SÁBADO 01 DE MAYO

LA MAYORDOMIA Y EL AMOR UNA LEY DE SERVICIO CELESTIAL
«Y andad en amor, como también Cristo nos amó, y se entregó a sí mismo por nosotros, ofrenda y sacrificio a Dios en olor fragante». Efesios 5: 2 «Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, más tenga vida eterna». Juan 3:16 «La abnegación es la base de todo verdadero desarrollo. Por medio del servicio abnegado, adquiere toda facultad nuestra su desarrollo máximo. Llegamos a participar cada vez más plenamente de la naturaleza divina. Somos preparados para el cielo, porque lo recibimos en nuestro corazón». La educación, p. 16.

EL AMOR es el fundamento y origen de todo lo creado, porque «Dios es amor» (1 Juan 4: 8). Por amor las tres personas coeternas de la Divinidad decidieron crear el universo y todas sus criaturas. Y por amor, cuando nuestros primeros padres cayeron, la Divinidad estableció el plan de salvación, dentro del cual tiene un papel fundamental la mayordomía. El amor: fundamento y origen de todo lo creado Un principio. El amor es el principio que mueve los medios celestiales. Esto bien lo podemos comprobar en la declaración de Jesús encontrada en Juan 3: 16. El mismo apóstol Juan declara en su primera epístola que «Dios es amor» (1 Juan 4: 8). Su naturaleza y su ley constituyen toda una expresión de amor: lo han sido siempre, y lo serán para siempre. «El Alto y Sublime, el que habita la eternidad», cuyos «caminos son eternos», no cambia. En él «no hay mudanza, ni sombra de variación» (Patriarcas y profetas, p. 11). Una ley. «Siendo la ley del amor el fundamento del gobierno de Dios, la felicidad de todos los seres inteligentes depende de su perfecto acuerdo con los grandes principios de justicia de esa ley. Dios desea de todas sus criaturas el servicio que nace del amor, de la comprensión y del aprecio de su carácter. No halla placer en una obediencia forzada, y otorga a todos libre albedrío para que puedan servirle voluntariamente» (ibíd., p. 12).

El dueño de todo lo creado La preeminencia divina. «Antes que nacieran los montes y formaras la tierra y el mundo, desde el siglo y hasta el siglo, tú eres Dios» (Sal. 90: 2). La preeminencia

de Dios, eterno, siempre presente, siempre existente, jamás podrá ser disputada. «Yo soy el Alfa y la Omega, principio y fin», dice el Señor, el que es y que era y que ha de venir, el Todopoderoso» (Apoc. 1: 8). El es el único Dios, el verdadero Dios. Su derecho de propiedad de todo lo creado es eterno. Todas las cosas provienen de Dios, y no existe una base legal o moral para que sus criaturas reclamen derecho alguno de propiedad. Él solo es el creador, poseedor y dueño del universo. El derecho de propiedad. «De Jehová es la tierra y su plenitud, el mundo y los que en él habitan» (Sal. 24: 1) «Porque ¿quién me ha dado a mí primero, para que yo restituya? ¡Todo lo que hay debajo del cielo es mío!» (Job 41:11). El declaró en Isaías 66:1 «El cielo es mi trono y la tierra el estrado de mis pies». No existen dudas en cuanto a quién posee el título de propiedad de todo lo creado. Como creador de todo el universo, a él le pertenecen los derechos de propiedad de cada rincón del mismo. Ese principio de propiedad puede ser entendido más claramente si se observan los siguientes principios: 1. Descubrimiento y exploración. Los seres creados por Dios no pueden reclamar como su propiedad ningún rincón del universo por el hecho de haber sido ellos los primeros en descubrirlo o explorarlo. El universo fue presentado a cada criatura de su creación, ya ha sido descubierto y explorado. «Y vio Dios todo cuanto había hecho, y era bueno en gran manera» (Gen. 1: 31). 2. Conquista. Los seres creados jamás podrán reclamar el universo motivados por alguna conquista. Jamás podrán destronar al Rey del universo, no cuentan ni con las armas ni con el poder para hacerlo. Dios es Espíritu, eterno, inmortal, invisible, todo poder. La declaración de Jesús es una evidencia de la magnitud de su poder: «Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra» (Mat. 18:18). «Por tanto, al Rey de los siglos, inmortal, invisible, al único y sabio Dios, sea honor y gloria por los siglos de los siglos» (1 Tim. 1:17). La expulsión de Satanás y sus ángeles de los atrios celestiales es la mayor demostración de que Dios no negocia con su propiedad. La esencia y las cualidades de Dios lo hacen eterno, nunca podrá haber un tiempo cuando él deje de ser el dueño y creador de todo el vasto universo (Apoc. 12: 7-9). 3. Compra. Los seres creados jamás podrán reclamar en propiedad ninguna porción del universo mostrando una evidencia de compra. La vasta creación de Dios no está a la venta, y si lo estuviera, nadie contaría con la magnitud de los recursos para adquirirla. Todas las criaturas de Dios son parte de la propiedad de Dios. Todo lo que son, hacen y poseen son una muestra del amor y la misericordia del creador (1 Cor. 4: 7). Porque ¿quién te hace superior? ¿Y qué tienes qué no hayas recibido? Y si lo recibiste, ¿por qué te glorías como si no lo hubieras recibido? 4. Primero en la escena. Los seres creados no pueden reclamar como su propiedad ninguna porción del universo por la simple y sencilla razón de que ellos no fueron los primeros en estar presentes en la escena de la creación. Por el

hecho mismo de que fueron creados se colocan en un punto y tiempo que los excluye de cualquier reclamo. El principal motivo es que el Creador no los menciona como copropietarios en su título de propiedad. Dios ha protegido la propiedad de su universo con su marca registrada en cada hoja del bosque, en cada roca de las montañas, en cada estrella que parpadea en el infinito universo de los cielos, en la tierra, en el mar, en los cielos. El nombre de Dios está escrito en cada átomo y también en las vastas galaxias, en cada ley y principio que gobierna su universo: «A la vista de Aquel que guía tanto a la estrella como al átomo, no hay nada sin importancia. Se ven orden y perfección en toda su obra» (El Deseado de todas las gentes, p. 749).

Los ángeles como mayordomos Una multitud de colaboradores. Dios se ha rodeado de innumerables seres celestiales; la incontable multitud de sus colaboradores corrobora el ilimitado desprendimiento de su amor. Los ángeles han desempeñado la tarea de mayordomos de Dios desde el principio, «Bendecid a Jehová, vosotros sus ángeles, poderosos en fortaleza, que ejecutáis su palabra, obedeciendo a la voz de su precepto» (Sal. 103: 20). La obligación de los ángeles. La mayor obligación de los ángeles es actuar como mayordomos del vasto universo creado por Dios. Las posesiones confiadas a su cuidado son de naturaleza espiritual y material: elementos de obediencia, fidelidad, lealtad, amor, alabanza, adoración y culto. Dios los bendijo con talentos, aptitudes e inteligencia celestial en proporción a sus tareas y responsabilidades. Les ha asignado tareas y funciones, por lo que no son solo espectadores de los acontecimientos celestiales, sino participantes activos en la economía divina. Como es un Dios de amor, los seres creados por su misericordia, han sido llamados a crecer y desarrollarse dentro de los planes de Dios, desempeñando sus funciones en el lugar y en el momento en que su divina providencia lo requiera. Funciones redentoras. Los ángeles sirven no solo como los agentes e instrumentos de los propósitos creativos divinos, sino también en el plan de la redención (Apoc. 18:1). Han sido organizados en diferentes órdenes o categorías (Eze. 10: 5). Algunos sirven como escudos entre la visible gloria de Dios y los demás miembros de la hueste angélica. Componen y forman parte del trono móvil y viviente de la divinidad (Eze. 10: 4-9). Participaron activamente en la celebración de la creación del mundo (Job 38: 4-7); actuaron como acompañantes y guardianes de la primera pareja en el Jardín del Edén (Gen. 3: 24). Sirven como mensajeros de los propósitos y órdenes de Dios, protectores de los hijos de Dios que habitan el planeta tierra (Sal. 34: 7), y espíritus ministradores enviados para servicio a favor de los que serán herederos de la salvación (Heb. 1:14). Obediencia, y lealtad. La perfección de su obediencia y la perpetuidad de su lealtad son las características distintivas de la mayordomía de la hueste angélica.

por el aliento de su boca [. discreción. El papel y propósito para el cual fueron creados fue. y existió» (Sal. Él ha diseñado. y todo el ejército de ellos. El mayordomo fiel intenta: Administrar con sabiduría. Duración del mandato. Relación con el propietario. y fue hecho. iniciativa y productividad de este último. como seres inteligentes y con . Optimizar y proteger los recursos que han sido puestos bajo su cuidado. «Por la palabra de Jehová fueron hechos los cielos.9). La posición de mayordomo fue establecida por Dios.] porque él dijo. El valor y aprecio del propietario de los bienes hacia el mayordomo está en relación directa a la responsabilidad. La perfección que rodea al creador del universo es la fuente de la felicidad. sino que yo os elegí a vosotros y os he puesto para que vayáis y llevéis fruto. al grado de abnegación.. Somos escogidos por la voluntad de Dios para hacer sus propósitos en el cumplimiento de sus planes (Efe. No existen otras bases para la continuidad de la relación entre el dueño y el mayordomo. 11:3). Un mayordomo no puede escoger su propio oficio. «Por la fe comprendemos que el universo fue hecho por la palabra de Dios. La productividad de sus criaturas. Generar beneficios adicionales con el fin de incrementar los activos del dueño. Él ha colocado en la puerta de la oficina de sus criaturas el título de Mayordomo de Dios. La posición de mayordomo. Los términos de referencia Elección para el cargo. los términos de referencia del papel de sus criaturas en el plan de salvación. él mandó. o el ejercicio de la mayordomía. 6:13). para que todo lo que pidáis al Padre en mi nombre. ya que es la base y fundamento de sus leyes. «No me elegisteis vosotros a mí. es y será honrar y glorificar a su creador. La productividad de sus criaturas es el resultado de la dependencia a las leyes que rigen el universo.. es una posición condicionada a los deseos del propietario. y vuestro fruto permanezca. él os lo dé» (Juan 15:16). no porque fuera necesaria la ayuda de ellos para administrar el universo: su sola palabra es suficiente para llevar a cabo todos los divinos propósitos. Como su propiedad es eterna sus criaturas son llamadas a ser mayordomos de su gracia por siempre (Mat. entendida esta como una fuente de desarrollo permanente. su sentido de propiedad de lo creado. de modo que lo que se ve fue hecho de lo que no se veía» (Heb. 33: 6. fundamentados en su gracia y amor. asegura el eterno establecimiento del cargo al que hemos sido llamados.La perfecta y continua demostración de su amor es el principio de su mayordomía. su inalterabilidad. Su sabiduría. que nos capacita para un servicio más elevado y noble. Aprecio y valoración. 1: 1). 4: 1). servidores de Cristo y administradores de los misterios de Dios (1 Cor.

«ya que el plan de la salvación ocupó su lugar en los consejos del Infinito desde la eternidad» (La educación cristiana. corona de la creación para quien la hermosa tierra había sido aparejada.libre albedrío. aunque dentro de un distinto escenario. El amor no puede manifestarse o funcionar donde no existe compañerismo o participación. o dicho de otra manera. p. como condición para la felicidad eterna» (Patriarcas y profetas. y comparte su creación con los seres creados. «La hueste angélica presenció la escena con deleite. como seres superiores a nosotros. El Señor es un Dios de amor. Construyamos nuestra vida y emociones alrededor de una mayordomía fiel con el fin de permanecer sustentados en el amor. 2: 7). . la mayordomía de sus seres creados debe ser una ofrenda y sacrificio permanente a Dios en olor fragante. como una respuesta a su amor (Efe. p. p. A él se le dio dominio sobre todo lo que sus ojos pudiesen mirar. Descubrir nuevos tesoros de sabiduría. y se regocijó en las maravillosas obras de Dios» (Patriarcas y profetas. El acto de compartir. En el principio Dios establece las bases de ese comienzo que nos introduce en un nuevo ambiente celestial. no estamos solos en la misma. 29). fue movido por el mismo principio celestial. y cuando Dios creo al hombre y lo colocó en el Jardín del Edén. El desempeño de nuestra mayordomía es una fuente inagotable de gozo para nuestro creador. «El verdadero regocijo de la vida lo encuentran solo los hombres y las mujeres que trabajan. 28). depende del perfecto acuerdo con los grandes principios de justicia de su ley de amor. Origen de la mayordomía. p. Fuimos escogidos para ser mayordomos de Dios. «Una vez creada la tierra con su abundante vida vegetal y animal. Así se inicia la aventura de nuestra mayordomía. La relación entre Dios y su mayordomo consistía en una «obediencia perfecta y perpetua. que es el fundamento de su gobierno. Propósito y función de un mayordomo. Tuvo sus orígenes en los designios de Dios. Desde esta perspectiva. manantiales frescos de felicidad. una aventura con Dios. fue introducido en el escenario el hombre. y obtener un concepto cada vez más claro del inconmensurable e infalible amor de Dios es el propósito de la función de mayordomo. 24). Los ángeles trabajan diligentemente. porque el principio generador del amor es precisamente el acto de compartir. Nuestra mayordomía es una aventura con Dios y para Dios. a favor de los hijos de los hombres» (Patriarcas y profetas. nos ministran. Los ángeles. la función del mayordomo. 47). son ministros de Dios.

"¿No es este el hijo de José?». «El plan de la salvación ocupó su lugar en los consejos del Infinito desde toda la eternidad» La educación cristiana. Y el que no carga su cruz y me sigue. visto de los ángeles. no puede ser mi discípulo» Lucas 14: 26. a su esposa y a sus hijos. «Indiscutiblemente. Proverbios 11: 25 «Haz todo lo que puedas. no puede ser mi discípulo. John Wesley «Si alguno viene a mí y no sacrifica el amor a su padre y a su madre. 47. creído en el mundo. «La mente divina concibió el misterio. se lo devolvió al ayudante y se sentó. 27. a sus hermanos y a sus hermanas. Todos dieron su aprobación. Rodríguez. encontró el lugar donde está escrito: "El Espíritu del Señor está sobre mí. por cuanto me ha ungido para anunciar buenas nuevas a los pobres. ahorra todo lo que puedas. El Evangelio de Lucas es claro cuando destaca: «Fue a Nazaret. Me ha enviado a proclamar libertad a los cautivos y dar vista a los ciegos. Luego enrolló el libro. 4: 16-22). y un sábado entró en la sinagoga. 4:16-22). justificado en el Espíritu. predicado a los gentiles. y él comenzó a hablarles: "Hoy se cumple esta Escritura en presencia de ustedes". se preguntaban"» (Luc. da todo lo que puedas». p. también él será saciado». Se levantó para hacer la lectura. donde se había criado. impresionados por las palabras que salían de su boca. Todos los que estaban en la sinagoga lo miraban detenidamente. a pregonar el año del favor del Señor". y aun a su propia vida. Desde esta perspectiva. Jesús encarna la revelación del amor de Dios hacia la raza humana. CADA MOMENTO en la vida de Jesús es una muestra de una dependencia permanente al plan concebido desde la eternidad. . Al desenrollarlo. Cruzando el abismo. a poner en libertad a los oprimidos. y le entregaron el libro del profeta Isaías. recibido arriba en gloria» (Lúe. 67. grande es el misterio de la piedad: Dios fue manifestado en carne. p. Ninguna criatura tenía la sabiduría para configurar un plan que pudiera tratar efectivamente el problema del pecado y la maldad» Ángel M.MIÉRCOLES 05 DE MAYO LA MAYORDOMÍA Y LA PLANIFICACIÓN UNA HERRAMIENTA VITAL «El alma generosa será prosperada: el que sacie a otros. vida y sacrificio comprenden todo lo que es esencial para la felicidad y el bienestar de la humanidad. como era su costumbre. Su nacimiento.

Lo que si sabemos es que el Hijo de Dios. 1:17-20). a la edad de doce años. Con él estaba yo ordenándolo todo. ni las campiñas. Es la figura central. Teniendo solaz delante de él en todo tiempo» (Prov. Es evidente por la forma como Pablo construye su declaración. por designio de la voluntad del Padre. Cuando establecía los fundamentos de la tierra. por medio de él. con un lenguaje que solo el Espíritu Santo puede revelar: «Él nos hizo conocer el misterio de su voluntad conforme al buen propósito que de antemano estableció en Cristo. haciendo la paz mediante la sangre que derramó en la cruz» (Col. del amor de Dios y de las profundidades de su gracia es imposible. el que estaba en el principio con Dios. RVA). Él es el principio. reconciliar consigo todas las cosas. antes de la tierra. Pensar en descubrir los detalles de la sabiduría. Cuando afirmaba las fuentes del abismo. Solo en él descansa nuestra salvación. que el plan de salvación fue concebido en las edades eternas. sino el fundamento. Eternalmente tuve el principado. No había aún hecho la tierra. que es la iglesia. Porque a Dios le agradó habitar en él con toda su plenitud y. Solo en la mente de Dios pudo ser concebido un plan perfecto. Y á las aguas. 8: 22-30. Él es la cabeza del cuerpo. para llevarlo a cabo cuando se cumpliera el tiempo: reunir en él todas las cosas. tanto las del cielo como las de la tierra» (Efe. tal como lo indica el Evangelio de Juan: «De su plenitud recibimos todos.. Nació con una misión que cumplir y desde el mismo comienzo de su vida identificó la tarea. el principio. el sustentador. ni el principio del polvo del mundo. Jesús es el mejor ejemplo de una vida con propósito y de una mayordomía exitosa. para ser en todo el primero. Jesús es el mayordomo del plan de la salvación. Jesús es el mayordomo modelo. Y fui su delicia todos los días. Cuando afirmaba los cielos arriba. y la bondad de la redención estaba en la mente de Dios mucho antes del principio de todas las cosas. es el mayordomo del plan de salvación. Pablo lo declara de esta manera: «Y cuando todo le sea sometido. tanto las que están en la tierra como las que están en el cielo. 15: 28). para que Dios sea todo en todos» (1 Cor. [. La naturaleza de Dios se expresa a través de su gracia. «él es anterior a todas las cosas. allí estaba yo. Cuando señalaba por compás la sobrefaz del abismo. La declaración anterior de Pablo es esencial para el entendimiento del significado teológico de la mayordomía. Su Unigénito.] Antes que fuesen las fuentes de las muchas aguas. 1:9-10). desde el principio. y el hacedor de nuestra salvación.. donde la naturaleza del plan mismo era la manifestación de su gracia y amor infinitos. Cuando formaba los cielos. el primogénito de la resurrección.El apóstol Pablo lo afirma de una manera extraordinaria. De acuerdo con sus palabras. que no pasasen su mandamiento. había ya . antes de sus obras. Es el arquitecto de nuestro origen así como de nuestra salvación. «Jehová me poseía en el principio de su camino. Jesús. La mayordomía de Jesús Jesús no solo es el agente de la creación y de todo lo que existe. que por medio de él forman un todo coherente. Cuando ponía á la mar su estatuto. ya de antiguo. entonces el Hijo mismo se someterá a aquel que le sometió todo. y gracia sobre gracia» (Juan 1: 16).

1: 31): «Porqué me buscabais? ¿No sabéis que en los negocios de mi Padre me es necesario estar?» (Lúe. se dé a conocer ahora. Su gracia es ilimitada. Un propósito eterno.identificado la misión de su vida (Lúe. Lleno de un propósito intenso. . de White afirma que «en su pureza y fidelidad. 3: 9-12). En su vida vemos los trazos de la voluntad de Dios. a los poderes y autoridades en las regiones celestiales. por medio de la iglesia. El fin de todo esto es que la sabiduría de Dios. es una muestra de la forma como los recursos infinitos de la gracia de Dios fueron colocados para que su ejercicio sea completo. siempre con la misma intensidad. todos se perderían. Su vida en la tierra fue una evidencia de la apertura de una cuenta con saldo infinito para ser gastada en el ejercicio de nuestra salvación. En él. Desde las edades eternas fueron depositados los recursos suficientes para el ejercicio diario de su mayordomía. en toda su diversidad. Su amor es eterno. La gracia de Dios hacia nosotros convierte a Jesús en un misionero de los propósitos eternos de Dios hacia esta raza caída y descubre a nuestros ojos los métodos divinos para nuestra salvación y redención. ministerio y muerte. es el innegable ejemplo de una vida con un propósito bien delimitado por la sabiduría divina. desde que principió en el cielo hasta el final abatimiento de la rebelión y la total extirpación del pecado. Jesús en su vida y muerte. mediante la fe. disfrutamos de libertad y confianza para acercarnos a Dios» (Efe. 2: 49). y de hacer «entender a todos la realización del plan de Dios. conforme a su eterno propósito realizado en Cristo Jesús nuestro Señor. Entendida la fe como un motor que nos impulsa hacia un futuro dibujado por el rumbo establecido divinamente. creador de todas las cosas. Una cuenta con saldo infinito. Llevó el espantoso peso de la responsabilidad de salvar a los hombres. pisó solo el lagar. Desde las edades eternas fue calculado el costo de su ministerio terrenal y se construyeron las bases de su mayordomía. Elena G. Era esto lo que pesaba sobre su alma. y ninguno del pueblo estuvo con él. Su vida fue el resultado de una fe en acción. p. el misterio que desde los tiempos eternos se mantuvo oculto en Dios. 74). la revelación del propósito de Dios es el ejercicio de la mayordomía de Jesús. La historia del gran conflicto entre el bien y el mal. De esta forma. Sabía que a menos que hubiese un cambio definido en los principios y los propósitos de la familia humana. llevó a cabo el designio de su vida. Pablo también abunda en el eterno propósito de Dios. y nadie podía apreciar esa carga que descansaba sobre él. de ser él mismo la luz de los hombres» (El Deseado de todas las gentes. La mayordomía total Únicamente la Divinidad pudo dar forma y modelar el ministerio de Jesús en esta tierra. Una vida con una proyección prospectiva para la eternidad. en su nacimiento.

para la perfecta terminación del mismo cuando se haya erradicado por completo el pecado en el universo. Y el saldo de la cuenta muestra un amor infinito todavía a nuestra disposición. donde el tiempo. . los talentos. se requiere que la mayordomía que ejercemos sea un análisis diario de nuestras prioridades ante los requisitos de Dios. Nuestra mayordomía es un resultado de la gratitud que brota de nuestros corazones. su comandante y administrador de su plan. mayordomía es un sistema establecido por Dios para que en forma diaria y ordenada revisemos si los parámetros de nuestra existencia están regidos por los principios eternos enunciados por Jesús y ejemplificados en su vida durante su ministerio terrenal. ha colocad a Jesús. Un conjunto de principios. las posesiones y nuestro cuerpo le dan significado amplio y profundo a cada decisión de nuestra vida. La calidad de nuestra mayordomía se mide entonces con el tamaño del superávit en la construcción de la torre. para ver si tiene suficiente dinero para terminarla? Si echa los cimientos y no puede terminarla.El costo de su sacrificio es infinito Cada día sobre esta tierra su vida fue una experiencia de fe. el Señor Jesús. en medio de esta lucha cósmica entre el bien y el mal. La declaración de Jesús invita a que nuestra vida tenga un enfoque prospectivo. a mirar el final desde el principio. Las escrituras claramente indican que la oikonomia de Dios ha sido delegada a su Hijo. Un ejercicio diario de alimentar nuestra experiencia con las indicaciones divinas. y una batalla contra las huestes del mal. Para el cumplimiento de los propósitos de Dios. Reenfocando la existencia del hombre a una relación de sociedad con Dios para la propagación del evangelio de Dios en este mundo. De esta manera. a través de los bienes con los que el Señor nos ha equipado. todos los que la vean comenzarán a burlarse de él. la influencia. 4:14). Solo gratitud puede brotar de nuestros corazones al conocer las dimensiones de su ministerio redentor. Al decir que mayordomía es un sistema. ¿Acaso no se sienta primero a calcular el costo. para que los recursos sean suficientes para las exigencias diarias de la vida. nos referimos a un conjunto de principios ordenados entre sí y que en conjunto producen los indicadores para una vida abundante. Desde esta perspectiva. las habilidades. el dinero. y dirán: "Este hombre ya no pudo terminar lo que comenzó a construir". para su administración y cumplimiento. El costo de nuestra mayordomía La declaración registrada en Lucas 14: 28-30 es una invitación a una vida de éxito en el ejercicio de nuestra mayordomía: «Supongamos que alguno de ustedes quiere construir una torre. Pero el saldo que tenemos después de su muerte es la garantía de su ministerio intercesor por nosotros ante la inmediata presencia de su Padre (Heb. Nuestra salvación está asegurada.

planificada en el fundamento de una búsqueda donde el Reino de Dios y su justicia sean una prioridad. Construyendo la torre de la vida. «¿puedes construir la torre de tu vida sin temor a que quede inconclusa?» Esa es la invitación a vivir una vida de éxito. solo cobijado por el cielo estrellado. La mayordomía es una experiencia producto de la planificación de nuestra vida y motivada por el poder de Dios. Una invitación para participar en una vida de heroísmo. La ayuda de Jesús en este viaje nos asegura el éxito. A través de sus tres años de ministerio público no tuvo casa. Como predicador itinerante. solo y abandonado por sus discípulos. No recibió ningún dinero por sus sermones ni tampoco por los milagros que realizó. y a pesar de que el era el Pan de Vida. Su tesorero fue un ladrón. 8: 20). su corazón y espíritu a Dios. Una vida planificada. Entregó sus vestidos a los soldados para que echaran suertes con el. entregó su paz a sus discípulos. Roswell C. Jesús nos pregunta hoy como entonces.Una vida precaria. Fue depositado en una tumba prestada y con vestiduras prestadas. y su vida para la salvación de todos nosotros. Es el ejemplo de su mayordomía. Frecuentemente pasó hambre debido a la intensidad de su entrega en el cumplimiento de su misión. con frecuencia estaba sediento. Long afirma que Jesús fue un hombre pobre que nació en un establo y creció en la pobreza. Cada parábola expresada por Jesús conlleva una invitación a una vida plena y abundante. cargó su propia cruz sobre sus hombros azotados hacia el Gólgota. a mirar . pero el Hijo del hombre no tiene dónde recostar la cabeza» (Mat. Una invitación a vivir una vida planificada en los propósitos eternos de Dios. Es el misterio de su amor. le encomendó a su madre a su amigo Juan. Únicamente el poder de su palabra puede calmar las olas y aquietar el viento huracanado donde nuestras vidas se mueven. sin que por eso dejemos de tener problemas y dificultades. A ejercer una mayordomía sustentada en los principios eternos de su gracia. y cuando quiso alimentar a las multitudes hambrientas tuvieron que proporcionarle el pan y los peces. Cuando quiso cruzar el Mar de Galilea tuvo que pedir prestada una barca. No tuvo forma de alquilar ayuda. Gracias sean dadas a Dios por su invaluable don. Comió su última cena en un cuarto prestado y salió de allí para entregar su vida. Su ministerio fue apoyado grandemente por las donaciones de mujeres creyentes. A pesar de que el era el Agua de la Vida. Las premisas de una vida planificada siguiendo estas normas nos desafían a ejercer la fe. para que a través de su pobreza fuésemos enriquecidos. Calculemos el costo de esta experiencia. Trabajó como artesano en un taller de carpintería propiedad de su familia. Es el misterio de su gracia. El precio que Judas cobró por él fue de treinta monedas de plata. pero él nunca tomó un centavo para sí mismo. frecuentemente pasó hambre. El dijo: «Las zorras tienen madrigueras y las aves tienen nidos. frecuentemente durmió a la intemperie. No tuvo ingresos privados que financiaran su ministerio ni tampoco medios financieros para su sostén. No hubo ninguna organización que lo sustentara. el precio de un esclavo común en su tiempo. Veamos una muestra rápida del ministerio de Jesús. ya que siendo inmensamente rico llegó a ser pobre por nosotros. Vivió y ejerció su ministerio como un hombre pobre. su perdón al ladrón en la cruz. No teniendo dinero que dejar.

Una vida planificada siguiendo las normas divinas se alimenta con milagros. Mayordomía es ejercer la vida como una inversión para la eternidad. Únicamente el poder de Dios erige fortalezas en nuestra vida. predicar el evangelio a todo el mundo. una torre. y no como un gasto inútil como un desperdicio de la gracia y del amor infinitos de Dios. donde la gracia y el amor de Dios están a nuestra disposición. Ver las amenazas que surgen en mi entorno como peligros y trampas de Satanás para minar la fortaleza espiritual producto de una estrecha relación con Jesús. y esa es una moneda que no se devalúa por las acciones de los hombres ya que proviene de la economía del cielo. ya que exalta la personalidad del diseñador de todo bien. Cruzar el Mar Rojo.las situaciones bajo el lente de la economía de Dios. alimentar a una multitud. como una filosofía vital. únicamente es posible cuando las soluciones imposibles se convierten en milagros. las cuales atenían contra mi estabilidad espiritual. Tratar de obtener los dones de la gracia y del amor de Dios en forma diaria y sistemática. Perfectamente terminada será una muestra de adoración a Dios. Señalando las debilidades propias de mi naturaleza carnal. Una vida fundamentada en la declaración de Jesús de Lucas 14: 25-35 requiere de un proceso y ejercicio diario. Aprovechar. Serán como fuentes inagotables de recursos. Buscar. Identificar. producto de mi relación personal con Dios. De esta forma una vida. Monumentos para la gloria de Dios. concediéndole una nueva perspectiva a la relación con nuestros semejantes. La vida de cada uno. de esta manera se convierte en un monumento para la gloria de Dios. La oración y el estudio de su Palabra son una fuente segura en la convicción de que el Espíritu Santo ha colocado en mi vida. bien diseñada y construida con los recursos abundantes y suficientes de su gracia y amor. considerándolas como fuentes inagotables de fortaleza que aseguran la estabilidad de mi vida. produce virtudes ejemplificadas en la vida de Jesús. Únicamente la dirección del Espíritu Santo nos provee el don especial de poder identificar las oportunidades que Dios coloca a nuestro paso. . Satanás es la fuente de las amenazas ya que como león rugiente busca a quien devorar. El ejercicio al que me refiero identifica los siguientes cinco principios sobre los cuales nuestra vida debe enfocarse: Reconocer. Considerar las oportunidades que el Señor en su gracia coloca en nuestro camino como fuentes inagotables de poder y de sus evidencias de su constante compañía y dirección de nuestra vida. como fuentes de desperdicio que drenan los recursos que el Señor ha colocado a mi disposición para mi desarrollo y crecimiento espiritual. suficientes para contrarrestar cualquier tendencia y amenaza que atente contra la estabilidad existencial.

Debemos orar a diario para que través de su gracia y de la dirección de su Espíritu Santo las tormentas y dificultades de la vida sean contrarrestadas por una fe que se alimenta a diario por las evidencias de su dirección. Mayordomía es aceptar de parte de Dios el encargo de dirigir nuestra vida con un enfoque prospectivo y responsable. y que puedan ser empleadas para contrarrestar las debilidades que Satanás quiere implantar en mi vida. . donde el superávit sea la garantía de un carácter bien edificado. Pedir a Dios que a través de su gracia y de la dirección de su Espíritu Santo nos conceda las fortalezas y las oportunidades que únicamente él provee.Orar.

Como creador de todo el universo. 11: 3). podemos decir que mayordomía es un uso funcional antes que codicioso de esos bienes o derechos. Willner «Nadie tiene mayor amor que este. mayordomía es el uso práctico de todos esos bienes para los propósitos divinos. Un ejercicio permanente. reconociéndola como un medio para sus propósitos eternos. Si empleamos una perspectiva sociológica de la definición. Está implícita en su creación. las aguas. los animales que viven en los mares. Toda la obra salida de las manos del Creador es necesaria para conservar la vida y cumplir los propósitos de Dios. La tierra es uno de esos rincones. no tan solo como un fin útil para nuestra vida. 50:12). Heb. que uno ponga su vida por sus amigos». y lo hace a través de la dadivosidad. En sí misma era perfecta: en sus propósitos y para sus planes. es decir «el mundo y su plenitud» (Sal. sin embargo. y he aquí que era bueno en gran manera» (Gen. a él le pertenecen los derechos de propiedad de cada rincón de su creación. Él mismo lo estableció en Isaías 66:1. «Y vio Dios todo lo que había hecho. Wesley K. No existen dudas en cuanto a quién ostenta el título de propiedad de todo lo creado. se convierten en una necesidad para el ejercicio de nuestra mayordomía. es parte de la esencia de Dios. «En el principio creó Dios los cielos y la tierra» (Gen. no la relación del hombre con una organización». el concepto de propiedad ya había sido formulado. los montes. es decir. lo salido de sus manos. 1:1). La mayordomía reconoce que los bienes y posesiones son algo necesario para los hijos de Dios. los bosques. los tesoros de las profundidades de la tierra y del mar. La mayordomía es el ejercicio de la vida y es puesta a prueba por la forma en que administramos las obras de Dios. Juan 15:13 CREO QUE NO hay dudas respecto a quien es el dueño de todo lo que existe. 1: 31) La tierra toda era y sigue siendo parte de la perfección de Dios. «El cielo es mi trono y la tierra el estrado de mis pies». Por otro lado. La mayordomía no promueve el egoísmo. La tierra. El conjunto de lo creado. las cosas que vinieron a la existencia por la sola declaración de su palabra. La mayordomía es el ordenamiento divino de la relación entre el hombre y Dios. 50 10-12. promueve la . todo fue creado mediante el poder de su palabra (Sal.MIÉRCOLES 12 DE MAYO LA MAYORDOMIA Y LA IMAGEN DE CRISTO UN ENFOQUE FUNDAMENTAL «Dios obra en nosotros con el fin de ayudarnos a ser el pueblo que él desea. Podemos decir entonces que las obras de Dios. Los bienes como una necesidad para los propósitos divinos Cuando el hombre fue creado y colocado en el Edén para que poblara este planeta. los valles.

todo lo salido de sus manos. Las posesiones materiales representan a Dios. por eso se afirma que la propiedad de nuestros activos establece un punto de referencia para el desempeño de la mayordomía. lo envuelve en un ambiente y lo dimensiona. ¿Quedarán por eso exentas de nuestra mayordomía? Los bienes y el significado de su valor Se hace necesario mencionar que para que algo sea útil debe tener un determinado valor. pero que no necesariamente significan lo mismo. Mayordomía es la forma que Dios ha escogido para relacionarse con el hombre.generosidad como parte de la bendición implícita en las posesiones. El Señor trabaja en nosotros para ayudarnos a ser el tipo de personas que él desea que seamos. Como parte de esta reflexión podemos decir que utilizamos a diario muchas cosas que no nos pertenecen: pagamos por su uso. lo glorifica. Existe algo más que no . Cualquier bien o activo dimensiona nuestra mayordomía. La perspectiva cristiana de la propiedad de bienes y recursos debe apuntar a su honra y gloria. lo llena de significado. Los recursos y la riqueza. y como consecuencia. La aseveración de que Dios es el dueño absoluto de todas las cosas es fundamental para nuestra mayordomía. en las casas. El valor no puede ser completamente definido ni totalmente analizado. La indicación de Dios es clara en Génesis 2:15: «para que lo labrara y lo guardase». A través de los bienes y posesiones Dios nos enseña grandes cosas acerca de los propósitos para nuestra vida. producto de las bendiciones de Dios. pasa por manos de sus mayordomos como un resultado de sus bendiciones. Podemos decir que mayordomía es un permanente ejercicio para aprender a dar mientras que lo creado Dios. Los recursos y la riqueza no son algo implícito en la tierra. Mayordomía es la ética del evangelio en relación a los bienes y posesiones. en las cosechas. El valor le da sentido y propósito. ya que son obra de sus manos: la creación cuenta su gloria. La mayordomía es el medio divino para ennoblecer al hombre y no la oportunidad del hombre para acumular bienes. que no nos pertenece. como un permanente ejercicio para aprender a dar y a compartir las bendiciones que Dios comparte con nosotros. Relación entre la mayordomía y los bienes Es importante recalcar que la actitud del mayordomo es fundamental respecto a las posesiones. desempeña un papel importante en nuestra mayordomía. La creación de Dios no nos pertenece. Toda su creación. dos vocablos que se usan indistintamente. Hay una porción de todo lo habido que no es nuestra. y anuncia la obra de sus manos. o en diversas formas afectamos su importancia y valor. es decir. El egoísmo es un efecto de la tergiversación del concepto de propiedad en el corazón del hombre por los efectos del pecado. la forma del hombre para relacionarse con sus semejantes. en las mercancías.

