You are on page 1of 14

190

AVES CON ATRIBUTOS PRONOSTICADORES,
MEDICINALES Y MÁGICO-RELIGIOSOS ENTRE
LOS TOJOLABALES (ToJoL Winik’oTik)
DEL EJIDO SALTILLO, LAS MARGARITAS, CHIAPAS
Fernando Guerrero Martínez
1
, Rafael Serrano González
2
y
Rafael Serrano Velázquez
3
1, 2 ,3
Facultad de Ciencias, Universidad nacional autónoma de México.
Ciudad Universitaria, Circuito exterior S/n, C. P. 04510.
1
yaushu@ciencias.unam.mx,
2
nitezka@gmail.com,
3
etnozoologi@gmail.com
Resumen. Los grupos étnicos de México, a partir de las características biológicas y
etológicas de las aves, les han adjudicado la capacidad para predecir distintos suce-
sos, cualidades curativas para el tratamiento de diversas enfermedades y propieda-
des mágico-religiosas. Son pocos los datos acerca de animales usados en este campo.
El objetivo principal es vislumbrar parte de la cosmovisión de los tojolabales me-
diante un estudio etnoornitológico, para dar una reinterpretación del conocimiento
que tienen de su avifauna y cómo la utilizan en los aspectos pronosticador, medici-
nal y mágico-religioso. Se realizaron entrevistas abiertas, las cuales fueron registra-
das en una libreta de campo y también grabadas digitalmente. Algunas entrevistas
se hicieron con la ayuda de un traductor, el cual la efectuó en tojolabal. El área de
estudio fue el Ejido Saltillo, municipio de Las Margaritas, Chiapas, México. Se
reportan 11 aves que se clasifcaron en tres categorías diferentes de acuerdo a su uso
antropocéntrico antes mencionado. Los tojolabales emplean los recursos avifaunís-
ticos que tienen a su alcance para interpretar diferentes sucesos ambientales, lo que
facilita que las aves sigan jugando un papel relevante para ellos, el cual se refeja en
el conocimiento que tienen sobre dichos organismos y su utilización en diferentes
aspectos culturales. Los ámbitos pronosticador, medicinal y mágico-religioso son
parte fundamental en la cosmovisión de este grupo, pues están presentes en su vida
cotidiana.
Palabras clave: etnozoología, tojolabales, mágico-religioso, medicina tradicional,
aves agoreras
Recibido: 10 agosto 2010. Aceptado: 4 octubre 2010.
El canto del Centzontle 1 (2): 190-203, 2010 ARTÍCULO
191
El canto del Centzontle 1 (2): 190-203, 2010
Birds with Forecasting, Medicinal and Magical-Religious
Atributtes among Tojolabals (Tojol Winik’otik ) of Ejido
Saltillo, Las Margaritas, Chiapas
Abstract. Ethnic groups from Mexico, have granted from biological and behavioral
characteristics of birds, the power to predict diverse events, from healing properties
to treat diseases to magical and religious properties. Few information is available
on animals used in this feld. Te main objective is to have a glimpse of the worl-
dview of the Tojolabal world’s view from ethnoornithology studies to give a new
interpretation of their knowledge of their avifauna and who it is used in predicti-
ve, medicinal and magical-religious aspects. Open interviews were conducted and
recorded in a feld notebook and also digitally. Some interviews were conducted
in Tojolabal with a translator help. Study Area: Ejido Saltillo, municipality Las
Margaritas, Chiapas, Mexico. A total of 11 birds werw used in a three diferent ca-
tegories according to their anthropocentric use Te Tojolabales used bird resources
available to their community with its power to interpret diferent environmental
events, which goes hand to hand with their classifcation system and is diferent
from ours, as well as empiric knowledge of their animals. Birds keep playing an im-
portant role for Tojolabales, which is refected in their knowledge and their use in
diferent cultural aspects. Tese aspects are a fundamental part in the word’s view
of this ethnic group already present in their daily lives.
Key words: ethnozoology, Tojolabales, magical and religious proprieties, tradicio-
nal medicine, birds with forecasting attributes.
INTRODUCCIóN
Las aves siempre han sido consideradas por
el humano como seres sagrados al pertenecer
a un ámbito inaccesible para el hombre y a
la vez fuertemente simbólico, pues el cielo
constituye el lugar por donde transitan el
Sol y los astros, generadores de luz, del orden
y la regularidad del universo; de la bóveda
celeste proviene igualmente la energía que
da lugar a la vida y las diversas fuentes que
permiten la existencia en la Tierra, como
lo es la misma lluvia (De la Garza 1995).
De esta manera, las aves pueden ser las
encarnaciones de lo divino al asumirse
como seres terrenales capaces de ascender
a los cielos y constituirse también como el
vehículo por medio del cual se manifestan
las deidades (De la Garza 1995).
En este sentido, cabe citar las palabras
de Eliade (1976:94) en cuanto a la relación
especial que el ser humano entabla con la
fauna, en particular con las aves, ya que:
Aprender el lenguaje de los animales,
y en primer lugar el de las aves, equivale,
Aves mágico-religiosas entre los tojolabales
192
en cualquier parte del mundo, a conocer
los secretos de la naturaleza y, por tanto, a
poder profetizar. […] Estos animales pueden
revelar los secretos del porvenir, porque
son considerados como receptáculos de las
almas de los muertos o las epifanías de los
dioses. Aprender su lenguaje, imitar su voz,
equivale a poder comunicarse con el más allá
y con los cielos...
Entre las culturas prehispánicas y en
particular en los grupos mayas, las aves
han tenido un papel preponderante en su
cosmovisión, pues se les utilizaba como
remedios para tratar varias enfermedades,
principalmente las consideradas de origen
divino, como agentes que predicen sucesos
diferentes y como elementos de suma
importancia en rituales de carácter mágico-
religioso, perdurando todas estas prácticas
en los grupos actuales (De María y Campos
1979, De la Garza 1995, Vidal y Macías,
1997, Corona 2002, Cupul-Magaña
2003). Sin embargo, los tojolabales son
un grupo escasamente estudiado desde la
antropología (Ruz 1983), además de que los
datos sobre el uso de los animales por este
grupo son prácticamente nulos, pues sólo
se puede mencionar el trabajo de Campos
(1983), quien hace un estudio sobre el
sistema médico de los tojolabales y reporta
un listado de los animales utilizados
en el tratamiento de las enfermedades.
Por tanto, el objetivo general de esta
investigación es dar a conocer las aves con
atributos pronosticadores, medicinales y
mágico-religiosos entre los tojolabales,
para vislumbrar parte de la cosmovisión de
este grupo humano mediante un enfoque
etnoornitológico. Los objetivos particulares
son: (1) dar una interpretación del
conocimiento que tienen de su avifauna, (2)
analizar la relación entre las características
biológicas de las aves y su papel cultural, y
(3) revalorizar los nombres y conocimientos
autóctonos que los tojolabales tienen de las
aves.
MéTODOS
Se realizó una investigación bibliográfca
sobre la avifauna de la región para conocer
las especies que se distribuyen en el área
de estudio, así como para determinar
qué aves era posible que conocieran los
habitantes de la comunidad (i.e., Álvarez
del Toro 1980, Peterson y Chalif 1989,
Vidal y Macías 1997, Rangel-Salazar et
al. 2005). Asimismo, se investigó sobre el
papel cultural de las aves entre los grupos
mayas para tener puntos de comparación
(i.e., De la Garza 1995, Vidal y Macías
1997, Enríquez et al. 2006).
ÁREA DE ESTUDIO

