You are on page 1of 4

Gestión Cultural Luján

http://gclujan.zoomblog.com

Seguimiento de noticias acerca


de la bisexalidad en la juventud.
Diario Clarin (Argentina)

TRABAJO DE PSICOLOGOS DE CHICAGO Y TORONTO


Un nuevo estudio pone en duda la existencia de la bisexualidad
06.07.2005 - Clarin -

Valiéndose de un sensor se midió el nivel de excitación sexual. Aquellos hombres que decían
ser bisexuales serían en realidad homosexuales que no quieren poner al descubierto su
verdadera identidad.
THE NEW YORK TIMES. ESPECIAL
Alguna gente se siente atraída por las mujeres. Otra, por los hombres. Y alguna, por ambos
sexos, si es que debemos darles crédito a Sigmund Freud, al doctor Alfred Kinsey y a
millones de bisexuales confesos. Sin embargo, un nuevo estudio echa ahora un manto de
duda sobre si la verdadera bisexualidad existe realmente, en los hombres al menos.
Este estudio, de un equipo de psicólogos de Chicago y Toronto, confirma las teorías de todos
aquellos que se muestran escépticos desde hace tiempo respecto de la posibilidad de que la
bisexualidad sea una orientación sexual clara y estable.
Según estos profesionales, la gente que se considera bisexual es homosexual por lo general,
aunque se muestra ambivalente respecto de su homosexualidad o simplemente no quiere
divulgarla. "Uno es gay, heterosexual o está mintiendo", tal como lo definieron algunos
hombres homosexuales.
En este nuevo estudio, un equipo de psicólogos midió los niveles de excitación obtenidos en
respuesta a imágenes de hombres y mujeres. Los psicólogos descubrieron que los hombres
que se consideraban bisexuales se excitaban en realidad con un solo sexo, el masculino.
Este estudio es el más amplio de varios otros de menor importancia que sugieren que cerca
de 1,7 por ciento de hombres que se identifican en los Estados Unidos como bisexuales
muestran patrones de atracción física que difieren sustancialmente con los deseos que
expresan públicamente.
Muchos otros investigadores que tuvieron acceso a este nuevo estudio, que aparecerá en la
publicación Psychological Science, comentaron que tendría que ser repetido con cantidades
más grandes de bisexuales antes de sacar conclusiones claras.
En el experimento, psicólogos de la Universidad del Noroeste (en los EE.UU.) y del Centro
para la Adicción y la Salud Mental de Toronto, Canadá, se valieron de avisos en diarios para
gays para reclutar a 101 hombres adultos jóvenes.
Treinta de ellos se identificaron como bisexuales; treinta, como heterosexuales, y treinta y
ocho, como homosexuales.
Los participantes, que se sentaron en una sala de laboratorio, comenzaron a ver luego una
serie de películas eróticas, con mujeres solamente —algunas— y otras con hombres.
Valiéndose de un sensor que midió su nivel de excitación sexual, los investigadores
descubrieron lo que esperaban ver en realidad: los homosexuales daban señales de excitación
con las imágenes eróticas entre hombres y muy poca con las de mujeres. Y los
heterosexuales se mostraban excitados con las mujeres pero no con los hombres.

Grupo de documentos: Juventud y Tendencias 1/4


Gestión Cultural Luján
http://gclujan.zoomblog.com

Los hombres que participaron de este estudio que se autocalificaron como bisexuales no
mostraron patrones de excitación que coincidieran con la atracción que decían sentir por
hombres y mujeres por igual. Tres cuartos de ellos mostraron en cambio patrones de
excitación idénticos a los de los gays.
Desde por lo menos mediados del siglo XIX los científicos conductistas notaron la atracción
bisexual en hombres y mujeres y debatieron su lugar en el desarrollo de la identidad sexual.
Algunos, como Freud, llegaron a la conclusión de que los seres humanos son naturalmente
bisexuales.
Y en sus estudios sobre sexo de la década del 40, el doctor Alfred Kinsey descubrió que
muchos hombres casados, heterosexuales a nivel público, admitían haber tenido sexo con
otros hombres.
TRADUCCION: Silvia S. Simonetti -http://www.clarin.com/diario/2005/07/06/sociedad/s-
03901.htm

POLEMICA AFIRMACION DE UN PRESTIGOSO ONCOLOGO ITALIANO


"El mundo del futuro será bisexual"

La conclusión se basa en que se atenúan cada vez más las diferencias entre hombres y
mujeres.
26.08.2007 - Clarin - Julio Algañaraz - ROMA CORRESPONSAL
jalganaraz@clarin.com
Dentro de por lo menos tres generaciones, el mundo evolucionará claramente hacia un
"modelo único" en el que predominará la bisexualidad. Lo afirmó, levantando un revuelo, el
oncólogo Umberto Veronesi: 81 años espléndidos, varios matrimonios y media docena de
hijos, que es uno de los más famosos científicos de Europa. Veronesi está terminando sus
vacaciones en el mar y no se tiró atrás cuando varios medios de prensa italianos le pidieron
evocar un tema que ha formado parte de la movida veraniega europea en playas y salones.
Al diario "Il Reformista", el gran especialista en cáncer -candidato al premio Nobel que casi
todos los años viaja a la Argentina a dar conferencias-, le dijo que "se atenúan las diferencias
entre hombres y mujeres". El hombre no debe luchar como antes por la supervivencia suya y
de la especie y produce, por tanto, menos hormonas andrógenas. La mujer, que vive una
revolución que la afirma cada día en nuevos roles, también "hace" en su organismo menos
estrógenos. "Los órganos de la reproducción se van atrofiando lentamente", explica.
Abruptamente está en cuestión la famosa, mítica frase: "Yo Tarzán, tu Jane", que la literatura
y el cine convirtieron en el paradigma de los tradicionales géneros sexuales. Ahora, con el
desarrollo de la fecundación artificial y las clonaciones, el sexo no es el único camino para la
procreación. Hay que recordar las hipótesis científicas y de ciencia-ficción que pronostican
que antes de un siglo quienes quieran hijos propios harán fecundaciones artificiales y serán
eficaces incubadoras -hoy consideradas fantásticas- las que se encargarán en nueve meses de
tener maduro y listo para sus padres a lo que en nuestros días llamamos un recién nacido.
Veronesi cree que el sexo seguirá siendo una realidad pero "como gesto de afecto y no como
vía a la reproducción". No será ya importante si elegimos hacerlo con una persona del
mismo sexo o no. ¿El resultado? Una creciente realidad del "modelo único" bisex. Pero ¿será
así "professore"?
Esta vez, la pregunta le fue formulada a Veronesi por el "Corriere della Sera" de Milán, la
ciudad donde el científico dirige el Instituto Oncológico Europeo, un centro de lucha contra
el cáncer de prestigio mundial. Con una sonrisa, pero partiendo de bases científicas, Veronesi

Grupo de documentos: Juventud y Tendencias 2/4


Gestión Cultural Luján
http://gclujan.zoomblog.com

responde que la bisexualidad "será el precio a pagar por la evolución natural de la especie
humana. Y creo que el precio es positivo".
El "professore" sostiene que las mujeres han asumido, en las últimas dos décadas, roles cada
vez más activos en las sociedades y esto lleva "a atenuar las diferencias sexuales. Tendremos
hombres menos viriles y mujeres más masculinas. Desde el fin de la Segunda Guerra
Mundial, la vitalidad de los espermatozoides ha caído a la mitad", afirma.
La sexóloga Chiara Simonelli, docente en la Universidad La Sapienza de Roma, entrevistada
también por el "Corriere", apoyó la perspectiva de Veronesi. "Habrá una mayor libertad de
los estereotipos y los prejuicios. El fenómeno está en sus comienzos. Para que tenga más
consistencia deberemos esperar otras dos o tres generaciones".
Veronesi dice que la revolución ya comenzó, es biológica y cultural. "Los cambios de
mentalidad y las evoluciones genéticas son fenómenos que se influencian entre sí".
Eva Cantarella, que ha escrito un libro sobre la bisexualidad en las sociedades antiguas,
afirma que antes "no había posibilidad de tener relaciones sexuales eligiendo con quién, sino
respetando determinadas reglas, concedidas sólo a los hombres". Dice que los hombres
adultos podían tener relación con jóvenes "pero sólo manteniendo el rol activo". Los
jóvenes, cuando se hacían adultos "abandonaban el rol pasivo". ¿Y las mujeres? "Mujeres y
madres. Sólo amor conyugal".
http://www.clarin.com/diario/2007/08/26/sociedad/s-04201.htm

Tribus urbanas, bisexualidad sin pudor


23.11.2008 BUENOS AIRES, (UPI) -- Para los adolescentes de las nuevas tribus urbanas,
los tabúes sexuales no existen y cada vez son más los chicos y las chicas que confiesan su
bisexualidad, dice Clarín. En un informe sobre el fenómeno de la llamada "Generación B",
sostiene que los integrantes de las nuevas tribus urbanas expresan su bisexualidad
abiertamente, y aún la confiesan a sus padres y las chicas tienen aspecto de chicos y ellos de
chicas. Algunos expertos dicen que es más una moda, es una actitud definitiva frente al sexo,
afirma Clarín.
Quienes estudian el fenómeno social coinciden en que está más de moda expresar la
bisexualidad que el ser bisexual. Por ejemplo, el 18 de noviembre la Comunidad
Homosexual Argentina presentó una guía de consejos para "salir del closet" en el Colegio
Nacional Buenos Aires.
"Con una marca posmoderna, y una sociedad más permisiva. Estos chicos no están
confundidos. Prueban y juegan. Es ensayo y error", justifica Isabel Boschi, presidenta de la
Federación Sexológica Argentina.

