You are on page 1of 4

Einst ein Albert ( 1879 – 1955) A fines del siglo XI X, la física cayó en una grave crisis.

Dest acados físicos anunciaron que se había llegado al final de esa disciplina. A una velocidad im ponent e, esa ciencia había pasado del m undo de la m acrofísica, donde los obj et os se pueden ver, a la m icrofísica, un universo de sucesos que se desarrollan a una velocidad vert iginosa y en dim ensiones m enores a t oda capacidad de im aginación. La era de los cuant os t ocaba a la puert a. ¿Quién encont raría la llave de la nueva concepción del m undo? Ent onces llegó el año 1905. Ese año, un hom bre j oven envió, uno det rás del ot ro, cinco art ículos a la revist a «Anales de Física». Su nom bre: Albert Einst ein. Tenía 26 años de edad y era en ese m om ent o expert o t écnico de t ercera clase en la Oficina de Pat ent es de Berna. En esos art ículos, Einst ein forj ó con sus ideas un nuevo universo: una concepción radicalm ent e nueva del espacio, el t iem po, la m at eria y la energía. 1905 fue el año de los m ilagros de Einst ein. «En el pr im er art ículo», escribe Bill Bryson, aut or de libros de divulgación cient ífica, «Einst ein ex plicó la esencia de la luz, por lo cual recibió en 1921 el prem io Nobel. En el segundo probó que los át om os efect ivam ent e exist en. Y el t ercero revolucionó sencillam ent e t odo el m undo». La nueva t eoría de Einst ein sobre el espacio y el t iem po fue llam ada m ás t arde «t eoría de la relat ividad», un nom bre que al principio no agradó a Einst ein. Él la hubiera llam ado «t eoría de lo absolut o». Com o sea, el art ículo con el t ít ulo «Acerca de la elect rodinám ica de los cuerpos en m ovim ient o» est á considerado uno de los m ás ext raordinarios t rabaj os cient íficos de t odos los t iem pos, quizás la m ás brillant e idea que j am ás se le haya ocurrido a un ser hum ano. El art ículo no t iene not as al pie ni cit as ni referencias a ot ros t rabaj os. Las fórm ulas m at em át icas son escasas. Com o dice C. P. Snow, fue com o si «Einst ein hubiera llegado a sus result ados a t r avés del pensam ient o puro, sin ayuda y sin oír la opinión de ot ros.» Se dice que Einst ein era caprichoso ya de niño. Nació en 1879. Creció en la ciudad alem ana de Ulm y fue considerado un m uchacho cerrado y singular. Hast a la edad de t res años no habló palabra. A los doce, aprendió por sí solo geom et ría leyendo las obras de Euclides. Ya ent onces quería resolver los m ist erios del m undo. A pesar de sus grandes obj et ivos, sus not as en la escuela no fueron brillant es, lo que no es at ípico en el caso de los superdot ados. Finalm ent e se ausent ó de la escuela y se m archó a I t alia, donde vivían sus padres, pero con la int ención de est udiar en Zúrich. En 1900 t erm inó los est udios en esa ciudad, en el I nst it ut o Federal Suizo de Tecnología ETH, con un diplom a de profesor de m at em át icas. Cuando, en esa época, com enzó a t rabaj ar en la Oficina de Pat ent es, desposó a su com pañera de est udios Mileva Maric, a quien llam aba «am ada Doxerl».