13:12). sin embargo encierra un inmenso poder que influye en todas las cosas materiales. nunca el dueño. y el hombre tuvo vida. por la sola expresión de su palabra las cosas vinieron a la existencia. ni tampoco para decir que lo mío es mío sino que nos enfrenta a la realidad de que lo mío es de Dios y lo comparto contigo. y el otorgó al hombre dominio y autoridad sobre lo creado (Gen. para decir que lo tuyo es mío. No es una licencia para hacer y deshacer a nuestro antojo. Son de él por derecho de creación. Ese elemento invisible. Depende del propósito inherente en nuestro corazón respecto a los bienes y su valor. Existe una multitud de referencias que demuestran que Dios nunca ha renunciado a sus derechos de propietario del mundo y de todo lo que en él se encuentra. Depende de lo que nuestro corazón más aprecia. Cuando despertamos a la verdad de que somos socios de Dios. Nuestro cuidado por lo que se nos ha . Sin embargo. Este poder invisible afecta el derecho propiedad y lo coloca por encima de todos los parámetros humanos. no nos pertenecen. cuando dicho concepto es pasado por alto se convierte en una cosa inerte. de nuestro egoísmo. El hombre es el poseedor. llevamos en nuestro encargo la propiedad de otro. mayordomos de todos sus bienes. no en sí mismo. Él demanda que el hombre siempre tenga presente esa realidad. si tenemos que rendir cuentas a Dios. 1: 28). de redención y de preservación. La mayordomía tiene que ver con el grado de libertad que se nos ha otorgado para la administración de los asuntos de Dios. como el hálito de vida para el hombre. Únicamente podemos observar sus efectos y la forma en que trabaja en el ámbito de la economía humana. de nuestra relación con el dueño de todo. es el valor. La mayordomía tiene que ver con el valor de las cosas y eso depende de nuestras posibilidades. Depende de las actitudes respecto al valor de las cosas.tiene forma ni sustancia. su tiempo. sus habilidades y talentos. su dinero. Todo se lo debe a Dios. así la propiedad de bienes y activos posee una dimensión. sin significado. que la vida nos da. Principios guiadores en el enfoque cristiano de la mayordomía Dios es el propietario. impartiéndole vida y movimiento. debe a su creador su vida. Dios es el dador de la vida. entonces las cosas que tenemos. su creador. El hombre. incluso de su dinero. «De manera que cada uno de nosotros dará a Dios cuenta de sí» (Rom. no somos nuestros. Esa es la esencia de la mayordomía. La Palabra así lo establece. como ser creado. De esta forma. así como también de nuestras prioridades. incluyendo las posesiones. «En el principio Dios creó» cada cosa viviente incluyendo al hombre. podemos decir que todo lo que representa se lo debe a Dios. sino que son propiedad de Dios. tiene un valor. confiadamente entenderemos que las posesiones nuestras son una muestra de los dones de Dios. El hombre como deudor. pero vida de parte del dador de todo bien. Somos depositarios de lo que nos rodea.

establecer y desplazarse con el fin de salvar almas en cualquier rincón del mundo. Mediante el dinero. Es lo más caro del mundo. de los dones y talentos del hombre dirigidos a una función productiva. y si en algo he defraudado a alguien. Dios no condena la posesión de la riqueza. A través de la plata y el oro el Señor se relaciona con nosotros ya que él dice: «Mía es la plata y mío es el oro. p. 138). adquiere un valor para la eternidad ya que permite educar.10). Desde esa perspectiva. ya que es el resultado del sacrificio. educación y patrimonio. ya que a través de la forma en que lo obtenemos y lo usamos se muestra si glorificamos a Dios. dijo al Señor: —Señor. 13: 2). el corazón. intercambiarlo. no tiene ningún valor intrínseco. Jesús ama el hombre de éxito. 19: 8-10). Dios le habla al hombre. Por conseguir dinero el hombre empeña la vida. De las criaturas creadas por Dios. únicamente el valor del metal o del papel que lo contiene. construir. en sí mismo no tiene valor. tratando de orientar una correcta perspectiva de sus prioridades. entonces tus graneros estarán colmados con abundancia y tus lagares rebosarán de mosto» (Prov. 2: 8). y las posesiones materiales más de mil veces. Un valor para la eternidad. El hombre debe honrar a Dios con su dinero. desempeña un papel espiritual en nuestra vida.] Entonces Zaqueo. p. del ahorro. en su función y carácter. Dice Elena G. y la salud. Aunque representa un potencial de riqueza que logran sus habientes al transformar sus habilidades y conocimientos en riqueza. [. en plata y oro» (Gen. «Abraham era riquísimo en ganado. las manos. únicamente el hombre puede usarlo. El dinero puede ser un instrumento de salvación. El dinero se usa para medir el costo de cualquier cosa. 3: 9. del esfuerzo.confiado debe ser de tal manera eficiente que en cualquier momento debemos estar listos para dar cuenta de nuestra mayordomía. El dinero. Enfocando lo material. Pagamos por el tiempo y las habilidades. Podemos también honrar y deshonrar a Dios a través de su uso y posesión. la mitad de mis bienes doy a los pobres. Jesús se gozó cuando dijo a Zaqueo: «Hoy ha venido la salvación a esta casa. porque el Hijo del hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido. Algunos . así como también un instrumento de perdición. El dinero puede obtenerse a través del poder de las bendiciones de Dios que obran en la vida del hombre. la fe menos de cuatrocientas. de la energía. ya que si miramos una moneda y/o un billete de cualquier país. Unido a los propósitos de Dios. 16 están claramente enfocadas en la mayordomía de las posesiones materiales (Stewardship Parables ofJesús. por cuanto él también es hijo de Abraham. 72). de todas las cosas mencionadas trabajando juntas en un objetivo intencionado. El dinero. de White que Noé invirtió en el arca todo lo que tenía (Patriarcas y profetas. La Biblia menciona la oración unas quinientas veces. De las 38 parábolas de Jesús. la mente. El dinero es resultado del tiempo y del esfuerzo conjunto.. «Honra a Jehová con tus bienes y con las primicias de todos tus frutos. dice Jehová de los ejércitos» (Hag. se lo devuelvo cuadruplicado» (Lúe.. excepto de la vida misma. De hecho hubo grandes hombre de Dios a los que él bendijo en abundancia. el dinero es la cosa más cara del mundo. multiplicarlo. puesto en pie.

Esa sociedad se enfoca en el cumplimiento de los propósitos de Dios en esta tierra. . El hombre llega a ser socio con Dios.obtienen sus riquezas a cambio de su reputación y carácter. El mayordomo fiel y prudente reconoce que el Señor lo ha capacitado para hacer uso de sus dones y talentos. De esta manera. Esto se refleja en cada transacción de nuestra experiencia. sin duda. En una sociedad. Es el don más grande que el cielo nos ofrece y el incentivo divino para un servicio comprometido en dicha sociedad con Dios. 16. Los recursos infinitos de un Dios eterno son colocados a la disposición del hombre quien está llamado a obedecer los grandes principios de la mayordomía para su desarrollo. porque su obtención y uso ponen a prueba nuestra mayordomía. «Porque nosotros somos colaboradores de Dios. transforma estos recursos en un contexto de tiempo. Esa sociedad se establece sobre el concepto de dar y compartir. 3: 9). El dinero es un invento de Dios. La sociedad en la que Dios nos invita a participar nos ofrece un increíble e inusual arreglo: todo lo necesario para el buen desempeño del negocio es aportado por él. 6:7). Cuando el hombre acepta a Dios como su socio. y de lo recibido de tu mano te damos» (1 Crón. Algo que se multiplica cuando son puestas a disposición de sus semejantes. como una característica inherente en un corazón convertido por el poder de Dios. edificio de Dios» (1 Cor. Mayordomía es el enfoque cristiano en la obtención y uso del dinero. y a través de la configuración de ellos. había comprendido que el ejercicio de su mayordomía se manifestaba en la completa obediencia de una declaración: «Pues todo es tuyo. recibe y ahorra. por eso hemos dicho que posee un gran significado moral. Ser socio con Dios significa reorientar nuestra vida utilizando una actitud de agradecimiento. La vida es el más grande y precioso tesoro que el hombre posee. Un claro ejemplo de sociedad con Dios lo tenemos en Noé. en el cumplimiento de sus indicaciones claramente definidas en el momento de su ascensión (Mar. La corriente de bienes de la sociedad cuando pasa por las manos del cristiano se transforma en bendiciones. gasta y da. 29:14). sin hacer ninguna inversión «porque nada hemos traído a este mundo y. nada podremos sacar» (1 Tim. Como un derecho exclusivo del dueño de todo lo creado. y vosotros sois labranza de Dios. Dios ha establecido los términos que rigen nuestra sociedad con él. ya que todo lo que tenía lo invirtió en el arca. 2:10). el dinero cumple la función de expulsar el egoísmo del corazón de cada ser humano. cuando se tiene la noción adecuada de Dios. se espera de ambas partes una contribución que conformen los activos. Como resultado de una mayordomía fiel. «¡Sé fiel hasta la muerte y yo te daré la corona de la vida!» (Apoc. 14-20). los socios tendrán derecho a recibir los beneficios y las utilidades resultantes de dicha inversión. el hombre puede recibir la mayor parte de los beneficios del negocio. o a cambio de la amistad y de las oportunidades cristianas. produciendo un beneficio que la sociedad ha denominado dinero.

C. P. Midas le había hecho un favor a Dionisio. sino en cualquier época del pasado. S. El 15% de todo lo que Jesús mencionó durante su ministerio se relaciona con el tema del dinero y las posesiones. Lewis EN LA ACTUALIDAD es imposible pensar cómo se podría vivir sin hacer uso del dinero. Sin embargo. allí estará también vuestro corazón». mientras que existen menos de 500 referencias a la oración y menos de 500 a la fe (Strategic Church Finances. El rey Midas. Winston Churchill «En algún momento. a menos que el dinero lo posea a usted». 22). Es un común denominador que establece el tono y el ambiente de todo lo que hacemos. la actual Turquía. p. Midas pidió que todo lo que . el cual codiciando algunos. Definimos nuestra vida por lo que gastamos». se extraviaron de la fe y fueron atormentados con muchos dolores». 226). Como agradecimiento Dionisio le concedió a Midas que expresara un deseo. Existe una leyenda en la mitología griega que relata la historia del Rey Midas de Frigia. cada uno de nosotros tendrá que dejar todas las posesiones terrenales. Las actividades humanas. como el fuego: Excelente como siervo. p. T.300 pasajes bíblicos se relacionan con el dinero y las posesiones materiales. decidir a quién se las dejamos es un signo de nuestro compromiso con el reino de Dios». Juan 6: 21 «Porque raíz de todos los males es el amor al dinero. uno de los dioses griegos. transacciones y relaciones donde el dinero desempeña un papel importante. Norman Vicent Peale «El dinero es. se han fundamentado en la realización de intercambios. y de su obsesión por el dinero. Charles Stanley «No hay nada malo en poseer dinero. Podemos decir que es una medida de la actividad humana. 1 Timoteo 6:10 «Definimos nuestro estilo de vida por lo que ganamos. pero terrible como patrón». Barnum «Nada es realmente nuestro hasta que lo compartimos». no solo en nuestros días.MIERCOLES 19 DE MAYO EL MAYORDOMO Y LOS RECURSOS CONFIANZA EN EL CUSTODIO «Porque donde esté vuestro tesoro. El amor al dinero como la raíz a todos los males. en algunos aspectos. Cerca de 2. vinculado a sus enseñanzas acerca del cielo y de la forma de llegar a él (Los hábitos de Jesús.

por lo que su valor no debió ser mucho. Al día siguiente. Es una fuerza invisible que permite intercambiar bienes y servicios en una forma ágil y precisa. Mediante el dinero medimos el valor del trabajo. El resultado al administrar de esa manera nuestra vida no siempre es positivo. Finalmente levantó los brazos y suplicó a Dionisio: «!Oh. Realmente. El dinero tiene valor únicamente cuando lo usamos para fines apropiados y justos en el ejercicio de nuestra vida. El ejemplo de la leyenda de Midas revela a grandes rasgos. ¿Qué es el dinero? Una medida del valor de las cosas. pero al querer acariciarla. lo impropio de los excesos en la búsqueda de la riqueza no como un medio para traer bendición. El dinero es el común denominador de la vida moderna. Justo en ese momento. El rey lloraba desconsoladamente. la puerta.tocara se convierta en oro. un cuadro y siguió corriendo como un loco por todo su palacio hasta quedar exhausto y al mismo tiempo contentísimo. dinero puede ser todo lo que es susceptible a ser expresado en unidades homogéneas y se acepta de modo general en razón de determinadas cualidades intrínsecas. Era la comida de los pobres. de una organización y de un país. Es un patrón para medir la riqueza de una persona. Tocó una silla. se convirtió en una estatua de oro. se apresuró a confortarlo. la alfombra. Tocar y sentir el perfume de mis rosas. y esto es algo que se mide utilizando el factor dinero. Es un poder natural que ejercen quienes lo poseen para adquirir más bienes y servicios. De repente. pero te costará todo el oro de tu reino». toda su alegría se transformó en miedo. a cambio de bienes y servicios. El dinero es un derecho aceptado en forma universal como unidad de cambio y medida de valor. quedó como una estatua dura y fría. Zoé su hija. Extendió su mano tocando una mesita que de inmediato se transformó en oro. Midas se despertó ansioso por comprobar la veracidad de lo que Dionisio le había prometido. su querida gatita saltó para sentarse con él. Bien dice Pablo que la «raíz de todos los males es el amor al dinero» (1 Tim. 6:10). Dionisio. Se dice que el dinero es un «medio de cambio y medida de valor en el pago de bienes o . no quiero el oro! ¡Ya tenía todo lo que quería! Solo quiero abrazar a mi hija. ¡quítame esta maldición dorada!» El amable dios Dionisio le susurró al oído: «Se puede deshacer el toque de oro y devolverle la vida a las estatuas. gritaba entre lágrimas. Midas se puso a llorar: «¿sentiré solamente cosas frías el resto de mi vida?». sino como un fin en sí mismo. Midas quiso detenerla. a lo que Midas contestó: «¡Lo que sea! ¡Quiero a la vida no al oro!». Mediante el dinero medimos el valor de los cinco panes de cebada y dos pececillos que un joven le entregó a Jesús para alimentar a cinco mil personas. Al escuchar los lamentos de su padre. Es un hecho reconocido que en los países en desarrollo viven 1300 millones de personas por debajo del nivel de pobreza. acariciar a mi gata y compartir la comida con mis seres queridos! Por favor.

