You are on page 1of 36

Lecturas Matem´aticas

Volumen Especial (2006), p´aginas 21–56
La teor´ıa de Morales–Ramis y el algoritmo de
Kovacic
Primitivo B. Acosta Hum´ anez
Universitat Polit`ecnica de Catalunya, Barcelona
Abstract. The Morales–Ramis theory is the Galois theory in dynamical
systems and relate two different kinds of integrability: integrability in
the Liouville’s sense of Hamiltonian systems and integrability in the
sense of differential Galois theory to differential equations. In this paper
are presented some applications of the Morales–Ramis theory in non
integrability problems of Hamiltonian systems whose normal variational
equation over a particular integral curve is a linear differential equation
of second order with coefficients rational functions. The integrability of
the normal variational equations is analyzed by means the Kovacic’s
algoritm.
Key words and phrases. Holomorphic Hamiltonian systems, Galois
group, Liouvillian solutions, Picard–Vessiot theory, variational equa-
tion.
2000 AMS Mathematics Subject Classification. Primary: 37J30. Sec-
ondary: 70H07.
Resumen. La teor´ıa de Morales–Ramis es la teor´ıa de Galois en el con-
texto de los sistemas din´amicos y relaciona dos tipos diferentes de inte-
grabilidad: integrabilidad en el sentido de Liouville de un sistema hamil-
toniano e integrabilidad en el sentido de la teor´ıa de Galois diferencial de
una ecuaci´on diferencial. En este art´ıculo se presentan algunas aplica-
ciones de la teor´ıa de Morales–Ramis en problemas de no integrabilidad
de sistemas hamiltonianos cuya ecuaci´on variacional normal a lo largo
de una curva integral particular es una ecuaci´on diferencial lineal de
segundo orden con coeficientes funciones racionales. La integrabilidad
de la ecuaci´on variacional normal es analizada mediante el algoritmo
de Kovacic.
22 Primitivo B. Acosta Hum´ anez
Introducci´on
Este art´ıculo, de caracter divulgativo y expositivo tiene como finalidad difundir
*
la teor´ıa de Juan Morales y Jean Pierre Ramis, conocida como teor´ıa de
Morales–Ramis. Aunque no es completamente autocontenido, se cita la referen-
cia donde se puede profundizar cada tema y al final se presenta una variedad
de ejemplos y observaciones para que el lector logre una mayor comprensi´on de
esta teor´ıa. En esta parte se da un paseo por la teor´ıa de Galois cl´asica, teor´ıa
de Galois diferencial y no integrabilidad de sistemas hamiltonianos para luego
en cada una de las secciones los respectivos temas.
La integraci´on por cuadraturas de ecuaciones diferenciales es un problema
cl´asico que, aunque ha sido tratado por grandes matem´aticos como J. Liou-
ville (1809-1882) o S. Lie (1842-1899), a´ un contin´ ua vigente. Frente a una
ecuaci´on diferencial, se desear´ıa expresar sus soluciones mediante una f´ormula
cerrada; por ejemplo, a la ecuaci´on,
˙ x = f(t)x,
le corresponde la f´ormula de las soluciones,
x = λe

f(t)dt
, λ ∈ C.
A primera vista parece razonable que cualquier ecuaci´on diferencial ordinaria
pudiera resolverse de esta manera, sin embargo esto no es cierto. Consid´erese
por ejemplo la ecuaci´on,
˙ x = t −x
2
,
las soluciones de esta ecuaci´on son derivadas logar´ıtmicas de funciones de Airy.
No pueden expresarse mediante una f´ormula que implique funciones elemen-
tales, y operaciones integrales. En este sentido, se dice que no es integrable por
cuadraturas.
El joven matem´atico E. Galois (1811-1832) abord´o un problema distinto,
pero conceptualmente relacionado con la integraci´on por cuadraturas. Se trata
de la resoluci´on por radicales de ecuaciones algebraicas. Frente a una ecuaci´on
polin´omica con coeficientes en un cuerpo Q, irreducible sobre Q, que se supone
de caracter´ıstica cero,
x
n
+a
1
x
n−1
+. . . +a
n−1
x +a
n
=

(x −α
i
) = 0
se quiere saber si se pueden expresar las ra´ıces α
i
mediante una f´ormula cerrada
que incluye los coeficientes a
i
, operaciones aritm´eticas y la extracci´on de radi-
cales. Galois respondi´o a esta pregunta de un modo indirecto. A cada ecuaci´on
le corresponde el grupo de permutaciones entre las ra´ıces α
i
que conserva todas
las relaciones de dependencia algebraica entre ellas. Bajo ciertas hip´otesis, el
*
Iniciativa tomada por el autor debido a que en espa˜ nol no hay art´ıculos publicados sobre
esta teor´ıa. Las publicaciones (en ingl´es y franc´es) se encuentran en revistas especializadas
en un lenguaje muy t´ecnico.
La teor´ıa de Morales–Ramis y el algoritmo de Kovacic 23
grupo G de la ecuaci´on, es el grupo de automorfismos del cuerpo Q(α
i
) que
dejan fijo Q.
A cada subgrupo normal de H G le corresponde un subcuerpo K
G
de
Q(α
i
). El grupo de automorfismos de K
G
que dejan fijo Q es G/H.
Cuando G es un grupo c´ıclico de orden n, entonces la extensi´on se obtiene
mediante la adjunci´on de un radical K = Q(
n

a).
Tras estas observaciones se llega naturalmente al resultado fundamental.
Teorema [Galois]. Una ecuaci´on es resoluble por radicales si y solo si su
grupo G es resoluble.
A cada cadena de resoluci´on:
H
1
. . . H
s
= G
con H
i
/H
i−1
c´ıclico, le corresponde una cadena de extensiones,
Q →K
1
→. . . →K
s
= Q(α
i
)
donde cada una de las sucesivas extensiones se hace adjuntando un radical, de
orden [H
i
/H
i+1
[.
An´alogamente a la teor´ıa de Galois para ecuaciones algebraicas, existe una
teor´ıa para sistemas de ecuaciones diferenciales lineales, desarrollada por E. Pi-
card y E. Vessiot. A modo de ejemplo, supongamos que y
1
, y
2
es un sistema
fundamental de soluciones de la ecuaci´on diferencial
¨ y = ry, r ∈ K, K cuerpo diferencial
Sea
˜
K = K¸y
1
, y
2
), el menor cuerpo diferencial que contiene a K y a ¦y
1
, y
2
¦.
Entonces el grupo de automorfismos diferenciales de
ˆ
K que dejan invariantes
los elementos de K, se denomina grupo de Galois de la ecuaci´on diferencial. En
general, el grupo de Galois de un sistema de ecuaciones diferenciales lineales
con coeficientes en K, es un grupo algebraico de matrices con coeficientes en el
cuerpo de constantes de K.
An´alogamente a las extensiones por radicales de la teor´ıa de Galois cl´asica,
se tienen las extensiones liouvillianas, las cuales se construyen sucesivamente
agregando una soluci´on algebraica, una integral, o bien una exponencial de
integral. Es decir, si θ es una soluci´on de la ecuaci´on, entonces
ˆ
K
i+1
= K
i
(θ),
_
_
_
θ algebraica.
θ =
_
a, a ∈ K.
θ = e

a
, a ∈ K.
En analog´ıa con el teorema de Galois para ecuaciones algebraicas se tiene el
siguiente resultado:
24 Primitivo B. Acosta Hum´ anez
Teorema. Un sistema de ecuaciones diferenciales lineales es integrable me-
diante cuadraturas (extensiones liouvillianas) si y solo si la componente conexa
de la identidad de su grupo de Galois es triangulizable.
En la formulaci´on hamiltoniana de la mec´anica, la evoluci´on del estado de
un sistema viene determinado por las ecuaciones:
˙ q =
∂H
∂p
, ˙ p = −
∂H
∂q
,
El espacio de fases de estos sistemas est´a dotado de forma natural de una
estructura simpl´ectica. Se induce una estructura de ´algebra de Poisson en el
espacio de funciones que dependen de p y q. El par´entesis de Poisson de f y g
se define como
¦f, g¦ =
n

i=1
_
∂f
∂q
i
∂g
∂p
i

∂f
∂p
i
∂g
∂q
i
_
.
Si ¦f, g¦ = 0, se dice que f y g est´an en involuci´on o tambi´en que f y g
conmutan mediante el par´entesis de Poisson.
Dentro de este contexto, un sistema de n grados de libertad se dice integrable
en el sentido de Liouville cuando existen n constantes de movimiento indepen-
dientes y en involuci´on. Durante a˜ nos se han buscado criterios para determinar
la integrabilidad o no de este tipo de sistemas basados en el comportamiento
de las soluciones en el dominio complejo. A lo largo de una soluci´on particular
de las ecuaciones del movimiento, ´estas pueden aproximarse linealmente por
un sistema de ecuaciones diferenciales lineales conocido como ecuaci´on varia-
cional. Esto permite relacionar el concepto de integrabilidad en el sentido de
Liouville con el concepto de integrabilidad por cuadraturas de la teor´ıa de
Picard-Vessiot.
En la tesis doctoral T´ecnicas algebraicas para la no integrabilidad de sis-
temas hamiltonianos (v´ease [24]) escrita por Juan Morales–Ruiz y dirigida
por Carles Sim´ o, se aplic´o por primera vez la teor´ıa de Galois diferencial
en la no integrabilidad de un sistema hamiltoniano. Sin embargo, simult´anea
e independientemente, Churchill & Rod obtuvieron resultados parecidos
(menos generales). Mas tarde, gracias a una estancia postdoctoral de Juan
Morales–Ruiz en Francia trabajando con J. P. Ramis se gesta, con el si-
guiente resultado, lo que hoy se conoce como teor´ıa de Morales–Ramis (v´eanse
[30, 31])
Teorema [Morales–Ramis, 1997]. Si un sistema hamiltoniano es inte-
grable en el sentido de Liouville, entonces la componente conexa de la identidad
del grupo de Galois de la ecuaci´on variacional a lo largo de cualquier soluci´on
particular es abeliano.
La teor´ıa de Morales–Ramis y el algoritmo de Kovacic 25
A partir de entonces, se dispone de un criterio de no-integrabilidad, que
desde finales de los a˜ nos 90 ha sido aplicado por varios autores de la comu-
nidad matem´atica internacional para estudiar la no-integrabilidad de distintos
sistemas, entre otros, problemas de N cuerpos, la din´amica del s´olido r´ıgido,
el p´endulo forzado y determinados problemas cosmol´ogicos. Como ejemplo se
cita al mismo Juan Morales–Ruiz, quien en 2004 demuestra la no integra-
bilidad mediante integrales primeras racionales de la segunda trascendente de
Painlev´e (v´ease [20]).
En algunos problemas, como el potencial c´ ubico Henon-Heiles, el criterio de
no-integrabilidad sobre la ecuaci´on variacional no es suficiente para decidir. Se
considera entonces la ecuaci´on variacional de orden n, que es la aproximaci´on
de orden n del flujo a lo largo de la soluci´on. No es un sistema lineal, pero si es
linealizable. Muy recientemente los autores de la teor´ıa de Morales–Ramis en
colaboraci´on con Carles Sim´ o obtuvieron el siguiente resultado:
Teorema [Morales–Ramis–Sim´ o, 2005]. Si un sistema hamiltoniano es
integrable en el sentido de Liouville, entonces la componente conexa de la iden-
tidad del grupo de Galois de la ecuaci´on variacional linealizada de cualquier
orden a lo largo de cualquier soluci´on particular es abeliano.
En la actualidad hay varios grupos y proyectos de investigaci´on alrededor
de esta teor´ıa, uno de ellos es Sistemas din´amicos y teor´ıa de Galois, proyecto
de investigaci´on que se desarrolla en la Universitat Polit`ecnica de Catalunya y
est´a conformado por Juan Morales–Ruiz (coordinador del proyecto) y por
sus doctorandos
**
(v´ease [25]). Este grupo tiene un papel activo explorando
nuevas aplicaciones y extensiones de la teor´ıa puesto que las conexiones entre
la teor´ıa de Galois y los sistemas din´amicos a´ un no han sido completamente
aclaradas. De esta forma se tienen tres l´ıneas de investigaci´on diferenciadas,
aunque interrelacionadas: aplicaciones a la mec´anica celeste, teor´ıa de Galois
y teor´ıa espectral, y teor´ıa para ecuaciones diferenciales no lineales. Hace poco
Morales, Sim´ o y Sim´ on demostraron la no integrabilidad del problema de
Hill, un modelo del movimiento lunar (v´ease [38]). Se han hecho importantes
avances, paralelos a Bruns, con respecto a la no integrabilidad del problema de
N-cuerpos, aunque el caso general no ha sido probado a´ un. Recientemente el
autor en un trabajo conjunto con David Bl´azquez-Sanz aplicaron el problema
inverso de la teor´ıa de Morales–Ramis, a partir de una ecuaci´on variacional
conocida se generaron familias de hamiltonianos no integrables con potenciales
racionales. Particularmente analizaron las ecuaciones variacionales que daban
lugar a ecuaciones diferenciales con coeficientes polinomiales y en el caso de
coeficientes funciones trascendentes se utiliz´o un algoritmo que permite trans-
formar la ecuaci´on en otra con coeficientes funciones racionales (v´ease [4]).
**
Primitivo Acosta-Hum´ anez, David Bl´ azquez-Sanz y Sergi Sim´ on
26 Primitivo B. Acosta Hum´ anez
El objetivo de esta introducci´on es motivar al lector en el estudio de esta
teor´ıa, as´ı que no se abordar´an todos los temas en el art´ıculo, solo se conside-
rar´an casos particulares. Al final se dan referencias adicionales que incluyen los
trabajos hasta la fecha alrededor de esta teor´ıa.
1. Integrabilidad de ecuaciones diferenciales
Tal como se menciona en la introducci´on, el estudio de la integrabilidad de
ecuaciones diferenciales es un tema vigente. Por lo tanto, para animar al lector,
esta secci´on se ha dividido en tres partes: preliminares, teor´ıa de Picard-Vessiot
y subgrupos algebraicos.
1.1. Preliminares. Tomando como referencia [2, 3], se considera el cuerpo
C(x) de funciones racionales en una variable compleja x. Este es un cuerpo
diferencial con derivaci´on

=
d
dx
. Sea η una soluci´on de la ecuaci´on diferencial
z

+az

+bz = 0, a, b ∈ C(x), en alguna extensi´on diferencial de C(x).
La soluci´on de la ecuaci´on diferencial lineal anterior puede involucrar expo-
nenciales, integrales indefinidas y raices de polinomios. Las funciones trigonom´e-
tricas pueden ser escritas en t´erminos de exponenciales.
Definici´on 1.1. Sea η una soluci´on de la ecuaci´on diferencial
z

+az

+bz = 0, a, b ∈ C(x).
Se dice que:
1. η es algebraica sobre C(x) si η satisface una ecuaci´on polin´omica con
coeficientes en C(x), es decir, η es una funci´on algebraica de una varia-
ble (ra´ız).
2. η es una primitiva sobre C(x) si η

∈ C(x), es decir, η =
_
f para alg´ un
f ∈ C(x) (integral).
3. η es una exponencial sobre C(x) si
η

η
∈ C(x), es decir, η = e

f
para
alg´ un f ∈ C(x) (exponencial de una integral).
Definici´on 1.2. Una soluci´on η de una ecuaci´on diferencial lineal se denomina
liouvilliana, o soluble por cuadraturas o que tiene soluci´on en forma cerrada, si
existe una cadena de cuerpos diferenciales C(x) = K
0
⊂ K
1
⊂ ... ⊂ K
m
= K,
con η ∈ K y tal que para cada i = 1, 2, . . ., m, K
i
= K
i−1

i
), donde η
i
es
algebraica, primitiva o exponencial sobre K
i−1
.
Tales soluciones liouvillianas son construidas usando funciones algebraicas,
integrales y exponenciales. De esta forma se pueden obtener soluciones como
logaritmos y funciones trigonom´etricas, pero no soluciones en t´erminos de fun-
ciones de Bessel. El t´ermino liouvilliano es un poco m´as generoso que el de
funciones elementales (algebraicas, logaritmos y exponenciales solamente), de-
bido a que permite la integraci´on indefinida arbitraria, es decir, se puede dejar
la integral en forma impl´ıcita.
La teor´ıa de Morales–Ramis y el algoritmo de Kovacic 27
El siguiente teorema permite eliminar el coeficiente de z
(n−1)
en una ecuaci´on
diferencial lineal de orden n.
Teorema 1.3. La ecuaci´on diferencial
z
(n)
+a
n−1
z
(n−1)
+... +a
1
z

+a
0
z = 0, a
i
∈ C(x),
se puede transformar en la ecuaci´on diferencial
y
(n)
+b
n−2
y
(n−2)
+... +b
1
y

+b
0
y = 0, b
i
∈ C(x),
mediante el cambio z = yf, donde f = e

1
n

p
, p = a
n−1
. En particular, si
n = 2, la ecuaci´on diferencial z

+ az

+ bz = 0 se transforma en la ecuaci´on
diferencial y

= ry, donde r =
1
4
a
2
+
1
2
a

−b.
Demostraci´on. Usando la f´ormula de Abel w

+ pw = 0, w = Cf
n
, C ∈ C

,
se tiene que ncf
n−1
f

+ pCf
n
= 0, ahora, al dividir por w se sigue que f =
e

1
n

p
, donde p = a
n−1
. Finalmente, un sencillo argumento inductivo ver que
al reemplazar por yf en la ecuaci´on diferencial inicial, el coeficiente de z
(n−1)
se anula. Realizando los c´alculos se tiene que para n = 2, z

+az

+bz = 0, se
transforma en
y

=
_
1
4
a
2
+
1
2
a

−b
_
y .

Teorema 1.4. Si z

+az

+bz = 0, a, b ∈ C(x) tiene una soluci´on liouvilliana,
entonces toda soluci´on es liouvilliana.
Demostraci´on. La segunda soluci´on se construye con la exponencial de la cua-
dratura de la primera soluci´on que es liouvilliana. Por la definici´on 1.2, la
segunda soluci´on tambi´en es liouvilliana.

Teorema 1.5. La ecuaci´on diferencial z

+ az

+ bz = 0 se transforma en la
ecuaci´on de Ricatti v

= r −v
2
, donde r =
1
4
a
2
+
1
2
a

−b.
Demostraci´on. Por el teorema 1.3, y

= ry, donde r =
1
4
a
2
+
1
2
a

− b. Ahora,
al hacer la sustituci´on v =
y

y
se tiene
_
y

y
_

=
y

y −(y

)
2
y
2
=
y

y

_
y

y
_
2
,
y por lo tanto
v

=
1
4
a
2
+
1
2
a

−b −v
2
,
que es el resultado deseado.

De ahora en adelante, cualquier ecuaci´on diferencial de la forma
z

+az

+bz = 0
se transformar´a en la ecuaci´on diferencial lineal reducida (EDLR)
y

= ry, r =
1
4
a
2
+
1
2
a

−b.
28 Primitivo B. Acosta Hum´ anez
1.2. Teor´ıa de Picard–Vessiot. La teor´ıa de Picard–Vessiot es la teor´ıa
de Galois en el contexto de las ecuaciones diferenciales lineales (v´ease [3]).
Sup´ongase que y
1
, y
2
es un sistema fundamental de soluciones de la EDLR.
Esto significa que y
1
, y
2
son linealmente independientes sobre C y toda soluci´on
es una combinaci´on lineal de y
1
y y
2
. Sea K = C(x)¸y
1
, y
2
), el menor cuerpo
diferencial que contiene a C(x) y a ¦y
1
, y
2
¦.
Definici´on 1.6 (Grupo de Galois diferencial). El grupo de todos los automor-
fismos diferenciales de K en K que dejan fijos (o invariantes) los elementos
de C(x) se denomina el Grupo de Galois de K sobre C(x) y es denotado por
Gal(KC(x)).
Si σ ∈ Gal(KC(x)), entonces σy
1
y σy
2
son tambi´en soluciones, o lo que
es igual, es otro sistema fundamental de soluciones de la EDLR. Por tal raz´on,
existe una matriz
A =
_
a b
c d
_
∈ GL(2, C),
GL(2, C) denotando el grupo lineal de matrices cuadradas no singulares de
tama˜ no 2 2 con elementos complejos, tal que
σ
_
y
1
y
2
_
=
_
σy
1
σy
2
_
= A
_
y
1
y
2
_
.
Esto define una funci´on inyectiva
ϕ : Gal(KC(x)) −→GL(2, C)
que solo depende de la elecci´on de y
1
, y
2
.
Ejemplo 1.1. Dadas las ecuaciones
(∗) y

= 0,
(∗∗) y

+
1
x
y

= 0,
(∗ ∗ ∗) y

+y = 0,
tomando como C(x) como cuerpo diferencial, el grupo de Galois diferencial
correspondiente a cada ecuaci´on est´a dado por
Gal(∗) · e = ¦1¦, Gal(∗∗) · (C, +) Gal(∗ ∗ ∗) · (C, ).
Definici´on 1.7. Un grupo algebraico de matrices 2 2 es un subgrupo G ⊂
GL(2, C), definido por ecuaciones algebraicas en los elementos de matriz. Es
decir, exste un conjunto de polinomios ¦P
i
(x
11
, x
12
, x
21
, x
22

i∈I
, de tal manera
que,
_
x
11
x
12
x
21
x
22
_
∈ G ⇔ ∀i ∈ I, P
i
(x
11
, x
12
, x
21
, x
22
) = 0.
La teor´ıa de Morales–Ramis y el algoritmo de Kovacic 29
En tal caso G es una variedad algebraica provista de una estructura de grupo.
En adelante se entiende que todo grupo mencionado es un grupo algebraico de
matrices.
Un primer ejemplo es el grupo especial lineal SL(2, C), pues,
_
x
11
x
12
x
21
x
22
_
∈ SL(2, C) ⇔ x
11
x
22
−x
21
x
12
−1 = 0.
Uno de los resultados fundamentales de la teor´ıa de Picard–Vessiot es el
siguiente teorema:
Proposici´on 1.8. La imagen por ϕ de Gal(KC(x)),
ϕ(Gal(KC(x))) ⊂ GL(2, C),
es un grupo algebraico de matrices.
Proposici´on 1.9. Para la EDLR, ϕ(Gal(KC(x))) ⊂ SL(2, C). Es decir, la
imagen de Gal(KC(x)) est´a en SL(2, C).
Demostraci´on. Sean y
1
, y
2
un sistema fundamental de soluciones de la EDLR,
lo cual indica que y

1
= ry
1
, y

2
= ry
2
. El wronskiano est´a dado por
W =
¸
¸
¸
¸
y
1
y
2
y

1
y

2
¸
¸
¸
¸
= y
1
y

2
−y

1
y
2
.
Ahora, derivando W se tiene
W

= y

1
y

2
+y
1
y

2
−y

1
y
2
−y

1
y

2
= ry
2
y
1
−ry
1
y
2
= 0.
Esto indica que W ∈ C y de esta manera
σW =
¸
¸
¸
¸
a b
c d
¸
¸
¸
¸
W = W,
por lo tanto
¸
¸
¸
¸
a b
c d
¸
¸
¸
¸
= 1
y as´ı se concluye que
_
a b
c d
_
∈ SL(2, C),
que es el resultado deseado.

Se enuncia ahora el teorema de Lie–Kolchin. Es de notar que un grupo
algebraico G tiene un ´ unico subgrupo conexo G
0
, el cual contiene la identidad
y es un subgrupo normal de G de ´ındice finito. Esto indica que G
0
, componente
identidad de G, es el subgrupo algebraico m´as peque˜ no de G que contiene la
identidad. De aqu´ı se deduce que si G = G
0
, entonces G es conexo.
Teorema 1.10. [Lie–Kolchin] Las siguientes afirmaciones son equivalentes:
1. Toda soluci´on de la EDLR es liouvilliana.
30 Primitivo B. Acosta Hum´ anez
2. G
0
es soluble, es decir, existe una cadena de subgrupos normales
e = G
0
G
1
. . . G
n
= G
0
tal que el cociente G
i
/G
j
es abeliano para todo n ≥ i ≥ j ≥ 0,
3. G
0
es triangularizable, es decir, existe una base en C
2
tal que
G
0

__
c d
0 c
−1
_
: c, d ∈ C, c ,= 0
_
.
1.3. Subgrupos algebraicos de SL(2, C) y semi-invariantes.
Definici´on 1.11. Sea y
1
, y
2
un sistema fundamental de soluciones de la EDLR
en K. Sea f(x
1
, x
2
) un polinomio homogeneo con coeficientes en C(x). Diremos
que f es un invariante si para todo σ ∈ Gal(KC(x)), σf(y
1
, y
2
) = f(y
1
, y
2
).
En este caso, f(y
1
, y
2
) ∈ C(x). Ahora, f es semi-invariante si para todo σ ∈
Gal(KC(x)), σf(y
1
, y
2
) = cf(y
1
, y
2
), c ∈ C. Se observa que θ =
f(y
1
,y
2
)

f(y
1
,y
2
)

C(x).
Se dice que un grupo G es el conjugado de un grupo G

si existe una matriz J
tal que GJ = JG

. En este caso, G y G

tienen la misma estructura algebraica.
Los siguiente teoremas muestran la relaci´on entre los cuatro casos en sub-
grupos algebraicos, los cuatro casos de semi-invariantes y los cuatro casos en
el algoritmo de Kovacic, estableci´endose una correspondencia biun´ıvoca entre
estos.
Teorema 1.12. Sea G un subgrupo algebraico de SL(2, C). Entonces exclusi-
vamente uno de los siguientes cuatro casos puede ocurrir:
1. G es triangularizable.
2. G es el conjugado de un subgrupo de
__
c 0
0 c
−1
_
: c ∈ C, c ,= 0
_

__
0 c
−c
−1
0
_
: c ∈ C, c ,= 0
_
y el caso 1 no se da.
3. G es finito y los casos 1 y 2 no se dan.
4. G = SL(2, C).
Teorema 1.13. De acuerdo con el teorema 1.12, excepto por conjugaci´on, hay
tres grupos en el caso 3:
1. El grupo tetraedro. Este grupo es de orden 24 y est´a generado por
_
e
kπi
3
0
0 e

kπi
3
_
,
1
3
_
2e
kπi
3
−1
_
_
1 1
2 −1
_
.
2. El grupo octaedro. Este grupo es de orden 48 y est´a generado por
_
e
kπi
4
0
0 e

kπi
4
_
,
1
2
e
kπi
4
_
e
kπi
2
+ 1
_
_
1 1
1 −1
_
.
La teor´ıa de Morales–Ramis y el algoritmo de Kovacic 31
3. El grupo icosaedro. Este grupo es de orden 120 y est´a generado por
_
e
kπi
5
0
0 e

kπi
5
_
,
_
φ ψ
ψ −φ
_
,
siendo φ y psi definidas como
φ =
1
5
_
e
3kπi
5
−e
2kπi
5
+ 4e
kπi
5
−2
_
, ψ =
1
5
_
e
3kπi
5
+ 3e
2kπi
5
−2e
kπi
5
+ 1
_
donde en los casos anteriores 0 ≤ k ≤ 5.
Nota 1.1. La componente conexa de la identidad G
0
de los casos del teorema
1.12 es resoluble excepto para el caso 4. Para los dem´as casos es abeliana
excepto para el grupo dado por
G = G
0
=
__
λ µ
0 λ
−1
_
: λ ∈ C

, µ ∈ C
_
· C

∝ C.
Los casos abelianos de la componente conexa de la identidad son los siguientes
Grupo trivial G
0
= e =
__
1 0
0 1
__
.
Grupo diagonal o multiplicativo G
0
=
__
λ 0
0 λ
−1
_
: λ ∈ C

_
· C

.
Grupo aditivo G = G
0
=
__
1 µ
0 1
_
: µ ∈ C
_
· C.
Teorema 1.14. Sea y
1
, y
2
un sistema fundamental de soluciones de la EDLR,
de tal manera que en la base ¦y
1
, y
2
¦, el grupo Gal(KC(x)) se escribe en una
de las formas can´onicas del teorema 1.12. Entonces, para σ ∈ Gal(KC(x)),
uno de los siguientes casos puede ocurrir:
1. σy
1
= cy
1
, c ∈ C. Es decir, y
1
es un semi-invariante.
2. σy
1
= cy
1
y σy
2
= c
−1
y
2
, o σy
1
= cy
2
y σy
2
= −c
−1
y
1
. Adem´as, y
1
y
2
es un semi-invariante y (y
1
y
2
)
2
es un invariante.
3. El grupo tetraedro:
_
y
4
1
+ 8y
1
y
3
2
_
3
es un invariante. El grupo octaedro:
_
y
5
1
y
2
−y
1
y
5
2
_
2
es un invariante.
4. El grupo icosaedro: y
11
1
y
2
−11y
6
1
y
6
2
−y
1
y
11
2
es un invariante.
5. No hay semi-invariantes no triviales.
Demostraci´on. Se proceder´a tal como en el enunciado del teorema.
1. Por el teorema 1.12, G es triangularizable, es decir,
G =
__
c d
0 c
−1
_
: c, d ∈ C, c ,= 0
_
,
de tal manera que se tiene
σ
_
y
1
y
2
_
=
_
c d
0 c
−1
__
y
1
0
_
,
32 Primitivo B. Acosta Hum´ anez
es decir, σy
1
= cy
1
, por lo tanto y
1
es un semi-invariante.
2. Por el teorema 1.12, G es el conjugado de un subgrupo de
__
c 0
0 c
−1
_
: c ∈ C, c ,= 0
_

__
0 c
−c
−1
0
_
: c ∈ C, c ,= 0
_
,
de tal manera que
σ
_
y
1
y
2
_
=
_
c 0
0 c
−1
__
y
1
y
2
_
,
o tambi´en
σ
_
y
1
y
2
_
=
_
0 c
−c
−1
0
__
y
1
y
2
_
,
de lo cual se concluye que σy
1
= cy
1
y σy
2
= c
−1
y
2
, o σy
1
= cy
2
y
σy
2
= −c
−1
y
1
, por lo tanto y
1
y
2
es un semi-invariante y (y
1
y
2
)
2
es un
invariante.
Los casos 3 y 4 se consideran de la misma forma.

2. El algoritmo de Kovacic
En 1986 Jerald Kovacic ([15]) presenta un algoritmo para resolver ecuaciones
diferenciales lineales de segundo orden con coeficientes funciones racionales
sobre los complejos. El algoritmo de Kovacic se basa en los invariantes y semi-
invariantes del teorema anterior.
En [12], se hace una modificaci´on al algoritmo y se aplica para resolver cierto
tipo de funciones especiales. Sin embargo, la versi´on del algoritmo que aqu´ı se
presenta es la correspondiente a [15, 16] (v´eanse tambi´en [2, 7]).
En el caso 1, se observa que y
1
es un semi-invariante mientras que θ =
y

1
y
1
es un invariante, es decir, θ ∈ C(x), este cambio es cl´asico para transformar la
EDLR en una ecuaci´on de Riccatti. Por tanto, este caso requiere de la b´ usqueda
de funciones racionales que sean soluciones de la Ecuaci´on de Riccatti. Para
lograr esto ´ ultimo se usan las series de Laurent (fracciones parciales) teniendo
en cuenta que
θ

= r −θ
2
=
_√
r −θ
_ _√
r +θ
_
.
De acuerdo a los teoremas anteriores, existen cuatro casos para el algoritmo de
Kovacic. Los tres primeros casos determinan la solubilidad en t´erminos liouvil-
lianos de la EDLR, mientras que en el cuarto caso el algoritmo no funciona, lo
cual indica que el grupo de Galois de la EDLR es exactamente SL(2, C) y por
tanto la EDLR no tiene soluciones liouvillianas. Si el algoritmo de Kovacic cae
en cualquiera de los tres primeros casos, no necesariamente proporciona las dos
soluciones de la EDLR, es posible que solo de una soluci´on, la cual llamaremos
La teor´ıa de Morales–Ramis y el algoritmo de Kovacic 33
y
1
. Obviamente la segunda soluci´on, y
2
, puede ser encontrada como
y
2
= y
1
_
dx
y
2
1
.
La idea del algoritmo es ver que la EDLR caiga en el caso 1, si no es as´ı,
se busca que caiga en el caso 2, si tampoco es as´ı, se busca que caiga en el
caso 3. Si definitivamente la EDLR no cae en los casos 1 , 2 o 3, entonces
obligatoriamente cae en el caso 4.
Por el orden de r en infinito, ◦ (r

) , se entender´a el orden de infinito co-
mo un cero de r. Esto indica que si r =
s
t
, s, t ∈ C[x], entonces ◦ (r

) =
grad(t) − grad(s). Se denotar´a por Γ

al conjunto finito de polos de r, Γ

=
¦c ∈ C : t(c) = 0¦, de tal forma que Γ = Γ

∪ ¦∞¦. Se denotar´a por ◦ (r
c
) el
orden del polo c ∈ Γ

. Para aplicar el caso 1 del algoritmo se requiere que
todo polo de r (en caso de existir) sea de orden par o de orden 1, mientras
que obligatoriamente ◦ (r

) ∈ ¦2n : n ∈ Z

¦ ∪ ¦n ≥ 2 : n ∈ Z¦, si en este caso
existe una soluci´on para la EDLR, ´esta es de la forma y = Pe

ω
, donde P y
ω se construyen con los pasos del algoritmo. Para aplicar el caso 2, se requiere
que exista al menos un polo c ∈ Γ

tal que ◦ (r
c
) ∈ ¦2n + 1 : n ∈ Z
+
¦ ∪ ¦2¦.
Para aplicar el caso 3, es necesario que para todo polo c ∈ Γ

, ◦ (r
c
) ∈ ¦1, 2¦ ,
y ◦ (r

) ∈ ¦n ≥ 2, n ∈ Z¦. Si al aplicar el caso 2 o el caso 3 existe una solu-
ci´on para la EDLR, ´esta es de la forma y = e

ω
, donde ω se construye con
los pasos del algoritmo. El caso 4 se da cuando no se dan los casos 1, 2 o 3,
indicando que la EDLR no tiene soluciones liouvillianas. Se puede afirmar que
al escoger aleatoriamente una EDLR, la probabilidad de que ´esta sea soluble
por cuadraturas es muy peque˜ na. Los pocos casos en donde se dan este tipo de
soluciones, se obtienen mediante el algoritmo de Kovacic.
Caso 1. Este caso, como ya se mencion´o, corresponde a la solubilidad por
cuadraturas de la ecuaci´on de Riccatti. Por tal raz´on, la serie de Laurent de

r en cada polo c, [

r]
c
, y en el infinito, [

r]

, forman parte esencial en el
desarrollo del algoritmo para este caso y son funciones racionales. Para hac-
er m´as divulgativo este art´ıculo se utilizar´an fracciones parciales y cuadrados
de polinomios en lugar de series de Laurent, aunque en esencia es lo mismo.
Adicionalmente se definen α
+
c
, α

c
, α
+

, α


∈ C, de acuerdo a la situaci´on pre-
sentada. Ahora, si p ∈ Γ, entonces ε (p) ∈ ¦+, −¦.
Paso 1. Buscar para cada polo c ∈ Γ

y para ∞la situaci´on correspondiente
a cada una de las que siguen:
(c
1
) Si ◦ (r
c
) = 1, entonces
_√
r
¸
c
= 0, α
±
c
= 1.
(c
2
) Si ◦ (r
c
) = 2, r = +b(x −c)
−2
+ , entonces
_√
r
¸
c
= 0, α
±
c
=
1 ±

1 + 4b
2
.
34 Primitivo B. Acosta Hum´ anez
(c
3
) Si ◦ (r
c
) = 2v ≥ 4,
r = (a (x −c)
−v
+... +d (x −c)
−2
)
2
+b(x −c)
−(v+1)
+ ,
entonces
_√
r
¸
c
= a (x −c)
−v
+... +d (x −c)
−2
, α
±
c
=
1
2
_
±
b
a
+v
_
.
(∞
1
) Si ◦ (r

) > 2, entonces
_√
r
¸

= 0, α
+

= 0, α


= 1
(∞
2
) Si ◦ (r

) = 2, r = +b(x)
2
+ , entonces
_√
r
¸

= 0, α
±

=
1 ±

1 + 4b
2
(∞
3
) Si ◦ (r

) = −2v ≤ 0, r = (ax
v
+... +d)
2
+ b(x)
v−1
+ , entonces
[

r]

= ax
v
+... +d y α
±

=
1
2
_
±
b
a
−v
_
.
Paso 2. Encontrar D ,= ∅ definido como
D =
_
d ∈ Z
+
: d = α
ε(∞)

c∈Γ

α
ε(c)
c
, ∀ (ε (p))
p∈Γ
_
.
Si D = ∅, entonces el caso 1 del algoritmo de Kovacic no se tiene y debe pasarse
inmediatamente al caso 2. Ahora, si #D > 0, entonces para cada d ∈ D se
construye ω ∈ C(x) tal que
ω = ε (∞)
_√
r
¸

+

c∈Γ

_
ε (c)
_√
r
¸
c

ε(c)
c
(x −c)
−1
_
.
Paso 3. Buscar un polinomio m´onico P de grado d, para cada d ∈ D, tal
que
P

+ 2ωP

+ (ω


2
−r)P = 0.
Si P no existe, entonces el caso 1 del algoritmo de Kovacic no se tiene y debe
intentarse inmediatamente el caso 2. Ahora, si P existe, entonces una soluci´on
de la EDLR est´a dada por
y = Pe

ω
,
donde ω se construye en el paso 2 mediante d ∈ D.
Nota 2.1. Si a una EDLR s´olo se le puede aplicar el caso 1 del algoritmo de
Kovacic entonces su grupo de Galois es conexo y est´a dado por:
1. SL(2, C) si el algoritmo no provee ninguna soluci´on,
2. C

∝ C si el algoritmo s´olo provee una soluci´on, que no sea una exten-
si´on cuadr´atica de su derivada logar´ıtmica,
3. C

si el algoritmo provee las dos soluciones.
La teor´ıa de Morales–Ramis y el algoritmo de Kovacic 35
Solo se dar´an ejemplos completos para el caso 1 y para el caso 4 puesto estamos
interesados en que la componente conexa de la identidad no sea abeliana.
Ejemplos del Caso 1. A continuaci´on, a manera ilustrativa, se presentan
los siguientes ejemplos que ser´an utilizados posteriormente para verificar la
integrabilidad o demostrar la no integrabilidad de un sistema hamiltoniano.
Ejemplo 2.1. [Coeficientes constantes] Este es el ejemplo trivial puesto que
z

+ (λ
1

2
)z


1
λ
2
z = 0
se transforma en la EDLR
y =
_

1

2
)
2
4
−λ
1
λ
2
_
y.
Esta ecuaci´on no tiene polos, as´ı que cae en el caso 1. El orden del coeficiente
de y en el infinito es 0, as´ı que cae en (∞
3
) y por lo tanto b = v = 0, de lo cual
se concluye que α± = 0. Esto indica que D = ¦0¦ ,= ∅, P = 1 y claramente
una soluci´on liouvilliana de la EDLR est´a dada por y = e
gx
, donde g depende
de λ
1
y λ
2
. En este caso, el grupo de Galois de la EDLR es isomorfo (C

, ).
Ejemplo 2.2. [Cauchy-Euler] La ecuaci´on diferencial
z

+
α
x
z

+
β
x
2
z = 0,
donde α y β son constantes, se conoce como la ecuaci´on equidimensional de
Cauchy-Euler o simplemente ecuaci´on de Euler. La ecuaci´on de Euler se trans-
forma en la EDLR
y

=
_
α
2
−2α −4β
4x
2
_
y.
Trivialmente se tiene que para
β =
α
2
−2α
4
,
la EDLR queda reducida a y

= 0. La cual es inmediatamente integrable por
cuadraturas y sus soluciones liouvillianas est´an dadas por y
1
= 1, y
2
= x.
As´ı que el grupo de Galois de la EDLR es la identidad y las soluciones de la
ecuaci´on de Euler est´an dadas por
z
1
= x
−α
2
, z
2
= x
−α+2
2
.
En el otro caso,
β ,=
α
2
−2α
4
,
se tiene un polo de orden 2 en x = 0 y en x = ∞. Esto indica que la soluci´on
de la ecuaci´on de Euler puede caer en cualquiera de los tres primeros casos,
36 Primitivo B. Acosta Hum´ anez
siendo siempre integrable para valores arbitrarios de α y β. Un caso particular
que corresponde al caso 1 est´a dado por
m(m+ 1) =
α
2
−2α −4β
4
,= 0, m ∈ Z.
La EDLR queda
y

=
_
m(m+ 1)
x
2
_
y,
por lo tanto α
+

= 1, α


= 0, α
+
0
= m+ 1, α

0
= −m. Los posibles elementos
del conjunto D est´an dados por:
α
+

−α

0
= m+ 1 α


−α

0
= m
α
+

−α
+
0
= −m α


−α
+
0
= −m,
de lo cual se tiene que para m > 0, D = ¦m, m+1¦, mientras que para m < 0,
D = ¦−m, −m− 1¦. Tomando d = m + 1 y aplicando el paso 3 se obtiene la
soluci´on
y = Pe

ω
= x
m+1
.
La otra soluci´on est´a dada por
y = x
−m
.
Claramente se observa que el grupo de Galois de la EDLR es el grupo identidad.
Ejemplo 2.3. Dada la EDLR y

= ry, donde
r =
4x
6
−8x
5
+ 12x
4
+ 4x
3
+ 7x
2
−20x + 4
4x
4
.
Se establecen s y t tales que
s = 4x
6
−8x
5
+ 12x
4
+ 4x
3
+ 7x
2
−20x + 4, t = 4x
4
,
por lo tanto se tiene que
r =
s
t
= x
2
−2x + 3 +x
−1
+
7
4
x
−2
−5x
−3
+x
−4
, Γ = ¦0, ∞¦ ,
adem´as se tiene que
◦ (r
0
) = 4 = 2v, v = 2, ◦ (r

) = deg t −deg s = −2 = −2v, v = 1.
Es claro que esta EDLR cae dentro del caso 1 (c
3
, ∞
3
). Por (c
3
) se tiene que
a = 1, b = −5, v = 2 y esto implica que
_√
r
¸
0
=
1
x
2
, α
±
0
=
1
2
(∓5 + 2) ,
luego se tiene que
α
+
0
= −
3
2
, α

0
=
7
2
.
Por (∞
3
) se tiene que a = 1, b = 2, v = 1 y esto implica que
_√
r
¸

= x −1, α
±

=
1
2
(±2 −1) ,
La teor´ıa de Morales–Ramis y el algoritmo de Kovacic 37
y por lo tanto
α
+

=
1
2
, α


= −
3
2
.
Por el paso 2 se tiene que D = ¦0, 2¦. Para d = 0 se tiene que
ω = −x + 1 −
3
2x
+
1
x
2
, ω

= −1 +
3
2x
2

2
x
3
,
ω
2
= x
2
−2x + 4 −5x
−1
+
17
4x
2

3
x
3
+
1
x
4
.
Ahora bien, para
M = ω


2
−r =
4
x
2

6
x
,
el ´ unico candidato a polinomio m´onico de grado cero es P = 1, as´ı que
P

+ 2ωP

+MP = 0
indicar´ıa que M = 0, luego d = 0 se descarta para encontrar una soluci´on de
la EDLR. Para d = 2 se tiene que
ω = x −1 −
3
2x
+
q
x
2
ω

= 1 +
3
2x
2

2
x
3
,
ω
2
= x
2
−2x −2 +
5
x
+
1
4x
2

3
x
3
+
1
x
4
,
por tanto se tiene
M = ω


2
−r =
4
x
−4.
Ahora, el polinomio m´onico de grado dos es de la forma P = x
2
+bx+c, as´ı que
P

= 2x, P

= 2, por lo tanto P

+ 2ωP

+MP = 0 indica que
−2bx + (2b −4c −4) +
4 −3b + 4c
x
+
2b
x
2
= 0,
de esta forma, b = 0 y c = −1, luego P = x
2
− 1 y por lo tanto una soluci´on
de la EDLR es
y
1
= Pe

ω
=
_
x
1
2
−x
3
2
_
e
x
2
2
−x−
1
x
.
La segunda soluci´on de la EDLR es
y
2
= y
1
_
1
y
2
1
=
_
x
1
2
−x
3
2
_
e
x
2
2
−x−
1
x
_
dx
_
x −2x
3
4
+x
3
_
e
x
2
−2x−
2
x
.
Como el algoritmo solo di´o una soluci´on, que no es extensi´on cuadr´atica de su
derivada logar´ıtmica, entonces el grupo de Galois de la EDLR es G = G
0
·
C

∝ C, el cual no es un grupo conmutativo.
38 Primitivo B. Acosta Hum´ anez
Ejemplo 2.4. La ecuaci´on diferencial xy

