Asignatura: Comercio Internacional Nombre: E-mail: Guillermo López Guillermo_jla@hotmail.

com

La cultura: Elemento clave para la empresa extranjera El mundo se mueve bajo un sistema de economía lucrativo, se desenvuelve a través de un proceso de cambio que lo comercializa todo, hecho por el que adquiere importancia significativa el comercio, que es la actividad que se refiere al intercambio de mercancías y servicios mediante trueque o dinero, con fines de venta, lucro o para satisfacer necesidades. Con el pasar de los años, los avances tecnológicos, la globalización, el crecimiento poblacional, entre otros factores, las relaciones comerciales entre los países han ganado auge, gracias a los tratados e intercambios comerciales, lo que ha generado la apertura de las fronteras. De aquí partimos a analizar lo que es el Comercio Internacional, que representa el intercambio de bienes económicos que se efectúa entre los habitantes de dos o más naciones, de tal manera, que se dé origen a salidas de mercancía de un país (exportaciones), y entradas de mercancías (importaciones) procedentes de otras naciones. Cuando las empresas tienen interés en participar en dicha actividad o buscan diversificar mercados, surge la necesidad de negociar con empresarios extranjeros. Para lograrlo tienen que resolverse los conflictos o contratiempos que puedan surgir al momento de negociar, ya que todos los intervinientes buscan obtener un resultado satisfactorio. Es aquí en donde juega un papel fundamental la cultura de un país, región, estado o poblado, para el desarrollo de una empresa extranjera, ya que no en todos los países se negocia de la misma manera, por lo que es imprescindible conocer aspectos como valores fundamentales, hábitos, costumbres, religión, moral, entre otros, para lograr una buena comunicación y posteriormente obtener una negociación. De aquí, parte la necesidad de que las organizaciones internacionales comprendan que la humanidad se ha organizado en conglomerados o conjuntos denominados sociedad, compuesta por personas que se rigen por patrones similares, hábitos u/o costumbres, con las que deben convivir y conocer a detalle, con el fin de adaptarse a ellas y así obtener un lucro de las transacciones a realizar, ya que mientras más se conozca sobre la cultura de otra persona, se predecirá con mayor exactitud el comportamiento de ella.

Ejemplo de lo anteriormente expuesto es que, nunca las necesidades de una población que habita en una costa, van a hacer las mismas de los que viven en la montaña, ya que cada grupo posee características distintas y sus intereses son distintos, lo mismo ocurre con las naciones o personas que son practicantes del Islam, a diferencia de los files del cristianismo, en este caso por su condición religiosa cada grupo tiene comportamientos diferentes, que deben ser tomados en cuenta por un inversionista internacional a la hora de explorar un nuevo campo. Asimismo, es importante conocer el idioma local, ya que genera muchas ventajas y confianza entre los negociadores, por dar la impresión de que se esta interesado en todos los aspectos de su país, inclusive el idioma. Además, no será necesaria la participación de traductores en el negocio. La reglamentación gubernamental también forma parte de la cultura de un país, por lo que el profundo conocimiento de las regulaciones también permitirá tomar decisiones acertadas, por ejemplo con respecto al lugar en el que desea trabajar, lo que también influirá en las utilidades de la empresa, la seguridad, el empleo y los salarios, los precios al consumidor y las ganancias.