You are on page 1of 2

Mi Abraham

Pues os cuento desde el embarazo de mi niño. Cuando estaba embarazada de Abraham
me sentía muy bien, ni una molestia, andaba muchísimooo y también comía, así que
cogí 26 kg, una pasada pero bueno, no me importaba el peso en ese momento la verdad.

Su fecha de nacer era para el 29 de Mayo pero no quiso llegar hasta el 5 de junio. Ese
día fui a un reconocimiento y a monitores a las 11:30. Salí del hospital y me fui al
centro a tomar una granizada, y con la granizada en la mano rompí aguas, así que
fuimos a mi casa, me duché y al salir de la ducha creía que no llegaba, una contracción
tras otra. En el hospital estaba a las 13:15, me subieron corriendo a paritorio y a las
13:40 nació mi niño, parto espontáneo, sin ayuda de oxitocina ni aparatos. Pesó 4,460
kg y midió 58 cm.

Su evolución fue normal con la única pega de que no dormía, ni de día ni de noche.
Primero que si gases y luego nos decian que lo habíamos mal criado; en fin el rollo de
siempre. Pero ya eso a mi no me parecía normal, se despertaba muchísimas veces en la
noche y costaba hasta 3 horas dormirle de nuevo.
El hacia las tortitas, se reía muchísimo, decía “papá”, bailaba, te buscaba y chillaba para
que lo mirases, aunque no señalaba, ni decía adios con su manita, y tardó mucho en
ponerse solo de pie. En el parque, hasta los 11 meses no lo consiguió y con mucho
trabajo a partir de los 14 meses empezó a gatear y yo a sospechar de que algo no
marchaba bien.

Acudimos varias veces al pediatra por el mismo tema, que el nene no avanzaba como
debería y al parecer yo era una madre obsesionada y parecía primeriza. Un día antes de
empezar andar fui al pediatra exigiéndole que me lo derivase al neurólogo y
Estimulación Temprana, y me dijo:"tráeme al pequeño mañana que lo vea", y esa tarde
echó andar así que, a la mañana siguiente Abraham entró andando en la consulta, y el
pediatra me miró y me dijo:"A estimulación temprana te voy a mandar a ti", pero yo le
dije que algo no marchaba bien, que a mi niño le pasaba algo.
Así que pasaron los días, las semanas y los meses y Abraham siempre hacia el mismo
recorrido una y otra vez, jugaba con los mismos juguetes, encendía y apagaba las
luces...

Días antes de los 24 meses volví a exigirle a pediatra que me derivase al niño a
Estimulación Temprana. Allí me lo valoraron y lo de siempre, retraso madurativo sobre
10 o 12 meses.
Pero yo sabía que había algo mas. Empecé a leer y a leer, y di con el foro de Retraso
Madurativo y desde ese foro conocí el foro de Isis; allí empecé a leer y a preguntar, di
con el manual de padres de Javier Garza y le dije a mi marido: “nuestro hijo tiene
Autismo”, le dije que se sentara a leer el manual y me miro y dijo “pues si”.
Así que nos pusimos en marcha, lo primero neurólogo infantil; fue en Cádiz y ella nos
lo diagnosticó TEA (trastorno espectro autista), así que analíticas de genética x-frágil y
cariotipo. Estamos a la espera de los resultados, electroencefalograma, alergias
alimentarias, potenciales evocados...
En Octubre fuimos a la consulta de Juan Martos especialista en TGD (trastorno
generalizado del desarrollo) y su diagnóstico fue Trastorno Autista; ese día ya sí dijimos
“ésto es lo que tenemos y ahora a trabajar para ayudar a nuestro hijo”.
Hemos conseguido 1 día mas en Estimulación Temprana, ahora vamos lunes, miércoles
y viernes, en sesiones de 30 minutos. Ha avanzado muchísimooo.
Terapia Ocupacional e Integración Sensorial dos veces a la semana sesiones de 60
minutos. Este mes lo hemos dejado pero el próximo mes continuaremos.
Logopeda M y J en sesiones de 45 minutos.

Nuestro hijo desde que nos dieron el primer diagnostico que fue en Julio hasta hoy ha
cambiado muchísimoo. Para empezar el tema de la atención , ha costado mucho pero ya
te mira y te mira a la cara a los ojos y mantiene la mirada durante un buen rato, sabe
jugar, coge el lápiz y hace garabatos, hace puzzles, salta...
Ahora empezó a decir adiós con ayuda, come los postres con la cuchara él solo, bebe en
vaso ayudado por mamá o papá....

Así que estamos muy contentos porque tenemos un campeón, pero esto no ha sido todo
nuestro, sino todos los profesionales que están ayudándonos, entre otros Paqui,
Antoñita, Merci..las cuidadoras de la guardería, Marina logopeda de Atención
Temprana, Mariola logopeda particular, Anna y Alberto terapeutas del centro Retos
donde hace terapia ocupacional e integración sensorial…
Pero también sus dos hermanos, mi hijo mayor que es su terapeuta particular, Adan, que
lo quiere con locura y lo enseña a jugar, correr, saltar, puzzles....y lo besa lo achucha, lo
tira al sofá desde sus brazos cosa que le encanta y lo busca una y otra vez.
Y al peque que tiene 7 meses y le chilla, le toca las tortitas, le hace pedorretas y
Abraham lo hace a veces también.
Así que somos entre todos un gran equipo.
Por supuesto mis padres, mi suegra y mi comadre (Merci), que siempre están
ayudándome en todo. ...
Así que gracias a todos por ayudar y cooperar en la gran evolución de nuestro Tesoro.

Besos.

Tamara. Mamá de los tres mosqueteros