«Habiendo entrado Jesús en Jericó. que para el año 670 antes de Cristo utilizaba monedas de una aleación de oro y plata. Entonces Jesús. No defraudes. sino incluso sus bienes. Jesús afirma que no hay felicidad en el egoísmo. todo esto lo he guardado desde mi juventud". La bienvenida a Zaqueo. Honra a tu padre y a tu madre'. sino solo uno. iba pasando por la ciudad. discos de piedra caliza en la isla de Yap en el Pacífico. 10:17-23). lo amó y le dijo: "Una cosa te falta: anda. como instrumento de capitalización y de movilización de valor. o como descargo de deudas y obligaciones. Los mandamientos sabes: 'No adulteres. y tendrás tesoro en el cielo. Jesús de ninguna manera condena la posesión de bienes. No digas falso testimonio. Dios. Entonces Jesús. Tiene cuatro funciones: como instrumento de cambio. procuraba ver quién era Jesús. afligido por esta palabra. y como instrumento de liberación de deudas y obligaciones". ¿qué haré para heredar la vida eterna?" Jesús le dijo: "¿Por qué me llamas bueno? Nadie es bueno.servicios». entre muchas otras. llegó uno corriendo y. Refiriéndose al joven rico. Y que hay mayor felicidad en dar que en recibir». le dijo: "Maestro. vende todo lo que tienes y dalo a los pobres. en relación al incidente anterior. Y sucedió que un hombre llamado Zaqueo. pero no podía a causa de la multitud. Y. corriendo delante. La importancia espiritual del dinero El joven rico. porque había de . Jesús se gozó al darle la enhorabuena a Zaqueo cuando aquel le entregó no tan solo su corazón. porque tenía muchas posesiones. Por su aspecto externo puede ser moneda cuando es de metal. tomando tu cruz". se fue triste. en su libro Encuentros. es decir. Roberto Badenas. basta con hacerle un lugar en tu vida. En el centro de tu vida. dice la Escritura que: «Al salir él para seguir su camino. sino una relación que hay que vivir hasta las últimas consecuencias. No hurtes. además de semillas. arroz en China. Mucho antes que ellos. Si de veras quieres asegurarte la eternidad. arrodillándose delante de él. y ven. un pueblo de Asia Menor. dice: «Para nuestra felicidad. caracoles y herramientas en miniatura. Pero él. Aquel joven necesitaba aprender que la religión verdadera no es una serie de observancias que hay que practicar. respondiendo. Dios nos propone la mejor filosofía de la vida. mirándolo. sígueme. dijo a sus discípulos: "¡Cuan difícilmente entrarán en el reino de Dios los que tienen riquezas!"» (Mar. Es interesante el comentario que hace el Dr. No llegó a comprender que los seres más pobres que existen son los que solo tienen dinero. dejarse guiar por sus indicaciones. se subió a un sicómoro para verlo. No mates. mirando alrededor. y rico. pues era pequeño de estatura. o billete cuando es de papel. Cuando el joven rico se acercó a él. que era jefe de los publícanos. en numerosas culturas se empleaba una gran variedad de objetos como dinero: conchas en la India. Él entonces. El historiador griego Herodoto atribuye a los lidios la invención del dinero. le preguntó: "Maestro bueno. o está Dios o estás tú. como medida de valor.

201). porque no tengo donde guardar mis frutos?' Y dijo: 'Esto haré: derribaré mis graneros y los edificaré más grandes. Las lluvias del cielo descienden sobre el malo y el bueno. Partiendo la herencia. comenta lo siguiente: «la obtención de la herencia constituía su tema absorbente». Se le ofrecía una bendita oportunidad de ser dispensador de Dios. Jesús le dijo: "Hoy ha venido la salvación a esta casa. Dice Elena de White refiriéndose a Zaqueo: «Pero tan pronto como él se rindió a la influencia del Espíritu Santo. [. de quien proceden todas las bondades. Elena G. y diré a mi alma: "Alma. Cuando Jesús llegó a aquel lugar. También les refirió una parábola.pasar por allí. El Señor había hecho prosperar la vegetación.. de White. por la gracia de Dios. todos murmuraban. Y él pensaba dentro de sí.201).. «vieron cómo. date prisa. mirando hacia arriba lo vio. p. 19: 1-10). diciendo que había entrado a hospedarse en casa de un hombre pecador. la respuesta de Jesús quedó registrada como un principio guiador: «"Hombre. descansa. 12: 13-21). desciende. mediante la parábola del rico insensato «estaba abriendo ante él los tesoros del amor divino. bebe y regocíjate".]. El sol había brillado sobre sus propiedades. come. El hombre rico estaba perplejo porque no sabía qué hacer con sus frutos. refiriéndose a la misma persona que le pidió a Jesús que intercediera ante su hermano. porque el Hijo del hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido"» (Luc. 522). diciendo: "La heredad de un hombre rico había producido mucho. 521). p. porque sus rayos caen sobre el justo y el injusto. y lo explica de la siguiente forma: «Este hombre lo había recibido todo de Dios. a través de su respuesta. No pensó en Dios.. dijo al Señor: "Señor. y si en algo he defraudado a alguien. abandonó toda práctica contraria a la integridad» (El deseado de todas las gentes. Pero Dios le dijo: "Necio. porque la vida del hombre no consiste en la abundancia de los bienes que posee". Cristo demostró la necesidad de aquellos que hacen del mundo toda su ambición» (Palabras de vida del gran Maestro. y Jesús. pp. guardaos de toda avaricia. Y ahora los habitantes de Jericó. Por medio de esta parábola. se lo devuelvo cuadruplicado".. p. muchos bienes tienes guardados para muchos años. y le dijo: "Zaqueo. Entonces él descendió aprisa y lo recibió gozoso. y allí guardaré todos mis frutos y mis bienes. para que ayudase a los necesitados. . y producir abundantemente los campos. esta noche vienen a pedirte tu alma. 199. Cuando alguien de la audiencia le pidió a Jesús que interviniera con el fin de que su hermano partiera con él una herencia. y lo que has guardado. pero solo pensó en procurar su propia comodidad» (ibíd. puesto en pie. No se daba cuenta de que Dios lo había hecho administrador de sus bienes. porque hoy es necesario que me hospede en tu casa". y no tenía lugar en que poner el excedente de su cosecha. diciendo: '¿Qué haré. ¿de quién será?" Así es el que hace para sí tesoro y no es rico para con Dios» (Luc. Entonces Zaqueo. También abunda en la experiencia del rico insensato. ¿quién me ha puesto sobre vosotros como juez o partidor?" Y les dijo: "Mirad. por cuanto él también es hijo de Abraham. la mitad de mis bienes doy a los pobres. un rico podía entrar en el reino» (ibíd. Al ver esto. Sus graneros estaban llenos hasta rebosar.

Con frecuencia. profecía. 262. fe por el mismo Espíritu. . el cual codiciando algunos. y a otro. intelectual o físico. y a otro. No todos los hombres reciben los mismos dones. y a otro. «Se menosprecia el ser por el tener y. Se empaña su ser y su esencia por la acción externa puesto que todo tener es exterior. y a otro. Nuestros talentos fueron otorgados por él. abundancia y crisis). están relacionadas con la forma en que los mayordomos de Dios se relacionan con las riquezas. Una función espiritual. 6:10). Él es nuestro Padre y el dueño de todo lo que tenemos. El dinero y su impacto en la vida. Más todas estas cosas obra uno y el mismo Espíritu. Dinero.263). nada vales» (Félix Cortés. pero asimismo puede convertirse también en una maldición. pero se promete algún don del Espíritu a cada siervo del Maestro. operaciones de milagros. sabrá salir adelante en su trato con el dinero. dones de sanidades por el mismo Espíritu. discreción de espíritus. se ha llegado a una disminución del ser y la persona del hombre. Sant. El principio al que nos referimos es el que está registrado en la siguiente declaración: «Porque raíz de todos los males es el amor al dinero. y a otro. Jesús dejó claramente establecida la naturaleza espiritual del mismo ya que a través de él se mide la dimensión y la profundidad del ejercicio de nuestra mayordomía. A este es dada por el Espíritu palabra de sabiduría. cuánto vales. El dinero es espiritual en su función y carácter. como resultado. A cada uno de nosotros le ha dado la habilidad para desarrollar un tipo de trabajo. pp. que Jesús pronunció durante su ministerio. 10:14. El mismo principio establecido por Jesús en las declaraciones anteriores se deja ver en todas sus parábolas relacionadas con el uso y la obtención de las riquezas. interpretación de lenguas. puede ser una gran bendición para el cristiano en nuestros días. nada tienes. dolorosas realidades confirman la verdad de aquel dicho popular: cuánto tienes. a otro. 8:18. repartiendo particularmente a cada uno como quiere» (Palabras de vida del gran Maestro. Nuestra inteligencia y fuerza provienen de su generosa bondad. La sociedad actual mide el éxito de una persona por la cantidad de dinero que ha acumulado. de White: «Los talentos que Cristo confía a su iglesia representan especialmente las bendiciones y los dones impartidos por el Espíritu Santo. a otro palabra de ciencia según el mismo Espíritu. las obtienen y las utilizan. Los mayordomos de Dios son probados por la forma en que estiman el dinero y se relacionan con él. a otro. 1:17). no importa que sean uno o cinco. Es evidente que el Señor es el que da el poder y el talento para obtener las riquezas. dirigido por el Espíritu de Dios. No en vano las declaraciones más intensas y llenas de profundidad. así lo declara Elena G. el dador de todo lo bueno y de todo don perfecto (Deut. Todo buen mayordomo reconoce que la habilidad para ganarse la vida es una habilidad dada por Dios. El mayordomo sabio y prudente. se extraviaron de la fe y fueron atormentados con muchos dolores» (1 Tim. De esa forma el dinero es la representación de todo lo que el mayordomo de Dios posee. El dinero.Las parábolas y las riquezas. género de lenguas.