− xy

− y = 0 se transforma en la
EDLR
y

= ry, r =
1
4
+
1
x
=
x + 4
4x
.
Por lo tanto ◦r
0
= 1, ◦r

= 0 que corresponde a (c
1
, ∞
3
), as´ı que
_√
r
¸
0
= 0, α
+
0
= α

0
= 1,
_√
r
¸

=
1
2
, α
+

= −α


= 1.
Ahora bien, el ´ unico elemento de D est´a dado por d = α
+

− α
+
0
= 0, as´ı que
el polinomio m´onico es P = 1,
ω =
1
x
+
1
2
, ω

= −
1
x
2
, ω
2
=
1
x
2
+
1
x
+
1
4
.
por tanto se tiene
M = ω


2
−r = 0.
El polinomio P = 1 satisface P

+2ωP

+MP = 0 y por lo tanto una soluci´on
de la EDLR es
y
1
= xe
x
2
.
La segunda soluci´on de la EDLR es
y
2
= xe
x
2
_
dx
x
2
e
x
.
Como el algoritmo solo di´o una soluci´on, el grupo de Galois de la EDLR es
G = G
0
· C

∝ C, el cual no es un grupo conmutativo.
Caso 2. Tal como se mencion´o anteriormente, al descartar el caso 1, debe
buscarse que r tenga al menos un polo de orden 2 o de orden impar mayor que
la unidad (1).
Paso 1. Buscar E
c
,= ∅ y E

,= ∅. Para cada c ∈ Γ

se define E
c
⊂ Z como
sigue:
(c
1
) Si ◦ (r
c
) = 1, entonces E
c
= ¦4¦
(c
2
) Si ◦ (r
c
) = 2, r = +b(x −c)
−2
+ , entonces
E
c
=
_
2 +k

1 + 4b : k = 0, ±2
_
.
(c
3
) Si ◦ (r
c
) = v > 2, entonces E
c
= ¦v¦
Para ∞ se define E

⊂ Z como sigue:
(∞
1
) Si ◦ (r

) > 2, entonces E

= ¦0, 2, 4¦
(∞
2
) Si ◦ (r

) = 2, r = +b(x)
2
+ , entonces
E

=
_
2 +k

1 + 4b : k = 0, ±2
_
.
(∞
3
) Si ◦ (r

) = v < 2, entonces E

= ¦v¦
La teor´ıa de Morales–Ramis y el algoritmo de Kovacic 39
Paso 2. Encontrar D ,= ∅ definido como
D =
_
d ∈ Z
+
: d =
1
2
_
e

c∈Γ

e
c
_
, ∀e
p
∈ E
p
, p ∈ Γ
_
.
Si D = ∅, entonces el caso 2 del algoritmo de Kovacic no se tiene y debe pasarse
inmediatamente al caso 3. Ahora, si #D > 0, entonces para cada d ∈ D se
construye una funci´on racional θ definida como
θ =
1
2

c∈Γ

e
c
x −c
.
Paso 3. Buscar un polinomio m´onico P de grado d, para cada d ∈ D, tal
que
P

+ 3θP

+ (3θ

+ 3θ
2
−4r)P

+
_
θ

+ 3θθ


3
−4rθ −2r

_
P = 0.
Si P no existe, entonces el caso 2 del algoritmo de Kovacic no se tiene y debe
intentarse inmediatamente el caso 3. Ahora, si P existe, se establece
φ = θ +
P

P
y se busca ω tal que
ω
2
−φω +
_
1
2
φ

+
1
2
φ
2
−r
_
= 0,
entonces una soluci´on de la EDLR est´a dada por
y = e

ω
,
donde ω es soluci´on del polinomio anterior.
Ejemplo 2.5. Dada la ecuaci´on diferencial
y

= ry, r =
1
x

3
16x
2
=
16x −3
16x
2
.
Se observa que ◦r
0
= 2 y ◦r

= 1, por tal raz´on esta EDLR no cae en el caso
1. Ahora bien, por el paso 1 del caso 2 se tiene que esta EDLR cae en (c
2
, ∞
3
),
luego
b = −
3
16
, E
0
=
_
2 +k
¸
1 −4
_
3
16
_
_
= ¦1, 2, 3¦, v = 1, E = ¦1¦,
por lo tanto los candidatos a elementos del conjunto D son
1
2
(1 −1) = 0 ∈ Z
+
,
1
2
(1 −2) = −
1
2
/ ∈ Z
+
,
1
2
(1 −3) = −1 / ∈ Z
+
,
y de esta forma D = ¦0¦. El ´ unico candidato a polinomio m´onico de grado 0
es P = 1 y la funci´on racional θ est´a dada por θ =
1
2x
. Ahora bien, P

= P

=
P

= 0, luego
θ

+ 3θθ


3
−4rθ −2r

=
1
x
3

3
4x
3
+
1
8x
3

2
x
2
+
3
8x
3
+
2
x
2

3
4x
3
= 0.
40 Primitivo B. Acosta Hum´ anez
As´ı que que efectivamente P = 1 es el polinomio buscado. El paso siguiente es
buscar φ tal que
φ = θ +
P

P
=
1
2x
,
luego se busca ω que satisfaga la siguiente ecuaci´on cuadr´atica
ω
2
−φω +
_
1
2
φ

+
1
2
φ
2
−r
_
= ω
2

1
2x
ω +
1
16x
2

1
x
= 0,
las soluciones de ω est´an dadas por
ω =
1
2
±
_
1
4x
2

1
4x
2
+
4
x
2
=
1
4x
±
1

x
.
Por tanto, hay dos soluciones para la EDLR dadas por
y
1
= e

1
4x
+
1

x
= x
1
4
e
2

x
, y
2
= e

1
4x

1

x
= x
1
4
e
−2

x
.
Finalmente, la componente conexa de la identidad del grupo de Galois de la
EDLR es el grupo multiplicativo, el cual es un grupo abeliano.
Nota 2.2. El caso 2 puede aportar dos soluciones o una soluci´on. Esto depende
de r tal como sigue
r =

+ 2φ −φ
2
4
, s´olo existe una soluci´on,
r ,=

+ 2φ −φ
2
4
, existen dos soluciones.
Caso 3. Tal como se mencion´o anteriormente, al descartar el caso 2, debe
buscarse que todo polo de r tenga a lo mas orden 2 y el orden de r en ∞
debe ser al menos 2. Este es el caso m´as complicado debido a que se requieren
muchos c´alculos.
Paso 1. Buscar E
c
,= ∅ y E

,= ∅. Para cada c ∈ Γ

se define E
c
⊂ Z como
sigue:
(c
1
) Si ◦ (r
c
) = 1, entonces E
c
= ¦12¦
(c
2
) Si ◦ (r
c
) = 2, r = +b(x −c)
−2
+ , entonces
E
c
=
_
6 +k

1 + 4b : k = 0, ±1, ±2, ±3, ±4, ±5, ±6
_
.
Para ∞ se define E

⊂ Z como sigue:
(∞) Si ◦ (r

) = v ≥ 2, r = +b(x)
2
+ , entonces
E

=
_
6 +
12k
n

1 + 4b : k = 0, ±1, ±2, ±3, ±4, ±5, ±6
_
, n ∈ ¦4, 6, 12¦.
Paso 2. Encontrar D ,= ∅ definido por
D =
_
d ∈ Z
+
: d =
n
12
_
e

c∈Γ

e
c
_
, ∀e
p
∈ E
p
, p ∈ Γ
_
.
La teor´ıa de Morales–Ramis y el algoritmo de Kovacic 41
Primero debe utilizarse n = 4 hasta que el algoritmo proporcione la respuesta
o falle, luego n = 6 y n = 12. Si D = ∅, entonces el caso 3 del algoritmo de
Kovacic no se tiene y debe pasarse inmediatamente al caso 4. Ahora, si #D > 0,
entonces para cada d ∈ D con su respectivo n, se construye una funci´on racional
θ =
n
12

c∈Γ

e
c
x −c
y un polinomio S definido como
S =

c∈Γ

(x −c).
Paso 3. Buscar un polinomio m´onico P de grado d, para cada d ∈ D, tal
que sus coeficientes est´en determinados por la recurrencia
P
−1
= 0, P
n
= −P,
P
i−1
= −SP

i
−((n −i) S

−Sθ) P
i
−(n −i) (i + 1) S
2
rP
i+1
,
donde i ∈ ¦0, 1 . . . , n − 1, n¦. Si P no existe, entonces el caso 3 del algoritmo
de Kovacic no se tiene y debe pasarse inmediatamente el caso 4. Ahora, si P
existe, se busca ω tal que
n

i=0
S
i
P
(n −i)!
ω
i
= 0,
entonces una soluci´on de la EDLR est´a dada por
y = e

ω
,
donde ω es soluci´on del polinomio anterior, el cual es de grado n. Si se logra
determinar ω con n = 4, entonces el grupo de Galois de la EDLR es el grupo
tetraedro, si se determina con n = 6 es el grupo octaedro y con n = 12 es el
grupo icosaedro.
Ejemplo 2.6. Este ejemplo es una correcci´on del presentado por J. Kovacic
en [15]. En el ejemplo 2 de la p´agina 25, J. Kovacic plantea la siguiente EDLR
y

= ry, r = −
5x + 27
36(x −1)
2
= −
2
9(x −1)
2
+. . . −
2
9(x + 1)
2
+. . . ,
y luego aplica el algoritmo sobre esta ecuaci´on, omitiendo dos exponentes.
Gracias a estas dos erratas, es muy dif´ıcil entender el ejemplo y el caso 3.
La correcta EDLR est´a dada por
y

= ry, r = −
5x
2
+ 27
36(x
2
−1)
2
= −
2
9(x −1)
2
+
11
72(x −1)

2
9(x + 1)
2

11
72(x + 1)
.
La expansi´on en series de Laurent para r alrededor de x = ∞ est´a dada por
r = −
5
36x
2
+. . .
42 Primitivo B. Acosta Hum´ anez
Debido a que ◦r
−1
= ◦r
1
= ◦r

= 2, esta ecuaci´on podr´ıa caer en cualquiera
de los cuatro casos. Sin embargo, se puede observar mediante el paso 1 que no
cae en el caso (D = ∅) y mediante el paso 2 que no cae en el caso 2 (P = 1 no
satisface la ecuaci´on en θ). As´ı pues, se intenta el caso 3. Por el paso 1, se tiene
que
E
−1
= E
1
= ¦4, 5, 6, 7, 8¦, E

= ¦2, 4, 6, 8, 10¦.
Por el paso 2, las ´ unicas familias posibles para que D ,= ∅ con n = 4 est´an
dadas por
e

= 8, e
−1
= 4, e
1
= 4, d =
1
3
(8 −4 −4) = 0,
e

= 10, e
−1
= 4, e
1
= 6, d =
1
3
(10 −4 −6) = 0,
e

= 10, e
−1
= 6, e
1
= 4, d =
1
3
(10 −6 −4) = 0,
e

= 10, e
−1
= 5, e
1
= 5, d =
1
3
(10 −5 −5) = 0,
las dem´as familias dan valores que no son enteros no negativos, por lo tanto
el ´ unico candidato a polinomio P es P = 1. Ahora bien, tomando la primera
familia se tiene
θ =
n
12

c∈Γ

e
c
x −c
=
1
3
_
4
x + 1
+
4
x −1
_
=
8x
3(x
2
−1)
,
y el polinomio S est´a dado por
S =

c∈Γ

(x −c) = (x −1)(x + 1) = x
2
−1,
as´ı se tiene
Sθ =
8x
3
, S
2
r = −
5x
2
+ 27
36
.
El paso siguiente es encontrar P
0
, P
1
, . . . , P
4
mediante la recurrencia P
4
=
−P = −1, P
−1
= 0,
P
3
= −SP

4
+SθP
4
=
8
3
x,
P
2
= −SP

3
−(S

−Sθ)P
3
−4S
2
rP
4
= −
15x
2
+1
3
,
P
1
= −SP

2
−(2S

−Sθ)P
2
−6S
2
rP
3
=
50x
3
+14x
9
,
P
0
= −SP

1
−(3S

−Sθ)P
1
−6S
2
rP
2
= −
125x
4
+134x
2
−3
54
.
Sea ω la soluci´on de la ecuaci´on

4
=
8x
3

3

15x
2
+ 1
6

2
+
25x
3
+ 7x
27
Sω −
125x
4
+ 134x
2
−3
1296
.
La teor´ıa de Morales–Ramis y el algoritmo de Kovacic 43
La soluci´on de la EDLR ser´a e

ω
, donde ω satisface la anterior ecuaci´on
polin´omica de grado 4.
Nota 2.3. El tercer caso es el m´as complicado, puesto que al final se deben
resolver ecuaciones polin´omicas de grado 4, 6 o 12. Estos c´alculos son muy
grandes y se requiere la ayuda del computador.
Caso 4. Si no se obtienen soluciones liouvillianas por cualquiera de los casos
anteriores, entonces el algoritmo de Kovacic no puede determinar las soluciones
de la EDLR. Es decir, el grupo de Galois de la EDLR es exactamente SL(2, C).
En algunos casos, la ecuaci´on diferencial tiene coeficientes que no son fun-
ciones racionales. Para solventar esto (si se puede) se algebriza la ecuaci´on
diferencial (v´ease al respecto el cap´ıtulo 2 en [4]). Esta situaci´on se ilustra
mediante el siguiente ejemplo.
Ejemplo 2.7. Dada la ecuaci´on diferencial
d
2
ξ

2

sin τ
1 −cos τ


+
8
1 −cos τ
ξ = 0.
Para poder aplicar el algoritmo de Kovacic hacemos la transformaci´on x =
cos τ
2
+ 1. As´ı obtenemos
d
2
ξ
dx
2
+
_
1/2
x

1/2
x −1
_

dx
+ 4
_
1
(x −1)
2

1
x −1
+
1
x
_
ξ = 0.
Al aplicar el teorema 1.3,la ecuaci´on anterior se transforma en la EDLR
d
2
η
dx
2
= rη, r =
5 −72x
16x
2
(x −1)
2
= −
67
16(x −1)
2
+
31
8(x −1)
+
5
16x
2

31
8x
.
Por el paso 1 se tiene que Γ = ¦0, 1, ∞¦, ◦(r
0
) = ◦(r
1
) = 2, ◦(r

) = 3.
Esto indica que la EDLR puede caer en cualquiera de los tres primeros casos
(c
2
, ∞
1
).
Primero se analiza el caso 1: s = 5−72x, t = 16x
2
(x−1)
2
, por lo tanto se tiene
que r =
s
t
= −
67
16(x−1)
2
+
31
8(x−1)
+
5
16x
2

31
8x
, Γ = ¦0, 1, ∞¦, ◦ (r
0
) = ◦ (r
1
) = 2,
y ◦ (r

) = deg t − deg s = 3. Es claro que esta EDLR cae dentro del caso 1,
(c
2
, ∞
1
), por (∞
1
) se tiene que α
+

= 0 y α


= 1. Ahora, por (c
2
) se tiene que
para el polo x = 1, b =
−67
16
, mientras que para x = 0, b =
5
16
y esto implica
que [

r]
1,0
= 0 y α
±
1,0
/ ∈ R, por lo tanto D = ∅. De la misma se hace para los
otros 2 casos y se concluye que D = ∅ y por lo tanto la EDLR cae en el caso 4,
indicando que no tiene soluciones liouvillianas.
Nota 2.4. [No integrabilidad inmediata de la EDLR] A simple vista se puede
determinar, utilizando el algoritmo de Kovacic, si una EDLR no es soluble
por cuadraturas, basta observar el conjunto D que determina el grado de un
polinomio. Los siguientes casos son no integrables.
Si r es un polinomio de grado impar,
44 Primitivo B. Acosta Hum´ anez
si r es de la forma
n

i=1
a
i
(x −c
i
)
=
P(x)
Q(x)
, a
i
∈ C, c
i
,= c
j
, n ≥ 2, deg Q−deg P > 2,
Si r es un polinomio de segundo grado escrito como
_
(ax +d)
2
+b
_
,
±b
a
/ ∈ 2Z + 1.
En particular, las ecuaciones diferenciales
Ψ

= (x
2
+λ)Ψ, y

= (α
2
x
2
−α −1)y, y

=
_
1
4
x
2

1
2
−n
_
y
son integrables si y solo si
λ ∈ 2Z + 1,
1

∈ Z, n ∈ Z.
La ecuaci´on de Bessel (EDLR)
y

=
_
4n
2
−1
4x
2
−1
_
y,
es integrable si y solo si n ∈ Z +
1
2
.
3. Integrabilidad de sistemas hamiltonianos
En esta secci´on, acorde a la introducci´on, se presenta un breve resumen de
lo que es un sistema hamiltoniano. Se inicia recordando que en la mec´anica
cl´asica, la energ´ıa (H) de un sistema est´a dado por la suma de la energ´ıa
cin´etica (T) y la energ´ıa potencial (V ). La energ´ıa se expresa en funci´on de
posiciones (q
i
) y momentos (p
i
), en lugar de posiciones y velocidades. De esta
forma, la expresi´on de la energ´ıa queda dada por
H = T +V, T =
1
2
n

i=1
p
2
i
m
i
,
en donde la energ´ıa potencial (o simplemente el potencial) depende de las posi-
ciones y los momentos. Si la energ´ıa se conserva, entonces H es una constante
de movimiento (integral primera). Si el sistema es disipativo, entonces la en-
erg´ıa (H) depende del tiempo. En adelante, las masas ser´an normalizadas a la
unidad y solo se considerar´an sistemas conservativos en donde el potencial solo
dependa de las posiciones.
El matem´atico franc´es J. Liouville en 1840 enunci´o el teorema que hoy
en d´ıa lleva su nombre, teorema de Liouville y que fue formulado geom´etrica-
mente por V. Arnold, raz´on por la cual tambi´en se conoce como el teorema de
Liouville–Arnold.
La teor´ıa de Morales–Ramis y el algoritmo de Kovacic 45
Definici´on 3.1. Sea H : U ⊂ K
2n
→ K, donde K ∈ ¦R, C¦. Si (q, p) ∈ U,
donde q = (q
1
, . . . , q
n
), p = (p
1
, . . . , p
n
) entonces
˙ q
i
=
∂H
∂p
i
, ˙ p
i
= −
∂H
∂q
i
se conocen como ecuaciones de Hamilton, y al escribirlas como un sistema de
2n ecuaciones diferenciales se denomina sistema hamiltoniano con n grados de
libertad.
Nota 3.1. En adelante denotaremos por X
H
al campo vectorial hamiltoniano
asociado a las ecuaciones del movimiento (3.1). Es decir,
X
H
=
_
_
∂H
∂p
i

∂H
∂q
i
_
_
.
Definici´on 3.2. Sean f, g : U →K, el par´entesis de Poisson de f y g se define
como
¦f, g¦ =
n

i=1
_
∂f
∂q
i
∂g
∂p
i

∂f
∂p
i
∂g
∂q
i
_
.
Si ¦f, g¦ = 0, se dice que f y g est´an en involuci´on.
El teorema de Liouville–Arnold [1], traduce el problema de la integrabili-
dad de un sistema hamiltoniano de n grados de libertad a la existencia de n
constantes del movimiento independientes y en involuci´on.
Definici´on 3.3. Un hamiltoniano H de n grados de libertad se dice comple-
tamente integrable si existen n constantes del movimiento (integrales primeras
de X
H
), y en involuci´on.
Nota 3.2. Se observa, que la condici´on de involutividad de las f
i
implica que
estas son funcionalmente independientes, es decir sus diferenciales son lineal-
mente independientes sobre un abierto denso.
En particular, para un grado de libertad se tiene que la constante de mo-
vimiento o integral primera es la energ´ıa H, as´ı que todos los de un grado
de libertad son integrables. En dos grados de libertad, el siguiente caso del
potencial de Henon-Heiles es integrable.
H(q
1
, q
2
, p
1
, p
2
) =
1
2
(p
2
1
+p
2
2
) −q
2
2
q
1
−2q
3
1
.
Como ejemplos de sistemas hamiltonianos de un grado de libertad se tienen
los siguientes:
Oscilador arm´onico
p
2
2
+k
q
2
2
46 Primitivo B. Acosta Hum´ anez
P´endulo simple
p
2
2
+k cos q
Campo central
p
2
2
+
k
q
Nota 3.3. Un sistema hamiltoniano de n grados de libertad dado por
H =
n

k=1
H
k
, H
k
=
p
2
k
2
+V
k
(q
k
),
es integrable porque las 2n ecuaciones diferenciales son desacopladas puesto
que cada hamiltoniano es de un grado de libertad. La soluci´on de cada sistema
est´a dada por
t =
_
dq
k
_
2H
k
+ 2V
k
(q
k
)
.
Si el sistema hamiltoniano es de dos grados de libertad y se quiere buscar una
soluci´on particular q
1
haciendo q
2
= p
2
= h = 0, se procede igual y se obtiene
t =
_
dq
1
_
2V (q
1
, 0)
.
Una aplicaci´on de los sistemas hamiltonianos es que permiten resolver ecua-
ciones diferenciales. En el caso de un grado de libertad, la ecuaci´on y

= f(y)
puede resolverse como sigue,
t =
_
dy
_
2h −2
_
f(y)dy
.
Para dos o m´as grados de libertad hay que usar t´ecnicas m´as avanzadas.
Un ejemplo de sistema no integrable, mediante integrales primeras racionales
es el sistema de Henon-Heiles con par´ametros nulos, tal como se ver´a en los
ejemplos:
H(q
1
, q
2
, p
1
, p
2
) =
1
2
(p
2
1
+p
2
2
) −q
2
2
q
1
.
Teorema 3.4. El sistema de ecuaciones diferenciales
_
˙ η
1
˙ η
2
_
=
_
a(t) b(t)
c(t) d(t)
__
η
1
η
2
_
,
se transforma en la ecuaci´on diferencial
¨
ξ −
_
a(t) +d(t) +
˙
b(t)
b(t)
_
˙
ξ +
_
a(t)d(t) −b(t)c(t) − ˙ a(t) +a(t)
˙
b(t)
b(t)
_
ξ,
y las componentes conexas son iguales.
La teor´ıa de Morales–Ramis y el algoritmo de Kovacic 47
Ejemplo 3.1. El sistema dado por
_
dz
dt
dv
dt
_
=
_
0 1 −cos τ

8
(1−cos τ)
2
0
__
z
v
_
.
se transforma en
d
2
ξ

2

sin τ
1 −cos τ


+
8
1 −cos τ
ξ = 0.
Durante a˜ nos se han buscado criterios para determinar la integrabilidad o
no integrabilidad de un sistema hamiltoniano basada en el comportamiento de
las soluciones en el dominio complejo.
Definici´on 3.5. Consideremos H un hamiltoniano holomorfo definido sobre
U ⊂ C
2n
y Υ la superficie de Riemann correspondiente a una curva integral
z = z(t) (la variedad riemanniana z(t) puede ser un punto de equilibrio) del
campo vectorial X
H
. La ecuaci´on variacional (EV) a lo largo de Υ se escribe
como
˙ η = X