El Ejido Saltillo, se encuentra en el
municipio de Las Margaritas, el cual se
ubica en la parte suroriental de los Altos de
Chiapas, en la zona limítrofe del Altiplano
con la Selva Lacandona (Fig. 1); colinda con
los municipios de Comitán, Altamirano,
Chanal, Ocosingo, Independencia y con la
República de Guatemala en una pequeña
porción, ocupando un total de 4 520 km2
(Álvarez 1983). En el marco territorial y
político del municipio, el Ejido Saltillo está
adscrito a la llamada Micro-Región II Valle-
Periferia, integrada por 62 comunidades
localizadas en la periferia de la cabecera
Fernando Guerrero Martínez et al.
193
Aves mágico-religiosas entre los tojolabales
municipal (Rivera et al. 2005). El Ejido
Saltillo alberga 1 002 habitantes, cuenta
con servicio eléctrico y con educación básica
preescolar, primaria bilingüe y secundaria.
El clima del municipio de Las
Margaritas es templado subhúmedo con
temperaturas promedio de 18 y 20°C en
las montañas más elevadas; existen dos
variantes climáticas según el sistema de
Koeppen modifcado por García (1964):
A(C)w»2(w)ig, es un clima semicálido que
presenta lluvias en verano, bajo porcentaje
de lluvia invernal y se localiza en la meseta
de Comitán así como en las zonas que
Fig. 1. Mapa donde se muestra la zona de Las Margaritas con la
ubicación del Ejido Saltillo. Modifcado de Álvarez (2000).
TABASCO
CAMPECHE
GUATEMALA
CHIAPAS
OAX.
VER.
Tuxtla
Gutiérrez
S. Cristóbal
Las Casas
Ejido Saltillo
LAS MARGARITAS
COMITÁN
Chiapas
194
circundan el macizo de San Cristóbal a
menos de 200 msnm; C(m)w»big, es un
clima templado y húmedo con veranos
frescos, largos y con lluvias, así como con
un porcentaje de lluvia invernal ligeramente
más elevado, esta variante se presenta en la
serranía de La Independencia y la cañada
de La Soledad (Álvarez 2000).
De acuerdo con Álvarez (1983, 2000),
en el área de Las Margaritas se encuentran
cinco tipos de vegetación: (1) selva baja
siempre verde, se desarrolla en las laderas
de las cadenas montañosas escarpadas a
una altitud promedio de 1 750 msnm; (2)
bosques deciduos, ocupa zonas extensas,
especialmente en los suelos profundos de
las estribaciones del altiplano a una altitud
media de 1 500 msnm; (3) encinares o
bosques de hojas planas y duras, son la
vegetación más difundida en las tierras
templadas de Chiapas; (4) bosques de hojas
aciculares o escamosas (pinares), prosperan
en los sitios con altitudes de 750 a 3 000
msnm y (5) zacatonales, constituyen la ve-
getación inferior entre 2 000 y 4 000 msnm,
aunque pueden crecer a menores altitudes.
Según Rangel-Salazar et al. (2005), se
han registrado un total de 659 especies de
aves en el estado de Chiapas. Asimismo, la
avifauna propia de la región donde se ubica
el ejido está representada por especies de las
tierras templadas y frías así como de la selva
tropical; son características las lechuzas,
aves de rapiña y en la región de los Lagos
de Montebello aún sobreviven escasos
quetzales que se encuentran en grave peligro
de extinción (Álvarez 1983, 2000).
El municipio de Las Margaritas es la
entidad que congrega a la mayor población
de indígenas tojolabales, que actualmente
se reduce a 16 924 hablantes divididos en 10
376 bilingües y 6 548 monolingües (Álvarez
2000). Los tojolabales se autodenominan
tojol winik, de tojol: correcto, legítimo,
derecho, y winik: hombre (Ruz 1983). Los
tojolabales nombran a la lengua que hablan
tojol abal, donde abal signifca “palabra”.
De acuerdo con Schumann (1983), el
idioma tojolabal está más emparentado
con el chuj, lengua hablada en la región
de los Cuchumatanes de Guatemala, que
con el tzotzil y el tzeltal de los Altos de
Chiapas, lenguas con las que comúnmente
se clasifcaba al tojolabal. Además, el
tojolabal es la quinta lengua indígena
más importante en el estado de Chiapas,
mientras que en todo el país existen 37 986
hablantes (Cuadriello y Megchún 2006).
TÉCNICAS UTILIZADAS
Se llevaron a cabo dos temporadas de trabajo
de campo en la comunidad: la primera en
diciembre de 2009 y la segunda en abril de
2010. Se hicieron entrevistas abiertas que se
registraron a mano en una libreta de campo
y digitalmente en una grabadora. Algunas
de ellas se realizaron de manera bilingüe con
ayuda de Juan Cruz Gómez, miembro de la
comunidad, quien efectuaba la plática en
tojolabal. El reconocimiento de las especies
se hizo mediante el uso de imágenes de aves
tomadas de guías de campo y publicaciones
sobre ornitofauna del estado de Chiapas (i.
e., Álvarez del Toro 1980, Peterson y Chalif
1989, Vidal y Macías 1997), las cuales se
mostraron a los entrevistados para verifcar
de qué organismo se trataba.
Las categorías antropocéntricas utili-
zadas en el presente trabajo se basan
Fernando Guerrero Martínez et al.
195
C
u
a
d
r
o

1
.

A
v
e
s

c
o
n

a
t
r
i
b
u
t
o
s

p
r
o
n
o
s
t
i
c
a
d
o
r
e
s
,

m
e
d
i
c
i
n
a
l
e
s

y

m
á
g
i
c
o
-
r
e
l
i
g
i
o
s
o
s

e
n
t
r
e

l
o
s

t
o
j
o
l
a
b
a
l
e
s

d
e
l

E
j
i
d
o

S
a
l
t
i
l
l
o
,

L
a
s

M
a
r
g
a
r
i
t
a
s
,

C
h
i
a
p
a
s
.

L
o
s

n
o
m
b
r
e
s

c
i
e
n
t
í
f
c
o
s

y

o
r
d
e
n

t
a
x
o
n
ó
m
i
c
o

d
e

l
a
s

e
s
p
e
c
i
e
s

s
e

p
r
e
s
e
n
t
a
n

d
e

a
c
u
e
r
d
o

a

l
a

A
O
U

(
2
0
1
0
)
.

L
o
s

n
o
m
b
r
e
s

c
o
m
u
n
e
s

s
e

o
b
t
u
v
i
e
r
o
n

d
e

Á
l
v
a
r
e
z

(
1
9
8
0
)
,

m
i
e
n
t
r
a
s

q
u
e

l
o
s

n
o
m
b
r
e
s

l
o
c
a
l
e
s

e
n

e
s
p
a
ñ
o
l

y

l
o
s

n
o
m
b
r
e
s

e
n

t
o
j
o
l
a
b
a
l

s
e

r
e
g
i
s
t
r
a
r
o
n

e
n

l
a

p
r
o
p
i
a

c
o
m
u
n
i
d
a
d
.
O
r
d
e
n
F
a
m
i
l
i
a
N
o
m
b
r
e

c
i
e
n
t
í
f
c
o
N
o
m
b
r
e

c
o
m
ú
n

/

N
o
m
b
r
e

l
o
c
a
l

e
n

e
s
p
a
ñ
o
l
N
o
m
b
r
e

t
o
j
o
l
a
b
a
l
C
a
t
e
g
o
r
í
a

a
n
t
r
o
p
o
c
é
n
t
r
i
c
a

/

s
u
b
c
a
t
e
g
o
r
í
a
C
r
e
e
n
c
i
a

o

m
o
d
o

d
e

e
m
p
l
e
o
G
a
l
l
i
f
o
r
m
e
s
C
o
l
i
n
u
s

v
i
r
g
i
n
i
a
n
u
s
C
o
d
o
r
n
i
z

/

G
o
t
o
r
n
i
z
,

G
o
d
o
r
n
i
z
a
P
o
j

w
i
n
i
k
,

P
o
j

w
i
k
M
e
d
i
c
i
n
a
l

/

S
o
b
r
e
n
a
t
u
r
a
l
C
u
r
a

e
l

a
i
r
e
.

S
e

d
e
b
e
n

c
o
m
e
r

s
u
s

h
u
e
v
o
s
G
a
l
l
u
s

g
a
l
l
u
s
G
a
l
l
i
n
a

/

G
a
l
l
i
n
a

n
e
g
r
a
M
u
t

k

i
k

,

k

i
k


i
l

M
e
d
i
c
i
n
a
l

/

S
o
b
r
e
n
a
t
u
r
a
l
M
á
g
i
c
o
-
r
e
l
i
g
i
o
s
o

/

P
r
o
t
e
c
t
o
r
C
u
r
a

e
l

m
a
l

d
e

o
j
o
E
l

h
u
e
v
o

(

n
o
l
o
b

g
a
l
l
i
n
a

)

p
r
o
t
e
g
e

a

l
o
s

r
e
c
i
é
n

n
a
c
i
d
o
s
.

E
v
i
t
a

q
u
e

s
e

e
n
f
e
r
m
e

o

l
e

p
a
s
e

a
l
g
ú
n

i
n
f
o
r
t
u
n
i
o

a
l

n
i
ñ
o
A
c
c
i
p
i
t
r
i
f
o
r
m
e
s
C
o
r
a
g
y
p
s

a
t
r
a
t
u
s

C
a
t
h
a
r
t
e
s

a
u
r
a
Z
o
p
i
l
o
t
e

c
a
b
e
z
a

n
e
g
r
a

/
Z
o
p
i
l
o
t
e
,

Z
o
p
e
Z
o
p
i
l
o
t
e

c
a
b
e
z
a

r
o
j
a

/

Z
o
p
i
l
o
t
e
,

Z
o
p
e
U
s
e
j
x
u
j
l
e
m
M
e
d
i
c
i
n
a
l

/

S
o
b
r
e
n
a
t
u
r
a
l
P
r
o
n
o
s
t
i
c
a
d
o
r

/

A
g
o
r
e
r
o
C
u
r
a

e
l

e
s
p
a
n
t
o
.

S
e

u
t
i
l
i
z
a
n

s
u
s

h
u
e
s
o
s

A
n
u
n
c
i
a

e
n
f
e
r
m
e
d
a
d

o

m
u
e
r
t
e

c
u
a
n
d
o

s
e

l
e

v
e

v
o
l
a
n
d
o
F
a
l
c
o
n
i
f
o
r
m
e
s
M
i
c
r
a
s
t
u
r

s
e
m
i
t
o
r
q
u
a
t
u
s
H
a
l
c
ó
n

s
e
l
v
á
t
i
c
o
T
i

P
r
o
n
o
s
t
i
c
a
d
o
r

/

A
g
o
r
e
r
o
A
n
u
n
c
i
a

d
e
s
g
r
a
c
i
a
s
C
h
a
r
a
d
r
i
i
f
o
r
m
e
s
T
r
i
n
g
a

f
a
v
i
p
e
s
C
a
l
i
d
r
i
s

h
i
m
a
n
t
o
p
u
s
T
i
n
g
ü
i
s

/

P
á
j
a
r
o

v
a
q
u
e
r
o
C
h
o
r
l
i
t
o

/

P
á
j
a
r
o

v
a
q
u
e
r
o
B
a
k
e
r
i
o
,

B
a
k
e
l
i
o

M
á
g
i
c
o
-
r
e
l
i
g
i
o
s
o

/

D
a
ñ
i
n
o
P
r
o
n
o
s
t
i
c
a
d
o
r

/

C
l
i
m
á
t
i
c
o
S
e

u
s
a

p
a
r
a

c
a
u
s
a
r

m
a
l

a

o
t
r
a

p
e
r
s
o
n
a
A
n
u
n
c
i
a

q
u
e

e
s
t
a
r
á

n
u
b
l
a
d
o

o

l
l
o
v
e
r
á
C
o
l
u
m
b
i
f
o
r
m
e
s
L
e
p
t
o
t
i
l
a

v
e
r
r
e
a
u
x
i
P
a
l
o
m
a

c
a
m
i
n
e
r
a
T
i

P
r
o
n
o
s
t
i
c
a
d
o
r

/

A
g
o
r
e
r
o
A
n
u
n
c
i
a

d
e
s
g
r
a
c
i
a
s
S
t
r
i
g
i
f
o
r
m
e
s
M
e
g
a
s
c
o
p
s

c
o
o
p
e
r
i
M
e
g
a
s
c
o
p
s

t
r
i
c
h
o
p
s
i
s
B
ú
h
o

/

T
e
c
o
l
o
t
e
T
u
j
k
u
l

P
r
o
n
o
s
t
i
c
a
d
o
r

/

A
g
o
r
e
r
o
A
n
u
n
c
i
a

e
n
f
e
r
m
e
d
a
d

o

m
u
e
r
t
e
S
e

c
o
n
s
i
d
e
r
a

c
o
m
o

n
a
h
u
a
l
1
Aves mágico-religiosas entre los tojolabales
196
O
r
d
e
n
F
a
m
i
l
i
a
N
o
m
b
r
e

