You are on page 1of 18

EL “BOOM”

LATINOAMERICANO DE

LOS AÑOS 60.
“La nueva literatura Latinoamericana.”

Carina Belén Marzeniuk.

Profesora Diana Laura Caffaratti.

6to Año “Humanidades”

“Instituto Divino Salvador”

Esquina – Corrientes.

Octubre 2008.
ÍNDICE

1. Latinoamérica en los años ’60.

1.2 El boom latinoamericano.
2. El boom y el Realismo Mágico.
2.2 ¿ Qué es el Realismo Mágico o real maravilloso?.
2.3 Gabriel García Márquez como Protagonista.
3. Antes del boom. “El Coronel no tiene quien le escriba” de García
Márquez.
3.2 Análisis de la novela.
3.3 Personajes.
3.4 Tiempo y espacio.
4. El realismo Mágico en “Un Señor muy viejo con unas alas enormes” de
Gabriel García Márquez.
4.2 Análisis del Cunto.
4.3 Personajes.
4.4 Tiempo y espacio.
5. Conclusión.
6. Bibliografía.

1. Latinoamérica en los años ‘60.
Durante las décadas de 1940 y 1950, la narrativa latinoamericana se ve influida
por el clima de posguerra. En los cuentos y novelas se manifiestan los
sentimientos de decepción y de angustia que atormentaban a los hombres de
esa época. Estos hombres no ven una salida posible, no tienen futuro ni
esperanza.
Hasta 1940 la literatura en Latinoamérica era realista y trataba temas como el
conflicto entre el hombre y la naturaleza, problemas sociales de pobreza y
marginalidad, problemas políticos de dictaduras, colonización
de la economía entre otros aspectos. Después de los sucesos de la década
anterior, la literatura de los años de 1960 se centraban en la vida y la identidad
nacional: América se encontraba en un estado de inestabilidad económica,
social y política. Los grandes intelectuales querían crear sus propias teorías
filosóficas, teológicas y sociales, y liberarse de los poderes extranjeros que
intervenían con la formación de la Sociedad. Los factores importantes en éste
cambio son las críticas a la economía mundial y la situación política
sudamericana.
Pero el continente no sólo se convirtió en el centro debido a los constantes
golpes militares, el espíritu de la juventud y la Revolución Cubana, sino también
por el nacimiento de una nueva literatura. Escritores importantes como Julio
Cortázar, Gabriel García Márquez, Mario Vargas Llosa, Carlos Fuentes,
Guillermo Cabrera Infante, José Donoso, Ernesto Sábato, Alejo Carpentier,
entre otros grandes escritores, publicaron obras de notable calidad.
En la primera mitad del siglo XX una corriente literaria intentó abandonar toda
influencia literaria extranjera y hallar el camino hacia la identidad para los
latinoamericanos.
Éste fenómeno se conoció con el nombre de “boom”. Los autores mostraban al
mundo un nuevo punto de vista acerca de la identidad de los latinoamericanos,
a través de mundos narrativos maravillosos, personajes increíbles y recursos
narrativos originales.
A partir de 1970 siguen escribiendo en estos años, los maestros y los
protagonistas del boom; los más jóvenes toman tendencias ya experimentadas,
la analizan, dan testimonio y critican la realidad social del momento.
Los escritores de este período aceptan la herencia de los maestros, pero antes
de todo buscaron abrir nuevos caminos para su expresión. De esta manera
comienza una nueva época en la narrativa latinoamericana.

1.2 El “boom” latinoamericano
En Latinoamérica se vio surgir un fenómeno narrativo en la literatura. Éste se
conoce como boom; es un fenómeno que proviene de las técnicas de los
mercados creada por los norteamericanos: marketing, que se utiliza para
demostrar una alza intensa de las ventas de un determinado producto. Así era
posible el consumo editorial en la que se iban incorporando todas las ciudades
latinoamericanas: los autores del boom eran como la novedad literaria.
A éste suceso se lo puede definir como un momento histórico de explosión
literaria y editorial de las obras de grandes escritores latinoamericanos en la
década de los sesenta que surgió en medio de gobiernos militares de facto y a
su vez en pleno movimiento revolucionario: la cultura “hippie”, jóvenes que
criticaban el estilo de vida comunista, cuyo modelo era el norteamericano.
Éstos Jóvenes propusieron nuevas formas de vida basadas en el amor, la
tolerancia y la no violencia. Allí se percibía un entusiasmo de liberación y
autoafirmación del ser latinoamericano.
En éste período los hombres buscaban definir su identidad nacional, producto
de la industrialización y de la creación de una nueva conciencia revolucionaria
que comenzó en el siglo XIX y se consolidó en el siglo XX ante la amenaza
imperialista de los Estados Unidos.
Los intelectuales denunciaban a través de sus libros situaciones de violencia,
de injusticia y de explotación social; también recreaban momentos y
situaciones en las que se veía la vida y la identidad nacional de la sociedad que
procuraban obtener.
El género preferido fue la novela y el cuento, aunque muchos escritores
publicaron también ensayos e incluso poemas. En las narraciones la atención
se centraba en la descripción de los paisajes, de los ambientes y sus
habitantes. Los autores procuraban definir tipos, es decir, figuras
representativas de un determinado grupo social.
El contexto social e histórico y las posibilidades de comunicación facilitaron la
permanencia y la incorporación del boom en la Sociedad. La consolidación de
la nueva narrativa ocurre en la década de 1960, el gran momento del boom,
que tuvo un inesperado éxito internacional, un gran interés y demanda en
Europa y Estados Unidos.
Esta década fue la edad dorada de la nueva novela, el gran momento del
boom, época en la que la española Editorial Seix Barral y su Premio Biblioteca
Breve jugó un papel muy importante en esa difusión. Ambos darán a conocer
un nuevo grupo de narradores y reafirmarán las posiciones protagónicas de sus
antecesores.
Los escritores y las obras más conocidas en años del boom latinoamericano
son:
● Gabriel García Márquez (Colombia, 1927)
-El coronel no tiene quien le escriba (1958)
-Cien años de soledad (Buenos Aires, Editorial Sudamericana, 1967)
-Crónica de una muerte anunciada (1981)
-El amor en los tiempos del cólera (1985)

● Mario Vargas Llosa (Perú, 1936)
-La ciudad y los perros
-La Casa Verde (España, Seix Barral, 1965).
-Conversación en La Catedral (España, Seix Barral, 1969)
-La guerra del fin del mundo (España, Seix Barral, 1981)
-La Fiesta del Chivo

● Carlos Fuentes (Panamá, 1929)
-Aura (México, Era, 1962 -novela corta)
-La muerte de Artemio Cruz (México, 1962)
-Cambio de piel (Seix Barral, 1967)
-Terra nostra (1975)

● Julio Cortázar (Argentina, 1914)
-Los premios (1961)
-Rayuela (Editorial Sudamericana, 1963)
-62: modelo para armar (1968)
-Libro de Manuel (1973)

● Guillermo Cabrera Infante (Cuba,
1929)
-Tres tristes tigres (1967, fue prohibida y en su 1era edición
censurada por la dictadura franquista)
-La Habana para un Infante Difunto
● José Donoso (Chile, 1924 - ídem, 1996)
-El obsceno pájaro de la noche (1970)
Testimonio para conocer el "boom": "Historia personal del boom" (1972)

● Ernesto Sábato (Argentina, 1901)
-El túnel (1944)
-Sobre héroes y tumbas (Seix Barral, 1962)
-Abaddón, el exterminador (Seix
Barral, 1974).

● Juan Carlos Onetti (Uruguay, 1909 - ídem, 1994)
-La vida breve (1950)
-El astillero (1961)
-Juntacadáveres (1964).

● Alejo Carpentier (Cuba, 1904 - ídem, 1980)
-El reino de este mundo (1949)
-El siglo de las luces (1962).

2. El Boom y el Realismo Mágico.
El boom Latinoamericano se refiere a la literatura hispanoamericana publicada
a partir de la segunda mitad del siglo XX que se dio a conocer en todas partes
del mundo. Las novelas y cuentos del boom se distinguen de las demás por
tener una serie de innovaciones narrativas latinoamericanas, desarrollando el
Realismo Mágico y lo real Maravilloso, e introduciendo técnicas narrativas.
Esta transformación llevo el desarrollo de la originalidad y la creatividad en las
obras de los escritores, porque los sucesos ocurridos en ese entonces y la
rigidez de las reglas establecidas para los escritos hacían dormir la
imaginación, y los hacían crear historias vacías y sin sentido.