H
(z(t)) η.
Como es natural, las componentes de z(t) son complejas.
Nota 3.4. Usando la parte lineal de la integral primera dH(z(t)) de la EV,
es posible reducir esta ecuaci´on variacional (es decir, la regla de eliminaci´on
de un grado de libertad) para obtener la conocida ecuaci´on variacional normal
(EVN), propia de los sistemas hamiltonianos lineales no aut´onomos,
˙
ξ = J
n−1
S(t)ξ, J
n
=
_
0 I
n
−I
n
0
_
donde S(t) es una matriz sim´etrica, J
n
es la matriz simpl´ectica, I
n
es la matriz
id´entica de tama˜ no n n. Este sistema de ecuaciones diferenciales (EVN) es
una EV de un sistema hamiltoniano lineal. Adem´as, X
H
se puede escribir en
funci´on del gradiente de H por medio de la matriz simpl´ectica, es decir,
X
H
= J
n
∇H.
Hist´oricamente, Poincar´e dio un criterio de no integrabilidad basado en la
matriz de monodrom´ıa (prolongaciones anal´ıticas) de la EV a lo largo de una
curva integral real peri´odica. En 1888 S. Kowalevski obtuvo un nuevo caso
de integrabilidad del sistema de cuerpo r´ıgido con un punto fijo, imponiendo
la condici´on adicional de que la soluci´on general es una funci´on meromorfa de
tiempo complejo. Lyapunov generaliz´o los resultados de Kowalevski y prob´o que
excepto para algunas soluciones particulares, la soluci´on general es univaluada.
Su m´etodo est´a basado en el an´alisis de la EV a lo largo de una soluci´on
conocida. M´as tarde, en 1982, S. L. Ziglin obtiene el siguiente resultado.
Teorema 3.6. [Ziglin] Sup´ongase que un sistema hamiltoniano admite n−k
integrales primeras meromorfas sobre Υ y que el grupo de monodrom´ıa de
la EVN contiene una transformaci´on no resonante g. Entonces cualquier otro
48 Primitivo B. Acosta Hum´ anez
elemento del grupo de monodrom´ıa de la EVN conserva las direcciones propias
de g.
Se dice que una transformaci´on lineal g es resonante si existen enteros
r
1
, . . . , r
n
tales que λ
r
1
1
. . . λ
r
n
n
= 1, donde λ
i
son los valores propios de g.
En particular, se considerar´an sistemas hamiltonianos de 2 grados de libertad
y la soluci´on particular se buscar´a en el plano invariante q
2
= p
2
= 0. De
esta forma la soluci´on particular se obtiene como la soluci´on de un sistema
hamiltoniano de un grado de libertad.
4. Teor´ıa de Morales–Ramis
En 1997, durante su estancia postdoctoral en Estrasburgo, Juan Morale–
Ruiz obtiene conjuntamente con Jean Pierre Ramis el siguiente resultado,
el cual es considerado como la herramienta m´as potente para determinar si un
sistema hamiltoniano es no integrable.
Teorema 4.1 (Morales–Ramis). Si el campo hamiltoniano inicial X
H
es com-
pletamente integrable, entonces la componente identidad, G
0
del grupo de Ga-
lois de la EVN es abeliana.
El teorema de Morales–Ramis es un poderoso criterio de no integrabilidad de
un sistema hamiltoniano: si la componente identidad, G
0
del grupo de Galois
de la EVN no es abeliana, entonces el campo hamiltoniano inicial X
H
no es
completamente integrable. En general el rec´ıproco del teorema de Morales–
Ramis no es cierto, pues la integrabilidad de la EVN no implica la integrabilidad
completa del sistema hamiltoniano.
Nota 4.1. Si la EVN tiene una singularidad regular en el infinito y G
0
no es
abeliana, entonces el sistema hamiltoniano es no integrable mediante integrales
primeras meromorfas. En caso de que la EVN tenga una singularidad irregular
en el infinito y G
0
no sea abeliana, entonces el sistema hamiltoniano es no
integrable mediante integrales primeras racionales (v´ease [21]).
Sistem´aticamente debe aplicarse el teorema de Morales–Ramis a un sistema
hamiltoniano de dos grados de libertad en los siguientes pasos:
1. Seleccionar una curva integral particular Υ, haciendo q
2
= p
2
= 0 y
resolviendo el hamiltoniano de un grado de libertad (Nota 3.3).
2. Derivar el campo hamiltoniano X
H
y escribir la ecuaci´on variacional
Normal(EVN) (Nota 3.4).
3. Transformar la EVN en una ecuaci´on diferencial de segundo orden (Teo-
rema 3.4), hallar la EDLR, algebrizarla si es el caso y aplicar el algo-
ritmo de Kovacic.
4. Hallar la componente identidad, G
0
del grupo de Galois diferencial de
la EDLR y ver si es abeliana (Nota 1.1).
La teor´ıa de Morales–Ramis y el algoritmo de Kovacic 49
5. Ejemplos
Como motivaci´on al teorema de Morales–Ramis y al algoritmo de Kovacic
se presentan los siguientes ejemplos.
5.1. El Problema de los tres cuerpos de Sitnikov. El sistema de Sit-
nikov es una restricci´on al problema de los tres cuerpos dada por una configu-
raci´on muy sim´etrica: los primarios con masas iguales m se mueven en elipses
de excentricidad e en el plano XY alrededor de sus centros de masa O, mientras
el tercer cuerpo infinitesimal se mueve a lo largo del eje OZ perpendicular al
plano donde los primarios se mueven. Tomamos, de manera usual, la normal-
izaci´on de unidades, de tal forma que m = 1, el periodo de los primarios es 2π
y la constante gravitacional es igual a 1.
El hamiltoniano correspondiente al movimiento de la part´ıcula infinitesimal
a lo largo del eje OZ de este problema es
H(z, p
z
) =
p
2
z
2

1
(z
2
+r
2
(t))
1
2
y la ecuaci´on de movimiento est´a dada por
d
2
z
dt
2
+
z
(z
2
+r
2
(t))
3
2
= 0,
siendo r(t) la distancia de una de los primarios al centro de masas O. Es-
cogemos como nuevo tiempo la anomal´ıa exc´entrica τ. La transformaci´on es
dada por la ecuaci´on de Kepler
t = τ −e sin τ, dt = (1 −e cos τ)dτ
entonces la ecuaci´on anterior se transforma en
dz

= (1 −e cos τ)v,
dv

= −
(1 −e cos τ)z
(z
2
+r
2
(τ))
3
2
, r(τ) =
1 −e cos τ
2
.
Se estudian ahora dos casos del problema de los tres cuerpos de Sitnikov.
El problema del triangulo is´osceles. Consid´erese el caso en que la ´orbita
de los primarios es circular y la distancia de cada primario al centro de masas
O es 1.
El hamiltoniano correspondiente a este problema, del cual se sabe que es
completamente integrable, es
H(z, p
z
) =
p
2
z
2

1
(z
2
+ 1)
1
2
50 Primitivo B. Acosta Hum´ anez
y la ecuaci´on de movimiento del tercer cuerpo est´a dada por
d
2
z
dt
2
+
z
(z
2
+ 1)
3
2
= 0,
entonces la ecuaci´on anterior se transforma en
dz
dt
= v,
dv
dt
= −
z
(z
2
+ 1)
3
2
.
Se aplican los pasos del teorema de Morales–Ramis
1. Como curva integral particular Υ se toma z = v = 0.
2. La ecuaci´on variacional normal EVN a lo largo de Υ est´a dada por
_
dz
dt
dv
dt
_
=
_
0 1
−1 0
__
z
v
_
.
3. Se observa que
_
0 1
−1 0
_
es una matriz con coeficientes constantes y
por lo tanto la EDLR tiene coeficientes constantes. Por el ejemplo 2.1
la componente identidad es abeliana.
´
Orbita de colisi´on triple. Consid´erese el caso en que e = 1 y la distancia de
una de los primarios al centro de masas O es r(τ) =
1−cos τ
2
.
El hamiltoniano y la ecuaci´on de movimiento del tercer cuerpo correspondi-
ente a este problema, del cual nada se sabe, son los mismos del caso anterior.
Esta ecuaci´on se transforma en
dz

= (1 −cos τ)v,
dv

= −
(1 −cos τ)z
(z
2
+r
2
(τ))
3
2
, r(τ) =
1 −cos τ
2
.
Se aplican los pasos del teorema de Morales–Ramis
1. Como curva integral particular Υ tomamos la ´orbita de la colisi´on triple
con e = 1, r(τ) =
1−cos τ
2
, z = v = 0.
2. La ecuaci´on variacional normal EVN a lo largo de Υ est´a dada por
_
dz
dt
dv
dt
_
=
_
0 1 −cos τ

8
(1−cos τ)
2
0
__
z
v
_
.
Este sistema coincide con el del ejemplo 3.1, por tanto se transforma
en
d
2
ξ

2

sin τ
1 −cos τ


+
8
1 −cos τ
ξ = 0.
Por el ejemplo 2.7 la EDLR no tiene soluciones liouvillianas.
3. La componente identidad G
0
del grupo de Galois de la EDLR no es
soluble y por lo tanto no es abeliana, de lo cual se tiene que el cam-
po hamiltoniano inicial X
H
correspondiente al problema de los tres
cuerpos de Sitnikov con ´orbita de colisi´on triple no es completamente
La teor´ıa de Morales–Ramis y el algoritmo de Kovacic 51
integrable con integrales primeras meromorfas (la ecuaci´on diferencial
tiene una singularidad regular en el infinito).
5.2. El problema planar restringido de los tres cuerpos. El hamilto-
niano correspondiente al problema de los tres cuerpos restringido al plano, con
par´ametro µ = 0 est´a dado por
H(q
1
, q
2
, p
1
, p
2
) =
1
2
(p
2
1
+p
2
2
) + (q
2
p
1
−q
1
p
2
) −
1
_
q
2
1
+q
2
2
.
Se sabe que este hamiltoniano es completamente integrable por ser el problema
de dos cuerpos en coordenadas giratorias. La ecuaci´on de movimiento est´a dada
por
˙ q
1
= q
2
+p
1
, ˙ q
2
= −q
1
+p
2
, ˙ p
1
= −
q
1
(q
2
1
+q
2
2
)
3
2
+p
2
, ˙ p
2
= −
q
2
(q
2
1
+q
2
2
)
3
2
−p
1
.
Se aplican los pasos del teorema de Morales–Ramis
1. Como curva integral particular Υ se toma q
1
= p
2
= 1, q
2
= p
1
= 0.
2. La ecuaci´on variacional EV a lo largo de Υ est´a dada por
_
_
_
_
dq
1
dt
dq
2
dt
dp
1
dt
dp
2
dt
_
_
_
_
=
_
_
_
_
0 1 1 0
−1 0 0 1
−1 0 0 1
0 −1 −1 0
_
_
_
_
_
_
_
_
q
1
q
2
p
1
p
2
_
_
_
_
.
3. Se observa que la matriz de la EV tiene dos bloques iguales: el primero
y el tercero, adem´as el segundo y el cuarto bloque son I
2
y −I
2
, de tal
forma que la ecuaci´on variacional normal EVN (utilizando el primer
bloque) a lo largo de Υ est´a dada por
_
dq
1
dt
dq
2
dt
_
=
_
0 1
−1 0
__
q
1
q
2
_
.
4. Se observa que
_
0 1
−1 0
_
es una matriz con coeficientes constantes y
por lo tanto la componente identidad es abeliana.
5.3. Sistema de Henon-Heiles. El sistema de Hen´on-Heiles est´a dado por
H(q
1
, q
2
, p
1
, p
2
) =
1
2
(p
2
1
+p
2
2
) −q
2
2
(A+q
1
) −
λ
3
q
3
1
.
Se considerar´an dos ejemplos, el primero es un caso integrable y el segundo es
no integrable.
Un caso integrable. El sistema de Henon-Heiles
H(q
1
, q
2
, p
1
, p
2
) =
1
2
(p
2
1
+p
2
2
) −q
2
2
q
1
−2q
3
1
.
˙ q
1
= p
1
, ˙ q
2
= p
2
, ˙ p
1
= q
2
2
+ 6q
3
1
, ˙ p
2
= 2q
2
q
1
.
52 Primitivo B. Acosta Hum´ anez
Se aplican los pasos del teorema de Morales–Ramis
1. Como soluci´on particular se toma
Υ : ( ˙ q
1
)
2
= 4q
3
1
, q
1
=
1
t
2
, p
1
= −
2
t
3
, q
2
= p
2
= 0 .
2. La ecuaci´on variacional normal EVN a lo largo de Υ est´a dada por
η

= X

H
(q
1
(t))η, X

H
(q
1
(t)) =
_
0 1
12q
1
0
_
=
_
0 1
12
t
2
0
_
.
Por el teorema 3.4, este sistema se transforma en
d
2
ξ
dt
2
=
12
t
2
ξ .
3. Por el ejemplo 2.2 (m = 3) se tiene que el grupo de Galois de esta
ecuaci´on es la identidad, el cual es un grupo conexo abeliano.
Un caso no integrable. El sistema de Henon-Heiles que ahora se considera
es
H(q
1
, q
2
, p
1
, p
2
) =
1
2
(p
2
1
+p
2
2
) −q
1
q
2
2
.
˙ q
1
= p
1
, ˙ q
2
= p
2
, ˙ p
1
= q
2
2
, ˙ p
2
= 2q
1
q
2
.
Se aplican los pasos del teorema de Morales–Ramis:
1. Como soluci´on particular se toma
Υ : q
1
=
t
2
, p
1
= 1, q
2
= p
2
= 0 .
2. La ecuaci´on variacional normal EVN a lo largo de Υ est´a dada por
η

= X

H
(q
1
(t))η, X

H
(q
1
(t)) =
_
0 1
2q
1
0
_
=
_
0 1
t 0
_
.
Este sistema se transforma en
d
2
ξ
dt
2
= tξ .
Como esta ecuaci´on est´a en forma de EDLR, se procede a aplicar el
algoritmo de Kovacic. Por la nota 2.4 se tiene que el grupo de Galois
de esta ecuaci´on (denominada ecuaci´on de Airy) es SL(2, C) que es un
grupo conexo pero no es abeliano. Adem´as, la ecuaci´on de Airy presenta
una singularidad irregular en el infinito y por lo tanto este sistema
de Henon-Heiles no es completamente integrable mediante integrales
primeras racionales.
La teor´ıa de Morales–Ramis y el algoritmo de Kovacic 53
5.4. Otros ejemplos. Utilizando el resto de los ejemplos de la secci´on 2,
se pueden construir sistemas hamiltonianos tales que el grupo de Galois de su
EVN no sea abeliana.
H(q
1
, q
2
, p
1
, p
2
) =
1
2
(p
2
1
+p
2
2
) −V (q
1
, q
2
) .
Se buscan las ecuaciones de Hamilton y se deriva el campo hamiltoniano
para construir la ecuaci´on variacional, de tal forma que ´esta quede
η

= X

H
(q
1
(t))η, X

H
(q
1
(t)) =
_
0 1
f(q
1
) 0
_
=
_
0 1
r(t) 0
_
.
Este sistema se transforma en
d
2
ξ
dt
2
= r(t)ξ .
Ahora bien, si r(t) hace parte del listado de las no integrables de la nota 2.4 o si
es la correspondiente a los ejemplos 2.3, 2.4, entonces el sistema hamiltoniano
inicial no es integrable mediante integrales primeras (meromorfas o racionales).
Conclusiones y comentarios finales. En general, construir ejemplos de apli-
caci´on del algoritmo de Kovacic a la teor´ıa de Morales–Ramis no es una tarea
f´acil. Hay muy pocos ejemplos del algoritmo de Kovacic, sobre todo del caso
3. No menos laborioso es construir un sistema hamiltoniano a partir de una
soluci´on particular. En [4] no solo se da una respuesta a este problema, sino
que tambi´en se presenta un algoritmo para algebrizar ecuaciones diferenciales
y se demuestra, usando una versi´on lig´eramente mejorada del algoritmo de ko-
vacic (v´ease [2]) que si una EVN de un sistema hamiltoniano tiene coeficientes
polinomiales, entonces este sistema hamiltoniano es no integrable mediante in-
tegrales primeras racionales. La teor´ıa de Morales-Ramis est´a en crecimiento
y es una oportunidad para algunos investigadores avancen y aporten en esta
l´ınea.
Agradecimientos: El autor est´a profundamente agradecido con las siguientes
personas y entidades que hicieron posible la elaboraci´on de este art´ıculo.
Jes´ us Hernando P´ erez (Pelusa), por motivarme en el tema de la
Teor´ıa de Galois Diferencial,
Juan Morales–Ruiz, por motivarme en el estudio del algoritmo de
Kovacic y su relaci´on con la teor´ıa de Morales–Ramis, y por sus valiosas
sugerencias en la presentaci´on de este art´ıculo,
Josep Masdemont por exhortarme a escribir en una forma divulga-
tiva esta teor´ıa y por las correcciones que le realiz´o durante el curso
mec´anica celeste,
David Bl´ azquez Sanz, por su colaboraci´on en la introducci´on de este
art´ıculo y por sus valiosas correcciones y sugerencias,
54 Primitivo B. Acosta Hum´ anez
Escuela de Matem´aticas de la Universidad Sergio Arboleda, en cabeza
del profesor Reinaldo N´ u˜ nez, por su invitaci´on para participar en la
Escuela de Verano y por su financiamiento para participar en el XV
Congreso Nacional de Matem´aticas,
Sociedad Colombiana de Matem´aticas, en cabeza del profesor Carlos
Montenegro, por permitirme participar en el xv Congreso Nacional
de Matem´aticas con esta conferencia.
Referencias
[1] R. Abraham & J. E. Marsden, Foundations of Mechanics. Second Ed.New York:
Benjamin (1978).
[2] P. Acosta Hum´ anez, Sobre las ecuaciones diferenciales lineales de segundo orden
y el algoritmo de Kovacic, Civilizar, edici´on especial de matem´aticas, (2004),
209–220.
[3] P. Acosta Hum´ anez & J. H. P´erez, Una introducci´ on a la teor´ıa de Galois dife-
rencial, Bolet´ın de Matem´aticas, Universidad Nacional de Colombia 11, (2004),
138–149.
[4] P. Acosta Hum´ anez & D. Bl´ azquez Sanz, Non-Integrability of some hamiltonian
systems with rational potential, http://arxiv.org/abs/math-ph/0610010
[5] M. Audin, Les syst`emes Hamiltoniens et leur int`egrabilit´e, Cours Sp´ecialis´es, Col-
lection SMF 8 Soci´et´e Mathematique de France, Marseille, 2001.
[6] M. Audin, Int´egrabilit´e et Non-int´egrabilit´e de syst`emes hamiltoniens (d’apr´es S.
Ziglin, J. Morales–Ruiz, J.-P. Ramis,...), S`eminaire Bourbaki 2000-2001, n´ um.
884, Ast´erisque 282, (2002), 113–135
[7] A. Campos, La ecuaci´ on de Riccati mediante grupos de Lie y algoritmo de Ko-
vacic, XXI Coloquio Distrital de Matem´aticas, 4, Universidad Distrital Francisco
Jos´e de Caldas, (2005), 5–46.
[8] D. Campos Romero & J. F. Isaza Delgado, Proleg´omenos a los sistemas din´ami-
cos, Colecci´on Textos. Universidad Nacional de Colombia: Bogot´a, 2002.
[9] R. C. Churchill, Differential Algebraic Techniques in Hamiltonian Mechanics,
Differential Algebra and related Topics. Li Guo, William F. Keigher, Phyllis
J. Cassidy & William Y. Sit Eds. World Scientific Pub., 2002, 219–255.
[10] R. C. Churchill, Galoisian Obstructions to the Integrability of Hamiltonian Sys-
tems, The Kolchin Seminar in Differential Algebra, City College of New York,
May, 1998.
[11] R. C. Churchill, D. L. Rod & M. F. Singer, Group-theoretic obstructions to
integrability, Ergodic Theory and Dynamical Systems 15 (1995), 15–48.
[12] A. Duval& M. Loday-Richaud, Kovacic’s Algorithm and its Application to some
families of Special Functions, Applicable Algebra in Engineering, Communication
and Computing 15 (1992), 211–246.
[13] I. Kaplansky, An Introduction to Differential Algebra. Hermann: Paris, 1957.
[14] E. Kolchin, Differential Algebra and Algebraic Groups. New York: Academic
Press, 1973.
[15] J. Kovacic, An Algorithm for Solving Second Order Linear Homogeneous Differ-
ential Equations, J. Symbolic Computation, 2, (1986), 3–43.
La teor´ıa de Morales–Ramis y el algoritmo de Kovacic 55
[16] J. Kovacic, An Algorithm for Solving Second Order Linear Homogeneous Differ-
ential Equations. (Ciudad?): Prolifics Inc, 2001.
[17] M. Kuga, Galois’ dream: Group theory and differential equations. Birkh¨auser:
Boston, MA, 1993.
[18] A. Magid Lectures on Differential Galois Theory, University Lecture Series 7.
American Mathematical Society: Rhode Island MA, 1994.
[19] J. J. Morales–Ruiz, A Note on a connection between the Poincar´e-Arnold-
Melnikov integral and the Picard-Vessiot theory. Differential Galois Theory, Ba-
nach Center Publ. 58 (2002), 165–175.
[20] J. J. Morales–Ruiz, A Remark About the Painlev´e Trascendents, Proceedings
Theories asymptotiques et equations de Painlev´e. Universidad de Angers, 2004.
[21] J. J. Morales–Ruiz, Differential Galois Theory and Non-Integrability of Hamil-
tonian Systems. Birkh¨auser: Basel, 1999.
[22] J. J. Morales–Ruiz, Kovalevskaya, Liapounov, Painlev´e, Ziglin and the Differ-
ential Galois Theory, Regular and Chaotic Dynamics 5 (2000), 251–272.
[23] J. J. Morales–Ruiz, Meromorphic non-integrability of Hamiltonian Systems.
Proceedings of the XXXIII Symposium on Mathematical Physics, Rep. Math.
Phys. 48, (2001), No. 1–2, 183–194.
[24] J. J. Morales–Ruiz, T´ecnicas algebraicas para la no integrabilidad de sistemas
hamiltonianos. Tesis doctoral. Universitat de Barcelona, Barcelona, 1989.
[25] J. J. Morales–Ruiz, D. Bl´ azquez-Sanz, S. Sim´ on & P. Acosta-Hum´ anez,
Sistemas din´amicos y teor´ıa de Galois, Forum FME-UPC, Barcelona, (2006).
http://www-ma2.upc.edu/primi/papers/abms.pdf
[26] J. J. Morales–Ruiz & J.M. Peris, On a Galoisian Approach to the Splitting of
Separatrices, Ann. Fac. Sci. Toulouse Math. 8 (1999), 125–141.
[27] J. J. Morales–Ruiz & J.M. Peris, On the dynamical meaning of the Picard-
Vessiot theory, Regul. Chaotic. Dyn. 6 (3 (2001), 277–290.
[28] J. J. Morales–Ruiz & R. Ram´ırez, Bi-Hamiltonian systems and Lax represen-
tation NATO Adv. Sci. Inst. Ser. B Phys., 331 (1994), 253–259.
[29] J. J.Morales–Ruiz & J. P. Ramis, A Note on the Non-Integrability of some
Hamiltonian Systems with a Homogeneous Potential. Methods and Applications
of Analysis 8 (2001) 113-120.
[30] J. J. Morales–Ruiz & J. P. Ramis, Galoisian obstructions to integrability of
Hamiltonian systems, I, Methods and Applications of Analysis 8 (2001), 33-95.
[31] J. J. Morales–Ruiz & J. P. Ramis, Galoisian obstructions to integrability of
Hamiltonian systems, II, Methods and Applications of Analysis 8 (2001), 97-112.
[32] J. J. Morales–Ruiz & J. P. Ramis, Galoisian obstructions to integrability of
Hamiltonian systems: statements and examples, NATO Adv. Sci. Inst. Ser. C
Math. Phys. Sci., 533 (1999), 509-513.
[33] J. J. Morales–Ruiz, J. P. Ramis & C. Sim´ o, Integrability of Hamiltonian Systems
and Differential Galois Groups of Higher Variational Equations, Ergod. Th. &
Dynam. Sys. Por aparecer.
[34] J. J. Morales–Ruiz & C. Sim´ o, A correction to the paper: Non-integrability crite-
ria for Hamiltonians in the case of Lam´e Normal Variational Equations. J. Diff.
Eq. 144 (2) (1998), 477–478.
[35] J. J. Morales–Ruiz & C. Sim´ o, Non-integrability criteria for Hamiltonians in
the case of Lam´e Normal Variational Equations, J. Diff. Eq. 129 (1996) 111–135.
56 Primitivo B. Acosta Hum´ anez
[36] J. J. Morales–Ruiz & C. Sim´ o, On the solvability of the Lam´e Equation, Interna-
tional Conference on Differential Equations, Vols. 1, 2, Barcelona, 1991, 759–762.
[37] J. J. Morales–Ruiz & C. Sim´ o, Picard-Vessiot theory and Ziglin’s theorem. J.
Diff. Eq. 107(1) (1994), 140–162.
[38] J. J. Morales–Ruiz, C. Sim´ o & S. Sim´ on, Algebraic proof of the non-integrability
of Hill’s problem. Ergod. Th. & Dynam. Sys. 25 (4) (2005), 1237–1256.
[39] M. Van der Put & M. Singer, Galois Theory in Linear Differential Equations
Springe–Verlag: New York, 2003.
[40] S. L. Ziglin, Branching of solutions and nonexistence of first integrals in Hamil-
tonian mechanics. I., Functional Analysis and Applications, 16 (1982), 181–189.
(Recibido en abril de 2006. Aceptado para publicaci´on en noviembre de 2006)
Departamento de Matem´ atica Aplicada II
Universitat Polit`ecnica de Catalunya
Barcelona, Espanya
e-mail: primitivo.acosta@upc.edu

