Boletín de noticias URBACT Marzo 2012 #20

2

CO-RESPONSABILIDAD
CO-RESPONSABILIDAD: UNA NUEVA RELACIÓN ENTRE EL GOBIERNO LOCAL Y LOS CIUDADANOS | EMMANUEL MOULIN: UN NUEVO DIRECTOR PARA URBACT Y TODO SOBRE LO OCURRIDO DURANTE LOS “URBACT INFODAYS”

En profundidad: Co-responsabilidad, una nueva relación entre el gobierno local y los ciudadanos
La co-responsabilidad podría ser una solución a los nuevos retos a los que los estados de bienestar tradicionales se enfrentan hoy en día. El enfoque podría servir de respuesta a la creciente necesidad de nuevos tipos de servicios y formas innovadoras de prestación de los mismos. Jon Bloomfield, experto principal del proyecto TOGETHER URBACT aborda esta cuestión en su

reciente artículo "La relación emergente entre los ayuntamientos y los ciudadanos". El enfoque de co-responsabilidad es una filosofía basada en la observación y las ideas de los propios ciudadanos. Con este enfoque los ayuntamientos, las asociaciones civiles y los ciudadanos en sus diferentes formas y funciones (padres, usuarios, pasajeros, etc.) trabajan juntos para definir formas de mejorar la prestación de servicios sociales o económicos. Ocho ciudades europeas, inspiradas en el pensar social del Consejo de Europa, desarrollado en su Carta de Responsabilidad Social, han decidido desarrollar conjuntamente acciones piloto sobre la base de estos principios de corresponsabilidad en el proyecto de URBACT TOGETHER. ¿Qué hay de nuevo en el enfoque de la coresponsabilidad? Jon Bloomfield explica que es tanto una nueva

3

forma de escuchar a los ciudadanos como una nueva manera de involucrarlos en la resolución de los principales factores no resueltos a los que podrían enfrentarse, a través de un enfoque de abajo a arriba basado en la comunidad. Esta propuesta de asociación entre agentes reconoce que el estado no puede limitarse a ofrecer y entregar, sino que debe trabajar en colaboración, compartiendo la toma de decisiones con las otras partes implicadas. Para dar pie a la posibilidad de acción conjunta, a los ciudadanos se les pide que den sus opiniones sobre las principales razones de su "malestar". La información se recoge a partir de una serie de grupos de discusión (focus groups) que proponen a los ciudadanos preguntas abiertas sobre lo que entienden como bienestar y malestar. En el proyecto TOGETHER, estas respuestas se recopilaron a través de los Grupos de Apoyo Local URBACT. Acción piloto para mejorar el acceso al empleo y ofrecer un mejor equilibrio trabajo-familia En el marco de TOGETHER, los participantes desarrollaron acciones piloto basadas en el principio de co-responsabilidad. Por ejemplo, la ciudad de Mulhouse (Francia) está llevando a cabo un nuevo proyecto con ciudadanos de ingresos bajos, en el cual se desarrollan contratos implicando a distintos agentes para cambiar las relaciones entre la autoridad local, los proveedores de servicios y los beneficiarios finales de estas prestaciones. El objetivo es abordar la cuestión de la inclusión social desde una perspectiva de colaboración y reciprocidad en lugar de una relación autoridad / cliente más tradicional. El municipio trabajó con 25 familias, realizando durante un período de tres meses una serie reuniones periódicas con la participación de un psicólogo y un animador de teatro. Al final del programa, la mitad de los participantes se apuntaron a otro programa de actividades de 10 meses, organizado alrededor del tema del bienestar y el malestar. Al final del primer programa, la mitad de los participantes habían encontrado un nuevo empleo. En vista de los resultados, la autoridad local decidió poner en marcha un segundo proyecto piloto con 17 familias con la esperanza de que estas experiencias, además de mejorar las circunstancias individuales de cada usuario, facilitarían a la autoridad local mejores indicadores para entender la situación que afrontan estos grupos sociales.