2.2 ¿ Qué es el Realismo Mágico o real maravilloso?.
“Hacer creíble lo increíble” es una característica del realismo mágico también
llamado real maravilloso, significa humanizar lo divino, aceptar lo irreal; lo que
logra Gabriel García Márquez, como otros escritores, cuando establece
elementos reales, cotidianos y mar
avillosos o fantásticos.
El realismo mágico es un nuevo género literario surgido a mediados del siglo
XX, ésta novedosa literatura fue en muchos casos la voz crítica a la realidad
que se vivía en ese entonces como anteriormente había mencionado.
En los relatos encontramos lo real presentado como maravilloso, los sucesos
más fantásticos no se muestran como algo maravilloso para los personajes, ni
para el lector, sino como parte de la realidad cotidiana. Surge así la unión de
realidad y fantasía en los cuentos y novelas latinoamericanas.
La mezcla de fantasía y realidad surge con anterioridad también en Europa con
narradores como Kafka, entre otros escritores, que muestran lo absurdo de la
sociedad humana a través de lo fantástico como hecho cotidiano en la vida de
los personajes.
En las obras de García Márquez podemos encontrar la búsqueda de la
identidad am
ericana a través de la mitología propia y la realidad cotidiana de los habitantes
latinoamericanos.
El realismo mágico nace en los años cuarenta con autores que no participaron
en el período del boom de los años ’60 como Juan Rulfo y Miguel Ángel
Asturias, entre otros; también hay escritores que participan de éste período
pero no utilizan las características del real maravilloso en sus escritos como
Vargas Llosa, así se debe distinguir tanto el realismo mágico y boom porque
cada uno presenta dentro de sí elementos muy diversos, es el caso de
escritores que utilizan una narrativa distinta a la de otros.
En las novelas y cuentos del Realismo Mágico podemos encontrar los
siguientes elementos:
Elementos mágicos o fantásticos percibidos por los personajes como
normal y
común en la vida cotidiana.
Elementos mágicos nunca explicados.
Presencia de los sensorial como parte de la percepción de la realidad.
El tiempo no es percibido como lineal según las tradiciones de la
racionalidad moderna, sino que es percibido como cíclico.
Se altera el tiempo para que el presente se repita o se parezca al pasado.
Transformación de lo común y cotidiano en una experiencia que incluye
vivencias “sobrenaturales” o “fantásticas”.
Los personajes en los relatos pueden morir y luego volver a vivir.
Contiene multiplicidad de narradores (combina primera, segunda y tercera
persona), con el fin de darle distintos puntos de vista a una misma idea y
mayor complejidad al t
exto.
Se puede apreciar en el contenido de la novela o el cuento,
representaciones de mitos y leyendas que son latinoamericanas.
El autor se encuadra fuera de la realidad representada.
Los personajes presentes en las obras suelen tener viajes no de tipo físicos
como los que sufren los personajes de las obras anteriores, para dar un
ejemplo, sino que estos cambian de espacios y tiempos desde sus
pensamientos y sus estados.
Éstas características o algunas similares también los podemos encontrar en o
tros géneros literarios pertenecientes al tiempo del boom.
Con éstos elementos el autor dispone de la libertad de romper con el límite
entre lo real y lo irreal, éstas obras tienen el propósito de llevar al lector a soñar
con un mundo donde todo es posible escapando de la realidad y de las
situaciones en las que estaba viviendo la sociedad en ese tiempo.
El escritor se enfrenta a la realidad y trata de descubrir lo que hay de misterioso
en las cosas del vivir diario y lo transmite como algo irreal a los lectores.

2.3 Gabriel García Márquez como
Protagonista.
Gabriel García Márquez un protagonista del boom latinoamericano y creador
del Realismo Mágico en los años ’60, es un colombiano que logró transmitir el
imaginario de su Caribe natal al resto del mundo a través de sus escritos. Sus
primeras novelas demuestran el ambiente de violencia e intolerancia que
Colombia vivía en el momento en que las escribió.
Gracias al realismo mágico del colombiano, los lectores del mundo pudieron
conocer, al chileno José Donoso, al argentino Julio Cortázar, al mexicano
Carlos Fuentes, el brasileño Jorge Amado, al cubano Guillermo
Cabrera Infante, al uruguayo Juan Carlos Onetti, el guatemalteco Miguel Ángel
Asturias, al peruano Mario Vargas Llosa, entre otros escritores
latinoamericanos.
García Márquez expresa una literatura mágica y mítica donde muestra su
infancia vivida en un ambiente de violencia política con persecuciones,
fusilamientos y tensiones políticas propias de América Latina en 1960.
Este escritor en sus narraciones hace creíble lo increíble, afirma que le divierte
que elogien sus obras por sus imaginativas narraciones sin saber que en cada
uno de sus escritos hay una base real (característica del realismo mágico).
Gabriel García Márquez dijo: “Mi problema más importante era destruir la línea
de demarcación que separa lo que parece real de lo que parece fantástico.
Porque en el mundo que trataba de evocar, esa barrera no existía. Pero
necesitaba un tono inocente, que por su prestigio volviera verosímiles las
cosas que menos lo parecían, y que lo hiciera sin perturbar la unidad del relato.
También el lenguaje era una dificultad de fondo, pues la verdad no parece
verdad simplemente porque lo sea, sino por la forma en que se lo diga”.
El autor pretende dar verosimilitud a lo fantástico e irreal, pero cuidando la
estética de la narración, donde el lenguaje que utilice es muy importante para
que lo irreal o extraño parezca algo cotidiano y común.
En sus obras sigue una estructura coherente para atrapar al lector, apelando al
recuerdo de los personajes y en las historias vuelve al pasado o al futuro.
Escribió en momentos de inestabilidad social y cultural, pero supo conservar
las reglas de la escritura tradicional, y unirlas con nuevos elementos dando
lugar a un nuevo género literario. García Márquez logra en el lector el
sentimiento de una identidad latina, compartiendo las características de las
personas de las comunidades latinoamericanas, así supo dar a conocer al
mundo nuestra sociedad tal cual es.
Una de las obras más importantes escritas por Gabriel fue “Cien años de
Soledad” publicada en Buenos Aires en 1967 por la editorial Sudamericana
con un tiraje inicial de ocho mil ejemplares y hasta ahora se han vendido más
de treinta millones, en unos 35 idiomas.
Otras obras destacadas de Gabriel García Márquez son: “La Hojarasca,” “El
coronel no tiene quien le escriba,” “Los funerales de la mamá Grande,” “La
mala hora,” “El Otoño del Patriarca,” y “Crónica de una muerte enunciada.”
3.0 Antes del boom. "El Coronel no tiene quien le escriba" de García
Márquez.
3.1 Análisis de la novela:
Ésta obra escrita en 1961, trata de un Coronel que vivía en la cerca de la costa
Atlántica, en un pueblito Colombiano con su esposa en condiciones muy
precarias, no tenían para comer ni con que vestirse y vivían en una casa
hipotecada donde hacía mucho frío y había mucha hu
medad. A pesar de todo tenían un gallo, recuerdo de su hijo fallecido llamado
Agustín, al que tenían que alimentarlo y para eso gastaban todos sus ahorros
hasta que llegaron al punto de vender sus pertenencias para poder comer.
El coronel se preocupaba por alimentar al gallo, de cuidar a su esposa que
tenía asma e ir todos los viernes al muelle a buscar una carta de jubilación en
la que le llegaría su pensión de veterano de guerra por parte del gobierno y así
acabarían todos sus problemas económicos, ya llevaba quince años esperando
pero la carta nunca llegaba.