22

´ Primitivo B. Acosta Humanez

Introducci´n o Este art´ ıculo, de caracter divulgativo y expositivo tiene como finalidad difundir* la teor´ de Juan Morales y Jean Pierre Ramis, conocida como teor´ de ıa ıa Morales–Ramis. Aunque no es completamente autocontenido, se cita la referencia donde se puede profundizar cada tema y al final se presenta una variedad de ejemplos y observaciones para que el lector logre una mayor comprensi´n de o esta teor´ En esta parte se da un paseo por la teor´ de Galois cl´sica, teor´ ıa. ıa a ıa de Galois diferencial y no integrabilidad de sistemas hamiltonianos para luego en cada una de las secciones los respectivos temas. La integraci´n por cuadraturas de ecuaciones diferenciales es un problema o cl´sico que, aunque ha sido tratado por grandes matem´ticos como J. Lioua a ville (1809-1882) o S. Lie (1842-1899), a´n contin´a vigente. Frente a una u u ecuaci´n diferencial, se desear´ expresar sus soluciones mediante una f´rmula o ıa o cerrada; por ejemplo, a la ecuaci´n, o x = f (t)x, ˙ le corresponde la f´rmula de las soluciones, o x = λe
f (t)dt

,

λ ∈ C.

A primera vista parece razonable que cualquier ecuaci´n diferencial ordinaria o pudiera resolverse de esta manera, sin embargo esto no es cierto. Consid´rese e por ejemplo la ecuaci´n, o x = t − x2 , ˙ las soluciones de esta ecuaci´n son derivadas logar´ o ıtmicas de funciones de Airy. No pueden expresarse mediante una f´rmula que implique funciones elemeno tales, y operaciones integrales. En este sentido, se dice que no es integrable por cuadraturas. El joven matem´tico E. Galois (1811-1832) abord´ un problema distinto, a o pero conceptualmente relacionado con la integraci´n por cuadraturas. Se trata o de la resoluci´n por radicales de ecuaciones algebraicas. Frente a una ecuaci´n o o polin´mica con coeficientes en un cuerpo Q, irreducible sobre Q, que se supone o de caracter´ ıstica cero, xn + a1 xn−1 + . . . + an−1 x + an = (x − αi ) = 0

se quiere saber si se pueden expresar las ra´ αi mediante una f´rmula cerrada ıces o que incluye los coeficientes ai , operaciones aritm´ticas y la extracci´n de radie o cales. Galois respondi´ a esta pregunta de un modo indirecto. A cada ecuaci´n o o le corresponde el grupo de permutaciones entre las ra´ αi que conserva todas ıces las relaciones de dependencia algebraica entre ellas. Bajo ciertas hip´tesis, el o
*Iniciativa tomada por el autor debido a que en espa˜ ol no hay art´ n ıculos publicados sobre

esta teor´ Las publicaciones (en ingl´s y franc´s) se encuentran en revistas especializadas ıa. e e en un lenguaje muy t´cnico. e

La teor´ de Morales–Ramis y el algoritmo de Kovacic ıa

23

grupo G de la ecuaci´n, es el grupo de automorfismos del cuerpo Q(αi ) que o dejan fijo Q. A cada subgrupo normal de H G le corresponde un subcuerpo K G de Q(αi ). El grupo de automorfismos de K G que dejan fijo Q es G/H. Cuando G es un grupo c´ ıclico de orden n,√ entonces la extensi´n se obtiene o mediante la adjunci´n de un radical K = Q( n a). o Tras estas observaciones se llega naturalmente al resultado fundamental. Teorema [Galois]. Una ecuaci´n es resoluble por radicales si y solo si su o grupo G es resoluble. A cada cadena de resoluci´n: o H1 ... Hs = G

con Hi /Hi−1 c´ ıclico, le corresponde una cadena de extensiones, Q → K1 → . . . → Ks = Q(αi ) donde cada una de las sucesivas extensiones se hace adjuntando un radical, de orden |Hi /Hi+1 |. An´logamente a la teor´ de Galois para ecuaciones algebraicas, existe una a ıa teor´ para sistemas de ecuaciones diferenciales lineales, desarrollada por E. Piıa card y E. Vessiot. A modo de ejemplo, supongamos que y1 , y2 es un sistema fundamental de soluciones de la ecuaci´n diferencial o y = ry, ¨ r ∈ K, K cuerpo diferencial

˜ Sea K = K y1 , y2 , el menor cuerpo diferencial que contiene a K y a {y1 , y2 }. ˆ Entonces el grupo de automorfismos diferenciales de K que dejan invariantes los elementos de K, se denomina grupo de Galois de la ecuaci´n diferencial. En o general, el grupo de Galois de un sistema de ecuaciones diferenciales lineales con coeficientes en K, es un grupo algebraico de matrices con coeficientes en el cuerpo de constantes de K. An´logamente a las extensiones por radicales de la teor´ de Galois cl´sica, a ıa a se tienen las extensiones liouvillianas, las cuales se construyen sucesivamente agregando una soluci´n algebraica, una integral, o bien una exponencial de o integral. Es decir, si θ es una soluci´n de la ecuaci´n, entonces o o  algebraica.  θ ˆ θ = a, a ∈ K. Ki+1 = Ki (θ),  θ = e a , a ∈ K. En analog´ con el teorema de Galois para ecuaciones algebraicas se tiene el ıa siguiente resultado:

En la formulaci´n hamiltoniana de la mec´nica. Durante a˜os se han buscado criterios para determinar o n la integrabilidad o no de este tipo de sistemas basados en el comportamiento de las soluciones en el dominio complejo. 1997]. Esto permite relacionar el concepto de integrabilidad en el sentido de Liouville con el concepto de integrabilidad por cuadraturas de la teor´ de ıa Picard-Vessiot. Mas tarde. simult´nea a e independientemente. ∂qi ∂pi ∂pi ∂qi Si {f. Sin embargo. g} = i=1 ∂f ∂g ∂f ∂g − . ∂p p=− ˙ ∂H . se dice que f y g est´n en involuci´n o tambi´n que f y g a o e conmutan mediante el par´ntesis de Poisson. Si un sistema hamiltoniano es integrable en el sentido de Liouville. ´stas pueden aproximarse linealmente por e un sistema de ecuaciones diferenciales lineales conocido como ecuaci´n variao cional. ∂q El espacio de fases de estos sistemas est´ dotado de forma natural de una a estructura simpl´ctica. e Dentro de este contexto. 31]) Teorema [Morales–Ramis. Se induce una estructura de ´lgebra de Poisson en el e a espacio de funciones que dependen de p y q. El par´ntesis de Poisson de f y g e se define como n {f. Acosta Humanez Teorema. entonces la componente conexa de la identidad del grupo de Galois de la ecuaci´n variacional a lo largo de cualquier soluci´n o o particular es abeliano. se aplic´ por primera vez la teor´ de Galois diferencial o ıa en la no integrabilidad de un sistema hamiltoniano. En la tesis doctoral T´cnicas algebraicas para la no integrabilidad de sise temas hamiltonianos (v´ase [24]) escrita por Juan Morales–Ruiz y dirigida e ´ por Carles Simo. la evoluci´n del estado de o a o un sistema viene determinado por las ecuaciones: q= ˙ ∂H .24 ´ Primitivo B. Ramis se gesta. A lo largo de una soluci´n particular o de las ecuaciones del movimiento. Churchill & Rod obtuvieron resultados parecidos (menos generales). Un sistema de ecuaciones diferenciales lineales es integrable mediante cuadraturas (extensiones liouvillianas) si y solo si la componente conexa de la identidad de su grupo de Galois es triangulizable. . g} = 0. un sistema de n grados de libertad se dice integrable en el sentido de Liouville cuando existen n constantes de movimiento independientes y en involuci´n. gracias a una estancia postdoctoral de Juan Morales–Ruiz en Francia trabajando con J. lo que hoy se conoce como teor´ de Morales–Ramis (v´anse ıa e [30. P. con el siguiente resultado.

paralelos a Bruns. Particularmente analizaron las ecuaciones variacionales que daban lugar a ecuaciones diferenciales con coeficientes polinomiales y en el caso de coeficientes funciones trascendentes se utiliz´ un algoritmo que permite transo formar la ecuaci´n en otra con coeficientes funciones racionales (v´ase [4]). o aunque interrelacionadas: aplicaciones a la mec´nica celeste. o En la actualidad hay varios grupos y proyectos de investigaci´n alrededor o de esta teor´ uno de ellos es Sistemas din´micos y teor´ de Galois. y teor´ para ecuaciones diferenciales no lineales. a ıa de investigaci´n que se desarrolla en la Universitat Polit`cnica de Catalunya y o e est´ conformado por Juan Morales–Ruiz (coordinador del proyecto) y por a sus doctorandos** (v´ase [25]). a partir de una ecuaci´n variacional ıa o conocida se generaron familias de hamiltonianos no integrables con potenciales racionales. 2005]. David Blazquez-Sanz y Sergi Simon ´ ´ ´ . entre otros. Se o considera entonces la ecuaci´n variacional de orden n. entonces la componente conexa de la identidad del grupo de Galois de la ecuaci´n variacional linealizada de cualquier o orden a lo largo de cualquier soluci´n particular es abeliano. e e En algunos problemas. Recientemente el u autor en un trabajo conjunto con David Bl´zquez-Sanz aplicaron el problema a inverso de la teor´ de Morales–Ramis. Se han hecho importantes e avances. teor´ de Galois a ıa y teor´ espectral. con respecto a la no integrabilidad del problema de N -cuerpos. como el potencial c´bico Henon-Heiles. la din´mica del s´lido r´ a o ıgido. De esta forma se tienen tres l´ ıneas de investigaci´n diferenciadas. que es la aproximaci´n o o de orden n del flujo a lo largo de la soluci´n. Este grupo tiene un papel activo explorando e nuevas aplicaciones y extensiones de la teor´ puesto que las conexiones entre ıa la teor´ de Galois y los sistemas din´micos a´n no han sido completamente ıa a u aclaradas. quien en 2004 demuestra la no integrabilidad mediante integrales primeras racionales de la segunda trascendente de Painlev´ (v´ase [20]). el p´ndulo forzado y determinados problemas cosmol´gicos. No es un sistema lineal. Si un sistema hamiltoniano es integrable en el sentido de Liouville. o e **Primitivo Acosta-Humanez. el criterio de u no-integrabilidad sobre la ecuaci´n variacional no es suficiente para decidir.La teor´ de Morales–Ramis y el algoritmo de Kovacic ıa 25 A partir de entonces. proyecto ıa. se dispone de un criterio de no-integrabilidad. problemas de N cuerpos. Simo y Simon demostraron la no integrabilidad del problema de Hill. que desde finales de los a˜os 90 ha sido aplicado por varios autores de la comun nidad matem´tica internacional para estudiar la no-integrabilidad de distintos a sistemas. Hace poco ıa ıa ´ ´ Morales. un modelo del movimiento lunar (v´ase [38]). Muy recientemente los autores de la teor´ de Morales–Ramis en ıa ´ colaboraci´n con Carles Simo obtuvieron el siguiente resultado: o ´ Teorema [Morales–Ramis–Simo. pero si es o linealizable. Como ejemplo se e o cita al mismo Juan Morales–Ruiz. aunque el caso general no ha sido probado a´n.

pero no soluciones en t´rminos de fune e ciones de Bessel. Sea η una soluci´n de la ecuaci´n diferencial o o o z + az + bz = 0. Tomando como referencia [2.26 ´ Primitivo B. esta secci´n se ha dividido en tres partes: preliminares. primitiva o exponencial sobre Ki−1 . en alguna extensi´n diferencial de C(x). 3]. debido a que permite la integraci´n indefinida arbitraria. η = e f para η alg´n f ∈ C(x) (exponencial de una integral).. Sea η una soluci´n de la ecuaci´n diferencial o o o z + az + bz = 0. donde ηi es algebraica. El t´rmino liouvilliano es un poco m´s generoso que el de e a funciones elementales (algebraicas. 2. Preliminares. Tales soluciones liouvillianas son construidas usando funciones algebraicas. Este es un cuerpo d diferencial con derivaci´n = dx . si o existe una cadena de cuerpos diferenciales C(x) = K0 ⊂ K1 ⊂ . es decir. integrales indefinidas y raices de polinomios. o La soluci´n de la ecuaci´n diferencial lineal anterior puede involucrar expoo o nenciales. Se dice que: 1.. u Definici´n 1. 3. 1.. . . se puede dejar o la integral en forma impl´ ıcita.1. m. logaritmos y exponenciales solamente). Acosta Humanez El objetivo de esta introducci´n es motivar al lector en el estudio de esta o teor´ as´ que no se abordar´n todos los temas en el art´ ıa. η es una funci´n algebraica de una variao ble (ra´ ız). Por lo tanto. es decir. b ∈ C(x). η es una exponencial sobre C(x) si η ∈ C(x). η es algebraica sobre C(x) si η satisface una ecuaci´n polin´mica con o o coeficientes en C(x). Ki = Ki−1 (ηi ). a. 2. Al final se dan referencias adicionales que incluyen los a trabajos hasta la fecha alrededor de esta teor´ ıa. con η ∈ K y tal que para cada i = 1. a. es decir. Las funciones trigonom´e tricas pueden ser escritas en t´rminos de exponenciales. integrales y exponenciales.1. e Definici´n 1. se considera el cuerpo C(x) de funciones racionales en una variable compleja x. es decir. De esta forma se pueden obtener soluciones como logaritmos y funciones trigonom´tricas. para animar al lector. ı a ıculo.2. . teor´ de Picard-Vessiot o ıa y subgrupos algebraicos. 1. ⊂ Km = K. solo se considerar´n casos particulares. o soluble por cuadraturas o que tiene soluci´n en forma cerrada. Integrabilidad de ecuaciones diferenciales Tal como se menciona en la introducci´n. Una soluci´n η de una ecuaci´n diferencial lineal se denomina o o o liouvilliana. el estudio de la integrabilidad de o ecuaciones diferenciales es un tema vigente. η = f para alg´n u f ∈ C(x) (integral). b ∈ C(x). η es una primitiva sobre C(x) si η ∈ C(x). .

C ∈ C∗ . + b1 y + b0 y = 0. a. la ecuaci´n diferencial z + az + bz = 0 se transforma en la ecuaci´n o o 1 diferencial y = ry. la o o segunda soluci´n tambi´n es liouvilliana. 2 Demostraci´n. b ∈ C(x) tiene una soluci´n liouvilliana. z + az + bz = 0. bi ∈ C(x). donde f = e .La teor´ de Morales–Ramis y el algoritmo de Kovacic ıa 27 El siguiente teorema permite eliminar el coeficiente de z (n−1) en una ecuaci´n o diferencial lineal de orden n. La ecuaci´n diferencial o z (n) + an−1 z (n−1) + . Usando la f´rmula de Abel w + pw = 0. que es el resultado deseado. De ahora en adelante.5.4. donde r = 1 a2 + 1 a − b. el coeficiente de z (n−1) o se anula. donde p = an−1 . 4 2 y y 2 p . o e Teorema 1. 1 −n ai ∈ C(x). si n = 2. p = an−1 .3.. ahora. Por la definici´n 1. o 4 2 Demostraci´n. donde r = 4 a2 + 1 a − b. 4 2 . 4 2 Teorema 1. o 4 2 al hacer la sustituci´n v = y se tiene o y y y y por lo tanto v = = y y − (y )2 y = − y2 y 1 2 1 a + a − b − v2 . Ahora. r = a2 + a − b. Teorema 1. se puede transformar en la ecuaci´n diferencial o y (n) + bn−2 y (n−2) + . La segunda soluci´n se construye con la exponencial de la cuao o dratura de la primera soluci´n que es liouvilliana. o Demostraci´n. Por el teorema 1. mediante el cambio z = yf .. + a1 z + a0 z = 0. y = ry. un sencillo argumento inductivo ver que al reemplazar por yf en la ecuaci´n diferencial inicial. Realizando los c´lculos se tiene que para n = 2. o o se tiene que ncf n−1 f + pCf n = 0.. se a transforma en 1 2 1 y = a + a −b y. o entonces toda soluci´n es liouvilliana. donde r = 1 a2 + 1 a − b. La ecuaci´n diferencial z + az + bz = 0 se transforma en la o ecuaci´n de Ricatti v = r − v 2 . al dividir por w se sigue que f = 1 e− n p . Si z + az + bz = 0.2.. w = Cf n .3. En particular. Finalmente. cualquier ecuaci´n diferencial de la forma o z + az + bz = 0 se transformar´ en la ecuaci´n diferencial lineal reducida (EDLR) a o 1 1 y = ry.

Un grupo algebraico de matrices 2 × 2 es un subgrupo G ⊂ o GL(2. Pi (x11 . e Sup´ngase que y1 . x12 . es otro sistema fundamental de soluciones de la EDLR. x22 ) = 0. o lo que e es igual. y2 . y2 es un sistema fundamental de soluciones de la EDLR. La teor´ de Picard–Vessiot es la teor´ ıa ıa ıa de Galois en el contexto de las ecuaciones diferenciales lineales (v´ase [3]). x21 . y2 }. Dadas las ecuaciones (∗) (∗∗) (∗ ∗ ∗) y = 0. entonces σy1 y σy2 son tambi´n soluciones. x y + y = 0. Teor´ de Picard–Vessiot. C). x12 . Si σ ∈ Gal(K C(x)). Por tal raz´n. y2 .28 ´ Primitivo B.1. Es decir. y2 Esto define una funci´n inyectiva o ϕ: Gal(K C(x)) −→ GL(2. o existe una matriz a b A= ∈ GL(2. definido por ecuaciones algebraicas en los elementos de matriz. Definici´n 1. tomando como C(x) como cuerpo diferencial. x11 x12 ∈ G ⇔ ∀i ∈ I. c d GL(2. tal que n σ y1 y2 = σy1 σy2 =A y1 . El grupo de todos los automoro fismos diferenciales de K en K que dejan fijos (o invariantes) los elementos de C(x) se denomina el Grupo de Galois de K sobre C(x) y es denotado por Gal(K C(x)). x22 )}i∈I . +) Gal(∗ ∗ ∗) (C. y + 1 y = 0. Acosta Humanez 1. de tal manera que. x21 x22 . C).7. x21 . Definici´n 1. Gal(∗∗) (C. el grupo de Galois diferencial correspondiente a cada ecuaci´n est´ dado por o a Gal(∗) e = {1}. ·).6 (Grupo de Galois diferencial). C) denotando el grupo lineal de matrices cuadradas no singulares de tama˜o 2 × 2 con elementos complejos. y2 son linealmente independientes sobre C y toda soluci´n o es una combinaci´n lineal de y1 y y2 .2. el menor cuerpo o diferencial que contiene a C(x) y a {y1 . Sea K = C(x) y1 . o Ejemplo 1. exste un conjunto de polinomios {Pi (x11 . C) que solo depende de la elecci´n de y1 . o Esto significa que y1 .