COSTUMBRES: UNA REALIDAD QUE ABARCA A CHICOS DE 14 A 18 AÑOS


En las nuevas tribus urbanas la sexualidad se vive sin tabúes
Clarín – 23NOV2008

Son la "Generación B", que expresan su bisexualidad abiertamente. Las chicas tienen
aspecto de chicos y ellos de chicas. Para algunos expertos es más una moda que una actitud
definitiva frente al sexo. Y que en el futuro puede cambiar.
Por: Guillermina De Domini
Pá, tengo un problema: me gustan las chicas y los chicos", dice que le confesó. David C. (18
años), recién llegaba a su casa en Caballito. Había estado en "la Plop", una fiesta que

Grupo de documentos: Juventud y Tendencias 3/4


Gestión Cultural Luján
http://gclujan.zoomblog.com

organizan en el Teatro Fénix en Flores, al que las nuevas tribus urbanas suelen ir los viernes
y sábados. Es la última "onda".
Cuenta que esa noche se "chapó" a tres mujeres y a dos varones. "No fue la primera vez,
pero fue récord", bromea. Y vuelve: "¿Qué me dijo mi papá? Se quedó callado. Se lo fue a
contar a mi mamá y no me hablaron por una semana. Después, me dijeron que si a mí me
hacía feliz, estaba todo bien". David es uno de los tantos adolescentes de las nuevas tribus
urbanas de entre 14 y 18 de años de la "Generación B", que se define como bisexual o que
admite que "le da lo mismo, que besa o 'curte' con la persona que le atrae sin importar su
sexo". Clarín lo comprobó charlando con chicos floggers y recorriendo los boliches gay
friendly y otros igualmente permisivos, donde -dicen- experimentan esa curiosidad que
sienten por tener relaciones sexuales con una persona del mismo sexo y del opuesto.
Los expertos coinciden en que está más de moda expresar la bisexualidad que el ser
bisexual. Tanto, que el 18 de noviembre la Comunidad Homosexual Argentina (CHA)
presentó una guía de consejos para "salir del closet" en el Colegio Nacional Buenos Aires.
Lo organizó la comisión de diversidad del Centro de Estudiantes.
Para los adolescentes de las nuevas tribus, los tabúes no existen. No hay blancos ni negros. Y
todos aseguran que cada vez son más los chicos y las chicas que confiesan su bisexualidad y
la viven con naturalidad, sin miedos ni prejuicios. Y hasta se animan a decirle a sus padres,
que, a su vez, hacen un mayor esfuerzo por entender. O al menos, eso dicen los chicos.
Adriana Arteaga, psicóloga del equipo de sexualidad adolescente EPSYCO, afirma que la
bisexualidad no es un enfermedad. "No hay estudios científicos que lo comprueben.
Tampoco se sabe si es genético o psicológico". Y explica porqué: "Es una condición natural
del hombre". Isabel Boschi, presidenta de la Federación Sexológica Argentina, lo detalla:
"Las dudas sobre la sexualidad existieron desde siempre con marcas de la época. Sólo que
ahora se ven más con las nuevas tribus porque son más libres para hablar de su sexualidad.
Con una marca posmoderna, y una sociedad más permisiva. Estos chicos no están
confundidos. Prueban y juegan. Es ensayo y error. Llaman la atención. Son las nuevas
actitudes revolucionarias del adolescente".
Daniel Jones, investigador del grupo de estudio sobre sexualidad del Instituto Germani,
también habla de una revolución, pero sexual y futura. "Los chicos se animan a expresar una
sexualidad distinta en la medida que hay mayor disidencia. Dicen bisexuales para la mirada
de los adultos, que necesitan un nombre porque no entienden. No pasa sólo en las tribus
urbanas". Para Alejandra Landoni, presidenta de Asociación Prisma, está potenciada por las
nuevas tribus porque expresan mucho su androginia. "Ellas parecen chicos: usan ropa
holgada, pelo corto y no les importa cuidar su peso. Y ellos parecen chicas: son muy
delgados y usan ropa ajustada, pantalones chupines, remeras al cuerpo, el pelo largo
planchado y usan cremas y se maquillan porque les importa el cuidado de la piel", describe.
Hugo Marietan, psiquiatra de adolescentes, dice: "Es por apariencia o curiosidad no porque
les guste estar con una chica o un chico. Después es muy probable que se arrepientan". No es
el único que mira a futuro. Jones asegura "que las chicas se animen a explorar más allá de la
heterosexualidad no significa que la bisexualidad y la androginia sean el destino de estos
jóvenes. No todos los adolescentes y jóvenes que mantienen relaciones sexuales con
personas del mismo sexo son gays o lesbianas".
http://www.clarin.com/diario/2008/11/23/sociedad/s-01808502.htm

Grupo de documentos: Juventud y Tendencias 4/4