c
i
e
n
t
í
f
c
o
N
o
m
b
r
e

c
o
m
ú
n

/

N
o
m
b
r
e

l
o
c
a
l

e
n

e
s
p
a
ñ
o
l
N
o
m
b
r
e

t
o
j
o
l
a
b
a
l
C
a
t
e
g
o
r
í
a

a
n
t
r
o
p
o
c
é
n
t
r
i
c
a
C
r
e
e
n
c
i
a

o

m
o
d
o

d
e

e
m
p
l
e
o
M
e
g
a
s
c
o
p
s

b
a
r
b
a
r
o
u
s
M
e
g
a
s
c
o
p
s

g
u
a
t
e
m
a
l
a
e

B
u
b
o

v
i
r
g
i
n
i
a
n
u
s
“ “ “
“ “ “
“ “ “
a
t
h
e
n
e

c
u
n
i
c
u
l
a
r
i
a
L
e
c
h
u
z
a
x
o
c
h

P
r
o
n
o
s
t
i
c
a
d
o
r

/

A
g
o
r
e
r
o
A
n
u
n
c
i
a

e
n
f
e
r
m
e
d
a
d

o

m
u
e
r
t
e
.

S
e

d
i
c
e

q
u
e

t
i
e
n
e

d
u
e
ñ
o

y

q
u
e

e
s

u
n

n
a
h
u
a
l
1
C
a
p
r
i
m
u
l
g
i
f
o
r
m
e
s
C
h
o
r
d
e
i
l
e
s

a
c
u
t
i
p
e
n
n
i
s
T
a
p
a
c
a
m
i
n
o

h
a
l
c
ó
n
T
i

P
r
o
n
o
s
t
i
c
a
d
o
r

/

A
g
o
r
e
r
o
A
n
u
n
c
i
a

d
e
s
g
r
a
c
i
a
s
C
a
p
r
i
m
u
l
g
u
s

m
a
c
u
l
i
c
a
u
d
u
s
T
a
p
a
c
a
m
i
n
o

p
i
g
m
e
o



A
p
o
d
i
f
o
r
m
e
s
S
t
r
e
p
t
o
p
r
o
c
n
e

z
o
n
a
r
i
s
S
t
r
e
p
t
o
p
r
o
c
n
e

s
e
m
i
c
o
l
l
a
r
i
s




V
e
n
c
e
j
o

c
o
l
l
a
r
e
j
o

/

G
o
l
o
n
d
r
i
n
a
V
e
n
c
e
j
o

n
u
q
u
i
b
l
a
n
c
o

/

G
o
l
o
n
d
r
i
n
a
P
u
r
p
u
r
w
i
c
h

P
r
o
n
o
s
t
i
c
a
d
o
r

/

C
l
i
m
á
t
i
c
o

A
n
u
n
c
i
a

q
u
e

l
l
o
v
e
r
á

T
r
o
c
h
i
l
i
d
a
e
C
o
l
i
b
r
í
T
s

u
n
u
n
,

T
s

u
n
u
l
M
e
d
i
c
i
n
a
l

/

N
a
t
u
r
a
l
C
u
r
a

p
a
d
e
c
i
m
i
e
n
t
o
s

d
e
l

c
o
r
a
z
ó
n
.

S
e

t
r
a
g
a

e
l

c
o
r
a
z
ó
n

d
e
l

c
o
l
i
b
r
í

r
e
c
i
é
n

m
u
e
r
t
o
.

S
e

u
s
a

p
a
r
a

m
e
j
o
r
a
r

l
a

d
i
c
c
i
ó
n

d
e

l
o
s

n
i
ñ
o
s
.

