La Alquimia Explicada Sobre Sus Textos Clásicos Canseliet ÍNDICE EPÍGRAFE.................................................................................................................................... .................................................

1CONSIDERACIONES LIMINARES................................................................................................................................... ............1CAPÍTULO PRIMERO LA DAMA POR EXCELENCIA...............................................................................................................7CAPÍTU LO II SABIDURÍA Y DISCIPLINA................................................................................................................................. 12 CAPÍTULO III SOLICITACIONES ENGAÑOSAS O INSENSATAS..........................................................................................16 CAPÍTULO IV LENGUAJE Y CÁBALA HERMÉTICOS............................................................................................................20 CAPÍTU LO V CONDICIONES EXTERIORES..........................................................................................................................24 CAPÍTULO VI LA MATERIA PRÓXIMA Y SU PREPARACIÓN...............................................................................................29 CAPÍTULO VII - LA SAL DE LOS FILÓSOFOS.........................................................................................................................33 C APÍTULO VIII CONJUNCIÓN Y SEPARACIÓN.....................................................................................................................39 CA PÍTULO IX LA ESTRELLA POLAR DE LOS MAGOS.........................................................................................................47 CAPÍTULO X LAS ÁGUILAS O SUBLIMACIONES..................................................................................................................52 CAPÍTULO XI EL HUEVO FILOSOFAL.................................................................................................................................. ..57 CAPÍTULO XII LA GRAN COCCIÓN..................................................................................................................................... ...62 EPÍGRAFE Que el estudioso de lo arcano se prevenga con cuidado de la lectura y de la compañía de los pseudofilósofos; en efecto,nada es más peligroso para el que aprende cualquier ciencia, que el comercio con un espíritu ignorante o engañoso, a causadel cual son inculcados, como verdaderos, falsos principios por los cuales un alma sin tacha y de buena fe es impregnada deuna mala doctrina.Que el amante de la Verdad tenga a menudo en las manos autores poco numerosos pero de una honestidad excelente,conocida y probada; que tenga en sospecha lo que es fácil de inteligencia, principalmente en los nombres místicos y lasoperaciones secretas; en efecto, la Verdad se oculta en las tinieblas, y los Filósofos no escriben nunca más engañosamente,que cuando la hacen abiertamente, ni más verazmente, que cuando es oscuramente.

los textos son simbólicos y de alcance únicamente intelectual. Cánones VIII & IX. nec unquam dolosiùs. (Arcanum hermeticae Philosophiae Opus. Ciertamente. quibus bonâ fidemala doctrinâ imbuitur candidus animus. nec veriùs quàm quum obscurè. muy frecuentemente. nihil enim quamlibet scientiam addiscentipericulosius est. ¿Qué beneficio substancial es posibleconseguir de ellos. quàm cumapertè. quám imperiti aut dolosi ingenii commercium. no más allá del calzado. incluso aquellos quese muestran como los más expresivos.) CONSIDERACIONES PRELIMINARES Explicar la alquimia es sobre todo proponer al neófito elementos (tomando el término en sentido figurado) de apreciaciónalentadora y segura. Cánones VIII y IX. el pintor holandés JacquesAppel. á quo falsa proveris principia inculcantur.Veritatis amator paucos autores. in obscuris enim Veritas delitescit. es aquí la ocasión de que nos venga a la mente la pertinente cita que tomó a Plinio el Viejo.(La Obra Secreta de la Filosofíahermética. Para él. y lo más a menudo sin razón.Sí. facilia intellectu suspecta habeat.)Caveat accuraté arcani studiosus á pseudophilosophorum lectione & consortio. como talentoso para sus paisajes:Ne sutor ultra crepidam —Zapatero. ningún autor hace obra más dañina. que el que diserta de operaciones de las que no efectuó nunca la máselemental. tan prendado del humor y del latín. en cuanto a la terminología sin equívocos de la práctica en el horno. se muestran incapaces de elucidar elpasaje sabio o la escena iconográfica que utilizan sin convencer.maximè in mysticis nominibus & arcanis operationibus. 1 .En alquimia. sed optimae notae & exploratae fidei manibus terat. scribunt Philosophi. ya que no manipulan utensilios y materiales? Consecuentemente. los comentaristas modernos se multiplican.