C). x11 x21 x12 x22 ∈ SL(2. el cual contiene la identidad ´ y es un subgrupo normal de G de ´ ındice finito. es el subgrupo algebraico m´s peque˜o de G que contiene la a n identidad. C). [Lie–Kolchin] Las siguientes afirmaciones son equivalentes: 1. es un grupo algebraico de matrices. Un primer ejemplo es el grupo especial lineal SL(2.La teor´ de Morales–Ramis y el algoritmo de Kovacic ıa 29 En tal caso G es una variedad algebraica provista de una estructura de grupo. Es decir.8. y2 que es el resultado deseado. o lo cual indica que y1 = ry1 . o . entonces G es conexo. Uno de los resultados fundamentales de la teor´ de Picard–Vessiot es el ıa siguiente teorema: Proposici´n 1. La imagen por ϕ de Gal(K C(x)). De aqu´ se deduce que si G = G0 . C) ⇔ x11 x22 − x21 x12 − 1 = 0.10. a Demostraci´n. Esto indica que G0 . C). derivando W se tiene W = y1 y2 + y1 y2 − y1 y2 − y1 y2 = ry2 y1 − ry1 y2 = 0. Es de notar que un grupo algebraico G tiene un unico subgrupo conexo G0 . y2 un sistema fundamental de soluciones de la EDLR. ı Teorema 1. El wronskiano est´ dado por a W = Ahora. la o imagen de Gal(K C(x)) est´ en SL(2. Esto indica que W ∈ C y de esta manera σW = por lo tanto a b =1 c d y as´ se concluye que ı a c b d ∈ SL(2. componente identidad de G. a b W = W. Sean y1 . y2 = ry2 . o ϕ (Gal(K C(x))) ⊂ GL(2. ϕ (Gal(K C(x))) ⊂ SL(2. Para la EDLR.9. pues. Toda soluci´n de la EDLR es liouvilliana. C). Proposici´n 1. Se enuncia ahora el teorema de Lie–Kolchin. C). En adelante se entiende que todo grupo mencionado es un grupo algebraico de matrices. c d y1 y1 y2 = y1 y2 − y1 y2 .

Entonces exclusivamente uno de los siguientes cuatro casos puede ocurrir: 1. c 0 d c−1 : c. En este caso. 3. G es finito y los casos 1 y 2 no se dan. En este caso. Sea y1 . 4. El grupo octaedro. El grupo tetraedro. Los siguiente teoremas muestran la relaci´n entre los cuatro casos en subo grupos algebraicos. hay tres grupos en el caso 3: 1. Ahora.12.11. .y2 C(x). C). G = SL(2. y2 ) = f (y1 . Subgrupos algebraicos de SL(2. y2 un sistema fundamental de soluciones de la EDLR o en K. c = 0 y el caso 1 no se da. Acosta Humanez 2. es decir. Se observa que θ = f (y1 . G0 es soluble. y2 ). estableci´ndose una correspondencia biun´ e ıvoca entre estos. c ∈ C. 2. y2 ) = cf (y1 .y2 )) ∈ f (y1 . σf (y1 . G y G tienen la misma estructura algebraica. σf (y1 . Este grupo es de orden 24 y est´ generado por a e kπi 3 0 e − kπi 3 0 kπi 4 . Se dice que un grupo G es el conjugado de un grupo G si existe una matriz J tal que GJ = JG . −1 2.3. d ∈ C. G es el conjugado de un subgrupo de c 0 0 c−1 : c ∈ C. excepto por conjugaci´n. Sea G un subgrupo algebraico de SL(2. G es triangularizable. existe una cadena de subgrupos normales e = G0 G1 . x2 ) un polinomio homogeneo con coeficientes en C(x). Este grupo es de orden 48 y est´ generado por a e 0 e − kπi 4 0 . Gn = G0 tal que el cociente Gi /Gj es abeliano para todo n ≥ i ≥ j ≥ 0. De acuerdo con el teorema 1.30 ´ Primitivo B. y2 ) ∈ C(x). Sea f (x1 . f (y1 . existe una base en C2 tal que G0 ⊆ 1. C). kπi 1 kπi e 4 e 2 +1 2 1 1 1 . C) y semi-invariantes.12. Definici´n 1. los cuatro casos de semi-invariantes y los cuatro casos en el algoritmo de Kovacic. Diremos que f es un invariante si para todo σ ∈ Gal(K C(x)). . −1 . o Teorema 1. 3. y2 ). Teorema 1.13. G0 es triangularizable. c = 0 ∪ 0 −c−1 c 0 : c ∈ C. f es semi-invariante si para todo σ ∈ Gal(K C(x)). c = 0 . es decir. kπi 1 2e 3 − 1 3 1 2 1 .

Este grupo es de orden 120 y est´ generado por a e kπi 5 0 0 kπi e− 5 . µ ∈ C C∗ ∝ C. Es decir. 2 Demostraci´n. y1 es un semi-invariante. 11 6 6 11 4. Sea y1 . Los casos abelianos de la componente conexa de la identidad son los siguientes Grupo trivial G0 = e = Grupo diagonal o multiplicativo G0 = Grupo aditivo G = G0 = 1 0 λ 0 µ 1 : 1 0 0 1 0 λ−1 : . Se proceder´ tal como en el enunciado del teorema.La teor´ de Morales–Ramis y el algoritmo de Kovacic ıa 31 3. El grupo tetraedro: y1 + 8y1 y2 es un invariante.1. Para los dem´s casos es abeliana a excepto para el grupo dado por G = G0 = λ 0 µ λ−1 : λ ∈ C∗ . El grupo octaedro: 5 5 y1 y2 − y1 y2 es un invariante. Entonces. G= c d 0 c−1 y1 y2 c 0 : c. el grupo Gal(K C(x)) se escribe en una de las formas can´nicas del teorema 1. 5. La componente conexa de la identidad G0 de los casos del teorema 1. c ∈ C. El grupo icosaedro: y1 y2 − 11y1 y2 − y1 y2 es un invariante. φ ψ ψ . o σy1 = cy2 y σy2 = −c−1 y1 . y2 }. 2. es decir. µ∈C Teorema 1. Adem´s.14. o uno de los siguientes casos puede ocurrir: 1. σy1 = cy1 y σy2 = c−1 y2 . λ ∈ C∗ C. d ∈ C. Por el teorema 1. −φ siendo φ y psi definidas como 2kπi kπi 2kπi kπi 1 3kπi 1 3kπi φ= e 5 − e 5 + 4e 5 − 2 . y2 un sistema fundamental de soluciones de la EDLR. G es triangularizable. 3 3 4 3. para σ ∈ Gal(K C(x)). c = 0 . de tal manera que se tiene σ = d c−1 y1 .12. C∗ . de tal manera que en la base {y1 . El grupo icosaedro. o a 1. y1 y2 a 2 es un semi-invariante y (y1 y2 ) es un invariante. 0 .12. σy1 = cy1 . ψ = e 5 + 3e 5 − 2e 5 + 1 5 5 donde en los casos anteriores 0 ≤ k ≤ 5. No hay semi-invariantes no triviales. Nota 1.12 es resoluble excepto para el caso 4.

Sin embargo. es posible que solo de una soluci´n. c = 0 ∪ 0 −c−1 c 0 : c ∈ C. este caso requiere de la b´squeda o u de funciones racionales que sean soluciones de la Ecuaci´n de Riccatti. de tal manera que σ o tambi´n e σ y1 y2 = 0 −c−1 c 0 y1 . es decir. 2. este cambio es cl´sico para transformar la a EDLR en una ecuaci´n de Riccatti. G es el conjugado de un subgrupo de c 0 0 c−1 : c ∈ C. Los tres primeros casos determinan la solubilidad en t´rminos liouvile lianos de la EDLR. o σy1 = cy2 y 2 σy2 = −c−1 y1 . por lo tanto y1 es un semi-invariante. Por el teorema 1. C) y por tanto la EDLR no tiene soluciones liouvillianas. e e En el caso 1. 16] (v´anse tambi´n [2. El algoritmo de Kovacic se basa en los invariantes y semiinvariantes del teorema anterior. Acosta Humanez es decir. 7]). Por tanto. Para o lograr esto ultimo se usan las series de Laurent (fracciones parciales) teniendo ´ en cuenta que √ √ θ = r − θ2 = r−θ r+θ . c = 0 . Los casos 3 y 4 se consideran de la misma forma. se observa que y1 es un semi-invariante mientras que θ = y1 1 es un invariante. De acuerdo a los teoremas anteriores. lo cual indica que el grupo de Galois de la EDLR es exactamente SL(2. la cual llamaremos o y .32 ´ Primitivo B. En [12]. no necesariamente proporciona las dos soluciones de la EDLR. σy1 = cy1 . 2. existen cuatro casos para el algoritmo de Kovacic. y2 y1 y2 = c 0 0 c−1 y1 . se hace una modificaci´n al algoritmo y se aplica para resolver cierto o tipo de funciones especiales. Si el algoritmo de Kovacic cae en cualquiera de los tres primeros casos. mientras que en el cuarto caso el algoritmo no funciona. θ ∈ C(x). El algoritmo de Kovacic En 1986 Jerald Kovacic ([15]) presenta un algoritmo para resolver ecuaciones diferenciales lineales de segundo orden con coeficientes funciones racionales sobre los complejos. y2 de lo cual se concluye que σy1 = cy1 y σy2 = c−1 y2 . la versi´n del algoritmo que aqu´ se o ı presenta es la correspondiente a [15.12. por lo tanto y1 y2 es un semi-invariante y (y1 y2 ) es un invariante.

Obviamente la segunda soluci´n. donde P y o e ω se construyen con los pasos del algoritmo. ◦ (rc ) ∈ {1. y1 La idea del algoritmo es ver que la EDLR caiga en el caso 1. Buscar para cada polo c ∈ Γ y para ∞ la situaci´n correspondiente o a cada una de las que siguen: (c1 ) Si ◦ (rc ) = 1. si en este caso existe una soluci´n para la EDLR. Por tal raz´n. entonces √ √ 1 ± 1 + 4b ± r c = 0. se requiere que exista al menos un polo c ∈ Γ tal que ◦ (rc ) ∈ {2n + 1 : n ∈ Z+ } ∪ {2}. entonces ◦ (r∞ ) = t grad(t) − grad(s). se entender´ el orden de infinito coa mo un cero de r. ´sta es de la forma y = P e ω . entonces obligatoriamente cae en el caso 4. si p ∈ Γ. forman parte esencial en el desarrollo del algoritmo para este caso y son funciones racionales. Ahora. 2} . como ya se mencion´. entonces √ ± r c = 0. Se denotar´ por ◦ (rc ) el a orden del polo c ∈ Γ . Por el orden de r en infinito. t ∈ C[x]. se busca que caiga en el caso 2.La teor´ de Morales–Ramis y el algoritmo de Kovacic ıa 33 y1 . (c2 ) Si ◦ (rc ) = 2. y ◦ (r∞ ) ∈ {n ≥ 2. 2 o 3. Para aplicar el caso 3. − + − + o Adicionalmente se definen αc . El caso 4 se da cuando no se dan los casos 1. Esto indica que si r = s . de acuerdo a la situaci´n presentada. Γ = a {c ∈ C : t(c) = 0}. Caso 1. s. es necesario que para todo polo c ∈ Γ . Para aplicar el caso 2. la serie de Laurent de o o √ √ √ r en cada polo c. α∞ ∈ C. de tal forma que Γ = Γ ∪ {∞}. [ r]∞ . indicando que la EDLR no tiene soluciones liouvillianas. Este caso. ´sta es de la forma y = e ω . y en el infinito. Paso 1. αc = 1. 2 o 3. Si definitivamente la EDLR no cae en los casos 1 . n ∈ Z}. αc . −}. la probabilidad de que ´sta sea soluble e por cuadraturas es muy peque˜a. Se puede afirmar que al escoger aleatoriamente una EDLR. αc = . Para hacer m´s divulgativo este art´ a ıculo se utilizar´n fracciones parciales y cuadrados a de polinomios en lugar de series de Laurent. 2 . r = · · · + b(x − c)−2 + · · · . Se denotar´ por Γ al conjunto finito de polos de r. corresponde a la solubilidad por o cuadraturas de la ecuaci´n de Riccatti. y2 . donde ω se construye con o e los pasos del algoritmo. puede ser encontrada como o y2 = y1 dx 2. aunque en esencia es lo mismo. Para aplicar el caso 1 del algoritmo se requiere que todo polo de r (en caso de existir) sea de orden par o de orden 1. se obtienen mediante el algoritmo de Kovacic. caso 3. α∞ . Los pocos casos en donde se dan este tipo de n soluciones. Si al aplicar el caso 2 o el caso 3 existe una soluci´n para la EDLR. ◦ (r∞ ) . si no es as´ ı. mientras que obligatoriamente ◦ (r∞ ) ∈ {2n : n ∈ Z− } ∪ {n ≥ 2 : n ∈ Z}. entonces ε (p) ∈ {+. si tampoco es as´ se busca que caiga en el ı. [ r]c .

− α∞ = 1 (∞2 ) Si ◦ (r∞ ) = 2. entonces para cada d ∈ D se construye ω ∈ C(x) tal que √ √ ε(c) ω = ε (∞) r ∞ + ε (c) r c + αc (x − c)−1 . SL(2. entonces √ √ 1 ± 1 + 4b ± r ∞ = 0. + d (x − c) −2 . 2 √ Paso 2. + α∞ = 0.. o 2. para cada d ∈ D. 3. + d y α∞ = 1 ± a − v .. Encontrar D = ∅ definido como D= ε(∞) d ∈ Z+ : d = α∞ − c∈Γ ε(c) αc . Buscar un polinomio m´nico P de grado d. entonces el caso 1 del algoritmo de Kovacic no se tiene y debe pasarse inmediatamente al caso 2.. C∗ ∝ C si el algoritmo s´lo provee una soluci´n. α∞ = 2 (∞3 ) Si ◦ (r∞ ) = −2v ≤ 0. C) si el algoritmo no provee ninguna soluci´n. 1 2 b ± +v . r = · · · + b(x)2 + · · · . c∈Γ Paso 3... + d) + b(x)v−1 + · · · .. Si P no existe.34 ´ Primitivo B. a = a (x − c) −v + . . si #D > 0. ∀ (ε (p))p∈Γ 2 . C∗ si el algoritmo provee las dos soluciones.1. Si a una EDLR s´lo se le puede aplicar el caso 1 del algoritmo de Kovacic entonces su grupo de Galois es conexo y est´ dado por: a 1. Si D = ∅. r = (axv + . entonces b ± [ r]∞ = axv + . o Nota 2. que no sea una exteno o si´n cuadr´tica de su derivada logar´ o a ıtmica.. Ahora. si P existe. entonces una soluci´n o de la EDLR est´ dada por a y = P e ω.. r = (a (x − c) entonces √ r c −v + . Ahora. + d (x − c) −2 2 ) + b(x − c)−(v+1) + · · · . ± αc = (∞1 ) Si ◦ (r∞ ) > 2. tal o que P + 2ωP + (ω + ω 2 − r)P = 0. Acosta Humanez (c3 ) Si ◦ (rc ) = 2v ≥ 4. donde ω se construye en el paso 2 mediante d ∈ D. entonces √ r ∞ = 0. entonces el caso 1 del algoritmo de Kovacic no se tiene y debe intentarse inmediatamente el caso 2.

as´ que cae en el caso 1. o β= −α 2 . [Cauchy-Euler] La ecuaci´n diferencial o α β z + 2 z = 0. 4 se tiene un polo de orden 2 en x = 0 y en x = ∞. x x donde α y β son constantes. P = 1 y claramente una soluci´n liouvilliana de la EDLR est´ dada por y = egx . se presentan o los siguientes ejemplos que ser´n utilizados posteriormente para verificar la a integrabilidad o demostrar la no integrabilidad de un sistema hamiltoniano. z2 = x −α+2 2 . A continuaci´n.2. La cual es inmediatamente integrable por cuadraturas y sus soluciones liouvillianas est´n dadas por y1 = 1. [Coeficientes constantes] Este es el ejemplo trivial puesto que z + (λ1 + λ2 )z + λ1 λ2 z = 0 se transforma en la EDLR y= (λ1 + λ2 )2 − λ1 λ2 y. α2 − 2α . ·). Ejemplos del Caso 1.La teor´ de Morales–Ramis y el algoritmo de Kovacic ıa 35 Solo se dar´n ejemplos completos para el caso 1 y para el caso 4 puesto estamos a interesados en que la componente conexa de la identidad no sea abeliana. En este caso. 4 Esta ecuaci´n no tiene polos. Ejemplo 2. Esto indica que la soluci´n o de la ecuaci´n de Euler puede caer en cualquiera de los tres primeros casos. 4x2 z + Trivialmente se tiene que para β= α2 − 2α . . el grupo de Galois de la EDLR es isomorfo (C∗ . donde g depende o a de λ1 y λ2 . La ecuaci´n de Euler se transo o forma en la EDLR α2 − 2α − 4β y = y. 4 la EDLR queda reducida a y = 0. a As´ que el grupo de Galois de la EDLR es la identidad y las soluciones de la ı ecuaci´n de Euler est´n dadas por o a z1 = x En el otro caso.1. Esto indica que D = {0} = ∅. de lo cual ı se concluye que α± = 0. y2 = x. El orden del coeficiente o ı de y en el infinito es 0. as´ que cae en (∞3 ) y por lo tanto b = v = 0. a manera ilustrativa. Ejemplo 2. se conoce como la ecuaci´n equidimensional de o Cauchy-Euler o simplemente ecuaci´n de Euler.

Claramente se observa que el grupo de Galois de la EDLR es el grupo identidad. de lo cual se tiene que para m > 0. Dada la EDLR y = ry. α0 = . Acosta Humanez siendo siempre integrable para valores arbitrarios de α y β. x2 + − + − por lo tanto α∞ = 1. Tomando d = m + 1 y aplicando el paso 3 se obtiene la soluci´n o y = P e ω = xm+1 . D = {−m. v = 2 y esto implica que √ 1 1 ± r 0 = 2 . Ejemplo 2. −m − 1}.36 ´ Primitivo B. t 4 adem´s se tiene que a ◦ (r0 ) = 4 = 2v.3. b = 2. mientras que para m < 0. 4 m ∈ Z. D = {m. t = 4x4 . α2 − 2α − 4β = 0. ∞} . x 2 luego se tiene que 3 7 + − α0 = − . α0 = ( 5 + 2) . La otra soluci´n est´ dada por o a y = x−m . ∞3 ). donde 4x6 − 8x5 + 12x4 + 4x3 + 7x2 − 20x + 4 . Un caso particular que corresponde al caso 1 est´ dado por a m(m + 1) = La EDLR queda m(m + 1) y. ◦ (r∞ ) = deg t − deg s = −2 = −2v. 2 2 Por (∞3 ) se tiene que a = 1. v = 1. α∞ = (±2 − 1) . v = 2. por lo tanto se tiene que s 7 r = = x2 − 2x + 3 + x−1 + x−2 − 5x−3 + x−4 . Por (c3 ) se tiene que a = 1. Los posibles elementos del conjunto D est´n dados por: a y = − + α∞ − α0 = m + 1 + + α∞ − α0 = −m − − α∞ − α0 = m + − α∞ − α0 = −m. α0 = −m. 4x4 Se establecen s y t tales que r= s = 4x6 − 8x5 + 12x4 + 4x3 + 7x2 − 20x + 4. m + 1}. v = 1 y esto implica que √ 1 ± r ∞ = x − 1. b = −5. Γ = {0. α∞ = 0. Es claro que esta EDLR cae dentro del caso 1 (c3 . α0 = m + 1. 2 .

α∞ = − . luego P = x2 − 1 y por lo tanto una soluci´n o de la EDLR es y1 = P e ω = x2 − x2 e 1 3 x2 2 1 −x− x . 4x2 x x 6 4 − . x2 x el unico candidato a polinomio m´nico de grado cero es P = 1. 2 2 Por el paso 2 se tiene que D = {0. por lo tanto P + 2ωP + M P = 0 indica que M = ω + ω2 − r = −2bx + (2b − 4c − 4) + 4 − 3b + 4c 2b + 2 = 0. luego d = 0 se descarta para encontrar una soluci´n de ıa o la EDLR. 2x2 x ω 2 = x2 − 2x − 2 + por tanto se tiene 5 1 3 1 + − 3 + 4. entonces el grupo de Galois de la EDLR es G = G0 C∗ ∝ C. el cual no es un grupo conmutativo. b = 0 y c = −1. x 4x2 x x 4 − 4. que no es extensi´n cuadr´tica de su o o o a derivada logar´ ıtmica. 2x2 x ω 2 = x2 − 2x + 4 − 5x−1 + Ahora bien. x x de esta forma. Para d = 2 se tiene que ω =x−1− 3 q + 2x x2 ω =1+ 3 2 − 3.La teor´ de Morales–Ramis y el algoritmo de Kovacic ıa 37 y por lo tanto 1 3 − . La segunda soluci´n de la EDLR es o y2 = y1 1 3 x2 1 1 2 2 e 2 −x− x 2 = x −x y1 dx x − 2x + x3 ex 3 4 2 −2x− 2 x . el polinomio m´nico de grado dos es de la forma P = x2 +bx+c. Como el algoritmo solo di´ una soluci´n. . x Ahora. 2x x2 ω = −1 + 3 2 − 3. P = 2. as´ que o ı P = 2x. as´ que ´ o ı M = ω + ω2 − r = P + 2ωP + M P = 0 indicar´ que M = 0. para 17 3 1 − 3 + 4. 2}. Para d = 0 se tiene que + α∞ = ω = −x + 1 − 3 1 + .

r = · · · + b(x)2 + · · · . La segunda soluci´n de la EDLR es o y2 = xe 2 x dx . entonces Ec = {v} Para ∞ se define E∞ ⊂ Z como sigue: (∞1 ) Si ◦ (r∞ ) > 2. entonces √ E∞ = 2 + k 1 + 4b : k = 0. (∞3 ) Si ◦ (r∞ ) = v < 2.4.38 ´ Primitivo B. r = + = . x 2 ω =− 1 . (c3 ) Si ◦ (rc ) = v > 2. ◦r∞ = 0 que corresponde a (c1 . el cual no es un grupo conmutativo. Buscar Ec = ∅ y E∞ = ∅. 4} (∞2 ) Si ◦ (r∞ ) = 2. entonces √ Ec = 2 + k 1 + 4b : k = 0. ±2 . o ω= por tanto se tiene 1 1 + . 2 + + Ahora bien. el grupo de Galois de la EDLR es o o G = G0 C∗ ∝ C. al descartar el caso 1. entonces E∞ = {v} . 4 x 4x Por lo tanto ◦r0 = 1. Acosta Humanez Ejemplo 2. r ∞ = . 2 x x 4 M = ω + ω 2 − r = 0. Tal como se mencion´ anteriormente. Caso 2. x2 ex Como el algoritmo solo di´ una soluci´n. 2. ±2 . entonces E∞ = {0. debe o buscarse que r tenga al menos un polo de orden 2 o de orden impar mayor que la unidad (1). α∞ = −α∞ = 1. el unico elemento de D est´ dado por d = α∞ − α0 = 0. Para cada c ∈ Γ se define Ec ⊂ Z como sigue: (c1 ) Si ◦ (rc ) = 1. ∞3 ). as´ que ı √ √ 1 + − + − r 0 = 0. entonces Ec = {4} (c2 ) Si ◦ (rc ) = 2. as´ que ´ a ı el polinomio m´nico es P = 1. El polinomio P = 1 satisface P + 2ωP + M P = 0 y por lo tanto una soluci´n o de la EDLR es x y1 = xe 2 . La ecuaci´n diferencial xy − xy − y = 0 se transforma en la o EDLR 1 1 x+4 y = ry. x2 ω2 = 1 1 1 + + . α0 = α0 = 1. r = · · · + b(x − c)−2 + · · · . Paso 1.

luego 1 3 1 2 3 2 3 θ + 3θθ + θ3 − 4rθ − 2r = 3 − 3 + 3 − 2 + 3 + 2 − 3 = 0. P = P = o a P = 0. Ahora. Buscar un polinomio m´nico P de grado d.5. 2 2 entonces una soluci´n de la EDLR est´ dada por o a y=e ω . si P existe. luego b=− 3 . Ahora bien. se establece P φ=θ+ P y se busca ω tal que 1 1 ω 2 − φω + φ + φ2 − r = 0. x 4x 8x x 8x x 4x . / 2 2 2 2 y de esta forma D = {0}. Ahora bien. por tal raz´n esta EDLR no cae en el caso o 1. entonces el caso 2 del algoritmo de Kovacic no se tiene y debe pasarse inmediatamente al caso 3. E = {1}. Si P no existe. tal o que P + 3θP + (3θ + 3θ2 − 4r)P + θ + 3θθ + θ3 − 4rθ − 2r P = 0. 2 x 16x 16x2 Se observa que ◦r0 = 2 y ◦r∞ = 1. p ∈ Γ . por el paso 1 del caso 2 se tiene que esta EDLR cae en (c2 . 2 x−c c∈Γ Paso 3. El unico candidato a polinomio m´nico de grado 0 ´ o 1 es P = 1 y la funci´n racional θ est´ dada por θ = 2x . ∀ep ∈ Ep . Si D = ∅. Dada la ecuaci´n diferencial 1 3 16x − 3 y = ry. donde ω es soluci´n del polinomio anterior. Encontrar D = ∅ definido como D= d ∈ Z+ : d= 1 2 e∞ − c∈Γ ec . Ahora. entonces para cada d ∈ D se construye una funci´n racional θ definida como o ec 1 θ= . por lo tanto los candidatos a elementos del conjunto D son 1 1 1 1 (1 − 1) = 0 ∈ Z+ . 16 E0 = 2+k 1−4 3 16 = {1. ∞3 ). entonces el caso 2 del algoritmo de Kovacic no se tiene y debe intentarse inmediatamente el caso 3. o o Ejemplo 2. 2. (1 − 2) = − ∈ Z+ . para cada d ∈ D.La teor´ de Morales–Ramis y el algoritmo de Kovacic ıa 39 Paso 2. / (1 − 3) = −1 ∈ Z+ . r = − = . v = 1. 3}. si #D > 0.

r = · · · + b(x)2 + · · · . Esto depende o de r tal como sigue r= 2φ + 2φ − φ2 . ±1. ±1. la componente conexa de la identidad del grupo de Galois de la EDLR es el grupo multiplicativo. Este es el caso m´s complicado debido a que se requieren a muchos c´lculos. r = · · · + b(x − c)−2 + · · · . El paso siguiente es ı buscar φ tal que P 1 φ=θ+ = . Para ∞ se define E∞ ⊂ Z como sigue: (∞) Si ◦ (r∞ ) = v ≥ 2. ∀ep ∈ Ep . Acosta Humanez As´ que que efectivamente P = 1 es el polinomio buscado. ±5. al descartar el caso 2. 6. 2 2 2x 16x2 x las soluciones de ω est´n dadas por a 1 1 ±√ . ±2. Encontrar D = ∅ definido por D= d ∈ Z+ : d= n 12 e∞ − c∈Γ n ∈ {4. El caso 2 puede aportar dos soluciones o una soluci´n.2. ±6 . entonces 12k √ E∞ = 6 + 1 + 4b : k = 0. ec . 2 4x x Por tanto. Finalmente. y2 = e 1 1 √ 4x − x = x 4 e−2 1 √ x . ±4. el cual es un grupo abeliano. hay dos soluciones para la EDLR dadas por ω= = y1 = e 1 1 √ 4x + x 1 2 ± 1 4x2 − 1 4x2 + 4 x = x 4 e2 1 √ x . 12}. Tal como se mencion´ anteriormente. ±5. entonces √ Ec = 6 + k 1 + 4b : k = 0. a Paso 1. .40 ´ Primitivo B. o o 4 2φ + 2φ − φ2 . debe o buscarse que todo polo de r tenga a lo mas orden 2 y el orden de r en ∞ debe ser al menos 2. Nota 2. P 2x luego se busca ω que satisfaga la siguiente ecuaci´n cuadr´tica o a 1 1 1 1 1 ω 2 − φω + φ + φ2 − r = ω 2 − ω+ − = 0. existen dos soluciones. ±6 . ±2. s´lo existe una soluci´n. r= 4 Caso 3. ±3. ±4. Buscar Ec = ∅ y E∞ = ∅. p ∈ Γ . ±3. entonces Ec = {12} (c2 ) Si ◦ (rc ) = 2. Para cada c ∈ Γ se define Ec ⊂ Z como sigue: (c1 ) Si ◦ (rc ) = 1. n Paso 2.

. Si se logra o determinar ω con n = 4.. Si P no existe.. se construye una funci´n racional o n ec θ= 12 x−c c∈Γ y un polinomio S definido como S= c∈Γ (x − c). el cual es de grado n. r = − 5x2 + 27 2 11 2 11 =− + − − . 2 − 1)2 2 2 36(x 9(x − 1) 72(x − 1) 9(x + 1) 72(x + 1) La expansi´n en series de Laurent para r alrededor de x = ∞ est´ dada por o a 5 + .. Pn = −P. o Gracias a estas dos erratas.6. luego n = 6 y n = 12. − + . n − 1. Este ejemplo es una correcci´n del presentado por J. entonces el caso 3 del algoritmo de Kovacic no se tiene y debe pasarse inmediatamente el caso 4. 1 . J. donde ω es soluci´n del polinomio anterior. En el ejemplo 2 de la p´gina 25. Pi−1 = −SPi − ((n − i) S − Sθ) Pi − (n − i) (i + 1) S 2 rPi+1 . r=− 36x2 . Paso 3. . o Ejemplo 2. tal o que sus coeficientes est´n determinados por la recurrencia e P−1 = 0. Ahora. 2 2 36(x − 1) 9(x − 1) 9(x + 1)2 y luego aplica el algoritmo sobre esta ecuaci´n. donde i ∈ {0. Buscar un polinomio m´nico P de grado d. . ıcil La correcta EDLR est´ dada por a y = ry. Kovacic plantea la siguiente EDLR a 5x + 27 2 2 y = ry. si se determina con n = 6 es el grupo octaedro y con n = 12 es el grupo icosaedro.La teor´ de Morales–Ramis y el algoritmo de Kovacic ıa 41 Primero debe utilizarse n = 4 hasta que el algoritmo proporcione la respuesta o falle. (n − i)! i=0 entonces una soluci´n de la EDLR est´ dada por o a y=e ω . r = − =− + . omitiendo dos exponentes. para cada d ∈ D.. n}.. entonces el caso 3 del algoritmo de Kovacic no se tiene y debe pasarse inmediatamente al caso 4. entonces para cada d ∈ D con su respectivo n. se busca ω tal que n SiP ω i = 0. es muy dif´ entender el ejemplo y el caso 3. Kovacic en [15]. entonces el grupo de Galois de la EDLR es el grupo tetraedro. Ahora.. si #D > 0. . Si D = ∅. si P existe.

9 4 2 P0 = −SP1 − (3S − Sθ)P1 − 6S 2 rP2 = − 125x +134x2 −3 . 3 1 e∞ = 10. . e1 = 4. 3 36 El paso siguiente es encontrar P0 . 3 1 e∞ = 10. 8. se intenta el caso 3. As´ pues.42 ´ Primitivo B. tomando la primera ´ familia se tiene n ec 1 4 4 8x θ= = + = . e−1 = 5. . d = (10 − 4 − 6) = 0. Sin embargo. 12 x−c 3 x+1 x−1 3(x2 − 1) c∈Γ y el polinomio S est´ dado por a S= c∈Γ (x − c) = (x − 1)(x + 1) = x2 − 1. e1 = 4. . P1 = −SP2 − (2S − Sθ)P2 − 6S 2 rP3 = 50x3 +14x . Ahora bien. Acosta Humanez Debido a que ◦r−1 = ◦r1 = ◦r∞ = 2. Sθ = P3 = −SP4 + SθP4 = 8 x. 3 las dem´s familias dan valores que no son enteros no negativos. d = (10 − 5 − 5) = 0. se puede observar mediante el paso 1 que no cae en el caso (D = ∅) y mediante el paso 2 que no cae en el caso 2 (P = 1 no satisface la ecuaci´n en θ). e1 = 5. 3 P2 = −SP3 − (S − Sθ)P3 − 4S 2 rP4 = − 15x3 +1 . se tiene o ı que E−1 = E1 = {4. P4 mediante la recurrencia P4 = −P = −1. las unicas familias posibles para que D = ∅ con n = 4 est´n ´ a dadas por 1 e∞ = 8. 10}. S2r = − . d = (10 − 6 − 4) = 0. e−1 = 4. e−1 = 6. . por lo tanto a el unico candidato a polinomio P es P = 1. P−1 = 0. 7. Sω 4 = 3 6 27 1296 . as´ se tiene ı 8x 5x2 + 27 . e−1 = 4. P1 . 3 1 e∞ = 10. esta ecuaci´n podr´ caer en cualquiera o ıa de los cuatro casos. E∞ = {2. 8}. 6. 5. 6. d = (8 − 4 − 4) = 0. Por el paso 2. e1 = 6. Por el paso 1. 4. 54 Sea ω la soluci´n de la ecuaci´n o o 2 125x4 + 134x2 − 3 8x 3 15x + 1 2 25x3 + 7x Sω − Sω + Sω − .

Ahora.4. 6 o 12. entonces el algoritmo de Kovacic no puede determinar las soluciones de la EDLR. si una EDLR no es soluble por cuadraturas.3. ∞1 ). por (∞1 ) se tiene que α∞ = 0 y α∞ = 1. ◦ (r0 ) = ◦ (r1 ) = 2. utilizando el algoritmo de Kovacic.0 = 0 y α1. Caso 4. Ejemplo 2. 2 (x − 1)2 2 2 16x 16(x − 1) 8(x − 1) 16x 8x Por el paso 1 se tiene que Γ = {0. ∞}. Al aplicar el teorema 1. donde ω satisface la anterior ecuaci´n o Nota 2. basta observar el conjunto D que determina el grado de un polinomio. Para solventar esto (si se puede) se algebriza la ecuaci´n o diferencial (v´ase al respecto el cap´ e ıtulo 2 en [4]). t y ◦ (r∞ ) = deg t − deg s = 3.0 ∈ R. [No integrabilidad inmediata de la EDLR] A simple vista se puede determinar. t = 16x2 (x−1)2 . Los siguientes casos son no integrables. Si r es un polinomio de grado impar.7. Es decir. por lo tanto se tiene 67 31 5 31 que r = s = − 16(x−1)2 + 8(x−1) + 16x2 − 8x . ◦(r∞ ) = 3. mientras que para x = 0.la ecuaci´n anterior se transforma en la EDLR o r= 5 − 72x 67 31 5 31 =− + + − . . Γ = {0. Es claro que esta EDLR cae dentro del caso 1. b = 16 y esto implica √ ± que [ r]1. Si no se obtienen soluciones liouvillianas por cualquiera de los casos anteriores. C). el grupo de Galois de la EDLR es exactamente SL(2. Esta situaci´n se ilustra o mediante el siguiente ejemplo. puesto que al final se deben a resolver ecuaciones polin´micas de grado 4. ◦(r0 ) = ◦(r1 ) = 2. o ω . − + (c2 .La teor´ de Morales–Ramis y el algoritmo de Kovacic ıa 43 La soluci´n de la EDLR ser´ e o a polin´mica de grado 4. b = 16 . por (c2 ) se tiene que −67 5 para el polo x = 1. El tercer caso es el m´s complicado. Primero se analiza el caso 1: s = 5−72x. dx2 1/2 1/2 − x x−1 dξ +4 dx 1 1 1 − + (x − 1)2 x−1 x ξ = 0. Nota 2. En algunos casos. Dada la ecuaci´n diferencial o 8 d2 ξ sin τ dξ − + ξ = 0. De la misma se hace para los / otros 2 casos y se concluye que D = ∅ y por lo tanto la EDLR cae en el caso 4. por lo tanto D = ∅. Esto indica que la EDLR puede caer en cualquiera de los tres primeros casos (c2 . ∞}. As´ obtenemos d2 ξ + dx2 d2 η = rη.3. indicando que no tiene soluciones liouvillianas. 1. la ecuaci´n diferencial tiene coeficientes que no son funo ciones racionales. Estos c´lculos son muy o a grandes y se requiere la ayuda del computador. ∞1 ). dτ 2 1 − cos τ dτ 1 − cos τ Para poder aplicar el algoritmo de Kovacic hacemos la transformaci´n x = o cos τ ı 2 + 1. 1.

En adelante. Integrabilidad de sistemas hamiltonianos En esta secci´n. La energ´ se expresa en funci´n de e ıa ıa o posiciones (qi ) y momentos (pi ). (x − ci ) Q(x) ai ∈ C. teorema de Liouville y que fue formulado geom´tricaıa e mente por V. 2α n ∈ Z. Liouville en 1840 enunci´ el teorema que hoy a e o en d´ lleva su nombre. Arnold. 4x2 es integrable si y solo si n ∈ Z + 1 . De esta forma. la energ´ (H) de un sistema est´ dado por la suma de la energ´ a ıa a ıa cin´tica (T ) y la energ´ potencial (V ). El matem´tico franc´s J. raz´n por la cual tambi´n se conoce como el teorema de o e Liouville–Arnold. las masas ser´n normalizadas a la ıa a unidad y solo se considerar´n sistemas conservativos en donde el potencial solo a dependa de las posiciones. las ecuaciones diferenciales (ax + d) + b . deg Q − deg P > 2. / a En particular. 2 Ψ = (x2 + λ)Ψ. n ≥ 2. ci = cj . . se presenta un breve resumen de o o lo que es un sistema hamiltoniano.44 ´ Primitivo B. Si r es un polinomio de segundo grado escrito como ±b ∈ 2Z + 1. Se inicia recordando que en la mec´nica a cl´sica. Acosta Humanez si r es de la forma n i=1 P (x) ai = . entonces la energ´ (H) depende del tiempo. La ecuaci´n de Bessel (EDLR) o y = 4n2 − 1 − 1 y. mi en donde la energ´ potencial (o simplemente el potencial) depende de las posiıa ciones y los momentos. y = 1 2 1 x − −n y 4 2 son integrables si y solo si λ ∈ 2Z + 1. 2 3. la expresi´n de la energ´ queda dada por o ıa H = T + V. 1 ∈ Z. acorde a la introducci´n. y = (α2 x2 − α − 1)y. entonces H es una constante ıa de movimiento (integral primera). Si la energ´ se conserva. 1 T = 2 n i=1 p2 i . en lugar de posiciones y velocidades. Si el sistema es disipativo.

. a o El teorema de Liouville–Arnold [1]. traduce el problema de la integrabilidad de un sistema hamiltoniano de n grados de libertad a la existencia de n constantes del movimiento independientes y en involuci´n. se dice que f y g est´n en involuci´n. Sean f. Sea H : U ⊂ K2n → K. En dos grados de libertad.2. . Si (q. p) ∈ U . . qn ). . g} = − . En adelante denotaremos por XH al campo vectorial hamiltoniano asociado a las ecuaciones del movimiento (3. XH =  ∂H − ∂qi Definici´n 3. p1 . que la condici´n de involutividad de las fi implica que o estas son funcionalmente independientes. p2 ) = (p2 + p2 ) − q2 q1 − 2q1 . ∂pi pi = − ˙ ∂H ∂qi se conocen como ecuaciones de Hamilton. Se observa. . y en involuci´n. g : U → K. .La teor´ de Morales–Ramis y el algoritmo de Kovacic ıa 45 Definici´n 3.3. as´ que todos los de un grado ıa ı de libertad son integrables. . o Definici´n 3. pn ) entonces qi = ˙ ∂H . y al escribirlas como un sistema de 2n ecuaciones diferenciales se denomina sistema hamiltoniano con n grados de libertad. . p = (p1 . ∂qi ∂pi ∂pi ∂qi i=1 Si {f. 1 2 3 H(q1 .2. el siguiente caso del potencial de Henon-Heiles es integrable. C}. En particular. es decir sus diferenciales son linealmente independientes sobre un abierto denso. Nota 3. q2 . o donde q = (q1 .1. donde K ∈ {R. para un grado de libertad se tiene que la constante de movimiento o integral primera es la energ´ H.1.1). g} = 0. 2 2 1 Como ejemplos de sistemas hamiltonianos de un grado de libertad se tienen los siguientes: Oscilador arm´nico o q2 p2 +k 2 2 ∂pi . Es decir. Un hamiltoniano H de n grados de libertad se dice compleo tamente integrable si existen n constantes del movimiento (integrales primeras de XH ). el par´ntesis de Poisson de f y g se define o e como n ∂f ∂g ∂f ∂g {f. o Nota 3.  ∂H  .

2 es integrable porque las 2n ecuaciones diferenciales son desacopladas puesto que cada hamiltoniano es de un grado de libertad. a e a Un ejemplo de sistema no integrable. Acosta Humanez P´ndulo simple e p2 + k cos q 2 Campo central p2 k + 2 q Nota 3. 0) . 2Hk + 2Vk (qk ) Si el sistema hamiltoniano es de dos grados de libertad y se quiere buscar una soluci´n particular q1 haciendo q2 = p2 = h = 0. Un sistema hamiltoniano de n grados de libertad dado por n H= k=1 Hk . 2 2 1 Teorema 3. la ecuaci´n y = f (y) o puede resolverse como sigue. . t= dy 2h − 2 f (y)dy . Hk = p2 k + Vk (qk ).3. p1 . p2 ) = (p2 + p2 ) − q2 q1 . se procede igual y se obtiene o t= dq1 2V (q1 .4. mediante integrales primeras racionales es el sistema de Henon-Heiles con par´metros nulos. La soluci´n de cada sistema o est´ dada por a dqk t= . tal como se ver´ en los a a ejemplos: 1 2 H(q1 . En el caso de un grado de libertad. q2 . ξ. Para dos o m´s grados de libertad hay que usar t´cnicas m´s avanzadas.46 ´ Primitivo B. Una aplicaci´n de los sistemas hamiltonianos es que permiten resolver ecuao ciones diferenciales. η2 se transforma en la ecuaci´n diferencial o ˙ ˙ b(t) ˙ b(t) ¨ ξ − a(t) + d(t) + ξ + a(t)d(t) − b(t)c(t) − a(t) + a(t) ˙ b(t) b(t) y las componentes conexas son iguales. El sistema de ecuaciones diferenciales η1 ˙ η2 ˙ = a(t) b(t) c(t) d(t) η1 .

Jn es la matriz simpl´ctica. v se transforma en d2 ξ sin τ dξ 8 − + ξ = 0. a Teorema 3. In es la matriz e e id´ntica de tama˜o n × n. en 1982.1. 2 dτ 1 − cos τ dτ 1 − cos τ Durante a˜os se han buscado criterios para determinar la integrabilidad o n no integrabilidad de un sistema hamiltoniano basada en el comportamiento de las soluciones en el dominio complejo. Adem´s.La teor´ de Morales–Ramis y el algoritmo de Kovacic ıa 47 Ejemplo 3. El sistema dado por dz dt dv dt = 0 8 − (1−cos τ )2 1 − cos τ 0 z . M´s tarde. propia de los sistemas hamiltonianos lineales no aut´nomos. Poincar´ dio un criterio de no integrabilidad basado en la o e matriz de monodrom´ (prolongaciones anal´ ıa ıticas) de la EV a lo largo de una curva integral real peri´dica. Este sistema de ecuaciones diferenciales (EVN) es e n una EV de un sistema hamiltoniano lineal. Entonces cualquier otro o . imponiendo la condici´n adicional de que la soluci´n general es una funci´n meromorfa de o o o tiempo complejo. Hist´ricamente. la soluci´n general es univaluada. es posible reducir esta ecuaci´n variacional (es decir. En 1888 S. o Su m´todo est´ basado en el an´lisis de la EV a lo largo de una soluci´n e a a o conocida. Usando la parte lineal de la integral primera dH(z(t)) de la EV. la regla de eliminaci´n o o de un grado de libertad) para obtener la conocida ecuaci´n variacional normal o (EVN). Lyapunov generaliz´ los resultados de Kowalevski y prob´ que o o excepto para algunas soluciones particulares. L. ˙ Como es natural. Kowalevski obtuvo un nuevo caso o de integrabilidad del sistema de cuerpo r´ ıgido con un punto fijo. Jn = 0 −In In 0 donde S(t) es una matriz sim´trica. La ecuaci´n variacional (EV) a lo largo de Υ se escribe o como η = XH (z(t)) η. Ziglin obtiene el siguiente resultado. Nota 3. XH se puede escribir en a funci´n del gradiente de H por medio de la matriz simpl´ctica. S.6. las componentes de z(t) son complejas. o ˙ ξ = Jn−1 S(t)ξ. [Ziglin] Sup´ngase que un sistema hamiltoniano admite n − k o integrales primeras meromorfas sobre Υ y que el grupo de monodrom´ de ıa la EVN contiene una transformaci´n no resonante g. Definici´n 3.5. o e XH = Jn H.4. Consideremos H un hamiltoniano holomorfo definido sobre o U ⊂ C2n y Υ la superficie de Riemann correspondiente a una curva integral z = z(t) (la variedad riemanniana z(t) puede ser un punto de equilibrio) del campo vectorial XH . es decir.

En caso de que la EVN tenga una singularidad irregular en el infinito y G0 no sea abeliana.3). entonces el sistema hamiltoniano es no integrable mediante integrales primeras racionales (v´ase [21]). hallar la EDLR. entonces el campo hamiltoniano inicial XH no es completamente integrable. 2.4). 3. De o a esta forma la soluci´n particular se obtiene como la soluci´n de un sistema o o hamiltoniano de un grado de libertad. durante su estancia postdoctoral en Estrasburgo. Se dice que una transformaci´n lineal g es resonante si existen enteros o r1 . haciendo q2 = p2 = 0 y resolviendo el hamiltoniano de un grado de libertad (Nota 3. n 1 En particular. entonces el sistema hamiltoniano es no integrable mediante integrales primeras meromorfas. G0 del grupo de Galois de la EVN es abeliana. donde λi son los valores propios de g. Nota 4.1 (Morales–Ramis). 4. Juan Morale– Ruiz obtiene conjuntamente con Jean Pierre Ramis el siguiente resultado. rn tales que λr1 . el cual es considerado como la herramienta m´s potente para determinar si un a sistema hamiltoniano es no integrable.48 ´ Primitivo B. λrn = 1. Si la EVN tiene una singularidad regular en el infinito y G0 no es abeliana. e Sistem´ticamente debe aplicarse el teorema de Morales–Ramis a un sistema a hamiltoniano de dos grados de libertad en los siguientes pasos: 1. Teorema 4. Teor´ de Morales–Ramis ıa En 1997. . Si el campo hamiltoniano inicial XH es completamente integrable. . pues la integrabilidad de la EVN no implica la integrabilidad completa del sistema hamiltoniano. Transformar la EVN en una ecuaci´n diferencial de segundo orden (Teoo rema 3. algebrizarla si es el caso y aplicar el algoritmo de Kovacic. Seleccionar una curva integral particular Υ. El teorema de Morales–Ramis es un poderoso criterio de no integrabilidad de un sistema hamiltoniano: si la componente identidad. entonces la componente identidad. se considerar´n sistemas hamiltonianos de 2 grados de libertad a y la soluci´n particular se buscar´ en el plano invariante q2 = p2 = 0. . .1. Derivar el campo hamiltoniano XH y escribir la ecuaci´n variacional o Normal(EVN) (Nota 3. 4. . G0 del grupo de Galois diferencial de la EDLR y ver si es abeliana (Nota 1. Hallar la componente identidad. Acosta Humanez elemento del grupo de monodrom´ de la EVN conserva las direcciones propias ıa de g.4). . En general el rec´ ıproco del teorema de Morales– Ramis no es cierto. G0 del grupo de Galois de la EVN no es abeliana. .1).

El problema del triangulo is´sceles. de manera usual. del cual se sabe que es completamente integrable. dτ (z 2 + r2 (τ )) 2 r(τ ) = Se estudian ahora dos casos del problema de los tres cuerpos de Sitnikov. de tal forma que m = 1.La teor´ de Morales–Ramis y el algoritmo de Kovacic ıa 49 5.1. el periodo de los primarios es 2π o y la constante gravitacional es igual a 1. la normalizaci´n de unidades. mientras el tercer cuerpo infinitesimal se mueve a lo largo del eje OZ perpendicular al plano donde los primarios se mueven. dt2 (z 2 + r2 (t)) 2 siendo r(t) la distancia de una de los primarios al centro de masas O. La transformaci´n es ıa e o dada por la ecuaci´n de Kepler o t = τ − e sin τ. Escogemos como nuevo tiempo la anomal´ exc´ntrica τ . dz = (1 − e cos τ )v. 2 entonces la ecuaci´n anterior se transforma en o dv (1 − e cos τ )z =− 3 . es H(z. pz ) = p2 1 z − 2 + 1) 1 2 2 (z . 5. El Problema de los tres cuerpos de Sitnikov. Consid´rese el caso en que la ´rbita o e o de los primarios es circular y la distancia de cada primario al centro de masas O es 1. Tomamos. dτ dt = (1 − e cos τ )dτ 1 − e cos τ . El hamiltoniano correspondiente a este problema. Ejemplos Como motivaci´n al teorema de Morales–Ramis y al algoritmo de Kovacic o se presentan los siguientes ejemplos. El sistema de Sitnikov es una restricci´n al problema de los tres cuerpos dada por una configuo raci´n muy sim´trica: los primarios con masas iguales m se mueven en elipses o e de excentricidad e en el plano XY alrededor de sus centros de masa O. El hamiltoniano correspondiente al movimiento de la part´ ıcula infinitesimal a lo largo del eje OZ de este problema es H(z. pz ) = p2 1 z − 2 + r 2 (t)) 1 2 2 (z y la ecuaci´n de movimiento est´ dada por o a d2 z z + 3 = 0.

Se observa que 0 1 es una matriz con coeficientes constantes y −1 0 por lo tanto la EDLR tiene coeficientes constantes. Como curva integral particular Υ tomamos la ´rbita de la colisi´n triple o o con e = 1.7 la EDLR no tiene soluciones liouvillianas. dτ 2 1 − cos τ dτ 1 − cos τ Por el ejemplo 2. Por el ejemplo 2. Esta ecuaci´n se transforma en o dz = (1 − cos τ )v. v Este sistema coincide con el del ejemplo 3. 2. dt dv z =− . de lo cual se tiene que el campo hamiltoniano inicial XH correspondiente al problema de los tres cuerpos de Sitnikov con ´rbita de colisi´n triple no es completamente o o en . 2 2 + 1) 3 dt 2 (z entonces la ecuaci´n anterior se transforma en o dz = v. ´ e Orbita de colisi´n triple. 2 Se aplican los pasos del teorema de Morales–Ramis 1.1. z = v = 0. La componente identidad G0 del grupo de Galois de la EDLR no es soluble y por lo tanto no es abeliana. 3. por tanto se transforma d2 ξ sin τ dξ 8 − + ξ = 0. Como curva integral particular Υ se toma z = v = 0. dτ (z 2 + r2 (τ )) 2 r(τ ) = 1 − cos τ . v 3.50 ´ Primitivo B. La ecuaci´n variacional normal EVN a lo largo de Υ est´ dada por o a dz dt dv dt = 0 1 −1 0 z . 2 El hamiltoniano y la ecuaci´n de movimiento del tercer cuerpo correspondio ente a este problema. r(τ ) = 1−cos τ . dτ dv (1 − cos τ )z =− 3 . Acosta Humanez y la ecuaci´n de movimiento del tercer cuerpo est´ dada por o a d2 z z + = 0. 2 2. 2 + 1) 3 dt 2 (z Se aplican los pasos del teorema de Morales–Ramis 1. son los mismos del caso anterior. La ecuaci´n variacional normal EVN a lo largo de Υ est´ dada por o a dz dt dv dt = 0 8 − (1−cos τ )2 1 − cos τ 0 z .1 la componente identidad es abeliana. Consid´rese el caso en que e = 1 y la distancia de o una de los primarios al centro de masas O es r(τ ) = 1−cos τ . del cual nada se sabe.

q2 = p1 = 0. El sistema de Hen´n-Heiles est´ dado por o a 1 2 λ 3 2 H(q1 . 2 2 + q2 2 q1 2 Se sabe que este hamiltoniano es completamente integrable por ser el problema de dos cuerpos en coordenadas giratorias. 2) 3 2 3 (q1 + q2 2 (q1 + q2 ) 2 H(q1 . El problema planar restringido de los tres cuerpos. 2. Un caso integrable. q2 . Como curva integral particular Υ se toma q1 = p2 = 1. . q˙2 = p2 . q2 = −q1 +p2 . p˙1 = q2 + 6q1 .La teor´ de Morales–Ramis y el algoritmo de Kovacic ıa 51 integrable con integrales primeras meromorfas (la ecuaci´n diferencial o tiene una singularidad regular en el infinito). p1 . p1 . el primero es un caso integrable y el segundo es a no integrable. 5. 2 2 1 2 3 q˙1 = p1 . La ecuaci´n de movimiento est´ dada o a por q1 q2 q1 = q2 +p1 .3. p˙1 = − 2 ˙ ˙ +p2 . 2 2 3 Se considerar´n dos ejemplos.  1  −1 0 0 1 p1  dt dp2 0 −1 −1 0 p2 dt 3. El sistema de Henon-Heiles 1 2 3 H(q1 . p˙2 = 2q2 q1 . p2 ) = (p2 + p2 ) − q2 q1 − 2q1 . p2 ) = Se aplican los pasos del teorema de Morales–Ramis 1. q2 . El hamiltoniano correspondiente al problema de los tres cuerpos restringido al plano. La ecuaci´n variacional EV a lo largo de Υ est´ dada por o a  dq1     0 1 1 0 q1 dt  dq2  −1 0 0 1 q2  dt  dp  =   . con par´metro µ = 0 est´ dado por a a 1 2 1 (p1 + p2 ) + (q2 p1 − q1 p2 ) − . Sistema de Henon-Heiles. 5. de tal a forma que la ecuaci´n variacional normal EVN (utilizando el primer o bloque) a lo largo de Υ est´ dada por a dq1 dt dq2 dt = 0 1 −1 0 q1 . adem´s el segundo y el cuarto bloque son I2 y −I2 . q2 . Se observa que la matriz de la EV tiene dos bloques iguales: el primero y el tercero. p˙2 = − 2 −p1 . p2 ) = (p1 + p2 ) − q2 (A + q1 ) − q1 .2. q2 4. p1 . Se observa que 0 1 es una matriz con coeficientes constantes y −1 0 por lo tanto la componente identidad es abeliana.

Adem´s.52 ´ Primitivo B. El sistema de Henon-Heiles que ahora se considera es 1 2 H(q1 . Este sistema se transforma en d2 ξ = tξ . La ecuaci´n variacional normal EVN a lo largo de Υ est´ dada por η = XH (q1 (t))η. p˙2 = 2q1 q2 . la ecuaci´n de Airy presenta a o una singularidad irregular en el infinito y por lo tanto este sistema de Henon-Heiles no es completamente integrable mediante integrales primeras racionales. . 2 2 1 q˙1 = p1 . se procede a aplicar el o a algoritmo de Kovacic. Por la nota 2. t2 p1 = − 2 . Por el ejemplo 2. q2 = p2 = 0 . La ecuaci´n variacional normal EVN a lo largo de Υ est´ dada por η = XH (q1 (t))η. o a 2. C) que es un o o grupo conexo pero no es abeliano. Como soluci´n particular se toma o Υ : q1 = t . Acosta Humanez Se aplican los pasos del teorema de Morales–Ramis 1. q˙2 = p2 . t3 q2 = p 2 = 0 .2 (m = 3) se tiene que el grupo de Galois de esta ecuaci´n es la identidad. Se aplican los pasos del teorema de Morales–Ramis: 1.4. XH (q1 (t)) = 0 2q1 1 0 = 0 1 t 0 . XH (q1 (t)) = 0 12q1 1 0 = 0 12 t2 1 . este sistema se transforma en d2 ξ 12 = 2ξ. p2 ) = (p2 + p2 ) − q1 q2 . el cual es un grupo conexo abeliano. o Un caso no integrable. 2 p1 = 1. 0 Por el teorema 3. ˙ q1 = 1 . dt2 Como esta ecuaci´n est´ en forma de EDLR. p1 .4 se tiene que el grupo de Galois de esta ecuaci´n (denominada ecuaci´n de Airy) es SL(2. Como soluci´n particular se toma o Υ: 3 (q1 )2 = 4q1 . 2 p˙1 = q2 . o a 2. q2 . dt2 t 3.

dt2 Ahora bien. construir ejemplos de aplicaci´n del algoritmo de Kovacic a la teor´ de Morales–Ramis no es una tarea o ıa f´cil. sino o que tambi´n se presenta un algoritmo para algebrizar ecuaciones diferenciales e y se demuestra. XH (q1 (t)) = 0 f (q1 ) 1 0 = 0 1 r(t) 0 . Otros ejemplos. La teor´ de Morales-Ramis est´ en crecimiento ıa a y es una oportunidad para algunos investigadores avancen y aporten en esta l´ ınea. En general. por su colaboraci´n en la introducci´n de este o o art´ ıculo y por sus valiosas correcciones y sugerencias. Josep Masdemont por exhortarme a escribir en una forma divulgativa esta teor´ y por las correcciones que le realiz´ durante el curso ıa o mec´nica celeste. q2 . Agradecimientos: El autor est´ profundamente agradecido con las siguientes a personas y entidades que hicieron posible la elaboraci´n de este art´ o ıculo. . ıa Juan Morales–Ruiz.4 o si es la correspondiente a los ejemplos 2. Este sistema se transforma en d2 ξ = r(t)ξ . si r(t) hace parte del listado de las no integrables de la nota 2. usando una versi´n lig´ramente mejorada del algoritmo de koo e vacic (v´ase [2]) que si una EVN de un sistema hamiltoniano tiene coeficientes e polinomiales. o se pueden construir sistemas hamiltonianos tales que el grupo de Galois de su EVN no sea abeliana. No menos laborioso es construir un sistema hamiltoniano a partir de una soluci´n particular. ´ ´ Jesus Hernando Perez (Pelusa).3. En [4] no solo se da una respuesta a este problema. entonces el sistema hamiltoniano inicial no es integrable mediante integrales primeras (meromorfas o racionales).4. por motivarme en el tema de la Teor´ de Galois Diferencial. 1 H(q1 . entonces este sistema hamiltoniano es no integrable mediante integrales primeras racionales. y por sus valiosas o ıa sugerencias en la presentaci´n de este art´ o ıculo. 2 2 1 Se buscan las ecuaciones de Hamilton y se deriva el campo hamiltoniano para construir la ecuaci´n variacional. p1 . sobre todo del caso a 3. Conclusiones y comentarios finales. por motivarme en el estudio del algoritmo de Kovacic y su relaci´n con la teor´ de Morales–Ramis. p2 ) = (p2 + p2 ) − V (q1 . a ´ David Blazquez Sanz. Utilizando el resto de los ejemplos de la secci´n 2. 2.4.La teor´ de Morales–Ramis y el algoritmo de Kovacic ıa 53 5. de tal forma que ´sta quede o e η = XH (q1 (t))η. Hay muy pocos ejemplos del algoritmo de Kovacic. q2 ) .

Blazquez Sanz. Int´grabilit´ et Non-int´grabilit´ de syst`mes hamiltoniens (d’apr´s S. Marseille. 2002. Proleg´menos a los sistemas din´mio a cos. en cabeza del profesor Carlos a Montenegro. [14] E.org/abs/math-ph/0610010 [5] M. ´ [3] P. Abraham & J. Kovacic’s Algorithm and its Application to some families of Special Functions. por su invitaci´n para participar en la o Escuela de Verano y por su financiamiento para participar en el XV Congreso Nacional de Matem´ticas. Ramis.. Acosta Humanez & D. Differential Algebra and Algebraic Groups. Singer. Isaza Delgado. Churchill. edici´n especial de matem´ticas.. L. Rod & M. Hermann: Paris. H. C. Communication and Computing 15 (1992). a Sociedad Colombiana de Matem´ticas. Loday-Richaud. Universidad Nacional de Colombia 11. Phyllis J. por permitirme participar en el xv Congreso Nacional de Matem´ticas con esta conferencia. Acosta Humanez.. 211–246. Kolchin. Differential Algebra and related Topics. Acosta Humanez & J. [12] A. The Kolchin Seminar in Differential Algebra. 2002. An Algorithm for Solving Second Order Linear Homogeneous Differential Equations. 5–46. New York: Academic Press. 3–43. en cabeza a ´˜ del profesor Reinaldo Nunez. o a [9] R. (1986). 113–135 e [7] A. C. (2002). May. P´rez. n´m. D. [10] R. Second Ed.. Universidad Nacional de Colombia: Bogot´. Non-Integrability of some hamiltonian systems with rational potential. J. J. Colecci´n Textos. Li Guo. . (2004). [13] I. Campos. Audin. Sit Eds. J. 1998. Cassidy & William Y. An Introduction to Differential Algebra. La ecuaci´n de Riccati mediante grupos de Lie y algoritmo de Koo vacic. Una introducci´n a la teor´ de Galois difee o ıa rencial. 1973. (2005). Sobre las ecuaciones diferenciales lineales de segundo orden y el algoritmo de Kovacic. Bolet´ de Matem´ticas. Churchill. Cole e e e e lection SMF 8 Soci´t´ Mathematique de France. [15] J. E. e e [6] M. XXI Coloquio Distrital de Matem´ticas. ´ [2] P. Ast´risque 282. Symbolic Computation. Group-theoretic obstructions to integrability. City College of New York. Universidad Distrital Francisco a Jos´ de Caldas. Audin. F. C. Morales–Ruiz. Kaplansky. o a 209–220. 1957. Duval& M. William F. 2001. World Scientific Pub. e e e e e e Ziglin. Keigher. Les syst`mes Hamiltoniens et leur int`grabilit´. F. (2004). Differential Algebraic Techniques in Hamiltonian Mechanics. Campos Romero & J. Civilizar. http://arxiv. 2. a Referencias [1] R. S`minaire Bourbaki 2000-2001. ´ ´ [4] P.New York: Benjamin (1978). Cours Sp´cialis´s. Applicable Algebra in Engineering. Marsden. e u 884. ın a 138–149. e [8] D. [11] R. 4.54 ´ Primitivo B. 219–255. Churchill. Acosta Humanez Escuela de Matem´ticas de la Universidad Sergio Arboleda.). 15–48. Kovacic. Ergodic Theory and Dynamical Systems 15 (1995).-P. Foundations of Mechanics. Galoisian Obstructions to the Integrability of Hamiltonian Systems.

Eq. Sci. Th. On a Galoisian Approach to the Splitting of Separatrices. [32] J. Meromorphic non-integrability of Hamiltonian Systems. Barcelona. Proceedings of the XXXIII Symposium on Mathematical Physics. Galois’ dream: Group theory and differential equations. J. Por aparecer. & Dynam. Ramis. D. 58 (2002). Sci. A correction to the paper: Non-integrability criteria for Hamiltonians in the case of Lam´ Normal Variational Equations. Inst. ´ [34] J. Differential Galois Theory and Non-Integrability of Hamiltonian Systems. Ramis. [24] J. Sci. 144 (2) (1998). Inst. Differential Galois Theory. A Note on a connection between the Poincar´-ArnoldMelnikov integral and the Picard-Vessiot theory.Morales–Ruiz & J. Ram´ . NATO Adv. (2006). J. (2001). 1989. 48. Morales–Ruiz & C. Rep. P. Morales–Ruiz & C. J. Kovalevskaya. B Phys. 1994. J. Ramis. A Note on the Non-Integrability of some Hamiltonian Systems with a Homogeneous Potential. Birkh¨user: a Boston. S. 477–478. 2004. e [19] J. Morales–Ruiz. Proceedings e Theories asymptotiques et equations de Painlev´. Regular and Chaotic Dynamics 5 (2000). P. Dyn.M. MA. J. Morales–Ruiz. Morales–Ruiz & J. Morales–Ruiz & J.La teor´ de Morales–Ramis y el algoritmo de Kovacic ıa 55 [16] J. I. Ziglin and the Differe ential Galois Theory. J. Phys. Morales–Ruiz. University Lecture Series 7. Sci. (Ciudad?): Prolifics Inc. J. Acosta-Humanez. No. J. Magid Lectures on Differential Galois Theory. J. Morales–Ruiz & J. Morales–Ruiz & J. Ser. 331 (1994). J. Blazquez-Sanz. 253–259.. Ramis & C. Peris. Galoisian obstructions to integrability of Hamiltonian systems. 277–290. J. Universidad de Angers. 33-95. Morales–Ruiz. a ıa http://www-ma2. An Algorithm for Solving Second Order Linear Homogeneous Differential Equations. a [22] J. II. Math. Phys. 165–175. 1999. [27] J. 183–194. 1–2. Chaotic. 6 (3 (2001). Liapounov. Painlev´. Morales–Ruiz. Simo. C Math. J. J. Sistemas din´micos y teor´ de Galois. American Mathematical Society: Rhode Island MA. Morales–Ruiz & R. Morales–Ruiz. Simo. Morales–Ruiz. On the dynamical meaning of the PicardVessiot theory. P. J. Banach Center Publ. Non-integrability criteria for Hamiltonians in the case of Lam´ Normal Variational Equations. J. Diff.M. Forum FME-UPC. T´cnicas algebraicas para la no integrabilidad de sistemas e hamiltonianos. J. [28] J. Morales–Ruiz. J. Galoisian obstructions to integrability of Hamiltonian systems: statements and examples. [17] M.edu/primi/papers/abms. Birkh¨user: Basel. ´ [33] J. Ergod. Diff. [30] J. Integrability of Hamiltonian Systems and Differential Galois Groups of Higher Variational Equations. Fac. P. [20] J. 125–141. J. Peris. Bi-Hamiltonian systems and Lax represenırez tation NATO Adv. [23] J. 1993. A Remark About the Painlev´ Trascendents. Methods and Applications of Analysis 8 (2001). Tesis doctoral. Universitat de Barcelona.upc.. P. 8 (1999). Simon & P. e Eq. ´ [35] J. e . 129 (1996) 111–135. 97-112. Kovacic. [31] J. Ramis. [29] J. Methods and Applications of Analysis 8 (2001). e [21] J. J. Kuga. 533 (1999). Ann. Simo.pdf [26] J. 509-513. J. Toulouse Math. Morales–Ruiz & J. Methods and Applications of Analysis 8 (2001) 113-120. Ser. 251–272. Regul. Barcelona. [18] A. ´ ´ ´ [25] J. 2001. Sys. Galoisian obstructions to integrability of Hamiltonian systems.

J. Internae tional Conference on Differential Equations. (Recibido en abril de 2006. Sys. I. Van der Put & M. [39] M. Simo. Simon. Espanya e-mail: primitivo. 140–162. Galois Theory in Linear Differential Equations Springe–Verlag: New York. [40] S.. Morales–Ruiz & C. Acosta Humanez ´ [36] J. 25 (4) (2005). Eq. J. Algebraic proof of the non-integrability of Hill’s problem. Functional Analysis and Applications. Ergod. Th. Singer. Vols. L. 2. 759–762. On the solvability of the Lam´ Equation. Branching of solutions and nonexistence of first integrals in Hamiltonian mechanics. & Dynam. 1.56 ´ Primitivo B. 1991. 107(1) (1994). Simo & S. C. Morales–Ruiz & C.edu . J. 1237–1256.acosta@upc. ´ [37] J. Ziglin. ´ ´ [38] J. Picard-Vessiot theory and Ziglin’s theorem. Morales–Ruiz. Diff. Aceptado para publicaci´n en noviembre de 2006) o ´ Departamento de Matematica Aplicada II Universitat Polit`cnica de Catalunya e Barcelona. Barcelona. 2003. 16 (1982). Simo. 181–189. J.