mensaje deontológico. Ese podría ser al final el techo del esfuerzo de el artista. Hay pocos poemas que son dignos de memorización. Sea como fuere, ese arte nemónico también se ha perdido. El disfrute al pasar las páginas de JRL estriba más bien en lo episódico, la suerte dulce de alguna metáfora (“Los ladrillos están expuestos/Como costillas de niño pobre”; “El espíritu devaluado o su innómino aparato equivalente”; colegas putas/celosas de la última virgen”), ese asomarse de Flaubert como un tímido y lejano fantasma, un espectro policiaco del buen gusto, ya desgastado por la fricción del rap.

Sabemos de un primer libro de JRL, trabajo esquemático, publicado en la Ciudad de México en 1990, titulado simplemente, Poemas. Ahí aparece un logrado epigrama:

Hoy

Tengo

Toma

1 Conferencia Literatura+Enfermedad=Enfermedad, en el libro El gaucho insufrible.

Ven

Tengo

Toma

La presente colección contiene varios libros, Lala land del 2008, poemas de maquila del 2010, y poemas prófugos del 2011. El primero, Lala land, publicado en Estados Unidos, contiene los poemas en inglés. Existen pistas cibernéticas de que existió un libro llamado Manual del Mojado, publicado en 1996 en México, D.F. bajo el seudónimo de Jorje Landeros. Los estudiantes de la Universidad de Yale lo usaron para colorear sus propuestas deconstructivistas 2 . De las fauces del Leviatán sacamos otra pista del mismo libro, al parecer disponible a cargo de la Editorial Quinto Sol. Llamamos a la editorial pero no recibimos mayor información ni paradero sobre una copia del libro. Ahí se nos informó de otro libro, titulado Superhombre, al parecer publicado en el 2005. Jacobo Stein, quien nos dio esta información, tuvo la gentileza de mandarnos varios correos electrónicos donde se discute la edición de esta obra. En él JRL revela que la portada fue un esfuerzo conjunto que reunía a algunos pesos completos del mundo financiero de Washington, D.C., de varias casas de inversión, entre ellas Goldman Sachs, Merrill Lynch y Morgan Stanley. Al parecer, el artista, un financista heterodoxo pero estimado por sus colegas, los convenció para posar como los judíos míticos que Jesucristo expulsara del Templo, según los retrata El Greco en naranjas chillones y azules casi fosforescentes. Como dirían en México, una buena puntada. Por desgracia no tenemos copia de esa imagen.

Gilles Deleuze habla de una literatura menor, y el poeta mexicano Efraín Huerta se denomina en uno de sus famosos poemínimos, con humildad, un poeta de segunda del tercer mundo. A título personal, no puedo evitar suscribirme en líneas generales al principio horizontal de la estética. No existe una jerarquía estable basada en valores literarios estáticos o dinámicos. Existe una colección heterogénea de libros que por accidente han sobrevivido, que hemos evaluado y decidido con bastante arbitrariedad, conservar como valiosos. Con los intereses de naciones soberanas y ejércitos académicos de catedráticos de por medio, no se juega, y así el canon se actualiza en base a necesidades harto caprichosas, pero siempre ligadas al poder. Esta posición, que algunos considerarían nihilista, uno mismo la puede comprobar al ver la cara de cualquier ruso de cultura cuando uno le habla de la importancia que se le da a Dostoievsky en América Latina, y en lo poco que se tiene a Bunin. O si uno habla con un romano de alta cultura, el orgullo itálico no olvidará mencionar a Dante y a Calvino, hasta concederá crédito al fenómeno Umberto Eco. Pero hablémosle de Papini y la conversación pasará a otra cosa.

2 http://www.yale.edu/yalecollege/cultural/lacasa/welcome/pdf/lafuerza04spring

De Papini, en Italia, no saben ya nada. En cambio, en México, todo mundo lo conoce y adora. Cómo explicar esas inconsistencias del canon si no proponiendo que no hay tal? La literatura es siempre literatura menor, cosa de poca importancia, testigo de un momento. (Sé que Deleuze no habló de este tipo de menor, sino de una minoría lingüística, clasificación en la que JRL también naufragó al navegar dos idiomas como un extranjero en ambos.)

Como ya indicamos, está perdida la tradición de memorizar un poema, como perdida está la tradición de recitarlo, salvo como un reducto escolar antes de que nazca en el niño la flor de la ironía, el miedo al color rosa mexicano, la dificultad de las lágrimas. Aunque así sea, la tradición de un prólogo de citar lo inmejorable de una colección para incitar al lector a mayor lectura, ésa no ha muerto. Ezra Pound es el eximio ejemplo de radicalismo poético. Profundo conocedor de muchas tradiciones poéticas, políglota y cosmopolita, el vate de Idaho era, de todos modos y tal vez por esas razones, un enemigo fiero de la cultura, que él llamaba Kultchur. En un homenaje que es a la vez confesión, el artista teje un ligero poema lírico que, como una bella londinense de veinticuatro años cuyas convicciones anarquistas ocultan un revólver cargado en su sonrisa, JRL logra esconder un resentimiento bastante general en sueltos hemistiquios de verso libre:

Hice muchos intentos

por quererte Kulchur pero mis prejuicios no me permitieron trascender tu fea nariz tus pómulos de filo

cerré muchas veces los ojos para amarte cristianamente Kulchur pero al cerrarlos se me abrió el olfato y entonces atavismos apagados se encendieron y nació la luz del odio hacia tu lenta hipocresía

ahora arrinconado

solo queda tiempo para clavar el último clavo

mahasamadí Kulchur no tendrás mi cuerpo rindiendo pleitesía a tu insensatez

que las olas del mar se traguen tus páginas de circo

mientras duermo entre algas y un silencio hondo

Storni durmió entre algas en el hondo silencio del mar, al rechazar el don de la vida. Páginas de circo son el libro de la vida, convertidas por el verso en un folleto inútil. El olfato, conectado al viejo y confiable elemento primario del cerebro triuno, nos salva, al darnos una certeza de comportamiento, ajena al consumismo, cuna del amor…

Otro poema digno de citar adolece por el resentimiento y la urgencia de su presente estado de asedio, pero contiene un par de imágenes rescatables:

Les hemos dado ya bastante

les hemos dado ya tiempo suficiente a nuestros intérpretes a quienes han querido montar la alquimia de Platón en un andamio de carne y hueso

por cuánto tiempo más? creo que ya al rey se le ve el pene cansado de andar desnudo como un cuerdo por la plaza

la imperfección reside en nosotros y no en ese absurdo

de dibujarnos un círculo en la tierra un círculo estrecho pintado con tiza jurídica y nos digan juega aquí vedados los bosques porque los bosques los vamos a talar para imprimir los manuales de cómo funcionar centrípetamente

ese deseo de escapar de la carne y sus motores ese deseo de parecernos a la Idea

Gautama! príncipe entre los letrados no dejaste sino un muy bien cuidado jardín con un vidrio enterrado

llegó tu noche circular es hora de apagar todas las luces y entrar a la selva colmilluda

que cada quien se sirva o sirva de manjar

Aquí hay varios temas. Aquel poema de Rilke sobre la gloria del Buda, que termina con “pasarán las estrellas pero tú quedarás aquí” (Doch in dir ist schon begonnen,/was die Sonnen übersteht), a quien se le llama príncipe de los letrados, por antípoda del príncipe de las tinieblas, que, antes del cristianismo, fue Maya. El poeta se queja de que el Buda solo dejó un jardín volteriano, y ese afamado espejo para ver el apagado yo, que al no reflejarse es como un vampiro (i.e. ha dejado de ser humano). La queja contra la Idea, el eslabón platónico siempre intacto, ese deseo de alejarnos de nuestra raíz, la brutalidad, a cambio de una brutalidad mayor. La renovación erótica aunque cansada de la imagen del rey desnudo, paseándose flácido por el Parque de Los Venados. Y, abriendo el poema, la referencia a los intérpretes, palabra técnica del sociólogo Zygmunt Bauman, cuya percepción de la clase media profesional como una de las grandes trabas para el avance social solo tiene parangón de creatividad crítica con la visión de Ivan Illich de los maestros como perpetuadores de la represión suave de los pobres, a través de la pedagogía y el capital intelectual. Hay mucho jugo, mucha densidad, mucha síntesis en este poema.

Un poema cuya ligereza es casi infantil, pero cuya inclusión en el poemario lo hace en realidad algo excepcional, ya que es un anagrama total, es uno de sus más logrados poemas de amor:

ocmo empreis ol erma

ais es tutila sete pomae arpa euq apses uqe et moa

et xtreñoa

rope son mosvere nat rpnoto!

Es un poema enteramente visual. Es un homenaje a la capacidad del lector de entender un mensaje que parece un sinsentido y es, en cierta forma, la idea misma del poema, el poema dentro del poema: no hay necesidad de interpretar, se lee y punto. Hay poemas injustos, como la queja contra el Nóbel Paz, orgullo de México y un poeta de gran reputación. Valió la pena?, pregunta JRL, tan filoso filo en el léxico, sabiendo el costo de vida. En Paz, el poeta ve la encarnación de lo más fuerte de su tesis:

de la verdadera instantaneidad del arte, de la falsedad de lo eterno. Paz, tan renombrado, tan pesado en su influencia, es alguien a quien un poeta como JRL difícilmente puede leer sin aburrirse un poco. Igualmente injusta es la evaluación fácil de Pere Gimferrer, el poeta catalán. Cuando Gimferrer sin ironía inserta un renglón que dice "estar enamorado es una música una droga es como escribir un poema" en su poema By love possessed, el poeta contesta, al título, con By love possessed, really? (poseído por el amor, en serio?), haciendo gala implacable del adolescentismo contemporáneo de no tomar emoción alguna en serio, abusando de la ironía, cayendo en cinismo hueco. Al contenido del poema de Gimferrer, JRL contesta:

tu tecnología no conoció la maravillosa tecla DEL

Esta socarronería tiene su gracia, y apoyada en el marco teórico de lo antirretórico como peso en la balanza contra la poesía culterana, ofrece, por lo menos, el sentido de la coherencia. Como he dicho, el poeta abraza por completo una estética del resentimiento, el papel del artista rebelde que tal vez murió con Rimbaud y Modigliani y César Vallejo y por el cual tiene justificado menosprecio Monterroso.

Todos los poemas que hemos citado son de su última colección, poemas prófugos. Me gustaría citar algunos de las otras dos colecciones. Pero eso sería abundar en un análisis que derrota su función en la prolijidad. Los poemas que el artista escribió cuando trabajaba en una maquiladora fronteriza tienen un contenido semejante, despliegan recursos similares, aunque esta vez el autor utiliza un par de pinceles para darle maquillaje a su mona: los traspasa a la voz de un tercero, dejan de ser confesión, autocompasión, autocomplacencia, y pasan a ser entrevistas; y usa la distribución en la página que pertenece al viejo poeta soviético, Vladimir Mayakovski, lo que le da a cada obra un cierto ritmo sacádico como de fotonovela o manga. En cuanto a los poemas escritos en inglés, el tono es en esencia el mismo que el de las colecciones en castellano, el vocabulario también, una mezcla de tecnicismos y retórica desplazada e inelegante cuya intención es siempre permanecer feo, despeinado, con lagañas y no dar gato por liebre. El lector debe hacerse su propia idea.

Resumimos: dos son los poderes de la poesía de Jorge Rueda Landeros: su feísmo y rechazo de la tradición culterana, y el orgullo de ser moneda acuñada para la compraventa del placer estético solo en esta república, en este momento, casi en este instante. Como un orgasmo, su poesía tiene la riqueza de un chispazo extático que no dura sino unos segundos, pero que contiene toda la razón de ser de nuestro yo no diluido.

Hemos decidido presentar su último trabajo primero, para abrir con lo más fresco. Quien sobreviva esas dos colecciones estará en forma para enfrentar Lala land, que está redactado completamente en inglés. Presentar aquí traducciones hubiera hecho esta edición inviable. Como el mismo poeta recomienda en uno de sus poemas, la traducción es la excusa perfecta para acercarse a un angloparlante del sexo que el lector desee. Amor y pedagogía. El índice de los poemas el lector lo puede encontrar al final del libro.

Dr. Harvey Ostrovksy Director del Centro de Estudios de América Latina Universidad de Berkeley, California Hostrovsky (at) berkeley.edu

poemas prófugos (2011)

poemas prófugos Jorge Rueda Landeros 13

poemas prófugos

Jorge Rueda Landeros

nunca regresarás a tu tierra (¿pero cuál es tu tierra?), nunca serás un hombre sabio, vaya, ni siquiera un hombre razonablemente inteligente, pero el amor y tu sangre te hicieron dar un paso, incierto pero necesario, en medio de la noche, y el amor que guió ese paso te salva.

Roberto Bolaño

Si el honor y la sabiduría y la felicidad no son para mí, que sean para otros… Que yo sea ultrajado y aniquilado, pero que en un instante, en un ser, Tu enorme Biblioteca se justifique.

JL Borges

Último testigo de este sueño del amor, del que solo despertaré en la muerte:

RAMM.

Pureza

Lo más difícil es caminar donde no hay lodo

Lo más difícil es de lodo embarrarse solo las suelas

Lo más difícil es llegar a casa y saber limpiarse los zapatos

Lo más difícil es percibir que no hay lodo ni zapatos

Lo que tengas

No importa la flor cactus o nenúfar O una rosa cursi que nace en diciembre O la hierba mala Con un hilo de estambre divino

Lo que tengas Puede ser un musgo O el balbuceo de un frijolito en algodón O la sofisticada ingeniería de un jardín hidropónico

Lo que tengas Mantenlo vivo Será la nube será la venda Será lo que preserve el color de tu sangre

Lo que tengas Desde un aullido que espante grillos Hasta una garganta de ópera épica Que cante fúnebres himnos egipcios

Será el eslabón Que alargue el segundo del aire Hacia ambos lados del baile del tiempo

Lo que tengas Que palpite y dé saltitos Que muerda y duerma que haya que podar Que te corte y hiera Que no quieras soltar y se aparezca como espectro amistoso

Ahí palpita lo poco que nos queda

Aprendo horrores

De mi gato un tigre pardo que tiende hacia el verde de las aceitunas españolas que consumo directamente de su lata en este improvisado escondite

Se pasa el día tirado al sol como turista alemán en nuestras playas de Nayarit su pupila no es sino un filo y desde ese angosto mundo no ve nada que lo impulse al movimiento

Un trampolín el escritorio que da a la ventana y salta al piso con elegancia muda y se encamina acolchonado hacia la biblioteca para ignorar de cerca los vericuetos de Historia y Derecho que por fortuna o temperamento también yo ignoro (aquí hay un triángulo de desdén)

Se sienta con una encomiable economía de esfuerzo donde es tan solo cuestión de recargar el peso en forma posterior unos milímetros y dejar que la gravedad haga lo suyo

Le llama aseo a pasarse la lengua por el sedoso pelaje alzando una pata delantera como pidiendo la palabra (pero no le interesan las palabras)

Y para asearse el muslo de la pata trasera la eleva como quien lleva una década practicando

el yoga ashtanga pérgola lanza mástil respirando con la misma calma de su afilada pupila al sol

Sin duda no sabe que lo amo no sabe del amor (ni le interesa)

Pero cuando vuelvo después de dos días de ausencia escucho desde la primera vuelta de la llave en la oxidada cerradura (que se traba obstaculizando una fluida entrada) después de que cede la puerta de hierro su ronco maullar que me ha llamado inútilmente (no sabe mis horarios y soy irregular) durante horas y horas y horas y horas (como yo mi gato no es muy inteligente)

Me acerco al árbol que ha hecho su nido (también como yo está confundido) y desde el frondoso interior contesta a mi maullido gutural y emerge con su lenta elegancia acostumbrada maullándome exigiéndome reclamándome y permite concede autoriza condesciende a que lo tome en brazos y lo acurruque y es un orgasmo su ronroneo y mi hablarle con idiotas ternuras de igual equívoco destinadas a un bebé

Entonces me sigue al escritorio zigzagueante de alegría y asume su gatuna posición solar en una esquina donde puse una cobija para él y pasamos el día como siempre él dando las lecciones que tanto debo aprender yo difícil discípulo lento y sin mucha retentiva mirándolo tan enamorado del maestro como tantos otros alumnos que no aprendieron sino inútiles hábitos de amor sin datos de uso terrenal

No podría aquí

por estar envuelto en papel regalo ser distinto después de desenvolverlo hay que abrir la caja ya pato feo sin el brillo ceroso del estampado luego es necesario sacar todo el empaque hasta dar con el regalo un minúsculo repuesto para una pluma fuente que rara vez utilizas pero guardas orgullosa en un cajón de un escritorio de caoba antiguo y heredado que también raramente usas

llega ese momento prístino difícil de fotografiar sin píxeles teológicos donde en la mano izquierda entre el índice y pulgar tienes el pequeño cilindro y a mano derecha en un desorden amplio de verdadera entropía están el empaque y la caja y el arrugado papel estampado cuya inutilidad se fue forjando en tu búsqueda hasta quedar superados por un simple túnel de tinta

así será tu experiencia conmigo soy cartón sin gracia y papel arrugado con que no podrás envolver a nadie más

pero te prometo una sorpresa íntima

Oda al tercer mundo

Hay mucho espacio acá abajo Se puede respirar Te invito

Los ladrillos están expuestos Como costillas de niño pobre No les tocó pintura Tal vez no estuvo en el presupuesto Tal vez al terminar su obra Los improvisados maestros Acordaron no adornar de blanco Ese esfuerzo tan conscientemente proletario Voluntariosos en su testaruda estética

Te invito a esta provincia Donde sin empacho ni cursilerías Se unen table y misa y karaoke El Cristo Redentor y la Santa Muerte Y el reportaje ya tardío sobre Un privilegiado tercer lugar En el arte de dar la mordida

Hay mucho espacio acá abajo Se respira un aire a veces apestoso Pero en palabras volumétricas no escasea jamás Aquí la claustrofobia aquí la depresión Se esfuman como un gas antiguo Que se escapa de la caja de Pandora

Bájate de ese TGV moderno y ven acá Donde escasea la comida y no hay nada que hacer Excepto el ser testigo de milagros consuetudinarios

Alguna de las muchas casas tendrá un techo

Para ti con todo y quien amar y odiar hasta la muerte En estas calles numeradas uno al doce Porque ya no hay héroes que aglutinen En un solo nombre los cornucópicos talentos que amasamos

Colegas

Ya no tienen la reputación de antaño Pero no se equivocaron los maestros Al alabar el crepúsculo como una luz Propicia a los misterios y nacimientos

Dentro de uno de esos túneles de ocaso Frente a mí agonizaba el sol y la montaña Verde e imponente imponía su sombra Y yo caminaba en un fresco silencio dominical Adivinando las depresiones y falso apoyo Del camino irregular de tierra y piedra Y frescas o secas mierdas de perro o ganado

No iba con esa intención de alzar la mano Alumno eterno ante el maestro universal O de asomar las narices a un concierto de cámara Y con su permiso usted disculpe interrumpir El etéreo disfrute de un arte más que solemne

Iba solo caminando pero ideando ya la estrofa Sin saber de lo que titulé una oda a asuntos difuntos El espíritu devaluado o su innómino aparato equivalente Avanzaba con sigilo atraído por la luz tardía

A mi izquierda vi primero las dos vacas A la derecha abajo me ladraba un chihuahua Y atrás me perseguía juguetón un cachorro de mastín De músculo incipiente y sus ojos verdes asesinos

Y como un fogonazo se disparó sorda Cruzó el vacío sináptico y aterrizó muda En el colchón de la axona sin inhibidores (es ciencia aunque solo parezca sonido)

Y se levantó ese globo inmenso Esa burbuja cautelosa Esa explosión gelatinosa Y débil al principio con berridos De un despertar del feto Abrió los ojos ese monstruo del momento Y naciste tú Partenogénesis de un hombre solo Encuentro de x tipo y esperanza

Exhalé agradecido

preambulatorio

tú no hipotético lector mío amada lectora encarnada o fantástica fantasma frágil que me acompañaste pasos kitsch en la playa donde además de las huellas previsibles del Jesús fortachón que me carga se ven huellas de gaviota y cangrejitos pero todos los demás en definitiva

todos como si la recompensa fuese suya querían entregarme sin hacer caso a la viscosidad sanguínea como un regalo envenenado sin tarjeta que nombre al generoso entrégate entrégate me instigaban los fríos abogados del diablo parecían perras colegas putas celosas de la última virgen

la madre que sufrió mi parto fatigada por el lastre homúnculo en la apoteosis de su inmersión en la derrota el padre juicioso y razonable indoctrinado en los procedimientos la familia entera haciendo fila al cadalso hasta mis tres amigos de cartas ron y tertulia quien nada teme decían con incoherente alegría dichos de arena y apotegmas peligrosos pero ninguno de ellos jamás tuvo gran miedo de nada nada porque jamás vieron de frente el oscuro hocico de esa hada colmilluda

pero es natural como un amanecer al fin de cuentas no hay que castigar el antiguo deseo ser insensible espejo del que reclama su pábulo de belleza

las ganas de ver a un mártir son anchas como las caderas de una muerte sensual todos quieren participar no viene de un libro o la tele y no es cinemático este es un drama de verdá la sangre no es cátsup ni el hedor del cadáver un huevo escondido hace meses

solo dos me urgieron casi con un látigo qué esperas maletas noche y gafu! el infaltable Doctor Destouches amigo grande y gran espíritu galo a quien se le perdona su antisemitismo por su cuero duro y su cabrón social suicidio y enmascarado Demonio Azul gran luchador del cuadrilátero invicto en sus lecturas de Coetzee y Murakami old school en su tenacidad de tribu

y tal vez otros que no vi si hubiese podido preguntar a las minúsculas motas del polvo que dejó el par de gruesas botas mercuriales con alas de fuego en los talones

y para consolar mi dirección solitaria y el aleatorio apuntar de la brújula opuesta a la formalidad me fui silbando un mantra nacional falto de moda y contraproducente pero terco como héroe desvencijado

miro atrás

y aunque miope me espanta el desierto el hueco esa fiesta sucia que fue esta escena segundona que me diste quién fuera a decirlo que tanto dependiera del RAM

que tantos años rascando en la roca inevitablemente darían este resultado previsible:

la vejez

no me engaño de un solo latigazo fulminaría a mis congéneres el asteroide y yo gustoso sin siquiera cerrar la tapa del libro cubierto de polvo lunar liberaría una última sonrisa vería en el jardín del ojo la gracia frágil de una final mariposa

y sería cenizas

papito yunai

quieres imponer tu ley Tío Sam! izar tu ecuménica bandera de nuez en esta tierra de sierras y playas y eternos holgazanes aún después de o tal vez debido a tu empalancamiento chino

te traen de los huevos! esa sexta parte del mundo y te los van a jalar directo

socavado por allá en oriente y socavado por acá por las siete familias mexicanas te va mamando producción el mundo entero que atizaste con tu doctrina ególatra global

tótem por tabú camarada de sombrero de copa azul y estrellado si quieres otro piso en el andamio de este edificio brutal y sin sentido este zoológico polifacético con jaulas de mierda y acuarios protervos tendrás que darle mota y coca a tus esclavos

si los billetes se van a China si los billetes se van a México qué queda?

queda la farsa de tu justicia

ésta aquí tersa plástica y morena no es tu carne

de cañón querido Tío Sam

me engañaste me hiciste creer en tu monólogo y rompí amarras con todo salvo las duras leyes del mercado y el laissez faire de tu doctrina del sálvese quien pueda y triunfé en tus tierras congeladas gélido el corazón y afilada la lengua pero te cobraste a lo ladino sin ser portugués

mi salud mental peligraba en esos escollos verticales de áspera roca sin embargo cuando ingresaba a mi cuenta bancaria por internet sentía un ligero enamoramiento lo logré! gritaba y mi grito rebotaba en la cripta de mi lujoso piso

me hiciste romper con el espíritu para subir la cima oráculo de tu sol lingote de ese verde numismático y falsamente romano y luego me quisiste abotonar el inmolado traje de chivo y quisiste presentarme ante doce de tu prójimo

y ahí me di cuenta de mi error querías tenerme a solas frente a tu dos siglos de bellaquería

fuiste sagaz y no decepcionaste lo admito audaz como has repetido mil veces en tus exigentes producciones del séptimo arte

pero me quedan dos gritos y un suspiro y esta antiquísima profesión de puto y poeta que nunca me dio un cinco pero fue un lazo hacia muy adentro del infinito

Me queda poco tiempo carajo!

admito que buscaba una excusa cualquiera para darle fin a este desabrido de los días desenrollarse cual cortina solemne que otros toros llaman vida mis huevos!

vida es estar escuchando a Seu Jorge en alguna playa de Ilha Grande

vida es estar escuchando a Juan Gabriel en El Malecón allá en la Habana derruida y ver esas olas que se quiebran por encima de parapeto y carretera como grandes dentelladas del mismito Poseidón

vida es ver un ocaso solar hacer hervir las aguas de la indómita isla de Malta

mis huevos!

ahora el FBI quiere mis huesos por asuntos domésticos y convicciones corruptas de su gran nación

pues bien!

cuando den por fin conmigo asirán sombras una esquela escueta salada y con pedazos de coral

y un letrerito de the end abrazado a mi hermana Storni

Mira que no tenía

intención alguna de manchar otra vez el mundo con un intento versificado

yo estaba en paz disfrutando los últimos días de mi exilio terrenal anticipando mis vuelos internubes tocando la trompeta con Julio hurgándome el ombligo de querubín seduciendo arcángeles y verificando la inexistencia de círculos infernales con un catalejo

pero en una librería de viejo encontré al maravilloso Fonseca y al leer El cobrador con su frescura y su armamento me dije por qué no?

total

es el último poemario que el destino ignora

Estoy seguro que la falta es mía

de cualquier modo vale constatar con humildad fármaco inducida para aquel que ande por ahí inerte quebrándose las canicas pensando para sí mismo estaré loco? (la respuesta es sí)

lo digo sin rubor es demasiado larga la vida

mi madrejuez siempre opinó distinto tengo tantos proyectos decía diplomática doctora investigadora gerente mujer de negocios

le quedó chico el rol doméstico y como prueba de ello basta el botón que no zurció en el chaleco de mi padre botón que se desprendió cuando el varón maravilla le propinaba una tunda de amor e inciso superior al suelo

durante cuatro décadas fútiles tallé el mármol duro de esa opinión cruel

es demasiado larga la vida

y ahora llega como ventarrón tanguero

la respuesta rebotada por un elocuente el drible frustrante de un atleta consumado

se equivocó la cigüeña se equivocaba

Mi padre es un fanfarrón

como todo fanfarrón tiene sangre judía que no niega (sello inconfundible del fanfarrón) y habla todo el tiempo sin cesar de combates aéreos entre F15 y los MIGs entre Corsairs y Tomcats y la maravilla nuclear del portaaviones Nimitz

cada cerveza que invita la cobra en especie obligándote a escuchar heroísmos ajenos

yo lo miro y pienso

Snoopy montado en su casita roja queriendo ser el temido Barón Rojo

a mí también me apasionan las películas ese volar con alas alquiladas y sin despegar del suelo las suelas escueto económico y cobarde de ese pico también yo bebo

sin embargo el mal gusto del onanismo compartido lo perdí en la llanura de mil pecados sin testigo

Te puedes leer estos poemas

comiéndote un taco

hasta pueden ir desvistiéndote para mamártela o para tirar el palito moteliano en horas de oficina (sibaríticamente hablando los mejores) y para cuando te hayan quitado los calcetines ya terminaste de leer esta desgraciada colección

gracias me habrás dado mejor tumba

ahora ponte un condón

No habría espacio

en este mundo arrebatado por la monetización del metro cúbico para mencionar el bello catálogo del amor

tanta mariposita en la colección

puedo adjuntar una hojita Excel

aunque estoy seguro que se aburrirán los ojos con otra prueba más del idiota donjuanismo a que nos sujeta este juguete escroto rictus malicioso en la sonrisa columpiándose como un Narciso que sí supo nadar

A los veinte años ya sabía

que lo más interesante de la vida era el lejano final

quise acelerarlo lo intenté en serio pero las hormonas juveniles con su calor enfático no me dejaron finiquitar antes de tiempo querían su libra de carne

y bien! veinte años después las hormonas ocho cilindros se han vuelto ecológicas y no circulan por no contaminar el flujo sanguíneo y ahora sin supervisión no habrá impedimento al exitoso exeunt

y como dijo el burro todo lo que tengo se lo debo al señor se lo debo al señor se lo debo al señor

Aún recuerdo el diálogo

él era un hermoso sudamericano su papá banquero lo había mandado a estudiar a una gran universidad

yo era yo y mis libritos de Schopenhauer

tendón músculo y corazón para derrochar y las gebas lo sabían y nos rodeaban como a Alcibíades en el ágora como a Platón los niños de diez años

eran nuestros pininos mayéuticos

entonces eres ateo? lo miré en sus ojos verdes católicos

agnóstico es más preciso contesté pedante y ya con cinco años de lecturas

la única forma de probarlo me retó el venezolano es haciendo un experimento

como en la película de Kevin Bacon? pregunté

is dijo

como en esa misma película

hay que cruzar la frontera y si hay algo por allá venir a dar la señal propuse

el problema es que no hay forma de volver concluí

es un dilema dijo

una aporía contesté

el muy marica nieto de Andrés Bello me había clavado la espinita

sagaz como pocos lo reconozco audaz como unos cuantos lo entiendo

Una noche del monzón del trópico

cuando llueve encima de los techos de zinc durante horas con pesadas gotas los pobres pájaros se refugian en los aleros algunos amanecen muertos descalabrados por gotas del tamaño de la cabeza de un mirlo

una noche decido llevar a cabo el gran experimento

cortarse las venas es para nenas tragarse píldoras para nenas darse un balazo es lo mejor pero está el acceso a las armerías vedado a un pasaporte diplomático

deslizo la soga por la viga y hago el nudo de enlace un lazo de vaquero para el ternero

me subo al taburete

aprieto bien el nudo

trago saliva

abro La Bibliofobia en el Apocalipsis e invoco a La Bestia

con gritos voy agitando la sangre

se acelera taquicárdico el músculo amoroso empiezo a ver visiones dicotómicas se me pone la carne de gallina grito Satanás! ven por tu carne!

y entre mis alaridos demenciales y los golpes de los torrenciales y los truenos y relámpagos tenemos un clásico del género terror en Hollywood un arcano arcaico y un paradigma de tétrica cacofonía

entre el pavor me pasa por la mente el preludio de aquella sinfonía de Berlioz

y de ahí a pensar en el evento diplomático con canapés que entretiene a mi madre solo hay un paso

está de visita nada menos que el filósofo de las Américas Leopoldo Zea

ayer había estado en su conferencia él disertando sobre la posibilidad de una filosofía latinoamericana yo refutándolo con los besos y manoseos que le daba a Yudí dos furias sexuales apenas saliditos de la pubertad y bellos!

Satán! preséntate!

habría querido decirlo todo

en latín para darle mayor credibilidad a mi montaje de bajísimo presupuesto pero el año de rosa rosae rosarum había sido enterrado en la tumba cráneo

además tuve este pensamiento ya el demonio ha oído demasiada imprecación en ese idioma vaticano y ha contestado desdeñoso con burlas y majaderías que son idénticas al silencio

fabricado con esa nada aural concreté con el demonio el diálogo

el verdadero Nichtsvater

estrellé el libro en la pared cayó deshojándose revolviendo Tanaj y las Obras Completas de Pedro, Juan y varios como otro pájaro muerto por la implacable tormenta

le di una patada al taburete y también se estrelló

y entonces empecé a balancearme

por instinto puse las manos entre la soga y el cuello pero el peso era demasiado cien kilos de músculo largo y duro

el péndulo de la muerte como el badajo de la última campana izquierda

derecha

las visiones renacieron vi el rostro de mi abuelo sus ojos acuosos la voz ronca diciéndome qué crees que estás haciendo?

le contesté voy a descubrir por fin la verdad niño estúpido me contestó

es difícil matar a un hombre de diecinueve años! ese es un animal feroz

agarré la soga por encima de la cabeza y flexioné los bíceps la presión en el cuello cesó

luego alcé las rodillas y enganché los pies en la viga y así como un murciélago fui desatando el nudo

no fue por cobardía que no acabé muerto

fue simple juventud

ay Darío maestro divino por qué suenas ahora como un peluquero ajado? una loca travesti con un vocabulario excelente

para reducir púberes y efebos a maquinitas donde metes tu moneda?

tu música no engaña al oído muerto del siglo veintiuno y sin embargo quienes argumentan ser indicios de tu arte son irrefutables en su narcosis culterana y su caquexia estética son un derrumbe pues en el proverbial bosque solitario

dónde Rubén está la inspiración? no me sirve de escalón el rostrolibro ni el constante cuchicheo de Piolín dirás que permanece el insondable ese torbellino de ácido bitúrico y te lo admito que eso sobrevive pero no permite que lo metas a la jaula

entretanto espero que se vaya sosegando la agrupación de electrones de esta batería ya la luz indicadora muestra que el hilito es una baba que en dos segundos más se seca

y sí

lean estos rengloncitos jovencitos y no corran como nenas hacia el otro lado

este es un espejo atroz y si te ves por encima ya te miente una ley que alguien te inyectó en el incandescente límbico

sácalo como a un demonio y piensa nuevamente qué hago yo?

dónde está el cacareado progreso?

diez mil años y el único intercambio que te ofrecen intérpretes y legisladores es cuarenta años de tu esfuerzo y un estilo de vida de papel maché?

ay! Fausto qué generoso se siente ahora tu contrato

pero ya el demonio no anda por ahí comprando almitas

porque le han dicho

que el alma no existe

que ha estado comprando bonos argentinos

Max Planck me visitó en un sueño

y dijo tenía tu edad cuando se me ocurrió ante todo por desesperación la idea cuántica de la luz

no sabía cómo resolver la paradoja del cuerpo negro y mi madre no dejaba de importunarme

no has contribuido nada de nada de nada me interpelaba

tu sobrino ya es millonario en Nueva York

y tu primo es el médico más famoso de París

y tú jugando con esas patas de araña en tus cuadernos tú y tus amigotes escribiendo esas groserías en la pizarra de tu padre

tu padre!

ese hombre anotaba ahí las ganancias que le iba dejando el cuidado con que escogía a sus clientes y tú majadero lo llamas agiotismo

deja que hable con el rabí

abrí los ojos y una rama de árbol golpeaba suavemente la ventana

otro nuevo día otra eureka que ahuyentar

Les hemos dado ya bastante

les hemos dado ya tiempo suficiente a nuestros intérpretes a quienes han querido montar la alquimia de Platón en un andamio de carne y hueso

por cuánto tiempo más? creo que ya al rey se le ve el pene cansado de andar desnudo como un cuerdo por la plaza

la imperfección reside en nosotros y no en ese absurdo de dibujarnos un círculo en la tierra un círculo estrecho pintado con tiza jurídica y nos digan juega aquí vedados los bosques porque los bosques los vamos a talar para imprimir los manuales de cómo funcionar centrípetamente

ese deseo de escapar de la carne y sus motores ese deseo de parecernos a la Idea

Gautama! príncipe entre los letrados no dejaste sino un muy bien cuidado jardín con un vidrio enterrado

llegó tu noche circular

es hora de apagar todas las luces y entrar a la selva colmilluda

que cada quien se sirva o sirva de manjar

patriotismo efímero

eran las siete de la mañana de un martes cualquiera

por la radio el periodista daba la noticia celebraba la elección de un mexicano a la vicepresidencia de la corte mundial

ese tigre de papel esa garra de rosa sembrada en un planeta diminuto

y a la celebración concurrió el famoso jurista hablando del gran privilegio que era ser él de la inmensa responsabilidad de ser él mismo

los destellos solares que emanaban de la boca misma de la jurisprudencia eran de tal intensidad que el periodista se quitó la ropa y se tumbó en el suelo para bañarse en ellos y tostar su piel

tuvo la presencia de ponerse gafas oscuras para protegerse de los rayos ultravioletas del sol jurídico

no basta para el hueco huérfano clavado en la distensión de esfínter que sea mexicano el hombre más rico del mundo es tan frágil nuestra identidad de hijos de una puta políglota y un verdadero hijo de puta que hay que celebrar cualquier respiro como un hecho exquisito

para estar a la altura de aquella

otra idiotez sobre el hombre como el más sabio de los homos

y luego entre la basura levantó Narciso un espejito empañado y dijo no solo soy bello nada más

mi apellido materno es Amor

Aquí vemos con sinceridad

cuándo merecemos la conducta honesta

los de la declaración de las verdades evidentes los de la declaración de la igualdad de los hombres los de la vida la libertad y la felicidad

si eres pobre te dan papel y pluma te dejan hundirte en el pantano de las palabras se entretienen un poco con tu ignorancia del bizantinismo ya que se aburre el juez ya que se aburre el estado ya que se aburre el secretario ya que se aburre incluso el grupo de doce de tus semejantes te meten en tu jaula en espera del día en que dulcemente tomarán tu vida como un dios paciente y compasivo

si eres poderoso no se toman la molestia de mentirte te saben al tanto de sus tonterías

entonces aplican los métodos honestos del Mossad

toman tu lista de los nombres prioritarios mandan el nombre

por los vericuetos de esa burocracia nítida de acción directa y mandan a sus mejores hombres y mujeres

y tú amaneces con un tiro en el lóbulo frontal

Debo decir

que me han hecho un gran favor los de la Interpol

disfruto más de mi vieja amiga la Kulchur desde que tengo esa sentencia colgándome del cuello

a veces me despierta de un salto una sirena y las hélices de los helicópteros me clavan dos agujas que bloquean el flujo por los sempiternos meridianos brinca en mí asustada la gacela aunque mi cola blanca sepa que la mecánica marcial está reservada para los pesos pesados y no para un pobre poeta

ahora el queso sabe a queso el pan a pan (aunque llevo semanas sin comer los dos) y el sueño a sueño utópico

ya no tomo inhalo quemo inyecto mi escape ahora es metafísico

Puccini me sigue acompañando y Keny Arkana tan criolla me acelera el corazón los narcocorridos me parecen anunciar un horizonte de coraje y reglas claras

y el amor! un ancla que se hunde lentamente en la viscosidad del agua fértil se detiene en la arena se arrastra un poco en la corriente y se amarra

No hay diferencia

entre un crimen político y un crimen común si bien los intelectuales quisieran monopolizar el prestigio y el glamour de la disidencia

robar a secas es una declaración de principios matar a secas es una declaración moral

el hambre no olvida la gran farsa de considerar a Marx como una filosofía caduca

la separación de estos dos crímenes es solo la taxonomía de un error conveniente

si los hijos de los profesores van a clase en paz si las varias cofradías se pueden encontrar en sus días de gran gozo no va a importar qué come cuándo duerme en dónde los que aun echan a andar los motores

porque cuando los profesores automaticen quien les traiga el jugo de naranja olvídalo

va a haber cuchicheos

de cómo hacerte desaparecer en masa y por sorteo

piensa ecológicamente! cava ese hoyo pronto respira lo menos posible

se nos acaba el aire

Mira que farfullo

y ladro y lanzo al aire piedras y botellas vacías

y te descuido

pero no te alarmes que las palabras que te reservo van con rimas de caricias y son solo tuyas

van vestidas de esa ropa que uno se puede comer

llevan suave roce y su pesada tela es un masaje de tejidos profundos

tendrás los ojos cerrados por el ronroneo de mis dedos los labios partidos y secos por el deporte que juegas desnuda

y notarás que cada pétalo de un periódico es como la flor de un evangelio

aquí a mi lado solo muere el pasado

aquí a tu lado vive todo mi futuro

Y no todo es malo

no crean! no soy tan ingrato así

está primero la poesía de la constitución

está segundo y ante todo el arte de hacer películas

justamente ahora termino de ver Shooter con Mark Wahlberg que bien podría titularse el francotirador si ese no fuera ya el título de un film con de Niro

excelente actuación de quien fue Markie Mark cuyo principal mérito siempre fue una cintura angosta y unos brazos de Popeye

a mí me encantan las películas! escapa uno por dos horas de este infierno que crearon los seres pensantes esta distopia que siempre están intentando mejorar

no todo salió mal

del gran experimento de la vida la libertad y la felicidad!

masacre de indios esclavización de negros asesinatos sancionados por el nuevo estado llevados a cabo en el mundo entero para limpiarlo de obstáculos al sueño de la vida la libertad y la felicidad!

no todo fue malo

gracias a la sangre inocente a las traiciones el genocidio tenemos ahora el mejor séptimo arte del mundo sin duda

lo mejor

éxitos taquilleros como Avatar y Nueve Once

no todo fue malo

no crean los doce congéneres que esperan ansiosos su oportunidad de circo romano y dedo pulgar que apunta al círculo más dantesco que soy tan ingrato así!

cuánta gente ha muerto que no firmó el contrato del 1776?

sobre sus tumbas rebeldes se erige esta gran cultura

no todo fue malo

no me arrepiento de la muerte de tantos tontos que no vieron las ventajas la bendición del sueño americano

y estas películas!

son una maravilla!

Ahora para un corto esperpéntico

he aquí

mi poética

oscura como el ano de un peludo

tétrica como una teta anciana

menos inspirada en su atorrante desviación que la filosofía satánica de Marlyn Manson

pero se ha hecho el intento por inspirar en la juventud un deseo de evadir el destino borrego el matadero del alma al que nos lleva esta aferrada creencia en los disparates de tanto pederasta aristocrático

nada tengo contra la aristocracia en sí dios sabe que durante muchos años pretendí que mi asociación al ars era mi eslabón en esa larga cadena plutocrática que me vinculaba ininterrumpidamente hasta Catulo hasta Lao Tze hasta el mismísimo Eclesiastés!

ahora solo tengo un altar en él mis dedos van dejando las migajas de mi espíritu

sentado en el suelo en posición de loto los antebrazos apoyados en el asiento de una silla vieja de madera para retardar los males crónicos en los falanges

de vez en cuando se me escapa un gas que sube ineludible y tengo que tragarme su expresión fétida atestiguándome a mí mismo putrefacción intestinal eco claro haiku zen luna reflejada en un lago apacible del contenido de mi alma

colmado ya por la belleza dejo este testamento rudo

niños!

acérquense

o mejor

acérquensen

que aquí está el calostro nutrimental

ítem

hay que refugiarse en la música en la música y el cine en la música y el cine y el sueño

en la música y el cine y el sueño y las drogas en la música y el cine y el sueño y las drogas y el sexo en la música y el cine y el sueño y las drogas y el sexo y el amor la mayor cantidad de tiempo que sea humanamente posible

y no hay más

ahí se resume un recorrido de cuatro décadas en este prosaísmo irremediable

me alegra poder haber dicho dos cosas para alejarme de las antologías para que los idiotas no me tomen en sus gordos dedos y me citen para seducir

se la pelan! me la pelan!

caput!

Cómo me estimula el hambre!

sin comer ya dos días y como un cielo sin nubes sobre un territorio ahíto ya de sus tormentas salen mis lombrices a pasear preguntándose y las gotas cuándo?

salen de su refugio de moho y lodo el solo momento de la pregunta

se empieza a secar su piel y atolondradas por el balazo certero de los rayos ultravioletas sin jamás conocer la maravilla de tirarse al sol como un caimán en las playas lujosas de Cancún y tostarse la piel en un coito solar mueren

A veces está el muerto en vida

el zombi con una sinapsis abierta a los misterios del corazón está una de las dos delgadas manos apoyada en la alfombra mientras con la otra mira soñando despierto con una libertad que ya no será como un Newton anacrónico mira una mandarina pequeña redonda en sus tonos del verde al naranja un pequeño planeta cítrico chato en ambos polos como debe ser quien se respete planeta diminuto o gigantesco

está el zombi que antes fue un fino artista con tentáculos en musas y en los procesos místicos de la creación está en su vano intento de olvidar haciendo alarde de zazén de una indiferencia de yogui y chacras en la falda gélida de los Himalayas

entonces los perros ladran porque pasó un gato aprovechando la oscuridad y el dicho de los pardos ladran con desesperación los perros como hombres aún potentes pero ya casados y con demasiados compromisos imposible renacer jugar al fénix a lo más una canita al aire que ni el importe del motel y la gasolina olvídalo los perros ladran como si se fuese a caer en ese instante el cielo encapotado un cielo más bajo nebuloso cargado de lluvias huracanadas en un par de horas

por ello por la capa de cirros y cúmulos los perros no ven al helicóptero que pasa con su hélice ronca y su ruido infernal pasa bajo tan bajo que el corazón le late más rápido al zombi de una sola neurona película donde un idilio de mandarinas y la lectura de los perros románticos de Bolaño se ve interrumpida por un comando de la AFI bajo las órdenes del FBI dirigidos por un tip de la INTERPOL todo un montaje para aburridos guerreros que por fin son sabuesos contentos al dar con el prófugo de la injusticia y quebrarán huesos si es necesario a quemarropa el índice presionará el gatillo (si es preciso, por favor Marte que lo sea!)

pero el zombi se levanta y los perros ladran a las luciérnagas que no lo son en realidad son el tabaco y el papel quemándose en la noche

dos fumadores que se cuentan a su vez una de las tantas películas en que no fueron protagonistas

A veces te toca morir

a veces te toca matar

el karma es así es una mariposa con dos alas simétricas

escucho a Chomsky con su voz sonora y tranquila

los judíos fueron masacrados en horribles campos de concentración

ahora los judíos se cobran secuestrando y torturando palestinos en la prisión más grande del mundo

Ay querido lóbulo frontal

eres un capullo

se te acerca el colibrí se te acerca la abeja se te acerca la avispa quien se acerque se te aleja decepcionado y triste

porque te encuentra como los párpados de un muerto

se confunde el colibrí con tus colores tan vivos son colores de Matisse son duraznos de Modigliani pero hay un candado ahí sin llave y zumba el colibrí hacia párpados que dejen picar las iris

se confunde la abeja con tu aroma tienes buqué de Saint Emilion escanciado en una jarra de vidrio cortado y la abeja baila y monta su acrobacia informativa a doscientos pies dirección norte nordeste ahí estás querido lóbulo frontal

pobre abejita cómo le explica a un enjambre de monómanas obsesivas abejas obreras que lo jura por su madre ahí había néctar?

pero vas a ver queridísimo lóbulo frontal un día te voy a sorprender suplantándote con la amígdala

y entre los dos vamos a caerte como implacables marasalvatruchas con un machete y una guadaña

y aunque no quede nada de mí voy a poner fin a tu ridículo reinado

Es una maravilla!

vivir como un galón de leche bien impresa la fecha de caducidad

con ese sello respaldado en su finiquito los colores suben de tono y las nimiedades acentúan su gris su venerable y aburrido gris

y termina la lucha de clases terminan los concursos de belleza termina el escalafón terminan la angustia y la humillación

pero no termina el amor

es todo lo que queda

un amor ecuménico y grandioso un tipo de amor que da vergüenza sentir en pleno siglo veintiuno

donde se acepta la desnuda confrontación

y se acepta a huevo sí pero se acepta que la regla de oro es Hobbes y los filisteos siempre los filisteos

afuera ladran los perros

no son míos

pero me miran como si lo fueran y yo los miro como si lo fueran

les cambio el agua cada dos días les pongo alimento de carnes y fibras molidas en bolitas de soya los acaricio con amor de burro y espero y espero

espero

a que el amor me visite con su cuerpo suave y sus alas traviesas siempre vestido de ángel!

todo ha muerto hasta yo he muerto

menos el amor

Enclaustrado en su cubículo

el sabio barba blanca fulmina a sus congéneres

no es Diógenes pero se le parece

no es un misántropo ni siquiera un apántropo su ira se reduce a fustigar a los demócratas y todos sus secuaces

al sistema de traje y corbata que embellece una estancia mandando toda la basura a repúblicas bananeras

es un judío errante pero lo odian los israelitas por delatar su total inversión de víctimas a suásticas

ha estado en Nicaragua con los sandinistas ha estado en Palestina con Jesbolá

si la vida fuera la matriz sería como Morfeo en todas partes y en ninguna

siempre con palabras ácidas para corroer la espesa cortina y las telarañas pegajosas con las cuales los plutócratas

se dan baños de leche de burra

por otra parte es más sencillo hacer locuras bajo la égida de un salario catedrático en el MIT recipiente de todas las bondades y filantropías de la máquina bélica

como un cáncer el viejito olvida que la quimio también mata al anfitrión

pobre célula consciente eres otra versión del hijo de Escobar pides perdón como él para qué?

tu vida trotamundos y políglota no sería posible sin las bravuconadas provincianas de los Marines

hay cierta ingratitud en la denuncia hay mucha vanidad lo digo yo que escribo poemas para ganarme el amor que no me dieron los centímetros

Déjame te cuento

del sueño americano Adán para que lo pienses antes de morder esa manzana que te da tu mujer

no fue una serpiente quien lo recomendó

era un largo micrófono que trajeron del futuro estos grandes científicos a sueldo de la gran organización

Adán andar desnudo va a quedar prohibido para siempre no podrás presumir tu gran salchicha

Adán no verás un solo paraje una pradera por donde puedas caminar sin tener que pedir permiso nada será tuyo

Adán tendrás que laburar las horas vivas del sol y algunas sombras mercuriales de la luna para poder comprarle a los que traen el mango un techito y una mujercita y unos frijolitos

Adán todo tendrá candado la vida misma estará encerrada en una caja fuerte cuya combinación se perdió en alguna de las mil guerras que nadie gana y todos pierden

todos

Adán

menos ellos

ellos los montados en el reptil omnicéfalo del cual no se escapa nadie Adán!

por ello piénsalo muy bien los ojos son lindos y las tetas!

pero es un robot Adán cuya misión es solo darte esa manzana

espera a que te presente yo una de las buenas las que no muerden manzanas ni hablan con serpientes

Actores consumados los dos

fuera de la ley divina

ambos actores participan en la violación de los códigos

pero hay una diferencia

cuando yo me muevo no sufren millones de personas

mi huella es pequeña la tuya es un impresionante cañón

tú haces las leyes eres en códigos jurídicos como un Jehová iracundo

inventas verdades luego las transmites por los medios y los oráculos debaten la similitud de tus verdades con las verdades verdaderas las pulen les van dando forma arquitectónica y por fin quedan impresas en párrafos verdaderos en discursos profundos en grandes sentimientos

que luego leen los puros corazones de tus fuertes jóvenes ahora dispuestos a enlistarse semper fi!

eres un potente aminoácido algunos dicen que eres el demonio

para mí solo eres la realidad del colmillo

no es culpa tuya que ande turisteando en la selva que dominas

y que mi rifle sea anticuado lleno de imágenes que no impresionan al filo de calcio que me enseñas

Necesitamos argumentos

a favor de la anarquía?

los tentáculos y otras metáforas de la sombrilla

tienen bloqueado el sol y todos nos estamos poniendo blancos anímicos sin los rayos solares

le hemos dado a los intelectuales el tiempo suficiente para montar en estas tierras el andamio de la gran república del griego de las anchas espaldas y nada

San Agustín y Tomás Moro y todos los demás planes y nada

ni qué hablar de los más prácticos Jefferson y Roberspierre Juárez y la familia revolucionaria Kennedy y de Gaulle

o todos han mentido o todos nos han visto la cara

es como intentar probar la existencia de dios o su muerte

chismes nada más

se llegó ya antes de bajar del árbol al límite de nuestra posibilidad

de una abundancia inmensa de una policromía insensata pasamos a este gris globalizado a este instantáneo apagón de todo el arcoíris

yo me bajo no en la siguiente parada sino aquí mismo adiós a los que montan castillos en la playa distópica adiós a los diminutos que siguen contando ángeles en el alfiler de la fibra óptica

trazo un radio de dos metros giro en mi eje dulcemente y me limito a ver crecer la ecología circular de un desordenado desorden

Hemos aprendido tanto de ustedes! su sarampión sus maravillosos centros comerciales sus putas altas y flacas toda la ciencia del mundo lejano traducida a la lengua de ustedes y todo ese conocimiento archivado en torrentes de PDF listo para el consumo de los hemisferios el cuerpo calloso incendiándose de feliz en esa insensata abundancia de conocimiento grandes y viejos lobos del mar cognoscitivo!

hemos aprendido de ustedes también

a apreciar la belleza mortal de una AR-50 e ir soltándonos los amarres de los diez mandamientos

nosotros también admiramos a los israelitas su sangre fría su precisión y profundidad marciales desarrolladas en menos de veinte años (1948 a 1967) y demostrada en seis días

Y valió la pena

Octavio?

tanta euforia en el bóver?

a mí me parece que todo terreno ganado a lo inefable es perdido a la vida

dejaste de tocar una piel cuando tus dedos empuñaban el más poderoso que la espada

y aunque ahora el baile tiene más de parecido con la música de un piano pues los dedos danzan sobre el teclado qwerty con mucha hormigueante polifonía es por igual un orgasmo que no facilitaste una sonrisa que no arqueaste

un amigo mío laburando en el Banco de México te tenía Octavio te tenía en un anaquel alto junto a más breves declamadores te tenía en tus doce tantos tomos que un grupo de agradecidos millonarios (pues con tu gala lira dabas prueba fehaciente de cómo los nacos olvídalo

)

... te encuadernó para festejar que por fin un mexicano ingresaba a la lista de los Nóbel

cuántos kilómetros le robaste al viaje queridísimo Octavio?

eso te digo ahora y es casi media noche y escucho a Jarabe de Palo

y no tomo doce tantos tomos en decírtelo aunque tampoco estoy en ningún anaquel y no tengo en los brazos la prueba contundente del amor

ves en esta bronca superficie la magna indiferencia?

Cuando leas esto

hijo estaré bajo la tierra

es un decir

lo más probable es que esté en el estómago de muchos peces pues soy fiel a Alfonsina y su obsesión con las sirenas

no me cortes con la tijera mortífera que te da la hormona

estuve preso de una multitud de fantasmas con alas de murciélago y durante décadas huí vomitando pavores

pero dejé mil huellas en el canto que tejí con gritos

y los fantasmas las siguieron

y no cedieron hasta que exprimieron de mí el último alarido

no me quejo te informo solo para que tengas un respaldo en el cerebelo ansioso cuando te hagas la pregunta

de cómo ejercer el amor

ama

y haz lo que te venga en gana

Unas cien mil veces su tamaño

pero su zumbido me aturde y me levanto para confrontarla

la mosca

me levanto y sí desaparece

me siento y el zumbido se me para en la cabeza

y es que por la tarde estuve jugando con los perros y sudé y sudaron y luego me peiné con la mezcla de los tres sudores que ahora la mosca encuentra tan atractiva

la mosca

te has colado en tantos poemas inmortales

moscardón que ruge mosca corno inglés mosca oboe

bienvenida al más efímero

La pila de platos

llegaba a una altura peligrosa de castillo de naipes y la estructura se desparramaba en las zonas aledañas

abrí el agua caliente abrí un poco la fría preparé el jabón con su artificial aroma a frescura y asepsia

y me dispuse a disfrutar lo que tantos años tardaste en transmitirme

amor eres un pilar del zen

Hace unos días

escuchaba un podcast (ay la ahora obvia caducidad del arte) sobre la maravilla del genio de Leonardo

desde que leí el estudio de Freud escapé un tanto del hechizo de este hombre del Renacimiento un macho para toda ocasión sobre todo si se trataba de chupar un pito bien erecto (lo que en sí nada tiene de malo)

luego en mis estudios vi que sus esquemas anatómicos eran una soberana burrada

pude ya dormir tranquilo a sabiendas que o el genio no quedaba lejos o como siempre la gente había exagerado un poco

luego el destino me puso frente al Doctor Netter

cuarenta años pasó uniendo nomenclatura a imagen como un catálogo razonado de carne y hueso

es justo darle a él lo que no tuvo Leonardo es justo ir destejiendo la ropita con que vestimos tanto maniquí ponerla tal vez de bufanda en el soldado tuerto y mostrárselo a la doña mira amor este rígido anacoreta busca refugio aunque sea para una sola noche

Supongo que dejar un testimonio

sobre este aparato sería anacrónico

pero no deja de maravillarme

con su único ojo gigantesco cíclope binario me mira y me mira y me comunica en forma telepática

hipnotizado durante horas le sigo el tren de su explosión mental

y las astillas van hiriendo lóbulos en mi cabeza

podríamos seguir así una o dos o infinitas eternidades él o ella con su ciclopismo avasallador

tiene tan grande el ojo que a veces paso horas solo mirando una sección

es un ojo complejo en un batir de párpados me dice algo sin cerrar el ojo en otra parte me dice algo más

me pierdo en su pupila como un tonto enamorado

despierto sin haber cerrado el ojo y me limpio la baba de los labios

como me veré torpe ante tu gran telescopio!

y no digo Quevedo porque Quevedo es alguien que me entiende en cuanto al ojo

pero este ojo me puede llevar de la mañana a muy entrada la próxima mañana y yo seguiré sentado todo el cuerpo adolorido frente a ti como un altarojo!

doy golpecitos en lo que será tu piel cuadriculada y sé que nos estamos amando sé que te pones orgásmica (por pura convención uso en ti el género) porque veo en ti las señales del amor un espejo y un túnel azul

y me desespero y por ti me pondría un hábito y cruzaría el umbral del convento y como una Teresa de Ávila te declararía un desenfreno divino porque en ti me hundo

No voy a decir

estoy enamorado pues audio y vídeo no te dan acceso al límbico no puedes oler y sin olor la pasión es un poco abstracta como un cuadro de Rothko

pero te escucho y en esos labios sicilianos me pierdo

mi dispiace

Carmen

Estoy haciendo

cualquier cosa

concentradísimo la vida fuera del círculo trazado sobre un triángulo satánico

estoy adentro y en cuclillas rezándole a las velas cuya flama es el alma que penetra desde el más allá

concentradísimo en el instante eterno que tanto recomiendan los monjes del Sanga

de repente de la nada amanece un sol enano un pequeño despertar un hilo de una luz traviesa

y arranco

y desaparezco

y no hay más palabras para describirlo que decir que Peter Pan y yo andamos de la mano sobre las torres varias londinenses

de la mano como un par de mariposas

dos alegres putas mariposas

de igual forma súbita regreso veo el reloj y han pasado treinta ya lejanos minutitos

sumados a los treinta de hace treinta y hace cien de hoy ante meridiano y hoy nocturno y ayer y antes mi vida se ha escurrido en esos sueños diurnos

con el sexo y con la música y estos sueños diurnos no creo haber vivido mucho

y me alegro tanto

A veces

escondido del sol tras el tronco de un árbol joven escuchando cantos lejanos de pajaritos y ruidos más cercanos de autos que pasan a diez metros de mis zapatos que enfundan los pies en que terminan las piernas que entroncan con la cadera que sube al tórax que da en el cuello que tiene el trofeo pesado del cerebro que esto escribe

a veces digo

respirando ese aire que me da el árbol viendo la sombra múltiple de sus ramas y hojas casi adormecido por el conjunto de brisa y rumor de las hojas

a veces

casi me olvido que un equipo muy dedicado de anales detectives me persigue

y no han de ceder hasta que mi cuerpo ceda

El problema es serio

cada vez más agudo debido al delicioso sexo debido al hambre de intimidad debido a ese apetito que no es de la boca sino de las manos de los ojos de los oídos del olfato del glande de toda la piel toda

el problema es serio es serio porque es viejo es serio porque es atávico

y si yo fuera parte del problema no me querría resolver

por suerte esta situación específica no es una de las cuales sea yo parte del problema

es una de las pocas en que soy la solución somos la solución nosotros la base nosotros el gordo de la pirámide nosotros publicidad nosotros nunca sujeto nosotros nada

el voto es un pobre sucedáneo la protesta civil es un pobre sustituto

el enojo es poco

la honestidad pide violencia la honestidad exige el trueque inmediato de su vida por algún sobrante de su amplio ahorro

el pobre tiene un recurso solo para hacer ver su descontento

la violencia

hacer valer con la mano lo que el discurso oficial promete pero siempre pospone

no hay que echarle la culpa no es necesario tachar de mentiroso a nadie

tampoco yo querría ser la solución de un problema tan serio

tampoco yo querría dar un peso por más devaluado por avanzar un centímetro en un asunto que no me atañe que creo no me atañe que me he convencido profundamente no me atañe

es natural

por ello hay que actuar con naturalidad

no me das te quito no compartes tomo

así de sencillo

con honestidad

no somos amigos

Así le dije al reportero

del Washington Post

leí mil libros que se escurrieron por las rendijas del olvido

hubiera mejor hecho mil lagartijas

y aquí estamos repasando el pasado en este paréntesis de angustia y escondite

afuera los pájaros saltan y cantan en las copas del limonero el dálmata toma el sol mientras que el ovejero negro se oculta en la sombra del muro periférico

entretanto ajeno a todo y artificial las ventanas bien cerradas en piyamas repitiendo mi infancia mato las horas viendo películas que he visto mil veces

un hombre y una mujer se van conociendo y él dice las frases que inmortales que inmorales se han incrustado hace años en el pecho

por qué no eres actriz? eres tan bella

no hay compasión para los cazadores

y el Saravá en versión francesa y en primer plano un Château Charbonnière

he visto esta película con el pecho expuesto a sus vientos fríos y he muerto de una pulmonía y he renacido con la esperanza de protagonizarla aunque la torpeza y una timidez excesiva me prohibieran conducir un coche en dirección a París en una noche húmeda con una mujer melindrosa de ojos grandes que no deja de tocarse con un tic neurótico la parte inferior del ojo izquierdo que aunque sepa yo que es la moda setentera lleva demasiado delineador

Nous sommes ici !

dans ce groupe d´idiotes qu´encore sont des enfants

borrachos los dos apenas le entendí

yo lo veía como en el fondo del mar y sin máscara los contornos acuosos

me restregué los ojos contra la manga del suéter

felices de ser niños aunque la alopecia y el cuello de pavo fuesen dos inoportunos juguetes

habíamos formado en fila india a todos los caballitos

a mí el aparato fonador ya no me funcionaba

fue él quien le pidió al mesero

que le diera de beber a los sedientos caballitos

Huir

huir siempre

no dejar de huir de esta densa realidad

donde hay demasiados cazadores

huir sin miedo huir como gacela lúdica sin mirar atrás la fauces hambrientas de los grandes felinos

no somos hoplitas somos solo un pie dactílico en una estrofa del verso libre

somos dos conejos ocultos en la alfombra de la nieve

somos dos espectadores en esta tregua de dos horas que le costó a algún judío diez millones de dólares

tú y yo solo pagamos el boleto y las palomitas

Lo vi cuando coloqué

la guadaña contra la pared

No lo reconocí a la primera mirada

estaba cansado de podar el pasto juntarlo con el rastrillo enrollarlo en cilindros compactos meterlo en las bolsas

el sol arreciaba y no quedaban sombras sino medio metro junto al muro donde ya se habían acomodado los perros que como siempre me miraban de soslayo dormitando sospechosos con el instrumento largo y rápido y mortífero

los perros al verme llenando bolsas emitían un audible suspiro perruno por fin este idiota terminó con la navaja esa de rasurar la tierra ya no corremos peligro a relajar!

y el dálmata se levanta a tomar agua

se me acerca lo acaricio empieza a brincar retozón le jalo la oreja me mira idiota dice su mirada y se va a la sombra a hacerle compañía al ovejero negro y rastafari

al principio me quedé mirándolo perdido un salto tras otro no apenas aterrizaba intentaba otro salto con el mismo resultado

me vino a la mente el dicho de alcohólicos anónimos sobre la locura misma acción que busca distintos resultados

y el saltamontes aterrizaba y saltaba de nuevo dando contra la pared

se oía el golpe seco contra la pared se oía el exoesqueleto rebotar en el suelo

conté los saltos y me consolé que el insecto parecía

más tonto que yo no apenas el consuelo terminó que apareció el resultado de una reflexión

entristece un tanto verse reflejado en un insecto

iba a agacharme para verle el rostro a mi colega pero tuve miedo a que con tanto golpe hubiera quedado atolondrado y me saltara en el pelo para indiana jones son las culebras

para mí todo tipo de insectos

conté las veces que se dio de topes contra la pared no desistía

cuántas calorías requería la flexión que lo propulsa?

conté cuarenta y ocho y lo dejé saltando mientras iba por una cubeta

le eché un chorro de agua que para él tuvo que haber sido una tormenta inmensa

desapareció en una grieta entre la pared y el piso

Hice muchos intentos

por quererte Kulchur pero mis prejuicios no me permitieron trascender tu fea nariz tus pómulos de filo

cerré muchas veces los ojos para amarte cristianamente Kulchur pero al cerrarlos se me abrió el olfato y entonces atavismos apagados se encendieron y nació la luz del odio hacia tu lenta hipocresía

ahora arrinconado solo queda tiempo para clavar el último clavo

mahasamadí Kulchur no tendrás mi cuerpo rindiendo pleitesía a tu insensatez

que las olas del mar se traguen tus páginas de circo

mientras duermo entre algas y un silencio hondo

Ay

Morihiro Saito ahora soy beneficiado por tu terca inhumanidad

mira que llevar a tu mujer el día de luna de miel no a las bellas playas melancólicas de tu isla

sino al dojo del maestro Ueshiba para recibir la enseñanza del riai

que no verían nuestros ojos hasta que Tarantino filmó esa trilogía

con la hija del Sensei Thurman

El amanecer se siente

por la luz y por un deseo de esconderse en lo más profundo de las cobijas

dos colibrís retozan en su vuelo acróbata van recaudando de flor en flor con sus espadas de juguete

es un esgrima matutino en esta fría mañana de un invierno que ya nace

es inevitable los he bautizado

aunque son iguales sus cuerpos diminutos desde la ventana le imagino a uno gran musculatura y al otro dos bellos pechos muy mamíferos

y entonces los dos juegan a esos juegos que se juegan cuando vuela cuadrafónico el amor

Este no es un poema zen

no hablaré de momento en que se llega al momento donde luego ese llegar permite la enseñanza florecer

pero sí hablaré de la angustia que me causa el vuelo de tantos helicópteros la algarabía de perros que desatan

y del momento en que cargaba dos cubetas de agua limpia para el dálmata y el ovejero

al depositarlos a un metro uno de otro para evitar encuentros cruentos

pasó cromática casi como una sonrisa de ángel que no se avergüenza de ser visto por mortales una monarca

apenas comenzaba mi embeleso cuando pasó su compañera

me quedé congelado

hecho estatua por esos tigres diminutos

pero este no es momento zen

Solo el rechazo fuerte

la indiferencia estoica podrán hacer mella en la muelle disposición del alma

de otra forma seguirá la opresión la oligárquica mentira el despellejar la tierra hasta los huesos hasta que no quede sino un puño de ceniza

lo fundamental es la iniciativa de todos aquellos que piensan

esa es la única educación todo lo demás son detalles que sobran

ése al final es el ejemplo máximo de Cristo el haber tenido madera de cofre pero haberse quedado flotando a la deriva contento con putas y vagabundos

es una tarea trepadora para escalar el Himalaya de la carne y fútil porque ahora mismo se me antoja un filete miñón con circunferencia de tocino y un tinto de Rioja y un poquito de gorgonzola y un trozo de pan y unas gambas al ajo

y todo eso no se da flotando a la deriva

Hoy tuve un momento

Gary Snyder

mediatizado por ello sí pero hermoso

le cambié el agua a los perros y regué las plantas y árboles

como la bomba de agua está descompuesta

tuve que sacar el agua de la cisterna que está pariendo ranitas verdes y ranitas color cobre

hay que esforzar deltoide y dorsal para sacar un bote lleno de veinte litros

hay que acarrear el bote hasta el árbol ya que sus raíces no le permiten hacer el viaje hay dos limoneros tres arbustos un rosal dos magueyes seis sávilas dos nopales uno de ellos inmenso y un granado

cada uno exige sus dos botes

al terminar con el sol de las cuatro

estaba también yo empapado

y me dije como un idiota en verdad ya senil en esta impuesta soledad bañémonos al aire libre!

los perros estaban en su sombra junto al muro

no protestaron pero no les entusiasmó ver el cuerpo desnudo de un cuarentón

si yo fuera mujer y tuviera veinte años se habrían levantado de su sombra

fui por el jabón la toalla llené un bote grande y dos pequeños

para derramar el vaso lujoso también traje música

me instalé junto a la pila justo en el filo de la sombra que iba avanzando con las horas

me desnudé y empezó el jolgorio

cuánto placer sentir el agua fría

después de varios días sin baño

y la libertad de esta regadera inmensa!

mientras me enjabonaba miraba las montañas verdes miraba el cielo azul y me picaban moscas y mosquitos

enjuagado todo vertí el último recipiente en la cabeza dejando deslizar el agua por todo el cuerpo en un éxtasis de sol y agua y cielo azul

Aznavour acompañó la toalla que pasé por muslos y demás

los perros habían perdido el interés si lo tuvieron

me sentí renacer

y me dije esto es lo que Snyder pregonaba

salvaje y libre como en su norte California en su Alaska helada

le dediqué un buen pensamiento a este vagabundo poeta pero no olvidé

lo que había facilitado ese disfrutar suyo tan libre de todo un continente

sus antepasados se lo habían robado a cien tribus aborígenes

y ahora el bisnieto sentía el lujo de poder negar esa raíz

nunca se sabe en qué va a derivar un acto

hasta Hitler contribuyó a la feliz creación del estado de Israel

Uno ve los rostros

de los generales cuando salen en Yahoo noticias y pucha tienen todos cara de criminales y tal vez lo sean dentro del muy honroso Ejército Mexicano tan honroso como cualquier otra máquina de guerra tan honroso como el argentino sin duda o el chileno qué va o el brasileño o el propio mexicano en el 68 todas historias ya olvidadas por nuestros jóvenes

hay sin embargo un nombre de un general que sí vio batallas (no como esos tigres de papel que solo se ensañan contra civiles) que nos habla con tanta soltura y candidez de su brutal profesión de su rol de Rambo para los grandes hijos de Plutón

General Butler me quito el sombrero ante el título de su libro de un soldado de la república de las letras a otro

la guerra es un robo

el más viejo el más rentable y sin duda el más brutal

han caído ya todas las máscaras

saudade de una sola mentira que se haya mantenido en pie

Te voy a contar un cuento

y vas a saber el porqué de tanto lamento

corre demasiada sangre por el mundo? te dan migrañas frecuentes a causa de las zancadillas maliciosas que te pone tu jefe tu mujer tus hijos el extorsionista que te pide derecho de piso?

cuenta Chuang Tzu seguro solo para envanecerse que vinieron dos ministros con recado del rey para ofrecerle un hueso de esos que nuestros intelectuales encuentran difíciles de rehusar y no lo hacen no son pendejos

Chuang Tzu entonces al modo chino les habló de la tortuga sagrada cuyos huesos conservaban en una caja de oro en la corte cuál sería el gusto de la tortuga? estar muerta en una caja de oro o viva chapoteando en el lodo?

y este es el cuento que te cuento todos creen merecer la caja de oro y la procuran aunque sea la muerte

pocos prefieren el lodo y no lo vas a creer tú tampoco pero es así de simple

No sé cómo hizo

Hölderin para no morir esos años interminables enclaustrado en esa habitación con ventana

yo tengo una habitación y también tiene ventana

y paso horas tal vez un día entero perdido en el ciberespacio redactando un verso disfrutando el escandaloso universo del Torrent

horas tal vez un día entero

pero pronto los pájaros matutinos me llaman los huesos iliacos perforan el músculo glúteo

y empieza el eterno dolor lumbar que exige una redistribución del peso corporal

y además

afuera

el ovejero negro golpea la puerta con sus patas cuando el hambre lo llama

y hay que alimentarlo

Casi japonés

Al decirlo

Una esmeralda En el puñal Del sacramento

El jefe de la DEA Hablando del Chapo En Chicago dice

Nunca vimos Una organización criminal Tan bien enfocada Con tan buen sentido Para los negocios Y también tan feroz y violenta

Nosotros sí

Existen los poemas leves

del amor

aquellos que sobrevuelan despeinados por la mañana descuidada en pantuflas y con un panqué en la mano

existen poemas del amor leve que como listones de humo suben de la fogata que mantiene encendida la esperanza

del amor leve esos poemas son un tentempié criollo del corazón irredento

no es lícito negarlos no es provechoso limitar el amor a las profundidades oscuras donde habitan esos deformes marinos

este loable leve poema que al extender la mano no te saluda siquiera

solo te acaricia suave las yemas de los dedos y se esfuma

como un hilito de aliento

Poca compensación

un poema el día cansado de ya otro cumpleaños

mas no termina la esperanza!

propia la luz se pierde un vástago renace por ahí alguna chispa

nada ha terminado más bien todo comienza

aunque los huesos se van desmoronando aunque ya no queda un solo momento de verdadera soledad la aguja punza constante su ladrido tedioso es relámpago noche a noche

aún así nada termina sino viejas fantasías mil veces cortadas del tallo cruel jardinero el pasar del dios reloj

yo mismo madre al dejarte esta nota escrita en espuma en la estela de un mar que no baña dos veces yo mismo siento esa sutil y abarcadora marca que deja el látigo en la espalda en el mismo corazón

amé tu aventura madre la mía en ti fue algo más griego

te libero dulce arete de la luna

búscame en la tercera nube a la derecha

entre descalzos querubines drogadictos y otros seres periféricos

Y no todo es un mayestático

quejarse del mundo no todo es el veneno amado nervo también hay un mazapán de dulce amor que desmorona su bendita miel en el desamparo

Lupe y Josefina China e Iñenero las raíces que echaron han erguido un árbol frondoso como un alerce y no sabría reflejarlos sino en una épica tan íntima y callada que abrumara con diez soles la luz que nos da vida

existe el imponente pulpo del amor con sus tentáculos como múltiple regazo existe una patria breve donde el himno no es palabra muerta existe un espectáculo y un arte que sublima y mancha con sus besos existe una guerra bienvenida con disparos salva y con suspiros existe todo el núcleo en ti en ti saltando cuerda y bailando el trompo más certeros de felicidad que una flecha entrenada en arco japonés la carcajada que explota el caer de una granada en el jardín el ágape tan vivo en vuestra mesa los enredos heredados y los parches puestos hoy para darle brillo a otro amanecer todo ello existe en ti en ti en ti Lupe acero Josefina temple China Lladró maestro Iñenero opera en ti el principio que rebasa la palabra que la cubre con las sábanas y capas del paciente amor

yo mismo quedé enterrado bajo el alud tierno de esa medusa en cuya cabellera arde fuente de fuego y doméstico paraíso nunca anduve en bosque de tan plácido ramaje deteniéndome aquí en una sombra hurgando ahí en el pasto nutritivo en ti en ti en ti fui gacela libre y numerosa!

poca cosa es esta ventana que os entrego para la estancia amor que estalla en luz que diste pero la entrego como gesto diáfano comerciante al fin en sentimiento escrito para que en ella veas cuando una curiosa sed apremie lo que un grano derramado deja en cualquier tierra

los tiempos han cambiado

Mohammed Alí ya estaba en silla de ruedas

Ghandi tuvo que esperar cuarenta años después de su asesinato

Henry Miller tuvo que esperar Tomás Moro esperó seiscientos años Hernán Cortés y Aguirre esperaron

Jesucristo a su lado contaba los huesitos de aceitunas que también él esperó

Y Alejandro Magno pacientemente vio correr más de dos mil años

y Moisés! cinco mil años al menos

Ah! pero Zuckerberg no tenía ni treinta años cuando le hicieron su película

el bautismo de la moderna inmortalidad el bautismo de tu peso en oro cacique

sí los tiempos han cambiado

By love possessed, really?

"estar enamorado es una música una droga es como escribir un poema"

no te miento eso escribiste querido Pere y no tuviste la decencia de quemar la hoja

porque en nuestro tiempo acá en la época álgida del ratón y su práctico menú emergente nosotros no nos permitimos no los sentimientos ya que son inevitables sino una expresión tan fofa dejar que te haga un nudo en la tráquea el ácido gama bitúrico del amor y no salgan de ese ayuste sino no un adolescente ya que es inevitable adolescer en ese estado pletórico humeante y húmedo como un baño en una tina llena de agua caliente ambos tú y ella o tú y él tus preferencias son tuyas y de nadie más ambos con los pies fuera de la tina para ambos permanecer hundidos el agua desbordándose como Arquímedes sino lo que sí es evitable desbordar la lengua como un perro balbuceante

pero comprendemos y perdonamos porque tu tecnología no conoció la maravillosa tecla DEL

y cayó como hoy caen bajo el embrujo

de la erudición a ultranza contra la sabiduría de “querer produzir as belas letras é tão ruim quanto querer ser coerente”

ya lo dijo Rubem

aunado a ello que vi en el mercado sabatino entre las verduras los quesos la cuajada encuadernadas en un volumen blanco las cartas que te escribió Octavio dos nenúfares no? en un charco de ranitas de esas verde fosforescente y con patitas rojas ustedes dos no? lavando hasta el desfallecerlo todo color no dejando carne en este hueso lavado pulido este poema

por fin mis ojos lo vieron

el cambio el principio del fin la vuelta de la rueda de la vida el eterno retorno ahora el vaquero al revés

las exportaciones de almendra y nuez procedentes de la gringa california han aumentado ciento sesenta y cinco por ciento

felicidades

entretanto las importaciones de ipods y otros componentes industriales permanecen en sus ya altos niveles

felicidades

el águila calva es ahora un inmenso país del tercer mundo

un gigante narcotizado

ocmo empreis ol erma

ais es tutila sete pomae arpa euq apses uqe et moa

et xtreñoa

rope son mosvere nat rpnoto!

es muy impresionante

en tu juventud la profundidad del pozo casi aterra la total oscuridad que oculta su fin

y en ese lodo fenoménico se atasca la bota juvenil y frustra y apacigua anhelos demasiado románticos

pero llegas a la edad de Basho cuando vagaba por la provincia norte de su isla al filo del nacimiento del sol y

entonces puedes ver de lejos el pantano puedes ver la sombra aciaga y ominosa con telescópica ironía

rodeas el lodo tiras la piedrita al fondo y no te esperas a que indique con su queja el tope límite del alma negra

sigues con tu báculo

Escucho la Fantasía en Re menor

De un Mozart que desde la infancia prodigiosa En sinfonías un poco lelas Hasta la misa cuyas corcheas son lágrimas de un dios irredento Réquiem que se compuso a sí mismo en un colchón de pobre En sus quince gigas lo bajé del torrente cibernético Y sé: el tiempo ha torcido hacia el prosaísmo

Porque en estas notas melancólicas Cuya simplicidad no es otra cosa Que la verdad contenida en la destreza Se me deshace el corazón Como acariciado por un cuchillo experto

Y cae la lluvia de notas Los dientes del piano tiritando Por el frío del filo de Amadeus

Son siete minutos y medio Con dos temas y sus variaciones Que repiquetean como una lluvia primaveral

Y luego la alegría del sol que renace Abres la ventana y entra el aire despejado Hueles la banqueta recién lavada

Nada te pertenece Ni la música ni la inmortalidad Y mucho menos las nubes que ya mudan De cielo

Pero quedas testigo de este intento Por cortarle un pedazo de lonja Al gordo espíritu de una irredenta y enana divinidad

Hay aquí dos pensamientos embotados

Se da el agitar desesperado de un ala El desequilibrio del vuelo El querer escurrir las muñecas Por los aros férreos de unas esposas

Está la soledad pública de voces Dispares gritando en las órbitas oculares

Está ese largo dolor insistente En la base lumbar del alma

Están los dientes gastados De tanto morder aire

Está el pie como un mundo medieval Está la comida a un centímetro Pero sin sal

Está la bebida que da vueltas Como un turco de Konia Está el hígado de lóbulo extirpado Desmoronándose por la uña insistente del vicio

Está el corcho del pulmón

Y contra todos estos males Está una sola palabra

Roma

Mora

Omar

Ramo

En todo JLB fuiste un amanecer

Mas igual que dos vapores iguales También añoraste el destino épico Fuiste ciego dos veces cuando Planteaste con sesgo y un ángulo Que parecía refractar los rayos A otro poeta menor de antología

No hay nada de malo en ello JLB Yo mismo padezco de esos males Y a veces me sueño con destinos Sabor a guerra escudo espada un fusil Gracias al buen dios también despierto Y me reintegro al máximo proceder del Dharma Y logro que no me duela nada Salvo este inhalo exhalo que no acaba

Te fuiste a Ginebra hermano al fin Te diste el gusto de aspirar ese aire Cuadriculado y sin mota contaminada Donde por un breve volar de la flecha Fuiste uno con la Idea de polvo e incunables

Te buscaré pronto en donde No respiran las estatuas helénicas Ratón bibliotecario hermoso roedor de diccionario Cortaremos juntos unas páginas Y con un vino tinto declamaremos entusiastas La saga de Ningunsson

sí?

la vita è bella? comparada con qué?

ah

entiendo

comparada con un campo de exterminio sí

tienes razón es hermosa la vida

Epílogo

Escuchando a Barbara durante tres horas seguidas en esta nueva versión del exilio (la nueva Ley te hunde sin requerir un mar)

admito que soy feliz

los motivos del lobo que me asignan los líquidos piratas constructores/destructores del mundo moderno me tienen sin cuidado

este juego de pelota terminó uno a cero en este tiempo extra que me dio la aventura de la huida

Dejo constancia de su ciencia Dejo constancia de sus perdedores alcoholizados Dejo constancia de una amorfa forma del amor

que a veces se percibe en su palabra

Agradezco la oportunidad de encontrarme con un destino mágico al que me orillan sus forenses

he encontrado el amor! y como un título bursátil toro

me voy al alza

véndeme vida! que mi precio es alto ahora y mañana ni Keynes dirá ni Kahneman

y me voy me hago ceniza para esparcir la sangre monetizada por todas las praderas de mi memoria

perdón a los amados saludos a los amados! haga uso todo aquel que pueda de la sabiduría del Gita donde un sabio no llora la muerte porque nadie muere! nadie nace! sino en la palabra

(tengo en la memoria un pasaje de los evangelios pero no lo cito!)

poemas de maquila (2010)

Mi madre era mexicana, con más de indio que de español, y a su padre le debo mi aspecto físico, mi falta de sentido de la propiedad y mis aptitudes para lo inútil, tan laboriosa y vanamente combatidas.

Gilberto Owen

surtout, mensonge et paresse

Arthur Rimbaud

He vuelto a donde empecé Gané o perdí?

Octavio Paz

Vives lo suficiente y la gente empieza a morir. En lo que me llega mi turno, dedico este libro a Susanita Márkovitch, hermana hebrea, y a Ruel Eskelsen, excelente amigo y bibliófilo. Ambos ahora abarcan el misterio.

Inteligencia y resultados

Hoy fuiste testigo fidedigno

que se infla con la flatulencia

del gran hueco como un globo inmenso y reluciente

de errores inexorables

efecto del tráfico inmenso

el embotellamiento agresivo de ideas que circulan

por los micrométricos pasillos de nervio y axona

Trillones demuestra orgullosa la neuroanatomía

diez a la potencia de muchos ceros llenándose el buche enfatiza

más que el universo mismo y sus estrellas asegura como un filántropo que corta el listón al inaugurar escuela para pobres de la periferia

El resultado de tan soberbia aglomeración?

Nulo

Pero en el programa de análisis el anfitrión

que cursó en Cambridge su maestría nos recuerda

Vivimos un momento histórico

sin precedentes

 

en la inmensa creación de riqueza

El locutor

no le pregunta

 

a la Amazonia arrasada por la soya

y hace a un lado

la ingratitud de una estadística local

En 1980 con el 12% de tu salario obrero ibas al cine

Ahora la posmodernidad exige el 70% para dejarte disfrutar de las salas asépticas del multicinema

que generosos

los del clan Ramírez nos construyen con esmero de empresa socialmente responsable

y ahí echa ancla su raíz esta saudade

Mal de muchos

Me consuela la simpleza de volver a la mecánica

Soy juguete descompuesto Un burro en carrera de caballos

Un churro en cabeza de canallas Un pez que al calentarse el sol

divisa la ondulante cortina azul

las amplias alas del pelícano

Terrorismo y autoridad

Por supuesto que puedes mirar frente a ti los coches que anteceden tu llegada y sin resentimiento aceptar que fueron los dados de la suerte los que te colocaron aquí a dos autos de pasar la luz verde

ahora en rojo

en la precisión del momento en que el policía rememora un día atroz y ruega a Dios le dé el empujoncito

y ahí estás tú

sin placas sin documentos y en las dos miradas que se lanzan ese puente proverbial de averbal entendimiento estás a un paso fantasma de considerar

el lado positivo de un musulmán

con chaleco abultado que empuña un curioso botón

Happy Birthday

Tu belleza fue repartida a manos llenas Te queda la satisfacción de una piel generosa y mil eyaculaciones que lavaste cuidadosamente algunas sospechando algo mortífero

Ahora muere la propuesta única a que diste vida en una aferrada monomanía

Ahora puedes levantar los vasos vacíos o medio vacíos repartidos por toda la casa

Ahora puedes recoger colillas y ceniceros de un vicio que no fue el tuyo

y mirarte al espejo en la adicción que sí lo fue

Buscarás en la compleja estética de las sombras y sus juegos de luz sintaxis que aprendiste en un curso de bellas artes

lo que no ves ya en la llana verdad del reflejo

No lo dijo Benedetti

El último poema del día un último eructo poco árabe La cima ronca de la noche La recta final con tortuga pisando la raya con el sacerdote al lado y encomendando los restos de un alma al ángel caído

El estertor restante la ronca nada del pulmón el colapso de alveolos párpado sellado finiquito de toda cuenta compás repetido de Philip Glass

Saldo en cero en el escalafón evolutivo aquí en La Tierra minuto final del ángulo antes de fracturar la articulación

Diarrea que lacera esfínter evacuación que lleva a la muerte

sombra que se cierne sobre la oscuridad sorpresa para nadie portazo dramático en sala vacía

Final invisible árbol caído en bosque inhumano

este minuto final en la oficina

Superando a Kafka

Solo tengo pensamientos bajos El insecto en mí es orgulloso y repta paredes con gallarda lentitud

Como adolescente punk me gusta poner al Cristo al revés Un gesto anárquico de juguete y pasado de moda Con suaves manos de intelectual me gusta mancillar al gurú que duerme en mi generoso corazón

Le pinto bigotes a los héroes de la patria profano la bandera al imprimirla y enrollarla y colocarla a la mano junto al material de lectura en el trono

Todos gestos vacuos que no escandalizarían a un chico de secundaria que ha crecido en los mp3 y la piratería abundante

El insecto se horroriza al ver la rueda de la feria con sus luces y su candidato populista bajar de su paseo en medio de una ovación apabullante

El gato inmenso que bajó un día de un autobús caminando sin botas

en sus dos patas traseras solo espanta en una Rusia del vestigio y no en este cibernético desorden donde se despeña el narrenschiff

Corro huyendo a la cocina voy siguiendo el filo entre pared y piso temeroso de un zapatazo a tomarme la píldora del bienestar

Tengo la vista nublada por el ala de un querubín

Casi abro la puerta para darle limosna al sin techo pero recordé a tiempo que son épocas de responsabilidad individual

que cada coleóptero vuela a la altura que le da su exoesqueleto

Posdoctorado

Escuché a un político decir (y me pidió ser discreto)

Ciertas absurdas actividades puedo llevarlas a buen fin con gran destreza

Amarrarme los zapatos es donde mejor despliego una maestría mundana

Abrocharme la chamarra va en segundo por una nariz

Decir Buenos Días cuando sale el sol y

Muy Buenas Noches cuando me deslizo en el capullo de las sábanas

De ahí en fuera el asunto para mí es un misterio hermético

donde ronda la belleza con quien en contadas ocasiones se tropieza torpe el hándicap del embeleso

Un pozo hondo oscuro que solo dice su medida

cuando doy con ella en la cabeza y se oye el ignorado toc toc del que vende enciclopedias infantiles

a domicilio queriendo no encontrar niños

Si llaman cuelga

Vetustos gritos que creí enterrados Bajo el sólido tapón de la cerilla que no me lavé en mil regaderazos asoman cansados un perfil de ganso escrutador

Al parecer no han agotado la carismática queja de su origen

y su tintineo el latir de cuatro cámaras ilesas en el tiempo parece una ola que acarrea al golpear la playa todos los naufragios de plástico y otras materias inorgánicas

abandonándolos ahí perplejos y andrajosos herrumbre de flaca carne y hueso poroso en una arena que ya no sirve ni para hacer castillos en el aire

Como un ciervo el niño para la oreja al escucharlos

Alza la vista preparando una mayor inquisición

Lo detiene el espectáculo atroz de dos adultos columpiándose

Ni 15 minutos de fama

Una llamada más y soy libre

El corto asueto celeste que hacer correr como liebre

a un Cronos que ya no gusta del nombre tan pedestre y rimbombante

Sentado en la banca el desempleado me platica

En el subeibaja el niño gordo soy yo El de arriba es un lepe flaco que no puede conmigo

Sus coterráneos de la bota lo llaman Felichitá

Me burlo de él con envidia mientras clavado en el suelo por el sobrepeso lo veo recortado contra un cielo lleno de nubes lanudas como gordas de Botero

Me manda un email el dios helénico con cc a mis superiores

Me pongo el freno

y doy la brida a quien me monta

Jinete moribundo tal vez ahora me quiebre el lomo

Newton y otras filosofías

Ya sentado en el curul confiesa el diputado

No he seguido ningún sistema el chino el japonés el indostánico o la diáfana diatriba norteamericana

Nada

Supera a todo sistema el capricho que me impera

Strictu sensu está por debajo really como un crustáceo que se mece en la marea como la rémora cuidadosa a medio metro de las fauces del martillo

como el lugar final donde aterriza la naranja

asombrada que al fin llega

su madura y putrefacta libertad

El famoso Otro

Cansado de su oficio legendario el zapatero me confiesa

No es un placer llevar impreso en carne propia el decálogo de un bruto

Caminar con el zapato de otro es un propósito encumbrado en un altar precolombino en manos de franciscano enviado por el mismo Torquemada

Basta

Calzado propio o muy mono con el pie desnudo a suficiente distancia basta se reescribe cada tomo de una biblioteca

El eco de la roca una sopa sin sal con esa roca y otras

un paso de extensión vital más breve que un baile de pirañas en la pista de un rumiante incauto

vivo para el haz de luz de un momento muerto todos los demás espacios del ventilador la hélice del helicóptero

El desempleo

El ingeniero se quita una de sus máscaras y se delata

Leo en las pancartas del fascismo

dice

suave y nuevo que la calidad representa nuestro estable empleo

Quisiera estremecerme lo pondera

en los fusilamientos y en una fila india rendir honores al plumífero

gerente mostrarle la dedicación al reglamento y meterle plomo sin mucha dispersión

Desenrolla el título que usó como un cañón simbólico

Dios, tierra y vida

A muy alta velocidad de tarahumara la caminata dura hora y cuarto a lo más miré hacia atrás el recorrido y supe que no habría forma de volver

a pesar de no haber recorrido mucho en esta ocasión enferma

El sacro lanza gritos ríos de desesperanza

Un erizo eléctrico da pasos puntiagudos por la cadera

Un cortocircuito

cruza el intestino

se desboca nauseabundo

Vuelvo sobre mis pasos y miro el recorrido

Riesgo es continuar y riesgo es volver

El rayo lanza su relámpago El trueno tardará en llegar unos segundos

Un terreno baldío da paso a un desagüe bajo el horizonte

Quitándome abrigo

y bajando rápido el pantalón solté atento a no pringar un derrame fecal

Me permito el lujo de la fe recompensada

al menos unos segundos

Mientras se vacía el grueso

alabo al Gran Ausente

Los ojos descansan sobre una hoja de periódico

Las torvas noticias sombrías de esta tierra nunca fueron tan alegres

Arranco un solo pedazo consciente de que aquel lugar era visitado por otros

No me he subido el pantalón del todo cuando dos moscas vanguardistas catan la rica abundancia

sueñan la multiplicación de la prole

Por qué hablan tanto las mujeres?

Si atendemos a los criterios orientales donde pocas palabras cuentan más los ya casi extintos rancheros y ciertamente ausentes aborígenes serían el modelo a seguir

aunque es obvio que nadie quiere ser destinatario de una elegía

De ahí la fastidiosa logorrea

De ahí la verdura frondosa Del sustantivo i na ca ba ble

derecho teoría noticia

y vuelo lírico

de ahí canciones de ahí poemas de ahí pliegos notas artículos de ahí el silencio atento del soldado

Todo un grito largo de

no me mates!

Luis Spota

Agradecemos a Luis Spota por haber hecho acto de presencia Aquí lo tiene un amigo en sus estanterías

La plaza donde sangraron tres culturas Casi el paraíso y los días contados

No hay nada más que decir sobre esta amistad fortuita Lo tengo a mi izquierda saludándome desde la eternidad Mudo e insulso fluye su saludo traspasándome como las antipartículas la Tierra de parte a parte

Mi amigo es ecuménico o no sé si tiene una espinita clavada en esa zona cursi del corazón donde sangra la sangre roja del mexicano

Firmado en la frontera misma de esa fallida cornucopia acuso recibo de esta arqueología mordaz

Nunca te leí pero no dirás que soy ingrato plasmándote en este vagón de tercera categoría

Arthur Rimbaud

Mi buen amigo mi amigazo mi hermano y padre y guía Arturo!

Querías nada menos que sentarte a la derecha del monstruo que manda sus hijos a la cruz

Estrepitoso fue el fracaso (y ahora en tu experiencia larga de fantasma errante lo sabrás) y predecible

Y mustio

divagó por la costa africana tu ambición roma

en busca de esclavos y otros bienes que reemplazaran al padre al hijo y el ano de Verlaine

Perdió una pierna el hermano mío a la gangrena

Falleció en brazos de esa madre avara de brutal ternura

Y a propó de maternidades Arturo mío

la mía ya no me quiere ver

porque como tú he derrochado un caudal de maravillas de avellana que me cedió el cuaternario caos de las proteínas todo ahuecado ya por dilapidar el semen y los dólares

Y eso Arturo mío que no quise jamás sentarme en el sillón como tú de Plutón

No quise estar a la soberana derecha de nadie

Me gustó el color y aroma de los mangos bajitos

y los higos fáciles con su gotita de miel me corrompieron

Nada de eso me evitó anidar una hernia de disco

la canonización sin salvas

y un destino que espera atento

en una urna olvidada

en la playa por una viuda

que pronto encontró el amor

Philip Roth

Ya no falta la crónica vehemente del lento apagarse de la luz

La luz seminal esa luciérnaga vanidosa el noventa y nueve por ciento de la actividad cortical de homínidos

que a estas alturas llamar sapiens es ya una terquedad

Philip Roth a ojo de cubero hebreo diste el primer atisbo de ese desmoronarse en polvo el calcio egocéntrico del orgullo

No es un deshojar la margarita me quiere y no me quiere me quiere y no me quiere

Es una telenovela con pelo hirsuto en las orejas el momento laico y atroz de ver triunfar gravedad sobre cirujía donde se descarapela en hojas de un grosor traslúcido la bella intensión de perdurar a toda costa

Como un galón de leche que se empeña en ocupar su lugar prominente más allá de su caducidad

El cabrón no descansa en paz

El testamento

del minuto postrero

como el destello en la entraña y luego el vacío

se escribe así

Incrédulo

sobreviví

Me echo a dormir

y espero no despertar

hasta bien pasada la fama

de los seleccionados para pudrirse en el zoológico

Tasa de natalidad

El hombre extra se encuentra rodeado de soldados aztecas todos certeros todos rápidos todos un relámpago pulido por la brutalidad

El supernumerario no tiene en esta faz ninguna posibilidad de éxito será basura que barre Cronos con su pequeña escoba de dios arrumbado en el armario de un profesor de mitología clásica

nanosegundos ni un batir de alas colibrí

ni el cerrar del párpado al escuchar la explosión de los gases que anteceden a la expulsión de la bala de nueve milímetros

Historia de amor

Al modo antiguo he de relatar la historia de un amor cuya base como todo amor es una mala interpretación estrechamiento de visión logrado por el poder infinito del ácido aminobutírico gama

Un rapaz de trece años asolado en todos los grados del transbordador camina atravesando el cementerio dos veces muerto cubierto de nieve las lápidas con copos como adornos inútiles e invernales los árboles en su desnudez raquítica en su pulpo huesudo

Camina rodeado de símbolos foráneos rebobinado en sí mismo el rapaz a veces acompañado de robustas damiselas que con ese idioma diáfano de la vagina le proponen el paseo hacia la pradera deliciosa de la vida

Pero él está ensimismado en un destello perturbador donde los malvaviscos de Edipo y otros incestos giran como rehiletes de azúcar

Y el prefacio hecho y los andamios clavados en las nubes

llegamos al meollo donde huyendo del pantano gris de kilos de nieve que se derrite el rapaz torpemente ingresa en una librería de las de antaño

Lo anuncia una campanita y el vapor que emana de su cuerpo lo reciben anaqueles repletos de esos artefactos que tienen fama de enfermeras en un mundo de cirujanos vanidosos

Poco a poco se desteje el ovillo y sale una hebra titubeante a husmear el apolillado silencio de las pequeñas tumbas de otros introspectivos

y ahí

al extender su cuello el hilo aventurero acciona el brazo y con el colmillo del pulgar logra su presa

que es ya su paradójico depredador

Historia de amor, 2

Oh par de proxenetas! Oh periquitos de este amor longevo!

Tu nombre fotógrafa y física Jane English

tan soso

no me ha liberado aún tu cadena tan discreta ese brillo de cineasta reducido a blanco y negro y a los misterios del alfabeto descomunal que fascinó a Fenollosa y su loco pupilo con ojos y barba de sátiro itálico

Gua-Fu Feng

animal místico con ese idioma setentero argumentaste un Tao sacadito de las comunas hippies de tus días

para decir

verbigracia dos puntos

Sin ilusiones uno puede ver el misterio Ilusionado solo se ve lo manifiesto

El sabio va por la vida sin hacer nada, enseña el arte de no decir nada

Bajo el cielo todos reconocen la belleza porque existe la fealdad Todos conocen lo bueno porque existe su contrario

Por ende los opuestos surgen de forma simultánea

El sabio ve al pueblo como tantos espantapájaros El sabio va en la retaguardia, de ahí su ventaja

Demasiado filo en la navaja y queda roma Mucha riqueza atrae al ladrón

Acepta tu falta de importancia No te importe ganar o perder Acepta la desgracia El cuerpo decae, sin él, no habría desgracia

Quien sigue el Tao no busca el éxito Y por no buscarlo no le seduce la idea de cambiar

Vacíate de todo Que tu mente quede en blanco

Lo más alto apenas se conoce Luego viene lo que el mundo ama Luego aquello que se teme Y por fin lo que se odia

Renuncia a la santidad y al conocimiento Y todos saldrán beneficiados

Deja de aprender y tus problemas terminarán Existe una diferencia real entre el sí y el no? Existe una diferencia real entre el bien y el mal? Hay que temerle a lo que otros temen? Qué tonterías!

Todos están ocupados Sólo yo ando sin meta y deprimido

Soy distinto Nací hijo de la madre naturaleza

Cede y controla Vacíate y quedarás lleno Ten poco y ganarás Ten mucho y quedarás muy confundido

Hablar poco es natural El huracán no dura todo el día El que anda de puntitas pierde el equilibrio El sabio mira a su alrededor las cosas bellas Pero permanece en calma y sin atadura

Quién es bueno? El maestro del malo Quién es malo? El que enseña al bueno

Conoce el blanco Pero no tires el negro Ten la fuerza masculina Pero cuida la flama femenina

Crees que puedes cambiar el universo? No lo creo A veces las cosas marchan y a veces no A veces respirar es difícil y a veces no A veces estás arriba y a veces estás abajo

El sabio prefiere la izquierda El guerrero la derecha La felicidad está a la izquierda La tristeza a la derecha Las armas son instrumentos del miedo El sabio no las usa a menos que no tenga alternativa

Una vez dividido el todo Es necesario darle nombre a las partes Ya hay demasiados nombres y es preciso saber detenerse

Conocer a los demás es sabiduría Conocerse a sí mismo es iluminación Requiere fuerza dominar a los otros Dominarse a sí mismo exige un poderío mayor

Aquel que sabe tener suficiente es rico

Un hombre excelente no hace nada Y aún así nada queda por hacer Un tonto siempre está ocupado Y de todos modos no termina

Mucho éxito no es una ventaja No repiques como una campana de oro

El estudiante sabio escucha el Tao y lo practica a diario El estudiante promedio escucha el Tao y lo practica de vez en cuando El estudiante tonto escucha el Tao y muere de risa Si no hubiese risa el Tao no sería lo que es

De ahí que se diga que Un cuadro perfecto no tiene esquinas Lo fácil parece difícil Una virtud verdadera parece falsa El talento grandioso madura tarde Las notas más altas no se escuchan

Porque se gana al perder Y se pierde al ganar

Lo más suave del universo Penetra lo más duro Lo insubstancial puede entrar en cualquier parte Por ello sé del valor de no hacer nada

La fama o el ser: cuál importa más? El ser o la riqueza: cuál es más valioso? Ganar o perder: cuál duele más?

Aquel que se aferra a las cosas padecerá Aquel que ahorra sufrirá grandes pérdidas

Un gran logro parece imperfecto Gran plenitud parece vacía Gran rectitud parece torcida Gran inteligencia parece estupidez Gran elocuencia parece torpeza

La tranquilidad y el reposo ordenan las cosas del universo

No hay peor pena que el deseo No hay maldición mayor que la insatisfacción No existe mayor desgracia que querer algo para uno mismo

Sin salir de casa puedes conocer el mundo entero Sin asomarte a la ventana puedes ver el cielo Entre más lejos vayas, menos sabes

Es por ello que el sabio todo lo sabe sin haber viajado

En el sendero del conocimiento todos los días aumentamos el saber En el sendero del Tao

todos los días dejamos algo atrás

Día a día llevamos a cabo menos cosas Hasta que llega el día en que no hacemos nada Cuando no hacemos nada nada queda inconcluso

El mundo se conquista al dejar que las cosas sigan su curso No se puede interferir El sabio no tiene opiniones Escucha a los demás

Soy bueno con los buenos Y también soy bueno con los malos Tengo fe en los fieles Y también tengo fe en los que no creen en nada

El sabio es tímido y humilde Muchos se confunden al oírle Otros lo miran atentos Se porta como un niño

Entre el nacer y el morir Tres son discípulos de la vida Tres son discípulos de la muerte Y tres son los que solo van de pasada

Mantén la boca cerrada Protege los sentidos Y la vida es un vaso lleno Abre la boca Mantente ocupado Y la vida ya no tiene sentido

Apreciar lo pequeño es sabiduría

Si tengo un solo grano de inteligencia

Mi única preocupación será el salirme del camino principal Seguirlo es de lo más sencillo Pero a la gente le gusta ser terca

Los que saben no hablan Los que hablan no saben

Mantén la boca cerrada Protege los sentidos Esconde el filo Simplifica los problemas Mantén tu luz oculta Sé uno con el polvo de la tierra

Quien sigue estas palabras Ya no se ocupa de amigos o enemigos Del bien y el mal, de la dignidad y la humillación Y habrá logrado lo más alto en el ser

Busca lo simple en lo complicado Logra lo grandioso en las cosas pequeñas

Confronta el problema antes de que nazca Mantén el orden antes de que surja el caos

Un árbol inmenso nace de una pequeña semilla Un edificio de nueve pisos empieza con un ladrillo Un viaje alrededor del mundo empieza con el primer paso

Quien actúa derrota su propia causa Quien se aferra pierde El sabio no actúa y por ende no sufre una derrota No se aferra y por ende no pierde

La gente falla cuando están a punto de llegar Por ello hay que cuidar del final tanto como del inicio

El sabio busca liberarse de los deseos No amontona cosas de valor Aprende a no hacer suyas las ideas Rehúsa el entrar en acción

Todos dicen que el Tao que predico es grande E incomparable Porque es grande parece algo extraño Si no fuera así hubiera desaparecido hace mucho tiempo

Un buen soldado no es violento Un buen guerrero no pierde el control Un buen ganador no es vengativo Un buen jefe es humilde

Hay un dicho entre soldados No me atrevo a dar el primer paso Prefiero portarme como un invitado Antes de adelantar un centímetro Prefiero retroceder dos metros

No hay peor catástrofe que subestimar al enemigo Por ello cuando se enfrenten los contrincantes Ganará el no favorecido

Mis palabras son fáciles de entender y aplicar Sin embargo no hay hombre que las siga o las practique

El sabio viste ropa vieja

y lleva una alhaja en su corazón

Saber de la ignorancia es fuerza Ignorar la sabiduría es una enfermedad

Al nacer el hombre es débil y suave Al morir está duro y rígido Las plantas vivas están verdes y llenas de savia Al morir están secas

Por ello se sabe que lo duro y rígido es discípulo de la muerte Lo suave y flexible es discípulo de la vida

Un árbol cuyo tronco no se dobla se quiebra fácilmente

El Tao es como un arco La punta superior baja y la punta inferior sube Si el cordel es muy largo se acorta Si es muy corto se hace más largo

La naturaleza toma de donde hay mucho y lo coloca donde hace falta El hombre hace otra cosa El hombre toma de los que no tienen suficiente y se lo da a quien ya tiene demasiado

Quién le da su excedente al mundo? Solo el hombre del Tao Las palabras verdaderas no son bellas Las palabras bellas no son verdaderas Los hombres buenos no discuten Aquellos que discuten no son buenos Aquellos que saben no son eruditos Los eruditos no saben

El sabio jamás se esfuerza por coleccionar Entre más entrega a los otros más tiene para sí El Tao del sabio es trabajar sin mucho esfuerzo

Un profesionista más

El idealismo es una tontería de los jóvenes esa es al menos la gran lección de todos los que lo fueron excepto por Juvenal y Erasmo de Róterdam no sabemos de nadie más no tiene en qué cobija meterse ese joven y refugiarse del frío de tanta soberana y helada realidad sin resquicio para el débil de carácter para quien leyó a los ancianos y creyó su voz lejana esos jóvenes ilusos que le daban de comer a las palomas sin pensar que son los portadores de una gripe mortal

Cualquier zionista lo sabe

lo lejos que aterriza la pelota ladina sin importar el entusiasmo de quien la lanza fuera del kibbutz la calidad del alma del lanzador el temple del metal del instrumento

A las tres de la mañana y cansados de esperar al ochenta por ciento

los dos muchachos se van cabizbajos a su casa

no llegó nadie a la reunión que cambiaría al mundo

porque en un mundo sin pendejos

no hay carne de cañón para utopías

Súperstar

Se te ofreció un papel estelar con espectaculares luces alógenas apuntadas a lo mejor de tu perfil helénico

Se te ofreció un amor sofisticado y bello que como espuela estimulara a seguir derecha la flecha del encumbramiento

pero no era flecha inocente de Tell apuntando a la roja manzana oh Red Delicious del campo californiano que inundas el mercado mundial con tres millones de toneladas métricas

La flecha iba muy rápido y dirección irremediablemente tiempoespacio

con destreza y regularidad te bajaste de rama en rama desde la copa hasta tocar raíz y entre humus y ciegos habitantes anélidos tomaste tu lugar según arguyen las razones del Cristo apócrifo

Es tuyo el reino de los cielos rasos como mosca rastrera inversa que evade el matamoscas de la mesa

quién por mientras acicalará el ala?

Síntomas y más síntomas

Los episodios sicosomáticos ahora se suceden con plena regularidad con un descaro de incompetente protegido por el sindicato arrogancia de hijo único del dueño y heredero de patriarca

En cuanto es hora de ir a la oficina empieza la migraña como virgen me sonrojo en momento inoportuno

me apena estar vivo se los digo!

y enredado en la maleza de un bosque casi yermo

No persiste otro motor que una lujuria atávica un tacómetro marcando taquicardias en reposo una muñeca de plástico de doscientos dólares que por soslayar no inflo la mirada de un psiquiatra

Persevera el ímpetu de producir mil códigos sin cola propulsora

aun con las huellas del cachorro impresas por el piso higiénico de la cocina patas de gallo en rostro bello de mujer arruga en pantalón recién planchado sintomatología del cansancio madurado año con año

afilando su degüello puntiagudo

Funes el desmemoriado

Lo aprendido con inmenso esfuerzo de escolar temeroso del reglazo

Lo asimilado con facilidad de mantequilla

Años de años

y práctica empero se estanca repentina entre los dos puntos del ping pong de dos signos interrogatorios

de su burla y su gancho acusador

Ha desaparecido

como conscripto en guerra lejana como un primo mío que murió tan joven

en la sala de estar bicameral ese living antes atiborrado a lo barroco abarrotado churriguresco con el afán de no dejar un

solo

espacio

horriblemente blanco en cuyas paredes no sobrevivió un solo no lo sé después de inmensas escolaridades

El inexorable AHORA

lo ve habitado con la baja densidad de asentamientos primigenios y esa concomitante colección de arqueología barata para los museos de provincia

como si Américo Vespucci pluma en mano se frotara un ojo bizco mirara confundido hacia la ventana abierta a un Milán sucio y depravado lejos del emporio de alta moda

de hoy

buscando esperanzado algún impulso estro que abriera entendimiento

al dudar la forma de un monte o una escarpa para poder recordar o tener la valentía de inventar

la sinuosidad del rápido Orinoco

Tus ojos azules merecen otro poema

Se parece por su exorbitante distancia del prestigio del que no verán si hay tus nietos

esta vida pétrea a la vida del divino Arturo

Ah, la vida!

