LAS CINCO FORMAS DEL ORÁCULO DE IBAGUÉ.

ALAFIA – TODOS LOS SEGMENTOS ABIERTOS – O O O O Alafia es una contestación “SI”. Este signo generalmente indica que todas las energías están abiertas y todo esta fluyendo bien y con facilidad. Alafia urge al individuo a moverse hacia delante con pensamientos y sentimientos de paz y calma. Sin embargo bajo ciertas circunstancias puede indicar una advertencia debido al estado de apertura energética que podría llevar a la inestabilidad. Debido a la naturaleza abierta de Alafia, este es un signo cambiante cuyo balance se distorsiona fácilmente. La concentración puede cambiarse a ceguera, es decir, una inhabilidad para ver cualquier cosa excepto lo que esta bajo su nariz. En un estado “muy abierto” es posible dentro de Alafia, lo cual indicará extremos de energía. A diferencia de Alafia, la vida rara vez es “todo luz”, sino una danza creativa y cambiante entre estados de expansión y contracción. Esta respuesta puede ser interpretada como un SI y al recibir Alafia no se necesita tirar de nuevo. Sin embargo, este “SI” siempre debe recordar que siempre debe haber un grado de precaución y cuidado debido al potencial que se interrumpa el positivismo, creando un cambio en la energía que rodea la situación que se presenta.

ETAWA – TRES SEGMENTOS ABIERTOS/UNO CERRADO – O O O X Etawa es una respuesta algunas veces INCIERTA. Etawa representa tres segmentos abiertos siendo atemperado por un solo segmento oscuro, que es el elemento de contracción e incertidumbre que otorga su influencia a la ecuación. Es la siempre presente semilla de duda que crea un estado en el cual uno no esta en capacidad de creer completamente en lo que se percibe, tal como el único elemento cerrado lleva a situaciones que aún no se ha visto. Son esas fuerzas desconocidas las que previene Etawa de traer la certeza completa. Para triunfar, uno deberá afilar su propia percepción y mantener sus ojos abiertos por los elementos que están operando tras escena. Estos elementos no marcan inherentemente una derrota, pero se deberán monitorear temiendo que se vuelva el elemento improductivo de la ecuación. Etawa advierte también al individuo una carencia de recursos, una condición de tener cerca energía suficiente para llegar a la meta, aunque hay algo que puede llegar a ser insuficiente. Cuando este signo aparece, el Obi se debe tirar de nuevo para

determinar la respuesta final. Si la segunda tirada produce: ALAFIA, EJEIFE o ETAWA la respuesta es SI. Sin embargo, si OKANRAN u OYEKU resultan, la respuesta es NO.

EJIFE – DOS SEGMENTOS ABIERTOS/DOS SEGMENTOS CERRADOS – O OXX Ejife es considerado un SI definitivo, Es el que viene con gran balance y estabilidad. Al tener dos segmentos abiertos y dos cerrados, su misma estructura soporta su supremo equilibrio. Bajo este signo, la energía se manifiesta con sus pies plantados sobre la tierra, estableciéndose a si mismo con mucho balance y una forma segura. El cuerpo y el espíritu, la mente y las emociones están balanceados aquí. Ejife también habla de continuidad, una corriente de energía que mantiene la vitalidad del organismo. Es la fuerza de la vida que corre a través de nuestras venas y da vitalidad y fortaleza a todo lo que toca. A diferencia de Alafia, Ejife refleja una verdadera forma de vida, la interrelación de luz y oscuridad creando un estado de balance. Es por esta razón que Ejife se puede considerar un “SI” mucho más definitivo y estable que Alafia.

OKANRAN – UN SEGMENTO ABIERTO/TRES SEEGMENTOS CERRADOS –OXXX Okanran marca una respuesta NO recibida a través del Oráculo. Tres segmentos cerrados hablan de una sobrecogedora presencia de contracción de energía que retiene el éxito en su labor. El bloqueo ha derrotado la oportunidad y los caminos están cerrados. El sol se esta poniendo en el horizonte, con sólo pequeña luz para iluminar el camino. La ausencia de luz en Okanran no señala una condición maligna, sino un estado donde la llama del éxito ha sido apagado por la oscuridad que rodea. Como se mantiene un solo segmento abierto, las energías de contracción se están cerrando. Cuando Okanran aparece en una situación específica, esto podría indicar que el organismo se esta apagando; el cierre esta a la vuelta de la esquina. La lucha también puede

estar indicada, un intento final para luchar para impedir la oscuridad, pero que podría terminar en una falla. También podría sugerir que uno carece de la iluminación necesaria para recorrer el camino certeramente. Se debe ser cuidadoso para no tropezar en los obstáculos que lo rodean en este momento. Finalmente, Okanran puede indicar un intento infructuoso debido a su falta de dedicación o de compromiso. El signo nos recuerda que un simple esfuerzo transigente es rara vez la fórmula del éxito.

OYEKU – TODOS LOS SEGMENTOS CERRADOS – X X X X Finalmente, Oyeku es un NO definitivo. Mientras que algunos adivinos consideran Oyeku como el portador de graves profecías, este autor no esta de acuerdo con esta ciega interpretación. El último segmento de luz que se sostiene en Okanran ha dado paso a una oscuridad total. La oscuridad, en este caso, puede proveer protección o bloqueo, la eterna paradoja del útero y la tumba. Oyeku es un estado donde se encuentran varias fuerzas escondidas en juego. Un “NO” recibido con Oyeku ofrece por igual protección de elementos potencialmente dañinos que permanecen escondidos o bloque absoluto que proviene de una fuente no descubierta. Es difícil acertar si Oyeku trae refugio o precaución, debido a la falta de luz del signo. La luz (vehículo de la imaginación) se ha eclipsado por un velo de oscuridad. Como el autor no esta de acuerdo con el percibir Oyeku sólo como una fuente segura de problemas, la aparición repetida de este signo debería llevarnos a casa de un Santero o de un Babalawo para una mayor exploración. Podría albergar energías exclusivas que requieran iluminación por parte de un adivino experimentado para establecer un camino a seguir. Igualmente, se podría requerir la confirmación que el signo ofrece protección más que bloqueo. Uno debería “sentir su camino en la oscuridad” cuando aparece Oyeku. La falta de certeza y la desorientación caminan como complementos de fuerte protección y abrigo en este signo. Una respuesta NO marcada por Oyeku deberá verse como absoluta. Se ha emitido el veredicto final. Se recomienda fuertemente que el estudiante aprenda estas cinco posiciones básicas adecuadamente antes de moverse a nivel intermedio de interpretación del Oráculo.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful