You are on page 1of 3

25.

Piotr Illich Tchaikovski “El Cascanueces”. Ballet en dos actos (Acto II. Danza del hada de caramelo)

Esta obra esta situada en el Romanticismo que se gestó gracias al movimiento cultural Stum und Drang en XVII y que significo una revolución en contra del clasicismo ya que su carácter era sentimental y totalmente contrario al del clasicismo. Lo que se buscaba era expresarse subjetivamente y sobre todo expresar los sentimientos. Respecto al carácter musical encontramos unas salas de concierto totalmente incómodas que no conseguirán el aspecto contrario hasta 1860. El director de orquesta, aunque ya estaba presente antes, en esta etapa consigue mucha mas importancia por lo que siempre estará presente con su batuta en el atril del primer violín. En lo relacionado con los músicos, buscan una libertad expresiva caracterizada por: • la ruptura de los esquemas del clasicismo • satisfacer musicalmente a una mismo • expresión de sentimientos del autor Tratan temas como la naturaleza en paisajes inhospitos, oscuros o nocturnos muy lejos del bucolismo, tambien optan por el amor de una amada ideal e inalcanzable. Sufren el llamado “mal de siglo”, que es un ambiente pesimista y melancólico sufrido por los compositores. Su refugio, la música. Las características musicales destacan por una melodía apasionada e intensa llena de cambios de ritmo, buscando así los extremos en la dinámica y toda gama de matices e intensidades. Las frases melódicas son complejas e irregulares. Viendo todo esto no es de extrañar que el virtuosismo fuera abundante y mas buscado que anteriormente. Para ello los compositores eran muy explicitos con sus partituras y se debían seguir totalmente.

El autor de esta obra es Piotr Ilich Chaikovski. Tambien compuso El lago de los cisnes, la Obertura 1812, la obertura-fantasía Romeo y Julieta, el Primer concierto para piano, el Concierto para violín, sus sinfonías Cuarta, Quinta y Sexta y la ópera Eugenio Oneguin. Nacido en una familia de clase media, la educación que recibió Chaikovski estaba dirigida a prepararle como funcionario, a pesar de la precocidad musical que mostró. En contra de los deseos de su familia, decidió seguir una carrera musical y en 1862 accedió al Conservatorio de San Petersburgo, graduándose en 1865. La formación que recibió, formal y orientada al estilo musical occidental, lo apartó del movimiento contemporáneo nacionalista conocido como el «Grupo de los Cinco» conformado por un grupo de jóvenes compositores rusos, con los cuales Chaikovski

mantuvo una relación profesional y de amistad a lo largo de su carrera. Mientras desarrollaba su estilo, Chaikovski escribió música en varios géneros y formas, incluyendo la sinfonía, ópera, ballet, música instrumental, de cámara y la canción. A pesar de contar con varios éxitos, nunca tuvo mucha confianza o seguridad en sí mismo y su vida estuvo salpicada por las crisis personales y periodos de depresión. Como factores que contribuyeron a esto, pueden mencionarse su homosexualidad reprimida y el miedo a que se revelara su condición, su desastroso matrimonio y el repentino colapso de la única relación duradera que mantuvo en su vida adulta: su asociación de 13 años con la rica viuda Nadezhda von Meck. En medio de esta agitada vida personal, la reputación de Chaikovski aumentó; recibió honores por parte del Zar, obtuvo una pensión vitalicia y fue alabado en las salas de conciertos de todo el mundo. Su repentina muerte a los 53 años suele atribuirse generalmente al cólera, pero algunos lo atribuyen a un suicidio. A pesar de ser popular en las audiencias de todo el mundo, Chaikovski recibió a veces duras críticas por parte de críticos y compositores. Sin embargo, su reputación como compositor de importancia es hoy en día segura,y ha desaparecido por completo el desdén con el que los críticos occidentales a principios y mediados del siglo XX catalogaban su música como vulgar y falta de pensamiento.

Esta audición pertenece a El cascanueces que es un cuento de hadas-ballet en dos actos y tres escenas, compuesto en 1891–1892. Chaikovski puso música a la adaptación de Alejandro Dumas (padre) del cuento El cascanueces y el rey de los ratones, de Ernst Theodor Amadeus Hoffmann (puesta en escena por Marius Petipa y encargado por el director de los Teatros Imperiales Iván Vsevolozhski en 1891). En los países occidentales El cascanueces se ha convertido quizá en el más popular de todos los ballets, principalmente representado en Navidad.

Chaikovski hizo una selección de ocho de los números del ballet antes de su estreno en diciembre de 1892, formando La suite de El cascanueces Op. 71a, concebida para tocar en concierto. La suite se tocó bajo la dirección del compositor, el 19 de marzo de 1892, con ocasión de una reunión de la sucursal de San Petersburgo de la Sociedad Musical. La suite se volvió popular desde entonces, aunque el ballet completo no logró su gran popularidad hasta los años 1960.
Se dice que durante la composición de la música del ballet Chaikovski discutió con un amigo, quien apostó a que el compositor no podría escribir una melodía basada en las notas de la octava en secuencia. Chaikovski le preguntó si importaba que las notas fueran ascendentes o descendentes, a lo que le respondió que no. Esto dio lugar al Grand adagio del Grand pas de deux, en el segundo acto, el cual se suele bailar después del Vals de las flores.

El argumento es un productobastante romántico en el que el sueño fantástico de la protagonista convierte al muñeco Cascanueces en un príncipe, con elque viajara a la tierra de nunca jamás, donde los dulces pueden volar... Nuestro fragmento se sitúa cuando Clara, el Cascanueces y Drosselmeyer llegan al Reino de los Dulces donde los recibe el Hada de Azúcar, su Caballero y el resto de los dulces. Concretamente despues de una danza española, identificada a veces con el chocolate, una china, a veces con el té, una árabe, caféy va seguida de el Vals de las Flores. Pero las danzas en el Reino de los Dulces no siempre siguen el mismo orden. Musicalmente el protagonismo lo asume un instrumento recientemente inventado: la celesta. El timbre claro de este instrumento y el ritmo mecánico de “caja de música” contrastan con los “gruñidos” mas oscuros y menos medidos del clarinete bajo. En el

mediohay una pasaje en la que el viento madera y la cuerda toman el papel protagonista, dejando a la celesta en segundo plano.