EL CIELO Y LA TIERRA AL DESPEGAR Aquella vez en un jardín aquel niño jugaba con un avión soñando que él era el que

volaba como un frágil y leve pájaro. En la escuela el niño escuchaba decir al profesor de filosofía decir que, Dios existe porque si existe un mundo en el que las cosas maravillosas se ven a plena vista viendo el amanecer blanco, azul, rojo y naranja viviendo en paz debe existir ese dios que hiciera esto posible sin embargo, el niño se preguntaba si alguien nos puede asegurar que un algo volara? Desde pequeño, me ha fascinado el saber acerca de la gravedad de ver levantarse una sencilla pluma del suelo, con la levedad de un pájaro. Ver

como un niño con tan corta edad piense en el mas allá en como algo surge tan fácil tan sencillo esto me hizo preguntar. ¿Cómo un pájaro puede volar con tanta facilidad sin cables ni nada automático? Viendo como el niño asombrado del mundo queriendo volar libremente. El niño descubriendo como seria volar en un avión la sensación de magia que le rodea cada vez que imagina que vuela libremente por el cielo descubriendo que las nubes son algodón dulce o un simple viento encontrado con otro Este niño aquella vez pensó si voláramos por tiempo seria un sueño un sobrevuelo por el clima por los atardeceres en el horizonte infinito Pensó tal vez si hubieran 30 pasajeros en un avión 10 se van a descubrir el horizonte escondido 15 van a encontrar su destino y 5 van a encontrar su pasado para estos pasajeros la vida seria un largo viaje de descubrimiento y pasajes extranjeros Si la vida fuera un solo destino para esos 10 pasajeros una vida eterna en tan solo 5 minutos en este horizonte tardarían mas en vivir una simple vida con el riesgo de poder encontrar su destino certero para los 15 solo su destino esto quiere decir una vida eterna uno no debe por que encontrar su destino si no una forma de vida en la que puedas soñar imaginar conocer diferentes caminos de la vida para estos 15 el destino será cruel porque solo irán a buscar lo mismo simplemente lo mismo para los 5 pasajeros su pasado será distinto ya que van a cambiar su forma de vida quieren reconstruir lo que un día fue destruido en sus vidas cometer errores pero tan solo unos pocos la vida de estos pasajeros fue el siguiente para los 10 vida eterna en un paraíso sin rumbo para los 15 un pasado y un futuro pensativo y para los 5 encontraron su más fuerte tesoro el vivir dichosamente feliz

Esto es lo que el niño quiere rescatar aprendiendo a volar con la misma imaginación de un niño con una noche cerrada cubierta de nubes y de agua en el cielo. El avión pequeño que tiene en la mano representa su frágil y veloz puerta a lo desconocido. La pista iluminada por luces rojas en el aeropuerto al despegar dibuja una herida de sangre en el cielo con el caminar. Camino de la tormenta. Subimos. Subimos. Volar es ascender. Tomar una altura adecuada y una velocidad de crucero. De pronto nada. El suelo desaparece. El cielo dulce por las nubes. El sol que se despereza dando vida a esta tierra que no cesa de girar. La paz, la certeza de que aunque muera, por miles de años, ese amanecer seguirá existiendo continuamente en cada lugar del cielo. Hubiera sido fácil haber cerrado los ojos y dormir antes de haber despegado hubiera sido fácil no pensar en las maravillas del mundo tal vez si solo lo hubiera hecho no estaría despegando el avión del conocimiento ¿Cerrarías los ojos si te dijeran que vas a volver al pasado para ver a la niña que un día confió en ti te dio la mano y te ayudo a cumplir tu sueño tal vez ahora sería el amor de tu vida pero preferiste escoger el camino del vuelo para darle el camino de vivir tan solo vivir tal vez si fue buen idea hacerlo ya que conseguiste solo eso pero aun en la vida hay mas ya que mil pasajeros van a vivir la aventura de volar como solo un juego Sólo un vuelo entre tantos. Y tantos vuelos siempre siendo el primero. Desconfiando de las personas que cierran la ventanilla cuando vuelan en avión. Desconfío de aquellos que se acostumbran a volar como si no fuera la evidencia más clara de que existen los milagros. Los milagros de la vida, del hombre empeñado en conocer las leyes del universo y utilizarlas en beneficio propio.

Desconfío de los que sólo saben quejarse de la mala comida que ponen en los aviones. Sabiendo que el camino del conocimiento es explorado y certero Volar sabiendo que todos no pudieron hacerlo Vivir siempre volando o queriendo volar. Como si cada vuelo fuera el primero y el último. Sabiendo que tan solo el niño imagino volar como un pájaro con un avión en la mano pero nunca pensó que iba a descubrir el viento de volar sabiamente conociendo el aprendizaje de volar como un deseo inalcanzable y un sueño esperanzado que ahora era la gran realidad.

RECUERDA NUNCA ES TARDE PARA CAMINAR O VOLAR POR EL CONOCIMIENTO NUNCA ES TARDE PARA APRENDER A VOLAR COMO UN NIÑO

Entre murmullos y palabras Entre soledad y felicidad Existe un veraz y un tendrás Un mundo lleno de ansiedad y curiosidad que solo busca la serenidad

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful