You are on page 1of 4

SISTEMA EDUCATIVO

La participación social y el funcionamiento de la escuela: La ley Gral.
de Educación contempla un mayor acercamiento a las autoridades
educativas y la comunidad, mediante la creación de consejos de
participación social. Los padres de familia tienen un destacado papel
de asistencia a la escuela y el aprendizaje efectivo de sus hijos,

Organización y gestión escolar: La unidad básica del sistema
educativo es la escuela: el espacio donde profesores, directores y
alumnos comparten la responsabilidad cotidiana de la enseñanza y el
aprendizaje

La educación que imparten los particulares: Los particulares
participan en la función educativa en los términos establecidos por la
Constitución y la Ley Gral. de Educación. Su presencia significa
frecuentemente la posibilidad de practicar opciones pedagógicas
diversas, que de diversas maneras influyen en el proceso general de
educación. La Secretaría de Educación Pública asegura que los
principios y normas que rigen el quehacer educativo se observen,
para atender el principio de unidad y garantizar el derecho de quienes
reciben los servicios.

Métodos, contenidos y recursos de la enseñanza: La experiencia
demuestra que ningún factor por sí solo tiene efectos ciertos, sobre la
calidad de la enseñanza .Muchos de los factores que inciden sobre la
calidad educativa corresponden a las facultades normativas de la
autoridad federal y a decisiones que ésta aplica directamente. En
México, la legislación en materia educativa hace responsable al
gobierno federal de la regulación de los factores esenciales de la
organización de la educación básica y de la formación de maestros,
los planes y programas de estudio, los materiales didácticos de
distribución general y gratuita, el calendario escolar y la evaluación
de los resultados.

Planes y programas de estudio: Las reformas de los mismos
producidas en estos últimos años se orientan al fortalecimiento de
competencias, conocimientos y valores fundamentales.

Atención a los niños de la calle: En los últimos años ha aumentado el
número de los niños y jóvenes que no tienen un hogar y habitan en
las grandes ciudades en total desamparo. Sus condiciones de vida son
en extremo precarias. También están los niños en la calle, que son los
que pasan gran parte del tiempo en la vía pública, ocupados en
tareas informales de venta o que trabajan sin remuneración fija para
contribuir al sostenimiento de sus hogares.

La escolaridad de estos niños en nula o rudimentaria.

Se tiene previsto promover entre las autoridades estatales ubicar
módulos de apoyo en lugares donde con frecuencia se refugian niños
que huyen de sus hogares. La S.E.P. y las autoridades educativas
estatales reforzarán las acciones preventivas. Promoverán desde la
formación docente la importancia de prevenir el fracaso escolar de
estos niños, orientándolos hacia el reconocimiento de conductas
socialmente positivas.

La educación y los grupos indígenas: El artículo 4º de la Constitución
y la Ley Gral. de Educación reconocen el carácter pluricultural y pluri
étnico de la nación y comprometen al Estado a desarrollar una acción
educativa que promueva el mejoramiento de las condiciones de vida
de los pueblos indios y su acceso a los beneficios del desarrollo
nacional. En cumplimiento de estos principios la acción educativa
responde a la prestación de servicios educativos destinados
específicamente a los grupos indígenas, que se adaptarán a sus
necesidades, demandas y condiciones de trabajo. También se
combatirán las formas manifiestas y encubiertas de racismo y
promoverá una justa valoración de los pueblos indígenas con el
aporte de su cultura en la construcción histórica de la nación.

Actualmente cuarenta mil educadores atienden a novecientos treinta
mil niños indígenas en los niveles de inicial, PRE escolar y primaria,
en centros de atención con carácter bilingüe y bicultural.

Si bien se ha incrementado el ingreso de los niños a la escuela, la
deserción es importante y alcanza un egreso en sexto grado de un
35%.

Un recurso esencial con el que ahora se cuenta y que casi había
desaparecido son los libros de textos gratuitos escritos en lenguas
indígenas. Su propósito es favorecer el aprendizaje inicial de la
lectura y la escritura en la lengua materna, al mismo tiempo que se
inicia la enseñanza oral del español como segunda lengua.

Atención de niños indígenas en áreas urbanas: El proceso de
migración de las zonas rurales ha dado como resultado la presencia
temporal o definitiva en las ciudades de grupos de familias de
diversas etnias que demandan servicios de educación básica. Se hace
prácticamente inexistente la experiencia institucional de ese tipo de
establecimientos en zonas urbanas. Se deberá ofrecer a los niños
indígenas que viven temporal o permanentemente en las ciudades,
oportunidades de que cursen una educación acorde a sus
necesidades y circunstancias.

La incorporación plena de los indígenas al desarrollo nacional, en
condiciones de justicia e igualdad, demanda de toda la población una
actitud antirracista, que reconozca la diversidad étnica mexicana,
como un afluente de la conformación histórica de la nación.
Educación Inicial: Los servicios educativos y asistenciales destinados
a la población infantil de 0 a 4 años tienen en México un desarrollo
incipiente.

Es propósito de la S.E.P. convenir con las autoridades educativas de
los estados la extensión y diversificación de los servicios, donde es
factible incorporar de manera activa a las madres de familia como
beneficiarias y como prestadoras de servicios. El éxito requiere re
quiere fomentar una mayor participación de la sociedad para que
conozca y colabore en las acciones en beneficio de la niñez.

Educación Especial: La tradición de la educación especial en México
se remonta al gobierno juarista, cuando se expidieron los decretos
que dieron origen a la fundación de la Escuela Nacional para
Sordomudos en l867 y la Escuela. Nacional Para Ciegos en l870.

La política educativa de integración ha procurado impulsar la
modalidad de grupos integrados para la atención de los alumnos con
problemas de aprendizaje y otras discapacidades.

La población que demanda educación especial tiene pleno derecho a
obtener un servicio que, de acuerdo con sus variadas condiciones, le
permita acceder a los beneficios de la educación básica.. La Ley Gral.
de Educación establece la obligación gubernamental de satisfacer
mediante distintas estrategias las necesidades básicas de aprendizaje
de esta población mencionada.