P
a
s
s
e
r
i
f
o
r
m
e
s
a
u
t
o
m
o
l
u
s

r
u
b
i
g
i
n
o
s
u
s

L
a
n
i
o
c
e
r
a

r
u
f
e
s
c
e
n
s

L
i
p
a
u
g
u
s

u
n
i
r
u
f
u
s

M
i
m
u
s

g
i
l
v
u
s
H
o
j
a
r
a
s
q
u
e
r
o

c
a
s
t
a
ñ
o

G
u
a
r
d
a

b
o
s
q
u
e
s

/
T
i

T
i
o
i
é

C
e
n
z
o
n
t
l
e

/

C
i
n
z
o
n
t
e
T
i

“ “
C
h
o
y
e
j
,

C
h
o
y
e
P
r
o
n
o
s
t
i
c
a
d
o
r

/

A
g
o
r
e
r
o

“ “
P
r
o
n
o
s
t
i
c
a
d
o
r

/

C
l
i
m
á
t
i
c
o
A
n
u
n
c
i
a

d
e
s
g
r
a
c
i
a
s

“ “
A
n
u
n
c
i
a

e
l

a
m
a
n
e
c
e
r

o

l
a

l
l
u
v
i
a

(
d
e
p
e
n
d
i
e
n
d
o

d
e
l

c
a
n
t
o
)
1
S
e

c
o
n
s
i
d
e
r
a

q
u
e

u
n

n
a
h
u
a
l

e
s

u
n

a
n
i
m
a
l

r
e
l
a
c
i
o
n
a
d
o

c
o
n

l
o
s

b
r
u
j
o
s

o

q
u
e

p
o
s
e
e
n

l
o
s

b
r
u
j
o
s
,

c
o
n

e
l

c
u
a
l

p
u
e
d
e
n

c
a
u
s
a
r

d
a
ñ
o

a

l
a
s

p
e
r
s
o
n
a
s
,

y
a

s
e
a

e
n
v
i
á
n
d
o
l
o

o

t
r
a
n
s
f
o
r
m
á
n
d
o
s
e

e
n

é
l

p
a
r
a

e
j
e
r
c
e
r

e
l

p
e
r
j
u
i
c
i
o

(
v
é
a
s
e

R
u
z

1
9
8
3
)
.
Fernando Guerrero Martínez et al.
197
en una clasifcación de acuerdo a una
perspectiva de la ciencia occidental, ya que
en la generalidad de los pueblos originarios
mesoamericanos, y en particular entre los
tojolabales, no existe una ruptura entre
los ámbitos natural, sobrenatural, mágico,
religioso y medicinal (Ruz 1983).
Dichas categorías antropocéntricas se
defnieron de acuerdo a las especies consi-
deradas como:
1. Pronosticadoras, las cuales son aves
que el humano considera como
capaces de predecir o anticipar
distintos sucesos, tanto naturales
como sobrenaturales; dichas aves
pueden ser: climáticas, que predicen
sucesos ambientales, como las lluvias,
el amanecer o un día nublado, y
agoreras, las cuales anuncian alguna
desgracia, enfermedad o incluso la
muerte para las personas.
2. Medicinales que son las aves empleadas
para curar alguna enfermedad, entre
las que se encuentran: naturales,
las cuales son utilizadas para curar
padecimientos físicos, que común-
mente tienen un diagnóstico en la
medicina científca u occidental, y
sobrenaturales, las cuales se emplean
en el tratamiento de padecimientos
atribuidos a las deidades propias del
grupo humano en cuestión, originadas
por seres humanos con poderes
extraordinarios o por elementos de la
naturaleza carentes de voluntad física
(Zolla y Argueta 2010).
3. Mágico-religiosas, aves utilizadas
generalmente en forma ritual, para
conferir mágicamente a una persona
alguna propiedad o poder con dife-
rentes fnes, que van desde un medio
de protección ante agentes o entidades
sobrenaturales, o para ejercer un daño
hacia alguna persona; no es necesaria
la ingesta del organismo para que éste
surta efecto, sino que su campo de
acción puede ser como: protectoras,
empleadas como un medio de
protección o defensa ante entidades
sobrenaturales, así como humanos con
poderes especiales (brujos), o dañinas,
usadas para ejercer un daño o perjuicio
hacia alguna persona, comúnmente
se utilizan por parte de humanos con
“poderes sobrenaturales”.
RESULTADOS
Se registraron 22 especies y una familia
de aves que tienen atributos pronosti-
cadores, medicinales y mágico-religiosos
para los tojolabales del Ejido Saltillo,
Las Margaritas, Chiapas. El orden taxo-
nómico más representado fue el de las
Strigiformes con seis especies, seguido
de Passeriformes con cuatro. Las Galli-
formes, Accipitriformes, Charadriiformes,
Apodiformes y Caprimulgiformes tuvieron
dos cada uno, mientras que con una sola
especie se encuentran Falconiformes y
Columbiformes (véase Cuadro 1).
De acuerdo con las categorías antro-
pocéntricas propuestas, se encontró que un
ave puede tener atributos de más de una
categoría, es decir que una especie puede
ser medicinal y a la vez tener atributos
mágico-religiosos. Así, se encontraron siete
aves pronosticadoras, cuatro medicinales y
dos mágico-religiosas. Con referencia a las
Aves mágico-religiosas entre los tojolabales
198
denominaciones utilizadas por los tojolabales
para referirse a las aves, resultó que dos o
más especies pueden ser consideradas por los
tojolabales como la misma ave, utilizando
únicamente un nombre para referirse a lo
que desde nuestra perspectiva son varias
especies. De esta manera, se obtuvieron los
nombres en tojolabal de 11 aves con este
tipo de atributos
Asimismo se observó que la mayoría
de las aves se ubicaron en la categoría
de pronosticadoras con un 55%,
mientras que las aves con uso medicinal
representaron el 27% y las de uso mágico-
religioso 18% (Fig. 2). Dentro de las aves
pronosticadoras las agoreras fueron las
más abundantes con cuatro especies,
mientras que las climáticas fueron tres. En
cuanto a las cuatro aves catalogadas como
medicinales se encontró que todas curan
enfermedades de tipo sobrenatural y sólo
una de ellas también cura padecimientos
de tipo natural. Las aves usadas en un
sentido mágico-religioso fueron dos, una
como protección y una para causar daño.
DISCUSIóN
Como se expresó anteriormente, la
construcción de las categorías antro-
pocéntricas se realizó con el fn de
acercarse y estudiar la relación hombre-
ave desde una perspectiva científca, con
lo que es posible demostrar el amplio y
profundo conocimiento que los grupos
humanos, en este caso los tojolabales,
tienen de los animales y en particular de
las aves, conocimiento que a su vez puede
ser útil para la población, al considerar que
ayudan a curar diferentes enfermedades
o para advertir cambios en el clima que
se relacionan con las actividades que los
pobladores realizan en el campo, como la
siembra y la cosecha.
Fig. 2. Atributos de las aves entre los tojolabales del Ejido Saltillo,
Las Margaritas, Chiapas.
Fernando Guerrero Martínez et al.
199
De esta forma, se decidió incluir a las aves
en las diferentes categorías propuestas con
el fn de estudiar con mayor profundidad
el papel cultural que desempeñan para
los tojolabales, pero es preciso aclarar que
se encontraron casos donde una misma
ave puede incluirse en dos categorías o
subcategorías diferentes, por ejemplo, el
ave que los tojolabales llaman bakerio o
bakelio tiene un uso mágico-religioso pero
también como pronosticador. Otro caso
es el del colibrí, que es aprovechado con
fnes medicinales, pero se encontró que las
enfermedades que cura son de origen tanto
natural como sobrenatural.
En cuanto a las aves pronosticadoras,
resulta interesante la posibilidad de advertir
asociaciones entre el papel atribuido por los
tojolabales a cierta ave y las características
biológicas de la misma, pues en ocasiones
los rasgos ecológicos o etológicos de los
organismos son interpretados y asimilados
por la población con una connotación
cultural evidente, pero también se
incorporan como información útil que le
permite a la gente establecer un diagnóstico
sobre el clima que se presentará en un
futuro, a veces tan inmediato como en el
mismo día, o también varios días después.
Dichos pronósticos se basan en dos
características fundamentales de las aves: el
vuelo y el canto. Por ejemplo, en el caso del
ave llamada por los tojolabales purpurwich,
su vuelo característico en cierta época es
el que le permite a la población saber que
se acerca la temporada de lluvias. Desde
el punto de vista biológico, las especies
reconocidas por los tojolabales como el ave
purpurwich (Streptoprocne semicollaris y S.
zonaris) tienen una marcada temporada
de reproducción y un comportamiento
diferente en la período del año que
usualmente se asocia a la temporada de
lluvias, pues suelen volar en parvadas en
época de reproducción (Álvarez del Toro
1980).
En referencia al canto, el caso del
cenzontle tropical (Mimus gilvus), llamado
en tojolabal choyej, es muy ilustrativo, ya
que de acuerdo a las distintas vocalizaciones
que esta ave emite, los tojolabales las
interpretan para saber o predecir momentos
específcos, tanto inmediatos como más
lejanos, pues para ellos un tipo de canto
anuncia el amanecer del día, mientras que
otro tipo de canto es interpretado como el
advenimiento de las lluvias.
Con respecto a las aves medicinales,
es preciso mencionar en primer lugar que
de acuerdo con Ruz (1983), la presencia
de enfermedad es designada entre los
tojolabales como chamel o chamk’ujol,
este último término designa cualquier
pena o pesadumbre y se relaciona con
la falta de salud del corazón, que es el
principal centro anímico. Este mismo autor
menciona que “se distinguen dos grandes
variantes de enfermedades: aquellas que
obedecen a procesos dados naturalmente,
sin intervención humana o de las fuerzas
del mal, aunque pueden ser enviadas por
Dios, y las causadas por la intervención
de fuerzas externas, ya sean divinas o
humanas”. Aunque el autor no propone una
categorización específca, la distinción entre
ambos tipos de enfermedades se ajusta a la
clasifcación propuesta en este trabajo.
En este sentido, el ejemplo del colibrí
es muy interesante ya que es la única ave
usada con fnes medicinales que cura tanto
Aves mágico-religiosas entre los tojolabales
200
enfermedades de origen natural como las
que se atribuyen a aspectos sobrenaturales o
de índole cultural. Uno de los padecimientos
naturales en los que se ve implicado el
colibrí es cuando un niño no puede hablar
bien a causa de un problema motriz en la
lengua, entonces se utiliza esta ave que se
caracteriza por su pico largo para punzar
con él la lengua del niño, lo que constituye
un estímulo físico directo que ayuda al
niño a adquirir la movilidad necesaria en
la lengua para poder hablar correctamente.
Sin embargo, es necesario estudiar también
los aspectos culturales relacionados entre
el colibrí y el habla en los infantes. Cabe
apuntar que en un estudio anterior sobre
los animales medicinales utilizados en los
Altos de Chiapas (Enríquez et al. 2002)
por tzotziles y tzeltales, el colibrí también
se registra como un animal utilizado para
curar padecimientos del corazón a partir de
la ingesta del corazón del ave, lo cual salió
a la luz en este trabajo. Asimismo, Vidal y
Macías (1997) reportan que en San Andrés
Larrainzar se usa al colibrí para curar a los
tartamudos; en Chanal se emplea para la
gente que sufre ataques y en otros municipios
se utiliza para aliviar dolores de cabeza. Las
similitudes entre los usos de esta ave de un
grupo maya a otro hablan de conocimientos
y prácticas compartidos entre ellos, lo que
evidencia la existencia de prácticas comunes
dentro de la tradición maya.
El uso medicinal del colibrí es reportado
para los nahuas del siglo xVI, por lo que se
podría hablar de una práctica generalizada
en Mesoamérica, ya que de acuerdo con
Corona (2002), Hernández dice que este
animal es aprovechado para curar la epi-
lepsia. Asimismo el autor advierte que
Sahagún señala que comido sirve para
evitar las bubas y Martín de la Cruz indica
que el hígado de esta ave se aprovecha en el
remedio contra el calor excesivo.
Por otro lado, la categoría “mágico-
religioso” referida en esta investigación
merece un análisis más detallado, puesto
que tiene implicaciones simbólicas más
profundas que permean en todos los
ámbitos culturales. En este sentido, los
autores del presente trabajo consideran que
una curación o un pronóstico pueden tener
aspectos mágicos y religiosos inmiscuidos,
no obstante se decidió mantener esta
categoría debido a que también existen en la
comunidad animales empleados para atraer
buena suerte (amuletos), para proteger
a una persona, no sólo de enfermedades
sino de cualquier desgracia, y para causar
daño a alguien. Por ejemplo, se encontró
que entre los tojolabales del Ejido Saltillo
los dientes del pecarí de collar se utilizan
como amuleto para tener buena suerte
en la caza, y el ave que llaman bakerio o
bakelio, como se reporta en los resultados,
es utilizada para causar un daño. Estos usos
son fundamentalmente de carácter mágico
y no necesariamente están vinculados en un
proceso curativo o medicinal, por lo que es
pertinente hacer esta distinción a nivel de
una categoría, recalcando la importancia de
revisar minuciosamente dicha construcción
y aclarando que el fn más próximo es
su empleo como una mera herramienta
metodológica para profundizar en la
cosmovisión de este grupo étnico.
En cuanto a los nombres tojolabales de
las aves, cabe mencionar que éstos raras
veces tienen una correspondencia uno a
uno con los nombres científcos que usamos
Fernando Guerrero Martínez et al.
201
para distinguir a las especies. Esto es claro
si se toma en cuenta que de las 22 especies
y una familia que se registraron, 11 son en
realidad las que los tojolabales consideran
como organismos diferentes, ya que sucede
que a más de dos especies se les llame con
un mismo nombre, considerándolas como
el mismo animal. Por ejemplo, en el caso
de las Strigiformes, hay cinco especies
diferentes, las cuales desde la perspectiva de
los tojolabales, son una misma ave, por lo
que sólo utilizan un nombre para referirse
a ellas. Otro caso mucho más evidente es el
de los colibríes, ya que en general a todas
las especies de la familia Trochilidae se les
refere con el mismo nombre, sin hacer la
distinción entre especies. Asimismo, en
ocasiones los tojolabales pueden considerar
como la misma ave a especies que incluso
son de diferentes órdenes y que en primera
instancia no tienen un parecido o relación
cercana. Tal es el caso del ave que en
tojolabal se llama ti’, es relacionada con siete
especies diferentes, las cuales corresponden
a cuatro órdenes distintas, lo que demuestra
los contrastes tan signifcativos que existen
entre un sistema de clasifcación tradicional
de la fauna y el utilizado por la taxonomía
científca.
CONCLUSIONES
Los tojolabales echan mano de algunos
recursos avifaunísticos que tienen a
su alcance para interpretar diferentes
sucesos de su vida cotidiana, lo cual se
encuentra íntimamente relacionado con
el conocimiento directo que tienen de los
animales con los que conviven. Algunas
aves son importantes para los tojolabales
porque les permiten pronosticar, de acuerdo
a su canto o vuelo, el advenimiento de las
lluvias, por lo que pueden utilizar dicho
conocimiento en las prácticas agrícolas o
de manera inmediata en las actividades
domésticas. Oras aves son consideradas
como “mensajeras” de desgracias y, por
ende, alertan a los habitantes, pero a su
vez, les permite generar una explicación
a desdichas futuras. Dentro del sistema
médico tojolabal, las aves que se utilizan con
fnes curativos se emplean principalmente
para enfermedades de origen sobrenatural,
como el aire y el espanto. El aspecto mágico-
religioso que los tojolabales atribuyen a
ciertas aves está representado por su uso
como elementos que pueden proteger o
dañar a una persona, en ambos casos a
partir de un proceso mágico. Los tres
ámbitos tienen una presencia importante
para la población al estar presentes en la
vida diaria de los habitantes y constituyen
elementos trascendentales en la cosmovisión
de este grupo.
También es posible observar que
algunas de las prácticas y saberes de los
tojolabales reportados en este estudio, han
sido registrados para otros grupos mayas e
inclusive para otros grupos mesoamericanos,
como los nahuas del centro de México,
por lo que se puede afrmar que estos co-
nocimientos fueron compartidos en buena
parte de Mesoamérica, desde la época
prehispánica. Por otro lado, es fundamental
considerar los nombres indígenas de los
organismos en investigaciones de este tipo,
pues a partir de ellos es posible acercarse
a la taxonomía local que existe en una
comunidad, con el fn de compararla con
la taxonomía científca y advertir sus di-
Aves mágico-religiosas entre los tojolabales
202
ferencias y similitudes.
Finalmente, es de suma relevancia rea-
lizar estudios con un enfoque etnobiológico
en las comunidades indígenas actuales con
el fn de revalorar los conocimientos locales
sobre la naturaleza, los cuales muchas veces
se desdeñan y no se consideran a la par de los
conocimientos científcos, contribuyendo
a construir un diálogo de saberes entre
la academia y las comunidades, lo cual
permitirá un mejor desarrollo social en
México, tal como lo destaca Argueta (1997).
AGRADECIMIENTOS
Al doctor Otto Schumann Gálvez por
su infnita generosidad, por invitarnos a
emprender esta investigación y por su gran
apoyo para el desarrollo de este trabajo. A
Juan Cruz Gómez por acompañarnos y
apoyarnos en la realización de las entrevistas
en tojolabal; a ambos por sus atinados
comentarios y correcciones a este trabajo.
A todas las personas que nos recibieron
en sus hogares y nos brindaron mucho
de su valioso tiempo y conocimiento. En
particular, a Juan Gómez Gómez y María
del Carmen Gómez por recibirnos en su
hogar y a las siguientes personas por acceder
a ser entrevistadas: María Margarita Gómez
Gómez, Emilio Cruz Gómez, Jorge Gómez
Vázquez, Catalina Gómez Cruz, Juan Cruz
Gómez, José Gómez Días, Antonio Vázquez
Pérez, Esteban García Cruz, Israel de Jesús
Gómez Cruz, Juan Carlos Gómez, Juan
Carlos Vázquez Pérez, Juan Carlos López
Cruz, José Humberto Gómez Cruz, José
Ismael Cruz Cruz, Jesús Domingo, José
Domingo Gómez Cruz, José Díaz Gómez.
LITERATURA CITADA
American Ornithologists’ Union
(AOU). 2010. Fifty-frst supplement to
the American Ornithologists’ Union.
Check-list of North American birds. Auk
127:726-744.
Álvarez, C. 1983. El medio geográfco. Pp.
61-74. En M. Ruz (Ed.). Los legítimos
hombres. Aproximación antropológica al
grupo tojolabal. Volumen I. Universidad
Nacional Autónoma de México. México
D. F.
Álvarez, C. 2000. El patrón de asentamiento
en Las Margaritas, Chiapas. Universidad
Nacional Autónoma de México. México
D. F.
Álvarez del Toro, M. 1980. Las aves de
Chiapas. Universidad Autónoma de
Chiapas, Chiapas, México, D. F.
Argueta, A. 1997. Epistemología e historia de
las etnociencias: La construcción de las
etnociencias de la naturaleza y el desarrollo
de los saberes bioecológicos de los
pueblos indígenas. Universidad Nacional
Autónoma de México. México D. F.
Campos, T. 1983. El sistema médico de los
tojolabales. Pp. 195-23. En M. Ruz (Ed.).
Los legítimos hombres. Aproximación
antropológica al grupo tojolabal.
Volumen III. Universidad Nacional
Autónoma de México. México D. F.
Corona, E. 2002. Las aves en la historia
natural novohispana. Instituto Nacional
de Antropología e Historia. México D. F.
Cuadriello, H. y R. Megchún. 2006.
Tojolabales. Comisión Nacional Para
el Desarrollo de los Pueblos Indígenas,
serie Pueblos indígenas del México
contemporáneo, México, D. F.
Cupul-Magaña, F. 2003. Cocodrilo: me-
dicina para el alma y el cuerpo. Revista
Biomedica 14.45-48.
De la Garza, M. 1995. Aves sagradas de los
mayas. Universidad Nacional Autónoma
de México. México D. F.
De María y Campos, T. 1979. Los animales en
Fernando Guerrero Martínez et al.
203
la medicina tradicional mesoamericana.
Anales de Antropología 16:189-219.
Eliade, M. 1976. El chamanismo y las técnicas
arcaicas del éxtasis. Fondo de Cultura
Económica. México D. F.
Enríquez Vázquez, P., Mariaca Méndez,
R., Retana Guiascón, ó. G., y Naranjo
Piñera, E. J. 2006. Uso Medicinal de la
Fauna Silvestre en los Altos de Chiapas,
México. Interciencia 31:491-499.
García, E. 1964. Modifcaciones al sistema
de clasifcación climática de Koppen.
Instituto de Geografía, Universidad
Nacional Autónoma de México. México
D. F.
Peterson, R. T y E. L Chalif. 1989. Aves de
México. Guia de campo. Identifcacion
de todas las especies encontradas en
México, Guatemala, Belice y El Salvador.
Ed. Diana. México, D. F.
Rangel-Salazar, J., P. Enríquez y T. Will.
2005. Diversidad de aves en Chiapas:
prioridades de investigación para su
conservación. Pp. 265-324. En M.
González-Espinosa, N. Ramírez-Marcial
y L. Ruiz-Montoya (Coords.). Diversidad
biológica en Chiapas. El Colegio de
la Frontera Sur-COCYTECH-Plaza y
Valdés. México D. F.
Rivera, C., M. García, M. Lisbona, I.
Sánchez y S. Meza. 2005. Diversidad
religiosa y conficto en Chiapas. Intereses,
utopías y realidades. Universidad Nacio-
nal Autónoma de México, Centro de
Investigaciones y Estudios Superiores en
Antropología Social, Consejo de Ciencia
y Tecnología del Estado de Chiapas,
Secretaria de Gobierno del Estado de
Chiapas, Chiapas, México.
Ruz, M. (Ed.). 1983. Los legítimos hombres.
Aproximación antropológica al grupo
tojolabal. Volumen II. Universidad Na-
cional Autónoma de México, México D. F.
Schumann, O. 1983. La relación lingüística chuj-
tojolabal. Pp. 129-169. En M. Ruz (Ed.).
Los legítimos hombres. Aproximación
antropológica al grupo tojolabal. Volumen
I. Universidad Nacional Autónoma de
México. México D. F.
Vidal, R. y C. Macías. 1997. Aves de los Altos
de Chiapas. Canto, color y tradición.
CONABIO, PRONATURA, Chiapas,
San Cristóbal de las Casas. México.
Zolla, C. y A. Argueta. 2010. Diccionario
Enciclopédico de la Medicina Tradi-
cional Mexicana. http://www.medicina
tradicionalmexicana.unam.mx/index.
php. Consultado el 25 de junio de 2010.
Aves mágico-religiosas entre los tojolabales