No nos detendremos apenas mayor tiempo sobre las divagaciones asombrosas de escritores que llegana e n c o n t r a r e d i t o r e s y . Nicolás.»Por nuestra parte. la Filosofía. la Ciencia. a menos que haya sidodel cerebro más fumoso.De modo semejante. a d i f u n d i r . no se encuentran citados en ella deninguna manera. el tenducho que se situaba en la rue des Écrivains. una respuesta por lo menos extravagante y sacrílega:«Hazte clérigo. y del cual.contra el muro de la iglesia de Saint-Jacques-de-laBoucherie. en el ambiente del azúcar. la dialéctica más desprovista de objeto. e n c o n s e c u e n c i a . que estos plumistas bastante despreciables no sean.El subjuntivo judicet es a buen seguro sobreentendido. recientemente. toda la fantasmagoría con la que la existencia de Nicolás Flamel es injuriosamente tejida en ester e l a t o rocambolesco. cuando era escolar. para que el estudiante sea informado al punto:«He aquí sin duda el estudio más completo y más serio que haya sido inspirado por el personaje enigmático que fue NicolásFlamel…… Una apasionante encuesta en donde la Historia. el primero. Tampoco leemos todos los textos que ven la luz deldía. lo mismo que los nuestros. se desarrollan a menudo la fraseología másaturdiente. que. así como por el temor de hurtarnos dolorosamente a algún revoltijo de irritantes embustes. y bajo el báculo autoritario de algunos especialistas vanidosos y guasones. como en el de lapimienta. por nuestra constante penuria de esta materia preciosaque es la duración del tiempo. no apuntan sino hacia la bienaventurada esterilidad de loscerebros en delirio. una al lado de la otra. si es el hecho de la ignorancia o el producto del humor más negro. el frenesí. Bajo el pretexto de cultura. donde. son solicitadas alternativamente para comprimir casi al máximo uno de los más grandes misterios de todos los tiempos. en cuanto a la alquimia de la Tradición. ambas. inconcebibles novedades.por la sola constatación de que los dos libros de Fulcanelli. La mala voluntad y el designio de perjudicar seejercen demasiado claramente. y que hubiese poseído. en titular uno desus capítulos: Una historia de loco. La caballería es una boñiga. Es así que un autor no ha vacilado.»Quisiéramos igualmente conocer la referencia del chisme. libros o bien artículos de periódicos. . las frases primera y última. en el que se tomó la información de que el padre de NicolásFlamel se hubiese llamado Tomás.Por lo demás. nos interrogamos en cuanto al lugar de donde pueda bien haber sido sacada. no daremos más que un pasaje que basta para laperfecta estimación de todos los otros. impedidos como estamos. de todas estas páginas de imaginación furibunda. los maniobreros de una verdadera empresa de demolición.en la ocurrencia. es evidentísimamente una de ellas. No nos detendremos sobre la televisión y la radio. deinverosímiles fábulas y de repugnantes insensateces. No es seguro. Es preciso que se sepa. es fácil estimar exactamente el espíritu y el valor de una nueva obra. es suficientecon que cotejemos. se producen a saciedad las voces pálidas. los gritos. y en el curso de la cual aprendemos que elbufón del rey Felipe dio al joven Flamel. para que no dudemos de la intención. por otra parte. que ¡ay!. Sobre el pliegue interior de la funda en colores. s o b r e l a c u e n t a d e l a a l q u i m i a s e c u l a r y d e s u s m á s d i g n o s representantes. en todo caso. las guitarras y el inglés. el editor h a c e u n a n u n c i o e l o g i o s o d e l q u e n o sabríamos discernir.

Son los conocimientos adquiridos . 1 + 3 + 3 + O = 7). de los clásicos en particular.Al aguardar. La necesidad no es la de queescribamos un grueso volumen. tanto apropósito de su persona. de volver sobre el popular alquimista de París. nos han dotado de un serio bagaje que nos autoriza ahablar en nombre de todos estos filósofos. un niño nacido el 7 del tercer mes de 1330estaba fatalmente consagrado al 3 y al 7 (séptimo día. el rabino que lo había levantado para agradecer a Tomás ciertos serviciosdiscretos. Esto era almenos lo que pretendió Isaac Ben Yocum. únicamente basadas sobre los clásicos de la Ciencia.2 El estudio no podría sufrir ningún límite ni apremio. ninguna sanción. Y tanto el 3 como el 7 encierran todaslas correspondencias universales acabadas por su suma. frente a la cual ninguna otra cuenta. que hay que satisfacer.desde el principio.Nuestro deber. al gran público. su enseñanzaprudente dispensada en lenguaje filosófico. y.S i n q u e s e a m o s m o v i d o s p o r e l m á s p e q u e ñ o sentimiento de detestable presunción. por la experimentación. como de sus obras. en consecuencia. según el noble y profundo sentido que el término comporta y que no excluye que debamos asegurar su desgaste. nos facilita la interpretación de los libros. no obstante. tenemos mucho que cuidar. Estos fueron escritos indudablemente.aquí. que importa ejercer.Nuestra interrogación incesante de la materia. los de Flamel padre y de su hijo:«Pese a sus inquietudes. de los que el cristiano no se cuidaba de jactarse. hasta los confines autorizados. entreellos. fuera de nuestras legítimas imprecaciones. en cuanto a su resultado. que verificar. pese a lo modesto que sea. cincuenta años de estudio y d e experiencias. ella reside enteramente en la práctica en el laboratorio. sino que transmitamos.cualquiera que haya sido su fuente. Quisiéramos que se estuviera bien persuadido de que sólo unacosa es valiosa para nosotros. si no es el de Dios. que es la Unidad sagrada. en el curso de esta obra que comenzamos.Escribimos porque somos impulsados por la doble necesidad de lo temporal despiadado. Tomás tenía confianza en la Providencia. No hay nada mejor para entenderlos. justas y sanas informaciones. por artistas que trabajaron con la ayuda del fuego. a todos nuestros amigos escritores queescapan a la maldición del viejo Hermes y de quienes los libros suministran. por el trujamán del horno. tercer mes. es aportar al estudiante la mayor cantidad posible de luz. Según la Cábala. en estrecho contacto con la entidad filosofal. lo esencial de todo lo que hemosaprendido en los autores que hemos controlado. pero observemos. por el Doninestimable. pues el horóscopo de Nicolás era bueno. que no es apenas posible establecer elhoróscopo de un hombre de quien no se conoce siquiera el año de nacimiento. en lo que concierne a la alquimiay sus filósofos. que los nombres de Tomás y Nicolás son. habiendo sido la una estrechamente mezclada con las otras.»Dejemos también de lado la absurda interpretación.Tendremos ocasión. y delapostolado.

ellatín de las citaciones tomadas a los numerosos tratados que no fueron nunca traducidos. hace másde trescientos años. absit. o bien quel o f u e r o n d e m a n e r a i m p e r f e c t a . Que tome el ejemplo de ello sobre nosotros mismos que hemoscumplido. sometiendo mi voluntad al beneplácito divino que. Pues. verdaderamente. apruebe plenamente nuestra d e c i s i ó n d e e n s e ñ a r m á s claramente y en mayor medida. que formuló ya y audazmente la misma tendencia.[1]Con seguridad. el que se concedía al gran químico Michel-Eugène Chevreul que fue el modelo perfecto del desinteréscientífico. además. me parece en el punto de desvelar estos tesoros. Es así que podemos adelantar.en este último período del mundo. lo más a menudo. de que hayamos dado. que no dejaremos en falta toda ocasión de excitar y de alentar el interés de los mejores por este latín queno quiere morir. l a l e n g u a c u l t a . e n s u p e r í o d o ú l t i m o y m u y injustamente calificado de bajo (¡ínfima!) por los puristas. yo. y que se opone aún a la servidumbre total del pensamiento y de los estudios. que somos ciertamente el más viejo estudiante que hay enF r a n c i a . paralos amantes de cualquier edad. ne vilescat ars. Es por esto que nos parece que no es inútil. Esto no puede suceder. En esto. a la vez el más humilde y el más glorioso. de que la lengua culta. es por esto que no temo ya que el artese envilezca ni que desaparezca. aparece c o m o d e l e c t u r a agradable y de comprensión más fácil. ¿No es ése acaso el título. eld e l o s h e r m a n o s d e la verdadera Rosa Cruz o Rocío cocido.He aquí pues.He ahí también porqué no se deberá uno sorprender. es decir. habiéndose siempre beneficiado de la fisiológica armonía que el estudio. que el ejemplo tiene su papel que jugar. en el curso de la vida recorrida. con tanta humildad como orgullo. quienes constituyen a cada etapa. en el idioma de Francia. en el mes de agosto. ¿no se tiene acaso la verdadera sabiduría ella misma enhonor eterno? Ego vero non sic egi. quare non amplius timeo. nos unimos a Filaleteo. ahora próxima a su fin. en todo caso. decimos. el alquimista está destinado a permanecer por untiempo muy largo como un estudiante paciente y tenaz. q u e e l f i l ó s o f o p u e d a r e i v i n d i c a r e n l a serenidad y en el honor?Era. no dudamos que el areópago de los Adeptos. hac in re voluntatem meam divino beneplacito resignand. cuando teníamos veintidósaños y nos ejercíamos. en el ritmo eterno de laNaturaleza.diplomas y certificados. y sobre todo no se desespere con ello. lo que escribió. Mutus Liber— ylo repetimos aquí. no he actuado de la misma forma en esta cosa. tras haber declarado no ser tan secreto como todos sus predecesores: Pero. transmite sin falta al experimentador.Que el joven neófito lo sepa bien. Es verdad que en suépoca el libro no estaba tan ampliamente difundido como hoy en día y quedaba como el patrimonio de un pequeño número. como viva lección.Hemos declarado ya — particularmente en nuestra introducción a las imágenes comentadas del Libro mudo. que se desarrolla sin cesar. E s t o p o r l a r a z ó n s o b r e t o d o d e q u e . ni más aún impacientar. Hoc fieri nequit. y de quien proviene el precioso fondo alquímico de la biblioteca del Museo de Historia natural de París.realmente. al comienzo mismo de la desafortunada edad de hierro. que les mostremos nuestro pequeño laboratorio de Sarcelles. Alcanzó laedad de ciento tres años. pesea la aparente paradoja. nuestro quincuagésimo año de trabajo en el laboratorio. Nam vera sapientia seipsam inaeterno tuetur honore.Ante el gran y loable movimiento de interés real. . qui hac ultima mundi periodo thesauros hoscereseraturus mihi videtur.

Este boceto se remonta también a los «años locos».en los gozos íntimos y delicados de la acuarela. I). en todo su color. en la práctica de su Hermés dévoilé (Hermes desvelado). . y la deCyliani. en su Introitus. tan grande como incurable. Es el recuerdo. en imagen. en este verano que quedará sin duda comoel más largo y caliente del siglo. Es así que verán. de nuestra tesorería (Pl. que haya inspirado la lectura demasiado confiada de Eireneo Filaleteo. al mes de agosto de 1921. 3 I. la másmodesta reunión de utensilios. del bricolaje por el que respondíamos a las exigencias del trabajoy por el que hacíamos cara a la debilidad.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful