Resumen del ensayo E unibus pluram* de David Foster Wallace

El escritor David Foster Wallace es el autor del libro Algo supuestamente divertido que nunca volveré hacer. Dedica uno de sus capítulos a la televisión y la ficción americana titulado. Este ensayo titulado E unibus pluram, se divide en siete distintos subtemas, que a Wallace le interesa tomar y del que ofrece una gran diversidad de opiniones que resultan interesantes para el lector. Wallace destaca un par de argumentos y conclusiones importantes en su ensayo:
[…] lo más peligroso de la televisión para los narradores americanos es que no nos la tomamos lo bastante enserio como elemento diseminador y definitorio de la atmosfera cultural que respiramos y poseemos. […] afirmar que la ironía y el ridículo entretienen y son efectivos pero al mismo tiempo son agentes de una desesperación enorme y de una parálisis de la cultura americana, y que pasa a los aspirantes a narradores. […] diez años de televisión ha estado absorbiendo ingeniosamente, homogeneizado y representado la misma estética china posmoderna que una vez fue la mejor alternativa a la llamada de la narrativa popular, complaciente y para públicos masivos. […] el autentico mensaje de la televisión en estos anuncios es que es mejor estar dentro de la tele que permanecer fuera y mirado. […] lo que hace hegemonía de la televisión sea tan resistente a las críticas de la nueva narrativa de la imagen es que la televisión se ha apropiado de las formas distintas de la misma literatura posterior a la segunda guerra mundial –cínica, irreverente, irónica, y absurdista- que los nuevos imaginistas usan como piedra de toque. […] lo que hace la tele: discierne, aísla y re-presenta lo que cree que la cultura americana quiere ver u oír acerca de si misma. […] permitir al espectador la fantasía de que puede trascender las limitaciones de la experiencia humana, que puede estar dentro del televisor, como imago, siendo cualquiera y estando en cualquier lugar.

Wallace engloba en estos argumentos las características, que representan a la televisión en la actualidad, partiendo de las ciencias sociales. (A pesar de que su ensayo fue escrito en 1997 y han pasado más de una década). El fenómeno de la televisión se ha definido como el resultado de una revolución social, la concentración urbana, el aumento demográfico, la innovación tecnológica, el crecimiento productivo y el consumo de masas. Y Wallace en su ensayo solo se encarga de ir desintegrando cada una de las partes que involucran este fenómeno, de una manera muy amena para el lector. Joe Briefcase, es un personaje de “ficción” del que se ayuda Wallace para hacerle entender al lector ciertas actitudes y situaciones en las que se puede encontrar el típico espectador norteamericano. Pero al final no creemos que Joe sea un personaje ficticio del todo. Bueno suponemos que cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia.

hiperrealismo. En cambio. expiación y siniestra. Seis horas al día es más tiempo del que la gente pasa haciendo cualquier otra cosa (de forma consciente). trata del deseo. la gente solitaria suele serlo porque no quieren soportar los costes psíquicos de estar entre otros seres humanos. pero aun así faltarían un par de puntos importantes. Entre las que podríamos destacar tenemos: narrador. No es paranoico ni histérico reconocer que lo televisión en dosis enormes afecta de forma profunda los valores de la gente y la percepción que tienen de si mismos. monologo. pseudo-voyeur. Es increíble el promedio de horas que una persona dedica a ver la televisión. Uno de los puntos de los que se mofa es sobre lo que conocemos como un tipo Hogar americano. ¡Seis horas!. Wallace inicia su ensayo definiendo la función y el mito que suponen los narradores. indica Wallace el condicionamiento natural del. mejor de forma indirecta. Sin embargo nos damos a la idea que la esencia de este ensayo radica en la idea de que el contenido de la televisión son mensajes públicos que llegan al espectador de una manera indirecta y unilateral a un público muy diverso. Considera que la razón por la que la televisión gusta tanto a la gente solitaria como a los narradores. ironía. rebaño. espectador. y que nos ayudan a ir comprendiendo poco a poco el contenido. Que al final este medio está controlado por determinados grupos dominantes. Estas palabras podrían resumir en gran medida todo el ensayo. . familiar. Para él la televisión desde la superficie hacia sus profundidades. personajes. y especialmente la publicidad. es porque la gente solitaria no suele serlo por culpa de ninguna deformidad repulsiva ni de si olor corporal. se ha proyectado desde el principio hacia el espectador solitario. Hace una interesante analogía con respecto a este punto “Y el deseo es a la narrativa lo que el azúcar es a la comida humana”. ni su mal carácter: en realidad hoy día existen grupos de apoyo y asociaciones para personas con estas características. un condicionamiento tan sutil que se puede observar. capturar. se encargan de estudiar con atención que impresión produce en ellos la gente. considera que la televisión lleva a cabo por nosotros gran parte de nuestra investigación humana depredadora. El atractivo ostensible consiste en que el producto en cuestión puede ayudar a Joe a integrarse a algo. acechadores y cuya principal función es observar. Tampoco lo es el hecho de que el condicionamiento televisivo influye sobre toda psicología de la relacion de cada cual consigo mismo. posposmodernismo. En estas dosis tan altas de consumo.Son distintas las palabras que se repiten constantemente en su escrito. Entre los otros puntos de los que crea una divertida ironía es la idea de que la televisión parece ser un regalo absoluto de dios para esa subespecie de la humanidad a quienes les encanta ver gente pero odian ser vistos. Con el fin más siniestro que llegar al mayor publico posible. sin embargo recalca su odio al ser objeto de atención de la gente. que se ha encargado de crear un vínculo entre el medio y el espectador para modelar hábitos y preferencias culturales e informativas. La tele misma. masas. Entre las características que los distinguen los cree mirones. individuo. Son terriblemente consientes de sí mismos. distracción.

