You are on page 1of 3

El diseño gráfico como agente de control social

¿Cuáles son las consecuencias de pensar en nuestro obrar como un hacer multiplicador de voces ajenas? Prof. DG Carlos Carpintero
Carlos Carpintero es Diseñador Gráfico graduado en la Universidad de Buenos Aires. En la FADU-UBA ha ejercido cargos docentes en las materias Comunicación, Diseño y Tipografía. Titular de Diseño y Comunicación Visual en la Universidad de Ciencias Empresariales y Sociales (UCES). Titular de Tipografía, Teoría del Diseño, Comunicación en la Universidad Nacional de Lanús (UNLA). Ex titular asociado de Tipografía en la Universidad de Flores (UFLO). Integró equipos de investigación en la FADU-UBA (sobre tipografía latinoamericana), UNLa (comunicación visual no convencional) y Universidad Nacional de La Plata (cultura visual japonesa). Consejero directivo, integrante del comité académico y profesor de la Carrera de Posgrado en Diseño de Tipografía, FADU-UBA. Profesor del Programa de Posgrado en Identidad Corporativa, FADU-UBA. Autor de libros sobre diseño y tipografía, ensayista y conferenciante. Maestrando en Metodología de la Investigación Científica en UNLa.

Una pregunta El Diseño Gráfico es una práctica relativamente joven en lo que se refiere a la formalización de su discurso. Esa formalización camina de la mano de su ingreso en los claustros universitarios. Su extrema mutabilidad hace difícil establecer acuerdos sobre terminología y conceptos fundantes. Pero más allá de los problemas lexicales, hay otros más complejos y graves. Uno de ellos involucra la responsabilidad del diseñador sobre las comunicaciones visuales en las que participa. Esa responsabilidad suele estar disimulada bajo ficciones tranquilizadoras, que dejan de lado toda alusión nuestro rol como actores sociales. Entre estas ficciones sobre nuestro hacer hay una que es particularmente resistente. Se trata de la posibilidad de pensar en el borramiento del enunciador. El diseñador no se dedica a amplificar la voz de otros. El comitente no es el verdadero autor de los enunciados y único responsable por él, porque los enunciados no tienen origen. Lo dicho en una pieza gráfica (el "enunciado visual") no tiene principio. Nuestros clientes hablan con la voz de otros, y nosotros, como diseñadores, hacemos lo propio. No podemos evitar comportarnos como sujetos sociales cuando trabajamos, pues ello supone una acrobacia imposible: restarnos de la sociedad y la cultura que nos ha constituido, la cual le dice a nuestros ojos qué es visible y qué no, qué es bueno, claro y correcto, cuál es la norma y cuál es el desvío. Todo esto sin que tengamos noticias, así como buena parte del mundo se pasa la vida sin saber que habla en prosa. Cuando diseñamos, sumamos nuestra voz a una voz que ya es múltiple. Reflexionar sobre esta cuestión es importante para el Diseño Gráfico, por la responsabilidad que tenemos como actores sociales. Comparto entonces una pregunta: ¿cómo participa el Diseño Gráfico en el control social? Para empezar a responderla, hay que empezar por otras.

Socialmente establecido no quiere decir democráticamente acordado. define qué es lo mostrable y qué es lo visible. En cierto sentido. la denominación también incluye a los intentos por reencaminar esas conductas desviadas hacia lo socialmente aceptable y la minimización de los efectos de esas desviaciones. Por ejemplo. todas nuestras acciones o inacciones tendientes a evitar o reducir desvíos participan. No siempre el control social opera a partir de directivas sobre la conducta de los sujetos. los hospitales y las universidades. reproducido y legitimado constantemente a través de un discurso hegemónico (pero no absoluto). de clase). ¿Qué es un agente de control social? Todos somos agentes de control social. Y controlar una identidad significa operar restrictivamente en cuanto a las posibilidades y potencialidades de cambio de esa identidad. El control social no se construye a través del desarrollo de normas convenidas explícitamente entre todos los ciudadanos pensando en el bien común. el gobierno. buscando continuamente la reproducción y la legitimación en cada una de sus acciones. que se nutre de sí mismo. Podemos entonces preguntarnos quién es el que establece las normas en una sociedad. La familia. lo bueno y lo aceptable en cuanto a la imagen.¿Qué es el control social? Se llama control social a las acciones orientadas a la prevención de conductas consideradas desviadas en una sociedad. Es mucho más importante lo que el control restringe que lo que habilita. Si bien la identidad se constituye en la diferencia. la policía. por citar algunos ejemplos con distintos niveles de formalidad. . las empresas. burocrática. el discurso dominante debe disciplinar a las voces sociales disonantes. el concepto mismo de bien común es una eficiente construcción producto del control social. pero realmente lo que importa es que podamos pensar en esta cuestión como un proceso dinámico y permanente. En el intento de mantener su hegemonía. la condena o el castigo de las manifestaciones consideradas anormales. Lejos de representar una acción aislada de una elite dominante (política. La respuesta a esa pregunta es muy copleja. son efectivos agentes de control social. en los medios masivos de comunicación hay una hegemonía audiovisual que escribe el guión sobre lo correcto. reproducen y legitiman las estructuras de control. La norma y el desvío son construcciones que dependen de un paradigma dominante. ¿Cómo opera el control social? El desvío es en relación a las normas socialmente establecidas. Aquí estamos ante la paradoja del control social. De hecho. el objeto primero y último del control social es evitar la diferencia a través de las restricciones. la escuela. Porque el objeto de las normas no es otro más que la identidad.

por ofrecer otros discursos que relativicen. conductas). Porque promueve la formalización de acciones informales de control social. Por desvío entendemos aquellas acciones que tienden a dispersar la fuerza reproductiva del discurso dominante. o más activamente. . Porque señala los desvíos. contradigan y disputen la hegemonía establecida. Porque logra la creciente circulación de información tendiente a la consecución de la homogeneidad social y neutraliza.Pregunta de cierre ¿Por qué el Diseño Gráfico es un agente de control social? Porque reproduce a través de sus acciones modelos de identidad socialmente aceptables. ya sea por no participar en la legitimación de discursos o acciones dominantes. instituciones. Finalmente (y aquí es donde juega un rol fundamental en tanto agente) porque interviene activamente en la construcción de la imagen del desvío. critica o degrada la diferencia. Porque legitima simbólicamente a otros agentes de control (organizaciones.