Otras acciones se centran más directamente en problemas familiares y sociales. En Covilha (Portugal) como parte de un proyecto llamado Centro de Tiempo se creó un equipamiento comunitario multifuncional gestionado por ONGs, contando inicialmente con algo de financiación por parte del ayuntamiento. El objetivo es desarrollar nuevas relaciones con los usuarios clave. El centro proporciona servicios diseñados para ayudar a las familias a reconciliar la vida en familia, el trabajo y el ocio. Para ello ofrece un amplio espectro de servicios como la ayuda al estudio, actividades extraescolares para niños o el aprendizaje multimedia, rompiendo la lógica de los servicios orientados a un único grupo de clientes. La dimensión económica de la coresponsabilidad De acuerdo con Jon Bloomfiled, este nuevo enfoque no debería limitarse a cuestiones familiares o sociales, sino que está íntimamente relacionado con una cuestión económica. Por ejemplo en Botkyrka (Suecia) el consejo voluntario de asociaciones, las organizaciones civiles locales y el ayuntamiento trabajan en nuevas maneras de gestionar la contratación de servicios. Definen en común nuevos criterios para la contratación local de servicios como la limpieza, el catering o la seguridad para los equipamientos comunitarios y otros edificios municipales. El objetivo es proporcionar estos servicios de una manera más cercana a la comunidad a la que están diseñados para servir, con la expectativa de que las organizaciones comunitarias locales estén entonces en posición de acceder esos contratos. Llevando más allá el mecanismo de la coresponsabilidad Jon Bloomfield dice que más allá de las acciones piloto, desarrollar este tipo de proyectos debería contribuir a redefinir globalmente la forma de pensar de cada ayuntamiento. Por ejemplo, en Botkyrka el proceso de implicación de la comunidad ya está bastante bien implementado, pero estas nuevas acciones se proponen reforzarlo todavía más. El proyecto TOGETHER es una oportunidad para inyectar nuevas prácticas en estos procesos y hacer más profundo el compromiso democrático de la comunidad local y sus organizaciones. Leer más:  The emerging relationship between council and citizens – URBACT Tribune PDF TOGETHER – web de URBACT

REPORTAGE
Emmanuel Moulin: Un nuevo director para la Secretaría de URBACT
Emmanuel Moulin es desde el pasado mes de febrero nuevo director de la Secretaría de URBACT. Su amplia experiencia en materia de política urbana y ambiental, tanto en Francia como en Alemania, lo convenció de las ventajas del enfoque de URBACT. Aquí nos cuenta y comparte su visión y aspiraciones. ¿Qué es lo que hizo de URBACT que quisiera unirse a la Secretaría como su director? Mi vida profesional ha estado dedicada al desarrollo urbano, el diseño y la implementación de políticas a nivel comunitario, nacional, regional y local. He trabajado en políticas en el marco de la revitalización de antiguas zonas industriales de la cuenca del Ruhr así como en temas de desarrollo social, la vivienda y la política de usos del suelo en el norte de Francia; desde el desarrollo inmobiliario en Berlín y Lyon hasta la protección del litoral, el desarrollo portuario y la política de transportes en Normandía; y desde la ordenación del territorio y la política de suelo en París hasta los distritos de la ciencia en Marne la Vallée. En todos estos casos, me aseguré de dos cosas: en primer lugar, que las actuaciones se diseñaban en conjunto con los beneficiarios, para garantizar su éxito a largo plazo; y en segundo lugar, que se involucraba a todas las entidades administrativas y las partes interesadas, para tratar todas sus preocupaciones de manera amplia, exhaustiva y sostenible. A través de los numerosos intercambios, trabajos comparativos y estudios en toda Europa, me di cuenta de la necesidad de prestar atención a ciertas características específicas de un modelo europeo de urbanismo. Así que cuando me pidieron que dirigiera la Secretaría de URBACT ¡era obvio que la respuesta iba a ser que sí! Con más de 25 años de experiencia en la política urbana y ambiental de Francia y Alemania, su trabajo más reciente fue como jefe de una agencia provincial francesa ocupándose de

4

cuestiones tales como la política de vivienda, la renovación urbana, la ordenación del territorio y el medio ambiente. ¿Qué le enseñaron estas experiencias de campo acerca de la necesidad de programas de cooperación como URBACT para impulsar a las ciudades de la Unión Europea a trabajar unidas? En mi cargo anterior dirigiendo la agencia provincial de "Val d'Oise" en el norte de París (una zona densamente poblada, con 1,1 millones de habitantes y 185 municipios), que forma parte del Ministerio Francés de Medio Ambiente, Desarrollo Sostenible, Transporte y Vivienda, fui capaz de establecer que un factor clave para el éxito de las políticas públicas es la participación a nivel local de las ciudades y su capacidad para ponerlas en práctica. La mayoría de los alcaldes y personal técnico que conocí se encontraban muy solos frente a grandes desafíos tales como la falta de vivienda social o el acceso al transporte público, el deterioro de los condominios, o la dificultad de la reutilización de terrenos abandonados o contaminados. No fue fácil para ellos buscar aportaciones, ideas y soluciones concretas fuera de los límites del municipio. Creo que este es exactamente el tipo de aprendizaje y el intercambio que URBACT puede traerles con su actividad transnacional. Los proyectos URBACT de toda Europa están aportando soluciones a los desafíos urbanos. ¿Podría destacar algunos ejemplos que se correspondan con los retos que encontró en su trabajo anterior? Podría poner el ejemplo del proyecto URBACT RegGov, que se centró en la dirección regional del desarrollo sostenible integrado de las zonas urbanas desfavorecidas. Un tema clave de RegGov es que un proyecto local para un barrio desfavorecido tiene que estar integrado en una estrategia general de toda la ciudad. De principio a fin, es necesario trabajar de manera exhaustiva en todos los niveles de gobierno. Mi experiencia me ha demostrado, por citar un ejemplo, que estos barrios suelen tener un acceso muy limitado a los servicios o puestos de trabajo en otras partes de la ciudad, por lo que es particularmente difícil mejorar la situación de sus habitantes sin una mejora del sistema de transporte público a nivel metropolitano o de ciudad. En su opinión, ¿cómo puede URBACT beneficiar a ciudades de toda Europa, incluyendo aquellas que no hayan tomado parte directamente en los

proyectos? El programa URBACT II ha implicado a 300 ciudades con más de 5000 participantes desde su arranque en 2007. Yo participé en la universidad de verano en Krakovia el pasado Agosto y pude descubrir la riqueza de los debates y la profunda implicación de la gente que participó en los proyectos URBACT. Ahora mismo estamos invirtiendo mucho tiempo en la capitalización de esas experiencias. Animo a todo el mundo a leer nuestro catálogo "Resultados del Proyecto URBACT", y en los próximos meses vamos a poner un gran énfasis en la difusión de esos resultados. Queremos llegar a profesionales de toda Europa usando, tanto como podamos, su propio lenguaje y su cultura. Los Puntos de Diseminación URBACT por toda la UE jugarán un papel clave. También alentaremos a nuestros colaboradores a sacar el máximo partido de las redes sociales. La Conferencia de URBACT 2012 en Copenhague en diciembre será asimismo una gran oportunidad para el intercambio y el aprendizaje. Una última pregunta: ¿si pudiera inventar la futura ciudad europea de sus sueños, cómo sería? La ciudad de mis sueños estaría cuidadosamente adaptada a las nuevas necesidades, construidas sobre sus raíces históricas contando con aspectos mantenidos a lo largo de los siglos. Gente de todas las edades y capacidades viviría junta e intercambiaría servicios. Cada barrio tendría una gran diversidad social. La ciudad de mis sueños tendría, en palabras del urbanista Kevin Lynch, una "buena forma" donde la gente se sintiera bien: sería compacta, con espacios públicos vibrantes de vida y un uso mixto de los espacios, con preferencia por los edificios adosados sobre los aislados, con una estructura fácilmente adaptable a la economía venidera y a los cambios sociales. Tendría un sistema público de transporte fácilmente accesible y estaría diseñada para andar por ella, evitando las “megaestructuras”. La naturaleza estaría presente en los jardines o parques urbanos; los bosques circundantes penetrarían hasta el centro en estrechas franjas, con lagos cerca del transporte público. La ciudad preservaría los escasos recursos naturales y no necesitaría importar energía: los edificios producirían más energía de la que necesitarían para la calefacción y la iluminación, y este excedente sería usado para alimentar coches eléctricos y transportes de todo tipo. Sigue leyendo:  URBACT Results Brochure - PDF

URBACT Secretariat – web de URBACT

Noticias: Noticias: ¿Que sucedió durante los URBACT INFODAYS?

5

Una serie de URBACT INFODAYS celebrados en 19 países atrajeron más de 1000 participantes de ciudades de toda Europa entre diciembre y febrero. Los eventos estuvieron llenos de discusiones, ideas y debates. Para los que no pudieron asistir, aquí os dejamos una selección de lo que vimos y oímos en Bruselas, Lisboa, Varsovia, Roma, Brno, Riga, Estocolmo, etc. El objetivo de estas reuniones fue extraer lecciones de la implementación del programa URBACT hasta la actualidad, desde la participación nacional, y presentar los términos de referencia de la tercera convocatoria de propuestas URBACT. También se presentó en INFODAYS un vídeo sobre el método URBACT que se puede ver en el canal de URBACT traducido a 17 idiomas. A continuación adjuntamos las principales presentaciones de PowerPoint mostradas durante los eventos:   Introduction to the URBACT II Programme PDF Third URBACT II Call for Proposals - PDF

Sigue leyendo:    URBACT Call for proposals – web de URBACT URBACT INFODAYS in your country! - web de URBACT URBACT Method Video – canal de vídeo URBACT en Dailymotion

Foto portada: View on Mulhose | Fuente: Hellebardius | flickr.com Licencia Creative Comons CC BY-NC-SA 2.0

URBACT es un programa europeo de intercambio y aprendizaje para promover el desarrollo urbano sostenible. Permite a las ciudades trabajar de manera conjunta en el desarrollo de soluciones para los grandes retos urbanos, reafirmando el papel fundamental que desempeñan haciendo frente a los cada vez más complejos desafíos sociales. El programa URBACT ayuda y a desarrollar sostenibles, soluciones prácticas, nuevas

integrando las dimensiones

económica, social y

medioambiental. Permite a las ciudades compartir las buenas prácticas y las experiencias adquiridas con todos los profesionales implicados en la política urbana en toda Europa. URBACT está integrado por 300 ciudades, 29 países y 5.000 participantes activos.