Wallace afirma que la televisión nos ha convertido en un país de voyeurs sudorosos y boquiabiertos. es una realidad ficcionada. un tostadora con imágenes>>. una idea interesante que retoma de Mark Fowler. Una amistad intima. espectáculo. Sin embargo no por eso la televisión deja de ser una actividad placentera. Este tipo de relación de sadomasoquismo con la televisan lleva al americano con educación que leen el Time a tener esa extraña gestalt de odio/necesidad/miedo. Pero no es un Voyerismo clásico. Sin embargo elegimos pasarlas por alto que requiere una gran complicidad por parte del espectador. ya que la tele no ignora el hecho de que alguien esta viéndolos. el poder y los cuerpos bonitos. Que al final acaban siendo respondidas por la propia televisión. La televisión ha logrado convertirse en el analista más provechoso de sí misma. es que la tele la vemos como <<un electrodoméstico mas. No tratan tanto de la poca calidad de los programas como de la forma en que la tele se ha convertido en un instrumento despreciable de la decadencia cultural. Wallace reitera que los actores son más que extraños con una capacidad genial para fingir falta de conciencia de sí mismos. Afirma que les atribuimos cualidades sobrenaturales y deseamos emularlos. Pero describe su discurso Tosco y trillado. La gente a la que espiamos en la televisión nos ofrece familiaridad y comunidad. Para Wallace las imágenes comerciales proyectan una cultura en la que todo se vende y lo único que cuenta es la fama. Estos teóricos que critican la televisión están obsesionados con ella. las otras ilusiones que mencionan son el hecho de que no robamos lo que vemos. Para Wallace los actores del otro lado de la pantalla son –al marguen de los diversos grados de talento dramático. Pero nuestro cuento de color rosa. Un punto importante que toma en su ensayo es como la mayoría de los académicos y los críticos que escriben sobre cultura popular americana. Esta es otra razón de que la mayoría de las críticas de la tele resulten tan superficiales. preparados para soportar las miradas de la gente. Sino como pueden solucionarse esos problemas que surgen de la relación de los americanos con la televisión que delata problemas graves. Prácticamente amamos a esa gente. y puede parecer raro que gran parte del placer que la generación de Wallace contiene de la televisión resida en burlarse de ella. Wallace se burla de ellos comentando que de alguna forma necesitan odiarla durante seis horas al día. se podría decir que los veneramos. lo cual requiere espectadores. todos los días. Y es esta es solo una de las ilusiones que Wallace enumera. Wallace asegura que la gente en Estados Unidos ve tanta televisión porque es divertida. no son personajes. solo vemos ondas electromagnéticas analógicas y lo único que espiamos son uno de nuestros muebles. parecen tomarse la tele muy enserio y sentir angustia terrible por lo que ven. Por lo que la televisión no permite un verdadero espionaje porque la televisión es actuación.genios absolutos a la hora de fingir que nadie los ve. Un aspecto importante que Wallace se planeta no es tanto la critica académica de la televisión que refleja ciertamente este estado de ánimo. . no es mas que una farsa. Asegura que vemos la tele de la misma forma que en 1981.

parecen ofrecer poco más que la visión que tiene la propia de cómo ella misma ofrece su rescate a los Joe Briefcase solitarios atrapados pasivamente en el consumo excesivo de la televisión. y que se convierte en centro de una economía y una cultura. (de manera muy sutil le dice al lector el grado de responsabilidad que tenemos ante esta fuerza maligna) drenando coeficientes intelectuales y arruinando resultados de los exámenes mientras nosotros permanecemos sentados allí delante con el culo cada vez más gordo y pequeñas espirales . esta realmente <<entre bastidores>> en un lugar de privilegio. Y es esta autorreferencial la que ha hecho que la televisión se haya vuelto inmune a las acusaciones de que carece de relación significativa con el mundo exterior. afirma Wallace La autorreferencial irónica. Es al revés. En lo que se repone áridos diseñados por ordenador y modelos con cara inexpresiva. una forma literaria completamente nueva. que Wallace encuentra en la televisión. Wallace no esta de acuerdo con los reaccionarios que ven la tele como una fuerza maligna que visita a la población indefensa. En la que Joe. Otros de los argumentos importantes del texto de Wallace es que el poder de la televisión para deshacerse de su relación con la realidad y castrar las protestas.La reposición está cambiando toda la filosofía creativa de la televisión comercial. excitación y prestigio. aunque sigan siendo ciertas. el realismo. liberada de los arneses culturales de la narrativa mimética y para lanzarse a la reflexividad y las meditaciones autoconscientes acerca de su realeza. se alimenta de la mima autoconsciencia irónica posmoderna que al principio contribuyo a construir. no es más que el monologo jactancioso. gran némesis teórica. El texto nos dice que la metanarrativa. fue en realidad más que una expansión de primer orden de si. que podemos ver incluso en los anuncios más sofisticad.interior. pero no es mas que un cruel realidad. el pseudovonyeur. que en america durante los años sesenta fue una estética radical. Un aspecto importante que encontramos en el texto es el surgimiento de algo a lo que llama metanarrativa. para él resulta irónico que la televisión sea una fuerza sincrética y homogeneizadora que extrae gran parte de su poder de la diversidad y de las distintas afirmaciones que se derivan de la misma. Un perro. se queda mirando tu dedo. La televisión. Prácticamente todo el texto de Wallace esta lleno de ironías. pero un realismo que se limita a representar las cosas tal como se veía a sí misma viéndome a si misma viendo las cosas. Un aspecto importante que Wallace considera es el megapúblico actual que está mejor adiestrado y la tele ha descartado lo que no necesita. Una de las afirmaciones más importantes que encontramos en el ensayo es que la televisión es la causante de una verdadera crisis de la cultura y la literatura americana. Para Wallace una vez que la televisión introduce el elemento de mirar imágenes. gafas de espejo y pantalones de plásticos arrodillándose ante diversas formas de velocidad. Pero Joe no es el espía que se ha infiltrado a rastras dentro de la televisión. se ha convertido en su propio –nuestro propio. Quizá la frase que incluye a final de este párrafo resulte un tanto denigrante por la comparacio. si le señalas algo. incluso los detalles mundanos de su producción. la referencialidad se dispara.

lascivos y estúpidos. Reconoce la importancia de la distinción entre referencias pop y televisas.para Wallace la viabilidad artística del posmodernismo fue consecuencia directa de la nueva importancia de la cultura comercial de masas. Wallace concluye que una adicción perversa también se caracteriza por extender los problemas de la adicción y convertirlos en interferencias. Por alguna razón. Que resultaron se la imagen por perfecta. al mismo tiempo ligera y universal. que siempre han existido en la narrativa. sin duda alguna se refiere a que es malvada y hipnotizadora. su decisión de utilizar estos calificativos y tiene razón. programas de televisión. Una actividad es adictiva si la relación con ella reside en ese continuo pendiente hacia abajo que ha que gustarle a uno demasiado y necesitarla de verdad. creando dificultades para las relaciones. las comunidades y el espíritu y la visión de si mismo que tiene el adicto. por el otro. al tiempo que desorbitadamente distintos en sus intereses refinados. la televisión de calidad no soporta la mirada de los millones. por un lado. y que algo es <<perversamente>> adictivo si a) causa problemas reales al adicto b) se ofrece como una salida a los mismos problemas que causa. nobles y estéticos. A esto se suma el hecho de que ver la tele como ciclo perverso ni siquiera requiere unas condiciones previas especiales. reconfortante y desconcertante. Retoma la idea de Leavitt de que uno es lo que consume. Simplemente que sustenta. y el mero uso de técnicas sacadas de la tele. Distingue una generación de nuevos narradores que se veían a sí mismos como una especie de vanguardia. Wallace tiene razón al afirmar que somos responsables y que ver la tele se puede convertir en una adicción perversa. Enfatiza que una de las cosas mas reconocible de la narrativa posmoderna de este siglo ha sido desde siempre el empleo estratégico por parte de este movimiento de referencias a la cultura pop –nombres de marcas. . existe una la lealtad a unas marcas funciona verdaderamente como metáfora de la personalidad. Lo que distingue a otra ola posterior de literatura posmoderna en la que observamos un alejamiento de las imágenes de la televisión como objetos validos de alusión literaria y un acercamiento a la televisión y el metaconsumo como temas validos.hipnóticas girando con los ojos. Los programas diferentes o bien pensados simplemente no consiguen tener audiencia. gente famosa. como la consciencia de sí mismo por parte del escritor o la tendencia neurológica a la soledad. Después de la década de los cincuenta. Y aunque no lo indique esto es lo que acabamos teniendo con la televisión. Al referirse como <<adictica>> y <<perversa>>. Y sostiene su argumento con la idea de que la televisión es como es simplemente porque la gente tiende a ser extremadamente similar en sus intereses vulgares.

