América Latina posee la peor distribución de la riqueza en el mundo.

La distancia entre los ricos y los pobres es abismal, y mucho más alta que la registrada en los países industrializados o en otras regiones del Tercer Mundo. El continente posee el dudoso privilegio de tener personas muy ricas, incluso a escala planetaria, junto a indigencia en condiciones extremas. Si bien en algunos países, la proporción de pobres se ha estabilizado, el número absoluto no ha dejado de crecer. ¿En qué afecta la inestabilidad a los países subdesarrollados? La falta de estabilidad política y de un marco legal claro, así como la corrupción de los gobiernos, condicionan a los inversores, que a menudo no se ven motivados para invertir en ciertos países debido a los sobornos y las expropiaciones ¿De qué manera aportaría el Banco Interamericano de Desarrollo a la equidad de la riqueza? América Latina tiene aproximadamente la misma cantidad relativa de capital físico que otras regiones del mundo, pero se diferencia a la vez por una mayor abundancia en recursos naturales y por menores indicadores en capital humano. Esos dos extremos se asociarían para explicar la gran concentración del ingreso. El BID realiza una serie de análisis, donde correlaciona los niveles de desigualdad con la disponibilidad de recursos. Encuentra que la mayor correlación se da entre la latitud y la desigualdad, afirmando que "los países cercanos al Ecuador poseen sistemáticamente mayores inequidades en el ingreso, incluso después de tener en cuenta el hecho que los países en los trópicos tienden a ser menos desarrollados que los países en otras regiones templadas. Esto es verdad a nivel global, y también en América Latina". ¿Es posible la existencia de universidades desarrolladas en países subdesarrollados o dependientes? Nuestros países se han orientado predominantemente, en relación al desarrollo, por la concepción linear o el dualismo estructural. La educación, consecuentemente, ha jugado un papel acorde con dichas opciones; así, las universidades desempeñan un papel conservador en la sociedad. La universidad tiende a reproducir las condiciones del medio social en que está enclavada. Surgida de un medio en el cual se postula la "democratización" e igualdad de oportunidades, produce resultados que o bien "perpetúan la desigualdad" o concentran los beneficios en un solo sector de la población, como se ha mostrado en el caso de México. De esta forma, puede llegar a parecer imposible la existencia de una universidad desarrollada en un país subdesarrollado, sobre todo cuando las universidades están sometidas a un doble desafío: por un lado, alcanzar la más alta calificación científica-técnica de sus cuadros; por otro, lograr la mayor eficacia en el cumplimiento de los requisitos sociales de formación del mayor número y más amplia variedad de profesionales de nivel superior. ¿Por qué América Latina se encuentra con atraso científico y tecnológico? Existe, en el mundo desarrollado, un enorme volumen de conocimiento técnico disponible para los países subdesarrollados. Ese conocimiento puede adquirirse tanto por patentes como por radicación de instalaciones industriales modernas provenientes del extranjero. Estos centros modernos de producción impulsarán el progreso tecnológico por efecto de demostración o influencia del medio ambiente. La investigación tecnológica en los países desarrollados está dirigida a la creación de tecnologías que hacen uso intensivo del capital. En América Latina se necesitan tecnologías intermedias, con mayor uso de mano de obra; por tanto no conviene introducir tecnologías sumamente avanzadas. América Latina ha estado importando tecnologías por más de 450 años y sin embargo, aún ahora, los oasis del modernismo tecnológico se destacan en un vasto desierto de atraso o ignorancia.Durante décadas los países de América Latina han tenido esa misma opción en materia tecnológica y generalmente se han decidido por la primera de las alternativas. ¿Cómo influye el desarrollo económico en el bienestar social? Para alcanzar a la modernidad del Estado se debe tener constante superávit del presupuesto público, teniendo mayores recursos públicos para una modernización continua de la administración pública en el ejercicio eficaz de las funciones públicas. Empero en los Estados modernos un alto presupuesto público sólo se logra con el desarrollo económico, porque cuando existe pujanza económica, inversión y empleo, el Estado recauda impuestos que se traducen en políticas públicas, económicas y sociales (seguridad social, servicios públicos, infraestructuras, seguridad pública y defensa nacional, políticas sociales, etc). Este desarrollo garantiza el bienestar social, consolidando a las instituciones y la democracia. Cuando nuestros países subdesarrollados de Latinoamérica alcancen al desarrollo económico y social, deberán a su vez irse consolidando a las instituciones y la democracia.