El deseo de tener y ganar dinero es universal. a menos que el mismo se convierta en una prioridad y domine nuestra vida. No hay nada malo en poseer dinero. incluso en el privilegio de ser socios con él en la administración de sus asuntos en esta tierra. cuando en la Parábola de los Talentos nos encomienda trabajar con los mismos y a aumentarlos a través de medios legítimos y apropiados. Reconocemos la bondad de su gracia en cada una de las bendiciones que nos ha concedido. p. energía. Y al reconocer lo anterior. haciendo con sus manos lo que es bueno. ex-presidente de los Estados Unidos. Definimos nuestro estilo de vida por lo que ganamos. Únicamente el poder de Dios es capaz de hacer el milagro de multiplicar los cinco panes y los peces. hasta el momento en que lo compartimos. En el mismo afirmó: «Quizá ganar todo este dinero fue menos trabajoso que donarlo» (Bill Clinton. y de su profundo significado moral es el tema del octavo mandamiento: «No hurtarás». Como mayordomos debemos tener siempre presentes que nuestros talentos. no robe más.El Señor nos ha dado el talento de ganar dinero. personalidad y tiempo le pertenecen a Dios. pero nuestra vida se perfila por la manera en que gastamos el dinero que ganamos. Lo que se necesita es la entrega de todo lo que tenemos para que él obre el milagro. descuidar ese talento sería no ejercer la encomienda de mayordomo que el Señor nos ha confiado. convirtiéndose en una extensión de nosotros mismos. 13). donaron más de treinta y cinco mil millones de dólares a una fundación caritativa. educación y oportunidades de desarrollo en el mundo? En junio del 2007. Giving. recientemente publicó un libro titulado Giving donde menciona que Bill y Melinda Gates. producto de la habilidad dada por Dios para generar riquezas. que es nuestro creador. El apóstol Pablo lo explica también en Efesios 4: 28: «El que robaba. nos ponemos en sus manos y oramos para que en el desempeño de nuestro trabajo diario podamos participar en la repartición de los cinco panes de cebada y dos pececillos. sino trabaje. ¿Cuál fue la razón que motivó a la familia Gates a donar tan increíble suma de dinero para tratar de reducir las desigualdades de salud. Una de las indicaciones más claras de la importancia espiritual del dinero. Lo anterior se ejemplifica claramente en la siguiente observación: Bill Clinton. El dinero como una medida de la generosidad Lo más importante de todo lo anterior es que nada es realmente nuestro. La importancia de lo espiritual. Las indicaciones de Jesús son claras en este sentido. En el mismo libro se cuenta la experiencia de otro multimillonario norteamericano y su relación con el . Bill Gates pronunció un impresionante discurso en el que trataba de responder la interrogante anteriormente formulada. para que tenga qué compartir con el que padece necesidad». El mandamiento establece con claridad el derecho de propiedad que cada mayordomo tiene. o lo acumulamos para que se convierta en una maldición para los que nos rodean. Lo utilizamos con el fin de que sea una bendición para los demás.

quiere decir que representa las bendiciones que he recibido de parte del Señor. como muestra de su gratitud por transformar su vida. Las personas que realmente admiro son los anónimos donantes que dejan de ir al cine o a un restaurante con el fin de ayudar a la gente necesitada» (ibíd. La naturaleza es un ejemplo para nosotros. Glorificando a Dios. el dinero es poder. Starks. . «Tanto en el mundo secular como en el social. ya que la naturaleza misma del dinero es espiritual y moral. energía. Incluso en los ambientes donde la tecnología es un elemento preponderante.dinero: Warren Buffet. si los comparamos con los ingresos de soldados y maestros. Dios espera que mi adoración sea más que palabras. y mis esfuerzos son recompensados en una forma desproporcionada. Únicamente la intervención de Dios podrá cambiar por completo esa dependencia tan profunda. Principies of Christian Stewardship). el dinero virtual facilita el desenvolvimiento de la vida. consiste en la forma en que administramos el dinero que hemos ganado. los lugares de refugio y la ropa. en el momento correcto. Decíamos que él edificó su vida sobre las bases de dar. e incluso el universo fue diseñado por él sobre el fundamento de la acción básica de compartir. influencia y talentos. Comentando acerca de su aporte dijo lo siguiente: «Lo que he donado es nada. Una de las muchas formas de adoración a Dios. podemos decir que Jesús fue un maestro en el arte de dar. es que a través de él podemos glorificar el nombre de Dios. El dinero está implícito en cada aspecto de la vida del ser humano. Se trata de un asunto que tiene que ver con el corazón. Si el dinero llegó a mis manos a cambio de mi tiempo.). Mayordomía es administrar cristianamente el dinero. Nací en el país correcto. artículos básicos para el sustento de la vida del hombre» (Walter M. habilidades. fue otro que donó a la fundación establecida por la familia Gates una suma de varios miles de millones de dólares. Mayordomía es una muestra santificada de la forma en que manejo las bendiciones que Dios me ha otorgado. Tiene el poder de abrir la cerradura de los grandes almacenes del mundo físico donde se encuentra almacenado el alimento. Probablemente lo más importante que podemos decir en relación al dinero. Puedo disfrutar de todo lo que necesito utilizando menos del uno porciento de mi fortuna. el segundo hombre más rico del mundo. El dinero como un fruto de nuestra mayordomía Aun cuando los ejemplos anteriores muestran casos extraordinarios de filantropía. María le obsequió a su Maestro un perfume de alto precio. Resolver el problema del dinero en nuestro mundo no es fácil. No es posible concebir la vida sin el dinero.

¡Dios bendiga la forma como te relacionas con el dinero! . sino con el tamaño de tu amor y entrega a tu Salvador. Es algo que no tiene que ver con la cantidad. Puede también alimentar multitudes. Colocado en el platillo de la ofrenda tocará la vida de muchas personas. La pregunta que surge es ¿Qué tanto debo entregarle a mi Señor como una muestra de mi gratitud? La respuesta está en tu corazón. ya que puede ser el medio para que el nombre de Jesús pueda ser proclamado.Cuando le entregamos nuestro dinero al Señor llega a ser una bendición para los demás.

No tendrás dioses ajenos. La codicia. Nuestra relación con el dinero. «No codiciarás» es una indicación clara de que se debe sujetar la vida a los principios divinos. en relación a los principios que la configuran y le dan forma. dad de gracia» (Mat. bien entendida. 10: 8). tanto en la forma como lo obtenemos y lo usamos. No hay nada que deforme más nuestra vida que vivir bajo la tiranía ciega y despiadada del dinero. Es posible que la declaración más contundente en este sentido es la que encontramos en Éxodo 20:3: «No tendrás dioses ajenos . Todo lo anterior depende de los principios que moldeen nuestra experiencia con el dinero. en el ámbito de nuestra sociedad con Dios. la administración de la vida y todos los asuntos relacionados con ella deben ser guiados por principios establecidos por Dios. A continuación se enuncian cinco principios guiadores respecto a nuestra relación con el dinero. es una medida de nuestro egoísmo. El enfoque de nuestra mayordomía Nuestra mayordomía debe estar bien fundamentada. Habíamos dicho también que a través del dinero podemos glorificar el nombre de Dios. es que puede librarse de la tiranía del dinero. Es decir. Todo mayordomo que es afectado por el germen de la codicia tiene un problema de visión en cuanto a su relación con las cosas creadas por Dios y la procedencia de las bendiciones que disfruta. así como también de nuestra gratitud y generosidad. La codicia es el afán desordenado de obtener riquezas. un enemigo a vencer dentro del ambiente de la mayordomía. La mayor bendición que un mayordomo fiel puede recibir en cuanto al uso correcto y administración de los recursos. No olvidemos el consejo de las Sagradas Escrituras: «de gracia recibisteis. es una bendición producto de la sabiduría de Dios actuando en nuestras vidas. El enfoque correcto.MIÉRCOLES 26 DE MAYO LOS RECURSOS Y EL DINERO PRINCIPIOS GUIADORES CUANDO EL HOMBRE llega a ser socio con Dios y su mayordomía es un reflejo de su relación con el Maestro. El hábito de la codicia es como una espina. Salir victoriosos en la lucha con el dinero es una bendición que solo Dios puede conceder. Significado espiritual y moral Hemos afirmado que el dinero tiene un profundo significado espiritual y moral. en cierta forma es una medida de lo que nuestro corazón más aprecia.

lo demás viene por añadidura. incluyendo la forma en que obtenemos y gastamos el dinero. «A Jehová. sino que Dios quiere establecer un contrato de sociedad con nosotros cuando primero nos entregamos a nosotros mismos. No se trata de generosidad. la influencia. de White afirma que cuando Noé construyó el arca. Socios de Dios. 6:13) Dios debe ser lo primero en nuestras vidas. Le devolvemos no solo lo que le pertenece. Al declarar que Dios ocupa el primer lugar en nuestro presupuesto estamos diciendo que reconocemos a Dios como el proveedor de todas las bendiciones que recibimos. estamos introduciendo el concepto de la mayordomía institucional: Este concepto consiste en cuidar y proteger los fondos denominacionales. Buscar primero el reino de Dios significa que primero debemos entregarnos nosotros mismos a Dios. podemos glorificar o deshonrar a Dios. 20: 3). Es decir. sino que el resto lo utilizamos a sabiendas de que somos socios con él. sino que a sí mismos se dieron primeramente al Señor y luego a nosotros. Elena G. sino que el tiempo. ¿Cómo podemos saber si Dios ocupa la prioridad en la forma como obtenemos y gastamos nuestro dinero? Podemos hacerlo mediante la elaboración de un presupuesto. explicando la experiencia de la iglesia en Macedonia. por la voluntad de Dios» (2 Cor. la energía. y expresamos las prioridades en cuanto al uso de dichas bendiciones.. y no algo meramente financiero. en sujeción a los reglamentos y normas de la Iglesia. 21: 5. a él solo servirás y por su nombre jurarás» (Deut. debe ser un ejercicio espiritual. el proveedor de toda bendición. las habilidades. 29:14). 8: 5). Al mencionar lo anterior. Dios debe ocupar el primer lugar. temerás. «Los planes bien pensados: ¡pura ganancia! Los planes apresurados: ¡puro fracaso!» (Prov. y todo lo que tenemos le pertenece.] a él solo servirás».. 13: «Cuídate de no olvidarte de Jehová [. deben hacer uso de su mayordomía en relación a los bienes que el Señor les ha confiado. Al devolver el diezmo de todo lo que ganamos y al administrar el restante. Pablo. El mayordomo de Dios. A través de un presupuesto de ese tipo reconocemos las bondades de Dios al proveer los recursos para la proclamación del evangelio. Esto quiere decir que la cruz de Cristo está en el centro de nuestra mayordomía. ¿Cómo puedo saber cuánto darle? . familiar o institucional. ya sea personal. NVI). así como las instituciones de la Iglesia. reconocemos que no solo es nuestro dinero. Dios es muy claro al decir: «No tendrás dioses ajenos delante de mí» (Éxo. Otra importante declaración es la que encontramos en Deuteronomio 6: 12. tu Dios. a través de un presupuesto. lo explica en su segunda carta a los Corintios de la siguiente manera: «Y no como lo esperábamos. invirtió todo lo que poseía en su construcción. se trata de un agradecimiento responsable respecto al Señor. El objetivo debe ser el cumplimiento de la misión de la misma. «Pues todo es tuyo. y de lo recibido de tu mano te damos» (1 Crón.delante de mí». Esto significa que al elaborar un presupuesto y ceñirnos a él. Esto significa que Dios ocupará el primer lugar en todo. No se trata de nuestro dinero.

¿Cómo puedo saber cuánto darle? ¿Qué puedo dar para que en mi iglesia se me considere un miembro respetable? ¿Qué tan generoso puedo ser para seguir siendo un administrador fiel.. es un privilegio participar activamente en el establecimiento del Reino de Dios. deber hacerse con generosidad. Ustedes. sino la construcción de un carácter para la eternidad. Al ser socios con Dios. Devolver el diezmo es una bendición que afecta la totalidad de nuestra vida. al establecer dicho principio. El diseñó y construyó su vida sobre el principio de dar. La mayordomía no intenta descubrir cuánto de mi dinero le entregaré al Señor. tenemos que suprimir . 3: 8-12). es tener siempre presente que el derecho de propiedad le corresponde a Dios. Al ahorrar. nuestro dinero tendrá que obtenerse honradamente. 443). pues es a mí a quien están robando. mayordomía es entregar al Señor lo que nuestro corazón más aprecia. Al negociar. Al invertir. En una sociedad con Dios la mayordomía es algo implícito. p. Él dio y nos amó hasta lo sumo. Es una bendición. están bajo gran maldición.El Señor Jesús fue el mejor maestro respecto a la ciencia de dar. respetuoso y eficiente de los negocios de Dios? Únicamente mi corazón sabe la respuesta. Además. los siguientes principios deben tomarse en cuenta al administrar el dinero: Principio de economía. Abraham dio en sacrificio a su hijo. Traigan íntegro el diezmo para los fondos del templo. porque ustedes tendrán una nación encantadora. Al darlo. la nación entera.. dice el Señor Todopoderoso» (Mal. De que Dios es el dueño y nosotros sus mayordomos. Creo que tiene que ver con nuestro grado de dependencia. Además. Al administrarlo. de obediencia y de creer en sus promesas. debemos hacerlo sabiamente. «Como individuos y como administradores de las instituciones del Señor. «Los administradores deben vigilar cuidadosamente cada detalle a fin de que no haya gastos innecesarios que acarreen deudas» (La educación cristiana. El propósito final de Dios. [. y desde esta perspectiva. Mayordomía es entregar nuestra vida hasta lo sumo. todo debe hacerse con honradez. Al gastarlo. debe hacerse juiciosamente. En este sentido puede ser una herramienta para medir nuestro egoísmo. nos ayuda a medir cuánto de lo que le pertenece al Señor se quedará conmigo. La declaración del Señor es terminante cuando nos dice: «¿Acaso roba el hombre a Dios? ¡Ustedes me están robando! Y todavía preguntan: "¿En qué te robamos?" En los diezmos y en las ofrendas. Una obediencia a toda prueba. y así habrá alimento en mi casa. Noé invirtió todo lo que tenía en la construcción del arca. Es colocar eternidad en el corazón del hombre. Nadie jamás ha dado más que él. En una sociedad tan compleja como la actual se hace imprescindible que nuestras vidas estén regidas por un principio como el que nos ocupa. todo se debe hacer limpiamente. El pago del diezmo nos trae a la mente la realidad de que todo le pertenece a él. no es tan solo entregar dinero. debe hacerse sabiamente. sino por el contrario.] Entonces todas las naciones los llamarán a ustedes dichosos. Devolver el diezmo a Dios en forma regular y sistemática y con un corazón lleno de alegría y gratitud por todas sus bondades.

La sociedad con Dios reconoce el acto de dar. 123).. Principio de planificación. para ver si tiene suficiente dinero para terminarla? Si echa los cimientos y no puede terminarla. La planificación es una cultura celestial.. Deberá abandonarse todo hábito innecesario y costoso» (ibíd. 6: 38). al incentivo correcto. La mayordomía es una forma de glorificar a Dios en nuestros hábitos. no puede ser mi discípulo». 444). 16: 2). Sistemáticamente (1 Cor. Con humildad (Mat. 24: 24). ya que desde el principio se estableció el plan de salvación. Principio de integridad. 16: 17). Con provecho (2 Cor.todo lo que tenga carácter ostensivo y ajustar nuestros gastos dentro del estrecho círculo de nuestros ingresos. «El cimiento de la integridad comercial y del verdadero éxito es el reconocimiento del derecho de propiedad de Dios. . el cristiano ha de representar delante del mundo la manera en que nuestro Señor dirigiría las empresas comerciales. Jesús hizo declaraciones muy importantes respecto a este principio de la vida en Lucas 14: 28-32. La acción de dar de un mayordomo debe responder al motivo adecuado. p. y dirán: "Este hombre ya no pudo terminar lo que comenzó a construir". ¿Acaso no se sienta primero a calcular el costo. cualquiera de ustedes que no renuncie a todos sus bienes. Con honorabilidad. Una dimensión. «Supongamos que alguno de ustedes quiere construir una torre. Proporcionalmente (Deut. y sobre todo ser un acto de adoración al Dador de todo bien. Al dar de nuestros recursos dicha acción debe ser considerada como un acto de adoración al Señor. Con sacrificio (2 Sam. 6: 3. 9: 6). Principio de propiedad de Dios. p. 9: 7). Con liberalidad (Lúe. La Biblia enseña que el mayordomo de Dios debe dar: Con generosidad (2 Cor. recibos y letras de cambio» (Mensajes selectos. Podemos decir entonces que nuestra mayordomía tiene: Un propósito. (Prov.. El creador de todas las cosas es el propietario original» (La educación. 271). 3: 9).4). [. en escrituras. p.] De la misma manera. todos los que la vean comenzarán a burlarse de él. «En sus negocios. en el diario y el libro mayor. En toda transacción ha de escribirse Santidad al Señor.

Reconocemos la razón por la que fuimos creados. Mediante la mayordomía reconocemos nuestro papel como seres humanos en este planeta. en toda Judea. en su benevolencia. y me seréis testigos en Jerusalén. 527. Le imparte sentido y propósito a los recursos que el Señor. Desde esa perspectiva podemos decir que mayordomía es un sistema de invención divina que tiene por objeto la integración de la raza humana a la economía del cielo. 24: 47. ha colocado en sus manos. id y haced discípulos a todas las naciones. 528). Ciertamente. Además mandó «que se predicara en su nombre el arrepentimiento y el perdón de pecados en todas las naciones. Es entonces cuando adquieren significado declaraciones como: «La mitad de mis bienes doy a los pobres» (Luc. en Samaria y hasta lo último de la tierra» (Hech.16). comenzando desde Jerusalén. bautizándolos en el nombre del Padre.Un ámbito. La Gran Comisión. 48). dueño. será condenado» (Mar. 20). Antes debían esperar la unción del Espíritu: «pero recibiréis poder cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo. Tenemos una cosmovisión correcta del mundo. 19: 8). y se dio a los pobres?» (El Deseado de todas las gentes. Y yo estoy con vosotros todos los días. 16:15. y enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado. 28:19. La mayordomía es el instrumento divino que Dios ha colocado en los ambientes terrenales para concederle forma y medida a nuestra entrega al Señor. La mayordomía establece en el centro de la vida del hombre el reconocimiento de Dios como creador. 1: 8). El mayordomo fiel se compromete con la misión de la iglesia en la tierra y de esa forma su vida adquiere un propósito que la guiará a diario. hasta el fin del mundo» (Mat. pero quedaos vosotros en la ciudad de Jerusalén hasta que seáis investidos de poder desde lo alto» (Lúe. «¿Por qué se hace este despilfarro? ¿Por qué no se coloca el costo de esto en la bolsa que yo llevo para los pobres? ¿Por qué no se ha vendido este ungüento por trescientos denarios. El que crea y sea bautizado. Nos damos cuenta de la parte que nos toca desempeñar en el plan de salvación. ya que a través de ella nuestra vida adquiere sentido y propósito. yo enviaré la promesa de mi Padre sobre vosotros. pero el que no crea. en el cumplimiento de la misión de la iglesia. pp. El compromiso del mayordomo. El mandato de Jesús previo a su ascensión adquiere un mayor significado para nosotros: «Por tanto. Vosotros sois testigos de estas cosas. Propósito de la mayordomía El fin último de la mayordomía es sembrar la idea de la eternidad en nuestro corazón. La presencia de Jesús en nuestro corazón es la mayor evidencia de que nuestra vida tiene un propósito eterno. será salvo. «Y les dijo: "Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura. del Hijo y del Espíritu Santo. sustentador y .

el Mayordomo modelo. La declaración de misión de la iglesia en Interamérica establece con toda claridad el desafío que como mayordomos tenemos: «Glorificar a Dios. Mi única medida es Jesús. Si una persona rehúsa aceptar y establecer esa asociación con su divino sustentador. Dimensiona nuestra vida. su soberanía y sus derechos como dueño de todo lo creado. Nos relacionamos con Dios como nuestro creador. Me proporciona una visión de la eternidad. Añade un ingrediente de compromiso con la misión de la iglesia. anchura y profundidad.salvador. y bajo la influencia del Espíritu Santo. A través de ella mi vida adquiere longitud. Una experiencia de relación personal y transformadora con Cristo. que lo capacite como discípulo. . Es una herramienta del plan de salvación para la terminación de la tarea encomendada. como sus mayordomos y también como sus socios. negará la autoridad de Dios. Guiando a cada creyente a una experiencia de relación personal y transformadora con Cristo. Añade valor a mi existencia y le proporciona profundidad a mi trato con mis semejantes y con Dios. Una vida bajo la influencia del Espíritu Santo. Una dimensión especial. Desaloja el egoísmo de mi corazón. así lo establece la declaración recientemente enunciada: Ambiente de glorificación a Dios. ya que introduce el ingrediente de la responsabilidad en cada acción que tomamos y en cada proyecto en el que participamos con el Señor. Un ambiente de orden y de generosidad. Podemos decir que la mayordomía es una relación que vincula a todo individuo con su Creador. La mayordomía adquiere una dimensión especial respecto a Dios ya que nos vincula con él como sus siervos. sustentador y salvador. El ámbito de la mayordomía La mayordomía me capacita para vivir en un ambiente espiritual. para compartir el evangelio eterno con toda persona» (Manual de planificación de la División ínter americana). Pudiéramos decir que la mayordomía dimensiona nuestra vida ya que es una medida de nuestras relaciones. Me capacita para vivir en los ambientes celestiales y me adiestra aquí en la tierra para vivir por la eternidad. tanto verticales como horizontales. El ambiente espiritual es básico para el ejercicio de una mayordomía exitosa. Dimensión de la mayordomía Los alcances de la mayordomía son eternos. Permite que el hombre ubique su papel en la creación de Dios.

al grado de prosperidad. a la revelación que el Señor nos ha dado. La generosidad debe asimismo responder a las bendiciones recibidas. En la alimentación de los cinco mil. Debe estar de acuerdo con el tamaño de la deuda que Jesús nos ha perdonado.El ambiente de orden en cada actividad en la que el mayordomo se involucra responde al modelo de Jesús como mayordomo. ¡Seamos un medio de bendición mediante el ejercicio de nuestra mayordomía! . 9:14). él pidió que se sentaran en grupos de cincuenta (Lúe.

del perfeccionamiento y ejercicio de nuestra mayordomía y de la forma como la misma se pone al servicio del reino de Dios. Los misterios del universo visible. a otro dos mil y a otro solo mil. en el cumplimiento del propósito de Dios para este mundo» (The Divine Economy. les suministraban una fuente inagotable de . Según Alphin Conrad «mayordomía es una sociedad con Jesús a través del Espíritu Santo. Es decir. p. una obligación. sino por la fidelidad con que desarrollamos las capacidades que nos han sido confiadas (Mat. Así mismo.SÁBADO 29 DE MAYO MAYORDOMOS DE DIOS UN MANDATO DIVINO «Creo que todo derecho implica una responsabilidad. 7). toda oportunidad. a cada uno según su capacidad. Este era un asunto en el que Jesús tenía un gran interés y sobre el que enfoca su atención en la actualidad. Es la historia más convincente y maravillosa acerca de habilidades y destrezas: su desarrollo y descuido. 25: 1). (Salmos 8: 3-5). (Patriarcas y profetas. Cuando estudiamos las ciencias y observamos la grandeza del universo quedamos asombrados por la magnificencia de Dios. La gloria de Dios en los cielos. obra de tus dedos. Mateo 25:14-17 LA PARÁBOLA de los talentos es una medida del crecimiento cristiano. los innumerables mundos en sus ordenados movimientos. toda posesión. en el ser humano por quien él dio su vida en la cruz. los misterios de la luz y del sonido. Es algo que se mide no por la uniformidad en la distribución de bienes recibidos. llamó a sus siervos y les encargó sus bienes. El que había recibido las cinco mil fue en seguida y negoció con ellas y ganó otras cinco mil. «Se sentían pletóricos del vigor que procedía del árbol de la vida y su poder intelectual era apenas un poco menor que el de los ángeles. cavó un hoyo en la tierra y escondió el dinero de su señor». 30). Nelson Rockefeller «El reino de los cielos será también como un hombre que. y el hijo del hombre para que lo visites?" Lo has hecho poco menor que los ángeles y lo coronaste de gloria y de honra». de la noche y el día. Pero el que había recibido mil fue. El interés de Dios el Padre. digo: "¿Qué es el hombre para que tengas de él memoria. la luna y las estrellas que tú formaste. «las diferencias de las nubes (Job 37: 16). A uno le dio cinco mil monedas de oro. Luego se fue de viaje. todo estaba al alcance de la comprensión de nuestros primeros padres». p. "las maravillas del que es perfecto en sabiduría" (Job 37:16). el que recibió dos mil ganó otras dos mil. el ejercicio de nuestra mayordomía. A study in Stewardship. Dios el Hijo y Dios el Espíritu Santo está centrado en la corona de la creación: el hombre. un deber». al emprender un viaje. De tal forma que podemos decir como el Salmista: «Cuando veo tus cielos.

aunque sean pocos. Las leyes y los procesos de la naturaleza. su fortaleza física. Nos fueron entregados y confiados para que diéramos cuenta de ellos.. El Señor desea que usemos cada don que poseemos. Los mismos no nos han sido entregados para nuestro placer y antojo. y si lo . de la virtud y el esfuerzo perseverante. El principio del crecimiento por el uso y el ejercicio de las facultades estaba asegurado. Todo era perfecto y en orden. La parábola de los talentos adquiere en nuestros primeros padres su máxima expresión y cumplimiento. [. Cuando el hombre fue creado por Dios fue hecho perfecto. para responder por ellos. sin ningún velo de por medio» (ibíd. La perfección humana. p. fueron puestos al alcance de sus mentes por el infinito Hacedor y Sustentador de todo» (ibíd. la recompensa de la fe y la discreción.. 264). Todos han de ser empleados en el servicio de Cristo (Palabras de vida del gran Maestro. Su poder intelectual. El éxito no es el resultado de la casualidad o del destino. es la operación de la providencia de Dios. p. Dios «Coloca a cada agente humano bajo la obligación de hacer lo mejor que puede.] El Señor requiere que cada cristiano crezca en eficiencia y capacidad en todo sentido» (ibíd. Todo iba de acuerdo con los planes de Dios. naturales o espirituales. la atrofia de los dones y talentos no era posible por negligencia. o de las habilidades o los dones que hemos recibido de nuestro creador.). En ella se incluyen todos los dones y talentos. han de ser utilizados. 30) La recompensa de la fidelidad Una clara lección de la Parábola de los Talentos. para el mayordomo que hizo un buen uso de sus habilidades. de aquel que nos confió sus bienes a nuestro cuidado. comercializando con los talentos que le fueron confiados. para que nuestra utilidad como mayordomos pudiera ser medida en relación al uso que hemos hecho de esos bienes puestos a nuestro cuidado.. Todo estaba ordenado de tal forma que nada quedaba fuera de su capacidad y desarrollo.. «Los talentos que se usan son talentos que se multiplican. 29) «Eran visitados por los ángeles.instrucción y placer. las leyes y los procesos de la naturaleza estaban a su alcance como uno de los dones de Dios para su permanente crecimiento. 263). la cual les había sido confiada porque «recibieron dominio ilimitado sobre toda criatura viviente» (ibíd. que han sido objeto del estudio de los hombres durante seis mil años.. es la forma en que una mayordomía fiel y permanente puede ser recompensada. Los dones especiales del Espíritu no son los únicos talentos representados en dicha parábola. p. Una felicitación. ya que el verdadero regocijo de la vida era para ellos un resultado de su trabajo y el ejercicio de su mayordomía. ya sean originales o adquiridos. y se gozaban en la comunión directa con su creador. existe una felicitación de parte del dueño y creador de todo. De todos exige la perfección moral. p. Primero. sus habilidades. Como mayordomos debemos preguntarnos: ¿Qué estoy haciendo con lo que tengo? El desarrollo de nuestras facultades es el primer deber que tenemos para con Dios y nuestros prójimos. Los talentos.

Únicamente Dios puede dotarnos de talentos. Los seres celestiales obrarán con el agente humano que con determinada fe busque esa perfección de carácter que alcanzará la perfección en la acción. sobre poco haz sido fiel... . 266). p.. Cristo dice a cada uno de los que se ocupan en su obra: Estoy a tu mano derecha para ayudarte» (ibíd. le será dado. nuestras facultades se acrecentarán. Las energías dormidas son despertadas. tanto en la vida como en la parábola.hacemos tendremos mayores dones para usar.]. p. 25:29).. Este conocimiento es la fuente de la cual fluye todo poder» (Palabras de vida del gran Maestro. 288). Un buen uso de nuestra mayordomía trae bendiciones adicionales. y tendrá más» (Mat. Pero recorrer una milla adicional en el ejercicio de nuestra mayordomía trae consigo una bendición adicional.. después que le fue duplicada la suma que se le había confiado. no vuestros obstáculos. Al mayordomo que le fue dada una suma adicional de bienes y talentos. «Todo esfuerzo hecho por Cristo repercutirá en bendición sobre nosotros mismos. «La imposibilidad reside en nuestra propia voluntad. venciendo las propensiones poderosas y formando nuevos hábitos. 289). Una capacidad aumentada. en la medida que nuestras capacidades lo permitan. «El Señor quiere que todo mayordomo crezca en eficiencia y capacidad en todo sentido» (íbíd. es que se amplía nuestro rango de acción.. Mientras nos entregamos como instrumentos para la operación del Espíritu Santo. En todo sacrificio ferviente y sincero que hagamos en el servicio del Maestro. Él no nos capacita de una manera sobrenatural. Para cada fiel mayordomo hay maravillosas opciones de servicio donde invertir los bienes y talentos que hemos recibido: inversiones de vida para vida. la gracia de Dios trabajará en nosotros sojuzgando las viejas inclinaciones. Mayordomía es el poder que se nos ha confiado para acceder a nuevas y más amplias responsabilidades. Otra recompensa que recibimos como resultado del ejercicio de una mayordomía fiel es el aumento o expansión de nuestra capacidad. nuestros corazones son ampliados para recibir más y más de su poder. p. «Porque al que tiene. Cuando apreciamos y obedecemos las indicaciones del Espíritu. él nos dará más. pero mientras usamos lo que tenemos. es lo menos que podemos hacer. 267). p. Mayordomía es un ejercicio sabio y prudente de los bienes que han sido puestos a nuestro cuidado. podemos decir que existe otra recompensa de la fidelidad por el buen uso de los talentos. 19:17). Ampliación de la influencia.]. Que nada os estorbe» (ibíd. Avanzad con determinación en la debida dirección. 265). Las circunstancias adversas deberían crear una firme determinación de vencerlas [.. él obrará con nosotros para aumentar y fortalecer toda facultad. Si empleamos nuestros recursos para su gloria. y las circunstancias serán vuestros ayudadores. entra en el gozo de tu Señor» (Lúe. p. Hacer lo que nos corresponde es bueno y deseable. [. «Bien buen siervo fiel. [. En segundo lugar..]. sobre mucho te pondré... pudo tener acceso a un campo más amplio de oportunidades. y para hacer una obra mayor y mejor. con las cualidades de que carecemos. y las facultades paralizadas reciben nueva vida» (íbíd. El valor de hombre se estima en el cielo de acuerdo con la capacidad que el corazón tiene de conocer a Dios.

minístrelo a los otros. y en la medida que compartimos los bienes que hemos recibido. niega la autoridad de Dios. 4:10) «El que es fiel en lo muy poco también en lo más es fiel» (Luc. 7). p. «Es la relación que vincula a todo individuo con su Creador. como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios» (1 Ped. en esa misma proporción nuestra capacidad para multiplicarlos se expande. él escoge a sus agentes. le tocó dar cuenta de su mayordomía: «Pero acercándose también el que había recibido un talento. y fui y escondí tu talento en la tierra. «El carácter es poder» (ibíd. Mayordomía es el superávit de nuestro accionar en el mercado de la vida.Cuando leemos el Salmo 23 y llegamos a la sección que dice «Mi copa está rebosando». no porque sean perfectos. Es bueno que recordemos que una copa pequeña puede también rebosar de bendiciones. su soberanía. le dijo: . Si una persona rehúsa aceptar y establecer esta asociación con su proveedor divino. es fácil que pensemos en una gran copa. Cuando compartimos con otros esa copa de bendiciones de lo alto. 275). estaremos seguros de su invitación a entrar a un campo más amplio de servicio porque él multiplicará nuestras capacidades.. Compartiendo la relación. Es la recompensa de una mayordomía fiel y dedicada. y cada día. en un gran banquete. Al hombre que recibió un solo talento. 11: 24). 6: 10). Mayordomía es cuando nuestra capacidad se expande porque nuestras bendiciones rebosan y las compartimos con lo que nos rodean. podremos ejercer nuestra mayordomía y multiplicar nuestra capacidad de servicio. p. 265). Dar es la medida de crecimiento en la economía del cielo. en una enorme bendición. aquí tienes lo que es tuyo". Es el beneficio de una amistad con Dios que compartimos con nuestro prójimo. lo mismo que una copa grande. los prueba en su plan de acción. Mayordomía es compartir a Jesús con los que nos rodean mientras accionamos en los merados de la vida en la tarea de impartir lo que se nos ha confiado. mediante la relación con él. «Hay quienes reparten y les es añadido más» (Prov. «Cada uno según el don que ha recibido. Dad y se os dará. La cuarta recompensa consiste en compartir la relación con el Señor mediante el servicio. La falta de fidelidad y del descuido Como contraposición a la recompensa por la fidelidad en el uso de una mayordomía correcta. se presenta como consecuencia el castigo que es producto de una mayordomía descuidada. El carácter del mayordomo se forja en la relación con su creador y sustentador. te conocía que eres hombre duro. Únicamente cuando nuestra copa rebosa es que los demás también reciben bendiciones de parte nuestra. Respondiendo su señor. dijo: "Señor. bajo diferentes circunstancias. por lo cual tuve miedo. p. pueden alcanzar la perfección» (Palabras de vida del gran Maestro. y sus derechos como dueño del mundo» (Principios bíblicos de la generosidad y de la vida. «El Señor escoge sus propios agentes. En cada esfuerzo hecho de todo corazón para realizar su plan. Cuando presentamos a nuestro Señor cada día un balance de nuestras habilidades donde se muestra un superávit. sino porque. que siegas donde no sembraste y recoges donde no esparciste.

pero ellos proveen una gran parte de la actual disciplina de la vida.. «Por la infidelidad en los deberes más pequeños.].] Se nos hará individualmente responsables si hacemos una jota menos de lo que podríamos efectuar con nuestra capacidad [. [. a los dones sociales. hubiera recibido lo que es mío con los intereses. sabías que siego donde no sembré y que recojo donde no esparcí. pues. Por tanto. 25: 24-28). cuando no se usan. el hombre roba a su Hacedor el servicio que le debe. Pérdidas.. p. al venir yo.. «El Señor mide con exactitud toda posibilidad de servicio. no olvidemos eso. Este mayordomo no tomó en cuenta que cooperar con quien no conoce el fracaso es la mayor garantía del éxito. El dueño no se anda con rodeos. El edificio de nuestro carácter se verá lleno de riesgos si menospreciamos la importancia de las cosas pequeñas» (ibíd.. p. aquel que escondió en la tierra sus bienes. Condenación. lo condenó con una fuerte sentencia: mandó que le quitaran su único talento. recursos. en cuanto a la transferencia del talento a quien ya tenía diez. [. cuando por negligencia y descuido se utilizan mal o se abusa de ellas.. A los otros se les confiaron sumas más grandes: talentos. bienes. El mayordomo flojo y holgazán fue expulsado de la presencia de su . Dios nos tiene por responsables de todo lo que llegaríamos a ser por medio del uso debido de nuestros talentos» (Palabras de vida del gran Maestro. ¿Podrá este mayordomo olvidar lo que fue dicho a los otros que le precedieron al rendir cuentas de su mayordomía? Tampoco podrá olvidar las palabras de su condenación.. El hombre con un talento fue castigado con la expulsión de la confraternidad de los buenos mayordomos."Siervo malo y negligente. Las habilidades. y capacidades se atrofian cuando se esconden. «Las acciones repetidas forman los hábitos. flojo. Aprendamos la enseñanza sin que medie una explicación teológica de parte del dueño de los bienes. La tragedia surge cuando se manifiesta una negligencia intencional en cuanto al uso de los dones espirituales por la vasta mayoría de quienes contamos con un solo talento. debías haber dado mi dinero a los banqueros y. y sus capacidades fueron aumentadas. La historia dice que el Señor del siervo negligente. a las facultades mentales. 290). y directamente lo llama «siervo malo». Quitadle. los hábitos forman el carácter. El siervo negligente fue castigado con la reducción y pérdida de su capacidad económica. aptitudes. Al descuidar su único talento de mostró que despreciaba lo que le cielo le había entregado. y por el carácter se decide nuestro destino para el tiempo y la eternidad» (ibíd. el talento y dadlo al que tiene diez talentos"» (Mat. 267). El mayordomo malo es condenado. El Señor prueba el carácter en la misma forma en que distribuye los talentos. Puede decirse entonces que mayordomía es el ejercicio que define nuestro destino para la eternidad.. Esta infidelidad tiene su reacción sobre él mismo. no se pone a medir sus palabras. Expulsión.] La importancia de las cosas pequeñas es a menudo menospreciada a causa de su pequeñez. Estamos familiarizados con este principio respecto a nuestro cuerpo. aptitudes. p. 291). «negligente».. Jesús está contando una historia acerca de la forma en que debemos utilizar de manera óptima nuestras capacidades y talentos.

300).. Aquel lugar se asemeja al sitio donde Judas acudió después de entregar a su Señor por el precio que se pagaba por un esclavo sin aptitudes en aquella época. «Echadle en las tinieblas de afuera". Condena. ¡Gracias Señor! Gracias por todo y sobre todo por Jesús en quien lo entregaste todo. allí será el lloro y el crujir de dientes» (Mat. Únicamente nos daremos cuenta que Dios habita en nuestro corazón por medio de su Espíritu. 25: 30). no soló por la experiencia nuestra de recibir. coloca el sello divino sobre la elección que ellos mismos han hecho para la eternidad» (ibíd. sino para que aprendamos a compartir de lo que recibimos. y que llevemos frutos de amor en beneficio de todos nuestros semejantes. Amén. El acto de recibir y dar es parte de la intención transformadora de Dios. Hay una condena que implica tristeza y remordimiento. Que tu Santo Espíritu nos recuerde siempre todas tus bendiciones para que nuestra vida rebose de gratitud. cuando nuestra vida se desborde en actos de bondad y generosidad hacia nuestros semejantes. Dios nos da. «Y al siervo inútil echadle en las tinieblas de afuera.Señor. . p.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful