You are on page 1of 9

El uso de las reglas de experiencia

SUMARIO: Introducción al tema. Diferentes sistemas referentes a la valoración de la prueba. Reglas de la experiencia: definición, alcances. Problemática dentro del ámbito de las reglas de la experiencia. Conclusión.

Introducción

Las reglas de la experiencia son un tema poco observado pero a su vez fundamental para el ámbito del derecho procesal ya que se insertan en el campo de la valoración de la prueba. Como dice el Dr. Perfecto Andrés Ibañez1, las máximas de la experiencia nos colocan en un ámbito que no estrictamente procesal, sino que están en el campo de la epistemología, y menciona que la doctrina ha hecho de estos temas una suerte de res nullius: los ha abandonado, no son objeto de reflexión aunque sí son objeto de uso y con frecuencia irreflexivo. Por todo lo expuesto, es muy interesante hacer una somera introducción a la cuestión y tratar de ver algunos de sus inconvenientes.

Diferentes sistemas referentes a la valoración de la prueba

Sistema de las pruebas legales: en éste, la ley señala al juez, la eficacia que tienen ciertos medios de prueba, o bien le indicará como se tiene por probado un hecho, el legislador estaría razonando por el juez y le da a este último ese razonamiento como una imposición legal, el juzgador sólo tendrá que limitarse a verificar si las pruebas tienen los recaudos impuestos legalmente para tener por probado el hecho. Como dice Devis Echandia2 estas normas consagradas en la tarifa legal, son reglas lógicas y de experiencia, pero recogidas por el legislador de forma abstracta, o sea que son la lógica y la experiencia del legislador y no la del juez ni la del abogado litigante. “Quizás en

1 2

http://www.icdp.org.co/esp/congreso/congreso29.html Devis Echandia Hernando: Teoría general de la prueba judicial, pág. 301

también debe juzgar según lógica y experiencia. 82 Claria Olmedo Jorge A. también lo hace Vélez Mariconde5. 151 última parte que: “la sola denuncia no basta para detener a una persona”.. Edición. editorial Abeledo Perrot. no hay que dejar de tener en cuenta que en la actualidad también encontramos resabios del sistema de la prueba tasada. inclusive su intuición que no está en condiciones de ser confrontada por los interesados. Las libres convicciones: algunos creen que la sana crítica es la categoría que se o pone al sistema de las pruebas legales (posición dualista) y para otros sería una categoría intermedia (posición trialista y mayoritaria) ya que el sistema de las libres convicciones sería el otro extremo. Editorial Lerner. Otros autores en cambio consideran que no existe la posibilidad de admitir el sistema de las libres convicciones con estas notas tan extremas y que en definitiva. como cuando la Ley de Partidas establecía que el testimonio de la mujer no era en principio admitido porque se suponía que tenia menor “seso”. Quienes sostienen que el sistema de las libres convicciones se encuentra en un extremo. se vulneraria el derecho de defensa que consagra la Constitución Nacional art 18.361 . 2da. Tomo II actualizado.307 5 Vélez Mariconde. salvo si fuera en cuestiones que se suscitaran en lugares a los que solo tenían acceso las mujeres. porque en definitiva el juez de las libres convicciones. por ejemplo en nuestro CPPBA cuando establece en su art. año 1969. si echamos una mirada encontramos infinidad de ejemplos e incluso algunos de ellos nos darían gracia. pág. año 1964. editorial Rubinzal Culzoni. quien por cierto explica las clasificación de acuerdo a la evolución y dice 3 4 Eisner Isidoro: La Prueba en el Proceso Civil. pág. año 2001. Derecho Procesal Penal. Pero aunque este ejemplo sea uno de los más ridículos. lo consideran así porque implicaría un modo de valorar la prueba de modo discrecional por el juez. visto este sistema de una forma tan límite lleva a concluir que el juez podría apreciar los hechos de manera caprichosa o arbitraria. porque faltaría el control de la partes. Derecho Procesal Penal. el juez podría utilizar su saber privado. Claria Olmedo4 asimila la libre convicción a la sana critica. de ser esto así.pág.aquella época no se confiaba demasiado en la libertad de juicio del juez y preferían que sea el legislador el que ya le dé pensadas las soluciones”3 Este sistema era usado en la antigüedad. “libres convicciones” es una forma de hacer referencia al sistema amplio de valoración de la prueba que se suele conocer como sana critica. Sistema de la sana critica.

que en el derecho antiguo y en el régimen del jurado popular no existen previsiones acerca del método valorativo. 363 Couture J. se permite que el juez juzgue según su íntima convicción y posteriormente le impone el deber de motivar la sentencia. “…la lógica se impone como antorcha que ilumina el camino que el juez recorre hasta antes de su decisión”6. Pero como dice Couture7. Eduardo. son susceptibles de aplicación en todos los otros casos de la misma especie. Derecho Procesal Penal. este autor apunta que Stein dio a la doctrina la idea de máximas de experiencia y que por tal se entiende el conjunto de juicios fundados sobre la observación de lo que ocurre comúnmente. 2da edición. la lógica debe estar presente en el razonamiento del juez y cualquiera puede controlar el desarrollo del mecanismo del razonamiento del juzgador. que como hombre juzgue los hechos de un modo normal sin dejar de considerar las reglas de la lógica y las de la experiencia. Estas reglas son de un valor general e independiente del caso específico. así la ley estima en abstracto los elementos de prueba y establece las condiciones que debe reunir para formar convicción. el legislador quiere gobernar el juicio del juez. y aún en los casos en los cuales las partes no 6 7 Vélez Mariconde. En el sistema de valoración de la prueba según la sana crítica se le exige al juez que juzgue según las normas del correcto entendimiento humano. pero luego cuando triunfa el régimen procesal inquisitivo. la sentencia no se agota en la operación lógica que haga el magistrado sino que también responde a una serie de advertencias que forman parte del conocimiento mismo de la vida. Estudios de Derecho Procesal Civil. los jueces deciden según su conciencia. tercera edición. pero como se extraen de la observación de lo que ocurre generalmente en numerosos casos. pág. son los que enseñan a pensar correctamente y a desarrollar un juicio de manera normal. año 1998. Tomo I. año 1969.192 . Editorial Lerner. Editorial Depalma. Reglas de la experiencia Como mencione anteriormente el juez debe tener en consideración las reglas de la lógica y de la experiencia. Tomo II. los principios lógicos conocidos por todos. pág. por último cuando se abandona el régimen inquisitivo. Cabe destacar que la máxima de experiencia no forma parte del material probatorio suministrado al juez por los litigantes.