Mexico. medicinal and magical-religious aspects. Medicinal and Magical-Religious Atributtes among Tojolabals (Tojol Winik’otik ) of Ejido Saltillo. Key words: ethnozoology. Few information is available on animals used in this field. equivale. municipality Las Margaritas. Las Margaritas. En este sentido. which goes hand to hand with their classification system and is different from ours. y en primer lugar el de las aves. have granted from biological and behavioral characteristics of birds. Tojolabales. Ethnic groups from Mexico. ya que: Aprender el lenguaje de los animales. magical and religious proprieties. Study Area: Ejido Saltillo. as well as empiric knowledge of their animals.Aves mágico-religiosas entre los tojolabales Birds with Forecasting. las aves pueden ser las encarnaciones de lo divino al asumirse como seres terrenales capaces de ascender a los cielos y constituirse también como el vehículo por medio del cual se manifiestan las deidades (De la Garza 1995). The main objective is to have a glimpse of the worldview of the Tojolabal world’s view from ethnoornithology studies to give a new interpretation of their knowledge of their avifauna and who it is used in predictive. Birds keep playing an important role for Tojolabales. Open interviews were conducted and recorded in a field notebook and also digitally. de la bóveda celeste proviene igualmente la energía que da lugar a la vida y las diversas fuentes que permiten la existencia en la Tierra. De esta manera. which is reflected in their knowledge and their use in different cultural aspects. tradicional medicine. INTRODUCCIóN Las aves siempre han sido consideradas por el humano como seres sagrados al pertenecer a un ámbito inaccesible para el hombre y a la vez fuertemente simbólico. birds with forecasting attributes. generadores de luz. from healing properties to treat diseases to magical and religious properties. Chiapas. del orden y la regularidad del universo. These aspects are a fundamental part in the word’s view of this ethnic group already present in their daily lives. 191 . cabe citar las palabras de Eliade (1976:94) en cuanto a la relación especial que el ser humano entabla con la fauna. the power to predict diverse events. Chiapas Abstract. Some interviews were conducted in Tojolabal with a translator help. pues el cielo constituye el lugar por donde transitan el Sol y los astros. como lo es la misma lluvia (De la Garza 1995). A total of 11 birds werw used in a three different categories according to their anthropocentric use The Tojolabales used bird resources available to their community with its power to interpret different environmental events. en particular con las aves.

Vidal y Macías 1997. (2) analizar la relación entre las características biológicas de las aves y su papel cultural. principalmente las consideradas de origen divino. 1997. Vidal y Macías. el objetivo general de esta investigación es dar a conocer las aves con atributos pronosticadores. para vislumbrar parte de la cosmovisión de este grupo humano mediante un enfoque etnoornitológico. en cualquier parte del mundo. 2005).. Álvarez del Toro 1980. imitar su voz. Chanal. los tojolabales son un grupo escasamente estudiado desde la antropología (Ruz 1983). pues sólo se puede mencionar el trabajo de Campos (1983). a poder profetizar. Corona 2002. MéTODOS Se realizó una investigación bibliográfica sobre la avifauna de la región para conocer las especies que se distribuyen en el área de estudio. equivale a poder comunicarse con el más allá y con los cielos.. Los objetivos particulares 192 .e.e. Peterson y Chalif 1989. Cupul-Magaña 2003). a conocer los secretos de la naturaleza y. se investigó sobre el papel cultural de las aves entre los grupos mayas para tener puntos de comparación (i. son: (1) dar una interpretación del conocimiento que tienen de su avifauna. el Ejido Saltillo está adscrito a la llamada Micro-Región II VallePeriferia. porque son considerados como receptáculos de las almas de los muertos o las epifanías de los dioses. Independencia y con la República de Guatemala en una pequeña porción. Vidal y Macías 1997. las aves han tenido un papel preponderante en su cosmovisión. ocupando un total de 4 520 km2 (Álvarez 1983).Fernando Guerrero Martínez et al. como agentes que predicen sucesos diferentes y como elementos de suma importancia en rituales de carácter mágicoreligioso. perdurando todas estas prácticas en los grupos actuales (De María y Campos 1979. además de que los datos sobre el uso de los animales por este grupo son prácticamente nulos. De la Garza 1995. pues se les utilizaba como remedios para tratar varias enfermedades. se encuentra en el municipio de Las Margaritas. […] Estos animales pueden revelar los secretos del porvenir. medicinales y mágico-religiosos entre los tojolabales. por tanto. De la Garza 1995. En el marco territorial y político del municipio. Ocosingo. Rangel-Salazar et al. quien hace un estudio sobre el sistema médico de los tojolabales y reporta un listado de los animales utilizados en el tratamiento de las enfermedades. 1). Sin embargo. en la zona limítrofe del Altiplano con la Selva Lacandona (Fig. á rea de estudio El Ejido Saltillo. 2006). Aprender su lenguaje. Asimismo. así como para determinar qué aves era posible que conocieran los habitantes de la comunidad (i.. Altamirano.. Enríquez et al. colinda con los municipios de Comitán. el cual se ubica en la parte suroriental de los Altos de Chiapas. integrada por 62 comunidades localizadas en la periferia de la cabecera Entre las culturas prehispánicas y en particular en los grupos mayas. Por tanto. y (3) revalorizar los nombres y conocimientos autóctonos que los tojolabales tienen de las aves.

bajo porcentaje de lluvia invernal y se localiza en la meseta de Comitán así como en las zonas que 193 . municipal (Rivera et al. cuenta con servicio eléctrico y con educación básica preescolar. OAX. Cristóbal Tuxtla Las Casas Gutiérrez CHIAPAS CAMPECHE GUATEMALA Ejido Saltillo Chiapas LAS MARGARITAS COMITÁN Fig. S. es un clima semicálido que presenta lluvias en verano. El clima del municipio de Las Margaritas es templado subhúmedo con temperaturas promedio de 18 y 20°C en las montañas más elevadas.Aves mágico-religiosas entre los tojolabales TABASCO VER. Modificado de Álvarez (2000). primaria bilingüe y secundaria. 1. El Ejido Saltillo alberga 1 002 habitantes. Mapa donde se muestra la zona de Las Margaritas con la ubicación del Ejido Saltillo. existen dos variantes climáticas según el sistema de Koeppen modificado por García (1964): A(C)w»2(w)ig. 2005).

se han registrado un total de 659 especies de aves en el estado de Chiapas. (2) bosques deciduos. esta variante se presenta en la serranía de La Independencia y la cañada de La Soledad (Álvarez 2000). De acuerdo con Schumann (1983). prosperan en los sitios con altitudes de 750 a 3 000 msnm y (5) zacatonales. miembro de la comunidad. 2000). derecho. en el área de Las Margaritas se encuentran cinco tipos de vegetación: (1) selva baja siempre verde. Peterson y Chalif 1989. aunque pueden crecer a menores altitudes.Fernando Guerrero Martínez et al. constituyen la vegetación inferior entre 2 000 y 4 000 msnm. (2005). lenguas con las que comúnmente se clasificaba al tojolabal. Álvarez del Toro 1980. aves de rapiña y en la región de los Lagos de Montebello aún sobreviven escasos quetzales que se encuentran en grave peligro de extinción (Álvarez 1983. legítimo. donde abal significa “palabra”. circundan el macizo de San Cristóbal a menos de 200 msnm. (3) encinares o bosques de hojas planas y duras. el idioma tojolabal está más emparentado con el chuj. el tojolabal es la quinta lengua indígena más importante en el estado de Chiapas. De acuerdo con Álvarez (1983. El reconocimiento de las especies se hizo mediante el uso de imágenes de aves tomadas de guías de campo y publicaciones sobre ornitofauna del estado de Chiapas (i. técNicas utilizadas Se llevaron a cabo dos temporadas de trabajo de campo en la comunidad: la primera en diciembre de 2009 y la segunda en abril de 2010. mientras que en todo el país existen 37 986 hablantes (Cuadriello y Megchún 2006). Además. Los tojolabales se autodenominan tojol winik. se desarrolla en las laderas de las cadenas montañosas escarpadas a una altitud promedio de 1 750 msnm. son características las lechuzas. Los tojolabales nombran a la lengua que hablan tojol abal. Las categorías antropocéntricas utilizadas en el presente trabajo se basan . especialmente en los suelos profundos de las estribaciones del altiplano a una altitud media de 1 500 msnm. que con el tzotzil y el tzeltal de los Altos de Chiapas. lengua hablada en la región de los Cuchumatanes de Guatemala. quien efectuaba la plática en tojolabal. de tojol: correcto. 2000). son la vegetación más difundida en las tierras templadas de Chiapas. y winik: hombre (Ruz 1983). (4) bosques de hojas aciculares o escamosas (pinares). Según Rangel-Salazar et al. Se hicieron entrevistas abiertas que se registraron a mano en una libreta de campo y digitalmente en una grabadora. que actualmente 194 se reduce a 16 924 hablantes divididos en 10 376 bilingües y 6 548 monolingües (Álvarez 2000). C(m)w»big. es un clima templado y húmedo con veranos frescos. El municipio de Las Margaritas es la entidad que congrega a la mayor población de indígenas tojolabales. así como con un porcentaje de lluvia invernal ligeramente más elevado.. Asimismo. e. ocupa zonas extensas. las cuales se mostraron a los entrevistados para verificar de qué organismo se trataba. Vidal y Macías 1997). la avifauna propia de la región donde se ubica el ejido está representada por especies de las tierras templadas y frías así como de la selva tropical. Algunas de ellas se realizaron de manera bilingüe con ayuda de Juan Cruz Gómez. largos y con lluvias.

mientras que los nombres locales en español y los nombres en tojolabal se registraron en la propia comunidad. Zope Zopilote cabeza roja / Zopilote. Aves con atributos pronosticadores. Las Margaritas. Godorniza Gallina / Gallina negra Accipitriformes Coragyps atratus Usej Medicinal / Sobrenatural Pronosticador / Agorero Pronosticador / Agorero Mágico-religioso / Dañino Pronosticador / Climático Pronosticador / Agorero Pronosticador / Agorero xujlem Ti’ Bakerio. Los nombres comunes se obtuvieron de Álvarez (1980). Poj wik Mut k’ ik’. Chiapas. Zope Falconiformes Micrastur semitorquatus Charadriiformes Tringa flavipes Halcón selvático Tingüis / Pájaro vaquero Calidris himantopus Chorlito / Pájaro vaquero Paloma caminera Aves mágico-religiosas entre los tojolabales Columbiformes Leptotila verreauxi Strigiformes Megascops cooperi Megascops trichopsis Búho / Tecolote 195 . k’ ik’ il Medicinal / Sobrenatural Mágico-religioso / Protector Medicinal / Sobrenatural Categoría antropocéntrica / subcategoría Creencia o modo de empleo Galliformes Colinus virginianus Nombre común / Nombre local en español Gallus gallus Codorniz / Gotorniz. Orden Familia Nombre científico Nombre tojolabal Poj winik. Los nombres científicos y orden taxonómico de las especies se presentan de acuerdo a la AOU (2010).Cuadro 1. medicinales y mágico-religiosos entre los tojolabales del Ejido Saltillo. Se utilizan sus huesos Anuncia enfermedad o muerte cuando se le ve volando Anuncia desgracias Se usa para causar mal a otra persona Anuncia que estará nublado o lloverá Anuncia desgracias Anuncia enfermedad o muerte Se considera como nahual1 Cathartes aura Zopilote cabeza negra / Zopilote. Se deben comer sus huevos Cura el mal de ojo El huevo (“nolob gallina”) protege a los recién nacidos. Evita que se enferme o le pase algún infortunio al niño Cura el espanto. Bakelio “ Ti’ Tujkul “ Cura el aire.

Se dice que tiene dueño y que es un nahual1 Categoría antropocéntrica Creencia o modo de empleo Megascops barbarous Megascops guatemalae Bubo virginianus athene cunicularia Ti’ “ Purpurwich “ Ts’unun. Se traga el corazón del colibrí recién muerto. Ts’unul Fernando Guerrero Martínez et al. .196 Orden Familia Nombre científico Nombre tojolabal “ “ “ xoch’ Anuncia desgracias “ Nombre común / Nombre local en español “ “ “ Pronosticador / Agorero Pronosticador / Agorero “ Pronosticador / Climático “ Medicinal / Natural “ “ “ Anuncia enfermedad o muerte. Se usa para mejorar la dicción de los niños. Anuncia desgracias “ “ Anuncia el amanecer o la lluvia (dependiendo del canto) Caprimulgiformes Chordeiles acutipennis Tapacamino halcón Caprimulgus maculicaudus Tapacamino pigmeo Apodiformes Streptoprocne zonaris Vencejo collarejo / Golondrina Streptoprocne semicollaris Vencejo nuquiblanco / Golondrina Trochilidae Colibrí Passeriformes automolus rubiginosus Laniocera rufescens Lipaugus unirufus Mimus gilvus Ti’ “ “ Choyej. Lechuza Anuncia que lloverá “ Cura padecimientos del corazón. ya sea enviándolo o transformándose en él para ejercer el perjuicio (véase Ruz 1983). Choye Hojarasquero castaño Guarda bosques /Ti Tioié Cenzontle / Cinzonte Pronosticador / Agorero “ “ Pronosticador / Climático 1 Se considera que un nahual es un animal relacionado con los brujos o que poseen los brujos. con el cual pueden causar daño a las personas.

Así. comúnmente se utilizan por parte de humanos con “poderes sobrenaturales”. es decir que una especie puede ser medicinal y a la vez tener atributos mágico-religiosos. tanto naturales como sobrenaturales. originadas por seres humanos con poderes extraordinarios o por elementos de la naturaleza carentes de voluntad física (Zolla y Argueta 2010). que comúnmente tienen un diagnóstico en la medicina científica u occidental. y sobrenaturales. el amanecer o un día nublado. Mágico-religiosas. mágico. sobrenatural. y en particular entre los tojolabales. usadas para ejercer un daño o perjuicio hacia alguna persona. Con referencia a las 197 . las cuales anuncian alguna desgracia. entre las que se encuentran: naturales. enfermedad o incluso la muerte para las personas. las cuales son utilizadas para curar padecimientos físicos. empleadas como un medio de protección o defensa ante entidades sobrenaturales. las cuales son aves que el humano considera como capaces de predecir o anticipar distintos sucesos. las cuales se emplean en el tratamiento de padecimientos atribuidos a las deidades propias del grupo humano en cuestión. religioso y medicinal (Ruz 1983). o dañinas. o para ejercer un daño hacia alguna persona. Charadriiformes. mientras que con una sola especie se encuentran Falconiformes y Columbiformes (véase Cuadro 1). así como humanos con poderes especiales (brujos). que van desde un medio de protección ante agentes o entidades sobrenaturales. Las Margaritas. Chiapas. Dichas categorías antropocéntricas se definieron de acuerdo a las especies consideradas como: 1. como las lluvias. se encontró que un ave puede tener atributos de más de una categoría. Medicinales que son las aves empleadas para curar alguna enfermedad. sino que su campo de acción puede ser como: protectoras. dichas aves pueden ser: climáticas. no existe una ruptura entre los ámbitos natural. RESULTADOS Se registraron 22 especies y una familia de aves que tienen atributos pronosticadores. no es necesaria la ingesta del organismo para que éste surta efecto. ya que en la generalidad de los pueblos originarios mesoamericanos. se encontraron siete aves pronosticadoras. Accipitriformes. De acuerdo con las categorías antropocéntricas propuestas. 2. para conferir mágicamente a una persona alguna propiedad o poder con diferentes fines. y agoreras. aves utilizadas generalmente en forma ritual. seguido de Passeriformes con cuatro. Pronosticadoras. El orden taxonómico más representado fue el de las Strigiformes con seis especies. 3. que predicen sucesos ambientales. medicinales y mágico-religiosos para los tojolabales del Ejido Saltillo. Apodiformes y Caprimulgiformes tuvieron dos cada uno.Aves mágico-religiosas entre los tojolabales en una clasificación de acuerdo a una perspectiva de la ciencia occidental. Las Galliformes. cuatro medicinales y dos mágico-religiosas.

se obtuvieron los nombres en tojolabal de 11 aves con este tipo de atributos Asimismo se observó que la mayoría de las aves se ubicaron en la categoría de pronosticadoras con un 55%. Chiapas. conocimiento que a su vez puede ser útil para la población. DISCUSIóN Como se expresó anteriormente. tienen de los animales y en particular de las aves. al considerar que ayudan a curar diferentes enfermedades o para advertir cambios en el clima que se relacionan con las actividades que los pobladores realizan en el campo. mientras que las climáticas fueron tres. en este caso los tojolabales. mientras que las aves con uso medicinal representaron el 27% y las de uso mágicoreligioso 18% (Fig. Dentro de las aves pronosticadoras las agoreras fueron las más abundantes con cuatro especies. . utilizando únicamente un nombre para referirse a lo que desde nuestra perspectiva son varias especies. denominaciones utilizadas por los tojolabales para referirse a las aves. con lo que es posible demostrar el amplio y profundo conocimiento que los grupos humanos. resultó que dos o más especies pueden ser consideradas por los tojolabales como la misma ave. 2).Fernando Guerrero Martínez et al. Las Margaritas. Fig. En cuanto a las cuatro aves catalogadas como medicinales se encontró que todas curan enfermedades de tipo sobrenatural y sólo una de ellas también cura padecimientos 198 de tipo natural. la construcción de las categorías antropocéntricas se realizó con el fin de acercarse y estudiar la relación hombreave desde una perspectiva científica. como la siembra y la cosecha. 2. De esta manera. Atributos de las aves entre los tojolabales del Ejido Saltillo. Las aves usadas en un sentido mágico-religioso fueron dos. una como protección y una para causar daño.

Otro caso es el del colibrí. En referencia al canto. la presencia de enfermedad es designada entre los tojolabales como chamel o chamk’ujol. ya que de acuerdo a las distintas vocalizaciones que esta ave emite. el caso del cenzontle tropical (Mimus gilvus). pues en ocasiones los rasgos ecológicos o etológicos de los organismos son interpretados y asimilados por la población con una connotación cultural evidente. llamado en tojolabal choyej. pues suelen volar en parvadas en época de reproducción (Álvarez del Toro 1980). pero también se incorporan como información útil que le permite a la gente establecer un diagnóstico sobre el clima que se presentará en un futuro. pero es preciso aclarar que se encontraron casos donde una misma ave puede incluirse en dos categorías o subcategorías diferentes. los tojolabales las interpretan para saber o predecir momentos específicos. las especies reconocidas por los tojolabales como el ave purpurwich (Streptoprocne semicollaris y S. que es aprovechado con fines medicinales. o también varios días después. Con respecto a las aves medicinales. Aunque el autor no propone una categorización específica. mientras que otro tipo de canto es interpretado como el advenimiento de las lluvias. a veces tan inmediato como en el mismo día. se decidió incluir a las aves en las diferentes categorías propuestas con el fin de estudiar con mayor profundidad el papel cultural que desempeñan para los tojolabales. la distinción entre ambos tipos de enfermedades se ajusta a la clasificación propuesta en este trabajo. En cuanto a las aves pronosticadoras. su vuelo característico en cierta época es el que le permite a la población saber que se acerca la temporada de lluvias. Por ejemplo.Aves mágico-religiosas entre los tojolabales De esta forma. pues para ellos un tipo de canto anuncia el amanecer del día. zonaris) tienen una marcada temporada de reproducción y un comportamiento diferente en la período del año que usualmente se asocia a la temporada de lluvias. Desde el punto de vista biológico. resulta interesante la posibilidad de advertir asociaciones entre el papel atribuido por los tojolabales a cierta ave y las características biológicas de la misma. sin intervención humana o de las fuerzas del mal. es preciso mencionar en primer lugar que de acuerdo con Ruz (1983). por ejemplo. este último término designa cualquier pena o pesadumbre y se relaciona con la falta de salud del corazón. el ave que los tojolabales llaman bakerio o bakelio tiene un uso mágico-religioso pero también como pronosticador. aunque pueden ser enviadas por Dios. el ejemplo del colibrí es muy interesante ya que es la única ave usada con fines medicinales que cura tanto 199 . tanto inmediatos como más lejanos. Este mismo autor menciona que “se distinguen dos grandes variantes de enfermedades: aquellas que obedecen a procesos dados naturalmente. En este sentido. Dichos pronósticos se basan en dos características fundamentales de las aves: el vuelo y el canto. que es el principal centro anímico. ya sean divinas o humanas”. y las causadas por la intervención de fuerzas externas. en el caso del ave llamada por los tojolabales purpurwich. es muy ilustrativo. pero se encontró que las enfermedades que cura son de origen tanto natural como sobrenatural.

la categoría “mágicoreligioso” referida en esta investigación merece un análisis más detallado. Uno de los padecimientos naturales en los que se ve implicado el colibrí es cuando un niño no puede hablar bien a causa de un problema motriz en la lengua. Asimismo el autor advierte que 200 Sahagún señala que comido sirve para evitar las bubas y Martín de la Cruz indica que el hígado de esta ave se aprovecha en el remedio contra el calor excesivo. 2002) por tzotziles y tzeltales. no sólo de enfermedades sino de cualquier desgracia. lo cual salió a la luz en este trabajo. para proteger a una persona. Las similitudes entre los usos de esta ave de un grupo maya a otro hablan de conocimientos y prácticas compartidos entre ellos.Fernando Guerrero Martínez et al. El uso medicinal del colibrí es reportado para los nahuas del siglo xVI. es necesario estudiar también los aspectos culturales relacionados entre el colibrí y el habla en los infantes. y para causar daño a alguien. entonces se utiliza esta ave que se caracteriza por su pico largo para punzar con él la lengua del niño. Hernández dice que este animal es aprovechado para curar la epilepsia. en Chanal se emplea para la gente que sufre ataques y en otros municipios se utiliza para aliviar dolores de cabeza. por lo que es pertinente hacer esta distinción a nivel de una categoría. Vidal y Macías (1997) reportan que en San Andrés Larrainzar se usa al colibrí para curar a los tartamudos. se encontró que entre los tojolabales del Ejido Saltillo los dientes del pecarí de collar se utilizan como amuleto para tener buena suerte en la caza. Cabe apuntar que en un estudio anterior sobre los animales medicinales utilizados en los Altos de Chiapas (Enríquez et al. Estos usos son fundamentalmente de carácter mágico y no necesariamente están vinculados en un proceso curativo o medicinal. los autores del presente trabajo consideran que una curación o un pronóstico pueden tener aspectos mágicos y religiosos inmiscuidos. enfermedades de origen natural como las que se atribuyen a aspectos sobrenaturales o de índole cultural. puesto que tiene implicaciones simbólicas más profundas que permean en todos los ámbitos culturales. lo que evidencia la existencia de prácticas comunes dentro de la tradición maya. el colibrí también se registra como un animal utilizado para curar padecimientos del corazón a partir de la ingesta del corazón del ave. ya que de acuerdo con Corona (2002). por lo que se podría hablar de una práctica generalizada en Mesoamérica. Por otro lado. cabe mencionar que éstos raras veces tienen una correspondencia uno a uno con los nombres científicos que usamos . En este sentido. Sin embargo. En cuanto a los nombres tojolabales de las aves. no obstante se decidió mantener esta categoría debido a que también existen en la comunidad animales empleados para atraer buena suerte (amuletos). lo que constituye un estímulo físico directo que ayuda al niño a adquirir la movilidad necesaria en la lengua para poder hablar correctamente. Por ejemplo. es utilizada para causar un daño. Asimismo. y el ave que llaman bakerio o bakelio. como se reporta en los resultados. recalcando la importancia de revisar minuciosamente dicha construcción y aclarando que el fin más próximo es su empleo como una mera herramienta metodológica para profundizar en la cosmovisión de este grupo étnico.

pues a partir de ellos es posible acercarse a la taxonomía local que existe en una comunidad. Asimismo. es relacionada con siete especies diferentes. en ambos casos a partir de un proceso mágico. les permite generar una explicación a desdichas futuras. ya que en general a todas las especies de la familia Trochilidae se les refiere con el mismo nombre. de acuerdo a su canto o vuelo. Dentro del sistema médico tojolabal. las aves que se utilizan con fines curativos se emplean principalmente para enfermedades de origen sobrenatural. Los tres ámbitos tienen una presencia importante para la población al estar presentes en la vida diaria de los habitantes y constituyen elementos trascendentales en la cosmovisión de este grupo. Oras aves son consideradas como “mensajeras” de desgracias y. las cuales desde la perspectiva de los tojolabales. Por ejemplo. lo que demuestra los contrastes tan significativos que existen entre un sistema de clasificación tradicional de la fauna y el utilizado por la taxonomía científica. como el aire y el espanto. como los nahuas del centro de México. con el fin de compararla con la taxonomía científica y advertir sus di201 . Por otro lado. sin hacer la distinción entre especies. Algunas aves son importantes para los tojolabales porque les permiten pronosticar. por lo que sólo utilizan un nombre para referirse a ellas. por lo que pueden utilizar dicho conocimiento en las prácticas agrícolas o de manera inmediata en las actividades domésticas. por lo que se puede afirmar que estos conocimientos fueron compartidos en buena parte de Mesoamérica. Tal es el caso del ave que en tojolabal se llama ti’. hay cinco especies diferentes. han sido registrados para otros grupos mayas e inclusive para otros grupos mesoamericanos. ya que sucede que a más de dos especies se les llame con un mismo nombre. las cuales corresponden a cuatro órdenes distintas. pero a su vez. Esto es claro si se toma en cuenta que de las 22 especies y una familia que se registraron. son una misma ave. es fundamental considerar los nombres indígenas de los organismos en investigaciones de este tipo. considerándolas como el mismo animal. Otro caso mucho más evidente es el de los colibríes. desde la época prehispánica. en el caso de las Strigiformes. por ende. También es posible observar que algunas de las prácticas y saberes de los tojolabales reportados en este estudio. en ocasiones los tojolabales pueden considerar como la misma ave a especies que incluso son de diferentes órdenes y que en primera instancia no tienen un parecido o relación cercana.Aves mágico-religiosas entre los tojolabales para distinguir a las especies. lo cual se encuentra íntimamente relacionado con el conocimiento directo que tienen de los animales con los que conviven. el advenimiento de las lluvias. 11 son en realidad las que los tojolabales consideran como organismos diferentes. alertan a los habitantes. El aspecto mágicoreligioso que los tojolabales atribuyen a ciertas aves está representado por su uso como elementos que pueden proteger o dañar a una persona. CONCLUSIONES Los tojolabales echan mano de algunos recursos avifaunísticos que tienen a su alcance para interpretar diferentes sucesos de su vida cotidiana.

F. Juan Carlos Gómez. Aves sagradas de los mayas. Juan Carlos Vázquez Pérez. Corona. serie Pueblos indígenas del México contemporáneo. 2006. 2003. José Gómez Días. Juan Cruz Gómez. En particular. y R. Los animales en 202 .). Chiapas. 61-74. M. C. Álvarez. México D. Las aves en la historia natural novohispana. México D.). es de suma relevancia realizar estudios con un enfoque etnobiológico en las comunidades indígenas actuales con el fin de revalorar los conocimientos locales sobre la naturaleza. 2002. En M. Aproximación antropológica al grupo tojolabal. lo cual permitirá un mejor desarrollo social en México.Fernando Guerrero Martínez et al. José Domingo Gómez Cruz. 1980. Álvarez del Toro. Megchún. Auk 127:726-744. 1983. ferencias y similitudes. México D. a ambos por sus atinados comentarios y correcciones a este trabajo. México. F. 2000. Universidad Nacional Autónoma de México. Universidad Nacional Autónoma de México. Las aves de Chiapas. Antonio Vázquez Pérez. F. Chiapas. LITER ATUR A CITADA American Ornithologists’ Union (AOU). Volumen I. 2010. tal como lo destaca Argueta (1997). Catalina Gómez Cruz. 1995. Aproximación antropológica al grupo tojolabal. Campos. A. M. Volumen III. AGR ADECIMIENTOS Al doctor Otto Schumann Gálvez por su infinita generosidad. T. 1983. contribuyendo a construir un diálogo de saberes entre la academia y las comunidades. 195-23. El sistema médico de los tojolabales. Juan Carlos López Cruz. México D. Cocodrilo: medicina para el alma y el cuerpo. por invitarnos a emprender esta investigación y por su gran apoyo para el desarrollo de este trabajo. a Juan Gómez Gómez y María del Carmen Gómez por recibirnos en su hogar y a las siguientes personas por acceder a ser entrevistadas: María Margarita Gómez Gómez. Universidad Autónoma de Chiapas. Check-list of North American birds. F. El patrón de asentamiento en Las Margaritas. Pp. A todas las personas que nos recibieron en sus hogares y nos brindaron mucho de su valioso tiempo y conocimiento. José Ismael Cruz Cruz. F. E. Cuadriello. México D. Revista Biomedica 14. Jesús Domingo. Ruz (Ed. Los legítimos hombres. F. A Juan Cruz Gómez por acompañarnos y apoyarnos en la realización de las entrevistas en tojolabal. Universidad Nacional Autónoma de México. Universidad Nacional Autónoma de México. Fifty-first supplement to the American Ornithologists’ Union. 1997. C. México D. F.45-48. Cupul-Magaña. Jorge Gómez Vázquez. José Díaz Gómez. Argueta. D. F. Israel de Jesús Gómez Cruz. En M. Álvarez. El medio geográfico. Pp. José Humberto Gómez Cruz. Ruz (Ed. De la Garza. México. Esteban García Cruz. Los legítimos hombres. Emilio Cruz Gómez. F. Comisión Nacional Para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas. 1979. D. Universidad Nacional Autónoma de México. Epistemología e historia de las etnociencias: La construcción de las etnociencias de la naturaleza y el desarrollo de los saberes bioecológicos de los pueblos indígenas. Instituto Nacional de Antropología e Historia. H. Finalmente. De María y Campos. los cuales muchas veces se desdeñan y no se consideran a la par de los conocimientos científicos. T. Tojolabales.

Will. México D. Lisbona. ó..). Vidal. México. Los legítimos hombres. Belice y El Salvador. Fondo de Cultura Económica. P. Chiapas. (Ed.Aves mágico-religiosas entre los tojolabales la medicina tradicional mesoamericana. N. C. F. F.medicina tradicionalmexicana. M. México D. La relación lingüística chujtojolabal. R. F. Volumen I. México D. San Cristóbal de las Casas. Diversidad de aves en Chiapas: prioridades de investigación para su conservación. García. 1997. E. Uso Medicinal de la Fauna Silvestre en los Altos de Chiapas. M. y C. color y tradición. 129-169. Rangel-Salazar.mx/index. Consultado el 25 de junio de 2010. 1964. Rivera. 1983. E. 1976. M. Guatemala. T y E. Pp. Diccionario Enciclopédico de la Medicina Tradicional Mexicana. Secretaria de Gobierno del Estado de Chiapas. L Chalif. 2010. Los legítimos hombres. Guia de campo. php. G. En M. P. Diversidad biológica en Chiapas. Sánchez y S. PRONATURA. Aves de México.. Aves de los Altos de Chiapas. 1989. y Naranjo Piñera. Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social. Enríquez Vázquez. Aproximación antropológica al grupo tojolabal. 2005. El chamanismo y las técnicas arcaicas del éxtasis. Chiapas. 1983. I. México D. García.. Meza. Identificacion de todas las especies encontradas en México. Volumen II. Universidad Nacional Autónoma de México. F. J. El Colegio de la Frontera Sur-COCYTECH-Plaza y Valdés. Ruz (Ed. 265-324. Argueta. Ruiz-Montoya (Coords. Consejo de Ciencia y Tecnología del Estado de Chiapas. 203 . utopías y realidades. O. F. Ramírez-Marcial y L. Retana Guiascón. R. Modificaciones al sistema de clasificación climática de Koppen. Intereses. En M. México.. R. Ed. y A.).unam. Mariaca Méndez. México. 2005. Enríquez y T. González-Espinosa. CONABIO. Diversidad religiosa y conflicto en Chiapas. Pp. Diana. Anales de Antropología 16:189-219. M. Aproximación antropológica al grupo tojolabal. Eliade. 2006. Canto. Zolla. Schumann. J. Peterson. México. Macías. Universidad Nacional Autónoma de México. D. Universidad Nacional Autónoma de México. Instituto de Geografía. México D.. F. http://www. Interciencia 31:491-499. C. Universidad Nacional Autónoma de México.). Ruz.