es decir. de inm ediat o se lo lleva la corrient e. pero sin asum irla por com plet o. por ej em plo. es decir. Leibniz. sino que depende de si un observador se m ueve o no. la corrient e del t iem po pasó a ser una cuest ión dependient e del sist em a. Su corrient e es fuert e. Einst ein se aproxim ó a la idea de Leibniz. a la que llam ó «c». t am poco exist ir ía el t iem po.» Pero Agust ín no sabía que la corrient e del t iem po no fluye en form a uniform e. Einst ein t ransform ó ello en un principio. pero a Einst ein no le im port ó. Einst ein era capaz de reflexionar int ensam ent e durant e años acerca de un m ism o t em a. Einst ein había reflexionado acerca de qué sucedería si alguien se m ueve t an rápido com o la luz. Pero no se pudo const at ar efect o alguno. de t al form a que la idea de Newt on funcionaba bien. Si la velocidad de la luz es un valor fij o. La velocidad de la luz era const ant e.Ya de niño. De regreso de la Oficina de Pat ent es a casa daba largos paseos por las calles de Berna. Para velocidades reducidas. el fact or asciende ya . la luz se desplaza con la m ism a velocidad.UU. La velocidad de la luz – 299792. En t odo el espacio. Esa t esis cont radecía las reglas vigent es de la m ecánica. No encont r ó respuest a sat isfact oria alguna a esa pregunt a. el diez por cient o de la velocidad de la luz. ello supone que el espacio y el t iem po son relat ivos. San Agust ín había escrit o: «el t iem po es com o un río pleno de sucesos. que se m ueve a una considerable velocidad alrededor del Sol. el t iem po discurre m ás lent am ent e que en uno en reposo. Pero si la velocidad es de unos 30 000 km por segundo. sin sucesos. La ret ardación del t iem po en sist em as en m ovim ient o es det erm inada por un fact or al que se ha llam ado gam a. En un sist em a de referencias en m ovim ient o. pero no cesó de reflexionar sobre el problem a. No bien algo aparece. En ese experim ent o se int ent ó m edir la velocidad de la luz en relación con la Tierra.458 km por segundo – es la m ayor velocidad alcanzable en nuest ro cont inuum de espacio y t iem po. Luego oyó del experim ent o de Michelson y Morley en los EE. observando una onda de luz que se m ueva j unt o con él. I ba a t ener razón. Newt on había int roducido el espacio y el t iem po de form a sencilla en la física. creía que el t iem po no es ot ra cosa que un lenguaj e que hace posible int errelacionar sucesos ent re sí. I nvolut ar iam ent e com enzó a poner en t ela de j uicio los fundam ent os del espacio y el t iem po acept ados por ent onces. Pero ya en la época de Newt on había quien lo ponía en duda. Com o la velocidad de la Tierra cam bia const ant em ent e de dir ección. rezó su t esis. era de esperar que ello influyera sobre la v elocidad de la luz. En un m undo sin cam bios. en la nueva cosm ovisión de Einst ein. Lent am ent e. el t iem po discurre uniform em ent e de un m om ent o a ot ro. No obst ant e. sus ideas ent raron en m ovim ient o. Para Newt on. ese fact or es práct icam ent e igual a uno.

El fact or gam a aum ent a cuando la velocidad se acerca a la velocidad de la luz. Einst ein. En el planet a han pasado en el ínt erin 4 m illones de años. la Academ ia de las Ciencias de Prusia.005. se t ransform a por com plet o en energía radiact iva cuando choca con su ant ipart ícula. recibe el Prem io Nobel. la súper est rella. Ej erce la docencia en las universidades de Zúrich. En 1909 Einst ein abandona la Oficina de Pat ent es y com ienza una carrera universit aria. Un prot ón. Luego regresa y arriba a la Tierra ot ros 30 años después. un ant iprot ón. es decir. En 1914. En 1912 vuelve a Zúrich. En un sist em a así. Praga. el ast ronaut a frena la aceleración. En su t iem po. el núcleo de un át om o de hidrógeno. Durant e la República de Weim ar. sin em bargo.8 m et ros por segundo. En ese t iem po. años después. es infinit am ent e grande. Por esa razón es im posible que un cuerpo con m asa se pueda m over a la velocidad de la luz o m ás rápidam ent e aún. Al 99 por cient o de la velocidad de la luz es de 7. Einst ein definió finalm ent e la fórm ula m ás fam osa de la física: E= m c2. el ast ronaut a recorre dos m illones de años luz. que son equivalent es. que se halla a unos 2 m illones de años luz de nosot ros. por ej em plo en una desint egración radiact iva de un núcleo at óm ico. Albert Einst ein. Einst ein pensó sólo en la t ransform ación de una m uy pequeña part e de la m asa. La fórm ula dice que la energía y la m asa son diversas form as de la m ism a subst ancia. En un anexo a la t eoría de la relat ividad. El ast ronaut a. le ofrece un puest o de profesor en el I nst it ut o Kaiser Wilhelm de Física. Cuando la alcanza. Hoy sabem os que la fórm ula va m ucho m ás allá. En ot ras palabras: la energía es m at eria liberada y la m at eria es energía que espera ser liberada. Supongam os que el ast ronaut a se m ueva en dirección a la galaxia de Andróm eda. Se puede calcular fácilm ent e que para el viaj e necesit a sólo 30 años. Cuando Hit ler asciende al poder y los libros de Einst ein son quem ados en Alem ania. Cuando. y llega a la región de Andróm eda a una velocidad m enor. Supongam os que observam os a un viaj ero espacial que se alej a de la Tierra con una aceleración const ant e. Com o c2 es una cifra enorm e. el ardient e pacifist a y socialist a. en Berlín. sólo ha envej ecido 60 años.a 1. Luego de haber recorrido la m it ad del cam ino a Andróm eda. el cient ífico se halla con su segunda . es decir que reduce su avance. Berna y m ás t arde. aproxim adam ent e con la que se experim ent a cuando se cae librem ent e sobre la superficie de la Tierra: un aum ent o de la velocidad de 9. la ecuación supone t am bién que t oda cosa com puest a de m at eria cont iene un volum en inim aginable de energía. el fluj o del t iem po es unas siet e veces m ás lent o que en un sist em a en reposo. en 1933. era ya uno de los grandes de la hist oria. sufrió por la crecient e host ilidad ant isem it a.

escrit o en papel pergam ino: «Si no os t ransform áis en m ás j ust os. 13 – 16. en los EE. si bien desde una posición crít ica hacia los polít icos. Adem ás de la bom ba de prueba se habían logrado const ruir ot ras dos bom bas. El 16 de j ulio de 1945 se produce en el desiert o de Nuevo México ( EE. que ent rará en funciones en 2007 en el cent ro europeo de invest igaciones CERN. ¿Y Einst ein? Alarm ado por not icias en ese sent ido. En la posguerra.esposa. . que nunca m ás vuelve a Alem ania.) la prim era explosión de una bom ba at óm ica. que os lleve el diablo. Viaj a m uy poco y t rat a de llegar a una descripción unit ar ia de la gravit ación y del elect rom agnet ism o.m ilit ares ni en invest igaciones relacionadas de alguna form a con la const rucción de bom bas at óm icas». sólo lo t raj eron del Sol a la Tierra. que llevó a la const rucción de la bom ba at óm ica. com o resalt ó Einst ein m ás t arde. Dic 04 – Ene 05. Eran problem as com plicados y no logra hallar una solución sat isfact oria. «Nunca part icipé en proyect os t écnico. Einst ein abogó con gran com prom iso personal por un orden m undial que conj urara el peligro nuclear.UU. m ás pacíficos y m ás sensat os de lo que som os y fuim os nosot ros. hum anist a. Una pequeña part e de m at eria fue t ransform ada en r adiación. había com unicado ya en agost o de 1939 en una cart a dirigida al president e Roosevelt su preocupación de que Alem ania pudiera const ruir bom bas at óm icas. Nº 6. Elsa. Págs. Quizás ent onces com prendam os qué significa realm ent e la fórm ula de Einst ein. Fue un fat al error. pacifist a e inconform ist a. dará probablem ent e una respuest a a esa cuest ión. un ent usiast a am ant e de la m úsica. y el ej em plo m ás t rágico del poder y la im pot encia de la ciencia.UU. Einst ein acept a una invit ación del I nst it ut e for Advanced St udy de Pr incet on. Los crím enes de los nazis le afect an t ant o. Allí perm anece hast a su m uert e. Michael Helge Art ículo t om ado del m agazine Deut schland. Su m ensaj e para las próxim as generaciones.» Harald Frit zsch. En agost o de 1945 fueron lanzadas sobre las ciudades de Hiroshim a y Nagasaki. La equivalencia de m asa y energía es observada const ant em ent e en la física de part ículas. Los herederos de Einst ein. ¿El ser hum ano Albert Einst ein? Era un apasionado navegant e de vela. Los físicos no invent aron el fuego nuclear. en 1955. escribió en 1950. El acelerador LHC. Pero t odavía no est á claro de dónde provienen las m asas de las part ículas. Tam bién apoyó la creación del Est ado de I srael. Esa cart a fue decisiva para iniciar el «Proyect o Manhat t an».