Con ésta novela el autor trata de mostrar una realidad muy cruel, pero que a su
vez es una realidad muy común en las sociedades latinoamericanas con
conflictos políticos. Nos muestra ésta realidad a través de hechos como el
toque de queda en el que todas las noches cuando se escuchaba las
campanadas de las 23 horas el viejo Coronel y su esposa se echaban a dormir
pero antes daban cuerda al gran reloj de la habitación; otros hechos son la
censura de los diarios, las peleas de gallos clandestinos, censura
cinematográfica:
"Un poco después de las siete sonaron en la torre las campanadas de la
censura cinematográfica. El padre Ángel utilizaba ese medio para divulgar la
calificación moral de la película de acuerdo con la lista clasificada que recibía
todos los meses por correo. La esposa del coronel contó doce campanadas.
—Mala para todos —dijo—. Hace como un año que las películas son malas
para todos..."
Se puede ver en ésta obra el idealismo en la forma de vida del Coronel, en
situaciones como calentar piedras en una olla para que los vecinos crean que
estaban cocinando y no les faltaba nada para comer, y aunque estuvieran
muertos de hambre no pedían ayuda a nadie; otro suceso es el de preferir al
gallo más que a su propia vida, lo que demuestra un idealismo exagerado.
Esta historia se basa en hechos reales, se trata de la vivencia del abuelo del
autor, que esperaba la carta de jubilación, el mundo presentado en la obra es el
realismo ya que los personajes tienen características normales y comunes.
Muestra una realidad que ocurrió en muchos países: la espera de su jubilación,
pero sucede algo extraño y extravagante, es el razonamiento del Coronel
porque nadie podría pensar en preferir y alimentar a un gallo para no defraudar
al pueblo que lo apostaba a ganar en las peleas, antes que a su propia vida, ya
que no tenía para comer.
Al igual que las personas el pueblo se caracterizaba por costumbres extrañas,
aunque para los personajes era algo común por la situación política en que
vivían ya que se encontraban en un estado de sitio; por ejemplo, no podía
pasar un fallecido delante de la alcaldía: “—¿A dónde van con ese muerto?
El coronel levantó la vista. Vio al alcalde en el balcón del cuartel en una actitud
discursiva. Estaba en calzoncillos y franela, hinchada la mejilla sin afeitar. Los
músicos suspendieron la marcha fúnebre. Un momento después el coronel
reconoció la voz del padre Ángel conversando a gritos con el alcalde. Descifró
el diálogo a través de la crepitación de la lluvia sobre los paraguas.
—¿Entonces? —preguntó don Sabas.
—Entonces nada —respondió el coronel—. Que el entierro no puede pasar
frente al cuartel de la policía.
—Se me había olvidado —exclamó don Sabas—. Siempre se me olvida que
estamos en estado de sitio.”
También había una censura en el diario del pueblo, sin embargo, circulaba un
diario clandestino, el cual era muy peligroso si las autoridades del pueblo
descubrían que alguien lo estaba leyendo. A pesar de todo el Doctor Giraldo
siempre bromeaba y les pasaba el periódico del día como forma de alentar al
Coronel y a su esposa; otro hecho es lo que pasaba en el pueblo los domingos:
no había actividad en el pueblo, además después del almuerzo todos dormían
siesta.
Así siguen los acontecimientos en la novela de García Márquez, sucesos que
marcan los acontecimientos en los años antes del boom latinoamericano: la
vida de la gente latina atormentada por situaciones políticas que debían
afrontar. Pero los grandes escritores, años más tarde, comenzaron a mostrar
otra forma de expresar la realidad en la que se vivía, se transforma lo común y
cotidiano en una experiencia que incluye vivencias “sobrenaturales” o
“fantásticas” denominado realismo mágico.
Éstas características se podrán ver a lo largo del trabajo, en el análisis del
cuento de Márquez “Un Señor muy viejo con unas alas enormes” escrito en
1968 y que forma parte del volumen La incríble historia de la Cándida Eréndira
y su abuela desalmada (1972).

