Si la gente bailara un poco más, cantara un poco más y fuera un poco más loca, muchos de sus problemas desaparecerían

. La visión de Osho sobre la meditación Probablemente la mayor aportación de Osho ha sido su dedicación a la difusión de la meditación. Veía que el hombre moderno tiene muchas dificultades a la hora de meditar debido a que hoy nuestras vidas están en constante cambio, con muchos estímulos que procesar, aprendiendo cosas nuevas de continuo, normalmente estamos más volcados hacia el exterior que hacia el interior, existe un claro desequilibrio. Al actuar básicamente en función de las circunstancias externas poco a poco vamos dejando de prestar atención a nuestras señales internas y con el tiempo dejan de mostrarse con la suficiente intensidad, nos terminamos haciendo inconscientes. Pero internamente se está creando un conflicto (una neurosis), que se produce cuando lo que siento que tengo que hacer es distinto de lo que realmente hago. Si no lo resolvemos necesitaremos hacer una fuerza de contención y nos volveremos tensos.

Por esto ponía en duda que los métodos tradicionales de meditaciones pasivas fueran útiles para empezar a acercarse a la meditación ya que el hombre de hoy es muy distinto del que existía en la época de Buda. Osho experimentó meditaciones de diversas fuentes (del mundo del yoga, sufíes, budistas, tibetanas, taoístas, tántricas, etc), fruto del trabajo de millones de buscadores, y extrajo su esencia dándole un nuevo formato hasta crear las Meditaciones Activas. En ellas integra dos tipos de técnicas claramente diferentes, unas que califica como métodos sistemáticos (que integran el cuerpo y la mente), y otras denominadas catárticas en las que se trata de dejar la mente a un lado y permitir que aflore el mundo emocional para así descargar de represiones al corazón. La importancia que Osho dio al uso de la catarsis es lo que más le ha caracterizado y diferenciado del resto de las escuelas de meditación. Según él, si sólo se trabaja con métodos sistemáticos la mente se puede hacer muy poderosa, pero este poder se puede usar para no dejar aflorar el mundo inconsciente a través del plano emocional, esta pugna se puede manifestar creando tensión y un estado persistente de control (inhibición) sobre lo que intenta aflorar de manera natural: el dolor interno no sanado. Dentro de las técnicas catárticas destaca sobre todo la “Meditación Dinámica”.

La Meditación Dinámica En esta meditación hay una primera etapa de preparación en la que se realiza una técnica de respiración caótica para romper los patrones respiratorios fijos que tenemos e ir explorando nuevas formas. Así podremos elegir la forma respiratoria más adecuada a cada momento y poder ser espontáneos en la siguiente fase.

y esto ayuda a integrar mejor lo vivido. el silencio y la quietud florecerán sin esfuerzo en la cuarta. voz y mirada). Las técnicas no son un fin. simplemente siendo testigos.En la segunda etapa se realiza una catarsis en la cual dejamos que afloren emociones y en la que te permites expresar lo que tienes retenido. trabaja el polo de la locura dejando la mente a un lado. Las Meditaciones Activas son una propuesta para la gente que está buscando respuestas a los interrogantes de la vida y una oportunidad de poder cambiar y liberarnos de un pasado y presente repetitivos. La tercera fase saltamos verticalmente. son el polo opuesto. Si sabes moverte entre ambos polos tendrás una vía directa hacia el centro de tu ser. a diferencia de la gran mayoría de técnicas de meditación que ayudan a integrar el cuerpo-mente. pero esto nos hará tomar conciencia de que hemos iniciado un camino de evolución y de mayor conocimiento de nosotros mismos. y tendrás que estar con los ojos bien abiertos para leer las señales que se te presentan en el camino. el objetivo final es deshacernos de las técnicas y vivir en el estado meditativo en cualquier momento o actividad de nuestra vida. es un arte. haciendo vibrar el sonido en el hara. A priori no sabremos nunca qué ocurrirá. esto ayuda a canalizar toda la energía movilizada hacia él y de ahí a través de las piernas hacia la tierra. con los brazos en alto y gritando el mantra sufi “Ju” al tocar el suelo. vivirlas de una manera fácil y natural. puede que cada día sea distinto. Produce un estado muy profundo de silencio y de quietud. Con la meditación no sólo se trata de saber estar hacia el interior en silencio. El saber moverse hacia el . permitiéndonos estar más centrados y relajados. esta es la etapa real de meditación. se disipará y la presión interna disminuirá. Esta meditación permite conectar con temas emocionales latentes de una manera autónoma. Estamos inmóviles con los brazos en alto. las anteriores son sólo preparación. La última y quinta fase es el baile que nos permite disfrutar y celebrar lo experimentado. si esto último ocurre y lo practicamos de manera regular. mas que una matemática. o bien puede que conectemos repetidamente con algún tipo de situación emocional. enraizándonos. Se trata de hacerlo con totalidad usando todos los canales de expresión que tenemos (cuerpo. simplemente observamos todo lo que ocurre. observando todo lo que ocurre a nuestro alrededor. Es la oportunidad de liberar toda la energía retenida y reprimida. no hay nada que expresar. Si hemos activado la energía suficientemente en las tres primeras fases. también debemos saber estar activos en el exterior y hacerlo con totalidad. relativizando y marcando una distancia sobre las cosas que nos ocurren. el de la cordura. no hay nada que contener. Aparecerán otras situaciones nuevas. son sólo un medio para hacernos conscientes e ir esculpiendo nuestro “Buda interior” que todos tenemos en potencia. teniendo dominio sobre el proceso personal. Conclusión La meditación dinámica condensa gran parte del pensamiento de Osho.

Apóyate al principio en un grupo y aprende a saber ir sólo.interior y hacia el exterior es lo que nos va a dar dominio y equilibrio a nuestra vida. así encontrarás tu verdad. .

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful