You are on page 1of 1

12 LA VANGUARDIA INTER NACIONAL MARTES, 25 NOVIEMBRE 2008

L A T ORR E D E L AS HO RA S Pilar Rahola

El corazón partido de Venezuela
M
irándose en el retrato nicipios caraqueños–, y la mismísima nifica la revolución si no hay leche en
que Basil Hallward le Alcaldía Mayor de Caracas. Los tres de- un país tremendamente rico? Por su-
pintó, Dorian Gray no partamentos suman casi 10 millones de puesto, mientras tanto, la riqueza de los
veía reflejado su atrac- habitantes, de los 28 que tiene Venezue- oligarcas del régimen chavista crece de
tivo, sino el paso in- la. Si añadimos que dos estados, Táchi- forma desmesurada, emulando la reali-
flexible de los años, que destruía, arru- ra y el industrial Carabobo, están en em- dad de los países de sus amigos de estra-
ga tras arruga, su ideal hedonista. Cual pate técnico, podemos concluir que la tegia, como Ahmadineyad o Fidel o el
venganza del tiempo sobre los engaños victoria de Chávez se parece mucho a recientemente incorporado Putin. Qui-
de la vida, Oscar Wilde nos recordó, una sensible derrota. zás lo único a favor de Chávez en rela-
con su retrato, que detrás de los sueños A pesar de su verbo gótico y de sus ción con ellos es que la oposición no ha
de las grandes vanidades, asoman, in- aires de matón de esquina, amenazan- sido definitivamente aplastada, a pesar
flexibles, las pesadillas de la verdad. do a tirios y troyanos, puede que Chá- de las presiones, persecuciones y cierre
Probablemente Hugo Rafael Chávez vez esté más herido de lo que aparenta.
Frías, el ruidoso presidente de Venezue- No olvidemos que también perdió su
la, debe poseer muchos retratos de su
altivo porte, no en vano es el gobernan-
propio referéndum, ideado fundamen-
talmente para perpetuarse en el poder.
Qué significa la revolución
te que más tiempo dedica a su ego. Pe- ¿Falla la revolución bolivariana? ¿O lo si no hay leche mientras
ro, a diferencia de Dorian Gray, Chávez
no debe sufrir el reflejo de sus miserias,
que ocurre es que la retórica revolucio-
naria ya no se percibe como un ideal de
la riqueza de los oligarcas
cuando se observa en ellos. De hecho, si justicia social, sino como pura entele- chavistas crece sin mesura
existiera un retrato así, ya habría sido quia demagógica? Puede que engañe a
considerado contrario a la revolución algunos despistados de la izquierda pos-
bolivariana, y destruido como agente revolucionaria, pero los datos son con- de medios que sufre. Pero también es
del Gran Satán. Sin embargo, algo del HAROLD ESCALONA / EFE tundentes y hablan de corrupción gene- cierto que la sociedad venezolana es
retrato de Wilde palpita en la oposición Hugo Chávez en la noche electoral ralizada, tráfico de influencias, inseguri- mucha Venezuela. Nuevo revés, pues,
venezolana, elección tras elección. dad y hambruna en muchas zonas del para los sueños napoleónicos de Chá-
Mientras Chávez inunda los micrófo- dad, inflación fuera de control, caóticas país. Como escribió Hugo Mario Cárde- vez. ¿Será ello un freno a su intervencio-
nos con toda suerte de discursos auto- infraestructuras y corrupción sin medi- nas en El País de Colombia, “Venezuela nismo en Latinoamérica y a su demago-
complacientes, que confunden al país da”. Y esos problemas deben de haber es un rico que se muere de hambre”. gia? Seguramente no, porque cuanto
con el gobierno, al gobierno con la per- sido decisivos en los resultados de las “No importa si pasamos hambre y tene- más le interpela la dura realidad, más
sona y a la persona directamente con elecciones. Chávez gana en la mayoría mos que andar desnudos, lo importante se inventa un mundo paralelo. Es lo de
Dios, la oposición le refleja su lenta pe- de los estados, pero pierde las zonas es defender la revolución”, esgrimió Dorian Gray y su retrato. Con la diferen-
ro persistente debilidad. Joaquim Ibarz más decisivas del corredor electoral: el Chávez en una de sus bravuconadas, an- cia de que Chávez no lo mira, para no
escribía el domingo que “después de estado de Zulia, con sus reservas de pe- te un informe de los organismos alimen- ver en él su decadencia.
diez años de prédica revolucionaria, au- tróleo y de gas; el importante estado de tarios. Pero, resultados en mano, pare-
mentan los problemas de alta inseguri- Miranda –que incluye cuatro de los mu- ce que sí importa, no en vano, ¿qué sig- www.pilarrahola.com