3.2 Personajes.
Importancia y descripción de los personajes:
3.2.1 Principales:
El Coronel: principal personaje de la obra, todos los sucesos se realizan
alrededor de éste personaje. Es un hombre viejo y enfermo, muy orgulloso y
terco con las personas. Se dedicaba a cuidar a su esposa y a alimentar al gallo
(de su hijo muerto, Agustín), mientras esperaba todos los viernes la llegada de
una carta.
La Esposa del Coronel: éste personaje junto con el coronel es la protagonista
de la obra, es una mujer muy enferma (tenía asma), humilde y muy pesimista
frente a la situación en la que estaban viviendo y con su marido, porque todos
los días le decía que su jubilación nunca llegaría.
El Gallo: Es un símbolo muy importante en la obra, al comienzo representa la
relación entre el coronel y su esposa por un lado y el hijo muerto del otro. El
coronel considera muy importante guardar el gallo para continuar lo que su hijo
ha hecho con el animal, aunque la mujer no estuviera de acuerdo.

3.2.2 Secundarios:
Don Sabas: es amigo del coronel y la mujer. Aparece en muchas ocasiones,
como en el funeral del pueblo al comienzo del relato, ya que era familiar del
muerto; cuando animaba al coronel y le prestaba el periódico de todos los días;
en la venta del gallo; etc.
Médico: es una persona joven con el cráneo cubierto de rios acharolados que
siempre se encontraba con el coronel cuando iba a buscar la carta de jubilación
pero no le llegaba nada y el médico siempre recibía noticias y revistas
científicas. También atiende a la mujer del coronel que estaba enferma de
asma.
Germán: era amigo del hijo muerto del coronel y se encuentra con el viejo
cuando iba a vender el reloj, pero el coronel por orgulloso le miente y dice que
sólo estaba por reparalo, pero Germán insiste y dice que él lo haría y descubre
que funcionaba muy bien, así el coronel termina regalándole el reloj a Germán.
Administrador: es la persona que llegaba al pueblo en lancha y llevaba las
cartas y las correspondencia de los habitantes, las escenas importantes de
éste hombre son cuando al no tener nada para el Coronel afirma: “Nada para el
Coronel”, “El Coronel no tiene quien le Escriba”.
Moisés: es un hombre descendiente de padres árabes que tiene un almacén y
que en una de las escenas recibe frente a el Coronel una carta de su esposa
en árabe.
Álvaro: éste esta representado en la obra como un sastre, en una de las
escenas el hombre esta cociendo en una máquina en el establecimiento en
donde German llevo el reloj.
Alfonso: se encuentra junto con Álvaro en la sastrería, era un zapatero que
observa y habla de los zapatos del Coronel: “está usted estrenando unos
zapatos del…”
Los niños: son cuatro o cinco pequeños que tocan música y se muestran a
principio de la novela cuando el Coronel se estaba cambiando para el funeral y
los niños estaban mirando al gallo; también cuando estaban tocando la
armónica y el Coronel les dice que no lo hagan porque el pueblo estaba de luto.
El narrador: es el escritor (Gabriel Garcia Marquez) que esta presentado en
tercera persona y no se encuentra ni forma parte de la obra.

4.4 Tiempo y Espacio
El tiempo en el que esta relatado la obra es entre los meses de octubre,
noviembre y diciembre. El año se puede reconocer a partir de los sucesos que
van ocurriendo a lo largo del relato, como la época de dictadura y censura en
Colombia que se demuestran en el texto cuando se realizaba un toque de
queda todos los días a las 23 horas y la señora del Coronel se ponía a rezar.
A partir de estos datos se puede decir que se encuentra en el año 1956.
En la novela se relata un ambiente muy decaído y de humildad en el pueblo y
los habitantes porque tenían muchos problemas económicos y políticos.

4. El realismo Mágico en “Un Señor muy viejo con unas alas enormes” de
Gabriel García Márquez.
Las narraciones de autores del boom mostraban un lenguaje nuevo que les
permitía las problemáticas locales vividas y trascender sus fronteras con lo
fantástico para exigir a los lectores estar abiertos a nuevas formas de lectura.
Esto hizo que escritores y lectores que buscaban una identidad ya no se
sintieran peruanos, argentinos, colombianos, mexicanos, cubanos o
paraguayos, sino latinoamericanos.

4.1 Análisis de la novela.
El cuento muestra una situación familiar amenazada por el desborde de la
naturaleza: en el patio de la casa hay una invasión de cangrejos e intensas
lluvias en todo el pueblo. La situación se vive en la población Caribeña.
En éste lugar vive Elisenda y Pelayo, con su hijo recién nacido que estaba
enfermo, había pasado la noche con calenturas, al parecer era a causa de la
pestilencia producida por los malos tratos del tiempo que los personajes ya
estaban acostumbrados.
En el fondo de la casa, en el patio, Pelayo encuentra a un hombre muy viejo
con unas alas enormes y desplumadas. Es un ser sobrenatural con cuerpo de
hombre, Pelayo llama a Elisenda para que viera el fenómeno y deciden
consultar con la vecina sabia que les afirma que lo que estaba allí era un ángel.
La vieja sabia les dice que tenían que tener mucho cuidado porque los ángeles
pueden ser portadores de buenas nuevas, pero también, pueden ser emisores
de la muerte.
Con la aparición del ángel el escritor utiliza una de las características del
realismo mágico presentando lo “sobrenatural” como algo común en la vida de
los habitantes del pueblo.
Al extraño ser lo refugiaban en la granja de la casa, las personas del pueblo y
de todos lugares hacían largas colas para verlo y darle de comer, la sabia dice
que debían darle cristales de alcanfor pero no resultó. Elisenda y Pelayo
decidieron desacerse del ángel, pero al ver tanta gente y lo que estaba
ocurriendo fuera de la casa decidieron comenzar a cobrar cinco centavos a
todos los visitantes para ver el fantástico ser.
Habían enfermos, los más desdichados, que llegaban de muchas partes
pidiendo numerosos milagros: “una pobre mujer que desde niña estaba
contando los latidos de su corazón y ya no le alcanzaban los números, un
jamaiquino que no podía dormir porque lo atormentaba el ruido de las estrellas,
un sonámbulo que se levantaba de noche a deshacer las cosas que había
hecho despierto, y muchos otros de menos gravedad”. Todos eran cosas
extrañas que les pasaban a las personas y buscaban la ayuda del ángel.
En el cuento, Garcia Marquez utiliza el realismo mágico para crear un mundo
fantástico para los lectores y demostrarles que pueden pensar en nuevas
formas de lecturas y lo anima a pensar o aceptar realidades nuevas y
diferentes, escapando de la situación política en la que estaban viviendo.
En el relato el transcurrir del tiempo lineal está dado por la llegada y la partida
del ángel, y el crecimiento del niño de Pelayo y Elisenda que paso de niño a
estudiante, a su vez está marcado por la sucesión de ciclos naturales, como
cuando al viejo le crecen unas plumas grandes y duras. El tiempo cíclico esta
dado por la naturaleza que después de un tiempo al ángel que era viejo, sucio
y enfermo esta vez, trae un ser cansado, pero más humano. La circularidad del
relato se refiere a los distintos cambios sociales y políticas que enfrentaba toda
Latinoamérica.

4.2 Personajes.
Importancia y descripción de los personajes:
4.2.1 Principales:
Pelayo: es un hombre humilde que trata de sobrevivir a las situaciones de la
naturaleza que ya estaba acostumbrado pero cansado.
Elisenda: es una mujer que cuida de su hijo y aunque ganó mucho dinero
gracias a la idea de cobrar entradas para ver al ángel todo el tiempo intentaba
desacerse de él por el miedo que le tenía:
“Elisenda exhalo un suspiro de descanso por ella y por él, cuando lo vio pasar
por encima de las últimas casas, sustentándose de cualquier modo con un
azaroso aleteo de buitre senil. Siguió viéndolo hasta cuando ya no era posible
que lo pudiera ver, porque entonces ya no era un estorbo en su vida, sino un
punto imaginario en el horizonte del mar.”
El Ángel: es un ser sobrenatural que termina siendo una persona común que
sólo buscaba refugio y comida; aparece vestido como un trapero con el cráneo
pelado, enormes alas y muy pocos dientes en la boca. Tiene alas grandes y
sucias, medio desplumadas que al final crecen unas nuevas y duras.
Cuando Pelayo y Elisenda trataron de comunicarse con él vieron que tenía un
dialecto incomprensible.

4.2.2 Secundarios:
La Sabia: es la vieja vecina de la pareja que sabe mucho de la vida y la muerte,
ésta interviene constantemente en todos los sucesos de la novela.
El Niño: es el bebé recién nacido de Pelayo y Elisenda que en el transcurrir del
tiempo pasa de recién nacido a escolar.
Peregrinos: eran cientos de visitantes que venían a ver al ángel y pedían
numerosos milagros.
El Sacerdote: El Padre Gonzaga que antes de ser cura fue leñador macizo
interviene en la novela cuando intenta saber de dónde provenía el dialecto del
ser sobrenatural: “…si su dialecto tenía algo que ver con el arameo, si podía
caber muchas veces en la punta de un alfiler, o si no sería simplemente un
noruego con alas”.
La Araña: es parte del espectáculo de un circo que llega al pueblo. Era una
tarántula espantosa del tamaño de un carnero y con la cabeza de una doncella
triste, una mujer que se había convertido en araña por desobedecer a sus
padres.
La aparición de éste personaje en la novela busca derrotar la atención de las
personas hacia el ángel y que la araña fuera la nueva atracción del pueblo.

4.3 Tiempo y Espacio
En la descripción del espacio geográfico donde se establece la novela es un
lugar sin fronteras precisas, el cual es una característica del realismo mágico.
El texto dice: “El mundo estaba triste desde el martes. El cielo y el mar eran
una misma cosa de ceniza y las arenas de la playa, que en marzo fulguraban
como polvo de lumbre, se habían convertido en un caldo de lodo y mariscos
podridos.”
Es un lugar cálido y húmedo, puede ser cualquier pueblo del Caribe y también
cualquier lugar entre cerros y llanuras del continente americano.

5. Conclusión.
El boom de la narrativa latinoamericana además de abrir las puertas a
numerosos escritores y ser un éxito en todo el mundo, también llevó a que los
problemas de la sociedad de América Latina fueran reconocidos y descriptos
como parte del mundo cotidiano de los habitantes. Esto sucedió a partir de
acontecimientos y situaciones que el pueblo estaba viviendo como los
constantes golpes militares, la Revolución Cubana y el espíritu de protesta de
la Juventud de los años 60, lo que vemos en la novela de “El Coronel no tiene
quien le escriba” de Gabriel García Márquez. En ésta novela los personajes
representan a los hombres y a las mujeres del Caribe.
El realismo mágico consiste en la forma de contar ciertos hechos normales y
reales como sucesos fantásticos y mágicos. Otra característica es lograr que lo
increíble resulte creíble para los escritores y los personajes. Éste es el objetivo
del narrador en el cuento “Un señor muy viejo con unas alas enormes” de
García Márquez analizada anteriormente. Al final de la novela el lector puede
ver que el ángel es un simple anciano enfermo, que huele mal, con una lengua
incomprensible y que lagrimea de dolor.
Así se puede ver que no es más que un simple señor muy viejo necesitado de
techo y de comida mientras se recupera y espera a la llegada de la primavera.

6. Bibliografía.

• Galán Ana Silvia, Indart María Inés, Ocón Lopez Mónica, otros. Literatura y
Lengua Argentina y Latinoamerica 3. Buenos Aires. Puerto de Palos. 2001.
• HTTP://WWW.ENSAYISTAS.ORG/CRITICA/LIBERACION/CASADONT/SESENTAS.HTML
• http://es.wikipedia.org/wiki/Boom_Latinoamericano
• http://es.wikibooks.org/wiki/Chile_y_Latinoam%C3%A9rica_en_el_siglo_
XX/La_narrativa_latinoamericana_actual
• http://64.233.169.104/search?q=cache:8ro4eUy4_ycJ:www.cspnolasco.c
l/imagenes/3MBOOMHISPANOAMERICANO.DOC+relaciones+entre+el
+realismo+magico+y+el+boom+latinoamericano&hl=es&ct=clnk&cd=2&g
l=ar
• http://krabermatias.blogspot.com/2007/07/garca-mrquez-y-el-realismo-
mgicola.html
• http://www.monografias.com/trabajos53/obra-garcia-marquez/obra-
garcia-marquez2.shtml
• http://www.geocities.com/boomlatino/vbindex.html
• http://www.geocities.com/pugoz/analisisensayo/coronel.htm

Related Interests