Devis Echandia9 citando a Carlos Cossio. editorial Depalma. el juez cuando escucha el dicho de un testigo puede llegar a discernir. en virtud de su experiencia si su dicho es digno de mayor o menor credibilidad La sana critica no puede dejar a un lado los principios lógicos ni las reglas de la experiencia. el juzgador puede llegar a la misma conclusión ya que una máxima de experiencia enseña que los dementes dicen frecuentemente despropósitos y que no existe garantía de que sea apto para decir la verdad. por ejemplo aunque el legislador no le diga que el demente no puede ser testigo. porque las valoraciones siendo individuales. pág. año 1998. habla sobre la importancia de que toda sentencia tenga algún fundamento objetivo. Editorial Zabalia. Tomo I. La problemática dentro del ámbito de las reglas de la experiencia Ahora bien. anteriores a toda experiencia y las segundas son variables con relación al tiempo y al espacio. año 1970. de la vida y de las cosas. pero tal afirmación podrá ser admitida perfectamente por un juez moderno. científicamente expresable.hayan suministrado prueba de un hecho. En el momento de valorar la prueba de testigos el juez debe usar de su normal conocimiento de las cosas. 332 . Teoría general de la Prueba Judicial. Todas las deducciones que usa el juez. Couture 8 da un ejemplo y dice que en el orden lógico la sentencia del juzgador romano no difiere en nada de la del juez moderno. los primeros son verdades inmutables. pág. habiendo dado una idea general sobre las reglas o máximas de experiencia urge mirar sobre las dificultades o errores que pudieren causar cuando las mismas son usadas de manera arbitraria o sin aplicar criterios rígidos de crítica sobre las reglas que se emplea. Estudios de Derecho Procesal civil. entonces el juez debe obrar en forma que los demás 8 9 Couture J. el juzgador puede darlo por admitido. T. tercera edición. no tienen otra garantía contra lo arbitrario y personal que regirse por valores objetivos. por eso como dice Eisner. 194 Devis Echandia Hernando. las utiliza porque las adquirió en su conocimiento del mundo. Eduardo. si éste forma parte de su experiencia normal de las cosas de la vida. en cambio respecto de lo empírico van a existir profundas diferencias.II. un juez romano habría rechazado a un testigo que dijera que había estado en Roma y en Atenas en el miso día.

un contraejemplo es suficiente para desconfirmar la regla: el cisne negro desconfirma la regla de los cisnes blancos. Si la regla es exprimida en términos generales. Perfecto Andrés Ibañez11.org. o sea que si los hechos y pruebas sometidos a su consideración fusen puestos a la consideración de otro hombre racional. Agrega el autor que las fuerzas de nuestro temperamento.comprendan lo que el comprende. entonces las inferencias que se extraen de ellas. empieza su ponencia mencionando que el tema de las máximas de la experiencia es complejo. Establece que las máximas de experiencia solo 10 11 http://www. de nuestras inclinaciones.org. dudosas. El Dr. a los antecedentes jurisprudenciales. En el mismo congreso anteriormente mencionado el Dr. deberían producir la misma convicción que produjeron en el magistrado.icdp. por eso deben examinarse adecuadamente las razones que llevan al juez a la convicción y por último destaca que es importante tener en cuenta. Así este carácter social del convencimiento existirá cuando el juez deje de lado sus prejuicios. de suerte que no implique su subjetivo y caprichoso criterio. pueden ser inciertas. donde nos encontramos con incertidumbre y por ende esto se transforma en una fuente de riesgo. en el XXIX Congreso Colombiano de Derecho procesal. que las razones que la han determinado deben ser de tal naturaleza que puedan originar convicción en cualquier otro hombre racional a quien hayan de ser expuestas. de arbitrariedad. ignorancia y recurra a las máximas de la experiencia que en su medio social y cultural son reconocidas.co/esp/congreso/congreso29. citando a Stein. Michele Taruffo10.html http://www. tiene que apoyarse en criterios muy rígidos de crítica sobre la máxima de experiencia que emplea.icdp. sus inclinaciones determinadas por simpatías o antipatías. dice que se trata de reglas generales derivadas de la experiencia de hechos similares a lo que se quiere considerar. El primer autor establece que las máximas no tienen ningún tipo de confirmación (generalización espuria). de esta manera concluye el autor que el juez que aplica la experiencia como herramienta. menciona el concepto de máximas de experiencia y así. sino un criterio objetivo debidamente fundado.html .co/esp/congreso/congreso29. hábitos y prejuicios puede hacernos incurrir en falsos juicios. o sea: a una sana critica de la prueba. a las enseñanzas de la doctrina y a los expertos. en cuanto al concepto de convicción judicial.

estas pautas son de uso común en los tribunales pero no se explicitan. pero rescata como algo muy importante. Considera el autor. ejemplo: si un testigo se pone nervioso o se enrojece es porque estaría mintiendo. apunta que estamos acostumbrados a que el juez otorgue credibilidad o no a un testigo y lo hace en base a criterios de experiencia. . lo que nos lleva al campo de la motivación. podrá estar diciendo la verdad. que estas reglas tienen una función esencial y es en el ámbito de la prueba de testigos. en cambio el testigo que tenga la cara de cemento y que parece inmutable. que hacen un uso intelectualmente honesto del deber de motivación y dotan de transparencia a sus decisiones. Expone algunos casos de los tribunales españoles en los cuales a simple vista puede observarse que se ha hecho un uso incorrecto de las máximas de experiencia.se legitiman si son pertinentes y justificables. en el que parece que la carencia de justificación suele ser la regla.

etc. la necesidad de observarlas resulta impuesta implícitamente cuando se le exige que fundamente los autos y sentencias”. Otro punto para destacar en alusión a esto es que como bien hacen referencia Vázquez Rossi y Vélez Mariconde hay una relación que se da entre los sistemas procesales y el régimen valorativo. para de este modo impedir que la resolución se inspire en el capricho.. todo lo contrario. esto último es de suma importancia al momento de demostrar la fidelidad legal observada por el magistrado y controlable por otro de grado superior. siempre va a estar sujeto a las reglas de la lógica y de la experiencia. Perfecto Andrés Ibáñez y es que: el tema de la motivación de la sentencia es donde radica lo más importante de la cuestión porque en un terreno como este. a mi modo de entender lo importante es que sana critica y libres convicciones hacen referencia a una manera de apreciar la prueba que es “libre”. entonces cuando se abandona el sistema inquisitivo y se retorna al acusatorio se le permite al magistrado primero que juzgue según su íntima convicción y luego por fin que motive la sentencia. Ahora bien. complejos. que el juez no está legalmente vinculado a criterios determinados previamente por legislador que hagan de la misma una suma aritmética. prejuicios. ante ese riesgo tremendo. los jueces tienen que extremar el esfuerzo por verbalizar sus criterios de decisión porque es la única manera de conjurar el riesgo enorme que en el mal uso . pero libre no quiere decir que tenga que ser arbitraria.Conclusión A manera de conclusión primero me parece importante destacar que: respecto de los sistemas de valoración de la prueba. tan expuesto a que se conviertan en criterios de experiencia a simples actitudes de la pre conducta del juez. Entonces la importancia radica en que en el ordenamiento procesal penal de la Provincia de Buenos Aires contamos con un método de valoración que está en concordancia con el sistema acusatorio y como bien apunta Vélez Mariconde “ aunque la ley procesal no establezca expresamente que el juez debe evaluar las pruebas conforme a la sana critica racional. en cuanto a la problemática de las reglas de la experiencia solo resta agregar lo dice el Dr. tan abierto. tan fluido. esto es.

Devis Echandia. año 1969. editorial Lerner. Tomo I. Bibliografía - Claria Olmedo Jorge A. editorial Victor P. “Teoría General de la Prueba Judicial”. puede producirse. - - - - - http://www. editorial Rubinzal Culzoni. Tomo II. “Derecho Procesal Penal”. editorial Depalma Buenos Aires. editorial Rubinzal Culzoni.de las máximas de experiencia. año 2001 Couture Eduardo J. año 1998. “Tratado de la Prueba”. “Estudios de Derecho Procesal Civil”. Tomo II. año 1997 Santa Fe.co/esp/congreso/congreso29. Tomo I. “Derecho Procesal Penal” (La realización penal). segunda edición. año 2003 Vázquez Rossi Jorge E. Vélez Mariconde.. “La Prueba en el Proceso Civil”. año 1964 Falcón Enrique. Tomo II. editorial Abeledo Perrot. editorial Astrea. Tercera edición. de Zabalia..icdp. “Derecho Procesal Penal” actualizado por Carlos Alberto Chiara Díaz. año 1970 Eisner Isidoro. Sería algo así como: “dotar de transparencia a las máximas de experiencia”.html .org.