permiten al televisor equipado con microchips (y por tanto al espectador) disfrutar de gran parte de las decisiones acerca de la selección. escrita básicamente por americanos jóvenes. Que lo define como capaz de captura y neutralizar todo intento de cambio o incluso de protesta contra las actitudes de disgusto masivo y cinismo que la televisión requiere del público para ser comercial y psicológicamente viable en dosis de varias horas diarias. Y señalando al grupo como algo terrible. es la forma que tienen la televisión de señalarse a sí misma por medio de los anuncios solipsistas: hacer que la relación del espectador con su mueble sea mismo tiempo alineado y analítica. absorber esas tendencias. En el que la narrativa de la imagen no es el simple uso o mención de la cultura televisiva sino una verdadera reacción a ella. la manipulación y la . los rebeldes literarios del movimiento beat y posmodernismo. Debido a la forma en que los seres humanos nos relacionamos con las narraciones. Llevando a que el realismo convierta lo extraño en familiar. Wallace destaca dos puntos importantes a) el rebaño en contraste con el cual se define a la identidad distintiva del espectador b) los testigos cuya mera visión puede conferir una identidad distintiva Y nuevamente. arte comercial y comercio artístico.Menciona el surgimiento de un subgénero de narrativa posmoderna consciente del pop. y por fin re-presentarlas como argumentos a favor del acto y mirar y comprar. se ha proyectado desde el principio hacia el espectador solitario. Y como ha borrado las fronteras entre géneros. funciones. Intentamos vernos a nosotros mismos reflejados en ellos. usaron para rebelarse contra su propio mundo y su contexto. Se distingue por todo su programa socio artístico. procesarlas. que ha hecho un intento real de transfigurar un mundo forjado de la apariencia. tendemos a identificarnos con los personajes que nos resultan atractivos. destaca que es extremadamente hábil para discernir tendencias en el flujo de las ideologías populares. le hace ver al lector su grado de culpabilidad a) ser un espectador pasivo (de la tele) b) ser parte de un gran rebaño (de espectadores de televisión y compradores de productos para destacar) Otras de las características que distinguen a los anuncios. Entre las características que Wallace enumera de la narrativa america. Sin embargo con la evolución de la narrativa Wallace señala que ahora los productos se anuncian más a menudo como instrumentos para que el espectador se exprese. Otro de los temas que Wallace le interesa mucho es como la tele ha creado sus propios problemas derivados de la tecnología. a pesar de los problemas que surgen de la tecnología. y consagrado a ellas. afirme su individual. la fascinación masiva y la televisión. Como se mencionaba al inicio la publicidad. se destaque entre la multitud. Con respecto a esta teoría de multitud. La razón por lo que la narrativa de la imagen actual no ofrece una salida a la psicología pasiva y adictiva de la televisión que tanto se esfuerza por ofrecer es que la mayoría de los autores de narrativa de la imagen ofrecen su material con el mismo tono de ironía y autoconsciencia que sus predecesores.

Considera que el anuncio es extremadamente explicito acerca de la razón por la que los anuncios de la tele son despreciados popularmente.y los manipula en aras del consumo. Cree que en el nuevo milenio. Que al final no es solo una realidad de la televisión. Y como resultado existirá una cultura televisiva redimida como por un número mucho mayor de . cumple una función que es casi exclusivamente negativa. y asegura que es una táctica que los americanos han elegido. concluyendo que mientras más dependemos de la tecnología. lo absurdo.recombinación de las imágenes de video. Considera necesario adoptar un conservadurismo político un poco mas ilustrado que exima al espectador y las cadenas por igual de toda complicidad en el amargo estatismo de la cultura televisiva y que en cambio culpe de todos los problemas relacionados con la tele a ciertos defectos corregibles de la tecnología. Es en resumen una crítica y de tipo destructiva. la fatiga sardónica. Incluye dentro de los calificativos “irónica” e “hipocrita” al fenómeno de la televisión. la televisión americana se volverá por fin ideal y republicamente democrática: igualitaria. porque no es realmente una elección. interactiva y provechosa sin ser injusta. a concepción de Wallace es la forma dignificada por el tiempo en que los artistas intentan iluminar y rebatir la hipocresía. se burla un poco de los intelectuales conservadores a sus dos viejos remedios para todos los males de Estados Unidos. Terminando con los problemas que surgen a partir de la televisión. Porque la ironía. Wallace subraya la tesis decisiva para el escritor americano que respira la atmosfera cultural y se ve a sí mismo como heredero de todo lo que era honesto y valía la pena en la literatura de vanguardia Ya en la última parte de su ensayo Wallace considera que una opción obvia es que el narrador se vuelva reaccionario y fundamentalista. a saber: la idea de que a) los sabios instintos de consumo del tipo pequeño corregirán todos los desequilibrios solamente con que los grandes sistemas dejen de interferir en su libertad de elección b) b) los problemas derivados de la tecnología se pueden resolver con la tecnología Concluye que La televisión tal como la conocemos y la sufrimos es una tecnología con poderes supremos pero defectos fatídicos. Es para Wallace la evolución claramente como expresión intelectual de la cultura juvenil rebelde de los sesenta y los setenta. Wallace señala la verdadera dependencia del espectador es respecto de las fantasías y las imágenes que las hacen posibles. De estas dos caras que surgen de la tecnología. ya que él considera que ha tenido tanto que ver con la rebelión irónica del posmodernismo como con las manifestaciones de protesta de los “pacifistas”. la iconoclasta y la rebelión. vemos que la ironía. que sirve para limpiar el terreno. Como ya lo comentaba en otros puntos de su ensayo la televisión toma elementos de la posmodernidad –la involución. Que al final simplemente se crea un vacío de autoridad. no es un síntoma de liberta. Sin embargo. Otra de las preocupaciones que he numera es su relajación dudosa hacia la psique que el espectador individual. Con respecto al tema de los anuncios Wallace concluye que nuestra elección y fidelidad al anuncio y su producto. mas enganchados estamos.

Otro importante al que llega es que el arte popular. que realmente tengan el descanso infantil de promover y ejecutar principios de dobles sentidos. Creo para terminar este resumen. inexpresiva y aburrid. Puesto que generalmente parece que se dedica a resolver contradicciones básicas. Algo supuestamente divertido que nunca volveré haber. mirones natos que. Entre las conclusiones y afirmaciones a las que llega Wallace. * Wallace. Creo que es necesario no pasar por desapercibido la idea de que él considera que Hablar de la televisión como si fuera una entidad puede caer con facilidad en la peor clase de paranoia anti-televisiva. Al final como lector y espectador nos damos cuenta de que la televisión presenta y define nuestro mundo contemporáneo. de alguna forma. el dedicar seis horas a observar un objeto no proporciona una vida muy intensa y animada. Por lo que la televisión ofrece mucho más que distracción.elecciones y un control mucho mayor sobre lo que uno experimente con el fenómeno de la televisión. (2001). la idea de una vida mejor es mentira. se atreven a retirarse de la mirada irónica. es la clase de arte que debe complacer a la gente para obtener su dinero. Barcelona: Literatura Mondadori. una de los puntos más importante es que considero que La narrativa americana sigue estando influida por la televisión. . La conducta aturdida. Pero no hay que olvidar que lo único que se emite es banal. En sus propias palabras afirma que la tele en resumen no ofrece nada de lo que cree que vende. sobre las ideas de ser y mirar. F. D. capaz de corromper la instancia individual y del sentido común comunitario. burdo o malo. Sus últimas líneas las dedica a los próximos rebeldes literarios verdaderos de Estados Unidos que a su parecer podrían muy bien surgir como una extraña banda de antirrebeldes. Que con el paso del tiempo se ha convertido en una realidad el tratar a la tele como a un ser autónomo. Para Wallace la narrativa americana tiende a tratar sobre la cultura americana y la gente que había en ella. hay que rescatar un par de puntos claros que se tomas y definen en este ensayo. sobre la evasión de la vida cotidiana.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful