You are on page 1of 4

Desarrollo

Moral y las
Practicas
Formación Ética y Cívica en la Escuela Primaria

H. Matamoros Tamaulipas, a 28 de Octubre del 2008

Por: Karla Cittlalic Acevedo Hernández

INTRODUCCION
El desarrollo moral ha tenido muchas concepciones y no solo su
significado nos abre dudas, también la forma en la que lo vamos
obteniendo, psicólogos y filósofos se han encargado de darle un sentido
propio a este. Pero ¿Cuáles son las diferentes ideas que se tienen sobre el
desarrollo moral?

A parte de todo esto, en la vida escolar y de práctica nos vemos
envueltos en una gran cantidad de problemas a los que tenemos que buscar
solución. Durante la primera jornada enfrentamos varios problemas, como el
del tiempo, los ensayos de la ONU no permitieron que las planeaciones
fluyeran como las habíamos planteado. En base a esta experiencia pregunto
¿Cómo resuelven los niños los conflictos que se les presentan? ¿Cuál es el
papel que adopta el maestro ante estos problemas? ¿Qué hace el profesor
cuando los alumnos no hacen tareas? ¿Cuáles son las actitudes de los niños
ante estos hechos? ¿Qué aspectos de la moral se ponen en juego ante estas
situaciones?

DESARROLLO

El desarrollo moral tiene diferentes concepciones, unos creen que
nacemos con él, otros que es algo que vamos adquiriendo desde pequeños,
y otros afirman que no es hereditario, unos más nos dicen que tenemos que
cambiar el entorno en el que nos desarrollamos para poder cambiar nuestro
conocimiento moral. Estas ideas están basadas en estudios realizados a lo
largo de la vida. Es conveniente saber que es cierto que la moral la
adquirimos poco a poco, en base a experiencias entre el bien el mal, en las
relaciones que formamos desde que entramos al jardín, obtenemos reglas y
normas que debemos aceptar y sobre todo cumplir. No es en sí, algo con lo
que nacemos, papá el que lo hereda mucho menos mamá, no porque mi
abuelo haya sido un gran ejemplo de moral, tengo yo los genes de él y los
morales (que creo no los hay), no soy igual a él.

En la escuela primaria, me fue muy difícil encontrar un crecimiento
moral en los alumnos, en mi caso, los niños se la pasaban peleando por
cualquier cosa, se golpeaban por cualquier cosa, eran gritos al por mayor,
en los juegos que por cierto se la pasaron jugando a los tasos, pero en ese
aspecto los niños no tenían problemas, ellos cumplían las reglas de este, si
alguien volteaba el tazo se lo llevaba y nadie discutía, dentro del salón de
clase hicimos una pequeña actuación, todo dentro del juego, pero los niños
respetaron en ese aspecto a sus compañeros. Aunque creo que los alumnos
si existiese un problema creo que lo arreglarían a gritos, o simplemente con
le voy a decir al maestro o al señor director.
El maestro es solo un mediador en cualquier aspecto, el profesor de
grupo no intervino en los conflictos, en este caso, era yo la que tenía que
intentar resolver los problemas en el grupo, mi labor fue de platicar con los
alumnos, de decirles que no hicieran eso o aquello. Creo que el papel de
cualquier docente es poner un alto a cualquier situación, arreglar de la
mejor manera cada conflicto de manera que ninguno de los dos o tres
involucrados resulte afectado de sobre manera. Y que no desencadene un
problema más grande.

En cuanto a conflictos, el más pronunciado en mi grupo es el de las
tareas, los niños no tienen la costumbre de llevar la tarea. El lunes encargue
una tarea pero el martes, antes de entrar al grupo más de cinco niños me
encontraban en el camino y me dijeron maestra no traigo la tarea, cuando
entre al salón y pregunte nadie la traía, el miércoles ya eran más los niños
que la tenían, pero incompleta, tome la decisión de decirles que los iba a
dejar sin descanso y no les permitiría ir a los ensayos. Eso funciono ya los
últimos dos días la mayoría cumplió con las imágenes y los carteles que les
encargue y todos fuimos felices.

La actitud del alumno es muy diferente a la que adopta el maestro,
el niño era muy feliz de no llevar la tarea y más por el hecho de que no hay
castigo, el no cumplía y no había una represión. El maestro no les pedía. En
mi caso, fue diferente, ya mencione que los amenace con dejarlos sin
recreo. Tengo que tener en cuenta que es un turno vespertino y el niño
acostumbra a despertar a las diez de la mañana, come, se baña y se va a la
escuela y por la tarde solo juega, no hay un espacio en el que el alumno
realice la tarea.

En cuanto a moral en todos estos aspectos queda de lado, por el
hecho de que no se cumplen responsabilidades, ni el maestro hace algo
para solucionar estos problemas, los gritos, peleas. No existe un gran papel
de la moral en estos aspectos. Además desde un punto cognitivo debo
aceptar que el niño está un proceso pero si no se le orienta poco será lo que
aprenderá.

FINAL

Es de mucha importancia tener en cuenta que siempre existen
grandes problemas y para eso debemos saber sobre moral y tener un
conocimiento de cómo actuar ante tales conflictos.
Karla Cittlalic Acevedo Hernández

Calle Oaxaca 47 Col Esperanza C. P. 87310

karla_acevedo1@hotmail.com