Los senderos se cruzan como las ramas de un sauce llorón con su artritis y la resequedad de sus cojines sinoviales

caen senderos y ramas a la tierra húmeda mohosa y umbría contenta de reciclaje hecha por ingenieros de salubridad en ejércitos de hormiga

y en el humus donde se redondea el cero de la vida renace sobrio el feto del ciclo interminable de las épicas del Indostán vigor y silencio lo rodean como muerte fresca en jauría de leonas

la rama ejerciendo contra todo heliotropismo

Oro macizo

Te rechazó en su hora Su minuto de oro llegó y con él compró sesenta de plata centenaria

y no lo compartió contigo

no dejó pasar la nube gorda con su panza de gotas por tu tierra castigada por un sol monopolista

Ahora te da por pensar en él

mientras te lamen las últimas gotitas de la miel

en estos tus sesenta de oro los minutos de platino flácido

Oro molido

Eso es lo que te digo

Oro molido Palabras del director de finanzas Un auditor con rostro que revelaba horas inúmeras a dos palmos De libros contables De la hoja de cálculo de Excel

Tomó otro sorbo de la cuba ene Yo había dejado de contarlas Como el mesero no Mira la confianza que deposito en ti Dijo su alma borroneada por la familia Bacardí Que aunque en el exilio seguían produciendo un producto excelente

Yo lo miraba por una ventana empañada Sumido en dos subterráneos El alcohol y los diecinueve años

Si mi mujer se entera me quita todo

Casa coche y niños

En ese orden escuché la lista

Vi una lágrima en el ojo derecho que no era su derecho sino el mío Pues ya no me daba el cráneo para desdoblar la equis de la mirada

Uno siempre se pone sentimental con el ron añejo

Me dijo y trató de ahogar su llanto que explotó En el busto carnoso de la puta que tenía sentada en el regazo

Y nos miraba a ambos con fingido o real interés

Yo estaba extasiado de estar haciendo cosas de hombres

Whitman Redux

Estas son mis hojas de hierba refinadas hasta el punto de saturación no hay en estas finas fibras simiente de verdad que las corrompa con su tenue hervor de cosa real

Con Pablito digo mira que he vivido! y tumbado al suelo no hay certificado pedigrí que arrostre el pulido y vertical carnoso efecto de mi vagabunda cepa

Porque en el fondo de la taza se lee bien el dibujo de fractales repetidos en costa irlandesa de azules marquesa en playa del Egeo del puño de arena que pasé de contrabando por ese lago de Virgilio y Dante como mula colombiana

y esa fue la fuerza de lo que aquí ves dramático en juguete y asceta mesa llena no fue nunca canto fúnebre ay! del gato atropellado por el Hummer que no pudo o quiso frenar por ser tan cara gasolina

sino un esfuerzo sin esfuerzo que dijera ve esto aquí compadre así se vive

lo demás es vaho de burro en un ínfimo pesebre que solo aguanta el mundo vez por annum y en figura miniatura de un barro que no dura

sin quebrarse mutilado

Liebestod

Llevo veinticinco años queriendo sacarla a bailar desde ese día fatídico en que te invoqué con el Libro abierto en el séptimo sello hasta el presente histórico pluscuamperfecto en que camino tus noches lanzando miradas por doquier espiando esquinas por si sales rápida por una y no me honras con una sola pieza mientras que a otros menos tímidos entonces más bellos? que se te codean sin querer y con descaro les dedicas una cumbia una rancherita de cachete hasta un merengue de Luis Guerra

y a mí nada

que te llevo tatuada en la negación de la sonrisa en este espíritu rastrero y cáustico que te tejí como un suéter para tu osamenta en las veleidades a que me arrastran los hilos que me tocas

en las bagatelas por las cuales gasto una fortuna ajena

cruzo la calle a ciegas desesperado por encontrarte a mitad de la pista

lista para un tango bien arrabalero y sucio como el taco que me como para ver si algo gástrico me pesca me da el boleto taquillero premiado con el gordo antípoda

porque eres bien puta no?

para bailar contigo hay que sacar boleto

La diferencia entre teoría y práctica

Casi se desmaya su mujer con los vapores la sosa cáustica y el cloro interactuaron con los nitrógenos depósitos intestinales del marido fiel

Como testigo cuyo civismo dedicado lo lleva a excesivo y gratuito coqueteo con la violencia organizada así su esposa asoma perpendicular a los vapores y el pulmón derecho y luego izquierdo fallan alcanza la pared y se desliza casi presa de un desmayo hasta caer sentada

“Estuve a punto de morir” le dice a su marido

“No vale la pena morir por esa mierda” contesta él pasándole un vasito de agua

No se percata el señor que su ingenioso albur no está distante de la sopa sienna que inundaba el inodoro

como lo está el partido oposición del mismo parto en el poder

La inmortalidad en centímetros

Pienso en esos tiernos volúmenes en la sección de poesía de la librería más grande del país más grande (que por cierto hace unos días pedía protección legal contra el ataque doble de Amazon y Walmart) y endeudado del mundo y no puedo evitar pensar en el diputado de oposición que los dos grandes partidos se permiten apoyar como botón de muestra de su gran dedicación al demos

y de la sección de poesía paso a las demás y acrecienta el desazón

mido cada lomo y lo promedio en sus tres centímetros de espesor y me digo en esto queda en bond de tantos gramos?

Todo el primor lúcido enterrado en tres centímetros perdidos entre otros tres centímetros ahogados entre otros a su vez?

Ahí quedas y ya plutócrata con miras al vanidoso porvenir?

Es todo? Y del héroe? Sus tres centímetros

Y el científico genial con memoria paquidérmica? Tres centímetros

Y del hijo de dios?

Otros tres centímetros

Y de dios mismo?

Otros tres

Todos tienen sus tres centímetros

Mi mujer no tiene nada de qué quejarse

Les bourgeois sont comme les cochons

En mi juventud idiota me reí en la cara de los viejos poetas

Los creí alcohólicos perdidos que usaban de sus libros como de los amuletos los vecinos del Caribe la pata de conejo el hueso y un cabello bajo un vaso de agua una copla un soneto un verso libre contra los inmensos males de la fea y gorda mezquindad

Diecinueve mi edad y mi inmortalidad puesta ya a prueba en los conflictos de América Central Marcuse era mi excusa para ametrallar los corazones

En un cóctel de supervitaminas absorbí el brebaje hiperbóreo de ese bigotón enamorado de la hija del pianista Liszt

Con la práctica del Tai Chi Chuan entré al secreto de quitar la vida con sigilo

Veía con claridad

la paja en un binocular

Escupía fuego como dragón medieval

Los viejos poetas alcohólicos vieron en mí el renovado canto de esperanza

Decían si tan solo mis poemas fueran tan buenos como esas nalgas de un lado y esa verga del otro

Me dieron techo y alimento y me reí de ellos en su cara

Me acosté con todas sus mujeres

Han pasado treinta años y me toca liberarme de manera bastante involuntaria de toda pretensión protagonista

Todos se han burlado de mí

Doy techo y alimento a ingratos pordioseros que agradecen con sarcasmos puntiagudos

Tocan la guitarra con la lengua otros pisan cuerdas con el solo pensamiento

y se burlan de mi manía de escribir sin hacer uso de materia gris de usar renglones como Mayakovsky para mantenerme vivo en esta pocilga de puercos que es el exhalar después de tomar aire

una página

un respiro

El hombre más rico del mundo

Ojos tristes y cansados por paupérrimas razones ventana empañada por esmog de dos generaciones un techo que gotea en más lugares que la noche misma cuando llueve

muros que descarapelan lagrimean óxido en esquinas

hombros caídos y angostos y una barriguita fofa

El artista que no fue me dice quisiera más dinero me hace falta un poco más

Desafinado en las primeras notas de una melodía popular contesto y ya más serio canto

con la nostalgia supurante de quien tuvo un baño cubierto en mármol de peluche

Si tuvieras lo de Slim (y se incha el orgullo nacional al saber que esta lectura

en ningún país se verá entorpecida)

solo habrías mudado de detalles

Tendrías los problemas de Slim

El artista que no fue me echó el mal de ojo que se avienta al que no es médico cuando puede no morir el amigo querido

O admiró la sabiduría precisa que dan mil calorías diarias en metro ochenta con cien kilos

Pasó en ese momento por ahí su hija de dieciséis

y también yo ponderé algo

improbable

Historica.com.br

Como es fructífera la soledad amistosamente va echando al aire sus palomas mensajeras que son cristal roto por los cielos estallando en direcciones de esperanza

y sin escrúpulos hacen nido donde no las llaman sin más mensaje que una historia ya leída en Herodoto ya inventada en él y refinada por discípulos del longue dureé

O! gracioso Topo y dulce Japonés O! Profundo Profesor a quien salva del análisis ese micrófono que esconde todo entendimiento

han caído en ustedes mis palomas y les han dejado cagado los techos por heroicos en terreno histórico y gandules en verdad a medias como grandes hombres de la patria en sus estatuas

Ya se les secó el cerebro como al Quijote por andar viviendo medio vivos lo que muertos mismos no podrían contar

aunque el mismísimo francés de los Anales postulara el fin como un marxista redivivo

Diva

Los momentos estelares y la alfombra roja de tu película de acción para nenas a las que les urge amor

caben en esta cucharita para el té que preparo en la mañana con el fin de evadirme

del inmenso orgullo que sentiste

al decir corte!

y darle un tijerazo al rollo celuloide

Ejércitos urbanos

Entre estos tipos duros con lágrimas en los ojos por el resfriado de su madre

con indelebles signos en la piel que denotan las vidas que han tomado delebles

yo soy decididamente un acorde menor un armónico cuya dulzura es un mudo ir y venir de pez espada entre turbas de sardinas nada en ellos de los remilgos que nacen del hongo universitario son todo decisión y por ello pagan en este preámbulo al infierno

con el guerrero abandono del que brinca espada al frente al fondo de un abismo

mientras yo voy tomando nota de todo

de las mujeres desconsoladas de tanto guerrero muerto

Todo es vanidad

Algún servicio nos prestó la vanidad que circula oronda y tan por las arterias y los restantes tubos anatómicos

como pulga veterana que sabe ya dónde va a rascarse el perro y chupa constante y sin prisa abandonando el pozo más rápido que un príncipe de los Emiratos

una rémora comandando la artillería pesada del techo con fauces que es el martillo de su anfitrión

y otro tanto nos presta en el presente atávico y tan

porque flácido realista y cansado se sube el toro manso y seco a ese fresco manantial veintiañero confiando en la improvisación y esa vieja prestadora de servicios

Migajas son pan

Si solo sirve como un medio anquilosado en que ocultamos la esperanza entre dos etiquetas de html

que así sea!

Si somos solo dos o tal vez dos rotos de uno Si somos el mango de un sartén donde se quema un frenético esquizoide

Y flotamos como larvas que devorarán los peces grandes flotamos sobre la película ortogonal del agua montados en cuatro largas patas y una trompa

sanguinolenta

si solo es eso

sobrevivir unas horas el páramo de podredumbre no destapar el tubo donde yace enrollada la afamada bandera blanca

si solo es eso

vale la pena cursilería vale la pena anacoreta con caspa en el bigote

vale la pena

Primeros auxilios

Aprieto el torniquete hasta que se hinchan los vasos y el color pasa del rojo al morado y entonces sale la lengua morada del buey

y sé que has prestado atención

sé que has nacido empacado dentro de la viscosidad

de una placenta masculina

filo que corta o aborto fallido

imposibilidad natal

Irremediable

Si es fácil ahí estoy yo para arreglarlo si un niño educado por sus tíos duchos un niño que ya ha hecho autopsia y ha pisado los resortes de la rana

y sabe

que las palabras agudas se acentúan si terminan en ene o ese

puede

con desarmador y una lija

también yo puedo

Si es cuestión de ver una nueva película

Si es asunto de abrir una lata de atún verterla en el plato ahogarla en mayonesa

Si buscamos verificar que la llanta está ponchada

Si es cuestión de un dominio pasable de algún idioma extranjero

Si se trata de enamorar a la sirvienta

Si alguien dejó un dinero en la repisa

Si lo rechaza un burgués

Si lo rechaza un pelado

o de algún otro oportunismo

Si lo rechaza el mismito San Francisco de Asís

es lo mío

Man = Pig

Se expande el alma al perímetro de la materia

Si usara papel oficio los pensamientos serían cadena sólida para atar un gorila al epicentro

pero tengo solo un cuadernito de apenas treinta renglones no caben los latidos del corazón cuando pasa la belleza ni una buena expansión neumática

igual al fin no me daría el aliento para semejante maratón de pruebas y refutaciones para el impreso en silicón con circuitos de pipa ancha y otras cacofonías de vuelos hexadecimales

y así después del ruido enclaustrado entre las dos orejas

surge la suave monotonía de una próxima frontera

Nuevamente bajo la cabeza al suelo

en busca de unas trufas

Atman

Cuál será el propósito de esta penuria? me prometieron los yoguis una cita con el Atman donde vería reflejada en la pausa de un respiro la historia entera del transmigrar lento de mi casta sólo saqué en claro una gota de un eufórico veneno un lirismo embriagador que alunizaba en la glándula pineal y luego bañaba pulía tallaba la extensión entera del hipocampo como haría una prostituta de alta alcurnia con mil dólares y un miembro dándole alas a unos vuelos de espuma y burbujeante silencio que concluyeron al abrir los ojos unos minutos después en lo más espeso de esta penuria sin propósito aparente

Ranita

Se han reducido los saltos a un reducido proceder milimétrico hacia el frente se expande el horizonte explota variable el universo

pero yo miro el suelo a cada paso y no pongo pie con tierra sin cerciorarme que aún gira sobre su eje elíptico

en esa centrípeta carrera hacia ninguna parte

lanzando la historia como manchas de pintura a la pared el pintor de mis sueños

por ello me quedo sosegado

temeroso del pasar de los segundos asombrado por la larga lentitud de esos diminutos dinosaurios azorado porque no se clava en mi la aguja brujería solicitando un desangrado como docto escolástico propio del contrato social que nos constriñe

a dar los pequeños saltos que permite la energía volcada a divisar la tregua que ansiamos

Jaimito

Si no es tan fácil

Jaimito

Cómo se ve

que tenías madera de ministro ya de entonces

O andabas bien anticipando futuras rentas transparente a lo perentorio del trabajo espiritual en nuestra azarosa república

No es tan fácil

Juanito

acercarse a la vela y juntar los dedos mojaditos previamente y así nomás como dices juntar los deditos y apagar la llama

Sólo un Down

que gusta del buen Dios y sabe matar y morir como los hombres soltaría semejante lugar ramplón porque también llevas lo marcial en las venas

No es tan fácil

Jaimito

Paf y ya

las tres estrellitas que indican el fin

La larga lista de los créditos al talento comunitario Una nota técnica indigna del protagonista

Todos se levantan y dejan palomitas de maíz como minas sin explotar en el campo de batalla cinematográfico

No es tan fácil

Jaimito

cantar lo de Santa Teresa digo cantarlo a bocajarro con verismo de Puccini contagiado de la putería histérica como todo un San Juan también puto y venado

pero que tampoco anduvo con esa simpleza de lo fácil que es

Jaimito

Tras las rejas

Por supuesto que aquí se está mejor que en la cárcel nadie lo va a negar amplia geografía para morir en cualquier momento por lo general el menos idóneo que es siempre el mismo en que percibes la extinción

con ese ajá sólido y raquítico a la vez

Por supuesto que aquí se está mejor que en la cárcel allá la comida siempre era la misma acá no te aturden con esa gris repetición te dan el blanco más puro un tremendo respeto por el espacio personal del estómago

si quiere aire para desplegar los brazos se lo damos aunque con ello vaya estrechándose hasta abarcar un puño solo

Ça plus change

El problema es viejo y permanece

Quién labrará la piedra? Quién va a a posar como modelo? Quién va a cargar la piedra hasta el estudio maravilloso y exclusivo del gran escultor?

Quién publicará el catálogo razonado del destacado artista por supuesto una vez que haya muerto y sea fácil reconocer tanta grandeza? Tanta suerte ese acceso delicioso a mujeres desnudas núbiles y embriagadas por su innegable talento?

Quién en fin será feliz sujeto histórico? Quién solo un decorado útil madera para la mesa o carne de la industria agropecuaria?

El problema es viejo y permanece

Me pongo una falda y me veo preciosa

No lo hubiera podido creer de habérmelo contado Lao Tze o algún otro gran sabio de ojos tranquilos y larga barba blanca y descuidada

que fuera a ser testigo de esta vieja histérica y gitana que anda por ahí con un tapón de goma en las heridas temerosa de una hemorragia incontrolable y letal ya con jaquecas y ardor en la piel por la psicosomasis que la invade el tic del ojo derecho la pone más nerviosa y mira a todos lados en busca del amor puta barata

esta histérica que me escribe los poemas creyéndose Rosario Castellanos sabiamente enviada a Israel para allá inmolarse por la divinidad indiferente a las mil plegarias en el Muro Lamentable

que por lo demás sigue siendo gran atracción turística

Caveat emptor

Demasiada reflexión revienta el hígado Y lleva a esos rumbos desamparados Donde aún pasean los peripatéticos con sus fútiles lecciones

Ahora sin el agreste placer de los niños tonsurados Y su deseo euclidiano de catetos

Demasiada reflexión aprieta el torniquete de tal modo Que se gangrena lo poco que queda De ese órgano metafórico al que tanto se aferran las mujeres Cuando han aumentado siete tallas

Amordazado por seis mil millones de deseos que retruenan En caótica coordinación mientras Escarban los desechos postreros de una mina abandonada Hasta por los perros y sin techo

Amor verdadero

Llegó la hora de los desprecios

Cómo algo tan incompetente Sobrevivió hasta el día de hoy?

Escondido tras la falda verde de Pachamama

Oculto el mundo por la cortina de humo de un jefe de jefes celestial Escondido el lindo nene tras la trompa maternal dos toneladas de furia estrógena y los colmillos de marfil letales vedados hace años a los cazadores por decreto de la ONU

O en la copa de una palmera hacinado entre los cocos hongos en el áspero pelaje El párpado una lenta pausa en la espesa y húmeda matriz del bosque tropical

La estrategia ha sido un golpe accidental

La arena va cediendo al aire en ese angosto pasaje

Misiones imposibles

El burro no quiso cruzar el puente Posiblemente porque lo había volado un comando israelí En su búsqueda terca angustiante del último nazi Un sastre nonagenario que había sido el oficial Encargado de diseñar uniformes de gran impacto y estética irreprochable

Del otro lado del puente se quedó con la boca y otras partes hechas agua La burrita que le daba leche al baño de Cleopatra

Todo esto presenció desde la montaña escarpada El francotirador palestino mientras giraba la mira Los tres clics al oeste necesarios

Escápate a como dé lugar

Una fachada maya con su jeroglífico Un tucán presumiendo su más enfático perfil

Una leona madre enseña el arte de cazar a su cachorro

Hongos de sombrilla roja con puntitos blancos que brotaron raudos después del torrencial veraniego

Helechos como frondosas cabelleras y un macaco colgado de la cola

Un poco más allá el horizonte inmenso de un áfrica frondoso y lejano paisaje lejano del basurero metropolitano que es nuestro ámbito

todo esto a tres pasos imposibles de mi escritorio y sus múltiples ventanas abiertas hacia una pesadilla que lucra con motivo de un estado monopolista

ventanas que curiosamente no se abren hacia la expansión de libertad

sino hacia un hoyo negro cuya inmensidad devoradora me lanza hacia esta página

Lo contemporáneo

Vendado frente a su captor no sabe cuántos son ha escuchado el amartillar de un arma que no distingue si es revólver o escuadra

se atrapa a tiempo para ver el ridículo de la precisión a toda costa

y quisiera más bien poder olvidar el rostro de su madre cuando llegue la llamada y ella tenga que hacer otra al banco

y aún así escaparse la certeza

como él no ha podido

ni podrá

La botella y el mar

No tienes que escribirle encima los esperanzados mensajes que lleva el voyager en su viaje sideral

y causar tremenda decepción a los hombrecitos verdes de cuerpo translúcido e inmensa cabeza y esos ojos gatunos e inocentes del que ya encontró sustento para muchos años en seis mil millones de habitantes

The American Dream

Tuve un roce con la altura Me dejó un mareo y un tibio desquicio

De punta a punta del ala abarqué los mundos del prestigio

El silencio monumental La visión panorámica Más cerca de una nube que de cualquier nido

Las venas ocultas bajo copas innúmeras

El bosque una alfombra muelle

La actividad de los hombres reducida a su cósmica perspectiva

Tantas hormigas levantando pirámides a dioses que nunca existieron

Era el cóndor en la cordillera chilena

Se me hizo fácil seguir un día al halcón

Fue imposible evitar la inercia de su curva cerrada

Lo vi elevarse a él y al barranco donde terminé en una explosión sorda de plumas

Dos cabras mirándome atónitas Un grupo de ardillas de su vorágine de lúdica carrera congeladas muertas de risa señalándome con sus manitas de muñeca

Las hormigas ya empezaban a subir por el cogote entrándome a los ojos

muy abiertos en el desparpajo de esta muerte que aún no creo

A los colegas del verso hermético

Un campesino de Idaho se levantó un día cansado de esa rutina rústica de tierra y papas Hoy será un día distinto dijo para sí En un primer y leve acceso de la esquizofrenia Que algún día testamentaría a su hijo Volvió al cuarto donde su mujer ya se peinaba Le tocó el hombro izquierdo porque el derecho Después de una convivencia de veinte años había quedado reservado Para otro mensaje (a saber prepárame un café) Y la mujer se levantó y ocupó de nuevo el lecho conyugal De haber sabido los detalles médicos del procedimiento a su edad Y conocido el futuro Tal vez sí tal vez no hubiese prescindido de los servicios Pero nadie sabe de esas cosas

Nació el niño tema de esta gesta y muy precoz anunció Si no al mundo al menos en ese cuadernito que todo adolescente Tímido y nervioso como gacela en campo abierto y altos pastizales Que él a los treinta sabría más de poesía que cualquier otro Ser viviente y alfabetizado No se preguntó el pequeño de qué valdría tanto saber O si alguien en algún lugar le tomaría la apuesta y a su vez se lanzaría A la carrera erudita que estropea la cornea y mejora el bolsillo oculista Tal pronunciamiento digno de Alejandro Magno o cualquiera De los doce césares Fue desenterrado en un juicio por traición Al que el fiero adolescente fue sujeto cuando Su país ganó una guerra donde él jugó sus cartas en el lado opuesto Enamorado de los uniformes de corte italiano El histrionismo de algunos políticos Y las maneras refinadas de dos aristocráticos amigos

En una jaula lo tuvieron

A quien sin duda por aquel entonces sabía más que todo el mundo De la poesía cantada por los trovadores provenzales del sur de Francia Y de la escrita por el chino Li Po Aunque en realidad nadie llevó a cabo las medidas nadie Cotejó los logros Tal vez porque en esa época no era la moda realizar Tediosos estudios de campos longitudinales Ni aplicaciones del teorema de tendencia central Ni mucho menos tomar tan en serio Algo inocuo y admitamos más o menos ridículo y afeminado Como lo es la poesía en realidad

Es como quedarse viendo al arcángel Gabriel Afilar y afilar y afilar su magnífica espada de fuego

Pegarle al gordo

Los animalillos se pasean ansiosos De que sus signos no sufran una tergiversación

Pues son pocas las coincidencias entre la esperanza y la escasez Así como es otra geometría y no la que te enseñan en la escuela Donde las líneas paralelas con amor se unen

La dueña de un coño promiscuo sueña con el núcleo familiar Y el pilar de ese mismo núcleo sueña al pasear el carrito del bebé sobre el mármol del centro comercial con esa misma puta

Hay un lugar secreto de secreciones donde toda panacea se hace carne firme y hueso sin osteoporosis?

ese lugar de maravillas paradigmáticas por fortuna o por desgracia es el mismo de la lotería

es el mismo del asesinato

Positive Thinking

el payaso aquí no ríe y

el mimo

se la pasa dando más explicaciones que un catedrático miope

 

aquí no crece árbol alguno y las mujeres son todas bípedos tocinos sin la gracia esnob y lejana de un óleo colombiano

la fachada citadina está en ruinas

como la de un país balcánico

sin ese prestigio por supuesto que da estar en Europa

y ser secuela de don Tito

 

alzas la mano y la tienes rebanada

 

ha terminado la luna de miel para la clase media

 

se ha divulgado el secreto entre los pobres

brotan como girasoles macedónicos plantados por la industria alimentaria

hermosas imitaciones de la Muralla China

Ganarse el sudor

Comparado con la cárcel dijo el muchacho

este trabajo es excelente

luego movió el dedo índice hacia abajo e hizo clic en su ratón

La mano dura del calvinismo es también larga

y habita como un anélido instalado cómodo en su sede

estrujando el alma libertina del bonobo

la mezcla de la cruz y los impíos retentivos del esfínter

avalaron este mecanismo atroz para la fiesta y la sonrisa

y haciendo clic en mi ratón con ese mismo dedo izquierdo

ya no pude diferir

Pablito y yo

Llevamos Neruda y yo una larga conversa

Sobre su ineptitud aritmética Sobre mi talento matemático

Sobre el verso inepto que escribo Sobre su inmenso talento para acariciar la palabra Tan inmenso como su barriga

Y sin falta la charla deriva Como lancha sin remo Hacia lo que compartimos

La pasión viril por ver derretirse el helado de limón en su lindo cono de azúcar

A ambos nos gusta ser testigos de la gota fría que aventurera se desprende de la rígida y montonera indiferencia

Individualizándose

Abriendo una puerta húmeda Al régimen solar Los grados Celsius en aumento

donde se cuecen las habas

El amigo de Martí

Vuelan como cuervos en película De terror

Con su propósito macabro (y un tanto artificioso)

Saltan como diminuta ranita amazónica Verde y fosforescente en su veneno que concede gracia en diez segundos

Arquean el abdomen con su aguijón Puntiagudo y certero

Esa es la estructura de la inmortalidad

Mientras que acolchonados labios bótox

Linda muchacha católica

Mickey Mouse y Pluto en las sábanas Pantuflas con orejas de conejo

Traje y corbata y vestido de noche Y una hipoteca donde nace un niño y de adulto sigue el hilo

Es el polígono mortífero

Paciente cubierto solapado

No ve mi piel una gota de agua Hace dos semanas

Me gusta esa permanencia Que ya repercute en el contorno Esta seca decisión

Reverbera en el aire la onda polvorienta

Paciente cubierto solapado El rencor de la célula que no cede

Hace veintiún años hace más Años de los que tiene el sueño que busco

Un pediatra que aprendía de mí el inglés

Señaló dos puntos

aunque no te bañes

Tu cuerpo cambia cada día Dejando en ti un necrófilo betún de mitocondrias Andas cargando millones de muertos Como un cementerio ambulante

Como un tren de judíos camino a Treblinka Acaparador de minúsculos desechos Proa de buque sembrada de moluscos Cada quince minutos verifico en la entrepierna el soberano convencimiento la certeza del feromona ese perfume arrebatador una huella dactilar en los poros impolutos de un mundo higiénico

Mi Salvador

Cuando yo estaba gordito y usaba corbata italiana y en dos bancos guardaba un botín de guerra (o! nostalgia del pacífico) amé el arte de esa forma boba y fofa de todo burgués

De lejos y con la cartera ingresé a un posgrado en Bellas Artes Acumulé un catálogo impresionante

Y cuando leí el mágico manual de Salvador Dalí que explicaba que para ser pintor eximio solo eran necesarias tres maneras Una el arduo trabajo Dos ser español Y tres ser Salvador Dalí

Alguna madeja de deshilvanó y compré pinceles y las telas que clavé en todas las paredes de mi piso de soltero

Empecé a pintar usando el método de lo surreal

Y sucedió lo inevitable

Ingresé a la oligarquía del arte

Por la puerta grande

Y me sometí a los votos de pobreza

Posponiendo para un futuro alegre

La balanza que jamás me pesaría

Ni en esta

Ni en ninguna otra vida

El escalafón

Ay! Destino furris que me lanzaste al mundo afilado De ingenieros y sicarios abogados y sendos corporativos Con el arma roma de un solo sueño

La tontería total Y la gran pérdida de tiempo de ser poeta

Según los expertos después de dos décadas Debería ser yo un súperhacedor de la copla Una eminencia con mi espada de madera Mi caballito de acero trotando ligero en batallas del Peloponeso

El temido y melenudo león de la selva aún no biopatentada

Pero a mi paso ríe el otolaringólogo y me señala con el dedo meñique En franco albur Y el catedrático hace una mueca de asco Ante mi desdén por el Estado de Derecho

Y después de su masacre el humo de su cuerno aún Verticalizándose Mira en dirección mía el sicario que ha cumplido

Con su deber

Tira el cuerno y sigue su camino

Berlusconi es un destino

Un alto mando del ejército del Canadá

El primer ministro de un parlamento europeo

Y los incontables que aún no han sido atrapados con las manos en la masa

El puntiagudo vórtice de la pirámide Si bien no tiene espacio para muchos Lo tiene suficiente para armar los escándalos propios De la muerte y la pasión

Tiene un polígono ridículo en la cintura el cantado éxito

Sin duda cuando cuatro leonas derrochan fuerza y dan caza a una gacela ágil Y la destazan a pura mandíbula Triturando hueso y haciendo volar húmeros y coxales Hay ahí un éxito soberano que no admite una caricia No tiene resquicio de ternura No hay milímetro de ambigüedad

Como no la hay en la flaqueza de haberse postrado ante un altar des desprestigio y mordido la tragedia rica de la pérdida

Del comer directamente de la lata mientras te refugias bajo uno de los tantos puentes que arquean sobre el Sena huyéndole a los flics

Expectorante

Le has robado a los minutos suficiente campo Como para poblar una hora

Quita el corcho de la botella Y mira la extensión holandesa de tierra Que le has ganado al mar turbio

Apúrate el momento está hecho de antimateria Atraviesa el globo en un instante

El vino decantado lanza la ola hacia la atmósfera

Abre las alas etílicas cuya envergadura

No cabe por la ventana

Ponte un cojín en la nuca y disfruta El cruel espectáculo de un albatros ebrio dándose cocos en el marco

Será tu último acceso a la incoherencia

el día de hoy

Tu mujer llega a las seis Con su cucharadita maternal para tu dosis de despierta

En el nombre del, del y del

Hay un flujo óptimo durante el cual se percibe La visita de la palomita blanca que los artistas Del Renacimiento gustaban de pintar en una luz y rayos dorados

Es triste el aterrizaje del fármaco De capricho quattrocento a una pedestre hormona Un péptido imposible de metamorfosear en arte

Prosaico como el cutis de una fea Como las obligaciones fiscales

Un submarino inmenso izando un globo Estampado con la bandera de la ONU Amarrado de un hilito de pescar al periscopio

Popa y proa estancados en la cilíndrica trampa de un escusado El cuchillo de plástico necesario para cortarlo en pedacitos El fruncir de la nariz ante el nitrógeno

Y aguantar la respiración a pulmón lleno Llevar a cabo cortes precipitados Rodajas irregulares como una gran zanahoria cubierta de chocolate

Salir corriendo del baño Dar la bocanada de aire Y sentirse óptima paloma blanca y rayos de oro

Baghavad Gita

Me fue vedado el jardín solar

Las flores del pétalo sedoso

El fresco aroma de primavera

Los abejorros con su ronronear estival

Un pistilo erguido y en la punta la miel

El cielo claro y azul como pensamiento eficaz

Alguna grácil nube muelle

dejándose llevar

por los senderos invisibles del viento

Mi nacimiento ocurrió en una noche torrencial

en el ámbito distal del trópico

cuando te invoqué

ángel malévolo

leyendo tu aparente descripción

en esos siete sellos

de fama tan cinematográfica

Pensé que saldrías

como toda la parcela permitida

a esta mole informe

directamente de las páginas tan finas

de ese tosco libro misceláneo

al que tanto acuden

los más distraídos de nosotros

(me obliga un pudor muy lleno argumentar

que yo era joven)

Saltando como cabra del infierno

pensé que saldrías

con ese azufre perfumado

Grité toda la noche

Te llamé por todos los nombres que me dio una incipiente erudición

Los relámpagos y las gotas gordas del monzón

no cedían

Tú no llegaste

Mi decepción fue enorme

Pasaron décadas

y no fue sino hasta que leí el Baghavad Gita

que supe la razón

por la cual no habías llegado

ángel hermoso

Invasiones norteamericanas

Te engañas si ves en su participación un afán cívico No hay tal en la mente de un anarquista estricto Te engañas por igual si no reduces al término inmediato de la vanidad el circular constante en la pasarela bajo el ojo vivo de la cámara

Es mínimo el equipo ornamental que necesita Ese mono que mudó el pelaje hirsuto por el bronceador No estará bien despejada la fórmula El maestro no te dará puntos por trabajo a medias Sobran paréntesis y las variables pueden reducirse más

Pero estás más cómodo en la profusión de los signos como Imelda Marcos y los zapatos amontonados en una madriguera de conejos más vale casa amueblada bajo llave tuya que un bosque tupido y sin rejas

Lo concedo por sencillo eso de la permanente ceguera Pero no tendrás en mí a un discípulo de ese producto caduco que nos vendes con moño en cruz (es increíble y no la insistencia de ese tema

moribundo

como el más sellado de los alimentos industriales)

con colores de un clan al que nos dices pertenece la frágil estructura de tu yo

y el nuestro

un nosotros en el que no caigo en cuenta porque nunca he visto a ningún pariente tuyo en mis entierros

Freedom and death

Te van dejando cada vez menos alpiste Y pronto por la regla de aquel ruso No necesita cadena el elefante

Solito se queda en su sitio Esperando el látigo para lamer la mano Hasta la hora te puede dar de lo preciso del castigo El minuto cronometrado cuando por razones De tu inconveniencia te olvidas de recetarle su pildorita

Más conmovedor cuando amaestrado se niega A engullir la semilla seca que le dejas sobre el periódico de ayer

Entonces abres la puerta de la jaula y el incauto Encantado echa al vuelo y antes de darse cuenta

Ha volado diez kilómetros No sabe cómo regresar Su Garibaldi por demás ya tiró a la basura esa casa metálica

No sabe dónde encontrar alpiste Se acerca la noche Y ya puede ver la silueta de un ave Cuyas cortas alas no reconoce Pero le aterra el gancho del pico

Quemar los puentes

El destino cierra todas las puertas

Curiosamente obedeciendo a la abstracción De ese niño huérfano que en la escuela Resolvía factoriales sin saber el nombre

Empero es necesario decir Que el nombre es pura descripción Comodidad digamos más que ley

Así el destino no se cierra como puerta De mujer que en el pasado fue presa de un amor violento Como el portazo con el que despídese de ti

Solo se cierra por tener una bisagra

Es posible entonces que el destino no se cierre

Es una compuerta que conduce cada vez más lejos

De la página y maquillaje de la sección de sociales

Loca de barrio

A esta histérica antigua aficionada A la Crítica de la razón pura Una sola vuelta de tuerca basta Para que grite desesperada Lanzando hacia el infinito Hormonales ruidos y perturbando a los Boditsavas

Los decibeles de un horno convexo Son parteaguas suficiente

Esta histérica de largas uñas pintadas Con estrellitas de varias constelaciones Y frases hechas y amorosas En la brillante superficie seductora del arma blanca Para enfrentar el embiste horizontal

Le tira besos a todos los guapos Mientras repasa frases de Oscar Wilde Con las que insultar a la autoridad Que bien puede encerrarla por arpía

La excita horrores la posibilidad de transgredir Sobre todo ahora que tiene La tuerca ya casi en la sien Tan apretada

Una vuelta más y le sangra la nariz por la ventana izquierda

Los presocráticos

Antes de cocerse en la cazuela La liebre había ganado una carrera corta Entre mallas que habían colocado ahí Parménides Y un discípulo suyo

Parménides había querido refutar ciertas ideas de un colega ateniense

al probarse a sí mismo y a su acólito lo que siglos después probaría con menos aparato Hume al patear la piedra del camino al púb

Agarró la liebre de las largas orejas Como se agarra de la culata un eme dieciséis

Los ojos rojos del bicho adquirieron rasgo asiático

Se la dio a la cocinera Una esclava guapa ganada en la última guerra del Peloponeso

La esclava era muy joven y atractiva Piel canela y ojos verde mar Egeo

Tanto ella como él dieron su estocada a la vez Ella pelando la liebre

Parménides se regocijaba Con lo que le había dicho Anaximandro Sobre las habilidades del rapaz

Sin pensar en lo escabroso del diseño En los albores de la metafísica

Guttenberg no tuvo nada que imprimir

Ya no importa el tamaño de la hoja Tanto Eva como Adán han envejecido

Y no hay hoja que crezca en los jardines de Arcadia Que pueda cubrir semejante vergüenza

Ni siquiera la inmensa ala del arcángel Impresionante como un Boeing con destellos alumínicos que ciegan Y siempre ese misterio de cómo un objeto tan pesado Puede elevarse por los cielos Si uno ignora por supuesto al aguafiestas de Bernoulli

Adán y Eva caminan por el trillado sendero de un jardín desolado

Mirando el Árbol del Conocimiento con indiferencia Pues la serpiente nunca dijo nada

Por el desprecio inmenso que siempre sintió por los mortales

Por qué da miedo la noche

Has cubierto de flores de alegres colores Esa bosta de vicuña chilena traficada Con el consentimiento de los federales

Has aprobado la campaña publicitaria Que trata de reducir el aspecto negativo De usar un frontispicio y dos columnas neorromanas En un techo de dos aguas que proteje a un analfabeta

En la llana lista de herramientas básicas No entra a menos que sobornes Al custodio apático que las resguarda

Pero él mismo teme por su rango y usa Recursos antidóping para alejar los descuidos

La suerte está echada el dado cargado contra el sueño del plebeyo

Muy pronto si no ya a los que protegía La minusvalía de un aporte físico disminuido Serán llamados a entregar el kilo sólido de carne O plasmáticos desechos

Como si por la noche nos hubiesen mudado sin decirnos A una ciudad poblada por vampiros